Archivos de etiquetas: sacerdotes

A41 ALMA DE LA IGLESIA


25Cristo_Sumo_y_Eterno_SacerdoteHijitos Míos, en la Iglesia, como institución Divina, Yo dejé todo Mi Poder, al mismo Pedro Yo le dije todo lo que ates en la Tierra, atado quedará en el Cielo, lo que desates en la Tierra, desatado quedará en el Cielo”, con esto Yo le daba a entender, Mis pequeños, que Yo confiaba en los ministros de la Iglesia.

Ciertamente la pasión humana, el error humano, aún permanece en los ministros, pero para todos vosotros, laicos, el juicio hacia ellos, no se debe dar, es la oración y es el cuidado hacia ellos lo que debe predominar. Ellos tendrán que dar cuentas ante Mí, vuestro Dios, por la Misión tan grande que Yo le he dado al Sacerdocio.

Mis pequeños, es en la Iglesia en donde Yo he dejado Mi Poder. Poder para perdonar los pecados, poder para levantar al pecador a través de las Bendiciones reales y grandiosas que recibís de ella a través de los ministros.

sacerdote

Sí, Mis pequeños, Yo estoy Presente con ellos, en la Sagrada Eucaristía. Cuando ellos Me traen en la Transubstanciación, Yo Me hago Presente con sus palabras y por sus manos. Por el Poder que Yo les dejé a ellos, Yo les obedezco.

Esto es una realidad, Mis pequeños. Yo vuestro Dios, Omnipotente y Eterno, Me hago pequeñito y obedezco a los ministros de Mi Iglesia para venir a la Tierra en cada Misa. Yo Mismo, a través de ellos, os voy levantando a través de las Bendiciones que ellos os den…

Yo Mismo, a través de Mi Santo Espíritu, les voy dando las palabras, les voy dando el conocimiento para que vayan educando a los fieles, a todos vosotros. Yo Mismo voy santificando a las almas, a través del conocimiento de las Escrituras y del buen ejemplo que deben dar Mis ministros.

1Holy Trinity

Yo Soy el Alma de la Iglesia, la Santísima Trinidad Somos el Alma de la Iglesia.

Es una realidad que todos vosotros debéis aceptar y agradecer. Dios con vosotros en todo momento. No estáis apartados del Cielo, el Cielo baja para todos vosotros y está con vosotros en la Iglesia, en el conocimiento que se da a través de Ella a través de Mis ministros, en el consejo de los buenos sacerdotes, en el amor que se transmite a través de todos ellos.

Sabiendo todo esto y teniendo conocimiento de todo esto, Satanás ataca constantemente a Mis ministros, a los fieles, a la institución, a su unión. A su unión que ellos mismos, -Mis ministros- tienen con el Cielo.

5 mandamientos_iglesia

Vosotros como fieles, debéis mantener ésta unión y debéis mantener la vitalidad de la Iglesia, actuando según Mis Mandamientos y según los Mandamientos de la Iglesia, de ésta forma mantenéis ésa vida del Cielo aquí en la Tierra.

Ayudad  a vuestros ministros, que son tan fuertemente atacados por Satanás y sus secuaces. Orad mucho, para que no se den los “Judas” de éste tiempo que siempre habrá, desgraciadamente.

Vosotros pedid el espíritu de Discernimiento, para que os dejéis guiar por la santidad que Yo voy suscitando entre los fieles, a través de Mis ministros.

discernimiento

No dudéis de todo esto, Mis pequeños. Y no critiquéis, porque vosotros no sabéis juzgar correctamente. Simplemente, agradeced. Orad, daos por vuestros sacerdotes, por vuestros hermanos… Y mantened la vitalidad de la Iglesia con vuestros buenos actos y transmitiendo todo lo que Yo os di.

Pronto hijitos Míos, de donde debiera brotar Sabiduría, Amor y Enseñanzas, saldrá todo lo contrario; maldad, engaño, error.

Mis pequeños debéis pedir de todo corazón, la Sabiduría Santa en vosotros. El Discernimiento que os ayude a no caer en el Error y una Fe absoluta; para que no os dejéis llevar por los engaños de Satanás.

fe y fortaleza

Es una prueba fuerte, Mis pequeños. Como la que tuvieron que pasar Mis primeros discípulos, cuando vieron que su Mesías, su Salvador, era crucificado y moría. Me estaban viendo morir, cuando tanto les había dicho que Yo era Vida, que los defendería, que estaría siempre con ellos.

Ciertamente el hombre duda mucho, le falta Fe, Fe absoluta y por eso les decía que al menos tuvieran Fe del tamaño de una semilla de mostaza. Con esto les quería decir, que cuando menos tuvieran un poquito de Fe, pero Fe absoluta. Dudaron en Mi Crucifixión, corrieron cuando vieron que moría su Maestro, dudaban aún de Mi Resurrección. Tres años junto con su Dios y dudaron.

Vosotros también dudáis, Mis pequeños. Pero os daré también Mi Santo Espíritu, para que reforcéis todo lo que habéis aprendido, todo lo que habéis transmitido, todo lo que tenéis en vuestro corazón. Habéis perseverado y os daré grandes regalos, Mis pequeños, porque habéis estado Conmigo en los momentos difíciles y estaréis todavía en los más difíciles que vendrán.

CISMA

Pero Mis regalos, especialmente la Luz de Mi Santo Espíritu, os iluminará para que no caigáis en los errores de Satanás. Tendréis la Fuerza que tuvieron Mis primeros discípulos y los subsecuentes. Y os vuelvo a repetir, no dudéis, Mis pequeños, que vuestro Hermano no solamente está entre vosotros, está en vosotros.

Hijitos Míos, “vocación”, quiere decir “llamado”, sí, Yo voy suscitando vocaciones de diferente índole. Todos vosotros, almas que estáis sobre la Tierra, todos habéis recibido un llamado, una vocación.

Algunos seréis casados, otros solteros; algunos tendréis una profesión, otros tendrán otra; todos pertenecéis a Mi Cuerpo Místico y todos vosotros os complementáis. O debiera decir debierais complementaros perfectamente unos a otros.

000sacerdote y mártir

La vocación a la vida religiosa y en particular al sacerdocio, es un llamado hacia la vida espiritual, otros tendrán un llamado hacia lo profesional, algunos estáis llamados a curar cuerpos y otros a curar almas, otros a mantener en buen estado vuestra ciudad y otros a mantener bien los campos.

Si os dais cuenta y meditáis todo esto Mis pequeños, todo lleva un orden perfecto, que es el orden perfecto de la Creación. Y así os vais ayudando, como buenos hermanos que debéis ser. Y la Sabia Bendita que os va dando alimento, es Mi Gracia, es Mi Amor.

Todo se debe de dar en el Amor, la unión que deben de tener todas las celulitas de Mi Cuerpo Místico, es el Amor. Vosotros dais lo que recibisteis gratuitamente, dais a vuestros hermanos, unís a vuestros hermanos, agradecéis a vuestros hermanos, vivís para vuestros hermanos. Esto sería el orden perfecto.

cuerpo mistico la iglesia

Ciertamente la maldad de Satanás ha echado a perder todo esto desde el Principio de los Tiempos. Ya no se dan las cosas en gratitud, ya no agradecéis. Se venden los servicios, cuando se debieran dar gratuitamente.

Mis pequeños, debéis volver al orden primero, en donde fue Creado todo en perfección. Esto se tendrá que dar a través de la Oración. La Oración, Mis pequeños, tiene que ir dirigida fuertemente hacia lo espiritual, ciertamente que necesitáis lo material, lo físico, porque estáis en un mundo físico.

Pero debéis vosotros respaldar y sobre todo cimentar bien ó muy bien vuestra vida en lo espiritual, si no está bien cimentada vuestra vida espiritual, TODO, todo lo demás se derrumba. Eso lo sabéis perfectamente, que cuando no tenéis un buen soporte espiritual, un hermano vuestro se derrumba y tiende hacia el Mal.

00vocacion

Cuando estáis bien cimentados en el bien, que es Mi Bien, se dan frutos agradables y benéficos para todos vosotros. Por eso la vocación a la vida religiosa, al sacerdocio, es tan importante Mis pequeños, porque vosotros dependéis de ello.

 Ellos os ayudarán con su Oración, con su ejemplo, con su vida; a que todos vosotros estéis bien cimentados y que llevéis a cabo vuestra misión y vuestra vocación de acuerdo a Mis Planes; llevándolo todo con un espíritu religioso, con un espíritu Divino.

 Que actuéis en vuestra vocación siempre respaldados por el bien que debéis dar, en el cual debéis estar cimentados y de ésta forma siempre actuaréis en justicia y en amor, en respeto a vuestros hermanos y actuando en equidad, nunca aprovechándoos del bien que recibisteis hacia vuestros hermanos.

AV sacerdote otro cristo

 Siempre dando, porque habéis recibido gratuitamente y así, de ésa forma, también vosotros recibiréis de vuestros hermanos. Según como actuéis, vosotros recibiréis.

Así pues, ayudad a vuestros hermanos, que han recibido la vocación religiosa, porque ellos son indispensables para la vida del hombre, ellos son los que os darán el Alimento para el alma y sin ése Alimento vosotros no sois nada; sois como la sal insípida, cuando no tenéis Fe.

Cuando no tenéis soporte espiritual, el hombre no vale, el hombre ya no es en sí creatura de Dios, se vuelve instrumento de Satanás y vosotros no fuisteis creados para ello, Mis pequeños. Sois Míos, pertenecéis al Cielo y todo porque debéis estar cimentados en ésa vida íntima Conmigo, con vuestro Dios.

000persecucion

 Soy vuestro Hermano Jesucristo y Me duele mucho el ver lo que está padeciendo Mi Iglesia.

Mis pequeños, os di un gran regalo que está entre vosotros, en el mundo: Mi Presencia Viva con vosotros, Mi Cuerpo, Mi Sangre, Mi Presencia, Mi Madre, el Cielo entero en la Iglesia. Los templos, si vosotros los vierais, resplandecen entre la negrura que Satanás ha diseminado por toda la Tierra.

Debierais llegar a los templos como islas de salvación, donde llegarais verdaderamente a llenaros de Mi Gracia, de Mi Amor; para nuevamente salir al mundo y seguir atacando la Maldad de Satanás, que se ha posesionado de una gran cantidad de almas. Y porque no acuden a Mí, porque no vienen a verMe, fácilmente son presas de Satanás.

000lucifer en el vaticano

Mis pequeños, ciertamente Satanás también se ha introducido dentro de Mi Misma Iglesia, ya no brilla lo que debiera brillar, ya no se obtiene de ella el Alimento Santo que vosotros debierais tomar. Pero la Fe de vosotros es la que sigue manteniendo ése brillo, porque vosotros también sois Iglesia.

Mientras haya un alma que esté Conmigo, seguiréis recibiendo Mis Bendiciones en Mis Templos por vuestra Fe y porque Me buscáis, Mis pequeños. Porque sabéis que Yo Soy Fuente de Sabiduría, Fuente de Gracias, Fuente de Amor, Fuente de Perdón. Y de esto ya no os acordáis ni os acercáis a Mí, manteniendo vuestra alma llena de Pecado y de Maldad.

Si os acercarais a Mí, aunque fuera quince minutos diarios en algún Templo, a solas Conmigo; pidiendo perdón por vuestras faltas y la de vuestros hermanos ¡Oh! Mis pequeños, cuánto se lograría…

eucaristía niño adorando al santísimo sacramento Cuánto lograríais cada uno de vosotros por el bien de innumerables almas, por su salvación y para que se diera la Luz que debe eliminar las Tinieblas en las que ahora estáis rodeados.

Mis pequeños, debéis mantener ésa Luz en vosotros mismos y debéis transmitirla con la Fe que tenéis, porque Me buscáis y sabéis que cuando Me buscáis realmente, Yo Me dejo alcanzar. Pero hay tantos hermanos vuestros que ya no tienen ésa Fe… O no sienten necesitarMe.

¡Cuánta frialdad hay en tantos corazones! La Maldad que antes os rodeaba, ahora se ha introducido en innumerables corazones. La Oración la habéis hecho a un lado y ésta puede producir grandes milagros en corazones ya trastornados, obscurecidos y maltratados por el Pecado.

CORAZÓN MALTRATADO Y HERIDO

No os apartéis, Mis pequeños, de la oración, de los Sacramentos. Sed Luz en estos tiempos de Tinieblas os lo he pedido tanto, ahora que en éstos momentos más lo necesitaréis; porque será el Golpe Final de Satanás, su presencia entre vosotros. Presencia Satánica, haciéndose pasar por Mí, vuestro Dios, vuestro Salvador.

Deberéis tener mucho cuidado, Mis pequeños. La Obscuridad, la Maldad, querrá volverse Luz y muchos le seguirán.

Os he preparado por mucho tiempo, vosotros seréis guiados por Mi Sabiduría, por la Luz del Espíritu Santo, por el Amor del Padre; para que el que viene a engañaros no os pueda afectar. Y vosotros podáis ayudar con vuestra predicación, a que vuelvan por el buen camino.

Cristo e il falso Messia l'antiCristo

Ciertamente será una tarea difícil, porque seréis rechazados. Porque será tanta la fuerza de éste Ser Malvado, que atraerá a las masas, que vosotros no sabréis qué hacer.

Por eso os repito, es el golpe final del poder de Satanás. Y su fuerza es tremenda contra vosotros, pero no contra Mí y si Yo estoy en vosotros, no os preocupéis. Momentos difíciles tendrá la Humanidad, especialmente aquellos que se han separado de Mí, de Mis Enseñanzas, de Mi Ejemplo y de Mi Amor.

Acudid en todo momento a Mí, Mis pequeños. Porque vuestra fuerza es nula prácticamente, ante el poder de Satanás. Solamente con Mi Fuerza podréis vencerle y a ayudar también a hermanos vuestros a que encuentren el buen camino, que encuentren la Luz que los salvará.

24LA PRECIOSA SANGRE DE CRISTO

 La Santa Iglesia es Mi Presencia Viva entre vosotros. En ella tenéis Mi Cuerpo, Mi Sangre, Mi Divinidad. Ella Me está representando en estos momentos de la humanidad. Mi Iglesia padecerá junto con vosotros, lo que Yo padecí en Mi Cuerpo.

Mis pequeños, en estos momentos estáis viendo la Traición y vendrá la Muerte. Algunos, se alegrarán con la Muerte de la Iglesia. Sentirán que son libres, que ya no hay Leyes ni Mandamientos que los estén presionando o les estén coartando su libertad, como lo sienten ellos.

Para los que estáis Conmigo, será Llanto Desolación. Y quisierais estar al pie de la Cruz, como en aquél tiempo; cuando morí por vosotros. Se dividirá la humanidad entre los que están Conmigo y los que Me atacan.

trigo-cizaña

Será un tiempo difícil para los que Me aman, porque serán muchos más los que Me odian. pero no os traigo solamente malas noticias, porque después viene Mi Resurrección en Mi Iglesia. Viene lo bello, viene el Regalo para los que son fieles, para los que Me aman, para los que no se quieren separar de Mí.

Hace tiempo cuando empezaron éstos Mensajes, os dije que no os fijarais en los Acontecimientos de la Purificación. Que éstos se tenían que dar, sino que os fijarais y pusierais toda vuestra esperanza, en el Regalo tan Grande que os voy a dar después… Y ahí es donde quiero que estéis vosotros, los que Me amáis…  

En ésa Esperanza de la Resurrección, en ésa Nueva Vida que os voy a dar a todos vosotros, los que perseverasteis. Los que Me buscasteis, los que quisisteis estar Conmigo a pesar de los ataques de vuestros hermanos.

heroismo sacerdotal

Será un tiempo bellísimo, será un tiempo santísimo, os acordaréis remotamente de la Tribulación que pasasteis y ni siquiera os importará… Porque será tan bello lo que os daré, que ése regalo os hará olvidar prácticamente, todo lo que tuvisteis que pasar para llegar a ése momento tan grande y bello que ahora os estoy adelantando.

Luz bellísima, Paz total, Amor, os envolverán. Conviviréis como verdaderos hermanos, como lo que realmente sois, con el Amor fraterno que se vive en el Reino de los Cielos.

No os imagináis Mis pequeños, tantas bellezas. Y por eso os pido que os mantengáis en ésa Esperanza, que es un Regalo Real que os voy a otorgar a vosotros, el resto fiel. Vosotros, los que estaréis envueltos en Mi Amor.

00garden-of-eden-2

Os amo, Mis pequeños. Manteneos Conmigo, sed los Cristos que daréis ejemplo en éstos tiempos, a las generaciones actuales y a las futuras.

 Con todo lo que os he explicado y enseñado, quiero que os volváis Almas de Oración; como Yo, vuestro Hermano Jesucristo lo fui y lo sigo siendo. Sed almas de Oración; de oración profunda, de oración salvadora, de oración de intercesión, de oración de agradecimiento, de oración de vida.

Mis pequeños, lo que necesito de vosotros es vuestra disponibilidad para que se derrame Mi Santo Espíritu sobre vosotros y Él os vaya llevando por ésos Caminos de Oración… Y sobre todo, para que pidáis por las necesidades más apremiantes que vosotros posiblemente ni conozcáis.

como-orar-para-que-mis

Veis lo que se puede ver con vuestros ojos, pero no veis lo que está en el corazón del hombre; que es lo que Yo veía y sigo viendo Mis pequeños. Y por eso os pido que pidáis ésa Gracia de poder orar por los corazones abatidos, los corazones llenos de Maldad; los corazones pecaminosos, los corazones que no tienen Virtud, que no la transmiten, que no la viven.

Ciertamente vosotros podéis aparentar actuar en el Bien, pero vuestro corazón puede estar con el mismo Satanás, el Enemigo. Y a eso Me refiero Mis pequeños, a que oréis de corazón a corazón. Que vuestro corazón vaya al corazón de todos vuestros hermanos que están alrededor del mundo y que muchos de ellos necesitados, muy necesitados de Oración están.

Satanás engaña a las almas, las aprisiona, las llena de cadenas y vuestra oración puede hacer grandes milagros hacia éstas almas que no ven ninguna salida a ésa prisión en la que están y al estar acechadas por Satanás, lo único que producen, es Maldad.

00pecado camilla-2-fano

Os he dicho Mis pequeños, que Mi Sangre Preciosa, Mi Amor, Mi Donación; pueden hacer grandes Milagros en vuestros hermanos que tanto Me necesitan… No desperdiciéis las armas espirituales que tenéis para protegeros contra Satanás.

La Oración sencilla, la más sencilla que salga de vuestro corazón, que Yo ejemplificaba como la de los niños; es la que llega directamente a Mi Corazón. Y esas oraciones sencillas, no rebuscadas; son las que prefiero, Mis pequeños.

Vosotros estáis viendo la necesidad de vuestros hermanos y aún vuestra propia necesidad y lo único que quiero escuchar de vosotros es simplemente una palabra, “Ayúdame”. Cuando estáis en gran necesidad no escogéis palabras rebuscadas. Escogéis lo primero que sale de vuestro corazón y eso es lo que Yo recojo, Mis pequeños…

oracion

 Y eso es lo que Yo necesito en estos tiempos, el “ayúdame” y,sobre todo, el ayúdanos”, porque en ése momento se está dando la Caridad en vuestro corazón. Ya no os estáis viendo solamente a vosotros mismos, estáis viendo por vuestros hermanos.

Mucho amor necesitáis, Mis pequeños. PedídMelo, que es el Amor con el que Yo Me nutrí para salvaros, el Amor del Padre, ofreciéndoLo y ofreciéndoMe por vuestra salvación. OfrecedMe pues vuestro amor y Mi Amor por vuestra salvación y la de los vuestros.

OfrecedMe nuevamente al Padre, dadLe a Él toda Mi Vida, todas Mis Acciones, todos Mis Pensamientos, Mis Oraciones, Mis Sacrificios. Cada segundo de Mi Vida, dádseLo a Nuestro Padre, para que Él tenga Misericordia sobre vosotros. Entregaos también vosotros mismos… Entregad vuestra pequeñez vuestra nada, pero unida a Mis Potencias Divinas y así lograréis, Mis pequeños, un cambio grande en la Humanidad.  

cruciif-ya-no-vivo-yo-mas-vive-cristo-en-mi1

Recordad que un alma donada totalmente a Mi Voluntad, puede lograr grandes Milagros y grandes cambios para toda la humanidad y aún para el Universo entero.

Sed Mis pequeños, de ésas almas que se donen totalmente a Mí, vuestro Dios.Para que Yo os pueda ofrecer al Padre y podáis ser Instrumentos de grandes bendiciones sobre vuestros hermanos.

Os Bendigo Mis pequeños. Y ésta Bendición que ahora les doy, os servirá para éstos momentos difíciles, para la Gran Purificación y para quitarle el poder a Satanás.

alma luz3

Mi Amor os purifique, os santifique y os proteja de todo mal, Mis pequeños, así sea.

Que Mi Amor os cubra, os proteja y os llene de Bendiciones; para que vayáis preparando el Camino de Regreso a vuestro Dios y Salvador entre los hombres.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

jesusbendice

http://diospadresemanifiesta.com/

A4.- ABOMINACIÓN DE LA DEVASTACIÓN


Cristo Rey

17 mar 2013 UN MENSAJE PARA LOS SACERDOTES Y PARA TODOS AQUELLOS SIERVOS SAGRADOS MÍOS, QUE HAN ENTREGADO SUS VIDAS A MI SAGRADO SERVICIO.

Traducción latinoamérica

Domingo 17 de marzo, 2013 a las 18:50 hrs.

Mi amadísima hija, este es un mensaje para los sacerdotes y para todos aquellos siervos sagrados Míos que han entregado sus vidas a Mi sagrado servicio.

Mis amados siervos, deseo que obedezcáis las Leyes de la Iglesia y a aquellos a quienes debéis mostrar obediencia en Mi Santo Nombre.

No debéis nunca abandonar vuestros deberes para con la Iglesia y debéis continuar sirviéndome como siempre.

Por favor administrad todos los sacramentos como antes, pero con aún más diligencia. Atiendan como siempre, a vuestros sagrados deberes.

Vuestro deber es para con los hijos de Dios y debéis guiar a vuestro rebaño. Permaneced fieles a Mis Enseñanzas en todo momento.

buen_pastor

No seréis vosotros, mis valiosos siervos, los que abandonaréis a Mi Iglesia sobre la tierra. No será a través de vuestro obrar que las Leyes dentro de Mi Iglesia sean cambiadas, para abrazar nuevas doctrinas.

Permaneceréis fieles a los servicios de Mi Iglesia y llevaréis a cabo vuestras funciones hasta el día terrible: Este será el día en que Mi Santa Misa será cambiada más allá del reconocimiento.

Serán los enemigos de Dios, que se han infiltrado en Mi Iglesia sobre la tierra, quienes os empujarán lejos de Mí.

illuminati

Al presentar la nueva Misa, os quedaréis sin ninguna opción; porque sabréis que ya no se ofrecerá la Santísima Eucaristía.

Será entonces cuando la Verdad finalmente se os dará a conocer, aunque estaréis conscientes de las señales antes de ese momento.

Cabras-peleando-IMG_ IMG_5933

Las señales incluirán nuevos extraños modos de oraciones modificadas, Satanás ya no será más denunciado y los Sacramentos serán manipulados con el fin de incluir otras denominaciones.

carneros-templo-amon

Os pondréis intranquilos, sin embargo sentiréis una obligación de permanecer fiel a Mi Iglesia.

Será entonces que la Existencia de Mi Iglesia en la tierra será vuestro único medio de supervivencia,

si vais a permanecer fieles a Mis Enseñanzas.

2493

Cuando Mis Enseñanzas, Mis Sacramentos y Mi Santa Misa sean cambiados, no permitáis ser engañados.

Si no os adherís a Mis Leyes, entonces vosotros me entregaréis.

Para las otras iglesias Cristianas, os advierto que esta infestación se extenderá también a vuestras iglesias.

Jesus_147

Con el tiempo, será difícil para vosotros honrar Mis Enseñanzas en la forma en que se les dio al mundo.

Todos los Cristianos sufrirán bajo el régimen del falso profeta y su cohorte, el Anticristo,

cuyo rostro pronto se transmitirá en todo el mundo, como el líder más influyente de todos los tiempos.

Vuestro Jesús

www.jesushabla.com

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARIA DE LA DIVINA MISERICORDIA

N11.- LA ABOMINACION


SACERDOTE SUPREMO

SACERDOTE SUPREMO

Mi Sagrada Eucaristía todavía debe ser recibida por vosotros…

05.03.2013 10:14

MILAGRO EUCARÍSTICO

MILAGRO EUCARÍSTICO

Traducción Latinoamérica

Miércoles 27 de febrero 2013 a las 15:30 hrs.

Mi amadísima hija, las Misas diarias continuarán por algún tiempo, e insto a todos Mis seguidores a continuar asistiendo a ellas, como antes.

Mi Sagrada Eucaristía todavía debe ser recibida por vosotros.

No debéis de dejar vuestro Sacrificio diario, ya que no seréis vosotros los que seréis obligados a tomar esta decisión.

TRANSUBSTANCIACIÓN

TRANSUBSTANCIACIÓN

Será declarada una diferente forma de sacrifico para Dios y sabréis, inmediatamente, cuando esto ocurra, porque la práctica de la Santa Misa será detenida por el falso profeta.

En el lugar de la Santa Misa habrá un ritual mundial PAGANO.

Y vosotros, Mis amados seguidores, bendecidos con el Don del Espíritu Santo lo reconoceréis, por lo que será.

No debéis abandonar nunca a la Iglesia que le di al mundo, la cual está basada en Mis Enseñanzas, y en el Sacrificio de Mi muerte en la Cruz, entregada a vosotros con los Dones más Sagrados.

SACRAMENTOS

Vosotros, Mis amados seguidores, son mi Iglesia.

Mis amados sacerdotes y clérigos, bendecidos con el Don del Espíritu Santo, nunca Me abandonarán. Ni tampoco a vosotros.

Y así, Mi Iglesia vivirá, ya que nunca puede morir. La Iglesia es Mi Cuerpo en la tierra, y por lo tanto, nunca puede ser destruida. Sin embargo, será aplastada, atormentada y descartada

Trento

Y luego será dejada en el desierto para que muera. Aunque cada intento por destruir cada último bocado de vida será realizado por Mis enemigos, Mi Iglesia se levantará de nuevo. Sólo recordad, ella nunca morirá, aunque pueda parecer así.

Mi Iglesia en la tierra será reducida en tamaño y se convertirá, sin culpa propia, en el ejército remanente.

Mi Verdadero Vicario, descartado,

¡ADIOS BENEDICTO XVI!

¡ADIOS BENEDICTO XVI!

Luchará para guiar a los hijos de Dios con lo mejor de su capacidad.

Seré Yo, Jesucristo, quien os guiará, levantará y librará del mal, el cual será obligado a vosotros.

 Un mal que llegará a un final abrupto y terrible, para todos los que se pongan del lado del Anticristo y sus esclavos.

2VENIDA

Vuestro Jesús

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

MARÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA

N6.- “¡IBIS AD CRUCEM! I, MILES, EXPEDI CRUCEM.”


IGLESIA SENTENCIADA

IGLESIA SENTENCIADA

(¡Va a ir a la Cruz!) (A un soldado la cruz del problema)

Y Pilatos baja del Pretorio sin voltear a ver ni a la gente que mete confusión, ni al Hombre que ha condenado. Sale del atrio y se retira al interior de su palacio.

JESUS ES SENTENCIADO

LA MISMA SENTENCIA HA SIDO APLICADA A LA IGLESIA

“¡Ibis ad Crucem! I, miles, expedi Crucem.”

RECIBIENDO LA CRUZ

Jesús se queda en medio del atrio de la Torre Antonia bajo la custodia de los soldados, en espera de la Cruz…

Detrás de la columna, Juan se cubre la boca para ahogar un grito de dolor… Es hora de ir por la Madre

1pretorio-inicio camino al calvarioHA SIDO CARGADA CON LA CRUZ Y VA A INICIAR SU CAMINO AL CALVARIO

¿CÓMO SUCEDIÓ ESTO?

Divine Mercy

LA MASONERÍA SE HA INFILTRADO EN MI IGLESIA SOBRE LA TIERRA Y PRONTO EL CISMA, TAL Y CÓMO FUE PROFETIZADO, CREARÁ DIVISIÓN Y DESCONCIERTO ENTRE MIS SIERVOS FIELES.

Miércoles 13 de Febrero 2013, 11:20 am

Mi hija amada, hay un grito en el cielo en este momento, al ver como la Corona de Espinas desciende a abatir  mi Cuerpo, la Iglesia Católica, en la tierra.

Esta profecía dada a tí con mucho detalle en los últimos dos años, está sucediendo. Ahora mis revelaciones dadas a otros, pronto se harán realidad.

Muy pocos de mis siervos sagrados serán capaces de ignorar mis súplicas a la raza humana, en esta hora intempestiva en su tiempo.  Pues ellos, el grupo de malvados, han comenzado su campaña para librar a la tierra de la verdad de Mis enseñanzas.

Mi Vicario Santo se ha visto obligado a esta acción y van a sufrir mucho como consecuencia de ello. (La Renuncia)

PONTÍFICE Y MÁRTIR

PONTÍFICE Y MÁRTIR

La Masonería se ha infiltrado en Mi Iglesia sobre la tierra y pronto el Cisma, como fue predicho, creará división y desconcierto entre Mis siervos fieles.

Muchos no tienen idea sobre el engaño con que se están presentando. Tampoco saben que el fundamento de mi Iglesia, la Iglesia Católica, ha sido reducido a polvo.

En su lugar, se levantará la Abominación y YO voy a intervenir y enviar señales para advertir a todas las almas DE LA IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN, de modo que puedan discernir la verdad, de la ficción.

ORANDO-ALA-VIRGEN

No es el colapso de la Iglesia Católica que pronto será evidente, el que dividirá al mundo.

Será su participación en la creación de una Nueva Iglesia del  Mundo, una única religión mundial, que introducirá el paganismo y la idolatría.

El falso profeta ha sido MUY BIEN PREPARADO y su tiempo llegó.

En colaboración con el Anticristo que llevará al mundo al borde del desastre… Pondrán al mundo de rodillas, pero NO VA A SER A DIOS al que le rendirán homenaje, será a la Bestia.

virgen-salette-llorando

VIRGEN DE LA SALETTTE

Insto a todos mis discípulos, mis seguidores cristianos en todas partes, a mantener la calma. Oren por la paz.  Y permítanme a Mí su Jesús, ser el que les guíe desde este momento. 

SACERDOTE SUPREMO

SACERDOTE SUPREMO

Hago un llamado a todos Mis cardenales, mis obispos y a mis siervos sagrados, (sacerdotes) para unan a su rebaño y se mantengan fieles a mis enseñanzas.

Presten mucha atención a lo que se les pedirá que prediquen. Porque ello va a cambiar. Sus homilías serán diseñadas y escritas, para un mundo secular y no tendrán ninguna sustancia.

En un intento por modernizar a la Iglesia Católica, esto es lo que se presentará a ustedes: La promoción de “todo incluido” en las congregaciones.

Todas las religiones en una sola, la llamada Iglesia Cristiana Unificada.

Todos los signos externos, pueden al principio parecer lo mismo, pero eso es lo que se supone que verán.

VIRGEN DE LA SALETTE

VIRGEN DE LA SALETTE

Poco a poco será deformada y ya no reconocerán Mi Sagrada Escritura, verán como nuevas palabras, nuevas frases y nuevos formatos para la presentación de los Sacramentos, serán colocadas delante de ti.

Habrá un pánico entre los verdaderos sacerdotes fieles conservadores, que estarán alarmados por el nuevo formato moderno que la Iglesia acogerá. Será cuándo pondrán en marcha un nuevo tipo de iglesia moderna alternativa.

SANHEDRÍN DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

SANHEDRÍN DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Será a través de la red de la Masonería, que se ha infiltrado en todos los rincones de la Iglesia Católica, los gobiernos y los medios de comunicación, que esta abominación se presentará como una gran innovación.

Este es el comienzo del fin. Mi Presencia será discretamente desterrada por la nueva ceremonia de las Misas.

Toda la pompa y la ceremonia disfrazará un tabernáculo vacío, pues Mi Presencia Divina, ya no será permitida por Mi Padre.

Ustedes deben permanecer unidos y si son católicos, seguir asistiendo a misas diarias y recibiendo la Santa Comunión. 

Pero todos los cristianos deben saber que ellos también serán atraídos a la Nueva Religión Mundial, trazada por las naciones que están en contubernio con los traidores de Mi Iglesia Católica.

Quieren crear una fachada secular, humanista…Fachada, que disimula el mal que será promovido, de manera sutil.

La batalla ha comenzado. Pero ustedes, Mis amados seguidores, son más fuertes de lo que creen.

Estoy aquí siempre. Y los he preparado bien.

SagradoCorazonDeJesus2

Para sobrevivir, ustedes deben rezar ésta Oración:

Cruzada de Oración (100) Para la supervivencia del cristianismo

“¡Oh, querido Jesús, te ruego que nos des las habilidades para sobrevivir a las pruebas que enfrentamos, ya que el último y verdadero Papa, ha terminado su misión para Ti.

Ayúdanos a mantenernos firmes ante el abuso terrible que ahora tendremos que enfrentar a causa del Colapso de la Iglesia, que una vez conocimos.

Nunca permitas que nos aparten de la Verdad de Tu Palabra Divina.

Ayúdanos a permanecer en silencio, cuando los ataques sean colocados sobre nuestros hombros, para atraernos a darte la espalda a Ti, Amado Jesús y a los Sacramentos que le diste al mundo.

Colma a tu Ejército con el poderoso amor que necesitamos, como un escudo para protegernos contra el Falso profeta y el Anticristo.

Ayuda a Tu Iglesia en la tierra para difundir y multiplicarse, para que puedan adherirse a la verdad y así ayudarte a guiar a nuestros hermanos y hermanas en el Camino de la Verdad que nos prepare adecuadamente para Tu Segunda Venida. Amén “.

kingcomingagain

No se preocupen, discípulos míos. Todo está en Mis Manos Sagradas. Sean pacientes. No justifiquen ninguna de sus acciones, en mi Nombre. Ustedes no necesitan defenderse. Todo lo que tienen que hacer es proclamar Mi Palabra.

SU JESÚS QUE LOS AMA

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

MARÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA

P1.- SOLO MANOS CONSAGRADAS


cruz-eucaristia

¡NADIE MÁS FUERA DE MIS SACERDOTES Y MINISTROS PUEDE TOCAR MI HOSTIA SANTA!
FEBRERO 15/2013 – 8:15 A.M.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A SUS SACERDOTES Y MINISTROS Y AL MUNDO CATÓLICO EN GENERAL

Mis hijos predilectos, mi amado rebaño, que mi paz esté con vosotros.

Qué tristeza siento al ver que muchos de mis sacerdotes y ministros ya no ejercen mi ministerio sacerdotal, han delegado en mis hijos laicos la potestad de repartir mi cuerpo y mi sangre. ¿Quién os dijo pastores de mi rebaño, que los laicos pueden ejercer mi ministerio sacerdotal?

Jesus Sacerdote

Acordaos de mis palabras cuando instituí el sacramento de la eucaristía en mi última cena con mis discípulos: Tomó pan, lo bendijo y dando gracias al cielo, lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: Esto es mi cuerpo, que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío. Y luego tomó el cáliz, diciendo: Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre, que es derramada por vosotros. (Lucas 22, 19. 20).

corpo-e-sanguee

Sólo a vosotros que sois los representantes de mis apóstoles, se os ha dado la potestad de repartir mi cuerpo y mi sangre. Nadie más fuera de mis sacerdotes y ministros puede tocar mi Hostia Santa.

Os lo repito: Sólo manos consagradas de mis sacerdotes y ministros pueden repartir mi santa comunión. Mis hijos laicos jamás podrán suplantar a mis ministros, porque de hacerlo cometen sacrilegio.

Mis hijos laicos deben de participar en mi Iglesia llevando a cabo otras funciones, pero nunca suplantando en mi ministerio sacerdotal a mis sacerdotes y ministros.

ieucaristiamisa2jesus

Hijos predilectos, este ultraje que se viene cometiendo a mi divinidad constituye una falta grave que va en contra de mi evangelio y doctrina de mi Iglesia. Esto no proviene de Mí, esto es obra de mi adversario y sus agentes del mal, infiltrados en el interior de mi Iglesia. El cielo llora conmigo viendo todos los ultrajes que se están cometiendo contra mi divinidad de parte de muchos de mis predilectos.

Eucaristia1

Mi adversario se burla de Mí, en muchas de mis casas al ver la forma como soy ultrajado por muchos de vosotros.

Cada ultraje a mi divinidad son azotes que recibo de parte de mis amados; ¡parad ya de ofenderme, no sigáis ultrajándome! Recapacitad pastores de mi rebaño, recapacitad pueblo mío, para que mañana no tengáis de qué lamentaros.

Porque en verdad os digo: De la forma como me tratéis, seréis también vosotros tratados cuando os presentéis ante Mí. Os aseguro, que así como no tenéis misericordia conmigo, así también no habrá para vosotros misericordia cuando os llame a pediros cuenta de vuestras acciones.

Corregid pues vuestra actitud, mis amados hijos, para que mañana cuando lleguéis a la eternidad podáis ser justificados. Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca. Jesús Sacramentado, El Amado, que no es amado.

Benedicto XVI-eucaristia-adoracion

Dad a conocer mi mensaje en todas mis casas.

www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.

NOTA: La letra P antepuesta al número de los caps. significa que pertenece a  la pag. PONTÍFICE ETERNO

224.- EL TEMPLO PROFANADO


1-entierro-de-cristo-vidal-gonzc3a1lez

A María se la llevan y los dos sacerdotes con una esponja lavan el cuerpo de Jesús. Lo ponen sobre la sábana limpia. Luego lo untan con ungüentos, lo cubren con el Sudario y otros lienzos.

Y salen al huerto silencioso en medio de la luz crepuscular, que va a dar paso a la noche. Se corre la pesada piedra del sepulcro que sella la entrada.

La pequeña comitiva sale del huerto, rumbo al Cenáculo. Van adelante José y Juan. Nicodemo va detrás con las mujeres…

Y se topan con Elquías que dice furioso y con sarcasmo:

–                       Todos saben que entraste a la casa de Pilatos, profanador de la Ley. Darás cuenta de ello. ¡La Pascua se te prohíbe! Estás contaminado…

José responde:

–                       También Tú, Elquías. Me tocaste y estoy cubierto todo con la sangre del Mesías y de su sudor mortal.

2gota-calvario

–                       ¡Ay horror! ¡Lejos! ¡Esa Sangre, lejos!

–                       No tengas miedo. Ya te abandonó. Y te maldijo.

–                       También tú eres un maldito. Y no vayas a pensar, ahora que andas del brazo con Pilatos, que podrás substraer el cadáver. Ya hemos tomado nuestras providencias para esta jugada tuya.

Las mujeres se detuvieron con Juan. Nicodemo se adelanta y se une a José de Arimatea.

José replica:

–                       Ya veo… ¡Perversos! ¡Tenéis miedo aún de un muerto! Pero de mi huerto y de mi sepulcro hago lo que me plazca.

1jsepultura

Elquías amenaza:

–                       Lo veremos.

–                       Lo veremos. Apelaré a Pilatos.

–                       Sí. Fornica ahora con Roma.

Nicodemo da un paso adelante y responde:

–                       Mejor con Roma que con el Demonio. Que con vosotros, ¡Deicidas!… Por otra parte dime, ¿Cómo te sientes con alas? Hace poco huías presa del terror. ¿Ya se te está pasando?

¿No se incendió una casa tuya? ¡Tiembla! ¡El castigo no ha terminado! Apenas empieza… Y es como la Némesis de los paganos que está amenazándote. Ni guardias, ni sellos impedirán al Vengador de levantarse y castigar.

–                       ¡Maldito!

Elquías se vuelve violentamente y choca contra las mujeres. Comprende…

Mira a la Virgen y le lanza un insulto soez.

Juan da un brinco de pantera; se le echa encima y lo arroja por tierra apretándolo con las rodillas y con las manos enclavadas en su garganta…

Furioso le grita:

–                       Pídele perdón o te estrangulo, demonio.

Y no lo suelta hasta que el maltratado fariseo, oprimido y medio asfixiado…

Elquías grita:

–                       Perdón.

4fariseio

Pero su grito atrae a la ronda.

El decurión pregunta:

–                       ¡Alto ahí! ¿Qué pasa? ¿Otra revuelta? Quietos todos o sois muertos. ¿Quiénes sois?

José el Anciano contesta:

–                       José de Arimatea y Nicodemo a quienes el Procónsul dio licencia para sepultar al Nazareno. Regresamos del sepulcro con su Madre, sus familiares y unos amigos y éste ofendió a su Madre. Fue obligado a pedir perdón.

El oficial contesta:

–                       ¿Sólo eso? ¡Debiste haberlo degollado! Idos. –Se vuelve hacia su patrulla y ordena- Soldados, ¡Arrestad a éste!

5legionarios

¿Qué más quieren estos vampiros? ¿Hasta el corazón de las madres? Los despide: Salve judíos.

Y ahora le toca a Elquías, probar la justicia romana.

Llegan al Cenáculo… Y al entrar en el pasillo, María recuerda… Palidece y…

María dice a Juan:

–                       ¡Vi a Judas y vi al Demonio en él! Y huyó porque no soporta mi voz. ¿Lo habrá dejado ya, de modo que pueda hablar a ese muerto?…  ¿Y yo la Madre, vuelva a concebirlo con la Sangre de un Dios, para parirlo a la Gracia?

Juan, júrame que lo buscarás y que no serás cruel con él. No lo soy, ni aun cuando tengo razón…

Juan le besa la mano con amor y le dice:

–                       Te lo juro, Madre. Pero por ahora debes descansar…

–                       No quiero descansar… Dejadme entrar en esa sala, donde la Voz de mi Niño pronunció en paz sus últimas palabras…

–                       Sí iremos; pero por ahora despídete de José y Nicodemo que ya se retiran.

–                       Sí. Está bien. Os lo agradezco. Os bendigo.  José… ¡Oh, no he conocido a nadie que lleve este nombre, que no me haya amado! ¡Todos los Josés son buenos con María!

¡José, te doy las gracias! Y también a ti, Nicodemo… Mi corazón se postra a vuestros pies cansados por la caminata que hicieron por Él… Por la últimas honras tributadas a Él… Yo no tengo más que mi corazón que daros…

7inmaculado_corazon

Y os lo doy amigos leales de mi Hijo… Y perdonad a una madre adolorida, las palabras que os dijo en el sepulcro…

Nicodemo contesta:

–                       ¡Oh, santa! ¡Tú debes perdonarnos!

José aconseja:

–                       Cálmate ahora. Descánsate en tu fe. Mañana vendremos…

La matrona de la casa objeta:

–                       Mañana es sábado.

Los dos sinedristas:

–                       El sábado ha muerto. Vendremos.

–                       Hasta pronto. El Señor esté con vosotros.

Y se van.

Por la noche regresa el administrador de la casa del Cenáculo con un montón de noticias alarmantes….

Que murieron muchos en el terremoto y hay muchos heridos entre los seguidores del Nazareno y los judíos. Que muchos han sido arrestados y que habrá nuevas ejecuciones por rebelión y amenazas contra Roma.  Que Pilatos ha ordenado la aprehensión de todos los seguidores del Nazareno y de los jefes del Sanedrín que se encuentren en la ciudad o fuera de ella… Que Juana de Cusa está muriéndose en su palacio… Que Mannaém fue arrestado por Herodes, por haberle reprochado en plena corte su complicidad en el crimen…

1mannaem

Ante este cúmulo de noticias perturbadoras…

Susana piensa en su esposo que es conocido en toda Galilea como secuaz de Jesús.

María de Zebedeo piensa en el suyo que se hospeda en casa de un amigo y en su hijo Santiago, de quien desde la noche anterior no tiene noticia alguna

Martha exclama entre sollozos:

–                       ¿Habrán ido ya a Bethania?  ¡Nadie ignora que Lázaro es partidario del Maestro!

María Salomé le replica:

–                       Roma lo protege.

–                       ¡Oh, protege! ¡Quién lo sabe! ¡Con el odio que le tienen los jefes de Israel y las acusaciones que esgriman ante Pilatos!… ¡Oh, Dios!- Martha se lleva las manos a la cabeza y grita- ¡Las armas! ¡Las armas! ¡La casa está llena de ellas y también el palacio!

Esta mañana al amanecer vino Leví y… ¡María! ¡Pero también tú lo sabes! ¡Lo has dicho en el Calvario a los judíos!… ¡Necia! ¡Entregaste en manos crueles el arma para matar a Lázaro.

Magdalena contesta:

–                       Lo dije, sí. Dije la verdad sin pensarlo. Pero cállate, ¡Espantada gallinita! lo que dije da completa seguridad a Lázaro. Porque tendrán mucho cuidado en ir a hacer pesquisas, donde saben que hay gente armada. ¡Son unos cobardes!

–                       Los judíos sí. Pero los romanos, no.

–                       No temo a Roma. Es justa y moderada en sus órdenes.

9longinos

Juan interviene:

–                       María tiene razón. Longinos me dijo: ‘Espero que os dejarán tranquilos. pero si no fuere así, ven a verme o manda decir al Pretorio. Pilatos es bueno con los seguidores del Nazareno. También lo fue con Él. Os defenderemos’

María de Alfeo:

–                       ¿Pero si los judíos lo hacen por sí mismos? Ayer fueron los que aprehendieron a Jesús. si dicen que somos unos profanadores, tienen derecho a aprehendernos. ¡Oh, mis hijos! ¡Tengo cuatro! ¿Dónde estarán José y Simón? Estuvieron en el Calvario. Luego se juntaron con los pastores, para ayudar a defender a las mujeres…

Magdalena mira enojada, como todas sus compañeras lloran acobardadas… Y piensa: ‘¡Pusilánimes!’

Así pasa el tiempo… Alguien se levanta, abre con cuidado la puerta donde está la Virgen María y vuelve a cerrar despacio…

Los demás preguntan:

–                       ¿Qué pasa?

Y el que salió a ver, en cada ocasión responde:

–                       “Continúa de rodillas.”

–                       “Ora.”

–                       “Parece que habla con alguien.”

–                       “Se ha puesto de pie y parece luchar con alguien”

–                       “Está caminando y hace diversas cosas en la habitación”

En realidad María está sumergida en su suplicio, aplastada por el dolor de su soledad y del terrible tormento sufrido en el Calvario, al ver el suplicio de su Hijo y el Abismo de Dolor que compartió con Él… Y que ahora la rodea y la sumerge en sus terribles olas…

PENTAX Image

El Lamento de la Virgen:

–                       Jesús, Jesús, ¿Dónde estás? ¿Me oyes todavía? Creía haber conocido el Abismo del Dolor… Era su amanecer. Era sólo el Principio. Ahora estoy tocando el abismo… Ahora que estás muerto y no me oyes, ni me respondes, como si nunca hubieras existido, veo el Infierno. Todo el Infierno. Y también comprendo que cosa significa ser condenado. ¿Cuánto tiempo tendré que soportarlo?

Tú has dicho: “Dentro de tres días reedificaré este Templo” Hoy es lo que me repito para no caer muerta, para estar pronta a saludarte cuando regreses y servirte una vez más…

Y María hace un recuento de todos sus recuerdos, desde antes que naciera Jesús y de todas las experiencias dulces y maravillosas que atesora en su corazón, de todos los momentos vividos junto Él…

11inmaculado-corazon-maria

Y de todos los acerbos momentos vividos en el Clavario…

Finaliza diciendo:

–                       … ¡Ha muerto! ¡Ha muerto mi Hijo! Muerto con el corazón despedazado… ¡Oh, Padre ten piedad! Te amo. Te hemos amado y también tú, muchísimo… Tu Abandono sirvió para que muriese antes del crepúsculo, para evitarle otros tormentos. Has sido bueno. todo haces con fines de bondad. Somos nosotros las criaturas, las que no comprendemos…

Gracias, Jesús mío. También a Ti te doy las gracias… Yo sola lo experimenté en el mío, cuando vi tu corazón abierto. Ahora está en el mío la lanza y rasga y destroza. Pero es mejor así. Tú no la sientes.

¡Jesús, Piedad! ¡Piedad! ¡Una señal de tu parte! ¡Una caricia, una palabra para tu pobre Mamá, que tiene el corazón destrozado! ¡Una señal! ¡Una señal, Jesús! ¡Si me quieres encontrar viva a tu regreso!

Y María se dobla sobre sus calcañares rozando con su rostro las baldosas del suelo, en una adoración y sumisión absoluta…

Pasa el tiempo…

Un fuerte golpe a la puerta, hace que todos se sobresalten. El administrador de la casa huye valientemente.

12sta.ma-magdalena

María de Zebedeo quisiera que su Juan lo siguiera, pero lo empuja hacia el patio interior. Las demás mujeres se juntan llorando y Magdalena se dirige resuelta hacia la entrada, esperando lo peor…

Llega a la puerta y pregunta:

–                       ¿Quién llama?

Una voz femenina responde:

–                        Soy Nique. Tengo algo que dar a la Madre. ¡Abridme pronto! La ronda está cerca y hay toque de queda…

Juan acude rápido y quita todos los cerrojos.

Entra Nique con la criada y un hombre musculoso que las escolta.

–                       Traje algo… –Y no dice más porque los sollozos la ahogan.

Todos preguntan curiosos:

–                       ¿Qué cosa?

13veronica

Nique trata de serenarse y explica:

–                       En el Calvario… Vi al Salvador en tal estado…  Había preparado el velo para que se cubriese y no usase los harapos de los verdugos… Pero iba sudando tanto, con la sangre en los ojos. Pensé en dárselo para que se secase. Él lo hizo… Me devolvió el velo. No lo he usado más… Quería conservarlo como reliquia con su sudor y su sangre.

Al ver el encarnizamiento de los judíos, tenía miedo de que me quitasen el lienzo. Pero las romanas me dijeron que ellas me defenderían… Y me protegieron… Plautina, Valeria, Lidia y Claudia, son mujeres con corazón lleno de valor varonil. Es verdad que para Israel, ellas son contaminación… Pero hoy todos parecían ebrios… Con el Terremoto, yo me desmayé… En casa he llorado por horas. Cuando quise besar este lienzo, he visto… ¡Oh, la Faz del redentor!

15veronica

Todos gritan:

–                       ¡Déjame verlo!

–                       ¡No! Primero a su Madre. Está en su derecho.

–                       ¡Oh, está casi muerta! ¡No resistirá!

–                       Le servirá de consuelo. Lo veréis. Yo se lo voy a decir.

Juan llama suavemente a la puerta de la habitación de la Virgen.

María pregunta:

–                       ¿Quién es?

–                       Yo, Madre. ha venido Nique… De noche… Te ha traído un recuerdo… Un regalo… Espera poder consolarte con ello…

–                       ¡Oh! ¡Sólo un regalo me puede consolar! ¡Y es la sonrisa de su rostro!

Juan la abraza y dice en voz bajita, como si fuera un gran secreto:

–                       Creo que ese es el regalo…

Nique entra y se arrodilla ante Ella. Extiende su brazo para abrir el cofre y extrae el lienzo… Lo desdobla y…

16veronica

María da un grito de amor doloroso y extiende sus brazos…

Exclama:

–                       ¡Oh, Padre! ¡Oh, Dios Altísimo! ¡Hijo Santo! ¡Eterno Amor! ¡Sed benditos! ¡La señal! ¡La señal que te había pedido!

Y se queda mirando extasiada el Rostro sonriente de su Hijo…

Todos los demás la imitan y se arrodillan ante el rostro del Salvador…

Al día siguiente…

Es sábado… Amanece nublado y amenazando aguacero.

17Cielo-tormentoso

Muy entrada la mañana, Juan regresa entra a la habitación de la Virgen…

El apóstol más joven dice afligido:

–                       Madre, no pude encontrar a Pedro. Sólo a… Judas de Keriot.

María pregunta:

–                       ¿Dónde está?

Juan la mira espantado y dice:

–                       ¡Oh, Madre! ¡Qué horror! Estaba yo en el camino del monte de los Olivos y vi que sobre una saliente volaban en círculos los buitres, en medio de riñas. No sé por qué fui allí. Y vi… ¡Que espanto!

Está colgado de un olivo, hinchado y negro como si hubiera muerto hace más de una semana. Huele muy feo. Está horrible…

18_Judas_Hangs_Himself_(Judas_se_pend)_-_James_Tissot

–                       ¡Qué horror! Dices bien. Más allá de la Bondad, ha estado la Justicia. En realidad la Bondad está ausente ahora…

Pero Pedro… ¡Tenemos que encontrar a Pedro y a todos los demás!…

Por la tarde de ese sábado, los sacerdotes del Templo hablan de un suceso impactante que ha impedido la Ofrenda del Incienso…

Annás y Caifás han sido notificados de que en sus casas, están esparcidas las entrañas de un cuerpo humano en descomposición…

19judas

Nadie se explica quién pudo cometer tan abominable sacrilegio. Pero las malas noticias no acaban ahí…

Un joven levita entra aterrorizado y dice que vayan al Lugar Santísimo a ver lo que está sucediendo. Que los ha mandado llamar Eleazar ben Annás.

Ellos corren y cuando llegan…

Annás dice a Caifás:

–                       No hace ni veinticuatro horas que el Velo se rasgó y el quicio del Altar se abrió, dejando al descubierto al Santo de los Santos, ¿Qué sucede ahora que pueda ser peor que eso?

Caifás contesta:

–                       ¡Es una locura! Desde la muerte de ‘Ese’ no acaban nuestras desgracias.

Lo ‘peor’ lo muestra Eleazar al verlos llegar jadeantes por la carrera.

Y les pregunta horrorizado:

–                       ¡Ved! ¿Quién pudo haber hecho esto?…

El Sumo Pontífice se asoma al lugar donde sólo el sacerdote de turno puede entrar y queda paralizado por el espeluznante espectáculo.

Annás lo mira asustado y se asoma también…

La respuesta lo deja igual de pasmado…

Un cadáver putrefacto, lleno de gusanos, negro e irreconocible, está sobre el Altar. Junto al lugar donde se adora al Santo de los santos… ¿Y?…

20putrefacción

¿Qué es lo que está pasando?…

Caifás mira los vestidos. El color amarillo es inconfundible… Y la faja roja enredada en su cuello… Se queda boquiabierto y se toca la herida en los labios…

Mientras murmura asombrado:

–                       ¡No puede ser! ¡Es Judas de Keriot!

Annás:

–                       ¿Quién pudo haberlo traído? ¡Esto es imposible!…

El Sumo Pontífice:

–                       ¡El Templo ha sido Profanado!…

Y se llevan las manos a la cabeza, sin saber qué hacer…

21anasycaifas

Por la noche, María de Alfeo está con la Virgen en su habitación…

María pregunta:

–                       María, ¿Amaste muchísimo a tu Alfeo cuando eras su prometida?

María de Alfeo se emociona y contesta:

–                       ¡Oh, María! Cuando llegaba la aurora, con todo mi corazón decía ‘Es una noche menos de espera y más próximo el día para entrar bajo su techo’ Cantaba como una alondra mientras lo esperaba que llegara y me parecía tan bello de su cara, cómo lo es mi Judas Tadeo; por eso es mi predilecto.

Y lo contemplaba con esos ojos de ciervo enamorado que tiene mi Santiago, cuando me decía: ‘Amada mía’ y yo le respondía: ‘Señor mío’ Creo que si en esos momentos me hubiese aplastado un carruaje o atravesado una flecha, no hubiese sentido dolor. Y luego, cuando fui su mujer… ¡Ah!- María se queda extasiada en sus recuerdos…

22esponsales

La Virgen la mira y respeta ese silencio de su cuñada.

Y luego de un rato María de Alfeo pregunta:

–                       ¿Por qué esta pregunta?

María contesta:

–                       Para explicarte  lo que para mí significa la Oración… Centuplica tus sentimientos. Hazlos mil veces mayores y comprenderás lo que es para mí la Oración; la espera de esta hora. Creo que aun cuando no estuviera en la intimidad de mi habitación y estuviera trabajando en mis quehaceres, mi alma oraba sin interrupción.

Cuando podía decir: ‘Ahora es tiempo de recogerme en Dios’ Sentía que el corazón ardiente me palpitaba y cuando me anegaba de Él, entonces… No. Esto no te lo puedo explicar… Cuando estés en la Luz de Dios lo comprenderás…

Todo esto lo he perdido desde el jueves…

23satan

Ha sido una cosa más angustiosa que no tener a mi Hijo… Satanás se ha aprovechado de estas dos llagas sobrepuestas: La Muerte de mi Hijo y el Abandono de Dios; abriendo así la tercera llaga: la del terror de faltarme la fe.

María, te amo mucho y eres mi parienta, lo dirás a tus hijos apóstoles, para que sepan resistir en su apostolado, a triunfar sobre Satanás. Estoy cierta que si hubiese dudado, habría caído en la Tentación del demonio y si hubiera dicho: ‘No es posible que resucite’ negando a Dios; porque decirlo es negar que Dios sea verdadero, sea poderoso… Se hubiera convertido en nada, tanta redención.

Yo la nueva Eva, habría mordido la manzana de la soberbia, habría disfrutado del sentido espiritual y habría deshecho la obra de mi Redentor. Continuamente los apóstoles, así serán tentados por el mundo, por la carne, por el poder y por Satanás. Que permanezcan firmes contra todas las torturas… Y las corporales serán las más leves, para que no destruyan lo que Jesús ha hecho.

–                       Dilo tú a mis hijos… ¿Qué puede decir tu pobre cuñada? ¡Oh, si ya hubiesen venido! ¡Haber huido desde el primer momento!… ¡Paciencia! ¡Pero ya verán!…

–                       Ya oíste que Lázaro y Simón recibieron órdenes de llevarlos a Bethania. Jesús sabía todo…

24jesus

–                       Sí. Pero… ¡Oh! ¡Cuando los vea los reprenderé duramente! Han sido unos cobardes… Que los demás lo fueran… pasa.  Pero, ¡No ellos! Mis hijos… ¡No se los perdonaré jamás…!

–                       Perdona. Perdona… Ha sido un momento de extravío…  No creyeron que Él pusiera ser apresado… Él lo había dicho…

–                       Te aseguro que no los perdonaré. Lo sabían. Por lo tanto debieron estar preparados. Cuando se sabe una cosa y se cree a quién la dice, no causa extrañeza.

–                       María, también a vosotras os ha dicho: ‘Resucitaré’… Y con todo… Si pudiera abriros el pecho y la cabeza, vería escrito en ambos: ‘No puede ser’

–                       Pero al menos… Sí… Es difícil creer… Pero estuvimos en el Calvario.

–                       Es necesario QUERER CREER. Por Gracia de Dios nosotras pudimos mantenernos firmes, de otra manera también hubiéramos huido.  ¿Oíste a Longinos? Dijo: “Fue algo horrendo”  ¡Y es un guerrero! Nosotras mujeres acompañadas por solo un muchacho… ¡Juan es solo un jovencillo! Hemos resistido porque Dios nos ayudó de un modo especial. ¡No puedes gloriarte de ello! No es nuestro mérito…

–                       ¿Y por qué no les dio la misma fuerza a ellos?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

–                       Porque serán los sacerdotes del mañana. Deben por eso tener experiencia… Experiencia porque saben en carne propia, cuán fácil puede ser a un fiel de una religión, abjurar de ella. Jesús no quiere sacerdotes, como los que llegaron al punto de convertirse en sus enemigos más feroces…

–                       Hablas de Jesús como si ya hubiese regresado…

–                       ¿Lo ves?  ¡Tú también confiesas no creer!… Así, ¿Cómo puedes reprochar algo a tus hijos?

María de Alfeo no puede replicar. Se queda con la cabeza inclinada, mueve maquinalmente unos objetos y toma la lamparita y se va con ella. Unos minutos después la devuelve encendida y la deja en su lugar.

María se ha quedado contemplando el Sudario, que pareciera estar vivo….

_26Pano_de_Veronica

María de Alfeo va a ver quién es….  Y regresa con el más joven de los apóstoles…

Juan explica:

–                       Encontré a Simón Pedro y el manto de Jesús en el Getsemaní. El manto está roto y lleno de sangre. Las huellas de las manos son de Jesús. Las rasgaduras fueron hechas con los dientes… Se nota claramente que fue la boca de un hombre. Pienso que tal vez haya sido Judas de Keriot, porque junto al lugar en donde encontré a Simón Pedro llorando, había un pedazo del vestido amarillo de Judas…  Parece que fue allá… Mira, Madre…

María acaricia y besa el pesado manto rojo de su Hijo y al desplegarlo ve las huellas sangrientas y las rasgaduras hechas con los dientes…

Se estremece y dice en voz baja:

–                       ¡Cuánta sangre!

Juan agrega:

–                       Madre, la tierra estaba enrojecida. Simón dice que en la mañana, sobre las hojas y la hierba había sangre fresca. Jesús… Yo no sé cómo… No estaba herido…  ¿De dónde salió tanta sangre?

27Champaigne_-_Le_Christ_au_jardin_des_oliviers

María contesta:

–                       De su cuerpo. Por la angustia… ¡Oh, Jesús! ¡Víctima completa!… ¡Oh, Jesús mío!- María llora. Y agrega-  ¡Todo esto mientras todos te abandonaban! ¿Qué hacíais, mientras Él padecía su primera agonía?

Juan responde sollozando:

–                       Dormíamos, Madre.

–                       ¿Estaba allí Simón? Cuéntame…

–                       Quería encontrar el manto… Fui a preguntar a Jonás y a Marcos… pero habían huido. Su casa estaba cerrada y todo abandonado… Entonces bajé hasta las murallas, para recorrer el mismo camino del jueves. No podía recordar en donde Jesús se quitó el manto…  Tomé la vereda que Jesús había tomado y encontré a Pedro encogido contra un peñasco, como si estuviera muerto… Quiso huir; pero se bamboleaba como ebrio, cegado por el llanto…

Lo alcancé y me dijo: ‘Déjame. Soy un demonio. Lo negué como Él lo dijo. El gallo cantó. Él me miró… Escapé… Y he corrido de un lado para otro, hasta llegar aquí… ¿Ves?

28peters-denial-carl-heinrich-bloch

Aquí Yeové me ha hecho encontrar su Sangre, para acusarme… ¡Sangre! ¡Sangre en la roca! ¡Sangre en la tierra, sobre la hierba! ¡Fui causa de su derramamiento! ¡Y yo renegué de esa sangre!’

Parecía que estaba delirando. Yo traté de calmarlo, de apartarlo; pero no quería… Decía: ‘¡Aquí…! ¡Aquí! ¡Voy a custodiar su sangre y su manto! ¡Lo quiero lavar con mis lágrimas! ¡He renegado del Señor!…’ Le dije que tú lo querías ver y que me habías enviado a buscarlo; pero no quiso creerlo. Entonces le dije que también buscabas a Judas, para perdonarlo… Y que sufrías porque no podías hacer nada para salvarlo… 

29jpedro

Entonces empezó a llorar con más calma y quiso informarse de todo… Me dijo entonces que sobre la hierba había sangre fresca y que el manto… Parecía que Judas hubiese querido despedazarlo… pues allí estaba un pedazo de su elegante vestido amarillo.

Yo lo invité: ‘Ve a donde está la Madre’ Y no podía persuadirlo. Finalmente accedió… Pero con mucho trabajo, porque dice: ‘No quiero que la gente me vea. Sobre mi frente llevo escrita la palabra: Renegador de Dios.’ Ahora que ya está oscuro; conseguí arrástralo hasta aquí.

–                       ¿Dónde está?

–                       Detrás de esa puerta.

–                       Dile que entre.

–                       Madre…

–                       Juan…

–                       No lo reprendas. Está arrepentido.

–                       ¿Me conoces tan poco todavía? Haz que pase.

Juan regresa solo y dice:

–                       No se atreve. Llámalo tú.

30-maria-mi-madre

María, con infinita dulzura, dice:

–                       Simón de Jonás. Ven.

Silencio.

–                       Simón Pedro, ven.

Nada. Ninguna respuesta.

–                       Pedro de Jesús y de María, ven.

Una áspera explosión de llanto… Pero pedro no entra.

María se levanta. Deja el manto sobre la mesa y va  a la puerta…

Pedro está afuera, agazapado; como un perro sin dueño. Llora tan amargamente, que no percibe los pasos fatigados de la Virgen, hasta que siente que mano pequeña y delicada le toma una de las manos que tenía apretadas sobre los ojos y lo obliga a levantarse. Lo empuja  hacia su habitación, llevándolo consigo como si fuera un niño.

Pedro se echa a sus pies… Arrodillado, llora sin freno…

María le acaricia sus cabellos grises, sucios de un sudor muy doloroso.

Pedro finalmente dice:

–                       No me acaricies. Lo negué

–                       Lo negaste… Es verdad. Tuviste el valor de hacerlo en público. Un valor cobarde haberlo hecho… Todos lo han renegado… Menos los pastores, Mannaém, José, Nicodemo y Juan. Y un puñado de mujeres… Eres sólo un hombre… Mañana serás un santo… Habría perdonado a Judas, con tal de salvarle su alma. Porque un espíritu vale tanto que es digno de que se supere cualquier repugnancia y resentimiento… 

31judas_iscariote

Tenlo presente Pedro… Te lo repito: El valor de un alma es tan grande, que aun a costa de morir uno por el esfuerzo que se hace al tenerla cerca, hay que hacerlo… Así, entre los brazos; como tengo ahora tu cabeza cana… Si se espera que haciéndolo así, se le pueda salvar…

Ven aquí, cerca de la Madre; en el Corazón de la Madre de los hijos de mi Hijo. Aquí Satanás no puede hacerte ningún mal… Aquí se calman las tempestades…

32VirgenMaria_

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

 

219.- EL ÚLTIMO CRIMEN


1olivar

La cara de Judas es una máscara siniestra que causa miedo. Brinca de la zanja y huye por el olivar, sin regresar por el camino por el que llegó. Parece que lo persiguiese una jauría.

Regresa a la ciudad. Se envuelve en el manto como puede. Trata de cubrirse lo mejor posible, la herida y la cara.

Se dirige al Templo. Y al hacerlo, en un cruce del camino se encuentra con la chusma que arrastra a Jesús hacia el Pretorio.

1arrestado

No puede retroceder, porque otra gente que ha acudido a ver, lo cerca por detrás. Y como es muy alto, alcanza a ver todo.

Y se encuentra frente a frente con la mirada de Jesús…  Las dos miradas se cruzan por un momento.

Jesús lo mira con infinita compasión…

2ojos-de-jesius

Es una mirada dulce. Llena de amor y de un Perdón total…

Una mirada que el Traidor no puede soportar… Y baja la cabeza.

Pero con un despiadado tirón, a Jesús lo obligan a seguir caminando…

Y Judas ve pasar a Jesús amarrado, golpeado y maltratado. Con los horrendos cardenales… Y todas las huellas del horroroso tormento sufrido a manos de sus verdugos: Los sacerdotes del templo de Jerusalén…

3atormentado

El impacto es tal, que Judas cae de bruces, como desvanecido.

La gente lo pisotea sin piedad y él no reacciona. Prefiere que lo pisen todos antes que volver a mirarlo…

Cuando la jauría Deicida ha pasado y la calle queda vacía, se levanta y corre al Templo. Tropieza y casi arroja por el suelo a un guardia que está a la puerta del recinto. Otros guardias corren, para ayudar al compañero e impedirle la entrada…

Pero como un toro furioso, Judas los embiste a todos. A uno que lo ha aferrado para no dejarlo entrar al salón semicircular del Sanedrín, donde todavía están discutiendo los del Gran Consejo…

Con fuerzas sobrehumanas lo toma por la garganta y lo arroja escaleras abajo, como si fuera un guiñapo. Y si no lo dejó muerto, ciertamente sí muy mal parado…

Entra como un torbellino y de pié, en medio del salón, en el mismo lugar donde antes estuvo Jesús…

Vocifera:

–                       ¡No quiero!… ¡Malditos!… ¡Vuestro dinero!

4judas-monedas

Los pocos sinedristas que están presentes, lo miran… Y se quedan paralizados y mudos, por el  asombro total…

Judas parece un demonio vomitado por el Infierno: ensangrentado, despeinado, delirante, babeando, con las manos crispadas…

Y grita con voz estridente:

–                       ¡No quiero vuestro dinero, malditos! ¡Me habéis perdido! Me hicisteis cometer el más grande Pecado. Como vosotros, también yo soy maldito. He entregado la Sangre Inocente. Que Ella caiga sobre vosotros, tanto como mi propia muerte. Sobre vosotros… ¡Noo!… ¡Ah!…

Judas ve en el piso de mármol, las manchas de Sangre…

5James_Tissot_The_False_Witnesses_Before_Caiaphas

Y exclama con horror:

–                       ¿También aquí la hay? ¡Por todas partes está su Sangre! ¿Cuánta Sangre tiene el Cordero de Dios, para cubrir así la Tierra y no morir?… ¡Y pensar que yo la he derramado, por instigación vuestra! ¡Malditos! ¡Malditos! ¡Malditos seáis para siempre!

¡Maldición a estos muros! ¡Maldición sobre este Templo Profanado! ¡Maldición al Pontífice Deicida! ¡Maldición a los Sacerdotes Indignos, a los Fariseos hipócritas, a los judíos crueles, a los Escribas mentirosos, a los Doctores falsos! ¡Sea yo maldito! ¡Lo sea yo! ¡Tomad vuestro dinero y os destroce el corazón como a mí la cinta!

Y arroja con fuerza inaudita la bolsa, a la cara de Caifás.

6caifas

Y sale lanzando un grito pavoroso, el último anatema lanzado sobre el Sanedrín…

El eco se une al dinero que suena esparciéndose sobre el  piso, después de haberle roto la boca al Sumo Sacerdote del Templo de Jerusalén.

Nadie se atreve a detenerlo…

Judas corre… Se vuelve a encontrar  a  Jesús, que lo llevan al palacio de Herodes…

Y la misma mirada misericordiosa del Maestro traicionado por él…

7betrayal

Judas de Keriot lo mira horrorizado…

Jesús lo mira a su vez con infinito amor y compasión….

Parece decirle:

–           Ven a Mí. Todavía puedo perdonarte.

8Sagrado_Corazon

La compasión en la mirada del Maestro lo hace cimbrar desde lo más profundo de su alma… Si un vestigio hubiera brotado para mover su voluntad hacia el arrepentimiento, Satanás lo sofoca inmediatamente.

Aunque parezca imposible su desesperación aumenta… Corre sin rumbo fijo,  huyendo enloquecido…

9judas iscariote

Jesús, como un bribón en medio de cien soldados, vuelve a atravesar la ciudad… Para regresar al Pretorio, porque Herodes se negó a condenarlo… Y vuelve a encontrarse con Judas Iscariote…

La misma mirada de compasión amorosa hacia el Traidor…

10Jesus%205

Satanás le sofoca cualquier intento de volverse hacia el Salvador y Judas ni siquiera puede mover su voluntad al arrepentimiento…

Baja la cabeza para no mirar la amorosa invitación de la Víctima de su Odio y abandona el centro de la ciudad. Se encamina por las callejuelas más miserables. Atraviesa el barrio de Ofel…

Y vuelve a dar nuevamente al Cenáculo. Está cerrado. Como abandonado. Se detiene. Lo mira…

Murmura:

–                       ¡La Madre!… ¡La Madre!…  –se queda inmóvil- ¡Y a esta Madre le he matado a su Hijo!  ¡También yo tengo una madre! Quiero entrar. Volver a ver la sala. ¡Aquí no hay sangre!…

39Jesus_Judas

Y da un golpe a la puerta. Luego otro y otro.

La dueña de la casa viene y apenas abre… Al ver a Judas deformado, irreconocible, espantada lanza un grito e intenta cerrar; pero Judas de un empujón le abre.

Y separando violentamente a un lado a la mujer, camina veloz por el corredor. Avanza hacia la puerta del Cenáculo, la abre y entra…

Hermosos rayos del sol matutino entran por las ventanas abiertas.

Da un suspiro de descanso. ¡Cuánta paz se respira! Aquí hay calma y silencio… Observa todo con detenimiento…

11Tiziano_ La Ultima Cena

La vajilla está toda en su lugar. Da la impresión de que los invitados van a llegar en cualquier momento.

Judas va a la mesa. Mira si hay vino en las jarras. Bebe directamente y con ansias de una de ellas, que está casi llena y la sostiene con ambas manos. Luego se deja caer exhausto en el asiento más próximo.

Apoya la cabeza sobre sus brazos cruzados, encima de la mesa. No se ha percatado de que está sentado exactamente en el lugar de Jesús y que tiene ante sí, el Cáliz que se empleó para la Eucaristía…

12eucaristia

Permanece así durante unos minutos hasta que la fatiga por la carrera y lo sucedido en las últimas horas, desaparece. Luego levanta la cabeza. Mira a su alrededor y ve la copa… Comprende donde está sentado. Y se levanta como impulsado por un resorte.

13eucaristia01

Pero la copa lo atrae. Todavía hay un poco de vino rojo en el fondo y el sol, al dar sobre la reluciente plata, enciende el líquido de  color rubí…

Judas exclama:

–                       ¡Sangre! ¡Sangre! ¡Es Sangre! ¡Su Sangre! ¡Su Sangre!… “Haced esto en recuerdo de Mí”… “Tomad y bebed, esta es mi Sangre. La Sangre del Nuevo Testamento que será derramada por vosotros”… 

14eucaristia3

El Jeque Árabe aparece de repente y le dice con sarcasmo:

–                       ¡Ni siquiera te ilusiones!… Esa Sangre es tu condenación. No te arrepentiste de tus pecados… Al contrario… Cometiste el más grande de los sacrilegios, pues confirmaste al salir de aquí, la Traición… Comiste y bebiste tu propia condenación. Esa Sangre ya no puede darte ninguna absolución. Recuerda que el Caín de Dios, no puede ser perdonado…

15corpo-e-sanguee

El espíritu de soberbia que Judas alimentó toda su vida y lo ha dominado desde su más tierna infancia lo ciega y lo impulsa a exclamar:

–                       ¡Ah!… ¡Maldito sea yo! ¡Porque por mi Pecado no se derramará! No le pido perdón, porque no puede perdonarme…

Judas ha olvidado por completo la primera lección de su Maestro… (Capítulo 4, publicado el 22 de Agosto de 2012)

16arcangel-lucifer-portador-de-luz1

Satanás continúa implacable:

–                       Si no nos perdonó a nosotros que somos espíritus perfectos. ¿Esperas que el Altísimo te perdone a ti, que eres el Asesino de su Hijo, que es Dios como el Padre?

17gustave_dore_paradise_lost_012

Judas ya está e la desesperación absoluta y exclama aterrorizado:

–                       ¡Sí! ¡Ya lo sé! Sé que no puede perdonarme… ¡Lo sé! ¡Lo sé!… ¡Largo! ¡Largo! ¡Lárgate! ¡Déjame! No hay lugar donde el Caín de Dios pueda encontrar reposo…

–                       Vivir así no tiene sentido… Lo mejor sería que terminaras de una vez…con este absurdo tormento…

–                       ¡Muerte, ven a mí!

18muerte

–                       Ella no vendrá. Eres joven y fuerte. Necesitas ir a su encuentro…

–                       ¡Largo! ¡Muerte! ¡Muerte! ¡Déjame!…

Sale. Quiere huir despavorido… Y…

Se topa frente a frente con María que está de pié, en la puerta de la habitación donde la dejara Jesús.

Ella, al oír el ruido se asomó… Y vio a Judas. Se estremece al verlo, pero no lo maldice…

¡Está viendo a Satanás en él!

Ella que vive y respira siempre en el Cielo y que jamás ha bajado sus ojos de allá… Ella que siempre ha tenido a Lucifer bajo su calcañal; que siempre ha mirado sólo a Dios; no lo conocía…

Pero al mirar la cara del Traidor, lo mira por primera vez y lo está conociendo…

19mirada-letal

Y a la extraordinaria, santísima e intrépida Mujer; no le importa hablar con él, con tal de tratar de llegar, al espíritu muerto de Judas… 

La Virgen está muy pálida. Como si no tuviera sangre en las venas… Sus ojos llenos de dolor, son muy semejantes a los de su Hijo.

Judas se encuentra con esos ojos que lo miran dolorosos y compasivos, con la misma mirada con que acaba de mirarlo Jesús en la calle.

Y con un ¡Oh! De espanto, se adhiere más a la pared.

María dice dulcemente:

–                       ¡Judas!… Judas, ¿A qué has venido?

Las mismas palabras de Jesús, dichas con un amor doloroso.

20MIRADA

Judas las recuerda y lanza un grito aterrado…

La Virgen repite:

–                       Judas, ¿Qué has hecho? ¿Has correspondido a tanto amor con la Traición?

La voz de María es una temblorosa caricia.

Judas intenta escapar.

María le llama con una dulzura maternal increíble. Realmente es la Madre que interroga al hijo malvado, que se ha portado mal; pero al que no ha dejado de amar…

Es más de lo que Satanás puede soportar. Ella es la única creatura cuya santidad es algo tan portentoso y magnífico, que literalmente lo aniquila.

38LUCIFER

Lucifer decide huir despavorido…

En este momento, si Judas hubiera querido, hubiese sido salvado, porque tiene su voluntad totalmente LIBRE…  

La Presencia de su Vencedora es el máximo terror de su pavoroso y despiadado amo…

22MARIA

María insiste:

–                       ¡Judas! ¡Judas! ¡Detente! ¡Espera! ¡Escucha! Te lo digo en su Nombre: Él Perdona…

La voz de María. Su aspecto… Ha sido el golpe de gracia o de desgracia, porque la resiste.

21-ntra-sra-de-los-dolores

Judas escapa corriendo… Y…

Se encuentra con Juan que también viene corriendo hacia la casa, para acompañar a la Virgen.

La sentencia ha sido pronunciada. Jesús está apunto de emprender su camino hacia el Calvario. Es la hora de que la Madre sea llevada a donde está su Hijo…

Juan reconoce a Judas, aun cuando muy poco quede del hermoso Judas de hace unas cuantas horas…

Y le pregunta con manifiesto desprecio:

–                       ¿Tú aquí? ¡Maldición te caiga, Asesino del Hijo de Dios! El Maestro ha sido sentenciado a muerte. Alégrate si puedes, pero déjame libre el camino. Voy a llevar a su Madre. ¡Que Ella la otra Víctima, no te encuentre, sierpe horrenda!

Judas huye. Se envuelve la cabeza con los trozos del manto, dejando solo un resquicio para ver.

La poca gente que no ha ido al Pretorio al verlo, se hace a un lado. Como si evitase a un loco. Porque eso es lo que parece…

Judas corre y vaga por los campos. El viento le trae de vez en cuando, un eco de la gritería que lanza la turba. Y cada vez que Judas lo escucha, aúlla como un chacal.

Sacude su cabeza rítmicamente contra las paredes. Cada vez que ve un líquido, el que sea: agua; leche que un niño lleva en una jarra; aceite que sale de una botija…

Grita desesperado:

–                       ¡Sangre! ¡Sangre! ¡Su Sangre!

23GOTA

Se ha hecho hidrófobo.

Tiene ansias de beber en los arroyuelos o en la fuente, pero no puede. Dios se ha retirado de él y ya está sufriendo los tormentos de un condenado…

24infierno-

Y dice:

–                       ¡Es sangre! ¡Me ahoga! ¡Me quema! ¡Siento quemarme! ¡Su Sangre que ayer me ha dado se me ha convertido en Fuego! ¡Maldición sobre mí! ¡Maldición sobre Ti!

Sube y sigue subiendo por las colinas que rodean Jerusalén…  Sus ojos miran como fascinados al Gólgota. Desde lejos ve por dos veces que el cortejo desaparece por la subida.

Continúa mirando fascinado como la muchedumbre multicolor, va subiendo lentamente, hasta llegar a la cima del Gólgota… Mira y lanza un lamento lúgubre, que parece un aullido.

También Judas ha llegado a la cima del otro monte… Sobre un pequeño desfiladero que está cubierto de Olivos, el desgraciado apóstol está de pié, bajo un olivo al borde del precipicio…

Mira hacia el Gólgota. Ve que son levantadas las cruces y comprende que Jesús ha sido Crucificado…

25calvario

Satanás le muestra lo que sucede en el Monte Calvario…

En un lapso de tiempo muy corto, pero que a Judas le parece una eternidad, pasa velozmente ante su horrorizada mirada, todas y cada una de las escenas de su vida: los pecados cometidos, las oportunidades desperdiciadas, el desprecio hacia las enseñanzas de Jesús, el sufrimiento causado al prójimo por su egoísmo monstruoso, su idolatría y su egolatría en todas y cada una de sus facetas más sutiles…

Y sobre todo, los pecados cometidos contra Dios en la Persona Divina de Jesús… Y entonces comprende en toda su trascendencia, su Magna Traición y lo que realmente significa el haber sido el Verdugo Deicida…

Judas mira y se convulsiona.

26agonizante

Grita:

–                       ¡No, no! ¡No me mires! ¡No me hables! No lo soporto. ¡Muere! ¡Muere, maldito! ¡La muerte te cierre los ojos que me hacen temblar!  ¡Qué te cierre esa boca que me maldice!Pero también yo te maldigo porque no me has salvado…

El rostro de Judas está de tal modo transformado; que causa horror sobrenatural.

Es la cara de un condenado. Dos hilillos de baba, le resbalan de la boca. La mejilla donde lo mordió el perro, está verdosa e hinchada. Su cara como torcida, sus cabellos pegajosos, su barba crecida; le dan un aspecto muy lúgubre.

Sus ojos giran en sus órbitas manifestando un infinito tormento…

27lucifer (2)

Arranca de su cintura la faja de lana roja que le da tres vueltas. La amarra al tronco de un olivo y jala de ella con todas su fuerzas. Ve que resiste.

Entonces escoge un olivo para lo que intenta. El elegido es el que da al desfiladero con sus ramas. Sube sobre él. Amarra fuertemente una punta a la rama más gruesa y que da al precipicio. Hace luego un nudo corredizo. Por última vez ve hacia el Gólgota.

28CALVARIO

 Enseguida mete la cabeza entre el nudo. Se sienta en el borde y de un golpe, se lanza al vacío.

El nudo lo aprieta. Se sacude por algunos minutos. Se le saltan los ojos. Se pone negro. Abre la boca. Las venas del cuello se hinchan y se ponen negras. Da cuatro cinco patadas en el aire, en su última convulsión.

Le cuelga la lengua, negra y babosa… Los ojos se abren más, dejando ver el tomate inyectado de sangre. El iris del ojo se oculta bajo el párpado, dejando ver la esclerótica… Ha muerto.

El fuerte viento que sopla por la tormenta, bambolea el macabro péndulo… Y le hace dar vueltas como si fuera una horripilante araña junto a su tela…

29Judas_Hangs_Himself_(Judas_se_pend)_-_James_Tissot

El que es culpable, dondequiera ve sombras tenebrosas. La conciencia las crea, como un instinto natural que podría servir para arrepentirse.

Satanás por su parte, instiga estas sombras y su maligna astucia las convierte en una apariencia engañosa, que arrastra a la desesperación.  El alma que es llevada a este punto, se convierte en su esclava.

En el proceso para llegar hasta aquí, el primer paso es la duda… en espiral descendente se llega hasta la desesperación. Y ésta lleva a cometer el Último Crimen: el Suicidio.

30luzbel

A Judas, el Padre de la Mentira le ha mostrado una escena real: La Crucifixión…   Mezclada con un engaño: El Salvador maldiciéndolo.

Judas se traga el cebo, con sedal y plomada. Y sella su propia condenación…

Si al menos hubiese recordado que Satanás es el Maestro del Engaño…

Las palabras que en realidad Jesús estaba pronunciando son:Padre, perdónales; porque no saben lo que hacen…’

El remordimiento lo hubiera podido salvar. Si lo hubiese empleado para arrepentirse… Si hubiese guardado en su corazón la Primera Lección que recibió de Jesús, su historia hubiese sido muy diferente…

Pero él, no quiso. A su traición criminal que hubiese encontrado misericordia, en la inclinación infinita de amar de Jesús; añadió blasfemias.

La resistencia a la voz de la Gracia que le hablaba por medio de los recuerdos, de los temores, de su Sangre, de su manto, de su mirada; por medio de los restos de la Eucaristía instituida…

31sangre

De las palabras de María… él resistió a todo. Quiso resistir; como había querido traicionar. Como quiso maldecir, como quiso suicidarse.

La voluntad es la que vale en todas las cosas, sean buenas o malas.

¿Para qué arrojar el precio de la traición; cuando hacerlo no es más que el fruto de la Ira por el desengaño y no de una voluntad de querer arrepentirse?

32Judas

Judas no quiso. Somos dueños absolutos de la voluntad y ella nos puede dar el Cielo o el Infierno. Cuando se quiere permanecer en la culpa… Satanás es un amo cruel e implacable.

33satanas

María le dijo: “Arrepiéntete, Judas. Él perdona…”

Si en lugar de rechazarla y huir, se hubiera arrojado a sus pies pidiendo: ¡Piedad!…  Ella, la Misericordiosa; lo hubiera recogido como a un herido. Y en las heridas que Satanás le había hecho. En las que inoculó el veneno de la Traición, María habría derramado su llanto que salva.

34arrepentimiento

Lo habría llevado a los pies de la Cruz, tomándolo de la mano para que Satanás no se lo pudiese arrebatar y no lo golpearan los discípulos. Lo hubiera llevado para que su Sangre hubiera caído directamente sobre él: el más grande de los pecadores.

En el Calvario el Crucificado está con los brazos abiertos y enclavados; para deciros que os ama. Que no quiere; que no puede castigaros, porque os ama. Que prefiere no poderos abrazar… Único dolor en su actitud de Crucificado; antes que estar libre para castigaros. El Crucificado espera sólo una palabra: ¡Jesús, sálvame!…

35luz_en_el_horizonte-1440x9002t

El Crucificado: Esperanza Divina para los que se arrepienten y Quieren dejar la culpa…  Para los impenitentes es objeto de un gran pavor, como Judas. Que los hace blasfemar y emplear la violencia contra sí mismos. Son asesinos de su propio cuerpo; de su propia alma, por su persistencia en la Culpa.

Y la actitud del que es Bueno; del que se dejó inmolar con la esperanza de salvarlos; toma forma de un espectro pavoroso…

Cuando Judas dejó de creer en Jesús, en la satisfacción del dinero; en la ambición del poder y en la protección humana: se suicidó.

36judas ahorcado

No fue por el remordimiento de su delito. De haber sido así, se habría matado en cuanto se dio cuenta de que Él lo sabía…  Más no fue así. Ni después del Ósculo Infame y el saludo amoroso de Jesús. Tampoco cuando lo vio escupido; amarrado y arrastrado fuera, entre mil insultos.

Sólo  después de haber comprendido que el Sanedrín no lo favorecía; que había instigado el delito y se habían servido de él, para luego volverse en su contra. Y solo después de haberse convencido que ni el poder, ni el dinero llegaban… Sólo entonces se mató.

Después de la Traición, todo quedó claro ante sus ojos y se dio cuenta de que nada de esto lo hacía feliz… Y de la oscuridad de su desesperación, que lo tenía en la Nada; se arrojó a la oscuridad horripilante del Infierno… 

37falling_into_hell

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

218.- IRA DEL VIERNES SANTO


1camino al calvario

                    Mientras Jesús avanza penosamente por las calles de Jerusalén con la Cruz a cuestas, los lamentos de los poquísimos buenos se pierden, ahogados por la gritería infernal de blasfemias, del coro de demonios en que se han convertido la mayoría de los asistentes a este Deicidio.

3terc-caida

Después viene el Dolor de la Tercera y completa Caída. Esta vez no es porque haya tropezado, sino porque perdió las fuerzas al sufrir un síncope. Cae cuán largo es. Pegando su rostro contra las baldosas y bajo el peso de la Cruz que le ha caído encima.

2tercera caida

Los soldados tratan de levantarlo, pero parece como si estuviera muerto.

1jtercera-caida

Van a avisar al centurión y mientras van y vienen…

4jtercera-caida1

Jesús vuelve en Si…

1caida

Y lentamente con la ayuda de dos soldados, de los que uno ha levantado la Cruz y del otro, que lo ayuda a ponerse de pie.

1jlevantando la cruz

Se coloca en su lugar, pero está completamente agotado.

1jcruz

La gentuza grita:

–                       Procurad que no muera más que en la Cruz.

Los sacerdotes y los Escribas dicen a los soldados romanos:

–                       Si lo hacéis morir antes, responderéis ante el Procónsul.

–                       Tenedlo muy en cuenta.

–                        El reo debe llegar vivo al suplicio.

Los legionarios los fulminan con la mirada; pero su disciplina no los deja hablar. Longinos piensa como los judíos, que Jesús puede morir en el camino…

1viacrucis-segunda-estacion

Y quiere evitarse dificultades. Conoce su deber de Jefe de la Ejecución y provee de un modo que desorienta a los judíos. Ordena emprender el largo camino que sube en espiral por el monte y que es menos escarpado.  Este sendero es más largo; pero más frecuentado, por ser menos pesado.

La gente que sigue a Jesús aúlla de rabia, al ver que se desvanece su deseo de no perderse ni un jadeo, ni un gesto de dolor del Sentenciado.

Jesús llega hasta donde están  sus discípulas…

Están todas, menos a las que ordenó expresamente que no fueran al Templo, porque celebrarían con Él la Pascua suplementaria…

Ellas lloran abiertamente y se inclinan profundamente en señal de saludo. Luego, valerosamente avanzan, para acercarse a Él.

1hijas-jerusalen

Los soldados intentan detenerlas, pero Claudia retira el velo de su cara y el decurión se queda pasmado al reconocer el rostro lloroso de la esposa del Procónsul.

claudia procula-sebastian montes

Claudia Prócula dice:

–                       Déjanos estar unos momentos con Él.

El militar hace una reverencia y ordena que las dejen pasar inmediatamente.

Se acercan a Jesús llorando…

Se arrodillan a sus pies…

Y Claudia dice:

–                       Maestro te amamos. Tú Eres Dios… -Y no puede continuar porque el llanto, se convierte en un sollozo….

Él se detiene exhausto… Y sin embargo les sonríe…

Juana de Cusa tiene en su mano una jarra de plata y la ofrece a Jesús, que jadea tanto que aunque quisiera…  ya no puede beber.

En este improvisado descanso, Jesús con la mano izquierda se seca el sudor y la sangre que le cae en los ojos y corre por sus mejillas amoratadas y el cuello; en el que se notan las venas hinchadas por el esfuerzo del corazón, hasta que le empapa todo el pecho.

1lienzodnique

Nique trae consigo a una joven criada, con  pequeño cofre… Lo abre y saca un lino finísimo. Es cuadrado. Lo ofrece al Redentor que lo toma.

Y como Jesús no puede hacerlo con una sola mano; la afligida Nique lo ayuda, procurando no moverle la corona.

Jesús oprime el fresco lino, sobre su pobre rostro como si encontrara en él un gran consuelo. Y lo mantiene así por unos momentos.

Luego devuelve el lino y dice:

–                       Gracias Juana. Gracias Nique. Sara, Marcela, Elisa, Lidia, Ana, Valeria y tú,…  Claudia… ¡Benditas seáis!…  Pero no lloréis por Mí,…  hijas de Jerusalén. Sino por los pecados…  Los vuestros y por los de ellos… De vuestra ciudad… Bendice Juana,… de no tener más hijos… Mira… Es piedad de Dios… No tener más hijos… Vosotras madres,… llorad por vuestros hijos…

SONY DSC

Porque esta hora… no pasará sin castigo… Y… ¡Qué Castigo!… Así es para el Inocente…  Lloraréis…. de haber concebido y de tener… todavía vivos los hijos…  Las madres… de aquella hora… Llorarán,… Porque en verdad… os digo, que… será afortunada… quien en ese entonces… caiga bajo los escombros… Os bendigo… Idos a casa… Rogad por Mí…

1st08

En medio de clamores, de llantos y de injurias de los judíos; Jesús emprende de nuevo el camino…

Nuevamente está bañado de sudor. También los soldados y los otros dos que van al suplicio, sudan. Porque el sol de un día que amenaza tempestad, cae como fuego ardiente. ¿Qué no sentirá Jesús, con su vestido de lana que le dio Herodes y que trae sobre los azotes?…

Pero no lanza ni un lamento. Pese a que el camino es menos pendiente y no hay las piedras sueltas que había en el otro; tan peligrosas para sus pies que va arrastrando; Jesús vacila cada vez más. Yéndose contra una o contra otra fila de los soldados; camina siempre más encorvado.

1jesus_cargando_cruz

Los militares piensan que podrán ayudarle atándolo con dos cuerdas a la cintura, para poder sostenerlo. Lo logran, pero no le quitan el peso. Las cuerdas al dar contra la Cruz, la mueven continuamente sobre la espalda y mueven también la corona que ha herido la frente de Jesús, que parece un tatuaje sangriento.

Además, los lazos le restriegan la cintura donde hay tantas heridas que de nuevo se abren, pues la túnica blanca se tiñe de rojo. Y por quererlo ayudar, lo hacen sufrir más…

Continúa el camino. Da vuelta al monte y se encuentran a María y a Juan.

Hay sombra detrás del declive del monte y Juan la ha llevado allí para protegerla del sol y hacer que descanse un poco.

María está de pié, apoyada contra la tierra. Pálida como un cadáver, agotada, jadeante. Con su vestido azul oscuro, casi negro.

María y Martha, las hermanas de Lázaro; junto con las demás mujeres, están en medio del camino y espían si llega el Salvador.

Al ver a Longinos, corren a avisarle a María. Ella, sostenida por Juan se separa del monte y espera…

1maria y juan

El centurión, desde lo alto de su caballo, mira la palidez de María, muy majestuosa en su Dolor. Y a su rubio y joven acompañante, que tiene también los ojos azules y está tan pálido como Ella. Mueve la cabeza al pasar, seguido de sus once de a caballo.

Cuando pasan los de infantería, María valerosamente trata de pasar entre ellos para alcanzar a su Hijo, pero empiezan a llover piedras y los legionarios la rechazan con las astas.

1camino-calvario-jesus-virgen

Son los judíos que protestan por tanta compasión y gritan:

–                       ¡Pronto!

–                       ¡Pronto!

–                       ¡Mañana es Pascua!

–                       Hay que acabar esta misma tarde.

–                       ¡Cómplices!

–                       ¡Befadores de nuestra Ley!

–                       ¡Opresores!

–                       ¡Muerte a los invasores y a su Mesías!

–                       ¡Lo aman!

–                       ¡Eh, cómo lo aman!

–                       ¡Os lo regalamos!

–                       ¡Metedlo en vuestra maldita urbe!

–                       ¡Os lo damos!

–                       ¡No lo queremos!

–                       ¡La carroña a las carroñas!

–                       ¡La lepra a los leprosos!

Longinos pierde la paciencia, da órdenes. Espolea su caballo, seguido por diez lanceros contra la chusma que insulta y otra vez huye.

1longinos

Cuando hace esto, ve una carreta parada que había subido hasta allí. Es de las huertas que hay en la falda del monte y que está esperando con su carga de verduras a que pase la multitud, para ir a la ciudad.

La conduce un hombre como de unos cuarenta años, que junto con dos hijos que están recostados en el montón de verduras, miran y se ríen de los judíos que salieron huyendo.

Longinos lo mira, piensa y le ordena:

–                       ¡Oye! ¡Ven aquí!

Es un hombre de Cirene que finge no oír.

Pero con Longinos nadie juega. Repite la orden en tal forma, que el cireneo deja las riendas del borrico a uno de sus hijos y se acerca al centurión.

Longinos le pregunta:

–                       ¿Ves a ese hombre?

acristo

Y al hacerlo se vuelve para señalar a Jesús. En ese momento, ve que María suplica a  los soldados, que la dejen pasar.

Siente compasión y grita:

–                       ¡Dejadla pasar!  -y volviéndose hacia el cireneo, agrega-  No puede seguir así… Tú estás fuerte. Toma su Cruz y llévasela hasta la cima.

El hombre objeta:

–                       No puedo. Tengo el asno. Es asustadizo… Los muchachos no pueden sujetarlo…

Longinos le replica severo:

–                       Ve, si no quieres perder el asno y que se te den veinte azotes.

El hombre no se opone más.

Grita a los muchachos:

–                       ¡Volved a casa y pronto! Decid que no tardo en regresar…

Y va donde está Jesús…

1jencuentro-maria

Llega en el momento en que Jesús se vuelve hacia su Madre, a la que acaba de ver, ahora que Ella se ha acercado. Porque camina tan inclinado y con los ojos casi cerrados; como si estuviese ciego.

Grita:

–                       ¡Mamá!

Es la primera palabra que manifiesta su dolor desde que está sujeto a Padecer. En ese grito están todos y cada uno de sus dolores del alma; de su corazón; de su cuerpo.

Es el grito agudo y destrozado del niño que muere solo. Entre verdugos. En medio de los peores tormentos… Que tiene miedo hasta de su propio aliento.

Es el lamento de un niño que delira, aterrorizado por visiones horrorosas…Con las que  Satanás no ha dejado de atormentarlo desde el Getsemaní.

1luzbel

Busca su Madre para que con su beso fresco, calme el ardor de la fiebre y para que con su voz ahuyente los fantasmas… Ella… La Poderosa Vencedora del Maligno…

1maria-dolorosa

 Para que su abrazo haga menos terrible la muerte… Para que con su presencia reciba la fuerza que necesita, para sufrir el Sacrificio final…

María se lleva la mano al corazón, como si hubiese recibido una puñalada. Se le ve que levemente vacila. Pero se recupera pronta, apresura el paso y con los brazos tendidos hacia su Hijo…

Grita:

–                       ¡Hijo!

Lo dice en tal forma, que solo el que tenga corazón de hiena, puede permanecer impasible.

Hasta los romanos se conmueven. Y eso que son hombres con cicatrices en sus cuerpos…Acostumbrados al  horror y a la violencia de la guerra, a las armas, a la muerte… Estas palabras que los estremecen, son las mismas para todos, en todos los idiomas. Donde quiera que se digan hacen nacer sentimientos del amor y la ternura más sublimes…

1jencuentro

El Cireneo también se estremece. Como ve que María no puede abrazar a su Hijo, pues aunque levemente lo tocara, sería una tortura, Ella se abstiene. Los sentimientos más santos tienen un pudor profundo. Buscan que se les respete o que se les compadezca. No que se les burle o que se les mire con curiosidad.

Se miran… Y sólo ambos corazones angustiados, se besan… En medio de la Ira del Viernes Santo, María se ha encontrado con su Hijo, en aquel cruce del Gólgota.

Las palabras: ¡Mamá! e ¡Hijo! Encierran un significado que solo ellos conocen… Están rodeados de la Blasfemia; de la Crueldad, del Desprecio, de la Curiosidad.

Resulta inútil frente a estas cuatro Furias, hacer manifestación alguna de sus corazones con sus latidos más santos. Se abalanzarían sobre ellos, para herirlos aún más; porque cuando los hombres llegan al colmo del mal; son capaces de cualquier delito no solo contra el cuerpo; sino contra la mente y los sentimientos de sus semejantes.

Se miran…

1jencuentro2

Jesús, que acaba de hablarles a las mujeres compasivas instándolas a que lloren por los pecados del mundo; no hace sino mirarla fijamente, a través de los velos del sudor, del llanto, del polvo y de la sangre; que forman una costra en sus párpados… Él sabe que María ruega por el mundo y que Ella hubiera querido volcar el Cielo en su auxilio aliviándole no el suplicio; pues éste debe cumplirse en virtud de un decreto eterno.

Sino la duración del mismo. Lo hubiera querido aún a costa de un martirio de toda su vida. Pero se ve impotente. Es la Hora de la Justicia. Él sabe que Ella le ama más que nunca y Ella a su vez sabe cuánto le ama Él. Y que más que el velo de la piadosa Verónica y que cualquier otra asistencia, le consolaría tanto un beso de su Madre…  Pero hasta esta tortura es precisa para redimir las culpas del desamor.

1jesus-maria-calvario

Sus miradas se encuentran. Se enlazan y se apartan, lacerando sus corazones… El cortejo emprende de nuevo la marcha, al empuje del pueblo enfurecido y que los separa, haciendo a un lado a la Virgen contra el monte, expuesta a que ahora se burlen también de Ella…

Y la chusma zarandea y lleva a empellones a la Víctima hacia su altar…   Ocultándola de la otra Víctima que ya se encuentra sobre el Altar del Sacrificio: la Madre Dolorosa.

El Cirineo se acerca a Jesus y toma la cruz…

1jcireneo

Él, libre del peso camina mejor. Jadea fuertemente. Como ya no trae las manos ligadas,  se lleva con frecuencia la mano derecha a la región esterno-cardiaca como si tuviese una herida y un gran dolor en el corazón.

Se echa los cabellos, empapados de sangre y de sudor, hacia las orejas; para sentir el aire sobre su rostro lívido. Se desata el cordón del cuello, porque le molesta para respirar… Los pies de Cristo, que tanto caminaron sobre el suelo de Palestina para hacer el Bien, ahora lo sienten más áspero e ingrato para su caminar;  por la mala voluntad humana.

1viacrucis

Más que las piedras, lo golpean el odio, la maldad, la ira, la violencia y la destrucción…

María se ha hecho a un lado, con las mujeres. Sigue el cortejo, una vez que ha pasado. Luego por una vereda, se dirige a la cima del monte; desafiando los insultos de la plebe enfurecida.

Como Jesús está ya libre, el último tramo que faltaba, se hace más pronto. Ya están cerca de la cima llena de gente vociferante…

Longinos se detiene y da orden de que a todos sin excepción los echen para abajo, para que la cima, lugar de la ejecución, quede totalmente libre.

La mitad de la centuria cumple sus órdenes empleando sus lanzas. Bajo la granizada de golpes y palos, los judíos son desalojados. Quieren quedarse en la explanada que hay abajo; pero los que están allí no lo permiten y se arma una gran riña… Todos parecen haber enloquecido.

1legionario--en-el-frente-

El Calvario en su cima tiene la forma de un trapecio irregular. Sobre esta explanada hay tres agujeros profundos, cubiertos con ladrillos o pedazos de pizarra.

Cerca hay piedras y tierra para reforzar las cruces. Otros agujeros están llenos de piedras. Es evidente que según el número de los sentenciados, es como se abren los hoyos…

Los soldados que arrojaron a la gente de la cima; usando la fuerza, calman la pelea que entre sí han trabado los judíos y abren paso para que el cortejo continúe su marcha sin dificultad.

Forman una valla, mientras los tres sentenciados, rodeados de jinetes y protegidos por detrás por la otra media centuria; llegan hasta el punto donde deben detenerse: a los pies de la plataforma natural que es la cima del Gólgota.

Aquí están las Marías y las demás discípulas. Claudia Prócula y las romanas se han quitado los velos que les cubrían el rostro y no les importa manifestar su dolor, sus lágrimas y su adhesión al Nazareno… Enmedio de todo un pueblo enardecido por el Odio más feroz.

1claudia-prócula

Los judíos que las han reconocido muestran su asombro, pero aprovechan la oportunidad  y su presencia para mostrarles su desprecio a los paganos, que hacen ‘dioses de cualquier cosa’…. Y siguen con su andanada de blasfemias contra Jesús y la Virgen Madre…  Y de injurias más floridas, contra los opresores…

Los pastores que lucharon contra los judíos que querían expulsarlos, pero su fuerza que duplica el amor y el dolor, los hizo vencer. Han formado un semicírculo libre, contra el que los cobardes judíos sólo se atreven a lanzar amenazas de muerte y enseñarles los puños. Porque los bastones de los pastores son gruesos y pesados…

La fuerza de sus músculos ya la probaron y resultó ser mucho mayor de lo que pudieron imaginar. Se necesita un valor extraordinario para quedarse allí y desafiarlo todo; aunque sean pocos y se les tome por galileos y seguidores del Rabí Galileo.

Es el único lugar del Calvario, donde no se maldice a Jesús.

Los tres lados que bajan a la hondonada sin ninguna escarpadura, están llenos de gente. No se distingue el suelo amarillento. Bajo los rayos del sol, la multitud da la impresión de ser un prado florido, de corolas de todos colores; ¡Tan apretados se ven los capuchos y los mantos!

Más allá del riachuelo, por el camino se ve más gente y también más allá de las murallas. El resto de la ciudad está vacío y silencioso; todos están aquí. Todo el amor y todo el Odio. Todo el silencio que ama y perdona. Toda la maldad que odia y maldice.

1despojadovestiduras

Los encargados de la ejecución preparan sus instrumentos y limpian bien los hoyos.

Los sentenciados esperan en el centro.

Los judíos que se han refugiado en el rincón opuesto a donde están las mujeres, las insultan y…

Especialmente a la Madre de Jesús:

–                       ¡A la muerte los Galileos!

–                       ¡A la muerte, galileos malditos!

–                       ¡A la muerte, el Galileo blasfemo!

–                       ¡Clavad también en la Cruz al seno que lo llevó!

1dolorosa

–                       ¡Mueran las víboras que paren demonios!

–                       ¡A la muerte las rameras de Satanás!

–                       ¡A la muerte!

–                       ¡Limpiad a Israel de las mujeres que se unen a los machos cabríos!…

Longinos que ha bajado del caballo, mira a la Virgen… Y ordena callar aquella gritería.

La media centuria que estaba detrás de los condenados y que es comandada por Octavio, ataca la chusma y limpia la plazoleta, mientras los judíos escapan por el monte, pisoteándose unos a otros.

Los soldados de la caballería, bajan de sus monturas y llevan los corceles a la sombra.

El centurión Octavio, baja de su caballo y se dirige a la cima.

Juana de Cusa lo detiene y le da una jarra de plata y una bolsa. Luego regresa al ángulo de la plataforma, donde estaba. Y se junta con las otras discípulas.

Arriba todo está listo. Se hace subir a los sentenciados.

Jesús pasa otra vez cerca de su Madre…

A María se le escapa un gemido que Ella misma trata de sofocar, llevándose el manto a la boca.

Al ver esto, los judíos se carcajean y se burlan de Ella…

1madre-dolorosa

El manso Juan que con un brazo sostiene a María, vuelve la cabeza hacia ellos con una mirada feroz…

En cuanto los sentenciados están sobre el cadalso, los soldados rodean la plazoleta por los tres lados. Solo queda vacío el que está escarpado.

El centurión Longinos,  ordena al Cireneo que se vaya, pero él prefiere quedarse y se va con los galileos a compartir con ellos los insultos que están recibiendo y manifestando así una adhesión silenciosa a los fieles a Jesús.

En medio de maldiciones, los ladrones echan al suelo sus cruces.

Jesús está silencioso. El Camino Doloroso, ha terminado…

1desolación

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA

213.- REO DEL ODIO


1-caballo

De un palacio sale al galope un jinete. La gualdrapa de color púrpura resalta sobre el color blanco del hermoso caballo árabe. Lo grandioso del jinete, su espada desnuda que golpea de plano sobre las espaldas de la gente y de lomo sobre las cabezas que sangran, le dan el aspecto de un arcángel airado.

En una empinada, el caballo caracolea, corvetea. Sus manos son arma de ataque y el mejor medio para abrir paso al jinete. En esos momentos el velo de púrpura y oro, sostenido por una cinta dorada que lo cubre, se le cae…

Y aparece la varonil cara de Mannaém.

El regio cortesano, grita:

–                       ¡Atrás! ¿Cómo os atrevéis a turbar el descanso del Tetrarca?  -pero esto no es más que un pretexto para justificar lo que hace y su intento de llegar hasta Jesús-  ¡Este Hombre!… ¡Dejádmelo ver!… ¡Apartaos o llamo a los guardias!…

La gente ante los sablazos que recibe, las patadas del caballo, las amenazas del jinete, se abre…

1BUCFAL~1

Y Mannaém llega hasta el grupo donde va Jesús con los guardias y los sacerdotes del Templo.

La sonora voz de Mannaém truena imperiosa:

–                       ¡Largo! El Tetrarca vale más que vosotros, imbéciles. ¡Atrás! Quiero hablar con Él….

La orden del primer ministro y hermano de leche de Herodes, no admite réplica.

Y lo demuestra al conseguir ser obedecido, al embestir con su espada al más encarnizado de los verdugos de Jesús: Doras. Todos los demás se apartan al punto…

1bucefalo2

Mannaém llega hasta Jesús. Lo mira…

Y dice con una voz llena de angustia:

–                       ¡Maestro!…

Jesús lo mira con un amor infinito y le ordena:

–                       Gracias. Pero ¡Vete!… ¡Qué Dios te dé fuerzas!  -Jesús con las manos ligadas hace como puede, una señal para bendecirlo.

Mannaém está aniquilado, baja la cabeza totalmente apenado. Y obedece…

La multitud silba desde lejos.  Y apenas ve que Mannaém se retira, se venga con una rociada de piedras e inmundicias sobre Jesús.

Los primeros rayos solares iluminan la calle empinada que lleva a la Torre Antonia, cuya mole se ve desde lejos.

Rasga el aire el grito agudo de una mujer:

–                       ¡Salvador mío, mi vida por la tuya!  ¡Oh, Eterno!

Jesús vuelve la cabeza y ve que desde el pórtico de un palacio, está Juana de Cusa, su familia y sus siervos extendiendo sus brazos al cielo.

juana de cusa (2)

¡Pero el Cielo en este día ha cerrado sus puertas!

Jesús levanta sus manos atadas y les da un postrer adiós.

La gente vocifera:

–                       ¡A la muerte! ¡A la muerte el blasfemo, el corruptor, el amigo del Diablo! ¡Y a la muerte sus amigos!

Silbidos y pedradas llegan hasta la terraza…

Se escucha un grito muy agudo, como si alguien hubiese sido herido y luego el grupo desaparece.

Adelante. Adelante y siempre subiendo… El sol naciente ilumina las casas de Jerusalén, pero están vacías. Porque el Odio les ha quitado a sus moradores y se han unido a los peregrinos de la Pascua, contra Jesús.

antonia1

Un regimiento de soldados romanos, sale corriendo de la Antonia con las astas apuntadas contra la plebe que se dispersa aullando.

Quedan en mitad de la calle con Jesús, los príncipes de los sacerdotes, los escribas y los ancianos del Templo.

Un oficial, el centurión Octavio reconoce a Jesús y se alarma en lo íntimo de su corazón.

Pero nada de esto trasluce en su rostro y grita altanero:

–                       ¿Por este Hombre, esta sedición? Responderéis a Roma.

Eleazar de Annás responde:

–                       Es reo de muerte, según nuestra Ley.

Otro centurión y un tribuno romano,  se acercan.

El tribuno es un hombre de cara severa, que en una mejilla tiene una cicatriz que muestra que se la partieron en dos… Y habla con asco, como si hablase a un montón de galeotes piojosos.

1octavio

Con inmenso desprecio pregunta:

–                       ¿Desde cuándo se os ha devuelto el Jus Gladii et Sanguinis?

Elquías responde:

–                       Sabemos que no tenemos este derecho. Somos los fieles súbditos de Roma…

El tribuno suelta  la carcajada:

–                       ¡Ja, ja, ja! ¡Óyelos Longinos! ¡Fieles!… ¡Sujetos!… ¡Inmundicias! Las flechas de mis arqueros serían vuestro mejor premio…

Longinos responde con irónica flema:

–                       Morirían como nobles. A lomos de mulos, azotes de arrieros…

Los príncipes de los sacerdotes, escribas y ancianos, sienten que los ahoga el odio. Pero quieren conseguir su objetivo y se callan. Se tragan la ofensa, como si no la hubieran entendido.

E inclinándose profundamente dicen con un servilismo asqueroso:

–                       Noble y sabio tribuno. Hemos traído a este Hombre, para que sea presentado ante Poncio Pilatos. Y que el sabio Procurador juzgue y condene, con la muy recta y honesta justicia de Roma.

El tribuno vuelve a reír:

–                       ¡Ja, ja! ¡Óyelos!… Somos más sabios que Minerva… ¡Entregadlo aquí! Y caminad adelante. Nunca puede uno estar seguro. Sois unos chacales apestosos. Teneros a la espalda es peligroso. ¡Adelante!

Nahúm objeta:

–                       No podemos.

anas

–                       ¿Por qué? Cuando alguien acusa, debe presentarse ante el juez con el acusado. Esta es la norma de Roma.

Eleazar ben Annás:

–                       La casa de un pagano es inmunda ante nuestros ojos y ya nos purificamos para la Pascua.

–                       ¡Desgraciados! ¡Hipócritas e incongruentes! ¡Se contaminan si entran!… Y matar al único hebreo que vale la pena; que no es chacal, ni reptil como vosotros, ¿No os ensucia?

Está bien. Quedaos donde estáis. Ni un paso adelante o las astas se clavarán en vosotros. Una decuria alrededor del Acusado. Los demás, enfrente de esta gentuza que apesta.

Jesús entra en el Pretorio en medio de diez soldados, con Longinos y el tribuno  al frente. Dejan a Jesús en un amplio vestíbulo, más allá del cual hay un patio, que se ve detrás de una pesada cortina, que el viento apenas si mueve.

Ellos desaparecen tras una puerta y luego regresan acompañados del Gobernador; que viste una toga blanquísima, sobre la que luce un manto de color escarlata.

1PilatosdelaMacarena (2)

Poncio entra indolente, con una sonrisa escéptica en la cara rasurada y frota entre los dedos unas hojitas de  y las huele con placer. Va a un cuadrante solar, regresa después de haberlo mirado. Deposita granos de incienso que hay a los pies de una estatua de Júpiter.

Pide que le traigan agua de limón y hace gárgaras. En un espejo de metal tersísimo, vuelve a mirarse el peinado, que le cae ondulado. Parece como si se hubiera olvidado completamente del Acusado, que espera su aprobación para ser muerto.

Es verdaderamente una actitud indignante…

Como el Pretorio está abierto por delante y elevado tres escalones más que el Atrio, que a su vez lo está varios metros más de la calle misma; los hebreos lo ven todo y se estremecen de ira. Pero no se atreven a rebelarse por miedo a las astas y venablos.

Después de haber dado una y más vueltas alrededor del vasto atrio, Pilatos se dirige a Jesús. Lo mira…

Y pregunta a los oficiales:

–                       ¿Se trata de éste?

El tribuno contesta:

–                       Así es.

–                       Que vengan los acusadores.

Y va a sentarse en una silla que está sobre una tarima.

Sobre la cabeza de Poncio Pilatos, se ven las insignias de Roma: el águila dorada con las alas desplegadas y las poderosas letras S P Q R    S (Senatus) P (Populos) Q (ue) R (Romanus) Que en romance significan: ‘El Senado y el pueblo de Roma’

spqr113

El tribuno explica:

–                       No pueden entrar. Se contaminan.

Poncio ríe y dice con desprecio:

–                       ¡Je! ¡Je! ¡Mejor!… Así no tendremos necesidad de ríos de esencias, para limpiar el lugar de su olor caprino. ¡Haz que por lo menos se acerquen allá abajo!  -se dirige a los soldados-  ¡Y vosotros tened cuidado de que no entren, ya que no lo quieren! Este Hombre puede ser un pretexto para alguna sedición.

El centurión Octavio, trasmite las órdenes del Procurador romano.

Inmediatamente los demás se ponen frente al atrio, a distancia regular. Son hermosos como titanes. Y hacen sentir la presencia de Roma. ¡Son los amos del Mundo!…

24895904gr0

Se acercan los del Sanedrín y saludan con inclinaciones serviles. Se detienen en   la plazoleta que está ante el Pretorio, más allá de los tres escalones del vestíbulo.

Pilatos va hacia ellos y manteniéndose dentro de los límites del vestíbulo…

Les dice:

–                       Hablad y sed breves. Os habéis hecho ya sospechosos, por haber turbado el reposo nocturno y haber obligado por la fuerza, a que se os abrieran las puertas. Lo verificaré. Y tanto los que os dieron las órdenes, como los que obedecisteis, responderéis de ello.

Eleazar ben Annás responde:

–                       Hemos venido a someter a Roma, a cuyo divino emperador representas; nuestra sentencia contra Éste.

Poncio replica:

–                       ¿De qué le acusáis? Me parece inofensivo.

Elquías se adelanta:

–                       Si no fuera un malhechor, no te lo hubiésemos traído.

JesusPilatos

Y con el ansia de acusar, varios se adelantan unos pasos.

Pilatos ordena:

–                       ¡Rechazad a la plebe! Seis pasos más allá de la plazoleta… ¡Las dos centurias a las armas!

Los soldados obedecen inmediatamente.

Se alinean cien sobre la parte exterior más alta, con las espaldas dando al vestíbulo y cien en la plazoleta que da al Portón, la entrada donde vive Pilatos y que más bien parece un arco triunfal. Porque es un amplio espacio con un enorme cancel, con un corredor que penetra en el atrio elevado.

ejercito-romano

Más allá del vestíbulo se distinguen las caras brutales de los judíos que, amenazadores y satánicos, miran hacia el interior… Más allá de los soldados, que codo con codo como si fuese un desfile, presentan doscientas puntas a esos conejos asesinos.

Los hipócritas Judíos no quisieron contaminarse con el polvo de la casa de un gentil. Pero no consideran pecado matar a un Inocente. Y luego, con corazón tranquilo  después de haber cometido su crimen; comer la Pascua.

¡Cuántos en su interior obran mal y en lo exterior muestran respeto a la Religión y aparente amor a Dios!… ¡Fórmulas y no religión verdadera!… ¡Qué Dios abomina y le causan asco y vómito!…

Como los judíos no entraron, salió Pilatos al oír a la plebe que grita. Como tiene experiencia en el gobierno y en el juzgar, ya evaluó la situación…

Sabe que se lo han llevado por Envidia. Y se ha dado cuenta de que Jesús más que nada es reo, pero del pueblo cargado de odio.

pilatos (2)

En su primer encuentro ha habido un acercamiento de sus corazones, que los dos han entendido… Los Dos se han juzgado mutuamente, por lo que son…

Jesús tiene piedad de él por ser un hombre débil.

Pilatos la tiene de Jesús, porque sabe que es un Hombre Inocente y está decidido a salvarlo…

Les dice:

–                       Repito. ¿Qué acusación tenéis contra éste?

Eleazar de Annás:

–                       Ha cometido un delito, contra la Ley de nuestros padres.

Pilatos replica fastidiado:

–                       ¿Y para esto, habéis venido a molestarme? Tomadlo vosotros y juzgadlo según vuestras leyes.

Sadoc:

–                       No podemos matar a nadie. No somos doctos. El Derecho Hebreo es una insignificancia, respecto al perfecto Derecho de Roma. Como ignorantes y súbditos de Roma; maestra. Tenemos necesidad de…

p017_1_06

Pilatos lo interrumpe:

–                       ¿De cuándo acá sois miel y mantequilla?… ¡Habéis dicho una verdad! Vosotros, ¡Maestros de la Mentira!… ¡Tenéis necesidad de Roma! Sí. Para desembarazaros de Éste, que os da fastidio. ¡He comprendido!…

Y Pilatos mira hacia el cielo sereno, que se perfila como una laja cuadrada de turquesa oscura, entre las paredes blancas de mármol, del atrio.

Luego se vuelve hacia los judíos y pregunta imperioso:

–                        Decid. ¿Cuál ha sido el delito que cometió contra vuestras leyes?

Calescebona:

–                       Hemos descubierto que introducía el desorden en nuestra nación y que impedía que se  pagase el tributo al César, llamándose el Mesías, Rey de los Judíos.

La hipocresía de los judíos impera en ellos, por eso no quisieron ejecutarlo. Porque cuando se tratará de Esteban, Roma todavía gobierna Jerusalén y sin que les importe eso, lo lapidarán.

3424559507_ef43c4fc82_z

Por lo que toca a Jesús, lo temen y lo odian. La combinación más peligrosa… No quieren reconocerlo como Mesías; pero están decididos a matarlo, porque lo Es.

Lo acusan de Rebelde al poder romano, para conseguir que Roma lo sentencie. En su infame salón, muchas veces durante su ministerio; lo han acusado de blasfemo y falso profeta y por eso ya deberían haberlo lapidado.

Pero ahora para no cometer un Crimen, por el que saben que serían castigados por la Justicia Divina… Buscan que Roma lo realice, acusándolo de malhechor y rebelde, para evadir con mucha astucia el castigo…

No hay nada más fácil cuando la plebe ha sido pervertida y se encuentra bajo jefes diabólicos, que acusar a un inocente. Para desahogar su ansia de crueldad y matar a quién consideran que es obstáculo y juez de sus acciones.

Pilatos se dirige ahora a Jesús,  que está en el centro del Atrio.

Sigue amarrado,  pero sin soldados. La mansedumbre se refleja en su persona. Lo observa por unos momentos… ha oído hablar de Él. Su propia esposa es discípula de Él…

Entre sus oficiales hay quienes repiten su Nombre con gratitud… Con lágrimas en los ojos y sonrisa en el corazón. Lo mencionaron como a un Bienhechor. En sus relaciones con el Pretor le han dicho que la gente va a Él. Que predica una doctrina nueva, en que se habla de un reino extraño, inconcebible para ellos que son paganos…

Que han visto en Él; siempre a un hombre bueno y benigno, que no busca los honores de esta tierra. Y enseña y practica el respeto y obediencia, para con los que tienen autoridad. Han sido más sinceros que los israelitas, en lo que vieron y en la manera de al referirse a Jesús.

El domingo anterior al oír los gritos de la multitud, se había asomado a la ventana en la Torre Antonia…  Y vio a un Hombre que pasaba cabalgando sobre una borriquilla, sin arma alguna. Rodeado de niños y de mujeres; que iba bendiciendo…

Domingo-de-Ramos

Está seguro de que Jesús no es un peligro para Roma. Pero quiere saber si es Rey.  En medio de su escepticismo pagano, quiere burlarse un poco de esta realeza que cabalga sobre un asno. Que tiene por cortesanos a niños descalzos; mujeres sonrientes, hombres del pueblo… De esta realeza, que desde hace tres años predica no sentir ninguna atracción por las riquezas y el poder. Que no habla de otras conquistas, que las del espíritu y el corazón…

¿Qué es el alma para un pagano? Ni siquiera sus dioses la tienen. ¿Puede poseerla el hombre?… Se acerca a Jesús y repregunta:

–                       ¿Eres Tú el rey de los judíos?

Jesús le responde:

–                       ¿Quieres saberlo tú? O ¿Es por insinuación de otros?

Pilatos replica:

–                       ¿A mí que me va con tu reino? ¿Acaso soy judío? Tu nación y tus jefes te han consignado a mí; para que te juzgue. ¿Qué has hecho? Sé que eres leal. Habla. ¿Es verdad que aspiras al Reino?

1193795195_f

–                       Mi Reino no es de este mundo. Si fuese un Reino del Mundo, mis siervos y mis soldados, hubieran combatido para que los judíos no me hubieran capturado. Mi Reino no es de la tierra. Tú sabes que no aspiro al poder.

–                       Lo sé. Es verdad. Me lo han dicho. Pero no niegas ser Rey.

–                       Tú lo has dicho. Yo soy Rey. Para esto Yo he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Quién es amigo de la verdad, escucha mi Voz.

–                       ¿Qué es la verdad? ¿Eres filósofo? Esto no sirve para nada ante la muerte. Sócrates murió lo mismo…

–                       Pero le sirvió en la vida. Tanto para vivir, como para morir. Y en la otra vida, para no llevar el nombre de traidor a las virtudes cívicas.

Pilatos por unos instantes lo mira sorprendido y exclama:

–                       ¡Por Júpiter!

WilliamHolePilatosinterrogaaJesus

Parece reflexionar…Sentado en su silla, mira a Jesús…. Lo escudriña, con detenimiento… Piensa: ‘¿Qué es la Verdad?’… Claudia le ha dicho muchas cosas… Pero no entiende y no está seguro de querer entenderlo…

Con indiferencia, lo considera una cuestión inútil. Luego, levanta los hombros y vuelve a su escepticismo y sarcasmo habituales.

Pilatos le deja donde está, sin preguntarle nada más. Hace como si estuviera cansado. Se levanta, le vuelve la espalda a Jesús y va hacia donde están los judíos.

Y el Gobernador romano, declara:

–                       No encuentro ninguna culpa en él.

Los judíos se alborotan y hacen que la plebe se encabrite.

Temerosos de perder a su presa y el espectáculo de ver a su archienemigo en la Cruz, gritan:

–                       ¡Es un rebelde! ¡Un blasfemo! ¡Empuja al libertinaje! ¡Excita a la rebelión! ¡Niega el respeto al César! ¡A la muerte! ¡Es un alborotador! ¡Subleva al pueblo con su Doctrina, enseñándola por toda la Judea, a la que llegó desde Galilea! ¡A la muerte! ¡A la muerte!

Pilatos murmura:

–                       ¿Es Galileo?…  –y se regresa a donde está Jesús. Lo exhorta- ¿Has oído cómo te acusan? ¡Defiéndete!

1jpilatos

Jesús no responde.

Pilatos piensa… y en los umbrales del crimen, trata de salvarlo.

Conoce bien a Herodes y sabe que es tan astuto que al tratar de contemporizar entre Roma y el pueblo, obrará de modo que no dañe los intereses de Roma, ni ofenda al pueblo hebreo. Piensa: ‘¡Sí! ¡Es lo mejor!’…

Se decide y ordena a su tribuno:

–                       Que una centuria lo lleve con Herodes y que lo juzgue. Es su súbdito. Reconozco el derecho del Tetrarca y de antemano acepto su veredicto. Que se le comunique. Id.

El oficial le obedece de inmediato.

El Gobernador los ve alejarse y se queda pensativo… este Rey sin corona, sin palacio, sin corte, sin soldados. Le repite que su Reino no es de este mundo. Y tan es así, que ningún servidor, ni soldado alguno, se levanta a defenderlo y arrancarlo de las manos de sus enemigos.

Pilatos, sentado en su silla lo ha escudriñado, porque Jesús es un enigma que no logra descifrar…

via2cru1

 Pero ¿Cómo puede entrar Dios y su Luz, donde no hay lugar para ellos y puertas y ventanas están custodiadas por la soberbia de un cargo, las preocupaciones humanas, los errores del paganismo, la debilidad humana, el vicio, la usura?…  Guardias al servicio de Satanás contra Dios

Pilatos no puede comprender en qué consiste su Reino. Y lo más trágico: no pide que se lo explique. Al invitarle a que conozca la verdad, paganamente responde: ‘¿Qué cosa es la Verdad?’ ¿Dinero? No. ¿Placeres? No. ¿Poder? No. ¿Salud física? No. ¿Gloria humana? No. ¡Entonces no tiene importancia!…

No vale la pena correr detrás de una quimera. Dinero, mujeres, placeres, poder, buena salud, comodidades, honores. Éstas son cosas útiles, que deben amarse y conseguirse a cualquier precio.

poncio pilatos

Su materialismo le impidió conocer, lo único verdaderamente valioso que importa conocer, porque es para la eternidad: La Verdad…  ¿Por qué no insistió en preguntar?: ¿¿Qué cosa es la Verdad??

Ella no quiere sino darse a conocer para instruir. Está delante como lo estuvo frente a Pilatos. Nos ve a todos nosotros… Nos mira con ojos suplicantes que dicen: “Pregúntame y te instruiré”

Y como miró a Pilatos nos ve a todos y a cada uno de los seres humanos que ha creado. Nos dice:

–                 “Yo te amo tal como eres en este momento y si tú quieres, te enseñaré a conocerme y amarme…” 

Si con ojos serenos llenos de amor, mira a quién le ama y pide que le hable…

Con ojos de tristeza amorosa mira a quién no le ama, ni le busca, ni le escucha. Pero Amor. Siempre amor. Porque el Amor es su Naturaleza…

Cristo-ante-Pilatos-Munkacsy

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA

212.- PRISION Y TORTURA


1-Jesus-Caifas-Sanedrin-Juicio

Juan se va, llevando consigo al aterrorizado Pedro y escucha cuando dicen que al reo lo van a llevar a la casa de Caifás. Decide adelantarse.

Cuando llegan hasta allí, toca en el portón y cuando éste se abre… Juan que por los negocios de su padre es reconocido por la sierva del Sumo Sacerdote, lo deja entrar.

El joven habla con ella y entra también Pedro.

Juan que conoce bien la casa, va adelante seguido por Pedro y la joven portera que pregunta a Pedro:

–                       ¿No eres tú también de los discípulos de ese Hombre?

Pedro responde:

–                       No lo soy.

Jesús se queda entre los que lo han capturado y que lo siguen maltratando. Lo golpean con las cuerdas. Le arrojan salivazos. Se burlan de Él. Le jalan los cabellos… Sarcasmos, golpes y escarnios de todo tipo, hasta que llega un siervo diciendo que lo lleven a  la casa de Caifás.

Conducen a Jesús amarrado, a través de un corredor.

Llegan a un portal y lo recorren, hasta llegar a un portón muy grande. Entran. Luego atraviesan un patio en el que están los siervos y los guardias calentándose junto al fuego de unos leños y brasas encendidos, porque hace mucho frío y sopla el viento;  en las primeras horas de la madrugada de este viernes.

Pedro y Juan están mezclados entre esta gente tan hostil…

¡Vaya que se necesita valor para estar allí!

1the-judgment-of-the-sanhedrin

Jesús los mira y una sombra de sonrisa se dibuja en su boca hinchada por los golpes recibidos.

El recorrido por pórticos, atrios, patios y corredores; es largo. Los palacios que poseen los poderosos de Israel, vaya que son suntuosos y enormes.

La gente no entra en el recinto del Pontífice, los hacen regresar al vestíbulo de Annás.

A Jesús lo llevan los esbirros y sacerdotes, hasta una sala muy espaciosa que no parece rectangular, por los muchos asientos en forma de herradura de caballo, colocados en las tres paredes y  dejando en el centro un espacio muy grande, más allá del cual hay tres sillas sobre una tarima. En la cual la más alta y pomposa, casi parece un trono, pertenece al Sumo Sacerdote y las otras, a los cargos más importantes dentro del Sanedrín.

Cuando Jesús va a entrar, llega Gamaliel el rabí. Los guardias le dan un estirón a las cuerdas, para que deje el paso libre al gran doctor de Israel. Éste, derecho como una estatua, hierático, acorta el paso y casi sin mover los labios, sin mirar a nadie…

Le pregunta:

–                       ¿Quién eres? Dímelo.

Jesús le contesta con dulzura:

–                       Lee los profetas y te responderán. La primera señal está allí. La segunda se aproxima.

1HendrickTerBrugghen1616(l'appel-de-StMatthieu)MFA-Budapest

Gamaliel se recoge el manto y entra. Le sigue Jesús.

Mientras Gamaliel se dirige a su asiento, Jesús es arrastrado al centro de la sala. Ante el Pontífice; que espera a que todos los miembros del Sanedrín hayan entrado.

Luego comienza la sesión.

Caifás ve unos asientos vacíos y pregunta:

–                       ¿Dónde están Eleazar y Juan?

Se pone de pie un joven escriba.

Se inclina y dice:

–                       No quisieron venir. Aquí está escrito.  –y señala una tablilla.

Caifás declara con furia en su rostro implacable:

–                       Que se conserve y se tome nota. Responderán de ello. ¿Qué tienen que decir los miembros santos de este Consejo acerca de ‘Ese’ que está allí?  – y pareciera escupir la palabra con marcado desprecio.

1caifas

Inmediatamente se pone de pie un Fariseo:

–                       Tomo la palabra. En mi casa violó el sábado. Dios es testigo si miento. Ismael ben Fabi nunca miente.

Caifás:

–                       ¿Es verdad acusado?

Jesús no responde.

Elí el Fariseo:

–                       Yo soy testigo de que convivía con prostitutas. Fingiéndose profeta, convirtió su albergue en Aguas Hermosas en un lupanar. Y para colmo invitaba hasta paganas. Conmigo estuvieron Sadoc, Calascebona y Nahum. Fiduciarios de Annás. Ellos están aquí. Desmentidme si no es verdad.

Sadoc confirma:

–                       Es como acabas de decir.

Jesús guarda silencio.

Cananías:

–                       No perdía ocasión de burlarse de nosotros. Si la gente no nos ama es por su culpa.

Caifás:

–                       ¿Lo oyes? Has profanado a los miembros santos del Consejo.

1gran-consejo

Jesús no responde.

El Fariseo Tolmé:

–                       Este hombre está endemoniado. Como estuvo en Egipto, ejercita la Magia

–                       Negra.

Caifás:

–                       ¿Cómo lo pruebas?

–                       Bajo mi palabra y por las Tablas de la Ley.

Annás dice a Jesús:

–                       La acusación es grave. Defiéndete.

Jesús no responde.

Nahum:

–                       Es ilegal tu Ministerio, tenlo en cuenta. Merece la muerte. ¡Habla!

Silencio.

1caifas-jesus

Gamaliel grita:

–                       ¡Nuestra sesión es la ilegal! –y dice a su hijo, que está a su lado- ¡Levántate Simeón y vámonos!

Caifás:

–                       Pero rabí, ¿Estás loco?

Gamaliel con autoridad:

–                       Respeto las fórmulas. No es lícito proceder como lo estamos haciendo. Presentaré una acusación pública.

El rabí Gamaliel sale tieso como una estatua. Le sigue un hombre como de unos treinta y cinco años y que físicamente es muy parecido a él.

Terminada la breve confusión que provoca la salida de Gamaliel…

Nicodemo y José de Arimatea, aprovechan la oportunidad para hablar en favor de Jesús.

Nicodemo:

–                       Gamaliel tiene razón. Tanto la hora como el lugar son ilícitos y las acusaciones no tienen ningún peso. ¿Puede alguien acusarlo de haber en realidad despreciado la Ley? Soy amigo suyo y juro que siempre lo vi respetuoso para con ella.

José el Anciano:

–                       Lo mismo yo. Y para no ratificar un crimen, me cubro la cabeza. No por Él, sino por nosotros. Y me voy.

José intenta bajar de su asiento e irse.

Sanhedrin

Pero Caifás le grita:

–                       ¡Ah! ¡Con que esas tenemos! Que vengan los testigos jurados. Escuchadlos y  luego podéis iros.

Entran dos tipos que parecen galeotes, con miradas furtivas y sonrisa sarcástica y cruel.

Caifás ordena:

–                       Hablad.

José grita:

–                       ¡No es lícito oírlos juntos!

Caifás:

–                       Soy el Sumo Sacerdote. Lo ordeno. ¡Silencio!

José da un puñetazo sobre la mesa y dice:

–                      ¡Que las llamas del Cielo caigan sobre ti! Desde este momento sábelo que José el Anciano es enemigo del Sanedrín y amigo de Jesús. Y así paso a informar al Pretor, que aquí se condena a alguien a muerte, sin contar con Roma.

jarima

Y sale violentamente, dando un empujón al flaco y joven escriba que trata de detenerlo…

Nicodemo, más pusilánime, se va sin decir ni una palabra. Al salir, pasa ante Jesús y lo mira…

Nueva confusión. La temible sombra de Roma se proyecta.

La Víctima expiatoria, sigue siendo Jesús…

Annás lo acusa:

–                       ¡Por tu culpa! ¡Corruptor de los mejores judíos! ¡Los has envilecido!

Jesús no protesta.

1annás

Caifás grita:

–                       ¡Que hablen los testigos!

Uno dice:

–                       ¡Bueno! Éste empleaba el…

El otro:

–                       El… lo sabíamos… ¿Cómo se llama esa cosa?

Tolmé:

–                       ¿Te refieres al Tetragrama?

El primero:

–                       ¡Exacto! Es lo que dijiste. Evocaba a los muertos. Enseñaba que no se observase el Sábado y que se profanase el altar…

El segundo lo interrumpe.

–                       ¡Lo juramos! Decía que Él destruiría el Templo, para reedificarlo en tres días, con la ayuda de los demonios…

El primero:

–                       No. Decía: ‘El hombre no lo fabricará.’

Caifás baja de su silla y se acerca a Jesús.

1CAIFAS (2)

Tiene que levantar su cara de facciones distorsionadas por la furia, porque Jesús es muchísimo más alto que Él. Caifás es pequeño, obeso y feo; parece un reptil que se apresta para devorar a su presa. Y el contraste es muy notorio.

Porque Jesús, no obstante el maltrato que ha recibido; que está sucio y despeinado, es todavía increíblemente bello y majestuoso.

Infinitamente más regio que el Sumo Sacerdote que se une a los criminales comprados por los rufianes del Sanedrín.

Caifás pregunta:

–                       ¿No respondes a estas acusaciones tan graves, tan horrendas? Habla y borra la ignominia que sobre Ti han echado.

Jesús guarda silencio. Lo mira…

Caifás demanda:

–                       Entonces, respóndeme. Soy tu Pontífice. En Nombre de Dios Vivo, dime: ¿Eres Tú el Mesías, el Hijo de Dios?

Jesús declara:

–                       Tú lo has dicho. Yo lo Soy. Y veréis al Hijo del Hombre, sentado a la derecha del Poder del Padre, que vendrá sobre las nubes del Cielo. Por lo demás, ¿Para qué me preguntas? He hablado durante tres años. Nada he dicho oculto. Pregunta a los que han oído, que te referirán lo que he enseñado y he hecho…

1CAPTURADO

Uno de los guardianes le pega en la boca, haciéndola sangrar de nuevo y le grita:

–                       ¿De este modo respondes,  ¡Oh, Satanás! ¿Al Sumo Pontífice?

Jesús dice con mansedumbre y dulzura:

–                       Si he hablado bien, ¿Por qué me has pegado? Si mal, ¿Por qué no me muestras donde está mi error? –y volviéndose a Caifás-  Me preguntaste en el Nombre del Altísimo y te respondo. Repito: Soy el Mesías, el Hijo de Dios. No puedo mentir.

Soy el Sumo Sacerdote. El Eterno Sacerdote. Soy el único que llevo el Racional sobre el que está escrito Doctrina y Verdad y le soy fiel hasta la muerte.

1jesus-sumo-sacerdote

Ignominiosa a los ojos del Mundo; santa a los de Dios. Y hasta la bienaventurada Resurrección, Soy el Pontífice Ungido. Soy el Rey. Estoy a punto de tomar mi cetro. Y con él, como si fuese ventilador, limpiaré la era. Este Templo será destruido y volverá a levantarse nuevo, santo. Porque el actual está corrompido y Dios lo ha entregado a su destino.

Todos gritan al unísono:

–                       ¡¡¡Blasfemo!!!

Caifás:

–                       ¿Lo vas a hacer en tres días, loco y endemoniado?

–                       No éste. Sino el mío, resucitará…  El Templo del Dios Verdadero, del Dios Vivo, del Dios Santo,  del Tres veces Santo.

Gritan de nuevo al unísono:

–                       ¡¡¡Anatema!!!

Caifás levanta su voz aguda y se rasga su vestidura de lino con un fingido horror y dice:

–                       No tenemos necesidad de oír otros testimonios. Hemos oído su blasfemia. ¿Qué vamos a hacerle?

caifas-rasga-vestiduras

En un coro horrendo y lúgubre, declaran:

–                       ¡Es reo de muerte!

Haciendo gestos de desprecio y de escándalo, los miembros del Sanedrín salen de la sala, dejando a Jesús a merced de los sicarios y del grupo de falsos testigos que entre bofetadas, puñetazos, salivazos; le vendan los ojos con un trapo y le jalan con fuerza los cabellos, arrancándolos con crueldad.

Y lo arrastran de acá para allá con las manos amarradas; haciendo que se golpee fuertemente contra las mesas y las paredes; en una diversión salvaje y brutal…

Le preguntan:

–                       ¿Quién te ha pegado? Adivina.

Varias veces le ponen zancadilla y Jesús cae al suelo cuán largo es. Las risotadas llenan el aire, al verlo caer y al ver que apuradamente logra ponerse nuevamente de pie.

atormentado por el sanedrin

Mientras tanto en el patio, Juan ha ido en busca de la Virgen María.

Y Pedro está tratando de calentarse en la hoguera.

Unos hombres que están junto a él, le dicen:

–                       Seguramente tú también eres uno de los discípulos.

Pedro responde enfático:

–                       No lo soy.

En la sala del Consejo del Sanedrín, los perversos bandoleros  se han cansado de escarnecer a Jesús y lo llevan, haciéndolo atravesar muchos patios… En medio de la befa de la plebe que ha venido reuniéndose en los atrios de las casas pontificales.

Jesús llega al lugar en donde está Pedro, calentándose al calor del fuego. Lo mira…

Pero Pedro esquiva la mirada.

peters-denial-carl-heinrich-bloch

Los esbirros lo llevan a un calabozo donde lo torturan sin piedad, con los instrumentos que tienen para estos casos y que utilizan de acuerdo a su bárbara crueldad…

Jesús es el reo del Odio Satánico y brutal que se desfoga sobre Él, cordero inerme en manos de sus captores…

1PRESO

De este modo pasan las horas…

La aurora se asoma débilmente envuelta en su color negruzco. Se ha dado la orden de devolver a Jesús a la sala de Consejo, para un proceso legal.

A Jesús se le han marcado ya los cardenales de los golpes, que a la luz verdosa del alba, toman un aspecto horroroso. Los ojos se le ven más hundidos y vidriosos. Es un Jesús sumergido en el dolor que el mundo le proporciona…

En el patio de la hoguera uno de los siervos de Caifás, que es pariente Malco, dice a Pedro:

–                       ¡Tú estabas con el Nazareno! ¿No te vi con Él en el huerto?

Pedro mueve la cabeza y una mujer confirma:

–                       Sí. Tú eres discípulo del Rabí de Galilea.

En ese preciso instante, Jesús entra en el patio, arrastrado por los esbirros de los sacerdotes y se oye clara la voz ronca de Pedro…

Que rasga el aire diciendo:

–                       Lo juro, mujer. No lo conozco.

Muerte%20Pedro%20niega%20a%20Jesus%20Mt%2026%20versos%2069%20al%2072

Sus palabras son secas. Cortantes.

A las que responde el chillido estridente del canto de gallo, que con su: ‘¡Ki-ki-ri-quí!’ es un resonante recordatorio y un velado reproche.

Pedro se estremece y se vuelve, tratando de huir. Pero se encuentra cara a cara, frente a Jesús, que lo mira con una compasión infinita. Con un dolor tan intenso, que Pedro lanza un gemido y sale bamboleándose como si estuviera ebrio. Escapa detrás de dos criados que salen a la calle y se pierde en la oscuridad.

19Pedro2

Jesús llega a la sala del Consejo.

Caifás vuelve a hacerle la misma pregunta capciosa:

–                       En Nombre del Dios Verdadero, dinos: ¿Eres el Mesías?

Jesús reitera la misma respuesta:

–                       Sí. Lo Soy.

Caifás sentencia:

–                       Eres reo de muerte. ¡Llévenlo a Pilatos!

Todos sus enemigos, menos Annás y Caifás, lo escoltan.

Vuelve a pasar por los mismos atrios del Templo en donde tantas veces hablara, hiciera el bien y sanara a los enfermos.

Pasa la muralla almenada y entra en las calles de la ciudad. Y más arrastrado que llevado lo hacen dar una vuelta inútil, con el propósito de atormentarlo lo más que pueden, por donde están los mesones y los albergues repletos de peregrinos para la Pascua.

Al dar vuelta a una calle queda cara a cara, frente a Judas de Keriot, que lo mira horrorizado…

Jesús lo mira a su vez con infinito amor y compasión….

Parece decirle:

–                       Ven a Mí. Todavía puedo perdonarte.

ojos

Un jalón a las cuerdas que lo sujetan, hace que siga avanzando…

Los primeros rayos de la aurora envuelven con sus luces rosas y doradas, el insólito drama.

Al pasar por el mercado, tanto las verduras que ya no pueden venderse, como los excrementos de los animales, sirven de proyectiles contra Él… Cuyo rostro cada vez aparece más herido, lleno de sangre y cubierto de inmundicias. Sus cabellos que ya estaban pesados y opacos por el sudor de sangre, ahora caen despeinados,  llenos de paja y excrementos, velándole la cara.

Mercaderes y compradores dejan todo para seguir a Jesús. Pero no porque lo amen. El séquito aumenta de minuto en minuto. Parece como si una imprevista epidemia, hiciera cambiar corazones y fisonomías.

Las caras se convierten en máscaras, donde se pinta el odio, la ira, la crueldad y el anhelo de destrucción. Los ojos parecen inyectados por una fiebre de locura.

En medio del tumulto, Jesús es el mismo de siempre. Sólo con las huellas horrorosas del brutal maltrato…

En una arquivolta donde el camino se estrecha como un anillo, se oye un grito que rompe el aire:

–                       ¡Jesús! ¡Maestro!

Es Elías el Pastor que con su cayado trata de abrirse paso.

1elias

Viejo robusto, fuerte y amenazador; casi logra llegar hasta el Maestro. Pero la multitud desconcertada en un principio, estrecha sus filas y se impone contra el intruso. Su voz se pierde entre la gente, que lo absorbe y o rechaza.

Jesús le dice:

–                       ¡Vete!… ¡Mi Madre!… Te bendigo.

El séquito pasa el lugar estrecho y como agua que se desborda al encontrar espacio, se desparrama tumultuosa en una ancha calle que hay entre dos colinas, sobre cuyas lomas se ven espléndidos palacios.

Han regresado al lugar de donde partieron. Se comprende que todo el trayecto recorrido, fue con el propósito de que lo escarnecieran y de que aumentara el número de los agresores.

1SANEDRIN-13 (2)

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA