Archivos de etiquetas: SACRAMENTOS

326 LA INCREDULIDAD Y EL PECADO


326 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

demandasocial@bienestar.gob.mx.

El telar está parado porque María y Síntica están cosiendo muy diligentemente,

las telas que ha traído el Zelote.

Doblan y ponen encima de la mesa, en montones ordenados por colores,

los pedazos de vestidos ya cortados.

Cada cierto tiempo, las mujeres cogen uno para hilvanarlo sobre la mesa.

Así que los hombres se ven arrinconados hacia el inactivo telar;

cerca, pero no interesados en el trabajo de las mujeres.

Están también los dos apóstoles Judas Tadeo y Santiago de Alfeo;

los cuales por su parte, observan la intensa labor femenina;

sin hacer preguntas, pero no sin curiosidad.

Los dos primos hablan de sus hermanos, especialmente de Simón,

que los ha acompañado hasta la puerta de Jesús y luego se ha marchado

«porque tiene un niño enfermo» dice Santiago;

para suavizar la cosa y disculpar a su hermano.

Judas se muestra más severo;

dice:

–        Precisamente por eso debía venir.

Pero parece que él también se ha vuelto idiota.

Como todos los nazarenos.

Por lo demás, si se excluyen Alfeo de Sara y los dos discípulos;

que ahora quién sabe dónde están.

Se ve que Nazaret no tiene de bueno nada más y que ha escupido todo lo bueno que tenía;

como si fuera un sabor molesto para esta ciudad nuestra..

Jesús ruega: .

–       No hables así.

No te envenenes el corazón…

No es culpa suya…

–       ¿De quién, entonces?

–       De muchas cosas…

El verdadero culpable es Satanás, que toma la incredulidad para controlar los pensamientos

y con ello, también la mente, el corazón y los sentimientos;

que luego se traducen en obras contrarias a Dios;

Pero esto nadie en Nazareth puede comprenderlo…

Y Jesús no puede decirlo,

porque todavía no desciende el Paráclito con sus Carismas…

No investigues.

De todas formas, no toda Nazaret es enemiga.

Los niños… 

Tadeo continúa implacable:

–       Porque son niños.

–       Las mujeres…

–       Porque son mujeres.

Pero no son ni los niños ni las mujeres quienes afirmarán tu Reino.

–       ¿Por qué, Judas?

Te equivocas.

Los niños de hoy serán precisamente los discípulos de mañana;

los que propagarán el Reino por toda la Tierra.

Y las mujeres…

¿Por qué no lo pueden hacer?

–       Ciertamente, no podrás hacer de las mujeres apóstoles;

al máximo, serán discípulas, como Tú has dicho;

que servirán de ayuda a los discípulos.

–       Un día cambiarás la opinión sobre muchas cosas, hermano mío.

Pero ni siquiera intento convencerte de tu error.

Chocaría contra una mentalidad que te viene de siglos;

de conceptos y prejuicios errados acerca de la mujer.

Lo único que te ruego es que observes, que anotes en ti, las diferencias que ves entre las

discípulas y los discípulos.

Y que observes, fríamente, su adecuación a mis enseñanzas.

Verás cómo empezando por tu madre, que se podría decir que ha sido la primera de las

discípulas en el orden del tiempo y del heroísmo y lo sigue siendo;

haciendo frente con valentía a toda una ciudad que la vitupera por serme fiel;

resistiendo contra las voces de su sangre; que no le ahorra reproches por serme fiel.

Verás cómo las discípulas son mejores que vosotros.

Tadeo concede:

–       Lo reconozco, es verdad.

¿Pero en Nazaret dónde están también las mujeres discípulas?

Las hijas de Alfeo, las madres de Ismael y de Aser y sus hermanas.

Y basta. Demasiado poco.

Querría no volver a Nazareth para no ver todo esto. 

María interviene:

–       ¡Pobrecilla tu madre!

Le darías un gran dolor.  

Santiago apoya:

–       Es verdad.

Tiene muchas esperanzas de lograr conciliar a nuestros hermanos con Jesús y con nosotros.

Creo que no desea sino esto.

Pero, ciertamente, no es estando lejos como lo conseguiremos.

Hasta ahora te he hecho caso en estar como aislado;

pero, desde mañana, quiero salir a estar con unos u otros…

Porque, si vamos a tener que evangelizar incluso a los gentiles…

¿No vamos a evangelizar nuestra ciudad?

Me niego a creer que toda ella sea mala, que no se la puede convertir.

Judas Tadeo no rebate, pero está visiblemente inquieto.

Simón Zelote, que había estado todo el tiempo callado,

interviene:

–       No querría insinuar sospechas.

Pero consentidme que os haga una pregunta para consolar vuestro espíritu.

Ésta:

¿Estáis seguros de que en la actitud de reserva de Nazareth no haya fuerzas externas,

venidas de otros lugares y que aquí operan bien, sobre la base de un elemento que debería,

si se razonara con justicia, dar las mejores garantías de seguridad de que el Maestro

es el Santo de Dios?

El conocimiento de la vida perfecta de Jesús Nazareno, debería facilitar a los nazarenos

el aceptarlo como el Mesías prometido.

Yo más que vosotros y conmigo muchos de mi edad, en Nazareth hemos conocido,

al menos de oídas, a algunos supuestos Mesías.

Y os aseguro que su vida íntima desacreditaba,

las más obstinadas aserciones de mesianidad en ellos.

Roma los ha perseguido ferozmente como a rebeldes.

Pero, aparte de la idea política, que Roma no podía permitir que existiera,

en los lugares de su dominio;

estos falsos Mesías, por muchos motivos privados, habrían merecido castigo.

Nosotros los instigábamos y sosteníamos;

porque nos servían para saciar nuestro espíritu de rebelión contra Roma;

los secundábamos, porque estando embotados, hemos creído,

hasta que el Maestro ha aclarado la verdad.

Y por desgracia, a pesar de esto, todavía no creemos como deberíamos.

O sea, totalmente, hemos creído ver en ellos al “rey” prometido.

Ellos halagaban nuestro espíritu afligido con esperanzas de independencia nacional

y de reconstrucción del reino de Israel.

¡Pero, ay, qué miseria!

¡¿Qué reino, frágil y degenerado, habría sido?!

No. Llamar a esos falsos Mesías reyes de Israel y fundadores del Reino prometido;

era en verdad degradar profundamente la idea mesiánica.

En el Maestro, a la profundidad de su doctrina se une la santidad de vida.

Y Nazareth, como ninguna otra ciudad, la conoce.

No tengo ninguna intención de acusar a los nazarenos de incredulidad, respecto al carácter

sobrenatural de su venida, que ellos ignoran.

¡Pero la vida! ¡Su vida!…

Ahora tanto resentimiento, tanta impenetrable resistencia…

Bueno, mucho más que eso:

Tanta resistencia aumentada.

¿Y el origen de una resistencia tan crecida, no podría estar en maniobras enemigas?

Sabemos cómo son los enemigos de Jesús, sabemos la influencia que tienen.

¿Pensáis que sólo aquí se hayan mantenido inactivos y ausentes;

si en todos los lugares nos han precedido, o se nos han juntado.

O nos han seguido, para destruir la obra de Cristo?

No acuséis a Nazareth como si fuera la única culpable.

Más bien llorad por ella, desviada por los enemigos de Jesús.  

Jesús dice:

–       Muy bien lo has dicho, Simón:  Llorad por ella…

Y está triste.

Juan de Endor observa:

–       También has dicho muy bien eso de que el elemento favorable se transforma en desfavorable,

porque el hombre raramente piensa con justicia.

Aquí el primer obstáculo es el nacimiento humilde, la infancia humilde, la adolescencia humilde,

la juventud humilde de nuestro Jesús.

El hombre olvida que los valores se ocultan bajo apariencias modestas;

mientras que los que no son nada, se camuflan bajo apariencia de grandes seres,

para imponerse a las muchedumbres.

–       Será así…

Pero ello no cambia en nada mi pensamiento acerca de los nazarenos.

Sea cual fuere lo que les hayan dicho, debían saber juzgar por las obras reales del Maestro; 

no por las palabras de unos desconocidos.

Un largo silencio, roto únicamente por el ruido de telas que la Virgen divide en franjas,

para hacer de ellas orlas.

Síntica no ha hablado en todo este tiempo, a pesar de haber estado atentísima.

Conserva siempre esa actitud suya de profundo respeto, de discreción;

que solamente con María o con el niño se hace menos rígida.

Pero ahora el niño se ha dormido, sentado en un taburete justo a los pies de Síntica.

Y con la cabeza apoyada en las rodillas de ella sobre su brazo doblado.

Por eso ella no se mueve…

Y espera a que María le pase las franjas de tela. 

María, inclinándose hacia la carita durmiente,

observa:

–       ¡Qué sueño más inocente!…

¡Está sonriendo!… 

Simón Zelote también sonríe,

y dice:

–       ¿Qué estará soñando? 

Juan de Endor, agrega:

–      Es un niño muy inteligente.

Aprende pronto y pide explicaciones precisas.

Hace preguntas muy agudas y quiere respuestas claras.

Sobre todas las cosas.

Confieso que algunas veces me veo en dificultad para responder.

Son argumentos superiores a su edad.

Y algunas veces, también a mi capacidad de explicarlos.

Síntica añade:

–       ¡Ah, sí!

Como aquel día…

¿Te acuerdas, Juan?

¡Tuviste dos alumnos muy mortificantes ese día!

¡Y muy ignorantes! –

104 EL SALVADOR


104 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Jesús está con sus doce apóstoles.

El paraje sigue siendo montañoso; no obstante, siendo suficientemente cómodo el camino, van todos en grupo hablando entre sí.

Felipe dice:

–     Ahora que estamos solos podemos decirlo:

¿Por qué tanta rivalidad entre dos grupos?

Tadeo rebate:

–    ¿Rivalidad? ¡No es sino soberbia! 

Simón declara:   

–     No.

Yo digo que es sólo un pretexto para justificar de algún modo su conducta injusta con el Maestro.

Bajo el velo de celo por el Bautista, logran alejarlo sin disgustar demasiado al pueblo.  

Pedro dice:

–     Yo los desenmascararía.

–     Nosotros, Pedro, haríamos muchas cosas que Él no hace.

–     ¿Por qué no las hace?

–     Porque sabe que lo correcto es no hacerlas.

Nosotros sólo debemos seguirlo, no nos corresponde guiarlo. Y debemos estar contentos de ello. Es gran descanso el tener sólo que obedecer…

Jesús que iba adelante pensativo,

se detiene y dice:

–     Has hablado bien, Simón.

Es así, como has dicho; obedecer es más fácil que mandar. No lo parece, pero es así.

Bueno, claro, es fácil cuando el espíritu es bueno, como también es difícil mandar para un espíritu recto;

porque, si no es recto, ordena cosas descabelladas, o peor que descabelladas. En ese caso es fácil mandar y mucho más difícil obedecer.

Cuando uno tiene la responsabilidad de ser el primero en un lugar o en un conjunto de personas, debe tener siempre presentes la caridad y la justicia,

la prudencia y humildad, la templanza y la paciencia, la firmeza, pero sin testarudez.

difícil, sí. Vosotros, por el momento, sólo tenéis que obedecer: a Dios y a vuestro Maestro.

Tú, y no sólo tú, te preguntas por qué hago o no ciertas cosas; te preguntas por qué Dios permite o no tales cosas.

Mira Pedro, y todos vosotros, amigos míos.

Uno de los secretos del perfecto fiel consiste en no autoelevarse nunca a interpelar a Dios. “¿Por qué haces esto?”: pregunta uno poco formado a su Dios.

Y parece como si se pusiera a representar el papel de un adulto experimentado ante un escolar para decir:

“Esto no se hace, es una necedad, un error”. ¿Quién puede superar a Dios?

Como podéis ver, ahora me rechazan so pretexto de celo por Juan.

Esto os escandaliza, y quisierais que rectificase el error y me pusiera en actitud polémica contra quienes expresan esta razón.

No. No. Jamás. Ya habéis oído lo que el Bautista, por boca de sus discípulos, ha dicho:

“Es necesario que Él crezca y yo merme”. Es decir, no hay nostalgias, no hay un aferrarse a la propia posición.

El santo no se apega a estas cosas, no trabaja con vistas al número de fieles “propios”;

no tiene fieles propios; trabaja para aumentarle a Dios el número de fieles.

Sólo Dios tiene derecho a tener fieles.

Por tanto, de la misma forma que Yo no me duelo de que, de buena o mala fe, algunos permanezcan con el Bautista, él tampoco se aflige.

Ya le habéis oído por el hecho de que discípulos suyos vengan a Mí;  está desapegado de estas pequeñeces numéricas. 

Pone su mirada en el Cielo, como Yo.

No estéis, entonces, litigando entre vosotros sobre si es justo o no que los judíos me acusen de arrebatarle discípulos al Bautista, 

o sobre si es justo o no que estas cosas se dejen decir.

Disputas de este tipo son propias de mujeres charlatanas en torno a una fuente.

Los santos se ayudan, se dan y se intercambian los espíritus con jovial facilidad, sonrientes por la idea de trabajar para el Señor.

Yo he bautizado, es más, os he puesto a bautizar, porque tan pesado es, ahora, el espíritu,

que es necesario presentarle formas materiales de piedad, de milagro y de enseñanza.

Por causa de esta pesantez espiritual tendré que recurrir a la ayuda de cosas materiales cuando quiera que obréis milagros.

Pero, creedlo, no estará en el aceite, ni en el agua, ni en ceremonias, la prueba de la santidad.

Se acerca el momento en que una impalpable cosa, invisible, inconcebible para los materialistas, será reina,

la “restablecida” reina, pudiente en todo lo santo, santa en toda cosa santa. Por ella el hombre quedará restablecido como “hijo de Dios”

y obrará lo que Dios obra, porque tendrá a Dios consigo. La Gracia: ésta es la reina que está volviendo.

Entonces el bautismo será sacramento. Entonces el hombre hablará y comprenderá el lenguaje de Dios,

Y la Gracia dará vida y Vida, dará poder de ciencia y de potencia; entonces… ¡Oh! ¡entonces!…

Pero todavía no tenéis la madurez suficiente para comprender lo que os va a conceder la Gracia.

Os ruego que ayudéis su venida con una continua obra de formación de vosotros mismos,

y que abandonéis las cosas inútiles propias de hombres mezquinos…

Allá se ve el límite de Samaria.

¿Creéis acertado que me acerque a hablar?

–     ¡Oh!!

Todos, quién más, quién menos, se muestran escandalizados.

–     En verdad os digo que por todas partes hay samaritanos.

Si no tuviera que hablar donde hubiera un samaritano, no debería hacerlo en ningún lugar.

Venid, pues. No voy a intentar hablar, pero no rechazaré hablar de Dios si me lo piden.

Un año ha terminado, empieza el segundo; está a caballo entre el principio y el final.

A1 principio predominaba el Maestro, ahora, fijaos, se revela el Salvador; el final tendrá el rostro del Redentor.

Vamos. El río aumenta de caudal a medida que se acerca a la desembocadura.

Como Yo, que aumento la obra de misericordia porque la desembocadura está ya cerca».

Algunos comentan en voz baja:

–     ¿Después de la Galilea vamos a ir a algún río caudaloso?

–     ¿Al Nilo?

–     ¿Al Éufrates? 

Otros responden:

–     Quizás es que vamos a tierra de gentiles… 

Jesús advierte:

–      No cuchicheéis.

Nos dirigimos a mi desembocadura. O sea, hacia el cumplimiento de mi misión.

Prestadme mucha atención, porque después os dejaré.

Y debéis continuar en mi Nombre.

DOS SACRAMENTOS


Octubre 09 2020

Habla Dios Padre
Hoy hijitos Míos, os voy a recordar la importancia que tienen Mís Sacramentos.

Todos vosotros los conocéis y la gran mayoría aprovecháis unos u otros; pero existen muchos hijos Míos que, o ya no recurren a ellos o simplemente no les interesan.

Mís Sacramentos, como lo sabéis, os conceden una investidura muy grande, una investidura real.

Os preparan, según la forma de vida que os tocó en la Tierra, a regresar a Mí, ataviados con la realeza de la cual sóis partícipes en Mí Reino.

La primera investidura que purificará vuestra alma, es la del Bautismo.

TODOS Mís hijos, sin excepción, deberán poseer ésta investidura. Nadie está exento de mancharse con el Pecado de Orígen y un alma no puede abrirse a Mí Gracia,

y no está debidamente preparada para recibir Mís Enseñanzas y Mí Luz de Sabiduría si no es a través del Sacramento del Bautismo.

El Sacramento del Bautismo os regresa a Mí. Ya os había explicado antes que vuestras almas son parte de Mí Mismo, os estoy dando Mí Plena Vida, sóis Míos,

pero por causa del pecado de vuestros primeros padres, ése pedacito de Mí, en vosotros se mancha y nada puede volver a Mí y fundirse en Mí Amor, si no está debidamente purificado.

La primer purificación se recibe por éste Sacramento el cuál se puede recibir en tres formas: el Bautismo del Agua, el Bautismo de Sangre y el Bautismo de Deseo.

El Bautismo de Agua es el que habéis recibido la mayoría de vosotros y que ya conocéis, los otros dos son muy importantes y en ellos les mostrará como actúa Mí Misericordia.

El Bautismo de Sangre se dá, por ejemplo, en Mís pequeñitos bebés abortados o en aquellos, que perteneciendo a otra religión que no es la Católica,

por inspiración del Espíritu Santo aceptan unirse a Mí Iglesia y que estando en tiempos de persecución y martirio defienden su nueva Fé y ofrecen su sangre unida a la de Mí Hijo

alcanzando con ello Mí Vida Espiritual y Salvación Eterna.

“SU DIOS ES MI DIOS” Uno de los 21 ejecutados por ISIS no era Cristiano Copto. Se volvió Cristiano al ver la inmensa FE de los otros 20 mártires. Como no negó a Jesucristo, también fue decapitado y llegó al Cielo, con boleto express.

Generalmente aquí se trata de adultos que conscientemente ofrecen su sangre por la Iglesia.

En el caso de los bebés abortados, el alma, como os lo he explicado, ya conoce su misión y sabiendo que vivirán sólo una horas o pocos días o solo los primeros meses de gestación,

Me ofrecen su sangre junto con la de Mí Hijo, por la salvación de sus padres primero, que han permitido el aborto y después, por todas las demás almas que lo necesiten.

Nada se pierde en Mí Cuerpo Místico, todo lo tomo para vuestra salvación.

El Bautismo de deseo es el que Yo más uso con Mís hijos que pertenecen a otras religiones.

Deberéis acordaros que todos vosotros sóis Mís hijos, antes que nada. Vuestro lugar sobre la Tierra tiene un propósito definido y ése no lo escogéis vosotros, lo escojo Yo, Vuestro Padre.

Vosotros al aceptarlo, estáis aceptando Mí Voluntad y ya eso Me complace.

Al así obrar Yo Vuestro Dios, no puedo más que derramar Mís Gracias y Bendiciones sobre las almas que así aceptan Mí Voluntad.

Ayúdame Señor Jesús a encontrarte, para conocerte y amarte como debo hacerlo en la eternidad

Todos vosotros, estéis en donde estéis viviendo, sigáis la religión que sea, siempre y cuando busquéis al verdadero Dios siguiendo los Mandatos de Mí Santo Espíritu en vuestros corazones,  estaréis bajo Mí Protección Divina.

Mí Ley está marcada en cada corazón, en TODOS Mís hijos, si la seguís y obedecéis y aunque no tengáis el Bautismo que dejé para Mí Iglesia,

Tendréis la oportunidad con el Bautismo de deseo al fin de vuestras vidas, cuando Yo Me presentaré ante vosotros y os pediré libremente si Me aceptáis como vuestro Verdadero Dios.

Vuestra afirmación confirmará toda vuestra vida y en ése momento todos vuestros actos humanos serán tomados y santificados

y os atraeré hacia Mí para vivir eternamente unidos.

El otro Sacramento del que os quiero hablar hoy es el del Matrimonio.

Este Sacramento reviste una importancia tal que os diferencía de los seres inferiores.

Los animales se guían por el instinto que Yo puse en ellos para la conservación de la especie. 

7. Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente. GÉNESIS 2, 

A vosotros os he dado el señorío sobre todo lo creado y así podéis usar de Mís creaturas inferiores para vuestro sustento.

Lográis mejorar la carne, la leche, el rendimiento general en ellos para vuestra subsistencia a través de la sabiduría que os concedí.

Vosotros, Mís hijitos, tenéis un alma, la cuál no existe en los seres inferiores, sóis parte de Mí y Me transmitís a través de vuestros hijos.

Siempre ha sido así. Vosotros provenís de vuestros primeros padres y no habéis seguido ninguna evolución a partir de primates, puesto que el alma no sigue ninguna evolución,

el alma es parte de Mí y nunca la he puesto en animales inferiores.

Cuando vosotros os unís en matrimonio y seguís Mís Designios como antiguamente, en las primeras épocas de la Humanidad,

eran Mís Leyes en sus corazones y ofrecidos a Mí en forma personal y directa, lo que hacía que esos matrimonios estuvieran bendecidos.

Posteriormente Mís Designios, dejados en boca de los profetas, era los que os conducían a mantener el Orden Divino en el Matrimonio.

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Con la llegada de Mí Hijo Jesucristo os dejo Mís Designios a través de la Iglesia,

pero son siempre Mís Designios los que se deben de tomar en cuenta primero, para la formación de la familia.

Hay en muchos de vosotros uniones con el sexo opuesto, estáis formando así sólo una unión de seres, carnal no espiritual, porque os estáis uniendo por un amor egoísta sólo viendo vuestra felicidad

y no viendo Mí Obra de Procreación, tanto Divina como humana, en vuestra unión.

El pecado grave que se desprende de tal unión consiste en el no santificar vuestros actos con Mís Deseos Divinos.

Si vosotros recapacitáis bien y honestamente, ya sea en vuestras uniones libres o en vuestras uniones adúlteras, primeramente estáis viendo vuestros intereses, vuestra felicidad, vuestro instinto carnal

y no Me habéis visto a Mí ni a Mís intereses, Mís Preceptos y Mís Leyes, antes que a vosotros.

Nuevamente os ponéis en Mí contra, primero vosotros y luego Yo. Y eso si existe realmente un lugar en vuestras vidas para Mí.

Me alegra saber que de todos los ególatras, YO SOY el mejor de TODOS

Hijitos Míos, Mís Leyes son inmutables, Mís Leyes son eternas, las dí una sóla vez y son para siempre.

No son obsoletas, como muchos pregonan, porque ahora una gran mayoría se ha dejado llevar por el pecado de la lujuria y quieren “adaptar” Mís Leyes a su concupiscencia.

¡No hijitos Míos! MIS LEYES SON Y SERÁN SIEMPRE, PARA SIEMPRE 

Vuestros tiempos cambian, vuestra forma de obrar cambia, vuestros valores cambian, pero sóis vosotros los que cambiáis, no Yo, Vuestro Creador.

El matrimonio cristiano, Sacramento que asegura Mi Vida sobre la Tierra a través de la transmisión de Mi Amor y de mis Enseñanzas de los padres hacia los hijos.

Este Sacramento santificado en las Bodas de Canaán, teniendo a Mi Hija, la Santísima Virgen María como intercesora, hace que éste Sacramento una el Cielo con la Tierra.

Los hijos que provengan de un matrimonio bien realizado por Mi Iglesia, entran a la Tierra con grandes posibilidades de santificación,

puesto que Mis Valores, Mis Gracias, Mis Enseñanzas están casi aseguradas en ellos.

El matrimonio cristiano debiera y debe ser, el núcleo de vida de la Iglesia y de la sociedad.

El matrimonio cristiano debe ser ejemplo de la vida que Mi Hijo os dio sobre la Tierra, los valores que Él os enseñó son y serán inmutables por los siglos de los siglos.

Es Mi propia vida la que se debe vivir en el seno de la familia, debe ser una prolongación del Cielo, al vivir los valores y las virtudes que se viven en el Cielo.

Debe ser principio de vida y transmisión de vida en toda la familia.

Debe ser una copia fiel de la familia por excelencia, que formaron Mi Hijo y Sus Padres, María y José.

La familia, en su núcleo cristiano, debe ser también simiente para mantener la vitalidad de Mi Iglesia.

Si un hijo Mío proviene de una familia en donde prevalezcan las virtudes que Mi Hijo les enseñó y

SI ESE HIJO MÍO ESCUCHA EL LLAMADO DE MI CORAZÓN

PARA DAR SU VIDA PARA EL SACERDOCIO

Tendrán con seguridad un sacerdote virtuoso y estable emocionalmente, quién podrá dar juicios acertados a los problemas cotidianos de las personas que a él se acerquen.

¿Pero qué pasa ahora con los matrimonios cristianos?

Cada vez son menos, las virtudes poco se buscan, la vida espiritual casi no se concibe.

No hay momentos de intimidad espiritual entre los miembros de las familias actuales.

Muchos matrimonios se hacen llamar cristianos porque se casaron en una Iglesia, pero ¿Qué hay de su vida posterior?

Nada o prácticamente nada.

Asisten a Misa, si bien les va, una vez a la semana por cumplir con el requisito mínimo que marca la Santa Madre Iglesia, pero

¿Qué vida de amor y de virtud se lleva en él?

Otros matrimonios cristianos se apagan en el amor porque no hubo suficiente “leña” de virtudes y de aceptación del compromiso hecho Conmigo.

Les importa más su bienestar, su paz, su autonomía, en vez del sacrificio y la abnegación que Yo pido entre los casados.

Otros prefieren ir en Mí contra, se vuelven traidores a Mi Sacramente y a Mis Preceptos y se cambian de religión apostatando a la real y verdadera,

para poder nuevamente casarse y llevar una religión más suave, sin tantos compromisos,

porque en esas otras religiones o sectas, son más “conscientes de la realidad actual” y los invitan a destruir Mi Ley y a ponerse en contra Mía.

Hijos Míos, vuestra concupiscencia y vuestra falta de amor a Mis Preceptos, os hacen cometer graves faltas que sólo os atraerán pecado y dolor futuros.

Os gusta señalar en crítica el mal que hacen vuestros semejantes y no os dais cuenta que estáis obrando igual o peor que el que criticado.

Un antiguo hijo Mío, Enrique VIII, por hacer su voluntad y dejar que su concupiscencia lo doblegara, crea su propia Iglesia, destruyendo en parte Mi Cuerpo Místico, formando así una secta protestante,

¿No hacéis vosotros lo mismo ahora?

Os separáis de Mi Vida de Iglesia aceptando lo que otros os proponen y así estar en Mi contra, en vez de luchar con valor contra vuestra concupiscencia y defendiendo los valores de Mi Iglesia.

Vosotros sabíais que la vida sobre la Tierra no iba a ser fácil, pero Yo os dí Mis Virtudes, el Amor, la guía del Espíritu Santo y de las Palabras

y Ejemplo de Mi Hijo el cuál fue poco aceptado en Su Tiempo.

Sois cobardes hijos Míos y esa cobardía tendrá que ser juzgada en vuestro momento.

No tenéis excusas que valgan, porque Me tenéis a Mí, tenéis las Enseñanzas y Vida de Mi Hijo, Sus Méritos y Su Muerte y Su Resurrección.

Tenéis la guía interna del Espíritu Santo y la ayuda de Mi Hija la Siempre Virgen María.

“ES QUE YO NO QUIERO...”

ES VUESTRO EGOÍSMO, ES VUESTRA SOBERBIA,

ES VUESTRA CARNALIDAD QUE NO HABÉIS LOGRADO VENCER,

POR LA FALTA DE VIRTUD.

Porque no Me buscáis, porque no Soy lo primero en vuestras vidas, como debiera ser, porque no Soy para vosotros vuestro Dios en todo momento,

sino el de conveniencia, el que les resuelve sus problemas para luego seguir siendo los mismos después de obtener el favor.

Así como vosotros Me habéis hecho a un lado de vuestras vidas, así os haré a un lado de la Mía.

Yo deseo un Mundo de virtud y de amor como lo formé en el Principio y aquellos que se han dejado embaucar por la Serpiente, deberán sufrir lo mismo que vuestros primeros padres.

El Día del Juicio ante el Tribunal de Cristo, seremos recompensados. O nuestras obras serán quemadas como la paja. Tal vez recibamos alguna recompensa, QUIZÁS NINGUNA.

Yo no Soy el juez malvado que os imagináis, vosotros mismos os juzgaréis cuando Yo, Vuestro Padre, os presente e vuestro juicio personal vuestra actuación ante la Mía, vuestro proceder, ante Mis cuidados amorosos,

las múltiples ocasiones que puse en vuestras vidas para que recapacitarais ante vuestras múltiples negligencias y sordera a Mi Voz.

Hijos Míos, os amo profundamente, necesito de vosotros. Pero un Padre necesita que el hijo acepte y que pida perdón por el mal hecho.

Yo puedo perdonar todo, acercaos a Mí, volved a la Casa Paterna como el hijo pródigo y ya no pequéis.

Defended los principios básicos de la familia y luchad arduamente contra lo que Mi enemigo os propone.

Mantened la vitalidad de las familias aceptando los hijos que os mando.

Reflexionad y ved que si vuestras familias y el Mundo actual están así, no es por Mi falta de ayuda,

Construyendo la propia CONDENACIÓN

sino por vuestra obstinación en manteneros en el pecado y en la frialdad de corazón hacia vuestro Padre.

Yo exijo Mis derechos, así como vosotros los exigís de vuestros semejantes.

Os he dado demasiado y vosotros os empeñáis en destruir Mi Obra de vida y salvación.

No os dais cuenta que la orden que dí a vuestra naturaleza de “CRECED Y MULTIPLICAOS” está siendo profanada hasta lo más profundo.

Vosotros sabéis que ése es veneno de Mi Enemigo, de vuestro Enemigo, quien no desea vuestra salvación, que os pone en Mi contra.

Aún así, recordad que Mí Misericordia todo lo puede perdonar en un corazón contrito.

Mí Enemigo ha logrado engañaros en forma de seguir Mís Leyes, regresad al buen camino, a Mís Leyes, a Mí Amor.

Mateo 18, 9-10 Marcos 9 41-50

Hay cosas en vuestras vidas que ya no se pueden cambiar, que ya no se pueden remediar.

Acercáos a Mí, a Mí Presencia con espíritu contrito, con verdadero espíritu arrepentido, reconociendo vuestra falta y el dolor tan grande que Me habéis infringido

y confiad en que Mí Misericordia os alcanzará la Paz Eterna.

No dudéis, porque la duda Me causa mucho dolor y además no permite que Mí Misericordia actúe libremente sobre vosotros.

Yo os amo a todos, pecadores y no pecadores y a todos vosotros os quiero de regreso en Mí Reino Celestial,

pero sólo deseo vuestra confianza plena en Mí y vuestro regreso sincero en vuestro actuar con amor, tanto para Conmigo como para con vuestros hermanos

21. El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.”

y de ésta forma Me daréis razones poderosas para rescataros, estéis en donde estéis y hubiérais hecho lo que hubiérais hecho.

El Amor todo lo puede, TODO. Confiad en Mí Amor, buscádlo y llevádlo a todos vuestros hermanos.

NO os dejéis llevar por todo aquello que os separe de Mí. Yo Soy Vuestro Dios y Mí Misericordia es Eterna.

Venid a Mí, todos aquellos que habéis sido llamados desde el Principio de los Tiempos, reconoced Mí Presencia en vosotros, seguíd Mí Voz en vosotros y así no fallaréis.

Recapacitad, el tiempo es corto, vivid Mis virtudes, vivid cobijados en Mi Amor. Os amo .

Yo os bendigo con Mí Santo Amor, con el de Mí Hijo y con el del Espíritu Santo.  

P TRES APÓSTOLES DIFERENTES


Julio 16_2020

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, Yo Soy el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, dichosos aquellos que se acercan a Mí.

Dichosos los que con Fe y en amor se acercan a Mí, limpios de corazón y con deseos de alimentarse con este Alimento Divino, que os dejé en la Última Cena.

Mis pequeños, a través de Mis apóstoles os dejé el Sacramento del perdón de los pecados. Le dije a Pedro: “Lo que ates en la Tierra, atado quedará en el Cielo; lo que desates en la Tierra, desatado quedará también en el Cielo.

Mis pequeños, es un Sacramento que Yo he dejado en los sucesores de Pedro, en los ministros de Mi Iglesia.

Les he dejado el poder de perdonar vuestros pecados, cualquier pecado, porque Yo Soy vuestro Dios.

Menos el pecado contra el Espíritu Santo, que ese no es perdonable porque es cuando dudáis de Mi Palabra, cuando dudáis de Mi Providencia Divina que os puede perdonar todo pecado,

CUANDO DUDÁIS DE QUE YO SOY OMNIPOTENTE

Y QUE PUEDO DAROS TODO,

PERO, POR LA DUDA,

DETENÉIS MI PODER DE PERDÓN.

Dichosos vosotros los que estando en pecado, los que estando en esa situación mortal para vuestra alma, os acercáis a Mí y Me pedís con humildad, el perdón de vuestras faltas,

y Yo, a través de Mis ministros, perdono vuestros pecados.

Yo os dejo nuevamente en posición de poder recibir el Alimento Divino, Mi Cuerpo y Mi Sangre, que os va a dar vida con este otro Sacramento, el Sacramento de la Eucaristía.

Otra Verdad que vosotros tenéis entre vosotros, una gran Verdad, un hecho, un milagro inmenso que ni los Ángeles se imaginaban:

Que pudiera Yo quedarMe entre los hombres, que pudiera Yo seguir alimentando a los hombres como alimenté a Mis apóstoles en la Última Cena, es otro Sacramento de vida.

Yo Soy la Resurrección y la Vida. Me mataron porque no querían conocer la Verdad, querían seguir manteniéndose en la oscuridad.

Pero resucité y os sigo dando vida, tenéis vida en Mí, una plena vida en Mí a través de los Sacramentos, que son Sacramentos de vida.

Mis pequeños, cuando os acercáis a Mí y tenéis esa confianza plena de que, estando conMigo, tendréis todo lo necesario para tener Mi Vida y poderla transmitir, el Reino será vuestro. 

LA FE, LA FE ES IMPRESCINDIBLE PARA OBTENER LOS SACRAMENTOS,

QUE CIERTAMENTE LOS TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN,

PERO SI NO CREÉIS, SI NO OS ACERCÁIS A ELLOS,

NO OBTENDRÉIS ESA VIDA QUE TENGO PARA VOSOTROS.

Yo Soy el Cordero, el Cordero que se inmoló para que vosotros tuvierais Vida y que la tuvierais en abundancia, pero se necesita Fe y un gran amor hacia Mí, vuestro Dios, vuestro Redentor.

Yo Soy el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo y que os da vida, porque Yo, que Soy la Vida, Me di por todos vosotros.

Venid pues, Mis pequeños, entrad a Mi redil,

entrad para que seáis de las almas escogidas, almas que creéis que Yo Soy vuestro Dios.

Almas que estáis seguras de que Yo, vuestro Dios, os daré Vida Eterna. 

CONFIAD PLENAMENTE EN MÍ, VUESTRO DIOS,

Y ESTARÉIS CONMIGO ETERNAMENTE,

VENCERÉIS FÁCILMENTE A LAS HUESTES DEL MAL.

SATANÁS NO PUEDE CONTRA AQUELLOS QUE ESTÁN LLENOS DE MI VIDA,

AQUELLOS QUE TIENEN UNA FE PLENA EN MÍ,

VUESTRO DIOS Y SALVADOR.

VENCÍ AL MAL, BAJÉ A LOS INFIERNOS

Muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó. de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado. a la derecha de Dios Padre. Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar. a vivos y muertos.

PARA DEMOSTRARLE A SATANÁS QUIEN SOY YO.

Soy un Dios de Vida, él es la Muerte y lo vencí.

Así que Mis pequeños, venid a Mí, NO os quedéis con vuestros pecados, NO DUDÉIS de que Yo os voy a dar vida.

Os repito: Yo vencí al Mal, venid pues a Mí y seréis vencedores y tendréis vida plena conMigo.

Porque ya por el simple hecho de haberMe aceptado vosotros como vuestro Redentor, también estáis invitados a aceptar la cruz,

la cruz que a veces tanto teméis, pero sin que os deis cuenta la lleváis, y para cada quien es diferente, de acuerdo a su misión.

Os he hablado del sacrificio cruento, como el que Yo llevé en muy alto grado, y del sacrificio incruento, que a veces no se ve, pero que se lleva y que no lo podéis evitar.

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

 Lleváis una Cruz de acuerdo a vuestra misión y esta cruz conlleva ese sacrificio cruento o incruento, la diferencia la hace el amor. 

Podéis llevar un sacrificio cruento como el Mío, pero ese sacrificio llevaba un Amor Divino que es el que os salvó, es el que os redimió y es el que os ha levantado nuevamente a nivel de hijos de Dios.

Hermanos Míos, Mis pequeños, una Gracia muy especial os concedí estando en la Cruz, pidiéndole a Mi Madre, la Siempre Virgen María que, viendo a Juan, viera a todos vosotros y que os cuidara a todos vosotros. 

COMO OS DIJE, TODOS LLEVÁIS UNA CRUZ,

Y CUANDO LA ACEPTÁIS

Y LA ACEPTÁIS CON AMOR Y COMO OFRENDA,

COMO YO ME OFRENDÉ POR VOSOTROS,

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

ESTARÉIS LLEVANDO A MUCHAS ALMAS, COMO LAS VUESTRAS,

HACIA LA REDENCIÓN Y A SU SALVACIÓN ETERNA.

El sacrificio incruento muchas veces no se nota y es el que padecéis cada uno de vosotros, por lo que hacéis todos los días,

por ejemplo, los que sois padres, el hecho de trabajar para llevar el pan a vuestro hogar y vosotras, como madres, de mantener la paz, el amor, dentro de vuestra familia

y aprovechar lo que el padre lleva al hogar y saberlo administrar, también conlleva a veces un sacrificio, especialmente cuando no alcanza para cubrir con las necesidades que tenéis.

Son sacrificios que os emparentan con la Sagrada Familia que, a pesar de haber sido una Familia muy especial sobre la Tierra,

también padeciMos Mis Padres, María, José y Yo Pequeñito, sufriMos,

Y ESO ES UNA CRUZ INCRUENTA PERO DOLOROSA,

PERO TAMBIÉN OFRECIDA Y ACEPTADA,

PORQUE SE ACEPTABA LA VOLUNTAD DE MI PADRE

EN LO QUE SUCEDÍA EN NUESTRA VIDA

Esa es la gran diferencia entre que vosotros ACEPTÉIS O NO vuestra cruz y el efecto que va a causar, esa negación o esa donación.

Cuando vosotros aceptáis vuestra cruz incruenta, pero con amor, os unís a Mí, vuestro Dios, vuestro Redentor.

Y camináis junto conMigo, levantando almas, especialmente las de vuestro hogar y luego dando buen ejemplo a vuestros hermanos;

Otros tirarán la cruz, tratarán a toda costa de llevar una vida sin problemas, pero aquí cometerán muchos errores, quizá robarán, quizá cometerán pecados mayores con tal de llevar una vida cómoda y regalada,

y lo que pudiera haber sido salvación para uno y para su familia, por otro lado es condenación de esta persona por el abandono de esposa e hijos,

y así se pueden seguir dando ejemplos de cuando uno no acepta Mi Voluntad, como vuestro Dios, para levantaros hacia la santidad.

El libre albedrío y la aceptación a Mi Voluntad cambia todo, Mis pequeños. 

Tenéis a Pedro, a Pablo y a Judas, tres ejemplos diferentes y Apóstoles los tres.

Pedro, un personaje iletrado, pescador, quizá hasta grosero.

Pablo, gente con mucha cultura, con mentalidad fuerte y con respeto a Yahveh, a Mi Padre.

Y buscando que nadie afectara lo que él había aprendido y que amaba con todo su corazón, a su religión.

Y Judas, que estuvo entre Mis Apóstoles, que le di mucho tiempo muy especial para él, para su conversión y no la aceptó; buscaba solamente los bienes del mundo.

Me vio hacer Milagros, tuvo Mi Predicación, como muchos, muchos la hubieran querido tener, estar junto a Mí, vuestro Dios, y él no la aceptó;

tuvo todas las oportunidades para ser santo, para ser un Apóstol Mío y ser una columna de la Iglesia, como lo fueron los otros Apóstoles, y no las aceptó, fue el traidor.

Pedro, hombre rudo pero dócil, amoroso, obediente y se dio plenamente a Mí, se dio plenamente por la Iglesia, se dio plenamente también por vosotros.

Pablo, hombre amante de su ley, de la ley de donde había crecido, de la ley farisaica y no permitía que hubiera algo diferente,

porque amaba de corazón lo que había aprendido desde pequeño, pero le faltaba esa parte que Yo os vine a traer, el Amor.

Hombre rudo pero que tuvo que aprender, con la caída que Yo permití que tuviera, a conocer el Amor, el amor fraterno.

MARTIRIO DE ESTEBAN

Yo os vine a traer una Evangelización de Amor y de libertad, y la de él era de imposición al grado de hasta permitir el asesinato de aquellos que no quisieran tomar el conocimiento que él tenía antes,

y por eso frente a él murió Esteban y no hizo nada por su defensa, porque no pertenecía a lo que él sabía y seguía.

Tres personajes diferentes, dos que se quedaron conMigo y uno el traidor, la diferencia es el amor y por otro lado la soberbia y el no querer darse a los demás.

Pedro y Pablo se dieron en totalidad, mantuvieron su fe hasta el final, se dieron en totalidad en su predicación y se ganaron la palma del triunfo.

Judas quiso mantenerse en el poder humano, vivir para un gusto humano, sin importarle el crecimiento espiritual, ni el propio, ni el de los demás.

Aprended pues de ellos, Mis pequeños. Vosotros tenéis Mi Predicación, vosotros tenéis también el libre albedrío de tomar Mi Amor o despreciarlo;

vosotros podéis escoger entre ver por Mi rebaño, por vuestros hermanos, por su salvación a través de vuestra oración, a través de vuestro ejemplo,

a través de vuestra vida, llevándoMe a Mí en vuestras palabras y obras,

o podéis buscar solamente la vida fácil.

Mis pequeños, la Iglesia está viviendo momentos difíciles, su espiritualidad ha caído, ya no hay Pedros ni Pablos suficientes para que se pueda adornar mi Iglesia con esas almas.

 Parece que satanás va ganando la batalla, pero Mi Promesa persiste, no será vencida por satanás y permanecerá hasta el fin de los siglos.

OS LLAMO A TODOS A TOMAR VUESTRA CRUZ,

OS LLAMO A TODOS PARA ACEPTAR MI VOLUNTAD EN VUESTRA VIDA

Y AYUDARME EN LA CONVERSIÓN DE VUESTROS HERMANOS

Y EN SU SALVACIÓN ETERNA;

OS LLAMO A TODOS A SER CORREDENTORES

A TRAVÉS DEL OFRECIMIENTO

DE VUESTRAS PENAS, DOLORES,

QUE TODOS TENÉIS EN VUESTRA VIDA.

OfrecedMe vuestras pequeñas o grandes cruces, que son vuestros fracasos, vuestros éxitos, vuestros tormentos, vuestros dolores,

pero principalmente vuestro amor, porque os he dicho que nunca podréis separar el dolor del amor y, si estáis trabajando para Mí, vuestro Dios, lo entenderéis fácilmente.

ALMAS VÍCTIMAS CRUCIFICADOS POR EL AMOR

Yo Me di por vosotros y mucho dolor padecí a lo largo de Mi tiempo de Evangelización pero hubo mucho Amor, porque Yo en todo momento pensaba en vuestra salvación.

No despreciéis, pues, lo que tenéis oportunidad para darMe vuestros dolores, vuestras alegrías y vuestra cruz llena de amor.

Hijitos Míos, os he pedido varias veces que acudáis a Mí y Me pidáis el don de Discernimiento y Sabiduría, muy importantes para vuestra vida espiritual.

 El Don de Discernimiento es un escudo contra todo aquello que vosotros escuchéis o lo que veíais,

Satanás es muy astuto y os tratará siempre de llevar por caminos muy contrarios a lo que Yo os he dado.

Con el Discernimiento Santo que Yo os concedo, vosotros podréis conocer la verdad de lo que escuchéis o de lo que veáis.

 Todos vosotros estáis desarmados si no entráis en una vida espiritual profunda; satanás os puede hacer creer que lo que vosotros imagináis sea bueno, y realmente sea malo, todos vosotros sois débiles a su ataque.

Cualquiera de vosotros, no importa el nivel que tengáis social, cultural, Mis mismos sacerdotes, religiosos o aún el mismo Papa, TODOS, todos podéis ser tentados por Satanás.

Yo mismo, vuestro Dios, fui tentado por él en el desierto.

Ciertamente Yo, como Dios, lo rechacé y no pudo contra Mí.

Adán y Eva, vuestros Primeros Padres, tenían un nivel espiritual muchísimo mayor que el que tenéis vosotros actualmente, fueron tentados y cayeron. 

No creáis todo cuanto se os diga, lo que leáis o lo que os imaginéis que debe que ser lo correcto, todo deberá pasar por el filtro que es el Discernimiento Santo.

Ciertamente vosotros no podréis conocer el interior del pensamiento de vuestros hermanos, pero el Discernimiento que Yo os concedo os dará la Verdad de lo que se esté diciendo o de lo que vosotros veáis a vuestro alrededor. 

OS REPITO: NO IMPORTA QUIÉN SEA EL QUE OS DIGA CIERTAS COSAS,

QUE AUNQUE SUENEN ESPIRITUALMENTE CORRECTAS,

ES MENTIRA LO QUE REALMENTE SE OS ESTÁ DANDO;

HAY MUCHA MENTIRA A VUESTRO ALREDEDOR

Y HASTA ESTÁ VINIENDO DE ALTOS GRADOS EN MI MISMA IGLESIA.

Satanás es el Príncipe de la Mentira y él os puede confundir fácilmente.

Y solamente a través del Discernimiento que Yo os concedo, si es que Me lo pedís, es como saldréis airosos de la batalla.

La Sabiduría os dirá qué hacer con el resultado del Discernimiento que vosotros hagáis, del conocimiento verdadero o falso que llegue a vosotros.

La Sabiduría os va a decir por dónde caminar, cómo desenvolveros durante vuestra misión aquí en la Tierra.

 A la Sabiduría la deberéis seguir a ojos cerrados aquí en la Tierra, con total confianza porque viene de Mí.

 La Sabiduría, muy diferente a la inteligencia humana, es la que os va a llevar por caminos rectos, por caminos de santidad.

ESTO OS PIDO, QUE ME LO PIDÁIS A MÍ VUESTRO DIOS,

PARA LA IGLESIA, PARA SUS MINISTROS, SACERDOTES, RELIGIOSAS,

QUE ELLOS TENGAN ESTE DISCERNIMIENTO SANTO Y LA SABIDURÍA DIVINA,

PORQUE AUN LA MISMA IGLESIA HA SIDO INFILTRADA POR EL ENEMIGO. 

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Debéis proteger a Mis sacerdotes y religiosas porque ellos son más fuertemente atacados que vosotros, porque ellos son los que deben guiar a los fieles.

Y si Satanás los lleva al error, ellos, Mis ministros, llevarán al error a infinidad de hermanos vuestros.

Por vuestro propio bien, orad por ellos para que sean protegidos y, sobre todo, para que sean santos, porque ellos son los que os pueden dar los Sacramentos, os pueden administrar la vida que dan los Sacramentos.

 Protegedlos, orad por ellos incesantemente, no os detengáis, el ataque de Satanás es continuo, más para ellos que para vosotros.

Y vosotros mismos también os debéis proteger para que Satanás no os saque de esta tarea tan importante, que es la protección de toda la Humanidad contra sus ataques.

Orad de día y de noche, no os canséis de hacerlo, Mis pequeños, vuestra vida espiritual depende de ello.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la Cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres.

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos; pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes y a tus religiosos, en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes y religiosos. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos.

Y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre,

para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

http://diospadresemanifiesta.com/

A91 INSTITUCIÓN DIVINA 1


15 de Marzo de 2019

Hijitos Míos, así como Yo vuestro Dios, he escogido a Mis Profetas a todo lo largo de vuestra historia y los seguiré escogiendo para guiar a Mi Pueblo, hasta el Fin del Mundo; Mi Enemigo ha escogido a los suyos para poner a Mi Creación en contra de su Dios.

Si Yo pido Amor, él dirá Odio, Si Yo digo Vida, el promulgará Muerte. Si Yo pido Paz, el proveerá Guerra. El siempre irá en contra de Mis Leyes, en contra de Mi Amor, en contra de su Creador.

El Me tuvo y Me perdió por su soberbia y ahora NO desea que vosotros os salvéis.

El hace y ha hecho todo lo necesario para desviaros del Camino, camino de Amor que Yo he trazado para cada uno de vosotros y que he puesto en vuestro corazón.

La vida que Yo pido, es la vida que dí a vuestros Primeros Padres; vida de Presencia Viva y continua entre Mi, vuestro Dios y Su creatura.

Yo os creé para amaros, para compartir Mi Vida Espiritual la cuál materialicé, primeramente en el Paraíso para vuestros Primeros Padres, junto con toda la Creación Universal.  Por causa del Pecado Original todo quedó coartado; pero luego, con Mi Hijo Jesucristo os devolví la Vida Espiritual, a través de la Sagrada Eucaristía:  Su Cuerpo y Su Sangre Preciosos, para que a través de Ellos, junto con los demás Sacramentos, pudiérais tener nuevamente vuestro Paraíso Terrenal.

Os lo he repetido innumerables veces: “Mi Reino no es de éste Mundo”. Mi Reino es espiritual, ES Mi Propia Vida en cada uno de vosotros, vida de Amor que poseéis por tener en vuestro interior a Mi Santo Espíritu.

Vuestra vida sobre la Tierra es una misión espiritual, una misión de Amor, una misión de corredención, una misión de salvación de almas que actualmente están en la Lucha; así cómo de las que ya estuvieron en ella pero que aún NO entran a Mi Reino Eterno porque les falta purificación.

Mi Hijo os dio enseñanzas de vida, de vida para vuestra alma. Os dio alimento para crecimiento espiritual y para que tuvierais Vida Eterna.

Vuestro paso por la Tierra es temporal, por ello es ilógico que busquéis afanosamente los bienes y placeres de éste mundo; cuando ellos en la Tierra se quedarán y que además os pueden desviar del camino verdadero, para vuestro buen regreso a la Casa Paterna. En la Iglesia os dejé el Tesoro de mi Poder y en los Sacramentos tenéis todo lo necesario para Vencer a Satanás y regresar triunfadores de vuestro paso por el Mundo y las insidias de la Carne…

La gran mayoría de vosotros sabéis lo que las fuerzas del Demonio han tratado de hacer contra Ella a través de los siglos. Ha habido guerras en las que los pueblos apartados de la cristiandad, trataron de destruir los Lugares Santos y a todos aquellos que seguían Mis Enseñanzas… Y NO pudieron.

Ha habido Papas que vendían puestos dentro de Mi Iglesia, buscando así primero lo material, antes que lo divino y ni aún así Mi Iglesia fue destruida.

Y además, a pesar de la materialidad de éstos hijos Míos, guías de Mi Iglesia de ésos tiempos, cuando Mí Santo Espíritu tenía que dar algún Mensaje o guiar a Mi Iglesia en la Fé, para bien de toda la cristiandad; lo hacía a través de aquellos que eran guías o cabezas de Mi Iglesia; aunque aparentemente, NO fueran lo más idóneo para guiarla.

Han habido épocas de una casi total destrucción de la Fé y del derrumbamiento de Mi Iglesia. Y entonces he hecho que a través de pequeñas almas escogidas, den ejemplo de Mi Poder sobre las poderes del Mal y de su influencia negativa sobre las almas.Así tendremos a una Juana de Arco, a un San Francisco de Asís, a una Santa Teresa y a muchas otras más almas “raras” en su tiempo; quienes haciéndose instrumentos sencillos y donadas a Mi Voluntad, han dado ejemplo de Mi Poder y cuidado espiritual sobre Mi iglesia.

Mi Hijo os lo prometió: “los poderes del Infierno no prevalecerán sobre Ella”, así es y así será.

Ha sufrido Obscuridad por vuestra falta de espiritualidad y la volverá a sufrir. Ahora de hecho, la estáis viviendo y ésta ha sido causada par vuestro poco o nulo interés en preservar, cuidar, alimentar lo que es Mío.

Yo Soy vuestro Dios, Soy vuestro Padre y debéis cuidar lo que es Mío. Y si sois Mis verdaderos hijos, deberéis cuidar lo que a vosotros también, os pertenece.

Porque Mi Casa, Mi Reino, Mi Iglesia, os pertenecen también a cada uno de vosotros y si dejáis que el Ladrón tome posesión de lo que es vuestro ¿A dónde iréis?El Ladrón se introdujo ya en el lugar más santo que tenéis sobre la Tierra: Mi Iglesia.

El soldado, el atleta, todo aquél al que se le ha asignado una misión y la cumple lo mejor posible, porque ha puesto todo su empeño en ello, tiene derecho a la corona del triunfo, a la medalla de oro, al reconocimiento público por su gran desempeño.

Imaginad Mis pequeños, si el hombre, en su imperfección paga así, ¿Cómo os imagináis que pagaré Yo, que Soy vuestro Dios al dar vuestro máximo en vuestra misión sobre la Tierra?

Estáis en el campo de batalla, estáis en una lucha real cuidando de Mis Bienes; podéis salir triunfantes o caer muertos eternamente y muchos de vosotros NO queréis percataros de ello.

La lucha, se os ha dicho muchas veces, ES ESPIRITUAL y afectará por consecuencia, también lo material.

Muchos de vosotros, una gran multitud, habéis salido al “campo de batalla” sin protección; NO estáis revestidos con Mi Gracia para poder combatir contra las fuerzas del Mal.Os ha engañado el que es Mi Enemigo y el vuestro. Y os ha hecho creer que NO necesitáis protegeros contra él, ya que TAMPOCO  existe tal batalla.

Él mismo ha infiltrado su gente, sus instrumentos entre vosotros, aún en los más altos puestos de la sociedad y de Mi Iglesia.

Y así os ha llevado al Gran Engaño, preparándoos así para el ataque final, en el cual tratará de destruiros y destruir Mi Creación; para vengarse de su derrota cuando fue corrido de los Cielos por su Traición.

Le habéis dejado recuperar su poder por vuestra falta de Oración y de vida en la Gracia. Os despreocupasteis de proteger Mis Intereses, que gozabais, porque Yo os los presté.

Os dejasteis llevar por la vida fácil y de pecado, en una palabra, dejasteis que el ladrón entrara a robaros y ahora pagaréis las consecuencias.

Cuando un ladrón os roba vuestras pertenencias, sufrís y trabajáis fuertemente por recuperarlas y ahora es lo que sufriréis.

DANIEL 12

El Ladrón se introdujo ya en el lugar más santo que tenéis sobre la Tierra: Mi Iglesia. Os va a ir quitando lo que tanto Me costó daros, pero como se os dio gratuitamente, NO lo apreciasteis,

Ahora os costará recuperarla, pero será con vuestra propia sangre y así la Iglesia será renovada y fuertemente cuidada y apreciada; porque la recuperaréis con vuestro esfuerzo y vuestra sangre.

Ya se os habían profetizado estos momentos y NO quisisteis  entenderlos NI poner de vuestra parte para evitarlos o aminorarlos.

El mundo entero vivirá la convulsión causada por vuestro descuido. Vivirán la Desolación del lugar Santo, NO tendrán apoyo del que lleva el mando en Mi Iglesia.

Las Fuerzas de la Naturaleza se desencadenarán fuertemente, porque ahora estaréis bajo las potencias del Mal.

Los Flagelos que golpearán a las naciones os harán recapacitar y os harán arrepentiros de vuestro mal proceder y de vuestro olvido hacia Mis Leyes. El Inicuo se burlará de vosotros y de vuestros dirigentes y en ése momento os daréis plena cuenta del mal que os atrajisteis para vosotros y para vuestros hijos.

Las naciones reconocerán su error y cuando arrepentidos se arrodillen a pedirMe perdón, Mi Ira se apagará y Mi Misericordia volverá a derramarse sobre aquellos que hayan permanecido fieles y sobre los arrepentidos.

Entonces el Demonio, la Serpiente Antigua, será vencida y veréis bajar a Mi Hijo de los Cielos, Triunfante y Glorioso, a convivir nuevamente con vosotros.

Mis pequeños, AÚN PODÉIS DISMINUIR LOS ACONTECIMIENTOS, NO PERDÁIS UN SEGUNDO MÁS.

 Os amo, os reprendo porque os amo y deseo lo mejor para vosotros. Sois Mis hijos, hijos del Dios Verdadero, ¡OS AMO TANTO!

¡Y VOSOTROS NO OS CONMOVÉIS! 
Hijitos Míos, os he hablado mucho de la mediocridad espiritual, pero quiero mostraros palpablemente lo que sucede al vivir así.

Mis pequeños, fuisteis creados para un bien Superior, para un bien magnífico, para una santidad altísima. Al manteneros en ésa mediocridad, NO podéis lograr lo que Yo quiero de cada uno de vosotros, que viváis como hijos de Dios.

Al vivir como verdaderos hijos de Dios estaríais gozando plenamente de ésa Libertad espiritual que os lleva a volar a alturas altísimas y llegar hasta Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.

El Amor, el Amor en pleno en vuestro corazón, os lleva a ésa libertad en la que fuisteis creados.

El Amor, la vida en la Virtud, la vida en Mí, estando en Mí posesión y Yo siendo vuestra posesión, os lleva a gozar de los Bienes que tengo reservados para todas las almas.   Cuando os salís y por vuestro libre albedrío preferís lo que el Demonio, con todas sus falsedades y trucos, con sus mentiras, os llevan a separaros de Mí, ¿Qué es lo que os pasa?

Ya NO tenéis ésa protección que tenéis por medio del Amor, de la Virtud, de la pureza de corazón.

Poco a poco, vuestra alma se va sensibilizando por las cosas del mundo, va evitando todo lo que venga de Mí, porque se le hace pesado al alma mantenerse en la virtud; le cuesta trabajo mantenerse en la virtud, en la vida del sacrificio, en la vida de penitencia, en la vida de donación por sus hermanos.

Las almas al vivir una vida disipada, ya NO quieren sufrir como Mi Hijo sufrió por cada uno de vosotros.

Al separaros de Mí, de Mis Leyes, de Mis Decretos, mantenéis ésa vida de pecado sin daros cuenta, ya no dais fruto, empezáis con el pecado de omisión.

Muchos decís: “no hago el mal a mis hermanos”, pero TAMPOCO estáis haciendo el Bien que debierais, que es el dar vida con el ejemplo, es el dar vida con la palabra, es el dar vida con la Oración.  Os mantenéis solamente en las cosas del Mundo, os empezáis a dañar al manteneros viviendo para el Mundo y por el Mundo. Sí, os distraéis con clases particulares de esto o de aquello y ciertamente NO dañáis, pero ¿Qué ejemplo estáis dando, Mis pequeños?,

El tiempo, vuestro tiempo, que es Mi tiempo, NO lo estáis utilizando para el crecimiento y salvación de vuestros hermanos.

Y así, son tantas las mentiras, tanta la falsedad a la que os lleva el Mal y no os dais cuenta que cuando se os presenta el Bien y se os pide que hagáis el bien; se os hace casi imposible lograrlo, porque ya estáis acostumbrados a vivir en la falsedad del Mundo.

Cada uno de vosotros tiene debilidades y Satanás las conoce perfectamente, os va tentando os va confundiendo, os va llevando hacia eso, hacia lo que más queréis del mundo.

Yo, a través de Mi Hijo os dije que era difícil mantenerse en la virtud, mantenerse en la vida de la Gracia estando en la Tierra trabajando para Mí; pero os di todo lo necesario para ello, os di los Sacramentos, os di la Oración, os di la Vida de Mi Hijo…  Os he dado tanto, Mis pequeños, y vosotros mismos despreciáis todo ello, porque os evitan ésa vida regalada, ésa vida que queréis llevar sin preocupaciones.

Al llevar ésa vida regalada, vida de omisión, es cuando empiezan los problemas para el alma. El mismo Demonio, al llevaros a ésa confusión, os empieza a llenar de problemas.

Tenéis problemas en familia, tenéis problemas en el trabajo, tenéis problemas en la sociedad, tenéis problemas en el mundo, todo se vuelve un caos a vuestro alrededor, porque NO estáis viviendo vida de Oración.

Mi Hijo os dijo que estando con Él, podríais hacer grandes cosas y aún más grandes que las que le visteis hacer a Él.

Vuestra vida espiritual en Mí, puede producir grandes frutos, grandes milagros, grandes conversiones. Podéis manipular las fuerzas de la Naturaleza en favor de vuestros hermanos.  Podéis lograr grandes, grandes conversiones aún en almas totalmente perdidas en el pecado, en la maldad.

Por eso ahora veis nuevamente muchas posesiones satánicas, porque os ha quitado toda defensa Satanás, el que es todo mentira. Ya NO tenéis protección, os ha sacado de ésa vida de protección, que es la vida de la Gracia, que es la vida de entrega totalmente a Mí.

Mis pequeños, debéis daros cuenta de ello, creéis que ganáis mucho en ése libertinaje espiritual en el que habéis caído al ya NO sentir presión espiritual por los pecados que ahora cometéis.

Ya os sentís libres de obrar, porque ya está afectado vuestro pensar y ya se os ha dicho que tal o cual pecado, ya NO lo es, porque todo mundo lo hace.

Al manteneros así Mis pequeños, lo único que os estáis atrayendo es destrucción espiritual y eso os lleva a una degradación tanto humana, como espiritual; por eso estáis viendo tantos cambios mundiales.   Al NO haber virtud, al NO haber vida espiritual, que detengan los males de Satanás, él se está adueñando de todo y por eso estáis padeciendo tanto. Y si NO hacéis caso a Mis Palabras pronto, muy pronto veréis lo que él puede hacer sobre vosotros.

Orad, Mis pequeños, porque os puede llevar a una degradación mayor, a un olvido total hacia Mí, vuestro Dios y así sufriréis doblemente, lo que algunos ya están sufriendo, en cuerpo y alma.

NO os dejéis engañar por sus falsedades, por ése libertinaje, por ésa vida regalada. Vosotros mismos decís que lo bueno, cuesta mucho, mucho trabajo obtenerlo. Que debéis trabajar mucho por conseguir las cosas que valen la pena.

Y ésa vida espiritual, ésa vida santa a la que estáis llamados, es lo que más vale la pena para el alma.

Luchad, luchad Mis pequeños para obtenerla y entonces veréis lo que es la libertad del alma al vivir totalmente libres en Mi Amor.   Hijito Mío, ¿Recuerdas aquella visión que te di en la cual veías al mundo entero en Tinieblas, en obscuridad total y solamente unas cuantas lucecitas encendidas.

Este es el momento Mis pequeños, en que se está llevando a cabo ésa visión profética: el Mundo a obscuras y solamente unos cuantos llevan la Verdad alrededor del mundo.

Difícil, difícil tarea, porque la Obscuridad es grande. También os dije: creed, aún enmedio de la Obscuridad y esto era, manteneros en la Sabiduría Divina y NO en la sabiduría humana, que os lleva precisamente a ésa obscuridad espiritual.

Mis pequeños, ¿Cómo podréis lograr producir Luz entre vuestros hermanos?

TRASMITIÉNDOME.

Una chispa puede producir un incendio y vosotros sois ésas chispas que deben transmitir la Verdad, pero primeramente viviéndola.Os he hablado mucho de atacar vuestro “yo” humano, para que el “Yo” Divino, en donde Yo debo habitar, se plenifique, se dé a vuestros hermanos.

Me debéis dejar actuar libremente, mientras más detengáis vuestro “yo” humano, el “Yo” Divino Mi Presencia en vosotros, fluirá y se empezará a dar la Luz.

Al ser ésas luminarias en la obscuridad, atraeréis a muchas almas hacia vosotros, almas buenas, que tratarán de seguir vuestras palabras, las Verdades que fluirán a  través de vosotros que serán las Mías.

Pero por otro lado, también atraeréis las miradas de aquellos que viven en el error y que quieren mantenerse en ése error y que se sienten atacados porque ven que NO están haciendo lo que Yo mando.

Por eso os pido Mis pequeños, que os mantengáis firmes.

Pero os hago conocer esto para haceros entender que vuestra tarea va a ser difícil, aún hasta a costa de vuestra propia vida; porque al Demonio, la Serpiente Antigua NO le gusta que el Amor se difunda en su reino.Vosotros deberéis ser ésas lucecitas de Amor que incitarán a otras almas a vivir el Verdadero Amor.

Manteneos Mis pequeños en Mí, y Yo NO os dejaré caer. Seréis luces en la Tierra y grandes estrellas en los Cielos cuando Yo os recoja.

Dad vuestro máximo Mis pequeños, por bien de vuestros hermanos, por el bien de Mi Reino, por la salvación de tantas almas que viven en el error.

Dad vuestro máximo, Mis pequeños y NO os arrepentiréis.

La Iglesia es de institución DIVINA y por ser así, las Fuerzas del Mal con su influencia, NO pueden predominar sobre Ella.

El Mal puede obscurecer vuestros sentidos espirituales para que NO vayáis a obtener el alimento de vida por parte de Mis ministros; quienes aún a pesar de sus errores humanos.TIENEN el Don DIVINO que he depositado en ellas y les confiere la Gracia de poder alimentaros con Mis Enseñanzas, con la Oración, con Mis Sacramentos.

Mi Iglesia es de Institución Divina y Ella os provee de vida, de Mi Vida aún a pesar de que os desarrolláis en un mundo que pertenece al Mal y que está al acecho para destruir todo lo que venga de Mí.

Por más que las fuerzas del Mal quieran atacar a Mi Iglesia, NO podrán destruirla, porque todo Mi Poder se encuentra en Ella y a Ella debéis acudir para obtener lo que os haga falta durante vuestra estadía sobre la Tierra.

Ella es vuestra maestra, os guía a través de Mis Enseñanzas. Os da vida espiritual, a través de los Sacramentos.

Os da seguridad en Mí, para que vosotros mismos os convirtáis en otros Cristos y de ésta forma podáis seguir transmitiéndoMe, primero en vuestra familia, luego ante la sociedad y después ante el Mundo.

Mi Iglesia es de Institución Divina y vive en cada uno de vosotros, por eso a la Iglesia NO la hace el edificio hermoso, cual tabernáculo majestuoso que alberga el Cuerpo de Mi Hijo.  Mi Iglesia es constituida por Mi Santo Espíritu, quién habita también en vosotros. El le dá vida. El la guía. El provee de Dones y Gracias para que prevalezca. El la guarda de las ataques del Maligno. El la llevará a su triunfo a través de las almas puras.

La Iglesia es de origen espiritual, NO material. Por ello la Iglesia la constituís todos vosotros, por llevar al “Instrumento Espiritual” por excelencia, a Mi Santo Espíritu, dentro de vosotros.

Por ello, la Iglesia se desarrolla en la reunión de almas, unidas bajo una sola intención, la alabanza a su Dios y ello proviene del corazón de las personas y NO del edificio construido a tal efecto. También Mi Hijo os lo dijo: “Dónde dos ó más estén reunidos, ahí estaré Yo.

Con esto Mi Hijo os quiere asegurar la unidad entre lo Divino y lo humano. No importa el lugar de la reunión, cuando dos o más se reúnan en Mi Nombre, ahí estaremos presentes en Nuestra Santísima Trinidad.

¿Ahora os dais cuenta del poder tan grande que tiene la Oración? ¡Hacéis presente a vuestro Dios cuando os reunís con sagrada intención de amarNos, de buscarNos, de alabarNos!

Ante las almas sencillas y dispuestas a estar ante Nuestra Divina Presencia, NO podemos negarNos.  Podrán destruir los templos. Podrán cerrar los edificios bellísimos construidos para albergar el Santo Cuerpo de Mi Hijo. Podrán impedir la reunión de almas baja el techo de las Iglesias o Catedrales.

Pero NUNCA podrán impedir que Mi Iglesia subsista, porque “donde dos o más estén reunidos para amar a su Dios y para alabar Mi Santo Nombre, ahí estareMos presentes”.

Os digo esto, porque vendrá un tiempo NO lejano, en que se os quitarán vuestros templos, -los edificios materiales- ­pero Mi Iglesia seguirá Viva, cómo se dio con los primeros tiempos de la Cristiandad, con la reunión de almas, de vuestras almas, con vuestro Dios.­

Así que no temáis, hijitos Míos, a los ataques, cada vez mayores del mal porque Yo estaré con vosotros hasta el fin de los siglos.

Yo seguiré suscitando almas religiosas, almas que mantengan la vitalidad de Mi Iglesia, almas que den vida al enseñaros Mis Verdades y Mis deseos de salvación.Yo haré crecer a Mi Iglesia, en cada uno de vosotros, tanto como me lo permitáis. Vosotros sois Mi Iglesia, Sois y deberéis seguir siendo los depositarios de Mis Leyes de Amor y de Mis Verdades, para que sigan subsistiendo de edad en edad.

DádMe vuestra vida y Yo os colmaré de Mi Vida.

Mis Pequeños, vivid enamorados de Mí, vuestro Dios y así, el paso a la Vida Eterna NO os costará y por el contrario, hasta lo desearéis, ya que pasaréis del acto de Fé a la realidad Divina.

¡Cómo espero, Mis pequeños, ése momento! el reencuentro del alma con su Dios, momento sublime, momento ganado por el alma por servir a su Dios.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el del Amor donado de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor Inspirador de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

F104 CREDO 18 (2)


EL PERDÓN DE LOS PECADOS

Habla Nuestro Señor Jesucristo
Hijitos Míos, la santidad es para todos, pero voy tocando puertas y NO todos abren las puertas de su corazón a Mi Llamamiento, a Mis necesidades, a Mi Amor.

Muchos de vosotros creéis que al asistir a la Santa Misa los domingos, ya es suficiente. Pero ¿Realmente estáis asistiendo para servirMe? ¿Para estar Conmigo? ¿Para compartir Conmigo? ¿Para llenaros de Mi Vida, de Mis Palabras, de Mi Amor?

O asistís solamente para que vuestro vecino sepa que vosotros estáis supuestamente, cumpliendo. ¿Cuántos de vosotros, al recibir la Sagrada Eucaristía que ofrece el padre, Mi ministro; os acercáis a tomarMe, a comerMe, a alimentaros de Mí?

 ¡NO! Mis pequeños. Muchos de vosotros NO lo hacéis porque NO estáis en estado de Gracia. Vuestra alma no está apropiadamente limpia para recibirMe y sobre todo, para aprovechar Mis Gracias y Mis Bendiciones. Cuando Yo en las Sagradas Escrituras, os digo que si NO estáis limpios de corazón. Que si vais al Templo llevando una ofrenda, si vuestro corazón NO está limpio, si estáis enojados con vuestros hermanos…

Y Yo puedo añadir y Conmigo. Mejor primero limpiad vuestro corazón al pedir perdón a vuestro hermano, pero sobre todo a Mí, Mis hijos.

De nada os sirve que os acerquéis a la Sagrada Eucaristía, que vengáis a Misa los Domingos. Porque cuando vuestro corazón, vuestra alma, están manchados con el Pecado Mortal; todas las Bendiciones y Gracias que debierais recibir en la Misa,

En éste momento grande en el que hombre está Conmigo y Yo estoy con él, NO las recibís… 

Porque las puertas de vuestro corazón están cerradas a la recepción de todas Mis Bendiciones. Estáis presentes ciertamente, en el recinto sagrado…

Pero vuestro ser, vuestra alma NO está recibiendo ninguna Bendición, porque estáis en pecado mortal, estáis cumpliendo para el hombre, pero no estáis cumpliendo para vuestro Dios.

Meditad esto Mis pequeños, porque muchas Bendiciones, muchas Gracias se pierden porque el alma, vuestras almas, NO están presentables para recibir Mis Bendiciones.

Id primero pues, al Sacramento de la Confesión y ahí recibiréis la purificación de vuestra alma y ella os abrirá las puertas para la recepción de Mis Bendiciones. Os vuelvo a repetir: NO quedéis bien con vuestros hermanos, NO quedéis bien con el mismo sacerdote, el ministro de la Santa Misa. QUEDAD BIEN CONMIGO Mis pequeños.

Porque Yo Soy vuestro Dios y Yo Soy el que Me merezco todo. Me merezco vuestros actos, vuestra vida, vuestra compañía en Mi Casa.

Venid limpios de corazón, bien arreglados, para que estéis presentables en Mi recinto sagrado.Hijo Mío escribe. Estoy aquí en el Huerto de los Olivos, padeciendo ante Mi Padre por todos vuestros pecados.

Mi Dolor es tal que sudo sangre y agua… Y la causa principal a todo esto y que amarga Mi Preciosísimo Cora­zón, es la ingratitud de los hombres.

Son tan pocos los que se acuerdan de Mi vida, de Mis Padecimientos, de Mi Donación Total por vosotros a Mi Padre Celestial.

Son tan pocos los que interiorizan en sus corazones y tratan de llevarMe consigo. Son tan pocos los que tratan de reparar, ya no simplemen­te por los pecados de los demás, sino en los propios.Son tan pocos los que pueden demostrar hacia los demás, el Amor que Yo os enseñé al pasar por la Tierra y dejar Mi ejemplo para todos los siglos.

Ese fue Mi Dolor más grande y que Yo le preguntaba a Dios Padre… ¿Padre, de que sirven tantas muestras de amor, tanto sufrimiento, tanta donación de Nuestra parte, si aún así muchísimas almas se perderán?

Cómo quisiera tomar a cada alma, mostrarle mis excesos de Amor y tornarla como Incienso para ser ofrecida al Padre Celestial. ¡Cada alma me cuesta tan­to!

Y Yo tengo que respetar vuestra voluntad, cuando quisiera forzaros en Amor, a volver a Mí. Es tanto lo que os perdéis al abandonarMe y NO os dais cuenta, a pesar de tantos esfuerzos que hago durante vuestras vidas, para que volváis a Mí.

Os lleno de ocasiones durante vuestras vidas para recuperar vuestras al­mas. Os envío consejos de parte de Mis sacerdotes, os pongo ocasiones de reflexión a través de escritos, os envío Mis Ángeles a mostraros el camino de regreso a vuestro Hogar, Mi Hogar.

 Os pongo el amor y la ternura de unos bracitos que se abren y dicen papa o mamá, para que se muevan vuestros co­razones al Amor mas grande, que es el Mío…

¿Qué hacéis con todo esto? Encuentro corazones de piedra, corazones cerrados a vuestro Dios, corazones que NO desean darse a su Creador.

Vosotros vivís en la Tierra para llevar Mi Santo Nombre a TODAS las creaturas, único mandamiento podría decir.

Y os llenáis de vuestro egoísmo y vivís para vosotros mismos. Y Yo vengo a formar parte, sólo en algún instante de vuestras vidas en las que recurren a Mí cuando todo se les vuelve adverso.

Son en ésos momentos cuando volteáis a verMe; pero la mayoría de las veces, NO con humilde petición, sino con orgullosa orden…  Y aún así os concedo vuestras necesidades con la esperanza divina de que Me veáis en ésos Acontecimientos y que os deis cuenta de que vuestro Dios, NUNCA se olvida de vosotros, Mis creaturas.

Sigo y seguiré esperando y DonándoMe a vosotros, vuestro Dios y Señor, a que regreséis a Mí. DadMe lo que podáis, que salga de vuestro corazón y Yo lo tomaré con gran cariño para aliviar los inmensos dolores de Mí Agonía y Pasión Dolorosas.

Pero recordad una cosa, para aquellos de los cuáles NO he recibido muestras de agradecimiento y amor, NO Me llaméis Injusto al fi­nal de vuestras vidas o aún durante de ellas…

Nuestro Creador… Creador, Dueño y Rey del Universo FUE DESPOJADO HASTA DE SUS VESTIDURAS… Y si NO hubiese sido vestido en su Inocencia, por el Velo de la Virgen, su Madre Santísima… Jesús, totalmente INERME, sin poder defender su pundonor; Satanás hubiese exhibido su TOTAL desnudez… Así de completa ES SU DONACIÓN…

Porque Yo vuestro Dios, Me di a vosotros hasta la última gota de Sangre y Me dejé Humillar como nadie ha sido humillado… Y Me dejé atormentar como nadie, en toda la Historia de la Humanidad, ha sido atormentado.

Yo os he amado hasta el exceso ¿Y voso­tros, hijos Míos, que habéis dado?

Así que NO Me llaméis Injusto. Y desgraciadamente lo escucho tanto de Mis hijos.

Pero vosotros los que Me amáis y me Conocéis ACUDID a Mí, vuestro Salvador y Yo os llevaré a jardines y pastizales hermosísimos en donde Mi Amor os colmará por los siglos de los siglos.

DIOS AMA Y PERDONA… Su Perdón es tan completo que aunque alguna vez lo hayamos Traicionado… 

SU AMOR NOS TRANSFORMA DE MANERA INCONDICIONAL

Yo NO guardo rencores, sólo espero vuestro Arrepentimiento y vuestro regreso a Mi Corazón. Hay lugar para todos y HAY PERDON PARA TODOS LOS PECADOS, aún con aquellos que consideráis “gravísimos”.

Mi Sangre Preciosa TODO lo puede purificar puesto que Yo y Mis Obras son Omnipoten­tes y vosotros y vuestras obras, buenas o malas, son pequeñitas.

Os amo tiernamente. Regresad a Mí con un corazón humilde y contrito yYo os vestiré con túnica blanca y os llevaré hasta Mi Hogar Celestial, para vivir por siempre unidos por los siglos de los siglos.

Hijitos Míos, “vocación” quiere decir “llamado”. , Yo voy suscitando vocaciones de diferente índole. Todos vosotros, almas que estáis sobre la Tierra, TODOS habéis recibido un llamado, una vocación.

Algunos seréis casados, otros solteros, algunos tendréis una profesión, otros tendrán otra. TODOS pertenecéis a Mi Cuerpo Místico y todos vosotros os complementáis. O debiera decir debierais complementaros perfectamente unos a otros.

La vocación a la vida religiosa y en particular al sacerdocio, es un Llamado hacia la vida espiritual.

Otros tendrán un llamado hacia lo profesional.. Algunos estáis llamados a curar cuerpos y otros a curar almas.  Otros a mantener en buen estado vuestra ciudad y otros a mantener bien los campos.

Si os dais cuenta y meditáis todo esto, Mis pequeños. Todo lleva un orden perfecto, que es el Orden Perfecto de la Creación. Y así os vais ayudando como buenos hermanos que debéis ser. Y la Sabia Bendita que os va dando alimento es Mi Gracia, es Mi Amor.

Todo se debe de dar en el Amor. La Unión que deben de tener todas las celulitas de Mi Cuerpo Místico, es el Amor.

La Oración Mis pequeños, tiene que ir dirigida fuertemente hacia lo espiritual. Ciertamente que necesitáis lo material, lo físico; porque estáis en un mundo físico. Pero debéis vosotros respaldar y sobre todo cimentar bien o muy bien vuestra vida en lo espiritual…

 Si NO está bien cimentada vuestra vida espiritual, TODO; todo lo demás se derrumba.

Eso lo sabéis perfectamente, que cuando NO tenéis un buen soporte espiritual, un hermano vuestro se derrumba y tiende hacia el Mal.

Cuando estáis cimentados Bien, bien cimentados en el bien, que es Mi Bien, se dan frutos agradables y benéficos para todos vosotros. Por eso la vocación a la vida religiosa, al sacerdocio es tan importante, Mis pequeños.

Porque vosotros dependéis de ello. Ellos os ayudarán con su Oración, con su ejemplo, con su vida a que vosotros, TODOS vosotros estéis bien cimentados y que llevéis a cabo vuestra misión y vuestra vocación de acuerdo a Mis Planes.

Llevándolo todo con un espíritu religioso, con un espíritu Divino. Que actuéis en vuestra vocación siempre respaldados por el bien que debéis dar, en el cual debéis estar cimentados…  Y de ésta forma siempre actuaréis en Justicia y en Amor, en respeto a vuestros hermanos y actuando en equidad. Nunca aprovechándoos del bien que recibisteis hacia vuestros hermanos… Siempre dando, porque habéis recibido gratuitamente…

 Y así de ésa forma, también vosotros recibiréis de vuestros hermanos. Según como actuéis, vosotros recibiréis.

Así pues ayudad a vuestros hermanos, que han recibido la vocación religiosa. Porque ellos son indispensables para la vida del hombre.

Ellos son los que os darán el Alimento para el alma y sin ése Alimento vosotros no sois nada, sois como la sal insípida, cuando NO tenéis Fe.Cuando NO tenéis soporte espiritual, el hombre NO vale. El hombre ya no es en sí creatura de Dios, se vuelve Instrumento de Satanás.

Y vosotros no fuisteis creados para ello, Mis pequeños, sois Míos, pertenecéis al Cielo y todo porque debéis estar cimentados en ésa vida íntima Conmigo, con vuestro Dios.

Es Mi Presencia en ellos. Cuando veáis a un sacerdote, vedme a Mí, Mis pequeños, Yo Vivo en ellos, Yo estoy con ellos, vuelvo a Vivir en ellos.

El Demonio, Nuestro enemigo, me sigue atacando, sigue atacando Mi obra, al verme en ellos Me ataca fuertemente y muchos en su debilidad caen porque les falta esa Fe y ese amor a Mí, que Vivo en ellos.Orad, Mis pequeños, orad como Yo oro, como Yo os enseñé a orar, como les pedí a Mis apóstoles, para que NO cayeran en la tentación.

La Oración es vuestro medio de protección y de crecimiento continuo, NO os apartéis nunca de esa Oración profunda, vivida, santa y llena de Fe, sabiendo que sois escuchados y que vuestra Oración es grande, es poderosa ante los ojos de Mi Padre.

Orad, orad por Mis hijos sacerdotes, por Mis hermanos en el sacerdocio, porque el Amor de Nuestro Padre, Su Poder Divino se ha derramado en ellos.

Tenéis Mis Sacramentos, por el poder que Mi Padre ha puesto en ellos.Por eso debéis protegerlos, porque Yo estoy en la Tierra gracias a ellos. Y vuestros pecados son perdonados gracias al poder de Dios en ellos.

Protegedlos continuamente y si veis que alguno cae, levantadlo con la Oración, protegedlo con amor y guiadlo con humildad, porque Yo estoy en ellos.

Mis pequeños, en Mi Oración en el Huerto Yo veía como la Serpiente Antigua se introducía entre los miembros de Mi Iglesia, NO solamente entre los fieles sino entre los consagrados…¡Oh Mis pequeños, cuanto Dolor causó a Mi Corazón!, pero Mi Promesa Divina es mayor, infinitamente mayor que el ataque demoníaco dentro de Ella.

Sí, este ataque se ha venido dando desde que Mi Iglesia fue fundada y se las dejé en manos de Mi Madre. El Demonio, la Serpiente Antigua ha tratado de destruir ésta gran obra que se inició con Mi Sacrificio, con Mi Predicación, con Mi Vida en la Tierra.Mi Presencia Divina está continuamente ahí, pero así como Yo estuve entre vosotros y el Demonio atacaba continuamente a los Míos y a Mí Mismo, su plan sigue siendo el mismo: atacar para destruir.

Pero Mi Promesa de mantener viva Mi Iglesia, a pesar de sus ataques, será.

Se os ha dicho que seáis cautos como zorras, sencillos como palomas, pero en éstos tiempos Mis pequeños debéis tener ése Discernimiento Divino, porque vendrán personajes enviados por Satanás que con sutileza tratarán de evitar el Sacrificio Santo.

Serán muy sutiles, tratarán de convenceros, pero vosotros deberéis escuchar la Voz del Espíritu Santo en vuestro interior para NO seguirlos, por eso la vida en Oración y en la gracia es importantísima.

Porque el demonio engaña, es el gran Engañador. Y para evitar el Sacrificio Santo hará lo imposible.

Protegeos y proteged al Mundo entero, porque los ataques serán fuertes, sangrientos, muchos mártires habrá. Mártires santos que protegerán la Verdad, protegerán Mi Verdad aún a costa de su vida.

Vivid pues por ellos y seguid adelante, sois Iglesia, pertenecéis a Mi Cuerpo Místico.

Debéis proteger a la cabeza, a los ojos y a los oídos de ella y especialmente a la boca, debéis orar por el corazón de Mi Iglesia, para que de ahí sigan saliendo las Verdades que muchos fieles escucharán. Los fortalecerán y muchos otros alcanzarán su conversión gracias a la Sabiduría que brotará de los labios de los que están Conmigo.

 Me duele tanto Mis pequeños ver cómo se Me ataca, pero más, cómo se Me ataca dentro de Mi misma Iglesia a Mí vuestro Dios, que vine a la Tierra a mostrarle a toda la humanidad,  Quien es vuestro Dios y sobre todo, a mostraros lo que es Mi Amor y cómo se vive en el Reino de los Cielos.

Ciertamente el hombre por el Pecado ha sido atrapado por el mismo Satanás. Se os ha cuidado desde el Principio, Mi Padre mandó profetas para avisarles cuál era Su Voluntad e irlos protegiendo de los ataques de Satanás.

Satanás, desde que fue arrojado del Cielo, él juró destruir toda la Obra de la Creación y especialmente a vosotros, porque SÍ podéis volver al Cielo y también podéis tener la Gloria que él perdió.  El hombre siempre ha sido atacado por Satanás, pero Nuestra Gracia en Nuestra Santísima Trinidad, siempre os está protegiendo. Más vosotros debéis poner vuestra voluntad para manteneros de parte de la Gracia de vuestro Dios y Creador.

Vosotros tenéis libertad, tenéis vuestro libre albedrío y vosotros aceptáis estar con el Cielo o estar con el Infierno, ése es vuestro libre albedrío.

Vuestra vida siempre tendrá aciertos y errores y así vais madurando en la Gracia u os vais perdiendo en el pecado.

Cuando Yo escogí a Mis apóstoles, éstos tenían defectos y cualidades, ciertamente después en Pentecostés, se les acrecentaron sus cualidades; además de que tuvieron toda una preparación de parte Mía, en donde los fui llevando de la mano para que entendieran cuál iba a ser la Obra de la Redención.Las almas sacerdotales y religiosas ya están pensadas, y son enviadas a la Tierra como almas muy especiales para mantener Mi Iglesia sana y santa. Pero Satanás en su promesa de ataque, les ha venido destruyendo la Fe y el amor hacia Ella.

Muchos de los escogidos como sacerdotes y como religiosas, han preferido el Mundo, se han apartado de la espiritualidad que Yo les dejé y NO se dan cuenta que ser alma sacerdotal es una Gracia inmensa.

Porque pueden traerMe a la Tierra en la Consagración y Me pueden dar de Alimento a todos vosotros. Eso NO lo puede hacer ni el más rico de todos los hombres.

Yo Soy el Rey del Universo, en Nuestra Santísima Trinidad todo Nos pertenece.

 Nosotros obedeceMos al sacerdote, cuando en la Misa ora por la Transubstanciación.

Y os repito, NI el hombre más poderoso de la Tierra, puede lograr el Milagro de la Transubstanciación que puede lograr un sacerdote.

Satanás lo sabe y por eso ha atacado tan fuertemente a la Iglesia desde que ésta fue fundada.

El sacerdote es ministro de la Iglesia, porque Iglesia sois todos vosotros los que seguís Mis Enseñanzas y os mantenéis unidos en un solo Corazón y en un solo Amor, el que Yo os he dejado como Cristo, vuestro Redentor. 

Satanás, se ha infiltrado para ir destruyendo todos los regalos que os he dejado en la Iglesia, en la Santa Misa, principalmente.

Y en todos los Sacramentos que os dan un don o una Gracia inmensa, para que vosotros sigáis creciendo y podáis alcanzar la perfección y luego, podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Sin Nuestra Gracia, sin Nuestra Protección con Nuestra Santísima Trinidad, vosotros no sois nada y los mismos ministros de la Iglesia fácilmente pueden caer, porque necesitan de Nuestra Gracia.

Pero ellos deben acudir a Nosotros y una gran mayoría de ellos en estos tiempos, ya no acuden a Nosotros, se han dejado engañar por Satanás y ahora son hombres de Mundo; ya no son hombres de Dios, como debieran ser.Pedid por ellos Mis pequeños, porque ellos tienen el Sacramento de su Sacerdocio y os pueden hacer crecer con los demás Sacramentos.

Pero si alguno de ellos está desviado, también os puede llevar hacia el error. Por eso, os pido que los cubráis con vuestra oración, con vuestras penitencias, ayunos, porque Satanás quiere destruir Mi Iglesia, se ha introducido en Ella…

Y muchos sacerdotes ya no son ministros Míos, se han vuelto ministros de Satanás, están destruyendo a muchas almas con todo el error que están diseminando.

Cuidaos Mis pequeños, de todo el veneno que Satanás está inoculando en los sacerdotes malos y a todos niveles de la Iglesia. Y con este veneno, está destruyendo a muchas almas fieles a Ella.

Os he ido insistiendo en que Me pidáis el don del Discernimiento, para que NO os dejéis engañar por Satanás y por sus ministros que antes eran ministros Míos. Me duele tanto el tener que deciros esto.

Oren, oren por ellos, recupérenMe almas sacerdotales y religiosas. Dense por ellos, para bien de vosotros mismos y protejan a las pequeñas almas sacerdotales y religiosas que van creciendo apenas, pero ya están en el camino para servir a Mi Iglesia.

Orad, Mis pequeños, orad y reparad por todo el mal que se ha introducido en el Recinto Santo.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres. Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos; pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/

F103 CREDO 18 (1)


EL PERDÓN DE LOS PECADOS

YO constantemente envío a la Tierra éste tipo de almas para ayudarles a vosotros en vuestra conversión, en vuestra salvación, en vuestro crecimiento espiritual. Ellos son los Portadores de Mis Virtudes y de Mí Amor.

Como vosotros sabéis, éstas almas tienen que encarnarse igual que vosotros. Y tienen que luchar contra todo lo que el Demonio y el Mundo les ofrecen, igual que a vosotros.

Tienen que sufrir incomprensiones en su niñez y juventud, especialmente en éstos tiempos en los cuáles las familias en general, NO les interesa y hasta luchan por NO permitir que un hijo suyo se vaya de sacerdote.

Esto lo consideran pasado de moda o indigno para sus familias. Qué tristeza se produce en Mí Corazón cuando veo que en las familias que se dicen cristianas, atacan y tratan de quitarle esa idea del sacerdocio a sus hijos.

NO SE IMAGINAN EL DAÑO QUE ME HACEN

NO se imaginan el daño que Me hacen y el daño que se hacen vosotros mismos. Luego os quejáis conmigo de que NO hay operarios pa­ra la mies, cuando sois vosotros mismos quienes lo estáis propiciando.

Luego tenemos que a los pocos operarios de Mi Rebaño, en vez de protegerlos con vuestra Oración, os pasáis el tiempo criticándoles sus vidas.

Ya les dije que son almas escogidas de Mí Corazón. Pero así como a vosotros os tocó un cuerpo defectuoso por el Pecado Original, también a ellos y todos… Tenéis que luchar contra todos los ataques que Mi Enemigo les pone en vuestro camino.La Lucha de un sacerdote contra sus debilidades corporales, es muchísimo mayor que las de vosotros, puesto que el Demonio los ataca muchí­simo más fuerte a ellos por ser Mis ministros y propagadores de la Fe que Mi Hijo les dejó.

Si vosotros fuerais generales de un ejército y tuvierais que atacar al ejército enemigo ¿A quién trataríais de eliminar primero?

Os iríais hacia las cabezas que comandan al otro ejército…

Para que al eliminar a los que dan las órdenes y la estrategia de ataque…

 YA NO pudieran continuar el ataque y así el resto del ejército se tendría que retirar sin rumbo fijo y perderían la batalla…

¿NO lo creen así, Hijitos Míos?

Lo mismo sucede con Mis sacerdotes y los ataques del Maligno.Si vosotros en vez de criticar a Mis sacerdotes, los Protegierais con vuestras Oraciones, Ayunos y Penitencias, tendríais los sacerdotes santos que tanto me pedís.

Hijos Míos, YO necesito de vosotros para proteger a los sacerdotes a través del amor de vuestras Oraciones. Tenéis que daros cuenta que el Mun­do os necesita en la virtud…

Y que sólo viviendo en la virtud, todo se pue­de lograr.

Recapacitad en que para la obtención de los principales Sacra­mentos, se necesita Uno de Mis Ministros y si vosotros NO los cuidáis como piedras preciosas que son realmente, porque son almas escogidas por Mí, vuestro Padre…  

 

NO tendríais esos Sacramentos NI para vuestra vida NI para vues­tra muerte.

Yo constantemente envío almas sacerdotales a la Tierra. YO conozco vuestras necesidades, escucho el Clamor de Mi pueblo y actúo de inme­diato.

Pero ¿Que hacéis vosotros con éstas almas? Muchas son abortadas, mu­chas son “convencidas” por sus padres para que NO tomen el santísimo camino del Sacerdocio…

Y otras son dejadas a la deriva, a merced de Mi Enemigo, Quien las ataca y logra convencerlos a tomar otras ideologías que NO son las Mías…  

Y sólo logran confundir a Mi pueblo y así se pierden o se apartan de Mi cami­no.

Pero todo ésto sucede por vuestra falta de Oración y Penitencia por ellos. NO creáis que porque son sacerdotes ya NO necesitan de oraciones.

Ellos necesitan muchas más que para vosotros.

Y son pocos los sacerdotes que se man­tienen en una vida santa y de ejemplo.  Pero NO os engañéis, Hijos MÍos. SI las cosas están así en Mi Iglesia, es por vuestra frialdad, indiferencia y crítica hacia Mis ministros. Se dice que un pueblo tiene el gobierno que se merece…

Y vosotros, ¿NO os merecéis, lo que tenéis ahora? Recapacitad Y Orad.

La Oración y la Penitencia junto con el Ayuno, tienen un poder absoluto contra Mi Enemigo y sus secuaces… Porque al orar y daros en penitencia por Mis ministros y por vuestros hermano, estais viviendo en el AMOR.

Y mi Enemigo NO puede NADA con quien realmente AMA.  Recordad nuevamente, YO constantemente envío almas sacerdotales a la Tierra.

Pero ¿Vosotros las acogéis como lo que son y fomentáis su Apostolado?

Mis pequeños, la Vocación al Sacerdocio, es una vocación excelsa, Divina. ES Mi Hijo en ellos.

Por eso mismo Mis pequeños, os pido que Oréis fuertemente por ellos…  Hijitos Míos, ciertamente que vuestro amor Me llena, Me complace, Me Gozo en él; especialmente cuando ponéis todo vuestro empeño para lograr que vuestro amor sea continuo hacia Mí…

Pero conozco vuestra Naturaleza Humana, caída en el Pecado. Y por eso, NO os podéis mantener continuamente en el Amor NI buscando el Bien, tanto para vuestros hermanos como para vosotros mismos.

Y éste Bien que vosotros lográis, es el Bien que os va transformando y os va haciendo bellos ante Mí, vuestro Dios.  Ciertamente, algo que me gusta mucho Mis pequeños, es vuestro Arrepentimiento. Recordad las Palabras de Mi Hijo en la Parábola de aquellas ovejitas que se pierde una; deja las noventa y nueve y va en búsqueda de la que se perdió.

Y cuando la encuentra, regresa contento el pastor porque recuperó aquella que estaba perdida.

Vosotros en la vida real, os sucede esto. Y Me gusta mucho Mis pequeños, cuando habiendo caído en el Mal, cuando habéis estado a niveles muy bajos de espiritualidad y que Me causáis mucho Dolor con vuestros pecados…

Al recibir Mi Gracia, que continuamente fluye sobre todo el Género Humano; vosotros os arrepentís, pedís perdón por vuestras faltas y regresáis a Mí.  Con esto Mis pequeños, Me causáis una alegría inmensa. Porque caísteis, os disteis cuenta de vuestro error, os disteis cuenta del Dolor que Me habéis causado y regresáis a Mí arrepentidos y con un deseo grande de NO volver a caer…

Aunque desgraciadamente por vuestra debilidad, caeréis después. Pero éste momento en que os levantáis Mis pequeños, Me gusta mucho; porque habéis aprendido una lección más en vuestra vida…

Quizá ya no caeréis más en ése error, caeréis en otros, pero aprendisteis la lección en este Pecado que habíais cometido, en ésta falta que os separó de Mí.

Acudid a Mí continuamente Mis pequeños, para que Mi Gracia, que continuamente fluye, os llene perfectamente…Y así, tengáis una fuerza de recuperación y de lucha contra los pecados con los que continuamente Satanás os está tentando para que caigáis y os separéis de Mí…

Y él lo que desea, es que os mantengáis ahí, en el Pecado, en vuestra maldad. Que NO os arrepintáis y que os alcance la muerte en ése estado… Y así, os condenéis eternamente.

Tened cuidado porque esto es una realidad, Mis pequeños. Yo siempre estoy esperando que os levantéis, que os arrepintáis y Mi Amor siempre os perdonará, aún por más grave que sea vuestro pecado.

Mi Gracia, que fluye continuamente hacia vosotros, todo lo perdona. Pero vosotros debéis tener un arrepentimiento de corazón, para que realmente se dé ésa Gracia inmensa que necesita el alma, que es el perdón por parte Mía, a través de Mis ministros, los sacerdotes.Manteneos pues alertas, porque se irá agravando cada vez más el ataque de Satanás sobre la Tierra, sobre todos vosotros.

Y por otro lado, la Iglesia sufrirá también graves caídas. Una gran Purificación y encontrar un sacerdote que perdone vuestros pecados, cada vez se va a hacer más difícil.

Por eso deberéis ahora luchar fuertemente contra todo aquello que pueda entrar en vuestro corazón, a vuestra mente y os dañe en forma mortal.

Abrid pues vuestras capacidades para que os unáis perfectamente a Mi Gracia, que fluye continuamente y ya no os alejéis de Mí y así podáis resistir los ataques de Satanás contra vuestra alma,  contra todo vuestro ser.

Y también para con vuestros hermanos que os rodean, cuidadles. Cuidadles sobre todo a aquellos que están alejados de Mí.

Mis pequeños, vosotros los que estáis Conmigo, reconocéis realmente el valor de un sacerdote, especialmente si éste sacerdote es santo.

Si éste sacerdote está donado a Mí y mantiene su sacerdocio limpio, puro y entregado completamente a su misión, que es la Evangelización; pero primeramente evangelizando su propia vida, que él sea un ejemplo ante vosotros y ante vuestros hermanos.

El ser sacerdote Mis pequeños, es una Gracia muy especial que Yo concedo a algunas almas. Satanás conoce el valor de un alma sacerdotal y por eso ataca muy fuertemente a estas almas desde pequeños… Con la idea de destruirlas espiritualmente o desviarlas para que busquen algo más del Mundo, en lugar de darse a Mí, que es la misión más loable que pueda tener un alma sobre la Tierra.

No os imagináis, Mis pequeños, todas las Bendiciones y potencias que tiene un alma sacerdotal. Y aún así, muchas de éstas almas sacerdotales, a pesar de que ya han obtenido Mi Bendición y son sacerdotes ante la comunidad, muchas se desperdician.

Muchas de éstas almas se vuelven pecadoras y traicioneras. Y en parte es porque NO han querido seguir creciendo en Fe y en Oración.

Os hago hincapié Mis pequeños, que el vivir una vida de Oración profunda os va a asegurar el triunfo sobre los ataques de Satanás. Ciertamente podréis caer o tropezar, pero NO os quedaréis ahí.Os levantaréis y Me buscaréis para regresar a Mí y regresar a tener nuevamente vuestra alma limpia.

Pero las almas alejadas de la Oración, de las buenas obras, de la Donación, para ver al hermano crecido espiritualmente. Éstas almas caen fácilmente en los engaños de Satanás.

Y éstas almas sacerdotales engañadas y pecadoras, se vuelven lobos con piel de oveja. Y esto es muy preocupante Mis pequeños, porque éstas almas con piel de oveja, están destruyendo la espiritualidad de muchas almas alrededor del mundo.

Se presentan ante los hombres como si fueran verdaderos sacerdotes, que de hecho lo son por el Sacramento. Pero al decir buenos sacerdotes, quiero decir almas entregadas a Mí y que viven Mis Verdades y Mi Amor correctamente.

Estas almas al contrario, se presentan como si fueran verdaderos; pero su vida y todo lo que sale de ellos es falso y os desvían.

Vosotros los laicos, vais a buscarlos para que se os dé un consejo espiritual, para que se os ayude a salir de algún problema… O simplemente cuando estáis en una celebración de la Eucaristía, en la Misa.

Lo que se dice durante la homilía, éstas almas sacerdotales traidoras, desvían a las almas que les escuchan y poco a poco les van destruyendo su espiritualidad. Las hacen débiles, las apartan de Mi Amor y de las obligaciones que ellas tienen para Conmigo y para la Iglesia. Estas almas NO sirven, son almas traidoras y de las cuales os debéis cuidar, Mis pequeños. NO todos aquellos que ahora se digan sacerdotes… Mi sacerdote, son almas en las cuales podéis confiar plenamente…

Para eso os pido que Me pidáis el don del Discernimiento para que vosotros podáis discernir las Verdades de la Fe.

Y de ésta forma podáis vosotros juzgar si aquél, que se dice ser un verdadero sacerdote, está actuando bajo Mis Verdades o está actuando movido por Satanás, tratándoos de engañar, siendo instrumentos de él.

Os repito, Mis pequeños, tened cuidado. Porque ya se os ha dicho que estáis viviendo momentos difíciles en la Humanidad. Son tiempos de Obscuridad, son tiempos de Negación a Mi Amor y a lo que viene de Mí.

Son tiempos de gran engaño de Satanás hacia las almas, en donde os manipulará de tal forma, que os hará creer que lo malo ya se ha vuelto bueno y que debéis evitar en vuestra vida, todo aquello que venga de Mí, vuestro Dios.

Lo estáis viviendo ya, Mis pequeños. Ya no se puede decir que es algo que vendrá, lo estáis viviendo YA y por eso con mayor razón, os debéis preparar y proteger.

La Oración siempre os asegurará el vivir con seguridad, porque la Oración es la convivencia íntima Conmigo, con vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad.

Si vivís así, en comunicación continua Conmigo, difícilmente os engañará Satanás.Os prevengo Mis pequeños, porque los ataques se irán incrementando. Solamente aquellos que estén Conmigo y que busquen fortalecerse a través de la Oración, estarán protegidos.

Orad por vuestros hermanos, aquellos que llevan una vida muy fácil y muy ligera, porque estarán en peligro fuerte de perderse…

Y sobre todo, orad por aquellas almas sacerdotales, las que son pequeñas todavía, las que están preparándose, las que ya son y las que fueron.

Orad fuertemente por ellas, porque necesitan fuertemente de vosotros, porque necesitan muchísimo de vuestra Oración y de vuestra Donación por ellas.Os amo, hijitos de Mí Corazón, y les pido que vean por Mis ministros. Cuídenlos, protéjanlos en cuerpo y alma, porque así vosotros mismos os estaréis protegiendo, ya que ellos intercederán por vosotros en vida y en muer­te.

Los Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesús y en el del Amor Fecundo del Espíritu Santo.

Habla Nuestro Señor Jesucristo 

Hijitos Míos, en Mis apóstoles estáis reflejados todos vosotros. Tres años de Evangelización, tres años con el Maestro, tres años con el Santo de los Santos… 

Conviviendo con Él, compartiendo con Él, viendo Mis Milagros, viendo cosas extraordinarias, recibiendo Sabiduría Divina; teniendo lo que ningún hombre sobre la Tierra había tenido, la convivencia directa con su Dios,

Mis Enseñanzas directas hacia ellos, cualquiera de vosotros hubiera querido tener ésa dicha. Los mismos profetas en la antigüedad, habían querido tener ésa dicha del conocerMe.

Y éstos doce hombres estuvieron Conmigo tres años, conociéndoMe, tomando de Mí,  alimentándose de Mí y al final qué sucede, uno Me traiciona, Me lleva hasta la muerte.

Otro Me niega, el que fue cabeza de todos ellos. Los demás corren, huyen al ver que las cosas se ponen difíciles cuando Me atrapan…Y solamente uno se mantiene al pie de la Cruz.

Mis pequeños, ¿Cuál de todos ésos apóstoles sois vosotros?

 ¿También huiréis? ¿También Me Traicionaréis? ¿También Me negaréis? u ¿Os mantendréis Conmigo por siempre?

Reflexionad, Mis pequeños. NO habéis tenido tres años de preparación. Muchos de vosotros tenéis toda una vida, decenas de años conociéndoMe, buscándoMe, tratando de estar Conmigo, ¿Qué habéis hecho de vuestra alma?

¿Qué habéis hecho para estar en la misma posición de Mis apóstoles y discípulos? O sea en la transmisión de Mis enseñanzas. Lo que les di a ellos, ahora lo tenéis vosotros en las Sagradas Escrituras y ésa es vuestra tarea también; al estar Conmigo debéis difundir lo que ellos mismos recibieron y difundieron.

¿Qué habéis hecho? ¿En dónde estáis? ¿Qué cuentas tenéis para darMe? Son momentos de reflexión, son momentos de Juicio Mis pequeños.

Os voy anticipando todo esto para que vuestro momento final sea grato para vosotros y grato para el Cielo. Que no sean momentos vergonzosos cuando os presentéis ante Mí, ante Mi Padre, ante el Cielo entero, que se os vea, se os juzgue.

¿Cómo os sentiréis ante éste Juicio Universal?Y será Universal cuando seáis juzgados en lo particular; porque las almas, TODAS las almas estarán viéndoos. Ciertamente Yo Soy el Juez, pero ellos verán cómo os comportasteis…

Entraréis a la Gloria dichosos de haberMe servido. O tendréis que pasar mucho tiempo en  purificación, porque desperdiciasteis Mi tiempo.

Meditad Mis pequeños, antes de que os alcance vuestra muerte. Meditad y actuad positivamente. Yo Soy un Dios de Misericordia que olvida el pasado y cada vez que vosotros acudís a Mí para el perdón de vuestros pecados, es un renacer para vuestra alma.

 Un principio en el cual podréis hacer grandes cosas para Mí, para vuestros hermanos, para Mi Reino. Volvéis a renacer cuando vuestra alma queda limpia, sana, aliviada de vuestros pecados.

Acercaos a Mis ministros para que alcancéis la purificación de vuestra alma y tengáis ése propósito de renovación, de empezar nuevamente y de hacer lo mejor posible por vuestro Dios en vuestros hermanos…

Y para Mi Reino, que ya se acerca. Meditad, reflexionad… Os amo, Mis pequeños.

BuscadMe y Me encontraréis. Confiad en Mí y juntos restauraremos el Mal, que se introdujo desde el Principio. Yo os necesito como Instrumentos y vosotros Me necesitáis para obtener vuestra Vida Eterna.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que NO véis, en Mí Santo Nombre de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

EL PAPA TAMBIEN NECESITA EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACION… Porque “en la casa del jabonero, el que no cae, resbala…”

http://diospadresemanifiesta.com/

F75 EL SACRAMENTO MATRIMONIAL


OCTUBRE 23 2017 1: 10 P.M

Mi Paz sea con vosotros, Hijos míos.

Pequeños, espíritus de Tentación os rondan a todo instante.

Cuidaos de Caer, porque eso es lo que está buscando mi Adversario para robaros el alma.

Las Tentaciones más fuertes son por la Carne, mi Adversario conoce muy bien vuestra debilidad:

Os tienta con la Lujuria para que caigáis en la

Fornicación, el Adulterio y la Impureza Sexual.

Estad alertas y vigilantes, porque espíritus de impureza sexual, lujuria, fornicación, adulterio, homosexualismo, lesbianismo y prostitución andan sueltos...

Y están buscando hacer caer el mayor número de almas.  

MI ADVERSARIO SE ESTÁ VALIENDO DE ELLOS

PARA DESTRUIR AL HOMBRE

A LA MUJER, A LA JUVENTUD…

Y en especial 

MI SACRAMENTO DEL MATRIMONIO.

Quiere acabar con este Sagrado Sacramento que une al hombre y la mujer en Matrimonio con mi Bendición, porque sabe que es la primera sociedad creada por Dios.

Tienta al hombre y la mujer, para que NO se casen con mi Bendición.

Ataca a los jóvenes con la fornicación y la impureza…

Y está entrando en el hogar de muchos Matrimonios Bendecidos por Mí…

Para destruirlos con el Adulterio.

Mi Adversario se está valiendo de mujeres y hombres poseídos por estos espíritus de Impureza Sexual, los cuales andan buscando la caída del hombre o la mujer…

Que están unidos por el vínculo Sagrado del Matrimonio que Instituí en las Bodas de Caná.

Por eso os pido esposos, mucha Oración y Diálogo en vuestros hogares, porque está peligrando la estabilidad de Mi Sacramento del Matrimonio.

Mi Adversario a través de estos espíritus de impureza sexual lo que busca es destruir las familias y los hogares que tienen mi Bendición.

Hijos míos, orad y reprended estos espíritus en vuestros hogares, para que NO destruyan vuestro matrimonio. Cuidaos de la impureza sexual, porque ésta está entrando en vuestros hogares, por medio de la televisión, el celular, el computador y demás medios de comunicación de este mundo…

Hijos míos, el Rosario de mis Llagas y de mi Preciosísima Sangre,

DESTRUYEN estas Ataduras de Impureza sexual…

Orad con ellos y sumergid en mis Llagas a vuestros antepasados impuros, para que vuestro Árbol Generacional quede limpio de las ataduras de impureza sexual.

Esposos, amad a vuestras esposas, esposas amad a vuestros esposos y…

RESPETAOS MUTUAMENTE, porque esto agrada a Dios.

Que la Oración, el Diálogo, el Amor y el Respeto; sean el sello de vuestros hogares;

para que la Bendición de Dios permanezca en vosotros y en vuestras familias.

Acordaos, LO QUE DIOS UNIÓ,

NO LO SEPARE EL HOMBRE... (Mateo 19, 6)

SENTENCIA DEL PAPA SAN JUAN PABLO II

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.

Arrepentíos y Convertíos, porque el Reino de Dios está Cerca.

Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Si lo que has leído Enardeció tu sangre, especialmente porque RECONOCISTE,

AL QUE ESTÁ DETRÁS

DE TUS PROBLEMAS Y TU SUFRIMIENTO…  

¡MAGNÍFICO!

 ¡ AQUÍ APRENDERÁS CÓMO

ENFRENTARLO…

Y sobre todo…!

¡Cómo DERROTARLO…!    

OFRENDA

SEÑAL DE LA CRUZ… (Persignarse y mencionar las intenciones de este Rosario)

Yo… me uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra. Con todas las Misas y Oraciones que alguna vez se hayan orado o que se vayan a Orar. Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir…

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María a los piés de la Cruz y ofrezco con él toda la Creación y el sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los pecadores, la Liberación de las almas en el Purgatorio, la Santificación de los sacerdotes y religiosos, los deseos y las intenciones de los Dos Corazones de Jesús y de María, la Paz en el Mundo y mis intenciones… (Mencionarlas aquí)

1pasion

ROSARIO DE LAS LLAGAS DE JESÚS

Se reza con un rosario común

– Oh! Jesús, Redentor Divino, sé misericordioso con nosotros y con el mundo entero.

– Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

– Perdón y misericordia, Jesús mío cúbrenos de los peligros con tu preciosa Sangre.

– Eterno Padre, ten misericordia de nosotros por la Sangre de Jesucristo, tu único Hijo.

cincollagas I

En las cuentas del Padrenuestro se dice:

Eterno Padre, yo te ofrezco las Llagas de nuestro Señor Jesucristo, para curar las llagas de nuestras almas. Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de tus Santas Llagas, perdona nuestras ofensas a la Santísima Trinidad.

En las cuentas del Avemaría se dice:

Jesús mío, perdón y misericordia: por los méritos de tus Santas Llagas.

Jaculatoria:

Oh sangre y agua que brotásteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, yo confío en ti.

Al terminar el rosario se dice tres veces:

Preciosísima Sangre de mi Señor Jesucristo, sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Amén (3v)

JESÚS - SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS - SacredHeartofJesus-4

Sacratísimo Corazón de Jesús, verdaderamente presente en la Sagrada Eucaristía, Yo consagro mi cuerpo y mi alma para que sea enteramente uno con Tu Corazón que está siendo sacrificado en todos los altares del mundo. Y dando alabanza al Padre, rogando por la venida de su Reino, recibe este humilde ofrecimiento de mi ser. Haz de mi como Tú quieras para la Gloria del Padre y la salvación de las almas. Santísima Madre de Dios, nunca dejes que me separe de tu Divino Hijo. Defiéndeme y protégeme como hijo(a) tuyo (a). Amén”. 

CORONILLA AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Mi amada Madre de la Salvación, por favor obtén para todas las almas, el Don de la Salvación Eterna a través de la Misericordia de tu Hijo, Jesucristo.

Mediante tu intercesión, te suplico que tú ores para liberar a todas las almas que están en esclavitud por Satanás.

Por favor, pide a tu Hijo muestre Misericordia y perdón para aquellas almas que Lo rechazan, que Lo lastiman con su indiferencia y que adoran la doctrina falsa y dioses falsos. Y que también son engañados por la Bestia.

Te imploramos Madre querida, que pidas por las Gracias para abrir los corazones de las almas que más necesitan de tu ayuda. Amén.

VirgenMaria_CTV6a

Corazón de María, Modelo sublime de todas las almas hostias, apelando a la Divina Misericordia, Yo… (nombre y apellido) Te entrego todos mis sufrimientos para que sean benditos al unirlos a los de Jesús.  Y amparado (a) por tu ternura maternal, también te entrego todo el sufrimiento que nuestros pecados han atraído sobre el mundo entero, para expiación de nuestros pecados y salvación de todas las almas.

En las cuentas grandes: Corazón ardiente, Corazón herido en la cruz, Corazón que sangra en la Hostia: Me ofrezco con todo mi ser, para sufrir contigo y en ti. Y para consolar al Corazón de Jesús en el sufrimiento de mis hermanos.

En las cuentas pequeñas:

Corazón Inmaculado de María, holocausto perfecto del Divino Amor. Haz que me hieran las heridas de tu Hijo, que me embriague de su Cruz y de su Sangre y sea crucificado en su Amor.

Jaculatoria: Corazón de María, morada de la Santísima Trinidad, medianero de todas las gracias, refugio de los perseguidos, esperanza de los pecadores, alegría de los que lloran, fortaleza de los cristianos y alivio de los que sufren; yo confío en ti.

Al final de la coronilla, repetir 3 veces:

Madre del Corazón doloroso, termina en mi cuerpo lo que falta a la pasión de tu Hijo. Amén

Jesús toma mi dolor, sáname y toma mi cruz”. 

CorazndeJess1-2

Santo Rosario a la Preciosísima Sangre/Letanías

En el Rosario, una inclinación de cabeza es suficiente; pero en la Adoración, la frente toca el suelo, si el devoto puede convenientemente hacerlo.

1 – EL ROSARIO

Este fue enseñado a Bernabé después de haber presenciado toda la Pasión de Nuestro Señor, desde Getsemaní hasta la Resurrección. Jesús se le apareció y le entregó un Rosario para honrar a Su Preciosa Sangre. Este rosario estaba confeccionado como los demás rosarios, excepto que en vez de diez cuentas, tenía doce cuentas rojas y las cuentas que las separaban eran blancas.

El rosario consiste en cinco misterios relacionados con las Cinco Llagas de Cristo.

SANTO ROSARIO A LA PRECIOSA SANGRE CRISTO

Con el rosario de doce cuentas…

rosario

En la Cruz:

  1. – En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
  2. – Oración al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de Tus fieles y enciende en ellos el fuego de Tu amor. Envía Tu Espíritu y todo será creado. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos: Oh Dios, que instruiste los corazones de Tus fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos que animados y guiados por este mismo Espíritu, aprendamos a obrar rectamente siempre, y gocemos de la dulzura del Bien y de Sus divinos consuelos. Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

  1. CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. Amen.

25rostro de cristo

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

4.- ¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amén.

SALVE SAN JOSÉ Amadísimo Patriarca, humilde y santo padre de Jesús y padre nuestro, derrama sobre la humanidad los rayos de La Llama de la Humildad de tu Justo y Casto Corazón, para cegar la soberbia de Satanás. Que con su Luz nos reconozcamos muy pecadores y con tu ayuda nos convirtamos de corazón a la Santísima Trinidad. Ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

En las tres cuentas rojas:

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

1rostro de cristo

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

PRIMER MISTERIO: La Mano derecha de Nuestro Señor Jesús, es clavada.

mano derecha clavada_blood-cross

Oración:¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano derecha, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve a los pecadores del mundo entero y convierta muchas almas! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

13GOTA DE SANGRE

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

1rostro de cristo

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

SEGUNDO MISTERIO: La Mano izquierda de Nuestro Señor Jesús es clavada.

mano izquierda

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano izquierda, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve almas del purgatorio y proteja a los moribundos de los ataques de los espíritus infernales! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

SANGRE-DE-jESUS

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros. Yo confío en ti

1rostro de cristo

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

TERCER MISTERIO: El pie derecho de Nuestro Señor Jesús es clavado.

clavos_pies_cristo

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie derecho y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, cubra los cimientos de la Iglesia Católica contra los planes del reino oculto y los hombres malignos! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

13GOTA DE SANGRE

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María., gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros. Yo confío en ti

1rostro de cristo

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

CUARTO MISTERIO: El Pie izquierdo de Nuestro Señor Jesús es clavado.

0pies

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie izquierdo, y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella nos proteja en todos nuestros caminos de los planes y ataques de los espíritus malignos y sus agentes! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!(3V)

1SANGRE-DE-jESUS

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María., gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

1rostro de cristo

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

QUINTO MISTERIO: El Sagrado Costado de Nuestro Señor Jesús es traspasado.

atravesado por la lanza

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Sagrado Costado, y por el dolor causado por la lanza que lo traspasó, la Preciosa Sangre y Agua que brotan de ella, sane a los enfermos, resucite a los muertos, solucione nuestros problemas presentes, y nos enseñe el camino hacia Nuestro Dios para la Gloria eterna! Amén

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3V)

13GOTA DE SANGRE

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María.gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

En las 12 cuentas rojas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!

R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!(12 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Jaculatoria “Oh, Sangre y Agua que brotasteis del Sagrado Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, confío en Ti“Jesús, confío en ti.”

1rostro de cristo

En la cuenta blanca (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! ( 3 veces )

24LA PRECIOSA SANGRE DE CRISTO

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad… Madre y Reina de toda la Humanidad… Tú que nos alcanzas los dones que nos salvarán… SALVE, Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

Oremos

Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, te honramos, te alabamos y te adoramos por Tu obra de eterna alianza que trae paz a la humanidad. Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Consuela al Padre Todopoderoso en Su trono y lava los pecados del mundo entero. Que todos te reverencien, oh Preciosa Sangre, ten misericordia. Amén.

reino de los corazones unidos

Sacratísimo Corazón de Jesús, Ten misericordia de nosotros

Inmaculado Corazón de María, Ruega por nosotros

San José, esposo de María, Ruega por nosotros

0san jose glorioso

Santos Pedro y Pablo, Rueguen por nosotros

San Juan al pie de la Cruz, Ruega por nosotros

Santa María Magdalena, Ruega por nosotros

Todos los guerreros de oración e intercesores del Cielo, Rueguen por nosotros

Todos los grandes Santos de Nuestro Señor, Rueguen por nosotros

Todas las huestes celestiales Legión Angélica de María, Rueguen por nosotros

virgen-maria-madre-de-Dios-reina-del-cielo_g

LETANÍAS DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO

Señor ten piedad de nosotros – Señor ten piedad de nosotros!

Cristo ten piedad de nosotros – Cristo ten piedad de nosotros!

Señor ten piedad de nosotros – Señor ten piedad de nosotros!

Cristo, escúchanos! – Cristo escúchanos benignamente!

Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros!

1Holy Trinity

Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros!

Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros!

Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros!

L: ¡OH PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUCRISTO, SANGRE DE SALVACIÓN!

R: SÁLVANOS A NOSOTROS Y AL MUNDO ENTERO!

Océano de la Sangre de Jesucristo, ¡Libéranos!

Sangre de Jesucristo llena de santidad y compasión, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, nuestra fortaleza y poder, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, alianza eterna, ¡Libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, fundamento de la fe cristiana, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, armadura de Dios, ¡Libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina caridad, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, flagelo de los demonios, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, auxilio de los que están atados, ¡libéranos!

rebeccabrownelvinoadarlibertadaloscautivos500x772

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sagrado Vino, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder de los cristianos, ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, defensora de la fortaleza católica ¡libéranos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, verdadera fe cristiana, ¡libéranos!

SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO, SANGRE SANADORA, ¡SÁLVANOS!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre ungidora, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, fortaleza de los hijos de Dios, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, comandante de los guerreros cristianos, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre de Resurrección ¡sálvanos!

resurrección de la carne

Sangre Preciosa de Jesucristo, bebida de los Ángeles del Cielo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, consuelo de Dios Padre, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, poder del Espíritu Santo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, circuncisión de los gentiles, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, paz del mundo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, luz del Cielo y de la tierra, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, arcoiris en el Cielo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, esperanza de los niños inocentes, ¡sálvanos!

22

Sangre Preciosa de Jesucristo, Palabra de Dios en nuestros corazones, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, arma celestial, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Sabiduría, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, cimiento del mundo, ¡sálvanos!

Sangre Preciosa de Jesucristo, Misericordia del Padre, ¡sálvanos!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Lava los pecados del mundo!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Purifica el mundo!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!

R: ¡Enséñanos como consolar a Jesús!

agonia1

ORACIÓN

Oh Sangre Preciosa, salvación nuestra, creemos, esperamos y confiamos en Ti. Libera a todos los que están en las manos de los espíritus infernales, te suplicamos.

Protege a los moribundos de las obras de los espíritus malignos y acógelos en la gloria eterna. Ten misericordia del mundo entero, y fortalécenos para adorar y consolar al Sagrado Corazón de Jesús. Te adoramos, oh Preciosa Sangre de misericordia. Amén

¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (tres veces)

CONSAGRACIÓN A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO

(Rezar diariamente meditando)

Consciente de mi nada y de Tu Sublimidad, Misericordioso Salvador, me postro a Tus pies, y Te agradezco por la Gracia que has mostrado hacia mí, ingrata creatura.

Te agradezco especialmente por liberarme, mediante Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de satanás.

En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel Custodio, mi Santo patrono, y de toda la corte celestial, me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh queridísimo Jesús, a Tu Preciosa Sangre, por la cual has redimido al mundo del pecado, de la muerte y del infierno.

Te prometo, con la ayuda de Tu gracia y con mi mayor empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que Tu Sangre adorable sea honrada y glorificada por todos.

De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia Tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las muchas profanaciones que los hombres cometen en contra del Precioso Precio de su salvación.

¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad, y todos los actos irrespetuosos que he cometido contra Ti, oh Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!

He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles discípulos y todos los Santos han ofrecido a Tu Preciosa Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.

¡Oh Divino Salvador! rocíame a mí y a todos los hombres con Tu Preciosa Sangre, a fin de que te amemos, ¡oh Amor Crucificado, de ahora en adelante con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos el Precio de nuestra salvación! Amén

Bajo Tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, ¡oh Virgen siempre gloriosa y bendita! 

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo. Amén

11sangredecristo

A60 AMOR, DESEOS Y MILAGROS


1CRISTO REYYo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Mi Misericordia se dio por fin, al Encarnarme y al realizarse todo lo que de Mí se dijo en la Antigüedad. Yo Me presenté al pueblo judío, al pueblo de Mi Heredad y NO Me respondió  como el hijo consentido debiera hacerlo, Me negó y Me Crucificó…

Pero gracias a ello, Mi Promesa y Mi Liberación llegó a TODOS los pueblos de la Tierra y a todo tipo de hombres. NO solo a los que pertenecían a Mi Pueblo Escogido, sino a todos los que posteriormente  escogieron Mis Enseñanzas dadas por Mis Apóstoles.

La Sangre Derramada fue la de vuestro Dios. Los dolores intensos fueron de vuestro Dios… Y la Salvación se logró por Mí vuestro Dios. Mis dolores, Mi Pasión, la Traición de los Míos, fue real y muy dolorosa. TODO lo dí por amor a vosotros, por vuestra salvación. Pero qué poco eco encuentro en vuestros corazones. ¡Cuánto menosprecio, cuánta infidelidad, cuánta falta de agradecimiento…!

Sí Hijitos Míos, la Sangre Preciosa de vuestro Dios Encarnado  se dio hasta Su última Gota y con la finalidad de salvaros a TODOS vosotros. Cuánto dolor hay en Mi Corazón porque veo en muchos corazones que todo lo que Yo hice NO sirvió para nada, YO NO Existo en muchos corazones.

El que Yo haya muerto por ellos no les afecta ni para bien ni para mal, simplemente NO EXISTO en su vida. Cuanta falta de amor y de agradecimiento existen en la mayoría de los corazones. NO alcanzáis a comprender lo que es éste Misterio. Que vuestro Dios se haya Encarnado y haya bajado a romper las Ataduras del Pecado con las que Satanás os tenía inmóviles.

Yo vine a daros Vda, a daros un respiro, a cumplir las Escrituras que prometían al Salvador. Me quise hacer hombre como vosotros, para que pudiera  acompañaros en vuestros Dolores, en vuestra Misión, en el Dolor que causa el Pecado por separarse de su Dios.

Yo, con Mi Vida y Enseñanzas os vine a dar la forma de vencer al Mal. Mal que todos vosotros padecéis, pero que los que Me pertenecen al  tomarlas para Sí, NO permiten que el Mal les venza y les evite gozar del Premio Eterno.

Mi Sangre Preciosa se dio por cada uno de vosotros. Bajé para que NO pudiérais decir: Tenemos un Dios Magnífico, pero estando allá arriba, nunca se  acuerda de nosotros. Ofrecí por vosotros Mis penas, dolores, persecuciones.

Fui uno más entre vosotros, por amor, pero NO Me manché con el Pecado, a  pesar de que el mismo Satanás me atacaba constantemente, al igual que a cada uno de vosotros ataca. ¡Yo los vencí y Os dejé Mis Enseñanzas para que vosotros también lo vencierais!

Yo os di hasta Mi última Gota de Sangre para que os alcanzara vuestra Salvación en todos los siglos, pasados y futuros. Yo NO Soy un Dios de un momento, Mi Pasión, Mis Enseñanzas, Mi Resurrección ES, fue y será para siempre.

Mi Sangre Preciosa sigue derramándose a diario en todos los pueblos de la Tierra, a través de cada Misa y es tan valedera como aquellos que Me vieron en el Gólgota.

Aunque ahora Mi Sacrificio es incruento, Yo, verdaderamente, estoy en cada Misa. ¡Yo aún estoy Vivo entre vosotros!

Por la falta de Fe y de Amor a vuestro Dios, NO alcanzáis a ver NI agradecer este Misterio tan grande y tan bello, puesto que con él YO sigo estando entre vosotros, levantando muertos a la Vida, curando enfermos, enseñando a través de Mis Palabras, compartiendo con vosotros alegrías y tristezas.

Yo NO me aparto de los Míos, Yo velo por Mi pueblo y Yo sigo suscitando salvación entre las almas, que con humildad reconocen su Pecado y se acercan a Mí, arrepentidos.

Llegaréis a comprender en breve, lo que Mi Regalo fue para vosotros. El haberMe dado por vosotros, es algo que NO comprenderéis bien, sino hasta que Mi Santo espíritu os lo explique.

A muy pocos se les ha dado a comprender y sentir Mi Sufrimiento y el gozo de Mi Pasión. Sí, realmente Sufría como Hombre, pero también Gozaba como Dios, porque con ello Yo estaba rompiendo las ataduras del Pecado que os agobiaba y os estaba dando la Luz a seguir.

Yo fui, para los que me aceptaron, Luz en su camino, Luz en su vida. Les di la dirección correcta a donde dirigirse, ya no iban a deambular en las sombras con las que el pecado los cubría. Yo vine a disipar esas tinieblas, ¡Mi Sangre poderosa lo logró! Con Mi Sangre Sellé el Pacto con vosotros para vuestra salvación.

Ya NO era una Promesa antigua, de palabra o sellada con sangre de animales, fue ahora con Mi propia Sangre, Sangre de un Dios que os ama como nadie os puede amar.

Yo os dije: “No hay mejor amigo que el que da su propia sangre por él”.

El verdadero amigo puede llegar a dar su propia vida para salvarlo de un peligro.

Yo os libré del peligro perenne que tenéis en la Tierra, Satanás.

Mi Sangre Preciosa lo venció y lo sigue venciendo…

Y lo sigue venciendo en todos aquellos que siguen a su Dios, a Mí, el Salvador.

Aquellos que se protegen y se revisten con Mi Sangre Preciosa NO pueden ser afectados por los poderes del Infierno. El Poder de Mi Sangre puede vencer TODO LO MALO con lo que el Demonio os pueda atacar…

Y así, para NO separarMe de vosotros, Me quise quedar entre vosotros, Os dejé la  Fuente de Vida para permitiros crecer, fortaleceros y protegeros de los ataques del Mal.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. NO hay mejor Alimento NI medicina para el alma, que el recibirMe en estado de Gracia en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios. La gran mayoría de vosotros NO le permitís al alma alcanzar este gozo eterno, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del Mundo.

Pronto sabréis el Regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y NO sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe su gozo es tan grande que NO pueden contener todo Mi Poder de Amor. E inmediatamente lo empiezan a transmitir, primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

También Mis pequeños,  os quiero enseñar a uniros en un solo cuerpo y en un solo corazón.

Mis Enseñanzas siempre fueron de Amor con una total Donación. Donación plena, hasta dar todo lo que Yo tenía.

Mucha gente Me ayudaba económicamente y éso mismo se repartía entre los pobres. Os enseñé a NO atesorar con fines egoístas, con fines de avaricia terrena; sino os enseñé a atesorar, pero para fines eternos.

Os enseñé a dar al pobre y al necesitado de lo que teníais de sobra, pero también os enseñé que vale más cuando compartís de lo que NO os sobra.

Yo Me dí en totalidad por vosotros y os dí de lo más valioso que tenía, Mi Vida y Mi Amor de Dios, Mi Vida Misma y la de Mi Padre. Yo os transmití a Mi Padre. Yo os transmití los deseos de Mi Padre.

Yo os dejé ver en Mí a Mi Padre y ése es Mi deseo vehemente, que aquél que esté con Nosotros, Nos deje transmitirNos a través vuestro.

Yo también os dejé lo más valioso con lo que contáis sobre la Tierra, la Sagrada Eucaristía.

Os sigo compartiendo todo lo Mío, todo Mi Ser, todo Mi Poder.

Y así como Yo Me Doy a todos los Míos, Yo vuestro Dios Redentor, deseo que Me transmitáis a todos aquellos que NO pueden tomarMe en Ella.

Mi Redención fue para todas las almas, para todas las existentes en el Mundo, para las que Me iban a seguir y para las que NO Me iban a seguir.

Gracias Señor Jesús por Tu Amor tan excelso, al entrar en mí tómame como canal, para que nos sanes y nos salves a TODAS las almas que necesitamos de tu Gracia y tu Misericordia. Amén

Vosotros, los que os sentís Mis hijos y que recibís Mi Sacratísimo Cuerpo en la Sagrada Eucaristía, os pido que así como vosotros en acción Me tomáis y Me tenéis palpablemente, por deseo profundo de vuestro corazón Me transmitáis a todos vuestros hermanos, de todo el Mundo y a los vivos y difuntos.

Vosotros, al recibirMe en la Sagrada Eucaristía, estáis recibiendo todo Mi  Ser y ésto quiere decir también, que estáis compartiendo los deseos de vuestro Dios Redentor, los cuáles son de salvación para todas las almas.

Al tomarMe debéis por Amor, compartir las maravillas que vuestro Dios hace en vuestro ser y ésto debéis llevarlo a todas las almas.

Cuando alguno de vosotros recibe un regalo o un premio muy ostentoso, desea compartir ésa alegría con todos sus conocidos, se alegra en su regalo y se alegra al compartirlo. Así debe ser vuestra forma de actuar cuando Me recibís en la Sagrada Eucaristía.

Amadísimo Padre Celestial, permite que al recibir a N. S. Jesucristo en esta Sagrada Eucaristía, la reciban también todas las almas en el Círculo de la Perfección y en el Universo entero. Gracias por tu Bondad y por Fusionarnos en tu Amor Trino. Bendito y alabado Seas eternamente por todas tus creaturas. Amén

Os debéis de alegrar en la grandiosidad del Regalo que estáis recibiendo, sabiendo que NO hay nada sobre la Tierra que se le parezca a lo que vuestro Dios os está regalando. Y os debéis de alegrar al compartir Mi Ser ya en vosotros, a TODAS las almas, vivas y difuntas y de cualquier raza o credo.

Como os dije, Mi Redención fue para todos. Yo vine a salvar a todos, por lo tanto Mi Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, FUE, ES Y SERÁ PARA TODOS. Pero esto debe llegar a través vuestro, a través del deseo amoroso de vuestro corazón. Vuestro deseo valdrá cuando éste sea sincero, cuando vuestro deseo salga de lo más profundo de vuestro corazón, en donde Yo habito.

Vuestro deseo debe unirse perfectamente, a Mi deseo de Salvación. Debéis ser otros Cristos. Debéis salir de vosotros mismos con el deseo de buscar almas por todo el Mundo, para alimentarlas con Mi Cuerpo, a alimentarlas con Mi Sangre, a fortalecerlas con Mis Palabras. ¡Podéis hacer tanto desde un rinconcito de vuestro hogar!

Yo os dí la capacidad de tener imaginación y el de poder hacerla volar por toda la Tierra y en todos los tiempos: pasado, presente y futuro.

A través de vuestra mente Yo puedo llegar a todas las almas y a todos los Pueblos. Yo os pido que a través de vuestros sinceros y amorosos deseos Me ayudéis a alimentar a todos vuestros hermanos.

Yo tomaré vuestros deseos como si fueran Míos e iré Personalmente, a llevar a cabo lo que estáis deseando de corazón para salvar, alimentar e instruir a las almas de vuestros hermanos. YO todo lo puedo hacer a través de vuestros deseos.

Así como alguna vez os dije que aquél que tuviera un mal deseo hacia alguien, estaba pecando realmente en su corazón; también ahora os digo que aquél que tenga un buen deseo en su corazón, será Bendecido.

Mientras más trabajéis con el amor de vuestros deseos, Yo más pronto cambiaré la faz de la Tierra. La Fé en vuestros deseos unirá a todos los pueblos de la Tierra.

Padre, por tu Infinita Bondad te ruego que les des pan para su cuerpo y para su alma, a mis hermanitos que lo están necesitando. Y dáselos junto con el Don del Espíritu Santo, para que se unan a nosotros en el Círculo de la Perfección. Amén.

El Amor NO tiene límites NI fronteras y los deseos sinceros y amorosos de vuestro corazón, tampoco. Usad de éste instrumento de amor que os doy para que Me ayudéis a levantar al género humano a la condición de hijos de Dios, para que todos como hermanos podáis, por fin, ser Mi Rebaño y Mi Pueblo Bendito.

Porque YO Jesucristo vuestro Salvador, he abierto Mis Carnes por vosotros, he donado Mi Corazón. Dí hasta la última Gota de Mi Sangre por vosotros. Me di por completo para que pudierais tener paso a la Gloria.

Mis pequeños, Me duele mucho el pecado del hombre, pero más, el Abandono en el que Me tenéis.

Mientras estuve sobre la Tierra, cada segundo era para vosotros, para vuestra salvación, para vuestra vida, para la misión de cada uno de vosotros. Mi Oración NO cesaba de día y noche, Mi Donación era completa por vosotros, Mi Vida, desde antes de venir, ya estaba donada a Mi Padre por vosotros.

Os conozco perfectamente a cada uno de vosotros, a cada uno de vuestros hermanos en todos los tiempos. Ya estabais en Mi Pensamiento, ya estabais en Mi Corazón en todo momento. Sabiendo Yo las necesidades del hombre, vuestras imperfecciones, vuestra pequeñez, vuestro pecado,

Me donaba en cada segundo de Mi Vida por vuestra salvación, pero sobre todo para que regresarais a Mí, que rompierais ése vínculo maligno en el cual vuestros Primeros Padres se introdujeron, al negar la Divina Voluntad de Mi Padre en su vida.

Ellos se alejaron de Él, NO quisieron obedecerle más, prefirieron otros caminos creyéndose autosuficientes, y cometieron el gran error de romper ésa relación Divina y cayeron.

Vosotros estáis padeciendo ése error humano y debéis regresar a ésa unión Divina con Mi Padre y para eso fui enviado Mis pequeños, para que aprendierais cómo hacerlo.

Os he dejado Mis Enseñanzas, las tenéis al alcance de vuestra mano, pero solamente debéis poner vuestra voluntad en buscar y en hacer lo que os he dejado, con amor y con mucho gusto, NO obligados.

Debéis poner vuestro empeño en apartaros de todo aquello que rompe el vínculo Divino con vuestro Dios.

Yo he venido a ayudaros a que os acerquéis a Mi Padre, que es vuestro Padre. Pero tenéis que poner todo vuestro empeño para apartar de vuestra vida todo aquello que daña ése acercamiento del hombre para con su Padre, que es vuestro Dios. NO os podéis acercar a Él con vuestras vestiduras rotas y sucias, que así es como os deja el Pecado.

Cuando ponéis de vuestra parte para luchar contra vuestro propio “yo”, que es vuestra propia maldad, negligencia, cobardía, flojera y tantos otros vicios y maldades que tenéis, a los cuales debéis eliminar de vuestra vida. Cuando empezáis a hacerlo y Me pedís ayuda para que lo logréis, ahí estaré Yo vuestro Hermano y vuestro Salvador.

Ciertamente NO podéis solos en ésta tarea tan fuerte que es la de eliminar lo malo de vuestra vida, porque Satanás continuamente os está acechando y quiere vuestra destrucción eterna.

Cuando ve un alma que trata de buscar la Luz, seguirla y NO dejarla, los ataques son más fuertes y por eso es que debéis pedir la Perseverancia, Virtud grande para aquellos que buscan la perfección.

No debéis claudicar en el camino, aún a pesar de los ataques de Satanás, que se verán acentuados cuando tratéis de buscar ésa Luz que os asegurará vuestro futuro Divino y el de muchos de vuestros hermanos. Estáis llamados a la Divinidad en el Reino de los Cielos.

NO sois Divinos, estáis buscando la Divinidad que os santificará. Estáis Conmigo, tenéis Mi Vida, tenéis Mi Ejemplo, tenéis Mi Fuerza para vencer los ataques de Satanás. NO os apartéis de Mí, NO os apartéis de Mi Madre, éstos son los momentos del Triunfo de los Sagrados Corazones, de la Verdadera Vida que se va a dar sobre la Tierra.

 Es el Amor de Mi Madre que tanto ha Intercedido por vosotros, que ha detenido Mi Mano Justiciera para que NO caiga ya sobre vosotros. Ella ha detenido el tiempo de la Gran Prueba agradecédselo, pero NO puede pasar más tiempo… HA LLEGADO el Instante en que Mi Mano Justiciera caerá sobre la Tierra…

Pero vosotros los que estáis Conmigo, que ya habéis logrado vencer en vosotros la maldad satánica, SERÉIS PROTEGIDOS. Eso tenedlo por seguro, NO se puede dejar de tomar en cuenta tanta lucha que hicisteis en lo particular, para salir adelante

Y además para ayudar a tantos hermanos vuestros que están en el Mal y que les ayudasteis con vuestra Oración, con vuestra Donación, sacrificios y penitencias, como Yo Mismo las llevé a cabo para ayudaros a vosotros en vuestra salvación.

Yo os lo dije: el que quiera venir en pos de Mí, que tome su cruz y tendrá que padecer lo mismo que Yo, vuestro Maestro, padecí por vosotros.

Ahora estáis ayudando a vuestros hermanos y estaréis sufriendo lo mismo, ciertamente en menor grado de lo que Yo sufrí, pero también tendréis el gozo de regresar al Padre, a vuestro Padre, a vuestro Dios y Creador.

Y ése será vuestro regalo y Me lo agradeceréis Mis pequeños, porque tomasteis Mis enseñanzas y las hicisteis vuestras.

Venid pues y caminaremos juntos. NO estáis solos, NO estáis abandonados, tenéis la Protección del Cielo en estos momentos fuertes de Tribulación. Haced lo que tenéis qué hacer, como Yo lo hice por vosotros.

 Yo os he dicho que aquél que quiera venir en pos de Mí, tome su cruz y Me siga. Sí, Mis pequeños, Yo el Hijo de Dios Eterno, Jesucristo el Salvador, tomé presencia humana para poder enseñaros todo lo que debías vosotros seguir.

Os dije que aquellos que vinieran en pos de Mí, sufrirían. Sufrirían porque NO sois del Mundo. Porque todos aquellos que son del Mundo, están con Satanás. Pero los que Me siguen NO son del Mundo, vienen a Mí y son atacados por el Mundo.

Ciertamente os volvéis raros, diferentes al pensamiento del Mundo, porque Me estáis viendo a Mí vuestro Dios. Porque estáis siguiendo Mis Enseñanzas, Mi Vida y esto NO le gusta al Mundo, NO le gusta a Satanás.

Tomaréis una cruz pesada. Pero estando Conmigo, YO os la voy aligerar. Sufriréis escarnios, blasfemias, ataques… Sufriréis por Mí, por vuestro Dios y por dejar Mi Amor, como Yo también lo dejé en la Tierra. Sufriréis por vuestros mismos hermanos que han preferido el Mundo o se han dejado tomar por Satanás.

Sufriréis porque sois buenos, porque sois ejemplo bueno para el Cielo y sois ejemplo vivo de que Yo Vivo en vosotros. Pero vuestra sola presencia moverá a otras almas a la conversión. Satanás NO quiere éstas almas en su Mundo, en su reino, porque él es el Príncipe de éste Mundo y ataca todo aquello y a TODOS aquellos que siguen Mi Doctrina y Mi Amor.

Cuando seáis atacados, cuando se os blasfeme en Mi Nombre, seréis benditos. Recibiréis lo mismo que Yo recibí, ataque, dolor, quizá hasta muerte, pero también recibiréis la Gloria Eterna y estad alegres por ello Mis pequeños, porque vosotros sí estaréis seguros de lo que recibiréis por el Dolor que estaréis recibiendo en el Mundo.

Recibiréis Mi Reino por el dolor tan grande de dejar Amor en la Tierra y así como Yo fui glorificado por Mi Padre, vosotros también seréis glorificados por Mí, vuestro Hermano y vuestro Dios.

ORAD, orad por aquellos que os atacan, por aquellos que NO quieren ver virtud y amor entre ellos, especialmente en vosotros y los que están con vosotros. Ellos viven en el Pecado y se sienten señalados por vuestra virtud y vuestro amor. Y por eso se sienten mal y os atacan y os quieren hacer a un lado.

Orad por ellos, porque ellos son los que realmente necesitan más de Mí, de vuestra Oración y de vuestra Donación. Vosotros estáis Conmigo, vosotros sois los hijos consentidos. Yo quiero que vosotros pidáis por ellos, que NO son todavía hijos consentidos.

Que NO son ésos hijos en los cuales Yo puedo confiar y que muchas veces son traidores a Mi causa, a la causa de la salvación de la humanidad.

Alegraos, Mis pequeños los que estáis Conmigo, porque grande será el premio en el Reino de los Cielos, pero os vuelvo a repetir: ORAD, ORAD, ORAD por vuestros hermanos que os atacan, porque todavía NO saben lo que es realmente vivir el verdadero Amor que Yo os he enseñado. Gracias, Mis pequeños. Yo os Bendigo y os pido que llevéis Mí Amor a todos los vuestros.

Yo os Bendigo, como Padre, como Hermano, como Amor y Vida y os dejo Mi Paz y Fé profundas en vuestro corazón

Yo os amo infinitamente y os Bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

75.- LA ÚLTIMA LLAMADA…


jardin neptune_fountain_schonbrunn-foto-simon-matzinger-1140x580

Prócoro vaga por los jardines sin saber qué hacer, ni a donde ir. Se siente impotente, débil, viejo y enfermo.

Tropieza con despojos humanos parcialmente quemados. Contra antorchas todavía encendidas, de las cuales brotan chispas.

Como animal acorralado mira hacia todos lados, con ojos extraviados.

Los jardines están casi totalmente en tinieblas.

Sólo la luna ilumina y vuelve más macabros los cadáveres carbonizados.

Finalmente regresa a la fuente, al lado donde estuviera el poste que fuera el patíbulo de Mauro.

Y allí se arrodilla llorando con profundo dolor.

Entonces siente que una mano le toca el hombro y al volverse ve a un desconocido,

sanpablo01

Al que le pregunta aterrorizado:

–           ¿Quién eres tú?

El bondadoso anciano le contesta:

–           Pablo de Tarso.

El griego sollozando dice:

–           ¡Oh! ¡Eres tú!… ¡Estoy condenado! ¿Qué deseas?

El apóstol le contesta con inmensa compasión:

–           Salvarte.

Prócoro se apoyó contra un árbol…

Y dijo completamente desconsolado:

–           Para mí ya no hay salvación.

–           ¿Acaso no has oído sobre el ladrón crucificado del que Jesús tuvo compasión?

Prócoro gritó llorando:

–           ¡Pero tú no sabes lo que yo hice!…

APOSTOLES-pablo2by2btimoteo

–           Fui testigo de tus sufrimientos. Y escuché la declaración de la verdad.

–           ¡Oh, Dios!…

–           Y si un siervo de Cristo, en la hora del martirio y de la muerte ha perdonado tus agravios,

¿Por qué no habrá de perdonarlos el Mismo Cristo?

Prócoro se tomó la cabeza con las manos, en un ademán desesperado…

Y exclamó:

–           ¡Oh! ¡Si Él quisiera perdonarme!

¡Perdón para mí!… ¡Perdón…! –y su llanto aumentó.

–           Nuestro Dios es un Dios de Amor y Misericordia. Su Infinita Bondad supera con su Gracia nuestros errores, cuando tenemos arrepentimiento.

Prócoro repitió asombrado y con inmenso dolor:

–           ¿Perdón para mí?

–           Apóyate en mí y acompáñame.

Pablo lo lleva consigo hasta una banca de mármol.

petronio

Y se sientan envueltos por el silencio de la noche y el rumor del agua de la fuente.

El Apóstol repite:

–           Nuestro Dios es un Dios de Misericordia.  Si te pusieras a la orilla del mar a echar guijarros, ¿Podrías llegar a colmar sus profundidades?

Pues en verdad te digo que la Misericordia de Dios es como el océano y en su Sangre Preciosísima se lavan nuestras culpas.

Los delitos y los pecados de los hombres, Él los hunde como guijarros en el Mar de su Misericordia. Cristo es nuestro Salvador.

Tú has sufrido y te arrepentiste al pie del patíbulo de Mauro.

Cristo ha sido testigo de tu abatimiento.

Y sin pensar en lo que te pudiera suceder, declaraste la verdad y Cristo no ha olvidado tus palabras.

Lo importante es el arrepentimiento. Cuando éste es verdadero, Dios perdona.

Yo soy el hombre que aborrecía a Jesús y persiguió a sus seguidores.

Yo también fui verdugo de los cristianos. A Jesús no le conocía y tampoco le amaba.

Yo no creía en Él, hasta el día que se me manifestó en el Camino de Damasco, cuando iba decidido a destruir a sus elegidos.

Desde ese bendito día, Él ha sido para mí la Misericordia. Ahora te está llamando a ti.

Sí le odiaste, cuando Él te amaba. Si le perseguiste en los que Él amaba.

Si le destruiste en sus confesores, Él te amaba y te sigue amando.

Más ahora, porque con tu arrepentimiento, Él quiere perdonarte y salvarte.

arrepentimiento encadenado-por-el-pecado

Un inmenso dolor laceró hasta lo más profundo del alma y el corazón de Prócoro y al mismo tiempo renació la esperanza.

¡ÉL PODÍA SER PERDONADO!

Él, que se siente culpable de la muerte de todos y cada uno de aquellos benditos mártires, que por una venganza estúpida, había crecido como una avalancha…

¡Destruyendo la vida de tantos millares de inocentes!

Y un sollozo que parece ahogarlo, agita el pecho de aquel infortunado ser humano…

Que fue el instrumento perfecto para detonar la venganza de Satanás: el Verdadero Verdugo y Destructor de la Iglesia.

Pero Pablo sí pudo llegar a aquella alma.

El arrepentimiento con sus lágrimas humildes, es el primer lavado de las almas.

Pablo vio el dolor lacerante de aquel miserable  y recordó su propia y dolorosísima experiencia…

conversion_pablo

Después de un largo momento, dijo:

–           Cristo me acercó a ti. Él me ha ordenado que agrupe a las almas en nombre del Amor y yo estoy siempre a su servicio.

Tú te consideras condenado, más yo te digo: cree en Él y te salvarás.

Tú piensas que él te odia por tu gran pecado y por todos los demás pecados que ahora te abruman, pero yo te repito que en Él no hay otra cosa,

Más que Amor para ti EL TE AMA TAL COMO ERES EN ESTE MOMENTO.

Antes de que yo le poseyera, en mí solo había maldad, la cual vivía en mi corazón y me impulsaba en mis obras.

Ahora Jesucristo es para mí, todo. Y sólo en Él, está el refugio y el consuelo.

Él solo ve tu pesar por el daño que has causado y tu aflicción inconsciente aunque tú no lo sepas, por el daño a tu propia alma.

Haz a un lado tus temores y levanta tu cara.

Si tú lo quieres, Jesucristo te perdona y te eleva hasta Sí. 

Prócoro se ha llenado de esperanza….

Y exclama:

–           ¡Sí! Si lo quiero. ¡Quiero su Perdón!…Quiero su perdón… –y llora como un niño.

Pablo lo toma de la mano y lo conduce hasta la fuente, cuyos plateados raudales brillan  con sus reflejos a la luz de la luna, que como una pequeña cuña, apenas ilumina aquel lugar.

Reina el silencio y los jardines están vacíos.

Prócoro se arrodilla sin dejar de llorar, junto al lugar donde estuvo el poste donde Mauro fue martirizado.

Mientras tanto Pablo ora en silencio, con sus manos levantadas hacia el cielo estrellado.

Y luego con el rostro radiante y como obedeciendo a una orden recibida, se dirige a la fuente.

000000sacramento-del-bautismo

Bendice el agua y con el hueco de sus manos, toma un poco y la derrama sobre el viejo que llora inconsolable.

Y dice con voz solemne:

–           ¡Prócoro, yo te bautizo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo! Amén.

El griego levanta los brazos.

Continúa arrodillado y ora por largo rato, en silencio y con el rostro bañado por sus lágrimas…

Enseguida Pablo saca de entre sus ropas, una bolsa de precioso paño que contiene el Pan consagrado.

Y partiendo un pedazo ora, la da al griego…

Y pronuncia las palabras de la Comunión:

–          Este es el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, Dios que se hizo Hombre y murió para salvarte… Convirtiéndose en Alimento para sus confesores…

0000sacramento-de-la-comunion

Prócoro levanta su cara bañada en llanto…

Y recibiéndola en la boca contesta:

–          Bendito sea su Santo Nombre. Yo lo recibo… Amén

A continuación se postra con el rostro en tierra y ora en silencio.

Pasa el tiempo y se escucha el canto de los gallos.

Entonces Prócoro pregunta con voz trémula:

–           ¿Qué debo hacer antes de morir?

Pablo le contesta contundente:

–           Ten Fe y atestigua la Verdad.

El griego le toma la mano al apóstol y se la besa.

Luego se levanta y los dos salen juntos. En el camino se separan y se van por diferentes rumbos.

Cuando Prócoro llega a su casa, antes de entrar, los pretorianos lo arrestan y lo llevan al palacio de Tiberio.

tigelino5

El César se retiró a descansar, pero Tigelino lo está esperando…

Y al verlo sentenció:

–           Has cometido un crimen de lesa majestad. De esta traición, no podrás escapar al castigo.

Pero si declaras mañana en el Anfiteatro, que estabas borracho y trastornado.

Y que los autores de la conflagración fueron los cristianos…

Tu castigo se limitará a los azotes y al destierro. –concluye Tigelino con aire engañoso.

Prócoro contestó con serenidad:

–           No puedo hacer eso.

Tigelino se acercó a él con paso lento y su voz es contenida,

Y aterradora:

–           ¿Cómo? ¡Maldito perro griego!

¿Dices que no puedes hacerlo? ¡Entonces no estabas borracho!… Y parece que no comprendes el castigo que te espera. ¡Mira!

Y señala en el extremo del atrium a cuatro fornidos esclavos que junto con los verdugos, lo esperan con los instrumentos del tormento en las manos.

Pero Prócoro contesta:

–           ¡No puedo!

La Ira se apodera de Tigelino, pero se contiene.

Y dice con una amenaza mortal:

–           Te llevaré a los calabozos de Calígula.

¿Recuerdas los tormentos de los primeros cristianos? Yo personalmente vigilaré tu tortura…

El viejo palidece, pero contesta con firmeza:

–           Yo también soy cristiano y Jesús es Mi Señor y Mi Dios. 

SE NEGÓ A RENEGAR DE CRISTO Y SUFRIÓ CON VALENTÍA Y HONOR SU MARTIRIO

EN IRAK, SE NEGÓ A RENEGAR DE CRISTO Y SUFRIÓ CON VALENTÍA Y HONOR SU MARTIRIO

Tigelino lo mira con asombro y exclama:

–           ¡Perro nauseabundo! ¡Te has vuelto loco de verdad!

Y  totalmente furioso, le toma de la barba con una mano y le amenaza:

–           ¡Te retractarás! ¡Te juro por Júpiter, que te retractarás! – y le arrojó al piso.

Prócoro contestó desde el piso:

–           ¡No puedo!

Totalmente lívido, temblando de rabia…

SIGLO XXI

SIGLO XXI

Tigelino ordenó a sus esbirros:

–           ¡Llevadle al tormento!

Ante esta sentencia, los tracios se apoderan del viejo y le arrastran hasta los sótanos del Palacio….

Después de haberlo atormentado,

Tigelino vuelve a preguntarle:

–           ¿Te retractarás?

Prócoro insistió:

–           ¡No puedo!

martirio isis

Tigelino ordena suspender el tormento.

Impotente, se pasea de un lado a otro de la estancia, con el rostro descompuesto por la Ira.

Y luego, con el semblante iluminado por una nueva idea y una diabólica sonrisa, ordenó:

–          ¡Arrancadle la lengua!

Y el tormento continuó…

Al principio, Haloto anunció que el César no asistiría.

Pero luego, Nerón cambia de opinión ante los persuasivos argumentos del favorito.

Tigelino le manifestó:

–           Divinidad, después de lo ocurrido en los jardines, es más imperioso tu deber de presentarte ante el pueblo.

Te aseguro que esta vez, el esclavo crucificado no te insultará.

neron16

Entonces se promueve otro banquete en los jardines imperiales.

Al día siguiente está atestada la casa de Tiberio.

Los augustanos, senadores y los de la Orden Ecuestre, asisten todos. No solo por el espectáculo ofrecido, sino porque están deseosos de mostrar su adhesión al César.

Porque el protagonista es Prócoro, de quién está hablando Roma entera…

Y se rumora que después de la espectacular acusación del griego, se había apoderado de Nerón tal frenesí, que no había dormido…

Y que es atormentado por visiones pavorosas y por eso ha anunciado su viaje a Acaya.

Pero otros afirman lo contrario y que ahora está decidido a desplegar mayor crueldad contra los cristianos.

Otros auguran que la acusación lanzada por Prócoro a la cara del César, podrá tener las más desastrosas consecuencias.

Y hay quienes también por humanidad, ruegan a Tigelino, que ponga fin a las persecuciones.

petronio-2

Cornelio Flavio le dice:

–           Ved las repercusiones. Habéis querido desviar la cólera del pueblo y convencerle de que estabais castigando a los culpables. Y el resultado ha sido contraproducente.

Valerio Mesala confirmó:

–           ¡Cierto! Todos dicen ahora que los cristianos son inocentes.

Nerva agregó:

–           Y si a eso llamáis habilidad, Prócoro tuvo razón cuando afirmó que el cerebro de todos vosotros, cabía en la cáscara de una nuez.

Quinto Pomponio añadió:

–           Lo mejor es terminar con todo esto.

Si dejáis en paz a los cristianos. Todo esto terminará por olvidarse.

Tigelino se volvió hacia ellos y dijo:

–           Cornelio Flavio, entre el pueblo se rumora también, que tu hija Priscilla ha sustraído a sus esclavos cristianos, a la justicia del César. Y lo mismo cuentan de tu esposa, Mesala.

Flavio replicó lleno de alarma:

–           ¡Eso no es cierto!

Valerio exclamó, no menos sobresaltado:

–           Vuestras mujeres divorciadas quieren perder a mi esposa.

Pero otros hablan de Prócoro Quironio.

Marcial preguntó:

–           ¿Qué le sucedió?  Él fue quien entregó a los cristianos en poder de Tigelino.

augustanos

Lucano agregó:

–           De mendigo pasó a ser un hombre opulento.

Hubiera podido terminar sus días en la mayor tranquilidad.

Trhaseas exclamó:

–        ¡Es un hombre desconcertante!

Vitelio dijo:

–           También pudo contar con unos espléndidos funerales. ¡Pero no!

Plinio movió la cabeza y dijo:

–        ¡De repente abandona todo y decide perderse!

Haloto declaró:

–       ¡Definitivamente se ha vuelto loco!…

tigelino2

Tigelino respondió:

–           No está loco. Se convirtió en cristiano.

Plinio exclamó:

–           ¡Imposible!

Séneca sentenció:

–           ¡Os lo he dicho ya! Exterminad a los cristianos si queréis.

Pero creedme: No podréis vencer a su Dios.

Trhaseas se impacientó:

–           ¡Después de lo que hemos visto!… ¡Por Cástor!

¿Acaso no comprendéis? Mirad lo que está sucediendo…

Marcial aconsejó:

–           Yo no he incendiado a Roma. Pero si el César lo permitiese ofrecería inmediatamente una hecatombe a esa Divinidad, para desagraviarlo.

Séneca añadió:

–           ¡Y todos deberíais hacer lo mismo! ¡Hemos visto su Poder! ¡Con ese Dios, no se juega!

Y Petronio concluyó:

–           Tigelino rió el otro día, cuando aseguré que estaban armándose.

Y ahora os afirmo: ¡Están triunfando!

angel de la victoria

Varias voces preguntaron al mismo tiempo:

–           ¡Qué!

–           ¿Cómo es eso?

–           ¿Por qué dices eso?

Petronio confirmó:

–           ¡Por Zeus! ¡Así es!

Porque si un hombre como Prócoro no ha sido capaz de resistirles… ¿Quién lo hará?

Si pensáis que después de cada uno de estos espectáculos, no aumentará el número de cristianos, mejor buscad otro oficio.

Acaso entonces logréis informaros mejor de lo que piensa el pueblo y de lo que está pasando en la ciudad…

augustanos-karl_theodor_von_piloty_murder_of_caesar_1865

Varios exclaman al mismo tiempo:

–           ¡Por Pólux!

–           ¡Este Dios es Increíble!

–           ¡Muy poderoso entre los cristianos!

–           ¡Y también nos lo ha demostrado a nosotros!

–           ¡Están triunfando!

–          ¡Petronio dice la verdad!

Y preguntan:

–           ¿Y qué opinas tú en conclusión?

Entonces Valerio Mesala se acercó a Petronio,

Y le preguntó:

–           Sí. Dinos lo que piensas.

0petronio

Petronio respondió:

–           Concluyo por donde habéis empezado vosotros. Creo que ya se ha derramado demasiada sangre.

Tigelino lo miró burlón y con una ironía cruel, le dijo:

–           ¡Eh!… ¡Todavía falta otra poca!…

Petronio le contestó con desdén:

–           Si tu cabeza no basta. Veo que en tu bastón hay más.

El Prefecto de los pretorianos miró con asombro su bastón de marfil y efectivamente, está manchado con la sangre del griego.

Pero la llegada del César interrumpió esta conversación.

Y encabezó la comitiva en compañía de Pitágoras.

Van hacia donde acondicionaron un escenario, para ver el espectáculo.

banquete

Inmediatamente después da principio la representación de un drama al cual casi nadie presta atención porque el ánimo de los concurrentes, está expectante con Prócoro.

El público, familiarizado ya con la sangre y la tortura, se muestra fastidiado.

Y empieza a silbar y a gritar frases poco halagadoras para la corte.

La obra se acelera y al fin llega el momento culminante:

Los esclavos llevan una cruz de madera tan baja, que un oso parado sobre sus patas traseras puede alcanzar fácilmente el pecho y la cabeza del ajusticiado.

Enseguida dos hombres arrastran a Prócoro, ya que no puede caminar, pues en la tortura le quebraron las piernas…

Y lo enclavaron en la Cruz con rapidez.

Y solo hasta que la cruz quedó colocada en su sitio, fue que todos pudieron ver al augustano caído en desgracia…

Pero muy poco queda reconocible en aquel hombre torturado, del antiguo Prócoro.

Su rostro está más blanco que la cera y su barba cana se ve ensangrentada, después que le arrancaran la lengua.

Aquel cuerpo delgado es un amasijo tumefacto, que por entre los desgarros de las costillas, muestra como respiran sus pulmones.

Lo que está a la vista de todos, es el cuerpo desnudo de un anciano decrépito y agonizante.

La mirada del griego había sido muy desconfiada.

En su rostro vigilante y receloso se veían siempre reflejadas, la incertidumbre y la alarma.

Y ahora…

TRANSFIGURACION

TRANSFIGURACION DE LOS CONFESORES 

Es un rostro luminoso como el de otros cristianos, que fueron sacrificados en el Circo…

Se han acondicionado dos vallados alrededor del escenario, que desde distintas direcciones confluyen al sitio en donde está el patíbulo del augustano en desgracia.

A través de ellos, primero sueltan un león y un minuto después a un tigre.

tigre bengala

Son fieras que llevan varios días sin comer y las cuales husmean el aire por el olor de la sangre.

Pero de pronto y de manera inexplicable…

tigre

Los dos se dirigen hacia el ajusticiado y se echan a un lado de la cruz, como si fueran una inesperada guardia real.

Inmediatamente son soltados otro par de fieras.

Un león Blanco que después de una escena similar.

Levanta su impresionante cabeza y… ¡Bosteza!…

Luego se echa del otro lado de la cruz aumentando el inusitado cortejo.

Y con la impresionante pantera,

lo único que pasó fue que aumentó el número de fieras convertidas en mansos guardias.

0000pantera-negra
El público contempla  impactado la increíble escena.

Muchos miran con la boca abierta por el asombro más absoluto, sin poder comprender lo que está sucediendo.

Entre ellos el mismo emperador.

Por último sueltan un oso que llega hasta el patíbulo de Prócoro y mueve de un lado a otro la cabeza sin levantarla del suelo, como si buscara algo.

Y husmea el aire por el olor de la sangre…

Es evidente que está muy hambriento y cuando ve la cruz y la presa que le espera en ella, se aproxima.

Se alza sobre sus patas traseras…

Y de repente se echa a los pies de la cruz, como un perro a los pies de su amo.

Séneca exclamó:

–           ¡Si después de esto, NO admitís que este Dios NO PUEDE SER VENCIDO! 

Nada os convencerá…

Cornelio Flavio:

–           ¡Después de lo que hemos visto!…

Marcial:

–           ¡Por Cástor!

Babilo el astrólogo:

–       ¡Esto es imposible!

Jeronimo

SAN JERÓNIMO

Valerio Mesala:

–           ¿Acaso no comprendéis?

Petronio:

–           ¡Vaya que están triunfando!

Lucano:

–           Mirad lo que está sucediendo…

Pitágoras:

–           ¡Este Dios es…!

Plinio:

 –          ¡Indescriptible!

1950

Marco Aurelio está dichosísimo.

Pues todos estos acontecimientos, están renovando su esperanza

¡Jesús es el Dios de los Milagros!

Unos esclavos azuzaron al oso con sus gritos y una vara larga.

El animal se levantó enfurecido y se paró frente a ellos.

Abrió sus enormes fauces y lanzó un rugido aterrador. Por un momento pareció que se arrojaría sobre ellos…

Parado sobre sus patas traseras, miró desafiante a todos…

Lanzó otro rugido impresionante y volviéndose a poner en cuatro patas…

Regresó lentamente hacia la cruz, donde volvió a acomodarse como si la custodiara.

Tigelino se muerde los labios, furioso.

En Haloto puede más su crueldad que su asombro…

Y piensa desesperado en el imprevisible desarrollo de una representación que NO estaba planeada para esto…

El ánimo de los presentes se divide, aunque todos están pasmados por igual…

Ver a las impresionantes fieras, comportarse como si fueran animales amaestrados es algo difícil de asimilar…

Nerón está paralizado por el asombro, pero NO está dispuesto a doblegarse…

neron3

Y todavía falta el desenlace de este drama tan singular…

En el semblante de Prócoro hay una expresión llena de paz y alegría.

Sus ojos miran hacia el cielo y su cara está luminosa y radiante, porque sus ojos están mirando a un heraldo celestial…

Que desciende y…

La multitud asombrada guarda silencio y una sonrisa se dibuja en el rostro del mártir.

Luego abre su boca ensangrentada…

 Y todos pueden ver una oquedad sanguinolenta y sin lengua…

Y una Voz retumbante y poderosa, que nadie reconoció como la suya…

Declaró:

–        El Señor Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, Resucitó.

                         Y Él vendrá con toda su Majestad como Rey Vencedor

Y como Sol de Justicia para TODAS las Naciones de la Tierra.       

Y Juzgará a los vivos y a los muertos.

segunda-venida-de-cristo

Esperadle…
¡Bienaventurados los que estén PREPARADOS..!

 ÉSTA ES:

LA ÚLTIMA LLAMADA…

De los ojos de Prócoro se deslizan lágrimas de felicidad y de agradecimiento.

Corren por sus pálidas mejillas y se mezclan con la sangre de su barba.

Luego su cuerpo se estremece visiblemente con un estertor final…

Y expiró.

Nerón se levanta colérico y se retira sin decir una sola palabra, acompañado de Pitágoras.

Todos los augustanos se quedan paralizados por unos momentos…

Y luego se apresuran a seguir a su emperador.

Tigelino ordena la distribución de premios entre los del pueblo.

Y finalmente los arqueros mataron a las fieras,

porque nadie se pudo acercar a retirar el cuerpo del griego, ya que los animales NO se movieron de allí…

heraldo_de_medianoche

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA