Archivos de etiquetas: santidad

M3 EL TERCER NIVEL


Noviembre 15 de 2019

Habla la Santísima Virgen María

Hijitos Míos, Inmaculada Concepción, significa Pureza, Santidad, un Amor Total a Nuestro Dios y Señor.

¡Cómo quisiera veros, Mis pequeños, en esa misma situación Divina, que Me concedió Nuestro Dios y Señor! A Mí, a Su Sierva.

¡Pureza, Pureza!, Mis pequeños, es lo que falta ahora en el Mundo, Satanás, se ha dedicado a destruir los corazones, a destruir vuestras almas, a ensuciarlas.

Si vosotros pudierais ver vuestra alma, cuando está sucia por el pecado, especialmente el de la impureza, os asquearíais.

El alma, cuando está pura, cuando está en estado de Gracia, es una belleza.

Vosotros mismos gozaréis, con vuestra alma, cuando esté en estado puro, en un estado en el cual vosotros os podáis presentar ante vuestro Dios y Creador, ante Mi Hijo vuestro Salvador y ante Mi Esposo, el Espíritu de Amor.

 Cuando el alma está impura, vosotros mismos os tratáis de esconder, porque os avergonzáis de vuestro estado.

Satanás se ha dedicado a corromper vuestra mente, vuestro corazón, para llevaros a la impureza en la que ahora vivís.

Os ha hecho creer que muchos pecados ya no lo son, que ya todo es normal. 

Y eso, os va llevando a que vosotros no cuidéis del estado de vuestra alma y no solamente eso Mis pequeños, porque lo que tenéis en vuestra mente y en vuestro corazón, tarde o temprano se manifiesta en acciones

Y por eso, estáis viendo tanta maldad a vuestro alrededor, sobre todo de actos impuros.

¡Tantas, tantas almas, que hay en el Purgatorio para purificarse de este grave pecado!

Cuando llegáis ante la Presencia de Mi Hijo, para ser juzgados, os dais cuenta plenamente de lo que es la Pureza cuando veis a Mi Hijo, cuando Me veis a Mí y cuando veis el estado de vuestra alma.

OS AVERGONZÁIS, no queréis estar ante Nuestra Presencia, a pesar de que estáis viviendo en ese momento un Amor intenso.

Nosotros no os rechazaMos, el alma misma se aparta por vergüenza, porque no puede estar ante Nuestra Presencia Pura, Santa, Inmaculada.

Por eso Mi Padre y Señor en Su Santísima Trinidad, permitió esta Advocación en Mi Persona; para que Yo os enseñara lo que vosotros debéis tener en vuestra alma; para que vosotros buscarais esa Perfección Angelical.

VIVIENDO EN LA PUREZA, VIVIENDO EN LA HUMILDAD,

VOSOTROS ASEGURÁIS LA ENTRADA AL REINO DE LOS CIELOS

Todo pecado es impuro y si estáis en estado de pureza, podéis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

PedidMe en este día Mis pequeños, que Yo os lleve a esa Pureza, para que seáis santificados, para que podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Un alma no puede entrar al Reino de los Cielos, si está impura. Venid a Mí, Yo os puedo llevar a esa Pureza, Mis pequeños.

Venid a Mí Soy vuestra Madre la Siempre Virgen María, en Mi Advocación de Pureza, la Inmaculada Concepción.

Venid, venid Mis pequeños, el Reino de los Cielos es vuestro, de él salisteis y a él regresaréis.

Manteneos en los Sacramentos, manteneos en una vida profunda Sacramental, Yo os llevaré ante Mi Hijo, os cuidaré durante vuestro caminar en la Tierra.

Os ayudaré a que alcancéis la santidad a la que estáis llamados todos.

Os ayudaré a que alcancéis la perfección de vuestros actos y pensamientos,

Para que estéis ante la Presencia de Nuestro Dios en esa sencillez del niño pequeño, que son una belleza ante Nuestros Ojos por su pureza.

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Noviembre 07 2019 1: 20 p.m

Mis Amados Hijos, los pecados de impureza sexual, están llevando a la condenación eterna a muchas almas.

Las relaciones entre parejas del mismo sexo, son una afrenta al Amor y Misericordia de Dios.

Muy pronto el mundo va a estar gobernado por dirigentes y sociedades lésbicas y homosexuales, que se encargarán de imponer su cultura, doctrina y costumbres a como dé lugar.

En el tiempo del Nuevo Orden Mundial, estas sociedades perseguirán, encarcelarán, torturarán y desaparecerán, a todos aquellos que sean cristianos o que no estén de acuerdo con su ideología, o doctrina.

Hijos míos, una nueva aberración sexual está tomando fuerza en este mundo pecador; os hablo del llamado bestialismo o zoofilia, que consiste en la relación sexual de seres humanos con animales.

Miles de impuros y depravados, hombres y mujeres, están teniendo relaciones sexuales con animales y los están adoptando como sus parejas.

¡MALDITOS TODOS aquellos que abusan de una criatura irracional, para satisfacer sus instintos sexuales, porque en verdad os digo, que la paga que recibirán será la Muerte Eterna!

Esta aberración de hombres y mujeres, teniendo sexo con animales, despertará una enfermedad incurable, peor que el sida, la sífilis, o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual.

Se podrirán en vida y no habrá droga ni medicina que pueda curarlos.

Muchos animales, especialmente perros y gatos, se les viene dando un trato como si fueran seres humanos; da tristeza ver cómo le niegan el amor, el cariño y el afecto a un ser humano, por dárselo a un animal.

Los animales debéis de cuidarlos y protegerlos, darles cariño, pero nunca personalizarlos y tratarlos como si fueran seres humanos.

Muchas parejas hoy en el mundo, prefieren adoptar un animal, que procrear un hijo.

Esto causa gran tristeza en el Cielo y va en contra de la Voluntad Divina que los creo hombre y mujer, los bendijo y les dijo: creced y multiplicaos. ( Génesis 1. 27, 28 )

Hijos míos, siento gran tristeza al ver la descomposición social, moral y espiritual en que yace la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata, QUE YA TOCÓ FONDO.

Lo que viene para ella será la Justicia Divina con todo su peso y su rigor.

Por el incremento de la maldad y el pecado existentes en este mundo de hoy, la Justicia de Dios os llegará más rápido de lo que está prescrito en su Santa Palabra.

¡Pobres de aquellos que siguen pecando y pecando, porque la Justicia Divina los va a desaparecer de un soplo!

HIJOS INGRATOS, VENID A VISITARME,

PORQUE ESTOY POR PARTIR

No tengáis miedo, acercaos y platiquemos juntos; depositad en Mí, todos vuestros trabajos, fatigas, penas y necesidades, que Yo, los cargaré por vosotros y haré que vuestras cargas os sean más livianas y llevaderas.

No me dejéis Solo, porque me duele la Soledad en que me encuentro por vuestra ingratitud. Os estoy esperando en el silencio de mis Sagrarios. ¡No tardéis!

Hijitos Míos, dicen las Escrituras, que si vosotros supierais a qué hora va a llegar el ladrón a vuestro hogar para robaros, estaríais preparados para defenderos y defender lo vuestro, defender vuestros bienes, defender vuestra familia.

Yo os digo, el Ladrón ha entrado a vuestro hogar y os ha robado lo más grande que tenéis, que es la Sagrada Eucaristía.

Mis pequeños, NO HABÉIS CUIDADO LO MÁS GRANDE QUE TENÉIS.

 Y además, ni siquiera os preocupa ir a tomar ese Regalo tan grande que Yo os dejé y que tanto Me costó, Mis pequeños.

Tenéis la Sagrada Eucaristía, tenéis Mi Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad entre vosotros y lo desperdiciáis inmensamente.

Llegaréis a conocer este Misterio de Amor, cuando estéis en el Reino de los Cielos; pero si os portasteis mal, no gozaréis de este Gran Amor.

Sobre todo os lo digo por los que se condenan, porque han desperdiciado Mis Sacramentos, han desperdiciado Mi Vida entre vosotros, han desperdiciado Mis Verdades, han desperdiciado Mi Amor.

Me duele tanto Mis pequeños, que haya almas, muchas almas, que no les interesa Mi Presencia entre vosotros: no tomarMe, no desearMe, no buscarMe, no querer crecer en la perfección del Amor, tenéis todo.

DAOS CUENTA QUE LA VIDA ES COMO UNA PREPARACIÓN

PARA UN VIAJE ETERNO

Aquí en vuestra vida, día a día os vais preparando y debéis de ir buscando qué es lo que vais a necesitar para la Vida Eterna y esto es el Amor, básicamente el Amor. 

Yo os dejé todo lo necesario para que vosotros os llenarais de él; pero no solamente es tenerlo, sino darlo como alguna vez os lo heMos dicho: el Amor es dinámico.

Aquél que ha abierto su corazón y que heMos puesto Nuestro Amor en vuestro corazón, es tanta la alegría que vosotros adquirís, que no soportáis tanto, tanto gozo e inmediatamente, lo dais a vuestros hermanos,

Pero ¿Cuántos de vosotros realmente estáis viviendo esta alegría, en estos momentos en la Tierra? Son pocos, muy pocos los que han permitido que Nuestro Amor Viva en vuestro corazón.

Mis pequeños, estáis viendo cosas tremendas a vuestro alrededor.

Satanás, os he dicho ya antes, que causa todo esto para distraeros, solamente estáis buscando en cómo cuidar vuestras posesiones materiales,

PERO EL MAYOR TESORO QUE TENÉIS, NI SIQUIERA VEIS POR ÉL

Os ha robado el Ladrón Nuestro Amor, os ha robado la Vida que os heMos dejado para vuestra perfección espiritual

Y vosotros, por estar preocupados por las cosas del Mundo, habéis dejado que él se fuera. Y ni siquiera os disteis cuenta de ello.

Mis pequeños, más tarde lloraréis porque no lo cuidasteis, no cuidasteis este gran Tesoro que con él podríais haber crecido inmensamente y dejasteis que el Ladrón os lo robara.

Cuántos de vosotros realmente, buscáis ese perfeccionamiento; pero sobre todo, cuántos de vosotros tomáis lo más seguido posible, Mi Cuerpo en la Sagrada Eucaristía,

en donde Yo pueda habitar en vosotros, guiaros, protegeros, perfeccionaros; para que en esta preparación para vuestro viaje, que dura un tiempo determinado para cada quien,

os lleve precisamente a esa Puerta de entrada en el Reino de los Cielos y podáis vosotros gozar eternamente, pero ya con una preparación previa que adquiriste en vuestra vida terrena.

El Amor lo es todo Mis pequeños, todo se mueve en el Amor, la vida es Amor. Yo, en Mi Santísima Trinidad SoMos Amor, todo fue creado en el Amor

Y SI VOSOTROS NO TENÉIS ESE BOLETO DE ENTRADA AL REINO DE LOS CIELOS

TENDRÉIS QUE ADQUIRIRLO CON MUCHÍSIMO DOLOR EN EL PURGATORIO

ANTES DE PODER PASAR AL REINO DE LOS CIELOS

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

Y OS PUEDO DECIR QUE DUELE, DUELE MUCHÍSIMO PASAR UN TIEMPO AHÍ

Dad ahora lo que podáis para purificaros en todo lo que podáis, porque necesitaréis estar limpios de corazón y sobre todo, haber movido almas también, hacia el Amor.

Os dejé una Escuela, os dejé Mi Vida, os dejé Mis Palabras, os dejé Mis Milagros, os dejé TODO, Mis pequeños.

Dejaos pues llenar por la Sabiduría Divina y por Nuestro Amor, para que vuestra vida realmente os prepare, para esa entrada lo más pronto posible al Reino de los Cielos.

Os he dicho que lo más bello que le podréis desearle a alguien, es desearles la muerte; pero suena raro y difícil de entender por aquellos que no están viviendo realmente, en el Amor.

Vivir en el Reino de los Cielos es lo máximo que puede tener el alma; pero vosotros pensáis tanto en la vida de la Tierra, que nada más estáis buscando en guardar lo vuestro.

 Y en ese guardar incluye vuestra vida terrena y lo vuelvo a repetir, sólo vuestra vida terrena sin buscar nada de lo espiritual.

Dejad pues Mis pequeños, TODO aquello que no os permite volar hacia el Cielo, que será vuestro Hogar Eterno.

Meditad Mis pequeños, meditad vuestra vida, meditad cuánto realmente habéis dado de amor a los hombres y cuánto habéis dejado entrar a vuestro corazón, el Amor que os queremos dar.

El Ladrón sigue acechando y vosotros no estáis protegiendo Mis Regalos, Mis Riquezas, para que no se las lleve.

Vuestro Amado, Jesús Sacramentado

Habla Dios Padre

Hijitos Míos no exijáis a vuestros hermanos lo que vosotros mismos no estáis haciendo. Todo cambiará cuando vosotros en lo personal cambiéis.

Vosotros, sois muy dados a ver la maldad que existe en los corazones de vuestros hermanos, pero no estáis viendo la maldad que vosotros producís.

Esta Maldad que vosotros producís en vuestro interior por vuestras experiencias de vida os hacen daño, ya sea en lo personal, cuando buscáis el pecado que os va a traer satisfacción personal.

O cuando buscáis el pecado que va a hacer daño a algún hermano vuestro.

Todo nace en el corazón del hombre, en su interior y por propia voluntad.

Todos habéis caído en ello, Mis pequeños. Y es de lo que vosotros os debéis arrepentir y además DEBÉIS DETENER YA, todo ese mal que tanto daño os hace, como personas y en comunidad.

Os he pedido que si queréis que todo esto cambie y se mejore, os arrodilléis y Me pidáis perdón, pero esto debe salir desde lo más profundo de vuestro corazón.

 Tiene que nacer en el Amor, en Mi Amor, que lo dejéis entrar en vuestro corazón.

Os he dicho que todo lo que vosotros hagáis basados en Mi Amor y protegidos por él, todo lo podréis detener y cambiar.

Satanás, continuamente, os está atacando.

Os pone tentaciones, para ir destruyendo vuestra espiritualidad; pero, también os va llevando a cambiar en vuestro interior los conceptos del Amor, lo que Yo os he dado, lo que tanto Le costó a Mi Hijo enseñaros.

Si vosotros no estáis atentos en vuestra vida, si no permanecéis en Oración continua, Satanás, fácilmente os destroza en lo espiritual. 

Primeramente os distrae de las cosas importantes de la vida, os lleva por otros caminos que generalmente son pecaminosos.

O a veces sin ser pecaminosos, os separa de Mí y de la misión que vosotros debéis llevar para salvar vuestra alma y la de vuestros hermanos.

Ciertamente, podéis estar haciendo cosas que a ojos humanos no son malas, pero os distraen tanto, os embebéis tanto en ésas cosas “importantes” de vuestra vida,

que desperdiciáis el tiempo espiritualmente, en el que pudisteis haber orado para salvar a una o a muchas almas.

SI VOSOTROS NO ESTÁIS ATENTOS EN VUESTRA VIDA,

A LO QUE ESTÁIS HACIENDO O EN LO QUE PODÉIS HACER

Satanás se aprovecha de ello y os lleva por caminos de distracción o de maldad, para que no produzcáis nada bueno para el Cielo.

POR ESO, LA ORACIÓN ES TAN IMPORTANTE, MIS PEQUEÑOS,

¡OS LO PIDO TANTO!

Y casi os podría decir que os la exijo, por vuestro bien y por el bien de vuestros hermanos, para que Satanás no os distraiga u os tome, como instrumentos, para hacer el mal.

No os queréis dar cuenta de estas realidades:

VIVÍS EN UN MUNDO AFECTADO FUERTEMENTE POR LA MALDAD DE SATANÁS

HABÉIS LIBERADO SUS POTENCIAS

PORQUE OS HABÉIS APARTADO DEL AMOR

DE LAS VIRTUDES, DE LA VIDA EN LA GRACIA, DEL ALIMENTO SACRAMENTAL

Vosotros mismos os habéis quitado la armadura y habéis tirado las armas con las que podíais luchar contra Satanás,

OS HA ENGAÑADO y ahora, os está destrozando.

Por eso, tantas almas caen al Infierno y muchas otras también, al Purgatorio y tardan mucho en salir de ahí, porque no viven en la Oración, porque no hay arrepentimiento, porque no hay unidad, porque no hay amor hacia Mí.

Meditad todo esto Mis pequeños, porque estáis en una lucha real, en un combate espiritual tremendo. 

Vuestra vida eterna, depende de vosotros, de que entendáis todo esto que os explico, para vuestro bien.

En el INFIERNO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Hijitos Míos, ¡Ay, de aquellos que están con Satanás!

Se sienten prepotentes, se sienten protegidos; cuando realmente, son los más desprotegidos de la Tierra.

Se han confiado al poder de Satanás, se han confiado al dinero, ―en la mayoría de los casos lo han robado―, se han confiado en el poder de amigos de ellos, que están igual o peor en su alma, porque han hecho también trato con Satanás.

En esto os podéis dar cuenta Mis pequeños, cómo estos hermanos vuestros, que por estar Satanás, pierden la sabiduría, no piensan correctamente.

Y por el simple hecho de que se estén amparando y confiando en los cuidados y en el poder de Satanás, con eso os podéis dar cuenta perfectamente, de que son almas trastornadas.

Son almas que tarde o temprano, van a sucumbir, porque SATANÁS LOS HA ENGAÑADO, LOS TRAICIONARÁ y los llevará a una Perdición Eterna.

Estos hermanos vuestros se dejaron llevar por lo superfluo, por lo pecaminoso, por lo económico; por todo aquello contrario a las Virtudes, que Yo os he pedido que tengáis y que concedo a todos los Míos.

La leona defiende sus cachorros con su vida, NO LOS MATA

SATANÁS OS LLEVA A LOS VICIOS, A LA DEPRAVACIÓN, A SER PEOR QUE ANIMALES

PORQUE LOS LLEVA A HACER COSAS PEORES A LAS QUE HACEN LOS ANIMALES.

A los animales Yo les di un instinto y no se salen de él; pero el hombre hace a un lado Mis Cuidados, los Dones, las Bendiciones con que Yo os regalo, para que vosotros podáis llevar a cabo vuestra Misión aquí en la Tierra.

Pero como os decía, estos hermanos vuestros, al dejarse mover por Satanás, los lleva a errores gravísimos y vais viendo cómo van desatinando en su vida, quedando en ridículo ante los demás y terminan muriendo para Satanás.

Vuestra obligación de cualquier manera Mis pequeños, es ORAR por todos.

Si el buen ladrón se convirtió al final de su existencia, también algún hermano vuestro que esté viviendo en el pecado lo podrá hacer.

Mi Misericordia es Infinita, ciertamente Mi Justicia, también lo es.

Aquellos que han vivido en el bien, tendrán una recompensa grande en el Reino de los Cielos.

Aquellos que, en lo espiritual no han cumplido correctamente, ellos tendrán también su castigo.

O ESTÁIS CONMIGO O ESTÁIS CONTRA MÍ, NO HAY MEDIANÍAS

Ciertamente, os he pedido orar por aquellos hermanos vuestros que están en el error; su libre albedrio decidirá su futuro eterno.

Lo que os quiero dejar claro Mis pequeños, y ya os lo he dicho varias veces, es que Soy Todo Amor y por más malos que seáis, os doy la oportunidad del arrepentimiento para que regreséis a Mí. 

Las almas afectadas por Satanás no les permite pensar ni discernir, todo esto que ahora os estoy diciendo y Satanás envuelve a estas almas a tal grado, que no las deja regresar a Mí.

Ciertamente estas almas, si en algún momento se arrepienten, SU PURIFICACIÓN EN EL TERCER NIVEL DEL PURGATORIO va a ser muy pesada.

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

Yo Soy un Dios Justo que premio a las almas que se lo merecen, pero castigo también a las almas que se lo merecen.

Os voy dando muchas oportunidades a lo largo de vuestra existencia, para regresar a Mi.

Ciertamente, podéis entender Mi Bondad hacia vuestros hermanos y hacia vosotros mismos, porque muchos de vosotros habéis sido levantados del fango, por Mi Misericordia Infinita 

Y siendo así, vosotros sí Me podréis entender, entender Mi Amor; porque sí fuisteis levantados del fango…

 Perfectamente sabéis cómo estabais antes y por eso os pido a vosotros los que fuisteis levantados, que Oréis por aquellos que están. como vosotros estabais antes.

QUIERO A TODAS LAS ALMAS DE REGRESO

Muchas se podrán salvar por las oraciones de vosotros, a los que os he pedido intercesión para su salvación.

La Sangre Preciosa de Mi Hijo alcanza para TODAS las almas creadas, NO La desperdicies.

Os he dicho que el tiempo es breve, los momentos cada vez se harán más difíciles, pero no os preocupéis Mis pequeños, velo por todos vosotros.

HACEDLE ENTENDER ESTO A TODOS VUESTROS HERMANOS

HABLADLES ABIERTAMENTE DE LO QUE SE VIENE

NO IMPORTA QUE SE ASUSTEN

PERO QUE REGRESEN A MÍ

Que pongan en paz su alma, que pidan el perdón de sus pecados, pero lo importante es que regresen a Mí.

Soy vuestro Dios y Creador, si sois parte de Mí y Me Amo a Mi Mismo, Me duele que una parte de Mí se condene o sea que se vaya con el Mal.

Imaginad que estáis sufriendo una enfermedad grave, que va carcomiendo vuestros músculos, vuestros huesos; vosotros os preocupáis, os duele, porque vuestras carnes están muriendo.

Es un ejemplo burdo, pero entendible, de lo que pasa con las almas.

Soy todo Bondad, todo sale de Mí, las almas son algo muy cercano a Mí, POR ESE AMOR QUE ME TENGO A MÍ MISMO, quiero que todo vuelva a Mí, pero en vuestro libre albedrio vosotros decidís.

Al mantenerse con aquél que os ha engañado, ésas almas que son parte de Mí, se condenan.

¡SOIS PARTE DE MÍ, ENTENDEDLO! 

Y Me duele perder esa parte Mía, que Yo os regalé para que fuerais vosotros, por eso os quiero a todos de regreso, porque quiero recuperar Mi Ser Divino.  

Para Dios ¡NO HAY IMPOSIBLES! Nuestra FE puede realizarlo…

Orad mucho Mis pequeños, para recuperar la mayor cantidad de almas posible y que regresen a Mí, a Mi Ser.

Porque cuando pedís Mi Gracia para mejorar, primero Me debéis pedir la Virtud de la Humildad para reconoceros pecadores; porque si no hay Humildad, no podréis escudriñar profundamente en vuestro corazón.

Desgraciadamente, en estos momentos de la Humanidad, a donde os ha llevado Satanás.

 Os ha hecho creer que muchos de los pecados que se cometen, ya no tienen por qué confesarse; que NO son pecados graves o simplemente, que NO son ya pecado.

Esto es muy grave Mis pequeños, porque hay muchas almas que llegan ante Mí, después de cumplir su Misión sobre la Tierra…

Y LLEGAN MUY DAÑADOS ESPIRITUALMENTE

Y NO SE PUDIERON ARREPENTIR DE LO QUE DEBIERON HABERSE ARREPENTIDO

Porque Satanás los engañó y no pidieron perdón por esas faltas cometidas, porque no creyeron que Me ofenderían a Mí, vuestro Dios.

Satanás se ha encargado de esto, de haceros creer que no necesitáis el perdón de vuestros pecados, de parte de Mis ministros, los sacerdotes.

ELLOS SON LOS ÚNICOS QUE OS PUEDEN PERDONAR VUESTROS PECADOS

Y ESPECIALMENTE, SI SON GRAVES

Pero si vosotros creéis u os ha hecho creer Satanás de que no necesitan el Perdón de parte de uno de Mis ministros,

Vosotros llegareis, a Mí con muchas cargas pecaminosas muy fuertes,

Y vuestra Vida Eterna puede estar en peligro.

MUERTE. ESPIRITUAL. MUERTE. FÍSICA. MUERTE. ETERNA. El que inocentemente peca, inocentemente se condena.

Ciertamente hay sectas, que no os hablan del pecado. Hay también hermanos vuestros en algunos países, donde NO se les puede hablar de pecado a los pequeños; el pecar es una realidad humana.

El Pecado Original afectó vuestra pureza, vuestra santidad.  Y pensar que no se comete algún pecado es soberbia y esto es obra de Satanás.

Mientras estéis con vida, cualquier pecado por muy grave que sea, es perdonable. 

El pecado creáis o no creáis que no es realmente pecado, porque así os lo han enseñado, ofende y HIERE a Mi Corazón.

Es la Ofensa a Mi Persona, lo que tiene que ser purificado y si morís con pecados fuertes, no digamos mortales, porque esos os llevan a la Muerte Eterna,

Pero pecados que molestan mucho a Mi Corazón y por no creerlos pecados, no pedisteis el perdón de ellos, ni hicisteis nada para que se os borraran, al estar ante Mí, en vuestro Juicio Particular,

Tendréis que pagar, por cada uno de ellos y así podréis pasar muchísimo tiempo, purificándoos en el TERCER PURGATORIO  de esas faltas, que no creíais que dañaban a Mi Corazón.  

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, para recuperar la SEMEJANZA DIVINA y por el tiempo en que se tarden nuestros pecados en ser aniquilados… 

OS HE DICHO QUE SATANÁS ES MUY ASTUTO,

Y QUIERE VUESTRA DESTRUCCIÓN O AL MENOS, VUESTRO DOLOR,

COMO OS ACABO DE EXPLICAR.

Si estáis cerca de Mí, y habéis buscado el manteneros, lo mejor posible, en vuestro estado de alma, ciertamente no os podrá vencer, porque Yo estoy en vuestro corazón,

Pero entonces buscará la forma de que no entréis pronto al Reino de los Cielos y utiliza entonces esta otra forma de engañaros, haciéndoos creer que ciertos pecados, no son pecado y así al estar frente a Mí,

Y POR NO HABER PEDIDO EL PERDÓN DE ESOS PECADOS,

PORQUE NO LOS CONFESASTEIS,

ENTONCES PASAREIS MUCHÍSIMO TIEMPO PURIFICÁNDOOS

EN EL TERCER NIVEL DEL PURGATORIO

DE ESA FORMA SE DESQUITA DE VOSOTROS

 Y OS CAUSA MUCHO DOLOR

Satanás es un ser Horrendo, lleno de Maldad, que siempre va a buscar de alguna forma DESTRUIROS, QUITAROS POR ENVIDIA el estado de Gracia, la alegría, Mi Presencia en vosotros.

Debéis estar siempre muy pendientes, de que no perdáis Mi Presencia en vuestro ser, buscad siempre Mi Vida y que Satanás no os la pueda quitar.

Yo os bendigo y os envío a Mi Santo Espíritu para que de El toméis la Sabiduría y la Fortaleza que necesitaréis en el tiempo inmediato por venir.

http://diospadresemanifiesta.com/

A95 ¡A LOS NUEVOS JUDAS! 1


Noviembre 11 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, ¿Ni aún viendo lo que estáis viendo a vuestro alrededor, os arrodilláis? Por muchos años os he estado advirtiendo de todas estas situaciones que se os iban a venir, esto es parte de vuestra purificación.

ES el sufrimiento que debéis padecer para purificar vuestra alma de todos los pecados, de toda la maldad que la humanidad ha cometido contra Mi Sacratísimo Corazón, contra Mi Amor, contra Mis Leyes.

Os vuelvo a recordar, Mis pequeños, que esto es solamente el Principio, muchos de vuestros hermanos están sufriendo ya dolores indecibles, pérdidas materiales y aún de seres queridos.

TODAVÍA FALTAN MOMENTOS DE GRAN TRIBULACIÓN MUNDIAL,

DE GRAN DOLOR, DE GRANDES PENAS QUE PODÉIS AMINORAR CON VUESTRA CONVERSIÓN,

Con vuestro arrepentimiento, con regresar a Mí, vuestro Dios, arrepentidos de vuestros pecados y con un firme propósito de mejora.

Por muchos años os he advertido todo esto,

SATANÁS ESTÁ MANIPULANDO LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA EN VUESTRA CONTRA

 Y vosotros lo tomáis como algo natural, cuando estáis viendo que dichas destrucciones mundiales se salen de la normalidad.

¿Por qué NO entendéis, Mis pequeños? ¿Por qué NO entendéis que es vuestro pecado y vuestro abandono a Mis Leyes, a Mis Decretos, a Mis Mandatos, lo que os causa todo esto?

Os repito, todavía faltan momentos muy difíciles, en donde se escucharán vuestras lágrimas, y no sollozos; sino gritos desesperados, porque perderéis lo que tanto habéis buscado, que es lo material.

No buscasteis lo espiritual, que era lo que os iba a defender de éstos ataques de Satanás.

Así como él afecta la Naturaleza en vuestra contra, Yo, vuestro Dios, os la he dado para que os alimentara y os protegiera.

Ahí veis la DIFERENCIA, cuando la Naturaleza se pone en vuestra contra y es destructiva y mala para todos vosotros.

En cambio, cuando estáis Conmigo y alegráis Mi Corazón, la Naturaleza os provee de todo, os cuida, os alimenta, os protege.

Ved la diferencia Mis pequeños, para que realmente, os deis cuenta quién está en vuestra contra Y NO SOY YO, VUESTRO DIOS;

para que no blasfeméis Mi Santo Nombre con lo que está pasando y ME ECHÉIS LA CULPA por vuestros descuidos, por vuestras obligaciones, que Me debéis a Mí, vuestro Dios y Creador.

Todo se irá incrementando, todo será cada vez más destructivo contra vosotros, Mis pequeños.

Ya sabéis cómo poder detener todo esto o AMINORARLO.

Si os volvéis a Mí, Yo tendré Misericordia sobre vosotros; si Me seguís rechazando, estáis rechazando también Mi protección y

SATANÁS LIBREMENTE PODRÁ DESTROZAROS

¿TIENES LIBRE ALBEDRÍO? ¡DISFRÚTALO! Pero entérate que TODOS tus actos tienen CONSECUENCIAS… Buenas o malas. LUEGO NO CULPES A OTROS, de los excesos de tu supuesta libertad,,, ¡SÉ UN ADULTO EN EL ESPÍRITU!

Vosotros escogéis, SOIS LIBRES, os he dado la Libertad; si queréis seguir sufriendo, vosotros escogeréis servir a Satanás.

SI QUERÉIS PROTECCIÓN, CARIÑO, AMOR DE PARTE MÍA,

DEBERÉIS VOLVER A MIS LEYES, A MIS PRECEPTOS, A MI AMOR

¡Oh! ¡Necedad humana, no aprendéis vosotros, Mis pequeños!

En la antigüedad, el hombre  ME RETÓ construyendo la Torre de Babel, creyendo que con eso se iban a salvar de otro Diluvio.

Vuestra necedad hace que caigáis en errores graves.

No entendéis que a Mí Me ganáis cuando estáis Conmigo, cumpliendo con vuestras obligaciones que tenéis, ante Mí, como Dios y Creador.

Yo Soy sencillo, Soy un Dios de Amor, Yo no impongo, Yo aconsejo, os guío y os doy libertad. 

Si estáis Conmigo, si venís a Mí alegres, contentos, serviciales, Yo os lleno de Bendiciones, porque Mi Amor os cubre, os llena, porque Yo Me lleno de alegría hacia las almas que están cumpliendo con lo que Yo les mando.

No imagináis, Mis pequeños, cómo gozo al ver las almas buenas, las almas dadivosas con sus hermanos, las almas que han entendido que debéis vivir en el amor, como verdaderos hermanos, hijos de una Familia Celestial.

Cuando os comportáis con benevolencia hacia vuestro prójimo, les deseáis lo mejor y les buscáis lo mejor para su vida y para su crecimiento espiritual, Yo Me derramo en Bendiciones, os consiento, os doy siempre más.

Pero aquellos necios, que buscan solamente PROTEGERSE DE MI IRA DIVINA, NO están viendo Mi Corazón; NO están viendo Mi Amor, NO lo buscan…

Y ven en Mí, solamente un Dios de terror, un Dios vengativo, un Dios destructivo.

¡NO, MIS PEQUEÑOS!

YO NO SOY MÁS ÉSE DIOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Que Me presenté así, ante toda ésa gente de corazón duro, corazón malo, corazón egoísta, corazón destructivo y por eso os envié a Mi Hijo, para que conocierais, y en Persona,

MI VERDADERO SER, QUE SOY AMOR

 Mi Hijo, le dijo a la gente de ése tiempo, “EL QUE ME VE A MÍ, VE AL PADRE”

Y ÉSE SOY YO

Dios de Misericordia, Dios de Perdón, Dios de Amor, Dios Benevolente, que os aliento para que os arrepintáis de vuestra mala vida

Y al hacerlo, os acerquéis a Mí y recibáis todas las Bendiciones que cada alma debe recibir, para que deis mucho fruto y para que podáis volver a vuestro lugar en el Reino de los Cielos.

Esta gente necia, ha hecho sus torres de Babel. Ciertamente, ya no son sobre la Tierra, son debajo de la tierra, ¡Qué necedad!, ¡Qué necedad! No necesitáis esconderos, No necesitáis luchar contra Mí.

Aquél que Me busca en el Amor, ME ENCUENTRA Y SE LLENA DE PAZ. Todos estos hermanos vuestros, que Me retan, haciendo todas estas Torres de Babel subterráneas,

NO confían en Mi Amor, NO están llenos de Mi Amor, creen poderse zafar de Mí, de Mi Ira Divina, de Mi Justa Justicia.

Ciertamente,

SON HERMANOS VUESTROS QUE NO SOLAMENTE OS ESTÁN HACIENDO DAÑO A VOSOTROS,

 SON JEFES DE PUEBLOS Y NACIONES,

Que se han aprovechado de sus pueblos, de su gente, se han llenado de vuestras riquezas…

Y ASÍ, COMO SE QUEDARÁN ENTERRADAS ÉSAS RIQUEZAS,

QUEDARÁN SEPULTADOS ELLOS MISMOS,

HAN CONSTRUIDO SUS PROPIAS TUMBAS.

 ¡Pobres hermanos vuestros, necios, tontos, que NO quisieron aprender a amar! Vivieron en las Tinieblas, porque se volvieron Instrumentos de Satanás y las Tinieblas los recibirán.

Mientras, que vosotros, que habéis escogido la Luz, Luz tendréis. Mi Luz os dará una Verdadera Vida en el tiempo por venir, después de que paséis la Gran Tribulación.

Lo que ha sido Obscuro, no podrá estar ante la Luz, Mi Luz, limpiará el Universo entero. Vosotros, los que hayáis escogido vivir en la Luz, grandes gozos tendréis, porque Yo estaré con vosotros.

UNA NUEVA GENERACIÓN DE HIJOS MÍOS, LLENOS DE MI LUZ

LLENARÁ LA TIERRA Y EL UNIVERSO ENTERO

Conviviréis los unos con los otros, Mi Santo Nombre se alabará por todo el Universo; vuestros corazones gozosos estarán, porque Yo estaré con vosotros.

Llenaos desde ahora Mis pequeños de éste Gozo Divino; porque vosotros sabéis que estáis Conmigo y Yo estoy con vosotros.

Hijitos Míos,

ÉSTOS MOMENTOS QUE ESTÁIS PASANDO Y LOS QUE HAN DE PASAR,

SON DE REPARACIÓN.. 

Y tomadlo así Mis pequeños…

NO OS LOS ENVÍO YO,

LO PERMITO Y LO LIMITO,

Porque Satanás quisiera destruiros con todos éstos ataques de la Naturaleza que él mismo está manipulando…

por eso estáis viendo, que se salen de total normalidad. Pero de cualquier manera Mis pequeños, lo permito para vuestro bien.

Mucho Mal Me habéis causado, mucho Dolor habéis causado a Mi Tiernísimo y Amorosísimo Corazón. Muchos pecados habéis cometido como Humanidad y en lo personal Mis pequeños,

ésta es vuestra Oportunidad de reparar, tanto por vuestros hermanos como por vosotros mismos.

Ya os había dicho Mis pequeños, que éstos Desastres que se están dando y se darán, son para hermanaros, para que vosotros os ayudéis los unos a los otros.

Poco harán los gobiernos por ayudaros, la ayuda vendrá de unos a otros, entre hermanos y esto hará que vuestro corazón se llene de amor.

Tuvisteis mucho cuando estabais en calma, cuando no había nada en vuestra contra.

En Octubre de 2018, durante el gobierno masónico del PRI, la TITULAR DE LA SECRETARÍA DE BIENESTAR SOCIAL, la que debía de estar a cargo de los desprotegidos, por los Desastres Naturales en la Republica Mexicana y proveer de AYUDA a los más necesitados de ella…

 Tras el paso del huracán Wila niega la ayuda y EJECUTA “LA ESTAFA MAESTRA”  privando de sus beneficios a los que les correspondían, por deber de estado y Derecho Constitucional… Compromete su dignidad y su responsabilidad ante TODOS los mexicanos,,,

“Os aprovechabais los unos de los otros, NO hay amor entre hermanos; es más, os atacáis para quitaros los bienes, para aprovecharos de vuestros hermanos.

Os había dicho que esto iba a suceder para que fuerais perdiendo todo aquello en lo cual vosotros mismos perdíais el tiempo:

Que era el llenaros de bienes que solamente os iban a evitar subir rápidamente al Reino de los Cielos, que iban a ser lastre.

Y lo estáis viendo ahora, cómo en segundos se pierden los bienes materiales y queda lo espiritual, la ayuda entre hermanos.

Eso es más valioso Mis pequeños, porque eso es lo que va a ayudaros a entrar al Reino de los Cielos, el amor que produzcáis por vuestros hermanos necesitados.

Mis pequeños, todo esto va ayudar para la Segunda Venida de Mi Hijo sobre la Tierra.

Esto que estáis viendo, estos Desastres se volverán alegría; porque produciréis Amor y cuando la Tierra se llene de Amor por causa de un mal, con el que Satanás os quiso destruir y que Yo lo vuelvo en un Bien,

PREPARARÁ VUESTRO CORAZÓN PARA RECIBIR A MI HIJO EN SU SEGUNDA VENIDA

Así que alegraos Mis pequeños, porque lo que estáis viendo como Mal, será un Instrumento de Bien.

SATANÁS NUNCA GANA. 

 Yo vuelvo bueno, lo malo que él quiera producir contra vosotros.

Alegraos pues, porque el Tiempo de Gran Alegría se acerca; el Tiempo en que Mi Hijo vendrá a reinar entre vosotros, se acerca.

ASÍ QUE, SEGUID PRODUCIENDO TODO EL AMOR QUE PODÁIS

EN ESTOS TIEMPOS DE TRIBULACIÓN.

El amor vencerá y esto es seguro, Mis pequeños; porque Yo Soy vuestro Dios y Satanás NO PUEDE contra Mi Amor.

NO puede contra todo lo bello que Yo he puesto en vuestro corazón, porque cuando vosotros os movéis en el Amor, os estáis moviendo de acuerdo a Mi Voluntad y Satanás no puede contra Mi Voluntad.

Así que tened esto en vuestra mente y en vuestro corazón, alegraos, porque el tiempo está próximo de vuestra gran Liberación.

El bueno será siempre libre, aunque sea esclavo. El malo será siempre esclavo, aunque sea rey.

Hijitos Míos, Soy vuestro Dios. ¡Ay! de aquellos que han buscado la Maldad atacando Mi Amor, atacando Mis Leyes, atacando lo que viene de Mí.

PORQUE A MUCHOS DE VOSOTROS, MÁS OS VALIERA NO HABER NACIDO

Atacasteis lo que a Mí Me dolía tanto, atacasteis a los pequeños, atacasteis a los débiles, a los pobres, a los que buscaban lo Mío y Mi Bien, buscasteis la Maldad y la maldad os aplastará.

Os creísteis grandes entre los hombres, os sentisteis poderosos, queríais que os reverenciaran vuestros hermanos y lo lograsteis.

 ¡Pobres de vosotros!, Mucho dolor tendréis en el reino del castigo que no se terminará nunca para vosotros.

Maldad buscasteis y quisisteis con ella destrozar a vuestros hermanos.

Ellos oraban por vosotros y vosotros no quisisteis reaccionar, vosotros mismos buscasteis vuestra Destrucción y lo lograsteis.  

Satanás estaba con vosotros, le escuchasteis a él y os llevó a vuestra destrucción eterna.

Quisisteis destruir lo más grande que os dejé en la Tierra: Mi Iglesia, Mi Palabra, el Alimento Divino, del cual os debíais alimentar todos vosotros, para que crecierais a niveles altísimos de espiritualidad.

Quisisteis destruir lo Divino, ¡Qué tontos sois, Mis pequeños! ¡Qué tontos!, en lugar de aprovechar el Alimento Divino, lo pisoteasteis, lo ultrajasteis,

¡POBRES ALMAS SACRÍLEGAS!

MI SANGRE, QUE PISOTEASTEIS, ¡OS CONDENARÁ!

Mi Iglesia, el regalo más grande, también ultrajada. 

En ella, traiciones, maldad, asesinatos, muerte, Yo no puse la Iglesia entre vosotros para que la tratarais así, era ejemplo para todos vosotros y la utilizasteis como arma de escándalo, para que muchos perdieran la Fe.

¡Ay! de vosotros, altos prelados de Mi Iglesia, que utilizasteis los puestos altos, no para dar buen ejemplo y enseñanza, sino para ser causa de escándalo y de destrucción espiritual a las ovejas que debierais guiar y ayudar a crecer.

 En lugar de buscar el bien, os aprovechabais de vuestro puesto, para aprovecharos de los inocentes, de los pequeños, de los indefensos, a lo largo del tiempo, desde que ésta fue fundada por Mi Hijo.

Ciertamente, Satanás siempre quiso destruir Mi Iglesia e introdujo personajes destructivos, como los que tenéis ahora, pero la Promesa de Mi Hijo, es que ésta va a perdurar hasta el fin del Mundo, pero

¡Pobres de aquellos que la Ultrajaron!,

son ésas almas que más les valiera no haber nacido porque su mal ejemplo, destruyó la espiritualidad de muchas buenas almas.

Ningún alma mala quedará impune, conozco vuestros corazones, conozco vuestras acciones y, aunque os escondáis en las profundidades,

Mi Justicia Divina os alcanzará.

Mucha maldad se ha desatado y en eso, la gran mayoría de la Humanidad ha contribuido a que ella creciera.

Y en lugar de orar, de respetar Mis Leyes, de producir amor, preferisteis darle gozo a vuestro cuerpo, a vuestras pasiones y hacer a un lado Mi Amor.

Ahora estáis viendo las consecuencias y aún así no os arrepentís. Muchas oportunidades le he dado al género humano para que repare y reconstruya,

pero no, se han desviado, como el pueblo antiguo, pueblo escogido de Mi Corazón y que Me traicionó, como ahora lo estáis haciendo, la gran mayoría de vosotros, por no decir todos, en mayor o en menor grado,

Por eso, aceptad, como Penitencia, lo que estáis padeciendo y padeceréis, os lo merecéis y vosotros mismos lo sabéis.

Llorad vuestros pecados, llorad vuestra maldad, arrodillaos y, quizá, eso os ayude a que Yo tenga Misericordia de vosotros y disminuya los dolores que os merecéis.

Prácticamente nadie puede elevar sus ojos hacia Mí y verMe con mirada pura, santa, sin pecado, sin falta grave,

Sois pecadores y la gran mayoría de vosotros no habéis buscado la santidad de vida que os haría bellos ante Mis Ojos, agradables a Mi Mirada.

Os amo, Mis pequeños, os amo demasiado, pero mucho mal Me habéis causado y ésta es la hora de Mi Justa Justicia.

Llorad vuestros pecados, haced Penitencia, para que obtengáis Mi Misericordia.

Vuestro Dios os ama infinitamente, ¡Agradecédselo!
Yo os bendigo en el Santísimo Nombre de Mi Padre. En Mi Santísimo Nombre y en el Santísimo Nombre de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

N267 LOS GUERREROS CELESTIALES


Septiembre 13 de 2019

Habla Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, pequeñitos de Mi Corazón, os quiero hablar sobre algo que padecéis a diario en múltiples formas, LA TENTACIÓN.

El Demonio, cuando perdió la batalla ante Mi Arcángel Miguel, él se constituyó el enemigo acérrimo de Mi Obra y de las almas de todos vosotros

Y así, el ángel caído, desde que se convirtió en demonio, ha tratado de destruiros, de destruir la Gracia que Yo os regalé, la Gracia Divina que existe en vuestro corazón, que es la pureza en la que os constituí y que es vuestro gran tesoro.

Así llevó al pecado a vuestros Primeros Padres, así llevó al pecado a Caín y así ha llevado al pecado, en mayor o menor grado, a casi todas las almas que he enviado a la Tierra.

La Tentación es algo con lo que tenéis que lidiar todos los días y se os presenta en muchas facetas.

El Demonio os conoce bien a cada uno de vosotros y así, la tentación que él utiliza no es la misma para un alma como para otra.

Todos vosotros sois diferentes y así como Yo os he dado a cada uno de vosotros dones especiales para que realicéis vuestra personal misión,

el Maligno os ataca por donde vuestra fragilidad se refleja a través de vuestras obras.

Él os va estudiando desde pequeños. Conoce vuestro entorno familiar, la protección o descuido espiritual que vuestros padres os dan,

vuestra personal respuesta a la Gracia que Yo os he dado, las obras que realizáis, etc. Así, en poco tiempo, él ya sabe de qué “pié cojeáis” y por ahí ataca.

A diferencia de vuestro Enemigo, Yo os conozco en vuestro interior y Yo os conozco mejor que Mi Enemigo y por lo tanto os trato de proteger de él continuamente.

Yo no deseo que el alma sucumba a la tentación, pero como sois libres, eso se dará según el grado de protección que vosotros mismos os hagáis con vuestro crecimiento espiritual.

El guerrero tiene que entrenar muchos años para fortalecerse contra el enemigo, cuando se enfrente ante él en la batalla.

Su entrenamiento es duro desde pequeño y sabe que si no se aplica, la pérdida puede ser muy grave: su propia vida.

La vida en la Tierra es un continuo campo de batalla en donde, si no os fortalecéis desde pequeños; al principio con la ayuda de vuestros padres y posteriormente vosotros mismos, podréis sucumbir fácilmente.

A pesar de que no tuvierais ésas enseñanzas, ésa protección en vuestra familia,

YO SIEMPRE HE DE PROVEER  conocimiento, Gracias, Bendiciones, Virtudes, a Mis almitas que vienen a servirMe a la Tierra.  

Yo nunca os voy a desamparar, hasta que vosotros libremente no aceptéis Mi ayuda, la rechacéis o la ataquéis.

Desgraciadamente el problema no queda solo aquí. En mayor o menor grado casi todos vosotros, en una o  en varias ocasiones, os habéis vuelto cómplices del Demonio al haber sido causa de tentación.

Mujeres seduciendo a hombres, sin importarles edades o rango, entre ellos a Mis sacerdotes.

Hombres seduciendo a mujeres sin importarles su estado social: solteras, casadas, viudas, religiosas o menores de edad.

Jóvenes de ambos sexos causando problemas a todos niveles y a todas edades.

Y a veces aún a casi niñas que han sido maleadas por el mal ejemplo de los adultos, ya destruyendo vidas humanas y espirituales.  

Todo es ya podredumbre, sabéis que no estoy hablando por hablar y esto os lo recuerdo para que escudriñéis bien en vuestro corazón y pidáis perdón por todas aquellas ocasiones durante toda vuestra vida,

en que os volvisteis cómplices del Demonio y le ayudasteis a llevar a las almas de Mis pequeños, de vuestros hermanos, a la tentación o a la muerte eterna.

Los medios masivos de comunicación se han vuelto, también en su mayoría, junto con algunos de sus empleados a los que llamáis “artistas”,

un medio único y eficiente para el Demonio, para transmitir sus errores, de tal manera que ya ni los mismos padres pueden controlarlos sin recibir regaño de sus propios hijos.

Ya de esto os he hablado antes y debéis de retomar nuevamente éste consejo.

Si estáis permitiendo que se transmitan eso programas, o si no los evitáis de alguna forma, todos vosotros os estáis convirtiendo en cómplices del Mal.

Obviamente no todo lo que se transmite por éstos medios es nocivo, por eso debéis ser selectivos, es vuestra alma y la de vuestros hijos las que están en juego.

Meditad esto con honestidad en vuestro corazón y os daréis cuenta de la realidad a la que os lleva.

Aún Mi propio Hijo fue tentado por el maligno en el desierto, pero Él se protegió con la Oración y el Ayuno, cosa que para la mayoría de vosotros se os hace obsoleto e impracticable.

Aún sin hablar de ayuno, lo cual se os hace “excesivo” a vuestra corta espiritualidad, simplemente el hablar de Oración ya se os hace pesado.

Os vuelvo a recalcar, estáis en el Mundo, EN UN CAMPO DE BATALLA REAL  y no os estáis protegiendo como debierais.

El guerrero enemigo, el Demonio, os acecha las 24 horas del día y vosotros no caéis en la cuenta por donde os está atacando

Y ESTO OS SUCEDE PORQUE AL FALTAROS LA ORACIÓN

NO SE OS HAN ABIERTO VUESTRAS CAPACIDADES

PARA DISCERNIR LO QUE SUCEDE A VUESTRO ALREDEDOR

Y saber si lo que sucede en vuestra vida es bueno o es malo y termináis dejándoos conducir como borreguitos: hacéis lo que la mayoría hace.

‘Si la mayoría lo hace, es bueno’, es ahora vuestra errónea sabiduría.

No os habéis percatado de las múltiples facetas utilizadas por el Mal para llevaros a una pobreza espiritual. No sois más que soldados vencidos antes de entrar a la batalla.

Si no os acercáis a Mí, a la Fuente de todo Bien, a la Fuente de la Sabiduría, a la Fuente de toda Enseñanza, no podréis manteneros firmes en la Fe y con posibilidades de luchar contra vuestro Enemigo quién es muy fuerte.

No os estáis alimentando como debierais y por eso caéis fácilmente en los primeros ataques que os propina el mal.

En pocas palabras, ya no sois guerreros a los que se les pueda confiar una misión, porque no estáis preparados para defender lo que es de vuestro Padre.

Os habéis vuelto almas débiles, almas cobardes, almas sin deseos para defender, aún a costa de vuestra vida, los bienes de vuestro Rey.

Hijitos Míos, meditad en éstos días de PURIFICACIÓN sobre el estado real de vuestra alma.

Y sobre las ocasiones en las cuales os habéis vuelto también demonios, al haber llevado a vuestros hermanos al pecado mortal ó a su condenación eterna.

Soy duro ahora, pero es la realidad, porque no Me gusta perder almas, Mis almas a manos de otras de Mis almas que se vendieron al Mal,

ESO ES TRAICIONARME, eso es muy grave a Mis ojos,

¡SÓIS OTROS CAÍNES, ASESINOS ESPIRITUALES DE VUESTROS HERMANOS!

Arrepentíos de corazón, que Yo os perdonaré, si realmente tratáis de enmendaros.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Entended, hijitos Míos, que el tiempo que os queda es breve, pero con la Oración comunitaria podréis lograr muchísimo,

porque Yo os indicaré lo que deberéis hacer para que seáis protegidos y también el cómo deberéis de proteger a vuestros hermanos de todo el Mundo.

BUSCADME EN VUESTRO INTERIOR EN DONDE YO HABITO DE SIEMPRE

PonedMe ahora en primer lugar de vuestra vida y vayamos juntos a uniros con vuestros hermanos para adquirir esa fuerza comunitaria la cual unirá Cielo, Purgatorio y Tierra en una sola entidad,

Para que la salvación del género humano y Mi Segunda Venida a la Tierra, se realicen.

Ya sea que os deis con Oración profunda y de corazón por las almas de vuestros semejantes en el Purgatorio…

O al otro lado del Mundo, a quienes no conocéis,

también dad de corazón y con amor, de lo que Mi Padre os ha dado gratuitamente en Su Providencia a cada uno de vosotros, a todos aquellos que se os acerquen a pedir una caridad.

Un amor sin obras se olvida muy pronto. Por eso Mi Padre Me envió a Mí, a Su Hijo, a evangelizar y ahora Yo le pido a los Míos de éste tiempo, hacer lo mismo

Y LES DIGO LO QUE LES DIJE A MIS APÓSTOLES DE AQUÉL TIEMPO:

“ID Y PREDICAD A TODAS LAS NACIONES”.

Todo lo que hagáis por vuestros semejantes, por todos vuestros hermanos, Mi Padre os lo recompensará con creces.

Ahora, en los tiempos en los que vosotros vivís, sucede exactamente lo mismo.

Satanás no puede cambiar su actuación contra el hombre, porque es el mismo de siempre, sus mentiras y sus ataques son los que usó en la antigüedad, porque su caída lo limitó para siempre,

pero le siguen dando resultado, porque el hombre sigue sin protegerse, por alejarse de su Dios.

A los Míos es estos tiempos, se les ataca, se les ridiculiza, se les asesina.

Quizá los métodos actuales sean más sutiles, pero la finalidad es la misma, tratar de destruir Mí Obra y destruirMe del corazón del hombre.

Yo les previne a Mis Apóstoles y Discípulos, cuando los mandé a predicar, haréis grandes cosas, pero también seréis perseguidos por Mí causa.

Y la “causa” es de lo más noble y de la mayor magnitud que un alma puede tener, el servir a su Dios.

EL SERVIR A SU DIOS,

EL SALVAR ALMAS POR MEDIO DE MÍ PALABRA,

EL MORIR POR SU DIOS,

SON REGALOS HERMOSÍSIMOS PARA UN ALMA,

Pero debido a vuestra fragilidad humana, no podéis comprender perfectamente la magnitud del Regalo que os doy.

Al pertenecer a vuestro Dios, por medio de vuestro fiel servicio, estáis asegurando un tesoro grandísimo en el Reino de los Cielos,

PORQUE SI OS ESTÁIS VOLVIENDO UNOS CRISTOS EN LA TIERRA,

ESTARÉIS ALCANZANDO LA GLORIA DE UN CRISTO EN EL REINO DE LOS CIELOS.

Mí Padre paga en forma infinita a todos aquellos que son Nuestros.

Que han sabido mantenerse con Nosotros. Que Nos han transmitido a los demás y que puedan vivir por Nosotros.

Padre Maximiliano Kolbe

El morir por alguien, el dar la vida por un hermano, es la acción más loable que un ser humano puede realizar.

Le está regalando su propia vida por proteger la de él. Humanamente los llamáis héroes, porque dieron su vida por alguien o por un ideal.

Imaginaos lo que sois ante los Ojos de Mí Padre cuando os dais por Nuestra Obra, por Nuestros intereses, cuando os dais por Mí, Su Hijo, esto es algo que no alcanza a abarcar vuestra pequeña mente,

pero os puedo asegurar que el regalo que recibe un mártir en el Reino de los Cielos, es de los más altos y deseados por todas las almas.

EL VALOR DEL MÁRTIR NO TIENE PARANGÓN

Primero, porque se vuelve otro Cristo Conmigo y con ello alivia a una gran multitud de almas de las penas del Purgatorio, alcanzando con éste hecho, una gran Gloria al regalarLe éstas almas a Mí Padre.  

Y por otro lado, el mártir se vuelve ejemplo vivo desde antes de su martirio, de lo que debe ser la vida de un verdadero hijo de Dios, ayudando con ella a muchas almas a cambiar de vida y ayudándoles en su salvación.

Vosotros decís que la palabra mueve, pero el ejemplo arrastra y éste vale para lo bueno y para lo malo, pero si vosotros habéis escogido el camino bueno, entonces os estáis entregando a vuestro Dios y Él no os puede olvidar.

Os he dicho y os lo recuerdo, como decía Mi apóstol, “estáis en el mundo pero no debéis pertenecer a él”.

Esto provoca una lucha continua y tremenda, entre el cuerpo que busca las leyes del Mundo y el alma que tiende a las Leyes Divinas.

Si buscáis la ayuda de las fuerzas de Dios -Sus virtudes, Gracias y Bendiciones-, la lucha se le hace más fácil al alma; pero si no contáis con ellas, porque no os interese, porque no lo queráis,

pronto el alma sucumbe a las fuerzas del Mundo, a las fuerzas del Mal.

Cuando os dais cuenta por Mi Gracia, que lo que debéis hacer en el Mundo es el buscar vuestra salvación y la de vuestros hermanos,

entonces el alma debe luchar fuertemente contra las fuerzas del mal y es cuando os debéis hacer la guerra a vosotros mismos.

Lo que el mundo os ofrece es placer, descanso, goce material de toda índole, pecados enmascarados con una supuesta paz familiar ó paz económica que cubre “todas vuestras necesidades”.

El demonio os puede “consentir” para que al estar enfrascados en los goces  y placeres del mundo, os olvidéis de Mi y de la tarea de corredención que cada uno de vosotros traéis.

Si él logra que os olvidéis, vuestra estancia en la Tierra es estéril para el Cielo.

Muchos de vosotros podéis decir: “Yo no hago mal a nadie ni cometo los pecados graves que cometen mis hermanos.”

Apocalipsis 3, 14-22

“Yo gozo del mundo y de sus cosas. Yo estoy bien.”

Sí, es verdad que no cometéis faltas graves, que vivís para vosotros mismos, pero ésa no es la razón de vivir de un hijo de Dios que ha venido a la Tierra a servirMe.

El alma que baja a la Tierra a servirMe tiene que hacerlo ayudando a la redención del género humano en todas sus facetas: Donación, crecimiento espiritual por medio de la palabra y el ejemplo,

sacrificio y penitencia para expiar por los propios pecados y por los de sus hermanos, vida en la Gracia, en la pureza y en la humildad.

Si no venís para levantar a vuestra alma a niveles espirituales Divinos y para ayudar en lo mismo a la de vuestros hermanos en la Tierra y del Purgatorio, vana es vuestra estancia en la Tierra.

No hacéis el mal, pero tampoco hacéis algún bien.

Se purifican en el Purgatorio bajo la inexorable Justicia Divina

Os tenéis que hacer la guerra a vosotros mismos negando vuestras comodidades terrenas y no buscando afanosamente cómo gozar más.

Mi Vida Pública, la de Mis profetas y seguidores siempre ha estado estampada de sacrificios, penitencias, dolores, ayunos, rechazos, muerte física.

Mis seguidores sufren en el mundo, porque el mundo los ataca, los considera “negativos” para la vida que se desarrolla en el Mundo,

Porque pueden ayudar a la salvación de las almas, cosa que al demonio, Príncipe del Mundo, no le interesa.

Si sois Míos, si pertenecéis a vuestro Dios, si realmente os consideráis parte del Cielo, debéis defender en vosotros todo aquello que os mantenga Conmigo.

Si el Mundo os pide goces desordenados, vosotros deberéis atacar con la prudencia y la virtud.

Si el Mundo os pide muerte espiritual, vosotros deberéis buscar a vuestro Dios a toda costa.

Si el Mundo os pide gula y exageración de gustos a todos vuestros sentidos, vosotros deberéis atacarlo con el sacrificio y la penitencia.

Si vosotros buscáis satisfacción corporal, en donde no puede vivir Mi Santo Espíritu, vosotros deberéis luchar contra él imponiéndoos ayunos.

TODOS Mis profetas antiguos, actuales y Yo mismo hemos aprovechado el valor tan grande que tiene el Ayuno.

Mi Madre Santísima en Sus Apariciones os lo ha recomendado multitud de veces.

El Ayuno de alimentos, limita al cuerpo y a sus leyes y os eleva a niveles Divinos.

El Ayuno aligera vuestra carga terrena y os permite volar hacia vuestro Dios.

El Ayuno une vuestra alma con Mi Corazón, porque el alma, al sentirse libre de algo tan básico del mundo, al no sentirse ya necesitada primordialmente de las necesidades de la carne,

ADQUIERE LA FÁCIL LIBERTAD PARA DIRIGIRSE A SU DIOS

El alma se libera cuando se le vence a la carne y es cuando el alma se potencializa porque entra en comunión con su Creador.

“Una sola gota Mi Sangre sería capaz de salvar a mil mundos”.

Yo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. No hay mejor alimento ni medicina para el alma, que el recibirMe, en estado de Gracia, en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios.

La gran mayoría de vosotros no le permitís al alma alcanzar este gozo entero, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del mundo.

Pronto sabréis el regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y no sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe, su gozo es tan grande que no pueden contener todo Mi Poder de Amor, e inmediatamente lo empiezan a transmitir,

primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así, las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

Somos una familia y con vuestra ayuda puedo actuar en vuestros hermanos.

El que en Mí confía, se ayuda a sí mismo y ayuda, a que Mis Gracias y Bendiciones sigan cayendo sobre sus hermanos.

Quizá alguna vez os hayáis preguntado qué hicisteis para haber recibido tal o cuál regalo, económico o espiritual, precisamente en el momento que más lo necesitabais y sin haberlo, ni siquiera, pensado ó pedido.

Esto sucede porque Yo voy viendo por vuestras necesidades espirituales y materiales en cada uno de vosotros,pero necesito de las Oraciones de Intercesión que se Me ofrecen de todas partes del Mundo, por vuestros hermanos, que ni conocéis y que continuamente se Me dan para ayudaros.

Tales oraciones, sacrificios, Misas, comuniones, rosarios, la cruz de cada día o aún su misión, aceptada y ofrecida con amor; son los que _ logran que otra alma, quizá del otro lado del Mundo, reciba Mis Bendiciones.

Esto, como ya os había explicado, SE LLAMA LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS,  por lo que vuestras oraciones y actos piadosos que salen de vuestro corazón amoroso,

también llegan al Cielo y al Purgatorio, pero ésas almas también oran por vosotros que aún estáis en la lucha aquí en la Tierra.

Todos vosotros, en el Cielo, en el Purgatorio, en la Tierra, sois hermanos y todos vosotros necesitáis de Mis Gracias y de Mi Amor.

Por favor, no desperdiciéis, ya más, vuestros, actos, dolores, alegrías, todos ellos valen muchísimo, siempre y cuando, con Fe y con Amor, los unáis a los Míos.

POR ESO TANTAS VECES OS HE DICHO QUE JUNTOS, PODREMOS LOGRAR LA SALVACIÓN DE TODA LA TIERRA.

Hijitos Míos, vuestras oraciones, vuestros deseos, todo aquello que hacéis por las almas es un rocío santificante para las almas del Cielo,

un rocío refrescante para las ánimas del Purgatorio y un rocío Salvífico para todas las almas de la Tierra.

Vuestras oraciones nunca, nunca se desperdician y todas ellas producen fruto que vuela hacia el Cielo.

Como Yo os decía, Mi Palabra es como esa gota de agua que cae de la nube, llega a la tierra, fecunda y regresa dando frutos al Cielo.

Yo os enseñe a orar, Yo os enseñe a vivir en la Tierra, para eso bajé, para que fuera Maestro, Guía, Luz, Verdad aquí en la Tierra.  

Y ahora vosotros estáis haciendo lo mismo, con vuestra oración, con vuestras penitencias, con vuestros sacrificios.

Hijitos Míos, vosotros sabéis que lo que Yo permito en vuestra vida, lo permito para vuestro bien.

Sabéis que nada sucede por casualidad y siempre va a ser para bien.

Así que Mis pequeños, confiados en esto que os digo, no despreciéis cuando Yo os mande alguna prueba ó un dolor,  alguna molestia a vuestro cuerpo o a vuestra alma,

OFRECÉDMELO, que Yo Me di en totalidad por vosotros. Unios inmediatamente a Mis méritos para que salvemos a muchas almas y especialmente a la vuestra.

Obviamente, es más valioso el regalo que Me dais cuando sale de vosotros mismos, que son las penitencias y los sacrificios que vosotros mismos os imponéis,

Porque de ésta forma estáis venciendo vuestro “yo”, estáis venciendo vuestras comodidades y así, vuestro acto tiene un doble valor.

Pero cuando el alma no está dispuesta a ofrecerse de ésa forma, Yo tengo que permitir que le sobrevenga algo, para que le ayude a esa purificación, a su santificación.

O a moverla nuevamente a regresar al camino indicado por Mí desde toda la Eternidad.

Todo siempre va a ser para vuestro bien, aceptadlo y agradecedlo, Mis pequeños,

PORQUE ES PREFERIBLE MITIGAR AQUÍ VUESTROS DOLORES CAUSADOS POR VUESTRO PECADO,

QUE MITIGARLOS EN EL PURGATORIO

QUE AHÍ SE IMPONDRÁN ESOS DOLORES PARA VUESTRA PURIFICACIÓN.

Aprovechad todos los momentos de vuestra vida para ofrecerlos, no necesariamente todos serán de dolor.

También las alegrías, también la convivencia con vuestro Dios, el hacerle caso a su Dios, a Mí, que se Me olvida tanto, que se Me aparta tanto de la vida del hombre,

esos momentos que también Me dais en compañía, también son grandes a Mis Ojos y también son reparadores para el alma.

Así que dadMe todo, Mis pequeños, todo lo que suceda en vuestra vida, que siempre será para vuestro bien y para el de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, vosotros, los que ahora estáis misionando sobre la Tierra, unid vuestro clamor al clamor de los Cielos y del Purgatorio.

Para que la Justicia Divina, Mi Misericordia Infinita, se muestre ya sobre la Tierra y purifique a todos los pueblos, para que esto prepare Mi Segunda Venida y que conviva ya entre vosotros.

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, a los que he instruido, a los que habéis aceptado Mi Voz, Mi llamado; VENID, venid a Mí y en paz, en amor, levantad vuestro clamor.

Tantas injusticias que se dan entre vosotros, tanta falta de amor que existe en los corazones, tanta maldad que se produce por los corazones alejados.

Esto Mis pequeños, no se puede quedar impune; la Maldad está destruyendo lo que Me pertenece, lo que le pertenece a Nuestro Padre.

Por mucho tiempo se os ha instruido y habéis desperdiciado todo ése tiempo. No es justo ya y lo digo Yo, vuestro Dios y Señor; para las almas buenas, que sigan sufriendo por las almas necias.

Por eso os pido a las almas justas que elevéis más fuertemente vuestro clamor y así uniéndoos al clamor del Cielo, del Purgatorio y entre todos vosotros de la Tierra,

Implorad a Mi Padre Mi pronta llegada a la Tierra, es necesario ya, Mis pequeños, es necesario ya.

Satanás como veis, prácticamente se ha adueñado de todo cuanto existe y de una gran multitud de almas que ya no viven para vuestro Dios.

Hijitos Míos, sigo aquí en el Huerto de los Olivos, orando y sufriendo.

Os veo a todos vosotros, veo a todos vuestros hermanos en todos los tiempos, veo el bien y veo el mal de las almas y Mi sufrimiento es atroz.

Le he pedido a Mis apóstoles que oraran Conmigo y Me han dejado abandonado, se quedaron dormidos. Sigo orando, Me sigo dando por vosotros y el Mundo está dormido.

No se dan cuenta de los Acontecimientos que ya están sobre vosotros.

Sigue cada quien viviendo su vida despreocupadamente y Yo sigo arrodillado, sudando Sangre por vosotros. ¡Tanto es Mi Dolor, porque os amo tanto!

Vosotros no comprendéis aún todo el Amor que os teneMos. No os podéis imaginar cuánto amaMos a la creatura, lo comprenderéis cuando dejéis vuestro cuerpo y regreséis ante Nuestra Presencia

Y YA SEA EN LOS CIELOS,

EN EL PURGATORIO O EN EL INFIERNO

 ES CUANDO COMPRENDERÉIS CÓMO OS AMAMOS.

La noche ya os alcanzó, igual que llegó el momento en que el Hijo del Hombre fue entregado en manos de Sus asesinos.

Padeceréis también, para que recordéis éstos momentos en que Yo oré por cada uno de vosotros y Le pedí al Padre por vuestra salvación, por el perdón de vuestras faltas, por vuestra redención.

Me di por cada uno de vosotros, ¿Os daréis ahora por Mí, Mis pequeños?

¿OFRECERÉIS VUESTROS SUFRIMIENTOS, QUE ESTÁIS YA PADECIENDO,

Y ALGUNOS PADECERÉIS TODAVÍA PEORES,

PARA ALIVIAR MIS DOLORES EN EL HUERTO?

Yo he aliviado vuestros dolores y os he abierto las Puertas del Paraíso,

¿Me daréis vuestra vida? ¿Me daréis vuestra muerte? ¿Me daréis vuestros padecimientos? ¿Me daréis vuestro dolor?

Soy vuestro Dios, pero también Soy Hombre, no tuve a los apóstoles, a Mis elegidos en ésos momentos, ¿Os tendré a vosotros ahora en éstos momentos?

Por eso insisto en vuestra perfección,

PORQUE OS TENÉIS QUE IR PREPARANDO

PARA VIVIR EN EL REINO DE LOS CIELOS,

DONDE TODO ES PERFECCIÓNCuando no lucháis por obtener ésa perfección aquí en la Tierra, siendo un ejemplo para vuestros hermanos y ayudándoles también a lograrlo,

Os tendréis que purificar, si es que vuestros méritos no os alcanzan para vuestra salvación,

EN EL PURGATORIO: LUGAR DIFÍCIL, DOLOROSO

QUE CIERTAMENTE EN ALGÚN TIEMPO SALDRÉIS DE AHÍ

PERO EL SUFRIMIENTO ES TREMENDOYo os vine a mostrar el Camino, Mis Palabras fueron obras, no dije una cosa y obré de otra forma, como ciertamente los fariseos hacían, tenéis que ser de una sola pieza.

El Amor no miente, el Amor no traiciona, el Amor no critica, el Amor ayuda a levantar al hermano que vive en el error.

El Amor perfecciona, el Amor da vida espiritual y Paz Celestial, el Amor es el Alimento de los Cielos.

Debéis empezar a vivir el Amor, para que podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Acudid a Mí, vuestro Hermano, vuestro Dios, para que os Guíe, os Enseñe y os lleve a amar verdaderamente a vuestros hermanos y a Mí, vuestro Dios;

Como Yo os amo, como Yo os amé, cuando Me di por cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Nombre, vuestro hermano y en Nombre de Mi Espíritu de Amor, a quién deberéis acudir para que os cambie vuestro corazón de piedra, por un corazón como el Mío.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

Yo os Bendigo y os amo con el Amor de Mi Padre, con el Amor de Mi Redención y con el Amor Purificador de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

N265 ENAMORARSE DE DIOS 4


LO ÚNICO POR LO QUE VALE LA PENA VIVIR,

ES AQUELLO POR LO QUE VALE LA PENA MORIR

Habla Dios Padre 

Hijitos Míos, el Amor, que es Mi Esencia, se os fue dado para que pudierais uniros a vuestro Creador.

El Amor verdadero, el Amor puro, el Amor Santo, todo lo puede y es la fuente del poder Divino y humano. Yo, vuestro Dios, os he dado múltiples bendiciones por medio del Amor. Porque os amo, os procuro.

Habéis recibido Mi Misericordia por medio del Amor. Porque os amo os envié a Mi Hijo. Recibís Mi Reino por medio del Amor. Porque deseo vuestro bien eterno, os busco y os perdono.

El Amor siempre va a mantener joven al alma, el cuerpo se podrá acabar, pero el alma que ama bajo el Orden Divino, se mantiene joven. Mi Amor provoca unión y orden.

Por desgracia, en éste vuestro tiempo, Mi Adversario ha tomado al amor como arma para atacaros. Bajo el estandarte del “amor”, se cometen multitud de pecados que Me afectan fuertemente.

Se habla del “amor”, cuando se debería realmente, hablar de prostitución. El Maligno sabe ocultar bien la verdad y vosotros aprendéis pronto a aprovechar de su mentira.

Os respaldáis diciendo que  se han producido verdaderos sentimientos bellos hacia la persona “amada”, hacia vuestra “pareja” a quien ya no se le puede llamar esposo o esposa puesto que la relación que se está llevando es pecaminosa.

Sí, verdaderamente sí se producen bellos sentimientos, los cuales son frutos del amor, pero como no llevan Mi Bendición ni Mi aprobación, ésos frutos se tornan amargos y se vuelven causa de posible condenación para el alma.

A causa del “amor” que os ofrece el Maligno, muchas almas ahora están en el Infierno.

El “amor” que él os propone ha sido causa de libertinaje, de pérdida de valores, de destrucción familiar, de muerte espiritual. ¿Son acaso éstos los frutos del Amor?

MI AMOR DA FRUTOS DE VIDA, NO DE MUERTE Y DESTRUCCIÓN.

Mi Amor ha mantenido hasta ahora al Rebaño de los que son Míos y a causa del amor que Yo he puesto en su corazón, lo han aceptado y lo han hecho fructificar.  

Mis Enseñanzas, que son las de Mi Hijo, se han mantenido y se mantendrán por los siglos de los siglos.

El “amor” prostituido ha sido la causa de muchos de los graves problemas que ha sufrido la humanidad a lo largo de su historia.

Los celos que se provocan han causado muertes y guerras entre países hermanos y han causado también, separaciones fraternas al haber buscado el “amor” puramente carnal.

Recordad Mis pequeños, que todo llega a un fin y esto ya no puede seguir así.

El Mundo se ha prostituido a tal grado que casi no existe familia que no haya sido afectada o que haya padecido la pérdida del padre, o de la madre por buscar amoríos indebidos.

Jóvenes buscando placeres carnales irresponsables, amoríos aberrantes entre personas del mismo sexo, algunos de Mis consagrados cayendo en tentaciones impuras, destrucción moral y espiritual en los niños.

Y MUCHOS OTROS PECADOS GRAVES QUE SÓLO HACEN QUE MI CORAZÓN SUFRA INDECIBLEMENTE.

Todo esto ha causado el resquebrajamiento de los vínculos del amor verdadero, el que Yo os enseñé a través de Mis profetas en la antigüedad y a través de Mi Hijo Jesucristo.

No sois animalitos para solo dejaros guiar por vuestros sentimientos carnales, sin ver la trascendencia de vuestras acciones.

El daño Me lo hacéis a Mí, porque afectáis a Mi Obra, pero también atrasáis vuestra salvación mundial; porque en vez de hacer crecer el Amor y sus virtudes, sembráis el pecado y sus vicios.

Mi Hijo os ha dicho: “Por sus frutos los conoceréis”.

Los que se han apartado de Mi, por seguir unos amoríos que les produjeron “bellos sentimientos”, no dan fruto.

Se separan de la familia, se apartan de la Iglesia, no son gente digna de confianza, puesto que viven en la mentira.

Muchos de sus actos se vuelven también malos y eso hace que se vayan apartando de un núcleo de personas que no aceptan su forma de vida.

O, ¿Acaso puede un árbol malo dar frutos buenos?

Este falso “amor” también ha llegado a afectar a Mi Iglesia, a Mis sacerdotes y religiosas.

El Maligno se vale de mujeres sin escrúpulos que no respetan Mi Divinidad en ellos, que no respetan su persona consagrada enteramente a Mí.

El Maligno ofrece a ellos éstos falsos sentimientos de “amor” a través de éstas almas perversas y éste “amor” les va a causar envenenamiento de su alma y de sus acciones. Ya no podrá el alma dar su máximo en ellos, puesto que no se puede primeramente, atender a dos amos y segundo, porque Mi Gracia no entra en un corazón en pecado grave.

Por el “amor” a una creatura humana, se desprecia y se traiciona el Amor de vuestro Dios.

Los frutos que da el alma envenenada de Mis sacerdotes y religiosas, no pueden ser fruto de Amor Verdadero, ni pueden ser ejemplo de él, por eso muchos de ellos se vuelven mal ejemplo para Mi Iglesia y para la sociedad.

Hace tiempo os dije: Si vuestros sacerdotes y Mi Iglesia se encuentran en decadencia no ha sido solo por causa de ellos, sino de todos vosotros porque no habéis usado de la Oración fuerte, para protegerlos de los ataques del Mal.

NO LOS CULPÉIS A ELLOS SOLOS, ES CULPA DE TODOS VOSOTROS

Además, recordad la contestación que Mi Hijo dio a los fariseos cuando lo acusaban de ser un demonio, “Si un reino está dividido, ¿Podrá subsistir?”  

  Esto lo podríais aplicar para vuestra sociedad, para vuestra familia y para Mi Iglesia,

¿Si no estáis viviendo Mi Amor Verdadero, Mi Amor que une, Mi Amor que todo lo perfuma con Mis Bendiciones y Mis Gracias, podréis subsistir?

No cerréis vuestros ojos a la realidad que ahora os rodea.

ESTÁIS PERMITIENDO LA CONTAMINACIÓN SATÁNICA QUE HA AFECTADO A VUESTRA ALMA

Porque le habéis permitido que entre a vuestro hogar y como  mayor desgracia, no estáis orando lo suficiente para daros cuenta de que necesitáis de Mi Fuerza para que vosotros  y los vuestros puedan vencer las ocasiones que el Mal os presenta.

La “normalidad” se ha apoderado de vuestra vida  y ésa “normalidad pecaminosa” es la que os está acabando.

Si reflexionáis honestamente esto, os daréis cuenta de queNO SOY YO EL QUE OS TRAE LOS MALES AL MUNDO, ES VUESTRO PROCEDER

Porque con él alimentáis el poder del Mal y le estáis abriendo las puertas de par en par de vuestro Mundo para que os ataque con toda su Furia.

¡Despertad Mis pequeños!, Avivad vuestra alma con Mi Vida, viviendo vida en la virtud y alimentándoos con la Oración y Mis Sacramentos.

Si no os aprovecháis de lo que os doy, pronto podréis sucumbir, pronto vuestra alma estará muy débil o aún muerta a la Gracia, con dificultad para protegerse de los ataques más fuertes  que pronto se sobrevendrán.

Haced un cambio radical de vida para que Yo os pueda elevar a Mi Corazón, Reino Verdadero del Amor.

Hijitos Míos, ¡Cuánta necesidad tiene Mi Corazón de ser amado!

¡DESGRACIADAMENTE NO ES UNA METÁFORA!

¡Cuánto amor desperdiciado sobre la Tierra en falsos amores, en amores pecaminosos!

¡Cuánto tiempo desperdiciado, cuando el tiempo siendo Mío, no lo utilizáis para vuestro Dios, ni le agradecéis el Don de la vida!

¡Cuánta vida desperdiciada, cuando ella debiera de ser totalmente ofrecida a Mí, vuestro Dios y Salvador!

Desperdiciáis vuestra vida en vicios, en corrupción, en maldad, cuando Yo os di la vida para dar vidas a vuestro Dios.

¡Cuánto sufre Mi Corazón al ver ésta humanidad apartada de la Bondad de su Dios!

¡Cuánto pecado, pocas oblaciones, menos sacrificios y esporádicamente, una palabrita de amor!

Mis pequeños, ya es tiempo en que Yo recupere lo que es Mío, ya es tiempo en que vuestro Dios recupere lo que pertenece al Cielo.

Iré pizcando entre los hombres, como se pizcan las uvas, como se pizca el algodón, a aquellos que servirán para Mi Obra futura.

Muchos han sido los llamados, os di vida en el Cielo, os escogí entre las multitudes, se os dio la oportunidad de vivir y ¿Así Me habéis pagado?

Ahora en la Tierra, como os dije, escogeré entre las multitudes y una buena parte será quemada.

Mis pequeños,

CUÁNTO ME DUELE HACER ESTO, PERO EL CORAZÓN DEL HOMBRE, NI SE INMUTA EN MI DOLOR.

Os he puesto tantas oportunidades, os he buscado, como el Padre Amoroso busca una sonrisa y no la he encontrado.

De algunos otros, a regañadientes obtengo un agradecimiento o una palabrita de amor y de muy pocos, brota desde su corazón, desde lo más profundo de su ser, ese agradecimiento puro, santo, que llega a Mí, como holocausto bendito y que aprecio infinitamente.  

¿Por qué sois así, Mis pequeños con el que Es todo Amor? Vosotros mismos os atraéis los males que os aquejan y Me culpáis luego por ello.

Es vuestra maldad la que atrae más maldad; el que anda en la maldad, maldad recibe; el que está lleno de bondad, rechaza la maldad, no se pueden mezclar.

Como el agua y el aceite se apartan y se repelen, así no puede estar la bondad y la maldad.

Yo, como Bien Supremo, os trato de apartar de la Maldad, pero vosotros, queréis manteneros en ella.

Vuestra maldad ahora es repugnante, os quiero levantar, pero vuestras vestiduras, hediondas están, asco dan al Cielo.

Pero aún así Mis pequeños, si tuvierais misericordia para Mí, acercándoos con humildad y arrepentimiento, Yo os cambiaría esas vestiduras y os bañaría con perfumes finísimos.  

Yo mismo Me arrodillaría ante vosotros para cambiaros y arreglaros. ¡Os Amo, Mis pequeños, os Amo con un Corazón Verdadero!

¡Escuchad Mis Palabras, Mis pequeños!

Porque el tiempo se acerca, el Ladrón ya está a las puertas

Y NO TENDRÉIS TIEMPO DE ARREPENTIROS

NI DE CAMBIAR VUESTRO CORAZÓN DE PIEDRA

Sed sinceros con vosotros mismos y ved vuestra posición espiritual ante Mis Ojos. 

¿Qué habéis hecho con vuestra vida? ¿Qué tenéis para ofrecerMe a Mí, vuestro Dios?

Vuestra maldad Me repugna, vuestra indolencia Me hace llorar. Destruís las almas de Mis pequeñitos y gozáis con las porquerías que les obligáis a hacer.

¡OH! humanidad de dura cerviz, no habéis aprendido, y seguís como el Pueblo necio que escogí, pero os Amo y trataré de recuperaros, hasta el final de vuestros días.

Y a vosotros los que os habéis mantenido fieles…

Y SEGUÍS LUCHANDO POR PERSEVERAR

Hijitos Míos, debéis poner vuestra Fe y vuestra confianza en Mí, vuestro Dios, os lo he pedido muchas veces. El hombre falla constantemente y se le tiene que estar recordando su lección.  Cuando Yo os pido algo, es para el bien de la creatura. Cuando Yo doy algo, doy en exceso, si os estoy pidiendo la Perfección, es porque sé que gozaréis inconmensurablemente el Regalo de Mi Amor.

Vuestras escasas capacidades actuales, no pueden entender lo Maravilloso de Mi Amor, tenéis que confiar, como se os ha dicho, aún en la Obscuridad, aún a pesar de vuestra pequeñez.

Todavía no os separáis de lo tangible, debéis aprender a vivir en lo intangible, que es la Fe y esa Fe os va a llevar a lo tangible nuevamente, pero a niveles superiores.

LA FE HACE GRANDES MILAGROS,

LA FE HACE QUE LO PROMETIDO SE VUELVA REALIDAD.

Tenéis en las Escrituras lo que os dijo Pablo, ni el ojo vio, ni el oído oyó lo que nuestro Dios tiene reservado para el hombre.  

Mis pequeños, os vuelvo a repetir, no estáis capacitados para entender Mis Maravillas, pero vuestra Fe os puede llevar por el buen camino.

Daos, daos por completo a Mí, para que Yo os pueda revestir con ése vestido nuevo, con ese vestido de fiesta, con el que gozaréis Mis Maravillas, tengo que transformaros por completo, para que podáis vivir casi como los Ángeles.

Al pediros el desprendimiento de vuestro ser, de vuestros gustos, de vuestra mente, de vuestro corazón, quizá aún hasta de vuestra propia vida, eso logrará que lo intangible se vuelva tangible.

Os quiero regalar Mi Cielo, Mis pequeños, os quiero regalar el Reino, os quiero regalar Mi Vida.

Queréis medirlo, no podréis, Mis pequeños, todo en Mí es Infinito, y a eso estáis invitados, a ganar lo Infinito para vosotros.

Muchos por temor no dan el paso, están tan arraigados a la Tierra, a lo tangible, que sienten temor por soltarse.

SOLO DANDO EL PASO DE FE, ¡APRENDEMOS A VOLAR!

Por eso os decía Mi Hijo, sed como niños, porque el niño confía, si el Padre le dice “suéltate”, se suelta, “lánzate” y se lanza.

No piensa las consecuencias, simplemente ve el amor de su padre o de su madre y así os lo pido, Mis pequeños, ved Mi Amor y ved Mis deseos por purificaros y por perfeccionaros.

Grandes seréis, si así lo pensáis, pero estando en donde os pondré, sabréis que sois pequeños y que gozaréis como niños, porque anhelaréis más de Mi Amor y de Mis cuidados, porque estaréis muy juntitos a Mi Corazón.

Dejaos llevar por Mí, dejad que Yo os aconseje, que Yo os guíe, que Yo vele por vosotros.

DEJADME SER EN VOSOTROS.

Hijitos Míos, la Perfección que os pido, os lleva a la santidad y no hay diferencia de edad en el hombre ni de sexo para alcanzar Mis Promesas. 

Por eso entre vosotros, los que son llamados santos, los tenéis de todas las edades, de todo tipo de vida, de ambos sexos, simplemente fueron almas que entendieron Mi Llamado, aceptaron Mi Llamado, se soltaron a Mi Llamado.

Mientras más estéis arraigados a las cosas del mundo, más se os hace difícil entender Mi Llamado.

Las cosas del mundo hacen que vuestros oídos, vuestro corazón, aún vuestra mente se cierren para NO ESCUCHAR éste Llamado.

Algunos os cerráis a Mi Llamado porque no os conviene, porque estáis tan llenos de las cosas del mundo y no hablo que necesariamente tengáis mucho dinero, sino bienes que os aprisionan, gustos personales por los que lucháis que creéis que son más importantes que lo Mío.

Cuando os pido desprendimiento total, sufrís en dejarlos, pero si lo lográis entraréis a ésa libertad de Mi Amor.

Pero cuando estáis arraigados, tan arraigados a las cosas del mundo, os causa mucho problema apartaros, porque son cosas, muchas de ellas, por las que habéis luchado tanto y que por fin obtuvisteis y que al desprenderos de ellas, creéis que no vais a obtener un bien mayor.

Esa es la falta de Fe, Mis pequeños, esa es la falta de confianza en vuestro Dios, por eso os pido que Me dejéis Ser Padre, Papá en vuestra vida.

Cuando erais pequeños no os preocupabais por los alimentos, por vuestro vestido, por vuestro techo, simplemente aceptabais la vida de cuidados que os daban vuestros padres, confiabais en ellos.

Nunca un niño pequeño se pregunta si tendrán sus padres lo necesario para cuidarlo, simplemente, están atenidos a su amor, que se demuestra en cuidados.

Esa es la problemática, en el hombre al crecer, ya no confiáis en vuestro Dios, ya os hacéis muchas preguntas, dudáis de Mis Palabras y Mis Promesas, ya no consentís Mis Milagros a diario en vuestra vida.

Habláis de Mis Milagros como si fueran coincidencias, como si fuera la suerte ó la casualidad las que está a vuestro lado. No aceptáis que es Mi Providencia y Mi Amor los que os dan todo, los que os proveen de todo.

Confiad, Mis pequeños, confiad y sed como  niños, no os preguntéis hacia donde os llevaré, simplemente, confiad, que Yo os daré lo mejor. 

Escuchad a vuestro Dios, escuchadlo,

PORQUE YA NO HAY TIEMPO, MIS PEQUEÑOS,

SE OS HA TERMINADO EL TIEMPO

Habla el Espíritu Santo

Mis pequeños, sí, ciertamente ya Estoy entre vosotros Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, moviendo a las almas hacia esa Perfección.

Voy buscando a éstas almas, para que al llenarse de Mí, que se llenen de Mi Amor,

Y POR ESE AMOR PUEDAN HASTA ALTERAR LAS LEYES DE LA NATURALEZAA FAVOR DEL HOMBRE Y PARA PROTECCIÓN DEL HOMBRE

CONTRA LAS FUERZAS DEL MAL

Se os ha dicho que un corazón lleno de Amor Puro y Santo puede hacer grandes Milagros, éstos son los corazones que Yo quiero, que vean más por sus hermanos antes que por sí mismos.

Almas desprendidas al servicio de su Dios y no aquellas que buscan su salvación y su protección, evitando el Dolor, evitando las penas, debéis Mis pequeños llenaros de Mi Amor.

Todo está sometido al Amor, os lo vuelvo a repetir y así las almas que viven en perfecta unión Conmigo, en el Amor,

SON INSTRUMENTOS CLAVES PARA ÉSTOS TIEMPOS

PORQUE ACTUARÁN SEGÚN MI MOCIÓN EN SU CORAZÓN

Estarán en íntima comunicación Conmigo y Yo las podré mover para la salvación de todos vosotros y de vuestros hermanos.

Abandonaos y dejad que Yo os mueva, que Yo os guíe, para que podáis luchar contra las Fuerzas del Mal, quien también hará grandes prodigios, pero prodigios aniquiladores,

Prodigios que os llevarán solamente a la sombra, pero que no os dejarán nada bueno, porque por ésos prodigios no les negaréis nada, porque los sentiréis superiores a vuestras capacidades, a vuestras potencias.

PedidMe el discernimiento, para que podáis ver la mentira atrás de todos ésos prodigios y de todos ésos supuestos milagros que hará el que no es.

Buscad en todo a vuestro Dios, buscad Su Bondad Infinita, buscad la vida del espíritu y así no erraréis el camino.

Seguid Conmigo en íntima comunicación en vuestro corazón y Yo os daré lo necesario para servir mejor a vuestro Dios.

Habla Nuestro Señor Jesucristo,

Hijitos Míos, hablar de Amor es hablar de Dios, hablar de Amor es hablar de Cielo, hablar de Amor es darle vida al alma.

Hijitos Míos, Mis pequeños, mucho os he hablado sobre el Amor y aún no he empezado todavía, porque el Amor es Infinito.

Vosotros creéis que ya conocéis bastante de él y posiblemente se os haga cursi o cansado, pero sin el Amor no seríais nada ni podríais crecer como debierais.

El Amor, como os he dicho, es Mi Esencia y él todo lo envuelve.

El Amor es al alma lo que el canto al jilguero, como el estruendoso ruido a la ola, como el suave sonido a la brisa.

Si el alma no recibe amor, si no vive en el amor, si no dá amor, no tiene para que vivir.Aún por más mala que parezca una persona, tiene la necesidad de recibir amor y también lo dará, según su forma de ser, pero no puede prescindir de él.

El Amor y el amar son la vida de todas las almas y el único que no puede entrar en ésta regla, es Satanás.

EL DESPRECIÓ AL AMOR Y AHORA LO ODIA,

PERO LO QUISIERA TENER

Porque sabe lo que vale, sabe la riqueza que el alma posee cuando de él se alimenta.

Y sabe lo que el Cielo significa, porque de ahí salió, pero su soberbia no le permitió ni le permitirá arrepentirse nunca.  

Así su Envidia, hacia cada uno de vosotros, que sois candidatos a vivir eternamente en el Cielo, hace que os ataque con insistencia para haceros caer y así no podáis gozar de lo que él perdió.

Fuisteis creados por Mi Amor. Se os dió una misión de Amor.

Se os protege con Amor durante vuestra estancia sobra la Tierra.

Gozáis de múltiples dones que Yo, el Amor, os concedo; para que al recibir Mi Amor, lo compartáis y cuando lo compartís recibís más y ya al final de vuestro tiempo se os dá el Gran Premio, con Amor.

Si en Mi Ser de Dios, en la Persona del Padre, no existiera el Amor, no habríais existido y ésto es porque el Amor es Creador.

Si en vuestro corazón hay amor, os volvéis creativos y dais, ayudáis, aconsejáis, levantáis almas, gozáis y hacéis gozar.

La felicidad os colma y la Sabiduría habita en vosotros, en una palabra, con el Amor tenéis todo y tenéis derecho a todo lo que es Mío.

Sin Amor no habría razón para que existierais, porque algo que no tiene Amor está como muerto, está estático, no lleva Luz ni Vida, no tiene alegría y vive en el Odio y en la Tristeza.

El alma -si la hubiera- que no poseyera nada de Amor, más le valdría no existir, porque no serviría para nada.

Si hay gozo, si hay alegría, si hay vida, si hay luz, si hay Misericordia, si hay fraternidad, si hay donación, si hay el porqué luchar en el Mundo y muchas otras cosas más, se deben a que existe el Amor.

Y de vosotros, de cada uno de vosotros, dependen éstas y toda una infinidad de cosas bellas para que se mantengan, se produzcan, crezcan y que por fin, inunden la faz de la Tierra.

El triunfo en el Mundo se dará cuando el Amor llene la Tierra, cuando el Amor venza al Odio y a la Muerte, cuando el Amor sea buscado con ahínco, se transmita con gusto y se goce en sincera fraternidad.   

El Amor os unirá a todos, Mis pequeños, pero para lograrlo, cada uno de vosotros debe empezar, en lo particular,

el permitirle entrar en vuestro corazón para que éste os limpie y purifique todo vuestro ser, LUEGO ÉL OS COLMARÁ.

Lo viviréis, lo transmitiréis y así podréis construir, alrededor vuestro, cimientos firmes para que Yo, vuestro Dios, pueda vivir perfectamente en vuestro corazón, en el de vuestros hermanos y en el Nuevo Mundo que habitaréis.

Nuestra nueva casa terrena, Nuestro Nuevo Hogar, la Nueva Jerusalén que habitará entre vosotros, tiene que ser obra de vuestro corazón.

El Amor nunca se impone, así que vosotros, por voluntad propia, Me deberéis construir ése Nuevo Hogar, para que Yo pueda vivir entre vosotros, en la Nueva Jerusalén.

Cuando ése día llegue, cada alma Me conocerá y se dará cuenta, como os dije al principio, que apenas habíais comenzado a conocer lo que es el Amor.  

Gozaréis de cosas indecibles y las gozaréis en todo vuestro ser, como nunca antes la humanidad lo ha experimentado.

(Lenguas…, sonaba como un diálogo muy triste)
Hijitos Míos, ya os había dicho que nunca podrías separar el dolor del amor. El dolor siempre acompañará al amor cuando se da con profundidad, cuando es un verdadero amor.

Mis pequeños, así como Yo Me dí para el Padre, por todos vosotros, en totalidad, Me desprendí de todo para darMe para la Obra del Padre,

TODOS VOSOTROS, LOS QUE AHORA ME SEGUÍS,

DEBERÉIS DESPRENDEROS EN TOTALIDAD

Deberéis dejar todo, todos vuestros sentimientos, vuestra persona, vuestro pensamiento, vuestro pequeño amor a los pies del altar, para que Yo los ofrezca junto con los Míos a Nuestro Padre.

Deberéis desprenderos de todo para que Yo os pueda llenar después.

¡Cuánto os cuesta, Mis pequeños, desprenderos de vuestra naturaleza, de vuestra miseria! Cuando Yo, vuestro Dios, os puedo dar tanto, os puedo llevar a la perfección en el Amor.

No alcanzáis a ver todavía lo que se puede ver desde lo alto. Si vosotros no subís a una montaña, no podréis ver el espectáculo que se ve desde ahí.

Podréis ver algo a los pies de la montaña, cuando ya dejasteis todo, cuando ya aprendisteis a subir a la montaña, con ese desprendimiento total, con esa voluntad totalmente puesta al servicio de vuestro Dios.

Cuando creéis que habéis perdido todo, porque en el trayecto de la subida os fuisteis quitando de todo aquello que fuera carga excesiva para que pudiérais llegar a la cima sin mucha carga y más ligeramente.

Allá arriba en lo alto, ya libres de todo peso terreno, ahí es donde Me encontraréis, en la perfección.  

EN LA PERFECCIÓN DEL AMOR, EN LA PERFECCIÓN DE LA DONACIÓN,

EN LA PERFECCIÓN DEL OLVIDO DE TODO LO TERRENO.

Ahí os quiero, Mis pequeños, en la Cima, en lo Alto, cerca de Mi Corazón, totalmente apartados del mundo, ahí donde sentís la libertad,

La brisa que os envuelve, que os acaricia, ahí donde sentís Mi Amor con ésos espectáculos en el cielo, en las montañas, en la naturaleza, ahí es donde apreciáis cómo toda ésa Obra de Perfección se creó para cada uno de vosotros.

Ciertamente encontraréis en el camino bellezas, halagos, amores, que son bellos, pero que no os llevan a la perfección.

Yo Soy la Perfección y para poder llegar a ella, os vuelvo a repetir, deberéis negar todo aquello que en el camino os vaya produciendo gustos, bellezas, pero que todavía no son perfectos.

Voy buscando almas que quieran llegar a ésa Perfección.

Mis pequeños, gozo infinitamente cuando hay almas dispuestas a dejarlo todo por Mí, para gozar de Mi Perfección. Yo Me derramo sobre ellas y, así como abandonasteis todo, Yo os voy a llenar de todo lo Mío.

Y es así como las almas llegan a la Plenitud, a la Plenitud del Amor de vuestro Dios.

Ciertamente es un sacrificio fuerte, grande, porque el Regalo va a ser inmenso, infinito.

Deberéis dar vuestro máximo y así apreciaréis Mi Regalo. Yo con el alma, el alma Conmigo.
Os quiero ahí, luchad por ello.

Trabajad arduamente con la Oración, con el sacrificio alegre, con la vida en el Amor y en su difusión vivida de corazón, para que Yo ya pueda estar nuevamente con vosotros.

Y sobre todo, desead intensamente para que éste momento ya llegue, porque éste también es un gran deseo de Mi Corazón.

Yo os Bendigo en Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el del Amor de Mi Santo Espíritu. Permitidle a Mi Madre Santísima, Reina del Cielo y de la Tierra, que os guíe y os aconseje a vivir en el Amor.

Ella Nos conoce perfectamente, Ella es límpido reflejo del Amor, quién la habita.

Habla la Virgen María

Pequeñitos Míos, así como Soy Madre de Mi Hijo Jesucristo, vuestro Salvador, también Soy Madre de cada uno de vosotros. Os he tenido en mi Vientre, os he tenido en Mi Corazón, os he amamantado y os he dado vida de Mi Vida.

Pero muchos, apenas aprendisteis a caminar, os separasteis de la Familia, de Nuestra Familia.

Fuisteis como el hijo pródigo, que os sentisteis llenos de fuerza, en un principio, porque traíais esa realeza en vuestra mente, en vuestro corazón, en vuestras venas.  Caminasteis primeramente por los caminos del mundo, orgullosos, soberbios, creyéndoos fuertes, porque tenías la fuerza que se os había dado para luchar, para vencer.

Pero ésos caminos fueron debilitando vuestras fuerzas y no quisisteis regresar para tomar del Alimento Divino y así vuestras fuerzas os fueron llevando a la degradación de vuestra persona, de vuestra alma.

Hay algunos entre vosotros, Mis pequeños, que ésa caída os lleva a la humildad, al reconocimiento de vuestro error, a vuestra pobreza espiritual y al llegar nuevamente a Mi Hijo o ante Mí, os levantamos.

Os damos nueva Vida a través del Buen Alimento que solamente puede venir a través de vuestro Dios y así es como rescatamos a ésas almas soberbias que tuvieron que caer para levantarse.

Pero hay otras que su soberbia las mantiene así, caídas, y no desean nada de su Dios ni de Mí, vuestra Madre, quieren seguir viviendo por sus propias fuerzas y esto no se puede, Mis pequeños,

El mundo es demasiado pobre, demasiado bajo y así se lleva muchas almas a la perdición.

Vuestra soberbia nunca va a lograr esa Perfección de la que se os ha venido hablando, la humildad es la que os dice lo que necesitáis.

Entrad pues a ésa humildad que os llevará a pedir, a implorar la ayuda de vuestro Dios. Yo os tomaré, Yo os bañaré de nuevo, Yo os vestiré y os entregaré nuevamente a vuestro Dios,

No seáis necios, Mis pequeños, Soy vuestra Madre y Yo también quiero lo mejor para cada uno de vosotros.

Orad con el corazón, con ése firme convencimiento de que necesitáis ese cambio, aún no vivís en la Perfección, aún no vivís en el Amor en pleno, no os acostumbréis Mis pequeños a la mediocridad.

Levantaos y buscad ésa Perfección que solamente los hijos del Rey pueden tener, pero si preferís la mediocridad, nadie os la quitará.

Sed conscientes de ello, Mis pequeños, es la libertad del hombre la que escoge su crecimiento o su pequeñez.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

N265 ENAMORARSE DE DIOS 3


LO ÚNICO POR LO QUE VALE LA PENA VIVIR

ES AQUELLO POR LO QUE VALE LA PENA MORIR

Habla Dios Padre 

¡Oh!, Humanidad entera, ¿Cuándo aprenderéis a verme a Mí, vuestro Dios, an­tes que a todo lo que os rodea? Yo os he dado TODO, pero os dejáis lle­var por la materialidad porque vuestras almas, faltas de Fe, no saben apreciar la espiritualidad que Yo, vuestro Dios, os he donado desde el momento de vuestra concepción.

Vivid la verdadera vida del espíritu, vi­vid la vida de Mi Eterno Hijo Jesús.

Sabiendo vuestra necesidad de uti­lizar vuestros sentidos para creer, por eso os envié a Mi Hijo, para que tuvierais en Él el ejemplo a seguir y así no tuvierais pretexto de que vuestro Padre no se ocupa de vosotros.

¿Y qué hicisteis con Él? Las per­sonas de ése tiempo lo crucificaron, Y ¿Qué hacen las personas de éste tiempo? Peor todavía,

LO DESPRECIAN, LO BLASFEMAN, LO NIEGAN, LO APARTAN DE SUS VIDAS

Ya se les mostró la verdad y la rechazan, se quieren mantener en las tinieblas del pecado. ¿Por qué, Hijos Míos, obráis así?

¿Qué más os puedo dar? Os he dado todo en Mi Hijo Jesús. Os daré a Mí Santo Espíritu de Amor, y ¿Ni así creeréis?

No Me ataquéis a Mí, atacad mejor vuestra debilidad, vuestra concupiscencia que os arrastra al mal y a las tinieblas.

Miraos, mirad vuestro interior, ¿Estoy Yo, acaso, como lo primero, como vuestro Rey y Padre en vuestro corazón; como vuestro principio y fin de vuestra existencia?

Si no es así, Me estáis fallando. Habéis pactado un Pacto de Amor y servicio al principio de vuestra existencia. (en el momento de bajar del Cielo, antes de nuestra concepción)

Os he conce­dido el don de la vida, para que actuando en caridad hacia vuestro Dios y hacia vuestros hermanos, pudierais servirme en la salvación de las almas, y

¿Qué habéis hecho con vuestra promesa?

HABÉIS PREFERIDO EL MUNDO Y SUS TINIEBLAS

Y ME HABÉIS APARTADO DE VUESTRAS VIDAS

Y ¿AHORA QUE SOY PARA VOSOTROS?

Algunos Me consideran un terrible Juez, otros Me consideran un Ser obsoleto cuyas leyes “antiguas” no pueden prevalecer más.

Para otros Soy una molestia en sus vidas, en donde quisieran actuar, no en libertad, sino en libertinaje sin tener quién les pida cuentas de su actuación.

Y para muy pocos Soy quién debo serel Amor, el respaldo total de sus vi­das, la luz en el camino, la verdadera Vida y el Eterno Amor, el Padre que protege y levanta a sus hijos de las caídas por vuestra fragilidad.

Esto es lo que Soy, y más, Soy vuestro Creador quién reclama cada alma, puesto que Sois parte de Mí, Y el dueño reclama lo que le pertenece.

Vosotros Me pertenecéis por entero, pero respetando vuestra voluntad, tan voluble, que hace que se Me niegue lo que es Mío.

Mis sacerdotes, mis queridos ministros de Mi Amor.

Los necesito tanto para que a través de ellos se cumpla Mi obra de salvación, pero cuanta frialdad y cuanto desamor encuentro en la mayoría de ellos.

Me duele decirlo, Me duele muchísimo ver que Mis sacerdotes, ministros supremos, Me estén fallando.Yo ya lo veía desde el principio de la Cristiandad, Mis mismos apóstoles estaban llenos de defectos, pero aún así los tomé para ser mis primeros Obispos.

Reconozco vuestra flaqueza, pero aún así os amo y os necesito.

Tenéis que acercaros más a Mi corazón. Os habéis desviado de vuestro ministerio, habéis hecho de vuestra vida consagrada reflejo de carne y vicio en muchos de vosotros.

Os he dado más que a la mayoría de Mis crea­turas y así os habré de pedir, en la justicia y en el amor.

Vosotros fuisteis escogidos para ser otros Cristos vivientes, transmitiendo virtud, transmitiendo verdad, transmitiendo amor, viviendo Mis en­señanzas y siendo un ejemplo fiel de vuestro primer y máximo maestro, vuestro Salvador, Cristo Jesús.

Hijos Míos, Mis consagrados, todavía hay tiempo. Volved a la virtud, apartaos de la Tierra y de cuanto mal hay en ella.

NO OS DEJÉIS ENSUCIAR VUESTRAS SAGRADAS TÚNICAS SACERDOTALESHABRÉIS DE PRESENTÁRMELAS CUANDO VUESTRO TIEMPO DE SERVICIO TOQUE A SU FIN.

La balanza está esperando sobrepesar ambos lados.

Vuestra concupiscencia os aparta de Mí. ¿Qué me vais a entregar al final? Muchas almas se lleva Mi Enemigo por la frialdad de vosotros, Mis consagrados.

Vuestro compromiso es muy grande, pero también os doté de bellísimos dones y ¿Qué habéis hecho con ellos? También vosotros os habéis dejado arrastrar por el mundo.

VUESTRA MISIÓN ES EXCELSA ¡COMPRENDEDLO, EXCELSA!

Yo perdono aún al pecador más obstinado, siempre y cuando se acerque con espíritu contrito, vosotros lo sabéis, ¿Por qué entonces voso­tros no os acercáis a Mí?

¡DEJAD EL MUNDO Y SUS OBRAS DE UNA VEZ POR TODAS!

Vosotros sois Míos, vuestra misión es del Cielo, NO de la Tierra.

Vues­tro tiempo es totalmente Mío y para Mí, en la salvación de vuestros her­manos.

Vivid la pureza del cuerpo y del alma hijitos Míos, apartaos de todo aquello que os lleve a la impureza, eso daña mucho Mi corazón.         ­

No hijitos Míos, no estáis actuando completamente de acuerdo a vuestra suprema misión. No os hagáis tontos, vuestra vida debe ser de virtud y de ejemplo.

Muchísimas almas se pierden por vuestro mal ejemplo, vosotros lo sabéis.

Nuevamente os lo repito, os necesito, no Me fallen por favor, por el amor a Mis almas, por el amor a Mis creaturas.

El tiempo se acerca, el tiempo de la Tribulación ya está, ¿Qué haréis vosotros cuando Yo mismo y vuestros hermanos van a necesitar más de voso­tros?

Sólo la vida en la virtud os mantendrá con la Fe y la Fortaleza necesarias para ayudarme a salvar almas en la Tribulación.

Os doy Mi Espíritu Santo, os doy Mi perdón de corazón, pero tratad de vivir en el camino que os he trazado desde hace 2000 años.

OS NECESITO Y EL MUNDO OS NECESITA. LLEVAD A LAS ALMAS A LA SALVACIÓN

Sed buen ejemplo de virtud y amor y venced vuestro egoísmo y vuestras pasiones.

VOSOTROS ME PERTENECÉIS POR COMPLETO, NO LO OLVIDÉIS.

LA JUSTICIA SERÁ MÁS SEVERA CON VOSOTROS, PERO EL AMOR SERÁ MÁS AGRADECIDO POR IGUAL.

Sed perfectos como vuestro Padre es perfecto y santos como vuestro Cristo lo es.

Las necesidades de todos Mis hijos deberían ser sólo una, Yo, vuestro Dios.

No hay nada más sublime sobre la Tierra que el pensar y en el actuar en los intereses de vuestro Padre.

Mis intereses son de salvación, de Amor, de providencia hacia vosotros.

¿No os dais cuenta de que cuando véis por Mis intereses, estáis actuando sobre los vuestros?

Yo vuestro Padre sólo necesito el amor que vuestros corazones puedan producir.

Todo en el Cielo es Amor, se habla de amor, se vive del más puro y santo amor, porque ya todos viven plenamente en Mí.

Vosotros, Mis hijos, que aún vivís sobre la Tierra, podréis empezar a vivir del Amor del Cielo, cuando Me entreguéis vuestra voluntad sin recatos.

Todo lo vuestro Me pertenece, pero Yo respeto vuestra voluntad y vuestra respuesta a Mi Gracia.

Yo espero, pero pensad

¿Vosotros, todos, tendréis el suficiente tiempo para vuestra salvación?
Si vosotros mismos no os podéis ayudar a sí mismos

¿Cómo podréis ayudar a vuestros hermanos en su salvación?

Pensad hijos Míos, el tiempo apremia, el Mal se lleva a muchos de los Míos, y vosotros ¿Qué hacéis para evitarlo?

Sois pequeños, necesitáis una guía superior a vuestra naturaleza pobre.

Acercaos a Mí, pedid ayuda a vuestra Madre Celestial, pedid ayuda Divina.

Recordad, vosotros sois pequeños y el niño pequeño tiene que ser ayudado por un adulto.

Venid a Mí con espíritu contrito y Yo vuestro Padre, abriré Mis brazos para estrecharos a Mí corazón de donde no permitiré os volváis a salir.Dadme todo vuestro amor, toda vuestra voluntad y Yo os daré la Mía y os haré ricos en el Amor, que es la máxima riqueza de Mi Corazón.

Satanás quiere destruir vuestra alma, porque es lo valioso que tenéis cada uno de vosotros y especialmente si ésa alma ama y Me ama.

Si vuestra alma Me tiene a Mí en su interior, él está celoso y él quiere destruir a ésas almas que aman. Tened cuidado, Mis pequeños, no permitáis que Satanás destruya lo más valioso que tenéis.

El Discernimiento Santo os hará entender sus trucos y sus maldades, no le sigáis, Mis pequeños, si vosotros Me conocéis,

conocéis lo que Mi Amor os pide, que es lo que os ha pedido siempre, que es vivir en Virtudes, en Amor, en humildad, en sencillez, en docilidad.

Y ASÍ ALCANZARÉIS LA HERENCIA DIVINA QUE OS CORRESPONDE

Todos vosotros venís de una familia determinada y en ella se tienen ya reglas, costumbres, etc. impuestas por sus predecesores…

Y que a sus descendientes les han parecido bien para que con ellas se perpetúe el nombre y el respeto del “apellido”.

Y así conocéis a familias que hacen tal o cual cosa, en determinadas ocasiones, ya sea para bien familiar o para bien del pueblo en el cual viven.

El respeto a esas costumbres van uniendo a la familia y quizá algunas otras familias se les adhieran porque se les hace bueno perpetuarlas.

TODOS VOSOTROS PROVENÍS DE MI FAMILIA

Todos vosotros habéis nacido de Mis Primeros Hijos, Adán y Eva y así como adquiristeis sus bienes, también adquiristeis sus males, pero no por ello dejáis de pertenecer a Mi Familia.

En una familia hay elementos humanos buenos y malos, pero cuando la familia es unida de corazón, se reúnen sus familiares para estudiar de qué manera se le puede ayudar al o a los miembros de la familia para resolverles sus problemas.

Yo escogí a un pueblo en la antigüedad, de entre todos los que habitaban en el Mundo, porque ellos primeramente Me escogieron a Mí.

La gran mayoría de los pueblos antiguos, por la caída en el pecado, se volvieron idólatras, ya que al caer en el Pecado de Origen, quedaron a merced del Maligno, quien los llevó a la idolatría con el ofrecimiento de vidas humanas y de la sangre de las víctimas para él.

El único pueblo que no aceptó esos sacrificios y holocaustos al Maligno, fue el pueblo judío y Me tomaron a Mí como a su Dios, como a su UNICO DIOS

Y por consiguiente Yo los tomé como a Mis hijos predilectos y así los empecé a formar según Mis Decretos de Amor.

Por eso el pueblo judío fue tan bendecido en la antigüedad por Mi Mano Poderosa y por ello de este pueblo salieron grandes hombres que cambiaron el curso de la historia.

Es el pueblo de Mi Heredad y en ellos puse toda Mi confianza a pesar de ser un pueblo testarudo e infiel en muchas épocas de la historia.

1. El pacto de obras entre Dios y Adán; 2. El Pacto de Redención entre Dios y Cristo, el segundo Adán; 3. El Pacto de la gracia entre Dios / Cristo y sus elegidos.

Yo Soy vuestro Dios y cuando Yo hago un pacto con Mis hijos, nunca Me desdigo.

Ciertamente mataron a Mi Hijo cuando se los envié y con ello se ganaron la maldición que ellos mismos se lanzaron: “Que Su Sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos”.

Yo no puedo maldecir a Mis hijos, Soy vuestro Padre y Yo sólo busco el bien de Mis hijos, buenos o malos, pero seguís siendo Mis hijos.

En la antigüedad, Mi pueblo, al llegar a otras ciudades, a veces se mezclaron y se adhirieron a sus costumbres y llegaron a adorar a  otros dioses.

Ellos al poco tiempo, se daban cuenta, a través de los profetas que les enviaba, de que Yo no estaba contento con lo que hacían…

Y al Yo apartarme un poco de ellos, por preferir a otros dioses, empezaban a sufrir las consecuencias por olvidar el pacto hecho con su Dios.

Cuando, por fin, se daban cuenta de su error y volvían a Mí, Yo olvidaba su traición y Me entregaba a ellos nuevamente y muchos regalos les daba para que se sintieran consentidos y amados por su Dios.

Yo les di Mis Leyes, Mis Decretos, les di Mi herencia Divina.

Les marqué fechas a guardar, fechas para fiestas especiales, fechas para la siembra, fechas para recordar episodios importantes de su historia, de nuestra historia en la cual Yo, su Dios, hacía tal o cuál prodigio para salvarles o ayudarles de una u otra forma.

Ellos las respetaban y Yo era su Dios y ellos eran Mi pueblo.

Con la venida de Mi Hijo, por insidias del Mal y por causa de la dureza de su corazón, no quisieron aceptarLo y Me volvieron a traicionar.

Por causa de ello, Mi Herencia se abrió para todos los pueblos que Me quisieron acoger como a su único Dios y de esta forma surge el Cristianismo, en donde la Herencia del judaísmo se comparte a todos los pueblos de la Tierra.

Así como Yo no forcé al pueblo Jadio a aceptarMe como a su Dios en los principios de la historia, ahora tampoco obligo a los pueblos y a las personas actuales a aceptarme como a su Dios en sus vidas.

De ésta forma Mi Herencia se vuelve UNIVERSAL y podéis daros cuenta de cómo de un aparente error, surge un gran bien para todos, niega Mi pueblo a Mi Hijo amado y El se vuelve herencia para todos.

No por el hecho de que Mis hijos judíos Me hayan negado una vez más con la muerte de Mi Hijo, Yo Me he de apartar de ellos, sólo esperaré con Amor Paternal nuevamente su retorno.

Mi Amor se vuelve universal, que aunque ya lo era, no era libremente aceptado. El amor obligado no es amor.

Todos vosotros, de ésta forma, os volvéis coherederos de Mi Reino y Mis Bendiciones alcanzan a todos aquellos que Me aceptan en su corazón.

Y más que todo, aquellos que al aceptarMe como a su único y verdadero Dios, Me transmiten, primero en su familia y, luego, a, todos sus hermanos por toda la Tierra.

Yo Soy el Bien Supremo y aquél que Me tiene, aquél que Me posee, es tan fuerte Mi Presencia Divina en él, que se vuelve transmisor de Mi Herencia para todos mis hijos.

Al Amor nadie lo puede esconder. No es un tesoro que se pueda esconder en cajas fuertes o encerrarlo en un closet o ponerlo debajo de la cama.

El que adquiere Mi Verdadero Bien, el Amor, lo vive, lo transmite, lo goza, porque el Amor es en verdad Mi Herencia Divina para todos Mis Hijos.

Os he dicho que en el Cielo sólo se vive de Amor y se vive en el Amor, así que aquél o aquellos que Me acogen, Yo les hago partícipes de su Herencia ya desde su vida en la Tierra.

No hay alimento más grande para un alma, que el alimento del Amor de su Dios.

Toda la Predicación de Mi Hijo sobre la Tierra se centró en ello: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo”.

Así que os pido hijitos Míos, como herederos de vuestro Dios, que empecéis a transmitir y a compartir lo que vuestro Dios os ha dado, su verdadero y puro Amor.

Haced de vuestro mundo material, un Mundo Espiritual. Llenadlo de Mi Amor, para que el Amor Encarnado pueda ya vivir, en pleno, entre vosotros.

Pueblo Mío,

MI HERENCIA ES PARA TODOS Y TODOS TIENEN DERECHO A ELLA.

Hacedla por favor llegar a todos aquellos que aún no la conocen y así os volveréis verdaderamente, pueblo Mío.

Uniéndoos para estudiar en que forma se le puede ayudar a tal a cuál hermano vuestro o a tal o a cuál pueblo de la Tierra.

Yo os aseguro que la mejor herencia que les podréis dejar a un hijo o a un hermano vuestro, es la es la de enseñarles a amar y a respetar a su Padre Dios, porque con ello les estaréis asegurando el derecho que tienen “de familia”, de ganar su Herencia Eterna en el Reino de los Cielos.

Yo os bendigo con el Amor de Mi Corazón y lo vuelvo a entregar en pleno para todos aquellos que se acerquen a tomar de la Fuente que brota de Mi Corazón

Pedid a Mi Madre que os guíe hasta Mi presencia, que os enseñe el camino a vuestro Padre, que os muestre Mi Amor en pleno

y que con la ayuda de Mi Santo Espíritu de Amor, os dé todo lo necesario para volverlos santos y teneros conmigo por los siglos de los siglos.  ­

¡VOLVAMOS A LA VIDA!

Yo Vuestro Padre de Amor, Vuestro Jesús, Vuestro Amor os llama, os bendice, os necesita. Vosotros sin Mí no sois nada, pero vuestra nada Yo la necesito.
Os amo, hijitos Míos, entendedlo, OS AMO.

Volved a Mí, creaturas de Mí Corazón.

Cuanto os amo, hijitos Míos, cuanto os amo

Os Bendigo, hijos Míos, en Mí nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor

Habla la Santísima Virgen María

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima; os quiero decir que no os separéis.

La Familia de Dios, pertenecéis a una sola Familia, la familia de la Tierra que se tiene que reunir con la Familia del Cielo.

No sois diferentes familias, todos sois hermanos, y todos debéis velar por el bienestar de cada uno de vuestros hermanos.

Estáis unidos por el Cuerpo Místico, descendéis de Un Solo Dios.

Nosotros Somos vuestros Padres, todos vosotros Nuestros hijos. Lo que afecta a uno en lo individual, afecta a toda la Familia.

Estáis acostumbrados a pensar que tal o cual persona que está haciendo el mal, pertenece a otra familia y lo apartáis; intuitivamente, como creyendo que es otra familia,

y no, Mis pequeños, estáis unidos en esa Fraternidad Divina, y así el Bien que haga a uno, llega a todos; como el mal que haga a otro, también llegará a todos.

Debéis veros así, como hermanos de una sola familia, y vuestra oración debe ser así, familiar, una sola familia, no diferentes familias; para que estéis atentos en lo que pasa a vuestro alrededor.

Y lo que deseéis para vosotros deberá ser universal.

Una sola Familia, Mis pequeños.

Hijitos Míos, Yo vuestra Madre Santísima; Viví sumergida en esa Omnipotencia, en ésa Omnipresencia, de Nuestro Dios.

Yo Vivía para Mi Dios, Conocía a Mi Dios, Sus Intenciones y Necesidades. Por eso Me mantenía en oración profunda, Me mantenía en el silencio, para escuchar la Voz de Mi Dios.

Vida Divina, Vida de Cielo, Vida de Amor, Vida de Enamoramiento.

Esa Pasión del alma nunca encuentra su fin; porque el Ardor que produce el Amor de Nuestro Dios la mantiene siempre sensible a Sus Bondades, a Su Llamamiento.  

El alma que se enamora del Amor de su Dios, vive en éxtasis, vive, como ustedes dicen, en otro mundo.

Es verdad, en la Tierra se vive en la Tierra, pero el alma se mantiene en el Cielo con su Dios.

Mis pequeños, se os ha pedido esa vida interior, esa vida profunda, el conocimiento de Nuestro Dios que lo tenéis en vuestro corazón.

Apoyaos en Mí, dejadMe que Yo, vuestra Madre, os lleve a conocer en vuestra intimidad a vuestro Dios.

DejadMe que Yo os presente ése Nuevo Mundo que encontraréis en vuestro interior. Para ello os pido que Me acompañéis a esa profundidad en vuestro corazón.

Daos momentitos durante el día, durante la noche, en lo callado del Mundo; tomadMe de la Mano,  Y dejadMe que Yo os lleve, que os vaya abriendo las puertas, que os vaya revelando los secretos de vuestro corazón.

Y así encontréis los Secretos del Corazón de Nuestro Dios en la Trinidad Sacrosanta que Habita en cada uno de vosotros.

Sed dóciles, sed sencillos, simplemente dejaos llevar por vuestra Madre.

 Entrad primeramente a vuestro corazón, os puede causar temor, os puede dar miedo, porque no conocéis a dónde vais, podéis creer que es un túnel oscuro, frío;

PERO RECORDAD MIS PEQUEÑOS,

QUE ESE ES EL PASO QUE DEBE DE DAR EL HOMBRE,

UN PASO EN FE

Dejaos conducir, aún a pesar de que no escuchéis nada, de que no veáis nada, de que no sintáis nada, CONFIAD.  Confiad en vuestro Dios, confiad en Mí, vuestra Madre.

Entrad, entrad en la profundidad,

sabiendo que después de pasar ése túnel oscuro, frío, que es la humanidad del hombre, su esclavitud en el pecado;

encontrará internamente la Luz, la Luz que le dará esa Libertad, ese vuelo.

Volará el alma hacia vuestro Dios, la Puerta se le abrirá al hombre que busca a su Dios.

Es un Cielo Inmenso, son Ángeles…, es Luz, es Vida.El alma se encuentra realmente, en ése Mundo Interior, en ése Reino Divino.

Se encuentra la Libertad que tanto anhela, es Paz, es un abismo de Luz, una Belleza Interior que no se imagina que exista en sí mismo, y vuela y goza y va hacia la Luz que la atrae.

TODO ES LUZ EN EL INTERIOR, ES UN CIELO EN SU INTERIOR.

Abandonaos a Mí, vuestra Madre, para que os lleve a ese Mundo Interior, a esa Paz Interior, a ese Gozo Divino.

Mis hijitos, ya aquí dentro de vuestro corazón, vayamos a buscar la Luz del Padre, estáis en la Luz, estáis gozando la Libertad de vuestro ser en el interior de vuestro Dios.

Vayamos a buscar esa Luz, que es La Divinidad, el Amor de Nuestro Dios en el interior de cada alma.

Dejad que os atraiga Su Amor, que os atraiga Su Paz, volad hacia Él.  

Es un espacio infinito, se os abre todo un universo en vuestro interior.

Ved las estrellas, cuántas hay… ése gozo y esa Paz, volad, dejaos atraer por vuestro Dios que os espera.

Ya estáis llegando, Él os espera, Él os llama…,

Presentaos ante vuestro Dios, con toda sencillez, como niños, sois luz y estáis ante la Luz…

Aquí está Vuestro Dios…

Él os extiende Sus Brazos, os manda llamar con Sus Manos, Él os recibe y os da el Beso…,

Aquí está vuestro Dios…, sois pequeñitos, agradeced a vuestro Dios… agradeced, agradeced a vuestro Dios…

(JV: gracias, gracias Mi Padre por Tu Llamado, gracias Padre, porque Estás en nosotros)…, Gozad con vuestro Padre, platicadLe, estáis ante Él en vuestro interior.

Éste es vuestro Mundo Interior, éste es el Universo Interior que tenéis que os ha regalado vuestro Dios, para que estéis con Él, para que gocéis con Él, para que compartáis con Él.

Y así juntos podéis volar, podéis dirigiros a cada una de esas estrellitas que ahora veis.

Acompañad a vuestro Dios, acompañad a vuestro Padre, tomadLe de la Mano, volad, gozad, id con alegría acompañado a vuestro Dios…,

ID Mis pequeños, id con Él, Él os espera, Él espera éste encuentro más que vosotros… gozad, gozad.

Os He traído a vuestro interior, porque Yo como Madre os llevo hasta el Padre, a la Trinidad, por medio de la Trinidad os llevo y vuestro gozo, se vuelve Mi Gozo.  

Gozad, id a Diós Mi pequeño@, ve con tu Padre, aquí os espero.

Hijitos Míos, penetrad  a éstas Aguas Límpidas, a éstas Aguas Santas; dejad que toda la mugre, todo lo malsano quede en ellas y salid de éstas Aguas cristalinas, puros, santos, ávidos del Amor de Nuestro Dios.

Dejad que éstas Aguas os purifiquen; gozad de éstas Aguas, ved, ved lo limpio que están, se puede ver hasta el fondo, entrad, nadad en ellas, gozad…,

Levantaos ya, creced, creced en el Amor, en la Fe, en ésa Esperanza de saber que vuestro Padre y Dios que os ha Creado, que os ha dado Vida espera por cada uno de vosotros.

Tantos, tantos Regalos que tiene vuestro Dios para cada uno de vosotros, Él es tan Bueno, Él es tan Santo, Él es tan lleno de Vida, Él es La Vida, el Universo entero está a Sus Pies.

ÉL SE DA TODO POR VOSOTROS 

Cuánta Paz, cuánto Amor, cuánto crecimiento podréis alcanzar al entrar en Su Interior, en vuestro interior.

Dad a vuestros hermanos ésta Vida, al haber sido llenados vosotros mismos de Ella.

Él os puede satisfacer perfectamente, abrid cada vez más vuestro corazón, para que Sus Bendiciones que son Infinitas penetren como Gracias Nuevas, como cataratas a vuestro interior.

Él se quiere derramar totalmente en cada alma, pero vosotros no os queréis abrir así en totalidad.

AMADLO, AMADLO CADA VEZ MÁS; CONOCEDLO CADA VEZ MÁS;

PermitidLe a Mi Esposo que os lleve a ésa Profundidad del Conocimiento de vuestro Dios, y así al Conocerlo gozaréis infinitamente de lo que es El Desconocido Amor de Nuestro Dios…

Es un Mundo de Amor, es un Océano Infinito de Bendiciones y de Gracias, es una Luz Divina que no permite oscuridad en vuestro ser.

Todo esto en Su Infinidad es para cada uno de vosotros…, este es el Gozo de la Creación, lo que vuestro Dios Creó para cada uno de vosotros…, éste es el Destino de las almas…,

éste Gozo Infinito, éste Océano Infinito, éste Espacio Infinito de Amor, volad con vuestro Dios, gozad con vuestro Dios, acompañad a vuestro Dios.

Agradeced a vuestro Dios con todo vuestro corazón por todo lo que Ha Hecho por vosotros, por todas las almas, ¡cuánto gozo, cuánto regalo! ¡Oh! Mis pequeños, ¡Oh! Mis pequeños,

Gracias, gracias, Padre… Gracias por lo que das a cada hijo, Tuyo y Mío, gracias…

N265 ENAMORARSE DE DIOS 1


LO ÚNICO POR LO QUE VALE LA PENA VIVIR, ES AQUELLO POR LO QUE VALE LA PENA MORIR

Habla Dios Padre:

Yo, para muchos, Soy el Dios desconocido, el Dios escondido, el Dios que no se dá sino a unos cuantos.

Si vosotros os acercárais a Mí, Vuestro Padre, encontraríais y gozaríais las delicadezas de Mí Amor.

Yo os tenía en Mí Pensamiento y en Mí Amor antes de que fueráis. Ya os amaba, ya os gozaba.

El hecho de saber que cada uno de vosotros iba a nacer, Me llenaba de un amor indefinible. ¡Cuánta alegría en Mí Ser Entero por cada uno de vosotros!

Vosotros gozáis con la venida de un bebé a vuestras vidas, lo esperáis con ansia, la madre lo siente en su vientre, sus movimientos, sus pataditas, alcanzan a escuchar sus latidos, se alegran de esa pequeña vida, dentro de su vida.

Si ésa alegría os invade y os llena de un gozo pleno, ¿Qué no sentiré Yo, Vuestro Creador, que conozco célula a célula a cada uno de vosotros?Conozco todo lo vuestro y no sólo la hechura de vuestro cuerpo, sino las reacciones de vuestra alma y cuando, con el tiempo, esa alma se vuelca a Su Creador y reconoce en Él todas las cosas que existen.

Y reconoce en Él la ternura y la delicadez que puso en sí para poder ser alguien en el Mundo, Yo gozo con una alegría de naturaleza inimaginable para vosotros.

Es ahí cuando gozo en pleno con la hechura de cada una de Mís pequeñas creaciones.

Vosotros gozáis cuando al dar educación, vuestra propia educación, modales y vivencias a vuestros hijos y que con el tiempo, vosotros os veís reflejados en vuestros hijos,

vuestro gozo es grande, porque vuestro prójimo reconoce los rasgos de familia, tanto físicos como de educación y hasta de los modales.

Ahí, en esos pequeños detalles personales se reconoce la procedencia de las personas.

LO MISMO Y MÁS GOZO YO, CUANDO VEO EN VOSOTROS MÍ REFLEJO DE BONDAD,

 Amor, respeto mutuo, donación hacia los demás y todas Mís demás virtudes.

Cuando sóis Mís verdaderos hijos y además lo proclamáis no sólo de palabra, sino de obra, entonces gozo Mí Creación.

Porque Yo Creé todo para vosotros, cada pétalo de una flor, su textura, su color, su aroma, su belleza general; los amaneceres y atardeceres con sus múltiples facetas de colores y formas;

los diferentes frutos de los árboles y plantas con sus diferentes sabores y usos para daros diversidad de alimentos para vuestro cuerpo.

El recreo de vuestro vista en Mís bellezas creadas, el recreo de vuestros oídos en los cantos naturales, en el de vuestros instrumentos musicales y en el de vuestras voces, a veces angelicales,el recreo de vuestro olfato al haber creado diversidad de aromas, tanto para gozarlos de la Naturaleza, como para poderlos usar vosotros mismos;

el deleite de vuestro espíritu al conocer que fue un Dios Amantísimo y Delicadísimo en extremo, el que Creó todas éstas cosas para vosotros y además,

os creó todavía más perfectos a cada uno de vosotros, tanto en el cuerpo como en el alma, para gozar, Yo mismo, también de Mí Creación en vosotros.

Hijitos Míos, si vosotros os imaginárais cuanto os amo,

CUÁNTO ES MÍ DESEO DE QUE RECONOZCÁIS QUIÉN ES REALMENTE VUESTRO PADRE,

el que realmente os dio la luz, el que os ha mimado aún antes de que naciérais a la vida terrena.  Si os diérais cuenta realmente del cuidado tan delicado que pongo en cada DETALLE en la vida de cada uno de vosotros y si Me tuviérais una gran confianza al saber que conozco TODO en vosotros…

Y aún así, BUENOS Y MALOS, OS AMO CON LOCURA,

Correríais a Mí y Me daríais el abrazo amoroso y pleno que tanto deseo de vosotros.

Es tanto Mí Amor por vosotros, que si os presentáis ante Mí con vuestro corazón arrepentido y deseoso de amarme verdaderamente, Yo Me olvido de vuestro pasado,

OS PERDONO Y VUELVO A CREAR UNA NUEVA VIDA

PARA CADA UNO DE VOSOTROS EN MÍ AMOR.

Comprended que Mí Amor TODO lo puede restaurar, todo lo puede comenzar nuevamente, aún cuando os quedaran sólo escasos días de vuestra existencia sobre la Tierra, YO PUEDO REHACER TODA VUESTRA VIDA

Y PODRÍAIS ENTRAR GLORIOSOS A NUESTRA CASA CELESTIAL

Es Nuestra, porque vosotros salísteis de Ella y debiera ser vuestro deseo el regresar a Ella y gozar Conmigo por toda la Eternidad.

Nos os sintáis afligidos si habéis cometido faltas tremendas en vuestras vidas, TODO tiene arreglo en Mí Corazón y en Mí Amor.

No hay imposibles para Mí. Lo que vosotros conocéis, es un conocimiento muy limitado en todos sentidos de vuestras humanas capacidades,

Y nunca podríais, ni siquiera imaginar Mís Capacidades Omnipotentes que existen en Mí, para vosotros y para todo lo creado.

Es tanto Mí Amor para aquellas almas que se sueltan a Mí Amor, que al derramarMe en ellas, en su libre voluntad hacía Mí, que empiezan a vivir cosas insospechadas a vuestras pequeñas capacidades.

Sois tan pequeños y Me deleito tanto en vuestra pequeñez, que cuando os soltáis a Mí, como bebés desprotegidos buscando los brazos paternos, para sentir su seguridad en sus brazos,

Yo os tomo y os abrazo contra Mí Corazón y os amo y os gozo porque os siento realmente Míos, ya que os confiasteis, por fin, a Vuestro Padre y Creador.

Hijitos Míos, buenos y malos, grandes y pequeños, de la raza que seáis, de la condición social que seáis, de las ideas espirituales que seáis, TODOS, volved a Mí, Vuestro Creador.

Yo os necesito para derramar en todos vosotros Mí Amor íntegro que sólo puedo hacerlo cuando Me déis vuestra confianza plena y cuando Me reconozcáis verdaderamente como vuestro Padre,

Quién os cuida, Quién vela por vosotros en cada momento de vuestras vidas, Quién os ha amado antes de que fuérais en cuerpo y alma.  Volved a Mí, volved porque no hay nada más bello y más grande en TODO el Universo que el vivir y compartir plenamente el Amor de Vuestro Padre Dios.

¡Cuánto Amor tengo aún en Mí por compartir con vosotros! ¡Ayudádme a derramarlo sobre vosotros!

Dádme vuestro amor, dádme vuestra confianza, dádme vuestro ser y Yo os colmaré hasta niveles inimaginables.

Ampliad los horizontes de vuestra alma, dejad que el Espíritu os guíe y veréis Cielos Nuevos y Tierras Nuevas, os prometo, Yo, Vuestro Dios y Creador.

Yo, Vuestro Dios, os he escogido, os he amado desde antes de que fueráis. Yo, Vuestro Padre, os he amado y os he compartido lo más bello que hay en Mí, que es Mí Esencia, es Mí Amor.

Ahora, vuestra pequeñez humana, no alcanza a vislumbrar lo que realmente significa la palabra Amor. Vuestros sentidos están opacados, vuestras capacidades están casi inmóviles, vuestros deseos son falsos.

Cuando se dé el nuevo amanecer, cuando vuestras potencialidades espirituales se abran y Yo les pueda dar plenamente la Luz del Amor,

entonces comprenderéis lo que ésta palabra significa realmente y lo dinámico que resulta ser el Amor Verdadero de Vuestro Dios.

SÍ OS PUEDO DECIR QUE EL AMOR, MÍ AMOR,

MUEVE TODO EL UNIVERSO

Todo vive en el amor, todo se manifiesta en el amor, todos los misterios están comprendidos en el amor. Todo PALPITA en el Amor.

Entonces os daréis plena cuenta que, si realmente queréis crecer en todos los sentidos, a niveles infinitos, deberéis empezar, precisamente, con el Amor.Sin amor, nada se puede dar. El abre las puertas a todo, a las Gracias, a los Dones, a las potencialidades del alma.

ES LA LLAVE CON LA CUÁL TODO SE ENCIENDE

Al amar en lo profundo y con sinceridad de corazón, no encuentra ningún obstáculo. El Amor verdadero vence todos los obstáculos. Nada se puede interponer al Amor de Vuestro Dios.

PODRÁ SER ATACADO, PERO NUNCA ELIMINADO

Y DEL ATAQUE AL AMOR, SURGE,

DE LO QUE RESULTA, UN AUMENTO AL MISMO

El Amor siempre renace, aún de las caídas que sufra por ataques del Mal.  El amor, en sí, es vida profunda. Os lo repito nuevamente:

TODO, ABSOLUTAMENTE TODO

 Vive en el amor y por el amor.

Hijitos Míos, Yo, Vuestro Padre Celestial, os he regalado la joya más precios de Mí Ser. Aprovechádla, cuidádla, hacédla crecer y transmitídla.

Nunca se arrepentirán, ni ante vuestros hermanos y, menos, ante Mí, por haber vivido, obrado y transmitido Mí Amor a vuestro prójimo.

El Amor es luz en las tinieblas, el Amor es confianza plena, el Amor es Verdad Pura y Santa, el Amor es guía inconfundible.  Si vosotros os empeñáis en hacer crecer vuestro amor y de transmitirlo, estaréis seguros que iráis, sin tropiezos, por el camino verdadero.

Cuando entre vosotros os deseáis unos a otros: “Que el Amor de Dios esté contigo y con los tuyos”, no os imagináis de la grandiosidad de ése deseo.

Estáis deseando lo más bello, lo más santo, lo más poderoso, lo más sublime, porque estáis pidiendo para los demás Mi Propia Vida, Mi Propia Esencia,

Estáis pidiendo Mi Omnipotencia entera, ya que todo lo que Yo Soy y todo lo que de Mi se crea, es siempre bajo Mi cuidado en el Amor.

Nada se puede dar de Mí si no está revestido de Amor.

Pero os quiero explicar a vuestro pequeño entender, algo de lo que Mi Amor significa, ya que es tan grande, porque es la esencia de Mi Poder y de Mi Omnipotencia,

¡O MULTIPLICAR PANES Y PESCADOS!

Que vosotros, Mis pequeñitos, no podríais comprender la totalidad de lo que significa la palabra Amor en Mi Entender.

Yo, vuestro Dios, el Omnipotente, el Eterno, Vivo en Mí, Me desarrollo en Mí y Mi Amor lo llena TODO.

Yo, en Mi Eterno Amor decidí crear primeramente a Mis Ángeles, para que ellos pudieran compartir las delicias de Mi Amor.

Los creé, no porque los necesitara, sino porque deseaba compartir lo más bello de Mí. Como os lo dije antes, el amor, Mi Amor, llena todo,

Pero como consecuencia del mismo amor,

EL AMOR AL POSEERLO, SE SIENTE LA NECESIDAD DE DARLO

Y al momento de darlo, se recibe más del que se tenía.Y al poseer más, uno vuelve a dar, pero ahora en mayor cantidad…

Y así, mientras más se tiene, más se dá y más se recibe, ocasionando una ascensión interminable, infinita, como Infinito Soy Yo.

Así pues, Mi Amor creaba los ángeles para compartir con ellos Mi Amor.

Creaturas bellísimas, purísimas, recibiendo Mis Bendiciones de Amor, recibiendo una creación por Amor.

Estas creaturas bellísimas fueron creadas en total libertad, porque el Amor, el verdadero Amor, no puede esclavizar, no puede obligar a amar a alguien.

El amor debe ser espontáneo, sincero y agradecido al verse creado y envuelto por el Amor de los Amores.Un autómata hace lo que se le ha programado, no tiene libertad para salirse de su programa preajustado…

Y no tiene espontaneidad para responder a estímulos mayores o menores cuando éstos se presenten.

El autómata no piensa, no razona, no sabe agradecer y menos “de corazón”, sino que sólo repite la información preestablecida,

En fin, el autómata es una creación egoísta ya que va a repetir lo grabado por su mismo constructor y repetirá siempre lo mismo para vanagloria de su mismo constructor.

MI CREACIÓN NO ES DE AUTÓMATAS

Yo puse en Mis Ángeles, primero y en vosotros después, el LIBRE ALBEDRÍO,

con el cuál os pudiérais dar plena cuenta de lo que Mi Amor os daba y que pudiérais AGRADECER o RECHAZAR lo que de Mí se derrama en Gracias y Bendiciones.

Mi Amor creó además, los Cielos con todos sus astros, cada uno de ellos es una joya, ¿el por qué? una alabanza de Mi Amor para con vosotros.

Con delicadeza suprema fui creando cosa por cosa para daros gusto, para que al admirar Mi Obra en los cielos vierais reflejada en ésa estrella, en ése planeta, en ésa nebulosa, en la belleza de todos los astros y galaxias, en su belleza sin fin,

MI AMOR POR VOSOTROS.

Los creé así para que cuando voltearais a ver a los cielos, en ésas noches apacibles y bellas, os dierais cuenta que esas piedras preciosas suspendidas en el espacio, fueron creadas para vosotros,

para alegrar vuestros sueños, para compartir con el ser amado, para admirar Mi Obra Omnipotente y bella en la cuál Mi Amor se volcaba en cada uno de vosotros.Luego creé la Tierra para beneplácito vuestro.

Quise hacer una cuna de flores, de frutos, de animalitos para que acompañaran a la perfección de Mi Obra, el ser humano.

Con delicadeza que no podéis comprender, pensé en cada uno de los detalles que rodearon Mi Primer Creación, afectada gravemente después por la maldad del Pecado.

¡Cuánta belleza de Mi Corazón amoroso nació para vosotros! ¡Con cuánta ternura fui creando cada cosa para daros gusto!

Cada flor, distinta en color, en aroma, en hechura fue creada por Mí para daros gusto.

Cada fruto con su aroma, con su delicia al paladar fue creado para vuestro beneplácito.

Yo pensaba en cada uno de vosotros y sabía lo que a cada uno le iba a gustarY COMO IBA A REACCIONAR EN AGRADECIMIENTO DE SU CORAZÓN PARA CONMIGO.

Cada detalle fue pensado para consentir a Mi Creación Suprema y que es Mi regalo supremo, vosotros, Mis hijitos.

El amanecer, con sus luces y sombras anunciando un nuevo día, para estar presentes con vuestro Dios, para compartir con vuestro Dios, para vivir, agradecer y alabar a vuestro Dios.

El día se os dio para vivir conscientes y compartir conscientes lo que Yo, en Mi Delicadeza os preparo para cada día.

El atardecer que os prepara con su belleza particular a entablar una comunicación de amor y agradecimiento con vuestro Dios, por las bendiciones recibidas,

por las alegrías y tristezas, por todos los momentos vividos durante el día y el agradecimiento a Mi Providencia Divina al no faltaros nada, ni en lo material ni en lo afectivo.

La noche, con sus lucecitas en el firmamento, con sus astros bellos, con su aroma nocturno,

TODO pensado para vosotrosPara que fuera el descanso del alma en los brazos amorosos y reconfortantes de vuestro Dios,

para daros una nueva vida en cada noche al permitirle a vuestro Dios que el alma por entero, se ponga en contacto con su Dios

mientras el cuerpo reposa con merecimiento ganado al trabajar para Mí, en bien de vuestros hermanos.

Cada detalle que Yo creé lo hice para agradaros.

El rocío de lluvia sobre las flores y sobre la vegetación,

¡los pajarillos y las mariposas que alegran vuestro oído y vuestra vista!

¡El ir y venir de las olas del mar!¡Las altas montañas con sus nieves perpetuas que les dan una belleza singular!

¡Los valles reposados¡ para que hagan sus delicias los hijos de Mis hijos! ¡Los pececillos multicolores con su variedad de tamaños y formas, los colores del cielo!

¡Los colores del mar! ¡Los multicolores de toda la Naturaleza!

¡TODO FUE CREADO POR MI AMOR!

CON MI DELICADEZA PARA SER OFRENDA DE VUESTRO DIOS

¡PARA TODOS VOSOTROS! MIS HIJITOS!

Cada detalle, cada forma, cada comportamiento tanto animal, vegetal o mineral, fue creado para vuestro servicio.

Todo fue creado para daros alegría y vosotros, al daros cuenta de Mis cuidados amorosos con los que Yo os había consentido,

Yo deseaba el reconocimiento y agradecimiento a Mi Amor por parte vuestra

Y en ése agradecimiento, nacido en vuestro corazón pequeñito y amoroso para con vuestro Dios y Creador,

Yo lo iba a recompensar con mayores regalos, con mayor alegría, con mayor Amor.

Ya os lo dije, Mi Amor es infinito y al ser agradecidos, al dar amor, se recibe más amor y así, Mi consentimiento de Amor,

se vuelve infinito para con todos aquellos que saben agradecer a Su Dios y Creador Sus bondades.

Lo que vosotros llamáis maravillas de la Naturaleza, no son sino una PEQUEÑA MUESTRA de lo que Yo, vuestro Dios,

Os dejo gozar ahora de las maravillas infinitas que tendrán Mis verdaderos hijos por toda la Eternidad. Vuestras decisiones y vuestros agradecimientos deben ser espontáneos y libres y en ello Me complazco, porque sale vuestro agradecimiento de un corazón sincero y amoroso.

Es vuestra libertad amorosa la que Me subyuga y Me obliga a daros más.

Yo Me derramo en bendiciones y regalos en aquellas almas que recapacitan en sus vidas y se dan cuenta de todas las bendiciones que han obtenido desde antes de su nacimiento y durante su vida,

Cuando se dan cuenta de los cuidados que he puesto en cada alma que vive sobre la Tierra y como a cada uno le doy en forma particular y privada lo que cada uno necesita.

No he creado dos almas iguales y así, por lo tanto, cada agradecimiento a Mí, vuestro Dios, es diferente, como colores, formas, aromas puse en Mi Creación para alegraros.

Hijitos, os doy ésta pequeñísima semblanza de Mi Amor que he puesto en vosotros y he hecho para vosotros,

PARA QUE OS DEIS CUENTA QUE EL SER AGRADECIDOS Y CONSCIENTES DE MI AMOR EN VOSOTROS

Y PARA VOSOTROS

Al agradecerMe con corazón sincero, RECIBIRÉIS MÁS, porque infinito es Mi Amor y así también es mi deseo de agradaros.

Acercaos más a Mí, íntimamente. ContádMe las confidencias de vuestro corazón, con la delicadeza que Yo puse al crear cada cosa para alegrar vuestra existencia en el Mundo

Que, primero, fue creado para vuestro recreo terreno, pero que el pecado destruyó.

Aún se puede rehacer Mi Obra, Mi Primer Obra de Creación con la ayuda vuestra.

Volved a ésos Primeros Tiempos en los cuáles el Paraíso Terrenal fue creado, agradeced ése Paraíso y pedidlo de nuevo.

AgradecedMe y comportaos como verdaderos hijos Míos y pedídMe el Nuevo Reino,

hágase tu Voluntad en la Tierra como en Cielo…

Que Mi Reino venga pronto, porque será otro Paraíso para todos aquellos que con Fé y confianza plena Me pidan Mi Estancia, nuevamente, entre vosotros.

No os imagináis como Mi Corazón se derrite de Amor al escuchar de vuestros labios o de vuestro corazón, ésas palabritas sinceras y amorosas diciéndoMe, ¡GRACIAS PADRE!

Yo Soy Amor, el Amor de vuestro Dios no tiene par, ni en toda la Creación ni en todo el Universo.

Yo os he creado por Amor, os he dado vida por Amor, os conduzco por la vida para que deis Mi Amor y al final de vuestra misión en la Tierra, es Mi Amor el que os espera y os recompensa.

Vosotros estáis muy acostumbrados a recibir durante vuestra vida “amor a medias” y esto es debido a que vuestro ser es imperfecto por causa del Pecado,

Por ello vuestro amor no puede nunca compararse al AMOR de vuestro Dios, el cuál es puro, es santo, es infinito y se da en totalidad.

Todas las Obras que Mi Hijo realizó las hizo por Amor a Mí y a vosotros.

Su Tiempo entero estuvo totalmente entregado a Mí y entregado a vosotros a través de Su Predicación.

El prácticamente no tenía tiempo para sí mismo

Y el tiempo en el que podía descansar, era Oración profunda en Mi Presencia.

La donación libre y espontánea que os enseñó Mi Hijo, es lo que Yo deseo de cada uno de vosotros.

Yo no os presiono en lo absoluto, porque¿Qué tipo de amor sería aquél en el cuál se le obligue, se le “pague” o se le chantajeé con algún tipo de regalo a alguien, para ser “amado”?

El amor dado en total libertad, el que más se parece al Mío, es el de los niños. Los pequeñitos, simplemente, se dan.

Ellos aún son susceptibles a sentir el amor sincero de una persona y al sentirlo se dan en totalidad.

Sus abrazos y sus besitos son sinceros, no así cuando se sienten obligados por los padres a saludar a alguien por quien no sienten afecto.

El amor se irradia, el amor nace en el corazón, crece en Mi Presencia y se da en forma espontánea y bella a la persona amada.

El amor de la madre hacia su bebé, es también total y sincero.Es un amor donado en el sacrificio y por ello es bendecido, muy bendecido por Mí,

porque Me estáis regalando otro ser que va a ser enseñado a amarMe.

La madre tiene un lugar muy especial en Mi Corazón.

Ya os he dicho que Yo le di a todas las mujeres un corazón muy lleno de Mi Amor para que éste fuera compartido con sus hijos.

Y pelea por ellos como una leona, especialmente contra Satanás…

El amor que una madre da a sus hijos los va enseñando a acrecentar el amor incipiente de su corazón, para que ellos puedan, en lo futuro, transmitirlo a sus hermanos sobre la Tierra

Y, además, se vayan acostumbrando a gozar de lo que en el Cielo vivirán.

En el Cielo sólo se vive de Amor, puesto que todo lo que de Mi sale, sale impregnado de Mi Esencia Amorosa.

Nada brota de Mi Corazón creativo que no vaya impregnado de Amor y cuando ése amor fructifica, a través de vuestras obras, Yo Me deleito y bendigo vuestra vida.

Una vida humana que no produzca amor, que no sea una productora de vida en mi Amor, es una vida estéril, es una vida inútil.

Mi Hijo os ejemplificó esto con la higuera que no quería dar frutos.

«De la higuera aprended esta parábola: cuando ya sus ramas están tiernas y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.

Lo “normal” era que ésa higuera, en ése determinado tiempo del año, debiera estar repleta de higos, y no los tenía y por no tenerlos la maldijo y amaneció seca el otro día.

Yo deseo que reflexionéis en ésta parábola. Estáis en la Tierra, en vuestra misión de corredención, para dar frutos de amor, para la salvación de vuestros hermanos.

Este tiempo es el tiempo vuestro, concedido por Mí, vuestro Padre, para ayudarMe a ayudar a vuestros hermanos.

Este es el tiempo en el que debéis dar fruto y fruto abundante, como la higuera, Y NO HABRÁ OTRA OPORTUNIDAD

 No habrá otra vida posterior en la cuál podríais llevar a cabo otra misión terrena.

Yo os pregunto, ¿Si Mi Hijo se presentara ahora ante vosotros, podría encontrar frutos para presentármelos, como los que quería tomar de la higuera?

¿Con cuántos frutos os encontraría en estos momentos? ¿Vuestra estancia en la Tierra ha producido buenos frutos? o¿Habéis sido “plaga” que ha atacado a los frutos o al árbol (el alma), de otros de vuestros hermanos?

El tiempo de la poda se acerca.

Vuestro tiempo pronto será llevado ante el Juez, quién pondrá en la balanza la cantidad de frutos buenos y la cantidad de frutos podridos,

que han sido vuestros actos ó acciones pecaminosas y destructivas, obras que han eliminado la consecución de Mi Obra en otras almas.

Cuando os llenáis de Mi Amor, lo regáis, lo abonáis…

Y lo compartís para que otros de vuestros hermanos se deleiten con las mieles del fruto de Mi Amor, donado por vosotros,  Mi Amor tiene consecución y ello lleva a producir más tierra fértil en los corazones vecinos para que Mi Amor se vaya propagando por toda la Tierra.

Pero si vuestro corazón no se ha abierto al Amor, no ha sido regado, abonado, cuidado para dar fruto, ésa alma no sirve, es estéril, se arranca y se hecha al fuego.

Vosotros mismos alguna vez habréis sembrado o un árbol frutal o una plantita que dé flores o un grano que pueda dar espigas con más fruto.

Cuando no produce lo que esperabais, de mala gana la arrancáis y la echáis a la basura o al fuego,

¿Cómo creéis vosotros que Yo, vuestro Dios, vuestro Padre, quien os ha dado Gracias, Bendiciones, Mi Guía Amorosa, todo lo necesario para que podáis vivir y producir en la Tierra,

Me pueda sentir al ver que no deis fruto y es más, que muchas veces hasta os habéis hecho cómplices del Maligno para destruir Mis “plantitas”?Yo, como Padre amorosísimo y paciente, abono, riego y espero con ansía 1, 2, 3 o más años o toda vuestra vida, para que deis fruto.

Os ayudo en innumerables formas para que os acordéis de que ésta vida es para dar frutos y no la aprovecháis y hasta Me los negáis.

¿Qué puedo Yo hacer para lograr frutos de vosotros y poder posteriormente, regalaros bendiciones en Mi Reino Eterno?

No seáis plantas estériles y menos, cizaña.

Mi Amor es infinitamente paciente, pero Mi Santa Justicia es justa e irrevocable.

No hay otras vidas, como algunas sectas o religiones creen, en las cuáles dicen que os iréis purificando hasta alcanzar la perfección. Esto es un error, ya que ellos buscan perfección humana.

La perfección consiste en encontrar el amor, Mi Amor; aceptarlo, abonarlo para que fructifique…

Y se transmita a otros para que ellos también puedan hacerlo crecer y lo hagan fructificar aún más, si es posible.

Vuestra misión es grandísima y Divina, porque todo se debe centrar en la producción y difusión de Mi Amor, que es Mi Vida Misma,

Si lográis esto en vosotros y en los demás, estaréis haciendo Mi Voluntad y Yo os recompensaré eternamente haciéndoos crecer por toda la eternidad, en Mi Amor Divino, el cuál no tiene fin.

La mayor alegría que pueda tener un alma, es la de vivir sumergida en Mi Amor.

Reflexionad hijitos Míos y poneos a producir, para que el Sembrador, que ya viene, no os encuentre sin frutos.Yo os bendigo y comparto Mis Dones a quienes con confianza Me los pide.

Venid a Mí y vivid en Mi Amor, dejándoMe que os colme de él y él mismo, por su acción vivificante os hará transmitirlo a los demás y así se  Mi Reino pronto se dará en el Mundo.

Recibid todos vosotros Mi Paz y Mi Amor, llevadlos a todos vuestros hermanos

Yo os Bendigo y os deseo de todo corazón, que Mi Amor, lo poquito que ahora entendéis y Mi Omnipotente Amor, esté con todos vosotros y con los vuestros

Recibid Mís Bendiciones y todo Mí Amor en la Santa Trinidad de AmorYo, Vuestro Dios y Señor, os espero al final del camino, camino angosto y pedregoso, difícil ciertamente;

pero llevadero y alegre, cuando es el Amor el que va acompañando al alma que transite por el.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, el Santo Nombre del Amor, en el de Mí Hijo, Verbo y Amor encarnado y en el del Espíritu Santo, Fuente Viva del Amor.

N261 GRANDEZA DEL ALMA


Julio 31 de 2019

Habla Dios Padre

Mi Corazón arde fuertemente por todos vosotros. ¡Cómo quisiera que vuestro corazón ardiera de la misma forma en que arde el Mío por vosotros!  Ciertamente, en algún momento sucederá, cuando Me veáis frente a frente.

Vuestra alma añora verMe, añora estar Conmigo. Vuestra alma Me conoce; pero el hombre, al tomar su voluntad como propia, se aparta de Mí y esa es la eterna lucha en la vida del hombre:

el alma quiere regresar con su Creador y la carne quiere gozar, lo que el Mundo le da.

¡Cuánto error hay a vuestro alrededor! ¡Con cuánto error os ha engañado Satanás!, Os pone tantas mentiras a vuestro alrededor y vosotros os dejáis llevar por ellas.

Y esto, porque vosotros no le dais el primer lugar a lo que el alma necesita.

Estáis alimentando a vuestro cuerpo y podría decir, mal alimentando. Y a vuestra alma, a la cual debieras alimentar mejor, porque es la que va a trascender, porque es la que se va a presentar ante Mí al final de vuestra misión,A ella no le hacéis caso, no buscáis lo espiritual, que es lo que vale en vosotros; por vuestra falta de Fe y la falta de amor hacia Mí, no estáis viviendo la vida que debéis vivir.

Os he dado el cuerpo, para que vuestra alma pueda transitar en el Mundo, en un Mundo físico, en un Mundo que debe conocer lo espiritual.

Es un vehículo, os lo he explicado antes; vuestro cuerpo es un vehículo que debe llevar a vuestra alma a misionar; lo que importa en vosotros, es lo que Yo os he dejado en vuestra alma.

Toda la Evangelización que os dejó Mi Hijo, es Alimento para vuestra alma y ¿Cuántos de vosotros, realmente alimentáis a vuestra alma con lo que se os ha dejado en las Sagradas Escrituras?

Preferís los intereses del Mundo, os dejáis llevar por las cosas superfluas que hay a vuestro alrededor. Preferís lo que viste y alimenta a vuestro cuerpo o el gozo que le podáis dar ¿Y vuestra alma?

Os pregunto nuevamente y a vuestra alma, ¿Qué trato le estáis dando?

¿Está creciendo vuestra alma, al mismo ritmo que crece vuestro cuerpo, o aún mayor, que así debiera ser?

¿Estáis protegiendo a vuestra alma contra los ataques del Mundo?,

¿Estáis tratando acaso, de que se mantenga limpia, pura, sana, santa? Ciertamente que no.

Os dejáis poseer por Satanás fácilmente, porque le dais cabida al pecado que se os muestra a vuestro alrededor, día a día, noche a noche y ¿Vuestra alma? ¿Qué alimento le dais?

Os he dado vuestra alma, que es vuestro ser, para cuidarla, para hacerla crecer y para que todo el Conocimiento, que viene de Mí, lo podáis compartir con vuestros hermanos

Y les ayudéis a esas almas, que están a vuestro alrededor, a conocerMe, a amarMe, a dejarse guiar por Mi Voluntad, a enamorarse de Mi Amor.

Mis pequeños, vuestra alma va a trascender, es vuestra alma la que se va a presentar ante Mí, al final de vuestros días.  

Vosotros en la Tierra, os vestís con vestimentas caras, bellas, atractivas, para presentaros ante vuestros hermanos y seáis bien aceptados por ellos y eso está bien.

Debéis buscar la pulcritud también, de vuestro cuerpo y de vuestro vestir; sentís que vuestra alma, como no se ve, como no la mostráis a vuestros hermanos, no os preocupáis por ella, pero estáis equivocados, Mis pequeños,

Sí mostráis a vuestros hermanos, lo que vive vuestro interior; vuestros actos lo demuestran, vuestra manera de hablar, vuestra manera de tratar a vuestros hermanos, vuestra manera de vivir, eso viene de vuestra alma.

Las Virtudes, el Amor, todo eso pertenece a vuestra alma y aquellos que saben ver el alma, a través de las acciones de sus hermanos, saben darse cuenta de lo que vosotros traéis por dentro.

Pero lo más importante Mis pequeños, es que cuando regreséis a Mí, nada más será vuestra alma la que regrese a Mí, ya no tendrá vuestra forma corpórea, ya no estará cubierta con ese traje humano que os di para vivir en la Tierra.

Vuestro cuerpo se quedará aquí en la Tierra y polvo será nuevamente.Vuestra alma mantiene una vida, la vida espiritual, la vida que realmente vale para el hombre, una vida que va a trascender, la vida que va a ser premiada, castigada, se presentará ante Mí.

¿Cómo estaréis, Mis pequeños? ¿Realmente estaréis orgullosos de presentaros ante Mí? ¿Os presentaréis con alegría, con un deseo grande de abrazarMe, de besarMe, de contarMe todo lo que vivisteis en la Tierra?,

¿Cuánto hicisteis para que vuestros hermanos Me conocieran y Me amaran? ¿Cuánto hicisteis vosotros mismos, para que la Sabiduría que Yo os doy, os hiciera crecer ante Mis Ojos?

¿Y vosotros mismos os llenarais de esa Sabiduría Santa que os hace gozar de Mi Gloria, ya desde la Tierra?

¿Qué hacéis por vuestra alma? ¿Qué hacéis para darMe ese gusto de saber que todo lo que Yo os he dado, no ha sido en vano?

Que lo que se os dio en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento, ha encontrado asiento y gozo en vuestra alma.

Ese es el regalo que Me daréis, que quiero ver de cada uno de vosotros.  Que lleguéis ansiosos a buscar a vuestro Dios Creador, a vuestro Dios Redentor, a vuestro Dios Consejero del alma.

¡Cuánto Amor siento por cada uno de vosotros! ¡Mi Corazón, lleno de Fuego, de un Fuego de Amor que no se extingue en Amor por vosotros, está para gozaros!

Os gozo inmensamente y más, cuando veo que le dais el debido respeto, el debido amor, el debido alimento a vuestra alma; porque todo eso viene de Mí, de vuestro Dios, el que os creó para amaros y para que Me amaráis.

Hijitos Míos, ¿Por qué? ¿Por qué la humanidad se ha alejado del Amor? ¿Le temen al Amor?, ¿Acaso el Amor les ha hecho algún daño? ¿Acaso el vivir en el Amor os causa malestar?

El alma por necesidad y por creación, tiende al Amor. Vosotros Me pertenecéis, vosotros sois hechura del Amor, de Mi Amor.

Os he creado para que gozarais de Mi Esencia, que es el Amor. Os he creado para que vivierais unidos a Mí, vuestro Dios y gozarais tremendamente de todos Mis Beneficios.

¡Oh!, Mis pequeños, no os imagináis cuánto os amo, Yo Soy el Amor Infinito, el Amor Increado, Yo Soy el Verdadero Amor que Existe.Y vosotros habéis sido creados para compartir de Mi Amor que posee tanto, que posee Mi Ser, que posee la Infinitud de Mis Gracias y de Mis Bendiciones.

Vosotros, creaturitas pequeñitas, fuisteis creados para gozar de Mis cuidados amorosos, ¿Por qué os habéis apartado de Mí, si Conmigo tenéis todos Mis Bienes?

Regresad a Mí, Mis pequeños, para que Yo Me derrame copiosamente sobre vosotros. Os quiero llenar de Mi Vida, os quiero llenar de Mis regalos, os quiero llenar del Cielo, os quiero llenar de Mi Presencia Divina.

No os imagináis todo lo que esto significa, es el culmen del alma, vivir en su Dios.

La Maldad de Satanás que se ha diseminado por toda la Tierra, os ha llevado a tal confusión, que vosotros mismos ya no buscáis lo que es Mío, os ha llevado a la materialidad.

Os hace sentir Satanás, que sin lo material no sois nada, que necesitáis a toda costa de lo material para ser “alguien” en la vida.

Y que sin lo material no podéis  vivir ni en libertad ni en armonía, no podéis vivir a gusto entre vuestros hermanos.Luego os lleva a tener de lo material y os peleáis por quitarle al hermano de lo que él tiene y así vienen las guerras, la destrucción entre hermanos por buscar lo material, porque queréis tener más, ¿Acaso eso es bueno?

Meditadlo, Mis pequeños, cómo lo material os lleva a vuestra destrucción.

Cuando buscáis lo espiritual, realmente es cuando vivís, porque Yo Vivo en vosotros Mi Vida en vosotros, Mi Presencia Divina en vosotros, es lo que realmente os da vida y gozo.

El Amor es lo que una a la creatura, es lo que une a la Creación Conmigo, con vuestro Dios. El gozo que obtiene el alma cuando está Conmigo, es el mejor regalo que puede tener.

Son regalos inconmensurables, son gozos Celestiales que nunca obtendréis al vivir en lo material y por más que os llenéis de lo material, éstos gozos nunca se darán en vuestro interior,

Solamente el gozo Divino, Mi Vida en vosotros os darán la vida Celestial que el alma busca.Cuando el alma está vacía de Mi Vida, se siente huérfana, se siente aislada, se siente sola, siente la falta de algo.

Y de ahí viene la desesperación de muchos de vuestros hermanos que se han llenado de lo material, pero su alma está vacía.

Os vuelvo a repetir, por creación de vuestra alma, que es parte de Mí, ésta tiene necesidad de alimentarse de Mí y de vivir en Mí.

Si el alma no está Conmigo, con su Creador, viene la desesperación interior, hay falta de crecimiento, de vida. Y aunque se tengo en exceso de lo material, hay una falta grandísima en el interior que hace que lo mismo material no se goce, porque no estáis completos.

El verdadero hombre, se da cuando ha alimentado su cuerpo y su alma, cuando crecen a la par, pero cuando solamente hacéis crecer lo material, lo del mundo, vuestra alma se siente aislada, pobre, raquítica.

Buscad pues, Mis pequeños para vosotros y para vuestros hermanos, la vida del Amor, la vida del alma, el crecimiento espiritual, Mi Vida en vosotros,Para que crezcáis debidamente y no os mantengáis en desnutrición espiritual, que os llevará a cometer actos graves entre vuestros hermanos y de ahí se den las injusticias, la maldad y el error entre los hombres,

BuscadMe, buscadMe, Mis pequeños y encontraréis el Cielo en vuestra vida.

Porque todas las almas están llamadas a la Salvación, fuisteis creados por Amor, se os permitió una misión en la Tierra para llevar Mi Amor a vuestros hermanos.

Y para destruir la maldad que Satanás creó primeramente en su interior y luego llevó hacia los hombres para su destrucción.

La salvación Mis pequeños, significa vida, regalo, regalo para las almas. La Salvación es volver a Mí, regresar a vuestro Creador después de haber cumplido vuestra misión.

La Salvación significa haber vencido a Satanás, a pesar de que estuvisteis en el campo de batalla, de que pudisteis haber buscado lo que Satanás os ofrecía y haberMe dado la espalda.

No lo hicisteis así,  vencisteis las fuerzas satánicas y eso os alcanzó vuestra liberación y vuestra salvación.

Salvación es triunfo del alma, sobre toda maldad.

Ciertamente el alma cae durante su vida en la Tierra, pero el alma que Me busca, el alma que está buscando su salvación eterna se levanta,

reconoce su pecado, reconoce la maldad que permitió entrar en su corazón, pero con la Luz Divina lo rechazó.

Salvación significa querer estar Conmigo, querer vivir eternamente con vuestro Dios, buscar la Verdad, buscar la Vida Divina eternamente.

Salvación es el triunfo del alma sobre la Tierra, sobre el mundo.

Salvación es la unión del alma con Cristo Jesús, Mi Hijo, que Él también Vivió, padeció, Murió y Resucitó. Al estar unidos a Él, vosotros tenéis la Salvación asegurada,

Salvación significa el triunfo, el regalo hacia las almas por haber llevado Mi Amor a los hombres, por haber dejado vida, vida espiritual entre los hombres.

La Salvación es el regalo que toda alma debe buscar para vivir eternamente Conmigo, después de haber cumplido su misión Terrena.

Por eso, cuando un alma regresa y regresa triunfante, buscando su salvación, es grandemente halagada en el Cielo; ciertamente la lucha en la Tierra, la lucha en el mundo para un alma, es tremenda

Y además, si no fuera por Mi Gracia y por Mi protección, el alma sería destruida inmediatamente por el Mal de Satanás entre los hombres.

El alma cuando se acerca a Mí, tiene Vida y ésa Vida la protege, tenéis protección Celestial durante vuestra misión en la Tierra.

Si no fuera por Mi Presencia Divina en vuestra vida, las almas morirían irremediablemente por los ataques de Satanás.

Buscad, Mis pequeños, vuestra salvación, seguid adelante en la lucha, tenedMe a Mí siempre presente en vuestro corazón y en vuestra mente.Buscad alcanzar ése Bien Divino al final de vuestra misión y así, vuestra salvación la encontraréis fácilmente.

La salvación debe ser la meta de toda alma que trabaja para Mí en la Tierra.

ORAD, orad por aquellas almas que se han dejado impresionar por los bienes satánicos, por los bienes del mundo, que se han dejado llevar por los espejismos de mentira de Satanás.

Orad para que la Luz Divina penetre en su ser y les haga ver su realidad espiritual y su futuro, su futuro eterno.

Solamente la Luz del Espíritu Santo puede iluminar a las almas en la Verdad y hacerles ver cuál es su misión, su vida aquí en la Tierra y su destino eterno. Si no hay ésta Luz Divina, el alma se pierde.

Orad por aquellos que se han separado de Mí, que no quieren tener vida espiritual, que buscan afanosamente los bienes del mundo, porque ellos se están alejando de su salvación. Por más malos que veáis que sean vuestros hermanos, orad por ellos, Mis pequeños, porque ésta será la forma más fácil en la que vosotros encontraréis la salvación.

Cuando os dais por vuestros semejantes, cuando veis por su salvación, automáticamente os estáis ganando vuestra salvación.

Ved pues por el bien de vuestro hermanos y así ganaréis vuestro propio bien eterno.

Os Bendigo, Mis pequeños y que la Luz del Espíritu Santo os ilumine, para que llenéis vuestra alma de Mi Amor y de Mi Sabiduría Divina.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre

http://diospadresemanifiesta.com

QUE NO LES ESPANTE CUANTO EL CIELO LES HA ANUNCIADO PARA QUE SE PREPAREN,

Sino que cuanto conocen sea lo que les lleve a aumentar la Fe, el deseo de salvar el alma y el deseo de cooperar en la salvación de las almas.

La Santísima Virgen 30.07.2018Estimados lectores, deseamos compartir esta profunda oración que la Santísima Virgen le dictara a Luz de María en la madrugada del 11 de Junio de este año, la misma encierra una revelación sobre el alma.

Y nos brinda una receta divina para hacernos más conscientes y consecuentes  de esta realidad espiritual, de la que lastimosamente somos constantemente desviados y adormecidos  por las cosas del mundo…

ORACIÓN

Adorado y Amadísimo Cristo,
ruego con humildad me mires benignamente.
Te amo y Reverencio en nombre 
de todas las criaturas humanas 
y reconociéndome pecador 
e inmerecedor de tanto Amor,
ruego vengas en auxilio de mi Alma,
a la que deseo librar de los momentos
en que la contrito y la llevo a padecer.

Coloco mi Alma frente a Ti, Señor mío
Ella añora Tu Amor, el que le niego
siendo tan humano, porque desprecio
lo que me imanta hacia Ti.

Deseo salvar mi Alma liberándola 
de los momentos indebidos a los que 
mi voluntad humana tiende con mayor frecuencia.
Dadme la sabiduría y la humildad para que
mi voluntad busque Tu presencia Señor
y así unida a Ti, sea fiel
a Tu Santísima Voluntad. Cristo, limpia mi corazón del desamor
Cristo, limpia mi voluntad y guíame hacia Ti
Cristo, limpia mi mente y así céntrame en Ti
Cristo, limpia mi pensamiento de lo indebido
Cristo, limpia mis ojos para no mirar lo que no es
Cristo, limpia mis oídos para no escuchar lo que te ofende
Cristo, limpia mi lengua para que no enjuicie al prójimo
Cristo, limpia mi razón para que no sea soberbia

Cristo, limpia mis sentimientos para no despreciar al hermano
Cristo, limpia mis sensaciones para que no me lleven a actuar mal
Cristo, limpia mi conciencia para que no me turbe y me equivoque
Cristo, limpia mi historia de vida, para no juzgar por mi pasado
Cristo, limpia mi pasado para que sea criatura nueva en Ti
Cristo, limpia mis manos para que no se levanten contra el hermano
Cristo, limpia mis pasos para que se dirijan únicamente hacia Ti
Cristo, límpiame y renuevameCristo, por Tu Cruz enséñame a perdonar
Cristo, por Tu Cruz enséñame a no gustar de la soberbia
Cristo, por Tu Cruz enséñame a no murmurar
Cristo, por Tu Cruz enséñame a mirar el dolor
Cristo, por Tu Cruz enséñame a amar como Tú
Cristo, por Tu Cruz enséñame a ser humilde
Cristo, por Tu Cruz enséñame a ser bondadoso
Cristo, por Tu Cruz enséñame a ser siervo útil a Ti
Cristo, por Tu Cruz enséñame a vivir en fe, esperanza y caridad.  Levántame Cristo mío y enseñame
que la perfección eres Tú
y yo debo tender a la perfección,
no exigir al prójimo lo que debo ser yo.

Heme aquí frente a Ti, dame de beber Tu Amor
y limpia Mi Voluntad.
Heme aquí Cristo mío, pido Tu perdón. Amén. 

https://www.revelacionesmarianas.com/

E31 ERAN CIEN OVEJAS


03 de Marzo de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, ciertamente Soy Yo la Luz del Mundo y enviaré a Mi Santo Espíritu, para que alumbre a todas las mentes de todos vosotros y para que a través de ese resplandor interno que tendréis, comprendáis en qué estado estáis de pecado o de Gracia ante Mis Ojos.

Mucha maldad os rodea Mis pequeños y así está anunciado, profetizado, visualizado desde antiguo para estos Tiempos. Soy la Vida y ahora estáis rodeados de la muerte, de Satanás, que quiere destruir todo lo que Yo os he traído.

He estado entre vosotros, Soy vuestro Dios y Yo os doy lo que escucho de Mi Padre y Yo os mando a Mi Santo Espíritu, para que os anuncie y recuerde todavía para éstos tiempos, lo que ya está próximo para la Humanidad y el Universo entero.

Mucha maldad os rodea y muchos NO QUIEREN VER,  están cegados por el poder de Satanás, están cegados porque les conviene vivir en un mundo de ciegos, para aprovecharse de sus hermanos.Los gobiernos han cegado a sus pueblos, porque los gobiernos se han satanizado. Se reúnen para hacer planes, para sojuzgaros, para hacer planes para destruiros, para aprovecharse de vosotros; de cada uno de vosotros, Mis pequeños.

 Son pocos los que al mantenerse en Mí, en Mi Gracia, en la búsqueda de Mi Palabra; pero sobre todo en la actuación de Mi Palabra, son los que se les ha dado el Discernimiento Santo; para que entendáis la situación real que el Mundo está padeciendo.

 Vosotros, los que estáis Conmigo, os dais cuenta de lo que sucede en realidad, porque Mi Santo Espíritu está en vosotros y os explica lo que está sucediendo; cómo os está atacando Satanás, cómo quiere vuestra destrucción; cómo quieren éstos guías de los pueblos, destruir a su propio pueblo.

 Ciertamente estáis muy atacados NO solamente en cuerpo, sino en alma y espíritu; se os ha atacado a tal grado, de que NO queréis nada de Mí.

Soy vuestro Dios y Satanás os ha convencido de estar solamente buscando lo del mundo. Y el Mundo os aleja de Mí, el mundo os lleva a la Obscuridad, el mundo os quita la Paz, el mundo os lleva a apartaros de toda la Verdad que Yo os he enseñado. La Maldad está corroyendo corazones. La Maldad os está separando aun a vosotros, que sois hermanos de una sola familia. La Maldad os está llevando a un desierto de desesperación.

Por eso ahora os sentís así, que NO encontráis a dónde ir, qué hacer, quién os escuche, quién os explique; estáis confundidos.

Satanás está causando esta confusión mundial. Muchas almas lo están sintiendo, muchas almas están desorientadas, muchas almas NO viven en Paz y es que la Paz Soy Yo, vuestro Dios.

Si NO estáis Conmigo, NO podéis tener esa Paz, esa Sabiduría, ese Amor que deben tener todos aquellos que Me siguen, todos aquellos que son Mis discípulos, todos aquellos que se pueden decir “hijos de Dios”.

 Las Pruebas vendrán cada vez más fuertes, Mis pequeños. Aquellos que NO están Conmigo, que NO Me buscan, que NO están preparados; NO sabrán ni cuándo ni cómo les vendrá su fin. Y muchos perecerán eternamente.

 Los que estáis Conmigo sabréis lo que estará pasando y algunos seréis perseguidos. Yo os protegeré, porque sois Mi Resto fiel, con el que empezaré un Nuevo Mundo.Habéis ganado la carrera, os habéis mantenido en Fe, habéis buscado la Verdad y os ha gustado estar en ella.

Respetáis Mis Leyes, buscáis el Amor entre hermanos, mantenéis Mis Palabras vivas en vuestro corazón y las habéis transmitido a vuestros hermanos; por eso, os podéis llamar “hijos de Dios”.

 Seréis cuidados, seréis guiados, seréis protegidos; pero tenéis también una misión muy importante, que es la de proteger almas con vuestra Intercesión. 

Esto os lo he pedido muchísimo Mis pequeños, porque es vuestra intercesión la que va a salvar a infinidad de almas. 

Satanás os quiere destruir a todos y por eso os dije que algunos seréis perseguidos; porque en este momento, Mi Resto Fiel, tiene un poder muy grande sobre Mí, que ya os he dicho.Y es Mi Mismo Amor en vuestro corazón, vosotros sentís en vuestro corazón el Amor sobre vuestros hermanos desamparados. 

Ese es el Verdadero Amor que os hace Orar por ellos, para que NO sean condenados.

 Cuando oráis de corazón y Me lo pedís con Mi Amor, que habita en vuestro corazón, os escucho. Atiendo vuestras súplicas y os doy lo que Me pedís, porque sé que ya NO Me estaréis pidiendo cosas vanas, cosas del Mundo, cosas que NO os aprovechan para vuestra vida espiritual

Y en cambio, Me estaréis pidiendo primeramente por el Bien que Me dais, por el Amor que Me propiciáis, por el Amor que vosotros tenéis hacia vuestros hermanos desamparados.

 Ciertamente, se salvarán por vosotros y con ello, vosotros mismos estaréis asegurando vuestra salvación eterna, cuando ésta llegue. Los momentos van a ser dramáticos, estaréis viendo todo lo profetizado y os vuelvo a repetir, NO TEMÁIS.Pero Sí, sed conscientes de que será tremendo este momento y os deberéis mantener en mucha oración, penitencia, ayuno. Almas fuertes, poderosas, contra el ataque de satanás.

 Todo se dará rápido, perseverad, orad y vivid en santa alegría, porque después del parto que es éste, el que se acerca apresuradamente, viene el GOZO, el gozo de verMe entre vosotros.

Que esa alegría se mantenga en vosotros, que NO haya en vosotros, dudas, resentimientos, dolores, sino que sea todo alegría, porque pronto Regresaré para todos vosotros que Me habéis esperado con una gran Fe y un deseo inmenso de servirMe y de estar con vosotros.

PedidMe Mi Santo Espíritu para que os Guíe en estos momentos, que Su Sabiduría os lleve por los caminos seguros, caminos de Bien, caminos de salvación. Y NO TEMÁIS, a pesar de que flaqueéis por vuestra humanidad, que es débil.

Mi Santo Espíritu os Fortalecerá, para que NO flaqueéis y estéis siempre seguros, de que vuestros pasos serán siempre hacia adelante, buscando el Bien y al cual encontraréis pronto.Hijitos Míos, vosotros debéis mantener una actitud positiva, de alegría, porque eso es lo que Yo os vine a dar. El mostrarMe ante vosotros, al bajar del Cielo para estar entre vosotros, fue para traeros Paz, alegría, la Buena Nueva.

Ciertamente, el Mundo estaba siendo aplastado por el poder de Satanás.

El Mundo sufría, TODO SUFRÍA porque Satanás había tomado el poder a todos niveles; que es lo mismo que está sucediendo ahora, pero Yo vine a cambiar esa actitud y sobre todo, ese DOLOR que se estaba viviendo.

Yo vuestro Hermano Jesucristo, Hijo del Dios Verdadero, Vine a estar entre vosotros.

A convivir entre vosotros, para que conocierais lo que es la Vida del Cielo, porque Yo Soy el Cielo, Yo Soy vuestro Dios y lo que Me visteis hacer y decir, es lo que vosotros viviréis por toda la eternidad.

Si estáis Conmigo, DEBÉIS SIEMPRE TENER una actitud de Amor hacia vuestros hermanos; darles Esperanza, darles Vida, en Mis Palabras estaba la Vida y sigue estando, porque la tenéis en las Sagradas Escrituras.  Si realmente Me seguís, podéis vosotros tomar las Sagradas Escrituras y de ellas aprender todo lo que Yo quiero que viváis ya desde ahora y eternamente. 

Si realmente, queréis seguirMe y vivir Conmigo, lo hacéis siempre con toda libertad de actuación, Yo NO os presiono, Yo os Llamo y por eso, tenéis la Parábola en donde el Pastor llama a sus ovejas y las ovejas conocen la Voz del Pastor.

Todos vosotros de una forma u otra, habéis escuchado Mi Voz; los que estáis Conmigo la seguís, porque Me amáis, porque queréis estar Conmigo eternamente, porque queréis crecer a niveles espirituales muy altos, porque ahí encontraréis el gozo de vivir el Cielo, ya desde la Tierra.

Pero si no Me seguís, si NO queréis escuchar Mi Voz, y es más Me rechazáis, Yo NO os puedo obligar a seguirMe.

Y si queréis hacer vuestra voluntad o seguir al Enemigo, esa es vuestra decisión y ya sabéis qué pasará con vuestra alma eternamente.Yo Soy vuestro Dios y en Mí está el Reino, en Mí está el Amor, en Mí está la Paz de los corazones y pase lo que pase a vuestro alrededor, Yo siempre os estaré protegiendo, porque sois Míos.

Pero si os apartáis del Rebaño y queréis seguir al Lobo, si queréis seguir a aquel que os quiere hacer daño, aun sabiendo que él es el Lobo; vosotros mismos en vuestro libre albedrío lo estáis escogiendo y también sabéis lo que os pasará eternamente.

 Mi Palabra, Mis Obras, Mis Enseñanzas, Mis Milagros, TODO está en las Sagradas Escrituras. Cuando amáis a alguien, tratáis de saber más de esa persona que amáis.

Si realmente Me amáis a Mí, tenéis en las Sagradas Escrituras cómo conocerMe. Conoceréis Mis Obras, Mis Palabras, Mis Milagros y el Amor que os tengo a cada uno de vosotros.

 Como os he dicho siempre, es vuestro libre albedrío, el que os va a hacer escoger con Sabiduría o con necedad. Si queréis salvar vuestra alma, la Sabiduría os llevará a buscarMe, si os queréis apartar de Mí, hacer vuestra voluntad y hacerle caso a Satanás, vuestra necedad os llevará a seguirle y eternamente sufriréis. Tenéis la libertad de escoger.

 Os repito, Yo NO presiono, las ovejas se dejan llevar por la Voz del Pastor.

Yo Soy el Buen Pastor y si queréis seguirMe, venid a Mí. Y venís a Mí, tranquilos, en paz, amando a vuestro Pastor; porque sabéis que de Él, obtenéis todo lo bueno que tenéis.

 Yo os busco a todos, busco a la oveja perdida, NO quiero que os vayáis con el Lobo.

Ciertamente os pongo a lo largo de vuestra existencia, muchas oportunidades para que os volváis a Mí…

Y como dice en las Sagradas Escrituras: Dejo las noventa y nueve y voy a buscar a la oveja perdida, la rescato y entra nuevamente a Mi redil.

Pero si esa oveja se vuelve a salir del redil y busca al Lobo y quiere estar con él, Me duele, Me duele mucho, porque os amo; pero vosotros escogéis vuestro futuro y lo respeto.

 Pedid Sabiduría, llenad vuestro corazón de amor y Me tendréis siempre con vosotros.

Que la Luz de Mi Santo Espíritu descienda sobre cada uno de vosotros y que os dé los Dones que necesitaréis en estos momentos de Gran Tribulación que Padecerá el Universo entero.

 Ya os había anunciado anteriormente, que cuando se fuera a dar Mi Llegada, las condiciones previas a ella, iban a ser todo un caos a vuestro alrededor.

Recordad lo que se os ha dicho, que tendréis que padecer lo mismo que Yo padecí en Mis últimos momentos sobre la Tierra: Mi Pasión, Muerte, pero luego vendrá la Resurrección. 

Son los momentos de Obscuridad, son los momentos en que está actuando Satanás fuertemente, como actuó en esos momentos de Mi Pasión;

él dudaba todavía de Mi Divinidad, pero quería desquitarse también, de que él perdió el Cielo por oponerse al Amor.

 Os he dicho que lo primero que os iba a quitar Satanás, era la Paz y Yo os di el Ejemplo, para que vosotros lo sigáis en estos momentos de vuestra pasión.

Ciertamente Satanás, moviendo los corazones del pueblo de Israel se amotinaron contra Mí; siendo que una semana antes Me alababan y hasta querían hacerMe Rey.

Y esos cambios fuertes Mis pequeños, los provoca Satanás y de ellos os debéis de proteger.Eso pasa cuando falta espiritualidad, cuando falta una vida de entrega a Mí, a Mi Amor, a Mis Leyes, a vuestra misión.

 Si realmente estuvierais Conmigo, Yo os daría esa Fuerza Divina; para que a pesar de los ataques de Satanás a vuestro alrededor, os mantuvierais en Paz y con una Fe inquebrantable. 

Ahora estáis viendo su Maldad a vuestro alrededor, a vuestra izquierda, a vuestra derecha; os ataca de múltiples formas, y todo para que vosotros perdáis la Paz y la Fe.

Algo muy importante Mis pequeños, es que nunca os separéis de Mí, para que vuestra Fe se mantenga inquebrantable; Satanás os conoce y sabe que sois débiles, muy débiles cuando estáis solos.

Pero cuando estáis unidos a Mí, a Mi Santísima Trinidad y con el Cuidado de Mi Madre, la Siempre Virgen María, de Mi Padre en la Tierra el Señor San José, VOSOTROS PODÉIS VENCERLO.  A pesar de que estáis ya viviendo estos momentos obscuros, en donde Satanás tiene el poder, pero NO total, os debéis de mantener en Oración más profunda y viviendo el Bien que Yo he puesto en vuestro corazón.

Ese bien es Mi Amor. Y recordad que cuando estaba Yo padeciendo todos los Dolores de la Pasión, ORABA. Oraba por todos aquellos que Me estaban causando un gran mal en Mi Cuerpo, más NO en Mi Corazón.

 Vuestro cuerpo es solamente envoltura, es vehículo para vuestra alma. El cuerpo quedará aquí porque tierra es, pero vuestra alma es la que trasciende y ésa, es a la cual vosotros debéis cuidar con más ahínco.

Vuestra alma tiene que estar unida perfectamente a Mí y debe confiar plenamente en Mí,

Para que después de este dolor de pasión, que estéis llevando y que llegará en un momento AUMENTANDO mucho más fuerte; aún en ese momento, podáis vencer a Satanás con el Amor que tomaréis de Mí.Satanás NO soporta el Amor, el Amor que ya habéis cultivado de un buen tiempo para acá y que es Mi Amor en vosotros.

Confiad plenamente en Mi Amor y en Mis Cuidados de éstos momentos difíciles; pero que por otro lado os están avisando que luego tendréis la Resurrección, que luego tendréis esa Luz Nueva, Mi Reino entre ustedes, Mi Llegada con el Resto Fiel.

 No todo es maldad, que así lo veis. La maldad, el dolor, se puede volver salvífico para otras almas y eso es lo que Yo hacía durante Mi Pasión y en el Ofrecimiento de Mi Muerte: salvación de almas.

Ahora es vuestro turno, ahora os toca salvar a infinidad de almas de vuestros hermanos de la Tierra y del Universo entero.

 La Fe os hace entender que muchos hermanos vuestros, habitan también en el Universo y que necesitan de vuestra ayuda; porque os he explicado ya, que lo que está padeciendo ahora vuestro planeta, lo está padeciendo el Universo entero.La Maldad de Satanás afectó a toda la Creación o sea, a todo el Universo, con su oposición a Mi Amor.

 Por eso os he insistido tanto en la Oración, porque debéis cuidar Mi Creación y Mi Creación, son todos vuestros hermanos del Universo, que NO conocéis.

Porque necesitan de vuestra ayuda, para que Satanás NO los pueda vencer y los lleve a su destrucción espiritual, y con un probable dolor eterno con su condenación.

 Son momentos, por un lado de Obscuridad, pero por otro lado, de Luz salvífica, porque estáis llevando, también, una misión parecida a la Mía.

Porque al ser otros Cristos, también estaréis salvando almas con vuestros dolores, preocupaciones, con todo aquello que afecta vuestra estabilidad espiritual y vuestra estabilidad humana.

Y ahora, he aquí que yo, atado en espíritu, voy a Jerusalén sin saber lo que allá me sucederá, salvo que el Espíritu Santo solemnemente me da testimonio en cada ciudad, diciendo que me esperan cadenas y aflicciones. Pero en ninguna manera estimo mi vida como valiosa para mí mismo, a fin de poder terminar mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio solemnemente del evangelio de la gracia de Dios.

Dejaos guiar por Mi Santo Espíritu y pedidMe que os vaya explicando lo que irá sucediendo en estos momentos, para que podáis soportar la Prueba.

 Como os he dicho, pasé todo esto para vuestra salvación.

Os estoy enseñando con Mi Padecer, con Mi Muerte, con Mi Resurrección; que todo lo que vosotros padeceréis, también os llevará al final, a feliz, NO término, sino a un feliz inicio.

 Sabéis de los Nuevos Cielos y de las Nuevas Tierras para las almas escogidas, para empezar una nueva generación.

Confiad en ello Mis pequeños, que Yo estoy con vosotros y Orad mucho por aquellos, a los cuales les falta Fe y que NO han querido aceptar todo esto que os he explicado por tantos años.

Ciertamente, es muy fácil decir “yo no creo en todo lo que dicen los videntes alrededor del mundo” y con eso están perdiendo oportunidades de mejora espiritual y de salvación eterna.

Pocos como vosotros, sois los que tomasteis el compromiso, SOIS POCOS y por eso seréis premiados.

Seréis premiados por vuestra Fe, pero, más por vuestro actuar por la salvación de tantas almas que necesitan de vuestra intercesión, que fue lo que Yo hice exactamente, con Mi Donación.

Mi Llegada a la Tierra, fue precisamente para eso, para enseñaros a Orar y salvar almas. Entré a la Tierra pidiendo eso y salí de la Tierra haciendo lo mismo, pidiéndolo en la Cruz:

“Tengo sed, dadMe almas” y os lo vuelvo a repetir: Muchas almas necesitan de Oración para su salvación, dadMe almas, Mis pequeños. 

Fuisteis creados para vivir. Y vivir eternamente en el Reino de los Cielos y NO para morir primeramente, al vivir en el Mal durante vuestra vida y luego morir en pecado grave y desperdiciar vuestra vida en el Infierno eternamente.Vuestra vida vale mucho. (VALEMOS LA VIDA, EL CUERPO, LA SANGRE Y EL ALMA DE DIOS, mediten (1)  vuestra vida puede producir mucha vida a almas que están muertas en el pecado, en el mal.

Sed Luz junto Conmigo, sed faros y guías para la salvación eterna de infinidad de almas, sed otros Cristos, para que les enseñéis a vuestros hermanos lo que es el Amor, el Verdadero Amor y lo podáis compartir con vuestros hermanos.

 Manteneos pues con esa Esperanza, que os debe dar alegría al saber que después de la Obscuridad, en donde Satanás está actuando fuertemente, vendrá la Luz que lo aplastará…

Y que además, esa Luz os traerá Mi Presencia entre vosotros y será el nuevo renacer de la Humanidad.

 Por eso os pido nuevamente, NO viváis en la preocupación del qué dirán o qué os pasará. Estando Conmigo, sabéis perfectamente a dónde vais.Sino manteneos en la alegría de estar salvando almas, entregándoMe almas mediante vuestra Oración y vuestra donación y sobre todo, saber que es poco el tiempo ya, para que todo cambie hacia el Bien.

 Mi Amor bajará y os cubrirá, os transformará y gozaréis Mi Cielo aquí en la Tierra.

Confiad pues Mis pequeños, confiad en Mí vuestro Dios, Yo estoy con vosotros y os acompañaré en estos momentos de más Obscuridad.

Recordad que sois Luz y Satanás NO se acerca a aquellos que llevan Mi Luz.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Os Bendigo, Mis pequeños, Mi Bendición y Mi Santísima Trinidad quede con vosotros. Amén.

(1) LA MUERTE DEL ALMA DE JESÚS, CUANDO SE CONVIRTIÓ EN PECADO…

http://diospadresemanifiesta.com/

SÉPTIMA LECCIÓN


Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, quiero tocar, nuevamente, Mis enseñanzas aquí en la Tierra hacia vosotros y, especialmente, lo que son las obras de Misericordia.

La Fe es necesaria para para poder seguirMe, pero una Fe sin obras, es vana. 

Ciertamente, la Oración va a ayudar mucho, especialmente a través de aquellas personas que NO pueden llevar a cabo obras fuera de casa, porque están impedidas.

En éste caso, la Oración es tremendamente importante en estas almas y pueden llegar a hacer grandes cosas para ayudar a muchas almas.

Pero a lo que voy Mis pequeños, son los actos, los actos misericordiosos con los que vosotros os debéis mostrar ante los hombres.

Los actos misericordiosos os llevan rápidamente hacia la santidad, porque es el darse por los demás, como Yo Me di por todos vosotros. Oraba, ciertamente y Me mantenía unido al Padre, pero

LA ORAClÓN ME LLEVABA HACIA LA ACCIÓNEn la Oración vosotros obtenéis la Fuerza que parte de Nosotros, de la Santísima Trinidad. Y debéis estar siempre revestidos de esta Fuerza.

Hay tantos, tantos hermanos vuestros que necesitan ver para creer y es a través de los actos con los que vosotros podéis mover almas a la conversión. Vosotros mismos decís que la teoría es buena, pero que la práctica es mejor.

Con la práctica, con los actos, con el ejemplo, movéis a las almas y así es como vosotros también en familia, enseñáis a vuestros hijos, para que la Fe que primeramente enseñasteis, quede fuertemente arraigada en el corazón del hombre. 

La educación verbal queda en la mente, la educación actuada, queda en el corazón.

Cuando vosotros ayudáis a vuestros hermanos, esos actos de Caridad quedan marcados en el corazón por siempre.

Y por eso os he pedido tantas veces,

EL SER OTROS CRISTOS DE ÉSTOS TIEMPOS. Para que mováis corazones con la Fe que se os ha dado, con las Enseñanzas que habéis adquirido a lo largo de vuestra existencia, Enseñanzas que han partido del Corazón, porque así son Mis Enseñanzas.

Si vosotros las reflexionáis, son Enseñanzas de Amor para mover corazones, para agradecer a Nuestra Santísima Trinidad todo el Bien que vosotros obtenéis al estar con Nosotros.

Si NO estáis con Nosotros a través de la Oración, difícilmente, os moveréis a hacer un bien.

Hay familias que desde pequeñitos van aprendiendo de los padres a hacer el bien, actuado, porque, como os dije, también podéis hacer el bien a través de la oración.

La unidad de la familia, primero se adquiere a través de la Oración, al unirse todos en familia a rezar conjuntamente, al preguntar a los padres qué hacer en tal o cual situación.

O también, cuando preguntan los pequeños qué es lo que hice Yo, en tal o cual situación de Mi Vida sobre la Tierra.

La Enseñanza que dan los padres a los hijos, es primordial.

Pero también los padres van enseñando a los hijos a actuar en el amor y conocéis familias que los padres enseñan a los hijos a alimentar a los pobres, a ayudar a los enfermos, a ayudar a los sacerdotes, a hacer obras de Caridad,

Y esto lo aprenden con el ejemplo desde pequeñitos. Hay otros que NO han tenido esta Gracia y la van aprendiendo a lo largo de su existencia.

Y todo esto os lo digo Mis pequeños, para cuando se acerquen los momentos de la Tribulación, para que vosotros aprendáis a daros por vuestros hermanos.

El Amor es lo que os va a mover en estos momentos por venir. 

Os compartiréis todo lo que tengáis, para vuestro propio bien y el de los vuestros. Aprenderéis a desprenderos de lo que tengáis, para ayudar a vuestros hermanos.

Hace tiempo que os dije, que se os iba a ir quitando todo aquello en lo cual confiabais. Y estáis viendo ya, cómo la economía va cayendo y esto os hace pensar más en Mí,

Os ayudáis más entre hermanos, os tratáis de ayudar los unos a los otros, compartiendo de los bienes materiales que tenéis.Pero también os dije que así como os fuera quitando lo material, os lo iba a ir reponiendo en lo espiritual. Y AHÍ ES DONDE ENTRA LA CARIDAD.  

Mi actuación en la Tierra fue de Caridad, fue de Amor hacia los demás. Yo, como Dios, tengo todo el Poder y lo estuve compartiendo entre aquellos que lo necesitaban.

A través de los Milagros, a través de Mis Palabras, les estaba dando Ejemplo, les estaba dando Alimento de Vida, les estaba enseñando el Amor del Cielo.

Hay muchos entre vosotros que aún os mantenéis en el egoísmo, NO sabéis compartir, NO os queréis separar de vuestros bienes, iréis aprendiendo o perderéis todo.

Esto es muy difícil para algunas personas hermanos vuestros, QUE LO ENTIENDAN, porque han crecido muy arraigados a lo material y NO se quieren desprender de ello.

NO acaban de entender que eso es superfluo, que en lugar de llevaros hacia una excelsitud de la Virtud, que les abrirá las Puertas del Reino de los Cielos; todo lo contrario, quedarán cerradas e impedirán su entrada,

Ya que están acostumbrados, a que con los bienes de la Tierra compran todo, pero eso NO funciona así para lo espiritual. La Llave de entrada al Reino de los Cielos, es el Amor y si NO lo tenéis, las Puertas permanecerán cerradas y NO entraréis.

Los tiempos que estáis viviendo, cada vez se vuelven más difíciles, Satanás está haciendo su obra y lo he permitido, para que podáis vosotros entender todo lo que os he explicado.

Sí, estáis acostumbrados a ver maldad a vuestro alrededor, desde que empezáis a crecer, desde que os empezáis a dar cuenta.

Cuando sois pequeños, observáis que el Mundo es adverso, va en contra del Amor, del Bien que podéis vosotros crear.

El Mal lo veis a vuestro alrededor y se os hace ya normal en vuestra vida; si hacéis el Bien os hacen a un lado, NO os quieren, salís sobrando, se molestan con aquellos que están haciendo el Bien.

Pero es una forma de crecer fuertemente en el Amor.

Cuando vosotros habéis decidido seguirMe, también se os dan Gracias y Bendiciones, para que podáis soportar la prueba y salir adelante. Y sobre todo, que seáis ejemplo, para que, a pesar de que os rodeé tanto mal, podáis seguir viviendo en el Bien que se os ha enseñado.Como os dije, Satanás os está atacando porque se le ha dado permiso para ello; pero para que vosotros reaccionéis, para que os deis cuenta de lo que es Satanás, de lo que es verdaderamente, su Maldad

Y ÉSTA SE IRÁ INCREMENTANDO

Y vais a poder discernir entre el Bien que se os ha enseñado y el Mal que estáis viendo a vuestro alrededor. Y que aunque parezca ser bueno porque os conviene, a la larga os llevará a un mal, cada vez mayor, si le seguís por ese camino.

Vosotros fuisteis creados para AMAR, primeramente a Mí en Mi Santísima Trinidad y al llenaros de Mi Amor, amar a vuestros semejantes. Pero el mundo vence a muchas almas, el mundo os arrastra y por eso este tiempo que es de Purificación, que ya inició, os irá llevando a reflexionar.

NO se puede vivir en un mundo de Maldad, porque siempre estaréis preocupados, NO habrá paz en vuestro corazón, os estaréis cuidando continuamente de aquellos que os rodean, pensando en el mal que os pueden hacer.

El Nuevo Mundo es todo lo contrario, es a donde os quiero llevar y es lo que os vine a enseñar. Es el poder caminar entre los hombres, es el poder convivir en el Amor, porque os cuidaréis los unos a los otros,

Os protegeréis los unos a los otros, compartiréis lo que tendréis, tanto de bienes materiales como espirituales. A lo material, le daréis su justo valor y NO viviréis para atesorar esos bienes,Sino vuestra vida irá encaminada a buscar los bienes espirituales, que son los que os darán la Gloria eterna. El hombre ha sido creado para ello, para vivir en Mi Gloria, en los Principios que se os han enseñado, que es el Amor.

Un Mundo de Amor, es un Mundo creado por Nosotros para vuestro Bien, un mundo como el que estáis viviendo, es un mundo afectado por la Maldad de Satanás 

Y aunque ya muchos veis esa Maldad a vuestro alrededor y lo veis normal, NO es el mundo que el Padre creó para vosotros. Y esto lo debéis entender perfectamente.

Satanás se ha encargado de llevaros a vivir en un mundo irreal, un mundo de pecado, de maldad, de destrucción, de villanía.

PedidMe Sabiduría, pediré a Mi Santo Espíritu que se derrame sobre vosotros, para que podáis entender un poco más a dónde os quiero llevar; pero que también pongáis vosotros de vuestra parte.

Hay almas que ya se han acercado a la Verdad, a Mi Verdad, la que os vine a traer a la Tierra y son los que están pidiendo el Cambio, son las almas que han comprendido lo que os acabo de explicar,

Que NO fuisteis creados para sufrir, NO fuisteis creados para el Mal, no fuisteis creados para destruiros los unos a los otros.Estas almas son las que van a trascender, la Oración de estas almas, que están unidas a Mí, SON LAS QUE HAN DETENIDO LOS ACONTECIMIENTOS GRAVES.

Pero la gran mayoría NO quiere entender y tendrá que venirse esta Purificación, que ya estáis viviendo y que falta lo más fuerte y que solamente la Caridad que vosotros produzcáis, cuidándoos los unos a los otros, es lo que irá disminuyendo la Prueba.

Las obras de Misericordia, son las que os van a llevar a sufrir menos de lo que podáis sufrir ahora, si NO las lleváis a cabo.

Las obras de Misericordia son Caridad en su máxima expresión.

Y os vuelvo a repetir, LA ORACIÓN ES BUENA,

PERO LAS OBRAS SON MEJORES.Hijitos Míos, estoy aquí en el Huerto de los Olivos, Orando y Sufriendo. Os veo a todos vosotros, veo a todos vuestros hermanos en todos los tiempos, veo el bien y veo el mal de las almas y Mi sufrimiento es atroz.

Le he pedido a Mis apóstoles que oraran Conmigo y Me han dejado abandonado, se quedaron dormidos.

Sigo orando, Me sigo dando por vosotros y el Mundo está dormido.

NO se dan cuenta de los Acontecimientos que ya están sobre vosotros.

Sigue cada quien viviendo su vida despreocupadamente y Yo sigo arrodillado, sudando Sangre por vosotros. ¡Tanto es Mi Dolor, porque os amo tanto!

Vosotros NO comprendéis aún todo el Amor que os teneMos. NO os podéis imaginar cuánto amaMos a la creatura, lo comprenderéis cuando dejéis vuestro cuerpo y regreséis ante Nuestra Presencia

ya sea en los Cielos, en el Purgatorio o en el Infierno, es cuando comprenderéis cómo os amaMos.Nuestro Amor Divino es incomprensible para el hombre, NO hay amor humano que pueda parecerse en lo mínimo al Amor que os teneMos.

Por eso NO lo apreciáis y NO entendéis cuando os digo: “VELAD Y ACOMPAÑADME”, como le pedí a Mis apóstoles.

¡Os lo he pedido tanto! Y ni siquiera Me pedís que os comparta este sentimiento de Amor y de Sufrimiento que tengo por cada uno de vosotros y Me sigo dando y Me sigo ofreciendo, Mi Vida toda, es para vosotros.

Mi Amor es vuestro amor, ¿Por qué os tengo que repetir tantas veces esto, Mis pequeños? NI estáis velando NI orando, estáis en el Mundo.

Estáis desperdiciando todas Mis Bondades, Mi Donación total y absoluta por cada uno de vosotros.

La Noche ya os alcanzó, igual que llegó el momento en que el Hijo del Hombre fue entregado en manos de Sus asesinos.Padeceréis también, para que recordéis éstos momentos en que Yo oré por cada uno de vosotros y Le pedí al Padre por vuestra salvación, por el perdón de vuestras faltas, por vuestra redención.

Me di por cada uno de vosotros, ¿Os daréis ahora por Mí, Mis pequeños? ¿Ofreceréis vuestros sufrimientos, que estáis ya padeciendo, y algunos padeceréis todavía peores, para aliviar Mis Dolores en el Huerto?

Yo he aliviado vuestros dolores y os he abierto las Puertas del Paraíso, ¿Me daréis vuestra vida? ¿Me daréis vuestra muerte? ¿Me daréis vuestros padecimientos? ¿Me daréis vuestro dolor?

Soy vuestro Dios, pero también Soy Hombre, NO tuve a los apóstoles, a Mis elegidos en ésos momentos, ¿Os tendré a vosotros ahora en éstos momentos?

AcompañadMe Mis pequeños, NI una hora pudieron orar Conmigo, ¿Me daréis vuestro tiempo, Me acompañaréis en éstos momentos obscuros y de Dolor de la Humanidad, recordando los que Yo tuve?

NO os separéis de Mí, Mis pequeños, que Yo nunca Me he separado de vosotros.Estáis en Mi Corazón, porque os vi desde ése tiempo en el Huerto y os he mantenido muy cerca de Mi Corazón,

Orando por vosotros, por esta humanidad, por el dolor que Me causan vuestros pecados; pero sobre todo, por la indiferencia del hombre hacia su Dios y Salvador.

DadMe vuestro tiempo, reparad el tiempo que no Me pudieron dar Mis apóstoles.

Hijitos Míos, cuando Me mostráis vuestro interior, honesta y abiertamente, cuando así Me lo enseñáis y pedís perdón, acepto vuestra humildad, Me enorgullezco de vuestra sinceridad y acepto de corazón vuestro dolor.

Quiero almas humildes, almas sinceras, almas que se reconozcan verdaderamente pecadoras, porque ellas obtendrán el perdón de sus faltas.

¡Ay! de aquellas almas soberbias que creen que se merecen todo, porque ellas difícilmente alcanzarán Perdón. Almas farisaicas, sintiéndose más que Yo, vuestro Dios.

Estas almas, que sienten que todo se merecen, son las que menos cerca están de Mí. Se enorgullecen de lo poco que dan, aparentando ante los demás que están cumpliendo, verdaderamente, con lo que Yo os pido.Por eso Yo, vuestro Dios Encarnado, Jesucristo, le decía al pueblo: “hagan lo que ellos enseñan, más NO sigan su ejemplo”.

Yo le iba enseñando al pueblo lo que tenían que vivir. Ciertamente, Me basaba en las Escrituras, pero actuaba lo que decían en las Escrituras.

¡Qué difícil es para vosotros actuar lo que Yo os dejé!,

Y Yo hice todo simple, lo que otros veían complicado en las palabras de los profetas. Yo os dije simplemente: “ámense los unos a los otros como Yo os he amado”. ¿Por qué se os hace tan difícil esto?

Todos bajasteis del Cielo, todos sois hijos del mismo Padre, ¿Por qué?, ¿Por qué, Mis pequeños, NO OS AMÁIS, NO os respetáis, NO os cuidáis lo unos a los otros?

El Reino de los Cielos es el encuentro del Amor Fraterno, en el Reino de los Cielos se vive plenamente Mi Amor, las almas están llenas de Mi Amor, se comparten unos a otros Mi Amor, pero es un Amor, limpio, puro, sincero.

Os vine a Enseñar esto aquí en la Tierra, para que pudierais unir el Cielo con la Tierra, que NO hubiera ya barreras. Ciertamente, la maldad de Satanás quiere impedir ésta unión y os ataca, pero tenéis Mi Gracia y NO la aprovecháis,NO hacéis gran cosa por tratar de cumplir lo que os pido. NO os negáis a vosotros mismos para que Yo pueda vivir plenamente con vosotros y en vosotros,

Dichosos debierais estar de saber que Yo, vuestro Dios, puedo habitar en vosotros.

Si lo hacéis entre vosotros, con personajes a los que respetáis, ¿Por qué NO lo hacéis Conmigo, que Soy mucho más que cualquier personaje importante sobre la Tierra?

Preparáis vuestra casa, compráis las mejores viandas, arregláis vuestro hogar para que se sienta a gusto vuestro invitado. ¿Por qué NO lo hacéis Conmigo, que os he dado el Don de la vida?

Os he cuidado a lo largo de vuestra existencia, todo lo que tenéis viene de Mí, especialmente Mis cuidados contra los ataques del Enemigo

Y a Mí vuestro Dios, vuestro Protector, vuestro Salvador, vuestro Redentor, que Soy más importante que cualquier hombre sobre la Tierra; para Mí NO hay un lugar especial en vuestra vida, en vuestro corazón, en vuestra mente.

ESO ES LO QUE MÁS ME DUELE, Mis pequeños.Vuestra indiferencia, vuestra falta de Sabiduría, vuestra falta de amor.

Todo lo que padeceréis será para vuestro bien. Estáis viendo ya, cómo el Mundo está siendo castigado. Creéis muchos de vosotros que todo lo que está sucediendo es normal, NO queréis ver la realidad porque os da miedo,

Porque el reconocer que todo se salió ya de las leyes naturales, con eso tenéis un indicativo de que algo extraordinario está pasando y NO lo queréis ver para NO preocuparos y cambiar.

Preferís actuar como el avestruz, si no veis ni oís, creéis que nada sucede a vuestro alrededor, en lugar de PREPARAROS para los Acontecimientos peores que vendrán.

Preferís NO aceptarlos, engañándoos y de ésta forma, perdéis tiempo para hacer un bien a vuestra alma y a la de los vuestros.

Esto indica vuestra falta de Sabiduría. Y vuestra tontería os puede llevar a un mal mayor.SED VALIENTES, SED SABIOS, ENFRENTAD LA REALIDAD QUE OS RODEA

Que ciertamente, vosotros sois la causa de ésta realidad por vuestro mal comportamiento,

 Aceptad vuestro error y enmendad lo que podáis con vuestros actos, con vuestra Oración, con vuestra Donación.

Los acontecimientos ya están pronto a darse con mayor intensidad y NO os estáis preparando para contrarrestar lo que os pueda suceder. Insisto, sed sabios y aprovechad el tiempo que os quede para prepararos.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que no véis, en Mí Santo Nombre, de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

http://diospadresemanifiesta.com/

N250 ALMA CELESTIAL 4


Febrero 6 de 2019

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, ya os había anunciado anteriormente, que cuando se fuera a dar Mi Llegada, las condiciones previas a ella, iban a ser todo un caos a vuestro alrededor.

Recordad lo que se os ha dicho,

QUE TENDRÉIS QUE PADECER LO MISMO QUE YO PADECÍ

EN MIS ÚLTIMOS MOMENTOS SOBRE LA TIERRA:   

Mi Pasión, Muerte, pero luego vendrá la Resurrección. Son los momentos de Obscuridad, son los momentos en que está actuando Satanás fuertemente, como actuó en esos momentos de Mi Pasión.

Él dudaba todavía de Mi Divinidad, pero quería desquitarse también, de que él perdió el Cielo por oponerse al Amor.

Os he dicho que lo primero que os iba a quitar Satanás, era la Paz.

Y Yo os di el Ejemplo, para que vosotros lo sigáis en estos momentos de vuestra pasión.

Ciertamente Satanás, moviendo los corazones del pueblo de Israel, se amotinaron contra Mí; siendo que una semana antes Me alababan y hasta querían hacerMe Rey.Y esos cambios fuertes Mis pequeños, los provoca Satanás, y de ellos os debéis de proteger. Eso pasa cuando falta espiritualidad…

Cuando falta una vida de entrega a Mí, a Mi Amor, a Mis Leyes, a vuestra misión.

Si realmente estuvierais Conmigo, Yo os daría esa Fuerza Divina, para que a pesar de los ataques de Satanás a vuestro alrededor, os mantuvierais en Paz y con una Fe inquebrantable. 

Ahora estáis viendo su Maldad a vuestro alrededor, a vuestra izquierda, a vuestra derecha; os ataca de múltiples formas…

Y todo para que vosotros perdáis la Paz y la Fe.Algo muy importante Mis pequeños, es que nunca os separéis de Mí, para que vuestra Fe se mantenga inquebrantable.

 Satanás os conoce y sabe que sois DÉBILES, débiles cuando estáis solos; pero cuando estáis unidos a Mí, a Mi Santísima Trinidad y con el Cuidado de Mi Madre, la Siempre Virgen María, de Mi Padre en la Tierra, el Señor San José; vosotros podéis vencerlo.

A pesar de que estáis ya viviendo estos momentos obscuros, en donde Satanás tiene el poder, pero NO total; os debéis de mantener en oración más profunda y viviendo el Bien que Yo he puesto en vuestro corazón.

Ese bien es Mi Amor. Y recordad que cuando estaba Yo padeciendo todos los Dolores de la Pasión, oraba. 

Oraba por todos aquellos que Me estaban causando un gran mal en Mi Cuerpo, más NO en Mi Corazón.Vuestro cuerpo es solamente envoltura, es vehículo para vuestra alma. El cuerpo quedará aquí, porque tierra es,

Pero vuestra alma es la que trasciende y ésa, es a la cual vosotros debéis cuidar con más ahínco. Vuestra alma tiene que estar unida perfectamente a Mí…

Y debe confiar plenamente en Mí, para que después de este dolor de pasión que estéis llevando y que llegará en un momento mucho más fuerte,  aún en ese momento, podáis vencer a Satanás con el Amor que tomaréis de Mí.

Satanás NO soporta el Amor, el Amor que ya habéis cultivado de un buen tiempo para acá, y que es Mi Amor en vosotros.

Confiad plenamente en Mi Amor y en Mis Cuidados de éstos momentos difíciles, pero que por otro lado, Os están avisando que luego tendréis la Resurrección, que luego tendréis esa Luz Nueva, Mi Reino entre ustedes, Mi Llegada con el Resto Fiel.

No todo es maldad, que así lo veis.

La Maldad, el Dolor, se puede volver salvífico para otras almas y eso es lo que Yo hacía durante Mi Pasión y en el ofrecimiento de Mi Muerte: salvación de almas.

Ahora es vuestro turno, ahora os toca salvar a infinidad de almas de vuestros hermanos de la Tierra y del Universo entero.

La Fe os hace entender que muchos hermanos vuestros habitan también en el Universo y que necesitan de vuestra ayuda, Porque os he explicado ya, que lo que está padeciendo ahora vuestro planeta, lo está padeciendo el Universo entero.

La Maldad de Satanás afectó a toda la Creación, o sea, a todo el Universo, con su oposición a Mi Amor.

Por eso, os he insistido tanto en la Oración, porque debéis cuidar Mi Creación y Mi Creación, son todos vuestros hermanos del Universo, que NO conocéis,

Porque necesitan de vuestra ayuda, para que Satanás NO los pueda vencer y los lleve a su destrucción espiritual, y con un probable dolor eterno con su condenación.

Son momentos por un lado como os dije, de Obscuridad, pero por otro lado, de Luz salvífica.

Porque estáis llevando también, una misión parecida a la Mía, que como os he explicado que al ser otros Cristos,También estaréis salvando almas con vuestros dolores, preocupaciones, con todo aquello que afecta vuestra estabilidad espiritual, vuestra estabilidad, también, humana.

Dejaos guiar por Mi Santo Espíritu y pedidMe que os vaya explicando lo que irá sucediendo en estos momentos, para que podáis soportar la prueba.

Como os he dicho, pasé todo esto para vuestra salvación. Os estoy enseñando con Mi Padecer, con Mi Muerte, con Mi Resurrección, que todo lo que vosotros padeceréis también, os llevará al final a feliz, NO término, sino a un feliz Inicio.

Sabéis de los Nuevos Cielos y de las Nuevas Tierras para las almas escogidas, para empezar una nueva Generación, confiad en ello Mis pequeños, que Yo estoy con vosotros…

Y orad mucho por aquellos, a los cuales les falta Fe y que NO han querido aceptar todo esto que os he explicado por tantos años. 

AVISO IMPORTANTE: 

EL CALVARIO DE LA HUMANIDAD lo pasaremos TODOS: 

Cristianos católicos y protestantes absolutamente con convicción del Rapto. Agnósticos, ateos, creyentes y no creyentes, frívolos mundanos, pobres y millonarios, yihadistas, budistas, satanistas, ocultistas, shamanes, científicos, ignorantes y locos conscientes o insconscientes. 

Habitantes de la Patagonia y del Polo Norte, de planetas conocidos y desconocidos por nosotros; absolutamente NADIE se va a escapar de VIVIR ESTA ATERRADORA EXPERIENCIA,

porque así cómo los mortales se la aplicamos a Dios, NO olvidemos que “no hagamos a otro, lo QUE NO QUERAMOS PARA NOSOTROS.”

Es millones de veces preferible pasar por toda la Gran Tribulación, tomados de la Mano de ABBA y siguiendo sus instrucciones precisas…

¿Qué nombre tiene lo que ocupa mis pensamientos la mayor parte del tiempo? ES el nombre de mi ídolo…

Que, ¡Pobrecitos de nuestros hermanos que van a ser sostenidos por el dios que eligieron! Ellos Sí que van a necesitar nuestro apoyo y consuelo…

Lo más inteligente es darle un valor divino a nuestro sufrimiento y PADECER CON GLORIA NUESTRO MARTIRIO CORREDENTOR,

que renegar por todo y suicidarse, como ya muchos lo están haciendo…

Analizen su entorno y circunstancias particulares y quiero ver quién es el valiente que se atreva a escribir en los comentarios,que NO TIENE UNO O VARIOS DEMONIOS que les están haciendo la vida de cuadritos y atormentándolos sin piedad, en diferentes áreas de su existencia…

Continúa diciendo Jesús:

Ciertamente, es muy fácil decir “yo no creo en todo lo que dicen los videntes alrededor del mundo” y con eso, están perdiendo oportunidades de mejora espiritual y de salvación eterna.

Pocos como vosotros, sois los que tomasteis el compromiso, sois pocos y por eso seréis premiados.

Seréis premiados por vuestra Fe, pero más por vuestro actuar por la salvación de tantas almas que necesitan de vuestra intercesión, que fue lo que Yo hice exactamente con Mi Donación.

Mi Llegada a la Tierra fue precisamente para eso, para enseñaros a orar y salvar almas. 

ABBA SANTÍSIMO: Por favor Perdóname. Soy totalmente incapáz. Te entrego mi absoluta miseria y cobardía. NO quiero darte vinagre, TÓMAME SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO, ayúdame a ser corredentor@ y saciar tu sed de almas… TE AMO. Amén 

Entré a la Tierra pidiendo eso y salí de la Tierra haciendo lo mismo, pidiéndolo en la Cruz: “tengo sed, dadMe almas”  Y os lo vuelvo a repetir:

Muchas almas necesitan de Oración para su salvación, dadMe almas, Mis pequeños.

Fuisteis creados para vivir. Y vivir eternamente en el Reino de los Cielos y NO para morir primeramente, al vivir en el mal durante vuestra vida y luego morir en pecado grave y desperdiciar vuestra vida en el Infierno, eternamente.

Vuestra vida vale mucho, vuestra vida puede producir mucha vida a almas que están muertas en el pecado, en el mal.

Sed Luz junto Conmigo, sed faros y guías para la salvación eterna de infinidad de almas, sed otros Cristos, para que les enseñéis a vuestros hermanos lo que es el Amor, el Verdadero Amor y lo podáis compartir con vuestros hermanos. Manteneos pues con esa Esperanza, que os debe dar alegría al saber que después de la Obscuridad, en donde Satanás está actuando fuertemente, vendrá la Luz que lo aplastará..

Y que además, esa Luz os traerá Mi Presencia entre vosotros y será el nuevo renacer de la Humanidad.

Por eso os pido nuevamente, NO viváis en la preocupación del qué dirán o qué os pasará. Estando Conmigo, sabéis perfectamente, a dónde vais.

 Sino manteneos en la alegría de estar salvando almas, entregándoMe almas mediante vuestra Oración y vuestra Donación…

Y sobre todo, saber que es poco el tiempo ya, para que todo cambie hacia el Bien.Mi Amor bajará y os cubrirá, os transformará y gozaréis Mi Cielo aquí en la TierraConfiad pues Mis pequeños, confiad en Mí vuestro Dios.

Yo estoy con vosotros y os acompañaré en estos momentos de más Obscuridad.

Recordad que sois Luz y Satanás NO se acerca a aquellos que llevan Mi Luz.

Recordad, os he dicho varias veces, que lo primero que os iba a quitar Satanás, era la Paz. Y estáis viendo alrededor del Mundo, cómo se pelean unos contra otros, cómo se apartan de las Leyes del Amor, de Mis Leyes.

Mis pequeños, mucho mal veis a vuestro alrededor y ¿Qué pasa con vosotros cuando sucede esto? Perdéis la paz y os da miedo todo.  Perdéis la libertad con el miedo. Eso es lo que quiere Satanás.

Si os dais cuenta, él os aparta de esta forma, al crearos temores. Vosotros mismos os enconcháis, estáis prácticamente dentro de una jaula y NO queréis salir de ahí, por lo que pudiera suceder.

Vosotros mismos ya no salís con seguridad a la calle, os sentís vigilados y quizá, hasta sentís que os van a atacar por todos lados.

Vais con temor, creyendo que os vayan a asaltar. Y en casos más graves, hasta quitaros la vida. ¿Os dais cuenta de cómo os manipula Satanás?

Yo os vine a traer la libertad, Yo estuve entre los hombres y caminé entre los hombres, a pesar de que tenía el ataque de aquellos sacerdotes y escribas,

No olvidemos que Israel era una Teocracia y los fariseos eran la clase gobernante.

Pero Yo Me mantenía en lo Mío, que es la Verdad, que es la Libertad, que es el Bien.

Yo no caminaba con temor entre los hombres, Yo vivía como lo que Soy, vuestro Dios, porque Yo os traía lo que se vive en el Cielo:

Paz y Amor, que se traducen en Libertad, que se os da al tener esa paz interior, porque confiáis en que tenéis a un Dios que os está cuidando continuamente.

El NO tener Paz, os lleva a una falta de Fe tremenda. Creéis más en la maldad que os ha inoculado Satanás, que en la Paz que Yo os vine a traer.

Si lo analizáis mejor Mis pequeños, esto es gravísimo, porque vosotros mismos os estáis encadenando. NO camináis seguros, teméis a vuestros hermanos,NO confiáis en el actuar de vuestros hermanos, de lo que dicen, de lo que hacen y con el: “pudiera ser que me puedan hacer un daño”

NO estáis pensando en la Verdad,  NO estáis pensando con Discernimiento Divino, NO estáis viviendo lo que Yo os he enseñado.

Al traeros Yo vuestro Dios Jesucristo, la Paz, el Amor, la Sabiduría Divina, esto os debiera bastar.

Soy vuestro Dios y Yo estoy muy por encima del Mal que Satanás está diseminando. Y os lo demostré muchas veces.

Se lo he mostrado a Mis Apóstoles, a Mis Discípulos y en estos pocos más de dos mil años, os lo he mostrado también, en muchos milagros.  ¿Os dais cuenta, cómo reacciona Satanás, cuando se Me nombra? él huye,

él NO puede estar donde se vive el Amor, en donde está Mi Presencia… Y aun así, seguís temiendo. 

Debéis confiar plenamente en lo que Yo os he dado. Debéis caminar siempre con la frente en alto, aún en lugares que vosotros pensáis que os pueden hacer algo.

Si Yo realmente voy en vuestro corazón, porque tenéis esa Fe grande y Me invitáis a estar en vosotros, ¿Acaso, Satanás podrá contra vosotros?

NO Mis pequeños, si Me habéis invitado a estar en vosotros, él sabe que Yo voy en vosotros y NO se acercará, NO os hará daño, ES MI PROMESA. 

Pero vosotros preferís creer más en la Maldad, que en Mi Amor y en Mi Bondad.

Así es el hombre, siempre buscando más lo negativo, siempre creyendo más en lo negativo, y así no avanzaréis, Mis pequeños.

Os vuelvo a repetir, el Mal os limita, os encadena, os encarcela. Así no avanzaréis, Mis pequeños.

Pedid Mi Santo Espíritu. Ciertamente Mis Doce Apóstoles vivían en temor, hasta que llegó Pentecostés.

LOS DOCE FUERON MÁRTIRES. San Juan fue martirizado por el emperador romano Domiciano, pero no pudo matarlo y por eso lo desterró a la Isla de Patmos, donde murió de forma natural…

Mi Santo Espíritu les dio ese valor, un valor extraordinario.

Salían con valentía a llevar Mi Nombre entre los hombres, a llevarles lo que habían aprendido de Mí, a llevar Mi Paz, Mi Amor, a todos aquellos que encontraban en el camino, en las ciudades, por todos lados

Pedid Mi Santo Espíritu, para que os dé Fortaleza para que sepáis, de una vez por todas, que Satanás NO PODRÁ con aquellos que Me llevan por todos lados, que Me muestran ante los hombres, con vuestra presencia, con vuestras palabras, con vuestros gestos.

El ser otros Cristos os hace invencibles ante las potencias de Satanás. Yo en vosotros, ¿Acaso él podrá venceros si Soy Yo en vosotros? (1)

Tened pues Mis pequeños, mucho cuidado del cómo actuáis, qué aceptáis en vuestro corazón, qué tenéis en vuestra mente; porque os repito, os falta mucha Fe.

LA LUJURIA MATA LA FE por eso para Satanás, es su táctica favorita desde el Principio y ahora a nivel universal. Si ya mataron la FE, pídansela al Señor y ¡CUÍDENLA! 

Y al NO tener Fe, os falta confianza, os falta Esperanza, os falta Mi Presencia en vosotros.

Hijitos Míos, Yo obedecí a Mi Padre para venir, a traer a esta humanidad, el Conocimiento Divino. Os vine a enseñar lo que es el Amor Verdadero, que se vive en el Reino de los Cielos.

Me visteis hacer grandes prodigios, Milagros; pero sobre todo, lo más grande que os vine a dar fue el Amor.

El Amor de Nuestra Santísima Trinidad, el Amor que se vive en el Reino de los Cielos, que es a donde estáis llamados todos vosotros, a regresar.

Entended Mis pequeños, como os he explicado ya muchas veces, que el Príncipe de este Mundo es Satanás

y estáis rodeados de su maldad, de sus errores, de su Odio. Y lo vivís a diario. Pero para eso vine Yo, Mis pequeños; para contrarrestar todo eso, toda esa maldad que desgraciadamente, muchos la habéis ya dejado entrar a vuestro corazón.

Y actuáis prácticamente, igual que Judas en el momento en que Yo estuve con vosotros, aquí en la Tierra.

Hubo un gran cambio en once de Mis Discípulos, alcanzaron un grado de santidad muy alto,

Porque Me acompañaron, porque dejaron su vida normal y prefirieron estar con la Vida Nueva que Yo les traje,

Pero UNO, uno Me traicionó a pesar de que llegó a hacer de parte Mía, grandes cosas y a pesar de que le di Mi Conocimiento Divino, la Maldad de Satanás ya había entrado en su corazón.Él prefería las cosas del mundo, las tangibles, las que hacen que vuestro cuerpo goce, pero que no dejan que el alma goce. Y es ahí en donde estáis, la gran mayoría de vosotros, en un gran error.

Preferís el goce sensual de los sentidos, antes que el goce espiritual, que es infinitamente más bello que el sensual, que el que vosotros preferís.

Vosotros estáis llamados a niveles más altos que lo humano. Recordad que lo humano se va a quedar aquí, cuando seáis llamados a regresar al Reino de los Cielos,

Y al momento del desprendimiento que tendrá vuestra alma, ella se llevará el resultado de cómo utilizasteis las Virtudes y qué hicisteis en vuestro comportamiento humano.

Sí, el alma llevará el resultado de vuestras acciones humanas. Ciertamente, vuestras acciones humanas, siempre van respaldadas por vuestro conocimiento, por vuestras Virtudes, por vuestros errores que dejáis salir de vuestra alma.

Vuestra alma recibe los ataques de Satanás, pero vosotros tenéis el libre albedrío para detener lo malo y dejar salir lo bueno.

Continuamente sois atacados por Satanás, porque estáis en sus dominios;

pero también tenéis el Conocimiento Divino y lo tenéis en vuestra alma, si es que Me habéis aceptado como vuestro Dios y Señor de vuestra vida.

Al tener vosotros el Conocimiento Divino, deberéis colar todo lo que llega a vuestro ser y de vosotros deberá salir lo que hayáis escogido para vuestra vida.

Si escogisteis seguirMe detendréis dentro de vosotros, lo malo que Satanás os impulsa a llevar a cabo y NO lo haréis; porque las Virtudes que tenéis en vuestro ser, por haberMe aceptado en vuestra vida, NO dejará salir ese mal, aunque Satanás os esté aconsejando.

Ahora, cuando se dan situaciones, en donde el Amor y todas sus derivaciones deben salir, que deben fluir de vosotros, entonces vuestra alma las permite y se mostrará Mi Presencia en vosotros.

Si estáis Conmigo, daréis ejemplo de vida cristiana, o sea, de aquellos que Me siguen, que Me aman, de aquellos que se dejaron educar en Mis Leyes y en Mi Amor,

Pero si de vosotros NO fluye lo bueno que debéis llevar en vuestro corazón y en cambio, lo malo de vosotros detiene lo bueno que debiera salir, si es que estáis Conmigo, entonces es que estaréis actuando para Satanás. 

Si detenéis lo bueno y dejáis salir lo malo, NO estáis actuando para Mí, para vuestro Dios.

TRAMPA SATÁNICA: EL PODER, EL POSEER Y EL GANAR

Eso lo entendéis perfectamente, Mis pequeños, debéis estar conscientes del por qué estáis aquí en este Mundo, del por qué se os dio el Don de la vida y qué estáis haciendo, para que esa parte espiritual vuestra, actúe en el bien.

Es claro que lo que está a vuestro alrededor, es malo, en la mayoría de los casos, porque Satanás ha afectado todo, pero vosotros debéis cambiar todo ello en bondad y darle un tono de Amor.

El Amor lo es todo, Mis pequeños, sin Amor no podréis entrar al Reino de los Cielos. Si NO hay Amor en vosotros, para que repartáis a vuestros hermanos, NO estáis logrando llevar con vosotros al fin de vuestra existencia, lo que os ayudará para que la balanza se vuelque a vuestro favor.

Como os dije, al morir llevaréis en vuestra alma cargando, el resultado de vuestras obras buenas y el resultado de vuestras obras malas. Lo que hicisteis y lo que dejasteis de hacer.

¿Cómo os presentaréis ante Mí, vuestro Dios? Vinisteis para ser otros Cristos y NO vinisteis para ser otros Judas, otros TRAICIONEROS a Mi Amor.

Si así lo preferís, sabréis ya de antemano, que el Infierno os estará esperando, que es donde se encuentra el que Me traicionó. 

Él estuvo Conmigo, Me acompañó durante tres años, vivió el Amor, el Verdadero Amor, que Soy Yo y prefirió vivir en el Mal, a pesar de haber vivido y de haber gozado el Amor Divino.

Por eso es el pecado, el pecado más grave, el haber traicionado a su Dios, a vuestro Dios.

Y aquellos que prefieren también, hacer lo que él hizo, ese será su futuro eterno.

Yo siempre estoy con vosotros y os ayudo a que regreséis al camino del Bien.

Os doy muchas oportunidades a lo largo de vuestra existencia, para que viváis en el bien, para que lo busquéis, para que podáis discernir entre todo lo que está a vuestro alrededor, lo que es bueno y lo toméis.

Es como si en una canasta hubiera mucha fruta podrida, pero si escudriñáis, podréis encontrar una fruta que está en buen estado.

La fruta prohibida es todo el mal que os rodea, pero hay una fruta, una manzana que está bien, que está limpia y esa es el Amor que se encuentra alrededor del mal; pero lo podréis encontrar, si realmente lo buscáis.

Y quiero repetir esto, que lo podréis encontrar si realmente lo buscáis.

El Amor siempre está presente a vuestro alrededor, aunque os rodeé el Mal, siempre habrá algo bueno o alguien bueno que os podrá sacar de algún problema, de alguna duda, de algún error.

Yo siempre os pondré algo o alguien, para que podáis regresar hacia el bien.

El alma que Me busca siempre recibirá Mi Bien, Yo no Me escondo ante las almas y especialmente, con las más necesitadas.

Siempre voy a estar buscándoos, os quiero a todos, os necesito a todos, vosotros pertenecéis al Cielo, porque fuisteis creados para vivir en el Bien,

pero si vosotros preferís la traición, tenéis el libre albedrio, dañaréis Mi Corazón, pero aceptaré vuestra voluntad.

Venid pues, a Mí, todos los que queréis vivir en el Amor y que queréis alegrar Mi Corazón, porque a pesar de todo el mal que os rodea, Me seguís buscando y Me seguís necesitando.

Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones

Yo os Bendigo, en el Santísimo Nombre de Mi Padre, en Mi Santísimo Nombre, Redentor vuestro y en el Santísimo Nombre del Dios Amor. Luz y Verdad del Mundo.  

http://diospadresemanifiesta.com/

(1) UN ERROR DE CARÁCTER   y   BATALLAS QUE SE GANAN PERDIENDO