Archivos de etiquetas: santidad

EL PRIMER APÓSTOL


3 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Jesús camina solo por una vereda que corta dos parcelas de cultivo.

Juan se dirige hacia Él por un sendero completamente distinto que hay entre las tierras; al final le alcanza, pasando por una abertura del seto.

Juan es un jovencito con el color rosáceo de las mejillas lisas, una bella sonrisa en su boca bien dibujada y la mirada pura de sus ojos color turquesa oscuro, donde asoma la limpieza del alma virgen y la inocencia del niño que no ha dejado de ser, aunque empieza a convertirse en un hombre.

Tiene una larga cabellera rubio oscura que ondula al ritmo de su paso, que es tan veloz que parece que corriera.

Llama, cuando está para pasar el seto:

 –       ¡Maestro!

Jesús se detiene y se vuelve sonriendo.

–        ¡Maestro, suspiraba por Tí! Me han dicho en la casa donde estás que habías venido hacia la campiña… Pero no exactamente a dónde. Y temía no verte.

 Juan habla levemente inclinado, con mucho respeto.

Y no obstante, se le ve lleno de confidente afecto en su actitud y en la mirada que levanta hacia Jesús, con la cabeza ligeramente en dirección al hombro.

Jesús responde con ternura:

–        He visto que me buscabas y he venido hacia ti.

–        ¿Me has visto? ¿Dónde estabas, Maestro?

–        Allí – y Jesús indica un grupo de árboles lejanos que  por el color del ramaje, parece que son olivos.

Y agrega sonriente: 

–         Estaba allí, orando y pensando en lo que voy a decir esta tarde en la sinagoga. Pero lo he dejado enseguida, nada más verte.

Fue con la vista espiritual.

–         ¿Y cómo has podido verme si yo apenas distingo ese lugar, escondido detrás de aquel promontorio?

–         Y sin embargo, ya ves que he salido a tu encuentro porque te he visto. Lo que no hace el ojo lo hace el amor».

–          Sí, lo hace el amor. Entonces, me amas, ¿No, Maestro?

–          Y tú, ¿Me amas Juan, hijo de Zebedeo?

–          Mucho, Maestro. Tengo la impresión de haberte amado siempre. Antes de conocerte, mi alma te buscaba. Y cuando te he visto, ella me ha dicho: “He ahí a quien buscas”. Yo creo que te he encontrado porque mi alma te ha sentido.

–          Tú lo dices Juan, y es así. Yo también he venido hacia ti porque mi alma te ha sentido. ¿Durante cuánto tiempo me amarás?

–          Siempre, Maestro. Ya no quiero amar a nadie que no seas Tú.

–          Tienes padre y madre, hermanos, hermanas; tienes la vida y con la vida, la mujer y el amor. ¿Serás capaz de dejarlo todo por Mí?

–          Maestro… no sé… pero me parece si no es soberbia el decirlo, que tu predilección será para mí, padre, madre, hermanos, hermanas e incluso mujer. De todo sí, de todo me consideraré saciado, si Tú me amas.

–          ¿Y si mi amor te comporta sufrimientos y persecuciones?

–           Será como nada, Maestro, si Tú me amas.

–           Y el día que Yo debiera morir…

–           ¡No! Eres joven, Maestro… ¿Por qué morir?

–           Porque el Mesías ha venido para predicar la Ley en su verdad y para llevar a cabo la Redención. Y el mundo aborrece la Ley y no quiere redención. Por eso persigue a los mensajeros de Dios.  

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

–           ¡Oh, que esto no suceda! ¡No le manifiestes este pronóstico de muerte a quien te ama!… Pero, aunque tuvieras que morir, yo te amaría de todas formas. Deja que te ame.

Juan tiene una mirada suplicante.

Más humilde que nunca, camina al lado de Jesús y parece como si mendigara amor.

Jesús se detiene. Lo mira, lo taladra con la mirada de sus ojos profundos.

Y poniéndole la mano sobre su cabeza inclinada, le dice:

–           Quiero que me ames.

–           ¡Oh, Maestro!

Juan se siente feliz. Aunque sus pupilas brillen por el lanto contenido.

Ríe con esa joven boca suya bien dibujada. Toma la mano divina, la besa en el dorso y la aprieta contra su corazón.

Luego, continúan su camino.

–           Has dicho que me buscabas…

–           Sí. Para anunciarte que mis amigos quieren conocerte… Y porque… ¡Oh, qué ganas tenía de estar de nuevo contigo! Te he dejado hace pocas horas… y ya no podía seguir sin ti.

–           Entonces, ¿Has sido un buen anunciador del Verbo?

–           También Santiago Maestro, ha hablado de ti de manera… convincente.

–           De forma que incluso quien desconfiaba…Y no es culpable, porque la prudencia era la causa de su reserva, se ha persuadido. Vamos a confirmarlo del todo.

–           Tenía un poco de miedo…

Jesús detiene el paso y dice:

–           ¡No! ¡No miedo a mí! He venido por los buenos y más aún por quien está en el error. Yo quiero salvar, no condenar.

Con los honestos seré todo Misericordia.

Intercesoramente, Juan interviene

–           ¿Y con los pecadores?

–           También. Por deshonestos entiendo los que lo son espiritualmente, y con hipocresía fingen ser buenos, mientras que realizan obras malvadas.

Y hacen esas cosas y de esa forma, para obtener algún beneficio propio y sacar algún provecho del prójimo. Con éstos seré severo.

–           Simón entonces puede sentirse seguro. Es auténtico como ningún otro.

–           Así me gusta, y así quiero que seáis todos.

–           Simón quiere decirte muchas cosas.

–           Lo escucharé después de hablar en la sinagoga. He dicho que se avise no sólo a los ricos y a los sanos sino también a los pobres y a los enfermos. Todos tienen necesidad de la Buena Nueva.

E1 poblado está cercano. Algunos niños juegan en la calle; uno, corriendo se choca con las piernas de Jesús.

Y se hubiera caído, si Él no lo hubiese aferrado con solicitud.

El niño llora de todas formas, como si se hubiera hecho daño.

 Y Jesús sujetándolo, le dice:

–        ¿Un israelita que llora? ¿Qué habrían debido hacer los miles y miles de niños que se hicieron hombres atravesando el desierto siguiendo a Moisés?

Pues bien, más por ellos que por los otros, porque el Altísimo ama a los inocentes y cuida providentemente de estos angelitos de la Tierra.

De estas avecillas sin alas, como de los pájaros del bosque y de los aleros, justamente por éstos envió tan dulce maná. ¿Te gusta la miel? ¿Sí? Bueno, pues si eres bueno comerás una miel más dulce que la de tus abejas.

–         ¿Dónde? ¿Cuándo?

–         Cuando, después de una vida de fidelidad para con Dios, vayas a Él.

–         Sé que no iré a Él si no viene el Mesías. Mamá me dice que por ahora cada uno de nosotros, israelitas, somos como Moisés y morimos teniendo ante nuestros ojos la Tierra Prometida.

Dice que nos damos a la espera de entrar en ella y que sólo el Mesías hará que entremos.

–        ¡Pero qué israelita tan genial! Pues bien, Yo te digo que cuando mueras entrarás enseguida en el Paraíso, porque el Mesías para entonces, habrá abierto ya las puertas del Cielo. Pero tienes que ser bueno.

Una mujer aparece y el niño grita:

–        ¡Mamá! ¡Mamá! 

El niño se desata de los brazos de Jesús y corre hacia una joven esposa que regresa con un ánfora de cobre.

–        ¡Mamá! El nuevo Rabí me ha dicho que iré inmediatamente al Paraíso cuando muera, y que comeré mucha miel… pero si soy bueno. ¡Seré bueno!

–        ¡Dios lo quiera! Perdona, Maestro, si te ha molestado. ¡Está lleno de vitalidad!

–        La inocencia no molesta, mujer. Dios te bendiga, porque eres una madre que cría a los hijos en el conocimiento de la Ley.

La mujer se sonroja ante esta alabanza y responde:

–        Que Dios te bendiga también a ti – y desaparece con su pequeño.

Juan pregunta:

–       ¿Te gustan los niños, Maestro?

Jesús contesta:

–        Sí, porque son puros y sinceros… y amorosos.

–         ¿Tienes sobrinos, Maestro?

–         No tengo sino una Madre. Pero en Ella están presentes la pureza, la sinceridad, el amor de los niños más santos junto a la sabiduría, justicia y fortaleza de los adultos.

En mi Madre tengo todo, Juan.

–         ¿Y la has dejado?

–         Dios está por encima incluso de la más santa de las madres.

–         ¿La conoceré yo?

–          La conocerás.

–         ¿Y me querrá?

–          Te amará porque Ella ama a quien ama a su Jesús.

–         ¿Entonces no tienes hermanos?

–         Tengo algunos primos por parte del marido de mi Madre. Pero todo hombre es para mí un hermano y para todos he venido. Henos aquí delante de la sinagoga.

Yo entro; tú vendrás después con tus amigos.

Juan se va y Jesús entra en una estancia cuadrada que tiene el típico aparato de luces colocadas en triángulo y de atriles con rollos de pergamino.

Ya hay una multitud que espera y ora.

También Jesús ora.

La multitud bisbisea y hace comentarios detrás de Él.

Jesús se inclina para saludar al jefe de la sinagoga y luego pide un rollo, tomado al azar.

Jesús empieza la lección…

–          El Espíritu me mueve a leer esto para vosotros. Al principio del séptimo libro de Jeremías se lee: “Esto dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel:

‘Enmendad vuestros hábitos y Vuestros sentimientos, y entonces habitaré con vosotros en este lugar,

No os hagáis falsas ilusiones con esas palabras vanas que repetís: aquí está el Templo del Señor.

Porque si vosotros mejoráis vuestros hábitos y sentimientos, si hacéis justicia entre el hombre y su prójimo, si no oprimís al extranjero, al huérfano y a la viuda,

si no esparcís en este lugar la sangre inocente, si no seguís a los dioses extranjeros, para desventura vuestra, entonces Yo habitaré con vosotros en este lugar, en la tierra que di a vuestros padres para siempre”.

Oíd, vosotros, de Israel. Yo vengo a iluminaros las palabras de luz que vuestra alma ofuscada ya no sabe ni ver ni entender. Oíd. Mucho llanto cae sobre la tierra del pueblo de Dios:

Lloran los ancianos al recordar las antiguas glorias, lloran los adultos bajo el peso del yugo, lloran los niños sin porvenir de gloria.

Mas la gloria de la Tierra no es nada respecto a una gloria que ningún opresor, aparte de Satanás y la mala voluntad, puede arrebatar.

¿Por qué lloráis? ¿Cómo es que el Altísimo que siempre fue bueno para con su pueblo, ahora ha vuelto hacia otro lugar su mirada y niega a sus hijos la visión de su Rostro?

¿Ya no es el Dios que abrió el mar y por él hizo pasar a Israel y por arenas lo condujo y nutrió. Y lo defendió contra los enemigos?

¿Y para que no perdiese la pista del camino del Cielo, como dio a los cuerpos la nube, les dio la Ley a las almas? ¿Ya no es el Dios que dulcificó las aguas y proporcionó el maná a los que estaban extenuados?

¿Ya no es el Dios que quiso estableceros en esta tierra y estrechó con vosotros una alianza de Padre a hijos? Y entonces, ¿Por qué ahora el pueblo extranjero os ha abatido?

Muchos entre vosotros murmuran: “¡Y, sin embargo, aquí está el Templo!”.

No basta tener el Templo e ir a él a rezar a Dios. El primer templo está en el corazón de cada hombre y en él se debe llevar a cabo una santa Oración.

Pero no puede ser santa si antes el corazón no se enmienda. Y con el corazón los hábitos, los afectos, las normas de justicia respecto a los pobres, respecto a los siervos, respecto a los parientes, respecto a Dios.

Mirad. Yo veo ricos de duro corazón que depositan pingües ofrendas en el Templo, pero no saben decirle al pobre: “Hermano, toma un pan y un denario. Acéptalo. De corazón a corazón. Que esta ayuda no te humille a ti, y no me ensoberbezca a mí el dártela”.

Veo que hay quien ora y se lamenta ante Dios de que no lo escucha prontamente. Y después, al mísero en ocasiones, de su propia sangre, que le dice: “Escúchame” y le responde con corazón de piedra: “No”.

Veo que lloráis porque quien os domina desangra vuestra bolsa.

Pero luego vosotros sacáis la sangre a quien odiáis, y no os horroriza el vaciar un cuerpo de sangre y de vida.

¡Oh, israelitas! El tiempo de la Redención ha llegado. Más, preparad sus vías en vosotros con la buena voluntad. Sed honestos, buenos; amaos los unos a los otros.

Ricos, no despreciéis; comerciantes, no cometáis fraudes; pobres, no envidiéis.

Sois todos de una sangre y de un Dios. Todos estáis llamados a un destino. No os cerréis con vuestros pecados el Cielo que el Mesías os va a abrir.

¿Que hasta ahora habéis errado? Ya no más. Caiga todo error.

Simple, buena, fácil es la Ley que vuelve a los Diez Mandamientos iniciales; pero deben estar inmersos en la Luz del Amor.

Venid. Yo os mostraré cuáles son:

Amor, amor, amor. Amor de Dios a vosotros, de vosotros a Dios. Amor entre vosotros. Siempre amor, porque Dios es Amor y son hijos del Padre los que saben vivir el amor.

Yo estoy aquí para todos y para dar a todos la luz de Dios. He aquí la Palabra del Padre que se hace alimento en vosotros. Venid, gustad, cambiad la sangre del espíritu con este alimento.

Todo veneno desaparezca, toda concupiscencia muera. Se os ofrece una gloria nueva, la Eterna. La alcanzarán los que hagan de la Ley de Dios estudio verdadero de su corazón.

Empezad por el amor. No hay nada más grande. CUANDO SEPÁIS AMAR, sabréis ya todo.

Y Dios os amará. Y Amor de Dios quiere decir ayuda contra toda tentación.

La bendición de Dios descienda sobre quien le eleva un corazón lleno de buena voluntad.

Jesús ha terminado de hablar.

ROSTRO MAESTRO

Se oye el bisbiseo de la gente. Después de himnos muy salmodiados, la asamblea se disuelve.

Jesús sale a la placita.

En la puerta están Juan y Santiago con Pedro y Andrés.

Jesús los saluda:

–          La paz esté con vosotros. Éste es el hombre que para ser justo necesita no juzgar sin conocer primero, pero que es honesto reconociendo su equivocación.

Simón, ¿Has querido verme? Aquí me tienes. Y tú, Andrés, ¿Por qué no has venido antes?

Los dos hermanos se miran turbados.

Andrés susurra:

–           No me atrevía…

Pedro está rojo, no habla.

 Pero cuando oye que Jesús le dice al hermano:

–         ¿Hacías algo malo viniendo? Sólo el mal no se debe osar hacer.

Interviene con franqueza:

–          He sido yo. Él quería traerme inmediatamente hacia ti. Pero yo… yo he dicho… Sí, he dicho: “No creo”, y no he querido. ¡Oh, ahora me siento mejor!…

Jesús sonríe y dice:

–          Por tu sinceridad, te manifiesto que te amo.

–          Pero yo… yo no soy bueno… no soy capaz de hacer lo que has dicho en la sinagoga. Soy iracundo y si alguno me ofende… ¡bueno!…

Soy codicioso y me gusta tener dinero. Y al vender el pescado, bueno… no siempre… no siempre he estado limpio de fraude. Y soy ignorante.

Quiero seguirte, tengo poco tiempo y así recibir la luz. ¿Qué puedo hacer? Quisiera ser como Tú dices… Pero… 

Jesús sonríe ampliamente y declara:

–         No es difícil, Simón. ¿Conoces un poco la Escritura? ¿Sí? Pues bien, piensa en el profeta Miqueas.

Dios quiere de ti lo que dice Miqueas. No te pide que te arranques el corazón, ni que sacrifiques los afectos más santos. Por ahora no te lo pide.

Un día tú le darás a Dios, sin que te lo demande, incluso a ti mismo. Pero Él espera a que un sol y un rocío de ti, sutil tallo de hierba, hagan palma robusta y gloriosa.

Por ahora te pide esto: practicar la justicia, amar la misericordia, poner toda la atención en seguir a tu Dios.

Esfuérzate en hacer esto y quedará cancelado el pasado de Simón, y tú serás el hombre nuevo, el amigo de Dios y de su Cristo. No serás ya Simón, sino Cefas, piedra segura en que me apoyaré.

–          ¡Esto me gusta! Esto lo entiendo. La Ley es así… Es así… mira, ¡Yo ya no sé practicarla de la forma que la presentan los rabinos!… Pero esto que Tú dices, sí. Me parece que lo lograré. Tú me vas a ayudar, ¿No? ¿Resides en esta casa?… Conozco al dueño.

–          Estoy aquí. Pero voy a ir a Jerusalén. Y después predicaré por Palestina. Para esto he venido. De todas formas, volveré aquí frecuentemente.

–          Vendré a oírte de nuevo. Quiero ser tu discípulo. Un poco de luz entrará en mi cabeza.

–          En el corazón sobre todo Simón, en el corazón. Y tú, Andrés, ¿No hablas?

Andrés responde:

–          Escucho, Maestro.

Pedro agrega:

–          Mi hermano es tímido.

–          Será un león. Está anocheciendo. Que Dios os bendiga y os conceda buena pesca. Id.

–          La paz sea contigo.

Se van.

Nada más salir, Pedro observa:

–          ¿Qué habrá querido decir antes, con eso de que pescaré con otras redes y otro tipo de peces?

Andrés cuestiona:

–          ¿Por qué no se lo has preguntado? Querías decir muchas cosas, y luego casi ni hablas.

–          Me daba… vergüenza. ¡Es tan distinto de los demás rabinos!

Juan suspira con anhelo y gran nostalgia.

Y dice:

–          Ahora va a Jerusalén… Yo quería pedirle que me dejara ir con Él… pero no me he atrevido…

Pedro responde:

–          Vete a decírselo, muchacho. Nos hemos despedido de Él así, sin más… sin ni siquiera una palabra de afecto… Al menos, que sepa que lo admiramos. Ve, ve. Yo me encargo de comunicárselo a tu padre.

–          ¿Voy, Santiago?

–           Ve.

Juan se echa a correr…

Y también corriendo, vuelve lleno de júbilo:

–            Le he dicho: “¿Quieres que vaya contigo a Jerusalén?”. Me ha respondido: “Ven, amigo”. ¡Ha dicho “amigo”! Mañana a esta hora vendré aquí. ¡Ah! ¡A Jerusalén con Él!…

Y vuelve a partir corriendo.

Jesús dice:

 Quiero que tú y todos os fijéis en la actitud de Juan, en un aspecto que siempre pasa desapercibido.

Lo admiráis porque es puro, amoroso, fiel. Pero no os dais cuenta de que fue grande también en humildad. Él, primer artífice de que Pedro viniera a mí, modestamente calla este detalle.

El apóstol de Pedro y por tanto, el primero de mis apóstoles, fue Juan:

Primero en reconocerme, primero en dirigirme la palabra, primero en seguirme, primero en predicarme. Y, sin embargo, ¿Veis lo que dice?:

“Andrés, hermano de Simón, era uno de los dos que habían oído las palabras de Juan [el Bautista] y habían seguido a Jesús.

El primero con quien se encontró fue su hermano Simón, al cual le dijo: “Hemos encontrado al Mesías’

Y lo condujo a donde estaba Jesús”.

Justo además de bueno, sabe que Andrés se angustia por tener un carácter cerrado y tímido. Sabe que querría hacer muchas cosas pero que no logra hacerlas y desea para él en la posteridad, el reconocimiento de su buena voluntad.

Quiere que aparezca Andrés como el primer Apóstol de Cristo respecto a Simón, a pesar de que la timidez y la dependencia respecto a su hermano, le hubieran creado un sentimiento de derrota en el apostolado.

¿Quiénes, entre los que hacen algo por Mí, saben imitar a Juan y no se autoproclaman insuperables apóstoles, pensando que su éxito proviene de un complejo de cosas; que no son sólo santidad, sino también audacia humana, fortuna?

¿Y la circunstancia de estar junto a otros menos audaces y afortunados, pero quizás más santos que ellos?

Cuando tengáis algún éxito en el campo del bien, no os gloriéis de ello como si fuera mérito sólo vuestro.

Alabad a Dios, señor de los apostólicos obreros.  Y tened ojo limpio y corazón sincero para ver y dar a cada uno la alabanza que le corresponde.

Ojo límpido para discernir a los apóstoles que cumplen holocausto,.

Y que son las primeras, verdaderas palancas en el trabajo de los demás. Sólo Dios los ve a éstos, que tímidos pareciera que no hacen nada.

Y son sin embargo, los que le roban al Cielo el Fuego de que están investidos los audaces.

Corazón sincero en cuanto a decir: “Yo actúo, pero éste ama más que yo, ora mejor que yo, se inmola como yo no sé hacer y como Jesús ha dicho: “

Dentro de la propia habitación con la puerta cerrada para orar en secreto:

Yo, que intuyo su humilde y santa virtud, quiero darla a conocer y decir:

‘Yo soy instrumento activo; éste, fuerza que me imprime movimiento; porque, injertado como está en Dios, me es canal de celeste fuerza”.

Y la bendición del Padre, que desciende para recompensar al humilde que en silencio se inmola para dar fuerza a los apóstoles,

descenderá también sobre el apóstol que sinceramente reconoce la sobrenatural y silenciosa ayuda, que le viene a él del humilde, y el mérito de éste, que la superficialidad de los hombres no nota. Aprended todos.

¿Es mi predilecto? Sí.

Pero, ¿No tiene también esta semejanza conmigo? Puro, amoroso, obediente, mas también humilde. Yo me miraba en él y en él veía mis virtudes.

Lo amaba, por ello, como un segundo Yo. Veía la mirada del Padre depositada en él, reconociéndolo como un pequeño Cristo.

Y mi Madre me decía:

–    “Siento en él un segundo hijo. Me parece verte a ti, reproducido en un hombre”.

¡Oh…, la Llena de Sabiduría cómo te conoció dilecto mío! Los dos azules de vuestros corazones de pureza se fundieron en un único velo para protegerme amorosamente.

Y vinieron a ser un solo amor, antes incluso de que Yo diera a la Madre a Juan y a Juan a la Madre.

Se habían amado porque habían reconocido su mutua similitud:

Hijos y hermanos del Padre y del Hijo.

LA SUPREMA TENTACIÓN


1 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

DEL TAMAÑO DE LA MISIÓN, ES LA TENTACIÓN

Ante mí la soledad pedregosa que había contemplado a mi izquierda en la visión del Bautismo de Jesús en el Jordán.

Pero debo haberme adentrado mucho en ella, porque no veo en absoluto el hermoso río lento y azul, ni la vena de hierba que sigue su curso por las dos orillas, como alimentada por aquella arteria de agua.

Aquí sólo soledad, pedruscos, tierra tan abrasada que ha quedado reducida a polvo amarillento, que de vez en cuando el viento levanta en pequeños remolinos que parecen hálito de boca febril, por lo seco y calientes que están.

Son muy molestos por el polvo que con ellos penetra en la nariz y en la faringe.

Muy raros se  ven, algúnos pequeños matorrales espinosos que han resistido, quién sabe por qué. 

En aquella desolación, parecen los restos de mechones de cabellos en la cabeza de un calvo.

Arriba, un cielo despiadadamente azul; abajo, el terreno árido; en torno, rocas y silencio. 

Apoyado en una roca que por su forma, crea una covacha y sentado en una piedra que ha sido arrastrada hasta la oquedad, está Jesús.

Se resguarda así del sol ardiente.

Y el interno consejero me indica que esa piedra en la que ahora está sentado, es también su reclinatorio y su almohada,

cuando descansa por breves horas envuelto en su manto bajo la luz de las estrellas y el aire frío de la noche.

Ahí cerca está la bolsa que tomó antes de salir de Nazaret.

Y por lo flácida que aparece, todo su haber está vacía de la poca comida que en ella había puesto María.

Jesús está muy delgado y pálido.

Está sentado, con los codos apoyados en las rodillas y los antebrazos hacia fuera, con las manos unidas y entrelazadas por los dedos. Medita.

De vez en cuando, levanta la mirada y la dirige a su alrededor. Y mira al Sol que está alto casi a plomada, en el cielo azul.

De vez en cuando y especialmente después de dirigir la mirada en torno a sí y alzarla hacia la luz solar, como con vértigo.

Cierra los ojos y se apoya en la peña que le sirve de cobijo.

Entonces se acerca un beduino envuelto en ricas vestiduras y un gran manto, que se asemeja a un disfraz de dominó.

En la cabeza el turbante, cuyas faldas blancas caen sobre los hombros y a ambos lados de la cara para protegerlos.

De manera que de la cara, puede verse un pequeño triángulo muy moreno, de labios delgados y sinuosos, de ojos negrísimos y hundidos, llenos de destellos magnéticos.

Dos pupilas que te leen en el fondo del corazón, pero en las que no lees nada o una sola palabra: MISTERIO.  

Lo opuesto de los ojos de Jesús, también muy magnéticos y fascinantes, que te lee en el corazón; pero en el que tú lees también que en su corazón hay amor y bondad hacia ti.

La mirada de Jesús es una caricia en el alma.

Ésta es como un doble puñal que te perfora y quema.  

Jesús lo reconoce, pero no da indicios de ello.

Satanás se acerca despacio y lentamente pronuncia un cuestionamiento:

–      ¿Estás sólo?

Jesús lo mira y no responde. 

–      ¿Cómo es que estás aquí? ¿Te has perdido?.

Jesús vuelve a mirarlo y calla. 

 –      Si tuviera agua en la cantimplora, te la daría, pero yo también estoy sin ella. Se me ha muerto el caballo y me dirijo a pie al vado.

Allí beberé y encontraré a alguien que me dé un pan. Sé el camino. Ven conmigo. Te guiaré.

Jesús ya ni siquiera alza los ojos. 

 –      ¿No respondes? ¿Sabes que si te quedas aquí mueres? Ya se levanta el viento. Va a haber tormenta. Ven».

Jesús aprieta las manos en muda oración.   

–       ¡Ah, entonces eres Tú! ¡Hace mucho que te busco! Y hace mucho que te vengo observando.

Desde el momento en que fuiste bautizado. ¿Llamas al Eterno?

Está lejos. Ahora estás en la tierra, entre los hombres.

Y sobre los hombres reino yo.

Pero, me das pena y quiero ayudarte, porque eres bueno y has venido a sacrificarte por nada.

Los hombres te odiarán por tu bondad.

No entienden más que de oro, comida y sensualidad.

Sacrificio, dolor, obediencia, son para ellos palabras más muertas que esta tierra que tenemos a nuestro alrededor. Son aún más áridos que este polvo.

Sólo la serpiente y el chacal pueden esconderse aquí, esperando morder o despedazar a alguno.

Vámonos. No merece la pena sufrir por ellos. Los conozco más que Tú.

Satanás se ha sentado frente a Jesús, lo escudriña con su mirada tremenda y sonríe con su boca de serpiente.

Jesús sigue callado y ora mentalmente. 

Su archienemigo mortal, hace un ademán con la mano y empieza a proyectar poderosas imágenes sobre el alma de un humano que considera inferior a él. 

Con el pecado quedamos sometidos, él influye fuertemente sobre nuestros pensamientos y sobre nuestros sentimientos. 

El Nazareno es por ahora, solamente un Hombre al que cree poder controlar a su antojo. Y por lo tanto está sometido a su angelical poder…

Lucifer insiste:

–      Tú desconfías de mí. Haces mal. Yo soy la sabiduría de la Tierra. Puedo ser maestro tuyo para enseñarte a triunfar. Mira: lo importante es triunfar.

Luego, cuando uno se ha impuesto, cuando ha engatusado al mundo, puede conducir a éste a donde quiera. Pero primero hay que ser como les gusta a ellos, como ellos.

Seducirlos haciéndoles creer que los admiramos y seguimos su pensamiento.

Eres joven y atractivo. Empieza por la mujer, Siempre se debe comenzar por ella.

Yo me equivoqué induciendo a la mujer a la desobediencia.

Debería haberla aconsejado de otra forma.

Habría hecho de ella un instrumento mejor y habría vencido a Dios. Actué precipitadamente.

¡Pero Tú…! Yo te enseño porque un día deposité en tí mi mirada con júbilo angélico y aún me queda un resto de aquel amor.

Escúchame y usa mi experiencia: búscate una compañera. Adonde Tú no llegues, ella llegará. Eres el nuevo Adán, debes tener tu Eva.

Además, ¿Cómo podrás comprender y curar las enfermedades de la sensualidad si no sabes lo que son?

¿No sabes que es ahí donde está el núcleo del que nace la planta de la codicia y del afán de poder?

¿Por qué el hombre quiere reinar? ¿Por qué quiere ser rico, potente? Para poseer a la mujer.

Ésta es como la alondra. Tiene necesidad de algo que brille para sentirse atraída.

El oro y el poder son las dos caras del espejo que atraen a las mujeres y las causas del mal en el mundo.

Mira: detrás de mil delitos de distinta naturaleza, hay al menos novecientos que tienen raíz en el hambre de posesión de la mujer.

O en la voluntad de una mujer consumida por un deseo que el hombre aún no satisface, o ya no satisface. Ve a la mujer, si quieres saber qué es la vida.

Sólo después sabrás atender y curar los males de la Humanidad.

¡Es bonita la mujer! No hay nada más hermoso en el mundo.

El hombre tiene el pensamiento y la fuerza. ¡Pero la mujer!…

Su pensamiento es un perfume, su contacto es caricia de flores, su gracia es como vino que entra, su debilidad es como madeja de seda o rizo de niño en las manos del hombre.

Su caricia es fuerza que se vierte en la nuestra y la enciende.

El dolor, la fatiga, la aflicción, quedan anulados cuando se está junto a una mujer y ella entre nuestros brazos como un ramo de flores.

Pero, ¡Qué tonto soy! Tú tienes hambre y te hablo de la mujer.

Tu vigor está exhausto Por ello, esta fragancia de la Tierra, esta flor de la creación, este fruto que da y suscita amor, te parece sin importancia.

Pero, mira estas piedras:

¡Qué redondeadas son y qué pulidas están, doradas bajo el Sol que cae!; ¿No parecen panes?

Tú, Hijo de Dios, no tienes más que decir “Quiero”, para que se transformen en oloroso pan como el que ahora están sacando del horno las amas de casa para la cena de sus familiares.

Y estas acacias tan secas, si Tú quieres, ¿No pueden llenarse de dulces pomos, de dátiles de miel?

¡Sáciate, oh Hijo de Dios! Tú eres el Dueño de la Tierra. Ella se inclina para ponerse a tus pies y quitarte el hambre.

¿Ves cómo te pones pálido y te tambaleas con solo oír nombrar el pan?

¡Pobre Jesús! ¿Estás tan débil, que ya no puedes ni siquiera dominar el milagro? ¿Quieres que lo haga yo en tu lugar?

No estoy a tu altura, pero algo puedo. Me quedaré falto de fuerzas durante un año, las reuniré todas, pero te quiero servir porque Tú eres bueno.

Y siempre me acuerdo que eres mi Dios, aunque me haya hecho indigno de llamarte tal.

Ayúdame con tu oración para que pueda…. 

Jesús responde con autoridad:

–      Calla. No sólo de pan vive el hombre, sino de toda Palabra que viene de Dios. 

La Tentación Física ha sido vencida…

El demonio siente una sacudida de rabia. Le rechinan los dientes y aprieta los puños.

De todas formas, se contiene…

Y transforma su mueca en sonrisa, antes de decir: 

 –     Comprendo, Tú estás por encima de las necesidades de la Tierra y te da repugnancia el servirte de mí. Me lo he merecido.

Hace otro ademán con la mano, haciendo que Jesús contemple la realidad existente en el Templo de Jerusalén…

Exponiéndole sin misericordia, los pecados de los sacerdotes, burlándose de sus sacrilegios y ESCARNECIENDO a Dios, sin palabras. 

Mientras dice con un tono de aparente comprensión:

–     Ven, entonces y ve lo que hay en la Casa de Dios, ve cómo incluso los sacerdotes no rehúsan hacer transacciones entre el espíritu y la carne; porque, al fin y al cabo, son hombres y no ángeles.

Cumple un milagro espiritual.

Yo te llevo al pináculo del Templo, Tú transfigúrate en belleza allí arriba. Y luego llama a las cohortes de ángeles y di que hagan de sus alas entrelazadas alfombra para tus pies y te porten así al patio principal.

Que te vean y se acuerden de que Dios existe.

De vez en cuando es necesario manifestarse, porque el hombre tiene una memoria muy frágil, especialmente en lo espiritual. Tú sabes qué dichosos se sentirán los ángeles de proteger tu pie y servirte de escalera cuando bajes. 

Jesús responde con severidad:

–      “No tientes al Señor tu Dios”, está escrito. 

La Tentación moral ha sido superada.

Lucifer replica contundente:

–      Comprendes que tu aparición tampoco mudaría las cosas y el Templo continuaría siendo un mercado y un lugar de corrupción.

Tu divina sabiduría sabe que los corazones de los ministros del Templo son un nido de víboras, que se devoran.

Y devoran, con tal de aumentar su poder.

Sólo los doma el poder humano.

Ven entonces. Adórame. Yo te daré la Tierra.

Alejandro, Ciro, Cesar, todos los mayores dominadores pasados o vivos serán semejantes a jefes de mezquinas caravanas respecto a Tí, que tendrás a todos los reinos de la Tierra bajo tu cetro.

Y con los reinos todas las riquezas, todas las cosas bellas de la Tierra: mujeres, caballos, soldados y templos.

Podrás poner en alto en todas partes tu Signo, cuando seas Rey de los reyes y Señor del mundo.

Entonces te obedecerá y venerará el pueblo y el sacerdocio.

Todas las castas te honrarán y servirán, porque serás el Poderoso, el Único, el Señor.  

¡Adórame aunque sólo sea un momento! ¡Quítame esta sed que tengo de ser adorado!

Es la que me ha perdido, pero ha quedado en mí y me quema.

Las llamaradas del Infierno son aire fresco de la mañana respecto a este ardor que me quema por dentro. Es mi infierno, esta sed.

¡Un momento, un momento sólo, Cristo, Tú que eres bueno!

¡Un momento, aunque sólo sea de gozo, al Eterno Atormentado!

Hazme sentir lo que quiere decir ser dios y me tendrás devoto; obediente como siervo durante toda la vida, en todas tus empresas.

¡Un momento! ¡Un solo momento y no te atormentaré más!

Satanás cae de rodillas, suplicando. 

Jesús por el contrario, se ha levantado.

Ha adelgazado en estos días de ayuno y parece aún más alto. Su rostro tiene un terrible aspecto de severidad y potencia,

Sus ojos son dos zafiros abrasadores, su Voz es un trueno que resuena en la oquedad de la roca y se esparce por el pedregal y el llano desolado,

Cuando dice:  

–      ¡Vete, Satanás! Está escrito: “Adorarás al Señor tu Dios y a Él sólo servirás”. 

La Tentación espiritual, también ha sido desechada.

Satanás, con un alarido de condenado, desgarro y de odio indescriptible, sale corriendo (es tremendo ver su furiosa, humeante persona).

Y desaparece con un nuevo alarido de maldición.

Jesús se sienta cansado, apoyando hacia atrás la cabeza contra la roca.

Parece exhausto. Suda.

Pero seres angélicos vienen a mover suavemente el aire con sus alas en el ambiente de bochorno de la cueva, purificándolo y refrescándolo.

Jesús abre los ojos y sonríe. No lo veo comer.

Yo diría que se nutre del aroma del Paraíso, obteniendo así nuevas fuerzas.

El Sol desaparece por el poniente.

Jesús toma su vacío talego y acompañado por los ángeles que producen una tenue luz suspendidos sobre su cabeza mientras la noche cae rapidísima, se dirige hacia el nordeste.

Ha recuperado su expresión habitual, el paso seguro.

Sólo queda como recuerdo del largo ayuno, un aspecto más ascético en su rostro delgado y pálido.

Y en sus ojos, absortos en una alegría que no es de esta Tierra.

Dice Jesús:

 Has visto que Satanás se presenta siempre con apariencia benévola, con aspecto común.

Si las almas están atentas y sobre todo, en contacto espiritual con Dios, advierten ese aviso que las hace cautelosas y las dispone a combatir las insidias demoníacas.

Pero si las almas no están atentas a lo divino, separadas por una carnalidad oprimente y ensordecedora,

SIN LA AYUDA DE LA ORACIÓN QUE UNE A DIOS

Y VIERTE SU FUERZA COMO POR UN CANAL EN EL CORAZÓN DEL HOMBRE

 Entonces difícilmente se dan cuenta de la celada y caen en ella.

Y luego es muy difícil liberarse.

Las dos vías más comunes que Satanás toma para llegar a las almas son la sensualidad y la gula.

Empieza siempre por la materia; una vez que la ha desmantelado y subyugado, pasa a atacar a la parte superior:

Primero lo moral (el pensamiento con sus soberbias y deseos desenfrenados).

Después el espíritu, quitándole no sólo el amor — que ya no existe cuando el hombre ha substituido el amor divino por otros amores humanos — sino también el temor de Dios. 

Es entonces cuando el hombre se abandona en cuerpo y alma a Satanás, con tal de llegar a gozar de lo que desea, de gozar cada vez más.

Has visto cómo me he comportado Yo: SILENCIO Y ORACIÓN.

Silencio y Oración. Silencio.

Efectivamente, si Satanás lleva a cabo su obra de seductor y se nos acerca, se le debe soportar sin impaciencias necias ni miedos mezquinos.

Pero reaccionar: ante su presencia, con entereza; ante su seducción, con la Oración.

Es inútil discutir con Satanás.

Vencería él, porque es fuerte en su dialéctica.

Sólo Dios puede Vencerlo.

Entonces recurrir a Dios, que hable por nosotros, a través de nosotros.

Mostrar a Satanás ese Nombre y ese Signo, no tanto escritos en un papel o grabados en un trozo de madera, cuanto escritos y grabados en el corazón.

MI NOMBRE, MI SIGNO.

 Rebatir a Satanás únicamente cuando insinúa que es como Dios, rebatirle usando la Palabra de Dios; no la soporta.

Luego, después de la lucha, viene la victoria.

Y los ángeles sirven y defienden del Odio de Satanás al vencedor; lo confortan con los rocíos celestes, con la gracia que vierten a manos llenas en el corazón del hijo fiel, con la bendición que acaricia al espíritu.

Hace falta tener la voluntad de vencer a Satanás.

Y Fe en Dios y en su ayuda; Fe en la fuerza de la Oración y en la Bondad del Señor.

En ese caso Satanás no puede causar ningún daño.

Tres días después…

Jesús va caminando a lo largo de la faja verde que sigue el curso del Jordán.

Ha vuelto al lugar de su Bautismo, cerca del vado reconocido y frecuentado, para pasar a la otra margen, hacia la Perea.

Pero el lugar, hace poco tan colmado de gente, ahora se ve desierto. Sólo algún viandante a pie o montado en asnos o caballos, lo recorre.

Jesús parece no darse cuenta siquiera. Continúa por su camino subiendo hacia el norte, como absorto en sus pensamientos.

Cuando llega a la altura del vado, se cruza con un grupo de hombres de distintas edades que discuten animadamente entre ellos y luego se separan, parte yendo hacia el sur, parte subiendo hacia el norte.

Entre los que se dirigen hacia el norte van Juan y Santiago.

Juan es el primero que ve a Jesús y lo señala mostrándoselo al hermano y a los compañeros. Hablan un poco entre ellos.

Y Juan se echa a andar deprisa para alcanzar a Jesús.

Santiago le sigue más despacio. Los demás no hacen mayor caso; caminan lentamente, en animada conversación.

Juan, cuando llega a no más de unos dos o tres metros detrás de Jesús, grita:

-¡Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo!

Jesús se vuelve y lo mira.

Los dos están a pocos pasos el uno del otro. Se observan.

Jesús con su aspecto serio e indagador.

Juan con su mirada pura y risueña en ese hermoso rostro juvenil e imberbe, es un adolescente un poco mayor de quince años.   

Jesús pregunta:

–     ¿A quién buscas?

Juan contesta con firmeza:

–      A ti, Maestro.

–     ¿Cómo sabes que soy maestro? 

–     Me lo ha dicho el Bautista.   

–     Y entonces ¿Por qué me llamas Cordero? 

–     Porque le he oído a él llamarte así un día en que Tú pasabas, hace poco más de un mes. 

–     ¿Qué quieres de Mí? 

–     Que nos digas palabras de vida eterna y que nos confortes. 

–     ¿Quién eres? 

–      Juan de Zebedeo y éste es Santiago, mi hermano.

Somos de Galilea, pescadores. Somos, además, discípulos de Juan.

Él nos decía palabras de vida y nosotros le escuchábamos, porque queremos seguir a Dios. Y con la penitencia, merecer el perdón, preparando los caminos del corazón a la venida del Mesías.

Tú lo eres. Juan lo dijo, porque vio el signo de la Paloma posarse sobre ti.

A nosotros nos lo dijo: “He ahí el Cordero de Dios”.

Yo te digo: Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, danos la paz, porque ya no tenemos a nadie que nos guíe y nuestra alma está turbada.  

–     ¿Dónde está Juan?». 

Santiago explica:

–      Herodes lo ha apresado. Está en prisión, en Maqueronte. Los más fieles de entre los suyos han intentado liberarlo, pero no se puede. 

Juan insiste:

–      Nosotros volvemos de allí. Déjanos ir contigo, Maestro. Muéstranos dónde vives. 

Jesús aclara:

–     Venid. Pero ¿sabéis lo que pedís? Quien me siga tendrá que dejar todo; casa, familia, modo de pensar, e incluso la vida.

Yo os haré mis discípulos y amigos, si queréis. Pero no tengo riquezas ni seguridades. Soy pobre hasta no tener ni dónde reclinar la cabeza y lo seré aún más.  

Más perseguido que una oveja perdida, por los lobos. Mi doctrina es todavía más severa que la de Juan, porque prohíbe incluso el resentimiento.

No se dirige tanto hacia lo externo cuanto hacia el espíritu. Tendréis que renacer, si queréis ser míos. ¿Queréis hacerlo?  

–      Sí, Maestro, Tú sólo tienes palabras que nos dan luz, que descienden y donde había tinieblas de desolación por carecer de guía, proporcionan calor y luz de sol.   

–     Venid, entonces. Vamos. Os adoctrinaré por el camino.

Dice Jesús:

Juan de Zebedeo es el puro entre los discípulos.

Después de los cuarenta días pasados en el desierto.

Una vez acaecido el arresto de Juan un día después, los dos discípulos de Juan Bautista a los cuales me había señalado diciendo:

‘He ahí el Cordero de Dios’, viéndome de nuevo, me llamaron y me siguieron”.

El grupo que se cruzó conmigo era numeroso, pero sólo uno me reconoció: el que tenía alma, pensamiento y carne, limpios de toda lujuria.

Insisto sobre el valor de la pureza. La castidad es siempre fuente de lucidez de pensamiento. La virginidad afina y conserva la sensibilidad intelectiva y afectiva hasta la perfección.

Perfección que sólo quien es virgen experimenta.

Virgen se es de muchas formas. A la fuerza — y esto especialmente para las mujeres —, cuando no se ha sido elegido para casarse.

Debería ser así también para los hombres, pero no lo es, lo cual está mal.

Porque de una juventud ensuciada prematuramente por la lascivia sólo podrá salir un cabeza de familia enfermo en el sentimiento y frecuentemente, también en la carne.

Existe la virginidad conscientemente querida, o sea, la de quienes en un arrebato del corazón, se consagran al Señor.

¡Hermosa virginidad! ¡Sacrificio agradable a Dios! Pero luego no todos saben permanecer en ese candor de lirio enhiesto sobre el tallo, orientado hacia el Cielo;

que no sabe del fango del suelo, abierto sólo al beso del sol de Dios y de sus rocíos.

Muchos permanecen fieles materialmente al voto en sí. Pero infieles con el pensamiento, que añora y desea lo que ha sacrificado. Éstos son vírgenes sólo a medias. 

Señor, te entrego TODO lo que siento y lo que pienso, DAME tu santidad y tu pureza, para FUSIONARME con tu Corazón.

Si la carne está intacta, el corazón no lo está. Este corazón fermenta, hierve, libera humos de sensualidad, tanto más refinada y saboreada,

cuanto más es creación del pensamiento que acaricia, alimenta y aumenta continuamente imágenes de satisfacciones ilegítimas; ilícitas incluso para el libre, más que ilícitas para el consagrado.

Viene entonces la hipocresía del voto. Hay apariencia, la sustancia falta.

Y en verdad os digo que entre quien viene a mí con el lirio roto por la imposición de un tirano,

y quien viene con el lirio no materialmente quebrado, pero sí sucio de babas por la regurgitación de una sensualidad acariciada y cultivada para llenar de ella las horas de soledad,

Yo llamo “virgen” al primero y “no virgen” al segundo.

Y al primero le doy corona de virgen y doble corona de martirio con causa en la carne herida y en el corazón llagado por la mutilación no querida.

E1 valor de la pureza es tal que Satanás se preocupó ante todo de inducirme a la impureza.

Él sabe bien que la culpa sensual desmantela el alma y la hace fácil presa para las otras culpas.

La atención de Satanás se dirigió a este punto capital para vencerMe.

El pan, el hambre, son las formas materiales para la alegoría del apetito, de los apetitos que Satanás explota para sus fines.

¡Bien distinto es el alimento que él me ofrecía para hacerme caer como ebrio a sus pies!

Después vendría la gula, el dinero, el poder, la idolatría, la blasfemia, la abjuración de la Ley divina.

Mas el primer paso para poseerme era éste: el mismo que usó para herir a Adán.

El mundo se burla de los puros. Los culpables de impudicia los agreden. Juan el Bautista es una víctima de la lujuria de dos obscenos.

Pero si el mundo tiene todavía un poco de luz, se debe a los puros del mundo. Son ellos los siervos de Dios y saben entender a Dios y repetir las palabras de Dios.

Yo he dicho: “Bienaventurados los puros de corazón, porque verán a Dios”, incluso desde la Tierra.

Ellos, a quienes el humo de la sensualidad no turba el pensamiento, “ven” a Dios y lo oyen y le siguen.

Y lo manifiestan a los demás.

Juan de Zebedeo es puro. Es el puro entre mis discípulos. ¡Qué alma de flor en cuerpo de ángel! Me llama con las palabras de su primer maestro y me pide que le dé paz.

Mas la Paz la tiene en sí por su vida pura, y Yo lo he amado por esta pureza suya, a la que he confiado las enseñanzas, los secretos, la más querida Criatura que tuviera.

Ha sido mi primer discípulo, su amor se enamoró de Mí, desde el primer instante en que me vio.

Su alma se había fundido con la mía desde el día en que me había visto pasar a lo largo del Jordán y había visto que el Bautista me señalaba.

Aunque no se hubiera cruzado conmigo luego a mi regreso del desierto, me habría buscado hasta encontrarme.

Porque quien es puro es humilde y está deseoso de instruirse en la ciencia de Dios,  va como el agua al mar, hacia los que reconoce maestros en la Doctrina celeste.

Deja la flor de Satanás en la arena. Ven tras Jesús, como Juan.

Caminarás entre las espinas, pero encontrarás por rosas,

las gotas de sangre de Quien por ti las vertió para vencer también en ti a la Carne.

Después de mi regreso del desierto, juntos volvimos a las orillas del lago de Galilea, donde me había refugiado para empezar desde allí mi evangelización.

  Después de haber estado conmigo durante todo el camino y una jornada entera en la casa hospitalaria de un amigo de mi casa, de la parentela; los dos hablaron de Mí a los otros pescadores.

Pero la iniciativa fue de Juan, a quien la voluntad de penitencia había hecho de su alma, ya de por sí cristalina por su pureza, una obra maestra de pulcritud en que la Verdad se espejeaba nítidamente,

dándole también la santa audacia de las personas puras y generosas, que no tienen miedo nunca a dar un paso al frente donde ven que está Dios, donde ven que hay verdad, doctrina, caminos de Dios.

¡Cuánto le amé por esta característica suya sencilla y heroica!

LA RENUNCIA TOTAL


IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA
NEGARNOS A NOSOTROS MISMOS

RENUNCIAR A TODO PARA SEGUIR AL MAESTRO

Es el atardecer en el interior de la casa de Nazaret, en lo que parece ser el comedor, una estancia muy reducida que tiene una sencilla mesa rectangular frente a una especie de arquibanco que está pegando a una de las paredes: éste es el asiento de uno de los lados.

En las otras paredes hay un telar y un taburete y un bazar, que tiene encima algunas lamparitas de aceite y otros objetos. Una puerta da a un pequeño huerto. 

Jesús está sentado a la mesa. Está comiendo.

María le sirve, yendo y viniendo por una puertecita hasta la cocina donde está el fuego, cuyo resplandor se ve desde la puerta entreabierta.

Jesús le dice a María dos o tres veces que se siente… y que también coma Ella.

Pero Ella no quiere; menea la cabeza sonriendo tristemente.

Y trae lo que parece ser una sopa de verduras y unos peces asados. Luego un queso de forma redondeada y unas aceitunas pequeñas y oscuras. El pan, está ya en la mesa.

Jesús tiene delante un ánfora con agua y una copa; come en silencio, mirando a la Madre con doloroso amor.

María está apenada. Va, viene… para que no se le note. Enciende una lamparita y la pone junto a Jesús (al alargar el brazo acaricia disimuladamente la cabeza de su Hijo).

Abre una bolsa de color castaño  y sale al huertecito, va a una especie de despensa y regresa con unas manzanas ya más bien rugosas, conservadas desde el verano y las mete en la bolsa junto con un pan y un pequeño queso, aunque Jesús no quiera y diga que ya tiene suficiente.

María se acerca a la mesa de nuevo y le mira mientras come.

Le mira con verdadera congoja, con adoración, con el rostro aún más pálido de lo normal y como más envejecido por la pena.

Con los ojos agrandados por una sombra que los marca, indicio de lágrimas vertidas; parecen más claros que de costumbre, como lavados por el llanto que ya está casi apareciendo en ellos: ojos de dolor, cansados.

Jesús, que come despacio, claramente sin ganas, por complacer a su Madre y está más pensativo de lo habitual, levanta la cabeza y la mira.

Se encuentra con una mirada llena de lágrimas y baja la cabeza para que no se sienta cohibida, limitándose a cogerle la delicada mano que tiene apoyada en el borde de la mesa.

La toma con la mano izquierda y se la lleva a la cara apoyando en ella su mejilla como rozándola un momento para sentir la caricia de esa pobre mano temblorosa.

Y la besa en el dorso con gran amor y respeto.

María se lleva la mano libre hacia la boca, como para ahogar un sollozo; luego se seca con los dedos una lágrima grande que ha rebasado el borde del párpado y estaba regando la mejilla.

Jesús continúa comiendo.

María sale rápidamente al huertecillo, donde ya hay poca luz… y desaparece.

Jesús apoya el codo izquierdo sobre la mesa y sobre la mano la frente, deja de comer y se sumerge en sus pensamientos.

Luego un momento de atención… Se levanta de la mesa.

Sale Él también al huerto, mira a uno y otro lado y se dirige hacia una abertura de una pared rocosa, dentro de lo que es su taller de carpintero.

Esta vez todo ordenado, sin tablas, sin virutas, sin fuego encendido; el banco de carpintero y las herramientas, todas en su sitio, nada más.

Replegada sobre sí, en el banco, María llora. Parece una niña. Tiene la cabeza apoyada en el brazo izquierdo doblado, y llora, en voz baja pero con mucho dolor.

Jesús entra despacio y se le acerca con tanta delicadeza, que Ella comprende que está allí sólo cuando su Hijo le deposita la mano sobre la cabeza inclinada, llamándola “Mamá” con voz de amorosa reprensión.

María levanta la cabeza y mira a Jesús entre un velo de llanto y se apoya, con las dos manos unidas, en su brazo derecho.

Jesús con un extremo de su ancha manga le seca la cara y la abraza, la estrecha contra su pecho, la besa en la frente.

Jesús tiene aspecto majestuoso, parece más viril de lo habitual y María más niña, salvo en la cara marcada por el dolor.

–      Ven, Mamá – le dice Jesús.

Y apretándola estrechamente con el brazo derecho, se encamina de nuevo hacia el huerto; allí se sienta en un banco que está apoyado en la pared de la casa.

El huerto está silencioso y ya oscuro. Hay sólo un hermoso claro de luna y la luz que sale de la estancia. La noche está serena.

Jesús le habla a María. Le da varias instrucciones.

Y concluye:

–       Y di a la familia…, a las mujeres de la familia, que vengan. No te quedes sola. Estaré más tranquilo Madre, y tú sabes la necesidad que tengo de estar tranquilo para cumplir mi Misión.

Mi amor no te faltará. Vendré frecuentemente y cuando esté en Galilea y no pueda acercarme a casa te avisaré, entonces vendrás tú adonde este Yo.

Mamá, esta hora debía llegar. Empezó aquí, cuando el Ángel se te apareció; ahora se cumple y debemos vivirla, ¿No es verdad, Mamá?

Después vendrá la paz de la prueba superada y la alegría. Antes es necesario atravesar este desierto, como los antiguos Padres para entrar en la Tierra Prometida.

Pero el Señor Dios nos ayudará como hizo con ellos y su ayuda será como maná espiritual para nutrir nuestro espíritu en el esfuerzo de la prueba.

Digamos juntos al Padre nuestro…».

Jesús se levanta y María con Él, y levantan la cara al cielo. Dos hostias vivas que resplandecen en la oscuridad.

Jesús dice lentamente, pero con voz clara y remarcando las palabras, la Oración del Señor.

Hace mucho hincapié en las frases: «venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad», distanciando mucho estas dos frases de las otras.

Ora con los brazos abiertos (no exactamente en cruz, sino como los sacerdotes cuando dicen: «El Señor esté con vosotros»)

María tiene las manos juntas.

Entran de nuevo en casa. Y Jesús vierte en una copa un poco de vino blanco de un ánfora de la despensa y la lleva a la mesa.

Coge de la mano a María y la obliga a sentarse junto a Él y a beber de ese vino (en que moja una rebanada de pan que le ofrece).

Tanto insiste, que María cede. El resto lo bebe Jesús. Luego estrecha a su Madre contra su costado.

 Y sujetándola contra su persona, en el lado del corazón. No hablan más. Esperan. María acaricia la mano derecha de Jesús y sus rodillas.

Jesús acaricia el brazo y la cabeza de María.

Jesús se levanta y con Él María, se abrazan y se besan amorosamente una y otra vez. Es una DESPEDIDA que ninguno de los dos quisiera terminar. Ambos tienen un infinito sufrimiento.  

Es la Virgen, pero es una madre que debe separarse de su hijo y que sabe a dónde conduce esa separación.

Jesús coge el manto azul oscuro), se lo echa a los hombros y con él se cubre la cabeza a manera de capucha. Luego se pone en bandolera la bolsa, de forma que no le obstaculice el camino.

María le ayuda, nunca termina de ajustarle la túnica, el manto y la capucha sin dejarlo de acariciar.

Jesús va hacia la puerta después de trazar un gesto de bendición en la estancia. María lo sigue y en la puerta ya abierta, se besan una vez más.

La calle está silenciosa y solitaria, blanca de luna.

Jesús se pone en camino. Dos veces se vuelve aún a mirar a su Madre, que está apoyada en la jamba, más blanca que la Luna, toda reluciente de llanto silencioso.

Jesús se va alejando por la callejuela blanca.

María continúa llorando apoyada en la puerta. Y Jesús desaparece en una esquina de la calle.

Ha empezado su camino de Evangelizador, que terminará en el Gólgota.

María entra llorando y cierra la puerta.

También para Ella ha comenzado el camino que la llevará al Gólgota.

Y por nosotros, que somos tan crueles, malagradecidos y egoístas; que sólo pensamos en lo material y le regateamos a Dios TODO…

Dice Jesús:

Éste es el cuarto dolor de María, Madre de Dios: el primero fue la presentación en el Templo; el segundo, la huida a Egipto; el tercero, la muerte de José; el cuarto, mi separación de Ella.

La enseñanza que proviene de la contemplación de mi separación se dirige especialmente a los padres e hijos a quienes la voluntad de Dios llama a la recíproca renuncia por un amor más alto; en segundo lugar está dirigida a todos aquellos que se encuentran frente a una renuncia penosa ¡Y cuántas encontráis en la vida!

Son espinas en la Tierra que traspasan el corazón; lo sé. Pero para quien las acoge con resignación, mirad que no digo: “para quien las desea y las acoge con alegría” (esto ya es perfección), se transforman en eternas rosas.

Pero pocos las acogen con resignación. Como burritos tozudos, os resistís obstinadamente a la voluntad del Padre, aunque no tratéis de herir con patadas y mordiscos espirituales o sea con rebelión y blasfemias contra el buen Dios.

Y no digáis: “Pero si yo sólo tenía este bien y Dios me lo ha quitado; sólo este afecto y Dios me lo ha arrancado”.

También María mujer noble, amorosa hasta la perfección (porque en la Toda Gracia también las formas afectivas y sensitivas eran perfectas), sólo tenía un bien y un amor en la tierra: su Hijo.

No le quedaba más que Él: los padres, muertos desde hacía tiempo; José, muerto desde hacía algunos años. Sólo quedaba Yo para amarla y hacerle sentir que no estaba sola.

Los parientes por causa mía, desconociendo mi origen divino, le eran un poco hostiles.

Como hacia una madre que no sabe imponerse a su hijo que se aparta del común buen juicio o que rechaza un matrimonio propuesto que podría honrar a la familia e incluso ayudarla.

Los parientes voz del sentido común, del sentido humano —vosotros lo llamáis sensatez, pero no es más que sentido humano o sea, egoísmo — habrían querido que yo hubiera vivido estas cosas.

En el fondo era siempre el miedo de tener un día que soportar molestias por mi causa; que ya osaba expresar ideas — según ellos demasiado idealistas — que podían poner en contra a la sinagoga.

La historia hebrea estaba llena de enseñanzas sobre la suerte de los profetas.

No era una misión fácil la del profeta y frecuentemente le ocasionaba la muerte a él mismo y disgustos a la parentela. En el fondo, siempre el pensamiento de tener que hacerse cargo un día de mi Madre.

Por ello, el ver que Ella no me ponía ningún obstáculo y parecía en continua adoración ante su Hijo, los ofendía.

Este contraste habría de crecer durante los tres años de ministerio, hasta culminar en abiertos reproches cuando, estando yo entre las multitudes, se llegaban hasta mí,

Y SE AVERGONZABAN DE MI MANÍA — según ellos — de herir a las castas poderosas.  

Reprensión a Mí y a Ella. ¡Pobre Mamá!

Y no obstante María, que conocía el estado de ánimo de sus parientes; no todos fueron como Santiago, Judas o Simón, ni como la madre de estos, María de Cleofás  y que preveía el estado de ánimo futuro.

María, que conocía su suerte durante esos tres años y la que le esperaba al final de los mismos y la SUERTE MÍA, no opuso resistencia como hacéis vosotros.

Lloró. Y ¿Quién no habría llorado ante una separación de un hijo que la amaba como Yo la amaba; ante la perspectiva de los largos días, vacíos de mi Presencia, en la casa solitaria?

¿Ante el futuro del Hijo destinado a chocar contra la malevolencia de quien era culpable y se vengaba de serlo agrediendo al Inocente hasta matarlo?

 LLORÓ PORQUE ERA LA CORREDENTORA

Y LA MADRE DEL GÉNERO HUMANO RENACIDO A DIOS

Y debía llorar por todas las madres que no saben hacer de su dolor de madres una corona de gloria eterna.

¡Cuántas madres en el mundo a quienes la muerte arranca de los brazos una criatura! ¡Cuántas madres a quienes un querer sobrenatural arrebata de su lado a un hijo!

Por todas sus hijas, como Madre de los cristianos, por todas sus hermanas, en el dolor de madre despojada, ha llorado María.

Y POR TODOS LOS HIJOS QUE NACIDOS DE MUJER,

ESTÁN DESTINADOS A SER APÓSTOLES DE DIOS

O MÁRTIRES POR AMOR A DIOS,

“SU DIOS ES MI DIOS” Uno de los 21 ejecutados por ISIS no era Cristiano Copto. Se volvió Cristiano al ver la inmensa FE de los otros 20 mártires. Como no negó a Jesucristo, también fue decapitado y llegó al Cielo, con boleto express.

POR FIDELIDAD A DIOS O POR CRUELDAD HUMANA.

Mi Sangre y el llanto de mi Madre son la mixtura que fortalece a estos signados para heroica suerte;

la que anula en ellos las imperfecciones o también las culpas cometidas por su debilidad, dando además del martirio en cualquier caso, enseguida la Paz de Dios y si sufrido por Dios, la gloria del Cielo.

Las lágrimas de María las encuentran los misioneros como llama que calienta en las regiones donde la nieve impera, las encuentran como rocío allí donde el sol arde.

La caridad de María las exprime. Estas han brotado de un corazón de lirio.

Tienen por ello: de la caridad virginal desposada con el Amor, el fuego; de la virginal pureza, la perfumada frescura, semejante a la del agua recogida en el cáliz de un lirio después de una noche de rocío.

Las encuentran los consagrados en ese desierto que es la vida monástica bien entendida: desierto, porque no vive más que la unión con Dios y cualquier otro afecto cae,

transformándose únicamente en caridad sobrenatural hacia los parientes, los amigos, los superiores, los inferiores.

LAS ENCUENTRAN LOS CONSAGRADOS A DIOS EN EL MUNDO

EN EL MUNDO QUE NO LOS ENTIENDE

Y NO LOS AMA

Desierto también para ellos, en el que viven como si estuvieran solos: ¡Muy grande es en efecto, la incomprensión que sufren y las burlas, por mi Amor!

Las encuentran mis queridas “víctimas”, porque María es la primera de las víctimas por amor a Jesús.

A sus discípulas Ella les da con mano de Madre y de Médico, sus Lágrimas, que confortan y embriagan para más alto sacrificio. ¡Santo Llanto de mi Madre!

María ora. Porque Dios le dé un dolor, no se niega a orar. Recordadlo. Ora junto con Jesús. Ora al Padre nuestro y vuestro.

El primer “Pater noster” fue pronunciado en el huerto de Nazaret para consolar la pena de María, para ofrecer “nuestras” voluntades al Eterno, en el momento en que comenzaba para estas voluntades

EL PERÍODO DE UNA RENUNCIA CADA VEZ MAYOR,

Que habría de culminar en la renuncia de la vida para Mí y de la muerte de un Hijo para María.

Y, aunque nosotros no tuviéramos nada que necesitara el perdón del Padre, por humildad incluso nosotros los Sin Culpa, pedimos el perdón del Padre para afrontar, perdonados, absueltos incluso de un suspiro, dignamente nuestra Misión.

Para enseñaros que cuanto más se está en gracia de Dios más bendecida y fructuosa resulta la Misión; para enseñaros el respeto a Dios y la humildad.

Ante Dios Padre aun nuestras dos perfecciones de Hombre y de Mujer se sintieron nada y pidieron perdón, como también pidieron el “pan de cada día”.

¿Cuál era nuestro pan? ¡Oh!, no el que amasaron las manos puras de María, cocido en el pequeño horno, para el cual yo muchas veces había recogido haces y manojos de leña, que es también necesario mientras se está en esta Tierra. 

NO ESE PAN, sino que “nuestro” pan cotidiano era el de llevar a cabo, día a día, nuestra parte de Misión.

Que Dios nos la diera cada día, porque llevar a cabo la Misión que Dios da es la alegría de “nuestro” día.

María ora con Jesús. Es Jesús quien os justifica, hijos.

Soy Yo quien hace aceptables y fructuosas vuestras oraciones ante el Padre.

Yo he dicho: “Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, Él os lo concederá”, y la Iglesia acredita sus oraciones diciendo: “Por Jesucristo Nuestro Señor”.

CUANDO ORÉIS, UNÍOS SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, A MÍ.

Yo rogaré en voz alta por vosotros, cubriendo vuestra voz de hombres con la mía de Hombre – Dios.

Yo pondré sobre mis manos traspasadas vuestra Oración y la elevaré al Padre. Será hostia de valor infinito.

Mi Voz, fundida con la vuestra, subirá como beso filial al Padre. Y la púrpura de mis heridas hará preciosa vuestra Oración.

Estad en Mí si queréis tener al Padre en vosotros, con vosotros, para vosotros.

INICIANDO LA MISION 

El Bautismo de Jesús.

En una llanura despoblada de vegetación y de casas. No hay campos cultivados, y si muy pocas y raras plantas reunidas aquí o allá en matorrales, en los sitios en que el suelo está por debajo menos quemado.

Hay un río de orillas muy bajas, que corre lentamente también de Norte a Sur. Por el movimiento lentísimo del agua comprendo que no debe haber desniveles en su lecho y que fluye por una llanura tan achatada que constituye una depresión.

El movimiento es apenas suficiente para que el agua no se estanque formando un pantano.

El agua es poco profunda, cuando mucho metro y medio, transparentándose el fondo.  

Es de un azul ligeramente verde hacia las orillas, donde por la humedad del suelo, hay una faja tupida de hierba que alegra la vista, cansada de la desolación pedregosa y arenosa de cuanto se le extiende delante.

Es el valle del Jordán y el espacio desolado es el desierto de Judá.

En la lejanía, colinas y en una de las orillas del río, hay bastante gente:  Hay muchos hombres, vestidos de diversas formas.

Algunos parecen gente del pueblo, otros ricos; no faltan algunos que parecen fariseos por el vestido ornado de ribetes y galones.

Entre todos ellos, en pie sobre una roca, está el Bautista. Habla a la multitud con bastante aspereza.

Jesús llamó a Santiago y a Juan “los hijos del trueno”… ¿Cómo llamar entonces a este vehemente orador?

Juan Bautista merece el nombre de rayo, avalancha, terremoto…

¡Gran ímpetu y severidad, manifiesta, efectivamente, en su modo de hablar y en sus gestos!

Habla anunciando al Mesías y exhortando a preparar los corazones para su venida, extirpando de ellos los obstáculos y enderezando los pensamientos.

Es un hablar vertiginoso y rudo.

El Precursor no tiene la mano suave de Jesús sobre las llagas de los corazones. Es un médico que desnuda y hurga y corta sin miramientos.

Las palabras que relatan los Evangelios resuenan ampliadas en impetuosidad, mientras Jesús se acerca a lo largo de un senderillo que va por el borde de la línea herbosa y umbría que sigue el curso del Jordán.

Este rústico sendero ha sido hecho por las caravanas y las personas que durante años y siglos lo han recorrido para llegar a un punto donde, por ser menos profundo el fondo del río es fácil vadearlo.

 El sendero continúa por el otro lado del río y se pierde entre la hierba de la orilla opuesta.

Jesús está solo. Camina lentamente acercándose, a espaldas de Juan.

Se aproxima sin que se note y va escuchando la voz de trueno del Penitente del desierto, como si fuera uno de tantos que iban a Juan para que los bautizara y a prepararse a quedar limpios para la venida del Mesías.

Nada le distingue a Jesús de los demás.

Parece un hombre común por su vestir; un señor en el porte y la hermosura física que lo caracteriza, mas ningún signo divino lo distingue de la multitud.

Pero diríase que Juan ha sentido una emanación de espiritualidad especial.

Se vuelve y detecta inmediatamente su fuente. Baja impetuosamente de la roca que le servía de púlpito y va deprisa hacia Jesús, que se ha detenido a algunos metros del grupo apoyándose en el tronco de un árbol.

Jesús y Juan se miran fijamente un momento.

Jesús con esa mirada suya azul tan dulce; Juan con su ojo severo, negrísimo, lleno de relámpagos.

Los dos, vistos juntos, son antitéticos. Altos los dos — es el único parecido — son muy distintos en todo lo demás.

 Jesús, rubio y de largos cabellos ordenados, rostro de un blanco marmóreo, ojos azules, atavío sencillo pero majestuoso.

Juan, hirsuto, negro: negros cabellos que caen lisos sobre los hombros (lisos y desiguales en largura); negra barba rala que le cubre casi todo el rostro, sin impedir con su velo que se noten los carrillos ahondados por el ayuno;

negros ojos febriles; oscuro de piel, bronceada por el sol y la intemperie; oscuro por el tupido vello que lo cubre.

Juan está semidesnudo, con su vestidura de piel de camello (sujeta a la cintura por una correa de cuero), que le cubre el torso

cayendo apenas bajo los costados delgados y dejando descubiertas las costillas en la parte derecha, esas costillas cubiertas por el único estrato de tejidos que es la piel curtida por el aire.

Parecen un salvaje y un ángel vistos juntos.

Juan, después de escudriñarlo con su ojo penetrante, exclama:

–      He aquí el Cordero de Dios. ¿Cómo es que viene a mí mi Señor?.

Jesús responde lleno de paz:

–      Para cumplir el rito de penitencia.

–      Jamás, mi Señor. Soy yo quien debe ir a ti para ser santificado, ¿Y Tú vienes a mí?

Y Jesús, poniéndole una mano sobre la cabeza, porque Juan se había inclinado ante Él, responde:

–      Deja que se haga como deseo, para que se cumpla toda justicia y tu rito sea inicio para un más alto misterio y se anuncie a los hombres que la Víctima está en el mundo.

Juan lo mira con los ojos dulcificados por una lágrima y le precede hacia la orilla.

Allí Jesús se quita el manto, la túnica y la prenda interior quedándose con una especie de pantalón corto; luego baja al agua, donde ya está Juan.

Que lo bautiza vertiendo sobre su cabeza agua del río, tomada con una especie de taza que lleva colgada del cinturón y que parece como una concha o una media calabaza secada y vaciada.

Jesús es exactamente el Cordero. Cordero en el candor de la carne, en la modestia del porte, en la mansedumbre de la mirada.

Mientras Jesús remonta la orilla y después de vestirse, se recoge en Oración.

Juan lo señala ante las turbas y testifica que lo ha reconocido por el signo que el Espíritu de Dios le había indicado como señal infalible del Redentor.

Dice Jesús:

Juan no tenía necesidad del signo para sí mismo. Su espíritu, presantificado desde el vientre de su madre, poseía esa vista de inteligencia sobrenatural que habrían poseído todos los hombres sin la Culpa de Adán.

Si el hombre hubiera permanecido en gracia, en inocencia, en fidelidad para con su Creador, habría visto a Dios a través de las apariencias externas.

En el Génesis se lee que el Señor Dios hablaba familiarmente con el hombre inocente y que éste no desfallecía ante aquella Voz y no se equivocaba al discernirla.

Era destino del hombre VER Y ENTENDER A DIOS, justamente como un hijo con su padre.

Después vino la Culpa, y el hombre ya no se ha atrevido a mirar a Dios, ya no ha sabido ni ver ni comprender a Dios. Y cada vez lo sabe menos.

Pero mi primo Juan, quedó limpio de la culpa cuando la Llena de Gracia se inclinó amorosa a abrazar a Isabel, un tiempo estéril, entonces fecunda.

El pequeñuelo saltó de júbilo en su seno, sintiendo caérsele de su alma la escama de la culpa, como costra que cae de una llaga que sana.

El Espíritu Santo, que había hecho de María la Madre del Salvador, comenzó su obra de salvación, a través de María, vivo Sagrario de la Salvación encarnada,

sobre este niño que había de nacer destinado a unirse a mí, no tanto por la sangre, cuanto por la Misión que hizo de nosotros como los labios que forman la palabra.

Juan los labios, Yo la Palabra.

Él el Precursor en el Evangelio y en la suerte del martirio; Yo, quien perfeccionaba con mi divina perfección, el Evangelio comenzado por Juan y el martirio por la defensa de la Ley de Dios.

Juan no tenía necesidad de ningún signo. Pero la cerrazón de los demás lo requería.

¿En qué habría fundado Juan su aserción, sino sobre una prueba innegable que los ojos y oídos de los tardos hubieran percibido?

Tampoco Yo tenía necesidad de bautismo. Pero la sabiduría del Señor había juzgado que ése era el momento y el modo del encuentro.

E induciendo a Juan a salir de su cueva del desierto y a mí a salir de mi casa, nos unió en esa hora para abrir sobre mí los Cielos de donde habría de descender Él mismo,

Paloma divina, sobre aquel que bautizaría a los hombres con tal Paloma, y el anuncio, más potente que el angélico, porque provenía del Padre mío: “Éste es mi Hijo muy amado con quien me he complacido”.

Para que los hombres no tuvieran disculpas o dudas en seguirme o en no seguirme.

Las manifestaciones del Cristo han sido muchas. La primera, después del Nacimiento, fue la de los Magos; la segunda, en el Templo; la tercera, en las orillas del Jordán.

Después vinieron las infinitas otras que os daré a conocer, porque mis milagros son manifestaciones de mi Naturaleza Divina, hasta las últimas de la Resurrección y Ascensión al Cielo.

Mi patria quedó llena de mis manifestaciones. Como semilla esparcida los cuatro puntos cardinales, llegaron a todo estrato y lugar de la vida:

a los pastores, a los poderosos, a los doctos, a los incrédulos, a los pecadores, a los sacerdotes, a los dominadores, a los niños, a los soldados, a los hebreos, a los gentiles.

También al presente se repiten. Pero — como entonces — el mundo no las acoge.

No sólo esto, sino que no acoge las actuales y olvida las pasadas. Pues bien, Yo no desisto. Yo me repito para salvaros, para conduciros a la Fe en mí.

Al mostraros AHORA el Evangelio Es un intento más fuerte de atraer a los hombres hacia Mí. A todos doy el modo de desear conocerMe.

Y si no sirviera aún y cuales crueles niños arrojasen el don sin comprender su valor, a vos quedará mi don y a ellos mi enojo.

Podré una vez más, pronunciar la antigua  recriminación:

Hemos tocado y no habéis bailado, hemos entonado lamentos y no habéis llorado”.

Pero no importa, dejemos que los inconvertibles acumulen sobre su cabeza los tizones ardientes y volvámonos hacia las ovejas que tratan de conocer al Pastor, que soy Yo y tú el cayado que las conduce a Mí.

EL CUERPO ESPIRITUAL 3


Habla Dios Espíritu Santo

CUANDO DIOS CREÓ AL PRIMER HOMBRE,

INFUNDIÓ EN ÉL MÁS QUE LA VIDA DE LA MATERIA HASTA ENTONCES INANIMADA,

INFUNDIÓ TAMBIÉN LA VIDA DEL ESPÍRITU.

De otra manera no habría podido decir que lo había hecho a imagen y semejanza suya.

El hombre fue creado a Imagen y Semejanza.

Y une en sí y en perfecta armonía: cuerpo, alma y espíritu.

Lo creó inmortal para que viviera una sola vez.  

El orden en la vida humana es éste:

que un cuerpo se una a un espíritu para volver al hombre en similitud con Dios; el cual no es carne, sino Espíritu.

No animal, sino sobrenatural.

Cada hombre y cada obra tienen su sello diferente:

DIOS JAMÁS SE REPITE, CADA HOMBRE ES ÚNICO

Y le dio el ingenio para que creara a su vez.

Por eso es la diferencia de caracteres y de temperamentos.

Para el Creador, su Obra Maestra fue el hombre.

Y su mayor satisfacción, el fin para el que lo creó.

CUANDO LA MENTE DIVINA CONCIBIÓ LA IDEA DE CREAR AL HOMBRE,

SU AMOR PENSÓ EN LA CRIATURA HUMANA

COMO UN DIOS, HIJO DE DIOS

Y EL PADRE EN VERDAD PUSO EL SELLO DE SU PATERNIDAD EN SU HIJO:

EN EL ESPÍRITU

La capacidad de conocer y amar a Dios tanto en esta como en la otra vida. 

Le dio su Imagen y Semejanza en sus pensamientos, en sus afectos, en sus actos, en sus impulsos, en sus deseos y sentimientos. 

El hombre, la maravilla de la potencia de Dios,

al que infunde parte de Sí Mismo Infinito.

El polvo elevado a  la potencia de Hombre y Mujer.

Aquel que tiene la soberanía sobre todas las cosas

Y UNIDOS A ELLOS LA GRACIA,

QUE ELEVA LA POTENCIA DEL HOMBRE-ANIMAL,

A LA POTENCIA DE LA VIDA Y CONDICIÓN DE CRIATURA SOBRENATURAL

D E I F I C Á N D O L A

CONVIRTIÉNDOLA EN HIJO DE DIOS POR PARTICIPACIÓN DE NATURALEZA

Haciéndolo capaz de entrar en relación directa con Él.

Disponiéndolo a comprender al Incomprensible.

Haciéndole posible y lícito amar a Aquel a quién sin su Divino Don, no podría el hombre por su sola capacidad, ni siquiera desear amar.

El hombre, hecho triángulo que apoya la base (la materia) sobre la tierra de la que fue extraído.

Y que tiende con sus facultades intelectuales, a ascender al conocimiento de Aquel al que se asemeja

y toca con su vértice (el espíritu del Espíritu, la parte electa del alma) EL CIELO;

Perdiéndose en la contemplación de Dios Caridad, accesible por la unión con Dios y lo deifica.

El espíritu del hombre vivo por la Gracia,

convertido en Templo del Espíritu Santo, cierra el círculo del amor:

Dios conteniéndose a Sí Mismo.

Y así como la sangre da vida al cuerpo para vivir la jornada terrena;

así el espíritu da la vida al alma, para vivir los días que no tienen fin.

El alma espiritual es la que diferencia al hombre de los animales.

Y ésta viene de Dios y todas sus potencias tienden hacia Él.

Dios es Luz y es el Padre de la Luz y de las luces.

A la Tierra, su primera criatura, concede y dona la Luz.

7. Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente. GÉNESIS 2, 7

Así como al hombre, perfección de la Creación y última de las Seis Obras

de las seis jornadas divinas; después de las cuales Dios reposó,

CONCEDE EL ATRIBUTO QUE LO HACE A ÉL SEMEJANTE: 

EL ESPÍRITU INMORTAL

¿Qué es el espíritu?

Es la parte superior del alma humana. 

¿Cuándo deja de ser trono de Dios?

Cuando la Concupiscencia la trastorna…

La perfección de la obra regia de Dios en Adán y en la cual Dios puso su inteligencia creadora, estaba en su espíritu.

El semen de Adán si Adán hubiese sabido permanecer Rey cual Dios lo hizo,

hubiera sido un semen de perpetua perfección.

El espíritu es el Tabernáculo de Dios.

El hombre fue creado para ser un templo viviente para que Dios lo habitase.

Para el espíritu no hay limitaciones, no hay obstáculos, no hay límites, no hay privaciones, no hay necesidades.

Ayúdame Señor Jesús a encontrarte, para conocerte y amarte como debo hacerlo en la eternidad

Él es poderoso, libre, instantáneo y como está formado de luz, cuando se une a la Luz, está pleno de Sabiduría Divina.

(Esto explica porque a los incultos, Dios los convierte en doctos sin haber estudiado)

El altar del espíritu es el corazón.

Y el sagrario es el punto en el cual  Dios puso en el hombre la necesidad de adoración.

Y esta adoración se alimenta de amor y de necesidad de amar.

Dios hizo este altar precioso y sagrado.

Lo hizo para estar formado del amor y de la unión con Él.

Por eso el hombre ha hecho a este órgano, sede de los sentimientos y trono y asilo de las pasiones predominantes.

Y éstas se custodian con cada latido del corazón.

Y en el fondo la gema que esplende, amigable y santa o flameantemente engañosa y malvada:

Su tesoro es el sentimiento que la domina.

El altar original perfumaba con su amor la santidad de Dios y cantaba su armonía, amándolo y adorándolo sobre todas las cosas;

porque en todas las cosas estaba el sello innegable del Amor Divino, que las había hecho perfectas y maravillosas para el gozo de su criatura.

El amor es el término de la perfección humana: el Amor Total.

El amor es una fuerza absoluta y el alimento de la vida.

EL AMOR ES EL CULTO DE ADORACIÓN A DIOS,

PORQUE EL QUE CRECE EN EL AMOR, CRECE EN PERFECCIÓN.

El hombre está obligado a conocer a Dios por gratitud y por respeto a su propia inteligencia.

Y su propia naturaleza le exige la necesidad de amar, porque  aquel que ama es nacido de Dios

y por la Caridad es semejante a Dios.

Como este es un instructivo para aprender a manejar el cuerpo espiritual, los pasos a seguir son los siguientes:

El Coronavirus no debe ser problema. Satanás no puede detenernos, pero a veces las personas con las cuales convivimos suelen serlo y CASI ser verdaderos obstáculos a vencer.

MISA y COMUNIÓN DIARIA.

ROSARIO DIARIO.

AYUNO, OBLIGATORIO mínimo, los Martes, Miércoles y Viernes.

Cómo esto ya debería ser una cotidiana costumbre, luego los revisaremos en detalle y entenderán por qué.

Después de vivir la maravillosa vivencia de la conversión, empezamos a conocer a Dios y a enamorarnos de Él.

ENAMORARSE de Dios, el más grande de los romances. BUSCARLO la mayor de las aventuras, ENCONTRARLO la más plena de las realizaciones. San Agustín

Y cuanto más lo conocemos más nos enamoramos, hasta llegar a experimentar el Amor de Fusión.

Y  se convierte en realidad palpable el versículo:

¡Que me bese con los besos de su boca! Mejores son que el vino tus amores” del Cantar de Salomón.

Quienes hemos experimentado la deliciosa locura de enamorarmos plenamente y fuimos al matrimonio, pensando que no podía existir algo más extraordinario.

Cuando nos enamoramos de Dios, comprobamos que la ardiente pasión experimentada con nuestro esposo@ sólo fue un triste cerillazo,

comparado con la HOGUERA que nos invade, nos embriaga y nos vuelve locos de felicidad.

Este apasionamiento va creciendo siempre más, cuando el Fuego del Espíritu Santo nos lleva a vivir el Amor de Coparticipación del que hablamos en un post anterior.

La premura de los Acontecimientos y el cumplimiento del Apocalipsis, nos acaban de meter al horno de microondas que nos prepara para SERVIR y cumplir íntegramente la misión a la cuál estamos siendo llamados en este momento. 

EN NUESTRAS RODILLAS ESTÁ EL PODER. 16. Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder.

Después de habernos aislado para nuestra Oración  cotidiana y con nuestras devociones favoritas para esa intimidad con Dios,

OBEDECIENDO al llamado de ABBA, vamos a conectarnos al enchufe del Cielo con estas palabras:

“Aquí estoy Señor, para hacer Tu Voluntad. Envuélveme con tu Santidad y protégeme con tu Sangre Preciosísima, de todos los peligros. 

Dame tu Sabiduría y Discernimiento divinos, para NO cometer errores y aprender lo que quieras enseñarme.

Recíbeme entre tus Manos y DAME lo que necesito, para SERVIRTE como Tu Benditísima Voluntad, lo desea. 

Me abandono totalmente entre tus brazos y tómame de la mano, para seguirte en lo que Necesitas y trabajar eficiente en lo que vaMos a realizar.

Confío en Tí. Te amo.” Amén.

Entre tus Manos está mi vida Señor.

ES TODO.

 Y el Espíritu Santo hará lo demás.  

Aquí NO HAY mantras que no entendemos, respiraciones especiales, ni aletargamientos incomprensibles. Tampoco horarios designados, jalones, ni aterrizajes inesperados. Ni pérdida de la conciencia de nuestros actos. 

LO NUESTRO NO ES NINGÚN SUEÑO LÚCIDO.

Dependiendo de las circunstancias, les llegará un fuerte aroma a INCIENSO que los envolverá al mismo tiempo, que se intensificará la sensación de SER AMADOS, cómo no lo han experimentado nunca.

Luego su corazón GALOPARÁ  como caballo desbocado, exactamente igual que como se sintieron con el flechazo humano, cuando vislumbraban la figura del objeto de sus desvelos.

Enseguida pareciera que van a desmayarse de la emoción, al reconocer a cualquiera de los TRES que nos haya INVITADO y su Presencia es lo ÚNICO que importa. 

Como tu ABANDONO en Dios es completo.

Pierdes noción del tiempo, del espacio, de tu entorno, de las cosas y de TODO lo que no sea ÉL.  

SOLO DANDO EL PASO DE FE, ¡APRENDEMOS A VOLAR!

El Amor, la Paz y la Alegría son  INFINITOS e INDESCRIPTIBLES.

Nada en la vida tiene significado alguno, más que esa BELLÍSIMA PRESENCIA de la que ya no QUIERES separarte jamás y las rodillas se doblan en automático.

Entonces es cuando experimentas el LLANTO por ALEGRÍA y también es una sensación indescriptible. 

Tu ALMA VIVA Y CRUCIFICADA CON EL AMOR DE FUSIÓN, despierta TODOS los sentidos espirituales y ves y oyes al Señor igual que sucede con tu prójimo más cercano, con el que convives diariamente.

Recordemos que al principio pedimos PRESTADA la Santidad de ABBA y por eso entramos a este Curso Express del Espíritu Santo.

Los verdaderos santos, fueron atletas fortísimos y ACRISOLADOS tremendamente para crecer en perfección.

Jesús es el Ejemplo y por eso ES el SANTO de los santos.

Nosotros somos aprendices y las experiencias que vamos a VIVIR, son una GRACIA muy especial de la Misericordia divina.

¡Bienvenidos a la aeronaviera del Espíritu Santo! Jesús os dice: En estos momentos Yo no os puedo amar como quisiera amaros, vuestro cuerpo no soportaría tanto Amor, tanta Belleza, tanta Vida que yo le doy al alma, cuando me ama de corazón…

Es en este punto, que los santos arrebatados por el éxtasis, fueron sorprendidos levitando.

¡Gracias a Dios a nosotros no nos ha sucedido! Porque Dios obra de formas misteriosas y muchas cosas suceden sin que los protagonistas nos demos cuenta.

A continuación sus palabras te dan las instrucciones precisas y lo único que deseas es OBEDECERLO INMEDIATAMENTE.

Con tus ojos espirituales, tu mirada se extiende sin confines, tus oídos y tus demás sentidos, también funcionan así.

Ves y oyes  lo requerido sin murallas, distancias, ni obstáculos de ningún tipo.

Puede ser algo en nuestro propio planeta o fuera de él.

Puede ser en tu propio vecindario, ciudad, país o en otro continente. 

Si el Señor decide sacarte del plano temporal y llevarte a su Eternidad, tu misión también la trabajarás como en la zaga de “Volver al futuro” pero sin máquina del tiempo; porque ABBA no la necesita.

Y así como puedes trabajar en la Nínive de los Jardines Colgantes, Lemuria o la Atlántida. U otras civilizaciones DESCONOCIDAS por los historiadores, pero bastante reales…

También puedes conocer diversas civilizaciones cósmicas, en galaxias que sólo Satanás conoce, porque tambien las ha infectado con su escalofriante destrucción y Abismal Maldad. 

Porque los MISTERIOS de Dios, sólo Él puede develarlos SIN PELIGRO. 

Y con Él no hay ESPEJISMOS ESPIRITUALES, cómo sucede con las Falacias satánicas.

Cuando ya te enteraste lo que van a hacer, deciden lo que llevarán o si se irán nomás así.  

Vuelas a la velocidad del Pensamiento y esto no es para que te especialices en Turismo Cósmico. 

NO ESTAMOS DE VACACIONES, EN UN CRUCERO INTERGALACTICO. 

Es asombroso todo lo que descubres y las preguntas te son contestadas, ANTES de que termines de formularlas.

Todo esto sucede mientras estás totalmente consciente y te mantienes haciendo lo que normalmente haces.

Los que conviven contigo ni siquiera se enteran que estás viviendo nada extraordinario.

O al menos eso deseamos con gran vehemencia. 

40. Y les dijo: «¿Por qué estáis con tanto miedo? ¿Cómo no tenéis fe?»
41. Ellos se llenaron de gran temor y se decían unos a otros: «Pues ¿QUIÉN es éste que hasta el viento y el mar le obedecen?»

Porque ¿Cómo explica Clark Kent que él es Supermán, el que rompe todas las leyes naturales, domina las sobrenaturales y controla TODAS las fuerzas existentes en la Creación? 

Ustedes mismos nos compartirán si están dispuestos a abandonar su discreta identidad humana, para EXPLICAR sus nuevos superpoderes divinos. 

Yo sé que terminarán diciendo como San Martín de Porres: “Yo tengo mis modos, para entrar y salir…”

Y TU CUERPO, ALMA Y ESPÍRITU también están materializados en otro lugar, haciendo lo que ES NECESARIO de acuerdo al servicio que estén realizando. 

Tal vez sufran agresiones que sanarán milagrosamente o necesiten ser resucitados muchas veces en esa específica“prolongación de su personalidad”

Porque la aventura en cuestión resultó problemática y sufran algunos percances, como le sucediera muchas veces a Sor maría de Jesús de Ágreda en sus peripecias con los nativos norteamericanos.

Evangelizaciones extraordinarias, requieren intervenciones sobrenaturales.

Ya que muchos fueron espeluznantemente agresivos y reaccionaron con una violencia que se quedarían estupefactos si también se las enseñan.

Especialmente los apaches, los sioux, los cheyennes y los navajos, “torturaron y mataron” de múltiples formas a la Dama de Azul de los Llanos.

Y aunque son tragicómicas sus reacciones, la monja verdaderamente los aterrorizaba, NADA les funcionaba y

¡Siempre regresaba como si sus tormentos la hubiesen vuelto más hermosa!

Ella les proporcionó la más abundante colección de pelucas naturales que se mantenían relucientes indefinidamente. con un cabello maravilloso; que parecía siempre más largo cada véz.

Y en sus reapariciones en lapsos más cortos; porque

¡¿Cómo era posible que en un intervalo de 48 horas, ella regresara sonriente, como si nada hubiese pasado y con una deslumbrante cabellera que ya casi le llegaba hasta la cintura?! 

Estaban estupefactos y no lo entendían. 

Mientras tanto su colección de melenas aumentaba.

Porque esto sucedía con varias tribus ¡AL MISMO TIEMPO! En diferentes partes de la Unión Americana. 

Y también de forma simultánea, los diferentes chamanes de las diversas etnias,

se mantenían en contacto espiritual y estaban informados de lo que “la Dama de Azul” estaba haciendo,

¡Y MENOS LO COMPRENDÍAN! 

Porque en consejos totalmente espirituales, tuvieron una conversación cómo ésta: 

Cherokee:   –     Acaba de llegar. Y viene como si nada. Ya tengo tres cabelleras y sigue con su dulzura desesperante.

Apache:       –    Yo también tengo tres, por eso los convoqué. Tenemos que hacer algo. Por ahora la dejo que hable.

Navajo:        –    Acá está viendo los bordados de las mujeres. Su sonrisa me desarma y me está volviendo débil.

Sioux:           –    Pero, ¿Cómo le hace para conocernos tan perfectamente? Ahorita tiene embobados a los jóvenes.

Omaha:        –    Acá ya conquistó a las mujeres y los guerreros también la admiran por su valentía.

Arapaho:      –    ¡Y conoce nuestras tácticas! Me dijo las fallas de nuestros militares. Sabe de armas.

Pawnee:       –     Ahora está conquistando a los viejos. le reconocen su sabiduría y su respeto por la naturaleza.

Wichita:       –     Es lo que más me desconcierta, esta reunión sólo es espiritual. Nuestro cuerpo está en el tipi.

Creek:         –     Sí. ¿Cómo hace ella para estar físicamente, en todas nuestras aldeas al mismo tiempo?

Pueblo:       –     ¿Será una diosa superior? Y Ella es la que ordena a los nuestros…

Lumbee:     –      Yo solo sé que la ODIO y no la soporto. 

Pima:          –     Demos la orden al mismo tiempo. ¡Cortémosle la cabeza! Así ya no volverá.

Y así lo hicieron. Se coordinaron perfectamente y le desprendieron la cabeza con un hachazo como a San Dionisio. 

Para su asombro total, en cada lugar una cabeza sangrante continuó evangelizándoles por el resto del día, hasta que el sol llegó a su ocaso.  

¡Y otra cabeza parlante los convenció finalmente, que la doctrina del Amor era más eficáz que la resistencia autóctona! 

Algunas personas aman el poder. Y otras tienen el PODER DE AMAR.

Con la llegada de la noche, la obscuridad nocturna cubrió el prodigio de una nueva resurrección.

Y ningún impedimento pudo vencer la fuerza avasalladora, que hizo estremecer a todo un imperio,

cuando los franciscanos llegaron ante unos amerindios que ansiosamente solicitaban el Bautismo

y todo esto fue informado al rey de España.

Porque ni la sangre, ni el fuego, ni el que la dejaran como alfiletero como a San Sebastián,

obstaculizó el magnífico trabajo apostólico de la expedicionaria española más exitosa de toda la historia latinoamericana. 

A nuestros amadísimos corredentores les reiteramos, que esto no les debe atemorizar, ni preocupar en absoluto.

Porque con el don de Inmunidad con que ABBA nos reviste, los que siempre salen HUYENDO aterrorizados, son los agresores.

El Amor nos da la FORTALEZA necesaria y el miedo desaparece. 

Todo esto que acaban de leer en otras circunstancias, también lo hemos vivido. Y porque lo EXPERIMENTAMOS, lo sabemos y lo compartimos. 

Jesús es el verdadero Campeón y Superhéroe. 

El Mártir del Calvario lo ES sin paliativos. 

Nosotros nos beneficiamos de ello y vivimos nuestros martirios casi SIN MOLESTIAS.

Y sólo con un leve dolor,  que a veces nos ruboriza; porque ABBA es muy Tierno y Protector…

Y EL DOLOR DEBEMOS DESEARLO Y PEDIRLO, también cómo un privilegio.

Recuerden a Cástulo, el niño romano mártir que ES REAL Y VIVE EN EL CIELO.

Y ello sólo es un botón que les muestra, cómo debemos actuar en nuestras misiones especiales a civilizaciones sorprendentes y fascinantes que no existen en ningún mapa cósmico.

Pero que son absolutamente imponentes y emocionantes, como la primera vez que Hernán Cortés contempló Tenochtitlán y quedó mudo de admiración. 

Esto les sucederá la primera vez que los lleven volando a su primera aventura por el Cosmos y en TODAS las subsecuentes experiencias, 

¡Qué también pueden ser simultáneas! Porque para ABBA no existen, las limitaciones.  

Por ahora sólo les revelaremos esto, porque el shock debe tenerlos paralizados. y lo entendemos perfectamente.

¡Mucho cuidado con la INCREDULIDAD! Porque sería lo único que arruinaría TODO, antes de haber empezado. 

Un consejo para evitar esto, entreguen la Lujuria e imploren porque Dios les renueve la INOCENCIA que tenían cuando niños.

Porque la Lujuria y la Impureza MATAN la FE. 

6. «No deis a los perros lo que es santo, ni echéis vuestras perlas delante de los puercos, no sea que las pisoteen con sus patas, y después, volviéndose, os despedacen.

Y abre las puertas a que Satanás destruya el Tesoro que estáis recibiendo,

materializando el versículo: “No entreguéis las perlas a los cerdos…”

También pidan al Espíritu Santo el Don de la FE.

Porque van a necesitarlo para ejercitar Todos los demás Carismas que aún no os hemos enseñado.

Cuando ya estás acostumbrado a convivir con el Cielo, entre otras cosas le puedes pedir a tu Ángel Custodio, 

que te suministre La Sagrada Comunión para que no estemos obligados a sufrir por los satánicos caprichos del Anticristo. 

Y los que somos católicos, podemos suplicarle a nuestro confesor predilecto que nos auxilie en BILOCACIÓN o si está en el Cielo, invóquenlo para que los absuelva.

O también si lo hacen directamente con Jesús, que es el Sumo y Eterno Sacerdote; como Él está con su Cuerpo Glorioso en el Cielo y también vive en nuestro corazón, podemos invocarlo como siempre.

Solamente debo advertirles una cosa: LAS PENITENCIAS QUE IMPONE los van a sorprender y realmente les van a costar; pero créanlo, son increíblemente saludables. 

Aunque a veces desearán los Rosarios y las Misas pagados en abonos fáciles y atrancones, que la relaxada iglesia actual, ha terminado por acostumbrarnos.

Y los que no son católicos, no se sorprendan que los mande con un sacerdote católico, para que les administre los Sacramentos y ÉL MISMO PERSONALMENTE les explicará por qué.

Demos infinitas gracias a ABBA porque todavía tenemos sacerdotes buenos.

DEBEMOS PROTEGERLOS Y DEFENDERLOS como el Tesoro más valioso sobre la Tierra. 

“Oh Jesús Sacerdote, guarda a tus sacerdotes en el recinto de tu Corazón Sacratísimo, donde nadie pueda hacerles daño alguno; guarda puros sus labios, diariamente enrojecidos por tu Preciosísima Sangre. Entregamos en tus divinas manos a TODOS tus sacerdotes. Tú los conoces. Defiéndelos, Ayúdalos y SOSTENLOS, para que el Maligno no pueda tocarlos. Amén

A continuación tenemos un ejemplo práctico de para qué sirvió una bilocación en nuestra época.

María Esperanza Medrano de Bianchini fue la famosa vidente y estigmatizada venezolana.

Quien tuvo decenas de apariciones de María, Virgen y Madre Reconciliadora de Todos los Pueblos y Naciones, desde 1976 a 1990, en Finca Betania, Venezuela.

La historia es la siguiente:

Un grupo de aproximadamente ciento cincuenta personas que habían sido invitadas para la celebración de una misa campal en horas del mediodía, como venía ocurriendo desde el 25 de marzo de 1976″.

“Algunos jóvenes y niños vieron con sorpresa aparecer a la Santísima Virgen sobre la cascada, en medio de la floresta. Los asombrados testigos vieron durante largo tiempo a la Madre de Dios, presente y amorosamente dispuesta a dejarse admirar.

Esa tarde tuvieron lugar siete apariciones que duraban de cinco a diez minutos, menos la última, ya al atardecer, que tuvo una duración de aproximadamente media hora”.

“Al menos ciento ocho personas atestiguaron esta aparición, el mismo día, con su firma”.  

Ese día la Virgen le entregó este mensaje a la vidente:

“Hijos míos:

Yo soy María, Virgen y Madre Reconciliadora de los Pueblos

que vengo con mi Hijo en brazos para reconciliarles.

Oh sublime esperanza la vuestra.

Rezad el Rosario.

Hijitos, me habéis sentido y visto palpando la realidad de que convivo entre vosotros.

Seguid fieles al Llamado que hoy les hago y recorramos juntos el camino.

Os conduzco.

¡María Reconciliadora de los Pueblos!”.

Y lo impresionante del caso es que después de este suceso muchas personas siguieron viendo a la Virgen esporádicamente durante años.

LOS DONES REGALADOS A MARÍA ESPERANZA

Su primera aparición celestial fue a los 5 años.

Santa Teresita del Niño Jesús, quien desde las aguas del río Orinoco le lanza una rosa roja.

Desde su juventud, tuvo una salud frágil y padeció innumerables enfermedades, pero vivió una vida de virtud y fidelidad a Dios, incluso en su juventud consideró ordenarse de monja.

‍Recibió gran cantidad de dones y carismas extraordinarios:

Estigmatización, visiones del porvenir o profetización, don de curación, apariciones o “materializaciones” de la santa hostia en su boca, emisión de aromas de flores y frutas, aparición de pétalos de rosa, levitación, bilocación.

Y quizás uno de los fenómenos místicos más impresionantes: el del nacimiento y salida de una rosa que brota de manera espontánea de su pecho, fenómeno éste que se ha repetido dieciséis veces.

También recibió dones sobrenaturales, como el discernimiento de espíritus, la ciencia infusa, la Sabiduría Divina y la capacidad de leer los corazones de los demás.

Testigos afirman haberla visto levitar durante la misa y participar en bilocaciones.

También se cuenta que María Esperanza recibió la dirección espiritual y el manto de San Padre Pío.

Y que recibió en presencia de su marido, una visita sobrenatural del santo el día antes de morir.

Geo, su esposo, contaba:

En 1973 recuerdo especialmente una ocasión en que mi esposa tuvo la experiencia de pasar por el Purgatorio.

Nuestro Señor permitió que María visitara el Purgatorio y ocurrió frente a un grupo de personas.

Una de las almas pidió su auxilio, estaba desesperada y la agarró de la mano.

Y cuando María salió del purgatorio, encontró que su mano estaba quemada, como cuando te quemas por agua caliente, con una mancha roja en la mano que dolía, pero al final fue muy hermosa porque el alma se salvó.

Esta alma le dijo a María su nombre y resultó ser una niña venezolana de Caracas, que nuestra hija María Coromoto, la conocía.

‘Por favor, ayúdame’, dijo, mientras agarró el dedo meñique y la palma de la mano derecha de mi esposa. Y con esto también trasmitió un tremendo sufrimiento.

Debido a esa impresión, María comenzó a orar por ella todos los días. y un día sintió que el alma había sido liberada del Purgatorio.

Fue muy conmovedor.

María dijo que el alma daría un signo cuando fuera liberada del Purgatorio.

Y el día que María sintió la liberación de esta niña, un árbol seco que estaba en nuestra casa como en hibernación, de repente floreció.

Cuando María lo vio, estaba lleno de flores blancas.

Había estado seco, casi muerto o hibernando, y ¡ahora estaba floreciendo!

Era una señal de la niña en el Purgatorio. Fue muy hermoso. ¡Flores reales de un árbol seco!”.  

María Esperanza describe el Purgatorio:

–     Exactamente como cuando vas a un cementerio. Así es como se ve y el  sentimiento que te invade cuando estás allí, es una profunda sensación de desolación, soledad y tristeza llenos de paz, que obtienes de un cementerio.

Aunque solo fue llevada al Purgatorio una única vez, ella y su esposo han recordado innumerables veces que las almas se han acercado a María en busca de oraciones para liberarlas.

Ha habido espíritus que se acercaron a María y parecía como si hubieran sido destruidos, devastados. Era impresionante porque algunos no parecían humanos. 

Sus figuras irreconocibles, eran como sombras amorfas.

Y de repente, cuando María comenzaba a orar por ellos, estos entes recuperaron su forma humana y gracias a la oración, comenzaban a elevarse a la Luz.

El Padre Pío cuando viene, se presenta exactamente como él es, de una manera muy natural. Así cómo tú y yo estamos ahora.

Cómo ya sabíamos lo que es la BILOCACIÓN y sucedía tan a menudo como se necesitaba, para explicarlo, el Padre Pío lo llamó una “prolongación” de su personalidad.

De esta manera sucedió el 9 de agosto de 1990, cuando María Esperanza estaba con su familia en Roma. Y con el don de Ciencia empezó todo: 

Allí como era su costumbre, ella estaba rezando el Rosario en el medio de la noche por las almas necesitadas. 

Cuando de repente, a las tres de la mañana, durante su oración, María Esperanza comenzó ‘visitar algunos lugares’. 

Entonces a las 21:00 hs de regreso a casa en Venezuela. Cuando ella estaba en Las Mercedes en Caracas.

Su avenida principal es un punto caliente para los jóvenes, llena de bares, discotecas, restaurantes y tiendas.

Se acercó a una luz de neón que parpadeaba y entró en el edificio semioscuro. Y comprendió que estaba en el vestíbulo de una discoteca.

Allí vio a una joven mujer rubia, muy bonita, y dos jóvenes. Uno estaba bronceado, alto y fuerte. El otro era enjuto, delgado y rubio”.

Estos jóvenes estaban tratando de sacar a la chica por el brazo en contra de su voluntad, obligándola a ir con ellos.

Ellos tenían muy malas intenciones y la joven estaba en peligro extremo, pues la rondaba no sólo la violación sino también la muerte…

Cuando Esperanza apareció, inmediatamente se puso entre los dos hombres y le dijo a la mujer angustiada: 

–      “Hija, vamos”.

Los hombres tomados por sorpresa, liberaron a la mujer – pensando que María Esperanza era su madre. 

Luego las dos tomaron un taxi que la llevó a su casa.

Algunos meses más tarde, el 8 de diciembre de 1990, María Esperanza estaba en Betania, el sitio de las apariciones aprobadas por la Iglesia cerca de Caracas, saludando a peregrinos. 

De en medio de la multitud que pululaba a su alrededor, esta misma chica de Las Mercedes se presentó con su madre y se acercó a la Sierva de Dios.

Ella indicó a su madre que María Esperanza fue la mujer que la rescató en esa fatídica noche del mes de Agosto anterior”.

La joven sonrió a María Esperanza y le dijo a su madre: 

 –     “Sí, ella es la señora que me ayudó en Las Mercedes”.

Y se acercó a María Esperanza y le dijo llorando: 

–     “Querida señora, yo nunca te olvidaré”.

Margarita Tarre que estaba escuchando a María Esperanza y da este testimonio de ese día en la casa en Caracas, replicó: 

–     Pero, ¡Usted estaba en Roma en el momento! ¡Así que fue bilocación! ‘

La Sierva de Dios respondió: 

–     Este es uno de los mayores milagros”

Otra persona también testificó:   

–     Una niña llamada Julieta a quien iban a extirpar un ojo por tener cáncer. Aquella noche la madre se despertó y vio a una mujer vestida de blanco con Julieta diciéndole: 

–     No hagas caso a lo que te dicen los médicos, todo saldrá bien.’

La mujer vestida de blanco era María esperanza. Y efectivamente cuando Julieta fue a consulta médica, los médicos no pudieron encontrar el cáncer en el ojo de la niña.

EL CUERPO ESPIRITUAL 1


EL SÍNDROME DEL MIEMBRO FANTASMA:

SENTIR LO QUE YA NO ESTÁ

Una amputación confronta a la persona con nuevos retos y le cambia la vida.  Es un proceso difícil, que requiere de mucha rehabilitación y ayuda.

Lo cierto es que tras una amputación, lo normal sería dejar de sentir la existencia de ese miembro, pero los pacientes deben enfrentar diversas sensaciones:

La más común es el hormigueo, seguido de cambios de temperatura, comezón, rigidéz, calambres, cambios de postura, cambios en longitud y volumen, sensación de toque, presión o humedad.

Estas sensaciones varían en intensidad y pueden cambiar con el tiempo.

La más incomprendida es el DOLOR AGUDO Y PERSISTENTE, que se define como el conjunto de las sensaciones dolorosas percibidas en la parte que falta de la extremidad amputada y se clasifica como dolor de origen neuropático.

Este tipo de dolor puede ser una causa de gran limitación psicológica e invalidez en muchos pacientes con miembros amputados por la limitación de la deambulación y la movilidad, que puede persistir durante años.

Y que se podrían clasificar como leve o “soportable”, mientras que un 15% lo calificó como grave o “insoportable”. Los factores psicológicos como la ansiedad y  la depresión o los cambios climáticos, pueden empeorar este dolor,

PERO NO SE HA DEMOSTRADO EL ORIGEN Y LA REALIDAD FISIOLÓGICA DEL MISMO.

Todo el conjunto de estas alteraciones producidas por la amputación, se ha denominado SÍNDROME DEL MIEMBRO FANTASMA’,

que puede dificultar el proceso de rehabilitación, ya que agrava el estado psicológico del paciente.

Porque tras perder una mano o una pierna, más de un 90% de personas afirman seguir sintiendo tal extremidad de manera muy vívida y real, como si todavía existiese.

A menudo estos pacientes describen sensaciones de cosquilleo, movimiento, calor, frío y un gran dolor en ellas.

CON UNA SENSIBILIDAD MÁS PRONUNCIADA, QUE LA QUE EXISTE EN EL RESTO DEL CUERPO QUE ESTÁ SANO.

A este fenómeno en el que la persona afirma sentir una parte del cuerpo que ya no forma parte de su anatomía es a lo que conocemos como “síndrome del miembro fantasma”.

Tales sensaciones pueden ser aún más complejas, de forma que en algunas ocasiones las piernas y manos fantasmas pueden adoptar posturas tremendamente incómodas o rígidas, llegando a producir gran dolor.

Y no sólo eso, hay veces en que estos pacientes intentan alcanzar algo con el miembro perdido y sienten como si respondiera.

O al dormir evitan ponerse en una posición en la que pudieran aplastarlo contra el colchón.

No obstante, si bien es lo más frecuente, el fenómeno del miembro fantasma no se reduce exclusivamente a las extremidades.

Se han descrito también casos de senos fantasmadientes fantasma e incluso de penes fantasma que afirman tener erecciones.

Durante la Guerra Civil Norteamericana (1861-1865), miles de soldados perdieron sus extremidades, pues debido a la falta de medicamentos,

una simple herida acababa gangrenando e infectándose y en consecuencia el miembro era quirúrgicamente amputado.

El doctor Silas Weir Mitchell observó cómo muchos de estos soldados que eran dados de alta seguían sintiendo la extremidad que había sido amputada,

con lo que en 1872 realizó la primera publicación de rigor científico sobre el “miembro fantasma.”

Lo hizo bajo seudónimo por miedo a la crítica que pudiera recibir por parte de sus colegas, algo que probablemente no nos sorprenda demasiado dada la peculiaridad del fenómeno.

¿Cómo se explica el fenómeno del miembro fantasma?

Desde entonces diversas explicaciones –o especulaciones- se han dado respecto al fenómeno del miembro fantasma.

Desde el hecho de que una persona desearía tanto tener de nuevo su pierna que esto le llevaría a sentir la pierna fantasma,

hasta la clásica teoría en la que la actividad de las terminaciones nerviosas cortadas serían las responsables de que el cerebro interpretara –erróneamente- dicha actividad como proveniente del miembro perdido,

llevando a algunos médicos a realizar otra amputación, han cortado los nervios sensoriales por encima de los neuromas e incluso ejecutado operaciones de la médula espinal en estos pacientes.

Es cierto que en ocasiones estos procedimientos funcionaban, pero frecuentemente los dolores y el miembro fantasma volvían y lo que resultaba en un relativo alivio fue la terapia del espejo.

A pesar de que aún no se conoce con certeza el mecanismo por el que esta técnica funciona, se trata de una terapia sencilla, de bajo coste y que en muchos casos contribuye a la recuperación del paciente.

Proporcionar  los estímulos requeridos en el aire, dirigidos hacia un miembro invisible en el espacio vacío que este miembro invisible, normalmente hubiese ocupado,

¡TAMBIÉN FUNCIONÓ! ¿CÓMO ERA POSIBLE?

“Fantasías” como esta, además de ser sorprendentes, nos ayudan a conocer mejor cómo construimos nuestra imagen corporal, con los mecanismos cerebrales que subyacen a esta ilusión psicosomática.  

Hasta aquí la información emitida por el conocimiento científico.

AHORA VEAMOS EL CONCEPTO ESOTÉRICO

Se conoce como ‘viaje astral’ a la extraña sensación que experimentan algunas personas por la cual, en un estado de semitránsito hacia el adormecimiento,

un individuo siente que parte de él ha salido hacia el exterior de su cuerpo y se encuentra flotando sobre el mismo.

Esta experiencia extracorpórea es ampliamente mencionada en algunas religiones en las que el misticismo y desdoblamiento de mente y cuerpo es una de las bases en las que se fundamentan.

Viaje astral es un término que define la supuesta experiencia desarrollada por lo que se considera el “cuerpo astral” de la persona (la “envoltura estelar del alma”). (ERROR difundido por el satanismo)

Se considera que el cuerpo astral está conformado por una sustancia energética traslúcida y evanescente que es la réplica exacta del cuerpo físico.

Y cuya misión es transportar el alma de la persona en el momento de la muerte física en un viaje hacia el Universo.

EN PARAPSICOLOGÍA, EL VIAJE ASTRAL SE ENTIENDE COMO FENÓMENO DE DESDOBLAMIENTO (BILOCACIÓN).

El cuerpo astral (unido al cuerpo físico por un invisible “cordón de plata”) se supone así, capaz de aparecer en otro lugar y hablar con otras personas mientras el sujeto duerme.

Junio 08 2020

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, así como buscáis la salud de vuestro cuerpo cuando las infecciones, las afecciones, todos aquellos ataques que vuestro cuerpo obtiene a través de los microorganismos;

también hay microbios que afectan vuestra alma y para ello debéis mantenerla en buen estado de salud.

La salud de vuestra alma; el alma se contagia, así tan seguido como se contagia el cuerpo de las infecciones que lo rodean, muchos contagios tiene el alma.

Las enfermedades del alma no solamente la van a atacar a ella, sino también repercuten en el cuerpo, por eso debéis de tratar de mantener esa salud en vuestra alma.

Y LA SALUD OS LA DA LA VIDA EN LA GRACIA

¿Cuántas personas no conocéis que estando afectadas de su alma, no están también afectadas de su cuerpo?

Muchos de ellos al tener una buena confesión, al tener un perdón hacia sus hermanos también obtienen la curación del cuerpo.

Por eso es tan importante, Mis pequeños, que os mantengáis en esa salud de vuestra alma, esa Vida Íntima con vuestro Dios os dará esa salud.

Como os digo, al estar en estado de Gracia, al estar en íntima comunicación Conmigo, con vuestro Dios, Quien todo lo puede, Quien todo os da, que todo lo Santifica,  que todo lo hace bueno.

Hijitos Míos, vosotros buscáis embellecer vuestro cuerpo, darle salud, caéis muchos de vosotros en el hedonismo, buscando la perfección de la hermosura en vuestro exterior.

Yo busco vuestra perfección del alma, vuestra alma tiene que ser bella, tiene que ser hermosa, pero a Mis Ojos, Mis pequeños. Vosotros alcanzáis a ver muy poco de la belleza del alma

O de su fealdad, cuando vosotros no estáis buscando ésa perfección a la que vosotros estáis llamados.

Vuestra alma también tiene que estar bella y hermosa cuando se presente ante Mí, vuestro Dios, no la estáis adornando con las Virtudes ni con el Amor que Yo os he pedido que le deis a vuestra alma,

Satanás ha desviado vuestra atención hacia lo exterior, hacia lo del mundo, os ha hecho creer que vosotros debéis crecer en ésa belleza exterior para que seáis admirados por todos,

Os vuelvo a repetir ¿Qué habéis hecho para que vuestra alma esté presentable ante Mí cuando lleguéis al Reino de los Cielos?

Debéis preocuparos mucho de esto Mis pequeños, así como os preocupáis de la jovialidad de vuestro cuerpo, os debéis preocupar por la pureza y por la santidad de vuestra alma, de eso depende vuestra Eternidad.

No os acabáis de dar cuenta que vuestra vida aquí en la Tierra es pasajera y vais a tener una Vida Eterna después de vuestra vida sobre la Tierra.

Estaréis en el Reino de los Cielos o estaréis en el Infierno, a donde las almas nunca más volverán a salir de ahí.

Os pido que crezcáis más en lo espiritual, porque de eso depende del como llegaréis ante Mí, traeréis las manos vacías o las manos llenas.

Ya no hay amor en vuestro corazón, sólo intereses mundanos. Otros embellecen su cuerpo para venderlo y llegarán peor ante Mí al final de su existencia.

Quiero que comprendáis esto Mis pequeños, porque el Engaño de Satanás ha llegado muy lejos y vosotros os estáis jugando la Eternidad al perder el tiempo en cosas vanas.

Tratad de ayudar a vuestros hermanos que os rodean, que están padeciendo también problemas de cuerpo y alma. 

Y así Mis pequeños, conociendo esto y ayudándolos a veces con una plática, con un consejo, con un apoyo; los podréis curar no solamente del alma, sino también del cuerpo.

Hay tantas almas infectadas en el Mundo por el pecado. El pecado tiene muchas facetas y todas ellas os afectan, en mayor o en menor grado.

PERO EL PECADO SIEMPRE VA A AFECTAR A VUESTRA ALMA

Y POR ESO DEBÉIS TENER CUIDADO,

PONER TODOS VUESTROS SENTIDOS,

PROTEGIÉNDOOS DE LAS ACECHANZAS DEL MAL

El Demonio es muy astuto y tratará de llevarlos a un aparente bien, porque todos ya están envueltos en ese aparente bien y no es así Mis pequeños.

Debéis luchar contra corriente, debéis luchar contra lo que ya es normal para la mayoría y que es un pecado, que es una falta grave contra Mí, que es algo grave contra el Amor, contra la Fe, contra las Virtudes.

Manteneos siempre alertas, siempre con esa vida interior, con esa búsqueda de lo Divino, con esa búsqueda de lo Perfecto, en las Enseñanzas de Mi Hijo;

Luchad por manteneos siempre así, en Vida, en Vida interior, para que la muerte o las infecciones que éstas causan, no os acarreé esa separación con El Supremo Bien, que Soy Yo.

Ayudad a vuestros hermanos a recuperar la salud; hay tantos enfermos a vuestro alrededor.
Pedid, pedid la Gracia de poder encontrar la enfermedad en el corazón de los hombres para que podáis ayudarlos.

Porque todo organismo viviente tiene que alimentarse para sobrevivir y para que el alimento que tome le aproveche al máximo, debe encontrarse con buena salud.

Cuando cualquiera de vosotros os encontráis padeciendo de una enfermedad, normalmente, no podéis tomar de cualquier alimento, porque no todos os caerán bien.

Y hasta posiblemente, muchos de ellos empeorarían vuestro estado.

Así pues, para que todos los alimentos os aprovechen, vuestro organismo, en totalidad, debe estar sano.

LO MISMO SUCEDE CON VUESTRA ALMA

Ya os he dicho anteriormente que ella también NECESITA ALIMENTARSE PARA CRECER. 

Y ahora os digo que para que el alimento que toméis os aproveche al máximo, vuestra alma debe estar dispuesta a recibirlo.

Pero, ¿Cómo debe estar dispuesta un alma a recibir su alimento?

Muchos de vosotros oráis y oráis y no os sentís escuchados y es porque la “comunicación” Conmigo no es la correcta.

LA ORACION, es el iphone que nos comunica con Dios y alcanzará su objetivo, cuando DISFRUTEMOS EL ESTAR EN SU PRESENCIA

O estáis en pecado grave o pedís cosas que sólo os van a separar más de Mi o pedís sólo para el alimento o para el goce humano y no pedís para hacer crecer en vida real a vuestra alma y así alcanzar Vida Eterna.

PRIMERAMENTE COMO YA SABÉIS,

PARA RECIBIR MI ALIMENTO DE VIDA YA SEA LA SAGRADA EUCARISTÍA,

YA SEA LA ORACIÓN, EN CUALQUIERA DE SUS FORMAS,

VUESTRA ALMA DEBE ESTAR EN ESTADO DE GRACIA,

O SEA, LIBRE DE PECADOS GRAVES,

LOS CUÁLES OS SEPARAN DE MI,

ROMPEN TODA COMUNICACIÓN CONMIGO.

Yo siempre estoy atento a escuchar al alma caída en el pecado, para poder ayudarla a levantarse y darle de Mi Alimento de vida cuando ella venga a Mi, arrepentida de corazón.

De nada le sirve que tome de Mi Alimento de Vida, si el “estado de salud” de su alma se encuentra en forma deplorable.

Es más, un alma en pecado mortal que tome de Mi Alimento de Vida por excelencia –la Sagrada Eucaristía- le va a hacer más mal que bien,

como le sucede a la persona con infección estomacal, tiene dolores fuertes y diarrea, si come alimentos pesados y condimentados, su estado de salud empeorará.

Si la persona se quiere recuperar, deberá tomar alimentos ligeros y poco a poco se normalizará.

27. Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor.
28. Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa.
29. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo.
30. Por eso hay entre vosotros muchos enfermos y muchos débiles, y mueren no pocos. 1 de Corintios 11, 27-30

EL ALMA CAÍDA EN EL PECADO,

DEBERÁ ACERCARSE A RECIBIR DE MI GRACIA Y DE MI PERDÓN

CON EL FIRME PROPÓSITO DE NO VOLVER A CAUSARME DOLORES A MI CORAZÓN

Desgraciadamente la mayoría de las almas, en lugar de buscar de Mi Alimento, se mantienen tomando lo mínimo necesario para subsistir espiritualmente.

Yo estoy dispuesto siempre a levantar a un alma a niveles altísimos de santidad, si así Me lo permite, pero la mayoría de vosotros tenéis miedo de tomar el suficiente alimento para lograrlo.

Os conformáis con ser “buenitos”, con ser tibios, con ser de segunda categoría y NO habéis sido llamados a eso.

Mi Creación es de lo más perfecto y Yo os dí todo para llegar a obtener una gran perfección, al grado de que Mi Hijo os lo recordó:

“Cuando sientas que ya no sirves para nada, TODAVÍA PUEDES SER SANTO.” San agustín.

“Sed perfectos, como Mi Padre lo es”.

Debido a que el “estado de salud” en el que mantenéis a vuestra alma, por los escasos alimentos con los que la alimentáis,

NO LE PERMITÍS CRECER,

NI MANTENERSE CONSTANTEMENTE FUERTE,

PARA LOGRAR ALCANZAR LOS NIVELES DE PERFECCIÓN

QUE YO DESEO PARA CADA UNO DE VOSOTROS

Vuestra voluntad, aconsejada por Mi Santo Espíritu en vuestro corazón, y bien alimentada con Mi Gracia y vuestra vida sacramental, os llevarán a ésa perfección.

Señor, no permitas que me quede donde estoy. Ayúdame a llegar, A DONDE TÚ QUIERES QUE LLEGUE.

Es vuestra voluntad, es vuestro libre albedrío, el que se tiene que dar cuenta de las bellezas que estáis desperdiciando y que no queréis tomar por miedo al compromiso Conmigo, pero recordad que,

CUANDO YO LE PIDO A UN ALMA ALGO, POR MÁS DIFÍCIL QUE PAREZCA,

ES PORQUE YA LA DOTÉ DE LAS GRACIAS, BENDICIONES Y VIRTUDES NECESARIAS

PARA LOGRAR CUMPLIR PERFECTAMENTE LO QUE DE ELLA DESEO.

Yo no regalo a medias. Yo no proveo a medias. Yo no escatimo en Gracias y Dones.

Yo Soy el Perfecto y lo que hago es perfecto.

Vuestra alma es perfecta, pero vuestra voluntad NO porque está afectada por el Pecado Original,

Pero cuando lográis superar al pecado con Mi Gracia, entonces entráis a la Vida de la Perfección.

Todo el cambio dependerá de vuestra voluntad y en el tenerMe una plena confianza, sabiendo que de Mi sólo tendréis perfección de Amor y con él nunca os voy a defraudar.

YO NO ENTRO A ACTUAR EN UN ALMA SI VOSOTROS NO ME LO PERMITÍS

Yo os respeto y os busco con afán y con cariño y os trato de ganar a través del Amor e insisto hasta que el alma responde, porque Soy vuestro Creador y os amo más que a Mi Mismo,

porque SÓIS PARTE DE MÍ, porque Mi Amor es perfecto e infinito.

Hijitos Míos, dejadMe vivir plenamente en vosotros para que juntos podamos restaurar éste Mundo destruido por el pecado.

SÓLO SE RESTAURARÁ TODO CON EL AMOR VERDADERO QUE SÓLO PUEDE SALIR DE MI

Comienza haciendo lo que es NECESARIO, después lo que es POSIBLE, y de repente ESTARÁS HACIENDO LO IMPOSIBLE

Y PASAR POR VOSOTROS

VUESTRA MISIÓN ES LA DE SER INSTRUMENTOS DE MI AMOR

En donde Yo, a través vuestro, pueda actuar y pueda volver a restaurar todo lo afectado por el Maligno.

Manteneos sanos de alma para que MI Gracia y Mi Poder puedan fluir libremente a través vuestro y cuando vuestra voluntad así Me lo permita.

Cuando empecéis a experimentar del gozo con el que regalo a las almas que Me permiten actuar libremente en ellas, entonces diréis como Mi hijo Agustín exclamó cuando Me encontró: “Padre, qué tarde te conocí

Porque conoceréis de gozos que nunca habéis experimentado y de los cuáles no hay ninguno que siquiera se parezca en la Tierra a lo que Yo doy en lo divino.

Estos goces divinos son los regalos que Yo doy a aquellos que aprenden a donarse y a decir como Mi Hija María ante el Arcángel Gabriel: “Hágase en Mi Su Voluntad”.

Hijitos Míos, se os ha advertido que veréis signos y granes prodigios en los cielos y os vuelvo a advertir, Mis pequeños, que no todo vendrá de Mí, que Yo Soy vuestro Dios,

Pero Satanás está tratando también  de confundir a todos Mis hijos. Tened cuidado Mis pequeños y para eso, os he dicho que pidáis el Don de Discernimiento.

Ciertamente veréis grandes cosas en los cielos que os asombrarán pero, os repito, no todo vendrá de Mí.

Satanás, todavía con su inteligencia y con sus capacidades, puede lograr hacer cosas muy superiores a lo que vosotros podéis imaginar.

Os prometerá cosas superficiales, materiales, bienes diversos, pero nunca espirituales.

Ciertamente necesitáis vosotros de los bienes materiales para que vuestro cuerpo subsista, pero éstos son tiempos de espiritualidad, Mis pequeños.

Y si vosotros estáis Conmigo, Yo velaré por vuestra alma, por vuestro cuerpo, por vuestras necesidades; pero primero deberéis cuidar a vuestra alma, la propia y la de los vuestros.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Satanás quiere destruir vuestra alma, porque es lo valioso que tenéis cada uno de vosotros y especialmente si ésa alma ama y Me ama.

SI VUESTRA ALMA ME TIENE A MÍ EN SU INTERIOR,

ÉL ESTÁ CELOSO Y ÉL QUIERE DESTRUIR A ÉSAS ALMAS QUE AMAN.

TENED CUIDADO, MIS PEQUEÑOS,

NO PERMITÁIS QUE SATANÁS DESTRUYA LO MÁS VALIOSO QUE TENÉIS.

El Discernimiento Santo os hará entender sus trucos y sus maldades, no le sigáis Mis pequeños.

Si vosotros Me conocéis, conocéis lo que Mi Amor os pide, que es lo que os ha pedido siempre, que es vivir en Virtudes, en Amor, en humildad, en sencillez, en docilidad,

DON DEL DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITUS

si hay algo que se salga de esto, que os pueda llevar a la perdición, por aceptar cosas negativas y destructivas para vuestra alma, eso viene de Satanás.

Tened cuidado, os prevengo y también os cuido.  Aún, aunque vosotros NO ME AMÉIS

Y arrastréis en vosotros un alma muerta por el pecado y un espíritu agonizante por vuestro desprecio a mis Mandatos y vuestra carnalidad.

VUESTRO CUERPO ESPIRITUAL

TIENE POTENCIAS Y SENSIBILIDAD DIVINAS

Y SI YO NO NEUTRALIZARA CON MI AMOR

EL TRAUMATISMO VIOLENTO QUE SUFRÍS

EN ALGUNAS AMPUTACIONES DE VUESTRO POLVO FÍSICO,

MORIRÍAIS DE DOLOR, PORQUE NO LO RESISTIRÍAIS.

TAMBIÉN ES MI AMOR EL QUE PROVEE UN ALIVIO EN ESTE GOLPE

Y OS PROTEGE, AUNQUE NO LO AGRADEZCÁIS.

Satanás conoce perfectamente como funciona el golpe fulminante de

LA ESPADA DE LA JUSTICIA DIVINA

Y SABE COMO DESATARLO,

HACIENDO QUE FUSTIGUE CON TODO SU RIGOR

Pero hijitos Míos, desde el Antiguo Testamento, vosotros conocéis la forma de detener Mi Ira Divina,

4. Jonás comenzó a adentrarse en la ciudad, e hizo un día de camino proclamando: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida.»
5. Los ninivitas creyeron en Dios: ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor al menor.
6. La palabra llegó hasta el rey de Nínive, que se levantó de su trono, se quitó su manto, se cubrió de sayal y se sentó en la ceniza. (JONÁS 3) 

 como cuando el hombre se sale del camino que Yo le he trazado y que no sigue Mis Leyes y Mandamientos, que os he pedido, para que alcancéis vuestra santidad y perfección.

O como cuando Yo anunciaba algún desastre para alguna ciudad; inmediatamente a través de Mis profetas, ellos anunciaban Mi Voluntad para detener ésos males.

Primeramente, pedir perdón de corazón por las faltas cometidas, Mis pequeños.

Cuando vosotros pedís perdón de corazón, es porque ya hicisteis un examen de conciencia, sabéis perfectamente en qué errasteis y luego pedís perdón por los dolores que Me causasteis.

CUANDO TENÉIS ÉSA HUMILDAD,

VAIS A CRECER ESPIRITUALMENTE

Y SI REALMENTE HAY ÉSE ESPÍRITU DE PERFECCIÓN,

NO VOLVERÉIS A CAER EN ÉSE MAL QUE COMETISTEIS

O POR LO MENOS LUCHARÉIS PARA TRATAR DE EVITARLO.

Cuando vosotros, a través de la Penitencia, del Ayuno, de la Reparación, detenéis todo lo que vuestro cuerpo pide y le reglamentáis lo que el cuerpo necesita, como su alimento, su abrigo, su bienestar,

entonces vuestro espíritu crece, vuestra alma se fortifica y de ésta forma vais venciendo vuestras debilidades.

Muchas veces le dais a vuestro cuerpo cosas que son superfluas o le estáis consintiendo demasiado y, por eso, vuestro cuerpo pide cada vez más y más

y así caéis en pecados graves que os van quitando el estado de Gracia, pero sobre todo ése deseo de una Presencia Mía Viva, continua

Y COQUETEÁIS CON EL MAL.

Mis pequeños, tenéis éstas claves e instrumentos fortísimos para que vosotros podáis hacer grandes cosas en vuestra espiritualidad.

Cuando vosotros lográis vencer las inclinaciones desordenadas de vuestro cuerpo y vuestro espíritu CRECE, ayudando a vuestra alma a santificarse, entonces entra la Oración.

 La oración a través, primeramente de la Misa, de la recepción de los Sacramentos, el Rezo del Santo Rosario, de las Jaculatorias.

TENÉIS TANTO, MIS PEQUEÑOS,

CON LO QUE PODÉIS CRECER ESPIRITUALMENTE

Y OS PODÁIS DEFENDER DE LOS ATAQUES DE SATANÁS

Debéis buscar primeramente que todos vuestros actos, vuestras ayudas a los demás, vuestros deseos, se santifiquen siempre en el Amor,

En el TERCER NIVEL DEL PURGATORIO, se sufre el Calvario de Jesús, con todo el Rigor de la Justicia Divina, SIN PALIATIVOS…

PORQUE VAIS A VIVIR ETERNAMENTE EN UN REINO DE AMOR

Y si vosotros no aprendéis desde ahora a producir Amor y también a saber recibir el Amor de vuestros hermanos,

ese conocimiento lo vais a adquirir de manera DOLOROSÍSIMA con vuestro cuerpo espiritual en el Purgatorio.

Por esto ES IMPORTANTÍSIMO, algo que vosotros debéis aprender a comprender, es el daros cuenta si las cosas vienen de Mí o vienen del Enemigo. 

Si se os habla de un Verdadero Amor, del Amor de crecimiento, del Amor de donación, del Amor de sacrificio, del Amor que crea vida, esto vendrá de Mí;

pero si se os habla de un amor carnal, de un amor egoísta, de un amor que destruya las vidas de vuestros hermanos, porque son amores egoístas, interesados, destructivos, esto nunca vendrá de Mí.

Desconfiad siempre, Mis pequeños, y pedid al Espíritu Santo que os ilumine, para que os dé la pauta a seguir cuando tengáis duda de lo que llegue a vuestra vida.

El santo NO ES ni el indiferente, ni el lejano, ni el MEDIOCRE, ni el Tibio, ni el TÍMIDO…

Recordad que éstos son Tiempos de Confusión, tiempos en los cuales Satanás aprovechará a destruir muchas almas, llevándolas al DESCONCIERTO haciéndoos creer que están haciendo el Bien, que están haciendo lo correcto

Y ÉSTAS MISMAS ALMAS LLEGARÁN A DESTRUIR A OTRAS ALMAS

Y  AÚN A MATARLAS, CREYENDO QUE ESTÁN EN UN BIEN,

SIENDO QUE ÉSTAS ESTÁN SIENDO FUERTEMENTE ENGAÑADAS POR SATANÁS.

El Amor, Mis pequeños, os dará la pauta a seguir, sabréis que vais por el camino del Bien y de la Verdad o si vais por caminos de perdición y de destrucción espiritual.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el de Mi Santo Espíritu.

EL AMOR DE FUSION 2


Nuestra súplica cotidiana debe ser:

“Señor, DAME MÁS AMOR, PARA AMARTE MÁS y ADORACIÓN, PARA ADORARTE ETERNAMENTE. Gracias, Amén.

Mayo 28 2020

Habla Dios Espíritu Santo

LAS NUPCIAS ESPIRITUALES

La Inmortalidad está en íntima relación con la Sabiduría.

El alma es como una doncella en edad nupcial.

Y Dios es como un Rey Poderoso y Rico.

La doncella es tímida, pobre e insegura. Voluble, miedosa y tan frágil, que llora al sentirse herida,

en una hipersensible ignorancia que la aferra a cosas perecederas y que realmente ni siquiera valen la pena.

El Rey en cambio, siempre es el mismo y al verla en su pobreza, ve una nobleza que ella no comprende que posee y hacia la que Él se siente atraído…

Y SE ENAMORA DE ELLA. 

El rey perdidamente enamorado, se dice a sí mismo:

La quiero tomar conmigo. Instruirla para que no desentone a mi lado y una vez docta en las artes del Reino, hacerla mi esposa. Haré de ella, una reina digna de mí.”

Y así lo hace.

De esta manera el alma de su elección adquiere las dotes de poder, riquezas y seguridad del esposo-rey.

        Cuando la Sabiduría le dice a un alma: ‘Ven. Sé mía’ Y ella acepta.

Él la instruye en sus verdades.

La elige por consorte, dándose a ella con abrazos continuos de amor.

Manifestándose en sublimes tálamos con toda su perfección. Abriendo sus cofres y diciéndole:

‘Toma mis joyas que son para adornarte’

Ofreciéndole con su propia mano el cáliz del vino vital que da integridad y Vida Eterna.

Diciéndole: ‘Bebe de mi copa para que te veas preservada de la corrupción y de la muerte’

EL ALMA PASA ENTONCES DE LA CONDICIÓN DE SÚBDITA,

A LA UNIÓN CON EL AMOR DE FUSIÓN

Y SÍ ES FIEL A SU ELECCIÓN,

ADQUIERE LA VERDADERA INMORTALIDAD

        ¡Oh! Dulce consuelo para el hombre es la mujer que lo sabe amar con tal perfección,

que él pueda derramar en ella, todos sus pensamientos y estar seguro de ser comprendido y consolado.

El amor verdadero, es el amor espiritual.

Amor que dura y crece cada vez más, porque no se limita a amar por el goce.

Sino que abraza la pena del cónyuge y la toma para aliviarlo de su peso.

Por eso se aman más dos que sufren y lloran juntos.

El verdadero amor no se reduce a lo físico, ni a lo romántico. El verdadero amor es la ACEPTACIÓN de TODO lo que el otro ES. De lo que ha sido, de lo que será y de lo que ya no es.

Y también sonríen y se alegran juntos, que los que sólo comparten el efímero goce de los sentidos.

El hombre ama mucho a la mujer, si ella se le entrega con todo su ser, para darle consejo y consuelo.

La mujer demuestra amar mucho a su hombre, si sabe comprenderlo en sus pensamientos y voluntariosamente le ayuda a llevar sus afanes.

No serán solamente los besos de fuego y las palabras de romántica poesía, sino que serán caricias de alma a alma.

Y secretas palabras que se murmuran los espíritus, dándose el uno al otro, la paz del verdadero amor. Del verdadero Matrimonio.

EL ALMA-VÍCTIMA LLEGA A ESTE ESTADO

CON SU AMOR Y EL AMOR DE DIOS FUNDIDO EN ELLA

Y LE DA A LUZ, HIJOS DIOSES SALVADOS

Son los hijos que le dan todos aquellos que lo conocen Él o que lo conocen mejor a través de su amor operante.

Ellas los conocerán en el Cielo y se alegrarán con Dios y con ellos.

Y Dios las ama siempre más, por cada hijo que le dan.

Y ELLOS LE DEMUESTRAN SU AMOR QUERIENDO TOMAR SOBRE SÍ,

LA CRUZ DE LOS INTERESES DE ÉL,

PARA QUE LA GLORIA DE DIOS LAS COMPRIMA MÁS EN SU VIDA

Y ENTONCES ÉL OBRA COMO UN ESPOSO SEGURO DE SU ESPOSA

 Y Él ya no muestra solamente su sonrisa, sino también su llanto.

Y Él ya no acaricia solamente con las rosas,

sino que imprime rosas de sangre en el corazón, apoyando su frente coronada de espinas.

Él ya no besa solamente con los labios mojados de miel y vino, sino con la boca amarga de la hiel y el vinagre, que fue su última bebida.

Cuando Él juzga al alma ‘como una mujer fuerte’ en el sentido bíblico de la palabra;

Él descansa en estos corazones generosos que sí saben amar al Eterno Mendigo que va pidiendo amor y no recibe más que indiferencia y ofensas.      

HAY QUE AMARLO ASÍ.

SIN TEMOR A SER REBAJADOS Y DESPRECIADOS,

PARA QUE EL ALMA SE ELEVE VELOZ CON LAS ALAS DEL AMOR GENEROSO:

EL DE COPARTICIPACIÓN

        Porque el alma unida a Cristo condivide con Él su divina sed de amor y de salvar a las almas.

De lo alto de la Cruz, la pequeña crucificada aprende la ciencia más alta: LA DEL AMOR. 

El la enseña a elevarse siempre más en el camino de la perfección.

Y EL ALMA APRENDE A AMAR AMANDO.

Y EN LA FUSIÓN CON EL AMADO,

PASA A SER SU ‘POSESIÓN’ MÁS PRECIOSA,

AL CONVERTIRLA EN SU ESPOSA.

CUANDO LA ORACIÓN Y LA PALABRA

SON EL ÚNICO LENITIVO PARA EL SUFRIMIENTO,

ES PORQUE SE HA LLEGADO AL GRADO MÁS ALTO DE UNIÓN CON DIOS

QUE EL HOMBRE PUEDA ALCANZAR

Y ES UN ÉXTASIS.

Porque el éxtasis no es solamente el quedar fuera de los sentidos por la alegría de contemplar visiones del Paraíso.

Es éxtasis mucho más profundo, cuando la Presencia sensible de Dios, permite dialogar con Él…

Y abstrae del dolor moral y material, sin perder los sentidos.

ESTO SE LLAMA INMUNIDAD 

Sentirlo a Él Viviente dentro de uno, es el éxtasis más profundo y es obra del amor fundido en el Amor      

  El éxtasis contemplativo es Obra del Querer de Dios, que da a su creatura la visión de las cosas celestiales, para atraerla hacia Él o para premiarle su amor.

EL ÉXTASIS DE FUSIÓN ADEMÁS DE CONTEMPLACIÓN,

ES OBRA COMPLETA DE LA CREATURA ENAMORADA,

UNIDA CON TAL POTENCIA DE AMOR

QUE ALCANZA EL GRADO DE NO PODER NUTRIRSE, RESPIRAR Y ACTUAR,

MÁS QUE CON EL AMOR Y EN EL AMOR

Esto es la Fusión. El ser ‘Dos en Uno’.

El Dios Uno y Trino, junta su Amor, al amor que ha llegado a la perfección del Aniquilamiento de sus sentimientos en Dios.

Y es cuando el Amor es superación del Dolor y hace que se pueda soportar la pasión.

Porque es la Fuerza de Dios la que sostiene.

Y ESTO EXPLICA LA ASOMBROSA RESISTENCIA DE LAS ALMAS EN EL MARTIRIO,

A LAS MÁS ATERRADORAS TORTURAS DE LOS TIRANOS

El Amor no embota el sentido dolorífico del hombre.

Pero mezcla un licor de robustecedora dulzura, que hace que el más tremendo de los dolores, sea soportable a la creatura que lo sufre.

ESTE LICOR, ES LA FUERZA DE DIOS MISMO

QUE VIENE CON TODA SU POTENCIA,

ATRAÍDA POR SU AMOR Y ANULA LA FRAGILIDAD HUMANA.

DÁNDOLE EL VIGOR DE LOS GUERREROS CELESTIALES

        Jesús al victorioso, comunica su Victoria sobre las debilidades de la carne, del corazón y sobre la muerte.

Él vive en el alma enamorada como una Unidad Inseparable.

Y con María unida a la Trinidad Santísima, Ella comunica su Potencia de Amor y enseña al alma a amar con su perfección.

A estas divinas y excelsas potencias conduce el Amor Total.

Es así como el alma-víctima cumple su misión de Dolor y de Luz, sumergida también en las olas del éxtasis del amor.

Macerada de amor y saturada de Dios al punto de casi desaparecer ella y ser Él solo y solo Él, Él que vive en ellas.

De esta forma es como se muere para el mundo y a las cosas del mundo. Y viven en Dios y para los intereses de Dios.

  LA FUSIÓN HACE A LOS PROFETAS Y A LOS APÓSTOLES.

LAS VÍCTIMAS SON APÓSTOLES Y MÁRTIRES.

ELLAS COMPENDIAN EN SÍ,

LA VIDA ACTIVA Y LA CONTEMPLATIVA.

Y SU SUERTE ES LA MISMA QUE LA DE SU MAESTRO:

SER PERSEGUIDAS Y CRUCIFICADAS.

        Los crucificados completan la Pasión de Jesús y tras haber sido probados en el Dolor,

serán exaltados por haber dado cumplimiento total a la Voluntad de Dios

y cumplido en sí mismos, la Pasión Dolorosa de Jesús.       

EL AMOR DE FUSIÓN ES ALTO

Y ALTÍSIMO SOBRE EL VÉRTICE DE AQUELLA ALTURA,

ES EL AMOR DE COPARTICIPACIÓN.

En el primero, las almas se anulan con su personalidad humana en el  Amado.

En el segundo, substituyen al amado y lo circundan:

Él es el alma y la víctima su vestidura.

Y sienten ellas las penas de su Amor, mientras en su interior, Él grita sus torturas espirituales y morales.

Y las trasmite al alma víctima de la misma forma que el pensamiento hace notar a la carne, las impresiones de la mente y recibe las impresiones materiales.

Es el perfecto amor de Compasión.

        De Com-Pasión. O sea, es la Pasión vivida por Cristo y que la adoradora de Cristo que queda totalmente embriagada con el Vino de su Sangre

y enciende el corazón; suspendiendo la vida, para vivir la Vida en Dios y entra al pensamiento, dándole intuiciones

 Y luces que ya no son terrenales, sino más que sobrenaturales: Divinas.

Porque Él les habla en su pensamiento y les da a conocer sus torturas de Redentor.

La esposa-alma-víctima, comparte con su Esposo-Rey-Dios, todo cuanto Él padece.

Y ella busca consolarlo y descansarle en su Dolor, compartiéndolo con Él y muriendo por Él

Trabajando junto a Él, en la Magna Obra de la Redención.

        Y todo el sufrimiento es ofrecido en Oración.

Toda nuestra vida es una Oración constante.

El sufrimiento se transforma en gracias para los hermanos.

Y EN UN CONSTANTE PERDÓN, PARA LOS ‘HERMANOS’

QUE SON NUESTROS ENEMIGOS

Y QUE SON LOS INCONSCIENTES ‘SATANACES’

QUE ESTÁN CUMPLIENDO SU OBRA

Todos estos sufrimientos con el Amor de Fusión y la Comunión de los Santos,

hacen que Jesús el Redentor Santísimo trabaje derramando gracias sobre las almas, convirtiéndolas y salvándolas.

        Con la Oración se obtienen de Dios fulgores, no de castigo,

sino de amor; para que los pecadores se conviertan así como lo fue Saulo en el camino a Damasco.

        El alma, al desposarse con el Libre, es libre también y por haberse desposado debe ser ‘esposa’.

No se contrae matrimonio cuando se está en pañales.

El cristiano maduro en el Amor debe ser capaz de recorrer el Sendero de Cristo.

Todo él sembrado de oro, pero con abrojos. Rojo de sangre y bañado de llanto.

No es cosa fácil. Y con todo, es el camino de la santidad.

¡VOLAR EN AMOR Y HACIA DIOS!


Mayo 7 2020

Habla Dios Espíritu Santo

     Mis pequeños, Soy el Amor de Dios.  Si el mundo entendiera que viviendo en el Amor todo sería el Cielo, el Cielo en la Tierra.
    
     Vosotros Mis pequeños queréis alimentaros, pedid el Amor, pedid Mi Amor, el Amor de vuestro Dios Espíritu Santo.

     Yo Soy vuestro Dios el Santo Espíritu, el Santo Espíritu que vendrá a la Tierra a renovar todo y a renovarlo por el Amor.
    
Si, el mundo ahora se debate en todo lo contrario, es por el Enemigo.

El Enemigo el que ha querido destruir todo lo que se creó por el Amor, pero es Mi Amor el que lo ha de vencer.

Será eliminado, será echado afuera de la obra de Dios, será apartado; porque todo aquello que no está con Dios tiene que ser apartado, es el Amor el que ha de Triunfar.

   A vosotros se os ha dado esa Gracia y la habéis aceptado.

Y la habéis hecho crecer no solamente en vosotros, sino en los vuestros; habéis transmitido lo que se os dio por gracia Divina, por regalo Divino, Mi Amor.

     Ahora os pido Mis pequeños que lo sigáis transmitiendo no solamente en ejemplo, en palabra, en obra; sino en Oración, para que podáis llegar a todos los rincones de la Tierra.

Nosotros tomareMos vuestras peticiones a través de Mi Esposa, la Santa Virgen María, Ella me trae todas vuestras peticiones.

      Si, Mi Hijo el Amor, el Verbo, vino a la Tierra a enseñaros ése Amor que Es hechura de Dios, Yo Soy vuestro Dios junto con el Padre y con el Hijo, todos Una misma Persona,

Pero a todos nos une una cosa: el Amor.

Y mientras no se viva el Amor entre vosotros no habrá unión; por eso, unid, unid en vuestro corazón al mundo entero, unidlo al Cielo.

    Ya se os había dicho que con un puñado de gente totalmente consagrada a Nuestro Amor,  Nosotros podríamos marcar al Mundo, marcarlo en el Amor y unirlo. 

Por eso os pido Mis pequeños que hagáis eso.

Más hacedlo de corazón y con ése ferviente deseo que tiene también el Padre de unir; pero que salga de vosotros  pequeños, hacia los pequeños.

Porque el Amor grande ya está implantado en vuestro corazón y vosotros tenéis el deseo de vuestro Dios.

     Amaos los unos a los otros eso os lo dijo el Verbo y os lo repito nuevamente:

Amaos los unos a los otros como la Trinidad de Dios os Ama. Uníos, uníos.

 Os pido os preparéis para la Fiesta de Pentecostés que ha de venir.

Como os he dicho, Satanás prepara a su ejército, pero Nuestra Santísima Trinidad también prepara a Nuestro ejército.

Mis pequeños, vuestras potencias espirituales son tremendas, son grandísimas, pero vosotros no las aprovecháis porque

NO QUERÉIS ESTAR CONSCIENTES DE ELLAS.

Imaginad que vosotros compráis un coche con lo último en tecnología, lo más alto en tecnología, que puede correr a altas velocidades, es un coche que todos quisieran tener,

PERO VOSOTROS LO SACÁIS A LA CALLE Y LO LLEVÁIS A 30 KM/H

Y NO UTILIZÁIS TODA LA ALTA TECNOLOGÍA QUE TIENE ADENTRO,

PORQUE NO HABÉIS LEÍDO EL MANUAL PARA UTILIZAR TODA ESA TECNOLOGÍA

En lo espiritual estáis así, Mis pequeños. Las potencias de vuestra alma son inmensas.

Ciertamente vuestro cuerpo detiene mucho de esas potencias, porque todavía estáis muy avocados a darle más gusto al cuerpo que a vuestra alma.

Tenéis las potencias, tenéis el manual, que son los Mandamientos y todo lo que se os ha enseñado, para que podáis dar Gloria a Nuestra Santísima Trinidad.

PODÉIS HACER MUCHO PARA EL CIELO,

PODÉIS AYUDAR A INFINIDAD DE ALMAS EN SU SALVACIÓN,

Pero seguís prefiriendo vuestro cuerpo, vuestros gustos temporales…

Y no le hacéis caso a vuestra alma ni a Mi Presencia en vosotros.

Sabéis que Yo Vivo en vosotros desde el momento de vuestra concepción y os voy aconsejando a lo largo de vuestra existencia, lo que debéis hacer, lo que debéis evitar,

cómo crecer espiritualmente para alcanzar vuestra santidad y cómo debéis rechazar el pecado, para que no perdáis la oportunidad de regresar nuevamente al Reino de los Cielos.

Todo esto lo lográis a través de la Oración,

Y UNA GRAN MAYORÍA DE VOSOTROS NO ORA LO SUFICIENTE

O PRÁCTICAMENTE NADA

COMO PARA QUE YO PUEDA MANIFESTARME EN VOSOTROS

Y HACEROS CRECER EN VIRTUDES, EN CARISMAS, EN AMOR

Hay tantas bendiciones que quereMos derramar sobre las almas, pero no nos las pedís.

Vivís inmersos en este mundo, mundo que os hace olvidar las potencias que tenéis en vuestro interior.

Algunos deseáis tener las potencias de algunos santos, pero no hacéis nada para obtenerlas. 

CIERTAMENTE LOS DONES Y CARISMAS

TAMBIÉN OS LLEVAN A UNA RESPONSABILIDAD,

NO SON PARA JUGAR,

NO SON PARA ENVANECEROS ANTE VUESTROS HERMANOS;

LOS DONES, CARISMAS, VIRTUDES,

SON PARA SERVIR, NO PARA QUE OS SIRVAN.

El Amor, Nuestro Amor, que tenéis también en vuestro interior, pero que no dejáis que fluya a través de vosotros, de vuestras palabras, acciones, pensamientos, lo tenéis todo estancado en vuestro interior;

Preferís ser como los demás, no queréis ser diferentes para que no os señalen u os persigan u os hagan a un lado porque sois diferentes; porque creéis en Dios, porque habláis de cosas buenas.

Estos son martirios incruentos Mis pequeños, que os llevan a la santidad; porque os estáis apartando del mundo.

Os estáis apartando de la maldad, os estáis apartando de todo aquello que no os ayuda a crecer espiritualmente.

Sois esa María que prefiere estar junto a la Palabra, a la Sabiduría, y no esa Martha del mundo que, ciertamente quiere tener todo en orden, pero es del mundo, y no quiere crecer espiritualmente.

Tenéis un horizonte inmenso Mis pequeños, cuando dejáis que Yo Me libere en vosotros.

 CIERTAMENTE VIVO EN VOSOTROS,

PERO ME TENÉIS CALLADO, ESCLAVIZADO, ENCADENADO

SOY VUESTRO DIOS ESPÍRITU SANTO

CON UN POTENCIAL INMENSO QUE QUIERO COMPARTIR CON VOSOTROS

PERO VOSOTROS NO QUERÉIS ESCUCHARME

ORACIÓN + FE = MILAGROS

NI QUERÉIS TOMAR TODOS ESOS TESOROS ESPIRITUALES

QUE OS VAN A ENGRANDECER ANTE DIOS Y ANTE LOS HOMBRES. 

Desperdiciáis mucho, Mis pequeños. Y se os tomará en cuenta eso en vuestro Juicio Personal. Mucho se os dio y poco quisisteis tomar.

Recordad que venís a servir a vuestro Dios, ayudando a la salvación de vuestros hermanos,

y para que el Cielo se dé aquí en la Tierra a través del Amor y de la vida de Amor que debéis vosotros enseñar a vuestros hermanos.

Debéis ser ejemplos de Amor.

Entrad en Oración a vuestro corazón, platicad conMigo, vuestro Dios.

DejadMe que os guíe, dejadMe que os instruya, dejadMe que os de la Sabiduría Divina, para que seáis esas almas que quereMos ver entre los seres humanos,

Almas que brillen, almas que alaben Nuestro Amor,

¡Almas felices, contentas porque viven el Cielo en la Tierra!

Porque habéis dejado que Nuestra Presencia Viva en vosotros plenamente y se manifieste ante los hombres.

DEJADME PUES MIS PEQUEÑOS, TRANSFORMAROS,

LO NECESITARÉIS PARA ESTOS TIEMPOS DIFÍCILES QUE SE ACERCAN

SI NO OS LLENÁIS DE NUESTRO AMOR,

PADECERÉIS INMENSAMENTE

PORQUE SATANÁS NO PUEDE CONTRA NUESTRO AMOR

Y SI VOSOTROS ESTÁIS LLENOS DE NUESTRO AMOR,

DIFÍCILMENTE OS VENCERÁ. 

Manteneos unidos en Paz, en Amor, en Armonía Santa entre vosotros y mantened esa vida de Oración, que es comunicación con el Cielo,

para que os dejéis guiar a donde Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, os quereMos guiar a cada uno de vosotros.  

Esclavizaos a Nuestro Amor y estad seguros que no os arrepentiréis de estar esclavizados al Amor de vuestro Dios.

Yo os bendigo en la Trinidad Perfecta del Amor, Padre, Hijo y Espíritu Santo y en el nombre del Perfecto Tabernáculo Viviente, en la persona de la Santísima Virgen María.

Yo os concedo Mi Sabiduría y Mi Paz.

Id, hijitos Míos, a transmitir y a vivir el amor de vuestro Dios y así lograréis empezar a vivir en el camino de la realización plena, en la perfección, que se obtiene al vivir vida de AMOR

Yo os bendigo en el Amor de Mi Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mi Amor infundido en los corazones.

http://diospadresemanifiesta.com/

LEVITACIÓN EN LOS SANTOS Y PERSONAS PIADOSAS

Leroy recogió doscientos quince casos; lo que constituye un fenómeno bastante raro.

Ciertos hechos citados en el Antiguo Testamento tienen ciertas analogías con la levitación.

Enoch raptado vivo en la tierra, Elias y su carro de fuego y Habacuc transportado desde Judea a Babilonia.

El Nuevo Testamento nos habla del traslado de Nuestro Señor sobre el pináculo del templo de Jerusalén, luego sobre la cumbre de un monte.

Finalmente, está el paseo de Nuestro Señor y San Pedro sobre el agua, y la Ascensión.

Desde esa época hasta nuestros días, las levitaciones (conocidas) parecen distribuirse casi parejas a través de los siglos.

Tenemos unas veinte para el siglo XIX y el comienzo del siglo XX.

“El caso más notable es el de San José de Cupertino en el siglo XVII.

 SAN JOSÉ DE CUPERTINO (1603-1663)

Sin duda uno de los santos mejor conocido por levitar durante la oración es San José de Cupertino, que experimentó tantas levitaciones que fueron presenciadas por sus hermanos de la Orden Franciscana y otros, que es considerado como el santo patrón del avión de pasajeros.

En la Biografía oficial de Fr. Angelo Pastrovicchi, que fue publicada por primera vez en 1767, el autor afirma que:

“No sólo durante los dieciséis años de estancia del santo en Grottella, sino durante toda su vida, estos éxtasis y vuelos eran tan frecuentes, como se lo demuestra en las actas del proceso de beatificación.

Que desde hace más de treinta y cinco años, sus superiores no le permitían participar en los ejercicios en el coro y el refectorio o en las procesiones, para que no molestara a la comunidad”.

San José estaba a menudo embelesado en levitaciones notables, a menudo se dejaba llevar por Dios a distancias.

En los registros de su proceso de beatificación oficial [Acta Sanctorum], se registran setenta de sus levitaciones y vuelos extáticos.

Una noche de Navidad del Santo invitó a algunos pastores a unirse en la celebración del nacimiento del Salvador.

Cuando empezaron a tocar la gaita y las flautas, el Santo dejó escapar un grito de alegría y voló de una distancia considerable por el aire hasta el altar mayor.

Permaneció en su éxtasis alrededor de un cuarto de hora.

A pesar de que estaba en el aire inclinado sobre varias velas encendidas, sus vestimentas no se vieron afectadas.

Como de costumbre, todos los presentes estaban asombrados por el milagro.

Durante una ceremonia de profesión en Cupertino, el santo de pronto se elevó a la altura del púlpito y se mantuvo durante algún tiempo con los brazos extendidos y las rodillas dobladas.

¡Imagínese el asombro de los religiosos y de la congregación!

‍Un Jueves Santo, mientras rezaba ante una representación del santo sepulcro que estaba situado sobre el altar mayor y encendido con muchas velas y lámparas, el santo se levantó en el aire y voló hacia el altar.

Sin tocar ninguna de las decoraciones, se mantuvo por un tiempo hasta que el superior le ordenó su regreso.

Otra vez al escuchar a un sacerdote decir: “Padre José, que hermoso Dios ha hecho el Cielo”,

‍el santo salió volando y se quedó en las ramas superiores de un olivo.

Allí permaneció en una posición de rodillas durante media hora, mientras que la rama en que se apoyaba lo balanceó tan ligeramente como si se hubiera posado un pájaro pequeño en ella.

‍Una vez al pasar por Monopoli en su camino a Nápoles, fue dirigido por su compatriota religioso a la iglesia del monasterio para ver una nueva imagen de San Antonio de Padua.

Tras contemplar desde la distancia, de repente voló a la estatua y luego volvió a su antiguo lugar.

Después que la Inquisición oyó hablar de estas maravillas, sintieron la necesidad de investigar y ordenaron que el santo diera misa en su presencia en la Iglesia de San Gregorio de Armenia, que perteneció a las monjas de San Ligorio.

‍De repente, el santo se levantó con un fuerte grito desde una esquina y mientras oraba, voló hacia el altar.

‍Se quedó de pie en el aire, inclinándose sobre las flores y las velas encendidas con sus brazos extendidos en forma de cruz.

“En estos momentos yo no os puedo amar como quisiera amaros, vuestro cuerpo no soportaría tanto amor, tanta belleza, tanta vida, que yo le doy al alma cuando me ama de corazón.”

Las monjas lloraban alarmadas de que se iba a prender fuego, pero él regresó al piso ileso.

‍Sin duda uno de los testigos más importantes de las levitaciones del santo fue el papa Urbano VIII.

‍Durante la primera estancia del santo en Roma fue con el Padre General a visitar al Papa.

Mientras estaban agachados a los pies del Pontífice el santo quedó cautivado y se elevó en el aire hasta que el Padre General le ordenó que regresara.

El Papa se maravilló ante el fenómeno y le dijo al Padre General que él mismo testificaría sobre el acontecimiento si el santo muriera durante su pontificado.

Para satisfacer la curiosidad del embajador español ante la Corte Papal y su esposa que fueron a Asís con el propósito de ver a San José, al santo le dijo Fr Custos de ir a la iglesia y visitar la estatua de Nuestra Señora.

Al entrar en la iglesia él miró hacia la estatua de la Inmaculada Concepción en un altar, y voló sobre las cabezas de los presentes, y se mantuvo en el aire a los pies de la estatua.

Después de unos momentos voló hacia atrás y luego se retiró a su celda.

‍Ocasionalmente los éxtasis del Santo duraban seis o siete horas.

‍Un aspecto curioso es que, cuando le sobrevenía un éxtasis en la Santa Misa, siempre la reanudaba donde la había dejado.

‍Otro aspecto inusual es que sus vestidos no eran perturbados durante sus muchos vuelos tanto si viajaba hacia adelante o hacia atrás, hacia arriba o hacia abajo.

Era tal el fuego del amor por Dios de San de José de Cupertino que se podía casi siempre llevarle a una levitación con sólo decir el amor adorable de Dios o la Virgen María, o dándole a contemplar una imagen de Jesús o María.

Las actas de su proceso de canonización, en realidad, comprobaron más de 70 casos de rapto personal en la sola ciudad de Cupertino o en las cercanías.

Se trata en él, casi siempre, de vuelos extáticos, es decir, de levitaciones con movimiento de traslación.

Según advierte la bula de canonización, publicada el 16 de julio de 1767 por Clemente XIII, ningún Santo puede comparársele en este aspecto.

Se le vio volar del centro de la iglesia hasta el altar mayor, por un trecho de 25 metros aproximadamente; elevarse hasta el pulpito en la misma forma, volar sobre árboles y quedarse posado sobre ramitas flexibles.

Le ocurrió que con él se levantaran un confesor del convento de Cupertino, el Padre guardián del convento de Asís y un alienado que se le llevara para ser curado.

El papa Urbano VIII fue testigo de una levitación, lo mismo que en 1645 el Gran Almirante de Castilla, cuya esposa se desmayó por la emoción.

“La más célebre, sin duda, de las levitaciones de José de Cupertino fue la que presenció Federico de Brunswick y que asombró tanto a ese príncipe, que le determinó a abandonar la religión luterana.

Juan Federico, de entonces de 25 años, visitó en 1649 las principales cortes europeas.

Hallándose en Roma, quiso llegar hasta Asís, donde le impelía el renombre del Santo.

La mañana siguiente a su llegada al convento, asistió con dos chambelanes a la Misa celebrada por José.

Y le vio elevarse del altar en que oficiaba, cubrir de rodillas en el aire una distancia de cinco pasos y volver al altar.

Al día siguiente, en el momento de la consagración, José se levantó un palmo del suelo y se mantuvo así más de cinco minutos sobre la grada del altar, con el brazo levantado, sosteniendo la Hostia.

Al ver eso, narra Pastrovicchi, el príncipe se puso a llorar.

Uno de sus chambelanes, como él luterano, declaró que lamentaba haber venido para asistir a un espectáculo que trastornaba sus convicciones.

El príncipe, después de una conversación con José, no sólo se declaró católico, sino que después de haber asistido a las completas y seguido la procesión, se enroló como miembro de la Orden Franciscana.

Volvió en seguida a Brunswick para arreglar algunos asuntos y, el año siguiente, volvió a Asís para abjurar solemnemente a manos de José, en presencia de los cardenales Facchinetti y Rappacioli.

El chambelán luterano H. J. Blume se convirtió a su vez en 1653.

Una de las últimas levitaciones de San José, es la que ocurrió durante una operación.

He aquí la exposición del cirujano Francisco de Pierpolo, que observó los hechos:

“Durante la última enfermedad del Padre José, de acuerdo con las órdenes del médico Jacinto Carosi, tuve que aplicar una cauterización en la pierna derecha.

El Padre José estaba sentado sobre una silla, con la pierna apoyada sobre mi rodilla.

Ya estaba aplicando yo el hierro para la operación; noté entonces que el Padre José estaba arrebatado fuera de sí y en una abstracción completa; los brazos estaban extendidos, los ojos abiertos y vueltos hacia el cielo; la boca estaba entreabierta; la respiración parecía haber cesado.

Noté que estaba levantado de un palmo más o menos sobre la silla citada, en la misma posición en que se hallaba antes del éxtasis.

Traté de bajar la pierna pero no lo logré: la misma quedó extendida.

Una mosca se había posado en su pupila; cuanto más me esforzaba en echarla, tanto más se obstinaba al parecer en volver al mismo sitio; al final tuve que dejarla.

Para observar mejor al Padre José me puse de rodillas.

El médico antes citado le observaba como yo.

Ambos reconocimos visiblemente que el Padre José estaba arrobado, sin sentido físico, y que además estaba bien suspendido en el aire, como dije.

Esta situación duró un cuarto de hora, hasta que llegó el Padre Silvestre Evangelista, que vivía en el convento de Osimo.

Después de haber observado el fenómeno, este ordenó al Padre José de volver en sí por santa obediencia y lo llamo por su nombre.

El Padre José sonrió y recobró los sentidos”.

SAN GERARDO MAJELLA (1726-1755)

Al igual que San José de Cupertino, San Gerardo Majella era a menudo embelesado en levitaciones notables, y a menudo era atraído por Dios hacia algunas distancias.

Era suficiente para San Gerardo Majella pensar en las perfecciones de Dios, contemplar el misterio de la Santísima Trinidad o el de la Encarnación, posar sus ojos en un crucifijo o una imagen de la Santísima Virgen, estar en la presencia del Santísimo Sacramento o incluso algún el milagro de la creación.

Los siguientes son algunos ejemplos:‍

Gerardo, con la intención de pasar unos días en Oliveto, recibió hospitalidad en la casa del arcipreste Don Salvadore.

‍Una mañana, la Santa Misa estaba a punto de comenzar, y Gerardo, a quien deseaba comunicárselo, no apareció.

Lo llamaron a su puerta, pero no hubo respuesta.

Por fin entraron y encontraron al hermano seráfico de rodillas en éxtasis, un crucifijo en la mano derecha, la mano izquierda en el pecho, la cara pálida, con los ojos medio cerrados.

Durante más de media hora, el arcipreste miró con admiración ante el espectáculo deslumbrante de levitación.

Esta casa hospitalaria ya había sido testigo de un éxtasis aún más notable, en el que el siervo de Dios estuvo suspendido sin apoyo en el aire.

Había tenido lugar en la misma mañana de su llegada a Oliveto.

‍Gerardo se había retirado a su cuarto para orar.

A la hora de la cena, el arcipreste fue para invitarlo a cenar.

Pero para su sorpresa se encontró con el hermano arrebatado en éxtasis y cerca de tres pies sobre el suelo.

Lleno de asombro, se retiró, pero volviendo poco después, lo encontró en el mismo estado.

Todos los testigos del acontecimiento extraordinario no pudieron sentarse a la mesa, esperando al huésped con lágrimas de emoción.

Por fin apareció, su rostro todo inflamado.

“Por favor, no esperen por mí”, dijo al arcipreste.

“No quiero incomodarlos”.

Para preservar la memoria de este rapto, el arcipreste marcó en la pared la sala la altura a la que había visto al Santo elevarse.

Un prodigio similar fue visto por toda la gente de Corato. ‍

El Viernes Santo de 1753, un cuadro que representa a Jesucristo Crucificado fue llevado en procesión.

Cuando la procesión entró en la iglesia de los benedictinos, Gerardo estaba ya en el interior dedicado a la oración.

Tan pronto como percibe la imagen sagrada del Salvador, un éxtasis se apoderó de él, y ante los ojos de todos, fue elevado a una altura considerable del suelo, con los ojos fijos en la imagen.

‍Otra ocasión fue cuando un mendigo ciego que vivía en Caposele tocaba con encanto la flauta.

‍Al verlo un día a la puerta del convento, Gerardo le rogó que tocara una conocida canción italiana: “En todas las cosas, oh Dios mío, quiero tu voluntad, no la mía.”

Inmediatamente, un rapto de amor divino se apoderó de él y comenzó a saltar, repitiendo las palabras: “Tu voluntad, oh Dios mío, y no la mía”.

Entonces, de repente levantando los ojos al cielo, fue elevado en el aire con la rapidez de una flecha, y quedó por algún tiempo arrebatado en éxtasis.

‍Esta inversión de las leyes de la gravedad, esta agilidad sobrenatural, tomaba la forma incluso de un vuelo extático.

Gerardo volvía un día para Iliceto con dos compañeros jóvenes.

Al pasar por delante de una capilla dedicada a la Virgen Santísima, se puso en conversación sobre la Madre tierna y compasiva.

Luego tomó un lápiz y escribió algo en un trozo de papel, que arrojó en el aire como si fuera una carta.

En ese mismo momento, sus dos compañeros lo vieron a levantarse en el aire y volar con la rapidez y la ligereza de un ave a una distancia de más de tres cuartas partes de una milla.

Después, nunca dejaron de contar este hecho prodigioso de que habían sido testigos.

‍Hubo otras ocasiones en que el siervo de Dios fue favorecido con el vuelo extático.

‍A una persona piadosa llamada Rosaria le gustaba contar que ella lo había visto un día llevado como una pluma en el aire, con los brazos extendidos.

Voló así durante más de tres cuartos de milla, apresurándose al convento al que era llamado, sin duda, para algunos ejercicios de la Regla o algún deseo del Superior.

Se trataba de un intenso amor a Dios que llama a los santos cada vez más hacia él.

‍En los últimos meses de su vida, Gerardo lanzaba suspiros que atraían sobre sí miradas de asombro.

El Padre Cajone le reprendió por llamar así la atención sobre sí mismo, y Gerardo tomó la buena mano del padre y la puso sobre su corazón, que latía con furia terrible.

‍En una ocasión similar, Gerardo dijo a Dr. Santorelli: “Si yo estuviera en una montaña, me parecería que iba a incendiar el mundo con esta llama de amor”.

Y luego tomó la mano del médico y la colocó sobre su corazón, que latía con furia inaudita, como si estuviera a punto de saltar de su pecho.

SAN PABLO DE LA CRUZ (1694-1775)

San Pablo de la Cruz, el santo fundador de los Pasionistas se encontraba en la ciudad de Latera, en la diócesis de Montefiascone, y estaba en la sacristía de una iglesia hablando con otros sacerdotes, cuando llegó a estar tan inflamado por el amor de Dios se levantó en el aire, ante el asombro completo de sus testigos.

Otra vez estaba en un pueblo en la isla de Elba en una misión, en la parte más ferviente de su sermón, caminó fuera de la plataforma, a través del aire y sobre las cabezas de la gente y luego regresó como si nada inusual hubiera tenido lugar.

Uno sólo puede imaginar las emociones sentidas por los que habían sido testigo de un despliegue inesperado de lo sobrenatural.

‍Durante los últimos años de su vida el santo estaba sentado en la sacristía Iglesia en Roma de los Santos Juan y Pablo y absorto en una conversación santa con un número de personas cuando

“Él comenzó, según su costumbre, a que su rostro se iluminara, rayos brillantes destellaban en su cara, y luego todo su cuerpo comenzó a temblar

Y luego, como yo creo, él percibió que estaba perdiendo el control de sus sentidos, se aferró con ambas manos a los brazos de la silla, apoyó los hombros en la parte posterior de la misma y tan pronto como él lo había hecho, empezó a subir, junto a la silla.

Ya tal altura, que creo que él debe haber subido al menos a la altura de cinco o seis pies… en este estado, continuó mucho tiempo en contemplación sublime.

Finalmente regresó a sí mismo, un ligero temblor tuvo lugar en todo el cuerpo, y poco a poco el siervo de Dios, con la silla, descendió y se apoyó en el suelo”.

Entre las levitaciones del siglo XIX, citaremos las del bienaventurado Andreas H. Furent, comprobadas por numerosos testigos, que declararon en el proceso informativo de beatificación.

‍Él se elevaba y permanecía elevado a una altura de 20 centímetros, ya de pie, ya de rodillas, durante la Misa, haciendo el Vía Crucis, orando.

La Madre de Bourg, tía de monseñor d’Hulst, se elevaba a menudo delante de los miembros de su familia o delante de las religiosas de su comunidad.

‍A veces intentó resistir, pero inútilmente, como el día en que habiéndose trabado en su reclinatorio, lo levantó con ella y al soltarlo, éste cayó con ruido y se rompió.

Sor María de Jesús Crucificado (1846-1879), carmelita árabe, se levantaba muy alto sin algún apoyo.

En sus éxtasis, se levantaba por sobre los árboles en el Jardín del Carmelo de Belén, pero se deslizaba sobre la superficie de las frondas libremente en el vacío.

  1. Leroy obtuvo del R. Padre Buzy, capellán del convento, pormenores recogidos de testigos oculares.

“Sor María —escribe el Padre Buzy— se levantaba hasta la cumbre de los árboles en la punta de las ramas.

Ponía su escapulario en una mano, tomaba con la otra una ramita del lado de las hojas, y en un parpadear del ojo se deslizaba por el exterior del árbol hasta su cima.

Los testigos insisten en el hecho de que subía instantáneamente.

Pasaba también de un tilo a otro por las puntas de las ramas.

Una vez subida, se mantenía sobre ramas demasiado débiles como para sostener normalmente una persona de su peso.

El Padre Buzy cita como ejemplos, dos o tres declaraciones hechas en el proceso.

ONCE PRÍNCIPES CELESTIALES SUPER-PODEROSOS


EL CAMINO DE LA CRUZ

Abril 23 2020

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, las necesidades de vuestro corazón son inmensas, pero no os dais cuenta de ello;

primeramente por vuestra falta de humildad y enseguida, porque estáis alejados de Mis Enseñanzas, estáis alejados del Verdadero Amor, estáis alejados de la Verdad, Mis pequeños.

Hay mucha maldad a vuestro alrededor, y lo sabéis y vosotros mismos sois copartícipes de ello.

Ciertamente, Satanás os ha traído la mentira, la ha diseminado; pero, si vosotros estuvierais Conmigo, Mi Gracia os protegería y os llevaría por el verdadero sendero de la Verdad,

pero no, a vosotros os gusta jugar con el fuego, que son el error y la mentira. 

Para algunos, se os hace excitante vivir en el error y estar envueltos en la mentira a donde os ha llevado Satanás, pero

Estad conscientes que esa mentira cubre todas las facetas de vuestra existencia y eso es lo grave, Mis pequeños,

porque podríais decir que está nada más, afectando vuestro entorno social, pero desgraciadamente,

NO SÓLO ESTÁ AHÍ,

SINO LO QUE ES MÁS IMPORTANTE PARA VUESTRA VIDA ESPIRITUAL,

QUE ES VUESTRA RELACIÓN CONMIGO, VUESTRO DIOS.

También, vuestra vida espiritual ha menguado mucho, por ello, porque llega un momento en que ya no sabéis si estáis obrando en la Verdad o en el error,

ya se os ha hecho tan normal vivir en la mentira, en el error, en la falsedad de vida, por no haber pedido lo que tanto os he dicho,

EL DISCERNIMIENTO SANTO,

QUE OS LLEVA HACIA LA VERDAD,

QUE OS HACE VER LO QUE REALMENTE, VIENE DE MÍ

Y LO QUE ES DE SATANÁS.

Lo que Me molesta mucho Mis pequeños, es que, a pesar de que Yo os mandé a Mi Hijo, para que vosotros conocierais la Verdad, vivierais en las Virtudes que Él vivió,

para que Le agradecierais a Mí y a Él Su Donación por vuestra salvación,

A UNA GRAN MAYORÍA NO OS HA IMPORTADO, EN LO ABSOLUTO,

Abrió las Puertas del Cielo

LO QUE ÉL HIZO POR VOSOTROS. 

Os llevó la salud de vuestra alma, os llevó el Amor Divino, os hizo conocer lo que es vivir en la Virtud, que es el alimento del alma.

Os hizo ver lo que es la honradez de vida y, sobre todo, os enseñó a ser verdaderos con vosotros mismos, pero

EL SER VERDADEROS CON VOSOTROS MISMOS,

SOLAMENTE LO LOGRÁIS SI YO ESTOY EN VUESTRO CORAZÓN.

Ciertamente, podréis ser verdaderos con vosotros, pero en el error y por eso, al haber tenido a Mi Hijo entre vosotros y al haber visto Su comportamiento, Su Donación,

al escuchar Sus Enseñanzas, os podréis dar cuenta lo que es la Verdad y lo que es la mentira.

SE PODRÁ VER PERFECTAMENTE,

LA LUCHA DEL CIELO CON EL INFIERNO

CUANDO MI HIJO SACABA A LOS DEMONIOS DE TANTAS PERSONAS AFECTADAS POR SU MAL

Cómo Él los dominaba y les ordenaba dejar esos cuerpos, dejar esas almas, liberarlos de la maldad; pero parece que todo eso que hizo Mi Hijo por vosotros, ha caído en saco roto.

Os vuelvo a repetir, una gran mayoría de vosotros no habéis entendido o no habéis querido entender, por conveniencias humanas, lo que es vivir en la Verdad.

No os dais cuenta que viviendo en la Verdad y predicándola, podéis entrar fácilmente, al Reino de los Cielos.

En cambio, cuando vivís en la mentira, se va formando en vosotros una montaña de errores, porque,

3. CONSECUENCIAS POSTERIORES. 2 Samuel Tratar de cubrir el pecado, cometiendo otros pecados. Dios pronunció castigos sobre David a través del profeta Natán. La casa de David sufriría las consecuencias en la posteridad.

AL PRIMER ERROR, A LA PRIMERA MENTIRA QUE VOSOTROS DECÍS O COMETÉIS,

PARA QUE NO SE DÉ CUENTA LA GENTE A VUESTRO ALREDEDOR,

LA CUBRÍS CON OTRA MENTIRA Y A LA VEZ,

ESA OTRA MENTIRA SERÁ CUBIERTA POR OTRA MÁS. 

En lugar de enfrentar la verdad, al contrario, os cubrís con mentira, no enfrentáis vuestros errores por el “qué dirán”, porque solamente estáis viendo vuestros actos humanos. 

NO OS DAIS CUENTA DE QUE YO, VUESTRO DIOS, SERÉ EL QUE OS VA A JUZGAR

Os estoy viendo, conozco vuestros actos, es más, hasta vuestros pensamientos y así, voy conociendo todas las mentiras que os van cubriendo, una a otra

Y llega un momento, en que ya no sabéis cómo salir de ese atolladero y todo, por haber empezado con una sola mentira.

Mi Hijo fue verídico todo el tiempo de Vida sobre la Tierra.

Sus Enseñanzas os llevan a vivir en la Verdad y al vivir en la Verdad, vosotros vivís en la total libertad; que no es así con aquellos que viven en el error y la mentira,

porque la mentira, como os dije, va  acumulando una y otra y otra más y vivís en preocupaciones y os preguntáis ¿Qué diréis o qué haréis para salir de esa mentira?

O más bien, por todas esas mentiras que se van cubriendo una a la otra ya no vivís en libertad, estáis esclavizados por vuestras propias mentiras.

Mi Hijo os trajo la Vida de libertad por vivir en la Verdad, por vivir en el Amor.

¡Cuánta falsedad hay a todos niveles de vuestra existencia! ¡Cuánta falsedad hay en vosotros mismos!

Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad.

Creáis una mentira para vosotros mismos y la vais haciendo crecer, no os mostráis ante vuestros hermanos como sois, sino mostráis una mentira de vuestro propio ser.

Todas esas mentiras que vais viviendo en vuestra vida y que se combinan con las de vuestros hermanos, ha llegado a provocar lo que ahora vivís:

MENTIRAS POR TODOS LADOS QUE OS CAUSAN TANTO MAL,

QUE OS LLEVAN AL ERROR PERO, SOBRE TODO,

OS QUITAN LA PAZ Y LA LIBERTAD DE ACTUACIÓN.

El tiempo es breve os he repetido muchas veces, los acontecimientos se van dando uno al otro, para que os vayáis preparando, para que os deis cuenta de lo que ha de suceder.

LA CUENTA REGRESIVA YA INICIÓ,

LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS YA SE ESTÁN DANDO y

¿EN QUÉ CONDICIÓN ESTÁ VUESTRA ALMA,

CUANDO AL LLEGAR ESTOS ACONTECIMIENTOS,

QUE A MUCHOS LES ESTÁ ARREBATANDO SU VIDA?

Os he repetido, también, tantas veces, que os amo, os amo infinitamente, porque sois Míos, sois Mis hijos, a pesar de vuestros pecados,

pero no os podréis presentar ante Mí y gozar eternamente el Reino de los Cielos si no enfrentáis vuestros errores, si no enfrentáis vuestras mentiras y las hacéis a un lado de vuestra vida.

TENÉIS QUE ENTENDER ESTO, MIS PEQUEÑOS,

VOSOTROS TENÉIS LA LLAVE PARA ENTRAR AL REINO DE LOS CIELOS

Y ÉSTA ES VUESTRO ARREPENTIMIENTO

Y EL PERDÓN DE VUESTROS PECADOS,

DADO POR UN MINISTRO MÍO. 

De vosotros depende venir a Mí y que Yo os permita gozar, eternamente, el Reino de los Cielos, éste es vuestro Hogar Verdadero.

Lo que ahora estáis viviendo y que vosotros contribuisteis a ello, se ha vuelto un Infierno en la Tierra,

para los que sois sensibles al Amor, para los que sois sensibles a la Virtud, para los que sois sensibles, porque os dejasteis sensibilizar, por lo que Mi Hijo os dio.

Procura conformarte siempre y en todo a la Voluntad de Dios EN TODOS LOS ACONTECIMIENTOS y NO tengas miedo. Esta conformidad, es el camino seguro para llegar al cielo.

VOSOTROS TENÉIS LA RESPUESTA A VUESTRO FUTURO ETERNO,

VENID A MÍ, LIMPIOS DE CORAZÓN,

LIMPIOS DE TODO PECADO, ARREPENTIDOS

Y TENDRÉIS EL REINO DE LOS CIELOS.

Si os mantenéis en el error, en vuestro propio error o en el error que se vive a vuestro alrededor, no tendréis entrada al Reino de los Cielos; porque en él, sólo se vive la Verdad y el Amor,

Vosotros forjaréis vuestro Destino Eterno.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda satanás y que, por vuestras propias fuerzas, no podéis rechazar.Os amo, Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero. Orad, orad, daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.

Os amo, Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero.

Orad, orad, daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

http://diospadresemanifiesta.com/

ONCE PRÍNCIPES CELESTIALES SUPERPODEROSOS

No todos los santos han sido iguales de “milagreros”. Hay algunos que han mostrado tener increíbles superpoderes, certificados por numerosos testigos.

Lo que los hace el modelo real de los superhéroes de los comics y la televisión.

Es difícil hablar de estos temas hoy día, porque el virus de la negación de los hechos sobrenaturales está atacando al catolicismo.

Y aún quienes creen en los aspectos sobrenaturales de la fe, sienten cierto escozor en hablar del tema, por temor de que los estigmaticen como fantasiosos o crédulos.

En nuestra experiencia, quienes creen menos en estas cosas sobrenaturales son los propios ordenados.

Pero si creemos que hay un mundo sobrenatural alrededor nuestro, que Dios maneja discrecionalmente:‍

¿Por qué no iba a permitir que algunos de sus elegidos mostraran insights del mundo sobrenatural para recordarles a los demás que esa realidad existe y está presente?

1 – SAN JUAN APÓSTOL: LO SUMERGIERON EN ACEITE HIRVIENDO Y NO SE QUEMÓ

La temprana tradición de la Iglesia nos dice que San Juan fue el último Apóstol en morir, tal vez alrededor del año 125, cuando reinaba Adriano. Sorprendentemente, él murió siendo un anciano más que centenario.

El emperador Domiciano pensó que el prestigio de que Juan gozaba entre los fieles le hacía más peligroso. Mandó prenderle en Efeso y le trajo a Roma el año 95. El cruel tirano se mostró insensible a la vista de este venerable anciano y le condenó al más bárbaro de los suplicios. Sería arrojado vivo en una caldera de aceite hirviendo.

 Conforme a la práctica judiciaria de entonces, el santo apóstol hubo de sufrir primero el terrible suplicio de la flagelación, sin que pudiera invocar, como San Pablo, el privilegio de la ciudadanía romana.

 El santo viejo escucharía con un gozo estremecedor el anuncio de la sentencia. Los verdugos encendieron la colosal hoguera y prepararon la tinaja con el aceite chisporroteante. En ella arrojaron al apóstol. Al fin iban a quedar colmados sus deseos. El cáliz que prometiera beber un día lejano en Palestina estaba pronto con toda su amargura.

 Pero Dios no quiso que las cosas llegaran a su fin. Le había concedido el mérito y el honor del martirio, pero al mismo tiempo volvía a repetirse el milagro de los tres jóvenes en el horno de Babilonia.

El fuego perdía sus propiedades destructoras. Ante la admiración de verdugos y populacho San Juan continuaba ileso en la caldera.

Y el aceite hirviendo le servió de baño de belleza y el resultado final, fue que salió más joven y vigoroso del suplicio,

Domiciano consideró como magia el prodigio y desterró a San Juan, a la isla de Patmos.

Él era capaz de estar en el aceite hirviendo sin que le afectara.

Cuenta la historia que todo el mundo en el estadio se convirtió a la Fe cristiana.

Furiosos de que no pudieron matarlo, las autoridades romanas lo desterraron a la isla de Patmos, donde finalmente escribió el último libro del Nuevo Testamento: el Apocalipsis.

2 – SAN DENIS (DIONISIO): PREDICÓ SIN CABEZA

San Denis nació en Italia en el siglo III.

Fue ordenado obispo y enviado a Francia a predicar a los paganos.

Al parecer era tan exitoso en las conversiones que los líderes paganos lo arrestaron y lo condenaron a ser decapitado en la colina más alta de París.

Pero después que su cabeza fue cortada, algo milagroso sucedió: no murió.

¡La historia cuenta que tomó su cabeza y comenzó a predicar!

Los paganos quedaron aparentemente sin habla y permitieron que el hombre decapitado continuara caminando y predicando.

Lo hizo por 10 kilómetros, pero entonces el milagro desapareció y cayó muerto.

3 – SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA: NO PODÍAN PARAR QUE CONVIRTIESE GENTE

Santa Catalina era una princesa en Egipto en el siglo tercero y recibió una buena educación.

A pesar de ser criada como pagana, cuando ella era adolescente afirmó que la Virgen María se le apareció, y dijo que estaba casada con Cristo en un matrimonio místico, y se convirtió a la fe cristiana.

Poco después, consiguió una audiencia personal con el emperador romano Majencio y trató de convencerlo de que dejara de perseguir a los cristianos.

El emperador puso a sus mejores filósofos y retóricos para debatir con Catalina pero, sorprendentemente, ella ganó su debate.

Varios de sus interlocutores quedaron tan impresionados, que se convirtieron al cristianismo.

Furioso, el emperador la encarceló.

Pero su capacidad de persuasión continuó en prisión.

Entre quienes conoció en la cárcel y quienes le visitaron, se cuentan que 200 personas fueron convertidas por su evangelización.

Cuando se negó a dejar de convertir a la gente a la fe cristiana a pesar de haber sido torturada, el emperador trató de persuadirla que se detuviera al pedirle que se casara con él.

Ella se negó.

Y la condenó a muerte.

‍Pero cuando ella tocó la rueda de pinchos que se va a utilizar para matarla, ésta se rompió espontáneamente.

Por último, el emperador ordenó que fuera decapitada, lo que terminó con éxito su vida.

4 – SAN POLICARPO: NO LO PODÍAN QUEMAR

San Policarpo, obispo de Esmirna, vivió entre el año 80 al 167 y fue discípulo del apóstol Juan.

Fue arrestado y llevado a un estadio en Roma para ser quemado hasta la muerte frente de la multitud.

Estaba atado a una estaca, con fuego encendido pero no se quemaba.

El martirio de San Policarpo explica:

Y cuando la llama ardiente salió con gran furia, nosotros, quienes lo presenciamos, vimos un gran milagro, y se nos ha conservado para que podamos informarlo a los demás lo que entonces tuvo lugar.

El fuego, tomó la forma de un arco, como la vela de un barco cuando se llena con el viento, rodeando como un círculo el cuerpo del mártir.

Y él apareció dentro no como carne que se quema, sino como pan que se cuece al horno, o como el oro y la plata que brilla intensamente en un horno.

Por otra parte, percibimos un olor dulce como [procedente de la pila], como si incienso o algunas especias preciosas se estuvieran quemando.

Sin desanimarse, sin embargo, los funcionarios que supervisaban su ejecución ordenaron que se le apuñalara con una lanza, que un soldado hizo con éxito.

Pero incluso entonces, hubo otro un milagro:

Al hacer esto, salió un paloma, y una gran cantidad de sangre, por lo que el fuego fue extinguido.

Y toda la gente se maravillaba de la diferencia tan grande que había entre los incrédulos y los elegidos, de los cuales el admirable Policarpo era uno.

Así que finalmente fueron capaces de matarlo, pero Dios decidió hacerlo difícil…

El Dios que PROTEGIÓ a Daniel de los leones, ES EL MISMO que te protegerá a tí y a tu familia,

5 – EL PROFETA DANIEL: NI EL HORNO ARDIENTE, NI LOS LEONES.

Nabucodonosor II, según el relato bíblico, ordenó escoger un grupo de jóvenes hebreos para ser educados, después de lo cual entrarían al servicio del rey.

Los elegidos fueron Daniel y tres jóvenes de su misma tribu: Ananías, Misael y Azarías quienes fueron confiados al cuidado de Aspenaz,​ jefe de los eunucos.

Los jóvenes fueron introducidos en la cultura mesopotámica, aprendiendo su lengua, su escritura y su tradición literaria.

La tradición judía sostiene que estos jóvenes fueron convertidos en eunucos.

Daniel y sus compañeros, no obstante residir en la corte, mantuvieron sus prácticas kosher de alimentación revelándose, siempre según el relato de su libro, que este régimen los hacía más saludables que los demás jóvenes que vivían en el palacio.

Después de una formación de tres años, Daniel y sus tres compañeros fueron presentados ante Nabucodonosor quien, dice el texto:

“los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en su reino”.

En el segundo año del reinado de Nabucodonosor,​ el monarca tuvo un sueño que lo dejó profundamente angustiado, por lo que convocó a sus astrólogos y expertos en artes adivinatorias, y les exigió lo interpretasen;

para asegurarse de que no lo engañaran en el momento de interpretar su sueño, los puso a prueba explicándoles que existía una gran dificultad: les dijo que había olvidado su propio sueño.

Ante la falta de respuesta satisfactoria de parte de sus sabios, el rey se irritó y ordenó que los ejecutasen.

Daniel, que no había estado presente en ese episodio, fue también arrestado pero, al enterarse acerca de lo ocurrido, habló con Arioc, jefe de la guardia, y solicitó un plazo para poder responderle al soberano.

La petición le fue concedida. Entre tanto, Daniel y sus compañeros oraron a Yahveh pidiendo les revelase el misterio.

Esa noche, en una visión, le fue revelado a Daniel el sueño del monarca y, al día siguiente, el profeta se presentó en la corte proporcionando subsecuentemente el relato del sueño de Nabucodonosor así como también su correspondiente interpretación.

Este hecho marcó el reconocimiento de Daniel, quien fue subsecuentemente nombrado gobernador de la provincia de Babilonia y jefe de sabios y expertos.

Del mismo modo, los tres jóvenes judíos recibieron importantes cargos en la administración imperial.

En esos años los relatos mencionan el episodio del ídolo de oro, en el cual los tres jóvenes fueron arrojados a un horno ardiente.

Y otro que, presentado como un testimonio del propio rey, narra la transformación de Nabucodonosor en bestia.​

Bajo el reinado de este soberano tiene lugar un complot de los sátrapas contra Daniel que derivó en su encierro en el pozo de los leones.

Esta intriga se valió de la fidelidad a Dios del protagonista, pues un edicto caprichoso sugerido al rey por aquellos prohibía cualquier petición, fuera a un dios o a un hombre excepto el soberano, durante 30 días (Daniel 6:1-9).

Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró a su casa y oró tres veces al día, como lo solía hacer anteriormente.

Entonces dichos hombres lo hallaron orando a Dios, por lo que fue acusado de violar el edicto real del rey.

Y por ello, arrojado al foso de los leones, en el cual no sufrió daño alguno. (Daniel 6:10-16).

A la mañana siguiente, cuando Darío comprobó el portento, ordenó liberar a Daniel y echar al foso a sus acusadores,

quienes perecieron inmediatamente al ser brutalmente devorados por las bestias (Daniel 6:19-28).

En esas mismas secciones se menciona la sucesión de Astiages, la entronización de Ciro II el Grande y el episodio por el cual Daniel revela el fraude de los sacerdotes de Baal.

Que habían convencido al rey de que el dios comía las ofrendas, siendo que eran ellos quienes lo hacían.

6 – EL PROFETA ELÍAS: HIZO QUE DIOS ENVIARA FUEGO DEL CIELO

Elías fue uno de los más grandes profetas del Antiguo Testamento.

Y como verdadero profeta de Dios que decía la verdad, era odiado por mucha gente, especialmente los gobernantes.

En un momento, él desafió a un duelo a los sacerdotes del dios falso Baal.

Ellos iban a invocar a Baal para que enviara fuego del cielo para quemar un sacrificio y Elías llamarían al verdadero Dios para hacer lo mismo.

Los sacerdotes de Baal invocaron a Baal todo el día y no pasó nada.

Luego Elías roció su sacrificio con agua (sólo para que fuera más difícil), pidió a Dios que enviara fuego hasta el sacrificio una sola vez y Dios envió el fuego de inmediato.

Pero esto sólo lo hizo un objetivo mucho más preciso de los gobernantes para matarlo.

Pero ellos nunca fueron capaces de matarlo.

Por supuesto, al final de su vida, Elías fue llevado al cielo en un carro de fuego.

Así que él nunca murió.

‍Aunque no se sabe mucho sobre él, Enoc es otra persona mencionada en la Biblia como si hubiera sido llevado al cielo directamente por Dios sin morir; ver Génesis 5,21-24)

7 – SANTA CATALINA DE SIENA: VIVIÓ 19 AÑOS COMIENDO SOLO LA EUCARISTÍA

Santa Catalina de Siena es una de las más grandes santas de la historia de la Iglesia.

Además de la santidad, es una doctora de la Iglesia, una mística, y también es recordada por haber (humildemente y apropiadamente) llamado a un Papa.

Ella vivió los últimos 19 años de su vida sin comer, a excepción de la recepción de la Eucaristía.

Y sin embargo, milagrosamente, continuó, al servicio de la Iglesia.

Aunque ella murió a la edad de 33 tuvo 19 años de ayuno.

8 – SAN JOSÉ DE CUPERTINO: EL SANTO VOLADOR

Llamado “el santo volador”, pero no estamos hablando de un par de historias que afirman que San José de Cupertino voló en privado o fue visto sólo por unas pocas personas.

Estamos hablando de que lo vieron volando regularmente grandes grupos de personas.

Ya fuera en la Misa, la Liturgia de las Horas, o simplemente ante la mención del nombre de Jesús o de un santo, José involuntariamente entraba en éxtasis y empezaba a levitar.

Al parecer, esto sucedió durante una procesión pública en frente de toda la ciudad, y una vez incluso durante una audiencia con el Papa.

‍Su constante e incontrolable levitación en realidad se convirtió en un problema.

Sus superiores religiosos los consideraban un fenómeno perturbador.

‍Al final de su vida, fue trasladado a diferentes monasterios y mantenido en su celda.

Pero siguió levitando en el nombre de Jesús de todos modos.

9 – SAN VICENTE FERRER: TRAÍA GENTE DE ENTRE LOS MUERTOS

San Vicente Ferrer es famoso por su obra misionera, su predicación, y su teología.

Pero también tenía una habilidad sobrenatural sorprendente: que podía traer a la gente de entre los muertos.

Y al parecer lo hizo en varias ocasiones.

Según una historia, Vicente entró en una iglesia con un cadáver dentro.

Frente a una serie de testigos, Vicente simplemente hizo la señal de la cruz sobre el cadáver y la persona volvió a la vida.

En una historia particularmente impresionante, Vicente se encontró con una procesión de un hombre que iba a ser ejecutado en la horca por haber cometido un delito grave.

De alguna manera, Vicente sabía que la persona era inocente, y le rogó a los funcionarios del gobierno, pero sin éxito.

Coincidentemente, pasó por al lado de él un cadáver que estaba siendo llevado en una camilla.

Vicente le preguntó al cadáver,

“¿Es este hombre culpable?

¡Respóndeme!”

El hombre muerto de inmediato volvió a la vida, se sentó, y le dijo:

“¡Él no lo es!”

Entonces el hombre se acostó de nuevo en la camilla.

Cuando Vicente le ofreció al hombre una recompensa por ayudar a reivindicar al hombre inocente, el hombre dijo:

“No, padre, porque estoy seguro de mi salvación”

Y así murió de nuevo en ese mismo momento.

su misión: guiar a las almas y aliviar el sufrimiento

10 – PADRE PÍO: UN COMPENDIO DE SUPERPODERES

El famoso santo que vivió en el siglo XX, San Padre Pío tenía casi cada superpoder que se pueda imaginar.

Hay afirmaciones de que él podía bilocarse (estar en más de un lugar al mismo tiempo), leer la mente de las personas (por lo general en el confesionario), levitar, y sanar a los enfermos.

En una historia, un matemático profesional estaba confesando sus pecados a Pio en el confesionario, aunque no le dijo a Pio que era un matemático.

Como él era un poco vago sobre cuántas veces había cometido un pecado en particular, Pio respondió con firmeza:

“Usted es un matemático, deje el confesionario y regrese cuando sepa cuántas veces lo hizo”

En 1950, Pío fue una vez visto asistir al funeral de un monje en Milwaukee, Wisconsin, pero sin haber dejado su propio monasterio en Italia, lo mismo sucedió en Uruguay y frente a varios Obispos que estaban reunidos en la ciudad de Salto.

En cuanto a su capacidad de bilocarse, una persona informa que Pio dijo una vez:

“Yo puedo hacer tres cosas a la vez: orar, confesar y dar la vuelta al mundo”.

Y OTRA MÁS: SANTA BÁRBARA DE NICOMEDIA

Nació en Nicomedia, cerca del mar de Mármara, a principios del siglo III.3​ Era hija de un sátrapa de nombre Dióscoro, quien la encerró en un castillo para evitar que se casara tan joven y para evitar el proselitismo cristiano.

Durante su encarcelamiento tenía maestros que le enseñaban poesía y filosofía, entre otros temas.

Por esto mismo, y porque su padre estaba ausente, Bárbara se convirtió al cristianismo y mandó un mensaje a Orígenes, considerado un erudito de la Iglesia cristiana, para que fuera a educarla en esta Fe.

Después de ser bautizada, mandó construir una tercera ventana en su habitación, simbolizando así la Santísima Trinidad. Cuando su padre fue a verla, se declaró cristiana y se opuso al matrimonio que éste le proponía, diciendo que elegía a Cristo como su esposo.

Entonces su padre se enfadó y quiso matarla en honor a sus dioses paganos. Por eso, Bárbara huyó y se refugió en una peña, milagrosamente abierta para ella, pero pese al milagro, fue capturada.

Su martirio fue el mismo que el de san Vicente: fue atada a un potro, flagelada, desgarrada con rastrillos de hierro, colocada en un lecho de trozos cortantes de cerámica y quemada con hierros candentes.

Finalmente, el mismo rey Dióscoro la envió al tribunal, donde el juez dictó la pena capital por decapitación.

Su mismo padre fue quien la decapitó en la cima de una montaña, tras lo cual un rayo lo alcanzó, dándole muerte también.

El padre carmelita Claudio de San José narra, en un manuscrito de la Orden Carmelita, que el sepulcro de santa Bárbara fue venerado por fieles que reportaban curaciones milagrosas.

Su fama era muy reconocida en el siglo VIII y algunos empezaron a llevarse las reliquias hasta que fueron trasladadas a Constantinopla y después a Venecia.​

Su culto fue confirmado por san Pío V en 1568 y se convirtió en uno de los catorce santos auxiliadores del Santoral. Hay quienes dicen que en realidad sí se casó con un mártir.

Esta creencia tiene mucho peso, y por ser seguro que nació el 4 de diciembre, su festividad se celebra en esa fecha.

Se la suele representar joven, bien con la palma del martirio, bien con plumas de pavo real,​ pues este animal es símbolo de la resurrección o la inmortalidad, y aparece ya en la más antigua representación conocida, que data del siglo VIII (Santa María la Antigua, de Roma).

También suele aparecer con su atributo, una torre con tres ventanas, unas veces encerrada en la misma y en otras la torre aparece a su lado o en miniatura sobre una de sus manos.

El significado de esta torre con tres ventanas es el refugio de la fe en la Santísima Trinidad.

Y suele llevar corona, que admite variaciones: en algunas es la de una princesa y en otras es una corona completa formada de varias torres.

La imagen de santa Bárbara también aparece a veces asociada:

Con la espada con la cual fue decapitada, lo que ha contribuido a que sea asociada con la guerra, pero dicha espada representa un símbolo de fe inquebrantable.

Con un cáliz, que significa su conversión al catolicismo.

El rayo que cayó en su martirio ha hecho que sea relacionada con los explosivos y así es patrona del arma de artillería, cuyo escudo son cañones cruzados,

Y la torre es la heráldica de los ingenieros y zapadores. El depósito de explosivos en los buques recibe el nombre de santabárbara.

Con una rama de olivo entre las manos, representando el martirio.

Con una manto rojo, cáliz de la sangre de Cristo.

Junto a bloques de piedra por su patronazgo de la cantería.

Su patronato fue introducido en España, al parecer, por Juan de Terramonda, natural de Lille, que llegó a España como asentador de Felipe I el Hermoso.

Fuente: Foros de la Virgen María

VIVIENDO ENTRE DEMONIOS


Paciencia y confianza. 2 Hijo mío, si tratas de servir al Señor, PREPÁRATE PARA LA PRUEBA. 2 Fortalece tu voluntad y sé valiente, para no acobardarte cuando llegue la calamidad. 3 Aférrate al Señor, y no te apartes de él; así, al final tendrás prosperidad. 4 ACEPTA TODO LO QUE VENGA, y sé paciente si la vida te trae sufrimientos. 5 Porque el valor del oro se prueba en el fuego, Y EL VALOR DE LOS HOMBRES EN EL HORNO DEL SUFRIMIENTO. 6 CONFÍA EN DIOS, Y ÉL TE AYUDARÁ; procede rectamente y espera en él. 7 Ustedes, los que honran al Señor, confíen en su misericordia; no se desvíen del camino recto, para no caer. 8 Los que honran al Señor, confíen en él, y no quedarán sin recompensa. 9 Los que honran al Señor, esperen la prosperidad, la felicidad eterna y el amor de Dios.

Abril 24 2020 

Habla Dios Padre

Ya os he dicho, Mis pequeños, que todo lo que Yo permita en vuestra vida siempre será para vuestro bien.

El héroe, el soldado triunfador necesita ser acrisolado, necesita salir al campo de batalla para triunfar, para verse contra el enemigo, luchar, enfrentarlo, vencerlo.

Y así, triunfante regresar para recibir con orgullo la medalla del triunfo.

Sabéis que estáis viviendo en un medio adverso a la Gracia desde el Principio de los Tiempos, como lo dice el capítulo Doce del Apocalipsis:

“Una tercera parte de los ángeles fueron arrojados a la Tierra, el Dragón con su cola los arrojó

QUERIENDO DAR A ENTENDER ESTO,

QUE ESTÁIS VIVIENDO ENTRE DEMONIOS,

ENTRE SERES ESPIRITUALES CONTRARIOS A LA GRACIA Y POR ESO,

 Vosotros bajáis a la Tierra, para luchar contra esa falta de Gracia, contra esa falta de amor, contra esos Demonios que se pusieron contra Mí, antes de que hubiera humanidad.

Vosotros estáis para ello aquí en la Tierra, para luchar contra esas fuerzas del Mal,

NO PARA ESTAR CON ELLAS, A FAVOR DE ELLAS Y SER PARTE DE ELLAS 

Por eso os hablo continuamente de la gran lucha, en donde vosotros debéis ser otros Cristos.

Yo, por eso bajé a dar el ejemplo, conviví con los hombres,

LUCHÉ CONTRA ESAS FUERZAS DEL MAL,

PARA QUE VIERAIS QUE ESTANDO CONMIGO, SE PODÍAN VENCER ESOS SERES ANGELICALES SATÁNICOS

VIVEN ENTRE VOSOTROS Y OS ATACAN CONTINUAMENTE,

VOSOTROS SENTÍS CONTINUAMENTE SUS ATAQUES:

LAS TENTACIONES, LA MALDAD QUE OS RODEA.

SON ÉSTOS SERES ANGELICALES QUE CAYERON,

QUE ME DIERON LA ESPALDA, QUE ME ATACARON,

QUE SE PUSIERON EN CONTRA DEL AMOR.

Vosotros bajáis a la Tierra, para que tomando Mi Amor los podáis vencer, ¿Pero qué pasa?

Ellos os ponen tentaciones y vosotros caéis, no os dais cuenta de sus mentiras, os las creéis.

Creéis que estáis haciendo un bien cuando realmente os están llevando hacia el Mal,

OS ENGAÑAN CONTINUAMENTE

Yo os he traído la Verdad, os he traído las armas necesarias para que pudierais triunfar, para que pudierais daros cuenta de cómo os están atacando éstos seres infernales,

PERO NO QUERÉIS TOMARLAS

Y OS VOLVÉIS COMO ELLOS, TAMBIÉN SERES INFERNALES.

EL PECADO GENERA AL ESPÍRITU INMUNDO. El Espíritu inmundo es POSESIÓN DIABÓLICA…

Tened cuidado Mis pequeños, porque así como ellos cayeron y tendrán una eternidad de dolor;

Nunca mas volverán a ver la Luz, nunca más volverán a tener contacto con el Amor, vosotros podréis seguir ése camino.

Tened cuidado, os lo vuelvo a repetir, estáis en un mundo adverso al Amor. 

Vosotros si estáis Conmigo, podréis producir amor, si os apartáis de Mí, inmediatamente os tomarán éstos seres infernales y trabajareis para ellos.

Fácilmente podréis reconocer entre vuestros hermanos aquellos que ya se han vuelto como ellos, porque no están produciendo amor,

no hay paz en su corazón, no hay vida celestial en ellos ni la trasmiten, esto es una realidad, esto ya estaba escrito.

Y ahora os pregunto, ¿Estáis Conmigo y trabajando para Mí, para levantar a este mundo hacia esos niveles de amor y destruir toda esa maldad que cayó a la Tierra?

O¿Seréis parte de ellos y trabajareis para ellos, atacándoMe nuevamente a Mí y atacando Mi Amor?

Los que anuncian el ABORTO como algo bueno, en ellos reina el Demonio y están en peligro de Muerte Eterna. No seamos CÓMPLICES de este crimen maldito por culpa de nuestro SILENCIO o nuestra TIBIEZA.

¿Y viviréis como ellos eternamente en la oscuridad, en las tinieblas, sin amor, sin Mi Amor?

Meditad esto Mis pequeños, porque el tiempo SE ACABÓ y la lucha tremenda ya está.

Porque os afanáis demasiado, buscando y atesorando las cosas del mundo, PERO NO BUSCÁIS LO MAS BELLO,

QUE SON LOS DONES DEL SANTO ESPÍRITU DE AMOR

Mis pequeños, os pido que le pidáis al Espíritu Santo el Don de Sabiduría, la Sabiduría Santa que os va a hacer  conocerMe mejor, amarMe mejor, servirMe mejor.

Mis pequeños, cuando vosotros sois niños, que no conocéis cómo trabajan las cosas, para qué sirven las cosas; no os imagináis el uso que tienen las cosas a vuestro alrededor, vuestro mundo pequeñito está limitado.

Ciertamente, porque sois pequeños, y porque muchas de las cosas, de los instrumentos, de los aparatos que os rodean, no los sabéis utilizar por vuestra pequeñez y por vuestra incapacidad,

Pero cuando empezáis a crecer, y empezáis  a utilizar esos inventos que Yo permito que el hombre vaya teniendo en el transcurso de su vida,

se os abren panoramas exquisitos, aprendéis a utilizarlos y vosotros mismos vais aprovechando, con vuestra inteligencia, toda esa capacidad intelectual de vuestros hermanos

puesta en esos aparatos que os ayudan  a facilitaros vuestra vida.

Así sucede con la sabiduría, si vosotros estáis limitados por vuestra sabiduría humana, vuestras expectativas son pequeñas, son limitadas, vuestro horizonte de actuación es pequeño,

Pero al momento que entráis en Mi, que pedís con humildad Mi Sabiduría y Yo os la concedo, sabiendo que vosotros la aprovecharéis, le sacaréis jugo, le daréis buen uso no solo para vosotros sino para vuestros hermanos

Y empezáis a conocer Mi Sabiduría, vuestro panorama se hace inmenso.

Como son cosas bellísimas, gozáis de un mundo que no conocíais, es cuando empezáis a apreciar de Mis bienes.

Y es cuando os dais cuenta de todo lo que os habíais perdido por vivir más embebidos en las cosas del mundo, que en Mis cosas Divinas.

ESE TIEMPO QUE VOSOTROS UTILIZASTEIS PARA EL MUNDO,

FUE TIEMPO QUE PERDISTEIS EN LO ESPIRITUAL

cuando llegáis a Mí, alcanzáis a ver vuestra realidad humana  y os dais cuenta de que la realidad espiritual es inmensamente más grande que la humana,

es infinita, no tiene límites y es ahí a donde os lleva la Sabiduría.

Mis pequeños,  pedídMela y gozaréis inmensamente ya desde la Tierra, los goces del cielo, Me gozaréis a Mí ya desde la Tierra,

Y SERÁ TANTO VUESTRO GOZO

QUE ME TRASMITIRÉIS A VUESTROS HERMANOS,

COMPARTIRÉIS ESAS DELICIAS ESPIRITUALES, QUE YO PERMITO QUE TENGAN ALGUNAS ALMAS

CUANDO LLEGAN A LA MADUREZ ESPIRITUAL..

 No todas las almas se adentran a las profundidades de la Sabiduría, porque no saben apreciar éstos regalos tan grandes que Yo os puedo dar,

PREFIEREN MANTENERSE EN LAS COSAS DEL MUNDO,

PREFIEREN MANTENER SU INTERÉS EN LO QUE PUEDEN TOCAR Y VER CON LOS SENTIDOS

Y NO APRECIAR LOS FRUTOS DE LA FE Y ENTRE ELLOS LA SABIDURÍA.

Aventuraos, Mis pequeños, a empezar a gozar de los regalos espirituales, empezad desde ahora ya a gozar de los bienes del Cielo, os estoy invitando a ello, Mis pequeños.

Os vuelvo a repetir, son muy pocas las almas las que se adentran a estos regalos tan grandes; sed de ellos, Mis pequeños y gozareis las maravillas celestiales.

Mis pequeños, vuestra fuerza radica en vuestro interior, no es la fuerza de vuestros músculos la que os dará el triunfo en vuestra misión,

no es la fuerza de aquellos que os apoyan a vuestro alrededor utilizando poderío físico, económico, intelectual; la que os va a dar el éxito en vuestra misión sobre la Tierra,

¡NO, MIS PEQUEÑOS!

LA FUERZA RADICA EN VUESTRO INTERIOR

Os insisto en ello, Mis pequeños y lo podréis ver a lo largo de la historia y tenéis en las Sagradas Escrituras, cómo Yo os muestro, salvo raras excepciones,

como Sansón, que tenía una fuerza descomunal, que de allí en fuera, todos los demás que he escogido, eran personas sencillas o ante los ojos de los demás, eran comunes y corrientes, nada especial,

PERO SU FUERZA RADICABA EN SU INTERIOR.

Muchos de ellos eran muchachos que a ojos del pueblo eran todavía gente inexperta que necesitaban crecer y que necesitaban madurar.

La madurez que Yo pido es una madurez espiritual y…

Solamente se gana viviendo en Mí y para Mí. 

Cuando Yo vivo en el corazón del hombre, y el hombre se deja mover por Mí, se deja alimentar por Mí, se deja crecer por Mí, es cuando el alma realmente adquiere una fuerza descomunal.

LOS MÚSCULOS DEL CUERPO NO SON NADA

ANTE LAS CAPACIDADES ESPIRITUALES DE LAS ALMAS QUE YA ESTÁN CONMIGO.

LAS ALMAS QUE ESTÁN CONMIGO, QUE SE HAN SOLTADO A MÍ,

QUE VIVEN BAJO MÍ VOLUNTAD,

ADQUIEREN UNA FUERZA DESCOMUNAL,

SE LLENAN DE AMOR, DE VIRTUD, DE VIDA DE CIELO,

Empiezan a ver la realidad de la vida que deben tener en la Tierra, de la vida que deben de transmitir a sus hermanos, se vuelven puentes entre el Cielo y la Tierra.

DE ALGUNA FORMA LE PERMITO CONOCER ALGO DE LA VIDA DEL CIELO,

ESA VIDA SANTA Y DIVINA QUE VIVEN SUS HERMANOS EN EL CIELO

Y LES HAGO VER QUE ÉSA ES LA VIDA QUE DEBEN ENSEÑAR AQUÍ EN LA TIERRA.

Son puentes de unión entre el Cielo y la Tierra, se vuelven vida para los hermanos que están misionando.

Se vuelven apoyo para los que necesitan crecer, levantan a los que están agonizando porque tienen Mi Vida.

Mis pequeños, venid a Mí, pedidMe vivir para Mí y al vivir para Mí, estaréis Conmigo, levantando a vuestros hermanos a la realidad espiritual, celestial y Divina.

Ésa es vuestra realidad, no la de la Tierra. Vosotros no fuisteis creados para vivir eternamente en la Tierra,

vuestra realidad y vuestra naturaleza es espiritual, vuestro paso sobre la Tierra es efímero,

VUESTRA NATURALEZA ETERNA ES ESPIRITUAL

Y ES EN DONDE DEBÉIS PONER TODA VUESTRA ATENCIÓN

Y ES A DONDE DEBÉIS LLEVAR A LAS ALMAS,

A QUE BUSQUEN ELLAS ÉSE ALIMENTO, ESA VIDA, ESE FUTURO.

Ayudadles a las almas de vuestros hermanos a que salgan de ese error a donde las ha llevado Satanás con sus mentiras,

HACIÉNDOLES CREER

QUE HAN VENIDO PARA EL GOCE DEL MUNDO SOLAMENTE

Y QUE NO HAY NADA MAS ALLÁ DESPUÉS DE LA MUERTE.

Os he explicado muchas veces de vuestra trascendencia espiritual y eterna.

Hacedles ver su error y llevadlas a esa Verdad que os estoy enseñando,

Que os he enseñado y en donde ya infinidad de hermanos vuestros están gozando. 

Tenéis el apoyo de todas las almas que ya han misionado antes que vosotros, acudid a ellas.

Pedid su ayuda, su protección, para que os ayuden a llevad a cabo vuestra misión. 

Todos vosotros tenéis un nivel de actuación para ir llevando a la humanidad a ese crecimiento al que deberán llegar al final, antes de que el Mundo termine y que será el recuperar lo perdido por vuestros Primeros Padres.

Así pues, Mis pequeños, acudid al Alimento Verdadero, a la Fuente Verdadera de todo bien que Soy Yo, vuestro Dios

NO DEBÉIS TRABAJAR DEMASIADO EN ELLO,

EN BUSCAR POR AQUÍ Y POR ALLÁ,

YO ESTOY EN VUESTRO INTERIOR

ME TENÉIS TODO EL TIEMPO, NO ME DESPERDICIÉIS MÁS,

Perfeccionaos en el amor, en las virtudes, en la ciencia celestial, tenéis todo al alcance de vuestra mano.

Yo no Soy un Dios de imposibles, todo, todo lo he puesto fácil para el hombre, Satanás os pone muchas dificultades en vuestro caminar,

la Sabiduría es la que os va abriendo el camino para que podáis entender mejor vuestra misión sobre la Tierra.

No desperdiciéis todos estos regalos que se os dan Mis pequeños, si vosotros os quejáis de los problemas que tenéis sobre la Tierra, es porque os habéis alejado de Mí y de los regalos que Yo os doy; TENÉIS TODO. 

Es como aquel que dice no tener capacidades, educación y tiene la posibilidad de comprar libros sobre la materia que necesita aprender,

si no pone esfuerzo, si no pone su trabajo en lograr lo que necesita, es su culpa, todo está ahí, solamente necesita vencer su flojera.

EN LO ESPIRITUAL, TODO LO TENÉIS AL ALCANCE DE VUESTRA MANO,

NO SEÁIS FLOJOS MIS PEQUEÑOS,

ESTÁIS DESPERDICIANDO MUCHO,

DESPUÉS LLORARÉIS NO HABER APROVECHADO TODO LO QUE SE OS DABA.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo, en el de Mi Santo Espíritu de Amor y en el Nombre de Mi Hija Santísima, la Siempre Virgen María, Madre del Redentor y Madre vuestra por siempre

http://diospadresemanifiesta.com/

PODERES PSÍQUICOS

Amadísimos hermanitos, el siguiente es un artículo que ha sido seleccionado, porque refleja el pensamiento y el sentimiento de una gran mayoría de cristianos que están contaminados con la INCREDULIDAD Y LA TIBIEZA y contiene muchas dudas y cuestionamientos, que muchos de vosotros tal véz reconoceréis cómo propios.

Una de las cosas más difíciles de cambiar es nuestra mentalidad y ésta sólo se cambia destruyendo sus fundamentos, igualito a cuando Jesús me enfrentó con mis propios prejuicios, miedos y preguntas, que me abrumaban a mí y que fueron aniquilados totalmente, la primera vez que me enfrenté a Lucifer. 

Estaba tan asustada, que mis primeras frases salieron temblorosas y casi inaudibles. Cuando maduré espiritualmente, adquirí seguridad y confianza…

Y mis tartamudeos se convirtieron en órdenes. 

Ahora ya no son balbuceos, estoy segura que mi Arcángel Predilecto porque él, se ha convertido en el blanco hacia el cual dirijo mis más letales ataques y realmente disfruto el PODER de ABBA, que le dice constantemente:

¿Cuando aprenderás que del plato a la boca, se cae la sopa? 

Y esto me permite entregarle a Mamita María, un botín considerable de almas, que le arranco literalmente de sus mortíferas garras. 

Como he aprendido a conocerlo bien, trato de mantenerme siempre en guardia y para esto, la devoción a la Preciosísima Sangre, ES INDISPENSABLE.

En el mensaje anterior, ABBA nos habla sobre el mundo espiritual que nos rodea y nuestra inadvertida convivencia con seres espirituales malignos y poderosos.

Y precisamente ellos son la respuesta, para lo que van a conocer a continuación.

En los siguientes post, mejoraremos nuestro aprendizaje, para convertirnos en los SUPERHÉROES MAS PODEROSOS e INCOMPARABLES, que los personajes cinematográficos…

Mientras tanto, veamos como piensa el Mundo…

EXPERIENCIAS SOBRE PREMONICIONES, PRESENTIMIENTOS, TELEPATÍA… 

Quienes creemos en un Dios que se manifiesta sobrenaturalmente, consideramos que alrededor nuestro hay una realidad que no vemos.

Y que suponemos está poblada de distintas personas como ángeles, demonios, santos…

Incluso algunos ateos creen que existe esta realidad alrededor nuestra, que nos permite comunicarnos de una manera no física entre los humanos.

Aunque para muchos otros, si las cosas no se ven, si no “hacen ruido cuando caen”, no existen.

Ahora hay una serie de científicos que están demostrando que la comunicación a distancia entre nosotros, o sea telepatía existe.

Y que también existe la comunicación con nuestros estados futuros, como las premoniciones y presentimientos.

‍Telepatía, presentimientos y premoniciones son fenómenos de los que nos da cuenta el antiguo testamento, pero comunicándonos con Dios o ángeles.

Mientras que otros católicos consideran que pueden ser ciertas habilidades que Dios puede habernos dado y que aún los humanos no hayan descubierto, o simplemente intervención de ángeles. 

TRABAS AL DESARROLLO DE LAS INVESTIGACIONES PROBATORIAS

Desde el punto de vista científico hay una traba que viene por el lado del materialismo fundamentalista.

Este enfoque materialista fue resumido por Francis Crick, quien en 1962 compartió el Premio Nobel por el descubrimiento de la estructura del ADN.

“Ustedes, sus alegrías y sus penas, sus recuerdos y sus ambiciones, su sentido de la identidad personal y el libre albedrío, son de hecho no más que el comportamiento de una gran asamblea de células nerviosas y sus moléculas asociadas”, escribió.

Crick habló en nombre de la corriente científica predominante, como lo hizo la influyente neurocientífica Susan Greenfield cuando describió haber visto un cerebro expuesto en una sala de operaciones.

“Esto es todo lo que había de (el paciente) Sarah, o de hecho de cualquiera de nosotros”, reflexionó en un artículo publicado en 2000?.

“No somos más que sedimento de cerebro y de alguna manera nuestro personaje y la mente se generan en este lío caldoso”.

Sin embargo, esta idea de que nuestras mentes se fijan físicamente dentro de nuestras cabezas, y que la conciencia no es más que un subproducto de la actividad del cerebro, es contrario a nuestra experiencia cotidiana.

La mayoría de la gente ha sentido que alguien los mira desde atrás, se dan la vuelta y se encuentran con los ojos de la persona.‍

Y la mayoría de las personas han experimentado lo contrario: cuando uno mira a alguien, éste alguien se da vuelta para mirarlo.

En amplios estudios en Europa y América, entre el 70 y el 97 por ciento de los adultos y los niños reportaron tales experiencias.

En una serie de entrevistas con agentes de policía, personal de vigilancia y soldados, se ha descubierto que la mayoría consideraba que algunas personas parecían saber que estaban siendo observadas, a pesar de que los vigilantes estaban bien escondidos.

‍Una gran cantidad de veces el ladrón tenía una sensación de que las cosas no estaban bien.

‍Sorprendentemente las pruebas de laboratorio han demostrado la sensación de estar siendo mirado nuestro trabajo, incluso cuando las personas están siendo miradas en las pantallas, en lugar de hacerlo directamente.

Todo esto sugiere que, ya sea a través de mirar directamente o de circuitos cerrados de TV, somos capaces de “tocarnos” el uno al otro con la mirada – una prueba más que nuestras mentes no están confinados en el interior de nuestro cerebro.

‍Hay historias increíbles de telepatía y premonición de desastres.  

TESTIMONIOS DE PRESENTIMIENTOS

Al igual que muchas madres que temían por la seguridad de su familia durante la Segunda Guerra Mundial, Mona Miller fue evacuada de Londres a la tranquila localidad costera de Babbacombe en Devon.

‍Pareció una sabia precaución, pero, poco después de su llegada allí con sus hijos pequeños, la señora Miller se puso cada vez más inquieta.

“Tuve la sensación de que debía dejar Devon y volver a casa”, dijo.

“Al principio rechacé la idea, ¿por qué salir cuando yo estaba muy feliz y contenta a pesar de la guerra que pasaba a mi alrededor?”

“Pero la sensación aumentó. Las paredes de mi habitación parecían hablarme: “Vete a tu casa a Londres.”

Me resistí al llamado por unos cuatro meses, y un día, fue como un destello de luz, yo supe que debíamos irnos”.

“En un sábado a finales de 1942, viajamos a Londres y pocos días después recibí una carta de un amigo en Devon”.

“Gracias a Dios que se llevó a los niños el sábado”, escribió..“Temprano por la mañana el domingo, ‘Jerry’ dejó caer tres bombas y una cayó sobre la casa donde usted vivía, demoliéndola, y matando a todos los vecinos a ambos lados.”

La Sra. Miller estaba muy lejos de ser la única persona que experimentó estos presagios durante la guerra.

‍Tres años más tarde, en la primavera de 1945, el militar Charles Bernuth de EE.UU. tomó parte en la invasión de Alemania y, poco después de cruzar el Rin, se encontró conduciendo por la autopista una noche con dos oficiales.

Él describió cómo una “una pequeña voz” en su interior que le decía que había algo malo en la carretera.

“Me detuve en medio de los gemidos y burlas de los otros dos. Empecé a caminar a lo largo de la carretera.”

“A 50 metros de donde yo había dejado el jeep, me enteré de lo que estaba mal”.

“Estábamos a punto de pasar por un puente, sólo que el puente no estaba allí.

Había sido volado y había un precipicio de unos 25 metros”.

Tanto la Sra. Miller como Charles Bernuth habían experimentado presentimientos, sentimientos de que algo iba a suceder sin saber lo que iba a ser.

EXPERIENCIAS DE PREMONICIONES

Estos casos difieren de premoniciones, donde las personas involucradas tienen una idea de lo que está por venir.‍

Como cuando Carole Davies de 16 años, visitó un salón de juegos de Londres durante los años setenta.

“Estando de pie mirando hacia la noche, tuve una sensación de peligro”, recordó.

“Entonces vi lo que parecía una foto delante de mí mostrándome a la gente en el suelo con baldosas y vigas de metal sobre ellas.

Me di cuenta de que esto iba a suceder aquí.

‍Empecé a gritarle a la gente que saliera. Nadie escuchó.”

Junto con sus amigos, Carole salió corriendo y se fue a un café cercano.

Mientras estaban sentados dentro, oyeron las sirenas en la calle fuera.

Una debilidad en la estructura de la arcada del edificio había derrumbado el techo y las paredes sobre los que estaban dentro.

“Todos corrimos por la calle para ver qué había pasado”, recordó Carole.

“Era tal como lo había visto. Un hombre que había visto gritar estaba siendo sacado de debajo de los escombros”.

Al igual que Mona Miller y Charles Bernuth antes que ella, Carole estaba convencida de que debía la vida a su misterioso sexto sentido.

Un concepto que se puede esperar que un científico materialista descarte de plano, y también un católico exclusivista.

Luego del atentado de las Torres Gemelas en Nueva York se han publicado muchos casos de gente que salvó su vida por presentimientos y de gente que tuvo la premonición de que iba a suceder el derrumbe.

SOBRE TELEPATÍA

Sir Rudolph Peters, uno de los decanos británicos de bioquímica contó de un amigo oftalmólogo que tenía a un joven con retraso mental como paciente.

A pesar de que estaba casi ciego, parecía capaz de leer las letras en la tabla de la óptica muy bien.

Pero sólo cuando su madre las estaba mirando.

La única explicación parecía ser algún tipo de comunicación telepática entre los dos.

Y en 1968 Sir Rudolph llevó a cabo un experimento en el que el muchacho adivinó correctamente muchos de los números escritos o palabras que se le mostraron a su madre.

‍A pesar de que estaban sentados a ambos lados de una pantalla que le impedía comunicarse por señales visuales o auditivas.

Sir Rudolph llegó a la conclusión de que esta telepatía se había desarrollado en un grado inusual debido a las necesidades extremas del niño y el deseo de su madre a ayudarlo.

Entre los años 1880 y 1939 se vio un auge en la investigación psíquica, con la publicación de más de 186 estudios que incluyeron ensayos en los cuales los sujetos adivinaban las cartas seleccionadas al azar por un “emisor”.

‍Cuando los cuatro millones de resultados individuales se combinaron en un procedimiento estadístico llamado meta-análisis, los resultados generales fueron muy significativos porque fueron mucho más precisos que los que se podía esperar de azar.

Experimentos posteriores en los años setenta involucraron a sujetos que dormían en un laboratorio insonorizado mientras que un “emisor” en otra habitación,

y en algunos casos en otro edificio, abría un paquete sellado que contenía una imagen seleccionada al azar y se concentraba en ella, tratando de influir en el sueño del sujeto.

A veces, la transferencia de pensamiento era muy clara.

Un sujeto describió haber soñado con comprar entradas para un combate de boxeo, mientras que el remitente estaba mirando una foto de un combate de boxeo.

De vez en cuando, era más simbólico, como cuando el sujeto soñó con una rata muerta en una caja de cigarros, mientras que el remitente estaba mirando una foto de un gángster muerto en un ataúd.

Pero en 450 de tales pruebas los resultados generales estaban muy significativamente por encima del nivel de azar.

‍El Dr. Rupert Sheldrake hizo una investigación que incluyó más de 4.000 casos de fenómenos psíquicos.

‍Muchos, como el de Mona Miller que se salvó de bombardeos, involucran a madres.

Cientos le dijeron que durante los meses que estaban amamantando, sabían cuando su bebé las necesitaba, incluso a kilómetros de distancia, ya que comenzaban a secretar leche materna.

Con la ayuda de una partera, estudió nueve madres de una nursery en el norte de Londres durante un período de dos meses.

Y encontró que sus inesperadas “bajadas” de leche cuando estaban separadas de sus bebés a menudo coincidían con que sus bebés experimentaban angustia.

Las probabilidades de que esto ocurra por casualidad fueron de mil millones a uno.

Las madres que podían decir a una distancia cuando sus hijos eran infelices tendieron a tener bebés que sobrevivieron mejor que los de madres insensibles.

Tales conexiones a menudo parecen continuar incluso cuando los hijos han crecido.

‍Con muchas historias en su base de datos relativas a madres que tenían ganas de estar en contacto con sus hijos cuando ellas no podían saber, por cualquier medio convencional, que estaban en problemas.

‍Muchos suceden por teléfono, el método de comunicación más comúnmente mencionado en los informes de las experiencias telepáticas en general.

‍Mucha gente le dijo que había pensado en alguna persona sin ningún motivo aparente, y entonces esa persona llegaba de una manera que parecía extraña.

‍O ellos sabían quién estaba llamando cuando el teléfono sonaba, incluso antes que se levantara el auricular.

Algunos de estos casos claramente se pueden explicar por la intervención de ángeles avisando, ¿pero todos ellos?

EXPERIENCIAS SOBRE CLARIVIDENCIA

El escritor sudafricano Laurens van der Post publicó sus relatos de la vida de los bosquimanos del desierto de Kalahari.

‍Al igual que la mayoría de las sociedades tradicionales, la suya era una en la que la telepatía no sólo era dada por sentado.

Sino puesta en práctica, cuando van der Post vio como sus anfitriones persiguieron y mataron a un antílope a muchos kilómetros del campamento.

‍Mientras ellos volvían en un Land Rover cargado de carne, le preguntó a uno de los bosquimanos de vuelta al campamento cómo reaccionarían cuando se enteraran de este éxito.

Ellos ya saben – nosotros los bosquimanos tenemos un cable aquí – respondió él, golpeando su pecho. Nos trae noticias”.

Él estaba comparando su método de comunicación con el telegrama del hombre blanco o “cable”.

Efectivamente, cuando se acercaban al campamento, la gente estaba cantando el ‘Eland Song’ y se prepara para dar a los cazadores la más grande de las bienvenidas.

Muchos otros viajeros en África han informado de que la gente parecía saber cuándo sus seres queridos regresaban a casa.

Lo mismo ocurriría en las zonas rurales de Noruega, donde los habitantes desarrollaron una palabra especial – vardoger – para la anticipación de las llegadas.

‍Del mismo modo, las historias de la “clarividencia” de algunos habitantes de las tierras altas escocesas incluyen visiones de llegadas antes de que la persona en cuestión apareciera.

‍Estas cosas también pueden deberse a intervención de ángeles ¿O no?

EL PROYECTO OFICIAL STARGATE

Por 25 años funcionó un programa públicamente en EE.UU. llamado Proyecto Stargate.

Que fue el nombre clave paraguas de uno de los varios sub-proyectos establecidos por el Gobierno de los EE.UU. para investigar el uso de los fenómenos psíquicos para potenciales aplicaciones militares y nacionales.

En particular la “visión remota”, o sea la supuesta capacidad de “ver psíquicamente” eventos, sitios o información desde una gran distancia.

Estos proyectos estuvieron activos desde la década de 1970 a 1995, y el seguimiento de las primeras investigaciones psíquicas fue hecho por laboratorios de investigación psíquica de instituciones académicas prestigiosas como el SRI de Stanford.

‍El Proyecto Stargate se terminó en 1995 después de una revisión independiente que concluyó:

“Las observaciones… proporcionan un argumento de peso contra la continuación del programa dentro de la comunidad de inteligencia.

A pesar que se ha observado un efecto estadísticamente significativo en el laboratorio, no queda claro si se ha demostrado la existencia de un fenómeno paranormal de visión remota.

Los estudios de laboratorio no aportan pruebas sobre el origen o la naturaleza del fenómeno, en el supuesto que exista, ni abordan un problema metodológico importante de la fiabilidad inter-jueces.

Además, incluso si se pudiera demostrar de manera inequívoca que tal fenómeno paranormal se produce en el marco de las condiciones presentes de laboratorio, estas condiciones tienen una aplicabilidad y utilidad limitada para las operaciones de espionaje.

Por ejemplo, la naturaleza de los objetivos de visión remota es muy diferente, como son las tareas específicas requeridas de los espectadores remotos.

Lo más importante es que la información proporcionada por la visión remota es vaga y ambigua, por lo que es difícil, si no imposible, que la técnica obtenga información de suficiente calidad y exactitud procesable para una inteligencia.

Por lo tanto, concluimos que el uso continuado de la visión remota en las operaciones de recopilación de información no está justificado.

Este es el resumen ejecutivo “Evaluación de la Visión Remota: Investigación y Aplicaciones”, del American Institutes for Research, del 29 de septiembre 1995.

‍No obstante esto no significa que estas investigaciones hayan finalizado también en un escenario secreto.

‍Por el contrario, tanto sus logros demostrados en “shows” en los medios de comunicación como el propio retiro de las investigaciones del escenario público, abonan la teoría de que esta tecnología sigue adelante

LOS EXPERIMENTOS

Fenómenos metafísicos y psíquicos han existido por mucho tiempo al margen de la ciencia convencional y la academia.

Percepción extra sensorial, clarividencia, telekinesis han sido relegados al asiento de atrás de la corriente principal de los sistemas de creencias aceptadas.

A pesar de una extensa mención de estas prácticas en los siglos, a través de culturas múltiples.

Siempre ha sido un reto para los profesionales de la ciencia que debe ser validada por el statu quo imperante.

‍Eso, sin embargo cambió en 1995 cuando la CIA desclasificó el programa de alto secreto para la capacitación de personas en la ‘ciencia esotérica’ de “visión remota”.

En la que, se afirma, las personas fueron capaces de prever las actividades en curso en lugares distantes y los eventos futuros.

‍A pesar de que recuerda a la ciencia ficción, la visión remota ha sido probada y desplegada bajo rigurosas condiciones científicas para obtener datos sobre las actividades de espionaje extranjeros, esfuerzos de lucha contra el terrorismo, bases militares secretas en el extranjero y misiles ocultos.

Reconoció el potencial psíquico inherente a los seres humanos y trató de aprovechar estas facultades especiales o ‘poderes’ a los efectos de la recopilación de inteligencia, a menudo de una naturaleza vital.

La investigación del SRI fue apoyada por la CIA y otras agencias gubernamentales por más de dos décadas.

¿Pueden los ángeles involucrarse en estas cosas?

LOS PSI ESPÍAS

Russell Targ, Hal Puthoff e Ingo Swann fueron los fundadores originales de este programa secreto.

Su tarea consistía en aprender a entender las habilidades psíquicas, y a usar estas habilidades para recoger información sobre la Unión Soviética durante la Guerra Fría.

Ellos encontraron en años de experiencia que la gente puede aprender rápidamente a hacer visualización remota.

‍Y con frecuencia se puede incorporar este conocimiento directo del mundo – tanto del presente como del futuro – en sus vidas.

‍Ellos fueron los originales “Psi Espías” conocidos por este nombre luego del estudio exhaustivo de Jim Marrs del fenómeno.

El proyecto produjo algunos resultados notables.

Entre ellos se encontraban representaciones detalladas de secretos de las bases soviéticas.

También el paradero de los rehenes de las terroristas Brigadas Rojas en Italia, la ubicación de las víctimas de la crisis de los rehenes israelíes, la ubicación de misiles Scud durante la primera Guerra del Golfo.

E incluso el inminente ataque a las Torres Gemelas de Nueva York (hecha por un contratista privado e ignorado hasta después del evento).

El programa con el tiempo llegó a ser llamado “Operación Stargate”.

La oleada inicial de los medios de comunicación(Nightline de Ted Koppel, de ABC, The Washington Post, The New York Times, etc) que rodeó la desclasificación en 1995, reveló algunos detalles sorprendentes.

‍Los nombres que surgieron en esa época eran los de Ingo Swann, que inicialmente estuvo a cargo del proyecto, el Dr.Russell Targ, Pat Price, el Dr. Hal Puthoff, Joseph Mc Moneagle y otros.

Con un interesante grupo compuesto por respetados militares de alto rango, científicos de trayectoria y luminarias académicas.

En el programa Nightline de ABC, uno de los agentes, Joe Mc Moneagle fue puesto a prueba por nada menos que Ted Koppel. Él fue capaz de probar la autenticidad del sistema con gran éxito.

Espectadores remotos a menudo pueden ponerse en contacto, experimentar y describir un objeto oculto, o un sitio remoto natural o arquitectónico.

Basado en la presencia de una persona que coopere en el lugar distante.

O cuando se dan las coordenadas geográficas.

O algún otro objetivo de demarcación, que ellos llaman una ‘dirección’.

Su estructura, forma y su color se describe mucho más fiablemente que el nombre del objetivo, función u otra información analítica.

Además de las imágenes visuales vívidas, los espectadores a veces describen los sentimientos asociados, sonidos, olores e incluso campos eléctricos o magnéticos.

‍La exactitud que en ocasiones se ha conseguido en estos experimentos de doble ciego, y la fiabilidad de una serie, puede ser tan alta como 80 por ciento.

En 1974, Russell Targ y su colega Hal Puthoff llevaron a cabo una demostración de habilidades psíquicas para la CIA.

‍Pat Price, un comisario de policía retirado, describió por dentro y por fuera un laboratorio secreto de armas soviético en los confines de Siberia – dadas sólo las coordenadas geográficas de latitud y longitud como referencia (Es decir, sin cooperación en el sitio).

‍Este ensayo fue un éxito tan impresionante que se vieron obligados a someterse a una investigación del Congreso para determinar si había habido una brecha en la seguridad nacional.

Por supuesto, no se encontró nunca, y el gobierno los apoyó durante otros quince años.

Los datos de estas investigaciones formales y controladas del SRI fueron estadísticamente muy significativas (miles de veces mayor a lo esperado por azar).

Y han sido publicados en las revistas más prestigiosas del mundo, tales como NatureThe Proceedings of the Institute of Electrical and Electronics Engineers, y The Proceedings of the American Academy of Sciences.

Los veinte años de investigación de visualización remota llevados a cabo por la CIA se describen en “Los milagros de la mente: Explorando la Conciencia no-local y la sanación espiritual”, co-escrito por Targ y de Katra.

EL GATO ESTÁ FUERA DE LA BOLSA

La explotación militar e institucional de este fenómeno intemporal es alarmante.

Está siendo aprovechado por los gobiernos del mundo en un juego de arriesgada provocación universal.

‍De los cuales no es posible saber las consecuencias y ramificaciones completas que pueden desatar estas fuerzas devastadoras latentes, sin comprender la naturaleza del universo y la interconexión de toda la vida.

Lo que es remarcable sin embargo, es el hecho de que “el gato está fuera de la bolsa”, finalmente, con respecto a las potencialidades de la mente.

Pero hay una serie preguntas que pocos se la hacen.

¿De dónde vienen esas energías psíquicas?, ¿Las podemos desatar nosotros sin costo alguno?

¿Nos han sido dadas para que las usemos ahora? ¿Son todas cosas que opera el maligno como algunas parecen ser?

¿O tienen su explicación simplemente por la ayuda que nos dan los ángeles?

Y en este caso ¿Los ángeles se prestan también para asistir a los psi espías y para los shows de TV?

El gato también está fuera de la bolsa para los católicos.

Porque es más fácil y cómodo decir que todo viene del maligno, sin tratar de discriminar si algunos de estos poderes fuera de lo común pudieran ser elementos potenciales naturales.

O incluso algunos intermediados por el Espíritu Santo o auxilio de ángeles.

Fuente: Foros de la Virgen María

EL MAYOR DOLOR DE MARÍA


8 DE ABRIL DEL 2020

Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Les Bendigo, les acojo en Mi Corazón para que en Él todos se mantengan seguros.

Amados hijos, el mantenerse seguros no es librarse de lo venidero, sino enfrentarlo en paz, sin desesperarse, con Fe de que siendo hijos cumplidores de la Ley Divina y entregándose a Mi Hijo,

siendo Amor para con sus hermanos y viviendo la Esperanza y la Caridad, perdonando de corazón y manteniéndose en Oración, no solo de palabra, sino practicando la Oración y amparando al hermano, 

Se mantienen obedientes a los pedidos divinos y la Luz Divina les alumbra el camino.

Amados hijos, en este instante deben vivir a plenitud la Comunión Espiritual.

A plenitud, con toda el alma, potencias y sentidos, con el corazón rebosante de  amor por Mi Hijo para que continúe siendo ADORADO POR SU PUEBLO.

La fuerza del Pueblo de Dios es infinita cuando este Pueblo vive en espíritu y verdad la intimidad con mi Hijo,

cuando el Pueblo de mi Hijo lleva consigo el Tesoro del Cielo, que la polilla no roe ni los ladrones pueden robar (Mt. 6,19-21),

ESE PUEBLO CAMINA EN ARMONÍA, EN FE Y AMOR,

PORQUE LES PUEDEN MATAR EL CUERPO,

PERO EL ALMA NO PUEDEN MATARLA.

 AMADOS, TEMAN AL QUE LES LLEVE A LA PERDICIÓN DEL ALMA.

No pierdan la Fe, no digan: “para qué vivir ante lo venidero”,

Al contrario, ¡Criaturas de poca Fe!, dispóngase a merecer la Vida Eterna, dispóngase a vivir cuanto sea la Voluntad Divina en unidad y compasión, para que sean merecedores de la Misericordia Divina.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, ¡cuántos leen estas Revelaciones y NO Entienden, no miran, no ven, sus oídos se encuentran tapados, porque el corazón lo mantienen endurecido!

ESTE INSTANTE ES PARA QUE SEAN CAUTOS,

PARA QUE EN USTEDES DESBORDE EL AMOR DIVINO

ANTE TANTO DOLOR QUE VIVE LA HUMANIDAD.

SEAN CAUTOS ANTE AQUELLOS QUE LES LLAMAN A MIRAR ESTE VIRUS COMO ALGO MÁS,

CUANDO SABEN QUE HA SALIDO DE MANOS HUMANAS

CON EL FIN DE REDUCIR LA POBLACIÓN MUNDIAL.

Envíen sus oraciones hacia la Humanidad, oraciones nacidas de un corazón limpio,  envíenlas hacia todos sus hermanos, para que reflexionen en esta Semana Mayor,

En donde conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de mi Hijo.

¡Miro tantas criaturas humanas que sin ser conscientes, son Cirineos de la Cruz de Mi Hijo (Cfr. Mt 27,32), esos Cirineos de sus hermanos que padecen y les atienden con amor!

ESA ES LA CRUZ DE MI HIJO,

ESO ENCUENTRAN EN LA CRUZ DE MI HIJO:

“AMOR, DONACIÓN, ESPERANZA, ENTREGA, FE”.  

TODOS LOS QUE SON CIRINEOS DE SUS HERMANOS EN EL MUNDO ENTERO,

LES DICEN A USTEDES:

LA PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 

SE ENCUENTRA ACTIVA Y PALPITANTE

EN CADA UNO DE SUS HIJOS.

Por ello, quienes han deseado acorralar al Pueblo de Mi Hijo, a Mis hijos, lo han llevado a crecer, en humildad, en amor, en piedad, en entrega, en caridad, en la Voluntad Divina.

Y el Pueblo de Mi Hijo se ha agrandado, algunos que no creían, creen, han mirado milagros delante de ellos y han renacido a la Fe.

En la Fe del Pueblo que no desfallece, sino crece y rememora, no solo la Pasión de Mi Hijo, sino Su Resurrección.

Y en esa Resurrección nacen los hijos que han pasado por caminos difíciles y habían olvidado el AMOR,

ahora se vuelven hacia Mi Hijo y le dicen:

“Aquí estoy Señor Jesucristo para servir a mis hermanos, para cumplir Tu Voluntad”.

Quienes han tomado al Demonio como su dios, se encuentran escondidos y el Pueblo de Mi Hijo, ora y se encuentra en la praxis del Amor Divino, orando unos por otros sin cesar.

Y es en la praxis del amor hacia el hermano, en donde el hermano es otro Cristo, en donde brota lo que estaba oculto, lo que se había olvidado…

Brota el amor hacia mi Hijo y la criatura humana germina hacia la Vida Eterna.

¡NO TEMAN HIJOS, NO TEMAN!

 En medio del Dolor nace el AMOR de Mi Hijo en Sus hijos.

POR ELLO, LA TRINIDAD SACROSANTA

HA ENVIADO LEGIONES CELESTIALES A SELLAR A SU PUEBLO,

ESTA GRACIA DIVINA ES DONADA POCO A POCO

POR ALGÚN TIEMPO HASTA QUE YA, PURIFICADO EL PUEBLO FIEL,

SEA UNO CON SU SEÑOR Y SU DIOS.

¡NO TEMAN!

¿NO ESTOY YO AQUÍ QUE SOY SU MADRE?

 Les Bendigo.

Mamá María

https://www.revelacionesmarianas.com/

Abril 9 2020

Habla la Santísima Virgen

Hijitos Míos, Mi corazón arde de amor junto con el de Mi Hijo, Jesucristo. Entended, Mis pequeños, que Nuestro Amor sobrepasa vuestro pecado; conocemos vuestras flaquezas, vuestras debilidades, vuestros desamores.

Ciertamente, Satanás, con el Pecado Original que cometieron vuestros Primeros Padres, afectó la Creación entera, afectó la santidad en la que Ellos fueron creados y vosotros estáis sufriendo ese pecado del inicio.

Mis pequeños, Nuestro Corazón arde de Amor por vosotros y queremos vuestra salvación eterna.

NUESTRO SUFRIMIENTO, EL DE MI HIJO Y EL MÍO,

PORQUE YO LO ACOMPAÑABA EN TODO MOMENTO,

FUE TREMENDO.

NUESTRO AMOR LO SOPORTÓ TODO POR VOSOTROS,

PERO VOSOTROS NO QUERÉIS ENTENDER,

NO QUERÉIS PONER DE VUESTRA PARTE

PARA ALIVIAR LOS DOLORES QUE DÍA A DÍA NOS CAUSÁIS.

El Padre, Mi Señor y Mi Dios, ha soportado mucho. Su Amor es inmenso, es infinito, pero todo tiene un límite y el límite lo marcó con la donación de Su Hijo, Mi Hijo, Mi Señor y Mi Dios,

Y con ello esperando que esta Humanidad se levantara, bendijera a Mi Padre y Señor Mío, y se volvieran a Él-

Pero la humanidad se sigue volviendo hacia el Mal, la Humanidad no quiere entender el daño que le causa a Nuestros Sagrados y Benditos Corazones.

El dolor que Nos causáis es inmenso y en vosotros no veMos arrepentimiento en vuestros corazones.

Sois como los niños tercos, necios, mal portados que necesitan ser castigados,

para entender que vais causando mucho mal y que vuestro comportamiento es malo, es nocivo. 

Ciertamente la Misericordia de Mi Dios, en Su Santísima Trinidad, ha sido grandísima porque el Amor lo soporta todo pero, como os dije,

ESTO YA HA LLEGADO A UN LÍMITE

Y, ASÍ COMO SE OS CONCEDIÓ MISERICORDIA PARA REGRESAR AL BUEN CAMINO,

AHORA VIENE EL TIEMPO DE JUSTICIA, QUE YA SE OS HABÍA ANUNCIADO

Y QUE HABÍAIS YA EMPEZADO A PADECER POCO A POCO

PORQUE, AUN EN LA  JUSTICIA DE MI DIOS Y SEÑOR, HABÍA MISERICORDIA

PARA QUE ENTENDIERAIS QUE CAMBIARAIS HACIA EL BIEN,

PERO SEGUISTEIS DE NECIOS Y MAL PORTADOS

ESCUCHANDO AL MALIGNO ANTES QUE A MI DIOS Y SEÑOR.

Tendréis que padecer lo que vosotros mismos sembrasteis.

Preferisteis vivir en un mundo de maldad antes que vivir en el Amor que se os daba y se os enseñaba a través de Mi Hijo, Mi Señor y Mi Dios,

Y AHORA ESA MALDAD SE VOLVERÁ CONTRA VOSOTROS

Los que buscaron el bien serán protegidos, porque ellos escucharon a Mi Dios y Señor, pero aquellos que prefirieron el Mal, serán aplastados por Él.

ME DUELE DECIROS ESTO, MIS PEQUEÑOS,

PERO VIENE UNA PURIFICACIÓN TREMENDA,

SERÁ ARRASADA ESTA GENERACIÓN PRÁCTICAMENTE EN SU TOTALIDAD,

PORQUE NO CUMPLISTEIS CON LO QUE SE OS PIDIÓ,

NO QUISISTEIS CRECER EN AMOR,

NO FUISTEIS EJEMPLO DE LO QUE MI HIJO OS DEJÓ,

DE LO QUE OS ENSEÑÓ,

PARA QUE LO TOMARAIS COMO VIDA PROPIA

Y LO DIERAIS A VUESTROS HERMANOS..

LA JUSTICIA DE MI SEÑOR Y MI DIOS YA ESTÁ SOBRE VOSOTROS,

LOS ACONTECIMIENTOS SE IRÁN INCREMENTANDO POR AQUÍ Y POR ALLÁ. 

CADA PAÍS SUFRIRÁ DE ACUERDO A LOS PECADOS QUE SE COMETIERON EN CADA LUGAR.

Cada persona sufrirá en forma diferente que sus hermanos, dependiendo de sus maldades, de sus pecados, de sus errores,

Y del mucho o poco amor que tengáis en vuestros corazones.

LOS QUE ESCUCHASTEIS LA PALABRA DE MI HIJO, Y LA SEGUISTEIS,

SERÉIS PROTEGIDOS DE LOS ACONTECIMIENTOS GRAVES,

PERO TAMBIÉN NECESITARÉIS UNA PURIFICACIÓN ESPECIAL, LIMITADA,

PORQUE TAMBIÉN TENÉIS PECADOS QUE TIENEN QUE SER PERDONADOS Y PURIFICADOS

PORQUE DE AQUÍ UNA NUEVA GENERACIÓN BROTARÁ

PARA EMPEZAR UN NUEVO MUNDO,

CON UNA NUEVA GENERACIÓN,

CON UN AMOR PROBADO, ACRISOLADO, SANTIFICADO.

Serán dolores fuertes pero necesarios.

Mucho se os dio y no quisisteis aprovechar todo esto, generación perversa, generación traidora al Amor de Mi Señor y Mi Dios.

Me duele deciros todo esto, Mis pequeños; a Mí, como Madre, me duele porque una madre ama muchísimo a los hijos, pero sigo las indicaciones que Mi Señor y Mi Dios me da para vosotros.

TODAVÍA PODÉIS AMINORAR

LOS ACONTECIMIENTOS DE ESTA PURIFICACIÓN

Y MUCHOS DE VOSOTROS OS PODRÉIS SALVAR

SI, COMO OS DIJO MI PADRE Y SEÑOR MÍO,

OS ARRODILLÁIS Y PEDÍS PERDÓN DE CORAZÓN

POR VUESTROS PECADOS.

NUESTRO DOLOR ES GRANDE,

DOLOR DE HABER SOPORTADO VUESTRAS MALDADES,

VUESTRAS NEGLIGENCIAS, VUESTROS ERRORES,

VUESTRAS BLASFEMIAS, VUESTROS SACRILEGIOS,

Y TAMBIÉN DOLOR GRANDE DE VER

A UNA GRAN CANTIDAD DE ALMAS DE ESTE TIEMPO

QUE SE CONDENARÁN

PORQUE NO QUISIERON VIVIR EN EL VERDADERO AMOR.

Tiempos bellos, tiempos grandiosos, tiempos santísimos vienen como regalo a las almas obedientes, a las almas buenas, a las almas dóciles, a las almas que son como niños obedientes.

Agradeced a vuestro Dios y Señor todo esto que está preparando para vosotros, que sí sabéis amar de corazón, que sí os tratáis como hermanos, que sí agradecéis las Bendiciones de Mi Dios y Señor.

Acercaos más, todavía más, a la profundidad del Amor Creador de Nuestro Padre y Señor Nuestro.

Vivid en Su Amor y podréis soportar fácilmente la purificación que se vendrá. 

El Amor lo puede todo, el Amor os hará gozar aun en el sufrimiento, porque vuestros padecimientos serán purificadores para vosotros y salvación para otras almas.

Os amo, Mis pequeños, me duele el deciros todo esto, pero habéis dañado ya demasiado el Corazón de Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad y el Mío también.

Os amo, Mis pequeños, os amo con todo Mi Corazón. Soy vuestra Madre, la siempre Virgen María.

Me duele tanto Mi Corazón por los pecados de los hombres porque veo a Mi Hijo sufrir cuando vosotros le traicionáis.

SÍ, MIS PEQUEÑOS, CUANDO LE TRAICIONÁIS.

HABLÁIS DE JUDAS, EL TRAIDOR,

EL QUE ESTUVO ACOMPAÑANDO A MI HIJO DURANTE EL TIEMPO DE SU PREPARACIÓN,

CUANDO ENSEÑABA A LOS DISCÍPULOS SOBRE EL AMOR DEL CIELO

Y LES DABA CONSEJOS, LES DABA PODERES SOBRE EL MAL,

LES DABA BENDICIONES, LOS CONSENTÍA

Y EL MISMO JUDAS RECIBIÓ TAMBIÉN TODAS ESTAS BENDICIONES DE PARTE DE MI HIJO

PERO, AL FINAL, LE TRAICIONÓ

Y ¿QUÉ ES LA TRAICIÓN, MIS PEQUEÑOS?

ES OPONERSE AL AMIGO, A AQUEL QUE OS HA DADO TODA SU CONFIANZA,

A AQUEL QUE OS AMA, A AQUEL QUE OS BUSCA

PARA COMPARTIR LOS BIENES QUE TIENE

Y ME DUELE DECIROS ESTO TAMBIÉN A VOSOTROS,

QUE TAMBIÉN VOSOTROS HABÉIS SIDO TRAICIONEROS AL AMOR DE DIOS,

AL AMOR DE MI HIJO

Porque cuando cometéis un pecado grave o leve, como vosotros los llamáis, estáis traicionando al Amor de Mi Hijo;

cuando cometéis un pecado quiere decir que estáis aceptando actuar en el Mal, que le estáis dando cabida en vuestro corazón a Satanás y estáis sacando a Mi Hijo y a Su Amor de vuestro corazón,

¡ESO ES UNA TRAICIÓN!

¡CUÁNTAS VECES HABÉIS TRAICIONADO A MI HIJO

A LO LARGO DE VUESTRA EXISTENCIA!

Claro, el Amor de Mi Hijo es grande, Su Redención os trajo el perdón de vuestros pecados y ese perdón lo recibís en el Sacramento de la Penitencia que los ministros de la Iglesia os conceden,

pero es Mi Hijo el que os perdona de vuestra traición y os abre nuevamente Sus brazos para aceptaros como el amigo fiel, como el amigo que ya olvidó vuestra traición,

y que quiere volver a tener esa relación de amor, de amistad con vosotros.

Ciertamente no todos pecáis de la misma forma, no todos le traicionáis de la misma forma, pero recordad las palabras del Evangelio que a aquel que se le perdona mucho, también amará mucho

Y ¡CUÁNTOS HERMANOS VUESTROS

ALREDEDOR DEL MUNDO Y DEL UNIVERSO ENTERO

ESTÁN PECANDO GRAVEMENTE!,

Y no les interesa regresar con el Amigo, con su Dios, con su Redentor.

Yo intercedo por todos vosotros para que la gracia de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor os toque y os haga reflexionar de vuestro mal proceder espiritual.

Continuamente intercedo por toda la Humanidad porque fue una tarea que Mi Hijo Me pidió en la Cruz cuando me dijo: “He ahí a tu hijo”, señalando a Juan y con él, a toda la Humanidad de todos los tiempos.

Soy vuestra Madre, soy vuestra Intercesora, os llevo nuevamente hacia Mi Hijo, os conduzco arrepentidos hacia Él.

Mi Hijo es todo Amor y, así como le pedí en las bodas de Canaán Su primer milagro, en cierta forma también intercedo por cada uno de vosotros para que les perdone vuestros pecados y muchas veces, gravísimos.

Sabéis que Él nunca va a desoír Mis peticiones, pero debe haber arrepentimiento de corazón de parte vuestra. 

Estos son tiempos, Mis tiempos, en que haré todo lo posible para quitarle almas a Satanás. 

Todos vosotros sois Mis hijos, porque así Me lo pidió, Mi Hijo, Mi Señor y Mi Dios, y busco el momento en que os arrepintáis e intercedo por vosotros.

No desaprovechéis estos tiempos, ciertamente de gran dolor, pero también de gran Amor de parte de Mi Hijo.

Su Redención, la Redención para todos vosotros, abarca todos los pueblos, a todas las naciones, a todo el mundo, a todas las almas, al Universo entero.

SU PERDÓN ES ABSOLUTO,

NO GUARDA RENCORES,

OLVIDA CUANDO REALMENTE VOSOTROS ARREPENTIDOS LLEGÁIS A ÉL.

APROVECHAD ESTA GRACIA INMENSA

DE ESTOS TIEMPOS DE REDENCIÓN UNIVERSAL.

Aprovechad que, aunque estéis en Tiempos de Purificación, de Justicia Divina, todavía hay Misericordia de parte de Él y evitad seguir traicionando al Amor de vuestro Dios, de Mi hijo, vuestro Redentor,

ese es el mayor amor que le podéis dar a Mi Hijo, Él os lo agradecerá

y dadLe todos los actos de amor que podáis en agradecimiento de tanto amor que derrama sobre vosotros y que muchos ni cuenta os dais de ello.

Os bendigo, Mis pequeños, Mis hijitos, acercaos a Mí, vuestra Madre, especialmente si vuestra traición hacia Él ha sido inmensa.

Visión: Aquí está con nosotros Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción.

Hijitos Míos, acercaos a Mí, vuestra Madre, en Mi Advocación de la Inmaculada Concepción. 

ME ACERCO A VOSOTROS

PORQUE MI HIJO OS PIDIÓ QUE OS PREPARÉIS ESPIRITUALMENTE

PARA LOS ACONTECIMIENTOS QUE HAN DE VENIR,

QUE PURIFICARÁN LA TIERRA

Y EL UNIVERSO ENTERO.

Conozco vuestro corazón y muchos de vosotros tenéis vergüenza de acercaros a pedir perdón de vuestros pecados porque éstos son muy graves,

y por eso Me acerco Yo a vosotros, Mis pequeños, para tomaros de la mano, para tranquilizaros, para llevaros hacia Mi Hijo, para que reconozcáis vuestros errores, vuestros pecados, vuestras maldades ante Él.

Os llevo a Él, porque Él comprende el error humano, vuestras debilidades, y perdona todos vuestros pecados. 

No tengáis miedo, Mis pequeños, Yo os llevaré y os presentaré ante Él;

Él es sencillo, Él es todo Amor, y veréis que os perdonará todo aquello que os avergüenza,

y tened por seguro que Él os perdonará hasta el último pecado que tengáis.

Cada uno de vosotros bajasteis del Cielo a una misión específica pero, ciertamente, por cuestiones personales de vuestro ambiente familiar o aun social,

no todos tuvisteis una vida espiritual fuerte que os diera, a lo largo de vuestra existencia, un soporte espiritual para vencer la maldad de Satanás,

Y DE ESO SE APROVECHA EL MALIGNO,

DE QUE NO TODOS TENÉIS ESA FUERZA ESPIRITUAL PARA RECHAZARLO

Y OS VAIS LLENANDO DE PECADOS, DE MÚLTIPLES PECADOS,

PERO YA, POR EL HECHO DE QUE VOSOTROS OS SINTÁIS AVERGONZADOS,

YA ESO ES UN INICIO PARA QUE OBTENGÁIS EL PERDÓN DE ELLOS

PORQUE, AL RECONOCER QUE TENÉIS UN CORAZÓN SUCIO PERO CONTRITO,

OS PODÉIS ACERCAR A UN SACERDOTE

Y ÉL OS LLEVARÁ HASTA EL CORAZÓN DE MI HIJO

Y DEJARÁ VUESTRA ALMA LIMPIA NUEVAMENTE.

Yo os acompañaré, Mis pequeños, Yo estoy aquí que Soy vuestra Madre,

Yo os acompañaré a cada uno de vosotros que, si realmente tenéis un corazón contrito y con deseos de no volver a cometer esos pecados,

que dañan tanto el Corazón de Mi Hijo, seréis perdonados.

Mi Hijo se dio por todos vosotros.

La evangelización era para toda la humanidad de todos los tiempos, y sigue siendo y será, porque Su Palabra es eterna.

Mis pequeños, el Amor de Mi Hijo es infinito y perdona hasta lo más grave que tengáis, siempre y cuando os arrepintáis de corazón.

Vivid pues, en esa seguridad, del Amor de Mi Hijo, no os perdáis la oportunidad de regresar a Él;

al final de vuestra existencia, todos estáis invitados a regresar al Reino de los Cielos, ese es vuestro Hogar Eterno, pero sí se necesita ese requisito: PUREZA DE ALMA.

Acudid, pues, al Sacramento de la Penitencia y dejad que Mi Hijo, a través del confesor, perdone vuestros pecados

y una gran alegría, una alegría inmensa, os hará desbordar de alegría a vosotros mismos por tener nuevamente vuestro corazón limpio,

vuestra alma dispuesta a entrar a las Bodas del Cordero.

Porque os tengo que recordar que vosotros estáis viviendo para Mi Señor y Mi Dios.

Yo, como Madre vuestra, os recuerdo vuestras obligaciones; cada uno de vosotros tenéis vida por Mi Dios y Señor, tenéis vida porque estáis para servir aquí en la Tierra, al Creador, al Redentor, a la Vida.

Mi Señor y Mi Dios os ha dado esa oportunidad grandiosa, bellísima del don de la vida, pero vosotros no estáis dando todo vuestro tiempo para servir a vuestro Creador como debierais.

Ya se os había dicho alguna vez, que seréis juzgados por todo el tiempo de vida que utilizasteis a lo largo de vuestra existencia. 

EL TIEMPO DE VUESTRA VIDA NO OS PERTENECE,

LE PERTENECE A MI SEÑOR Y MI DIOS, VUESTRO CREADOR,

Y DEBERÉIS DAR CUENTAS A VUESTRO DIOS,

VUESTRO CREADOR, MI SEÑOR, POR CADA SEGUNDO DE VUESTRA EXISTENCIA,

¿CÓMO UTILIZASTEIS ESE TIEMPO PARA EL BIEN DE LAS ALMAS Y PARA EL BIEN VUESTRO?

Recordad que es una gracia muy grande el que hayáis sido escogidos para bajar a servir a vuestro Dios, Creador del Universo entero;

es una gracia muy grande que no todas las almas tienen y vosotros, al tenerla, debéis estar conscientes de vuestra tarea y de vuestras obligaciones.

Ciertamente sois cuidados, sois protegidos, sois guiados por las Gracias del Cielo, por la Sabiduría Divina, pero vosotros olvidáis muy pronto vuestras obligaciones.

Yo, como pequeña Sierva de Mi Dios y Señor, Le di Mi fíat desde pequeñita

y se lo confirmé al Arcángel Gabriel cuando Me mostró Mi misión de ser la Madre del Salvador .

*Nota: Se me inflama mi corazón de alegría santa, al escuchar las siguientes Palabras de Mi Madre Santísima.

GRACIA GRANDE, INMENSA, ÚNICA, LA QUE SE ME DABA.

LA ALEGRÍA INFINITA LLEGABA A MÍ,

ME CONFIRMABA EL SENTIMIENTO EN MI SER, QUE TENÍA DESDE PEQUEÑA,

GOZABA LA PRESENCIA DE MI DIOS EN TODO MOMENTO

Y AQUÍ, EN ESTE MOMENTO, ME REBASABA ESA ALEGRÍA

AL ESCUCHAR LAS PALABRAS DEL ARCÁNGEL

ANUNCIÁNDOME TAL BELLEZA DE MISIÓN QUE SE ME CONCEDÍA.

¡BENDITO SEA, MI SEÑOR Y MI DIOS!

EL DIOS ETERNO, EL QUE NO TIENE PRINCIPIO NI FIN,

EL ALFA Y EL OMEGA.

¡GRACIAS, GRACIAS, MI SEÑOR Y MI DIOS!

POR ESOS MOMENTOS, POR ESA MISIÓN CIERTAMENTE GRANDIOSA,

PERO TAMBIÉN DOLOROSA.

¡CUÁNTO AMOR SE DESBORDABA SOBRE MÍ!

¡CUÁNTA ALEGRÍA!

MI CUERPO Y MI ALMA SE ESTREMECÍAN EN TAN GRANDE AMOR DE MI DIOS.

¡GRACIAS, MI CREADOR!

ACEPTÉ DE CORAZÓN ESA MISIÓN,

AUN SABIENDO EL DOLOR QUE EN ALGÚN MOMENTO VENDRÍA,

PERO TAMBIÉN INFINIDAD DE ALEGRÍAS TENDRÍA.

Mis pequeños, vuestra misión, como os dije, es única e irrepetible.

Mi Señor y Mi Dios os ha compartido Su Amor, ha confiado en vosotros para ayudar a Mi Hijo en Su Redención. 

No apreciáis plenamente la Obra tan grande que ha hecho en cada uno de vosotros, Mi Señor y Mi Dios, al daros el Don de la vida y la Misión que tenéis cada uno de vosotros.

No oráis en profundidad ni le pedís al Santo Espíritu de Amor que os haga entender tal regalo divino;

desperdiciáis mucho tiempo y grandes momentos divinos que pudierais tener, si realmente apreciarais y trabajarais para nuestro Dios y Señor.

Ciertamente hay dolor a lo largo de vuestra existencia, pero también hay momentos muy bellos, divinos, grandes, también a lo largo de ella, y que no habéis sabido agradecer a vuestro Creador.

¿Por qué os fijáis solamente en lo malo que os rodea, cuando tenéis infinidad de bendiciones a lo largo del día, a lo largo de vuestra existencia?

Meditad en el Amor que se derrama continuamente sobre vosotros, meditad en las bellezas que os rodean.

No apreciáis ni gozáis lo que se os da y que son regalos del Cielo.

Día a día, hora a hora, minuto a minuto, segundo a segundo, estáis en el pensamiento Divino y Él no se aparta de vosotros,

¿Por qué vosotros os apartáis de Él? ¿Por qué sois tan desagradecidos con Aquel que os dio la vida y os cuida con tanto Amor?

Si realmente vivierais en esa gracia que se os ha dado, viviríais prácticamente el Cielo a lo largo de vuestra existencia.

Os dejáis engañar fácilmente por Satanás, vuestro Enemigo, y en vez de desecharlo de vuestra existencia, le seguís,

y él, en vez de traeros un bien os castiga, os maldice y os lleva a la perdición.

Soy vuestra Madre, la siempre Virgen María, que cuida de vosotros en todo momento.

Os aconsejo, os tomo de la mano, os guío, pero también os reprendo; porque cuando se ama, también se le castiga al ser amado cuando se desvía del camino,

Y no es un castigo de odio, de maldad, es un castigo que renovará vuestra forma de ser.

TOMAD, PUES, VUESTROS DOLORES,

VUESTROS PADECIMIENTOS,

TODO AQUELLO QUE OS CAUSA UN MALESTAR,

Y OFRECÉDMELOS PARA QUE LOS UNA TAMBIÉN

A LOS DOLORES TAN FUERTES QUE TUVE YO EN LA PASIÓN DE MI HIJO.

REPARAD TODO CUANTO PODÁIS,

AMAD COMO AL SER MÁS QUERIDO QUE CONOZCÁIS

Y, AÚN MÁS

No desperdiciéis ya más el tiempo de vuestra existencia, porque de él tendréis que dar cuentas.

Bendecid a vuestro Dios y Creador todo cuanto podáis, porque Él os ama infinitamente, Él no desperdicia ni un segundo para amaros, para cuidaros, para llevaros al Bien Supremo.

Tratad de hacer lo mismo, Mis pequeños, tratad de servirle como Él lo merece,

¡Es vuestro Dios! ¡Es vuestro Dios!

Hijitos Míos, os he pedido, ya varias veces, que no elucubréis, porque la mente es vuestro peor enemigo, os quita la paz.

Vosotros mismos no os concentráis en lo que os debéis concentrar, que es la oración y la vida espiritual.

Os dejáis llevar por lo que otros os dicen y perdéis el tiempo que os he dicho, que no os pertenece, que le pertenece a vuestro Padre Dios, Mi Señor y Mi Dios.

YA OS HABÍA AVISADO MIS PEQUEÑOS, QUE ASÍ,

CUANDO SE EMPEZARAN A DAR LOS ACONTECIMIENTOS,

LOS DEMÁS VENDRÍAN COMO CASCADA,

UNO TRAS OTRO.

¿QUÉ VAIS A HACER, VOSOTROS, CUANDO OS SUCEDA ESTO? 

Os volveréis locos, de seguro, porque tendréis tanto nerviosismo por aquello, por esto, por lo otro, que no haréis lo que debéis hacer.

LA ORACIÓN, MIS PEQUEÑOS, ES IMPORTANTÍSIMA

Y SATANÁS BIEN LO SABE

Y TODOS ESTOS ACONTECIMIENTOS,

OS HE DICHO, SON DISTRACTORES,

PARA QUE VOSOTROS NO OS CONCENTRÉIS EN LO QUE DEBÉIS HACER,

QUE ES LA SALVACIÓN DE ALMAS,

REPARACIÓN DE VUESTROS PECADOS

Mi Hijo os pide que Lo acompañéis en estos momentos, recordando cuando Él se dio por vosotros.

Recordad que para Nuestro Dios y Señor, no hay tiempo.

Lo que sucedió hace poco más de dos mil años, lo estaréis viviendo nuevamente.

¡CUÁNTO DOLOR!, TANTO DE MI HIJO Y PARA MÍ MISMA.

¡CUÁNTO DOLOR!

SI PARA UN PADRE O UNA MADRE,

VER A SUS HIJOS SUFRIENDO,

QUIZÁ, POR UN ACCIDENTE, UNA ENFERMEDAD, SUFRÍS, AHORA,

IMAGINADME A MÍ, VUESTRA MADRE,

VIENDO SUFRIR AL QUE OS VINO A SALVAR,

AL QUE PURO BIEN Y PURO AMOR DERRAMÓ ENTRE LOS HOMBRES,

AL INOCENTE, AL SANTO, AL INMACULADO,

AL DIOS HECHO HOMBRE.

Los mismos sacerdotes, fariseos, manipularon al pueblo, para que gritaran: “CrucifícaLe”, cuando una semana antes Lo estaban alabando con cantos, queriéndoLo hacer rey.

¡Qué cambiante es el hombre!, ¡Qué manipulable es!,

Y esto es por no pedir vosotros, Sabiduría y Discernimiento, que tanto os heMos dicho que pidáis.

SI VIVIERAIS CON ESA SABIDURÍA DIVINA,

QUE SE OS OTORGA DESDE EL CIELO, SERÍAIS INMUTABLES,

PENSARÍAIS REALMENTE, CÓMO OS DEBÉIS CONDUCIR,

SOBRE TODO EN MOMENTOS DIFÍCILES,

QUE, CIERTAMENTE, SE VENDRÁN

Todavía no estáis viviendo aquello que anunciado está.

Sufriréis mucho que, ciertamente, servirá para vuestra propia purificación

y para que os podáis ganar, ya sea el Cielo o los Nuevos Cielos y Tierras, para los que serán escogidos para la próxima generación por vivir.

Es un tesoro muy grande lo que se os dará, pero no estáis preparados para ganároslo.

Los premios se ganan con el trabajo, con el sufrimiento, con la dedicación, con el amor y vosotros dejáis mucho qué desear.

Por eso el Resto Fiel será muy pequeño, porque son muy pocas almas las que realmente, han tomado en serio su vida y su compromiso para con Nuestro Dios.

Si hicierais un recuento, en este momento de vuestra existencia, ¿Qué podríais ofrecerLe a Mi Hijo?

Algunos diríais: tengo esto y aquello, lo compré con mi trabajo, casas, coches, riquezas, soy alguien importante en el mundo,

pero nada de eso puede estar puesto en la balanza para ayudaros para que vuestra alma pueda ganarse el Cielo.

Los bienes materiales no os sirven, al menos que los hayáis compartido con vuestros hermanos que no tienen de ellos.

La Caridad, el Amor, la ayuda espiritual, el ver por el hermano abatido, lo que son las obras de Misericordia.

Ayudar al hermano que está próximo a morir, para que pueda ser preparado para que pueda entrar al Reino de los Cielos.

Ayudar al desvalido. Tantas y tantas formas en que el amor puede realmente, marcar vuestras acciones.

Todo eso, sí se puede poner en la balanza de vuestro Juicio.

TODO ESTO QUE AHORA SUCEDE A VUESTRO ALREDEDOR,

OS DA LA OPORTUNIDAD PARA QUE EMPECÉIS A ACTUAR EN EL AMOR,

COMPARTIENDO BIENES MATERIALES O BIENES ESPIRITUALES,

PERO VIENDO POR EL BIEN DE VUESTROS HERMANOS,

COMO SI VIERAIS A MI PROPIO HIJO, PIDIENDO POR ELLOS.

Ciertamente, si Yo os dijera que, si vierais a Mi Hijo pidiéndoos algo, ni lo dudaríais,

Lo ayudarías inmediatamente, entonces, ¿Por qué no veis a Mi Hijo en vuestros hermanos?

Porque Él Mismo os lo ha pedido así, el que ayuda a alguno de sus hermanos es a Mí a quien ayuda.

Así pues, no veáis estos momentos como algo negativo, algo que os está causando un disturbio, un mal;

Vedlo como una oportunidad de que regreséis a lo que debéis ser, otros Cristos en este tiempo

o ser aquellos hijos de Dios que entendisteis la lección que se os dejó hace un poco más de dos mil años, por el Ejemplo que Mi Hijo os dio y también, por la Palabra que os dio para que la hicierais vida.

Son tiempos de Tribulación, ciertamente, porque anunciado está en las Sagradas Escrituras pero, también, son tiempos en que muchas almas se pueden salvar,

GRACIAS A LA INTERCESIÓN DE VOSOTROS,

LOS QUE YA SABÉIS AMAR

Y SI NO, SERÁN TIEMPOS DE ENSEÑAR A VUESTROS HERMANOS

CÓMO SE DEBE DE VIVIR EL VERDADERO AMOR FRATERNO.

ASÍ QUE, NO OS PREOCUPÉIS DE LO QUE ESTÉ SUCEDIENDO A VUESTRO ALREDEDOR,

PREOCUPAOS SI ESTÁIS APROVECHANDO ESTE TIEMPO,

PARA CRECER EN SANTIDAD Y PODÁIS GANAR EL REINO DE LOS CIELOS.

ESO SÍ OS DEBE PREOCUPAR

Y SE OS ESTÁ DANDO LA OPORTUNIDAD PARA QUE LO LOGRÉIS.

El Mal, en la gran mayoría de los momentos, os va a traer un bien,

Aprovechad, pues, esta oportunidad para que mostréis a Mi Hijo, en vuestras acciones, en vuestras palabras, en vuestra vida.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/