Archivos de etiquetas: trampas

P21 LA IGLESIA ESPURIA


Cristo Rey

21 abr 2013 La Torre de Babel será una vez más, erigida y presentada como un templo de Dios

23.04.2013 23:50

Traducción Latinoamérica

Domingo 21 de abril de 2013 a las 14:45 hrs.

Mi amadísima hija, ¿Quién puede negar Mi muerte en la Cruz?

¿Quién puede negar que diera Mi Vida para que la Verdad salvara pecadores de todas partes? Entonces,

¿Quién entre vosotros cuando llegue el momento, negaréis la Verdad de Mi Iglesia en la Tierra cuando sea desmontada piedra por piedra?

Se os ha dado la Verdad. Conocéis Mis Enseñanzas. Así entonces, conocéis Mi Iglesia por Mis Enseñanzas.

Mi Iglesia en la Tierra es la Verdad. Mi Iglesia en la Tierra es Mi Cuerpo.

 Así que si un hombre entre vosotros flagela Mi Cuerpo, luego re-inventa Mis Enseñanzas y luego os presenta mentiras, ¿Me negaréis entonces?

Yo, Jesucristo, no os digo esto para dividiros.

Os digo estas cosas para que honréis Mis Enseñanzas, defendáis los Santos Sacramentos y permanezcáis firmes a la Verdad.

1corpo-e-sanguee

Ningún hombre en la Tierra puede cambiar las Enseñanzas de Mi Iglesia. Ningún hombre.

A ni uno de entre vosotros se os ha dado esta autoridad para declarar nuevas doctrinas y presentarlas como Mías.

Sin embargo, muchos de entre vosotros me negaréis rechazando la Verdad, dada a vosotros hace 2,000 años.

Tan carentes sois, en el conocimiento de cosas sagradas, que seréis ignorantes de las nuevas leyes, las cuales blasfemarán contra Mí, cuando se introduzcan en Mi Iglesia en la Tierra.

Así como lo fue antes, la Torre de Babel será una vez más, erigida y presentada como un templo de Dios.

torre-de-babel

Se localizará en Roma y ​​contará con el nuevo símbolo de la nueva religión única mundial.

Este símbolo será visto en el techo, en la entrada, y tendrá prioridad en el altar mayor en su interior.

Mi precioso Tabernáculo en oro, profanado en toda su Gloria, se sentará en el centro del altar para que todos lo vean.

Este insulto significará que a la bestia se le dará la puerta abierta para invadir Mi Tabernáculo. Mi Presencia, en este momento, desaparecerá.

Millones de personas – muchas de las cuales no conocerán el significado de esta abominación – harán todo lo que se les pida y rezarán ante la Bestia.

Nuevas prendas, producidas con emblemas de oro, que tendrán el aspecto de humildes sotanas, serán usadas por aquellos que sirvan en este supuesto templo.

El emblema de oro, que será mostrado de una manera descarada, será el símbolo de la nueva religión mundial.

Las cruces desaparecerán.

1Cristo Sindonico

Mi Crucifijo no será visto en ninguna parte. Entonces, donde sean vistos, en algunos lugares públicos, las personas serán forzadas por ley, a quitarlos.

La nueva torre que honrará a Satanás, se replicará en muchos países y luego la segunda parte del engaño se dará a conocer:

La existencia del Infierno será públicamente declarada por la iglesia, ser una tontería.

La gente será seducida a un falso sentimiento de seguridad cuando esta mentira descarada sea aceptada por todas las iglesias.

Se alegará que Dios nunca permitiría que un lugar como tal existiera. Que Él ama a todos y que la existencia del Infierno fue difundida por fanáticos religiosos a través de los siglos.

Y así, la gente condonará incluso la existencia del pecado mortal.

El pecado será tan ampliamente aceptado que la gente ya no rezará ni pedirá por Misericordia, ya que no será Dios al que reconocen.

apocalipsis_ilust_cap5_666

Será a la Bestia a la que rendirán sus almas y cada paso de su jornada será cuidadosamente orquestado por los enemigos de Dios.

Vuestro Jesús

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

20 abr 2013 Cuando el hombre no cree en Dios, no acepta la diferencia entre el bien y el mal

23.04.2013 01:07

Sábado 20 de abril de 2013 a las 16:45 hrs.

Mi amadísima hija, los Cielos están llenos de pesar debido al dolor que Mis amados seguidores tienen que soportar en la Tierra.

Todos los ángeles y los santos se unen como uno solo para orar por la humanidad, mientras padece tal malvada agresión de Satanás y de todos sus espíritus malignos.

Mientras sus oraciones son aceptadas por Mí y actúo por ellas, pido a todos los que se declaran ser cristianos que recen como nunca antes.

11agonia1

Las oraciones ofrecidas diariamente para la protección contra las fuerzas demoníacas, las cuales se infiltran en la Tierra,

ayudarán a limpiarla de los espíritus malignos.

Debéis permanecer con esperanza y cuando permanecéis fieles a Mí, seréis aún más fuertes.

La fuerza de los cristianos unidos en la Verdad de Dios, presentará una poderosa muralla defensiva en contra de la Bestia;

cuyos planes para hacer daño a los hijos de Dios, están comenzando a realizarse en este tiempo.

Debéis poneros delante de Mí, declarar vuestro amor imperecedero por Mí y Yo os guiaré en Mi ejército, que nunca será derrotado.

Mientras Mi ejército aumenta de tamaño y mientras miles de millones más se convierten y me acepten, esto ayudará a matar a la Bestia.

La Bestia Apocalipsis

Vuestro deber Mis amados seguidores, es enfocaros en aquellos que rechazarán Mi Mano de Misericordia.

No importa que seáis ridiculizados en Mi nombre, todo lo que debéis hacer es rogar por la salvación de las almas.

 Sabed que al ejército de Dios en la Tierra le serán concedidas Gracias especiales para permitirle traer consigo las almas de aquellos que dudan de Mi Santa Palabra.

Cuando a las dudas se les permite que persistan, separarán al hombre de Dios.

Las dudas son puestas en los corazones del hombre por Satanás con el fin de engañar a los hijos de Dios

haciéndoles creer que Dios no existe.

Cuando el hombre no cree en Dios, no acepta la diferencia entre el bien y el mal.

Sin la guía de Dios, él caminará hacia cada trampa tendida ante él por Satanás.

8cristo_0

Tanto odio se manifiesta entonces en los corazones de los hombres, porque una vez que se exponen al Maligno,

sus corazones se llenan de ira.

La peor ira será dirigida contra  los cristianos

y sin embargo, estas personas no sabrán por qué se sienten de esta manera.

POSESION DEMONIACA PERFECTA

POSESION DEMONIACA PERFECTA

Esta es la razón por la que aquellos que afirman no creer en Dios, dedican más tiempo condenando a aquellos que sí lo hacen.

Orad, orad, orad por sus almas.

Vuestro Jesús

19 abr 2013 Pido que aquellos de vosotros que estáis asustados y confundidos por estos Mensajes Me escuchéis ahora

23.04.2013 01:00

Viernes 19 de abril de 2013 a las 17:00 hrs.

Mi amadísima hija, ¡Qué solitaria es esta Misión, a pesar de los cientos de miles que te rodean con su amor y oraciones!

Cuando trabajas para Mí y te abandonas, en completa rendición a Mis Pies, te sentirás muy sola.

Enfrentarás la ira de Mis enemigos, quienes no te darán un momento de paz.

Tú, hija Mía, debes escuchar ahora mientras ofrezco a todos aquellos que me rechazan, en estas Palabras que presento a los hijos de Dios, un Don especial.

jesus12

Pido que aquellos de vosotros que estáis asustados y confundidos por estos Mensajes, Me escuchéis ahora:

¿No sabéis cómo os amo, aun cuando estéis resentidos Conmigo?

¿No sábeis que Yo nunca os castigaría por no aceptar estos Mensajes dados a vosotros, sólo para qué os pueda preparar y fortalecer para las pruebas que os depara el futuro?

¿No me reconocéis, a vuestro amado Jesús, cuando ahora os convoco?

Yo Soy vuestro Salvador y nunca os haría a un lado cuando hay dudas en vuestra mente.

 ¿Cómo podría estar enfadado con vosotros cuando me amáis y solo os preocupáis por la Verdad?

Ahora os preparo para los retos que tendréis que enfrentar, conforme las profecías predichas, de la persecución de Mi Iglesia en la Tierra, se desarrollan.

Para que pueda atraeros a la Misericordia de Mi Amor e iluminar vuestros corazones, os doy este Don:

Prometo que cuando me invoquéis de esta manera a través de esta oración,

que vuestras dudas en cuanto a Quién Soy Yo, hablando con vosotros ahora, desaparecerán.

Os doy este Don para que vosotros, a través de las oraciones que le doy al mundo en este tiempo, podáis salvar a la humanidad entera.

sagrado-corazon-lindo-Small

Si venís a Mí libres de orgullo y con una conciencia abierta y clara, sabréis instantáneamente que se os ha dado este Don:

Es el Don de la Conversión por otros.

Cruzada de Oración (105) Don de la conversión

“Oh, mi queridísimo Jesús, con mi amor por Ti, por favor acepta mi alma al unísono Contigo.

Toma mi alma, cúbrela con Tu Espíritu Santo y ayúdame a través de esta Oración, a salvar a todos aquellos con los que tenga contacto.

Envuelve a cada alma que yo encuentre con Tu Santa Misericordia y dales la salvación necesaria para entrar a Tu Reino.

Oye mis oraciones. Escucha mis súplicas y a través de Tu Misericordia, salva las almas de la humanidad entera. Amén.”

divinamisericordia10-241x300

Aquellos de vosotros que difamáis estos Mensajes y que los rechazáis, os pido que vengáis a Mí.

Os mostraré la Verdad. Os tomaré y os traeré consuelo. Os amaré siempre no importa cómo Me ofendáis.

Vuestro Jesús

17 abr 2013 Este signo que no ha de ser confundido con la marca de la Bestia, será para simbolizar la nueva religión mundial

20.04.2013 18:36

Miércoles 17 de abril de 2013 a las 20:00 hrs.

Mi amadísima hija, Mi corazón se siente tan mal,

ya que tengo que soportar la miseria y el sufrimiento que la humanidad entera tendrá que padecer.

No es Mi Mano la que causará esto, sino la maldición de Satanás,

ya que su espíritu vaga y devora almas en su camino.

1luzbel1

Tan incautos están a esta influencia del mal, que la gente culpa a todo lo demás por su sufrimiento.

Ellos ponen la culpa de sus dificultades en los demás y no entienden que es la falta de creer en Dios la que crea tantos estragos en sus vidas.

A medida que el espíritu del Maligno atrapa la humanidad, la Luz de Dios chocará con él de una manera tal,

que se pondrá de manifiesto mediante una serie de cosas:

Las tormentas aumentarán y los trastornos se sentirán en muchos países.

Los disturbios serán vistos en las naciones, mientras el poder de los gobiernos quita la libertad a las personas sobre las que gobiernan.

Entonces las iglesias, incluyendo a todas las que aman a Dios, al Dios Uno y Trino, comenzarán a retirar sus servicios y cerrar sus puertas.

El número de iglesias que serán clausuradas se verá, en todos los países occidentales.

Pronto la marca del comunismo será vista por un signo especial que aparecerá en las iglesias que permanezcan abiertas,

en los medios de comunicación, en prendas de vestir, en el cine y este signo será llevado con orgullo por aquellos en posiciones elevadas.

630px-communist_star_svg

Se verá como una insignia de honor y presumida por miembros de las jerarquías de todas las iglesias principales y denominaciones religiosas.

Veréis este símbolo en lugares públicos; en altares, en aeropuertos y en las prendas que son usadas por los líderes de las iglesias.

Este signo, que no debe de ser confundido con la marca de la Bestia, será para simbolizar la nueva Religión Única Mundial.

Los responsables de esto ya no tendrán miedo de mostrar su signo, que es un símbolo de control y de lealtad a la Bestia.

El día que el Sacrificio diario de las Misas sea interrumpido, en el formato establecido en el que debe ser ofrecido en Mi Santo Nombre,

será el día en que este símbolo aparezca en los altares y ante todos los tabernáculos en el mundo.

Orad, Mis amados seguidores, que encontraréis consuelo en aquellos Mis siervos sagrados que permanecen fieles a Mí,

porque necesitaréis consuelo durante estas pruebas.

Siempre voy a levantaros y llevaros. Nunca os abandonaré.

Pero no debéis nunca desviaros de Mis Enseñanzas, ni aceptar las prácticas paganas como un sustituto de la Verdad.

new age energies godess

Vuestro Jesús

16 abr 2013 La Palabra que está de acuerdo a Dios, será hecha pedazos a medida que el paganismo barre la Tierra

20.04.2013 18:00

Martes 16 de abril de 2013 a las 20:45 hrs.

Mi amadísima hija, la subida al Monte Calvario que Mi Iglesia en la Tierra tiene que padecer ha comenzado, como predicho.

Todos aquellos que hablan en Mi Nombre, quienes me aman y honran Mis Enseñanzas,

ahora tendrán que enfrentar este tortuoso trayecto para defender Mi Santa Palabra.

La Palabra que está de acuerdo a Dios será hecha pedazos a medida que el paganismo barre la Tierra.

A todos aquellos que me seguís, os digo: CAMINAD CON LA FRENTE EN ALTO.

No renunciéis nunca a la Verdad cuando aquellos, incluyendo a vuestras familias y amigos,

os rueguen que os alejéis de Mi Santa Palabra, dada a vosotros durante Mi tiempo en la Tierra.

MARTIRIO DE SANTA PERPETUA

MARTIRIO DE SANTA PERPETUA

No debéis debilitar vuestra resolución de permanecer leales a Mí.

Algunos de vosotros seréis fuertes durante el paso de la persecución. Otros caeréis. Otros os daréis por vencidos.

Otros decidiréis aceptar las mentiras presentadas como Doctrina Santa y seréis separados de Mí.

Llevaré sobre Mis Hombros a todos aquellos que confían completamente en Mí.

Concederé protección a todos aquellos que son lo suficientemente valientes para continuar ofreciendo la Santa Misa en la manera en que esta tiene que ser llevada a cabo.

Yo protegeré los Sacramentos presentados por aquellos Mis santos siervos sagrados que se rehúsan a ceder o a dejar Mi Servicio.

 Aquellos que se comprometen a cuidar de Mí, no tendrán nada de qué preocuparse.

Aquellos a quienes se les ha dado la Verdad toda su vida y rechacen Mis Enseñanzas a favor de las mentiras,

serán arrojados lejos de Mí.

Mi Justicia es de temerse,

porque el hombre no cree que pueda profundizar dentro del abismo del engaño

sin remordimientos en su alma y no sufrir las consecuencias.

CONDENACION

Mi amor será lo suficientemente fuerte para abrazar a los que estarán confundidos durante estos tiempos.

Yo llegaré a todos los hijos de Dios que me busquen, no importa cuán ennegrecidas estén sus almas.

En medio de la confusión, me daré a conocer al fin,

y Mi Espíritu barrerá la Tierra justo cuando las personas creen que ya no pueden aguantar más.

Recordad que Yo soy el Primero y el Último, nada me puede vencer.

Alfa-Omega

Yo soy Todopoderoso y cuando sintáis que la maldad infligida sobre el mundo por los enemigos de Dios es abrumadora,

sabed que Yo estoy aquí.

Permito este sufrimiento, esta persecución final, porque es el arma definitiva contra la Bestia.

Sin ella, él robaría las almas de la mayoría de la población mundial.

Esta batalla por las almas, impactará a aquellos que realmente me conocen,

porque la maldad que tendréis que atestiguar será vista en hombres que creéis que son buenos.

Satanás no dejará piedra sin mover y usará cada alma, especialmente aquellos que están cerca de Mí,

con el fin de que ellos le den la espalda a Mis Enseñanzas.

Mientras que la batalla rugirá por un tiempo;

Yo, a través de esta Misión, salvaré miles de millones a través de la conversión.

Vuestro Jesús

armageddon_2

15 abr 2013 Muchos no serán lo suficientemente fuertes para luchar contra el aborto, la eutanasia y el matrimonio del mismo sexo

19.04.2013 22:38

Lunes 15 de abril de 2013 a las 18:20 hrs.

Mi amadísima hija, los enemigos de Dios ahora aumentan en gran número en cada nación, para condenar las Leyes de Dios.

Habrá muchas leyes nuevas introducidas en cada país y en cada iglesia.

La mayoría de las leyes estarán en contra de las Enseñanzas establecidas en la Santa Biblia.

Toda clase de pecado será legislado, y la oscuridad de la Bestia cubrirá al mundo.

Aquellos que se opongan a estas leyes serán despedidos como maniáticos y demonizados.

Sus voces serán ahogadas por aquellos que abrazan el laicismo, como si se tratara de una auténtica religión.

 Ellos usarán todo argumento intelectual para hacer cumplir sus leyes malvadas y engañarán a muchos,

porque utilizarán los derechos humanos como herramienta para controlar a los demás.

Muchos no serán lo suficientemente fuertes para luchar contra el aborto, la eutanasia y el matrimonio del mismo sexo.

matrimonio_gay_constitucion_USA

Entonces, justamente cuando las leyes sean creadas,

la Iglesia Católica anunciará la reforma para reconocer todos los derechos humanos y todas las religiones.

Esto irá seguido de una terrible división entre aquellos que están bendecidos con el don de la percepción, dado a ellos por el Espíritu Santo

y aquellos cuyo único deseo es el amor a sí mismos y que rechazan a Dios.

Ellos ven a Dios y a Mis Enseñanzas, como un obstáculo para vivir lo que ellos creen que es un libre estilo de vida.

La poderosa organización élite mundial, que está infiltrada en todos los rincones del mundo,

planeará nuevas leyes eclesiásticas y conspirará para derrocar a los líderes,

mientras que al mismo tiempo ideará guerras, lo que traerá la destrucción.

Tan orgullosos son ellos y tal es la extensión de su lealtad a la adulación satánica, que creen que son indispensables. 

denver_1116675i

Cómo tendrán que sufrir por sus actos malvados.

 Así como ellos creen que pueden controlar a otros e imponer sus tortuosos planes en otros,

así ellos serán derribados por la Mano de Mi Padre.

Se les dará solo el tiempo suficiente para volver sus espaldas. Después, ellos se volverán unos contra otros y se destruirán unos a otros.

Tal será el nivel de su sufrimiento que aún al final, no será suficiente hacerles ver lo que les espera si continuaran estando atados al maligno.

Para mucha gente que no es de Dios, notarán un poco de estos eventos en un principio.

Será sólo cuando su libertad sea restringida, que se rebelarán abiertamente contra las injusticias dentro de sus naciones.

Ellos entonces se darán cuenta del horror que se habrá estado creando porque la Luz de Dios se habrá extinguido.

En su lugar habrá oscuridad, vacío, hambre y carencia de amor.

Solo entonces el hombre clamará por la Misericordia de Dios.

Yo estaré allí, esperando, para darles consuelo y salvar sus pobres almas aterradas.

1buen pastor

Vuestro Jesús

14 abr 2013 Madre de Dios: Cuando los hijos de Dios son engañados con mentiras, se separarán de Él

18.04.2013 10:05

Domingo 14 de abril de 2013 a las 14:00 hrs.

Mi amada niña, permíteme traerte consuelo en este momento.

Déjame mantenerte cerca de mí, para que pueda darte fortaleza a medida que continúes difundiendo la Santa Palabra de Dios en estos tiempos difíciles.

Cuando a aquellos que persiguieron a mi Hijo y luego lo asesinaron, se les preguntó: ‘¿Por qué hicieron esto?’ Ellos respondieron: “Para defender la Palabra de Dios.”

Cuando se les preguntó si Dios condonaría el asesinato de otro hombre, ellos argumentaron que esto estaba de acuerdo con las Enseñanzas de la Iglesia.

Y así también será en los tiempos del fin.

La gente torcerá las Enseñanzas de Dios a fin de justificar su rechazo a Su Santa Palabra.

Mi Hijo da al mundo estos Mensajes para que defendáis Sus Enseñanzas.

Él hace esto para que ningún hombre rechace erróneamente Su Santa Palabra,

cuando las Enseñanzas de Su Santa Iglesia en la Tierra sean alteradas y profanadas.

sundial prophecy earth

 La Palabra de Dios nunca debe cambiar,

sin embargo las profecías han predicho estos mismos días cuando esto suceda, cuando esto sea hecho a la iglesia fundada en la Roca de Pedro.

Mi Hijo es la Palabra. La Palabra de Dios debe ser honrada por cada hijo de Dios.

Cuando los hijos de Dios son engañados con mentiras, se separarán de Él.

 Cuando aceptéis cualquier cosa aparte de la Verdad de Dios, cuando aceptéis el pecado y luego participéis en él,

introduciréis una cuña* entre vosotros y mi Hijo.

mujer

Recordad que yo, la Madre de Dios, protejo a todos aquellos que me invocáis.

Mi protección es para todas las personas y todas las religiones.

Cuando decís mi Santo Rosario todos los días,

se os da todo tipo de protección y seréis capaces de defender la Verdad: la Santa Palabra de Dios.

rosario_con_virgen

Cualquiera en la Iglesia de mi Hijo en la Tierra, que guía a las personas,

que no puede recitar el Santo Rosario* ante su congregación, no viene de Dios.

Vuestra Madre

la-virgen-de-guadalupe

Madre de Dios

Madre de la Salvación 

Cuña* = 1. f. Pieza de madera o de metal terminada en ángulo diedro muy agudo. Sirve para hender o dividir cuerpos sólidos, para ajustar o apretar uno con otro, para calzarlos o para llenar alguna raja o hueco. / 2. f. Piedra de empedrar labrada en forma de pirámide truncada.

http://www.elgranaviso-mensajes.com/

MARÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA

MARÍA DE LA DIVINA MISERICORDIA

*Nota importante: Por experiencia propia en los exorcismos, Satanás muchas veces intentó impedir el rezo del Santo Rosario, llegando inclusive a la descarada agresión física:

PORQUE ES EL ARMA LETAL QUE LO ANIQUILA…  

Para invocar a la Santísima Virgen María, basta con decir tres veces: AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

77.- LA PRIMERA TRAMPA


En un cruce de caminos que van a Ptolemaida y a Nazareth, Jesús y los suyos están hospedados en una casa amiga.

Él regresa al gran salón donde los apóstoles se han quedado dormidos, rendidos por el cansancio. Menos Judas de Keriot, que parece revolverse sobre ascuas.

Jesús le pregunta:

–                     ¿Me necesitas, Judas?

Judas contesta:

–                     No, Maestro. Pero no puedo dormir y querría salir un poco.

–                     ¿Quién te lo prohíbe? Yo también salgo. Voy a aquel colladito que está en la sombra… Descansaré y oraré. ¿Quieres venir conmigo?

–                     No, Maestro. Te molestaría, porque no me encuentro en condiciones de orar. Tal vez… No me siento bien y esto me turba…

–                     Quédate entonces. No obligo a nadie. Hasta pronto…

Jesús se va y Judas deambula un rato por el huerto y luego se sienta en una banca de piedra, que está junto al emparrado.

En el portal, María está recogida en sí, meditando, mientras los demás duermen.

Judas la mira con los ojos muy abiertos y una fugaz expresión de hipocresía y de crueldad, se asoma a su mirada. Es como un destello que pronto se pierde. Se levanta y se acerca poco a poco. Tiene una belleza repulsiva. Algo en sus movimientos, da la impresión de ser una pantera o una serpiente, que se acerca a su presa.

En voz baja dice:

–                     ¡María!

La Virgen pregunta dulcemente:

–                     ¿Qué se te ofrece, Judas?

–                     Quiero hablarte.

–                     Habla, te escucho.

–                     Aquí, no… No quiero que me oigan. ¿No podrías venir un momento allá afuera? Allí hay sombra…

–                     Vamos pues. Pero mira… todos duermen. Podrías hablar también aquí. –dice la Virgen. Pero se levanta y lo acompaña hasta el jardín.

–                     ¿Qué se te ofrece, Judas? –vuelve a preguntar; mirando fijamente al apóstol que se turba un poco y parece no encontrar las palabras.

–                     ¿Te sientes mal? O ¿Has hecho algo mal y no sabes cómo decirlo?… O bien, ¿Te sientes tentado de hacerlo y te duele confesarlo? Habla hijo. Como te curé cuando estuviste enfermo en el cuerpo, te curaré el alma. Dime lo que te está quitando la paz y si puedo, te devolveré la calma.

Si no puedo, se lo diré en privado a Jesús. Aunque hayas cometido muchos pecados, Él te perdonará si le pido su perdón. En realidad, Jesús al punto te perdonaría… Pero tal vez tengas vergüenza de Él, porque es tu Maestro. Yo soy una mamá. No te avergüences…

–                     Sí. No tengo vergüenza porque eres Madre y muy buena. Verdaderamente eres la paz entre nosotros. Yo… yo me siento muy turbado. Tengo un pésimo carácter, María. No sé qué tengo en la sangre y en el corazón… A veces no puedo controlarlos y es entonces cuando soy capaz de cometer las acciones más viles… las más perversas…

–                     Aunque tengas a Jesús cerca de ti, ¿No puedes resistir al Tentador?

–                     Aún así y sufro por eso. Créemelo. Pero así sucede. Soy muy infeliz.

–                     Rogaré por ti, Judas.

–                     No basta.

–                     Haré que rueguen personas justas, sin mencionar tu nombre.

–                     No basta.

–                     Haré que rueguen los niños. La Oración de los niños es agradable al Señor.

–                     Pero jamás como la tuya. Y sin embargo no es suficiente.

–                     Diré a Jesús que ruegue al Padre por ti.

–                     Aún así, no basta.

–                     Si esto no basta, no sé qué bastaría. La Oración de Jesús vence aún a los demonios.

–                     Sí. Pero Jesús no pediría siempre y yo volvería a ser yo… Jesús siempre dice que se irá un día. Debo pensar lo que haré cuando esté sin Él. Jesús ahora nos quiere mandar a predicar la Buena Nueva. Tengo miedo de ir con este enemigo que soy yo mismo, a esparcir la Palabra de Dios. Querría haber estado ya formado para esta hora.

–                     Pero hijo mío; si ni siquiera Jesús lo logra, ¿Quién quieres que pueda?

–                     ¡Tú, Madre! Permíteme que pase un tiempo contigo. Han estado paganos y prostitutas, puedo estar también yo. Si no quieres que pase la noche en tu casa, iré a dormir a la de Alfeo y María Cleofás. Pero el día lo pasaré contigo; con los niños. Otras veces he probado arreglándomelas yo solo y fue peor.

Si voy a Jerusalén tengo muchos amigos malos y en las condiciones en las que me encuentro… Cuando siento lo que estoy sintiendo, me convierto en su juguete. Si voy a otra ciudad me pasa lo mismo. La tentación del camino se enciende junto con la que ya tengo. Y si voy a un lugar solitario, el silencio me desgarra con los gritos de Satanás.

Pero cerca de ti… ¡Oh! Cerca de ti me siento diferente. ¡Permíteme que vaya contigo! ¡Dile a Jesús que me lo permita! ¿Quieres que me pierda? ¿Tienes miedo de mí?…

Me miras con ojos de gacela herida, que ya no tuviese fuerzas para huir de sus cazadores. No te haré ninguna ofensa, también yo tengo una madre y te amo más que a ella. ¡María, ten piedad de un pecador! ¡Mira! Lloro a tus pies. Si tú me rechazas puede ser mi muerte espiritual…

Y realmente Judas se echa llorando a los pies de María que lo contempla con una mirada de Piedad y de angustia, mezclados con miedo. Está muy pálida… Da un paso adelante, porque se había echado atrás del macizo de flores, para huir de Judas que poco a poco se le acercaba.

Espiritualmente María ha percibido en Judas, cara a cara al Enemigo de Dios. Pero venciéndose a sí misma,  pone una mano sobre los cabellos de Iscariote y dice:

–                     ¡Cállate! Que no te oigan. Hablaré con Jesús y si Él quiere, vendrás a mi casa. No me preocupo de lo que piense el mundo. No hace daño a mi alma. Sólo tendría horror de que yo fuese culpable ante Dios. La calumnia me deja indiferente.

No seré jamás calumniada porque Nazareth sabe que su hija jamás ha sido causa de escándalo. Y además, suceda lo que suceda, me interesa que te salves en tu espíritu. Voy a ver a Jesús. Tranquilízate.

Se pone su velo blanco como su vestido y camina rápida por la vereda que conduce a una colina pequeña, cubierta de olivos. Busca a Jesús y lo encuentra absorto en Meditación profunda.

María lo llama:

–                     Hijo, soy yo… ¡Escúchame!

Jesús dice muy feliz:

–                     ¡Oh, Mamá! ¿Vienes a orar conmigo? ¡Qué alegría! ¡Qué consuelo me das!

–                     ¿Qué cosa, Hijo? ¿Estás cansado en el espíritu? ¿Triste? ¡Dilo a tu Mamá!

–                     Cansado. Lo dijiste. Y afligido. No tanto por la fatiga y miseria que veo en los corazones, cuanto por la inmutabilidad de los que son mis amigos. Pero no quiero ser injusto con ellos. Uno solo me cansa y ese es Judas de Simón…

–                     Hijo. De él vengo a hablarte.

–                     ¿Hizo algo mal? ¿Te ha causado alguna pena?

–                     No. Me ha causado el dolor que tendría al ver a alguien muy infectado… ¡Pobre hijo! ¡Está muy enfermo en su espíritu!…

Jesús exclama con admiración:

–                     ¡Tienes piedad!… ¿No tienes miedo? Hace tiempo tenías…

–                     Hijo mío, mi piedad es todavía más grande que mi miedo. Quiero ayudarte a Ti y a él, salvarle su espíritu. Tú puedes todo y no tienes necesidad de mí. Pero Tú has dicho que todos deben cooperar con el Mesías en redimir… ¡Y éste hijo tiene tanta necesidad de Redención!

–                     ¿Qué hay que no haga por él?

–                     No puedes hacer nada. Pero podrías permitirme que yo pueda hacer algo. Me rogó que te dijese que le permitas estar en nuestra casa; porque le parece que allá, podrá librarse de su Monstruo… ¿Sacudes la cabeza? ¿No quieres? Se lo diré.

–                     No, Mamá. No es que no quiera. Sacudo la cabeza porque sé que es inútil. Judas es como uno que se está ahogando. Y aunque él lo ve y se da cuenta; rechaza por orgullo el lazo que se le lanza, para sacarlo a la orilla. A veces, presa del terror de ahogarse, busca y pide ayuda, se nos une… Y luego nuevamente esclavo de su orgullo, deja la ayuda. La rechaza, queriendo valerse por sí mismo.

No puede. Y siempre se hace cada vez más pesado, por el agua espesa que traga. Pero para que no se diga que no he hecho todo lo posible… Que también esto se haga… ¡Pobrecita, Mamá!… Sí. ¡Pobrecita Mamá! ¡Qué te sujetas por amor de un alma, al sufrimiento de tener cerca a uno que te infunde miedo!

–                     No, Jesús. No lo digas. Soy una pobre mujer, porque estoy sujeta a antipatías. Repróchamelo. Me lo merezco. No debería tener repugnancia nadie, por amor tuyo. No soy pobre por otro motivo. ¡Oh! ¡Si pudiese devolverte a Judas, espiritualmente curado! Darte un alma y darte un tesoro. Y quién da tesoros, no es pobre. Hijo, voy a decir a Judas que sí. Que lo permites. Tú dijiste: “Llegará un tiempo en que dirás: ¡Qué difícil es ser la Madre del Redentor!”

–                     Una vez ya lo dijiste, cuando lo de Aglae.

–                     Pero, ¿Qué puede ser una vez? ¡La fragilidad humana es tan grande! Y Tú eres Redentor de todos. ¡Hijo! Permite que mi amor pueda traerte a Judas, para que le des tu bendición…

–                     Mamá… Mamá… él no te merece.

–                     Déjame hacer la prueba con Judas.

–                     ¡Qué se haga como tú lo quieres! Y que seas bendita por tu intención de amarme y de amar a Judas. Ahora oremos juntos. ¡Mamá es tan dulce orar contigo!…

Al día siguiente, Jesús habla con los dueños de la casa, antes de despedirse y pregunta:

–                     ¿Dónde están Dina y Felipe?

La mujer responde:

–                     Dina dio a luz ayer a su tercera niña. Estamos tristes porque no ha llegado el nietecito. Pero también contentos, ¿Verdad Matatías?

El hombre responde:

–                     Sí,  Sara. Es hermosa y de nuestra sangre. El marido está enojado porque solo ha tenido niñas; pero nuestra hija no tiene la culpa.

Jesús dice:

–                     Son jóvenes. Que sigan amándose y tendrán varoncitos.

Sara dice:

–                     Fueron a traer a la niña, para enseñártela.

–                     La bendeciré.

Sara murmura turbada:

–                     Allí viene Felipe. Ahora se pondrá hosco… – Y agrega en voz alta- Felipe aquí está el Rabí de Nazareth.

El joven dice:

–                     Me alegro de verlo. La paz sea contigo, Maestro.

Jesús contesta:

–                     Y contigo, Felipe. Dios te bendice con niños hermosos, sanos y buenos… Debes estar muy agradecido…

Silencio.

¿No respondes? Pareces un poco malhumorado…

–                     ¡Esperaba un varoncito!

Jesús pregunta muy serio:

–                     No vas a decir que la culpa la tiene tu inocente por haber nacido mujer y mucho menos vas a ser duro con tu esposa, ¿Verdad?

El joven padre exclama resentido:

–                     ¡Yo quería un varón! ¡Para el Señor y para mí!

–                     ¿Y crees que lo tendrás con injusticia y rebeldía? ¿Leíste acaso el Pensamiento de Dios? ¿Puedes tú decirle cómo haga las cosas? Te casaste con una mujer fecunda. Has recibido la bendición de tres boquitas rosadas que te piden amor y ¿Estás irritado por ello? ¿Contra quién? ¿Por qué? ¿No quieres decirlo? Te lo diré Yo. Porque eres un egoísta. Deja al punto tu rencor. Abre los brazos a esta criatura que nació de ti y ámala. ¡Ea! ¡Tómala!

Y Jesús toma el pequeño envoltorio de lino y lo pone en los brazos del joven padre, mientras continúa diciendo:

–                     Ve a donde está tu mujer que llora y dile que la amas. De otro modo, Dios jamás te concederá un varón. Te lo digo Yo. Vete…

El hombre sube a la habitación en donde está su esposa.

La suegra dice en voz baja:

–                     Gracias, Maestro… Desde ayer se había mostrado muy cruel.

El hombre, después de algunos minutos, baja y dice:

–                     Ya lo hice, Señor. mi mujer te da las gracias y dice que te pida el nombre que va a llevar porque… Porque yo le quería dar un nombre muy feo, debido a mí enojo…

–                     Llámala María. Bebió las primeras gotas de leche junto con el llanto amargo, por tu dureza.

Jesús los bendice a todos y se va con los suyos.

Y los apóstoles comentan lo sucedido.

Pedro dice:

–                     ¡Qué si es tonto ese Felipe!

Tomás agrega:

–                     Ojala que le dure este arrepentimiento y no desprecie después a las mujeres. Aunque viendo bien las cosas, es por las mujeres que el mundo sigue adelante.

Bartolomé comenta:

–                     Es verdad, pero son más inmundas que nosotros…

Tomás lo interrumpe:

–                     Tampoco nosotros somos angelitos. Me gustaría saber si después de la Redención, cambiará la condición de la mujer. Nos enseñan a respetarla honrando a la madre, hermanas, tías, etc. Y luego… ¡Anatema aquí! ¡Anatema allá! En el Templo no… ¿Pecó Eva? ¡De acuerdo! Pero también Adán. Dios castigó a Eva muy severamente ¿No basta?

Bartolomé replica:

–                     ¡Pero Tomás! La mujer fue considerada también por Moisés como impura.

–                     Y Moisés sin las mujeres se hubiera ahogado… Pero ten paciencia, Bartolomé. Te recuerdo que aunque yo no sea docto como tú, sino un orfebre. Que Moisés se refiere a las impurezas de la carne de la mujer; para que la respetemos; no para que les echemos el anatema.

La discusión se prende.

Jesús se va adelante con las mujeres. Se detiene y dice:

–                     Dios tenía ante Sí, un pueblo moral y espiritualmente deforme. Contaminado por el contacto de los idólatras. En los siglos por venir la mujer redimida, no será oprimida como ahora. Yo quitaré los obstáculos para que puedan venir al Señor y serán preparadas las primeras sacerdotisas de la Era que está por venir.

Felipe pregunta al punto del desmayo:

–                     ¡Oh! ¡¿Habrá sacerdotisas?!…

–                     No serán sacerdotes como los hombres, pero pertenecerán a la clase sacerdotal, cooperando de muchos modos para el bien de las almas.

Bartolomé pregunta incrédulo:

–                     ¿Predicarán?

–                     Como ya lo hace mi Madre.

Mateo pregunta:

–                     ¿Harán peregrinaciones apostólicas?

–                     Sí. Llevarán muy lejos la   Fe. Y debo decirlo: Con mayor heroísmo que los hombres.

Judas de Keriot pregunta riendo:

–                     ¿Harán milagros?

–                     Alguna que otra hará milagros. Pero no os apoyéis en el milagro como en algo esencial. Ellas, las mujeres santas, harán también milagros en convertir a pecadores con sus oraciones.

Nathanael refunfuña:

–                     ¡Hummm!… ¡Qué las mujeres rueguen hasta el punto de hacer milagros!

Jesús dice:

–                     No seas cerrado como un escriba, Bartolomé. Según tú, ¿Qué cosa es la Oración?

–                     El volverse a Dios con las fórmulas que sabemos.

–                     Así es y algo más. La Oración es la conversación del corazón con Dios y debería ser el estado normal del hombre. La mujer se deja llevar a esta conversación con Dios, mejor que nosotros. En ella encuentra consuelo a sus dolores; alivio a sus fatigas; enjuga sus lágrimas y llena de alegría su corazón, porque ella sabehablar con Dios.

Y lo hará mejor en la Era que está por venir. Los hombres serán los gigantes de la Doctrina. Las mujeres serán siempre las que con su oración, sostendrán al mundo. Porque se evitarán muchas desventuras con sus oraciones y penitencias. Por esto harán milagros casi siempre invisibles, pero no por eso menos reales y que Dios conocerá.

Tadeo pregunta:

–                     Tú también hiciste hoy un milagro invisible pero real. ¿Verdad, Maestro?

–                     Sí, hermano.

Felipe observa:

–                     Era mejor que hubiese sido visible.

Jesús contesta:

–                     ¿Querías que cambiase la niña en niño? El milagro es una alteración de las cosas fijadas. Un desorden beneficioso para que Dios que lo concede pueda mostrar a quien lo ama. O bien, persuadir a que Él existe. Más teniendo en cuenta que Dios es orden, no viola en modo exagerado el orden. La niña nació mujer y mujer se queda.

La Virgen dice suspirando:

–                     ¡Esta mañana estaba yo tan afligida!

Susana contesta:

–                     ¿Por qué? La niña no era tuya.

–                     Porque miraba a Felipe y pensé: ‘Si Dios no me hubiera querido virgen. Si me hubiera caído su semilla, yo sería la madre de este infeliz’ Y por esto tengo compasión de todos, pues digo: “Podía haber sido mi hijo…” Y como madre habría querido que todos fuesen sanos, buenos, amados y atractivos. Pues es todo lo que una madre desea para sus hijos. –responde María con suavidad.

Jesús la mira con sus radiantes ojos y parece vestirla de Luz…

Judas de Keriot dice en voz baja:

–                     Es por eso que tienes compasión de mí…

–                     De todos. Aún cuando fuese el asesino de mi Hijo, pues pienso que sería el más necesitado de perdón… y de amor. Porque todo el mundo lo odiaría, sin duda alguna.

Pedro dice:

–                     Mujer, te cansarías muchísimo en quitarlo de en medio…

Jesús lo interrumpe:

–                     Mira, aquí nos despedimos. Que Dios esté con vosotros. Acuérdate que te he concedido un gran favor Judas. Hazte de él un bien y no un mal. Hasta pronto.

Se besan. Jesús, con los once que han quedado y con Susana, van ligeros hacia el oriente. Mientras María, su cuñada e Iscariote, se dirigen hacia Nazareth…

Días después…

Jesús entra en la sinagoga de Cafarnaúm que pronto se llena de gente porque es sábado. Todos se sorprenden al verlo y lo señalan en medio de un murmullo.

Alguien tira del vestido del apóstol y Urías el Fariseo, le pregunta que cuando regresaron a la ciudad; pues nadie sabía que hubiesen llegado.

Pedro le responde:

–                     Acabamos de desembarcar exactamente ahora, junto al pozo de la higuera, viniendo de Betsaida; para no dar un paso fuera de lo prescrito, amigo.

El fariseo, ofendido de que un pescador lo llame ‘amigo’, desdeñosamente se va y se reúne con los suyos en primera fila.

Andrés amonesta:

–                     No lo provoques Simón.

–                     ¿Provocarlo? Me preguntó y le respondí; diciendo también que evitamos caminar, por respeto al sábado.

–                     Dirán que nos fatigamos con la barca.

–                     Terminarán por decir que nos fatigamos al respirar. ¡Necio! Es la barca la que trabaja, el viento y las olas; no nosotros que venimos en ella.

Andrés se traga la reprimenda y calla.

Después de las oraciones preliminares llega el momento de la lectura de un trozo y su explicación.

El sinagogo pide a Jesús que lo haga, pero Jesús señala a los fariseos diciendo:

–                     Que lo hagan ellos.

Pero como ellos no quieren hacerlo, Él tiene que hacerlo.

Jesús lee el primer trozo del Libro de los Reyes, donde se refiere como David fue traicionado por los de Zif al decirle a Saúl que estaba en Gabaa. Devuelve el rollo y empieza a hablar.

Explica el pasaje y finaliza diciendo:

–                     Ya terminé. Si alguno quiere decir algo más que lo diga.

Un fariseo le reclama:

–                     Queremos saber si hablaste por nosotros los fariseos.

–                     ¿Está acaso llena la sinagoga de Fariseos? Vosotros sois cuatro y aquí hay varios cientos de personas. La Palabra es para todos.

–                     Pero la alusión fue muy clara.

–                     En verdad que jamás se ha visto que alguien por una comparación, se acuse a sí mismo. Y vosotros lo estáis haciendo. ¿Por qué os acusáis, si yo no os acuso? ¿Tenéis conciencia y os sentís culpables de obrar como dije?

Si así es, corregíos. El hombre es débil y puede pecar, pero Dios lo perdona, si surge en él, un arrepentimiento sincero y la voluntad de no pecar más. Pero persistir sobre el mal es doble pecado y sobre él no baja el perdón.

–                     Nosotros no tenemos este pecado.

–                     Entonces no os resintáis con mis  palabras.

El incidente termina. La sinagoga se llena con el canto de los himnos. Luego Joaquín el Fariseo llama con señales a un hombre entre la multitud para que se acerque.

Es un hombre que tiene un brazo atrofiado e inmóvil, más chico que el otro, pues sus músculos fueron destruidos por la atrofia.

Jesús lo ve y comprende todo el engaño. Un gesto de disgusto y compasión, se dibuja en su rostro.

Pero afronta la situación y dice al hombre:

–                     Ven aquí, en medio.

Y cuando lo tiene delante, dice a los Fariseos:

–                     ¿Por qué me tentáis? ¿No acabo de hablar de las asechanzas y del odio? ¿Y no acabáis de negar este pecado?

Silencio.

–                     ¿No respondéis? Responded por lo menos a esto: ¿Es lícito hacer el bien o el mal en sábado? ¿Es lícito salvar o quitar la vida?

Silencio.

–                     ¿No respondéis? Responderé por vosotros y ante la presencia de todo el pueblo, que juzgará mejor que vosotros; porque es sencillo, sin odio, ni soberbia. No es lícito hacer ningún trabajo en sábado. Pero así como es lícito orar, así también lo es hacer el bien.

Porque el bien es oración más perfecta que los himnos y los salmos que hemos cantado. Pero ni en sábado, ni en cualquier otro día, es lícito hacer el mal. Y vosotros lo habéis hecho, buscando con dolo a este hombre que ni siquiera es de Cafarnaúm. Y al que hicisteis venir hace dos días, sabiendo que Yo estaba en Betsaida y previendo que vendría a mi ciudad.

De este modo cometéis también el pecado de matar vuestra alma, en lugar de salvarla porque lo hicisteis para tener un motivo con que acusarme. Por lo que respecta a Mí, os perdono y no desilusionaré la fe de éste, al que le dijisteis que viniese porque Yo lo curaría; cuando era para ponerme una trampa. Él no tiene la culpa, porque su única intención era la de ser curado. Y que así sea. Hombre, extiende tu mano y vete en paz.

El hombre obedece y su mano queda sana e igual que la otra. Al punto la usa para tomar la punta del manto de Jesús.

Se lo besa y dice:

–                     Tú sabes que yo no conocía su verdadera intención. Si la hubiese sabido, yo no hubiese venido; porque hubiera preferido tener la mano seca, que usarla contra Ti. Por esto, no te enojes conmigo.

–                     Vete en paz, hombre. Sé la verdad y para ti solo tengo benignidad.

La multitud se retira en medio de comentarios.

Jesús sale con sus once apóstoles.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA