Archivos de etiquetas: vanidad

62.- LA ORGÍA INOLVIDABLE…


bacanales-en-el-imperio-romano

El emperador Tiberio, fue muy aficionado al dinero y difícilmente se le arrancaba. Con el tiempo, su avaricia le llevó a la rapiña y el lema que rigió su gobierno fue: ‘Que me odien con tal dé que me teman’.

Cuando comenzó su vida militar, antes de que fuera César, sus compañeros le  conocieron por su afición al vino hasta tal grado, que los soldados le apodaron: ‘Biberius Caldus Mero’ (todas estas palabras aluden al vino de diversas maneras)

Su crueldad y su hipocresía eran tales, que cuando Augusto lo nombró su sucesor, las palabras que pronunció en su lecho de muerte, fueron: ‘Desgraciado pueblo romano que va a ser presa de tan lentas mandíbulas’

También era un hombre extremadamente lujurioso. En su retiro de Capri tenía una habitación destinada a sus desórdenes más secretos, guarnecida de lechos alrededor….

FIESTA FLOTANTE 1

Y allí, un grupo elegido de jóvenes disolutos reunidos de todas partes y algunos que inventaron ‘monstruosos placeres’, a los que llamó ‘spintrias’(sus maestros de voluptuosidad)

Formaban entre sí una triple cadena y entrelazados de esta manera, se prostituían en su presencia para estimular sus lánguidos deseos; pues al final de su vida, solo era un anciano impotente.

Como gran adicto al sexo, en el palacio de Roma que se ha salvado del incendio, también tenía todo un sector destinado a lo mismo.

Además de esa habitación especial, hay diferentes salones arreglados especialmente para estos placeres, adornados con cuadros y bajorrelieves lascivos y llenos de libros de Elephanditis (Pornografía gráfica), para tener en la acción modelos que imitar.

ninfas-bouguereu

Sus jardines han sido diseñados como bosques y selvas consagrados a Venus Afrodita y están decorados con grutas excavadas en la roca y en las cuales hay hermosas y artísticas estatuas que parecen casi vivas.

En las cuales se ven jóvenes de ambos sexos, mezclados en actitudes voluptuosas y posiciones obscenas y sugerentes, con trajes de ninfas y faunos.

Hay también un baño con una piscina especialmente diseñada, en la cual enseñó a niños de tierna edad a los que llamaba sus ‘pececillos’ a que jueguen entre sus piernas, excitándole con la lengua y con los dientes.

Y a los más grandecitos que estaban en lactancia aún, les ofrecía los genitales para que le diesen el género de placer al que sus tendencias y su edad le inclinaban de una manera especial.

Recibió un legado de uno de sus amigos que le daba a elegir entre un cuadro de Parrasio en el que Atalante prostituye su boca a Meleagro o un millón de sestercios…

Tiberio prefirió el cuadro y lo colocó como un objeto sagrado en su alcoba…

Y este cuadro adorna ahora el salón principal de la casa de Tiberio en Roma, justo encima de donde se encuentra el triclinio imperial.

0-orgia-banquete-romano-l-7378vy

Aminio Rebio y Vitelio en su infancia, fueron ‘pececillos’ de Tiberio y desde su juventud, han sido marcados con el afrentoso nombre de ‘Spintria’.

Y por su gran experiencia en estos oficios, Vitelio ahora es el intendente de placeres de Nerón…

Aminio Rebio, Faonte el liberto del César y dos enviados de Tigelino; fueron a las cárceles para elegir doncellas y jóvenes cristianos… Para recreación del César y de sus invitados…

La fiesta en el palacio de Tiberio en el Esquilino, está en todo su apogeo…

Cientos de lámparas brillan sobre las mesas y penden de las murallas.

Los acordes de la música, invaden el ambiente.

El aroma de las flores y los perfumes de Arabia, son aspirados con deleite por los invitados lujosamente ataviados y que reclinados en sus triclinios, disfrutan de los deliciosos manjares y los exquisitos vinos que aumentan la euforia general.

Y las rosas siguen cayendo…

banquete

Nerón está muy contento…

Y Popea regia y magnífica, luce su belleza con una sonrisa congelada que no llega a sus ojos, ni ilumina la expresión sombría que encubre su dolor, después del asesinato de su hijo Rufio Crispino.

Nerón ya cantó su Troyada y una atronadora tempestad de aplausos y aclamaciones le alimentan su insaciable vanidad de artista.

Algunos que levantaron sus manos como enajenados por su prodigioso talento, le han dejado sumamente satisfecho.

neron2

De vez en cuando mira con una sonrisa de maligna crueldad a Marco Aurelio y a Petronio, a los que tiene como invitados de honor, muy cerca de él…

Petronio, ingenioso y elegante como siempre, hizo destellar su inteligencia y exquisita agudeza a lo largo del banquete…

Sacando a Marco Aurelio de varias sutilezas engañosas por parte de los demás augustanos…

Y luchando él mismo en aquellas arenas movedizas que son las intrigas de la corte imperial, saliendo adelante con donaire y su gallardía habitual.

Marco Aurelio está tranquilo y se porta tan distinguido como su tío, con una innata elegancia y sobriedad en todos sus ademanes.

Popea mira disimuladamente a Marco Aurelio…

Pues que lo único que la alienta en este banquete, es la alegría anticipada de su venganza sobre el tribuno.

marco-popea

Se siente un poco mareada por el vino y el humo del incienso.

Finge que disfruta de los espectáculos que han sido preparados para la fiesta…

Nuevamente se da lectura a versos y se escuchan diálogos en los cuales la extravagancia, ocupa el lugar del ingenio.

Después Paris el célebre mimo, hace una representación magistral en lo que parecen escenas llenas de encantamiento.

Pues con los movimientos de sus manos y del cuerpo, tiene una increíble habilidad para expresar cosas que parecen imposibles de hacer patentes en una danza…

00paris

Sus manos parecen oscurecer el aire creando una nube animada, sugerente, voluptuosa, que circunda las formas de una doncella agitada por un inefable desmayo…

Es una verdadera pintura, no una danza…

Una pintura expresiva en la que se revelan los secretos del amor, embelesante a la par que impúdico.

Y al finalizar da principio una danza báquica, llena de gritos desenfrenados y licenciosos desbordes.

Acompañados del son de cítaras, tambores, laúdes y címbalos, en una música incitante a dar rienda suelta a la pasión.

Marco Aurelio mantiene en todo momento una actitud tranquila, digna y un tanto seria.

Su carácter reservado y su calma intrigan a todos los augustanos, pero especialmente al César y a Popea…

Tanto Marco Aurelio como Petronio participan del banquete y beben vino, pero sin perder la sobriedad.

Se mantienen sonrientes y ecuánimes.

Entrada la noche Faonte, el liberto del César se acercó y murmura unas palabras a su oído.

El César hace un gesto de asentimiento…

Están en el salón que Nerón llama su ‘Paraíso de deleites’ y que forma parte del sector de la casa de Tiberio que fue construida para sus placeres.

banquete-3

Los esclavos siguen trayendo más viandas y licores que sirven en la espléndida vajilla ribeteada en oro y las ricas copas artísticamente diseñadas y decoradas con escenas voluptuosas y acordes a la ocasión.

Los manjares y las bebidas han sido especialmente preparados con afrodisíacos.

Entonces Tigelino se acercó a Nerón y a Popea, diciéndoles algo en voz tan baja que…

Petronio que está al lado del César, lo único que pudo captar fue la respuesta del emperador:

–           No importa. Aún nos queda el Circo. Entonces será un espectáculo digno de la multitud.

Lo que Tigelino les ha comunicado, es que por la enfermedad de Alexandra, no ha sido posible sacarla de la prisión y no participará de la fiesta de esa noche.

Popea no logró ocultar su desencanto y su frustración.

0000popea-sabina

Después de un tiempo prudencial le solicitó a Nerón permiso para retirarse, pues se siente indispuesta.

Y no pudo evitar mirar al tribuno con rencoroso desprecio y a Petronio con una ominosa mirada, que acompañó con su eterna y congelada sonrisa.

El César se levantó para escoltar a Popea que se despidió de los presentes y a los que Nerón les dice que regresará pronto.

Y efectivamente, un poco más tarde volvió al salón, para disfrutar de la sorpresa preparada por Vitelio.

Entre los asistentes al banquete está el joven Aulo Plaucio, un hombre lleno de belleza y gallardía que es amante de Nerón y que tiene una gran voz de barítono.

Nerón había dicho siempre y le ha hecho creer que lo ama y que lo nombrará su heredero al trono del imperio.

En todos los banquetes, después que Popea se retira; él hace las delicias del emperador.

Entre los acordes de la música, el aroma del incienso y las bromas con que el César está demostrando su gran satisfacción en esta noche en particular…

Nadie se percata de la señal que Tigelino le hace a Nerón.

Enseguida éste llamó a Faonte, a Doríforo y a Aulo Plaucio.

Cuando llegaron ante él, ordenó a los libertos que lo sujetaran y ante la sorpresa general; éstos lo tiraron sobre el lecho imperial y lo inmovilizaron…

Mientras el César, haciendo derroche de violencia, lo violó.

Después de esta infamia, Nerón se levantó como si nada hubiera sucedido…

Y declaró:

–           Que mi madre bese ahora a mi sucesor.

neron

A continuación,  lo acusó de conspiración y ordenó que lo torturaran.

Recomendando que los verdugos lo hieran de manera que se sienta morir y que su muerte sea lenta en el suplicio.

Y luego, envanecido por hacer todo siempre impunemente, se volvió hacia Petronio, lo miró con crueldad y advertencia…

Y dijo con displicencia:

–           Ningún Príncipe ha sabido cuanto puede hacerse desde el poder.

Enseguida miró a Vitelio, agregando:

–       Veamos querido amigo, lo que has preparado para nuestro deleite.

Después de que los libertos se llevaron a Aulo Plaucio, que se había desmayado de terror.

Vitelio se levantó, hizo una reverencia a Nerón y se acercó a Aminio Rebio, que a su vez descorrió una cortina casi transparente que había en un extremo del salón.

Detrás de ella, está un grupo de varones y doncellas que evidentemente han presenciado todo lo  sucedido.

neron-3

Y todo esto fue hecho a propósito, para quebrantarles el espíritu…

Y mostrarles lo que les espera, al que tenga la osadía de no someterse.

Tigelino les da una orden y ellos avanzan formando una larga fila de un extremo a otro del enorme salón.

Para que el emperador y sus invitados, puedan verlos y examinarlos bien a todos.

Son veinticuatro mujeres y veintidós hombres, cuyas edades oscilan entre los quince y los veinticinco años.

Todos están totalmente desnudos y llevan una corona de rosas en la cabeza.

Han quedado de pie, frente al César y sus convidados.

Lo más sorprendente es que mantienen una dignidad majestuosa…

A pesar de la humillación que debe significarles el no llevar ninguna prenda de vestir que los cubra…

Marco Aurelio reconoció a varios y sintió una gran opresión.

alex actea margarita

Cuando vio a Margarita, la hermana de Alexandra, un profundo dolor se le clavó en el pecho.

Inclinando la cabeza, cerró los ojos y oró…

Petronio permaneció imperturbable. Conoce a Nerón.

Y con su elegancia característica, ni un solo músculo de su rostro, delató sus verdaderos pensamientos y sentimientos…

Séneca, movió la cabeza casi imperceptiblemente y la inclinó para esconder la expresión de su rostro…

Trhaseas frunció el entrecejo y una fugaz sombra de desaprobación nubló su semblante. Y se sumió en sus reflexiones…

Lucano pareció sorprenderse, pero asumió su actitud de siempre.

Plinio solo miró, pero no demostró nada.

Marcial levantó una ceja y no manifestó lo que pensaba. Mantuvo una actitud expectante…

Todos los demás miraron a los jóvenes con una mezcla de admiración, curiosidad morbosa, intensa avidez, lujuria y lascivia.

fiesta-danzantes

Nerón los observó atenta y detenidamente a cada uno de ellos…

Y con una sonrisa, dirigió una mirada de aprobación a Vitelio, Tigelino y Aminio Rebio, que han esperado expectantes su dictamen.

Ellos los seleccionaron.

Y están seguros de que ni siquiera el exigente y perfeccionista Petronio, podrá poner una sola objeción a aquel estupendo grupo de jóvenes…

Que son una muestra excelente de juventud y belleza:

Cuerpos y rostros perfectos. Portes regios y de gran dignidad, sin llegar a la altivez.

Esta promete ser una gran orgía y una noche de placeres incomparables…

Vitelio le prometió que ha preparado con ellos una serie de fantasiosas representaciones, en las cuales él podrá elegir a los que más le agraden, para su placer personal.

Están por gustar de un deleite nuevo y bastante raro… Porque a pesar de su edad, todos son vírgenes…

Lo único que molestó a Nerón y mucho; fue que ninguno al mirarlos él a la cara, bajase la mirada, ni el rostro.

No fueron retadores ni altivos.

Sólo le miraron ellos a su vez con tranquilidad y sin hacer ninguna inclinación. Sin el menor rastro de temor o servilismo.

Sin ninguna turbación o nerviosismo.

¡Y nadie le hizo una reverencia!

Y esto último, lo consideró un gran insulto a su megalomanía.

Petronio también notó esto.

Y conociendo al César, aumentó su admiración y su respeto por los cristianos.

petronio

Y también su preocupación por lo que sucedería a continuación…

Nerón dio la espalda a sus prisioneros y por unos instantes permaneció así.

Su rostro regordete toma una expresión concentrada y terrible…

Mientras parece reflexionar, con su mano izquierda se toca su corona de laurel.

Y tomando la orla de su manto cuajado de estrellas de oro y perlas, con un ademán regio lo levantó con su mano derecha y dándose vuelta, lo soltó hacia atrás.

Enseguida,  miró a los jóvenes cristianos. Caminó lentamente frente a ellos…

Los fue recorriendo uno a uno con lentitud y una expresión maligna y cruel en sus ojos azules, que hizo estremecer a quienes lo conocen muy bien.

neron enel banquete

Luego dijo con voz muy pausada:

–           Estas hermosas cabezas, caerán en cuanto yo lo ordene.

Sorpresivamente, una voz muy serena y varonil, respondió:

–           El poder que Dios te ha concedido tiene un límite.

Nerón se volvió con rapidez, buscando entre los hombres al que habló…

Y que al parecer NO está enterado de que a nadie le está permitido hablar, a menos que el emperador lo haya interrogado primero.

Y con una voz contenida y terrible, preguntó:

–            ¿Quién dijo eso?

Da un paso al frente un joven que hubiera podido ser el modelo con el cual Miguel Ángel esculpió su ‘David’ y…

Que con su armoniosa voz, confirmó:

–           Yo…

Y ante la mirada interrogante del César, agregó:

–       Mi nombre es Oliver y soy cristiano.

Cierto es que tienes poder sobre nosotros.

Eres nuestro emperador y como a tal te respetamos.

Pero no puedes ir más allá de lo que te ha sido concedido.

A tu pesar, también tú obedeces los Designios misteriosos del Dios Único y Verdadero.

Nerón amenazó con voz glacial:

–           Puedo hacer contigo lo que acabo de hacer con Aulo Plaucio.

Inesperadamente, una voz dulce entre las vírgenes, se elevó con impresionante firmeza…

templos-vivos

Y dijo:

–           ¡NO! Porque somos Templos vivos del Dios Único y Verdadero. Y NO puedes profanarlos a tu placer.

Nerón se volteó rápidamente, para conocer a la que se ha atrevido a hablarle de ese modo.

Y vio a la más jovencita entre las doncellas que están ahí.

–           ¿Quién eres tú? –preguntó con un tono vibrante de ira.

Ella se irguió aún más.

Y su voz continuó tranquila declarando:

–           Fátima. Soy cristiana. Y te repito: Somos Templos Vivos del Espíritu Santo.

Y estamos aquí, NO PARA TU DELEITE, sino para dar testimonio del Dios Altísimo.

Nerón la fulmina con la mirada, antes de decir con voz escalofriante:

–           ¿Sabes que puedo enviarte para que te deshonren los gladiadores y se diviertan contigo hasta que se cansen?…

Otra voz dulce y femenina lo interrumpió:

–           Puedes. Claro que puedes ¡Si Dios te lo permite!… 

Y sin que nadie se lo ordenase, da un paso al frente identificándose:

–       Soy Margarita y soy cristiana…

Y tú eres esclavo del amo al que perteneces: Satanás.

Y es él a través de ti, el que verdaderamente nos quiere destruir.

Tú solamente eres su miserable instrumento…

La joven virgen se yergue imponente y mira severamente a Nerón…

Su actitud es tan digna que parece una Reyna más majestuosa que la misma Popea.

Y tan solemne que parece una diosa, pues irradia la misma Presencia que un día dejara pasmado a Marco Aurelio…

Cuando Alexandra dijo que el herido permaneciera entre los cristianos…

Petronio la admira literalmente con la boca abierta…

Todos están paralizados por el asombro, pues nadie le ha censurado jamás nada al emperador y esta actitud es inaudita…

Esta virgen bellísima parece una deidad airada y sus palabras manifiestan su severidad implacable…

Trhaseas se cubre la boca tratando de cubrir la exclamación que se le escapa admirado:

–           ¡Athena Parthenos!

Definitivamente las cosas para el César, no están resultando como las esperaba…

Entonces dijo con tono lastimero:

–           ¿Qué clase de religión impera en vosotros que os hace hablar así? Soy tu emperador.

El tono grave de otra voz masculina, rasga el aire:

–           ¿Acaso ignoras que no hay religión si es violenta y oprime a los que no quieren?

Da un paso al frente mientras agrega:

–      Soy Sergio y soy cristiano.

Nerón exclama con desprecio:

–           ¡Cristiano! ¿Cómo se llama tu Dios?

–            El Altísimo Señor del Universo: Yeové, el Padre Eterno. Jesucristo su Hijo y el Espíritu Santo.

000_Holy_Trinity-1a

Nerón pregunta perplejo:

–           ¿Son tres dioses?

Otra voz masculina le responde:

–           NO.

Y el que habló dio un paso al frente mientras continua:

–      Son Tres Personas Distintas y un solo Dios Verdadero.

Todopoderoso. Creador, Dueño y Señor de todo el Universo.

Los que le adoramos somos cristianos. Mi nombre es Joshua.

Nerón suelta una carcajada y se burla:

–       ¡Todopoderoso!

Y con gran sarcasmo agrega:

–      ¿No es acaso ese hebreo que fue crucificado con los malhechores en el principado de Tiberio y murió en la Palestina?

Una joven que todavía no cumple los 18 años, se adelanta y proclama:

–         Sí. Murió en la Cruz para salvarnos. Su nombre es Jesús.

Dios lo resucitó y Reina Glorioso desde el Cielo. Y Gobierna todo el Universo y el mundo espiritual e invisible.

Agrega con voz  muy dulce, identificándose:

–         Mi nombre es Jade y soy cristiana.

El César la mira fijamente por un momento demasiado largo…

Enseguida se dibuja en su rostro una sonrisa escalofriante y pregunta suavemente:

–           Si es como dices. ¿Por qué ha dejado que cayerais en mis manos?

En este momento yo soy vuestro dios.

Y os enseñaré a comportaros ante vuestro emperador.

Yo voy a demostraros cuál es el verdadero poder. –Estas palabras las declara Nerón con el rostro oscurecido por una expresión despiadada e inhumana.

En el silencio que sigue, solo se oye el chisporroteo de las lámparas de aceite…

porque hasta los músicos se han quedado paralizados, viendo el contraste total entre la cara de los aterrorizados comensales…

Y el semblante tranquilo de todos los jóvenes.

Después de un momento se oye como una campana, otra voz resonante y firmemente armoniosa:

–           Mi nombre es Daniel y soy cristiano.

¡Y te aclaro que NO haremos lo que esperas de nosotros, según lo que estamos concluyendo!– Dice mientras recorre con una mirada significativa…

Las pinturas y las estatuas que adornan el salón.

Y finaliza con tono solemne, como si fuera un maestro, ante un alumno díscolo:

–       En este lugar al que nos has traído…

Nerón lo mira colérico…

Sin decir una sola palabra, va hacia su pretoriano más próximo y le saca la espada de su vaina.

Con gesto feroz mira al que habló al último y camina hacia él…

Mientras sentencia airado e implacable:

–           ¡Doblegaré tu locura!

El joven lo mira impasible y declara:

–           Puedes aplicarme las torturas más crueles, pero NO me perjudicarás.

Tú en cambio, estás preparando tu alma, para tormentos eternos.

Y los que me inflijas serán dulces, comparados con los que te esperan a ti.

Y te los infligirá el que ahora te induce a atormentarnos.

Nerón se acerca furioso y lo atraviesa con la espada de tal forma…-espada-sangrienta-

Que la punta de la misma sale por la espalda del infortunado, goteando sangre…

Cuando la saca con un movimiento violento; la espada ensangrentada salpica sus vestiduras de color amatista y antes de que pueda decir nada…

La voz del joven que está al lado del que ha sido herido, se oye con acento triunfal:

–           Yo soy Iván y también soy cristiano…

Y debes saber que los que temen a Dios, no pueden ser perjudicados, ni doblegados por los tormentos.

Los suplicios resultan ser sus ganancias para la Vida Eterna, porque todo lo sufren por Cristo.

Es el mayor de todos.

Un  joven como de unos veinticinco años. De rubios cabellos oscuros y ensortijados. Y con unos bellos ojos verdes como el mar.

–           ¡¡¡Aaaahhh!!!

Esta exclamación de sorpresa y admiración, que brota de todas las gargantas, impide una respuesta al insolente.

Nerón voltea y se queda mudo y boquiabierto…

El joven que acaba de herir en forma tan atroz, en lugar de derrumbarse, se ha erguido aún más.

Y su herida ha sanado instantáneamente de forma impresionante, ante los ojos de todos los asistentes a este drama tan singular…

El César está impactado, pero su ferocidad es más fuerte y su crueldad prevaleció.

Dirige una mirada significativa hacia Aminio Rebio: hombre infame, afeminado y cruel.

Y éste se acerca al insolente, obedeciendo la orden silenciosa del emperador…

Con su mano derecha acaricia con lascivia, el cuerpo perfecto de Iván…

Y éste le dice con tono tranquilo:

–           No lo hagas. ¡Detente o lo lamentarás!…El Ángel del Señor está conmigo y no te permitirá lo que pretendes…

Aminio Rebio no lo escucha y mucho menos le hace caso.

Excitado por la lujuria ante la hermosura llena de gallardía de aquel cuerpo perfecto y musculoso…

Lo manosea con sumo deleite, lleno de lascivia…

Pero de repente se aparta como si hubiese sido herido por un rayo.

arcangel

Y grita con inmenso dolor:

–           ¡No veo! ¡No veo! El ángel me ha herido en los ojos y no puedo ver nada.

¡Piedad! ¡Piedad! –y se hace para atrás trastabillando, como hacen los ciegos cuando no tienen quién los guié.

Fátima grita con júbilo:

–           ¡Dios resguarda su santuario! Y ¡Ay de vosotros que pretendéis profanarlo!…

Todos los que antes los miraran con lujuria, han perdido la avidez y ven cómo se está arruinando su grandioso festín sexual…

Nerón está estupefacto y aterrado…

Pero arrebatado por la ira como si fuera una fiera herida.

Ordena a sus libertos que los cristianos sean conducidos a la tortura y que los verdugos desplieguen contra ellos toda su violencia…

Concluye diciendo:

–           Yo mismo supervisaré los tormentos. ¡Llévenselos!

Y volviéndose a los invitados del frustrado banquete, les dice:

–        ¡Vamos! La fiesta apenas comienza…

Todos lo miran pasmados, entre admirados y aterrorizados…

orgia-romana

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONÓCELA

17.- EL SUEÑO IMPOSIBLE


0romans

Hasta ahora Popea Sabina ha dominado a Nerón en tal forma, que verdaderamente ella es el poder detrás del trono. Pero sabe perfectamente que cuando está de por medio su vanidad de cantante, auriga o poeta, es muy peligroso provocarlo. Y por eso llegó muy pronto.

Ataviada como el César, en traje de color amatista, lleva en su hermoso cuello una fabulosa gargantilla con  esmeraldas. Su actitud es dulce y sus cabellos dorados.

Y aunque es divorciada de dos maridos, tiene en su hermoso rostro, la expresión inocente de una virgen.

Es recibida con aclamaciones de: “¡Divina Augusta!”

Alexandra no había visto jamás una mujer más linda…

Y casi no da crédito a sus ojos, porque sabe que Popea Sabina es una de las mujeres más viles y peligrosas de la tierra. Fabiola le había contado como a causa de sus intrigas, Nerón asesinó a su propia madre y a su esposa.

La conoce por los rasgos de su vida que han referido los huéspedes y los siervos en la casa de Publio. Sabe que las estatuas erigidas en su honor, han sido derribadas por la noche. Y a pesar de los castigos, aparecen inscripciones injuriosas en la muralla, gritándole su vileza.

.

Y sin embargo, a la vista de la famosa Popea Sabina, considerada por gran parte de los romanos como la encarnación de la maldad y el crimen, a Alexandra le pareció que su rostro era angelical.

Y la admiró en su belleza y en su porte de emperatriz. Al mirarla, le parece casi imposible conciliar lo que ha oído de ella.

Asombrada, exclama:

–           ¡Ah! ¡Marco Aurelio! ¿Es posible?…

Pero él tribuno está alterado, mareado por el vino y muy impaciente por todo lo que ha sucedido y que rompió el encanto de su fascinación, alejándola de él…

Por lo mismo no la deja terminar de hablar y le dice:

–           Sí. Es muy bella. Pero tú eres mil veces más hermosa que ella. Tú misma no lo sabes, ni estás consciente  de ello o ya te hubiera pasado lo mismo que a Narciso…  Ella se baña en leche de burras, pero ni así se puede comparar contigo. Tú no te conoces a ti misma, preciosa mía. Ya no la mires, vuelve a mí tus ojos tesoro de mi vida. Ven junto a mí y bebe un poco de vino…

Y mientras le habla, se fue acercando siempre más a Alexandra…

Al mismo tiempo que ella se aparta, estrechándose más hacia Actea.

Pero en ese preciso momento, se hizo un silencio total.

Nerón está parado, apoyando sobre la mesa un laúd; con el cual empezó a tocar y a declamar, cantando rítmicamente su propio Himno a Venus.

Ni la voz un tanto aguda ni los versos, son tan malos.

A Alexandra le pareció que el himno también era hermoso y al mismo César que tenía en las sienes su corona de laurel y levantaba su mirada hacia arriba mientras canta, le vio un aspecto más noble y mucho más terrible… Y no tan repulsivo como al principio de la fiesta.

Cuando terminó el canto, todos contestaron con aplausos estruendosos y gritos de:

–           ¡Oh, divina voz! ¡Glorioso artista!

Lo aclama todo un público enajenado con su ídolo y ruidoso como una colmena.

Esporo lo mira arrobado… (El joven al que tratará como esposa en su viaje a Grecia)

Pitágoras, el joven griego de extraordinaria hermosura, está arrodillado a sus pies… (El mismo con quién después hará que lo casen, ordenando a los sacerdotes que hagan la ceremonia del matrimonio con los rituales completos y con Nerón vestido de novia)

Popea inclina su cabeza de dorados cabellos. Lleva sus labios a la mano de Nerón y la besa en silencio por largo tiempo.

Pero Nerón mira hacia Petronio cuyo elogio espera recibir, antes que el de cualquier otro cortesano…

petronio-2

Petronio comenta:

–           Si se trata de la música, Orfeo debe estar en este momento tan verde de envidia como Marcial y Lucano; que están aquí presentes. Y en cuanto a los versos, lamento que no sean peores; si lo fueran podría encontrar las palabras precisas para hacer su elogio.

Los dos poetas no tomaron a mal el epíteto de envidiosos que les dio Petronio.

Al contrario, le dirigieron a éste una mirada de gratitud y aparentando mal humor, Marcial empezó a murmurar así:

–           ¡Maldito destino que me obliga a ser contemporáneo de semejante poeta! Si no fuera así, Marco Valerio Marcial podría encontrar un sitio en la memoria de los hombres y en el Parnaso.

Lucano, confirmó:

–           Pero no. Ahora estamos destinados a apagarnos, como una vela ante la luz del sol.

Petronio, que tiene una memoria sorprendente, empezó a repetir extractos del himno y a encomiar y analizar las más bellas expresiones.

Marcial hizo como que se olvidaba de su envidia, ante los encantos de la poesía y unió su éxtasis al de Lucano, aprobando las palabras de Petronio.

En el semblante de Nerón, se refleja una enorme satisfacción y su insondable vanidad con la que está tan engolosinado es tanta, que no se da cuenta que rayan en la estupidez.

neron

Luego les indicó los versos que él considera más hermosos y enseguida consoló a Marcial diciéndole:

–          No pierdas el ánimo, porque cualquiera que sea la condición en que nace un hombre, el homenaje que las gentes rinden a Zeus, excluye el respeto a otras divinidades.- Y no se sonroja al compararse a sí mismo con el rey del Olimpo.

Después de esto se levantó para llevar a Popea a sus habitaciones, pues ella realmente se siente enferma y desea retirarse. Ordena a todos los presentes que ocupen sus lugares y que continúe la fiesta, prometiendo volver.

La suntuosidad de la corte lo llena todo de áureos reflejos y da a los objetos un inusitado esplendor. Igual que a los invitados, felices por estar sentados a la mesa del emperador y ansiosos de acercarse al dispensador de toda merced, riqueza o dominio… Una sola de cuyas miradas puede abatir hasta el suelo o exaltar más allá de toda previsión.

Y en efecto, un rato después regresa, para seguir disfrutando de otros espectáculos que el mismo Petronio o Tigelino, han preparado para el banquete.

En el centro del salón, sobre una plataforma, se presentan dos atletas que van a dar un espectáculo de pugilato.

Cuando empieza la lucha y aquellos poderosos cuerpos lustrosos parecen formar una sola masa, los huesos crujen entre sus brazos de hierro, aprietan las quijadas y rechinan los dientes.

También se oyen los rápidos y sordos golpes que dan con los pies, sobre la plataforma cubierta de azafrán.

Luego, de repente se quedan inmóviles y silenciosos, como si fueran estatuas de piedra. Enseguida vuelven a trabarse y destrabarse, con increíble habilidad.

la-lucha-en-los-juegos-olimpicos-de-rio-de-janeiro-2016

Los ojos de los espectadores siguen con verdadero deleite los movimientos de incesante y tremendo esfuerzo, de aquellas espaldas, muslos y brazos.

Es como una especie de danza malabarista, grotesca y fascinante a la vez. Pero la lucha no se prolonga demasiado…

Atlante es un maestro, fundador de la escuela de gladiadores que tiene bien fundamentada su fama de ser el hombre más fuerte del imperio.

La respiración de su oponente comienza a ser más agitada. Luego se oye salir de su garganta, algo como un estertor ronco y se le pone cianótico el semblante. Ha empezado a arrojar sangre por la boca y finalmente se desploma.

Una tempestad de aplausos, saludó el desenlace de esta lucha.

Y Atlante pone el pie sobre el cuello del cadáver de su adversario. Luego pasea en el salón con el aire y la sonrisa del triunfador, una mirada de absoluta satisfacción. 

Más versos, teatro, danza, canto.

Todo es un escenario creado para expresar con la danza, como si fuera un cuadro con una pintura viva y expresiva, en  la que se revelan los secretos del amor, embelesante a la vez que impúdico.

Azuzado por Tigelino, Nerón decide probar la lealtad de su consejero favorito.

Totalmente ajeno; Petronio conversa gentil con la joven mujer que apoya su bella cabeza en su hombro derecho, con la intimidad de una amante que se sabe apreciada.

Sylvia está casada con un político que viaja mucho. Es un secreto a voces entre los cortesanos que desde hace varios años sostiene una relación muy estrecha, con el Arbitro de la Elegancia.

El tiempo ha atemperado la pasión del principio y solo ellos conocen lo que hay en su corazón.

Nerón tiene una sonrisa siniestra y con humor perverso dice a Petronio:

–          ¿Tendrías inconveniente querido Petronio, en que Sylvia anime la parte más divertida de nuestra fiesta? –y su rostro tiene una expresión burlona y cruel.

00guillaume-seignac-887697

Petronio, que lo conoce demasiado bien, esboza una sonrisa inescrutable y dice con displicencia:

–          Silvia es una mujer libre que siempre hace su voluntad. ¿Quién soy yo para oponerme?

La mujer que descansaba su cabeza en el hombro de Petronio, sonríe gentilmente. Se endereza, hace una ligera inclinación y contesta:

–          Tus deseos son órdenes, majestad.

Nerón la mira complacido y dice con cierto desgano:

–          Quiero que seduzcas a Lucrecia. Aquí.-señala el triclinio vacío que está a un lado.

Por toda respuesta ella inclina más la cabeza; deja su copa sobre la mesa. Se levanta y camina hacia el triclinio donde está Vitelio.

Se inclina sobre una mujer joven que está riendo por las gracejadas del intendente de placeres de Nerón.  Lucrecia fue en otro tiempo, íntima amiga y amante de Popea  Sabina.

Mientras la mira fijamente, Silvia toma una de sus manos llena de joyas y atrapándole un dedo entre los dientes, lo mordió con mucho cuidado; saboreándolo luego con toda la boca.

Un escalofrío recorrió la espalda de Lucrecia que mira sorprendida a Sylvia.

Ésta le ha soltado el dedo y la toma por la nuca con suavidad, acercando su rostro, hasta casi besarla. 

Luego comenzó a hablar con los labios apretados contra los de ella.

–                     Nerón desea realizar con nosotras una fantasía sexual.  Si eres inteligente, será mejor que me correspondas con total abandono.

La vibración de sus palabras contra sus labios, resulta terriblemente erótica…

Lucrecia comprendió. Abrió la boca y correspondió apasionadamente a la caricia femenina.  

beso

Luego poniéndose de pie, sonrió provocativa y recorrió con la mirada desde los pies hasta la cabeza, a la hermosa mujer que la espera.

Tanto vestida como desnuda…  Es una persona fascinante…

alex

Llevó su mano hacia el sedoso cabello rubio de Sylvia y dijo con coquetería:

–           No será ningún sacrificio. Eres perfectamente hermosa querida. Y también deliciosa. –esta última palabra la dijo humedeciendo la comisura de su boca con un gesto sugestivo.

Las dos avanzaron hacia el sitio que Nerón indicara previamente.

Lucrecia es una mujer muy alta y delgada. Tiene unos ojos castaños muy expresivos y grandes, en un rostro anguloso de facciones bellas y finas; su cabello castaño claro, está peinado y entrelazado con perlas.

Cuando llegan al triclinium, las dos actúan como si estuvieran en la intimidad de un dormitorio.

Se miran mutuamente, valorándose la una a la otra.

Después del escrutinio, les gusta lo que ven y deciden demostrárselo sin palabras.

Se acarician suavemente al principio y con premeditada lentitud.

Silvia le levanta el peplo y quedan al descubierto los senos pequeños y turgentes, que luego son acariciados con gran delicadeza.

De pronto Lucrecia, voraz; posó su mano blanca y delicada sobre uno de los senos de Sylvia y juguetea con el pezón, a través de la tela que lo cubre, al tiempo que busca su boca hambrienta…

Y se enfrascan en un duelo feroz.

El beso es apasionado y delirante; sus ropas se convierten en un impedimento insoportable. Con dedos temblorosos, ambas sueltan el broche de sus hombros y los peplos caen al suelo. Lo mismo sucede con las faldas…

Y pronto, ambas están desnudas y estrechamente enlazadas una a la otra. Se consumen con un deseo que crece como un incendio y tiene que ser saciado.

Quejidos, gemidos y suspiros, acompañan el desborde de caricias que las suspenden en el aire, excitadas e insatisfechas.

Sus labios se perfilan con leves mordiscos y suaves caricias con la lengua, electrizando todas sus terminaciones nerviosas, hasta que sus cuerpos exigen una satisfacción urgente que sorprende por su frenesí.

Apenas pueden respirar por lo intenso que es el placer.

Se acarician mutuamente con deleite; sorprendidas del poder intoxicante que pueden ejercer una sobre la otra.

Sus bocas tiemblan por el erotismo salvaje de sus besos. 

Sus cabezas retumban por el volumen de las sensaciones y sus corazones laten al ritmo de un tambor primitivo.

Han olvidado completamente al libidinoso público que las observa.

Aminio Rebio siente una excitación sexual devastadora y su voz truena como un rugido al exclamar:

–           Lucrecia es la única mujer que preserva mi gusto por los hombres.

Estas palabras son sorprendentes, en un hombre que siempre ha manifestado abiertamente, su preferencia homosexual.

Y con un salto casi felino, se aproxima a la pareja que parece casi aislada del mundo y solo concentrada en su propio placer.

Con un movimiento ágil, se despoja de la toga y de la túnica. Y se dispone a explicar explícitamente, el porqué de semejante declaración.

Queda totalmente desnudo y con una gran erección.

Se coloca detrás de Lucrecia y la toma por la cintura, elevándola hacia él.

Ella tiene las caderas anchas y las piernas largas y muy bien torneadas. Cuando las poderosas manos masculinas se cierran sobre sus pechos menudos, con los pezones bien erectos ella casi no puede respirar; pues su placer se intensifica y al reconocerlo, apenas murmura:

–          ¡Oh, gatito mío; has venido!

Aminio jadeó contra sus rizos castaños.

Ella levanta ligeramente las caderas y él la penetra por detrás. Lucrecia se arquea contra él, mientras oleadas de calor la invaden y hacen que sus movimientos sean rítmicos; en círculo, frotándose contra el cuerpo masculino, mientras él está dentro de ella.

Entonces la lujuria explota en un alocado frenesí y su forma de aferrarla es tan poderosa como posesiva. Y en ese preciso instante, la mujer comenzó a contraerse interiormente hasta el clímax total…

Se retuerce ardiendo de deseo y sus gemidos de placer, braman desde su interior incrementándose siempre más…

Treinta segundos después de penetrarla, ella alcanza el orgasmo.

eva rosas

Él permanece totalmente controlado y la lleva al clímax varias veces sin salir de ella… colmándola y haciéndola estremecerse en un ruidoso alivio.

A Lucrecia la ha convertido en una hembra en celo… Y copula con ella como si fuera un animal salvaje…

 Aquello no tiene nada que ver con el Amor...   Es solamente sexo. 

Tigelino, queriendo humillar aún más a Petronio; se acerca al trío y se apodera de la mujer que piensa que es preciosa para su enemigo…

Aparta a Sylvia con brusquedad y la acaricia con frenesí, con pasión llena de triunfo.  Ella le sigue el juego y el trío se convierte en cuarteto.

Petronio mira todo aquello con fría calma. Sorprendido con la revelación de sus propios sentimientos, pues NO ESTÁ CELOSO.

Sumergido en sus pensamientos, reflexiona en el enorme vacío que siente dentro de sí y en el sabor amargo de los placeres efímeros. Siente un inmenso cansancio y tedio…

¿Qué es lo que le pasa? Tiene todo para ser feliz y sin embargo, le falta el júbilo del verdadero amor. Un dolor lo invade al cuestionarse porqué la felicidad es tan inaccesible.

Y sin comprenderlo totalmente: ¡Cómo anhela sentir un amor tan apasionado y vehemente, como el que manifestó Marco Aurelio, la mañana en que irrumpió en su biblioteca!

Lo que verdaderamente anhela en lo más profundo de su alma es encontrar una mujer que sea al mismo tiempo bellísima como un ensueño y virtuosa como una virgen, para convertirla en reina de su hogar y que ella a su vez lo adore tanto, que le de los hijos que completarían una familia feliz.

Pero en este tiempo son perlas rarísimas y comprende que tal vez está soñando con un imposible. Las mujeres así ya no existen.

Un gran quebrantamiento lo envuelve y lo llena de amargura, sin encontrar ningún alivio.

Bebe un sorbo de la copa de vino y piensa: ‘¡Oh! Si tan sólo pudiera llegar a amar, deseando morir por el ser amado…’ 

Suspira profundamente.

¡Algo muy similar a la envidia lo estremece, al volver su mirada hacia donde está su sobrino!…

00marco

HERMANO EN CRISTO JESÚS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONÓCELA

R85 TABERNÁCULO VIVIENTE


madre del carmenAl empezar el Santo Rosario y teniendo los ojos cerrados, veo venir a la Virgen del Carmen, pero al acercarse veo que no trae al Niñito Jesús en brazos y sólo trae un cetro que lo está tomando con sus dos manitas en forma horizontal a la altura de Su Vientre. Me hace dudar el que sea Ntra. Sra. Del Carmen pero luego se me da la explicación del porqué se presentó así.

El cetro significa la nobleza de Su Hijo y lo trae a la altura de su Vientre por que aún no nacía (Esta explicación se me dio 2 ó 3 días después de éste dictado). Se acerca la Sma. Virgen en su Advocación del Carmen y me indica que me va a dar pormenores de Su Vida sobre la Tierra.

000virgendelcarmen1

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María, la Madre del Hijo de Dios hecho Hombre para la Redención del género humano.
Hijitos Míos, Soy la Pura, la Santa, la Inmaculada, virtudes con las que Me dotó Nuestro Padre Dios para la Misión que debía desempeñar.
El Hijo de Dios NO podía descender del Cielo y encarnarse de cualquier mujer. Yo fui preservada del Pecado Original para mantener una situación de pureza, tanto de alma como de cuerpo, para que Mi Dios pudiera vivir y desarrollarse sus primeros meses, de un cuerpo y de un alma acorde a Su Categoría de Dios.

Yo fui Tabernáculo Purísimo y viviente para albergarlo aquí en la Tierra, Gracia inmensa que recibí de Mi Dios y Señor.

madre fiatCon ésta introducción os quiero hacer resaltar la importancia que da Nuestro Padre Dios a la Pureza. Virtud que Nuestro Enemigo el Maligno, ataca con toda su furia y procura de ella arrancar, a todo ser que viene a la Tierra a servir a Mi Señor.

Ya les hemos hablado de ésta virtud tan excelsa, pero ahora quiero profundizar más en ella para poder explicaros la diferencia entre amor y deseo, las cuales van íntimamente ligadas a la Pureza.

El Maligno, con sus múltiples engaños os ha llevado a una situación de error gravísimo, el cuál daña gravemente el Corazón de Mi Dios. Os ha hecho creer que vuestro cuerpo -vuestra belleza exterior-, es lo que cuenta. Y de ahí que os lleva a malgastar vuestro tiempo…

idolatria-cuerpo

El Tiempo de Dios, tanto en el tomar demasiados cuidados para mantener bello vuestro exterior, como en el hacer mal uso de vuestro cuerpo, impidiéndoLe llevar a cabo la Obra de Procreación que Él os ha pedido, para poder seguir mandando almas a la Tierra para que con Su Amor en vosotros, podáis vencer a las Fuerzas del Mal.

En especial Me dirijo a vosotras Mis pequeñas hijitas, almas a las que os ha tocado el exterior femenino.
El pudor ya NO es parte de vuestra vida. Creéis que si NO mostráis vuestras formas corporales, NO podréis atraer al sexo opuesto…

Y de aquí se derivan infinidad de errores que van minando vuestra vida espiritual y desperdiciando el Tiempo de Dios, buscando el cómo mostraros más bellas al mundo.

barbie antes-despues-valeria-lukyanova

Vuestra vida se consume en sólo ver por vuestro exterior, en buscar los afeites mejores para resaltar “vuestra belleza”. Las dietas y los cuidados en los alimentos a consumir, se vuelven toda una ciencia para la gran mayoría de vosotras.

Platicáis de cosas superfluas y pecaminosas y sólo con la finalidad de ser admiradas, consentidas y mostradas como trofeo en manos de vuestro “hombre”.

Buscáis las modas provocativas. Tratáis de asistir a los lugares de perversión aún a pesar de sufrir humillaciones, en ésos antros de vicio y de maldad.000antro danza-de-acci-n-en-una-discoteca-grupo-de-amigos-hombres-y-mujeres-de-distintas-etnias-bailando-con-foto-de-archivo
Permitís que vuestro cuerpo sea tratado como cosa, como instrumento de placer humano, con tal de presumir ante las demás mujeres que vosotras sí sois capaces de “amar”.

Os habéis dejado engañar por el Gran Engañador, Padre de la Mentira y del Mal, para NO llevar a cabo la Obra de Dios en vosotras.

Le negáis a vuestro Padre Dios, la Gracia Divina de la maternidad por NO afectar vuestra belleza exterior y para NO aceptar “compromisos de ama de casa” porque os sentís seres libres que podéis hacer de vuestro cuerpo y de vuestra alma, lo que queráis.

moda En que error tan grande habéis caído. Y vuestra falta de espiritualidad NO os permite daros cuenta del Engaño y en el que ahora vivís. Vosotras sabéis que vuestro cuerpo no va a durar mucho tiempo con la juventud y lozanía que ahora tenéis.

Habéis cambiado el amor por el deseo, error que os hace caer del Cielo al Abismo, de la virtud al vicio.

Os llenáis de joyas y oropel externamente y vaciáis vuestro interior de lo más bello, puro y santo que toda mujer debiera cultivar: EL AMOR.

esposa

El amor que dará unidad en la familia. El amor que será como dique de contención contra las Fuerzas del Mal. El amor que hará perdurar la especie humana bajo las Leyes y Decretos de vuestro Dios.

Ahora puedo ver una gran cantidad de jovencitas, que al dejarse llevar por el Mundo y sus desvíos; se han vuelto como muñequitas de porcelana: muy bellas por fuera y muy frías y vacías por dentro.

Ya no hay material usable, en la gran mayoría de vosotras, para lograr hacer una familia estable.

idolatria cuerpo la-barbie-humana-antes-de-sus-operaciones-12-730x701

Si os llegáis a casar, al enfrentaros a las primeras responsabilidades que se tienen normalmente al formar una familia, NO sabéis cómo resolverlas y cuando os dais cuenta de que vuestro esposo ya no busca a la “muñequita” solamente, sino a la mujer y madre para formar una familia,

Entonces os sentís que ya no podéis con “el paquete”, ya que preferisteis sólo buscar cómo embelleceros exteriormente; NO embellecisteis vuestra alma y sus cualidades y NO acrecentasteis los dones que Dios os dio para poder llevar a cabo vuestra misión de esposa y madre de familia.

Entended hijitas Mías, QUE EL AMOR Y EL DESEO SON DOS SITUACIONES MUY DIFERENTES.

00infierno-amor-pecado

El Amor es alimento y vida del alma, que une y que hace crecer al alma y a la persona, en su totalidad. El Deseo es una pasión desordenada del cuerpo, desligado totalmente del alma.

Es un apetito animal, es un instinto que debe ser controlado por las fuerzas espirituales propias del ser humano.

Sí a veces os sentís observadas suciamente por un hombre, es porque vuestra forma de vestir, vuestra apariencia, lo incitan a ello.

moda giulia-salemi

El no podrá observar más allá de lo que vosotras permitáis.

Si muchas de vosotras sois atacadas en vuestra virginidad, es por vuestra misma culpa, habéis perdido el pudor y el recato.

Si muchas de vosotras sois tomadas como instrumentos de placer por un tiempo y luego apartadas como deshecho, es por causa de vuestra vaciedad y materialismo.

moda_vestidos_gala_met

Buscáis comprar todo lo posible y llenaros de monedas, lo cuál sólo os ayudará a ganar vuestra perdición eterna, cuando para conseguirlas “vendéis” vuestro exterior al mejor postor.

Ya NO os respetáis en nada. Vuestro cuerpo se ha vuelto mercancía y vuestro trato, superfluo y vacío. Vuestra conversación se ha llenado de palabras obscenas y de temas pecaminosos, vacíos y mundanos.

Ya sois muy pocas de vosotras Mis pequeñas, en las que el recato y la virtud, aún están presentes. Sois muy pocos ahora, las que vais con la idea por la vida, de servir a vuestro Dios en la familia y en la continuidad del amor en vuestros pequeños.

amordefamilia1

Sois muy pocas ahora Mis pequeñas, que véis primero por los intereses de Mi Señor, que en los vuestros propios. Sois muy pocas ahora Mis pequeñas, las que buscáis hacer familia y proteger los tesoros espirituales de Mi Dios y poderlos transmitir a Sus pequeños, a vuestros hijos.

Sois tan pocas ahora Mis pequeñas, las que pasáis por el mundo sin contaminaros de sus bajezas y pecados.

La vanidad la inseguridad personal, por falta de espiritualidad y de Oración, os pierden. Os hacen caer fácilmente. ¡Cómo no va a estar este Mundo como ahora está, si vosotras Mis pequeñas, Mis mujercitas, las encargadas principales de transmitir los valores en la familia, ya NO los poseéis!

novia-mujer-pakistani-and-indian El Mundo os ha encadenado a su vaciedad y a su bajeza y ya no deseáis levantar la vista a vuestro Creador, porque ya NO queréis ser las mujeres “caducas, abnegadas y aburridas de tiempos pasados”.

Ahora os sentís mujeres “modernas”, que podéis hacer lo que queráis con vuestro cuerpo. Que tenéis el “derecho” de asesinar, con los medios anticonceptivos y con el Aborto, a los bebés que se estén desarrollando en vuestro vientre.

Yo os digo que ahora el Infierno está lleno de almas como vosotras, que se sintieron modernas y con derechos para ir en contra de vuestro Dios.

aborto3-2

El derecho de dar y quitar la vida sólo corresponde a Vuestro Dios y Creador. Y vosotras os estáis tomando una prerrogativa que os está encadenando para la Eternidad en el Abismo Infernal.
El Don de la Maternidad es una Bendición tan grande, que en la antigüedad se le consideraba maldita a la mujer que NO podía procrear y era Bendita de Dios la que Sí podía concebir.
Hijitas Mías, recapacitad. El tiempo es corto y Mi Hijo ha de volver.  ¿Podríais dar cuentas favorables de vuestra vida a vuestro Dios? ¿Ha sido vuestra vida acorde a la voluntad de vuestro Dios?

¿Habéis dado vida corporal y espiritual al aceptar la maternidad y al observar y transmitir las Leyes y el Amor de vuestro Dios a vuestros hijos? ¿Estáis viviendo en el Mundo, como una verdadera alma hija de Dios, lo debe hacer?

ROSARIO madre-rezando-con-hijo

Vinisteis todos vosotros al Mundo a dar ejemplo y vida de Amor Santo y de Virtud. Y NO a destruir la Obra de Dios al volveros cómplices del Mal.

Arrepentíos en éste tiempo que se os ha dado para reflexionar y enderezad vuestro camino. Recordad que de vuestro Dios-Amor podréis obtener todo el perdón necesario para que después podáis encaminar vuestra vida futura por los caminos de bien, que Él mismo ha trazado para cada uno de vosotros.

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre Santísima, la Madre del Verbo Encarnado, la Madre del Amor. Hoy os quiero llevar de la mano para haceros meditar algo que es importantísimo para que realicéis un cambio de vida y ayude a todo el Mundo entero.

sagrada familia holy-family

Por una mujer -Eva- entró el Pecado en el Mundo y por una Mujer -Yo, vuestra Madre Santísima- entró la Salvación al Mundo.

Yo fui la Portadora de la Verdad. En Mí se Encarnó el Verbo Infinito. En Mí se consolidó la Profecía Antigua.

Sí, Mis pequeños. En la humildad de ésta esclava del Señor se realizó el inicio de la Obra de Redención prometida, al ser señalada por Nuestro Dios para que por Mí llegara el Mesías a la Tierra.

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR

Si por una mujer entró el pecado, porque llena de vanidad se vio a sí misma; por Mí llega al Mundo la Salvación, por la Humildad con la que Mi Dios me dotó.

Nunca la vanidad, fruto de la soberbia, va a lograr triunfar. El Demonio cayó a ése estado por el mismo pecado y con él atacó y sigue atacando al género humano.

La lucha entre pueblos, entre familias y entre hermanos se ha dado, principalmente, por la soberbia existente en su corazón.

parricidioSe quiere más, se busca más, se llena de avaricia el corazón del hombre y si NO obtiene por la buena lo que desea, lo toma como puede.

Una mujer, teniendo todo, muchísimo más de lo que una mujer actual o de cualquier tiempo pudiera tener en todos sentidos, Eva vuestra madre terrena, cayó en la Mentira del Maligno y a pesar del estado de santidad y perfección en el que fue constituida, pecó y llevó su pecado a su compañero Adán.

El pecado fue muy grave, porque se opusieron a la Gracia Divina que los colmaba y prefirieron hacer caso y llenarse de las Mentiras del Mal.

000mujer-instrumento-maligno-luisroyo24

De esta forma la mujer perdió la inocencia y se convirtió en instrumento de Muerte Espiritual en manos del Maligno

Por Avaricia y por Soberbia, quisieron ser más que su Dios y por consecuencia, cayeron a lo más bajo que el hombre pueda caer.

Sí, por una mujer entró el pecado al Mundo, porque se vio a sí misma, quiso tener de más, NO estaba conforme con los Designios Divinos.

NO quiso aceptar la Voluntad Divina, quiso ser más que su Dios, cosa que NUNCA un hijo, un alma creada por Dios lo va a poder lograr.

13eden-caida-serp478

La soberbia y la imperfección que dejó el pecado en vosotros os sigue llevando a ésta falsa reflexión, ser como dioses.

¿Acaso no os dais cuenta de lo que sois? ¿No os dais cuenta de vuestra pequeñez? ¿No os dais cuenta de los errores que cometéis minuto a minuto, segundo a segundo y aún así creéis que podríais llegar a ser mas grandes que el Perfecto?

Aún a pesar de vuestra pequeñez y de vuestra necedad en seguir pecando, vuestro Dios Nuestro Padre en Su Perfección de Amor es infinitamente Misericordioso,por eso se apiadó del género humano y es cuando con Mi Presencia, se inicia la Obra de Salvación de toda la Humanidad.

agonia mirada pasion a redencion-pecados

Es Mi Hijo, el Hijo del Dios Perfecto, el que os viene a dar la pauta a seguir para alcanzar la perfección y la restitución de la Gracia en toda alma creada para la purificación de todo aquello que el Pecado Original dañó.

Es Mi Hijo, el Verbo Encarnado, el que os trae personalmente la Palabra del Padre, Su Ideal, Su Ley y Sus Promesas, para que todos Sus hijos pudieran vivir en paz, en amor y en armonía y con ello volver a hacer de ésta Tierra el Paraíso perdido.

Pero ¿Qué hace el corazón del hombre? Con su testarudez y manteniéndose firme al pecado causado, se sigue revolviendo en el fango sin ningún interés de acatar los designios divinos.

los-7-pecados-capitales-_

¿Hasta cuando, Mis pequeños, os vais a dar cuenta de que el Mal que se mantiene en el Mundo es debido a vosotros mismos, porque vosotros lo alimentáis constantemente con vuestras malas acciones y raramente lo rechazáis?

Os habéis acostumbrado a vivir negando a vuestro Dios. Os habéis acostumbrado a vivir en el fango. Os habéis acostumbrado a vivir en la mentira y en el pecado. No os interesa probar de los frutos que vuestro Dios os promete. La maldad os vence porque ya os habéis vendido a ella.

Sí Mis pequeños, el Mal entró al Mundo por una mujer y el Mal saldrá del Mundo cuando la Estirpe de La Mujer busque Su Perfección y Su Guía.

apoc. mujer hijos de maria

De Mi Estirpe hago el Llamado principalmente, A TODAS MIS HIJAS. Sí, Mis pequeñas hijas, Yo os dí el ejemplo a seguir, el cual debéis tomar para lograr la Restauración del Género Humano.

El Demonio atacó a la mujer a Eva, por su vanidad; por su soberbia y avaricia latentes. NO quiso negarse a sí misma y sí en cambio las dejó vivir, lo cual provocó la Muerte del Género Humano. Muerte en el pecado, que os ha afectado a todos.

Sólo cuando la mujer actual se de cuenta, cuando acepte con humildad el error en el que vive. El Error iniciado por su madre Eva y que sigue transmitiendo; entonces, las que se consideren Mis hijas fieles, Mis seguidoras, Mi ejemplo actual; serán las que Me ayuden a restaurar lo que el pecado causó.

santidad familia

 Mis pequeñas, Mis hijas, en vosotras recae una Gran Tarea, una gran responsabilidad: la de ayudarMe a Restaurar al Género Humano.

La mujer es causa de unión o desunión en los hogares. La mujer es causa de que se mantengan las buenas costumbres… O de la depravación de los miembros del hogar. La mujer es la que mantiene la vida en Dios o del olvido a Él.

La mujer es la que ayuda a apoyar las decisiones del esposo, en quién recae la Sabiduría de Dios, cuando en Gracia se encuentra. O de atacarlo, evitando que la Sabiduría Divina se manifieste y guíe a la familia.

00familia-

Precisamente porque la mujer tiene un papel preponderante en la familia, en la sociedad, en el Mundo; el Demonio os ataca más y os usa para ser objeto de pecado. Pero es la vanidad, la soberbia, la avaricia y la necedad en vosotras, lo que hace que os mantengáis en el error.

Sin vosotras Mis pequeñas, Nuestro Padre NO puede lograr la salvación requerida. Yo os vine a poner el ejemplo a seguir: Humildad, abandono en Dios, abandono a Su Voluntad, ejemplo de virtud, Madre amorosísima, esposa fiel.

La Pureza es uno de Mis mayores Atributos, por eso el Demonio os ataca más por ése lado; porque él sabe que la pureza es una de las mayores virtudes que os aseguran el Reino de los Cielos.  
00esponsales

Sí, Mis pequeños. Acepté la Voluntad de Nuestro Padre en San José, Mi castísimo esposo. Y acepté sin dudar su guía amorosa como esposo y como padre y tutor de Mi Hijo.

Vosotras ahora queréis ser cabeza y guías de hogar, cuando ésa Gracia le fue concedida al hombre.

Queréis tomar lugar que NO OS CORRESPONDE en la sociedad, al dejar el hogar para hacer vuestra voluntad. Os habéis puesto en contra de las Leyes Divinas dadas desde el Principio de los Tiempos y que se encuentran en las Sagradas Escrituras. Y las criticáis como obsoletas arguyendo que “ése tiempo ya pasó”.

esposa-casa

¡Vuestro tiempo, como seres humanos ha transcurrido, pero el Tiempo para vuestro Dios es VIGENTE! Su Ley es Eterna y Sus Designios también. Es vuestra necedad la que os lleva a dar la espalda a vuestro Dios.

La lujuria, la vaciedad espiritual, el pecado de desobediencia, la soberbia, la avaricia, es lo que sigue reinando en vuestro corazón y SI NO lucháis contra estos pecados, vuestro Mundo irá de mal en peor.

La mujer tiene que seguir Mi ejemplo, para ello fui constituida: para ser Madre del Salvador y ejemplo a la mujer.

corona-de-su-marido

Orad intensamente para que podáis ganar la Gracia de vuestro Dios y os volváis Instrumentos de Salvación con vuestro ejemplo de vida y así el Demonio ya NO os podrá hacer caer más. De vosotras depende vuestro cambio personal y al lograrlo, la Gracia Divina de vuestro Dios se derramará sobre vosotras.

El tiempo sigue transcurriendo y muchísimas almas se siguen condenando por falta de Oración, por falta de Fe, por falta de Amor y por el mal ejemplo de la mujer. Entended ¡YA! Mis pequeñas. Entended y ved la SEVERIDAD de los tiempos actuales.

Atended a los deseos de vuestro Dios y Él atenderá los vuestros para toda la Eternidad. Vuestro tiempo sobre la Tierra es demasiado corto, comparado con la Eternidad que Él os dará como premio a vuestras buenas acciones y al buen desempeño de vuestra misión.

enamorada-de-dios

Recordad que vinisteis a la Tierra a servir a vuestro Dios, ¡Honor grandísimo que se concede a las almas que Él escoge! y ¡Todos vosotros, a los que se os dio el Don de la vida, fuisteis escogidos!

Agradeced a vuestro Dios éste Don tan grande, enmendad vuestra vida y atended a Sus Deseos, con toda vuestra voluntad y corazón, que Él os recompensará con creces.

Tomad de Mí hijitas Mías, Mi ejemplo, Mi Guía y Mi Amor por Nuestro Dios; para que Yo os pueda llevar a la meta final de la mejor manera y para que Yo pueda obtener un gran premio eterno de Mi Señor, para CADA UNA de vosotras.

mujer-virtuosa

En vosotras Mis Pequeñas, está principalmente volver a restaurar lo perdido por el Pecado Original. Buscad y actuad en la Pureza, en el Amor Verdadero…

Y así el resto será fácil para la Restauración del Re¡no de Dios en la Tierra. Llenaos de vida interior, para que ésta se refleje en vuestro exterior, para bien de todos.

Sois almas al servicio de vuestro Dios, Orad profundamente para que el Maligno NO os engañe más.

mujer-virtuosa-3

Daos cuenta de vuestro valer, tanto para la propagación de la vida, cómo de las buenas costumbres hacia todo el género humano.

Sin vosotras Mis pequeñas, la vida de Oración, de unión familiar y de la transmisión de las buenas costumbres de devoción cristiana, NO se pueden dar.

¡Valéis mucho más de lo que os imagináis, pero sólo cuando veis hacia vuestro interior, buscando la Guía Divina y lo engrandecéis hacia vuestro exterior! ¡El tesoro que Dios puso en vuestro interior ES GRANDISIMO, no le desperdiciéis!

mujer-virtuosa5Venid hijitos Míos, acercaos al Santísimo Sacramento y adorad a Mi Hijo, a vuestro Dios hecho hombre y agradecédLe Su Presencia entre vosotros, que se dio y se quedó para vuestro cuidado, para vuestro crecimiento y para salvación de cada uno de vosotros.

Que el Amor Infinito del Padre, de Mi Hijo y del Espíritu Santo quede con cada uno de vosotros y Mi Amor de Madre os proteja y Me permita llevaros de regreso a la Casa Celestial.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Nombre de Mi Hijo Verbo y Redentor, en Nombre de Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor, y en Mi Nombre de Virgen y Madre, ejemplo de Virtud y de Amor

madre-de-dios-ejemplo-mujer

http://diospadresemanifiesta.com/

F56 LOS HIJOS DE DIOS


PADREHijitos Míos, en donde dicen las Escrituras que en el Paraíso Terrenal estaba el Árbol del Bien y del Mal, esto se refiere al libre albedrío del hombre.

Vosotros tenéis ése libre albedrío, nunca le he quitado a las creaturas, desde las angelicales a las humanas, el libre albedrío. Ahí es donde reconozco a aquellos que quieren venir en pos de Mí, que quieren mantenerse en el Amor y haciendo el bien, que quieren darse en libertad total a Mí, su Dios y querer servirMe como a su Padre, a su Rey, a su Señor.

Os he creado para el Bien, os he consentido a todos en el bien, pero hay almas que no son agradecidas, son ingratas. Y  a pesar de haber recibido a veces muchos bienes tanto materiales como espirituales o intelectuales, que Me he derramado en ellos en Sabiduría, todo ello lo han volcado solamente para buscar bienes materiales.  

materialismo-y-vida

Han utilizado toda ésta Sabiduría y capacidades Divinas, para llenarse solamente de cosas materiales, humanas o riquezas que muy lejos de llevarlas a Mí, os apartan de Mí. Ahí es donde el hombre utiliza mal ése libre albedrío, utiliza mal la Sabiduría que he puesto en ellos.

Vosotros diríais ¿Cómo si son sabios, por qué se vuelcan hacia el Mal? Y es que Satanás les hace ver las cosas de diferente forma y con diferentes valores.

Les hace creer que los bienes de éste mundo es lo que deben de buscar y se tienen que llenar de ellos para que además todos vosotros, hermanos de éstas almas; los vean, los alaben, se inclinen hacia ellos por estar llenos de bienes materiales.

vanidad

Y realmente lo que se deberían de ganar ellos, es conmiseración. Que los vierais tal y como es la realidad espiritual: están perdidos por su falta de espiritualidad, son pobres en espiritualidad, viven en el Pecado, Me han hecho a un lado, utilizan sus bienes para pecar y aprovecharse de vosotros.

Todos ésos hermanos vuestros que se dicen ricos, millonarios de los bienes de éste mundo, son por los que hay que orar más y darse más por ellos en ofrecimientos, en intercesión y en amor, porque son los que más lo necesitan.

Al llenarse de mundo, Me han hecho a un lado, han dejado a un lado la riqueza más grande que existe en todo el Universo, que Soy Yo vuestro Dios y Creador, de todo el Universo. Se han dejado llevar por las riquezas de un grano de arena, que sería la Tierra…

materialismo

Cuando los que están Conmigo, son los poseedores del Universo entero, que sería la playa entera. Así es como os ciega Satanás. Os hace creer que teniendo ése grano de arena serán más ricos y poderosos. Aquellos que no desean de los bienes del mundo, han escogido la mejor parte, que es todo lo que viene de Mí y Mi Amor…

Y en su donación por Mí, ellos se han ganado la playa entera. Ellos  han visto la realidad, ellos sí conocen la Verdad.

Por eso Mis pequeños, os vuelvo a pedir mucha Oración, mucha Intercesión, sacrificios, penitencias, ayunos, por vuestros hermanos que se sienten millonarios aquí en la Tierra. Que se sienten que poseen todo y que pueden mandar por sobre vosotros.

dios-y-dinero

Que son dueños casi de vuestra persona, de vuestra libertad, de vuestro ser, cuando realmente están ciegos y están encadenados a las cosas del Mundo.

Estas riquezas se les volverán pesos tremendos, que si no recapacitan a tiempo, los hundirán irremediablemente en el Abismo del Infierno. Orad por ellos, porque necesitan de vuestra Oración.

Hijitos Míos, ¡Os amo tanto! A cada uno de vosotros viéndoos en forma individual, sois débiles, sois pequeñitos. No tenéis gran fuerza con qué defenderos y poder ayudar a vuestros hermanos.

AMOR

No podéis crecer en forma individual, porque no estáis recibiendo la ayuda que Yo también pongo en otras almas con lo cual os enriquecéis unos a otros.

A cada uno os voy dando diferentes conocimientos, para que cuando compartáis, os enriquezcáis y así podáis crecer, tanto en lo de la Tierra, como en lo del Cielo.

00humildadMis pequeños, cuando vosotros no os queréis relacionar con vuestros hermanos y queréis hacer vuestras propias cosas, no apreciáis Mi obra en vuestros hermanos y menos en aquellos que no están a vuestro nivel económico o cultural.

Cuando sois soberbios, no aceptáis que algunos de ellos os puedan enseñar con palabras sabias y aún hermosas, lo que vosotros necesitáis, lo que os hace falta para crecer; para que con humildad, cuando os mostréis ante ellos podáis recibir Mi Sabiduría por su conducto.

martin porres humildad-persecucion

Os falta tanto a muchos de vosotros. Os creéis que pertenecéis a determinadas familias de renombre, de alcurnia, de nobleza y no os podéis rebajar a convivir con aquellos que en vuestra confusión interna, creéis que no valen nada a los ojos del mundo.

Lo hago así, Mis pequeños. Y doy Sabiduría grande en hermanos vuestros, pequeños, ignorados, pobres; para que cuando tengáis la humildad de ir hacia ellos, ellos os puedan enseñar cosas grandes.

levitacion carisma MARTIN DE PORRESSí, Mis pequeños. No obtenéis cosas grandes que Yo os puedo enseñar, por vuestra soberbia. Porque nada más vivís en ciertos grupos sociales, los cuales a veces muy lejos están de hablar de Mí y menos de vivir de Mí.

Os compartís de todo, pero NO os compartís de las verdades que valen muchísimo más que todo lo que creéis tener.

Cuando NO apreciéis en vuestros hermanitos menores a veces mendigos o pobres, que ellos os puedan enseñar mucho, entonces NO estaréis todavía preparados para convivir con vuestros hermanos en el Reino de los Cielos.

purgatorio

Para eso pasáis un tiempo de preparación en la Tierra, para cumplir vuestra misión y otro tiempo en el Purgatorio, para ir apreciando Mis capacidades a través de vuestros hermanitos pequeñitos, vuestros hermanos despreciados en el mundo.

Os pido que no los despreciéis, porque ellos os van a enseñar cosas grandes en algún momento de vuestra vida y especialmente, cuando más necesitéis.

Porque vuestra confianza en Mí, vuestra Fe en Mí, debe ser a prueba de todo. Aún en cosas que prácticamente a ojos humanos, las veáis imposibles.

OBEDIENCIA CARISMAS san-martn-de-porres-MILAGROS3-728-2

Recordad que Yo Soy vuestro Dios y que NO HAY IMPOSIBLES para Mí.

Satanás goza en cerrar vuestro paso, cerrar vuestro camino y hacer ver a veces imposibles vuestras necesidades y vosotros os desesperáis.

Pero lo peor de todo, es que en vuestra desesperación NO acudís a Mí.

-reiki-cristico

ENGAÑO SATÁNICO. Satanás también sana; pero a precio de salvación. Con estas ‘pequeñas e inocentes prácticas’ trasgredimos el Segundo Mandamiento y cometemos Pecado de Idolatría…

NO confiáis en Mí y caéis en pecados graves al buscar por otros caminos que no son los Míos, para resolver ésos supuestos problemas que el mismo Satanás os pone para que caigáis en sus trampas.

Cuando el alma confía plenamente en Mí, ésa alma obtiene grandes cosas de Mí, de vuestro Dios.

Las almas timoratas, las almas que dudan, las almas que no quieren estar Conmigo, ésas almas sí sufren.

Pulling Peter from the Water 2, 2/5/03, 3:58 PM, 8C, 5154x3960 (94+1628), 87%, Swindle 2, 1/20 s, R80.3, G59.2, B78.4

Y sufren mucho mal por parte de Satanás, porque al NO CONFIAR EN MÍ, están desperdiciando infinidad de bendiciones que Yo doy a las almas confiadas.

Ved Mis pequeños, repasad las Sagradas Escrituras y ahí hay muchos ejemplos de almas que confiaron plenamente en Mí, a pesar de que todo se volvía adverso en su vida.

ESTHER REINA DE PERSIA

ESTHER REINA DE PERSIA

Fue la humildad, fue la sinceridad de su corazón de saberse vencidos y que solamente una Fuerza muy grande, un Poder muy grande, una Ayuda muy grande podía sacarlos delante de ése problema y recurrían a Mí.

NO buscaron por caminos equivocados. Me buscaban a Mí y pudieron obtener Mi Poder en pleno.

Revisad las escrituras, revisad la vida de ésos hermanos vuestros que os dieron ejemplo de Fe, de valor, de confianza plena en Mí, vuestro Dios y así es como debéis vosotros actuar en éstos tiempos de Obscuridad.

daniel protegido por su ángel (1)

DANIEL EN EL FOSO DE LOS LEONES

En éstos Tiempos en los que Satanás os está poniendo trampas aparentemente muy difíciles de apartar, de vencer. Pero Yo estoy aquí junto a vosotros. Vivo en vosotros…

Pero vuestra Fe y vuestra confianza deben dejarMe actuar, para que Yo resuelva para el bien vuestro y de los vuestros, TODAS ésas dificultades que os pone el mismo Satanás y de ésta forma vosotros podáis crecer más confianza hacia Mí, vuestro Dios.

No os amedrentéis con lo que él os ponga en vuestro camino, os vuelvo a repetir, Soy vuestro Dios y Señor y NO HAY NADA IMPOSIBLE PARA MÍ.

00 MILAGRO DE PATRICIA

 Es más, para aquellos que siguen a Satanás, para él sí hay imposibles y para todos aquellos que le sigan SÍ hay imposibles…

 Porque él es un ser limitado, es un Ángel Caído que no dejó que Mi Gracia se siga derramando en él… Y así, quedó trunca su vida espiritual y sus capacidades espirituales.

Por eso, vosotros los que Me seguís SOIS INFINITAMENTE SUPERIORES EN CAPACIDADES al mismo Satanás y lo podéis vencer fácilmente.

00san-martin-de-porres-19-728

Porque cuando confiáis en Mí, Mi Gracia, Mis Bendiciones y Mis Capacidades fluyen a través de vosotros…

Y esto también está ejemplificado en la vida de los santos, que leéis desde las Sagradas Escrituras y a lo largo de la historia.

Podéis vencer a Satanás fácilmente, porque pertenecéis a Mi pueblo, a Mi Familia. Me pertenecéis y sois Mis hijos. Confiad en Mí, en vuestro Dios. Confiad en Mis capacidades que son vuestras, si así lo queréis. 

CARISMAS san-martin-de-porres-MILAGROnuevo-6-728

Confiad en Mí, Mis pequeños, en Mí, vuestro Dios. Estad Conmigo, que no Me he de separar de vosotros y menos en éstos momentos de Obscuridad Mundial.

Hijitos Míos, qué difícil se os hace a vosotros vivir en la Caridad y en ésa Caridad profunda, Caridad de corazón; porque para eso, para que realmente viváis en Caridad profunda, Mi Corazón debe estar junto a vuestro corazón.

Posiblemente deis ayuda a vuestros hermanos. Pero cuando la dais, ¿Realmente la dais con agrado o la dais por obligación?

0maldad-caridad

Mis pequeños, la más de las veces dais las cosas por obligación y hasta con enojo. No dais lo que tenéis con gusto, tratando de ayudar a vuestros hermanos de corazón.

Ciertamente hay hombres que se aprovechan de sus hermanos, porque están llenos de maldad, se aprovechan de su bondad.

Pero ya os lo había dicho Mi Hijo: ‘si vienen a vosotros y os están pidiendo el manto, dadles la túnica también.’ Y ¿Qué quiero con esto, Mis pequeños? Que deis y deis hasta de más.

limosnero discapacitado falso

Si ellos están engañando, su engaño los llevará hacia el Mal, pero vosotros disteis con la bondad de vuestro corazón y un corazón ya preparado para amar.

A vosotros se os tomará en cuenta éste detalle lleno de amor hacia vuestros hermanos. Pero también a aquél que os quiso engañar, también se le tomará en cuenta su engaño; porque se quiso sobrepasar y aprovechar de vuestra bondad.

De cualquier manera Mis pequeños, os pido que siempre deis. Que no haya en vosotros ésa arbitrariedad de solamente dar a algunos y a otros no. No tratéis de evitar el bien que podáis hacer con un pretexto humano, diciendo a éstos hermanos vuestros que trabajen, que busquen en otro lado…

preferir-el-anonimato

Que vosotros no tenéis, aún a pesar de que sí podríais ayudarles, poniendo muchos pretextos para que vuestra Caridad no llegue a ellos.

Si vosotros estáis ejercitando vuestra Caridad, tarde o temprano seréis grandemente recompensados. Si vosotros anteponéis vuestro juicio humano antes de dar la Caridad, vuestros actos NO serán perfectamente limpios. No serán purificados por el Amor, porque estáis anteponiendo un juicio que quizá sea erróneo.

Y ya vuestro acto de amor que debiera ser bello, sencillo, humilde; ya lleva un acto humano que no lo va a hacer bello ante Mis Ojos.

0amad-a-vuestros-enemigos

Simplemente dad, Mis pequeños. Y dad de corazón, porque vosotros os estáis ejercitando en la bondad.

Que todo lo que salga de vosotros en palabras, en obras, en pensamientos, sean sin juicio humano. Que sean como de niño, simplemente dar y dar para el bien del otro. En eso os debéis centrar.

Si vais a dar algo, que vuestra alegría se una a la alegría del hermano a quien le estáis dando de lo que vosotros tenéis, de lo que Yo os he dado en Mi Divina Providencia…

perdon caridad

Que ciertamente si os lo ganasteis con el sudor de vuestra frente, con mayor razón vuestro acto de bondad será muy grande y será grandemente recompensado. Yo recompenso los actos salidos de un corazón limpio, de un corazón humilde y sin ningún tipo de restricción humana.

Simplemente dad, que no se os acabará de lo que disteis porque ésa es Mi Promesa. Aunque os estén engañando, aunque se quiera pasar de listo aquél hermano vuestro, de vuestra bondad vosotros seréis recompensados.

Porque ése acto bueno, ése acto caritativo salió desde lo más profundo de vuestro corazón…

ama a tus enemigos perfeccion

Y así recibiréis después en lo más profundo de vuestro corazón Mi Amor, Mi Bondad. Y lo que necesitéis tanto en lo material, como en lo espiritual.

Hijitos Míos, os quiero pedir que a diario hagáis un ejercicio espiritual que os irá perfeccionando. Pero sobre todo, os irá ayudando a crecer en conciencia de todos los males que se producen en el mundo y por los cuales deberéis pedir.

Dejaos que el Espíritu Santo os vaya ayudando a crecer en el conocimiento de todo el Mal que se produce en el mundo, para que vosotros inmediatamente intercedáis, para que este mal se vaya acabando.

oracion amor en accion

Como os he dicho tanto, a veces estáis tan distraídos en vuestras cosas, que no os estáis dando cuenta de lo que sucede a vuestro alrededor y de las necesidades espirituales que se requieren subsanar a través de Mi Gracia y que vosotros debéis pedirla.

Os pido que repaséis a diario los Diez Mandamientos que Yo os he dado. Cuando vayáis repasándolos, MEDITADLOS por un buen rato. Dejad que Mi Santo Espíritu os vaya indicando con más Sabiduría lo que vosotros debéis aprender de ellos.

No quiero que los repaséis rápidamente, sin meditarlos. Recordad que todo lo que Yo os doy, lleva atrás Sabiduría Divina que os quiero transmitir y de la cual vosotros os debéis llenar.

1meditando

Dejad que en vuestro corazón se vaya implantando Mi Sabiduría Divina al ir recorriendo cada uno de los Diez Mandamientos… Y os asombraréis Mis pequeños de cómo los entenderéis ahora, que los meditaréis con la ayuda de Mi Santo Espíritu.

Hay tanto que todavía debéis aprender de ellos. Hay tanto que debéis vosotros buscar y con ello ayudar a vuestros hermanos. Si Yo os di estos Diez Mandamientos para toda una generación, es para que vosotros fuerais creciendo hacia la perfección.

Esta generación humana se tiene que mejorar y es en base a ellos. Y sobre todo siguiéndolos en humildad, aceptando que vosotros sois parte de ése Error que se os indica en Mis Diez Mandamientos. Caéis desgraciadamente de forma continua en unos o en otros.

hombre dios zarza

Y veréis Mis pequeños, que si vosotros ya estáis concientizados en lo que estaréis aprendiendo y que os estará dando Mi Santo Espíritu; vosotros empezaréis a subir en Gracia hacia Mí y veréis vuestro Mundo en forma diferente.

Apreciaréis lo que se os ha dado, especialmente Mi Gracia Divina, para que fuerais protegidos de los pecados que se pueden cometer al no seguir Mis Diez Mandamientos. Me agradeceréis también por toda la Gracia que se derrama sobre vuestros hermanos, cuando Yo salve muchas almas de ellos por vuestra intercesión.

Por eso es necesario que vosotros os concienticéis perfectamente con los Diez Mandamientos a tantos errores en que el hombre puede caer y que vosotros no lo habíais tomado en cuenta.

LEY ROTA

Agradeced a Mi Santo Espíritu toda la enseñanza que os dará, cuando vosotros en docilidad y en obediencia, los repacéis, porque Yo os lo estoy pidiendo. Soy vuestro Padre y vuestro Dios y quiero que actuéis todos vosotros Mis pequeños, en humildad, en docilidad, en Sabiduría y en Amor.

En el principio del cristianismo, los que siguieron lo que Mi Hijo les enseñó, se distinguían ante los demás. Era una distinción muy especial que les daba Mi Santo Espíritu y que quiero que se dé entre vosotros…

Porque vosotros al dar vuestro ejemplo, es como podéis mover también corazones ahora, en éstos tiempos de Tribulación espiritual que estáis padeciendo.

Impactante-testimonio-de-Jim-Caviezel

Por otro lado, hay muchas almas muy necesitadas de alimento y de crecimiento espiritual. Pero si no saben quién se los puede dar, solamente están añorando éste alimento que no pueden obtener. Y quiero que vosotros a los que ESTOY PREPARANDO seáis los evangelizadores de éste tiempo: Los Apóstoles de los Últimos Tiempos.

Que os busquen vuestros hermanos por éste distintivo que vosotros tengáis en vuestro corazón. Y esto es el amor, Mis pequeños.

Los primeros cristianos se amaban de corazón unos a otros. Buscaban el bien del hermano, compartían sus bienes, compartían el conocimiento que se les había dado.

jim-mision-voluntad-de-dios

Vivían realmente en el amor y en el respeto. Y esto es muy importante Mis pequeños: el respetarse unos a otros, el no decir malas palabras, en compartirse los bienes, en ser educados unos para con los otros, en vivir la vida de Mi Hijo.

Él, que nunca le faltó a alguien al respeto, que siempre se dio por los demás, eso es lo que quiero que tengáis vosotros, TODOS vosotros Mis pequeños.

Llevad la Vida de Mi Hijo a todos lados y así seréis ésos testigos de Mi Vida en vosotros, de la Vida de Mi Hijo que es Mi Propia Vida, porque Él mismo se lo dijo a los apóstoles: el que Me ve a Mí, ve al Padre.

jim-misionVosotros Me deberéis ver a Mí vuestro Dios, en la vida de vuestros hermanos que están con vosotros y vosotros deberéis ser ésa Vida Mía al presentaros a vuestros hermanos que aún no Me conocen o que en algún momento Me han rechazado; pero posiblemente puedan venir cuando os venga a vosotros dar ejemplo de vida, de vida correcta en el amor.

Recordad que ya os he dicho que nadie puede dar lo que no tiene. Si vosotros Me tenéis en vuestro corazón, Me podréis transmitir a vuestros hermanos.

Si vosotros NO Me tenéis en vuestro corazón, ¿Qué podréis dar? Quizá absolutamente nada o quizá actuéis con vicios, con defectos, con maldad, con error, con mala educación hacia vuestros hermanos.

POBREZA DESPOJO PERSECUCION Jim-Caviezel-La-Pasión-de-Cristo-arruinó-mi-carrera-pero-no-me-arrepiento-haberlo-interpretado

Tened mucho cuidado, Mis pequeños. Porque si estáis Conmigo deberéis limitar vuestro lenguaje, deberéis limitar vuestro actuar o vuestro vivir, ya no podréis actuar con maldad o irrespetuosamente.

O viviendo en los vicios, porque entonces no Me estaréis transmitiendo a Mí. Estaréis dando un ejemplo malo, que los otros harán por causa vuestra.

Cuando os limitéis y sacrifiquéis vuestro propio “yo”, es cuando saldrá lo bueno de vuestro corazón, porque ahí es donde estaré Yo y esto es lo que quiero Mis pequeños, que se llene la Tierra de Mí pero a través de vosotros.

CNN EDUARDO VERÁSTEGUI

Que Viva nuevamente Mi Hijo entre vosotros, pero a través de vuestro actuar y de vuestro vivir.

Reflexionad y aceptad que Mí Santo Espíritu de Amor os guíe hacia la Verdad y a la Luz Verdadera de Mí Camino al Reino Celestial. Confiad en Mí, Mis pequeños, en Mí, vuestro Dios. Yo os Bendigo, Mis pequeños, estad Conmigo, que no Me he de separar de vosotros y menos en éstos momentos de Obscuridad Mundial.

Os amo y bendigo en Mí Santo Nombre en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid todo el Amor de Mí Hija la Siempre Virgen María.

bend trinidad padre creador GUADALUPANA

http://diospadresemanifiesta.com/

N149 EL GRAN ENGAÑO


PADRE TRINIDADsabaoth

Hijitos Míos, Mis pequeños, Soy vuestro Padre Dios y estoy entre vosotros, porque os amo. Porque vosotros os reunisteis para implorar Mi Presencia entre vosotros y para alabar Mi Santo Nombre.

Todas las almas debieran glorificar Mi Santo Nombre, pero no es así Mis pequeños. Mi Presencia ya no está en sus vidas. Ya la humanidad Me ha hecho a un lado y son muy pocas las almas que buscan estar Conmigo… Por eso os consiento y consiento a aquellos grupos, a aquellas almas que Me buscan y que quieren estar Conmigo.

Ciertamente, iré preparando a la humanidad para que vayan volviéndose hacia Mí, que Me vayan buscando, Me vayan sintiendo, Me vayan necesitando… Porque esto debe ser así en el alma de todos los hombres.

EUCARISTIA ES VIDA conversion resurreccion

Vosotros no os podéis dar vida a vosotros mismos. La vida que tenéis, tanto física como espiritual viene de Mí, Mis pequeños. Y aquél que se aparta de Mí empieza a perder su vida, especialmente la espiritual que es la que va a trascender eternamente.

Por eso Mis pequeños, vosotros que os habéis reunido, estáis buscando Mi Vida y Yo estoy aquí con vosotros para daros Mi Vida y os Bendigo, Mis pequeños. Y estaré en todo momento que Me lo pidáis. Siempre acudid a Mí, Mis pequeños, venid a Mí que Soy vuestro Padre y vuestro Dios.

 Iré preparando a la humanidad, para que poco a poco se vayan acostumbrando a Mí. Desgraciadamente tengo que usar esta palabra Mis pequeños, cuando debiera ser una alegría inmensa, de todo ser sobre la Tierra: VerMe, BuscarMe, EsperarMe, con todas Mis Potencias.

medjugorje_videntes

Pero muchos de vuestros hermanos no han recibido ningún tipo de instrucción religiosa. Desde pequeños os tenéis que ir acostumbrando a Mis Bondades, a Mis Portentos, a Mi Amor.

Orad por ellos Mis pequeños, por aquellos que no saben de Mí, que sus padres no Me transmitieron a sus almitas. Aquellos que teniéndoMe, Me abandonaron y aquellos que Me atacan, sin saber el por qué. Porque MUCHOS, muchos hermanos vuestros Me atacan porque así se les enseñó también.

 Y desgraciadamente no están Conmigo, porque Me creen su Enemigo, porque así les enseñaron. Orad por ellos, porque se les dio una instrucción falsa, satánica. Y quiero que por ésas almas, también vuestra oración las salve.

los-videntes-de-medjugorje-3-638

Tenéis Mis pequeños ésa tarea, salvar almas y transmitirMe a vuestros hermanos con vuestra propia vivencia. Y sobre todo, con el amor que vosotros pongáis en todo lo que hagáis y digáis. Para que vuestros hermanos vean en vosotros una diferencia con vuestros demás hermanos.

Sois Cristos sobre la Tierra, debéis ser Mi Presencia entre vuestros hermanos y se debe notar ésa Presencia con una gran humildad, con una gran sencillez; pero con un verdadero y profundo amor que solamente puede salir de Mí y debe brotar de vuestros corazones.

Javier dice: veo como una explosión, mucho humo negro y nos dice Papá Dios: Hijitos Míos, ya os había avisado que el Mal iba a ir cubriendo toda la Tierra y esta nube negra que estáis viendo es ésa maldad que se ha dado ya por todos los países del mundo, está cubriendo a la Tierra entera.

PLANETA TIERRA espacio_

Pero ciertamente Satanás no conoce el interior del corazón de los hombres, no puede ver las almas, no puede ver la conversión que se puede dar a través de la Oración de todos vosotros, Mis pequeños.

Él sigue atacando a toda la humanidad y es el exterior, los actos humanos, lo que él sí puede ver. Y veis también vosotros mismos cómo muchos de vuestros hermanos, alrededor de la Tierra, han cambiado hacia el Mal, se mueven por caminos de Maldad.

Pero Mis pequeños, Yo puedo ver en el interior y en muchos de vuestros hermanos, en los cuales se ve maldad en el exterior, aún queda una lucecita…

luz corazon

Una lucecita de bien, de amor. Y ésta se puede ir incrementando Mis pequeños, a través de la Oración de cada uno de vosotros.

Difícilmente un alma pierde todo lo que tiene en su interior. Y Me refiero a Mi Presencia, al Amor que Yo le he puesto desde el principio, en su concepción, desde su creación.

Mis pequeños, en vosotros está que éstas almitas que tienen ésa luz pequeñita aún viva, crezca y se manifieste cada vez más en su propio ser. Y esta lucecita, que es Mi Amor, al crecer se pueda ir manifestando a todos vosotros y que él también entre dentro de todas las almas que están en Oración, para la conversión de toda la humanidad.

luz corazón amor biblia

Os he dicho que vosotros sois muy dados a la crítica y criticáis severamente a algunos de vuestros hermanos porque los veis que están haciendo el Mal, porque acuden a lugares no buenos.

Pero Yo permito muchas veces, que haya almas que lleven Mi Presencia a lugares en donde la Obscuridad es la que está imperando.

 Y gracias a éstas almas, otras se pueden salvar –porque ellas habían estado en el vicio, la maldad, el pecado– y gracias a ello, que aunque no están viviendo perfectamente en la virtud y en el amor; ciertamente al habitarlas Yo, voy dejándoles un poco de esa lucecita…

showY otras almas llegan a salvarse, gracias al contacto que tienen con hermanos vuestros que van a estos lugares de perdición.

Por eso os pido, NO critiquéis, sino al contrario, que oréis fuertemente por estas almas que necesitan de conversión y de salvación.

Javier dice: en una semi-obscuridad veo una serpiente que se va moviendo, muy tranquila en esta semi obscuridad.

0serpiente

Hijitos Míos, Soy vuestro Hermano Jesucristo. Ciertamente la humanidad está en esta obscuridad espiritual y Satanás ya se siente triunfante sobre todas las almas, sobre Mi pueblo, sobre todo lo creado. Pero pronto vendrá el tiempo en que él se dará cuenta que no pudo lograr lo que él quería, porque su tiempo ya terminó.

Ciertamente Mi Presencia, de hace dos mil años aquí sobre la Tierra, marcó su descenso y perdición, Mi Presencia trajo Luz al mundo y Mi Gracia se empezó a derramar fuertemente durante Mi Vida y después de Mi Muerte.

Mi Presencia está entre vosotros. Y aunque se le ha permitido a Satanás seguir tentando al hombre, Mi Gracia rescata a infinidad de almas que se acercan a Mí.

amor entrenador

AMOR ENTRENADOR

Os podríais preguntar, y muchos de vuestros hermanos se lo preguntan, el por qué dejo a Satanás que os siga atacando.

Él es creatura de Dios que se fue por caminos erróneos. Tiene libertad de actuación hasta cierto punto, igual que vosotros. Pero vosotros ahora tenéis Mi Gracia, tenéis Mi Presencia, tenéis Mi Alimento, tenéis Mi Perdón; cosa que difícilmente tenían vuestros hermanos antes de Mi llegada a la Tierra. Aunque ciertamente tenían a los profetas, pero poco caso les hacían.

Ahora, al venir Yo a la Tierra os he dado Enseñanzas, Vida. Vida eterna a través de los Sacramentos y sobre todo, os di nuevamente la Gracia de poder entrar al Reino de los Cielos, abriéndoos a todos vosotros sus Puertas gracias a Mi Muerte. Muerte salvadora, Muerte edificadora, pero que la volví Resurrección.

CONVERSION RESURRECCION

Sí, Mis pequeños. Ninguno de vosotros puede decir que no puede resucitar. No a ésta vida, sino a la vida futura. Y aún, si Yo quisiera que alguno de vosotros muriera en vuestro cuerpo humano y resucitara, también lo podría Yo permitir, porque para Mí no hay imposibles.

 Pero lo que quiero subrayar aquí Mis pequeños, es que por Mi Muerte os di la resurrección, pero a la vida futura. A la vida del Cielo, a la vida eterna y todo ser humano tiene ésa Gracia…

Y Yo la gané para cada uno de vosotros, porque Soy vuestro Dios y así Me lo pidió Nuestro Padre, que todo lo hiciera para bien de vosotros.

000cruz redención y sangre de jesucristo

Lo único que se necesita y que no tiene Satanás, es que vengáis a Mí en humildad. Satanás es soberbio total. Si él tuviera la humildad de arrepentirse, si lo hubiera hecho en un principio no se hubiera dado tanta Maldad, como ya la estáis viviendo. Y vosotros sí tenéis ésa Gracia del arrepentimiento…

Y el arrepentimiento se da en humildad.

Cuando os reconocéis que sois pecadores y sobre todo, que por vuestros pecados, dañasteis la Vida Divina que lleváis en vuestro interior. Nos dañáis a Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad. Dañáis a Nuestro Amor. Pero sobre todo, dañáis a la confianza que Hemos puesto en cada uno de vosotros, para cumplir vuestra misión aquí en la Tierra.

violencia maldad

Mucho Mal ha desencadenado Satanás y éstos son tiempos en que veréis la Maldad de Satanás a altos niveles, porque lo habéis liberado de sus amarras. Le habéis dado vida porque ya no oráis, porque ya no buscáis los Sacramentos, porque ya no vivís en humildad, porque ya no buscáis lo que viene de vuestro Dios, porque no queréis vivir en vida espiritual.

 Por eso le habéis dado libertad a Satanás. Y hasta que no entendáis esto Mis pequeños, es cuando os daréis cuenta de que todo el bien que pudisteis haber hecho.

No lo hicisteis, porque no orabais y el Mal que os quiere aplastar y os está aplastando, viene de vuestra negligencia. Porque no estáis queriendo cambiar para vuestro bien y para el de vuestros hermanos.

tibieza Cristianos Zero

Tenéis que regresar Mis pequeños, a la Oración, al amor, a los Sacramentos, a la vida de la Iglesia, a las Enseñanzas que Yo os dejé.

Poco a poco iréis viendo en vuestro mundo, cómo la Maldad irá tratando de destruir a todos los pueblos de la Tierra y a todos vosotros, Mis pequeños.

Su Maldad se irá acrecentando y es por vosotros mismos que no se está deteniendo, porque solamente os estáis fijando en lo que estáis perdiendo en lo material, más no en lo espiritual.

confesion

Haced un acto de contrición. Pedid perdón por vuestros pecados y confesadlos.

Pero también haced un acto de conciencia y ante Mi Presencia, pedidMe que os vaya haciendo saber vuestras faltas.

Mi Santo Espíritu que habita en vuestro interior, os irá dando a conocer en qué habéis dañado Mi Corazón y qué pecados os han apartado de Mí. Si os arrepentís podréis lograr que se vayan aplacando todos los ataques de Satanás con los que está tratando de destruir la Tierra entera.

gran tribulacion

Pero si os mantenéis en ésa soberbia, en ése egoísmo, en ésa maldad que ahora reina en los corazones y en el mundo entero, iréis viendo cómo poco a poco el mundo se irá destruyendo y será por vuestra culpa.

Yo os quiero salvar, Mis pequeños. Yo vine a salvar a vuestra alma y quiero también salvar todo lo que Mi Padre creó para vuestro bien.

 Pero vosotros debéis poner de vuestra parte para que Yo Me derrame sobre toda la humanidad. Son vuestros méritos los que tienen que ayudar a salvar a esta humanidad, Yo no puedo imponer Mi Gracia. Vosotros debéis dar el primer paso, ayudándoos los unos a los otros, ayudándoos en el Amor.

GRAN TRIBULACION

Entended bien esto, Mis pequeños. Os lo sigo repitiendo y espero que lo entendáis ya, porque los Acontecimientos cada vez son más graves y muchas almas se van a perder eternamente por falta de vuestra Oración y de vuestra donación.

Vosotros podéis ser de ésas almas que se pierdan eternamente, tened cuidado con ello.

Mi Luz se derrama sobre todos vosotros Mis pequeños, para que entendáis Mis Palabras y podáis vivir mejor Mi Amor y Mis Enseñanzas.

nacer de nuevo

El hombre necesita un cambio, un cambio radical. Pero vosotros debéis tener ésa humildad de reconoceros necesitados de ese cambio.

Desgraciadamente, por el Pecado Original todo quedó contaminado por Satanás y el hombre ha vivido con un velo en sus ojos. El mismo hombre no ha permitido que Mi Gracia total entre en vuestro corazón y lo podáis vivir en vuestra vida diaria.

Estáis viviendo en el Error y en la Mentira. A veces creéis vivir en el bien, pero vuestros pensamientos vuelan hacia el mal. Y como decía San Pablo: hacéis el mal que no quisierais hacer; pero ya vuestro ser está corrupto, vuestra carne os grita, os llama hacia el Pecado.

tentacion-vicio-pecado

Mi Gracia os llama. Mi Corazón grita de Dolor a vuestra alma, para que entendáis que el camino que estáis llevando es el erróneo. Pero pocas, muy pocas almas atienden a este llamado, a este grito de Mi Corazón que os llama hacia Mi Perfección.

Las almas no quieren, porque el llamado hacia la perfección es un llamado radical y doloroso, porque tenéis que cortar con todo aquello a lo que estáis acostumbrados a vivir y hacer en vuestra vida.

Vuestros pensamientos os traicionan, vuestras acciones os deprimen; porque queréis hacer el bien, pero seguís haciendo el Mal.

00tentacion

Pero ya el hecho de buscar el bien Mis pequeños, es una ayuda muy grande para la salvación de vuestra alma y debéis seguir luchando.

La perfección es una lucha continua, Mis pequeños. Y ayudados con Mi Gracia y con Mi Amor, lo podréis lograr. Si no al cien por ciento, en algún porcentaje que os va a dar una Gloria eterna muy alta.

No os dejéis vencer Mis pequeños, por lo que veáis a vuestro alrededor y lo que salga de vosotros.

buda-enemigos-pensamientos

Si vuestros pensamientos NO son buenos, pedidMe perdón por lo que haya salido de vosotros y haya sido erróneo. Y pedid perdón a vuestros hermanos si podéis, por el mal que les hicisteis.

Luchad por esa perfección a la que estáis llamados, que Yo os ayudaré a alcanzarla.

Hijitos Míos, la Purificación de la que tanto os he hablado, va a servir para que vuestra soberbia sea aplastada. Sí Mis pequeños, vosotros no venís a Mí por vuestra soberbia, porque os creéis autosuficientes. Porque sentís que al tener lo material en abundancia o capacidades extras que habéis ganado con vuestra inteligencia y vuestro estudio y que os hace superiores a vuestros hermanos…

jugando a ser dios vida-y-muerte

Con eso os sentís también superiores a Mí, vuestro Dios y por eso permito que Satanás os ataque. Y ya os he dicho que lo permito por la libertad que tiene como creatura Mía, para que vosotros seas medidos en el Amor, seáis medidos en humildad y os deis cuenta que sin Mí, nada sois ni nada podéis.

Llegará un momento en que os veréis a vosotros mismos y Yo lo he de permitir así. La humanidad entera tendrá ése momento de introspección espiritual, en la que os veréis tal cual sois y os daréis cuenta de vuestra pequeñez, de vuestra nulidad, de vuestra falta de vida y vida espiritual

Y es cuando en humildad, pediréis perdón por vuestras faltas. Os daréis cuenta que nada sois sin Mí y ésa va a ser la verdadera humildad que os va a ayudar en vuestra salvación particular y a la del mundo entero.

materialismo

Habéis llenado vuestra vida entera de cosas superfluas y malas en muchos casos. Y eso os está llevando a un vaciamiento espiritual grandísimo.

Vivís solamente para vuestro exterior, vivís para presumir ante vuestros hermanos, meditadlo y veréis que es cierto.

Tratáis solamente de aparentar ante vuestros hermanos, que tenéis más que ellos, pero solamente en lo exterior. Si realmente tuvierais un valor superior ante vuestros hermanos, que es el valor del alma, no presumiríais. Porque precisamente, al tenerMe a Mí fuertemente en vuestro interior, necesariamente esto os lleva a la humildad profunda.

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR

HE AQUÍ LA ESCLAVA DEL SEÑOR

Y ahí tenéis el ejemplo de Mi Hija, la Siempre Virgen María, infinitamente superior a todas las mujeres de Su tiempo, de las pasadas y de las futuras… Y ¿En algún momento sabéis de Ella que presumiera que Mi Vida y Ser estuviera en Ella?

No, Mis pequeños. Su Vida era íntima, Yo era Su consentido en Su Corazón. Su Vida era profunda, interior, inmensa, infinita; porque vivía en comunicación CONTINUA Y TOTAL Conmigo.

Esa comunicación de Padre a Hija, de Hija a Padre, la hacía a Ella Ser muy especial. Pero eso no la hacía que presumiera ante los demás y eso es lo que quiero con esta Purificación que voy a permitir en vuestra vida Mis pequeños, que regreséis a ésa vida profunda, a ésa vida íntima Conmigo,

000frase-tu-ya-sabes-lo-que-es-la-vanidad-el-deseo-de-elogios-y-aplausos-hasta-de-los-locos-leonid-andreiev-171346

A que dejéis lo superfluo, a que dejéis aquello que solamente os lleva a la vanidad y a creeros mejor que los demás.

Los que valen para el Reino de los Cielos son los que saben amar. Y que saben amar con Mi Amor, no con el supuesto amor de Satanás, que ese no es amor. Ese es un amor exterior, un amor de carne, un amor pecaminoso.

El Amor Divino es profundo, es íntimo, es sencillo y se transmite a través de los actos con los hermanos con la educación, con el respeto hacia los demás; en donde se ve Mi Presencia, en donde se ve lo que Yo siempre os he dicho: Mi respeto, porque no os presiono.

mundo moda sociedad

Vosotros sois muy dados a tratar de imponer vuestra manera de pensar y de ser. Y os dejáis llevar por los convencionalismos sociales creados por Satanás; pero no buscáis ésa profundidad de amor y de respeto hacia vosotros mismos y hacia los demás.

Cuando respetéis a vuestro prójimo como a vosotros mismos, cuando améis a vuestro prójimo como os amáis a vosotros mismos, cuando les deis vida a vuestros hermanos sin imponer; cómo os debéis dar también vida a vosotros mismos viviendo Conmigo, es cuando viviréis el Reino sobre la Tierra,

Porque ASÍ ES como se vive en el Cielo: ayudándoos los unos a los otros con los dones que cada uno de vosotros tenéis y que habéis recibido gratuitamente.

POBREZA DESPOJO PERSECUCION Jim-Caviezel-La-Pasión-de-Cristo-arruinó-mi-carrera-pero-no-me-arrepiento-haberlo-interpretado

Yo concedo a las almas dones especiales para que los compartáis con vuestros hermanos. NO son vuestros, son prestados y son para Mi Gloria; para que vosotros agradezcáis lo que tenéis y que vuestros hermanos os agradezcan también la ayuda que les dais con los dones que poseéis.

Os he dicho que los dones se van engrandeciendo mientras más los uséis con vuestros hermanos. Ni los mismos dones que poseéis son vuestros.

NADA es vuestro, solamente vuestra voluntad. Solamente la aceptación de dejarMe vivir en vosotros o el cerrarMe las puertas de vuestro corazón. Eso sí es vuestro, es vuestra decisión y la respeto.

36Jesus llama

Si vosotros abrís vuestro corazón, Yo entro. Si vosotros no Me permitís entrar, no os presiono ni os castigo, respeto vuestra libertad.

Amaos los unos a los otros, pero con el verdadero Amor con el que os ha amado Mi Hijo y así vuestro mundo irá cambiando hacia el bien… Y a la vez, iréis destruyendo a la Maldad que os rodea y quiere acabar con vosotros.

Venid a Mí Mis pequeños, porque realmente necesitados estáis, pero no os queréis dar cuenta de esta realidad. Y por eso Mi Santo Espíritu os hará ver esta realidad: Mi necesidad de vivir en el corazón de todos vosotros, vuestra necesidad de compartir vuestro interior Conmigo, que no lo estáis haciendo.

asombro-gif

Siendo vuestro Padre y vuestro Dios, de Mí podéis esperar cosas inimaginables y siempre para vuestro bien. Os pido, que no os dejéis llevar solamente por manifestaciones.

Ciertamente todo lo que sale de Mí, todo lo que Yo permito, se da en manifestaciones bellísimas, si las aprendéis a ver… Porque para esto Mis pequeños, también debéis pedirMe la Gracia de saber apreciar las manifestaciones de Mi Amor.

Cuando vienen de Mí Mis pequeños, las manifestaciones de Amor que es Creación Pura y Santa, os van a dejar siempre un bien profundo en vuestro corazón, una Paz interior grandísima.

la paz de dios

Podéis ver en las Sagradas Escrituras, las manifestaciones de Mi Amor en el Antiguo Testamento. Las manifestaciones de Mi Amor en el Nuevo Testamento, a través de Mi Hijo que es Dios también, entre vosotros.

El hombre es muy dado a dejarse impresionar por las manifestaciones que se dan, porque se salen de sus capacidades. Pero también Satanás sabe manifestarse en una manera grande ante vuestros ojos. NUNCA  como lo podría Yo hacer, pero sí de una forma en la que vosotros os podríais ir por caminos errados.

La manifestación que os pueda asombrar, DEBEÍS DISCERNIRLA Mis pequeños ¿Me está dejando un bien, un conocimiento en verdad, en Amor?

asombro e incredulidad

¿Estoy creciendo con esta manifestación? ¿Realmente veo a Mi Dios en esta manifestación? O ¿Ésta manifestación está haciendo que me salga del camino que Mi Dios me ha marcado?

Os digo esto Mis pequeños, porque estáis en el momento crucial de la historia en la que Satanás también se manifestará con obras asombrosas ante vuestros ojos…

Y NO PORQUE SEAN EXTRAORDINARIAS estas manifestaciones vendrán de Mí, Mis pequeños. Recordad que Satanás es un Arcángel.

Arcangel

Un Arcángel Caído, pero con capacidades inmensas a lo que vosotros pudierais tener o aún imaginar.

Ciertamente sus capacidades son limitadas, en comparación a lo que pueda salir de Mí vuestro Dios. Pero aunque sean capacidades limitadas, os puede asombrar y podéis caer en el error y seguirle. Seguir por caminos errados y que os llevan a que vosotros os apartéis de Mí.

Cuando Yo permito una manifestación, esta va a ser para vuestro crecimiento espiritual. Para que os engrandezcáis ante Mis Ojos, para que os humilléis ante los ojos de vuestros hermanos, para que entréis en vuestro corazón y empezáis a crecer más espiritualmente.

00vida don

Para que tengáis vida. Vida de amor, vida de respeto ante vuestros hermanos, pero sobre todo, una vida de ejemplo según Mis Leyes y Mi Amor.

Las manifestaciones de Satanás, os llevan a la soberbia. Os llevan a apartaros del camino, os dejan turbación. No sabéis exactamente si es bueno o malo, hay duda. Pero sobre todo, os deja algo en vuestro interior que no acabáis de comprender.

Y ESO NUNCA VA A SUCEDER CON LO QUE VIENE DE MÍ…

discernimiento

Mi Santo Espíritu que habita en vuestro interior, si aprendéis a escucharLe, os indicará lo que viene de Mí o lo que venga de Satanás.

Pero principalmente lo que venga de Mí, OS DEJARÁ UNA PAZ PROFUNDA Y NO HABRÁ DUDA  de que la manifestación viene de Mí, vuestro Dios.

Pronto veréis grandes manifestaciones en los Cielos, a vuestro alrededor, en vuestro mundo.

templo satanico_

Tened cuidado, Mis pequeños. Porque será el último ataque de Satanás, en donde querrá llevaros hacia el Mal, hacia la adoración de la Maldad.

Quiere destruiros, quiere destruir todo lo creado, quiere destruir Mi Amor, quiere destruir Mi Presencia en vosotros y que se le adore solamente a él.

Recordad que lo más sencillo, lo humilde, lo que está en lo íntimo de los corazones; es lo que os va asegurar que viene de Mí y os va asegurar la Gracia de vuestro corazón y de vuestra alma.

000espiritu-santo

Satanás os tratará de llevar hacia el envanecimiento, hacia la Soberbia, hacia la Maldad. Y ahí es donde comprenderéis cuál es el camino correcto, si habéis pedido el don del Discernimiento a Mi Santo Espíritu de Amor.

Todavía no entráis a lo álgido de la Batalla contra Satanás. En esta Purificación, todavía va a venir el Gran Engaño Mundial y debéis estar preparados, Mis pequeños…

Por eso tanto os pido que entréis en la profundidad de vuestro corazón, para que Me encontréis ahí y no haya duda en la respuesta que debéis dar a lo que se os manifiesta. Todo lo que es sencillo, viene de Mí. Lo que es aparatoso, normalmente viene de Satanás.

vanidadCuidad vuestra alma, Mis pequeños y no le sigáis el juego a Satanás con todo aquello que os puede ENVANECER y que os separe de Mí. Os amo, Mis pequeños y os bendigo. Y permanezco con ustedes aquí.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo  Salvador vuestro y en el del Espír1tu de Amor y Vivificador.

Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la cabeza de la Serpiente del Mal. Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa.

bendicion_del_padre

http://diospadresemanifiesta.com/

5.- EL PRIMER DISCÍPULO


Jesús se dirige a la pequeña casa blanca que está entre los olivos y se encuentra con Juan. Los dos se abrazan afectuosamente.

Juan le dice:

–           Iba a buscarte… Pensábamos que estarías en Betania.

–           Así quería hacerlo. Debo comenzar a evangelizar también los alrededores de Jerusalén. Pero luego me entretuve en la ciudad… Para instruir a un discípulo nuevo.

Después que entran en la casa, Jesús pregunta:

–           ¿Hace mucho tiempo que llegaste?

Juan contesta:

–           No, Maestro. Con el alba salí de Docco, junto con Simón. Nos detuvimos en la campiña de Betania y hablamos de Ti a los campesinos. Simón fue a hablarle de Ti a un amigo suyo, al que conoce desde que eran niños y es el dueño de casi toda Betania. Mañana viene y me pidió que te dijera que es muy feliz al servirte. Simón es muy capaz. Yo quisiera ser como él. Pero sólo soy un muchacho ignorante.

Jesús le objeta:

–           No, Juan. También tú haces mucho bien.

–           ¿Estás de veras contento con tu Juan?

–            Muy contento, Juan mío. Muy contento.

–            ¡Oh, Maestro mío!- Juan se inclina y toma la mano de Jesús para besarla. Después levanta su alforja y dice- He traído pescado seco que me dieron Santiago y Pedro. Y al pasar por Nazareth, tu madre me dio pan y miel para Ti. Aunque caminé sin detenerme, pienso que ya está duro.

–            No importa Juan. Tendrá siempre el sabor de las manos de Mamá.

Juan saca sus tesoros y preparan la cena. Ésta termina pronto. Y luego salen al olivar. Caminan un poco, hasta llegar a un punto desde el cual se ve toda Jerusalén. Jesús se detiene y dice:

–            Sentémonos aquí y hablemos.

Juan se sienta sobre la hierba, a los pies de Jesús. Es solo un jovencito, que está junto a la persona que más quiere. Y dice contento:

–           Aquí también es hermoso, Maestro. Mira como la ciudad parece más grande ahora que es de noche. Más que de día.

Jesús contempla y comenta:

–           Es la luz de la luna que hace desaparecer los alrededores. Mira… parece como si el límite se extendiera dentro de una luz plateada. Allá está la cúpula del Templo. Parece como si estuviera suspendida en el aire, ¿O no?

Juan concluye:

–           Parece como si los ángeles lo tuviesen sobre sus alas de plata.

Jesús da un hondo suspiro.

–           ¿Por qué suspiras, Maestro?

–           Porque los ángeles han abandonado el Templo. Su aspecto de pureza y de santidad está solo en sus muros. Los que deberían darle ese aspecto al alma del Templo, son los primeros en quitárselo. No se puede dar lo que no se tiene, Juan. Aunque sean muchos los que viven ahí; ni una décima parte son capaces de dar vida al Lugar Santo. Muerte sí que le dan. Le comunican la muerte que está en sus almas; las que están muertas para todo lo que es santo. Tienen fórmulas, pero no la vida de ellas. Son cadáveres que tienen calor, tan solo por la putrefacción que los hincha. Y así como ahora los ángeles han abandonado el Templo, después el Espíritu Santo también abandonará la Iglesia, cuando sus sacerdotes repitan los errores que están cometiendo éstos.

Juan dice intranquilo:

–           ¿Te han hecho algún mal, Maestro?

–           No. Al contrario. Me dejaron hablar cuando lo pedí.

–           ¿Lo pediste?… ¿Por qué?

–           Porque no quiero ser el que empiece la lucha. Ésta vendrá por sí misma. Porque en algunos produciré un terror humano irrazonable. Y para otros, será un reproche. Pero esto debe estar en el libro de ellos, no en el mío.

Después de un rato de silencio, Juan vuelve a hablar:

–            Maestro, conozco a Anás y a Caifás. Mi padre los provee siempre con el mejor pescado. Y cuando estuve en Judea por causa de Juan el Bautista, venía también al Templo y ellos nos trataban bien a nosotros, los hijos de Zebedeo. Si te parece, hablaré de Ti al Sumo Sacerdote. Y también conozco a uno que hace negocios con mi padre. Es un rico mercante de pescado. Tiene una casa muy grande y hermosa cerca del hípico. Es un hombre bueno y sé que podemos contar con él. Estarías mejor y te cansarías menos. Para venir hasta aquí se debe pasar por ese suburbio de Ofel, tan sórdido y mugriento. Siempre lleno de burros y de gente que busca pleitos.

–            No, Juan. Te lo agradezco. Estoy bien aquí. ¿Ves cuanta paz? Se lo dije también al otro discípulo que me propuso lo mismo. Él decía que para ser mejor tenido.

–            Yo lo digo para que te canses menos.

–            No me canso. Caminaré mucho y jamás me cansaré. ¿Sabes que es lo que produce cansancio? La falta de amor. ¡Oh! Esto es una carga muy pesada en el corazón.

–            Yo te amo, Jesús.

–            Y me das consuelo. Te quiero mucho, Juan. Te querré siempre, porque jamás me traicionarás.

Juan está aterrado:

–           ¡Traicionarte!… ¡Oh!

–            Y con todo habrá muchos que me traicionarán… Juan, escucha. Te dije que me detuve a instruir a un nuevo discípulo. Es un joven judío, instruido y conocido.

–            Entonces te encontrarás mejor con él, que con nosotros, Maestro. Me alegra que tengas a alguien que sea más capaz que nosotros.

–            ¿Crees tú que me costará menos trabajo?

–            ¡Claro! Si es menos ignorante que nosotros, te entenderá mejor. Te servirá excelente. Sobre todo si te ama perfectamente.

–            ¡Qué si lo has dicho bien! Pero el amor no está en proporción a la instrucción y ni siquiera con la educación. Uno que jamás ha amado y ama por primera vez, lo hace con toda la fuerza del primer amor. Lo mismo sucede con el primer amor del pensamiento. El amado penetra, se imprime más en un corazón y un pensamiento vírgenes de otro amor; que en aquel en quién ya ha habido otros amores. Pero Dios dispondrá. Oye, Juan. Te ruego que seas amigo suyo. Mi corazón tiembla al ponerte a ti, cordero sin trasquilar; con el experto de la vida. Él reconocerá tu inexperiencia. Pero también eres águila y si el experto te quisiera hacer tocar el suelo lleno de fango y oscuridad, del buen sentido humano; tú con un golpe de alas, sabrás librarte y volarás hacia el sol. Por eso te ruego que seas amigo de mi nuevo discípulo, porque los demás no lo aceptarán fácilmente, ni lo querrán mucho. Especialmente, Pedro.Quiero que le trasmitas tu corazón…

–            ¿Yo? ¡Oh, Maestro!… Pero ¿No bastas tú?

–            Soy el Maestro, al que no se dirá todo. Tú eres condiscípulo, un poco más joven, con quién más fácilmente se abre uno. No te digo que me repitas todo lo que él te diga. Odio a los espías y a los traidores. Pero te ruego que lo evangelices con tu fe y tu caridad. Con tu pureza. Es una tierra sucia con aguas muertas. Se puede secar con el sol del amor; purificarse con la honestidad de pensamientos, deseos y obras. Cultivarse con la fe. Puedes hacerlo…

–            Si crees que puedo… ¡Oh! ¡Si dices que puedo hacerlo, lo haré por amor a Ti!

–            Gracias, Juan.

–            Maestro, cuando regresamos de Cafarnaúm; después de Pentecostés, encontramos la acostumbrada suma del desconocido. El niño se la llevó a mi madre, ella la entregó a Pedro y él me la dio diciendo que tomase un poco para el regreso y que el resto te lo diese a Ti, para lo que puedas necesitar… Pues Pedro también piensa que aquí todo es incómodo. Yo solo tomé dos denarios para dos pobres que encontré. Viví con lo que me dio mi madre y con lo que me dieron los buenos a quienes prediqué en tu Nombre. Aquí está la bolsa.

–            Mañana la distribuiremos entre los pobres. De esta forma también Judas aprenderá nuestro modo de administrarnos.

–            ¿Ya vino tu primo?  ¿Cómo hizo para llegar tan pronto? Estaba en Nazareth y no me dijo que vendría.

–            No. Judas es el nuevo discípulo. Es de Keriot. Tú lo viste en Pascua, aquí. La tarde en que curé a Simón. Estaba con Tomás.

Juan exclama admirado:

–            ¡Ah! ¡Es él!…-Juan se queda perplejo.

Jesús confirma:

–            Es él. ¿Y qué hace Tomás?

–            Obedeció tus órdenes. Dejó a Simón Cananeo y fue al encuentro de Felipe y Bartolomé, por el camino del mar.

–            ¡Bien! Quiero que os améis sin preferencia. Os ayudéis mutuamente. Os compadezcáis, el uno al otro. Nadie es perfecto, Juan. Ni los jóvenes; ni los viejos. Pero si tenéis buena voluntad, llegaréis a la perfección y lo que os falte, lo supliré Yo. Sois como los hijos de una familia santa, en la que hay muchos temperamentos desiguales. Quién es duro; quién suave. Quién valiente, quién tímido. Quién impulsivo y quién muy cauto. Si fueseis todos iguales, seríais una fuerza en un solo temperamento y una flaqueza en todo lo demás. Pero de esta manera hacéis una unión perfecta; porque os completáis mutuamente. El amor os une. Debe uniros el amor por un único motivo: Dios.

–            Y por Ti, Jesús.

–            La causa de Dios es primera. Y después el amor hacia su Mesías.

–            Y Yo… ¿Qué es lo que soy en nuestra familia?

–            Eres la paz amorosa del Mesías de Dios. ¿Estás cansado Juan? ¿Quieres regresar? Yo me quedo a Orar.

–            También yo me quedo contigo a Orar. Déjame que me quede contigo a Orar.

–            Quédate.

Jesús recita unos salmos y Juan lo sigue. Pero la voz se acaba pronto y el jovencito se queda dormido, con la cabeza apoyada en las rodillas de Jesús, que sonríe y extiende su manto sobre la espalda del más joven de sus apóstoles. Lo mira con amor y mentalmente hace la comparación entre éste y el otro discípulo que acaba de aceptar. Juan era discípulo del Bautista y se ha despojado hasta de su modo de pensar y juzgar; entregándose completamente, para ser moldeado por su Maestro.

Judas es el que no se quiere despojar de sí mismo y trae consigo su ‘yo’ enfermo de soberbia, sensualidad, avaricia. Conserva su manera de pensar y con ello neutraliza los efectos de la Gracia y no se entrega. Jesús suspira y piensa: “Judas, cabeza de todos los apóstoles fallidos… ¡Y son tantos!…Juan: cabeza de los que se hacen ‘hostia’ por amor a Mí. Judas investiga, cavila, escudriña, aparenta ceder pero en realidad no cambia su modo de pensar. Juan se siente nada. Acepta todo. No pide razones. Se contenta con hacerme feliz. Es mi descanso su confianza absoluta: “Todo lo que Tú haces Maestro; está bien hecho.” Y por eso será el Predilecto. Porque será mi paz llena de amor.

Jesús también necesita consuelo… Y continúa orando mentalmente.

La mañana siguiente,  Jesús pasea con Judas Iscariote de arriba abajo; cerca de una de las puertas del recinto del Templo.

Judas pregunta:

–           ¿Estás seguro de que vendrá?

Jesús responde:

–           Lo estoy. Al alba salió de Betania y en Get-Sammi debía encontrarse con mi primer discípulo.- Jesús se detiene y mira fijamente a Judas. Lo tiene frente a Sí. Lo estudia. Después le pone una mano sobre la espalda y le pregunta- Judas,  ¿Por qué no me dices lo que estás pensando?

Judas se sorprende:

–            ¡Quée!… no pienso en nada en especial en este momento, Maestro. Pienso que hasta te hago demasiadas preguntas. No puedes lamentarte de mí mutismo.

–                         Es verdad. Me haces muchas preguntas y me das muchas noticias. Pero no me abres tu corazón.¿Crees que me interesan mucho las noticias sobre el censo o sobre la estructura de esta o aquella familia? No soy un ocioso que haya venido aquí a pasar el tiempo. Tú sabes para que vine. Y puedes comprender bien que lo que para Mí tiene el mayor interés, es el ser Maestro de mis discípulos. Por eso exijo de ellos, sinceridad y confianza. ¿Te amaba tu padre, Judas?

–            Me amaba mucho. Era yo su orgullo. Cuando regresaba de la escuela y años después, cuando regresaba de Jerusalén a Keriot, quería que le dijera todo. Se interesaba en todo lo que hacía. Si había cosas buenas, se alegraba. Si no lo eran tanto, me consolaba. Y si había cometido algún error y me habían reprendido, me mostraba la justicia de la reprensión o en donde estaba mal lo que yo había hecho. Pero lo hacía tan dulcemente… que más que un padre, parecía un hermano mayor. Casi siempre terminaba de este modo: “Esto te digo, porque quiero que mi Judas sea un justo. Quisiera ser bendecido a través de mi hijo.”  Judas está tiernamente conmovido por la evocación de su padre.

Jesús que ha estado mirando atentamente a su discípulo, dice:

–                         Mira Judas. Puedes estar seguro de todo lo que te digo. Nada hará más feliz a tu padre, que el que seas un discípulo fiel. El espíritu de tu padre se regocijará allí donde está, en espera de la luz; porque así te educó; al ver que eres mi discípulo. Más para que lo seas verdaderamente, debes decirte: “El padre que parecía un hermano mayor, lo he encontrado en mi Jesús. Y a Él, igual que el padre amado al que todavía lloro; le diré todo para que sea mi guía. Para tener sus bendiciones y sus dulces reproches.” Quiera el Eterno y tú sobre todo, hacer que Jesús no tenga otra cosa que decirte: “Eres bueno. Te bendigo.”

Judas exclama impulsivo:

–            ¡Oh, sí! ¡Sí, Jesús; sí! Si me llegas a amar tanto como él; podré ser bueno como Tú quieres y como mi padre quería. Mi padre podrá sacar aquella espina de su corazón. Pues él siempre me mimaba mucho y me decía: “Estás sin guía, hijo y te hace mucha falta.” ¡Cuándo sepa que te tengo a Ti!

–             Te amaré como ningún otro hombre sería capaz. Te amaré tanto…Mucho te amaré. No me desengañes.

–            No, Maestro, no. Sé que estoy lleno de contradicciones. Envidias, celos, manías de ser el primero en todo. La carne me arrastra. Todo choca dentro de mí contra los impulsos buenos. Todavía hace poco, me causaste mucho dolor. Mejor dicho… Tú no. Me lo causó mi naturaleza malvada. Pensaba que yo era tu primer discípulo… Y Tú me dijiste que tienes a otro.

–            Tú lo viste. ¿No recuerdas que en la Pascua, estaba Yo en el Templo con unos Galileos?

–            Pensé que eran tus amigos. Creí que yo era el primer elegido para esto y con ello, el predilecto.

–            En mi corazón no hay distinción entre los últimos y los primeros. Si el primero faltase y el último fuese santo; entonces sí que a los ojos de Dios habrá distinción. Pero Yo… Yo los amaré igual: con un amor de dicha al santo y con un amor que sufre al pecador. Pero… ¡Oh! Ahí viene Juan con Simón. Juan es mi primero y Simón es el que estaba enfermo.

–            ¡Ah! ¡El leproso! Lo recuerdo. ¿Y ya es tu discípulo?

–            Desde el día siguiente.

–            ¿Y por qué yo tuve que esperar tanto?

–            ¿Judas?…

–            Es verdad. Perdón.

Cuando llegan, Juan y Jesús se saludan con un beso mutuo. Simón se  postra a los pies de Jesús, besándolos y diciendo:

–           ¡Gloria a mi Salvador! Bendice a tu siervo para que sus acciones sean santas a los ojos de Dios y yo le dé gloria por haberme dado a Ti.

Jesús le pone las manos sobre la cabeza y le dice:

–           Sí. Te bendigo para agradecerte tu trabajo. Levántate Simón. ¡Éste es el nuevo discípulo! También él quiere la Verdad. Y por esto es un hermano para todos vosotros.

Se saludan entre sí. Los dos judíos con mutuo escudriño. Juan con franqueza.

Jesús pregunta:

–           ¿Estás cansado, Simón?

Simón sonríe:

–            No, Maestro. Junto con la salud me ha venido tal fuerza, como no la había tenido antes.

–            Y sé que la usas bien. He hablado con muchos y sé lo que han trabajado a favor del Mesías.

Simón ríe contento y dice:

–            Ayer hablé de Ti a un israelita honrado. Espero que un día lo conocerás. Quiero ser yo quién te lleve a él.

–            No es imposible.

Judas interrumpe:

–           Maestro, me prometiste venir conmigo a Judea.

–           Iré. Simón continuará instruyendo a la gente sobre mi venida. Amigos, el tiempo es breve y la gente es mucha. Ahora voy con Simón.  Al atardecer nos encontraremos en el camino del Monte de los Olivos y distribuiremos el dinero a los pobres. ¡Id!

En su interior, Judas está renuente a separarse de Jesús; pero obedece con prontitud. Y dice:

–           Vamos, Juan.

Y los dos apóstoles más jóvenes, se alejan alegremente.

Cuando Jesús queda solo con Simón, le pregunta:

–            ¿Esa persona de Betania, es un verdadero israelita?

–            Lo es. Existen en él, todas las ideas imperantes; pero tiene verdadera ansia por el Mesías. Y cuando le dije: “Él está entre nosotros” me contestó: “Feliz de mí, que vivo en estos tiempos.”

–            Algún día iremos a su casa, a llevarle mi bendición. ¿Qué te parece el nuevo discípulo?

–            Se ve que es muy joven y parece inteligente.

–            Lo es. Tú que también eres judío; lo comprenderás y lo compadecerás más que los otros, por sus ideas.

–            ¿Es un deseo o una orden?

–            Es una dulce orden. Tú que has sufrido, puedes tener mayor comprensión. El dolor es maestro de muchas cosas.

–            Porque Tú me lo mandas, seré para él comprensión.

–            Así es. Probablemente mi Pedro y no tan solo él; se admirará un poco de cómo cuido y me preocupo más por este discípulo. Pero algún día lo entenderán… Cuando uno no ha madurado en su formación, tiene más necesidad de cuidado. Los demás… ¡Oh! Los otros se formarán por sí mismos, tan sólo por el contacto. No quiero hacer todo Yo. Pido la voluntad del hombre y la ayuda de los demás, para formar a un hombre. Os llamo para que me ayudéis… y agradezco mucho la ayuda.

–            Maestro, ¿Te imaginas que él te proporcionará desilusiones?

–            No. Pero es joven y se formado en el Templo y en Jerusalén.

–            Oh! Cerca de Ti, se curará de todos los vicios de esta ciudad… Estoy seguro.

Jesús murmura:

–           Así sea. –Y luego dice con voz más fuerte- Ven conmigo al Templo. Evangelizaré al Pueblo…

Y se van juntos.  

Al día siguiente. Al rayar el alba, Jesús está con Juan, Simón y Judas; en la cocina de la casita. Y les dice:

–                 Amigos. Os ruego que vengáis conmigo por la Judea. Si no os cuesta mucho. Sobre todo a ti, Simón.

El apóstol le pregunta:

–                 ¿Porqué, Maestro?

Jesús contesta:

–                 El camino es muy duro por los montes de Judea y tal vez para ti sea más duro si te encuentras con algunos de los que te hicieron daño.

–                 Por lo que toca al camino, me siento fuerte y no siento ninguna fatiga. Mucho menos si voy contigo. Por lo que toca a quién me dañó… el odio cayó junto con las escamas de la lepra. Y no sé, créemelo; en qué has hecho el mayor milagro, si al curarme la carne corroída o el alma que ardía con el rencor. Pienso que no me equivoco si afirmo, que el milagro más grande fue en el alma. Una llaga del espíritu, no se cura tan fácilmente. Y Tú me has curado de un golpe, en una forma completa. El hombre no se cura de un hábito moral, si Tú no aniquilas ese hábito con tu querer santificante. Aunque uno lo quiera hacer con todas sus fuerzas.

–                 No te equivocas al juzgar así.

Judas pregunta un poco resentido:

–                 ¿Por qué no lo haces así con todos?

Juan pone una mano sobre el brazo de Judas y le dice cariñoso:

–                 Lo hace, Judas. ¿Por qué le hablas así al Maestro? ¿No te sientes cambiado, desde que estás con Él? Yo era discípulo de Juan el Bautista; pero me siento totalmente cambiado, desde que Él me dijo: ‘Ven’- y mirando a Jesús agrega- Perdón, Maestro. Hablé en tu lugar. Es que no quiero que Judas te cause ningún dolor.

Jesús lo tranquiliza:

–                 Está bien, Juan. No me ha causado ninguna pena como discípulo. Cuando lo sea, si continúa con su modo de pensar, me causará dolor. Vendrá un día en que tendréis la Sabiduría, con su Espíritu… entonces podréis juzgar justamente.

Judas pregunta:

–                 ¿Y todos podremos juzgar justamente?

–                 No, Judas.

–                 ¿Pero hablas de nosotros los discípulos o de todos los hombres?

–                 Hablo refiriéndome primero a vosotros y después a los demás. Cuando llegue la hora; el Maestro instituirá discípulos y los enviará por el mundo…

–                 ¿No lo estás haciendo ya?…

–                 Por ahora no os empleo más que para que digáis: “El Mesías está aquí. Venid a Él.” Entonces os haré capaces de que prediquéis en mi Nombre y que hagáis milagros en mi Nombre…

–                 ¡Oh! ¿También milagros?

–                 Sí. En los cuerpos y también en las almas.

Judas  está feliz ante la idea y exclama gozoso:

–                 ¡Oh! ¡Cómo nos admirarán!

Juan mira pensativamente a Jesús y dice con un dejo de tristeza en la voz:

–                 Entonces ya no estaremos más con el Maestro. Y yo tendré temor de hacer lo que es de Dios, a mi manera de hombre.

Simón dice:

–                 Juan, si el Maestro lo permite, me gustaría decirte lo que pienso.

Jesús contesta:

–                 Díselo a Juan. Deseo que mutuamente os aconsejéis.

–                 Ya sabes que es un consejo.

Jesús sonríe y calla.

Simón le dice a Juan:

–                 Creo que no debes y no debemos temer. Si nos apoyamos en la sabiduría del Maestro Santo y en su promesa. Si Él dice: “Os enviaré” y promete vestir nuestra miseria intelectual, con los rayos de la potencia que el Padre le da para nosotros, debemos estar seguros que lo hará y que lo podremos hacer, por su infinita misericordia. Todo saldrá bien, si no introducimos el orgullo, el deseo humano en nuestro obrar. Pienso que si corrompemos nuestra misión, que es del todo espiritual, con elementos que son terrenales, entonces la promesa de Cristo se depreciará; no por incapacidad suya, sino porque nosotros la rebajaremos con nuestra soberbia. No sé si me explico bien…

Judas le dice:

–                 Lo has hecho muy bien. Yo me equivoqué. Pero sabes… Pienso que en el fondo desear ser admirados como discípulos del Mesías, es porque somos suyos a tal punto, que haremos lo que Él hace. Y todo proviene de aumentar más la figura poderosa de Él entre el pueblo. ¡Alabanzas al Maestro que tiene tales discípulos! Esto es lo que quería decir yo.

Simón le contesta:

–                 No es todo error lo que dices. Pero, mira Judas. Provengo de una casta que es perseguida por haber entendido mal lo que es el Mesías. Si lo hubiésemos esperado con una justa visión de su Ser, no habríamos caído en errores que son blasfemias a la Verdad y rebelión contra la ley de Roma. Por lo cual tanto Dios, como Roma; nos han castigado. Hemos querido ver en el Mesías, sólo a un hombre conquistador y a un libertador humano de Israel. A un nuevo líder y más grande que el héroe, Judas Macabeo. Sólo esto y ¿Por qué? Porque cuidábamos más de nuestros intereses; de la patria y de los ciudadanos, que de Dios. ¡Oh! El amar la  patria es una cosa santa; pero ¡Qué es frente el Cielo eterno! La patria verdadera es la celestial.

Cuando fui perseguido y anduve fugitivo, me escondía en las cuevas de las bestias. Compartía con ellas el lecho y la comida, para escapar de los romanos y sobre todo, de las delaciones de falsos amigos. También cuando en espera de la muerte, probé el olor del sepulcro en mi cueva de leproso… ¡Cuánto he pensado y he visto! He visto con el espíritu, la figura verdadera tuya, Maestro y Rey del espíritu. La tuya, ¡Oh, Mesías! Hijo del Padre que llevas al Padre y no a los palacios de polvo; no a las deidades de fango. ¡Tú! ¡A Ti! ¡Oh, me es fácil seguirte! Perdona mi entusiasmo que se explaya de este modo, porque te veo cómo te había imaginado. Te reconocí inmediatamente, porque mi alma ya te había conocido…

Jesús sonríe y contesta:

–                 Por esto te llamé. Y por eso te llevo conmigo, ahora en mi primer viaje a Judea. Quiero que completes el reconocimiento. Y quiero que también éstos jóvenes, aprendan a ser capaces como tú, de llegar a la verdad por medio de una meditación constante. Y sepan cómo su Maestro ha llegado a esta hora. Después entenderéis. Hemos llegado ya a la Torre de David. La Puerta Oriental está cerca.

Judas pregunta:

–                 ¿Saldremos por ella?

–         Sí, Judas. Primero iremos a Belén. Allí nací. Es bueno que lo sepáis, para que lo digáis a los demás. También esto entra en el conocimiento del Mesías y de la Escritura. Encontraréis las profecías escritas en las cosas, con voces que no pertenecen más a la Profecía, sino a la historia. Daremos la vuelta, donde están los palacios de Herodes.

Judas dice:

–                 Donde vive la vieja zorra, malvada y lujuriosa.

Jesús advierte:

–                 No juzguéis. Sólo Dios es Quién juzga. Vayamos por aquella vereda, entre las hortalizas, nos cobijaremos bajo la sombra de un árbol, cerca de algún lugar hospitalario hasta que el sol deje de quemar. Después…

Jesús continúa instruyendo…

Y emprenden la marcha hacia Belén.

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA

62.- LA ORGÍA INOLVIDABLE…


El emperador Tiberio, fue muy aficionado al dinero y difícilmente se le arrancaba. Con el tiempo, su avaricia le llevó a la rapiña y el lema que rigió su gobierno fue: ‘Que me odien con tal dé que me teman’.

Cuando comenzó su vida militar, antes de que fue César, sus compañeros le  conocieron por su afición al vino hasta tal grado, que los soldados le apodaron: ‘Biberius Caldus Mero’ (todas estas palabras aluden al vino de diversas maneras)

Su crueldad y su hipocresía eran tales, que cuando Augusto lo nombró su sucesor, las palabras que pronunció en su lecho de muerte, fueron: ‘Desgraciado pueblo romano que va a ser presa de tan lentas mandíbulas’

También era un hombre extremadamente lujurioso. En su retiro de Capri tenía una habitación destinada a sus desórdenes más secretos, guarnecida de lechos alrededor….

Y allí, un grupo elegido de jóvenes disolutos reunidos de todas partes y algunos que inventaron ‘monstruosos placeres’, a los que llamó ‘spintrias’(sus maestros de voluptuosidad) formaban entre sí una triple cadena y entrelazados de esta manera, se prostituían en su presencia para estimular sus lánguidos deseos; pues al final de su vida, solo era un anciano impotente.

Como gran adicto al sexo, en el palacio de Roma que se ha salvado del incendio, también tenía todo un sector destinado a lo mismo. Además de esa habitación especial, hay diferentes salones arreglados especialmente para estos placeres; adornados con cuadros y bajorrelieves lascivos y llenos de libros de Elephanditis (Pornografía gráfica), para tener en la acción modelos que imitar.

Sus jardines han sido diseñados como bosques y selvas consagrados a Venus Afrodita y están decorados con grutas excavadas en la roca y en las cuales hay hermosas y artísticas estatuas que parecen casi vivas. En las cuales se ven jóvenes de ambos sexos, mezclados en actitudes voluptuosas y posiciones obscenas y sugerentes, con trajes de ninfas y faunos.

Hay también un baño con una piscina especialmente diseñada, en la cual enseñó a niños de tierna edad a los que llamaba sus ‘pececillos’ a que jueguen entre sus piernas, excitándole con la lengua y con los dientes. Y a los más grandecitos que estaban en lactancia aún, les ofrecía los genitales para que le diesen el género de placer al que sus tendencias y su edad le inclinaban de una manera especial.

Recibió un legado de uno de sus amigos que le daba a elegir entre un cuadro de Parrasio en el que Atalante prostituye su boca a Meleagro o un millón de sestercios…  Tiberio prefirió el cuadro y lo colocó como un objeto sagrado en su alcoba…  Y este cuadro adorna ahora el salón principal de la casa de Tiberio en Roma, justo encima de donde se encuentra el triclinio imperial.

Aminio Rebio y Vitelio en su infancia, fueron ‘pececillos’ de Tiberio y desde su juventud, han sido marcados con el afrentoso nombre de ‘Spintria’. Y por su gran experiencia en estos oficios, Vitelio ahora es el intendente de placeres de Nerón…  

Aminio Rebio, Faonte el liberto del César y dos enviados de Tigelino; fueron a las cárceles para elegir doncellas y jóvenes cristianos… Para recreación del César y de sus invitados…

La fiesta en el palacio de Tiberio en el Esquilino, está en todo su apogeo…

Cientos de lámparas brillan sobre las mesas y penden de las murallas. Los acordes de la música, invaden el ambiente. El aroma de las flores y los perfumes de Arabia, son aspirados con deleite por los invitados lujosamente ataviados y que reclinados en sus triclinios, disfrutan de los deliciosos manjares y los exquisitos vinos que aumentan la euforia general. Y las rosas siguen cayendo…

Nerón está muy contento…

Y Popea regia y magnífica, luce su belleza con una sonrisa congelada que no llega a sus ojos, ni ilumina la expresión sombría que encubre su dolor, después del asesinato de su hijo Rufio Crispino.

Nerón ya cantó su Troyada y una atronadora tempestad de aplausos y aclamaciones le alimentan su insaciable vanidad de artista. Algunos que levantaron sus manos como enajenados por su prodigioso talento, le han dejado sumamente satisfecho.

De vez en cuando mira con una sonrisa de maligna crueldad a Marco Aurelio y a Petronio, a los que tiene como invitados de honor, muy cerca de él…

Petronio, ingenioso y elegante como siempre, hizo destellar su inteligencia y exquisita agudeza a lo largo del banquete, sacando a Marco Aurelio de varias sutilezas engañosas por parte de los demás augustanos y luchando él mismo en aquellas arenas movedizas que son las intrigas de la corte imperial; saliendo adelante con donaire y su gallardía habitual.

Marco Aurelio está tranquilo y se porta tan distinguido como su tío, con una innata elegancia y sobriedad en todos sus ademanes.

Popea mira disimuladamente a Marco Aurelio… Pues que lo único que la alienta en este banquete, es la alegría anticipada de su venganza sobre el tribuno. Se siente un poco mareada por el vino y el humo del incienso. Finge que disfruta de los espectáculos que han sido preparados para la fiesta…

Nuevamente se da lectura a versos y se escuchan diálogos en los cuales la extravagancia, ocupa el lugar del ingenio.

Después Paris el célebre mimo, hace una representación magistral en lo que parecen escenas llenas de encantamiento, pues con los movimientos de sus manos y del cuerpo, tiene una increíble habilidad para expresar cosas que parecen imposibles de hacer patentes en una danza… Sus manos parecen oscurecer el aire creando una nube animada, sugerente, voluptuosa, que circunda las formas de una doncella agitada por un inefable desmayo…

Es una verdadera pintura, no una danza…

Una pintura expresiva en la que se revelan los secretos del amor, embelesante a la par que impúdico. Y al finalizar da principio una danza báquica, llena de gritos desenfrenados y licenciosos desbordes acompañados del son de cítaras, tambores, laúdes y címbalos, en una música incitante a dar rienda suelta a la pasión.

Marco Aurelio mantiene en todo momento una actitud tranquila, digna y un tanto seria. Su carácter reservado y su calma intrigan a todos los augustanos, pero especialmente al César y a Popea…

Tanto Marco Aurelio como Petronio participan del banquete y beben vino, pero sin perder la sobriedad. Se mantienen sonrientes y ecuánimes.

Entrada la noche Faonte, el liberto del César se acercó y murmura unas palabras a su oído. El César hace un gesto de asentimiento…

Están en el salón que Nerón llama su ‘Paraíso de deleites’ y que forma parte del sector de la casa de Tiberio que fue construida para sus placeres.

Los esclavos siguen trayendo más viandas y licores que sirven en la espléndida vajilla ribeteada en oro y las ricas copas artísticamente diseñadas y decoradas con escenas voluptuosas y acordes a la ocasión. Los manjares y las bebidas han sido especialmente preparados con afrodisíacos.

Entonces Tigelino se acercó a Nerón y a Popea, diciéndoles algo en voz tan baja, que Petronio que está al lado del César, lo único que pudo captar fue la respuesta del emperador:

–           No importa. Aún nos queda el Circo. Entonces será un espectáculo digno de la multitud.

Lo que Tigelino les ha comunicado, es que por la enfermedad de Alexandra, no ha sido posible sacarla de la prisión y no participará de la fiesta de esa noche.

Popea no logró ocultar su desencanto y su frustración.

Después de un tiempo prudencial le solicitó a Nerón permiso para retirarse, pues se siente indispuesta. Y no pudo evitar mirar al tribuno con rencoroso desprecio y a Petronio con una ominosa mirada, que acompañó con su eterna y congelada sonrisa.

El César se levantó para escoltar a Popea que se despidió de los presentes y a los que Nerón les dice que regresará pronto. Y efectivamente, un poco más tarde volvió al salón, para disfrutar de la sorpresa preparada por Vitelio.

Entre los asistentes al banquete está el joven Aulo Plaucio, un hombre lleno de belleza y gallardía que es amante de Nerón y que tiene una gran voz de barítono. Nerón había dicho siempre y le ha hecho creer que lo ama y que lo nombrará su heredero al trono del imperio. En todos los banquetes, después que Popea se retira; él hace las delicias del emperador.

Entre los acordes de la música, el aroma del incienso y las bromas con que el César está demostrando su gran satisfacción en esta noche en particular, nadie se percata de la señal que Tigelino le hace a Nerón. Enseguida éste llamó a Faonte, a Doríforo y a Aulo Plaucio.

Cuando llegaron ante él, ordenó a los libertos que lo sujetaran y ante la sorpresa general; éstos lo tiraron sobre el lecho imperial y lo inmovilizaron; mientras el César, haciendo derroche de violencia, lo violó.

Después de esta infamia, Nerón se levantó como si nada hubiera sucedido y declaró:

–           Que mi madre bese ahora a mi sucesor.

A continuación,  lo acusó de conspiración y ordenó que lo torturaran, recomendando que los verdugos lo hieran de manera que se sienta morir y que su muerte sea lenta en el suplicio.

Y luego, envanecido por hacer todo siempre impunemente, se volvió hacia Petronio, lo miró y dijo con displicencia:

–           Ningún Príncipe ha sabido cuanto puede hacerse desde el poder. –Enseguida miró a Vitelio, agregando- Veamos querido amigo, lo que has preparado para nuestro deleite.

Después de que los libertos se llevaron a Aulo Plaucio, que se había desmayado de terror; Vitelio se levantó, hizo una reverencia a Nerón y se acercó a Aminio Rebio; que a su vez descorrió una cortina casi transparente que había en un extremo del salón.

Detrás de ella está un grupo de varones y doncellas que evidentemente han presenciado todo lo  sucedido. Y todo esto fue hecho a propósito, para quebrantarles el espíritu y mostrarles lo que les espera, al que tenga la osadía de no someterse…

Tigelino les da una orden y ellos avanzan formando una larga fila de un extremo a otro del enorme salón, para que el emperador y sus invitados, puedan verlos y examinarlos bien a todos.

Son veinticuatro mujeres y veintidós hombres, cuyas edades oscilan entre los quince y los veinticinco años. Todos están totalmente desnudos y llevan una corona de rosas en la cabeza. Han quedado de pie, frente al César y sus convidados.

Lo más sorprendente es que mantienen una dignidad majestuosa a pesar de la humillación que debe significarles el no llevar ninguna prenda de vestir, que los cubra…

Marco Aurelio reconoció a varios y sintió una gran opresión. Cuando vio a Margarita, la hermana de Alexandra, un profundo dolor se le clavó en el pecho… Inclinando la cabeza, cerró los ojos y oró…

Petronio permaneció imperturbable. Conoce a Nerón. Y con su elegancia característica, ni un solo músculo de su rostro, delató sus verdaderos pensamientos y sentimientos…

Séneca, movió la cabeza casi imperceptiblemente y la inclinó para esconder la expresión de su rostro…

Trhaseas frunció el entrecejo y una fugaz sombra de desaprobación nubló su semblante. Y se sumió en sus reflexiones…

Lucano pareció sorprenderse, pero asumió su actitud de siempre.

Plinio solo miró, pero no demostró nada.

Marcial levantó una ceja y no manifestó lo que pensaba. Mantuvo una actitud expectante…

Todos los demás miraron a los jóvenes con una mezcla de admiración, curiosidad morbosa, intensa avidez, lujuria y lascivia.

Nerón los observó atenta y detenidamente a cada uno de ellos y con una sonrisa, dirigió una mirada de aprobación a Vitelio, Tigelino y Aminio Rebio, que han esperado expectantes su dictamen.

Ellos los seleccionaron y están seguros de que ni siquiera el exigente y perfeccionista Petronio, podrá poner una sola objeción a aquel estupendo grupo de jóvenes que son una muestra excelente de juventud y belleza: cuerpos y rostros perfectos portes regios y de gran dignidad, sin llegar a la altivez.

Esta promete ser una gran orgía y una noche de placeres incomparables…

Vitelio le prometió que ha preparado con ellos una serie de fantasiosas representaciones en las cuales, él podrá elegir a los que más le agraden, para su placer personal.

Están por gustar de un deleite nuevo y bastante raro… Porque a pesar de su edad, todos son vírgenes…

Lo único que molestó a Nerón y mucho; fue que ninguno al mirarlos él a la cara, bajase la mirada, ni el rostro. No fueron retadores ni altivos, solo le miraron ellos a su vez con tranquilidad y sin hacer ninguna inclinación. Sin el menor rastro de temor o servilismo. Sin ninguna turbación o nerviosismo. ¡Y nadie le hizo una reverencia! Y esto último, lo consideró un gran insulto a su megalomanía.

Petronio también notó esto. Y conociendo al César, aumentó su admiración y su respeto por los cristianos. Y también su preocupación por lo que sucedería a continuación…

Nerón dio la espalda a sus prisioneros y por unos instantes permaneció así. Su rostro regordete toma una expresión concentrada y terrible… Mientras parece reflexionar, con su mano izquierda se toca su corona de laurel. Y tomando la orla de su manto cuajado de estrellas de oro y perlas, con un ademán regio lo levantó con su mano derecha y dándose vuelta, lo soltó hacia atrás.

Enseguida,  miró a los jóvenes cristianos. Caminó lentamente frente a ellos… Los fue recorriendo uno a uno con lentitud y una expresión maligna y cruel en sus ojos azules, que hizo estremecer a quienes lo conocen muy bien.

Luego dijo con voz muy pausada:

–           Estas hermosas cabezas, caerán en cuanto yo lo ordene.

Sorpresivamente, una voz muy serena y varonil, respondió:

–           El poder que Dios te ha concedido tiene un límite.

Nerón se volvió con rapidez, buscando entre los hombres al que habló y que al parecer no está enterado de que a nadie le está permitido hablar, a menos que el emperador lo haya interrogado primero.

–            ¿Quién dijo eso? –preguntó con voz contenida y terrible.

Da un paso al frente un joven que hubiera podido ser el modelo con el cual Miguel Ángel esculpió su ‘David’ y que con su armoniosa voz, confirmó:

–           Yo… -Y ante la mirada interrogante del César, agregó- Mi nombre es Oliver y soy cristiano. Cierto es que tienes poder sobre nosotros. Eres nuestro emperador y como a tal te respetamos. Pero no puedes ir más allá de lo que te ha sido concedido. A tu pesar, también tú obedeces los designios misteriosos del Dios Único y Verdadero.

Nerón amenazó con voz glacial:

–           Puedo hacer contigo lo que acabo de hacer con Aulo Plaucio.

Inesperadamente, una voz dulce entre las vírgenes, se elevó con impresionante firmeza:

–           No. Porque somos Templos vivos del Dios Único y Verdadero y no puedes profanarlos a tu placer.

Nerón se volteó rápidamente, para conocer a la que se ha atrevido a hablarle de ese modo. Y vio a la más jovencita entre las doncellas que están ahí.

–           ¿Quién eres tú? –preguntó con un tono vibrante de ira.

–           Fátima. Soy cristiana. Y te repito: Somos Templos Vivos del Espíritu Santo. Y estamos aquí, no para tu deleite; sino para dar testimonio del Dios Altísimo.

Nerón la fulmina con la mirada, antes de decir con voz escalofriante:

–           ¿Sabes que puedo enviarte para que te deshonren los gladiadores y se diviertan contigo hasta que se cansen?…

–           Puedes. Claro que puedes ¡Si Dios te lo permite!… -dijo otra voz dulce y femenina. Y sin que nadie se lo ordenase, da un paso al frente identificándose- Soy Margarita y soy cristiana… Y tú eres esclavo del amo al que perteneces: Satanás. Y es él a través de ti, el que verdaderamente nos quiere destruir. Tú solamente eres su miserable instrumento…

La joven virgen se yergue imponente y mira severamente a Nerón… Su actitud es tan digna que parece una Reyna más majestuosa que la misma Popea y tan solemne que parece una diosa, pues irradia la misma Presencia que un día dejara pasmado a Marco Aurelio, cuando Alexandra dijo que el herido permaneciera entre los cristianos…

Petronio la admira literalmente con la boca abierta…

Todos están paralizados por el asombro, pues nadie le ha censurado jamás nada al emperador y esta actitud es inaudita… Esta virgen bellísima parece una deidad airada y sus palabras manifiestan su severidad implacable…

Trhaseas se cubre la boca tratando de cubrir la exclamación que se le escapa admirado:

–           ¡Athena Parthenos!

Definitivamente las cosas para el César, no están resultando como las esperaba… Entonces dijo con tono lastimero:

–           ¿Qué clase de religión impera en vosotros que os hace hablar así? Soy tu emperador.

El tono grave de otra voz masculina, rasga el aire:

–           ¿Acaso ignoras que no hay religión si es violenta y oprime a los que no quieren?-da un paso al frente mientras agrega- Soy Sergio y soy cristiano.

Nerón exclama con desprecio:

–           ¡Cristiano! ¿Cómo se llama tu Dios?

–                      El Altísimo Señor del Universo: Yeové, el Padre Eterno. Jesucristo su Hijo y el Espíritu Santo.

–           ¿Son tres dioses? –pregunta Nerón perplejo.

–           No. –dijo otra voz masculina. Y el que habló dio un paso al frente mientras continua- Son Tres Personas Distintas y un solo Dios Verdadero. Todopoderoso. Creador, Dueño y Señor de todo el Universo. Los que le adoramos somos cristianos. Mi nombre es Joshua.

Nerón suelta una carcajada y se burla:

–                      ¡Todopoderoso! –Y con gran sarcasmo agrega- ¿No es acaso ese hebreo que fue crucificado con los malhechores en el principado de Tiberio y murió en la Palestina?

Una joven que todavía no cumple los 18 años, se adelanta y proclama:

–                      Sí. Murió en la Cruz para salvarnos. Su nombre es Jesús. Dios lo resucitó y Reina Glorioso desde el Cielo. Y gobierna todo el Universo y el mundo espiritual e invisible.-dice con voz  muy dulce, identificándose- Mi nombre es Jade y soy cristiana.

El César la mira fijamente por un momento demasiado largo…  Enseguida se dibuja en su rostro una sonrisa escalofriante y pregunta suavemente:

–           Si es como dices. ¿Por qué ha dejado que cayerais en mis manos? En este momento yo soy vuestro dios. Y os enseñaré a comportaros ante vuestro emperador. Yo voy a demostraros cuál es el verdadero poder. –Estas palabras las declara Nerón con el rostro oscurecido por una expresión despiadada e inhumana.

En el silencio que sigue, solo se oye el chisporroteo de las lámparas de aceite, porque hasta los músicos se han quedado paralizados; viendo el contraste total entre la cara de los aterrorizados comensales y el semblante tranquilo de todos los jóvenes.

Después de un momento se oye como una campana, otra voz resonante y firmemente armoniosa:

–           Mi nombre es Daniel y soy cristiano. Y te aclaro que no haremos lo que esperas de nosotros, según lo que estamos concluyendo.- Dice mientras recorre con una mirada significativa, las pinturas y las estatuas que adornan el salón- En este lugar al que nos has traído…

Nerón lo mira colérico…

Sin decir una sola palabra, va hacia su pretoriano más próximo y le saca la espada de su vaina. Con gesto feroz mira al que habló al último y camina hacia él, mientras sentencia airado e implacable:

–           ¡Doblegaré tu locura!

El joven lo mira impasible y declara:

–           Puedes aplicarme las torturas más crueles, pero no me perjudicarás. Tú en cambio, estás preparando tu alma, para tormentos eternos. Y los que me inflijas serán dulces, comparados con los que te esperan a ti. Y te los infligirá el que ahora te induce a atormentarnos.

Nerón se acerca furioso y lo atraviesa con la espada de tal forma… Que la punta de la misma sale por la espalda del infortunado, goteando sangre…

Cuando la saca con un movimiento violento; la espada ensangrentada salpica sus vestiduras de color amatista y antes de que pueda decir nada…

Y la voz del joven que está al lado del que ha sido herido, se oye con acento triunfal:

–           Yo soy Iván y también soy cristiano… Y debes saber que los que temen a Dios, no pueden ser perjudicados, ni doblegados por los tormentos. Los suplicios resultan ser sus ganancias para la Vida Eterna, porque todo lo sufren por Cristo.

Es el mayor de todos. Un  joven como de unos veinticinco años. De rubios cabellos oscuros y ensortijados. Y con unos bellos ojos verdes como el mar.

–           ¡¡¡Aaaahhh!!!

Esta exclamación de sorpresa y admiración, que brota de todas las gargantas, impide una respuesta al insolente.

Nerón voltea y se queda mudo y boquiabierto…

El joven que acaba de herir en forma tan atroz; en lugar de derrumbarse, se ha erguido aún más. Y su herida ha sanado instantáneamente de forma impresionante, ante los ojos de todos los asistentes a este drama tan singular…

El César está impactado, pero su ferocidad es más fuerte y su crueldad prevaleció. Dirige una mirada significativa hacia Aminio Rebio: hombre infame, afeminado y cruel.

Y éste se acerca al insolente, obedeciendo la orden silenciosa del emperador…

Con su mano derecha acaricia con lascivia, el cuerpo perfecto de Iván y éste le dice con tono tranquilo:

–           No lo hagas. ¡Detente o lo lamentarás!…El Ángel del Señor está conmigo y no te permitirá lo que pretendes…

Aminio Rebio no lo escucha y mucho menos le hace caso. Excitado por la lujuria ante la hermosura llena de gallardía de aquel cuerpo perfecto y musculoso, lo manosea con sumo deleite, lleno de lascivia…

Pero de repente se aparta como si hubiese sido herido por un rayo. Y grita con inmenso dolor:

–           ¡No veo! ¡No veo! El ángel me ha herido en los ojos y no puedo ver nada. ¡Piedad! ¡Piedad! –y se hace para atrás trastabillando, como hacen los ciegos cuando no tienen quién los guié.

Fátima grita con júbilo:

–           ¡Dios resguarda su santuario! Y ¡Ay de vosotros que pretendéis profanarlo!…

Todos los que antes los miraran con lujuria, han perdido la avidez y ven cómo se está arruinando su grandioso festín sexual…

Nerón está estupefacto y aterrado…

Pero arrebatado por la ira como si fuera una fiera herida, ordena a sus libertos que los cristianos sean conducidos a la tortura y que los verdugos desplieguen contra ellos toda su violencia…

Concluye diciendo:

–           Yo mismo supervisaré los tormentos. ¡Llévenselos! –Y volviéndose a los invitados del frustrado banquete, les dice- ¡Vamos! La fiesta apenas comienza…

Todos lo miran pasmados, entre admirados y aterrorizados…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, CONOCELA

17.- LA ORGIA Y EL DESENGAÑO II


EL SUEÑO IMPOSIBLE

Hasta ahora Popea Sabina ha dominado a Nerón en tal forma, que verdaderamente ella es el poder detrás del trono. Pero sabe perfectamente que cuando está de por medio su vanidad de cantante, auriga o poeta, es muy peligroso provocarlo. Y por eso llegó muy pronto.

Ataviada como el César, en traje de color amatista, lleva en su hermoso cuello una fabulosa gargantilla con  esmeraldas. Su actitud es dulce y sus cabellos dorados.

Y aunque es divorciada de dos maridos, tiene en su hermoso rostro, la expresión inocente de una virgen.

Es recibida con aclamaciones de: “¡Divina Augusta!”

Alexandra no había visto jamás una mujer más linda…

Y casi no da crédito a sus ojos, porque sabe que Popea Sabina, es una de las mujeres más viles y peligrosas de la tierra. Fabiola le había contado como a causa de sus intrigas, Nerón asesinó a su propia madre y a su esposa. La conoce por los rasgos de su vida que han referido los huéspedes y los siervos en la casa de Publio. Sabe que las estatuas erigidas en su honor, han sido derribadas por la noche. Y a pesar de los castigos, aparecen inscripciones injuriosas en la muralla, gritándole su vileza.

Y sin embargo, a la vista de la famosa Popea Sabina, considerada por gran parte de los romanos como la encarnación de la maldad y el crimen; a Alexandra le pareció que su rostro era angelical.

Y la admiró en su belleza y en su porte de emperatriz. Al mirarla, le parece casi imposible conciliar lo que ha oído de ella.

Asombrada, exclama:

–           ¡Ah! ¡Marco Aurelio! ¿Es posible?…

Pero él tribuno está alterado, mareado por el vino y muy impaciente por todo lo que ha sucedido y que rompió el encanto de su fascinación, alejándola de él…

Por lo mismo no la deja terminar de hablar y le dice:

–           Sí. Es muy bella. Pero tú eres mil veces más hermosa que ella. Tú misma no lo sabes, ni estás consciente  de ello o ya te hubiera pasado lo mismo que a Narciso…  Ella se baña en leche de burras, pero ni así se puede comparar contigo. Tú no te conoces a ti misma, preciosa mía. Ya no la mires, vuelve a mí tus ojos, tesoro de mi vida. Ven junto a mí y bebe un poco de vino…

Y mientras le habla, se fue acercando siempre más a Alexandra…

Al mismo tiempo que ella se aparta, estrechándose más hacia Actea.

Pero en ese preciso momento, se hizo un silencio total.

Nerón está parado, apoyando sobre la mesa un laúd; con el cual empezó a tocar y a declamar, cantando rítmicamente su propio Himno a Venus.

Ni la voz un tanto aguda ni los versos, son tan malos.

A Alexandra le pareció que el himno también era hermoso y al mismo César que tenía en las sienes su corona de laurel y levantaba su mirada hacia arriba mientras canta, le vio un aspecto más noble y mucho más terrible…

Y no tan repulsivo como al principio de la fiesta.

Cuando terminó el canto, todos contestaron con aplausos estruendosos y gritos de:

–           ¡Oh, divina voz! ¡Glorioso artista!

Lo aclama todo un público enajenado con su ídolo y ruidoso como una colmena.

Esporo lo mira arrobado… (El joven al que tratará como esposa en su viaje a Grecia)

Pitágoras, el joven griego de extraordinaria hermosura, está arrodillado a sus pies… (El mismo con quién después hará que lo casen, ordenando a los sacerdotes que hagan la ceremonia del matrimonio con los rituales completos y con Nerón vestido de novia)

Popea inclina su cabeza de dorados cabellos. Lleva sus labios a la mano de Nerón y la besa en silencio por largo tiempo.

Pero Nerón mira hacia Petronio cuyo elogio espera recibir, antes que el de cualquier otro cortesano…

Petronio comenta:

–           Si se trata de la música, Orfeo debe estar en este momento tan verde de envidia como Marcial y Lucano; que están aquí presentes. Y en cuanto a los versos, lamento que no sean peores; si lo fueran podría encontrar las palabras precisas para hacer su elogio.

Los dos poetas no tomaron a mal el epíteto de envidiosos que les dio Petronio.

Al contrario, le dirigieron a éste una mirada de gratitud y aparentando mal humor, Marcial empezó a murmurar así:

–           ¡Maldito destino que me obliga a ser contemporáneo de semejante poeta! Si no fuera así; Marco Valerio Marcial, podría encontrar un sitio en la memoria de los hombres y en el Parnaso.

Lucano, confirmó:

–           Pero no. Ahora estamos destinados a apagarnos, como una vela ante la luz del sol.

Petronio, que tiene una memoria sorprendente, empezó a repetir extractos del himno y a encomiar y analizar las más bellas expresiones.

Marcial hizo como que se olvidaba de su envidia, ante los encantos de la poesía y unió su éxtasis al de Lucano, aprobando las palabras de Petronio.

En el semblante de Nerón, se refleja una enorme satisfacción y su insondable vanidad con la que está tan engolosinado es tanta, que no se da cuenta que rayan en la estupidez.

Luego les indicó los versos que él considera más hermosos y enseguida consoló a Marcial diciéndole:

–          No pierdas el ánimo, porque cualquiera que sea la condición en que nace un hombre, el homenaje que las gentes rinden a Zeus, excluye el respeto a otras divinidades.- Y no se sonroja al compararse a sí mismo con el rey del Olimpo.

Después de esto se levantó para llevar a Popea a sus habitaciones, pues ella realmente se siente enferma y desea retirarse. Ordena a todos los presentes que ocupen sus lugares y que continúe la fiesta, prometiendo volver.

La suntuosidad de la corte lo llena todo de áureos reflejos y da a los objetos un inusitado esplendor. Igual que a los invitados, felices por estar sentados a la mesa del emperador y ansiosos de acercarse al dispensador de toda merced, riqueza o dominio… Una sola de cuyas miradas puede abatir hasta el suelo o exaltar más allá de toda previsión.

Y en efecto, un rato después regresa, para seguir disfrutando de otros espectáculos que el mismo Petronio o Tigelino, han preparado para el banquete.

En el centro del salón, sobre una plataforma, se presentan dos atletas que van a dar un espectáculo de pugilato.

Cuando empieza la lucha y aquellos poderosos cuerpos lustrosos parecen formar una sola masa, los huesos crujen entre sus brazos de hierro, aprietan las quijadas y rechinan los dientes. También se oyen los rápidos y sordos golpes que dan con los pies, sobre la plataforma cubierta de azafrán. Luego, de repente se quedan inmóviles y silenciosos, como si fueran estatuas de piedra. Enseguida vuelven a trabarse y destrabarse, con increíble habilidad.

Los ojos de los espectadores siguen con verdadero deleite los movimientos de incesante y tremendo esfuerzo, de aquellas espaldas, muslos y brazos. Es como una especie de danza malabarista, grotesca y fascinante a la vez. Pero la lucha no se prolonga demasiado…

Atlante es un maestro, fundador de la escuela de gladiadores que tiene bien fundamentada su fama de ser el hombre más fuerte del imperio.

La respiración de su oponente comienza a ser más agitada. Luego se oye salir de su garganta, algo como un estertor ronco y se le pone cianótico el semblante. Ha empezado a arrojar sangre por la boca y finalmente se desploma.

Una tempestad de aplausos, saludó el desenlace de esta lucha. Y Atlante pone el pie sobre el cuello del cadáver de su adversario. Luego pasea en el salón con el aire y la sonrisa del triunfador, una mirada de absoluta satisfacción. 

Más versos, teatro, danza, canto.

Todo es un escenario creado para expresar con la danza, como si fuera un cuadro con una pintura viva y expresiva, en  la que se revelan los secretos del amor, embelesante a la vez que impúdico.

Azuzado por Tigelino, Nerón decide probar la lealtad de su consejero favorito.

Totalmente ajeno; Petronio conversa gentil con la joven mujer que apoya su bella cabeza en su hombro derecho, con la intimidad de una amante que se sabe apreciada.  Sylvia está casada con un político que viaja mucho. Es un secreto a voces entre los cortesanos que desde hace varios años sostiene una relación muy estrecha, con el Arbitro de la Elegancia.  El tiempo ha atemperado la pasión del principio y solo ellos conocen lo que hay en su corazón.

Nerón tiene una sonrisa siniestra y con humor perverso dice a Petronio:

–          ¿Tendrías inconveniente querido Petronio, en que Sylvia anime la parte más divertida de nuestra fiesta? –y su rostro tiene una expresión burlona y cruel.

Petronio, que lo conoce demasiado bien, esboza una sonrisa inescrutable y dice con displicencia:

–          Silvia es una mujer libre que siempre hace su voluntad. ¿Quién soy yo para oponerme?

La mujer que descansaba su cabeza en el hombro de Petronio, sonríe gentilmente. Se endereza, hace una ligera inclinación y contesta:

–          Tus deseos son órdenes, majestad.

Nerón la mira complacido y dice con cierto desgano:

–          Quiero que seduzcas a Lucrecia. Aquí.-señala el triclinio vacío que está a un lado.

Por toda respuesta ella inclina más la cabeza; deja su copa sobre la mesa. Se levanta y camina hacia el triclinio donde está Vitelio. Se inclina sobre una mujer joven que está riendo por las gracejadas del intendente de placeres de Nerón.  Lucrecia fue en otro tiempo, íntima amiga y amante de Popea  Sabina.

Mientras la mira fijamente, Silvia toma una de sus manos llena de joyas y atrapándole un dedo entre los dientes, lo mordió con mucho cuidado; saboreándolo luego con toda la boca.

Un escalofrío recorrió la espalda de Lucrecia que mira sorprendida a Sylvia.

Ésta le ha soltado el dedo y la toma por la nuca con suavidad, acercando su rostro, hasta casi besarla. 

Luego comenzó a hablar con los labios apretados contra los de ella.

–                     Nerón desea realizar con nosotras una fantasía sexual.  Si eres inteligente, será mejor que me correspondas con total abandono.

La vibración de sus palabras contra sus labios, resulta terriblemente erótica…

Lucrecia comprendió.

Abrió la boca y correspondió apasionadamente a la caricia femenina.

Luego poniéndose de pie, sonrió provocativa y recorrió con la mirada desde los pies hasta la cabeza, a la hermosa mujer que la espera.

Tanto vestida como desnuda…  Es una persona fascinante…

Llevó su mano hacia el sedoso cabello rubio de Sylvia y dijo con coquetería:

–           No será ningún sacrificio. Eres perfectamente hermosa querida. Y también deliciosa. –esta última palabra la dijo humedeciendo la comisura de su boca con un gesto sugestivo.

Las dos avanzaron hacia el sitio que Nerón indicara previamente.

Lucrecia es una mujer muy alta y delgada. Tiene unos ojos castaños, muy expresivos y grandes, en un rostro anguloso de facciones bellas y finas; su cabello castaño claro, está peinado y entrelazado con perlas.

Cuando llegan al triclinium, las dos actúan como si estuvieran en la intimidad de un dormitorio.

Se miran mutuamente, valorándose la una a la otra.

Después del escrutinio, les gusta lo que ven y deciden demostrárselo sin palabras.

Se acarician suavemente al principio y con premeditada lentitud.

Silvia le levanta el peplo y quedan al descubierto los senos pequeños y turgentes, que luego son acariciados con gran delicadeza. De pronto Lucrecia, voraz; posó su mano blanca y delicada sobre uno de los senos de Sylvia y juguetea con el pezón, a través de la tela que lo cubre, al tiempo que busca su boca hambrienta… Y se enfrascan en un duelo feroz.

El beso es apasionado y delirante; sus ropas se convierten en un impedimento insoportable. Con dedos temblorosos, ambas sueltan el broche de sus hombros y los peplos caen al suelo. Lo mismo sucede con las faldas…

Y pronto, ambas están desnudas y estrechamente enlazadas una a la otra. Se consumen con un deseo que crece como un incendio y tiene que ser saciado.

Quejidos, gemidos y suspiros, acompañan el desborde de caricias que las suspenden en el aire, excitadas e insatisfechas.

Sus labios se perfilan con leves mordiscos y suaves caricias con la lengua, electrizando todas sus terminaciones nerviosas, hasta que sus cuerpos exigen una satisfacción urgente que sorprende por su frenesí.

Apenas pueden respirar por lo intenso que es el placer.

Se acarician mutuamente con deleite; sorprendidas del poder intoxicante que pueden ejercer una sobre la otra. Sus bocas tiemblan por el erotismo salvaje de sus besos. 

Sus cabezas retumban por el volumen de las sensaciones y sus corazones laten al ritmo de un tambor primitivo. Han olvidado completamente al libidinoso público que las observa.

Aminio Rebio siente una excitación sexual devastadora y su voz truena como un rugido al exclamar:

–           Lucrecia es la única mujer que preserva mi gusto por los hombres.

Estas palabras son sorprendentes en un hombre que siempre ha manifestado abiertamente, su preferencia homosexual.

Y con un salto casi felino, se aproxima a la pareja que parece casi aislada del mundo y solo concentrada en su propio placer.

Con un movimiento ágil, se despoja de la toga y de la túnica. Y se dispone a explicar explícitamente, el porqué de semejante declaración.

Queda totalmente desnudo y con una gran erección.

Se coloca detrás de Lucrecia y la toma por la cintura, elevándola hacia él.

Ella tiene las caderas anchas y las piernas largas y muy bien torneadas. Cuando las poderosas manos masculinas se cierran sobre sus pechos menudos, con los pezones bien erectos ella casi no puede respirar; pues su placer se intensifica y al reconocerlo, apenas murmura:

–          ¡Oh, gatito mío; has venido!

Aminio jadeó contra sus rizos castaños.

Ella levanta ligeramente las caderas y él la penetra por detrás. Lucrecia se arquea contra él, mientras oleadas de calor la invaden y hacen que sus movimientos sean rítmicos; en círculo, frotándose contra el cuerpo masculino, mientras él está dentro de ella. Entonces la lujuria explota en un alocado frenesí y su forma de aferrarla es tan poderosa como posesiva. Y en preciso instante, la mujer comenzó a contraerse interiormente hasta el clímax total… Se retuerce ardiendo de deseo y sus gemidos de placer, braman desde su interior incrementándose siempre más…

Treinta segundos después de penetrarla, ella alcanza el orgasmo.

Él permanece totalmente controlado y la lleva al clímax varias veces sin salir de ella; colmándola y haciéndola estremecerse en un ruidoso alivio. A Lucrecia la ha convertido en una hembra en celo y copula con ella como si fuera un animal salvaje…

 Aquello no tiene nada que ver con el amor...   Es solamente sexo. 

Tigelino, queriendo humillar aún más a Petronio; se acerca al trío y se apodera de la mujer que piensa que es preciosa para su enemigo… Aparta a Sylvia con brusquedad y la acaricia con frenesí, con pasión llena de triunfo.  Ella le sigue el juego y el trío se convierte en cuarteto.

Petronio mira todo aquello con fría calma. Sorprendido con la revelación de sus propios sentimientos, pues no está celoso. Sumido en sus pensamientos, reflexiona en el enorme vacío que siente dentro de sí y en el sabor amargo de los placeres efímeros. Siente un inmenso cansancio y tedio. ¿Qué es lo que le pasa? Tiene todo para ser feliz y sin embargo, le falta el júbilo del verdadero amor. Un dolor lo invade al cuestionarse porqué la felicidad es tan inaccesible.

Y sin comprenderlo totalmente: ¡Cómo anhela sentir un amor tan apasionado y vehemente, como el que manifestó Marco Aurelio, la mañana en que irrumpió en su biblioteca!

Lo que verdaderamente anhela en lo más profundo de su alma es encontrar una mujer que sea al mismo tiempo bellísima como un ensueño y virtuosa como una virgen, para convertirla en reina de su hogar y que ella a su vez lo adore tanto, que le de los hijos que completarían una familia feliz. Pero en este tiempo son perlas rarísimas y comprende que tal vez está soñando con un imposible. Las mujeres así ya no existen.

Un gran quebrantamiento lo envuelve y lo llena de amargura, sin encontrar ningún alivio.

Bebe un sorbo de la copa de vino y piensa: ‘¡Oh! Si tan sólo pudiera llegar a amar, deseando morir por el ser amado…’ -Suspira profundamente.

¡Algo muy similar a la envidia lo estremece, al volver su mirada hacia donde está su sobrino!…

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA, – CONOCELA