Archivos de etiquetas: voluntad

N185 EL NUEVO PENTECOSTÉS


Mayo 30 de 2017

El Ejército ya está presto para la Gran Lucha, que se dará contra las Fuerzas del Mal.

Hijitos Míos, vengo pronto a prepararos para el Gran Cambio que se ha de dar sobre la Tierra y sobre el Universo entero. Todo lo Creado visible e invisible, afectado por el Pecado Original, será transformado. Vosotros mismos seréis transformados, tendréis otra vida, una vida de transformación en Dios.

Soy vuestro Dios Espíritu Santo y vengo a confirmar todo lo que Jesús os vino a dar y Enseñar.

Mis pequeños, aún NO conocéis lo que es la vida, la Verdadera Vida en Dios. Ciertamente vosotros que habéis sido escogidos y disteis vuestro “fiat”, tendréis esa Gracia.

Y como dicen las Escrituras: “muchos fueron los llamados y pocos los escogidos”, porque NO QUISIERON escuchar la Voz Divina, NO quisieron cambiar y dejar atrás el Pecado, NO QUISIERON AMAR… Y prefirieron el Odio y la Muerte.

Los que disteis vuestro “fiat”, los que respondisteis a la Palabra Divina, los que os dejasteis enamorar por el Amor Divino, seréis los que viviréis el Regalo tan grande que tendréis y que os dará el Padre, vuestro Dios.

Ciertamente, todo cambiará y muchos temen a ese cambio. Vosotros, los que estáis en Nuestra Santísima Trinidad, debéis permanecer alegres y seguros de que Nuestra Gracia está con vosotros y que lograréis ese Premio, porque os habéis mantenido en Fe y en Amor con Nosotros.

¡Hablar de Fe Mis pequeños, es tan difícil con muchos de vosotros! NO se han dejado mover por Mí, vuestro Dios Espíritu Santo.

Yo habito en vuestro interior y os voy llevando rápido o despacio, a alcanzar la perfección a la que estáis llamados todos. Pero son pocos los que se dejan mover y que ansían llegar a esa perfección que os va a dar grandes beneficios y alegrías.

Mis pequeños, estáis llamados a recibir Bendiciones y regalos grandísimos, inimaginables para vosotros; se os ha dicho que habéis desperdiciado mucho tiempo y vuestra vida. Satanás ha hecho su obra y Nos ha quitado muchas almas, para que puedan gozar de su salvación eterna.

El Amor que se ha derramado abundantemente sobre toda la humanidad, NO ha sido apreciado como debierais apreciar.

Tuvo que bajar vuestro Dios en Su Segunda Persona, para mover a las almas personalmente hacia su salvación. El mismo hombre se deshizo de su Dios. 

Ciertamente muchas, muchas almas lloran el error de ese momento. Lloran el que se hayan dejado manipular por las Fuerzas de Satanás, al grado de asesinar a su Mesías, a su Salvador.

Tuvieron el Cielo en la Tierra en la Presencia de Jesús, el Mesías. Y desperdiciaron esos momentos, toda esa Enseñanza, toda esa Guía Divina que os vino a dar el Mesías Prometido.

En estos momentos de la humanidad, ciertamente Jesús NO está en forma patente entre vosotros. Pero en Fe, ciertamente está entre vosotros y lo Despreciáis de la misma forma en que fue despreciado y asesinado en aquellos tiempos.

Tristeza os debiera dar el actuar como estáis actuando, el vivir como estáis viviendo; en hacer caso omiso de todo lo que tenéis en las Sagradas Escrituras y NO las tomáis para alcanzar vuestra perfección.

Jesús, el Cristo, está entre vosotros. Vive, tenéis Sus Palabras con vosotros en las Sagradas Escrituras y NO las buscáis, ¿Qué más queréis, Mis pequeños?

Yo Vivo en vosotros, Soy el Santo Espíritu de Amor que Vive en vosotros y os aconsejo, os muevo, os regaño, os levanto cuando vivís en el error. Y aún a pesar de tener toda esta Vida Celestial con vosotros NO cambiáis. NO os mejoráis, NO buscáis la perfección, NO buscáis el servir a vuestro Dios y a eso vinisteis Mis pequeños.

Vinisteis a la Tierra a una misión de servicio, sirviendo a vuestro Dios. Ayudando a vuestros hermanos a alcanzarLo, a regresar a Él, a vivir para Él.

Orad Mis pequeños, por tantos hermanos vuestros que viven en el error. Podéis hacerlo Mis pequeños, porque para Nuestra Santísima Trinidad, NO hay imposibles. La Fe lo puede TODO. La Fe en Nosotros puede cambiar al Mundo entero, pero tenéis que pedirlo.

Por eso al vivir en la Oración, se os revelan muchas cosas que NO se les dan a aquellos que NO viven en la Oración y en el interés de cumplir su misión.J.V. tiene una visión en este momento…

Te dejé ver Mi pequeño, ese Ejército que ya está presto para la Gran Lucha. Lucha Tremenda, que se dará contra las Fuerzas del Mal. Ciertamente vencereMos; pero esa gran cantidad de almas que NO viven en la Fe, que NO viven buscando a vuestro Dios, NO ayudan en mucho para que el Triunfo se dé pronto.

Si os unierais a Orar, si el Mundo entero se arrodillara, pidiera perdón de sus pecados y regresara al Bien, Satanás sería vencido inmediatamente. Pero la falta de Fe y esa falta de deseo de servir a vuestro Dios, hace que todo se alargue, que sufráis más y que se salven pocas almas.

Son infinidad de almas las que han de ser juzgadas. Vivís en una Obscuridad tremenda y muchas almas se pierden porque NO alcanzan a ver la Luz, la Luz de la Salvación que viene de Nosotros.

Todos tenéis la oportunidad de salvación, Me tenéis dentro de vosotros. NO tenéis que ir a buscar muy lejos para encontrar a vuestro Dios, estaMos dentro de vosotros.

¡Cuánto error de parte del hombre, por NO querer buscar el Bien para sí mismos! Ponen infinidad de pretextos y NO buscan el camino correcto para llegar a Nosotros. Pero Me tenéis en vuestro interior, fácilmente podéis llegar a Mí con una oración sencilla y profunda, colmada de Fe y de Amor.

Podéis entrar a vuestro corazón y encontrarNos. Ciertamente Yo estoy dentro de cada uno de los seres humanos, pero donde está una de las Tres Divinas Personas, las otras dos también están. Somos inseparables y Nuestra finalidad es única: Vivir en el Amor. 

Si un alma vive en el Amor, ha encontrado TODO. Preparaos Mis pequeños. Vivid en Oración profunda, NO os separéis de Mí… Os repito, NO tenéis que ir a buscarNos a diversos lugares de la Tierra, estaMos dentro de vosotros. 

LlamadMe, Mis pequeños. Confiad plenamente en Mí para que os transforme, pedídMelo. PedidMe vuestra Transfiguración de cuerpo y alma, que es lo que tiene que cambiar dentro de poco todo lo creado.

El Pecado Original transmutó todo, a todo lo creado le quitó lo Divino. Ciertamente todavía veis restos de lo que todo era antes. Es como si a una fruta deliciosa, le quitáis lo azucarado. La fruta la veis igual, pero NO tiene el mismo sabor…

Y así es ahora lo creado. Veis la Creación, pero NO es la Creación Divina, TODO está afectado por el Pecado Original.

El Pecado os está afectando a todo. Está destruyendo almas, está destruyendo la vida espiritual que todos debierais tener en alto grado.

Es claro que lo que estáis viviendo, NO es lo que vuestro Dios Padre Creó para que gozarais. Lo que Él creó en un Principio era Perfecto, Santo y Sano, espiritualmente hablando.

Era Vida, era Amor. TODO era Virtuoso, todo estaba en Nuestra Trinidad.

Os he dicho que todo lo creado tiene vida. Pero en estos momentos, vosotros NO os podéis dirigir a todo lo creado, porque NO recibís respuesta.

Esto, prácticamente NO lo entendéis en estos momentos; como muchos NO pueden entender que Somos Tres Personas y Un Sólo Dios.

La Creación es lo mismo, la veis Dividida. Pero todo, TODO lo creado es una sola cosa.

Por eso necesitáis ser transfigurados, para que viváis la Creación como Dios Padre la concibió en el Principio.

Vuestros Primeros Padres gozaron esa Creación que vosotros en breve tiempo gozaréis, los que seáis tomados y elegidos para gozarla.

¡Son tantas las bellezas creadas para vosotros! ¡Es tanto el Amor derramado sobre cada uno de vosotros y tan desperdiciado!

Tenéis todo a vuestro alcance. Podéis vivir en la perfección del Amor con solo pedirlo y NO lo hacéis, porque preferís seguir viviendo en el Error y en el Mal.

En algún momento buenos y malos, tendréis acceso a lo que os digo. Conoceréis cómo todo lo creado ES una sola cosa en Nuestra Trinidad Divina. NO hay nada fuera de Nuestro Poder Creativo.

TODO está comunicado entre vosotros y a la vez, vosotros con Nosotros. Pero TODO existe en Nuestro Ser, en Nuestra Divinidad.

NO hay nada fuera de Nuestro Poder Creativo; salvo Satanás, que se quiso salir y desobedecer.

Manteneos pues Mis pequeños, en vida de Oración, en vida de Amor, en vida de Virtud. Vosotros, los que habéis dado vuestro “fiat”.

Y aceptaMos esa donación de parte vuestra, ya NO podéis ser como los demás, tenéis que ser ejemplo ante los demás.

Vuestra transfiguración, empezó desde el preciso momento en que con Fe disteis vuestro “fiat”. Ese hágase, es transformación, Mis pequeños. Estáis dando una orden a Nuestro Amor: “hágase, hágase en mí, según lo que mi Dios quiera”.

Eso es el hágase. Nos estáis pidiendo en total libertad, que os podaMos transformar. Ya lo hicisteis, manteneos en vuestro deseo.

Al ser transformados, vuestro cuerpo, vuestra alma, empezarán su perfección. Ciertamente ese cambio se va a dar también, en lo espiritual.

El pecado es muy traicionero, Mis pequeños. La soberbia os podría destruir fácilmente si NO fuerais transformados también, en lo espiritual.

Seréis transfigurados en cuerpo y alma. Y ciertamente alcanzaréis niveles muy altos de espiritualidad. Y como dicen las Escrituras: estaréis solamente un poco debajo de los Ángeles.

En estos momentos NO podéis ni siquiera imaginar, lo que esto significa.

Pero tenéis que seguir actuando en Fe, hasta que se dé esa transformación.

Esa transfiguración que os va a dar una alegría inmensa, será un regalo a la Fe que habéis profesado a Nuestra Santísima Trinidad.

Recordad Mis pequeños, que ese “fiat” que disteis, se va a traducir en servicio. Así como los Santos Ángeles sirven todo el tiempo a Nuestra Trinidad, vosotros al haber dado ese “fiat” también os convertiréis en trabajadores para el Reino, tenedlo presente Mis pequeños.

Mucho os heMos dado y mucho quereMos recoger también de vosotros y todo para el bien de Nuestro Reino.

Os aseguro Mis pequeños, que entrar a esta nueva etapa –si todavía así lo queréis- os dará unas alegrías tremendas, bellísimas, altísimas, que NO os imagináis.

Os vuelvo a repetir, vivís en Fe y esa Fe será recompensada infinitamente.

Manteneos en agradecimiento constante, porque fuisteis escogidos y vosotros accedisteis a ser tomados por vuestro Dios.

Preparaos para cuando Dios Padre disponga y Yo os tome para vuestra transfiguración. Manteneos siempre preparados para ése momento.

FE. Nuevamente, todo se mueve en Fe y en Amor y de vosotros depende en que respondáis a las peticiones de vuestro Dios.

LlamadMe pues, Mis pequeños, deseadMe de corazón que Yo Viva en vuestro interior y ahí estaré pronto, para vuestra purificación y vuestra santificación.

Y juntos, vuestra voluntad y Mi Divinidad, lucharemos por vuestra santidad.

Dejad que vuestra alma se libere ya de las ataduras del mal, dejad que vuele hacia donde tiene que volar, que es hacia Nuestra Santísima Trinidad.

Y dejad que goce plenamente ya de la vida espiritual a la que todos vosotros estáis llamados,  porque mucho se ha hecho por salvaros.

Preparad todo vuestro ser para el Gran Encuentro con el Amor, después de la Purificación Universal. Embelesados con Mis Bendiciones y regalos viviréis.

Orad y esperad, el tiempo se acerca presuroso. Os amo, Mis pequeños.

Yo os bendigo en la Trinidad Perfecta del Amor, Padre, Hijo y Espíritu Santo y en el nombre del Perfecto Tabernáculo Viviente, en la persona de la Santísima Virgen María.

Yo os concedo Mi Sabiduría y Mi Paz. Id, hijitos Míos, a transmitir y a vivir el amor de vuestro Dios y así lograréis empezar a vivir en el camino de la realización plena, en la perfección, que se obtiene al vivir vida de AMOR

Yo os bendigo en el Amor de Mi Padre, en el Amor vivido por el Hijo y por Mi Amor infundido en los corazones.

http://diospadresemanifiesta.com/

EJÉRCITO VICTORIOSO III


HORAS NOCTURNAS DE REPARACIÓN

Pasos:

I. Coronilla del Amor

II. Meditación de la Hora Nocturna. (Una por día)

III. Oración final (ver al final la última oración)

IV. TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD (Complemento poderosísimo de Protección)

 CORONILLA DEL AMOR

En las cuentas del rosario. En las cuentas grandes:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; sed nuestro amor y salvación.

En las cuentas pequeñas (10 veces):

Jesús, María y José os amo. Salvad almas. Salvad a los consagrados.

Al final del rosario, repetir tres veces:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; haced que os ame cada vez más.

II MEDITACIÓN DE LAS HORAS NOCTURNAS

SEXTO DÍA

6. Reparad por las almas que malgastan su tiempo en la Internet, en la televisión y se olvidan de Dios.

 Hijo consentido: sois generoso en ofrecerme parte de vuestro descanso nocturno con esta hora de reparación, hora en que muchas almas malgastan su tiempo en la Internet y en la televisión viendo programas: perniciosos, que no edifican para nada su proyecto de vida, que excitan su imaginación y la llevan al pecado.

Que deforman su manera de pensar, que se roban los espacios para compartir en familia, que acaban con la identidad de algunos de mis hijos; que son el camino al superficialismo, al comodismo, que desvirtúan lo que es el pecado. Pecado que es mostrado como algo muy normal, algo que encaja con estos tiempos modernos.

Reparad, hijo amado: porque la Internet y la televisión se han convertido en las cajas negras de las casas, muchas veces suelen ser pasaporte de entrada al Infierno. Porque la Oración y el rezo del Santo Rosario en familia ha pasado a un segundo plano.

El erotismo, la violencia, la prostitución, el narcotráfico y los malos ejemplos son el pan cotidiano; porque las telenovelas no han de faltar en hogares que se dicen católicos, hogares en los que poco se dialoga, poco se comparte la mesa, poco se ora en comunidad, hogares que se han olvidado de ser Iglesia doméstica.

Iglesia en la que el primer puesto ha de ser Dios y NO la televisión y la Internet. Iglesia que lea y medite las Sagradas Escrituras. Iglesia que viva en un permanente amor ágape. Iglesia que se esfuerce en permanecer adherida al gran Misterio de la Cruz. Iglesia que se deje arropar bajo los pliegues del Manto de la Santísima Virgen María. Iglesia que sea protegida por San José.

Reparad, en esta hora nocturna, porque muchos de Mis hijos se acuestan sin pensar en Mí, sin encomendarse a mi protección, sin unir sus corazones al Mío a través de la Oración. Reparad, en esta hora nocturna, para que los hombres se aparten de las puertas abiertas del Infierno y se sumerjan en uno de los Aposentos de mi Divino Corazón y sientan el fuego ardiente de la llama de mi Amor Divino.

Reparad, en esta hora nocturna, para que los rayos de mi Luz Divina penetren en el corazón de mis hijos; hijos que sentirán aversión por todo lo que sea de dudosa moral; hijos que sentirán la necesidad de buscar espacios de oración y encuentros a solas conmigo.

Alma Reparadora:

Dulcísimo Jesús: regocijo hay en mi corazón al saber que utilizáis mi nada, porque soy siervo inútil ante vuestra presencia. Soy débil y como tal, necesito vuestra fuerza divina para no declinar en el camino que he emprendido; camino embellecido con las más finas rosas de exportación; camino angosto y escarpado pero camino seguro que me lleva a un encuentro eterno con mi adorable Jesús. Nombre que llevo grabado en mis pensamientos y en mi corazón.

Nombre que me hace suspirar de amor. Nombre que excita mi espíritu en deseos de donarme. Nombre que resuena en la profundidad de mi alma y por eso estoy con mis ojos bien abiertos en esta hora nocturna de reparación.

Reparación que mitigará vuestro dolor. Reparación que adelantará el triunfo del Inmaculado Corazón y el Reinado de vuestro Sagrado Corazón. Reparación que abrirá las puertas de la Nueva Jerusalén.

Dulcísimo Jesús: reparo en esta noche por las almas que pasan largas horas en la televisión y la Internet; almas que se dejan arrebatar vuestros regalos y dádivas celestiales que soléis conceder en la oración; almas que deberán llenar los vacíos de su corazón, sumergiéndolos en las sendas de la contemplación; almas que deben pensar en su salvación, tomando conciencia de que la televisión y la Internet muchas veces llevan a la bancarrota espiritual, a la muerte espiritual.

almas que necesitan pensar en la verdadera vida, vida que exige santidad, renuncias; vida que debe ir de acuerdo con vuestras enseñanzas, Amantísimo Jesús mío; vida coherente con vuestro Evangelio. Dulcísimo Jesús mío: ¡Cómo son los hombres de ingratos y fatuos en sus pensamientos! ¡Cómo son de estultos (necios) en sus obras!, ya que la televisión y la Internet los tienen sumidos, atrapados en las redes oscuras que los llevará a la perdición.

Dulcísimo Jesús mío: os pido tener misericordia de esta humanidad renuente a vuestro amor, humanidad interesada en los asuntos del mundo pero despreocupadas de las cosas del Cielo.

Humanidad abstraída en la ciencia, en la teología pero dispersa a la Sabiduría Divina. Dulcísimo Jesús mío: llamad a cada uno de vuestros hijos a la oración; oración que los fortalecerá para que caminen como peregrinos en busca del Absoluto, en busca del Cielo.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

SÉPTIMO DÍA

7. Reparad por las almas que profanan los templos: saqueándolos, robándose los vasos sagrados y las custodias.

Hijo amantísimo de mi Sagrado Corazón: despertad de vuestro sueño, levantaos de inmediato y venid a nuestro encuentro de amor porque tengo algunas cosas tristes para contaros. Tengo tanto dolor que os necesito como pararrayos en esta noche.

Mi cuerpo, de nuevo, se halla lacerado, maltratado; he recibido golpizas; golpizas por la crueldad con que soy tratado porque: ¡Cómo es posible que hombres sin corazón, hombres dirigidos directamente por Satanás: entren a los templos para saquearlos, para robarse los vasos sagrados y las custodias!

Custodias que contienen al Dios Verdadero, Presente en la Sagrada Hostia. Custodias en la que resido, vestido de sencillez y de simpleza; Custodias que son protegidas por miríadas y miríadas de Ángeles.

Ángeles que me rinden homenaje de adoración. Ángeles que entonan las más bellas canciones porque el Rey del más alto linaje habita en una pequeña porción del Cielo en la tierra. Ángeles que se anonadan y extasían de amor. Ángeles que suspiran al Cielo porque el Hombre-Dios se ha quedado hasta la consumación de los siglos en todos los Sagrarios del mundo.

Hijo carísimo: estas almas de indolente corazón profanan mi Divinidad, me rebajan a la nada. El Dios vivo y Misericordioso es pisoteado, mancillado. El Dios vivo y Misericordioso, es masacrado porque me despojan de mi Trono. Trono que es vendido, comercializado. Trono que es fundido porque el precioso metal de que está hecho, despierta la codicia en algunos de mis hijos con corazón mezquino.

Pobres de estas almas que se atreven a profanar mi Cuerpo Santísimo y los Vasos Sagrados de mi templo; tienen una deuda muy grande qué saldar; sufrimientos espantosos les espera si no se arrepienten de sus faltas; condenación eterna si no confiesan sus pecados y hacen reparación constantes por sus desvaríos y yerros.

Así es, pues, alma reparadora que estáis llamada, en esta noche, a tomar en vuestras manos un lienzo blanco, delicado para que sanéis las heridas de Mi Cuerpo, heridas que supuran Sangre Preciosa, heridas profundas porque he sido profanado, martirizado y por el peor de los verdugos. Besad y adorad mis Santas llagas y reparad para que estas almas lloren amargamente su pecado y regresen a Mí. Yo las perdonaré, les absolveré de toda culpa.

Alma Reparadora:

Mi amado Jesús: mi corazón naufraga en el dolor por vuestra palabras. Palabras que son espadas puntiagudas que cercenan mi alma. Palabras que me llevan a una profunda reparación en esta noche; noche sombría, lúgubre; noche en la que sois profanado, azotado; noche en el que vuestro templo es saqueado, robado. Templo que es pórtico del Cielo, siempre abierto. Templo que es embellecido por vuestra sublime presencia en la Sagrada Hostia.

Mi amado Jesús: tomad mi reparación en esta hora nocturna como bálsamo sanador a vuestras múltiples heridas; dejadme adorar vuestras Santas Llagas y vuestra Sangre Preciosa; dejadme embriagar de amor, pero también de dolor porque ante tanto amor que prodigáis a las criaturas, sólo recibís desprecios e ingratitudes.

Mi amado Jesús: robadme el sueño de esta noche y haced que mi pobre corazón se consuma en deseos de llevarse vuestro dolor, de reparar por estas almas que profanan vuestro Cuerpo adorable y los Vasos Sagrados de los templos.

Heme aquí Corazón agonizante de mi Jesús, ansioso de elevar rogativas al Cielo porque algunas almas no han entendido la grandeza de vuestro Misterio de Amor Divino. Misterio que es subvalorado por algunos hombres renuentes a vuestra manifestación real en la Sagrada Hostia.

Heme aquí Corazón agonizante de mi Jesús, recogiendo vuestra Sangre Preciosa y algunos pedacitos de vuestra carne desgarrada, para adorarla y rendirle la exaltación que algunas almas no os ofrecen, porque están cegadas por Satanás, están sumidas en la mayor de las desolaciones porque el no teneros, es carecer de todo.

Heme aquí Corazón agonizante de mi Jesús, con la lámpara encendida en esta noche, ya que me habéis llamado para daros consuelo, para daros una voz de alivio a vuestro sufrimiento. Os prometo unirme a vuestro dolor, llorar por los pecados de estos hombres que van directo al Infierno, Vos que sois el amor incomparable, la ternura infinita.

Vos que sois un lirio blanco y perfumado: sois deshojado, arrancado bruscamente de vuestro Celestial Jardín. Jardín regado por ríos de agua viva. Jardín cultivado por los Santos Ángeles del Cielo. Estoy aquí como centinela nocturno que custodia el gran tesoro del Cielo que tiene por Nombre Jesús.

OCTAVO DÍA

8. Reparad por aquellas mujeres que son foco de tentación, de tropiezo y de caída para mis sacerdotes.

 Hijo amado: venid a nuestro encuentro de amor. Os espero para calentaros en la llama de mi Amor Divino. Os espero para que seáis Mi centinela en esta noche. Os espero para que levantéis vuestras manos al Cielo y pidáis misericordia para los pecadores.

Os espero para que os apoyéis en Mí porque soy vuestro báculo, vuestro soporte, vuestro estandarte. Vos que formáis parte de este apostolado de reparación, Vos que no conciliáis el sueño sin antes haber cumplido con este compromiso de amor: os pido que reparéis en esta noche por todas aquellas mujeres que son foco de tentación, de tropiezo y de caída para mis sacerdotes, para Mis ungidos, para estos hombres valerosos que tienen una gran misión en la tierra.

Hombres que deben ser otros Cristos en el mundo. Hombres que deben brillar por su santidad, por su ejemplo de vida. Hombres que deben tener un corazón diáfano, libre de toda atadura, de toda mancha. Hombres que han de rechazar de plano los asuntos del mundo porque su vocación apunta a las cosas del cielo, a encaminar a mi grey a la Patria Celestial.

Reparad porque algunas mujeres son instrumentos de Satanás; algunas mujeres están poseídas por un espíritu de desenfreno sexual. Algunas mujeres fijan su mirada en alguno de mis sacerdotes y no descansan hasta no haber logrado sus propósitos mezquinos, ruines.

Reparad para que estas mujeres vuelvan sus ojos y su corazón a Mí. Mujeres que traen consigo, perdición. Mujeres que son más malditas que Judas porque se han metido con lo más amado, con lo más apetecido de mi Divino Corazón.

Reparad para que estas pobres hijas, que se han desviado de mi camino, purifiquen sus corazones en los Ríos de la Gracia. Porque el hedor que llevan dentro es mortecino, nauseabundo. ¡Cómo agoniza mi Sagrado Corazón cuando uno de Mis hijos predilectos cae en la seducción, en las apetencias de la carne; mejor sería que no hubiesen nacido!

Reparad, también, por ellos porque padecen soledad e incomprensión. ¡Cómo agoniza mi Sagrado Corazón!, cuando veo que estas almas caminan a una velocidad vertiginosa a la perdición, rogad para que reconozcan sus miserias y sus faltas. Rogad para que vuelvan hacia Mí como hijos pródigos. Yo les perdonaré porque mi Corazón sobreabunda en misericordia.

Alma Reparadora:

Sufriente Jesús mío: ¡Cómo me conduele mi corazón al saber de vuestros padecimientos! Padecimientos que os llevan a una pasión mística porque son muchos los hombres que os maltratan con su vida de pecado; pecado que deforman sus almas, pecado que los separa de Vos cortando todo nexo con el Cielo.

Sufriente Jesús mío: no sé cómo expresaros el gran amor que os tengo; no hay palabras para deciros lo que siento, basta con miraros, con recrearme ante vuestra singular belleza y mi corazón rebosa, palpita con ímpetu, con vehemencia.  

Sufriente Jesús mío: como sois el aliciente para vivir: heme aquí en esta noche cumpliendo con vuestro mandato de amor; reparar por estas pobres mujeres que no alcanzan a sopesar la dignidad del sacerdocio. No miden las consecuencias de sus actos; actos repudiados por vuestro Sacratísimo Corazón. Actos deplorables para el Cielo, actos que son causa de condena y muerte segura.

Sufriente Jesús mío: recibid el sacrificio de esta noche; descansad en mi corazón; entregadme parte de vuestro dolor , porque no soporto veros triste, acongojado por el trágico final de estas almas. Almas que deben acudir de inmediato a Vos y pediros perdón; almas que deben llorar y expiar sus culpas.

Almas que deben vivir en continua mortificación y penitencia porque han usurpado algo que NO les pertenecía. Han tocado propiedad ajena; se han involucrado con lo más amado, lo más querido en esta tierra.

Sufriente Jesús mío: llamad a una conversión perfecta a estas almas que laceran vuestro Divino Corazón; dadles una última oportunidad; demostradles que sois fuente inagotable de Misericordia; llenadles los vacíos de su corazón y suplidlos con vuestro puro amor.

Sufriente Jesús mío: compadeceos de ellas y de los sacerdotes que han caído en el fuego ardiente de la perdición; desatadlos de las oxidadas cadenas que los esclavizan; corred el velo de oscuridad que cubren sus ojos y permitidles ver la luz; luz radiante, inmarcesible; luz fulgurante que brotan de vuestras Santas Llagas.

Sufriente Jesús mío: tomad esta hora nocturna de reparación y apresuraos en vuestra Segunda Venida, porque el mundo se ha corrompido. El Mundo camina sin Dios y sin Ley.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

Extractado del libro: En los umbrales de la Nueva Jerusalén, cap. II (Mensajes dados a Agustín del Divino Corazón, mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María).

TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios. R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo. R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorosìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

Himno

Ya se aparta el sol ardiente Tu, luz perenne. Unidad Danos un amor ferviente, Santísima Trinidad. En la aurora te alabamos Y en la tarde ¡oh sumo bien! Confiados esperamos Que allá en el cielo también. Al Padre, al Hijo, y al Santo Espíritu, con fervor Demos en piadoso canto Gloria, alabanza y honor. Amén.

Se dice tres veces:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Pleni sunt coeli et terra gloria tua.   Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya.Aleluya.

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar:

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Decir en las 9 nueve perlas siguientes:

Abba Santísimo, Sanctus, Sanctus, Sanctus,Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis.Benedictus qui venit in nomine Domini.Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Y al terminar las 9 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén” Aleluya. Aleluya.

Hacer lo mismo en el segundo y tercer misterio, hasta completar 27 veces

Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo paráclito, santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. V. Adoremos al Dios de las alturas. R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Gozos a la Santísima Trinidad

Dios Uno y Trino, a quien tanto Arcángeles. Querubines, Angeles y Serafines Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad, Una esencia soberana, De donde en raudales mana La Divina Caridad, De tu inmensa majestad Ante el trono sacrosanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa Deidad De una esencia y tres personas, Pues que piadosa perdonas, Nuestra miseria y maldad, Oye con benignidad Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines,  Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías Escribió con tanto celo, Lo cantan siempre en el cielo Angélicas jerarquías; Tan piadosas melodías Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso Voz del coro Celestial Contra el poder infernal Es auxilio poderoso, Y en este mar proceloso, Puerto en que cesa el quebranto. Angeles y serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la muerte repentina Del rayo exterminador, De la peste y del temblor, Libra esta oración divina; Ella la mente ilumina Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta Precursor de la bonanza Es áncora de esperanza En la desecha tormenta, Es la brújula que orienta Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano De la divina justicia, Con que de infernal malicia Triunfa el devoto cristiano, Y hace que el Dragón tirano Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida Que ensangrienta nuestro suelo, El Trisagio, don del Cielo, Nos preserva con su egida. Y en dulce paz bendecida Suba hasta Dios nuestro canto. Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor, Santo Dios, fuerte, inmortal, Que en el coro celestial Cantaré con gran fervor El himno que tanto honor Causa, cuando en su canto, Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto Arcángeles, Querubines, Angeles y Serafines, Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo. R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Te rogamos Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado. Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad y misericordia. Ten piedad de nosotros.

Tres Padres Nuestros, Avemarías y Glorias por el remedio de todas nuestras necesidades.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Dei Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confiamos infinitamente.

Acto de Desagravio

Divino Salvador de las almas; cubiertos de confusión nuestros rostros, nos posternamos en vuestra presencia soberana y dirigiendo nuestra vista al solitario Tabernáculo, donde gemís cautivo de nuestro amor, se pàrten nuestros corazones de pena al ver el olvido en que os tienen los redimidos, al ver esterilizada vuestra sangre, e infructuosos los sacrificios y escarnecido vuestro amor.

Pero ya que con infinita condescendencia permitís que unamos esta noche nuestros gemidos a los vuestros, nuestras lágrimas a las que brotaron por nuestra causa de vuestros Sacratísimos ojos, a las lágrimas de sangre que vertieron vuestros Divinos ojos, os rogamos dulce Jesús, por los que no ruegan, os bendecimos por los que os maldicen y os adoramos por los que, despiadados os ultrajan.

Y con toda la energía de nuestras almas, deseamos bendeciros y alabaros en todos los instantes de nuestra vida y en todos los Sagrarios de la tierra y con los valiosos afectos de vuestro amante Corazón.

Suba, Señor, hasta Vos, el doloroso grito de expiación y arrepentimiento que el pesar arranca de nuestros contritos corazones.

V. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres, hermanos y amigos, por los del mundo entero. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las infidelidades y sacrilegios, por los odios y rencores. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las blasfemias, por la profanación de los días santos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las impurezas y escándalos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los hurtos e injusticias, por las debilidades e irrespetos humanos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por la desobediencia a la Santa Iglesia Católica, la que instituyó Jesucristo, por la violación del ayuno. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los crímenes de los esposos, por las negligencias de los padres, por las faltas de los hijos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los atentados cometidos contra el Papa. R. Perdón Señor, perdón. V. Por las persecuciones levantadas contra los Obispos, Sacerdotes, religiosos y Sagradas Vírgenes. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los insultos hechos a vuestras imágenes, la profanación de los templos, el abuso de los sacramentos y los ultrajes al augusto Tabernáculo. R. Perdón Señor, perdón. V. Por los crímenes de la prensa impía y blasfema, por las horrendas maquinaciones de tenebrosas sectas. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los justos que vacilan, por los pecadores que resisten a la gracia y por todos los que sufren. R. Piedad, Señor piedad.

V. Perdón, Señor, y piedad por el más necesitado de vuestra gracia; que la luz de vuestros Divinos Ojos no se aparte jamás de nosotros; encadenad a la puerta del Tabernáculo nuestros inconstantes corazones; hacedles allí sentir los incendios del amor Divino, y a vista de las propias ingratitudes y rebeldías, que se deshagan de pena, que lloren lágrimas de sangre, que vivan muriendo de amor. R. Amén.

GLORIA A TI SEÑOR JESÚS. GRACIAS POR SALVARNOS.

JESUS, MARIA, Y JOSE OS AMO SALVAD VIDAS, NACIONES Y ALMAS. AMÉN.

No me mueve, mi Dios para quererte El Cielo que me tienes prometido, Ni me mueve el Infierno tan temido; Para dejar por eso de Ofenderte. Tú me mueves Señor muéveme el verte, Clavado en una cruz y escarnecido,

Muéveme el ver Tu cuerpo tan herido. Muéveme Tus afrentas y Tu muerte, Muéveme en fin Tu amor, en tal manera; Que aunque NO hubiera Cielo yo te amara Y aunque NO hubiera Infierno Te temiera. NO me tienes que dar porque te quiera, Pues aunque lo que espero NO esperara; Lo mismo que te quiero Te quisiera.

P234 TIEMPOS DE AMOR


Mayo 02 de 2017

Hijitos Míos, vosotros sois muy dados a ver, solamente, la parte negativa de los acontecimientos que os rodean. Os he dicho, muchas veces, que nada se da por casualidad, que todo lo estoy guiando Yo. Lo que permito, es lo que veis. Y debéis sacarle lo bueno a todo Acontecimiento, aunque a vuestro pobre entender lo veáis como malo.

Sólo por daros un ejemplo, ¿Qué sucede, cuando un bosque se incendia? Os alarmáis, buscáis cómo apagarlo y al final, quedan las cenizas. Esas cenizas, eso que parece muerto al unirse con la tierra, dará vida a las nuevas plantas, a los nuevos árboles y todo se renovará.

Mi Creación, es parecida a esto Mis pequeños, vosotros sois parte de Mi Creación. Ciertamente ha llegado el momento en que tiene que venir una Purificación así como en el bosque, que serán eliminados muchos árboles. También aquí serán eliminadas muchas almas y todo, para que vuelva a renovarse Mi Creación.

Vosotros NO sois nadie en un momento dado, como para criticar lo que Yo estoy haciendo. Vosotros NO sois los creadores de todo lo que veis a vuestro alrededor, Yo sí. Y Yo sé cuándo debo detener todos los Acontecimientos para bien de Mi Creación y para bien de aquellos que están en Mi Creación.

Y lo digo así Mis pequeños: “los que están en Mi Creación”, porque hay muchas almas que NO están Conmigo y SÍ muchas, que están contra Mí.

Satanás se ha encargado de ir cambiando vuestra mentalidad. Yo os di Mandamientos, os di Enseñanzas desde la antigüedad y luego os di a Mi Hijo, para que Él viviera todo lo que se os había dado en el Antiguo Testamento.

 Él vino y os dio la Palabra. Él, os dio las Enseñanzas que vosotros debéis seguir, Él es el Maestro de todos vosotros. Muchas veces decís que todo se ha vuelto obscuro a vuestro alrededor y es precisamente por eso Mis pequeños, porque NO sabéis ver bien la Luz aún en el momento de la Obscuridad.

Y ¿qué es la Luz? La Luz es todo lo que viene de Nosotros, es lo que se os ha dado en Palabra y también en Obras, las cuales se le vieron hacer a Mi Hijo. Si estáis en Obscuridad, es porque NO habéis buscado la Luz. Los que solamente ven obscuridad a su alrededor, es que NO están Conmigo.

Si vosotros estáis Conmigo, tenéis Mi Luz en vuestro interior y sabéis cómo os debéis guiar en cualquier Acontecimiento, porque Mi Luz está en vosotros, os repito.

Aquellos que NO Me han buscado, siempre verán todo en Obscuridad, NO sabrán cómo moverse con los Acontecimientos que estén a su alrededor. No sabrán qué decir, qué hacer, todo es Obscuridad.

En cambio los Míos, los que pertenecen al Rebaño de Mi Hijo, saben cómo moverse aún a pesar de que todo se vea obscuro alrededor y que aparentemente, NO haya un camino seguro qué seguir. Los que están Conmigo, siempre caminarán por lugares aparentemente difíciles para los demás, pero Yo os cuidaré, para que NO tropecéis y caigáis.

Satanás sabe quiénes son las almas que están Conmigo, conoce algo de vuestro interior, pero NO completamente. Os he dicho que él os conoce por cómo respondéis a todas aquellas tentaciones que os pone. Si respondéis con Virtud, defendiéndoos con los Mandamientos, defendiéndoos con la Pureza, defendiéndoos con el Amor que Yo os he dado, él os va reconociendo y sabe a Quién pertenecéis vosotros.

Aquellos que caen ante la Tentación, aquellos que se pierden aún en momentos NO tan graves, como los que habéis pasado quizá alguno de vosotros o los que pasaréis, entonces él sabe a Quién pertenecéis.

Satanás es un ente demoniaco, malísimo. No tenéis idea de su Maldad Mis pequeños, porque NO lo he dejado actuar en totalidad; pero va a llegar el momento en que os daréis cuenta de su Maldad y sabréis cómo fuisteis cuidados por Mi Providencia Divina.

Estos son momentos que se acercan ya, en donde seréis probados, seréis acrisolados y seréis levantados aquellos que pertenecéis a Mi Sacratísimo Corazón. Os toca también ayudar a todos aquellos hermanos vuestros, que NO han sabido tomar el camino correcto, pero que todavía hay bondad en su corazón.

No tenéis idea Mis pequeños, de todo lo que va a suceder y deberéis estar preparados, a través de la Oración, la penitencia, el ayuno, la vida en la Misericordia y la Gracia.

Vosotros debéis mostrar,con el corazón en la mano a Quien pertenecéis, Mis pequeños. Serán momentos de Llanto, pero también habrá momentos de Gozo, porque Yo Me manifestaré a través de aquellos como vosotros, que os habéis dado plenamente a Mí.

Y muchas almas serán beneficiadas con vuestro trato, con vuestra Oración, por vuestra intercesión.

El Amor, sabéis que todo lo puede. Dejad que Mi Santo Espíritu os llene plenamente de Mi Amor, porque el Amor puede hacer Milagros… Y vosotros estáis llamados al Milagro. Vosotros, los deberéis hacer a su debido tiempo, en Mi Nombre y NO en vuestro nombre y solamente para el bien de vuestros hermanos.

Muchas cosas grandes y bellas se verán en estos Tiempos de Prueba, pero también como os digo Tiempos de Amor, en donde se mostrará Mi Amor en pleno. Así como también se mostrará la Maldad de Satanás en pleno, Mi Amor también lo veréis en pleno.

Sabéis que os amo y amo también a los que viven en el Mal, NO porque vivan en el Mal, sino porque son Mis hijos. Un padre o una madre, siempre aman al hijo. Estos son tiempos en que vosotros como hermanos, os deberéis cuidar los unos a los otros. A eso habéis venido, a hacer un gran cambio en estos Tiempos que os tocaron vivir.

Son momentos de mostrar Mi Gloria entre todos vuestros hermanos. Son momentos en que vosotros por haber luchado por manteneros en la Luz, seréis Luz ante vuestros hermanos. Son momentos, en que daréis un ejemplo palpable de lo que es ser un hijo de Dios. Son momentos, en que seréis justificados ante Mí, por el bien que habéis hecho.

Sois Mis hijos, todos vosotros sois Mis hijos; pero NO todos os comportáis como verdaderos hijos, con los que Yo pueda presumir ante todos los que estáis en estos momentos, viviendo sobre la Tierra.

Mucha Maldad se ha desatado, mucha Bondad está también por liberarse. Aquellos que como vosotros, sois seguidores e hijos de Mi Hija, la Siempre Virgen María; seréis Su Ejército, en estos momentos de Gran Tribulación.

Pero ante todo esto, Yo quiero que vosotros NO os dejéis llevar por los Acontecimientos de Dolor, los Acontecimientos que os espantan. Os vuelvo a repetir, quiero que os fijéis NO en lo malo que se dará, sino lo bueno que está atrás de todo esto.

Es una Renovación Universal, fuisteis creados todos para servirMe. A todos se os dio una vida para servirMe, para seguir Mis Designios de Amor entre los hombres, para luchar contra el Mal y para vencer con todo el Bien que habéis aprendido, de Nuestra Santísima Trinidad.

Yo quiero que vosotros hagáis un esfuerzo mayor en ver lo bueno que hay ATRÁS DE TODO ACONTECIMIENTO, que vosotros veréis como malo.

Os he dicho que en estos momentos de la humanidad, todo aquello que estaba escondido, todo aquello que NO conocíais, toda aquella Maldad que el hombre ha escondido, porque han seguido a Satanás, ahora se sabrá.

Conoceréis muchas cosas que os dejarán perplejos, situaciones en las cuales Lloraréis de amargura al saber que eso NO debiera haberse dado nunca porque dañaba inmensamente, a Mi Corazón de Dios.

Conoceréis cuánto Dolor Me ha causado el hombre y vosotros NO lo sabíais. Os pido si realmente Me amáis, que reparéis por todo este Mal que Me han causado los seguidores de Satanás.

Mi Dolor es grande, pero vuestro amor saliendo de lo profundo de vuestro corazón, puede aliviar este Dolor Mis pequeños. Vosotros mismos os vais a escandalizar con todo esto que conoceréis.

PedidLe a Mi Santo Espíritu, que os dé la Fortaleza para soportar las verdades que conoceréis, que dañaban inmensamente Mi Amorosísimo Corazón.

Reparad ya desde ahora, aún sin saber sobre esos Dolores.

Basta con lo que Yo os estoy diciendo, para que sepáis cuán adolorido está Mi Corazón por los actos humanos, pero tocados por Satanás.

Todo esto Mis pequeños, será eliminado al menos por un tiempo y viviréis, como Yo siempre he querido que viva el hombre, como verdaderos hermanos. Ayudándoos los unos a los otros, viviendo según Mi Amor hacia vosotros.

Satanás, lo voy a decir así, os ha cortado las alas. NO podéis volar hacia Mí, NO podéis hacer grandes cosas que ya debierais estar haciendo, porque él llenó de ponzoña vuestro corazón y os ha mantenido en el Mundo. Vosotros debierais estar volando. Viviendo una vida bella, una vida santa, una vida de Amor entre los hombres.

Si Me amáis, Mis pequeños, reparad, reparad por todo ese Dolor, que todos vosotros Me habéis causado.

Vienen momentos bellos, vienen momentos de Cambio, que gozarán aquellas almas que serán escogidas para vivir en Mi Divina Voluntad y vivir en Mi Divina Voluntad, es vivir aunque NO hay palabras que podáis entender, pero pudiera decir, en excelsitud espiritual.

Es algo tan grande, tan bello lo que estoy esperando daros, que ya desde ahora agradeced. Agradeced que os haya escogido, pero también agradeced por el “fiat” que Me habéis dado. DadMe vuestra voluntad, aún a pesar de que caéis constantemente, pero os levantáis y seguís Conmigo.

Todavía podéis hacer grandes cosas por vuestros hermanos, por todo el Mundo, por aquellas almas que NO han llegado todavía, a Mi Reino.

Cuando vosotros dejáis entrar NO solamente en vuestro corazón, sino en todo vuestro ser, Mi Amor; empezaréis a ser transfigurados y esa es la transfiguración a donde os va a llevar Mi Santo Espíritu, en donde vosotros os llenaréis de Mi Amor.

NO habéis tenido nunca una experiencia tal, como la que le voy a conceder a las almas que Me han buscado y que quedarán; porque ellas al buscarMe, estaban ya siendo anotadas en el Libro, en el Gran Libro de las almas que quedarán.

Ciertamente, tenéis un compromiso mayor, pero vosotros sabéis que ese compromiso NO os presiona en lo absoluto, porque vivís en Mi Amor. Todas las almas que vienen a Mí y que son transformadas, en ningún momento se sienten presionadas, porque Mi Amor da libertad de actuación.

Mi Amor NO os presiona en ningún momento, NO os coarta vuestra libertad y sobre todo, os llena de una alegría tal, que os volvéis mensajeros de Mi Amor.

Todo este error que hay en el Mundo, ha sido causado por Satanás. Él empezó, más vosotros seguisteis, él os pone la Tentación y vosotros caéis en su tentación. Se podría decir que sois copartícipes del Pecado que estáis viviendo, de la Maldad que os rodea, que seguís y deseáis para los vuestros.

Y así, las almas que están con Satanás, Mi Amor lo van sacando de su corazón y ellas mismas se van satanizando.

El Amor que en todas las almas existe en un momento dado, esa Luz del Espíritu Santo, que les llega a ellas, puede lograr el cambio, empezando con un arrepentimiento de corazón, pero lo desprecian.

Éstas almas satanizadas desprecian todo el bien que pueda llegar a ellas. Viven en el Mal, gozan viviendo en el Mal y gozan haciéndoMe daño a Mí, vuestro Creador.

El espíritu de Discernimiento, que os he dicho que Le pidáis a Mi Santo Espíritu, os va a ir llevando por caminos seguros, por caminos de Vida, por caminos de crecimiento espiritual.

Cuando estáis Conmigo Mis pequeños, NO os podéis quedar estancados en lo que conocéis y amáis, Yo tengo tantas facetas, que vosotros podéis escoger una de ellas y os voy a llevar hasta la profundidad de esa faceta, para que gocéis todos Mis Bienes dentro de esa faceta.

Pero quedan muchas otras más, en donde Yo Me voy a ir mostrando al hombre. Y os pido que os comportéis de la forma que ahí os indico.

Es vuestra obligación Mis pequeños, ir buscando la perfección de vuestros actos, de vuestra vida. Fuisteis creados para la perfección y difícilmente alguno de vosotros, habéis llegado a esa perfección. Pero aquél que la busca, Yo le ayudo a encontrarla y a alcanzarla.

Vivid Mis pequeños, como os he pedido que viváis, dándoos Amor los unos a los otros, ayudándoos con los dones y carismas que cada uno de vosotros tenéis o tendréis.

AgradecedMe Mis pequeños, que Yo haya puesto Mis Ojos sobre vosotros. Ciertamente, vuestra actitud hizo que Yo Me fijara en vosotros y de ahí en adelante os he seguido cuidando, guiando, protegiendo y haciéndoos crecer.

Sed como niños, sed sencillos, sed obedientes, sed sonrientes, juguetones, amables; pero sobre todo, dependientes de Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.

El niño depende totalmente del papá y de la mamá y se deja guiar por ellos, acepta sus consejos, ellos le cuidan su vida y si tiene un accidente, ellos lo curan al menos, con los primeros cuidados. El niño tiene un potencial muy grande, está empezando su vida; su mente, su corazón, están limpios.

Vais creciendo y vosotros mismos os vais cerrando a Mi Sabiduría Divina, procurad que eso NO pase con vosotros, que seáis niños SÍ, para que Me invitéis a vuestra vida y os dejéis guiar por Mis Enseñanzas.

Pero NO seáis niños en otra de sus facetas, en la cual son despreocupados, a veces sucios, groseros… Eso es lo que NO quiero de vosotros.

Venid pues a Mí Mis pequeños, en todo momento. En estos momentos difíciles, buscad la Luz y NO OS PREOCUPÉIS CON LO QUE PASE. Yo Conozco vuestras necesidades particulares y os las doy. Y aun cuando prácticamente veáis todo perdido, Yo os estaré cuidando.

Os vuelvo a hacer la petición que os dije en el principio, tratad de ver todo lo bueno que viene de Mí, aún en los Acontecimientos que veáis como obscuros y destructivos.

Que Mi Gracia baje para todos vosotros y os Bendigo con Mi Amor, en Mi Santísima Trinidad.

Gracias, Mis pequeños.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

P233 TIEMPO DE LA COSECHA


MAYO 15 DE 2017 – 2: 10 P.M.

Mi Paz sea con vosotras, ovejas de mi Grey

Solo queda la llegada de mi Aviso para que mi Misericordia de paso a mi Justicia. La Noche está llegando, la tensa calma está por derrumbarse; NO TEMÁIS, que NO se turbe vuestro corazón NI se inquiete vuestro espíritu. YO estaré con vosotros hasta la Consumación de los Tiempos.

Rebaño Mío, las naciones se preparan para la Guerra, la paz por un tiempo se marchará; en cualquier momento la guerra se desatará y el Mundo en poder de las Tinieblas quedará. Será la soberbia y el egoísmo del hombre quien despertará el Tiempo de mi Justicia.

Con la Guerra comenzará el Tiempo de Tribulación y mi Pueblo caminará por el desierto de la Purificación. Una tercera parte de la humanidad, por el conflicto bélico desaparecerá. El hambre, la peste y la muerte silenciosa se encargarán de diezmar otra parte de la población mundial.

¡Qué tristeza siento en mi Corazón al ver que la soberbia, el egoísmo y el ansia de poder, primarán sobre el diálogo y la razón!

Rebaño Mío, a partir del momento en que comience la Guerra, haced cadenas de Oración, para que el poder de la Oración NO permita que este conflicto bélico se alargue. Porque de prolongarse peligra la existencia de la Tierra y el Universo.

Os digo esto, porque las armas de destrucción masiva con que cuentan las grandes potencias, tienen la capacidad de destruir la Tierra. Si el Cielo no interviene, el hombre destruirá la Creación de Dios.

Rebaño Mío, el armamento bélico existente puede retroceder la humanidad a la Edad de Piedra. Os hago un llamado urgente Ovejas de mi Grey, para que intensifiquéis la Oración.

¡NO más pasividad, NO más Tibieza espiritual! ¡Todo está por desatarse y vosotros Rebaño Mío, seguís dormidos! Si supierais la Magnitud del Desastre que se aproxima, entonces despertaríais de vuestro letargo espiritual y desde ¡YA! estaríais orando, ayunando y haciendo penitencia.

La Guerra es voluntad humana, es el hombre con su egoísmo y soberbia, quien la desatará. No depende de Dios, acordaos que respeto vuestro libre albedrío; sois vosotros hijos del barro los que causáis tanta Desgracia y Dolor a la Creación.

Sois vosotros reyes de este Mundo, los que vais a desencadenar el Demonio de la Guerra que vestirá de Luto el Mundo entero.

Rebaño Mío estad preparados, porque desatándose el conflicto bélico, comenzarán también los días de vuestra Purificación. Días de Batalla Espiritual donde debéis de estar unidos a Mí, como el sarmiento a la vid.

En verdad os digo, aquel que se aparte de Mí, perecerá.

Orad sin descanso para que hagáis de vuestro ser una Fortaleza espiritual, porque están cerca los días de vuestra purificación.

Dejaos moldear por Mí, quiero hacer de vosotros nuevas criaturas, seres espirituales; llenos de la Gracia de Dios para que podáis mañana habitar mi Nueva Creación.

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Abril 27 de 2017

Hijitos Míos, Mi Amor se os da en demasía y quiero remarcar esto Mis pequeños, que lo doy en demasía. Porque vosotros NO sabéis apreciar lo que viene de Mí y que todos vosotros buenos y malos, recibís.

Sí, Mis pequeños. Vosotros recibís muchísimo de parte del Cielo, pero NO sabéis dar al menos, un poco de ello. Os acostumbráis a toda esta demasía de Mi Providencia Divina y desgraciadamente, os dais cuenta de esta demasía de Mi Amor, cuando lo perdéis.

Cuando de alguna forma por vuestra negligencia, por vuestra Maldad, por vuestro desamor, NO queréis apreciar lo que tanto os he dado y al perderlo, es cuando os dais cuenta de lo que teníais.

Yo NO quiero que lleguéis a ese momento, pero muchos estáis en esa situación. Seguís recibiendo a pesar de que Me estáis dando la espalda… ¿Acaso NO os dais cuenta Mis pequeños, que al NO estar Conmigo, estáis perdiendo vuestro futuro eterno?

Mucho os he explicado de que estáis aquí en la Tierra, llevando una misión de Amor, Me estáis ayudando a darles a vuestros hermanos todo lo necesario para su salvación. Generaciones van, generaciones vienen y no os dais cuenta de esta realidad.

Tantos y tantos hermanos vuestros que llegan a la Tierra, que se les concede el Don de la vida para servirMe. Pero el servirMe, es para darles vida a otros de vuestros hermanos.

Se os da el Don de la vida y NO lo utilizáis como debierais. Desperdiciáis mucho tiempo, desperdiciáis vuestra vida para ayudar a vuestros hermanos en su salvación, en su crecimiento espiritual.

Todo esto en el momento de vuestra muerte, lo conoceréis perfectamente, pero ya no podréis hacer nada. Muchos Me podréis preguntar, ¿Por qué NO Me lo dejasteis ver antes? Y Yo os respondo: en la Tierra vivís de Fe. Y precisamente esa Fe, es la que os alcanza el Premio Divino, que es el Reino de los Cielos.

O si no tenéis esa Fe porque NO la buscáis, aunque la tenéis todos; pero NO la hacéis crecer, por esa falta de Fe y de Amor hacia Mí, perderéis el Gozo eterno y os condenaréis.

La Fe es un regalo que Yo os doy y que hace que vosotros Me busquéis, si realmente Me amáis. Hasta podría deciros que Me escondo, como cuando juegan los padres con los pequeñitos y si realmente, Me amáis, Me buscaréis. Y quizá hasta lloraréis, porque NO Me encontráis y así, os voy probando a lo largo de vuestra existencia.

LOS MILAGROS SIEMPRE COMIENZAN CON UN PROBLEMA…

Me escondo un poco y veo cómo reaccionáis. ¿Cómo lo sentís esto, Mis pequeños? Cuando vienen las Pruebas fuertes en vuestra vida, pruebas económicas, pruebas de salud, pruebas de problemas familiares, revoluciones, desastres y muchas otras cosas más en las que os voy probando en Fe, para ver si realmente, Me amáis a Mí…

O buscáis por otros medios resolver vuestros problemas, que ciertamente no lo obtendréis. NO obtendréis la resolución de vuestros problemas, porque Soy el Único que os puede retornar lo que perdisteis, sin pediros nada a cambio.

Ciertamente, Satanás siempre se va a entrometer y os va a hacer creer que él os puede devolver lo que habéis perdido, ya sea vuestra economía, vuestra salud y tantas otras cosas con que os puede engañar… Y si vosotros NO Me amáis y NO tenéis Fe, os iréis por el camino equivocado.

Mis pequeños, el Cielo se gana Luchando, el Cielo se gana amando y esto lo da la Fe.

Cuántas veces habéis tenido estas pruebas que he permitido en vuestra vida y algunas veces habéis salido victoriosos y en otras, vuestra mala decisión os llevó por caminos equivocados y sufristeis más.

La Fe es la que os va a abrir las Puertas al Reino de los Cielos, ciertamente al llegar aquí a Mi Reino, ya no necesitaréis la Fe, porque Me veréis tal cual Soy. Pero antes debido al Pecado Original, vosotros tenéis que pasar por esta prueba.

Hay un velo ante vosotros, que NO os permite ver la realidad de vuestra existencia. Pero aquellos que tienen Fe salen adelante, triunfan porque saben que Yo estoy atrás de ese velo, que os voy cuidando y que os voy llevando por el buen camino.

Que aunque sea un camino doloroso y aparentemente difícil, tarde o temprano reconocéis que ese era el mejor camino y no aquél que a veces os pone Satanás, en donde todo es llano, todo es fácil, todo es regalado; pero os lleva al pecado y a apartaros de Mí, buscando solamente los placeres del Mundo y evitando a toda costa, las pruebas que os van a hacer más fuertes en lo espiritual.

Mis pequeños, al final del camino siempre estoy Yo esperándoos. Voy viendo a lo largo de vuestra existencia, vuestros logros, vuestras caídas, vuestros errores; pero también voy viendo cuando os levantáis y seguís adelante. La Fe os hace verMe al final del camino.

Los que NO tienen Fe, los que NO Me buscan, los que NO tienen confianza en  Mí, nunca logran verMe al final del camino. Su corazón NO Me pertenece, su corazón NO tiene esperanza de alcanzarMe al final del camino. Se desvían en tantas cosas del Mundo, NO buscan vivir en la Virtud, en el Amor y NO solamente para ellos mismos, sino principalmente, para los demás.

¡Cuánta maldad se produce por esta causa! Porque si todos vosotros Me vierais al final del camino, cuidaríais más vuestros actos, vuestros pensamientos, vuestro amor. El Amor que Yo he puesto en vuestro corazón NO es limitado. El Amor nunca os limitará, NI será dado en pequeñas cantidades, Mi Amor es Infinito.

Además, os he dicho que todo fue creado en el Amor, que vivís para el Amor y moriréis por Amor. Pero NO veáis esto como un desastre, una catástrofe para vuestra vida; porque aquellos que viven en el Amor, morirán en el Amor y el paso de esta vida hacia vuestra Vida futura en el Reino de los Cielos, va a ser un paso fácil, sencillo, agradable.

Todo esto os lo digo Mis pequeños, para que crezcáis en Fe, para que vuestra Fe se fortalezca, para que apreciéis la Fe, como una Virtud grande, inmensa, que Yo os he dado para que siempre actuéis sabiendo que Yo estoy con vosotros y que os espera un final feliz y bello, con un futuro muy promisorio para todos vosotros.

Cuando vivís en Fe, vuestro corazón sabe que tendréis una nueva Vida, cuando dejéis esta vida. Vuestro corazón sabe que Yo estoy con vosotros y que os amo inmensamente. Vuestro corazón Me intuye, aunque vosotros NO Me hayáis visto. Pero al intuirMe Me amáis, Me respetáis, Me buscáis.

En el Amor, todo es sencillo. El Amor puede cambiar todo, hasta lo que vosotros veis como algo imposible, difícil de cambiar, el Amor lo puede cambiar. Aquí es donde vosotros os podéis dar cuenta, de que es vuestro error y NO el Mío, de que las almas se condenen…

Porque como os dije, el Amor lo puede cambiar todo. Una persona que se haya dado al Mal, que haya vivido en el error, que haya vivido en pecados gravísimos… es más, que hasta Me haya atacado. Si hay un alma que ore por este hermano vuestro que ha vivido en el Mal, Mi Gracia puede caer sobre él y lo puede cambiar y lo puede salvar.

Así es Mi Amor, todo lo puede cambiar, todo lo puede transmutar, le puede dar una nueva vida. Por eso en las Sagradas Escrituras, Mi Hijo les decía en aquél tiempo, que el hombre podía nuevamente renacer en el espíritu.

Porque cuando vosotros os arrepentís de vuestros pecados, cuando dejáis atrás vuestra mala vida, vuestras malas acciones, vuestros errores y os arrepentís de corazón, Yo olvido esa mala vida y renacéis ante Mí.

Vuestra alma en ese momento ante Mi Presencia, se torna clara y bella, deja atrás la Obscuridad con que el pecado la había obscurecido.

Vosotros caéis en un error muy grave, continuamente. Juzgáis a vuestros hermanos por su vida pasada, por sus errores de la juventud o de la adolescencia o aún mayores y quizá, ese hermano vuestro ya se arrepintió de corazón, de sus pecados y de su vida pasada…

Y para Mí, ese hermano vuestro ya es diferente, ya encontró el camino, ya puede entrar al Reino de los Cielos, ya es un alma que cambió, que transmutó, que ya Me pertenece y que la voy a cuidar, para que NO vuelva a caer.

Pero vosotros insistís en ver a esa alma como mala y os apartáis de estos hermanos vuestros, como si estuvieran cubiertos de lepra. Los seguís tratando mal, NO queréis saber de ellos por sus faltas pasadas, cuando para Mí, ellos ya no son lo que eran.

Cuando vosotros juzgáis así, vosotros sois los que estáis pecando gravemente, porque NO le estáis dando a esa alma nueva, una oportunidad de empezar una nueva vida y por juzgarla, NO la apoyaréis. Tened cuidado con esto, Mis pequeños; porque esto os puede acarrear quizá, hasta la condenación eterna; porque estáis causándole un mal a un hermano vuestro que ya vive en el bien.

Así pues Mis pequeños, la Oración, la Oración profunda, os va a llevar a conocer toda esta Verdad que sale de Mí; estas Verdades que os llevan a la perfección, estas Verdades que os llevan a ser verdaderos hijos Míos.

Por eso, os he pedido tanto que Me pidáis Sabiduría Santa. Pero ciertamente Me la pediréis cuando haya Fe suficiente en vosotros, porque ¿Cómo Me la vais a pedir a Mí vuestro Dios, Virtudes, Bendiciones, Ayuda, que todos vosotros necesitáis, cuando NO hay Fe suficiente en vosotros?

Desperdiciáis tanto de Mi Gracia, desperdiciáis tanto de Mi Amor, por la falta de Fe y por un deseo grande de ser santos, como Yo vuestro Padre y vuestro Dios, lo Soy.

Mi Hijo os enseñó que debierais buscar la perfección, la perfección en vuestros actos, la perfección en vuestra vida, para ser santos y de esta forma, poder pasar fácilmente al Reino de los Cielos.

Pero Satanás, ciertamente se mete en vuestra vida, conoce vuestros planes por la forma en que vosotros actuáis, por lo que decís, por lo que buscáis. Al entrometerse en vuestra vida, os desvía del camino del Bien y hace que os confundáis, para que NO alcancéis el Premio que os he preparado eternamente.

Os hace ver la Maldad como algo bueno que debéis buscar. Os hace buscar la Maldad, como fin de vida y vosotros NO fuisteis creados para vivir en el mal y menos para transmitirlo y eso es lo que está pasando actualmente, en vuestro Mundo.

NO estáis viviendo en la Virtud, NO estáis viviendo en el Verdadero Amor, NO estáis buscando el bien de vuestros hermanos y tampoco, vuestro propio bien en lo espiritual.

Os habéis acostumbrado a la forma en que se vive, en la forma de vida llena de defectos, de corrupción, de maldad, de injusticias, de mentira, de muerte. Una forma de vida que os conviene, porque así podréis ganar los bienes que NO conseguiríais actuando en la Verdad, en lo correcto, en el Amor.

Todo esto tiene que ser ya purificado, Mis pequeños. Los que están Conmigo, los que viven en Fe y buscan la Verdad, imploran Mi Regreso, imploran que Mi Hijo se presente ya, en Su Segunda Venida, prometida.

Os he dicho que vosotros mismos debéis gritar al Cielo e implorar que Nuestra Presencia, en Mi Santísima Trinidad, ya se dé entre vosotros y purifique todo lo Creado.

Satanás ha destruido toda la Creación, la ha obscurecido. Lo que estáis viviendo está muy lejos de ser la Verdad y lo bello que Yo creé para vosotros, pero debéis pedirlo. Os he dicho que Yo NO impongo y quisiera hacerlo, porque os veo sufrir tanto; pero la conveniencia en la maldad y vuestra falta de Fe, os impiden llamarMe.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, quiero vuestro bien. Soy como el Padre, como cualquiera de vosotros que desea el mejor bien para sus hijos, que al verlos sufrir dan todo, con tal de que los hijos NO sufran. Pero Yo tengo Mis Manos atadas, NO os puedo ayudar, si vosotros NO Me lo pedís.

Si Yo actuara como Dios amoroso que Soy, una gran mayoría de vosotros, NO apreciarían Mi Obra, Mi Bien, que llegara a vosotros; porque una gran mayoría NO Me ama, NO cree en Mí, NO Me busca, NO respeta Mis Leyes, Mis Mandamientos y NO buscan Mi Amor.

Entonces, ese bien que cayera sobre todos vosotros, sería una imposición que quizá, a muchos de los que están viviendo en el Mal NO les gustaría tener, porque ya están tan resueltos de vivir en el Mal, que NO les gustaría cambiar.

Se os hace difícil creer esto, pero es una realidad, Mis pequeños. Por eso Mi Hijo os pedía tanto que os amarais los unos a los otros, para que se fuera difundiendo Mi Amor por toda la Tierra y por el Universo entero… Pero NO creéis, NO Me amáis, NO tenéis Fe.

Existo, Soy vuestro Dios y así como os he dado la vida, os pediré cuentas sobre ella, sobre vuestras acciones. Y si ahora queréis negar todo esto, todas estas Verdades; llegará un momento cuando os presentéis ante Mí, que como dicen las Escrituras, pediréis a los montes que os cubran, porque vergüenza os dará estar ante Mi Presencia…

Y NO Me querréis ver a los Ojos, porque os daréis cuenta de Mi Juicio sobre vuestras acciones. Yo Soy vuestro Dios y ya está el Tiempo de la Cosecha. Preparaos pues Mis pequeños, el tiempo empieza, Mi Juicio se dará.

Yo NO os estoy castigando, es vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Os Bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Corazón.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

P232 ¿QUIÉN SOY YO?


17 DE MAYO DEL 2017

Amado Pueblo Mío, les Bendigo con Mi Amor.

PUEBLO MÍO: ¿DÓNDE ESTÁS?

Les hablo y NO Me escuchan… Les llamo y NO responden… Les pido y NO escuchan ni toman con la debida seriedad Mis Palabras…

En este Instante es necesario que Mis hijos crezcan y penetren en Mi Amor para que al ser amor, al Mal NO le sea fácil llevarles a ser como títeres y causar el mal.

Pueblo Mío, NO han comprendido la URGENCIA de un crecimiento interior, para que se encuentren Conmigo y se FUSIONEN A MÍ. 

Continúan siendo detenidos cada instante por ese ‘yo’ humano que NO dejan de alardear NI de alabar constantemente. Todo lo saben, todo lo pueden, todo lo dejan de lado para continuar siendo ustedes, siendo el ¡YO!

Sus gustos o preferencias puede que NO compaginen con Mis Enseñanzas, con el proceder de un verdadero hijo Mío, pero Yo NO Me detengo…

Y ustedes NO deben detenerse en el caminar hacia Mí, NO deben estancarse y pensar que ya todo lo tienen, para llegar a Mí. El crecimiento espiritual del hombre NO termina hasta que parte a Mi Casa.

Algunos de los míos son engreídos, egoístas, soberbios, acusadores…  NO perdonan. SON imponentes con sus puntos de vista, NO aceptan el pensamiento NI la comprensión de otros hermanos hacia mis asuntos. Son señaladores constantes de los errores de los hermanos sin saber que ese defecto que señalan es el que más poseen.

Esto Pueblo Mío, es tan común en ustedes que Me da tanta pena que continúen caminando con los mismos harapos que han cargado desde siempre.

Las contiendas NO solo son las que se miran entre Mis hijos públicamente, sino las que cada uno lleva por dentro y externan con crudeza en un instante; cuando arremeten en contra de sus hermanos sin detenerse NI un segundo, a pensar en el daño que se causan a sí mismos.

He delegado Misiones a algunos de Mis Instrumentos. Y esta Misión que he dado a través de la explicitación de Mi Palabra, NO es para tomarla a la ligera, sino ES para que Mi Pueblo crezca; ya que NO puedo llevarles solo a Orar o llamarles solo a recibirMe, sin que exista un verdadero cambio interior para que la FE nazca de adentro y se afiance y sea verdadera.

Necesitan praxis de mi Amor hacia sus hermanos. Quien se mantenga como Látigo, como torturador de su hermano, ese NO es verdadero, finge ser de los Míos…

La Paz es señal de quienes caminan hacia Mí… El Respeto por el prójimo es señal de quien camina hacia Mí… La desconfianza es señal de quien NO ES verdaderamente mi hijo, sino se encuentra en la Tibieza y debe decidir en este instante, debido a que esas ataduras NO les permiten crecer, son un continuo detente…

Amado Pueblo Mío, NO vengo a explicitar Mi Palabra para que la lean y NO la practiquen, siendo los mismos incrédulos necios, ignorantes y arrogantes que Me hacen Padecer.

Cada pedido Mío es una orden para ustedes. Una orden para que crezcan y sean más espirituales y menos de lo pecaminoso. El crecimiento espiritual les aleja del Pecado y de lo indebido. Necesito que se PREPAREN para que caminen en Mi mismo Camino. NO pueden tomar atajos a su antojo, tienen que caminar en Mi Voluntad.

EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL AUMENTA LA FE EN LA CRIATURA

Y MIS HIJOS TIENEN QUE CRECER PARA QUE SUPEREN CUANTO LES ATA.

La mayoría se ata voluntariamente a lo terreno, a su estilo de vida, a sus gustos y a sus placeres. NO confía en Mí, NO cree en Mí, NO se abandona en Mi Voluntad. Y algunos Me han Desafiado por los apegos tan terribles que poseen

Apegos que dominan la mente y creen que sin ellos NO podrán vivir.

Pueblo Mío, esta generación se rebela contra Mí cada instante. Por ello, NO les será fácil vivir como tendrán que vivir con los EVENTOS que se aproximan:
¿Cómo va a vivir de un instante al otro, el que vive en la opulencia?
¿Cómo va a vivir de un instante al otro, el que vive centrado en su economía?
¿Cómo va a vivir, el que se ha acostumbrado a complacer su “ego” y sus caprichos?
¿Cómo va a vivir, el que está acostumbrado a mandar?
¿Cómo va a vivir, el que Me ha desobedecido?

Pueblo Mío, NO poseerán las comodidades de este Instante… ¡NADA!

La seguridad estará en la FE en Mí Auxilio y en el auxilio de MI Madre junto a sus hermanos de camino.

NO lograrán poseer los caprichos de este Instante. Llegarán a ser iguales: el que tiene con el que NO posee nada.

Y en ese Instante, la seguridad será en Mí y quien NO se ha dispuesto a la Obediencia, NO soportará ese estado.

Pueblo Mío, el instante deja de ser instante, se acorta y continúan como si nada cambiara. Grandes enfermedades se propagan con rapidez…

Y cuando lleguen a ser dadas a conocer por los medios de salud al NO lograr ocultarlas más, será cuanto Mi Madre les ha revelado para algunas enfermedades, lo que las detendrá. Pero en medio de todo es necesaria la Fe de la criatura.

Hijos, ¡Cuántos de ustedes no logran una mayor espiritualidad debido a que se mantienen negándose al cambio interior! El hombre puede haber caminado su vida con un determinado carácter, con una forma de ser peculiar, con exigencias y gustos muy personales…

Pero este Instante es de cambio, de transformación, de sanación y de Mi Auxilio de forma especial.

Hijos, ustedes son criaturas de libre albedrío, son conscientes de sus actos, pueden razonar sobre sus actos u obras, tienen mente y conciencia, utilicen estos Dones para crecer no para involucionar.

El yo humano es parte de la conciencia, por ello es tan importante que se conozcan para que se decidan a cambiar para el bien propio y de su entorno.

Esta generación siente que es autosuficiente con la tecnología actual y se sume en el uso de los artefactos modernos sin desear creer que estos les consumen el instante, les impiden el ser fraternos y disponerse al cambio y les inducen a la violencia y a la dependencia.

¡Cuántos Me olvidan sin razonar que aún con todos los modernismos son iguales a otras generaciones que se perdieron igual que esta generación, por NO aspirar a conocerMe!

Solos NO pueden nada, necesitan que Yo me mantenga en ustedes, que more en el interior de cada uno de mis hijos.

En este Instante Me separan de ustedes, de ahí la profunda grieta que forman con la que obstaculizan ese diálogo ininterrumpido que debe existir entre nosotros.

USTEDES TIENEN EN LA VIDA UN OBJETIVO HUMANO…  Y

YO LES LLAMO A LO DIVINO QUE NO POSEE FIN

Pueblo Mío, Yo les facilito nuestro encuentro. Pero ustedes se resisten en este Instante tan importante, tan trascendental de la existencia humana. NO deben continuar siendo los mismos, NO deben cometer los mismos errores del pasado, NO deben cargar más harapos de malas costumbres aprendidas en la familia o consentidas por ustedes mismos.

Ningún hombre posee autoridad para mancillar al hermano, NI para mantenerle en un suplicio constante.

Hijos, la criatura humana debe alcanzar MI Actuar y obrar, para que su ‘yo’ humano NO se abalance sobre los hermanos.

Pueblo Mío, el Padecer de Mi Iglesia NO es algo lejano. Será duramente Purificada y dentro de Mi Iglesia se encuentran ustedes: Cuerpo Místico. Por ello deben ser mejores cada Instante.

NO se den por vencidos, continúen FUSIONÁNDOSE en Mi Voluntad. NO son abandonados por Mí, Cada Uno es único e irrepetible ante Mí.

Amado Pueblo Mío, el Sol descarga sus emanaciones nocivas y ustedes van a padecer. La carrera armamentista de las naciones, encontrará su razón de ser ante la Humanidad.

El Lobo con piel de oveja, desea apoderarse de la Humanidad sin que la Humanidad le señale, por ello en este Instante aparenta buscar la paz mundial.

NO se confundan, hijos Míos. Manténganse alerta en todo aspecto. Cuando la Economía aparente gran solidez, NO confíen en esto. YO miro más allá y NO continuarán viviendo como hasta ahora…

EL QUE POSEE DINERO, SERÁ COMO EL MENDIGO…

Y EL MENDIGO, LE ENSEÑARÁ A VIVIR SIN POSESIONES.

 Todos necesitarán de los hermanos para protegerse como cristianos, ante la Persecución Voraz que se desatará con gran fuerza contra Mi Pueblo.

NO ESPEREN LAS SEÑALES ANUNCIADAS POR MI MADRE PARA CAMBIAR,

SINO EL CAMBIO DEBE SER EN ESTE INSTANTE.

Reconcíliense Conmigo y den gracias por haber sido llamados para vivir en Mi Amor, del que se desprende todo cuanto el hombre necesita.

Oren hijos, oren por Francia, padece el terrorismo en sus entrañas.
Oren hijos, oren por Estados Unidos, esta nación lleva a padecer a Mis Hijos.
Oren hijos, oren por Ecuador, este Pueblo Mío mirará al gran volcán despertar.
Oren hijos, oren por Medio Oriente, la Humanidad llegará a lo inesperado.
Amado Pueblo Mío, oren por Mi Iglesia, sean prudentes y decídanse a transformarse en verdaderos hijos Míos,

Ante el Egoísmo humano y la Soberbia, manifiesten la FE en Mí, con un Verdadero Cambio Interior.

He llamado a todos a prepararse porque el instante NO es instante. Pero Mi Pueblo espera y cuando despierte, le será doblemente difícil llegar a Mí. Pero el Amor de Mi Madre NO se detendrá, continuará intercediendo por CADA UNO  ustedes y les traerá a Mi Camino, en el que jamás encontrarán la Puerta cerrada.

LES BENDIGO, AMADOS MÍOS. NO OLVIDEN QUE ESTE INSTANTE ES DE PREPARACIÓN.

Su Jesús.

http://www.revelacionesmarianas.com/

 

Abril 25 de 2017

Hijitos Míos Yo, vuestro Hermano Jesús El Salvador, os dije que aquellos que quisieran venir en pos de Mí, que tomaran su cruz… Pero realmente, ¿A qué Me refiero, Mis pequeños?

¿Quién Soy Yo?

Y os pregunto, como les pregunté a los apóstoles, ¿Quién dice la gente que Soy Yo? Ciertamente vosotros lo sabéis. Pero vosotros, ¿Quién decís que Soy Yo?…

Y Yo os lo puedo resumir en una frase: Soy el Amor.

Vine a la Tierra a Reparar el Amor quebrantado por Adán y Eva. Cuando os he dicho que vengáis en pos de Mí, debéis venir en el Amor. Ciertamente hay mucho que Yo os he dado, pero en sí Nuestra Trinidad es eso: simplemente, Amor.

Pero qué difícil se os hace a vosotros vivir en el Amor… Y especialmente ahora, que vivís en un mundo en donde se vive el Odio, la Maldad, la Concupiscencia, todo tipo de Pecado. Ciertamente, todo esto afecta al hombre, afecta a su constitución espiritual, afecta a su vida de relación Conmigo y con vuestros hermanos.

Si NO tenéis Amor, NO tenéis nada. Así dicen las Escrituras y es una realidad.  Si vosotros mismos NO aceptáis Mi Amor, NO Me estáis aceptando a Mí y NO estáis aceptando a todo lo que Yo he creado. Ya se os ha dicho que todo fue creado por Amor, todo vive en el Amor y todos vosotros y toda la Creación, necesitáis primeramente de Mi Amor…

Y necesitáis del Amor, NO solamente de los seres humanos. Necesitáis primeramente el Amor del Cielo, necesitáis el Amor de todo lo que os rodea, de los animalitos que os rodean, que producen Amor… Todo lo que está creado, tiene Amor y eso, lo veréis cuando lleguéis a presenciar todo el Cambio que se dará.

Cómo todo os estaba hablando de Amor. Vivíais rodeados de Amor en la Creación. Pero Satanás se ha encargado de ir poniendo un velo en todo lo que es bello, para que vosotros NO os deis cuenta cómo se ha derramado Nuestro Amor, de Nuestra Santísima Trinidad, para consentiros.

Vosotros por otro lado, NO ponéis mucho de vuestra parte para ir reproduciendo el Amor que Nosotros heMos puesto en vuestro corazón. Muchos vivís en una forma muy egoísta: os gusta que os den, pero vosotros NO dais.

A otros, os gusta robar el Amor y NO os interesa cómo dejéis a la otra persona sin ese Amor, por eso hay tanto mal causado por Satanás, en donde se ataca principalmente a Mi Amor.

El Amor es la Vida, la Vida del alma, la Vida de lo creado. Nadie puede vivir sin Nuestro Amor y Nosotros estaMos, continuamente, viendo por cada uno de vosotros, por vuestras necesidades… Y las vaMos llenando por vuestro bien, para que crezcáis en cuerpo y alma y protegidos con Nuestro Amor.

Hasta científicamente Mis pequeños, vuestros estudiosos han demostrado que los bebés, NO crecen en igual forma si NO están llevados en el Amor.

Aquellos niños o bebés a los cuales NO se les acaricia, NO se les carga, NO se les dicen palabras de Amor, NO se les da Amor en cualquiera de las facetas en que el hombre puede dar a su prójimo, NO CRECEN en forma normal, NI física NI espiritualmente.

Entonces, ¿Qué esperáis vosotros obtener de Mí, si NO QUERÉIS TOMAR  de lo que es Nuestro Amor?

Si NO estáis Conmigo, NO creceréis y tampoco daréis lo que debéis dar, Mis pequeños. Un alma sin Amor, es un alma estéril. Porque primeramente, vosotros fuisteis hechos o se os dio el Don de la vida, para producir Amor… TODOS los demás dones y Virtudes que tenéis, son para adornar el Amor.

Todo lo que deis a vuestros hermanos sea lo que sea, tiene que ir acompañado del Amor. Porque si NO, entra la soberbia y el egoísmo. Entonces ya el Amor deja de ser bello, ya está contaminado y estáis utilizando Mi Amor, para vuestros deseos egoístas.

Por eso así está el Mundo ahora, porque Satanás os ha llevado por sendas equivocadas. Por sendas en las cuales vosotros os vais aprovechando primeramente de Mí, vuestro Dios y también de vuestros hermanos. Y vosotros mismos lo vais comprobando cómo YA NO se vive vida de Amor entre los hombres.

Muy pocos de vuestros hermanos viven realmente un amor desinteresado, un amor fraterno, pero un Amor fraterno con un corazón inmenso para servir a cada uno de vosotros.

Quiero que meditéis esto, Mis pequeños. Porque Mi Amor NO está dando los frutos que debe de dar. Si se os ha dado el Don de la vida, se os ha dado éste por Mi Amor y para que vosotros produzcáis Amor. Ese es el Sello del cual hablan las Sagradas Escrituras, que tendréis los escogidos, el Amor.

El Sello en la Frente, con el cual se os reconocerá ante todos, por ser almas que aman; porque ¿De qué os sirve todo lo demás?

La inteligencia, el dinero, todas vuestras capacidades particulares que hayáis vosotros incrementado, ya sea con el estudio, con la experiencia, con vuestro trabajo podréis ser los mejores profesionistas; pero si NO HAY Amor en vuestras obras, de nada sirve. Vuestro Amor NO trasciende, vuestras obras son vanas ante Mis Ojos.

Todo lo tenéis que ver a través del Amor. Todo lo que deis, debe de ir ya sellado con Mi Amor que habite en vosotros. Ciertamente, cuando vosotros dais Amor, ese Amor se regresa multiplicado a vosotros… Y mientras más deis, más iréis recibiendo.

Todos vosotros necesitáis de Amor, todos vosotros de alguna forma, vivís para dar Amor y recibirlo. Cuando vosotros os limitáis y NO dais de Mi Amor, N0 estáis cumpliendo con vuestra parte en la Creación.

El alma tiene que llenarse de Mi Amor, el alma es la que trasciende, el alma es la que recibirá el Bien, si actuasteis bien. O el Mal, si os fuisteis con Satanás.

El tiempo que pasáis aquí en la Tierra, lo podéis aprovechar para el Bien o lo podéis aprovechar para el Mal. Todos tenéis el libre albedrío. Y es una tristeza que haya muchos hermanos vuestros que prefieren vivir en el Mal, vivir atacándoMe, vivir para ir destruyendo la Vida en vuestros hermanos. O sea, viven para dar muerte.

Ciertamente estas almas si NO se arrepienten a tiempo, van a vivir eternamente en la condenación, en el sufrimiento. Me apena tanto deciros esto Mis pequeños, pero oportunidades se os dan muchas y podría decir que hasta en demasía, a lo largo de vuestra existencia,

Pero ¿Qué hacéis vosotros? Prácticamente, NADA.  Dais lo mínimo u os burláis de las buenas obras que llevan a cabo vuestros hermanos, porque algunos de vosotros creéis que ya descubristeis el secreto escondido que hay en Mis Palabras, en los Evangelios.

Cuando todo lo que Yo os di fue simple, sencillo, porque todas Mis Enseñanzas iban dirigidas para que os amarais los unos a los otros.

Cada uno de vosotros ama a su manera, cree respetar a otros hermanos y respetarMe a Mí, vuestro Dios. Me dan tanta pena tantas almas que se condenan. Y muchas de ellas porque NO encontraron el “por qué” de su vida aquí en la Tierra, pasan por la vida y NO dejan prácticamente, NADA.

Se os hace a veces intrascendente, el NO haber cumplido con vuestra misión. Pero qué desgracia sufre eternamente un alma que NO cumple correctamente. ¡Cuánto Dolor Nos causáis en Nuestra Santísima Trinidad!

Poco meditáis de los Dolores que Me causáis al NO vivir en el Amor. Cuando NO vivís en el Amor, la misma Creación se vuelve contra vosotros. Vuestros hermanos también, sienten que NO hay Amor dentro de vosotros y así empiezan los pleitos. Cuando NO buscáis el Amor, TAMPOCO DAIS PERDÓN.

¡Es tanto, tanto en lo que vosotros erráis en Mi Amor! Y debéis luchar porque NO se vaya, primeramente de vuestro corazón. Al momento en que el Amor sale de vuestro corazón, porque sale la Oración, el Rezo, el Arrepentimiento, mucho mal causáis, estáis vacíos de vuestro corazón.

Tenéis que ser más conscientes Mis pequeños, de la vida que estáis llevando. NO podéis pasar por la vida como muertos-vivos, se os ha dado mucho y ¿Qué habéis hecho vosotros?

Ciertamente mientras más dais, como consecuencia inmediata, Satanás os ataca más. Sabéis que estáis en el Mundo, que Satanás es el Príncipe de este Mundo. Y a pesar de ello, hay almas muy buenas, almas grandes, almas renovadas por Mi Donación.

Debéis estar conscientes de tanto Amor que habéis recibido desde vuestra concepción. El Amor que recibís empieza en el Reino de los Cielos; vuestro nacimiento empieza en el Reino de los Cielos, cuando sois escogidos para tener vida.

Sois llevados al vientre materno y si sois como debéis ser: hijos aceptados en la familia, ese Amor que empezáis a sentir en vuestro hogar, os va dando un apoyo para vivir en este Mundo.

Meditad, Mis pequeños. Meditad todo el Amor que habéis recibido y preguntaos con el corazón en la mano, arrodillados ante Nuestra Trinidad, ¿Qué habéis hecho? ¿Cómo habéis multiplicado Nuestro Amor entre los hombres? Necesitáis cambiar, Mis pequeños.

Todo lo que estáis viendo a vuestro alrededor, toda la Maldad que estáis viviendo es porque YA NO tenéis Amor en vuestro corazón. NO Me amáis porque NO sabéis Amaros. NO compartís con vuestros hermanos el Amor, Mi Amor que traéis en vuestro corazón.

Y os repito: mientras más deis de Mi Amor a vuestros hermanos, más ataques tendréis por parte de Satanás. Y lejos de que vosotros os sintáis mal por eso, Alegraos. Como cuando azotaban a Mis apóstoles y discípulos, porque estaban llevando Mi Palabra, Mi Ejemplo y Mi Amor.

Satanás NO permitirá y NO ha venido permitiendo que Mi Amor que habita en vuestro corazón, se expanda. Fuisteis hechos para producir Amor, fuisteis hechos para vivir un Amor, fuisteis hechos para transmitir Mi Amor a vuestros hermanos.

Tenéis que tomar en serio vuestra misión en la Tierra Mis pequeños. Como Yo la tomé, obedeciendo a Nuestro Padre. Vine a daros Mi Amor, a daros el Amor de la Santísima Trinidad. Respeté los Deseos de Mi Padre. Es vuestro Tiempo.

Os toca llenaros de Mi Amor, transmitirlo, motivar a vuestros hermanos a que regresen a Mí. Pero hacedlo con delicadeza, es la mejor forma de educar.

Os AmaMos Mis pequeños, porque fuisteis creados por Nosotros, que Somos el Amor. Pero vosotros debéis buscar Mi Amor que os rodea. Estáis ciegos al Amor, NO lo queréis ver a vuestro alrededor. Y como NO os lo dan palpablemente, vosotros NO respondéis con Mi Amor que tenéis en vuestro corazón.

Vivís en una forma muy egoísta: queréis todo, queréis que se os consienta sin dar prácticamente, NADA. Y esto NO puede ser así, Mis pequeños.

Compartidlo. Y os he dicho que entre más deis, más recibiréis. ¡Hay tanto qué hacer, Mis pequeños! ¡Hay tanto qué dar! ¡Hay tanto que Transfigurar! Y esto se logra con el Amor.

 Os he dicho que Mi Santo Espíritu os va a Transfigurar, pero ¿Qué os imagináis con eso, Mis pequeños? Realmente con vuestra transfiguración, lo más importante de ella es que seréis nuevamente hijos Míos en el Amor, por el Amor.

Nadie puede entrar al Reino de los Cielos, si NO ha aprendido a amar y ¿Qué os dice esto? Pues lo que os he venido platicando y explicando, que debéis vivir el Amor y transmitirlo a vuestros hermanos. Debéis vivir haciendo el Bien, para que podáis recibir primeramente, Mi Amor y luego el de vuestros hermanos,

Y por haber transmitido y vivido Mi Amor, podréis morir en una gran paz que os va a llevar hacia la plenitud; hacia el Reino de los Cielos, por haber cumplido Mi Voluntad.

Sed pues otros Cristos, os lo he pedido mucho, pero el Cristo primeramente, en su Faceta de Amor. ¿De qué hubieran servido Mis Milagros, Mi Donación, Mis Enseñanzas, SI NO hubieran estado selladas con Mi Amor?

Recordad, TODO es vano si NO se da con Amor, si NO se vive con Amor y si NO se muere en el Amor.

Os vuelvo a pedir lo que le pedí a Mis apóstoles en Mi Ascensión: amaos los unos a los otros, como Yo os he amado.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/

P230 ¿MISIÓN TRAICIONADA?


Mayo 16 de 2017

Mis pequeños, así como dice San Pedro, Satanás está como león rugiente, al acecho de vuestra debilidad. Ciertamente, siendo Satanás el Príncipe de este Mundo le molesta grandemente, que haya almas que oren, que haya almas que Me amen, que haya almas que lo rechacen a él y a sus obras.

Él, continuamente está al acecho de vuestra debilidad. Vosotros, muchos de vosotros NO os preparáis NI os protegéis contra su ataque. Vais por el Mundo, tomando lo que os da el Mundo.

Ciertamente, que Satanás NO se va a presentar como algo feo y malévolo, sino que os va a poner la Tentación, haciendo ver el Pecado como algo agradable, que debéis tomar…

Y por eso se representa como la manzana que tomó Eva, porque se ve agradable a la vista, al tacto. Pero ya que entráis al pecado os produce amargura, porque os dais cuenta que Me dañasteis.

Si vosotros NO os protegéis contra sus ataques a través de la Oración, de la vida en la Gracia, a través de la vida de sacrificio para estar pendientes en lo que Yo os doy. Porque así en el sacrificio, en la Oración, en la Penitencia, os estáis uniendo a Mí.

Y es como podeMos vivir una vida en dos: vosotros Conmigo, haciendo una sola vida. De esta forma, las cosas del Mundo, los ataques de Satanás, NO van a hacer mella en vuestra alma; porque NO estáis distraídos con las cosas del Mundo y las Tentaciones que os ponga Satanás.

Si estaMos haciendo esa vida en dos, vosotros estaréis atentos a lo que Yo quiero que vosotros hagáis. Estaréis a Mi servicio, como debieran estar todas las almas. Como debierais estar cada uno de vosotros, sirviendoMe con gran alegría a Mí vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad.

Cuando el alma está atenta a Mis necesidades, a Mis preocupaciones, por hacer que vuestros hermanos crezcan… Y aún también vosotros mismos, que crezcáis en vida de Gracia, en vida de Amor, en vida Sacramental.

Si estáis atentos a ello, Satanás NO formará parte de vuestra vida y ni caso le haréis, porque estáis Conmigo. Estáis creciendo en muchos sentidos, a través de la Sabiduría que se derrama sobre vosotros, a través de Mi Santo Espíritu.

Una gran mayoría de vuestros hermanos NO están atentos para mantener su alma en estado de Gracia, sirviéndoMe y creciendo espiritualmente; al contrario, viven para el Mundo.

 Se han dejado tomar por Satanás, los ha envuelto como una Serpiente que se enrolla alrededor de la persona.

Así estáis viviendo con Satanás, unidos a él y causando mucho Mal a Mí y a vuestros hermanos. Porque cuando un alma está así unida a Satanás, prácticamente NO saldrá nada bueno de vosotros NI en pensamientos, palabras ni obras.

Cread conciencia Mis pequeños, entre vuestros hermanos. Ayudadles a encontrarMe, ayudadles a vivir más atentos a Mis preocupaciones, que ciertamente Mi mayor preocupación sois vosotros mismos; porque os amo inmensamente y estoy protegiendo continuamente vuestra alma, contra los ataques de Satanás.

Mucho todavía, tenéis que aprender. Yo os puedo dar todo el Conocimiento y lo hago con gusto, porque sois Mis hijos. Pero si vosotros NO queréis vivir apoyados en Nosotros, en Mi Santísima Trinidad, ¿De dónde queréis vosotros aprender lo bueno y sobre todo, crecer en Virtud y en Amor? Esto, Satanás NO os lo va a enseñar.

Manteneos pues unidos, os lo he pedido muchas veces y repito, os lo pido nuevamente por vuestro bien. Estáis viendo cómo Satanás ha tomado mucha Fuerza y lo estáis viviendo a vuestro alrededor, ¿Qué más esperáis de él?

¿A poco creéis que por servirle, que por estar con él, os está consintiendo? Lo único que ganaréis si seguís sirviéndoos de él para vuestros planes terrenos, ganaréis la Condenación Eterna.

Si le estáis haciendo caso a Mi Enemigo, vosotros también sois Mis enemigos y NO podréis entrar al Reino de los Cielos. Meditad bien esto Mis pequeños, Soy Justo.

Si Me dais lo que merezco, Yo también os daré lo que os habréis ganado por servirMe.

 Os he dicho varias veces, que en la unión de vosotros que sois tan pequeñitos, radica vuestra Fuerza. Esto también lo sabe Satanás y por eso, se ha encargado de iros separando… Y de esta forma, difícilmente os uniréis para adquirir esa Fuerza de Oración.

Satanás conoce que vosotros podéis hacer un Bloque de Oración y le podéis quitar mucha fuerza. Vosotros, difícilmente lo hacéis y más en estos tiempos, en los que Satanás se ha introducido fuertemente en la Iglesia, en las familias, en la sociedad…

Y la gran mayoría de vosotros YA NO busca la vida de Oración y menos, de los Sacramentos.

Estos son momentos Mis pequeños, en que debéis voltear al Cielo, porque prácticamente de la Tierra NO tendréis mucho apoyo, pero sí del Cielo. Por eso, os he pedido que os unáis a Mi Santísima Trinidad, que os unáis a Mi Hija, la Siempre Virgen María, porque vosotros sois Su Calcañar.

Y que además os unáis también a todas las almas, tanto del Cielo como del Purgatorio, que son millones y millones de almas las que os van a estar apoyando en vuestra misión y en vuestra Oración.

Desperdiciáis muchas Bendiciones, Mis pequeños, porque estáis en el Mundo y vivís para el Mundo; cuando os he pedido, que aunque viváis en el Mundo NO seáis del Mundo.

Vosotros mismos os estáis desprotegiendo, porque queréis hacer todo en lo individual. Imaginad a un soldado salir solo al campo de batalla y por NO seguir las instrucciones del General, fácilmente lo podrán matar.

Quizá, pueda sobrevivir algunos momentos al estar luchando solo, pero lo más factible, es que sea eliminado. Así estáis vosotros; estáis desprotegidos, porque NO estáis pidiendo los unos por los otros.

Cada uno de vosotros vivís para vosotros mismos, poco os acordáis de vuestros hermanos y estáis corriendo un gran peligro. Tenéis todo a vuestro favor, pero NO utilizáis esa protección Divina y Celestial que Yo os puedo dar.

Orad, cada vez más y uníos a la Comunión de los Santos, es de ahí de donde más fácilmente obtendréis ayuda. Pero una verdadera ayuda, porque cuando estáis viviendo en el Mundo, aquellos que están con vosotros supuestamente, os están apoyando…

Pero ¿Qué tanto van a soportar cuando se inicie la Prueba y vean a tantas almas ser eliminadas, sabiendo que ellas mismas NO están preparadas, porque NO viven vida Sacramental, vida en la Gracia, vida en el Amor?

Meditad esto, Mis pequeños, porque es muy importante para vuestra supervivencia espiritual y humana aquí en la Tierra.

Hijitos Míos, cuando os doy un Mensaje, es un Aviso NO una amenaza. Cuando vosotros educáis a vuestros hijos, NO os la pasáis amenazándolos,

Ciertamente, los debéis guiar y los debéis ayudar, para que no tengan algún accidente y sobre todo, los debéis llevar prácticamente de la mano, para irles enseñando lo bueno y lo malo del Mundo… Y eso es lo que hago Yo, Mis pequeños.

Cuando estáis en edad de entender Mi Amor, de entender cuánto os amo, de entender que os quiero perfectos como Mi Padre Es Perfecto. Cuando llegáis a entender que sin Mí, NO podéis hacer nada en el Mundo.

Y sobre todo, sobrevivir espiritualmente. Es cuando deberéis entender que tengo que ponerMe rígido, porque os estoy protegiendo contra una Maldad inmensamente superior a vosotros…

Y que además os quiere destruir, que es la Maldad de Satanás.

Yo os estoy protegiendo en todo momento, pero vosotros os escapáis de entre Mis Dedos. NO entendéis que estáis en un grave peligro, porque Satanás está acechando constantemente vuestra vida y vosotros, muy despreocupados de lo que sucede, porque NO os preparáis, porque NO queréis estar Conmigo, hacéis lo que os viene en gana.

Entended esa frase Mis pequeños, que vosotros hacéis lo que os viene en gana… Y así, casi en forma grosera os lo digo, porque NO queréis Mi Protección, NO queréis Mi Ayuda. Siendo que Yo os estoy cuidando en todo momento, porque las intenciones de Satanás son destructivas.

Él quiere vuestra muerte, muerte de cuerpo; pero sobre todo, muerte de alma. Os quiere destruir y vosotros vais por el Mundo, muy despreocupados de esta tremenda realidad. Él es vuestro Enemigo. Él actúa totalmente en contra de Mis Leyes, de Mi Amor.

Satanás quiere la Destrucción de todas las almas, para que NO gocéis eternamente de los Bienes que él tenía, hasta aquél momento en que Me Traicionó, que se opuso a Mis Mandatos.

La gran mayoría de vosotros parecéis adolescentes despreocupados y que creéis que podéis dominar el Mundo, que tenéis la fuerza para hacerlo, que sois muy audaces e inteligentes…

Y hasta que NO caéis y tenéis un accidente fuerte, es cuando os dais cuenta que NO era verdad lo que vosotros pensabais de vuestras capacidades.

Esto es sabiduría y muy pocos la buscan. Y si NO estáis viviendo en vida de Oración, si NO estáis respetando y siguiendo Mis Mandamientos NO podréis llegar a obtener la Sabiduría…

Porque si lo más elemental NO lo estáis respetando y poco os interesa vivir para Mí. ServirMe, sirviendo a vuestros hermanos, la Sabiduría NO llegará a vosotros.

La Sabiduría es un Don Divino que Yo concedo a las almas que Me buscan, a las almas que hacen todo lo posible por crecer en Mi Conocimiento. Crecer en una vida de Donación, en una vida de amor hacia Mí y hacia vuestros hermanos.

La Sabiduría se merece, porque buscáis estar Conmigo, que Soy el Poseedor de Ella… Y Yo la concedo a aquellos que quieren mantenerse en Mí, que Me aman, que Me buscan y que verdaderamente, sienten que NO pueden vivir sin Mí.

BuscadMe Mis pequeños de todo corazón, para que seáis merecedores de Mi Sabiduría. Las almas sabias entran fácilmente al Reino de los Cielos, están protegidas por Mí, están protegidas por buscarMe y estar llenas de Mi Amor, del Conocimiento de Mi Vida y de Mis Deseos de salvación para cada uno de vosotros.

Las almas sabias, buscan agradarMe en todo momento y lo hacen. Principalmente viviendo en la Donación y en la Oración para la salvación de las almas de sus hermanos.

Hijitos Míos, os he dicho que vivís para Mí cuando os he concedido el Don de la vida. También habéis adquirido el compromiso de servirMe. NO Me voy a poner en la posición de deciros que vosotros sois Mis esclavos, Mis sirvientes y que Me debéis obedecer a como dé lugar.

NO Mis pequeños. Os he dado el libre albedrío para que vosotros podáis actuar libremente. Porque si Yo os presionara, si Yo coartara vuestra libertad, ¿En dónde estaría el mérito de que vosotros os ganarais el Cielo o el Infierno, si NO Me obedecierais y quisierais vivir en el Mal?

Vosotros debéis estar conscientes de que hay un Bien y hay un Mal… Y que vivir de un lado o de otro, va a tener también sus consecuencias. Si vivís para Mí ObedeciéndoMe, pero sobre todo ayudándoMe en las salvación de las almas, en la difusión de Mi Amor por todo el Mundo y por todo el Universo…

Entonces, os mereceréis el Cielo. Porque el Cielo es Amor y si trabajáis para difundirlo porque primero aceptasteis vivirlo, entonces vuestro futuro estará ahí en el Cielo, en vuestro Hogar del Amor.

Pero si vosotros en vuestro libre albedrío, Me queréis Traicionar, darMe la espalda, dañarMe con vuestra forma de actuar, con vuestra vida de pecado y sobre todo, haciendo a un lado Mi Amor. Entonces vuestro lugar eterno, NO estará en donde se vive el Amor…

Porque NI queréis tenerlo NI queréis transmitirlo NI queréis protegerlo, sino todo lo contrario. Lo queréis Destruir, como Satanás quiere hacerlo. Entonces, pertenecéis a Satanás y viviréis eternamente con él.

Con esto Mis pequeños, os estoy dando a entender que en el libre albedrío, NO estáis presionados a hacer lo que Yo quiero. Vosotros en total libertad, vais a actuar según como vosotros libremente, queráis actuar.

Ciertamente, Yo estaré tratando de haceros entender si escogisteis el camino del Mal, que estáis viviendo en un error. Y os pondré a lo largo de vuestra existencia muchas oportunidades para que os arrepintáis y os deis cuenta, de que lo que escogisteis es un error fatal, que os puede llevar a Sufrir por toda la Eternidad.

Aquellas almas que han escogido el camino del Bien, las protejo, las consiento, Me derramo en Bendiciones y en regalos espirituales. Porque saben apreciarlos, porque los gozan, los aman y los agradecen con todo su corazón.

Soy un Dios Justo y doy a cada quien, lo que el alma ha querido vivir, lo que ha escogido en su libre albedrío. Vivid pues para Mi Amor Mis pequeños, fuisteis creados por Mi Amor. Ciertamente, a nadie le gusta sufrir.

PedidMe Sabiduría, aún si estáis viviendo en el Mal, para que Ella os lleve a entender que estáis viviendo en el Error y podáis enmendar vuestra vida.  Pero si aún a pesar de ésos momentos en que Yo os quiero ayudar y despreciáis la Sabiduría que os concedo, aunque sea por algunos momentos, vosotros mismos estáis escogiendo vuestro futuro eterno.

 Me dolerá mucho que os queráis apartar de Mí, ya que de Mí sólo obtenéis Amor. Pero si estáis escogiendo el camino del Mal y conscientemente sabéis que vivís en el Error, Respetaré vuestra decisión y Me dolerá mucho que os mantengáis en el Error.

Os Bendigo, Mis pequeños y los que estáis viviendo en el error, espero regreséis a Mí.

Reflexionad y aceptad que Mí Santo Espíritu de Amor os guíe hacia la Verdad y a la Luz Verdadera de Mí Camino al Reino Celestial.

Os amo y bendigo en Mí Santo Nombre en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid todo el Amor de Mí Hija la Siempre Virgen María.

Venid ante Mí, ataviados con alma pura y con aromas de sencillez y os atraeré hacia Mí, para escuchar de vuestros labios vuestras peticiones de amor, juntito a Mí Corazón.

Os amo muchísimo hijitos Míos, que Yo NO deseo separarMe de vosotros. Que ése deseo se desenvuelva en vuestras almas para conMigo, desea vuestro Dios y Señor.

Os bendigo con santas y especiales bendiciones en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el Amor del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

P229 SACERDOTES, PROFETAS Y REYES



MAYO 07 2017 9:30 AM

Mortales, Alabad y Glorificad a Yahvé

¡Quien como Dios! ¡Nadie como Dios!

Hermanos, la Paz del Altísimo esté con vosotros y nuestra asistencia y protección, os acompañe siempre.

Hermanos, los días de Misericordia ya están llegando a su fin. Sólo falta el Aviso de nuestro Padre, para que comience el Tiempo de su Justicia Divina.

Las Trompetas Celestiales muy pronto volverán a sonar, anunciando que vuestro Paso por la Eternidad está llegando.

Preparaos hermanos mortales, porque vuestra Purificación está por comenzar.

Vienen ya los días de Combate espiritual donde NO vais a tener descanso, porque los ejércitos del Mal os atacarán y buscarán por todos los medios vuestra caída.

Pueblo de Dios, estad Alerta y Vigilante con la Oración, el Ayuno y la Penitencia, para que podáis sobrellevar los días de Oscuridad Espiritual que se aproximan.

Os recordamos hermanos, que estamos a vuestra disposición. Llamadnos y vendremos en vuestro auxilio. Somos vuestros hermanos, los Arcángeles y Ángeles de la Milicia Celestial…

…Que estamos bajo el mando de Nuestro Amado Hermano Miguel y servimos a Nuestro Padre y a Nuestra Señora y Reina María.

Nuestro Padre, nos ha concedido la Gracia de poder asistiros espiritualmente en los días de vuestra Batalla Espiritual.

Queremos deciros que antes de llamarnos, debéis pedirle primero permiso a nuestro Padre, con el rezo del Padre Nuestro.

Luego debéis llamar a nuestro Hermano Miguel, con su grito de batalla:

¡Quién como Dios! ¡Nadie como Dios! (3 veces)

Y así vendremos en su compañía a prestaros toda nuestra asistencia y protección.

Hermanos: ¡Quien como Dios, Nadie como Dios!

Soy vuestro Hermano Miguel y quiero recordaros nuevamente que debéis estar ya listos y preparados para el combate espiritual.

Os recuerdo Milicia Terrenal, que antes de que entréis en Combate,

debéis tener puesta vuestra Armadura Espiritual.

¡Cuidado entabláis batalla sin tener puesta vuestra Armadura, porque corréis el riesgo de ser atacados por las Fuerzas del Mal!

Acordaos que vuestra pelea NO es con gente de carne y hueso, sino contra los Principados y Potestades, contra los Dominadores de este Mundo Tenebroso, contra los espíritus del Mal, que moran en los espacios celestes. (Efesios 6, 12)

Hermanos, debéis estar ya preparados como buenos soldados, haciendo uso de las armas espirituales que Dios os ha dado; las cuales son poderosas en el Espíritu para el derrumbamiento de fortalezas.

¡Milicia Terrenal, está llegando la hora; permaneced alerta y vigilantes, porque la Batalla en vuestro Mundo está por comenzar!

Consagraos a Mí y a la Milicia Celestial.

Haced extensiva esta consagración a vuestros familiares, parientes, vecinos y amigos, para que por la Gracia y Misericordia de mi Padre queden amparados.

El Manual de la Armadura Espiritual que mi Padre os envió a través de nuestro hermano Enoc, debéis de tener. Porque ahí están las oraciones y rosarios que debéis hacer en los días de combate espiritual.

Que todo el Pueblo de Dios y la Milicia Terrenal, tengan las Oraciones de la Armadura para que puedan contrarrestar los ataques de las fuerzas del Mal.

Seguid las directrices e instrucciones que os enviaremos a través de los mensajes de Enoc, porque ellos os guiarán e instruirán en la lucha espiritual.

La Guerra física y material, es un velo que cubre la tremenda Guerra Espiritual y por eso se convierte en el Juicio de las Naciones…

Acatad pues hermanos nuestras instrucciones y estad listos y preparados, porque el combate espiritual en vuestro Mundo está por comenzar.

Os regalo esta oración de consagración a Mí y a la Milicia Celestial, para que la hagáis cada que vayáis a entrar en combate espiritual:

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN A SAN MIGUEL

Y A LA MILICIA CELESTIAL

PARA EL COMBATE ESPIRITUAL

Gloriosísimo Príncipe de los Ejércitos Celestiales, San Miguel Arcángel, a vos mi Amado Arcángel y a la Milicia Celestial, me consagro y consagro mi familia, parientes, vecinos y amigos.

Para que en este día y todos los días mientras vivamos bajo el sol, estemos protegidos y amparados por vuestra Celestial Persona y por la Milicia Celestial.

Todo lo que somos, tenemos y hacemos, os lo consagramos. Y pedimos vuestra asistencia y protección de día y de noche, para que ninguna Fuerza del Mal pueda hacernos perder.

Os encomendamos el cuidado de nuestro ser físico, síquico, biológico y espiritual, especialmente nuestra alma.

Milicia celestial, que vuestra asistencia y protección nos libre de todo mal y peligro. Ayúdennos hermanos a mantenernos firmes en la Fe, para que ninguno de los hijos de Dios, se pierda.

¡Oh bendito San Miguel! Protégenos de los ataques y asechanzas de los espíritus malignos; porque bien sabéis que somos pobres mortales, frágiles y débiles, necesitados de la Misericordia de Dios y de vuestra protección para poder cumplir la misión que el Cielo nos ha encomendado.

¡Oh, San Miguel! Que tu grito victorioso: ¡Quién como Dios, Nadie como Dios!, someta y expulse al Infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén

Vuestros Hermanos, Miguel Arcángel y los Arcángeles y Ángeles de la Milicia Celestial

¡Gloria a Dios! ¡Aleluya, Aleluya, Aleluya!

Dad a conocer nuestros mensajes a toda la humanidad, hombres de buena voluntad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

29 DE ABRIL DEL 2017

Amado Pueblo Mío: Mi Corazón rebosa de Amor por mis hijos.

Cada criatura humana que Me mantiene constantemente en su vida, es ese Tesoro por el que Mi Entrega continúa, perpetuándose constantemente.

No me alejo de ninguno de Mis hijos. En este Instante, Me encuentro más cerca de todos para que acojan la Conversión de forma radical.

NO PUEDEN SER TIBIOS JAMÁS, pero en este Instante menos que en otros.

Amados, detallándoles el Instante venidero, con dolor miro este devenir para la Humanidad.

El Mal se  acelerará en los últimos instantes del Instante y será mayor la acción del Mal para alejar a Mi Pueblo de Mi lado, confundiéndole por doquier y en todas las áreas en que puede influir en la vida del hombre. Y en el medio en el que cada uno se encuentra: social, político, educativo, religioso y económico.

Mis hijos se encontrarán con una Fe debilitada por el constante ir y venir de todo lo mundano, que habrá tomado el total poder de los medios de comunicación, decidiendo así un continuo ir y venir de ideas, estilos, gustos y pensamientos, atrapados por todo cuanto es contrario a Mi Voluntad.

El Mal pesará más y el Bien será menos conocido. La interacción del Mal con el hombre, llevará a que el hombre tome el Mal como algo connatural y por tanto, NO detectará esa Maldad…

Porque el Demonio aplastó la consciencia en el hombre para que NO diferenciara lo que le llevaría a perder la Vida Eterna.

NO todos los hombres se habrán entregado al Mal, pero serán tantos los ajenos a Mi Amor, que NO desearán saber de Mis Templos, NI de Mis Imágenes, NI de Mis Palabras. Por ello,

QUIEN DESEE PERMANECER JUNTO A MÍ,

CASI DEBERÁ AMARME EN SECRETO.

Por esto les llamo insistentemente, a adentrarse en ustedes y  a encontrarse Conmigo, porque tienen que crecer espiritualmente ¡YA!, de lo contrario NO encontrarán cómo crecer en medio de tan grande hostigamiento, al que serán sometidos constantemente por las Fuerzas del Mal.

La ley de los hombres NO respetará la Ley Divina. El hombre será aún más soberbio, engreído y se llenará de falsedades para continuar en la lujuria, hasta encontrarse ebrio del Mal, mirando lo bueno como indebido. Y lo indebido e indecoroso como bueno.

Miro a Mis hijos con extraños vestuarios: los varones visten como las mujeres y las mujeres utilizan el vestuario de los varones, han perdido el pudor y no saben qué es la vergüenza.

Es una Humanidad que ha caminado poco a poco hacia el retroceso de los valores y la sensatez, NO es extraño que la crisis se encuentre dentro de ella. La Humanidad tendrá conocimiento de que el Demonio tiene el poder de los más altos cargos en el mundo:

Grandes pensadores le dicen a la Humanidad que NO Me escuchen, grandes científicos han entregado armamento peligroso a las potencias, para que estas lo utilicen e intervengan amenazando con destruir gran parte de la Humanidad… Entrando así en una escalada de tensiones, que culminará con el uso de armas que reducirán la población mundial.

Se mirarán unos a otros y  NO se reconocerán. Cada hombre se mirará como leproso, la piel será reducida a la nada y el Dolor y el Llanto se arrastrarán por la tierra, ante la continua ráfaga de aire envenenado.

En este Instante el corazón del hombre se encuentra como piedra. Me lamento ante la negativa de dar a conocer por completo el Mensaje que Mi Madre dio en Fátima, ya que es tan doloroso pero tan veraz, que al conocer mis hijos acerca de ello, habría cambiado al hombre y el destino del mismo.

Ante la reiterada desobediencia del hombre, llegará la derrota, los saqueos, las destrucciones, la angustia, el horror y la hambruna por doquier.

Los pocos que NO sean presa de esto, deben elevar la mirada al Cielo y Orar manteniéndose centrados en Mí, de lo contrario los vándalos les tomarán, pues el Maligno se encuentra constantemente llevando Oposición entre los Míos. Sembrando Discordia, planifica el mínimo detalle para anticiparse a alguna buena acción de Mi Pueblo.

Pueblo Mío, llegará la soberbia y tomará a todas las naciones, las más potentes utilizarán el poder para combatir a las naciones menos poderosas. Temblará la tierra, el Infierno se regocijará al mirar a Mis hijos como animales, quitarse la vida unos a otros.

La Humanidad NO deseará saber de esto NI de nada que le quite el sueño, por eso al Mal le es más fácil entrar y hacer cuanto quiere con Mis hijos.

La necedad del hombre le lleva a caer y hacerse daño a sí mismo. Las naciones amigas serán grandes enemigas, se abalanzarán unos contra otros, haciéndose el Mal sin remordimiento.

Hijos, saben que la Guerra ha sido iniciada y que esta será lenta. Pero la Guerra Espiritual con que el Mal ha carcomido el corazón del hombre, le habrá llevado a olvidar que es Mi hijo…

Y la Humanidad arderá en deseos de abalanzarse unos contra otros, ya que el Mal ha derramado su Ira por toda la Tierra para que de los corazones se destierre el Amor.

El gran error de esta generación tocará lo que es Mío. El lujo y el bienestar personal junto a la falta de FE, se ha adentrado en el mismo corazón de la cristiandad.

¡Cuán olvidadiza se ha vuelto Mi Iglesia! ¡Cómo Soy profanado constantemente! Y las miradas de los curiosos lo festejan por ignorancia, en un constante mantenerse de las ideologías anticristianas, sustentadas por las hordas masónicas que mantienen poder.

Pueblo Mío, te extraño. Tan alejado de Mí te encuentras, que la costumbre ante el Mal te ha llevado a olvidarte de Mí.

Soy Dios de Misericordia, pero por Amor debo PERMITIR que el hombre mismo continúe en su libre albedrío, haciendo lo que le llevará al mayor Dolor que la Humanidad jamás haya enfrentado.

Ustedes necesitan purificarse para que Me Reconozcan de nuevo.

Oren hijos, oren para que el hombre se arrepienta. 

Oren hijos, oren por Estados Unidos, la soberbia se vuelve en contra, la Naturaleza le lleva a padecer.

Oren hijos, oren por Corea del Norte, la soberbia le llevará al dolor.

Oren hijos, oren por Francia e Italia, la Naturaleza les sorprende.

Pueblo Mío, vivirán sobre la Tierra pero esta se Lamentará aún más por la Humanidad decadente y se estremecerá continuamente. 

AMADO PUEBLO MÍO, MANTÉNGANSE JUNTO A MÍ AUNQUE LES MIREN CON DESGANO

AUNQUE LES LLAMEN LOCOS,

USTEDES CONTINÚEN EN CONTRA DE LA CORRIENTE DEL MUNDO,

CONTINÚEN SIENDO ESE MI RESTO SANTO,

EL QUE ME AMA POR CUANTO NO ME AMAN SU HERMANOS…

Sean más espirituales, NO continúen con los harapos del pasado. Sean hijos renovados en el espíritu de la Verdad.

“El Cielo y la Tierra pasarán, más Mis Palabras no pasarán.” (Mt. 24,35)

Les Bendigo con Mi Amor.

Su Jesús.

Comentario del instrumento

Hermanos:

Dentro del Amor Divino en donde el tiempo y el espacio se reducen precisamente al Amor, siento el deseo ardiente de Cristo por mantenernos dentro de Su Redil.

Como el Gran Pastor, nos coloca todo el panorama en el que vivimos para que cada uno mire su existir y a la vez su metro cuadrado. Y a quienes están a su lado y puedan tomar consciencia de que somos sacerdotes, profetas y reyes…

 Y como tales nos mantengamos fusionados a cada uno de esos aspectos tan relevantes que el hombre ha pasado desapercibidos y a la vez NO ha llevado a la praxis, para elevar el bien en la Humanidad.

En este Instante el hombre vive en constante tensión, la Humanidad vive en constante tensión y por ende el resultado de cuanto sucede, es el desorden en los pensamientos y en los actos.

Hermanos, el Mal se mantiene al acecho y el Bien es dejado de lado, en este actuar ¿Cuál es el rumbo que espera al hombre?…

http://www.revelacionesmarianas.com/

P228 LA OBSCURIDAD TOTAL


Mayo 11 de 2017

J. V. dice: Veo a Nuestro Señor en Gloria, con los Brazos abiertos hacia lo lejos, arriba.

Hijito Mío, Me estás viendo en Mi Gloria, pero para llegar aquí, tuve que pasar por la Misión que Me encomendó Mi Padre, que es vuestro Padre.

Todos estáis llamados a regresar acá y para eso, Yo tuve que sufrir todo lo que padecí. Pero más que eso Mis pequeños, lo más grande de Mi Misión, fue la Enseñanza.

Porque si NO hubierais tenido la Enseñanza, ciertamente el que Yo hubiera padecido por vosotros hubiera abierto nuevamente, el Reino de los Cielos para que regresarais. Pero NO sabríais ni el camino, ni la forma de hacerlo Mis pequeños y por eso fue Mi Evangelización tan importante.

Buscáis en un lado, buscáis en otro lado, buscáis el conocimiento, en el cual vosotros os queréis respaldar para ser grandes, para ser alguien en el Mundo, para que os vean, para que os alaben, para que os señalen y os digan: “qué capaz es usted, cuánto sabe”

Y ¿De qué os sirve todo ese conocimiento, si NO os va a llevar de regreso al Reino de los Cielos?

Satanás también da conocimiento, pero conocimiento negativo contrario a lo que Yo os he dado, que NO os va a elevar a la Gloria en que Me estás viendo.

Sí Mis pequeños, estáis llamados a regresar acá. Bajasteis del Cielo, bajasteis a una misión, igual que Yo y regresaréis. Pero regresaréis por el Conocimiento que tanto Mi Padre os dio en el Antiguo Testamento y lo que Yo os he dado ya práctico en el Nuevo Testamento que es: vivir el Amor.

En eso se resume vuestra estancia en la Tierra: la salvación de las almas al vivir en Nuestro Amor, al vivir el Amor de la Santísima Trinidad.

Ciertamente eso os crea conflictos, porque el Mundo NO está preparado NI ha querido prepararse a vivir el Verdadero Amor que os hemos dejado. Satanás se ha encargado de llevaros por caminos muy diferentes a aquellos que os van a traer de regreso aquí, al Reino de los Cielos.

Satanás NO quiere que vosotros viváis el Amor, él lo perdió y os engaña para que también vosotros lo perdáis. Esa es la Llave de regreso al Reino de los Cielos: Enseñar el Amor, Vivir el Amor y Morir en el Amor.

¿Cuántos de vosotros realmente, lleváis una vida en el Amor? ¿Cuántos de vosotros dejáis almas llenas de las Enseñanzas que os heMos dejado?

¿Cuántos de vosotros amáis a vuestros hermanos y les dejáis la Llave que les va abrir las Puertas de los Cielos, que es el Amor?

Tanto engaño en el Mundo… Y si realmente lo meditáis Mis pequeños, os daréis cuenta que Satanás ha creado todo ese Engaño, para que vosotros os desviéis, para que NO produzcáis amor.

Meditad vuestra vida, meditad la vida de aquellos que NO quieren estar con Nosotros. Son almas que están distraídas en el Mundo y NI se llenan de amor y NI producen amor. Son almas inservibles.

Y es muy feo decir esto Mis pequeños, pero son almas estériles. Almas que bajaron ciertamente con un ideal, con un gusto porque fueron escogidas entre varias, entre miles, entre millones.

Tenían ese deseo de servirMe a Mí su Dios y ser como Cristo Redentor, como os lo he pedido, para que fuerais corredentores. Bajaron deseosas de vivir el Amor que se vive en el Reino de los Cielos, de transmitirlo a todos vosotros.

Pero ¿Qué pasa cuando llegáis aquí? El Mundo, lleno ya de Maldad de Satanás, os desvía y os crea otros intereses.

Vivís en el Mundo y os volvéis del Mundo. Y vosotros NO sois del Mundo. Vosotros debéis pasar por el Mundo y regresar a vuestro Hogar, que es el Reino de los Cielos.

Pero Satanás os hace vivir en el Mundo, estar en el Mundo y os olvidáis de vuestra misión y de ese deseo grande que teníais, de bajar para servirMe.

Meditad, Mis pequeños… Y veréis cómo la gran mayoría de vosotros, habéis perdido ya el deseo de regresar al Reino de los Cielos, el deseo de servirMe como Dios y el deseo de ser corredentores Conmigo.

¿QUIERES CONOCER A JESÚS? Dile sin miedo: Señor Jesús, ayúdame a Conocerte y a Amarte…” Y PREPÁRATE A VIVIR UN ENCUENTRO PERSONAL CON ÉL… Porque JESÚS ESTÁ VIVO… Este Pentecostés es una gran oportunidad…

Estáis viviendo la Semana Santa, empezarán los momentos últimos de Mi Misión, es el Culmen que preparará Mi Resurrección, Mi Triunfo. Con eso confirmaré ante todos que Yo Soy vuestro Dios, que realmente, todo lo que os dije y os enseñé, venía de todo un Dios y confirmado está con Mi Resurrección.

Pero Satanás prosigue con su tarea y os sigue apartando de toda esta grandeza Celestial que se os ha dado, para que vosotros podáis crecer en Fe, en Sabiduría, pero sobre todo en Amor.

Porque, podéis tener de todo y NO poder entrar al Reino de los Cielos, si NO tenéis Amor. Para eso Bajé: para enseñaros cómo vivir el Amor, cómo transmitirlo y cómo morir en el Amor; para inmediatamente después, Resucitar en el Amor, en el Reino de los Cielos.

La Fe os dice que hay algo más después de esta vida, bueno y malo. Bueno si vivisteis en el Amor, malo si lo rechazasteis, si Me hicisteis a un lado y Me atacasteis con Maldad, con Odio a vuestros hermanos.

La gran mayoría de aquellos que se condenan, desgraciadamente son almas que Me Conocieron y luego Me han rechazado. Son almas que a pesar de que hasta profundizaron en la Fe, Me rechazaron.

Ciertamente, Yo NO puedo juzgar de la misma forma al que Me rechazó a pesar de que Me conoció; que a aquel que NO Me conoce y Me ataca y luego tiene que enfrentarse a Mí.

Es más pecador el que Me conoció y NO quiso seguir lo que Yo os pido, para que regreséis a Mí.

¡Cuánto Dolor Me producen las almas que habiéndoMe conocido, se han pasado del lado del Mal! 

Es su libre albedrío, así lo escogieron y de eso serán juzgados. Y además, ellos perfectamente saben de su Traición y libremente han escogido el servir a Satanás, atacándoMe a Mí y a todo lo que es Mío.

¡Cuánta maldad hay en el Mundo! ¡Cuánto Dolor Me causáis, almas Traidoras! ¡Almas que habiendo tenido el Gran Tesoro que Soy Yo, han preferido al Mal!

Así os engaña Satanás. Tiene su forma muy sutil de ir cambiando vuestra forma de pensar y de vivir, os volvéis del Mundo y os agrada hacer el Mal.  Son almas que saben que se condenarán…

Y deberéis saber Mis pequeños, que a estas almas Yo NO las abandono. Voy tras de ellas, como una madre va tras el hijo que se extravía en el pecado y comete mal, tras mal. Pero ella lo levanta, lo abraza, lo besa, lo regresa a casa con amor; esperando que haya un momento en que entienda su error y deje todo aquello que lo lleva hacia el Mal…  

Tenéis que entender Mis pequeños, que Yo vuestro Dios, Soy más que esa madre. Yo os Creé, Yo os Redimí, Yo voy tras de vosotros, esperando que reaccionéis, que dejéis vuestro pecado y regreséis a Mí.

No hay otra forma de que os salvéis Mis pequeños, más que estando Conmigo y cumpliendo con lo que os he pedido. Busco constantemente a las almas que viven en el Error, que Satanás las ha cegado…

NO les permite ver el Bien que existe, que esconde. Y os habla de un mal que NO existe para separaros de la Verdad, de la realidad para la cual vinisteis a la Tierra.

Satanás es muy Astuto, os engaña continuamente para que sigáis en el Mal. Os hace creer que vinisteis para ello y así provoca las guerras, así provoca los pleitos entre hermanos, empezando desde el hogar.

CAÍN MATA A ABEL

A base de puros engaños, incita a los hermanos al pleito por medio de mentiras, por medio de falsedades, haciendo creer que uno está pensando en el mal que le va a hacer al otro.

Desgraciadamente, muchos causantes de este error y de la pérdida de tantas almas, son los mismos padres en el hogar. Este es uno de Mis grandes Dolores también, en el Huerto de los Olivos: ver cómo los padres se desatienden de la vida espiritual de los hijos.

Ellos NO llevan primeramente una vida espiritual, con la que den ejemplo a los hijos y éstos crezcan, Me amen desde pequeños y produzcan mucho bien.

Ciertamente voy buscando a estos niños, luego jóvenes y luego adultos… Y voy poniendo en su camino a lo largo de su vida, momentos para que respondan a una vida espiritual profunda. A muchos les llevo a conocer la realidad espiritual que viven primeramente en el pecado y luego, lo que deben vivir cuando se está en estado de Gracia.

San Pablo queda ciego, después de su Conversión, en el camino a Damasco…

Muchos Milagros hago a diario Mis pequeños, pero ciertamente NO los sabéis reconocer, porque NO estáis tan comprometidos en el Amor, como todos debierais estar.

MILAGRO ACTUAL…

Ciertamente os decís hermanos Míos, hijos de Dios, seguidores de Mi Doctrina. Pero en el momento de la tentación, NO os acordáis de los principios que debéis defender por ser considerados hijos de Dios, hermanos de Cristo Jesús.

Aceptáis la tentación y caéis una e infinidad de veces después.

Os busco continuamente, porque conozco vuestra fragilidad en los momentos difíciles de la vida y creyendo muchas veces que vais a recibir de Mí grandes cosas, NO lo hago Mis pequeños.

Y por eso os decepcionáis, Me dais la espalda y buscáis por otros lados, para que podáis obtener lo que queréis.

O Magia Blanca y Curanderismo… SATANÁS TAMBIÉN SANA… PERO A PRECIO DE SALVACIÓN...

Esto NO puede ser así Mis pequeños, tenéis una espiritualidad muy infantil y lo demostráis con vuestros actos. Os faltan actos verdaderos de amor, actos de Fe, actos de confianza plena en Mí. Pero no, NO aceptáis esto en vuestra vida.

Vosotros queréis a toda costa, que sea bajo vuestra voluntad y NO la Mía. ¿Es que NO entendéis, Mis pequeños?

Me enoja tanto en un modo espiritual, la terquedad del pueblo escogido, la terquedad aún de los apóstoles, vuestra terquedad, en que creéis que entendéis perfectamente las Escrituras. Ciertamente muchos caéis en el error, porque NO conocéis las Escrituras, porque NO os interesa instruiros en la Palabra y en Mi Amor.

Me buscáis, porque queréis que se haga vuestra voluntad y ¿Qué es vuestra voluntad? Simplemente gozar como niño chiquito. Queréis tener todo, pero NO queréis tener ningún compromiso Conmigo NI con nadie, si es posible.

Yo os digo que NO vinisteis a la Tierra a pasar solamente buenos momentos… Vinisteis a la Tierra a ser testigos del Amor Divino, vinisteis a ser otros Cristos, pero dejáis tanto qué desear Mis pequeños.

Queréis ser gozo eterno, queréis venir hasta donde estoy Yo acá en el Reino de los Cielos,

Pero creéis que porque Soy muy Bueno, con que recéis una oración cada día, con eso llegaréis a Mí, cuando vuestros actos están mostrando otra cosa ante Mí y ante vuestros hermanos. De tal forma, que con vuestros actos, nulificáis las oraciones o la oración que hacéis todos los días.

Mi Reino es grande, Mi Reino es Divino y estáis llamados a esa vida en la Divinidad, pero tenéis que luchar por ello, tenéis que trabajar para poder llegar al Reino de los Cielos. 

No es fácil, ES un camino arduo y difícil, lleno de dolor y de piedras que os hacen caer continuamente y ahí, es en donde os voy probando.

Las piedras en el camino, son las tentaciones a veces grandes, a veces pequeñas. Yo NO os las pongo, vosotros mismos las buscáis. Buscáis las tentaciones. Otras veces Satanás os las pondrá…

Pero como os decía, ahí es donde voy probando vuestra espiritualidad y vuestro amor hacia Mí, hacia Mi Santísima Trinidad.

El alma puede responder de una forma rápida, arrepentirse y regresar a Mí ya limpia de pecado. Pero depende de vosotros Mis pequeños, el que os levantéis rápidamente u os quedéis muertos en el pecado.

Sí, muertos a la Gracia, muertos al amor hacia Mí; porque cuando cometéis graves pecados NO Me estáis amando, NO estáis respetando Mi Amor hacia vosotros.

Realmente NO Me estáis buscando para permanecer en vida de Gracia y en un amor profundo hacia Quien os creó, hacia Quien os salvó, hacia Quien os acompaña en todo momento y que Vive en vosotros, que es Mi Santo Espíritu.

Os he querido desglosar vuestra vida espiritual que debéis llevar aquí en la Tierra. Ciertamente es difícil la misión cuando contáis con vuestras propias fuerzas; pero cuando contáis Conmigo en Mi Santísima Trinidad, podéis hacer grandes cosas, porque a eso vinisteis a la Tierra.

Al servirNos a Nuestra Santísima Trinidad, Nosotros vaMos a responder por vuestras necesidades espirituales, por vuestros actos, por lo que debéis hacer; porque sois instrumentos Divinos, sois instrumentos de Dios.

Tenéis una misión grande, pero NO Nos tomáis en cuenta, NO vivís una vida digna de hijos de Dios y tened en cuenta una cosa: el Don de la vida se os concede, para que ese tiempo Nos lo deis. Nos pertenece, es Nuestro tiempo…

Y vosotros como instrumentos debéis utilizar ese tiempo, para que vosotros primeramente crezcáis en Sabiduría, en Amor, sobre todo en donación hacia Nosotros y hacia vuestros hermanos.

El tiempo de vuestra vida NO os pertenece, es Nuestro. Y así como para algunos el tiempo de vuestra vida os va a santificar; para otros, el tiempo de vuestra vida mal utilizado, os va a condenar.

Yo soy la Vida, Yo Soy la Verdad, Yo Soy el Amor y esa es vuestra tarea en la Tierra Mis pequeños, ser camino para llevar vida a las almas muertas, amor a las almas que se han dejado seducir por la Maldad de Satanás…

Y el amor que deberéis utilizar para que lleguen esas almas que viven en el Mal, a arrepentirse y a pedir perdón.

Entended Mis pequeños, que lejos, muy lejos de querer vuestra condenación, buscaMos vuestro regreso a la Casa Paterna, vuestro triunfo en vuestra misión y vivir con Nosotros eternamente en el Amor y para gozos inmensos que os daMos cuando regresáis al Reino de los Cielos.

El Don de la vida compromete, es difícil… Y por eso vuestro premio es grande cuando vosotros regresáis triunfantes por haber dejado Vida, Amor y haber enseñado a muchas almas a que puedan salvarse a través de las Enseñanzas que se os han dado.

Estos días de Cuaresma, estos días de Pascua, estos días de preparación para Pentecostés, deben ser Míos; para que vosotros meditéis, viváis y os deis cuenta de vuestra realidad.

Os deberéis preguntar si realmente, habéis vivido una vida que vosotros alegremente, podríais llegar a contarnos cuando regreséis al Reino de los Cielos.

Con orgullo, llegar a platicarnos de todo lo que hicisteis en vuestra misión en la Tierra. ¿Sois de ésas almas, Mis pequeños? ¿Os sentís seguros de que seréis recibidos con un gran abrazo de parte Mía, de vuestro Salvador, de vuestro Redentor?

¿O seréis de esas almas que llegaréis ante Mí, con una vergüenza tan grande, que NO querréis que NI siquiera os vea? ¡A ese grado Satanás os engaña!

Os habla en muchos casos que NO hay más vida que la que estáis viviendo ahora, que NO os debéis preocupar, que os deis todos los gustos que queráis…

Y Yo os digo solamente una cosa: acaso, ¿Durante Mi tiempo en la Tierra, durante el tiempo de Mi Evangelización, Me comporté en forma negativa u os enseñé cosas malas, con las cuales vosotros podríais ganar vuestra condenación?

Mis Enseñanzas, Mi Vida toda, fue para que vosotros crecierais en Amor y os santificarais en vuestro trabajo diario, en vuestra vida de todos los días, en el trato con vuestros hermanos.

Mi Vida es simple: Amar, dejar Amor en el corazón de todos vuestros hermanos, ayudarles a que alcancen su salvación eterna.

Vosotros ni siquiera os imagináis el gran gusto que Me dais, cuando movéis a un alma a su conversión, a su regreso hacia vivir el amor.

Premio inmensamente a vuestro regreso, a esas almas que movieron a sus hermanos a buscarMe nuevamente.

Mover un alma hacia la conversión, hacia el arrepentimiento, hacia buscar la vida del Cielo; eso es solamente de almas en las cuales, Yo ya habito en ellas y por eso, llegáis a ser corredentores.

Las almas corredentoras tienen un lugar muy especial en el Reino de los Cielos. Son almas en las cuales Yo, plenamente confío en ellas, porque han aprendido a hablar el mismo idioma que Yo hablo.

Son almas que buscan que el Amor se implante en todos los corazones. Y en estas almas Me derramo Yo en Bendiciones, especialmente a lo largo de su misión.

Vosotros sois libres, os lo he dicho infinidad de veces. NO os presiono para que hagáis el Bien, NI os pongo tentaciones para que vayáis hacia el Mal.

El Amor anida en aquellas almas que están dispuestas a servirMe, aquellas almas que quieren vivir Conmigo eternamente… Pero antes que nada, dejar también una marca en el Mundo: la conversión y la salvación de otras almas.

Vosotros escogéis, sois libres. El Cielo está abierto para todos. Para todas las almas buenas que han vivido en el Amor, para todas las almas que han vivido en el Mal, pero que se han arrepentido y han cambiado, para buscar nuevamente el Amor.

Pero está cerrado para todas aquellas que han escogido evitar que el Amor se implante en su alma y en su corazón.

Yo os amo a todos, buenos y malos, pero recordad que el Mal NO puede vivir donde se vive el Amor. El Reino de los Cielos, es para las almas que aman, NO para aquellas que rechazan el Amor…

Y sobre todo, que han Traicionado al Amor. Porque ciertamente lo tuvieron, pero después decidieron traicionarMe y trabajar para el Mal. Ellas ya decidieron su futuro eterno.

Vosotros, ¿Qué camino seguiréis? ¿Estar Conmigo o estar contra Mí?

Yo ya Me di por todos vosotros. Las Puertas del Reino de los Cielos están abiertas, tenéis la Llave para entrar: Mi Amor, que está con vosotros…

O ¿Mi Amor lo habéis despreciado? Y de tal forma NO entraréis nunca, al Reino de los Cielos.

Porque Hijitos Míos, os he insistido mucho en que seáis de Mi Iglesia, que seáis almas que recibáis  diariamente los Sacramentos, especialmente el de la Sagrada Eucaristía.

Mis pequeños, cuando os he pedido tantas veces, que os mantengáis en estado de Gracia, esto es muy importante para vosotros. Porque también os he explicado alguna vez, que mientras más limpios de pecado estéis, más Bendiciones entran a vosotros.

Imaginad en una tubería, cómo se va depositando el sarro internamente. Lo mismo sucede con vuestras venas y arterias con el colesterol, así se va cerrando el flujo.

Por un lado flujo de agua y vuestro hogar recibe cada vez menos… Y las arterias y venas de vuestro cuerpo, también se va cerrando ese flujo de sangre, que es vuestra vida.

Si vosotros NO recibís continuamente los Sacramentos, quiere decir que NO estáis en estado de Gracia y eso significa que NO hay flujo de Mi Vida hacia vosotros, porque NO estáis poniendo de vuestra parte lo necesario, para que pueda correr Mi Vida hacia vosotros y crezcáis en Mi Amor.

Por eso es muy importante Mis pequeños que os mantengáis en estado de Gracia, porque de esta forma, vosotros recibís fácilmente Mis Consejos, Mis Advertencias, Mi Conocimiento, Mi Sabiduría, Mi Amor… Tantas y tantas cosas que de Mí salen para vuestro Bien, para vuestro crecimiento espiritual.

Pedid también por vuestros hermanos que necesitan de Mi Ayuda, porque ellos mismos NO lo están haciendo. Esto también os lo he pedido mucho, Mis pequeños. Vosotros sois hermanos mayores, porque ya entendisteis toda esta problemática espiritual que estáis viviendo a vuestro alrededor.

Si vosotros NO os preparáis y NO estáis recibiendo primeramente de Mi Vida, tampoco podréis ayudar a vuestros hermanos al darles lo que de Mí recibisteis.

Al ser hermanos mayores de vuestros hermanos que NO se acercan a Mí o se acercan poco, ciertamente lleváis una responsabilidad mayor, pero es una responsabilidad de Amor Mis pequeños.

Si Yo Soy Todo Amor y vosotros queréis estar Conmigo, entonces vosotros debéis ser Mis mensajeros, debéis ser Vida para vuestros hermanos. Deberéis levantar a las almas hacia el estado de Gracia, hacia una vida espiritual profunda; pero primeramente deberéis vosotros, dar el ejemplo.

Nadie puede dar lo que NO tiene, si vosotros NO estáis Conmigo y NO queréis ayudar a las almas, estáis echando a perder vuestra misión, Me estáis Traicionando y NO estáis viviendo para Mi Reino, para que éste se expanda por toda la Tierra y por el Universo entero.

Debéis entender que hay infinidad de almas que necesitan de Mí, que necesitan de Mi Amor, que necesitan de Mi Guía Sapientísima, que necesitan ser guiadas por caminos seguros, porque estáis ya viviendo en la Obscuridad total de la Gracia.

Hay tanto pecado, tanta maldad a vuestro alrededor, que ya las almas se han embebido tanto de ese mal que son tan pocas; pero muy pocas Mis pequeños, las que están conscientes de ello. Y aunque ciertamente oran, algunas de ellas vuelven al Pecado, vuelven a la Maldad.

Por eso debéis Mis pequeños el estar buscando siempre, vivir en estado de Gracia para agradarMe y para recibir Mis Bendiciones… Si no, también vosotros os quedaréis sin Alimento y eso os va a debilitar espiritualmente.

Vosotros estáis conscientes cómo a vuestro alrededor, hay infinidad de almas débiles, débiles en lo espiritual. Y entre ellas, hay muchas que han sido afectadas y os están transmitiendo Mentira, porque NO están viviendo Mis Verdades.

Orad por esas almas que se quieren acercar a Mí, que NO tienen lo que vosotros tenéis, Mi Vida en vosotros. Esa es vuestra riqueza real, NO los bienes materiales, sino mi Presencia en vosotros.

Abrid vuestro corazón. Abridlo Mis pequeños, para que podáis recibir toda Mi Gracia, Mi Sabiduría Divina, Mi Guía que va aunada a la Luz que también proviene de Mí, pero sobre todo, Mi Amor.

Recordad que Mi Amor mueve a todo el Universo, a todo lo Creado, visible e invisible. Deseo que estéis Conmigo. Haced todo lo que podáis, para que nunca os separéis de Mí.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que NO os podéis apartar de ella NI la podéis negar, porque la Cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres. Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos. Pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad desde ahora Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima: Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/

R109 CENTENARIO DE FÁTIMA


13 DE MAYO DEL 2017

Amados Hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Como Madre de toda la Humanidad me encuentro en búsqueda de almas para guiarlas hacia mi Amado Hijo.

Pueblo de Mi Hijo, deben centrarse en la profundidad de cada Palabra que Mi Hijo les legó en La Sagrada Escritura y abocarse a ser obedientes en el cumplimiento de los Pedidos del Cielo.

Amados hijos, ¡Cuánto les llamo a cumplir con la vida como en la explicitación de esta Palabra  que por Mandato Divino, debe llevar un verdadero cristiano para el bien de su alma y del destino de la Humanidad!

EL ODIO ES LA FIRMA DE SATANÁS…

El Mal NO se ha erradicado de la faz de la Tierra, en este Instante es cuando el Mal se encuentra PERSIGUIENDO ferozmente a Mis hijos.

El Desamor NO proviene de Dios…
La Ira NO proviene de Dios…
La Rebelión NO proviene de Dios…
Sean más astutos y miren que el Mal les lleva a reaccionar en contra de lo que representa mayor espiritualidad y mayor santidad en el hombre.

Amados Míos, en este Instante la paz en la Humanidad pende de un hilo… De ese hilo que es la voluntad humana de quienes mantienen un poder terreno, olvidando que es muy limitado.

“NO TENDRÍAS NINGÚN PODER SOBRE MÍ, SI NO SE TE HUBIESE DADO DE LO ALTO…”

El hombre olvida voluntariamente que el Poder sobre todo poder es de Dios, NO de ningún hombre.

Descuidan el amor a Dios y al prójimo… Miro tantos hijos Míos por los que Me duelo profundamente, estos NO solo son desobedientes sino soberbios. Y la soberbia les enceguece los sentidos y les endurece el corazón tanto, que miro cómo les es difícil amarse a sí mismos.

El Mal crece por el Mundo y esto es una Señal de la pronta intromisión pública del Anticristo ante la humanidad.

El Anticristo genera el Mal, se alimenta del Mal y de la Soberbia, de todo lo contrario a la Voluntad de Dios. Y si Mis hijos actúan contrario al Amor Divino, son partícipes de aumentar el ámbito del Anticristo.

Amados Míos, el hombre de Dios es toda criatura humana que da testimonio de Dios en su vida, que cumple la Voluntad de Dios y que en algún instante de la vida vuelve a Dios con corazón contrito y con firme propósito de enmendarse.

Por ello el Pueblo de Dios continúa creciendo, continuará creciendo y Yo llamaré siempre a la conciencia de cada uno, para que retomen el Camino de la Verdad y la Vida. Por ello Mis Llamados a mantenerse vigilantes de ustedes mismos.

El Mal se infiltra en los hombres, para que sean los mismos hombres los que penetren las Tinieblas dentro de la Iglesia de Mi Hijo.

Tienen que Discernir y reconocer el Mal y su accionar en contra de la conducta, hábitos, prácticas, caridad, esperanza… Y sobre todo, en contra de la FE de cada uno de los míos.

Yo les alerto como Madre. El hijo de Dios lucha contra espíritus que son enviados por el Demonio para atacarles y calumniarles.

El Enemigo del alma se goza ante la ingenuidad de Mis hijos, provocando reacciones adversas en contra de los Profetas de Dios, para minimizar la Palabra que es explicitada a la Humanidad.

¡Cuánta falsedad en medio de esta generación!

¡Cuánta falsedad se encuentra en negar al Anticristo, su estancia en la Tierra y la forma en que este se desliza incitando a la Guerra, socavando la Iglesia de Mi Hijo…!

¡Y atacando a los instrumentos para mantener un amplio campo de acción, que crece constantemente adquiriendo dominio sobre los hombres, sobre lo creado por el hombre!

¡NO sobre las montañas sino sobre los hombres, para que se destruyan unos a otros, llevándoles lejos de Dios!

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, el Anticristo ha tomado fuerza en su accionar dentro de los círculos poderosos del mundo, donde es reconocido.

Para él es sumamente importante sembrar en el hombre la discordia y minimizar Mis Llamados, atenuando el tenor de estos Llamados de Mi Hijo, de Mis Palabras y de Mi Intercesión.

El Anticristo NO decrece, sino crece por medio de grandes conspiraciones, a través de la mentira y de compromisos a los que se han adherido voluntariamente grupos poderosos del Mundo a favor de la Instauración de un Gobierno Único, el cual PERSEGUIRÁ al Pueblo de Mi Hijo, con la finalidad de tomar posesión de lo que es Propiedad de Dios.

Amados hijos, el ANTICRISTO NO ES UNA FÁBULA para crear temor en ustedes. ES UNA REALIDAD que se encuentra viviendo en la Tierra…
Lanzando sus artimañas desde cúpulas altas de la sociedad mundial, para dominar a la humanidad.

El Anticristo en este Instante mantiene poder… Y este poder crecerá, hasta alcanzar a TODA la Humanidad y llevarla a padecer la más Cruenta de las Opresiones.

PRINCIPAL DUDA INYECTADA POR SATANÁS…

Ustedes hijos, conocen a Mi Hijo y Su Presencia Real en la Eucaristía. Conocen del Amor de Mi Hijo hacia Su Pueblo, conocen la Misericordia Divina; NO dejen de lado en este Instante, las gracias con que cuentan para que retomen el Camino de la Salvación del alma, mediante el Don del Amor.

En esta Conmemoración, deseo que ustedes que llevan al corazón estos mis Llamados, sean perseverantes en los buenos propósitos y en las acciones que tienen que enmendar…

Para que aviven la Fuerza del Espíritu santo en ustedes… Y comprendan que deben razonar los Signos y Señales de este Instante.

Mi Amor Materno Me lleva a guiarles y ser Intercesora de todos los hombres, si Me lo solicitan.

Oren el Santo Rosario, NO LO RECITEN.

Oren, MEDITANDO el Santo Rosario.

Oren el Santo Rosario con devoción y recogimiento. Y en cada Misterio deténganse y ofrézcanlo por ustedes… Cuerpo Místico de la Iglesia. 

Por todos aquellos que aferrados a la falsedad, desean menospreciar la Presencia de Mi Hijo como CENTRO de Su Iglesia.

Oren hijos Míos, oren por los que NO aman NI esperan a Mi Hijo.

Oren hijos Míos, oren para que NO sucumban ante los Engaños del Mal.

Oren hijos Míos, oren para que Mi Ángel de Paz sea escuchado a Su llegada.

Oren hijos Míos, oren, la Humanidad es sorprendida por la fuerza del poder de las grandes naciones que se enfrentarán y con ello el hombre padecerá.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, NO olviden que la ciencia empleada para bien es Bendición y empleada para Mal ante la dependencia del hombre, paraliza al Mundo y le sumerge en la Oscuridad de un Instante a otro.

Hijos amados, NO se levanten contra ustedes mismos, únanse, con el Amor Divino en sus manos y únanse. Reúnanse hijos, los que tienen en sus manos de una u otra forma el poder y el destino de las naciones.

NO SE ENFRENTEN ni menosprecien a los que han logrado ser reconocidos ante el Mundo. Al contrario, únanse con aquellos hijos Míos de los que creen que NO van a lograr mayores conocimientos y la Casa de Mi Hijo ha llamado a ser Su Voz en este Instante.

Únanse Pueblo de Mi Hijo, únanse todos y formen NO solo una muralla; sino tomen una acción de “ipso facto” en contra de los Tentáculos del Mal, para que éste NO logre su cometido final en contra de Mis hijos.

Les Bendigo y les ruego que se acerquen a Mi Hijo con el corazón colmado de sinceridad para que con Su Misericordia les acoja y se mantengan dentro de Él como hijos que son del Rey de Reyes y Señor de Señores.

Mi Corazón Inmaculado Triunfará…
Y en Mi Corazón permanecen ustedes, mis fieles hijos.

Les Bendigo, les amo, les amparo.

Como Estrella de la Mañana, así ilumino el caminar de Mis hijos.

Mama María.

13 de Mayo de 2017

Centenario de las apariciones de Nuestra Madre en Fátima.

El 13 de Mayo de 1917 y en los siguientes 5 meses (los días 13) la Santísima Virgen María se le apareció a tres pastorcitos: Lucía, Jacinta y Francisco en la Cova de Iría, cerca de Fátima, Portugal.

Les dio tres secretos los cuales debían ser dados a conocer completamente a más tardar en el año 1960, e hizo un pedido muy especial: CONSAGRAR A RUSIA A SU CORAZÓN INMACULADO

Hermanos, en conmemoración del Centenario de las Apariciónes de la Santísima Virgen María en Fátima, en donde  fue depositado uno de los más importantes Mensajes porque concierne al futuro de la humanidad, deseo resaltar las siguientes palabras pronunciadas por San Juan Pablo II en Fulda, Alemania (1980) publicadas en la revista alemana Stimme des Glaubens y por el sitio http://www.fatima.org

La que sigue es la reproducción literal de la charla…  Se le preguntó al Papa:

“¿Qué hay sobre el Tercer Secreto de Fátima? ¿No debería haber sido ya publicado en 1960?”

El Papa Juan Pablo II replicó:

“Dada la gravedad del contenido, mis predecesores en la Cátedra de Pedro prefirieron diplomáticamente aplazar la publicación para NO alentar al poder mundial del Comunismo a tomar ciertas medidas. Por otra parte, debería ser suficiente para todos los católicos saber esto:

Si hay un mensaje en el cual está escrito que los océanos inundarán todas las áreas de la Tierra y que en un momento millones de personas perecerán, verdaderamente la publicación de tal mensaje ya no es algo tan de desear.”

El Papa continuó:

“Muchos quieren saber simplemente por curiosidad y por el gusto de lo sensacional, pero ellos olvidan que el conocimiento también implica responsabilidad. Ellos procuran solo la satisfacción de su curiosidad, y es peligroso si al mismo tiempo no están dispuestos a hacer algo, y si ellos están convencidos que es imposible hacer nada contra el mal.”

En ese punto el Papa empuñó un Rosario y dijo:

“He aquí el remedio contra ese mal. Rezad, REZAD Y NO PIDÁIS POR NADA MÁS. Dejad todo lo demás en manos de la Madre de Dios.” 

Luego se preguntó al Santo Padre :

¿Qué va a ocurrir con la Iglesia?”

Él contestó:

“Nosotros debemos prepararnos para sufrir grandes pruebas dentro de poco, tales que demandarán de nosotros una disposición a perder la vida, y una total dedicación a Cristo y por Cristo… Con vuestras oraciones y las mías es posible mitigar esa tribulación, pero ya no es posible apartarla, porque solo así la Iglesia puede ser efectivamente renovada.”

¿Cuánto tiempo llevará la renovación de la Iglesia surgida de la sangre?

“Ese tiempo, demasiado, no será de otra manera. Nosotros debemos ser fuertes y estar preparados. Y confiar en Cristo y en su Madre. Y ser MUY, muy asiduos en el rezo del Rosario.”

Hermanos: en cuanto a lo que el Cielo me ha transmitido al respecto del mensaje de Fátima y totalmente de acuerdo con las palabras de San Juan Pablo II NO se debe buscar lo sensacional, sino cada uno de nosotros tiene que ser consciente de su responsabilidad dentro del pedido de nuestra Madre y cada uno ante Dios dará cuenta de esa responsabilidad dentro de su estado.

Nos dice el Cielo que el Comunismo será el mayor Flagelo de la humanidad y el Comunismo NO se ha derrocado. Sigue vivo y Latente, aunque se mantenga con piel de cordero.

La humanidad debe mantenerse ALERTA, atenta y responder con la Palabra de Cristo y ser acción ante el Mal, venga de donde venga…

En la Palabra que la Madre me da, nos llama a Orar el Santo Rosario. Y a ser espirituales, para que nos alejemos de las Garras del Demonio y la Luz de Cristo y nuestra Madre nos lleven a vivir esa importancia y trascendencia del pedido de ella en Fátima.

Ese pedido en Fátima que por obediencia a Nuestra Madre, Sor Lucía depositó en manos de la Jerarquía de la Iglesia Católica para que lo cumplieran, pues ES el antídoto contra el futuro Mal que llevaría a la humanidad a padecer su mas terrible pesadilla.

A continuación expongo algunos de los mensajes que he recibido del Cielo y que he transmitido a la humanidad y ruego que reflexionemos NO SOLO con el corazón, sino con la razón y a la luz de todas las señales que estamos experimentando en este Instante.

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
25 DE ENERO DEL 2017

¡Silencio Pueblo Mío, SILENCIO!…
¿Quién ha osado mantener la palabra de Mi Madre, opacada en el anonimato?

El silencio NO ES para Mi Pueblo. Por ello explicito a mi pueblo Mi Palabra y la de Mi Madre, antes de que la Noche envuelva con la Ignorancia a quienes amo.

Mi Madre NO será acallada, continuará con mayor énfasis encauzando a Mi Pueblo en este Instante, siendo La Mujer Vestida de Sol quien conduzca a los Míos hacia Mí.

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
13 DE MAYO DEL 2016

NO se ha cumplido mi Pedido en Fátima…
Hijos de Mi Corazón Inmaculado: como Madre les solicito la consagración a nuestros Sagrados Corazones. Consagración personal y a la vez la del Mundo.
Derramo abundantes gracias para los que cumplan con mi pedido para este día.

Realicé una petición mayor y esta detendría las penas a las que la Humanidad se enfrentará, NO FUI ESCUCHADA…

Alerté en Fátima sobre el Comunismo y su poder destructivo. Miraron de lejos mis pedidos por temor a nombrar a Rusia. Y se encuentran a instantes de que ese poder, que NO quisieron acallar cuando lo solicité, se abalance en contra de toda la humanidad.

“Todos Mis Llamados NO han sido revelados todavía y Yo espero con paciencia, espero que todo Mi Mensaje dado en Fátima sea revelado.”

“Mi Llamado en Fátima ES para toda la humanidad, para todos los hombres, mujeres, jóvenes y niños de esta generación. NO es para un sector determinado, sino para la humanidad en general que debía despertar, tomar consciencia y cambiar el rumbo de los Acontecimientos, antes de que fuese demasiado tarde.

Con dolores de parto pronuncié un llamado urgente en busca de la Paz Mundial. Les llamé a unificar fuerzas para que NO se destruyan unos a otros, evitando así la Tercera Guerra Mundial que como pueden constatar, con el armamento que poseen las grandes potencias, pueden destruir en poco tiempo las tres cuartas partes de la humanidad. Esto NO es fantasía, sino una dura realidad.

Soy Madre reconocida por la Iglesia de Mi Hijo, pero con la palabra acallada.  Soy Madre sin voz.
Les legué Mi Amor a esta generación, con un total mensaje de advertencia, de cambio y un nuevo amanecer para la humanidad, pero fui silenciada, Mi Secreto desmembrado… Y aún NO dado a conocer en su totalidad.

El Tercer Secreto dado en Fátima por Mí, NO es sólo el anuncio de los dolores de parto en los que habrá Purificación Total; sino es un anuncio esperanzador para aquellos que acojan Mi Llamado y cambien la dirección de su proceder…

 Elevando la voz para que las potencias cesen la creación de armas letales con las cuales, en Instantes traerán el mayor de los dolores a toda la humanidad, a la Tierra… Y aniquilarán la Naturaleza, obra de la Mano de Dios.

Alerté sobre la Tercera Guerra Mundial: si el hombre NO cambiaba, si NO se acercaban a Mi Hijo, la Guerra sería un castigo a raíz del pecado con el  que la humanidad se ha entregado en manos del Demonio, el cual  le llevará a cometer los más atroces crímenes y la impiedad reinará por doquier.

El hambre se extenderá como el viento. Los inocentes serán llevados por sus compañeros de camino que han permanecido presentes a lo largo de la historia de la humanidad.

Y una vez más, ellos que viven en la Voluntad Divina, intervendrán para el bien de aquellos que sufren las consecuencias de la despiadada ciencia del hombre.

Mis hijos fieles serán nuevamente perseguidos y las iglesias cerradas. La Masonería esparcirá sus horrores, infiltrados en la Casa de mi Hijo en la Tierra y de donde Él habrá sido Desalojado. La sangre de los justos limpiará el pecado de los malvados.

La consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón NO se realizó como lo pedí: unidos el Vicario de Roma con los obispos del Mundo y todos los creyentes a una misma hora y en unidad.   Rusia, amada por Mí, esparcirá sus errores por el Mundo y habrá lamento cuando ya sea tarde.

Mis Hijos Predilectos, sumidos en los contratiempos de la sociedad, se dedicarán a relacionarse con sus comunidades sin llevar por delante la espiritualidad, sino sólo la socialización. 

Las casas de formación de Mis Predilectos serán invadidas por los modernismos, desvirtuando el verdadero misticismo y la espiritualidad con que se deben conducir.

El Gran Impostor tomará el Trono de Mi Hijo. Y la mayoría le mirarán complacidos. La Liturgia será saturada de modernismos que ofenderán al Corazón tres veces Santo de Mi Hijo…,

Y Yo seré Desterrada.

La humanidad se encuentra en grave peligro. El Comunismo ha variado sus facetas. Ha pactado con sectas que se mantienen dentro de la misma Iglesia de Mi Hijo, socavando el poder de Mis Vicarios hasta hacerle a uno de ellos, huir en medio de los cadáveres de sus cardenales y obispos fieles…

Habiendo sufrido la Iglesia su más grave Apostasía ante el poder terreno del que usurpará el Trono de Pedro en la Tierra.

Aquellos de Mis hijos que permanezcan protegidos bajo Mi Amparo y manteniendo la Fe en la promesa de salvación dada por Mí a los que viven en fidelidad, serán los que en medio del poder bajado de lo alto, acompañarán a Mi Hijo en Su Segunda Venida…

Serán ellos el Resto Santo, que reunido bajo el Gran Pastor, mirarán con júbilo entre vítores, el Triunfo Final de la verdadera Iglesia.

Yo NO desamparo a Mis Hijos, les alerto. Mi Corazón Sangra ante el silencio guardado por quienes NO han revelado la totalidad de Mi Llamado en Fátima, con lo que se hubiera evitado el Dolor para Mis hijos.

El desmembrar el Tercer Mensaje de Fátima, ha sido el grave error:

Una Desobediencia que generó infaliblemente este Instante Desolador de esta generación.

Hermanos, cito algunos mensajes para que especialmente en este dia nos detengamos, profundicemos y meditemos sobre la urgencia que continúa manteniendo el Cielo con la finalidad de que NO olvidemos que vivimos en la Tierra y que cada paso que damos conlleva también a toda la humanidad.

Esta fecha tan importante es un festejo, sí. Un festejo para el Cielo y un agradecimiento de nuestra parte, porque por sobre todo, Sor Lucía fue obediente a esa elección de la que fue objeto por parte de Dios.

Nunca es tarde y NO podríamos atribuirnos la última Palabra del Cielo NI la Ultima muestra de Misericordia Divina. Solo recuerdo que en los llamados que se me han dado, se repite insistentemente que primero está Dios y la obediencia a Su Eterna y Santísima Voluntad.

Hoy se canoniza a Francisco y a Jacinta.

Y esto lo festejo en unión al Pueblo de Dios porque con esta canonización se reafirma todo lo dado en Fátima y queda en la conciencia de la Jerarquía de la Iglesia el total cumplimiento de lo que estos Santos niños recibieron del Cielo. Amén.

Luz de María

http://www.revelacionesmarianas.com/

P226 AMOR DE COPARTICIPACIÓN


Hijitos Míos, ciertamente cada uno de vosotros lleva una cruz a cuestas. Por causa del Pecado Original, todos venís a la Tierra a una misión y sufrís. Sufrís si estáis Conmigo, principalmente porque Satanás os va a atacar mucho más, si vosotros escogéis el estar Conmigo.

Como os decía, cada uno de vosotros traéis una misión y esa misión, también va a traer su cruz. Yo como Dios, también quise tomar esa Cruz, porque así Me lo pidió el Padre. Os vine a poner el Ejemplo y os vine a dar Vida con Mi Vida, para que vosotros tomarais de ella y que vuestra Cruz no fuera tan pesada.

Ahora os pido algo especial, estáis a unos días de acompañarMe, nuevamente, al término de Mi Misión aquí en la Tierra. Me vais a acompañar al Calvario, Me vais a acompañar a ésos momentos difíciles, dolorosos y os quisiera pedir en lo particular, si así lo queréis. Y Me ayudaréis a que Me acompañarais con alguno de Mis Dolores.

Vosotros meditaréis y Mi Santo Espíritu os indicará con cuál podéis acompañarMe. Yo tomé vuestros pecados y los pecados de todos vuestros hermanos del pasado, presente y futuro, para reparar por ellos y para permitiros entrar al Reino de los Cielos, si así lo deseáis.

Cuando vosotros os unís Conmigo compartiMos dolores, penas, pero también compartiMos una misión Divina, la de salvar almas. Hay tantas almas que están distraídas en el Mundo, que NO se dan cuenta o NO quieren darse cuenta que en cualquier momento, Mi Padre las puede llamar de regreso a tomarles cuenta de su misión.

Y ciertamente este llamado va a ser en cualquier momento y NO todas las almas están preparadas para bien morir, para llevarLe una respuesta positiva a Nuestro Padre; pero sobre todo, para agradecerLe que se os dio el Don de la Vida como a Mí, para ayudarle a tantas y tantas almas que necesitan de un soporte espiritual, de un soporte de Oración para salvarse.

La Vida que se os concedió es algo grande, Mis pequeños. El Don de la vida os va a dar una posición más alta en el Reino de los Cielos, si es que la lleváis con amor, con total entrega y con un deseo de agradarNos.

Pero si vosotros os comprometéis con el Enemigo y trabajáis para él traicionando a Nuestro Dios, cuando Él puso toda Su Confianza en vosotros para que Le ayudarais en la salvación de las almas e hicisteis una vida contraria a lo que se os pidió, desgraciadamente tendréis una Eternidad de Dolor.

Mis pequeños, la donación, el sacrificio, la penitencia, el olvido de uno mismo para ayudarle al hermano necesitado, es de almas buenas, de almas escogidas; pero sobre todo de almas que aprendieron  a darse por el hermano necesitado. Y el darse es una muestra de amor, pero de un amor intenso, de un amor grande por vuestros hermanos.

Pero ahora os lo estoy pidiendo Yo, vuestro Hermano Jesús vuestro Dios, vuestro Redentor. NO solamente Mi parte Humana sufrió en estos tomentos de Mi Pasión, os he dicho que el Dolor fue desde Mi Concepción.

Ahí NO fue un Dolor como de Mi Pasión fue un Dolor de Sacrificio. Todo un Dios, haciéndose Pequeñito por vosotros, aun sabiendo que muchísimas almas NO se iban a salvar, a pesar de Mi Sacrificio y de Mi Donación por todos vosotros.

Ciertamente, vosotros NO conocéis el futuro de vuestra misión, Yo sí lo conocía y aun así Me di por todos vosotros, Acepté lo que Mi Padre Me pidió por vuestra salvación y lo acepté por Amor a todos vosotros y para todos los tiempos.

Esto sí es doloroso, Mis pequeños. Y como os decía, Mi Dolor NO fue solamente físico, sino espiritual también. Y ése es más doloroso, sobre todo porque Yo conocía como Dios, el pasado, el presente y el futuro de Mis Actos, de Mi Donación, de Mi Amor, que iba a ser pisoteado por tantas almas de todos los tiempos.

A vosotros os habrá pasado alguna vez con algún pariente, algún hermano, algún amigo, al que vosotros queréis y que os traiciona. Ese es un dolor profundo, muy grande, muy fuerte, muy doloroso, porque vosotros confiáis en esa persona, en ese amor que vosotros consideráis que os va a respaldar en las buenas y en las malas.

Os repito, vosotros NO conocéis el futuro de vuestros actos y sufrís de momento, pero Yo sufrí y sigo sufriendo por todos los tiempos.

Por eso quiero que recordéis esto que os estoy diciendo, que Yo ya sabía el futuro de Mi Donación en muchas almas, que NO todas iban a reaccionar positivamente, NO todas iban a agradecer, NO en todas las almas Mi Donación iba a tocar su corazón, NI su amor por Mí se iba a acrecentar.

Vosotros NO soportaríais todo este Dolor que Yo he venido sintiendo, que he venido viviendo por más de dos mil años y que conocía antes de Mi Concepción, en el Vientre de Mi Madre.

Son Dolores muy grandes, que vosotros NO podéis imaginar NI soportar. Es traición tras traición y sobre todo de almas escogidas, como las almas sacerdotales y religiosas; las cuales fueron escogidas por Mi Padre para una misión grande: proteger y enseñar los Tesoros del Cielo.

Pueblo sacerdotal debió haber sido el pueblo judío, para eso fue escogido. Para que a través de él desde el Antiguo Testamento, transmitieran todo el Conocimiento Divino, pero desde ahí empezó la traición. Ese pueblo traicionó el Amor de Mi Padre.

Luego vengo Yo, Nuevo Testamento, Vivo entre los hombres el Amor del Cielo y se Me traiciona, también. Son tan pocas las almas que realmente han aceptado, han vivido, han agradecido este Regalo tan grande que se os ha dado a través de Mi Padre, a través Mío…

Y también vendrá un momento fuerte del Espíritu Santo, que en ciertas almas ha trabajado fuertemente, para que se dé Vida y se siga dando Vida a lo Enseñado por Mi Padre y a lo vivido por Mí.

Vendrá el Tiempo de Mi Santo Espíritu, pero para las almas escogidas. Almas que han aceptado, que han vivido el Amor del Cielo pero sobre todo, almas que se han enamorado de Nuestro Amor Divino.

Todo se está preparando Mis pequeños, para que Mi Santo Espíritu tenga este Tercer Momento de la humanidad en que las almas que iniciarán este Nuevo Tiempo, se llenen de grandes dones, Virtudes, Bendiciones que el Cielo derramará sobre ellas.

Van a ser tiempos bellísimos, porque estas almas se habrán ganado por su amor, por su donación y por el respeto a Nuestras Leyes, este regalo del Cielo.

Cuando vosotros os dais por alguien y NO os importa lo que sufriréis, eso es una donación de amor. Es lo más grande que puede haber de una alma hacia alguien, prácticamente dar su vida por otra alma. Y lo que os estoy pidiendo en estos momentos, es que vosotros os deis por Mí, vuestro Dios Redentor.

Que Me acompañéis en alguno de Mis Dolores. El que escojáis, que lo viváis intensamente y si deseáis, que Mi Santo Espíritu os permita que lo sufráis junto Conmigo. Pero esto NO os lo exijo Mis pequeños, porque NO soportaríais tanto dolor.

Pero sí que hagáis sacrificios, penitencias, ayunos, para mitigar ésos dolores que Yo tomé por vuestra salvación y para que gozarais eternamente, del Reino de los Cielos.

Yo Me di por vosotros, y Me adelanté a vuestra época para aminorar vuestros dolores y padecimientos físicos y espirituales.

Ciertamente hay almas que se han donado en lo particular por sus hermanos y sufren en lo privado y en el silencio. NO sabéis de estas almas sufrientes que hay alrededor del Mundo y en el Universo entero, que se dan por la salvación de todos.

Son almas escogidas, almas que soportan el Dolor y lo Ofrecen; dolores físicos y espirituales, como los Míos. Ciertamente Mi Donación era suficiente para la salvación de todas las almas, del pasado del presente y del futuro, pero Somos Familia.

Y cuando en una familia se vive el Amor profundo, (AMOR DE COPARTICIPACIÓN) os ayudáis los unos a los otros y eso crea unos lazos afectivos y amorosos muy poderosos. Y eso es lo que deseo Mis pequeños y os lo pido de Corazón, que hagáis esto que os pido, para que estéis fortalecidos para las grandes pruebas que se han de venir en un futuro cercano.

Yo tenía la Fuerza del Padre y con Mi Donación y Su aceptación, pude soportar todo el Dolor físico y espiritual de ese momento y así se lo hice saber a las autoridades de ese tiempo, que Yo respetaba lo que Mi Padre Me pedía y de ahí salía fortalecido.

Y así os lo pido ahora Mis pequeños. Os pido vuestra Donación, para que también vosotros salgáis fortalecidos de la Prueba que se ha de venir y que todos padeceréis. No es lo mismo ver el padecimiento, aunque oréis por las almas para que soporten las pruebas, a vivirlo en vuestro propio ser.

No os imagináis Mis pequeños, el gran Gozo que Me daréis si aceptáis lo que os pido. Ciertamente sois pequeñitos, sois creaturitas, sois nada, si no estáis Conmigo. Pero cuando os unís a Mi Misión, compartiendo vuestra cruz que también es vuestra misión, entonces vuestra pequeñez se une a Mi Poderío Divino y YA NO sois esas creaturitas, YA NO sois esa nada, sois Mis hermanos, sois hijos de Mi Padre.

NO podéis vosotros vivir alejados del Cielo, vosotros fuisteis creados para vivir unidos a Mí. Habéis llevado vuestra vida algunos de vosotros, muy apartada de lo que sería la perfección de vuestra misión.

Si Jesús está así por MIS PECADOS, quien debiera estar en esa Cruz SOY YO…. Lo menos que puedo hacer es BAJARLO Y SUBIR YO AL QUE ES MI LUGAR, por Amor y por justicia…

Y ahora os estoy dando la Oportunidad por Gracia Divina, de que os unáis a vuestro Dios y vuestra misión se vuelva grande, muy importante y sobre todo, una misión corredentora.

San Francisco de Asís lo comprendió y lo hizo. Pero Jesús le regaló los estigmas visibles, para darnos un modelo de santidad...

En vosotros está el que os unáis a Mí, vuestro Dios Redentor; vosotros decidís si queréis quitarMe esos Dolores que NO Me merecía Yo, porque Soy vuestro Dios.

Tomé todos vuestros errores, ensucié Mis Vestiduras con vuestros pecados, fui despreciado por el Padre, porque Me vio hecho Pecado… Y todo eso lo soporté por vosotros. ¿Cuántos realmente de vuestros hermanos, respetan estos días Santos y Me agradecen Mi Donación por su salvación?

¿Cuántos, en lugar de pasar unos días de vacaciones, toman ésos días para reflexión? Para buscar el Perdón de sus pecados, para quitarMe Dolores…

NO LO DUDES. ¡JESÚS SERÁ TU CIRENEO!

Para que Me acompañen junto al trayecto de la Cruz y en lugar de escuchar Yo blasfemias, groserías, pueda escuchar alguna frase de amor: un “Te amo, Mi Señor, Te amo, Mi Jesús”

Para que NO pueda escuchar las blasfemias del pueblo que Me traicionó. Soy Dios, pero también Soy Hombre y Me dolió inmensamente Ser traicionado por aquellos que recibieron Bendiciones de Mí durante esos tres años de Predicación.

Y quizá, hasta algún Milagro recibieron de Mi Parte y Me pagaron así. Les di de comer NO solamente pan y pescado, les di de comer a su alma con Mis Enseñanzas, con Mi Predicación y ¿Cuántos de ellos respondieron? Pocos, muy pocos.

¿Cuántos Me defendieron en el momento difícil? Prácticamente, nadie. Yo Me di por ellos, prácticamente ninguno se dio por Mí. Hasta los más cercanos, los que escogí, huyeron.

Vuestra humanidad os traiciona, queréis proteger vuestra vida pero, ¿Realmente, tenéis Vida si NO estáis Conmigo? SI Me traicionáis, si no buscáis por Mi Bien, ¿Estáis vivos? Preguntaos esto, Mis pequeños.

Decís que sois Míos, pero NO veo gran donación de parte vuestra; os distraéis tanto con las cosas del Mundo. Preferís los bienes del Mundo, los placeres del Mundo.

¿En dónde dejáis pues la vida espiritual que Yo os traje, para que crecierais en ella y pudierais vosotros al final de vuestra misión llegar al Reino de los Cielos, en donde viviréis y gozaréis todas estas Verdades, que tanto Yo como Mi Padre os dimos?

NO hay momentos especiales para Mí durante vuestra vida, hacéis poco o prácticamente nada, para agradarMe.

Os pregunto, ¿Realmente Me amáis? Soy vuestro Dios, si habláramos solamente de amistad, ¿Así tratáis a vuestros verdaderos amigos? ¿Convivís con vuestros amigos en una forma tan superficial, como lo hacéis Conmigo?

Y Yo NO Soy solamente vuestro Amigo, Soy vuestro Dios y Creador con Mi Padre.Y Redentor para daros Vida futura Eterna.

El tiempo de vida que Mi Padre os concedió, es tiempo Divino, es tiempo para entregar a vuestros hermanos y a vosotros mismos para un crecimiento en perfección…

Y ¿Qué tanto hacéis realmente, para acrecentar todo esto? Esto es lo que más Me entristece Mis pequeños, que decís que Soy vuestro Dios, pero NI siquiera llego a Ser un íntimo Amigo.

Os acordáis de Mí muy de vez en cuando y si lo hacéis, quizá es solamente para pedirMe cosas, porque ya se os terminaron. ¿Así tratáis a vuestros amigos? Y os repito, Yo no Soy solamente un Amigo, Soy vuestro Dios.

Y Yo SÍ os traté como amigos, como hermanos y Me doné por vosotros, por vuestro Bien, por vuestra salvación, por vuestra Alegría eterna.

Siempre estoy pendiente por vuestras necesidades, materiales y espirituales. Os conozco perfectamente a cada uno de vosotros, os consiento, os doy todo Mi Amor. Y ¿Qué recibo de vosotros? Olvidos, distracciones, traiciones, malos tratos, exigencias groseras y Me sigo dando día a día, por todos vosotros, en la Santa Misa.

Me buscáis en la Sagrada Eucaristía y ¿Cuántos realmente buscan estar Conmigo y recibirMe día a día en la Sagrada Eucaristía?

ES el Regalo más grande del Cielo que tenéis aquí en la Tierra. ES el Tesoro más valioso que pueda tener un hombre aquí en la Tierra y ¿Cuántos realmente Lo buscan?

Si le dijeran a la gente que en algún lugar determinado, a todos los que fueran, se les regalaría un gramo de oro, NO cabrían en aquél lugar todas las personas que se juntarían.

Acaso, ¿No valgo Yo más que un gramo de oro? Acaso, ¿Mi Cuerpo y Mi Sangre, en la Sagrada Eucaristía, NO vale más que un gramo de oro?

Yo os regalo la Vida Eterna y solamente os pido que Me améis, que respetéis los Mandamientos que se os han dado, que viváis el Amor entre vuestros hermanos, que pidáis por ellos como Yo pido por vosotros por vuestra salvación, por el perdón de sus pecados y de los propios vuestros.

NO sabéis apreciar Mis pequeños, los regalos del Cielo. Satanás os ha tapado los ojos, los oídos, ha embotado vuestra mente. Le dais más valor a las cosas del Mundo que a las Divinas, que son eternas.

Todo esto os lo digo Mis pequeños, para que os deis cuenta cómo adoráis más las cosas del Mundo, cómo las perseguís más y dejáis a un lado lo que realmente vale.

Os he pedido que os amarais los unos a los otros y ¿Realmente, os amáis los unos a los otros? Os tenéis miedo, Satanás se ha encargado de ello.

Y en lugar de llevar amor en vuestro corazón y atacar esa Maldad de Satanás con el Amor que Yo os enseñé; atacáis ese mal con el mal, con el desprecio, con el odio. Y de esa forma, NO os unís como verdaderos hermanos que sois.

¿Cómo os queréis proteger contra los Ataques de Satanás, con toda esa furia que se va a desatar sobre vosotros? Porque ya son los últimos momentos, en los que Satanás os atacará por un tiempo.

¿Cómo estaréis preparados, para soportar una Prueba Fuerte espiritual, si NO os interesa amar y respetar a Aquél que Se dio por vosotros y que os vino a Enseñar cómo ser perfectos, como Mi Padre, vuestro Padre, Es Perfecto?

Sufrí y sigo sufriendo desde el Huerto de los Olivos. Donde empecé a ver que los que se decían Mis amigos, que Yo escogí de entre tantos, NO Me apoyaron y huyeron. Si ellos eran los más cercanos a Mí, a los que más Amor les di y más Sabiduría recibieron y así pagaron, ¿Puedo esperar Yo algo más, de parte vuestra?

Todo esto duele, Mis pequeños y Duele mucho. Ellos prefirieron su vida y huyeron, NO Me defendieron y todavía Pedro el escogido, Me negó tres veces.

¿Cuántas veces Me negaréis vosotros? ¿Cuántas veces Me habéis negado durante vuestra vida? ¿Cuántas veces más, Me negaréis, en vuestra vida futura y seguiréis prefiriendo vuestra vida, vuestras comodidades, vuestros tesoros mundanos y NO defendéis el Gran Tesoro Divino y Eterno, que Soy Yo?

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que NO os podéis apartar de ella NI la podéis negar, porque la cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres.

Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios. Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos, pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad pues desde ahora Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante, a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/