R133 INVERSIÓN DE LOS POLOS


17 DE FEBRERO DEL 2018

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Mi Vientre es Arca de Salvación.

Mi Hijo les llama a mantenerse dentro de Su Voluntad para que NO se alejen de Él.

Amados hijos, los sucesos que a diario miran ocurrir en uno y otro país, van haciéndose costumbre en el hombre; al mirar que son acontecimientos cotidianos. Este acostumbrarse se deriva de la Falta de amor a Dios, a Su Creación y al Don de la vida.

 De igual forma, la creatura humana que lo permite con Indiferencia…

Es igualmente culpable que el que comete una agresión en contra del prójimo.

La violencia ha ganado terreno, el hombre no mira nada indebido en reaccionar con violencia. Si Mis hijos tuvieran consciencia del instante en que el hombre permite la violencia dentro de él, sabrían que es un indicativo de la presencia de un aliado de Satanás

Que está en ese instante, tratando de desviar lo bueno que la creatura humana posee para causar división.

Esta es la agresividad causada por la desobediencia, por el desamor y la falta de valores en la Humanidad y que Mi Hijo desea que se restablezcan en Su Pueblo.Son tantos los males que se acercan a la Humanidad que ustedes hijos Míos, deben creer que el Mal NO perdurará.

La Luna dará sorpresas al hombre y el sol generará mayor radiación y potentes llamaradas solares…

Que a través del Viento Solar interrumpirán las comunicaciones, los servicios de electricidad y toda clase de tecnología a la vista en la Tierra.

Pero el saber esto NO les debe alarmar, sino al contrario; deben tener consciencia de estos cambios en el sol y en el Universo.

 Y a raíz de cuanto llegarán a padecer, tienen que alejarse del Mal y ser más espirituales…

Para que actúen contrario a los que NO poseen FE en la Protección Divina y miran en esta “verdad” una falsedad emitida por el Mal.

Mi Hijo no abandonará a su Pueblo, sino le mirará como a la niña de sus ojos (sal. 17,8) Y Yo estoy con ustedes, hijos míos.

Son tantos los que dicen: “nada ha sucedido, nada sucederá”…
¡Qué pesar que Mis hijos tengan esa forma de razonar tan precaria!

Mis hijos de otras naciones padecen la Furia de la Naturaleza, ellos les dirán que los elementos NO actúan como antes y que ellos sí han vivido lo que el Cielo les ha alertado.

Ustedes mis amados, como hijos de Dios el Altísimo, deben pensar en abastecerse mínimamente para sobrevivir. Lo demás lo suplirá Dios.

Las grandes metrópolis quedarán desiertas, ante la inactividad en que se sumergirán.

Mis Hijos Predilectos serán necesarios en las comunidades en donde se reúna el Pueblo de Dios para socorrerles. Ustedes hijitos, tengan a la mano La Sagrada Escritura, el Evangelio de cada día para que lo mediten. Además sacramentales y un pequeño altar, libros de oraciones ya que los necesitarán, NO los tendrán por este medio.

Esto a la vez les llevará a mantenerse preparados ante algunas vicisitudes que se gestan en varios países para causar levantamientos sociales.

Bien saben por estos Llamados, que los elementos se alterarán más, los movimientos telúricos serán violentos y estos se suscitan de un extremo de la Tierra a otro extremo, van de la mano.

La Inversión de los Polos será de los últimos Acontecimientos que esta generación vivirá.De ahí la insistencia del Cielo para que ustedes como Humanidad sean cautelosos y prudentes con los sentidos, para que estos no sean motivo de perdición.

Purifíquense, sean atentos en sus obras y actos, únanse como Pueblo de Mi Hijo. Necesitan unirse, NO permitan que les engañen, NO se dividan. Permanezcan bajo la Protección del Espíritu Santo.

Tengan presente que llegará el Testigo del Amor de mi Hijo: el Ángel de Paz… (1)
NO llegará antes de que aparezca el Anticristo (2) para que NO le confundan.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, México Padece. La Maldad ha sido aceptada con complacencia y el Demonio utiliza a sus aliados en contra de los inocentes.  

Columbia and Mexico

Colombia será probada y estremecida, las faltas contrarias a la Voluntad Divina se imponen y Mi Hijo se duele por ello. Yo intercedo por este pueblo.

El Agua se contamina más por causa del hombre y sus actos deliberados contra la misma Humanidad. El hombre NO atesora el Agua y esta es fuente de vida.

La Tierra recibe sangre humana constantemente, esta es una causa de su constante estremecimiento.

Hijos amados:

Sus compañeros de Camino, sus Ángeles Custodios son olvidados por la gran mayoría de mis hijos.¡Llámenles, Ámenlos, agradezcan por ellos y NO les dejen de lado!

Ustedes sean amor para sus hermanos, NO se dividan. Cuando una puerta se cierra para Mis hijos, Yo les abro otra. El Pueblo de Mi Hijo es un pueblo de praxis de la Palabra Divina, NO es un pueblo donde la posición social prevalece, NO es un pueblo de soberbios ni de arrogantes NI de los que creen ser sabios y se imponen por la fuerza…

El Pueblo de Mi Hijo NO se goza en el  Pecado.

ES EL PUEBLO QUE CAMINA AL AMPARO DEL ALTÍSIMO (Sal 9,1)LABORANDO CONSTANTEMENTE PARA NO EXTRAVIARSE.

Como Madre de la Humanidad, Estrella de la Mañana, Salud de los Enfermos, Refugio de los Pecadores,

Les llamo al Camino de la Conversión.  Mi Bendición es con ustedes.

Mamá María

(1) Profecías y Revelaciones sobre el Ángel de Paz, leer..

(2) EL anticristo, leer…

Comentario del Instrumento 

Hermanos:

“Y si NO os reciben NI escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella, sacudiendo el polvo de vuestros pies”. (Mt. 10,14).  Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

R132 LA ABOMINACION DESOLADORA


Febrero 01 de 2018

En Fátima, os anuncié que Satanás subiría hasta el más Alto puesto de la Iglesia

Hijitos Míos, la llegada de Mi Hijo a la Tierra con Sus Enseñanzas, con Sus Palabras, con Su Ejemplo, dió inicio a la Iglesia que ahora tenéis.

Ciertamente su principio es Santo, es Mi Hijo el que os ha dado toda la belleza y la grandeza que debierais estar gozando; pero ha sido alterada por causa de las insidias y los ataques de Satanás.

Yo vuestra Madre, la siempre Virgen María, rezo el Santo Rosario en estos momentos, junto con vosotros. Estoy con vosotros para acompañaros, para guiaros, para defenderos.

Mientras más os acercáis al Amor de Mi Hijo, a Sus Enseñanzas y tratáis de ser como Él, dando ejemplo de que vivís lo Enseñado por Él; los ataques de Satanás se vuelven más fuertes y dolorosos contra vosotros… 

Y contra la Institución Divina que os dejó Mi Hijo, la Santa Iglesia.

Estáis siendo atacados continuamente, por Satanás y por aquellos que le siguen. La Maldad se ha ido incrementando y los que estáis con Mi Dios y Señor, lo sentís, lo vivís, lo palpáis.

Lo que debiera ser Santo, que en naturaleza lo es.

Satanás a través de sus secuaces, hermanos vuestros, que se han vuelto instrumentos de su maldad, han tratado de destruirla.

Padre Pío: “Es Satanás quien ha sido introducido en el seno de la Iglesia, vendrá a gobernar una Falsa Iglesia”

De destruir la Iglesia desde sus inicios y por eso, Mi Hijo fue muy claro sabiendo esto, les dijo en aquél tiempo, que la Iglesia perduraría hasta el Fin del Mundo.

Ciertamente vosotros los que la amáis, estáis sufriendo estos cambios…

Y estos ataques que están produciendo aquellos que se han vendido a la Maldad de Satanás.

En Fátima, os anuncié que Satanás subiría hasta el más alto puesto de la Iglesia y desde ahí os atacaría. Atacaría a todos, como a vosotros que amáis lo que os ha legado Mi Hijo.

Ciertamente, esto NO se ha publicado, porque la misma Iglesia ha detenido lo que Yo os he dado.

Porque NO le conviene a sus malos intereses, darlo a conocer a todos vosotros; pero el hecho es real…

 Satanás se ha introducido dentro de la Iglesia, dentro del Vaticano y está conduciendo a muchos…

MUCHOS sacerdotes, obispos, cardenales y aún al mismo representante de Pedro; tratando de destruir la Iglesia, las Enseñanzas, el Amor que os dejó Mi Hijo.

Estáis viviendo momentos difíciles. Aunque ciertamente a lo largo de la historia de la Iglesia, también se han vivido momentos difíciles, con persecuciones, maldad dentro de la misma Institución…

Tratando de imponer filosofías contrarias a lo enseñado por Mi Hijo.

Mi Santo Espíritu os va guiando y os va cimentando en la Verdad, a pesar de que todo alrededor sea Obscuro, sea Confuso y sea Malo. A pesar de que Satanás la ha ido alterando, la Verdad se mantiene VIVA en la Iglesia, en el corazón de aquellos que la aman…

En la mente de aquellos que la llevan a cabo, con su ejemplo.

Ciertamente viviréis momentos muy difíciles en este año que ya comenzó.

La desacralización se va a ir aumentando. Atacarán fuertemente a Mi Hijo, a la Sagrada Eucaristía…

Me atacarán a Mí, que Soy vuestra Madre.

 Os llevarán a actos sacrílegos en algunos lugares…

Y en otros, a faltar el respeto a Mi Hijo, haciendo que os sintáis igual que Él, sin darLe Su lugar Divino.

Sin respetarLo por Quien ES, que es vuestro Dios…

Que Él se merece todo el Respeto por parte del hombre, porque sois creaturas.

Porque fuisteis creados por Nuestro Dios y Señor…

Y porque Le debéis todo lo que sois.

Así es satanás, quiere que veáis a vuestro Dios y Señor, como cualquier persona y además, sin respetarLe, sin amarLe…

Sin respetar Sus Mandamientos, Decretos.

Fuisteis creados para servirLe, pero también fuisteis creados por Su Amor, para ser amados por Él.

Siempre y cuando respetarais todo lo que viene de Él y especialmente a Él Mismo.Satanás seguirá intentando destruir la Obra Divina que tenéis en la Tierra: la Iglesia.

Es un Tesoro inmenso por sus Enseñanzas, POR SUS SACRAMENTOS; porque os las dejó Mi Hijo, que os da crecimiento espiritual, que os da una vida profunda…

Para que en la Oración y en la Meditación, entréis en contacto con vuestro Dios y os conduzca por caminos de perfección.

 Pero lo más importante Mis pequeños, es Su Presencia Real y Divina en la Sagrada Eucaristía…   

Y ESO es lo que desea Satanás quitaros.

Lucha para que la Presencia de Mi Hijo y el Alimento Divino, que os hace crecer, ya NO lo tengáis…

Y aprovecha sus capacidades satánicas, junto con la inteligencia de los que se han vendido a él…

 Para convenceros de que NO necesitáis esa Vida Divina en vosotros.

Los que amáis a Nuestro Dios y Señor, en Su Santísima Trinidad…

Y los que Me amáis a Mí, Mis pequeños;Sufriréis grandemente al ver todas las Abominaciones que se verán en la Iglesia… Con el mal trato que Nos darán a Mi Hijo y a Mí.  Estas son las Horas Obscuras, es la Pasión de Mi Hijo en vosotros…

En vuestro Mundo.

Llegará un momento que creeréis que LA IGLESIA ESTÁ MUERTA… (Mateo 24, 28)

Pero luego vendrá la Renovación,

La Luz que unirá a todos aquellos que se mantuvieron firmes en Fe y en Amor por Mi Hijo, por vuestro Dios.

Sufriréis y ese sufrimiento lo uniréis al de Mi Hijo,

Porque Él sufrió por vosotros, porque os ama.

Y ahora, porque vosotros Le amáis, sufriréis también…

Que en todo momento esté la Presencia de Mi Hijo y Mi Presencia en vosotros…  

YSiempre recordando la Promesa de Mi Hijo, que la Iglesia se mantendrá hasta el Fin del Mundo.

Guardad en vuestro corazón, en vuestra mente, todo lo que viene de Nosotros.

Mientras más os ataquen Satanás y sus secuaces, tratando de destruir la Iglesia…

Vosotros llenad vuestro corazón de amor, porque es el Amor el que va a triunfar.

Es el Amor de Mi Hijo por vosotros, lo que Le dio el Triunfo. Porque es un triunfo vuestra salvación. Se dio por vosotros, para abriros nuevamente las Puertas del Cielo.

Vuestra donación también le abrirá las Puertas a muchos hermanos vuestros, que viven en el error y en el pecado.

Todo en Mi Dios y Señor es Amor.

PASE LO QUE PASE en vuestra vida y lo que pase a vuestro alrededor, que NO haga llenar vuestro corazón de Odio y Maldad.Aceptad lo que pase a vuestro alrededor y llenaos de amor. Y PERDONAD, como Mi Hijo perdonaba, aún a sus verdugos…

Y a todos aquellos que Lo blasfemaban, injuriaban y Lo golpeaban.

PedidLe a Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, que os dé esa gran Fortaleza que necesitaréis, para que os llenéis de amor.

Y llenéis de amor a esas almas que viven satanizadas, que viven tratando de destruir lo que Mi Hijo con Amor, os dejó a todos.Aun a aquellas almas malas, que Él ya sabía que vivirían en estos tiempos, pero que pueden salvarse, por vuestra Donación y por vuestra Oración.

El Amor produce infinidad de milagros, cuando realmente sale de lo más profundo de vuestro corazón.

PERDONAD, perdonad en todo momento.

Se os ha dicho que de vuestro corazón, de vuestra boca, de vuestros pensamientos, solamente debe salir amor. Eso os salvará a vosotros y a MUCHAS, muchas almas más.

Dejad Mis pequeños que Yo os Guíe.

Que os guíe por caminos seguros, aunque ciertamente pedregosos. El sacrificio os purifica. Os llevaré por caminos que os irán purificando…

Para que lleguéis ante Mi Hijo al final de ese camino, ya limpios y preparados para gozar eternamente, el Reino de los Cielos.

Dejaos pues mover por Nuestro Amor, por Mi Amor de Madre.Sentíos seguros a Mi lado, Yo venceré a Satanás y vosotros junto Conmigo, abriremos muchas puertas de hermanos vuestros que NO saben del Amor.

Os amo Mis pequeños, os amo en el Amor de Mi Hijo: Fortaleza, Amor y mucha vida espiritual.

Que la Paz de vuestro Dios en Su Santísima Trinidad quede en cada uno de vosotros.

Yo os Bendigo en Nombre de  Mi Padre, en Nombre de Mi Hijo, en Nombre de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios y en Mi Nombre, María, la Sierva del Señor.

http://diospadresemanifiesta.com/

F104 CREDO 18 (2)


EL PERDÓN DE LOS PECADOS

Habla Nuestro Señor Jesucristo
Hijitos Míos, la santidad es para todos, pero voy tocando puertas y NO todos abren las puertas de su corazón a Mi Llamamiento, a Mis necesidades, a Mi Amor.

Muchos de vosotros creéis que al asistir a la Santa Misa los domingos, ya es suficiente. Pero ¿Realmente estáis asistiendo para servirMe? ¿Para estar Conmigo? ¿Para compartir Conmigo? ¿Para llenaros de Mi Vida, de Mis Palabras, de Mi Amor?

O asistís solamente para que vuestro vecino sepa que vosotros estáis supuestamente, cumpliendo. ¿Cuántos de vosotros, al recibir la Sagrada Eucaristía que ofrece el padre, Mi ministro; os acercáis a tomarMe, a comerMe, a alimentaros de Mí?

 ¡NO! Mis pequeños. Muchos de vosotros NO lo hacéis porque NO estáis en estado de Gracia. Vuestra alma no está apropiadamente limpia para recibirMe y sobre todo, para aprovechar Mis Gracias y Mis Bendiciones. Cuando Yo en las Sagradas Escrituras, os digo que si NO estáis limpios de corazón. Que si vais al Templo llevando una ofrenda, si vuestro corazón NO está limpio, si estáis enojados con vuestros hermanos…

Y Yo puedo añadir y Conmigo. Mejor primero limpiad vuestro corazón al pedir perdón a vuestro hermano, pero sobre todo a Mí, Mis hijos.

De nada os sirve que os acerquéis a la Sagrada Eucaristía, que vengáis a Misa los Domingos. Porque cuando vuestro corazón, vuestra alma, están manchados con el Pecado Mortal; todas las Bendiciones y Gracias que debierais recibir en la Misa,

En éste momento grande en el que hombre está Conmigo y Yo estoy con él, NO las recibís… 

Porque las puertas de vuestro corazón están cerradas a la recepción de todas Mis Bendiciones. Estáis presentes ciertamente, en el recinto sagrado…

Pero vuestro ser, vuestra alma NO está recibiendo ninguna Bendición, porque estáis en pecado mortal, estáis cumpliendo para el hombre, pero no estáis cumpliendo para vuestro Dios.

Meditad esto Mis pequeños, porque muchas Bendiciones, muchas Gracias se pierden porque el alma, vuestras almas, NO están presentables para recibir Mis Bendiciones.

Id primero pues, al Sacramento de la Confesión y ahí recibiréis la purificación de vuestra alma y ella os abrirá las puertas para la recepción de Mis Bendiciones. Os vuelvo a repetir: NO quedéis bien con vuestros hermanos, NO quedéis bien con el mismo sacerdote, el ministro de la Santa Misa. QUEDAD BIEN CONMIGO Mis pequeños.

Porque Yo Soy vuestro Dios y Yo Soy el que Me merezco todo. Me merezco vuestros actos, vuestra vida, vuestra compañía en Mi Casa.

Venid limpios de corazón, bien arreglados, para que estéis presentables en Mi recinto sagrado.Hijo Mío escribe. Estoy aquí en el Huerto de los Olivos, padeciendo ante Mi Padre por todos vuestros pecados.

Mi Dolor es tal que sudo sangre y agua… Y la causa principal a todo esto y que amarga Mi Preciosísimo Cora­zón, es la ingratitud de los hombres.

Son tan pocos los que se acuerdan de Mi vida, de Mis Padecimientos, de Mi Donación Total por vosotros a Mi Padre Celestial.

Son tan pocos los que interiorizan en sus corazones y tratan de llevarMe consigo. Son tan pocos los que tratan de reparar, ya no simplemen­te por los pecados de los demás, sino en los propios.Son tan pocos los que pueden demostrar hacia los demás, el Amor que Yo os enseñé al pasar por la Tierra y dejar Mi ejemplo para todos los siglos.

Ese fue Mi Dolor más grande y que Yo le preguntaba a Dios Padre… ¿Padre, de que sirven tantas muestras de amor, tanto sufrimiento, tanta donación de Nuestra parte, si aún así muchísimas almas se perderán?

Cómo quisiera tomar a cada alma, mostrarle mis excesos de Amor y tornarla como Incienso para ser ofrecida al Padre Celestial. ¡Cada alma me cuesta tan­to!

Y Yo tengo que respetar vuestra voluntad, cuando quisiera forzaros en Amor, a volver a Mí. Es tanto lo que os perdéis al abandonarMe y NO os dais cuenta, a pesar de tantos esfuerzos que hago durante vuestras vidas, para que volváis a Mí.

Os lleno de ocasiones durante vuestras vidas para recuperar vuestras al­mas. Os envío consejos de parte de Mis sacerdotes, os pongo ocasiones de reflexión a través de escritos, os envío Mis Ángeles a mostraros el camino de regreso a vuestro Hogar, Mi Hogar.

 Os pongo el amor y la ternura de unos bracitos que se abren y dicen papa o mamá, para que se muevan vuestros co­razones al Amor mas grande, que es el Mío…

¿Qué hacéis con todo esto? Encuentro corazones de piedra, corazones cerrados a vuestro Dios, corazones que NO desean darse a su Creador.

Vosotros vivís en la Tierra para llevar Mi Santo Nombre a TODAS las creaturas, único mandamiento podría decir.

Y os llenáis de vuestro egoísmo y vivís para vosotros mismos. Y Yo vengo a formar parte, sólo en algún instante de vuestras vidas en las que recurren a Mí cuando todo se les vuelve adverso.

Son en ésos momentos cuando volteáis a verMe; pero la mayoría de las veces, NO con humilde petición, sino con orgullosa orden…  Y aún así os concedo vuestras necesidades con la esperanza divina de que Me veáis en ésos Acontecimientos y que os deis cuenta de que vuestro Dios, NUNCA se olvida de vosotros, Mis creaturas.

Sigo y seguiré esperando y DonándoMe a vosotros, vuestro Dios y Señor, a que regreséis a Mí. DadMe lo que podáis, que salga de vuestro corazón y Yo lo tomaré con gran cariño para aliviar los inmensos dolores de Mí Agonía y Pasión Dolorosas.

Pero recordad una cosa, para aquellos de los cuáles NO he recibido muestras de agradecimiento y amor, NO Me llaméis Injusto al fi­nal de vuestras vidas o aún durante de ellas…

Nuestro Creador… Creador, Dueño y Rey del Universo FUE DESPOJADO HASTA DE SUS VESTIDURAS… Y si NO hubiese sido vestido en su Inocencia, por el Velo de la Virgen, su Madre Santísima… Jesús, totalmente INERME, sin poder defender su pundonor; Satanás hubiese exhibido su TOTAL desnudez… Así de completa ES SU DONACIÓN…

Porque Yo vuestro Dios, Me di a vosotros hasta la última gota de Sangre y Me dejé Humillar como nadie ha sido humillado… Y Me dejé atormentar como nadie, en toda la Historia de la Humanidad, ha sido atormentado.

Yo os he amado hasta el exceso ¿Y voso­tros, hijos Míos, que habéis dado?

Así que NO Me llaméis Injusto. Y desgraciadamente lo escucho tanto de Mis hijos.

Pero vosotros los que Me amáis y me Conocéis ACUDID a Mí, vuestro Salvador y Yo os llevaré a jardines y pastizales hermosísimos en donde Mi Amor os colmará por los siglos de los siglos.

DIOS AMA Y PERDONA… Su Perdón es tan completo que aunque alguna vez lo hayamos Traicionado… 

SU AMOR NOS TRANSFORMA DE MANERA INCONDICIONAL

Yo NO guardo rencores, sólo espero vuestro Arrepentimiento y vuestro regreso a Mi Corazón. Hay lugar para todos y HAY PERDON PARA TODOS LOS PECADOS, aún con aquellos que consideráis “gravísimos”.

Mi Sangre Preciosa TODO lo puede purificar puesto que Yo y Mis Obras son Omnipoten­tes y vosotros y vuestras obras, buenas o malas, son pequeñitas.

Os amo tiernamente. Regresad a Mí con un corazón humilde y contrito yYo os vestiré con túnica blanca y os llevaré hasta Mi Hogar Celestial, para vivir por siempre unidos por los siglos de los siglos.

Hijitos Míos, “vocación” quiere decir “llamado”. , Yo voy suscitando vocaciones de diferente índole. Todos vosotros, almas que estáis sobre la Tierra, TODOS habéis recibido un llamado, una vocación.

Algunos seréis casados, otros solteros, algunos tendréis una profesión, otros tendrán otra. TODOS pertenecéis a Mi Cuerpo Místico y todos vosotros os complementáis. O debiera decir debierais complementaros perfectamente unos a otros.

La vocación a la vida religiosa y en particular al sacerdocio, es un Llamado hacia la vida espiritual.

Otros tendrán un llamado hacia lo profesional.. Algunos estáis llamados a curar cuerpos y otros a curar almas.  Otros a mantener en buen estado vuestra ciudad y otros a mantener bien los campos.

Si os dais cuenta y meditáis todo esto, Mis pequeños. Todo lleva un orden perfecto, que es el Orden Perfecto de la Creación. Y así os vais ayudando como buenos hermanos que debéis ser. Y la Sabia Bendita que os va dando alimento es Mi Gracia, es Mi Amor.

Todo se debe de dar en el Amor. La Unión que deben de tener todas las celulitas de Mi Cuerpo Místico, es el Amor.

La Oración Mis pequeños, tiene que ir dirigida fuertemente hacia lo espiritual. Ciertamente que necesitáis lo material, lo físico; porque estáis en un mundo físico. Pero debéis vosotros respaldar y sobre todo cimentar bien o muy bien vuestra vida en lo espiritual…

 Si NO está bien cimentada vuestra vida espiritual, TODO; todo lo demás se derrumba.

Eso lo sabéis perfectamente, que cuando NO tenéis un buen soporte espiritual, un hermano vuestro se derrumba y tiende hacia el Mal.

Cuando estáis cimentados Bien, bien cimentados en el bien, que es Mi Bien, se dan frutos agradables y benéficos para todos vosotros. Por eso la vocación a la vida religiosa, al sacerdocio es tan importante, Mis pequeños.

Porque vosotros dependéis de ello. Ellos os ayudarán con su Oración, con su ejemplo, con su vida a que vosotros, TODOS vosotros estéis bien cimentados y que llevéis a cabo vuestra misión y vuestra vocación de acuerdo a Mis Planes.

Llevándolo todo con un espíritu religioso, con un espíritu Divino. Que actuéis en vuestra vocación siempre respaldados por el bien que debéis dar, en el cual debéis estar cimentados…  Y de ésta forma siempre actuaréis en Justicia y en Amor, en respeto a vuestros hermanos y actuando en equidad. Nunca aprovechándoos del bien que recibisteis hacia vuestros hermanos… Siempre dando, porque habéis recibido gratuitamente…

 Y así de ésa forma, también vosotros recibiréis de vuestros hermanos. Según como actuéis, vosotros recibiréis.

Así pues ayudad a vuestros hermanos, que han recibido la vocación religiosa. Porque ellos son indispensables para la vida del hombre.

Ellos son los que os darán el Alimento para el alma y sin ése Alimento vosotros no sois nada, sois como la sal insípida, cuando NO tenéis Fe.Cuando NO tenéis soporte espiritual, el hombre NO vale. El hombre ya no es en sí creatura de Dios, se vuelve Instrumento de Satanás.

Y vosotros no fuisteis creados para ello, Mis pequeños, sois Míos, pertenecéis al Cielo y todo porque debéis estar cimentados en ésa vida íntima Conmigo, con vuestro Dios.

Es Mi Presencia en ellos. Cuando veáis a un sacerdote, vedme a Mí, Mis pequeños, Yo Vivo en ellos, Yo estoy con ellos, vuelvo a Vivir en ellos.

El Demonio, Nuestro enemigo, me sigue atacando, sigue atacando Mi obra, al verme en ellos Me ataca fuertemente y muchos en su debilidad caen porque les falta esa Fe y ese amor a Mí, que Vivo en ellos.Orad, Mis pequeños, orad como Yo oro, como Yo os enseñé a orar, como les pedí a Mis apóstoles, para que NO cayeran en la tentación.

La Oración es vuestro medio de protección y de crecimiento continuo, NO os apartéis nunca de esa Oración profunda, vivida, santa y llena de Fe, sabiendo que sois escuchados y que vuestra Oración es grande, es poderosa ante los ojos de Mi Padre.

Orad, orad por Mis hijos sacerdotes, por Mis hermanos en el sacerdocio, porque el Amor de Nuestro Padre, Su Poder Divino se ha derramado en ellos.

Tenéis Mis Sacramentos, por el poder que Mi Padre ha puesto en ellos.Por eso debéis protegerlos, porque Yo estoy en la Tierra gracias a ellos. Y vuestros pecados son perdonados gracias al poder de Dios en ellos.

Protegedlos continuamente y si veis que alguno cae, levantadlo con la Oración, protegedlo con amor y guiadlo con humildad, porque Yo estoy en ellos.

Mis pequeños, en Mi Oración en el Huerto Yo veía como la Serpiente Antigua se introducía entre los miembros de Mi Iglesia, NO solamente entre los fieles sino entre los consagrados…¡Oh Mis pequeños, cuanto Dolor causó a Mi Corazón!, pero Mi Promesa Divina es mayor, infinitamente mayor que el ataque demoníaco dentro de Ella.

Sí, este ataque se ha venido dando desde que Mi Iglesia fue fundada y se las dejé en manos de Mi Madre. El Demonio, la Serpiente Antigua ha tratado de destruir ésta gran obra que se inició con Mi Sacrificio, con Mi Predicación, con Mi Vida en la Tierra.Mi Presencia Divina está continuamente ahí, pero así como Yo estuve entre vosotros y el Demonio atacaba continuamente a los Míos y a Mí Mismo, su plan sigue siendo el mismo: atacar para destruir.

Pero Mi Promesa de mantener viva Mi Iglesia, a pesar de sus ataques, será.

Se os ha dicho que seáis cautos como zorras, sencillos como palomas, pero en éstos tiempos Mis pequeños debéis tener ése Discernimiento Divino, porque vendrán personajes enviados por Satanás que con sutileza tratarán de evitar el Sacrificio Santo.

Serán muy sutiles, tratarán de convenceros, pero vosotros deberéis escuchar la Voz del Espíritu Santo en vuestro interior para NO seguirlos, por eso la vida en Oración y en la gracia es importantísima.

Porque el demonio engaña, es el gran Engañador. Y para evitar el Sacrificio Santo hará lo imposible.

Protegeos y proteged al Mundo entero, porque los ataques serán fuertes, sangrientos, muchos mártires habrá. Mártires santos que protegerán la Verdad, protegerán Mi Verdad aún a costa de su vida.

Vivid pues por ellos y seguid adelante, sois Iglesia, pertenecéis a Mi Cuerpo Místico.

Debéis proteger a la cabeza, a los ojos y a los oídos de ella y especialmente a la boca, debéis orar por el corazón de Mi Iglesia, para que de ahí sigan saliendo las Verdades que muchos fieles escucharán. Los fortalecerán y muchos otros alcanzarán su conversión gracias a la Sabiduría que brotará de los labios de los que están Conmigo.

 Me duele tanto Mis pequeños ver cómo se Me ataca, pero más, cómo se Me ataca dentro de Mi misma Iglesia a Mí vuestro Dios, que vine a la Tierra a mostrarle a toda la humanidad,  Quien es vuestro Dios y sobre todo, a mostraros lo que es Mi Amor y cómo se vive en el Reino de los Cielos.

Ciertamente el hombre por el Pecado ha sido atrapado por el mismo Satanás. Se os ha cuidado desde el Principio, Mi Padre mandó profetas para avisarles cuál era Su Voluntad e irlos protegiendo de los ataques de Satanás.

Satanás, desde que fue arrojado del Cielo, él juró destruir toda la Obra de la Creación y especialmente a vosotros, porque SÍ podéis volver al Cielo y también podéis tener la Gloria que él perdió.  El hombre siempre ha sido atacado por Satanás, pero Nuestra Gracia en Nuestra Santísima Trinidad, siempre os está protegiendo. Más vosotros debéis poner vuestra voluntad para manteneros de parte de la Gracia de vuestro Dios y Creador.

Vosotros tenéis libertad, tenéis vuestro libre albedrío y vosotros aceptáis estar con el Cielo o estar con el Infierno, ése es vuestro libre albedrío.

Vuestra vida siempre tendrá aciertos y errores y así vais madurando en la Gracia u os vais perdiendo en el pecado.

Cuando Yo escogí a Mis apóstoles, éstos tenían defectos y cualidades, ciertamente después en Pentecostés, se les acrecentaron sus cualidades; además de que tuvieron toda una preparación de parte Mía, en donde los fui llevando de la mano para que entendieran cuál iba a ser la Obra de la Redención.Las almas sacerdotales y religiosas ya están pensadas, y son enviadas a la Tierra como almas muy especiales para mantener Mi Iglesia sana y santa. Pero Satanás en su promesa de ataque, les ha venido destruyendo la Fe y el amor hacia Ella.

Muchos de los escogidos como sacerdotes y como religiosas, han preferido el Mundo, se han apartado de la espiritualidad que Yo les dejé y NO se dan cuenta que ser alma sacerdotal es una Gracia inmensa.

Porque pueden traerMe a la Tierra en la Consagración y Me pueden dar de Alimento a todos vosotros. Eso NO lo puede hacer ni el más rico de todos los hombres.

Yo Soy el Rey del Universo, en Nuestra Santísima Trinidad todo Nos pertenece.

 Nosotros obedeceMos al sacerdote, cuando en la Misa ora por la Transubstanciación.

Y os repito, NI el hombre más poderoso de la Tierra, puede lograr el Milagro de la Transubstanciación que puede lograr un sacerdote.

Satanás lo sabe y por eso ha atacado tan fuertemente a la Iglesia desde que ésta fue fundada.

El sacerdote es ministro de la Iglesia, porque Iglesia sois todos vosotros los que seguís Mis Enseñanzas y os mantenéis unidos en un solo Corazón y en un solo Amor, el que Yo os he dejado como Cristo, vuestro Redentor. 

Satanás, se ha infiltrado para ir destruyendo todos los regalos que os he dejado en la Iglesia, en la Santa Misa, principalmente.

Y en todos los Sacramentos que os dan un don o una Gracia inmensa, para que vosotros sigáis creciendo y podáis alcanzar la perfección y luego, podáis entrar fácilmente al Reino de los Cielos.

Sin Nuestra Gracia, sin Nuestra Protección con Nuestra Santísima Trinidad, vosotros no sois nada y los mismos ministros de la Iglesia fácilmente pueden caer, porque necesitan de Nuestra Gracia.

Pero ellos deben acudir a Nosotros y una gran mayoría de ellos en estos tiempos, ya no acuden a Nosotros, se han dejado engañar por Satanás y ahora son hombres de Mundo; ya no son hombres de Dios, como debieran ser.Pedid por ellos Mis pequeños, porque ellos tienen el Sacramento de su Sacerdocio y os pueden hacer crecer con los demás Sacramentos.

Pero si alguno de ellos está desviado, también os puede llevar hacia el error. Por eso, os pido que los cubráis con vuestra oración, con vuestras penitencias, ayunos, porque Satanás quiere destruir Mi Iglesia, se ha introducido en Ella…

Y muchos sacerdotes ya no son ministros Míos, se han vuelto ministros de Satanás, están destruyendo a muchas almas con todo el error que están diseminando.

Cuidaos Mis pequeños, de todo el veneno que Satanás está inoculando en los sacerdotes malos y a todos niveles de la Iglesia. Y con este veneno, está destruyendo a muchas almas fieles a Ella.

Os he ido insistiendo en que Me pidáis el don del Discernimiento, para que NO os dejéis engañar por Satanás y por sus ministros que antes eran ministros Míos. Me duele tanto el tener que deciros esto.

Oren, oren por ellos, recupérenMe almas sacerdotales y religiosas. Dense por ellos, para bien de vosotros mismos y protejan a las pequeñas almas sacerdotales y religiosas que van creciendo apenas, pero ya están en el camino para servir a Mi Iglesia.

Orad, Mis pequeños, orad y reparad por todo el mal que se ha introducido en el Recinto Santo.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres. Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí, vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos; pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra.

Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Yo os bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre, para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/

F103 CREDO 18 (1)


EL PERDÓN DE LOS PECADOS

YO constantemente envío a la Tierra éste tipo de almas para ayudarles a vosotros en vuestra conversión, en vuestra salvación, en vuestro crecimiento espiritual. Ellos son los Portadores de Mis Virtudes y de Mí Amor.

Como vosotros sabéis, éstas almas tienen que encarnarse igual que vosotros. Y tienen que luchar contra todo lo que el Demonio y el Mundo les ofrecen, igual que a vosotros.

Tienen que sufrir incomprensiones en su niñez y juventud, especialmente en éstos tiempos en los cuáles las familias en general, NO les interesa y hasta luchan por NO permitir que un hijo suyo se vaya de sacerdote.

Esto lo consideran pasado de moda o indigno para sus familias. Qué tristeza se produce en Mí Corazón cuando veo que en las familias que se dicen cristianas, atacan y tratan de quitarle esa idea del sacerdocio a sus hijos.

NO SE IMAGINAN EL DAÑO QUE ME HACEN

NO se imaginan el daño que Me hacen y el daño que se hacen vosotros mismos. Luego os quejáis conmigo de que NO hay operarios pa­ra la mies, cuando sois vosotros mismos quienes lo estáis propiciando.

Luego tenemos que a los pocos operarios de Mi Rebaño, en vez de protegerlos con vuestra Oración, os pasáis el tiempo criticándoles sus vidas.

Ya les dije que son almas escogidas de Mí Corazón. Pero así como a vosotros os tocó un cuerpo defectuoso por el Pecado Original, también a ellos y todos… Tenéis que luchar contra todos los ataques que Mi Enemigo les pone en vuestro camino.La Lucha de un sacerdote contra sus debilidades corporales, es muchísimo mayor que las de vosotros, puesto que el Demonio los ataca muchí­simo más fuerte a ellos por ser Mis ministros y propagadores de la Fe que Mi Hijo les dejó.

Si vosotros fuerais generales de un ejército y tuvierais que atacar al ejército enemigo ¿A quién trataríais de eliminar primero?

Os iríais hacia las cabezas que comandan al otro ejército…

Para que al eliminar a los que dan las órdenes y la estrategia de ataque…

 YA NO pudieran continuar el ataque y así el resto del ejército se tendría que retirar sin rumbo fijo y perderían la batalla…

¿NO lo creen así, Hijitos Míos?

Lo mismo sucede con Mis sacerdotes y los ataques del Maligno.Si vosotros en vez de criticar a Mis sacerdotes, los Protegierais con vuestras Oraciones, Ayunos y Penitencias, tendríais los sacerdotes santos que tanto me pedís.

Hijos Míos, YO necesito de vosotros para proteger a los sacerdotes a través del amor de vuestras Oraciones. Tenéis que daros cuenta que el Mun­do os necesita en la virtud…

Y que sólo viviendo en la virtud, todo se pue­de lograr.

Recapacitad en que para la obtención de los principales Sacra­mentos, se necesita Uno de Mis Ministros y si vosotros NO los cuidáis como piedras preciosas que son realmente, porque son almas escogidas por Mí, vuestro Padre…  

 

NO tendríais esos Sacramentos NI para vuestra vida NI para vues­tra muerte.

Yo constantemente envío almas sacerdotales a la Tierra. YO conozco vuestras necesidades, escucho el Clamor de Mi pueblo y actúo de inme­diato.

Pero ¿Que hacéis vosotros con éstas almas? Muchas son abortadas, mu­chas son “convencidas” por sus padres para que NO tomen el santísimo camino del Sacerdocio…

Y otras son dejadas a la deriva, a merced de Mi Enemigo, Quien las ataca y logra convencerlos a tomar otras ideologías que NO son las Mías…  

Y sólo logran confundir a Mi pueblo y así se pierden o se apartan de Mi cami­no.

Pero todo ésto sucede por vuestra falta de Oración y Penitencia por ellos. NO creáis que porque son sacerdotes ya NO necesitan de oraciones.

Ellos necesitan muchas más que para vosotros.

Y son pocos los sacerdotes que se man­tienen en una vida santa y de ejemplo.  Pero NO os engañéis, Hijos MÍos. SI las cosas están así en Mi Iglesia, es por vuestra frialdad, indiferencia y crítica hacia Mis ministros. Se dice que un pueblo tiene el gobierno que se merece…

Y vosotros, ¿NO os merecéis, lo que tenéis ahora? Recapacitad Y Orad.

La Oración y la Penitencia junto con el Ayuno, tienen un poder absoluto contra Mi Enemigo y sus secuaces… Porque al orar y daros en penitencia por Mis ministros y por vuestros hermano, estais viviendo en el AMOR.

Y mi Enemigo NO puede NADA con quien realmente AMA.  Recordad nuevamente, YO constantemente envío almas sacerdotales a la Tierra.

Pero ¿Vosotros las acogéis como lo que son y fomentáis su Apostolado?

Mis pequeños, la Vocación al Sacerdocio, es una vocación excelsa, Divina. ES Mi Hijo en ellos.

Por eso mismo Mis pequeños, os pido que Oréis fuertemente por ellos…  Hijitos Míos, ciertamente que vuestro amor Me llena, Me complace, Me Gozo en él; especialmente cuando ponéis todo vuestro empeño para lograr que vuestro amor sea continuo hacia Mí…

Pero conozco vuestra Naturaleza Humana, caída en el Pecado. Y por eso, NO os podéis mantener continuamente en el Amor NI buscando el Bien, tanto para vuestros hermanos como para vosotros mismos.

Y éste Bien que vosotros lográis, es el Bien que os va transformando y os va haciendo bellos ante Mí, vuestro Dios.  Ciertamente, algo que me gusta mucho Mis pequeños, es vuestro Arrepentimiento. Recordad las Palabras de Mi Hijo en la Parábola de aquellas ovejitas que se pierde una; deja las noventa y nueve y va en búsqueda de la que se perdió.

Y cuando la encuentra, regresa contento el pastor porque recuperó aquella que estaba perdida.

Vosotros en la vida real, os sucede esto. Y Me gusta mucho Mis pequeños, cuando habiendo caído en el Mal, cuando habéis estado a niveles muy bajos de espiritualidad y que Me causáis mucho Dolor con vuestros pecados…

Al recibir Mi Gracia, que continuamente fluye sobre todo el Género Humano; vosotros os arrepentís, pedís perdón por vuestras faltas y regresáis a Mí.  Con esto Mis pequeños, Me causáis una alegría inmensa. Porque caísteis, os disteis cuenta de vuestro error, os disteis cuenta del Dolor que Me habéis causado y regresáis a Mí arrepentidos y con un deseo grande de NO volver a caer…

Aunque desgraciadamente por vuestra debilidad, caeréis después. Pero éste momento en que os levantáis Mis pequeños, Me gusta mucho; porque habéis aprendido una lección más en vuestra vida…

Quizá ya no caeréis más en ése error, caeréis en otros, pero aprendisteis la lección en este Pecado que habíais cometido, en ésta falta que os separó de Mí.

Acudid a Mí continuamente Mis pequeños, para que Mi Gracia, que continuamente fluye, os llene perfectamente…Y así, tengáis una fuerza de recuperación y de lucha contra los pecados con los que continuamente Satanás os está tentando para que caigáis y os separéis de Mí…

Y él lo que desea, es que os mantengáis ahí, en el Pecado, en vuestra maldad. Que NO os arrepintáis y que os alcance la muerte en ése estado… Y así, os condenéis eternamente.

Tened cuidado porque esto es una realidad, Mis pequeños. Yo siempre estoy esperando que os levantéis, que os arrepintáis y Mi Amor siempre os perdonará, aún por más grave que sea vuestro pecado.

Mi Gracia, que fluye continuamente hacia vosotros, todo lo perdona. Pero vosotros debéis tener un arrepentimiento de corazón, para que realmente se dé ésa Gracia inmensa que necesita el alma, que es el perdón por parte Mía, a través de Mis ministros, los sacerdotes.Manteneos pues alertas, porque se irá agravando cada vez más el ataque de Satanás sobre la Tierra, sobre todos vosotros.

Y por otro lado, la Iglesia sufrirá también graves caídas. Una gran Purificación y encontrar un sacerdote que perdone vuestros pecados, cada vez se va a hacer más difícil.

Por eso deberéis ahora luchar fuertemente contra todo aquello que pueda entrar en vuestro corazón, a vuestra mente y os dañe en forma mortal.

Abrid pues vuestras capacidades para que os unáis perfectamente a Mi Gracia, que fluye continuamente y ya no os alejéis de Mí y así podáis resistir los ataques de Satanás contra vuestra alma,  contra todo vuestro ser.

Y también para con vuestros hermanos que os rodean, cuidadles. Cuidadles sobre todo a aquellos que están alejados de Mí.

Mis pequeños, vosotros los que estáis Conmigo, reconocéis realmente el valor de un sacerdote, especialmente si éste sacerdote es santo.

Si éste sacerdote está donado a Mí y mantiene su sacerdocio limpio, puro y entregado completamente a su misión, que es la Evangelización; pero primeramente evangelizando su propia vida, que él sea un ejemplo ante vosotros y ante vuestros hermanos.

El ser sacerdote Mis pequeños, es una Gracia muy especial que Yo concedo a algunas almas. Satanás conoce el valor de un alma sacerdotal y por eso ataca muy fuertemente a estas almas desde pequeños… Con la idea de destruirlas espiritualmente o desviarlas para que busquen algo más del Mundo, en lugar de darse a Mí, que es la misión más loable que pueda tener un alma sobre la Tierra.

No os imagináis, Mis pequeños, todas las Bendiciones y potencias que tiene un alma sacerdotal. Y aún así, muchas de éstas almas sacerdotales, a pesar de que ya han obtenido Mi Bendición y son sacerdotes ante la comunidad, muchas se desperdician.

Muchas de éstas almas se vuelven pecadoras y traicioneras. Y en parte es porque NO han querido seguir creciendo en Fe y en Oración.

Os hago hincapié Mis pequeños, que el vivir una vida de Oración profunda os va a asegurar el triunfo sobre los ataques de Satanás. Ciertamente podréis caer o tropezar, pero NO os quedaréis ahí.Os levantaréis y Me buscaréis para regresar a Mí y regresar a tener nuevamente vuestra alma limpia.

Pero las almas alejadas de la Oración, de las buenas obras, de la Donación, para ver al hermano crecido espiritualmente. Éstas almas caen fácilmente en los engaños de Satanás.

Y éstas almas sacerdotales engañadas y pecadoras, se vuelven lobos con piel de oveja. Y esto es muy preocupante Mis pequeños, porque éstas almas con piel de oveja, están destruyendo la espiritualidad de muchas almas alrededor del mundo.

Se presentan ante los hombres como si fueran verdaderos sacerdotes, que de hecho lo son por el Sacramento. Pero al decir buenos sacerdotes, quiero decir almas entregadas a Mí y que viven Mis Verdades y Mi Amor correctamente.

Estas almas al contrario, se presentan como si fueran verdaderos; pero su vida y todo lo que sale de ellos es falso y os desvían.

Vosotros los laicos, vais a buscarlos para que se os dé un consejo espiritual, para que se os ayude a salir de algún problema… O simplemente cuando estáis en una celebración de la Eucaristía, en la Misa.

Lo que se dice durante la homilía, éstas almas sacerdotales traidoras, desvían a las almas que les escuchan y poco a poco les van destruyendo su espiritualidad. Las hacen débiles, las apartan de Mi Amor y de las obligaciones que ellas tienen para Conmigo y para la Iglesia. Estas almas NO sirven, son almas traidoras y de las cuales os debéis cuidar, Mis pequeños. NO todos aquellos que ahora se digan sacerdotes… Mi sacerdote, son almas en las cuales podéis confiar plenamente…

Para eso os pido que Me pidáis el don del Discernimiento para que vosotros podáis discernir las Verdades de la Fe.

Y de ésta forma podáis vosotros juzgar si aquél, que se dice ser un verdadero sacerdote, está actuando bajo Mis Verdades o está actuando movido por Satanás, tratándoos de engañar, siendo instrumentos de él.

Os repito, Mis pequeños, tened cuidado. Porque ya se os ha dicho que estáis viviendo momentos difíciles en la Humanidad. Son tiempos de Obscuridad, son tiempos de Negación a Mi Amor y a lo que viene de Mí.

Son tiempos de gran engaño de Satanás hacia las almas, en donde os manipulará de tal forma, que os hará creer que lo malo ya se ha vuelto bueno y que debéis evitar en vuestra vida, todo aquello que venga de Mí, vuestro Dios.

Lo estáis viviendo ya, Mis pequeños. Ya no se puede decir que es algo que vendrá, lo estáis viviendo YA y por eso con mayor razón, os debéis preparar y proteger.

La Oración siempre os asegurará el vivir con seguridad, porque la Oración es la convivencia íntima Conmigo, con vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad.

Si vivís así, en comunicación continua Conmigo, difícilmente os engañará Satanás.Os prevengo Mis pequeños, porque los ataques se irán incrementando. Solamente aquellos que estén Conmigo y que busquen fortalecerse a través de la Oración, estarán protegidos.

Orad por vuestros hermanos, aquellos que llevan una vida muy fácil y muy ligera, porque estarán en peligro fuerte de perderse…

Y sobre todo, orad por aquellas almas sacerdotales, las que son pequeñas todavía, las que están preparándose, las que ya son y las que fueron.

Orad fuertemente por ellas, porque necesitan fuertemente de vosotros, porque necesitan muchísimo de vuestra Oración y de vuestra Donación por ellas.Os amo, hijitos de Mí Corazón, y les pido que vean por Mis ministros. Cuídenlos, protéjanlos en cuerpo y alma, porque así vosotros mismos os estaréis protegiendo, ya que ellos intercederán por vosotros en vida y en muer­te.

Los Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesús y en el del Amor Fecundo del Espíritu Santo.

Habla Nuestro Señor Jesucristo 

Hijitos Míos, en Mis apóstoles estáis reflejados todos vosotros. Tres años de Evangelización, tres años con el Maestro, tres años con el Santo de los Santos… 

Conviviendo con Él, compartiendo con Él, viendo Mis Milagros, viendo cosas extraordinarias, recibiendo Sabiduría Divina; teniendo lo que ningún hombre sobre la Tierra había tenido, la convivencia directa con su Dios,

Mis Enseñanzas directas hacia ellos, cualquiera de vosotros hubiera querido tener ésa dicha. Los mismos profetas en la antigüedad, habían querido tener ésa dicha del conocerMe.

Y éstos doce hombres estuvieron Conmigo tres años, conociéndoMe, tomando de Mí,  alimentándose de Mí y al final qué sucede, uno Me traiciona, Me lleva hasta la muerte.

Otro Me niega, el que fue cabeza de todos ellos. Los demás corren, huyen al ver que las cosas se ponen difíciles cuando Me atrapan…Y solamente uno se mantiene al pie de la Cruz.

Mis pequeños, ¿Cuál de todos ésos apóstoles sois vosotros?

 ¿También huiréis? ¿También Me Traicionaréis? ¿También Me negaréis? u ¿Os mantendréis Conmigo por siempre?

Reflexionad, Mis pequeños. NO habéis tenido tres años de preparación. Muchos de vosotros tenéis toda una vida, decenas de años conociéndoMe, buscándoMe, tratando de estar Conmigo, ¿Qué habéis hecho de vuestra alma?

¿Qué habéis hecho para estar en la misma posición de Mis apóstoles y discípulos? O sea en la transmisión de Mis enseñanzas. Lo que les di a ellos, ahora lo tenéis vosotros en las Sagradas Escrituras y ésa es vuestra tarea también; al estar Conmigo debéis difundir lo que ellos mismos recibieron y difundieron.

¿Qué habéis hecho? ¿En dónde estáis? ¿Qué cuentas tenéis para darMe? Son momentos de reflexión, son momentos de Juicio Mis pequeños.

Os voy anticipando todo esto para que vuestro momento final sea grato para vosotros y grato para el Cielo. Que no sean momentos vergonzosos cuando os presentéis ante Mí, ante Mi Padre, ante el Cielo entero, que se os vea, se os juzgue.

¿Cómo os sentiréis ante éste Juicio Universal?Y será Universal cuando seáis juzgados en lo particular; porque las almas, TODAS las almas estarán viéndoos. Ciertamente Yo Soy el Juez, pero ellos verán cómo os comportasteis…

Entraréis a la Gloria dichosos de haberMe servido. O tendréis que pasar mucho tiempo en  purificación, porque desperdiciasteis Mi tiempo.

Meditad Mis pequeños, antes de que os alcance vuestra muerte. Meditad y actuad positivamente. Yo Soy un Dios de Misericordia que olvida el pasado y cada vez que vosotros acudís a Mí para el perdón de vuestros pecados, es un renacer para vuestra alma.

 Un principio en el cual podréis hacer grandes cosas para Mí, para vuestros hermanos, para Mi Reino. Volvéis a renacer cuando vuestra alma queda limpia, sana, aliviada de vuestros pecados.

Acercaos a Mis ministros para que alcancéis la purificación de vuestra alma y tengáis ése propósito de renovación, de empezar nuevamente y de hacer lo mejor posible por vuestro Dios en vuestros hermanos…

Y para Mi Reino, que ya se acerca. Meditad, reflexionad… Os amo, Mis pequeños.

BuscadMe y Me encontraréis. Confiad en Mí y juntos restauraremos el Mal, que se introdujo desde el Principio. Yo os necesito como Instrumentos y vosotros Me necesitáis para obtener vuestra Vida Eterna.

Yo os Bendigo en Nombre de Mí Padre, Creador de todo lo bello que véis y de los que NO véis, en Mí Santo Nombre de Redentor del género humano y en Nombre de Mí Santo Espíritu, Dios del Conocimiento y de la Sabiduría Divina y humana.

EL PAPA TAMBIEN NECESITA EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACION… Porque “en la casa del jabonero, el que no cae, resbala…”

http://diospadresemanifiesta.com/

R131 LA GRAN TRAICIÓN


12 DE FEBRERO DEL 2018

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Mi Bendición materna se derrama sobre toda la Humanidad.

El Pueblo de Mi Hijo es fruto del Amor Divino y como tal, deben responder e iniciar de nuevo el camino definitivo hacia la Conversión.

Hijos amados de Mi Corazón, se inicia la Cuaresma, por ello les invito a renovarse, siendo portadores y emanadores de Bien en donde se encuentren. Para ser testimonios, deben vivir en la Verdad y así brotará espontáneamente el obrar y actuar apegado a la Voluntad Divina. Esto lo logran alejándose de las ocasiones de pecado.

Algunos se disculpan ante Mí diciéndome que NO saben qué es el Pecado porque abarca demasiado.

Pecado es todo aquello que se aparta de la Voluntad Divina expresada en los Mandamientos, en los Sacramentos, en las Obras de Misericordia, en las Bienaventuranzas y en el Espíritu de la Verdad.

Me dirijo a ti hijo@, que en este Instante lees esta Mi Palabra por Voluntad Divina: Nada puede obrar el hombre sin que la voluntad humana lo permita.

Por ello, lo que te aleja de los deberes de tu estado, eso es contrario al bien.

Algunos de Mis hijos desestiman Mis Llamados. Los leen, pero NO los hacen vida y esto causa gran dolor al Corazón Amantísimo de Mi Hijo.

Este Instante es para que cada uno reflexione sobre el conocimiento que posee en cuanto al Amor de Mi Hijo por la Humanidad.

EL CINISMO DE LA INCREDULIDAD…

Por ende, NO pueden alegar que pecan por desconocimiento: AL QUE MÁS SE LE DA, MÁS SE LE PIDE (Lc. 12,48). Los Llamados del Cielo NO penetran en los corazones endurecidos NI en las mentes saturadas de inmundicias, por ello NO cambian, ya que aman más al Mundo que a Dios.

Miro a tantos de los Míos agruparse y sentirse enfervorizados por algunos instantes. Y luego, cuando pasan las actividades en los diferentes grupos religiosos…

Ese ardor, ese regocijo, esas promesas, ese anhelo por los asuntos del Cielo, se apagan y se van como si tomasen agua y trataran de que NO se les escurra entre los dedos.

LA LUJURIA MATA LA FE Y ACRECIENTA LA REBELDÍA CONTRA DIOS…

La mente humana NO se ha preparado para tomar en serio y con responsabilidad los Mandatos de Mi Hijo NI sus pedidos NI mis revelaciones para la Humanidad.  La Humanidad se encuentra PUTREFACTA, al convivir con tantos pecados que emanan del mal uso del libre albedrío…
La Humanidad se ha corrompido y justifica su mal obrar y actuar con más Pecado, con lo cual se hunde a cada instante en los oscuros aposentos del Enemigo del alma…

Y le abre el camino para que tome a la Humanidad desprevenida, porque así lo ha permitido el hombre…

NO son dignos de llamarse hijos de Mi Hijo, los que a sabiendas del valor de una sola alma, las precipitan al Pecado en sus diferentes formas. 

La Naturaleza Humana es alterada, pisoteada y degradada con la complacencia de quienes tienen el deber de conservar la Ley de Dios, las buenas costumbres y proteger a la familia y la vida humana.

Amados hijos, se encuentran ante la Gran Traición que ha salido del Cuerpo Místico de Mi Hijo; para entregar en manos del Usurpador al Pueblo de Mi Hijo…

Para que sea Zarandeado… 

Perseguido, Atribulado y Martirizado como Botín del Enemigo Infernal.

Hijos, miran cómo el Instante pasa aprisa. Con esa prisa se avecina a ustedes creyentes de Mi Hijo, el CISMA DE LA IGLESIA ante el desacato del hombre hacia la Ley Divina.

Soy Madre y Me duelo ante tanta Desobediencia de Mis hijos, ante todo Llamado y ante la Indiferencia hacia las Señales de Mi Permanencia con ustedes.

NO AVANZAN SI NO SE CONVIERTEN…

LA CONVERSIÓN ES LA RESURRECCIÓN ESPIRITUAL…

NO dan frutos si son leños secos…
Renuévense hijos, decídanse a ser mejores hijos de Dios. NO continúen caminando en contra de la Naturaleza con la que Dios les creó.

Este Instante de Confusión es oportuno para los enemigos de Mi Hijo, usurpan Su Pueblo y lo Confunden, ante la falta de cumplimiento de la creatura humana a la Palabra Divina.

El hombre actual toma caminos equivocados, algunos exigen respuestas del Cielo, otros codician lo que NO les pertenece, otros envidian los bienes espirituales de sus hermanos… Y para poseer aparentes dones y virtudes, se adentran en los Caminos del Demonio.

Amado Pueblo de Mi Hijo, la CONFUSIÓN NO les permite mirar con claridad, vuelvan y sean cumplidores de la Ley de Dios y retomen la calma.

Busquen la reconciliación con la Casa Paterna y con sus hermanos, para que caminen rectamente.

En este instante acérquense a la Eucaristía, guarden los días de ayuno.

 

Ofrezcan lo que más les hará sacrificarse para mayor provecho espiritual.

Los errores de la Humanidad hacen que continúe el Curso del Instante hacia Acontecimientos sorprendentes en la Tierra y sobre Ella.

La Oración es indispensable para ustedes, Mis hijos. Auxíliense, NO se permitan vivir sin auxiliar al hermano.

Tengan presente que Mis hijos NO niegan a Dios, NO traicionan a Dios, son cumplidores de Su Palabra y por ende son Defensores de la Ley de Dios.

La Confusión espiritual será mayor conforme avance este Instante y los hombres serán mayormente Verdugos de los indefensos con sus actos de Terrorismo.  Las amenazas bacteriológicas serán realidad. Sin piedad atacarán a los más débiles y las tensiones en el Mundo aumentarán.

Ustedes hijos Míos, sean cumplidores del Amor de Mi Hijo, sean Obedientes y Humildes, sin negar la Fe.

Todos deben regresar al verdadero Camino con urgencia.

Acojan este instante Cuaresmal para la Conversión. ¡SALVEN EL ALMA!

Les Bendigo, les amo.

Mamá María

Comentario del Instrumento

Hermanos:

La densidad del libre albedrío mal empleado cubre a la Humanidad.

La creatura humana no mira su mal proceder y continúa viviendo, pasando la vida como si NADA de lo que se nos ha anunciado fuese a acontecer.

Pero nuestra Madre señala en reiteradas ocasiones, lo que sí tenemos que creer: el hombre en algún instante deja esta Tierra y tiene que salvar el alma. Para ello somos llamados a permanecer Alerta para NO vivir Ofendiendo a Dios.

La Cuaresma NO es un instante más, es prepararse para continuar viviendo dentro de los Sagrados Corazones y esto NO debemos mirarlo con indiferencia.

Cada uno debe mirarse a sí mismo y acercarse al Sacramento de la Reconciliación con firme propósito de enmienda.

Tomar el camino del Bien es de valientes y a eso nos llama nuestra Madre, a ser cumplidores de la Voluntad Divina.

Respondamos con disposición y decisión. Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

F102 CREDO 17


LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS

“El apostolado es una misión sublime, que no termina hasta que la muerte sella nuestros labios. El Don de la palabra concedido por el Espíritu Santo, sigue tocando almas y transformando corazones y vidas…”

En la prisión, Regina continúa enseñando a los catecúmenos arrestados junto con ella…

Y su voz argentina resuena entre aquellos murallones:

La Comunión de los Santos es un Misterio de Fe.

Y para comprenderlo es necesario tener una Fe Viva y operante.

Humildad, Esperanza y Amor, ya que por ser completamente sobrenatural. Sólo con el alma viva, es posible llevarlo a un plano real, concreto y práctico: porque es indispensable VIVIRLO.

¿Qué es la Comunión de los Santos?

Un cuerpo humano perfecto en su forma externa, tanto como en su estructura interna.

Sin la circulación de la sangre, no es más que un cadáver.

En el Cuerpo Místico de Cristo, la Comunión de los Santos es el prodigio circulatorio que lo mantiene con Vida.

Y surgió de la Inmolación de Jesús sobre la Cruz.La Iglesia es la Familia de Dios y si en cualquier familia ordenada en el Amor, cada miembro que la constituye debe contribuir al bien común en un intercambio de bienes dados y recibidos en una comunión armoniosa.

En la Familia de los Hijos de Dios, esto debe darse en un grado infinitamente superior.

Esta Gran Familia de los Hijos de Dios está formada por los militantes de la Tierra, cuya cabeza visible es el Papa Benedicto XVI…

Y ahora el Papa FranciscoI.

Los purgantes en espera en el Purgatorio y los Bienaventurados en el Paraíso.

Es una realidad espiritual grandiosa, viva, verdadera y operante en el Cielo y en la Tierra.

Y para el que vive esta realidad maravillosa y se sabe miembro de la Familia Divina, le pasa lo mismo que a las familias de la Tierra, cuando algunos miembros se separan para ir a tierras lejanas.

Amamos a los que viajan a otros continentes y no por haberse ido, dejamos de sentirlos nuestros y queridos.

Y cuando la nostalgia nos invade, tomamos el teléfono y con solo oír su voz, consolamos nuestro dolor por su ausencia.

Si se nos comunica que le falta dinero o tiene alguna necesidad, inmediatamente usamos el medio a nuestro alcance para remediarla y buscamos de todas las formas posibles su bienestar y su felicidad, hasta que sea posible reunirnos de nuevo.

Si este familiar nuestro hubiese decidido tomar una excursión  a Tierra Santa y mientras él está allá, nos enteramos de que se desató una guerra entre Israel y Siria…

Al seguir angustiados todos los acontecimientos por la televisión. Y al recibir una llamada por su teléfono celular, nos enteramos de que el ser más querido para nosotros, fue tomado como rehén y verdaderamente la está pasando muy mal con los terroristas.

Si pudiésemos transmitir nuestros pensamientos y señalarle la vía de escape, proporcionándole también las armas y los recursos para lograrlo, ¿No lo haríamos?…

¡Claro que sí!

Pues esto es exactamente lo que hizo Jesús al señalarnos el Camino de la Salvación; proporcionándonos las armas y los recursos para volver a Dios.

Y el papel fundamental de la Comunión de los Santos para conseguirlo, Satanás lo conoce muy bien y por eso dio su golpe maestro al borrar de un plumazo, la invocación de este Dogma en la Oración del Credo y lo eliminaron a partir del Concilio Vaticano II.

La mayoría de los cristianos ignora las maravillas que contiene este misterio santo… Y lo ha sustituido con el fruto venenoso y mortífero del ESPIRITISMO.

Saciando de esta forma el hambre espiritual y el deseo de aliviar el Dolor por la pérdida de los seres queridos.

Sin el Don del Discernimiento, es muy fácil caer en la trampa satánica de la New Age y terminar guiados por ángeles malignos.

Con este engaño colosal; extraviando las almas, para arrancarlas de Dios y condenarlas eternamente con él en el Infierno.

Al ser un Misterio de Fe, cuando se deja de creer en él, lo desaparece y lo vuelve inofensivo.

Para aprovechar la Fuente de gracias, estupenda y maravillosa que hay en la Comunión de los Santos, tanto por su naturaleza como por los efectos que produce y utilizar los recursos espirituales y aún materiales.

Para no desperdiciar las oportunidades de hacer el bien, tanto personal como comunitario, fortaleciendo la Iglesia; debemos orar y pedirle a Jesús que nos guíe.

Para que fructifique este Tesoro de inmensa riqueza espiritual y que es una de las más sólidas columnas, para que la Iglesia prevalezca.

Porque sólo así los hijos de Dios de las tres Iglesias: Triunfante, Purgante y Militante, viven en una común voluntad de conocerse, amarse y ayudarse.

Podrán hacer más fuerte y compacta la solidez del Cuerpo Místico, especialmente en la batalla contra las Fuerzas del Infierno, que son como las olas de un mar en tempestad: no se desaniman nunca y van y vuelven como las olas que se estrellan contra el farallón.

¿CÓMO SE PUEDE VIVIR ESTE MISTERIO?

CONOCIÉNDOLO.

firmes-en-la-fe-color

ES LA FE, LA QUE VUELVE OPERANTE ESTE DOGMA.

La Comunión de los Santos es el Amor en Acción.

Dios ha dotado a su Gran Familia con riquezas de Potencia Insondables y fundamentadas en la Fuerza Invencible de un Amor Infinito y Eterno.

Los que han partido ya no pueden vivir por Fe. Ellos ven la realidad en toda su verdad y por eso la Fe del hombre es la que vuelve operante este Dogma.

Los esfuerzos que el hombre debe realizar para vivir esta sublime Verdad, son poner a trabajar todas las potencias del alma usando la inteligencia para buscar el origen y el conocimiento de lo que representa este magnífico Don del Amor del Padre, así como los efectos que produce en quién lo vive.

Creyendo firmemente y sin limitaciones.

Ejercitando la Caridad para que las obras logradas, rindan copiosos y abundantes frutos.

Ejercitando la Esperanza, que es como una luz que hace vislumbrar la vida futura y vuelve el amor más activo en beneficio de todos.

No basta el Don de la Vida, es necesario vivirla. Y esto se aplica a la vida física, intelectual o espiritual. ¿Para qué sirve una vida no vivida?

Los hermanos nuestros que ya han cumplido su peregrinación por la tierra en su existencia temporal, no están ajenos a nosotros y se encuentran más cercanos, que el que va de viaje a otra ciudad.

Solo un tenue velo es el que separa el mundo espiritual del material y es el que nos impide ver su proximidad.

Ellos no están inertes o pasivos en relación a nosotros.

Las almas de los vivientes con las de los ‘vivos’, en el Cielo y en la Tierra, están unidas por lazos incorpóreos…

Y podemos intercambiar palabras y caricias, para hacer menos triste nuestra existencia y más feliz nuestra Morada.

angel purgatorio almas

Esta comunión dichosa de los espíritus, junto con los Purgantes en el Purgatorio, de aquellos que por más que hayan cambiado de forma y de naturaleza, no han dejado de existir y aman como en vida no habrían podido amar, porque aman en Dios.

Viven en un estado de vida más perfecto, que el que vivimos en esta tierra. Y aman y toman parte en la medida de la perfección alcanzada, en todos los acontecimientos del Cuerpo Místico de Jesús.

Pero ellos están limitados por la voluntad del hombre. Al igual que Dios, no pueden sobrepasar la libertad y solamente cuando son invocados y solicitados por la Fe, pueden intervenir.

Ellos están atentos y miran todos los acontecimientos que se desarrollan en nuestra lucha contra el Maligno.

Son ayudas poderosísimas cuando las almas lo solicitan y a las que se unen con el amor de Fusión, en el río de Gracia que circula dando la Vida.

Ellas comunican todas las potencias de que disponen, haciendo más fecunda la obra de los corredentores.

LA IGLESIA TRIUNFANTE

La vida continúa después de la tumba y todos los que nos han precedido en la Fe, estando en el Purgatorio o en el Paraíso, nos continúan amando con un amor más puro, más ardiente, más perfecto.

Y los anima el deseo de ayudarnos a superar las duras pruebas de la vida, para que lleguemos como ellos que ya han llegado, a la meta que es el fin de la vid misma.

Ellos ya conocen porque los están viendo, los peligros que asechan a nuestras almas.

Pero la ayuda que pueden darnos está condicionada a la medida de nuestra Fe y nuestra libre voluntad, para acercarnos a ellos a través de la Oración.

El Paraíso es algo inefable; tan grandioso y maravilloso que no hay palabras humanas para poderlo explicar. Y la inteligencia humana es demasiado limitada, para poderlo comprender.

En el paraíso no hay posibilidad ni de crecimiento, ni de disminución de la felicidad particular; porque el gozo no consiste en una feliz pero inmóvil contemplación de Dios y de todas las bellezas del Universo que en Él se reflejan.

En el Paraíso no se está en una inmovilidad estancada que aun así sería maravillosa; sino la felicidad y el júbilo se renuevan en aquel instante sin pasado y sin futuro que se llama Eternidad y que es siempre infinitamente nuevo.

eternidad

En el Paraíso no se vive una vida de inercia; sino una vida intensamente activa y que tiene una plenitud total y absoluta. Es el Amor en acción y que tiende a comunicarse.

La más fértil imaginación no podrá concebir jamás, ni siquiera en modo aproximado, la realidad que se vive en el Paraíso.

Para los militantes en la tierra y especialmente cuando el sufrimiento se agudiza, parece como si el tiempo se hubiera detenido.

En el Paraíso, como se está fuera del Tiempo, se ve como éste transcurre velozmente, poniendo rápido fin a todas las cosas.

El invierno de la vida pasa pronto y las almas resucitadas ven llegar la primavera eterna cuando se convierten en flores, las espinas llevadas por amor a Él.

Si nosotros en la tierra pudiésemos ver las cosas como ellos las ven: con una claridad impresionante.

Ciertamente los ateos dejarían de existir y todos los hombres se crucificarían voluntariamente y de inmediato.

Pero entonces cesaría la Prueba de Fe, haciendo estériles todas nuestras acciones. 

david y goliath fe

Si los hombres están animados por una vivísima Fe, conscientes de los inagotables recursos de gracias, de ayudas y de dones que pueden obtener de este Tesoro inagotable de la Comunión de los Santos, verán multiplicado su poder sobre las fuerzas del Mal.

Desde nuestro nacimiento hasta el final de la jornada terrena, los santos nos dan la asistencia y la ayuda que Dios les permite.

Sería mucho más grande, si más intenso es nuestro deseo de recibirlas y más frecuentes las súplicas al solicitarlas.

La Bondad Divina permite estas colaboraciones recíprocas, para aumentar su gozo al vernos estrechar las relaciones, haciéndolas frecuentes y fecundas en el Bien; aumentando el amor, como sucede en una verdadera familia.

Ellos, para ayudarnos a superar y aliviar nuestras penas, pueden mucho. Pero pueden en la medida en que creemos y esperamos en su ayuda. Y más concretamente, en la medida que se lo solicitamos.

Porque esta Comunión entre nosotros viajantes y ellos bienaventurados, debe ser consciente y querida. Su amor está presto y dispuesto, para ayudarnos en lo que queremos.

LA IGLESIA PURGANTE

Las benditas ánimas del Purgatorio, para sí mismas no pueden hacer nada, pero nosotros podemos hacer muchísimo.

Y la Obra más grande de Caridad, es aliviarles los tremendos sufrimientos que ellas soportan en la reparación de sus propios pecados y la regeneración espiritual que las volverá aptas, para gozar del Paraíso.

En los funerales se llora a las almas, con el llanto humano que es negación de Fe y Esperanza.

Y después de enterrados los muertos, los vivos fácilmente se olvidan de las almas y piensan solamente en la podredumbre y cenizas de los cuerpos.

¡Si los hombres supieran lo que significa el Purgatorio, todos amarían ardientemente el Sufrimiento y lo pedirían a Dios como el Don más bendito sobre la Tierra!

Nuestras posibilidades de hacer el bien a las almas del Purgatorio, constituyen una reserva potencial inagotable.

Todas nuestras actividades, hasta las más pequeñas e insignificantes, pueden ser elevadas del plano natural al sobrenatural, ofreciéndolas por ‘Amor al Señor y en sufragio por las almas del Purgatorio’

Y las misas escuchadas y ofrecidas por la misma razón, son ayudas valiosísimas.

Y SOLO NOSOTROS SE LAS PODEMOS DAR.

Nuestra contribución de sufragios cotidianos, se trasmutan en una lluvia de Gracias y estrecha las relaciones de amor, aumentando la unión entre nosotros y las almas del Purgatorio.

Cuando recurrimos a ellas las ponemos en condición de ayudarnos y con los enormes sufrimientos que ellas padecen y que solo pueden aplicar por nosotros, porque somos la única área en la que ellas pueden actuar.

El Amor Purgante es amor en acción en beneficio de las militantes.

Hay que invocarlas y tener confianza en ellas, pues su alegría está en responder a nuestras oraciones.

El Dogma de la Comunión de los Santos es una de las Obras Maestras de la Sabiduría y Potencia Divinas y hay que vivirlo para comprender realmente su maravillosa belleza y eficacia.

LA IGLESIA MILITANTE

El hombre es obra de Dios y Dios sabe lo que necesita. Por eso dio el Primer Mandamiento que lo pone en el camino justo y en el puesto justo.

El hombre salido de las manos de Dios, recorre un circuito que debe regresarlo a Dios.

Esta es la lógica de la Fe y de la razón, las que le exigen hacer de Dios la finalidad suprema y primera de su existencia:

“Conocer, amar y servir a Dios en esta vida, para gozarlo después en el Paraíso.”

La vida terrenal y humana es un camino hacia la Eternidad y el Primer Mandamiento: “Yo Soy el Señor Dios Tuyo y no tendrás otro dios fuera de Mí”

Significa que el hombre libre e inteligente debe en la Tierra, colocarse en el plano justo frente a Él, si es que quiere encontrar en su peregrinaje terreno, un equilibrio entre las exigencias materiales y espirituales de su persona.

La necesidad de lo sobrenatural es tan fuerte en el hombre, que si le faltan estas realidades trascendentales, NO tiene felicidad ni paz.

Y el tormento se hace tan grande, que la necesidad de adorar, lo lleva con frecuencia a la desesperación.

Igualmente la necesidad de amar es tan fuerte e imperiosa, como su necesidad de respirar.

Jesús es el Amor Infinito, Eterno, Increado, que vino a la Tierra a reconciliar y a reunir de nuevo con Dios a la Humanidad; arrancándola del Odio.

El Amor por su naturaleza tiende a la unión, así como el Odio tiende a la desunión.

Cuando se vive ardientemente el Dogma de la Comunión de los Santos…

espiritismo-satanismo

LA COMUNION DE LOS SANTOS NO nos engaña como el espiritismo y podemos ver con los ojos espirituales a nuestros seres queridos…

La Bondad Divina concede el encontrarnos y comunicarnos para la Gloria de Dios.

Y hay una infusión de fuerzas sobrenaturales que hacen a los hombres capaces de comprender, actuar, arrepentirse y salvarse.

Los sufrimientos de las almas víctimas cierran este círculo vital de amor, que como una cadena de vida une la Tierra y el Cielo, pues purifican las almas para que puedan llover las Gracias Divinas y dar a los hermanos la salvación.

Para que en la aridez espiritual de un pecador, pueda florecer un nuevo espíritu hijo de Dios.

El Dolor no es un castigo cuando se sabe acoger y usar con justicia.

El Dolor es como un Sacerdocio abierto a todos, que es un gran mérito y tiene un gran poder sobre el Corazón de Dios.

Nacido con el Pecado sabe aplacar la Justicia, porque Dios sabe usar para el Bien, lo que el Odio ha creado para atormentar.

Jesucristo lo santificó y fue el medio que usó para anular la Culpa; porque no hay medio más grande que éste.

Por eso Dios nos llama a colaborar con el Sufrimiento y la Oración, para que la Iglesia NO sea destruida…000lucifer en el vaticanoComo el Infierno y sus aliados lo quisieran.

Hay que confiar totalmente en Jesús, que nos guía y nos precede en el camino que nos indica.

Y hay que tener confianza también en los hermanos que ya han llegado a la Casa del Padre y desean ayudarnos a no desfallecer.

Hay que perseverar siempre sin ningún temor.

Aun cuando el llamado de Jesús fuese al Martirio Cruento, en el choque frontal contra las Huestes del Infierno.

Hay que mirar a Jesús y seguir adelante en nuestro camino hasta el Gran Encuentro.

Entonces las espinas se convertirán en rosas maravillosas y desconocidas en la Tierra…

Mientras tanto, no hay que olvidar que estamos en la Línea de Fuego de la incesante lucha entre las Potencias de las Tinieblas y las Potencias de la Luz.

Y que las primeras no prevalecerán sobre las segundas.

Y para conservar el espíritu sereno y en paz, a pesar de que la batalla se vuelve más feroz y Satanás está al asecho, tratando de inculcar miedo, temores, dudas y desconfianza.

Pero no debemos olvidar que solo tiene al alcance nuestra materia y lo que se relaciona con ella.

angeles tierra

Al espíritu indomable no lo puede tocar, si mantenemos nuestra voluntad de pertenecer a Dios.

Debemos luchar sin desconfiar jamás.

Jesús está con nosotros y también los santos del Paraíso y del Purgatorio.

La Comunión de los Santos es auxilio y salvación para las almas de la Tierra.

 Habla Dios Padre 
Os he hablado Mis pequeños, de la sutileza que tiene Satanás, para hacer que las almas pierdan el estado de Gracia. NO os imagináis Mis pequeños, lo que vosotros perdéis cuando caéis en pecado grave.NO podéis ver la hermosura de las almas NI tampoco podéis ver su fealdad cuando viven en pecado mortal. Os he creado bellísimos, porque Soy vuestro Dios y vuestro Creador. Y Yo lo que hago, lo hago perfecto y bello.

Vuestra alma es bellísima y eso le da envidia grande a Satanás, él NO quiere que los Cielos estén adornados con la belleza de vuestras almas puras y santas. Él perdió ésa Gracia, vivió en los Cielos y la despreció, se prefirió a sí mismo y su soberbia lo hizo caer.

Vosotros tenéis la Gracia de poder volver a estar adornando los Cielos y a estar Conmigo, por toda la eternidad. Por eso os ataca tanto Satanás, porque él NO quiere que vosotros estéis Conmigo…

Porque NO quiere que el Amor que él perdió y que ahora vosotros podéis tener, siga revitalizando el Cielo, la Tierra y todo lugar, a donde un alma llegue. Sí Mis pequeños, ésa es vuestra función, ir revitalizando el Universo entero con Mi Amor, con el Amor de vuestro Dios.

Para eso habéis sido llamados, para vivir en el Amor y transmitirlo a vuestros hermanos, compartir las bellezas de Mi Amor a toda la humanidad y al Universo entero.

Sí Mis pequeños, al universo entero, vuestras oraciones las debéis hacer universales, NO debéis limitar vuestra oración hacia todo aquello que podéis ver y tocar.

Vosotros ahora NO conocéis lo que es la vida universal, que pronto conoceréis y por eso debéis pedir por vuestros hermanos de otros lugares del Universo, para que ellos también reciban Mis Bendiciones, que ciertamente vosotros también recibís las Bendiciones de sus oraciones.La Comunión de los Santos es una vida universal, NO es local, NO es Terrena, es Universal y vosotros estáis llamados a ésa universalidad.

Os he dicho que Me pidáis los dones que NI siquiera entendéis que puedan existir, pero que existen y Yo quiero que Me los pidáis, para que vosotros los tengáis.

Es tan vasto Mi Poder, que a vosotros se os haría increíble simplemente, el conocer una parte de Mis capacidades Divinas.

Estáis tan limitados Mis pequeños, que NO podéis entender un poco más que se os dé a vosotros.Por eso Mi Santo Espíritu os irá preparando para que vayáis entendiendo Mis Potencias de Amor, poco a poco.

¡Oh!, Mis pequeños, ¡Cómo os amo! y cómo quisiera ya vaciarMe sobre vosotros, saturaros de Mi Gracia y de Mis Bendiciones.

Pero vosotros mismos como os he pedido, deberéis  tener una transformación en cuerpo y alma, para que Mi Santo Espíritu os prepare para que podáis recibir Mis bendiciones en pleno.

DejadMe que Yo os engrandezca. Ciertamente Me daré a aquellas almas que estén preparadas, que Me hayan buscado, que se hayan llenado de Mí…Porque es tanto lo que Yo os quiero dar, que deberéis ser preparados para soportar Mis grandezas de Amor.

¡Os quiero dar tanto y vosotros no Me dejáis!, soltaos a Mi Gracia y a Mis pedimentos y veréis lo que hago con vosotros.

Los mismos apóstoles antes de Pentecostés eran como vosotros, ciudadanos de la Tierra comunes y corrientes…

Pero tan pronto recibieron la Luz del Espíritu Santo, recibieron capacidades Divinas que NI ellos mismos podían entender, pero que se dejaron mover por la acción del Espíritu Santo.

Y así fue como un puñado de apóstoles evangelizaron el mundo entero, se pudieron mover rápidamente de pueblo a pueblo, de país a país, de continente a continente…

Y todo por la acción del Espíritu Santo.

Hay cosas tan bellas y grandes que os quiero dar, pero necesitáis ser transformados para que NO caigáis en envanecimiento ni en soberbia, porque NO estáis preparados y necesitáis mucha humildad para poder obtener de Mis dones. Seréis todos transformados para recibir estas Gracias tremendas, pero para que las toméis con sencillez y con mucho agradecimiento.

Quiero que gocéis como niños chiquitos, sencillos, las grandezas de Mi Omnipotencia que Yo os concederé.

Mientras más pequeñitos, cosas más grandes tendréis. PedidMe ser pequeñitos, sencillos, humildes, para que tengáis Mis grandezas y Me las agradezcáis. Yo os Bendigo en Mi Santísimo Nombre de Eterno Dios de Amor, en el de Mi Hijo Jesucristo, donación perfecta en el Amor, en el de Mi Santo Espíritu, Voz y Guía del Amor y en el de Mi Santísima Hija, la Siempre Virgen María, donación perfecta al Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

 

HERMANO EN CRISTO JESUS:

ANTES DE HABLAR MAL DE LA IGLESIA CATOLICA,CONÓCELA

F101 EL CREDO 16 (4)


LA IGLESIA MILITANTE Y PEREGRINA

Nosotros, aún estamos luchando en esta vida contra los Tres Enemigos de nuestra salvación a saber: el Demonio, el Mundo y la Carne. Por eso, somos miembros de la Iglesia Militante. Somos luchadores contra el Mal.

Nuestra perseverancia en la gracia de Dios nos puede salvar y alcanzar el cielo. La Iglesia Triunfante nos está mirando desde el cielo, rogando por nosotros para que logremos reunirnos con ella. La Iglesia Purgante desea que pidamos por ellos… Y a su vez, ellos piden por nosotros.

Aunque las almas en Purgatorio sufren, ellas desean ser purificados antes de presentarse y ver la Cara de su Creador. Pero si viéramos cómo sufren las almas en el Fuego del Purgatorio, ciertamente preferiríamos hacer la expiación aquí en la Tierra, que sufrir un solo día en el Purgatorio.

Conviene resaltar que en el texto de este catecismo de 1951, con las enseñanzas del Concilio de Trento (1545 -1563), explica que la Iglesia militante es la que peregrina día a día…Encontrando aquí una equivalencia entre el termino militante y peregrina, que también se encontrará en la Lumen Gentium,

Cuando al describir que  la Virgen María “con su amor materno cuida de los hermanos de su Hijo, que peregrinan y se debaten entre peligros y angustias y luchan contra el pecado hasta que sean llevados a la patria feliz.              

Nótese que el concepto es el mismo y los términos utilizados son peregrinan y se debaten, con lo que se señala que el destino principal de la milicia es interior.

 Peregrinando todavía sobre la Tierra, siguiendo de cerca sus pasos en la Tribulación y en la Persecución, nos asociamos a sus dolores como el cuerpo a la cabeza. Padeciendo con Él a fin de ser glorificados con Él (cf. Rm 8,17).”

VEN Y SÍGUEME… “Aquí estoy Señor, para hacer tu Voluntad…”

Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Hijitos Míos, Yo bajé a la Tierra para estar entre vosotros y para llevaros la Palabra del Padre a todos vosotros. Su Voluntad y Su Palabra son Santas. Y vosotros NO tenéis nada mejor en la Tierra por seguir.

 Rápido se os olvida Mis pequeños, que vosotros fuisteis creados para servir; pero en paga vosotros recibís el Reino, Nuestro Reino.

Ciertamente a algunos les toca una misión fuerte, difícil. Pero también se os dan dones, cualidades, para que podáis llevar a cabo esa misión.

Otros, llevaréis misiones más sencillas y también recibiréis las capacidades necesarias para llevarlas a cabo. Se os ha dicho que NO os podéis comparar los unos con los otros. Todos vosotros sois necesarios, estáis haciendo crecer Mi Cuerpo Místico; esto es, la función espiritual que Yo os dejé y que vosotros debéis tomar de Mí, vuestro Salvador.  Os he dejado la Palabra de Mi Padre y Su Voluntad. Al momento en que vosotros la tomáis también, en ese momento estáis cumpliendo con vuestra misión y debéis hacerlo con respeto, con amor y con una gran dedicación, porque estáis trabajando para vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad.

Debéis aprender Mis pequeños, a espiritualizar vuestros actos. NO trabajar o NO llevar a cabo lo que hacéis todos los días, simplemente porque estáis trabajando para ganar dinero. Al hacerlo así, vuestra misión pierde su valor. Todo lo que hagáis Mis pequeños debéis espiritualizarlo.

Y esto es: actuar en Ofrecimiento y en unión Conmigo, vuestro Dios. 

Todo lo que Yo hacía, inmediatamente, lo refería a Mi Padre. Al momento en que vosotros estáis actuando, os debéis unir a Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad. Ciertamente algunos tendréis más afinidad con Mi Padre, otros con Mi Santo Espíritu, otros Conmigo, otros con Mi Madre o con Mi padre de la Tierra, José.

Cuando os unís a algunas de Nuestras Personas de aquí del Cielo, en ese momento vosotros estáis actuando como Yo actuaba con Mi Padre.

Cuando vosotros os unís al Cielo, sea a través de una o de otra Persona de Nuestra Santísima Trinidad o de Mi Madre o de Mi padre José, vosotros estáis espiritualizando vuestras obras.

Cuando os unís a Nosotros, vuestras obras las BendeciMos y adquieren un valor incalculable y esto ¿Para qué? os preguntaréis: para la salvación de las almas.

Para eso bajé y para eso estáis también vosotros en la Tierra, para salvar almas.

 Para darNos alegría al salvar almas con vuestra dedicación, con vuestro trabajo diario, con el Ofrecimiento de todas vuestras acciones… O del ofrecimiento también, de todas vuestras molestias, dolores.

Yo sufrí también todo eso y TODO lo ofrecía a Mi Padre. Y vosotros estáis en igual posición. Si Yo tomé naturaleza humana, vosotros también la tenéis, actué de la misma forma en que vosotros actuáis.

Tuve frío, tuve calor, dolores, quise tomar la naturaleza humana para que os dierais cuenta de que sí sabeMos cómo os sentís… Y al momento en que vosotros os unís a Mí, vuestro Redentor y Me ofrecéis todas vuestras acciones, dolores, TODO.

Todo lo que tenéis y hacéis, estad seguros que os entiendo perfectamente. 

Y si actuáis de la misma forma como Yo actuaba, ofreciéndoLe todo a Mi Padre por vuestra salvación, vosotros deberéis hacer lo mismo por la salvación de vuestros hermanos. Lo que obviamente recaerá también para vosotros; ya que así estaréis actuando y viviendo para vuestra propia salvación.

Desgraciadamente hay TANTOS, tantos de vuestros hermanos que os rodean que NO quieren entender el porqué de vuestra existencia aquí en la Tierra. NO quieren entender todo esto que os explico y se apartan de Mí.

 Y se pierden tantos actos buenos, tantos dolores, que ofrecidos de corazón, pueden salvar a muchas almas. Se pierde la misión para la cual recibisteis el Don de la Vida.

Es mucho el Amor que se os ha dado, es mucho el Amor que poneMos de parte Nuestra, para cuidaros de los ataques de Satanás.  Pero seguís viviendo para vosotros mismos, NO estáis viviendo para el Cielo. Y todo esto sucede, porque NO entráis a vuestro corazón a platicar con Nosotros.

Por eso Yo os decía que el Reino de los Cielos estaba dentro de vosotros, Mi Santo Espíritu habita en vosotros, Nuestra Santísima Trinidad habita en vosotros. Os conoceMos perfectamente y os guiaMos, pero solamente SI vosotros os dejáis guiar.

Es una desgracia para vuestras almas, el que NO os dejéis mover por Nuestra Divinidad. Y es porque NO entendéis lo que esto significa.

Es una Gracia muy grande, que se os otorga, el que podáis ser movidos por Nuestra Divinidad, por Nuestra Sabiduría. ¡Es tanto, TANTO, lo que vosotros desaprovecháis del Conocimiento Divino que se derrama sobre vosotros! Queréis seguir haciendo vuestra voluntad.

Y al hacerlo, en lugar de mejorar caéis y volvéis a caer. Y tropezáis con vuestros errores y seguís cayendo… NO entendéis NI con vuestros propios errores…

Y es una tontería lo que os sucede y NO queréis aprender por soberbios, por tontos.

¿Por qué hay almas santas? Porque éstas se dejaron guiar por Nuestra Sabiduría.La Sabiduría que la gran mayoría de vosotros desperdiciáis.

Desgraciadamente, aquellos que enseñan lo que es Nuestra Voluntad, lo que es Nuestra Divinidad, lo que son los Dones, Carismas, Regalos Espirituales, NI ellos mismos entienden ya, lo que quereMos de vosotros.

NO saben enseñar porque NO conocen lo que deben enseñar y debieran conocerlo.

El hombre sigue siendo muy testarudo y soberbio. Y no solamente el hombre común, sino aún aquellos que tienen ya una preparación sacerdotal y religiosa.

Siguen siendo hombres y hombres testarudos. Y muchos de ellos también soberbios, MUY SOBERBIOS.  Y en ellos cae la enseñanza que Yo les daba a Mis discípulos en aquellos tiempos, que NO HACEN lo que enseñan.

Yo les decía de los Fariseos, hagan lo que les enseñan, lo que está en las Sagradas Escrituras; pero NO lleven a cabo los actos que les vean hacer a ellos, porque siguen siendo humanos que dejan mucho qué desear y que muy poco ejemplo bueno dan.

El hombre sigue desperdiciando todo lo que se os ha dado de bueno, para que alcanzarais la perfección a la que estáis llamados.

Yo os quisiera preguntar:

 ¿Cuántos de vosotros realmente Nos amáis?¿Cuántos de vosotros dejaríais todo por seguirMe?

¿Cuántos de vosotros daríais vuestra vida por Mí? 

A cada pregunta, se van disminuyendo los sujetos que quisieran vivir para Nosotros.

Poniendo nuestros piés sobre sus huellas ensangrentadas, ¡NO tengamos miedo de subir hasta el Calvario…!

Vinisteis a llenaros de Mi Palabra, la Palabra que Yo dejé entre los hombres. Vinisteis a tomar de Mi Ejemplo, para que siendo una escuela espiritual lo que Yo os dejé, vosotros mismos la siguierais; transmitiendo a los vuestros, especialmente en vuestra familia.

Vinisteis a dar el mismo Ejemplo que Yo di entre los hombres, que es un Ejemplo Santo. ¿Cuántos estáis realmente, llevando a cabo esto?

Lo tenéis en las Sagradas Escrituras, Escrito está, para que NO podáis poner pretextos de que NO estuvisteis en ésos momentos de la Historia y que lo que os pido, NO os toca a vosotros hacerlo…  

Y NO es así Mis pequeños, es un Compromiso Santo el que se os ha concedido.

Al servirMe, vosotros os estáis volviendo otro Cristo, estáis viendo por los intereses del Cielo. Estáis realmente, buscando la mejor parte para vuestra vida y para la de los vuestros.

Os afanáis demasiado en buscar los bienes de la Tierra, para heredar a vuestros hijos muchos bienes materiales y las mismas Escrituras os dicen que esos bienes materiales, de nada servirán para cuando lleguéis ante Mi Presencia.

Entonces ¿Por qué os afanáis tanto? Y todo lo contrario, NO os llenáis de los bienes espirituales, que esos sí os van a llevar a gozar eternamente.

ETERNAMENTE, en el Reino de los Cielos.

Vuestra tabla de valores está toda al revés. Os repito, os afanáis demasiado por hacer lo que NO sirve… Y hacéis a un lado lo que os va a salvar y ayudar a gozar por toda la Eternidad.

¿Ahora os dais cuenta, cómo Satanás os ha llevado por caminos equivocados? Os hace creer que lo que realmente vale, es lo que no vale para el Reino de los Cielos.

Vuestros méritos son nulos al afanaros tanto. Os cansáis, os enfermáis, os metéis en tantos problemas por querer tener de lo material en abundancia.

Y cuando os dais cuenta de la realidad, ya es demasiado tarde, ya estáis ante Mi Presencia. Porque muchos de vosotros morís, porque os cansasteis demasiado. Os enfermasteis por buscar los bienes de la Tierra en una forma enfermiza. En cambio pocos, MUY POCOS, buscáis la forma en que podéis vosotros ser otros Cristos, la forma en que podéis ayudar a vuestros hermanos que Me necesitan, para llenar esa necesidad espiritual.

Como Yo la daba, a través de la Enseñanza, a través de la Palabra, a través del Ejemplo; esos son los verdaderos bienes, salvar almas. 

No os imagináis el gozo que se vive en el Cielo cuando regresa un alma que se dio para salvar a otras almas.

Cuando regresa un alma que amó Mi Palabra, que la vivió y la transmitió…

Ésas son las verdaderas almas que valen…  Pero que ciertamente, son despreciadas en la Tierra.

Por eso, está en las Bienaventuranzas el Gozo que tendrán estas almas que se dieron por servirNos, que se dieron por ayudar a vivir a otras almas en la Verdad, Nuestra Verdad y NO la supuesta verdad del Mundo, que está satanizada.

¡Cuánto error vive el hombre! Vivís solamente para vuestra sensualidad, queréis ganar mucho dinero, muchos bienes para darle gusto a vuestro cuerpo, para consentirlo. Para vestirlo con lujos, para embellecerlo y ¿De qué os servirá todo eso, cuando Yo os llame a cuentas?

Pedid pues Mis pequeños, ayuda a Mi Santo Espíritu, para que os ilumine y os haga aprender la realidad que debe de vivir todo hijo de Dios y hermano Mío Jesucristo.

Para que aprovechéis vuestro tiempo, que es Mi tiempo, en la salvación de otras almas. Y para que al actuar bajo Nuestra Voluntad, vosotros os santifiquéis y tengáis un lugar muy especial, en el Reino de los Cielos por toda la Eternidad.  

Hijitos Míos, el Mal se inició a partir del Pecado Original, éste siempre ha existido y existirá hasta el Fin del Mundo, cuando Yo divida al Cielo del Infierno.

Cuando los cierre a ambos… Y entonces los buenos, los escogidos, vivirán Conmigo y los que prefirieron vivir en el Mal, estarán con Satanás.

La Humanidad no se da cuenta bien, de este significado del Bien y del Mal.

Generalmente ponéis todo en lo material, pensáis más en lo tangible, en lo que veis y tocáis… Pero en lo intangible, en lo que es precioso en vosotros, que es vuestra alma, NO le dais la importancia debida.  La Humanidad desde sus inicios se ha movido así, en el Bien y en el Mal.

Se han dado las guerras, se han dado los robos, los asesinatos, infinidad de pecados relacionados con ello. El Mal vive en vosotros porque vosotros mismos le habéis dado cabida.

Veis lo que sucede a vuestro alrededor, entre esa lucha del Bien y el Mal; guerras entre hermanos, destrucción, muerte. NO os respetáis los unos a los otros, la Maldad se ha ido incrementando, porque vosotros mismos NO le habéis puesto un freno.

Ciertamente, veis lo que está sucediendo a vuestro alrededor, pero NO entráis a vuestro interior. Si a vuestro alrededor hay una gran lucha entre el Bien y el Mal; interiormente también la tenéis…  Una gran lucha, en donde los combatientes son muy poderosos. A vuestro interior, habéis dejado entrar el Bien, pero también el Mal. Prácticamente, NO le podéis echar la culpa A NADIE de esta lucha interna que tenéis.

Porque vosotros mismos sois los autores de esa lucha interna, nadie más que vosotros podéis abrir la puerta a vuestra mente, para que ENTRE de todo lo que tenéis a vuestro alrededor, bueno y malo.

Y así como a vuestro alrededor, veis que NO termina esta lucha. En vuestro interior debierais vosotros mismos, de tratar de eliminar todo aquello que os está apartando de Mí.  Bien sabéis y os lo he repetido varias veces, que NADIE entra al Reino de los Cielos con el corazón sucio, con una mente sucia, con Maldad en vuestro interior…

Por eso es la Purificación, que Yo PERMITO tanto en lo personal, como en los pueblos de alrededor del Mundo y del Universo.

Si realmente vuestra intención, al final de vuestro tiempo, es acompañarMe Eternamente en el Reino de los Cielos, vosotros mismos debéis provocar esa lucha interior; para eliminar todo aquello que os está apartando de esa entrada fácil al Reino de los Cielos.

Fácil, cuando vosotros estáis luchando por eliminar todo lo malo que os daña y también daña a Mi Corazón.  Ciertamente, Satanás puso las tentaciones a vuestro alrededor. Pero vosotros en vuestro libre albedrío y ayudados por Mí, a tener más fuerza para Detener esa Maldad, pudisteis haber luchado; para que NO entrara esa Tentación a vuestra mente y a vuestro corazón.

Ciertamente Yo Vivo en vosotros y conozco vuestras intenciones. Sé si realmente, estáis luchando contra esa maldad interior que lleváis, que habéis ido permitiendo entrar a lo largo de vuestra existencia.

O por otro lado, puedo conocer si habéis sido permisivos, si habéis dejado entrar esa Maldad que os ha venido haciendo daño y NO habéis luchado contra ella, sino que la gozáis en vuestro interior.

Conozco perfectamente vuestras intenciones, tanto buenas como malas.Y por eso, Soy el Único que os puedo Juzgar perfectamente. NI vosotros mismos os podéis juzgar correctamente, porque Yo conozco las intenciones y el resultado de vuestra lucha contra ellas o vuestra permisividad para mantenerlas en vosotros.

NO conocéis el grado de Maldad, tanto el que vosotros dejáis entrar y con el que también vosotros atacáis a vuestros hermanos, infundiéndoles malos ejemplos, malos tratos, desamor, maldad.

Ciertamente, Satanás NO quiere que vosotros regreséis al Reino de los Cielos, él os conoce muy bien y sabe cómo actuáis en general.

Conoce vuestras pasiones, conoce vuestra humanidad y con muchos de vosotros, NO necesita hacer una gran tarea para destruiros espiritualmente.Simplemente os pone la Tentación, ésta entra en vosotros y vosotros mismos en lugar de eliminarla, empezáis a jugar con ella.

Si os dais cuenta, Satanás YA NO os está atacando. Él simplemente puso la tentación y vosotros le dais muchas vueltas a esa tentación, deleitándoos con ella y cayendo en pecados, cada vez más graves.

Cuando NO vivís en estado de Gracia, cuando NO vivís preparados para la lucha, cuando NO queréis realmente vivir en pureza y en santidad, os volvéis presa fácil de Satanás.

Cuando Yo os he dado los Sacramentos, cuando Yo os he dado el Ejemplo de Mi Hijo Jesucristo, cuando Yo os he dado el Conocimiento del actuar de Mi Hija la Siempre Virgen María; la Pura, la Santa, la Inmaculada, la Llena de todos los Dones y Gracias…Para que con todos ellos tuvierais un Ejemplo de Vida. Si NO ponéis de vuestra parte, si NO queréis realmente buscar la santidad en vuestra vida, estáis en serio peligro de NO poder regresar a vuestro Hogar, en el Reino de los Cielos.

Ciertamente, cuando Yo os doy el Don de la Vida, para que podáis bajar a servirMe a la Tierra; os doy todas las capacidades para que os podáis defender contra los ataques de Satanás…

Él es muy sutil y va buscando por donde atacaros. Pero si utilizáis todas las armas necesarias, para que os podáis defender; difícilmente caeréis en sus garras.

Cuando un alma Me busca, cuando un alma quiere mantenerse limpia ante Mi Presencia, Yo la ayudo; porque sé que sois pequeños, que sois débiles y sé que los ataques de Satanás os pueden hacer caer fácilmente si NO estáis bien preparados para combatirlos.A estas almas que luchan por mantenerse en el Bien, Yo las ayudo fuertemente. Porque además estas almas, al estar tratando de buscar una perfección espiritual; serán más atacadas por Satanás, porque él está viendo la valía de vuestra alma.

 Un alma que trata de mantenerse en santidad, le puede quitar muchas almas por su Oración, por su ejemplo, con su vida de Gracia. Son almas que han entendido la vida Crística en la Tierra y por eso son más atacadas; pero difícilmente caen.

El gran problema está en las almas débiles, en aquellas que NO les importa vivir en Gracia. Almas apáticas, almas que ya se han acostumbrado a vivir en el Error y en el Pecado.

Estas almas, SI NO se acercan a Mí a pesar de que las busco en todo momento, para que Me encuentren; difícilmente podrán salvarse.La diferencia entre un alma santa y un alma mediocre, está en vosotros mismos. En la lucha y en el deseo que pongáis vosotros para salir adelante, a pesar de los ataques de Satanás.

Ciertamente las almas santas, son almas que luchan fuertemente. Son almas que NO se dejan vencer fácilmente.

Son almas que si caen por los golpes fuertes de Satanás, se levantan y contraatacan con mayor fuerza y esto es, creciendo más en Virtudes, en Amor, en vida espiritual y en unión íntima Conmigo.

Os he dicho, las almas apáticas caen y prácticamente, NO les interesa levantarse, viven en el Mal. Desgraciadamente, gozan vivir en el Mal…Y estas almas NO pueden entrar al Reino de los Cielos, porque el Mal NO existe en el Reino de los Cielos.

Haced, pues, un recuento de vuestra vida, abrid vuestra mente y vuestro corazón, ante Mi Presencia y mostradMe cómo está vuestra vida espiritual.

Sois almas de lucha, sois almas heroicas, sois almas que NO se dejan vencer fácilmente o sois almas apáticas, almas que ya se dejaron vencer, almas que no quieren su perfección. Vosotros mismos conocéis la respuesta por vuestra forma de ser y de vivir, por la forma en que os comportáis con vuestros hermanos.

Y sobre todo, cuánto amor Me tenéis a Mí, vuestro Dios, cuánto amor vivís y compartís a vuestros hermanos.Os he dicho que NO podéis dar lo que NO tenéis, si estáis Conmigo, podéis dar mucho y hasta milagros lograréis hacer, porque Yo estoy con vosotros y Me alegro de estar con vosotros, porque sois almas que Me dan plena confianza.

Son las almas de las que se habla en las Sagradas Escrituras, que se les dio poco, pero que lo trabajaron bien y Yo puedo después daros mucho, porque tengo confianza plena en que también trabajaréis en lo mucho, como trabajasteis en lo poco.

Ciertamente, hay muchas almas que desperdician la oportunidad que Yo os doy de vivir para Mí, y es una grave falta ante Mis Ojos el que NO deis vuestro cien por ciento o que NO tratéis de dar lo más que podáis.

¿No os dais cuenta, Mis pequeños, que muchas almas dependen de vosotros para su salvación? Estáis en la Tierra, de la misma forma, en la que Le pedí a Mi Hijo que bajara para serviros. Estáis en la Tierra, para servirMe y servir a vuestros hermanos, como lo hizo Mi Hijo. No podéis regresar ante Mí, al final de vuestra existencia, con las manos vacías. Estáis obligados a producir fruto al treinta, al sesenta, al cien por ciento.

El alma que baja a la Tierra, es un alma escogida, es un alma especial, es un alma a la que le doy muchos atributos espirituales y humanos; pero son desperdiciados cuando no estáis Conmigo y cuando no queréis vivir según Mi Voluntad.

Benditos seáis vosotros, los que entendéis vuestra tarea, al estar sirviéndoMe en la Tierra. Si os he dado mucho y lo aprovechasteis, tendréis todavía más cuando regreséis al Reino de los Cielos.

Porque bajar a la Tierra, luchar contra todos los ataques de Satanás, mantenerse limpios y regresar a Mí, requiere muchas acciones heroicas… Y os lo digo así Mis pequeños, porque cuando regreséis a Mí y os deis cuenta de lo que erais, ante la potencia grandísima y gravísima de Satanás, sabréis que fuisteis ese David contra Goliat, también vosotros.

La potencia de Satanás ante vosotros, es inmensa y salir victoriosos de una lucha de muchos años, de toda una vida, es para almas heroicas, para almas que Me aman. Para almas que entendieron perfectamente bien cuál era su misión; pero sobre todo, que entendieron bien cuál es su lugar en la Creación.

Todos tenéis un lugar muy importante en la Creación y las almas heroicas, lo comprenden bien y ponen toda la fuerza de su ser en cumplir con lo que Yo os pido. Por eso, Yo premio, abundantemente a las almas heroicas, porque tienen que luchar tremendamente contra los poderes del Mal.

Como os dije, todas las almas que bajan a servirMe, son atacadas por las fuerzas de Satanás; pero, cuando él se da cuenta que un alma sobresale, que NO cae fácilmente a sus ataques, a sus seducciones, entonces, la ataca más fuertemente… Y esto va forjando su carácter y por eso hablo de que son almas heroicas, porque los ataques de Satanás son más fuertes contra ellas, que contra las demás almas.

Ciertamente caen, pero se levantan y toman mayor fuerza, porque les duele haberMe ofendido.

Os pido Mis pequeños, que seáis de esas almas heroicas, porque en este tiempo las necesitaré. El poder de Satanás será más fuerte contra vosotros en este tiempo y si NO estáis preparados, caeréis fácilmente en su ataque.

Os he repetido esto, pero NO le habéis puesto la atención debida. Esto es una verdadera lucha. Una lucha descomunal, deberéis darle el valor que se merece.PedidMe que os dé lo que necesitaréis para poder vencer a Satanás en lo personal y en grupo. Y hablo en grupo, porque os uniréis todas las almas alrededor del Mundo, para luchar contra las fuerzas de Satanás. Tenéis un Enemigo en común y éste es él. Lo podréis vencer, porque Yo estaré con vosotros.

 Ayudad a cuanta alma podáis y no os deis por vencidos, por eso, os quise explicar lo que era el alma heroica y así os quiero ver a cada uno de vosotros, luchando sin desfallecer, luchando por imponer nuevamente, Mi Bien en todo lo Creado.

Amor Misericordioso significa un Amor extremo. Cuando hablo de Mi Misericordia, os estoy dando una inmensidad de Mi Amor y esto es Mis pequeños, porque el hombre ha ido pecando, cada vez más fuerte, contra Mi Corazón Sacratísimo.

Habéis abierto también vuestro corazón a Satanás y muchos de vosotros, os mantenéis como almas convenencieras: Os acercáis a Mí, cuando necesitáis de algún bien, ya sea material o espiritual… Pero si se acerca a vosotros una tentación, la aceptáis, también.

Las almas convenencieras NO aman verdaderamente. Las almas que entran al Reino de los Cielos, son almas fuertes, sufrientes, que luchan, para que NO sean afectadas por la mentalidad de Satanás.

Si vosotros os dais cuenta de la vida de los santos, que siguieron la Vida de Mi Hijo Jesucristo; son almas que luchan contra todo tipo de influencia satánica, NO dejan entrar a su mente y a su corazón, todo lo que Satanás les quiere inducir.

Son almas que se rehúsan a que algo malo entre en su mente y en su corazón, porque cuando un pensamiento malo entra en vosotros, os quita la paz, os quita la pureza, os quita el respeto a Mí, vuestro Dios, que Vivo en vosotros.Las almas que amo, son las almas puras, las almas que luchan, para que Yo esté viviendo tanto en su corazón, como en su mente. Las almas que amo, son almas que tratan de vencerse a sí mismos…

Que NO permiten que un mal pensamiento los desvíe del buen camino y sobre todo que pierdan el tiempo, Mi tiempo, en cosas que les pueda llevar al pecado y así perder el estado de Gracia.

Mis pequeños, cuando vosotros perdéis el tiempo pensando en una tentación que os pone Satanás, al dar cabida a ese pensamiento podéis vosotros perder el estado de Gracia, porque ese pensamiento luego lo lleváis a la acción.

Al momento en que vosotros lleváis un pensamiento a la acción ya Me estáis faltando, ya estáis cometiendo pecado y a veces, muy grave.Tened en cuenta una cosa muy importante, Mis pequeños: si Yo estoy en vosotros; si Vivo en vosotros; si os aconsejo y os llevo de la mano en toda acción que vosotros queráis llevar a cabo en vuestra misión en la Tierra; todo os saldrá bien.

Si confiáis en Mí; si confiáis en Mi Perfección; Yo os voy a llevar a que vosotros alcancéis esa perfección a la que estáis llamados y que os he pedido tanto. Pero NO si vosotros no estáis Conmigo…

Si vosotros NO Me invitáis a Vivir en vuestra vida; si perdéis tiempo en malos pensamientos que os quitan tiempo bueno, con el cual podríais vosotros salvar muchas almas. Porque entonces NO ORÁIS, estáis pecando, Me estáis robando Mi tiempo…

Y al robarMe Mi tiempo, estáis afectando vuestra alma. NO le estáis dando la oportunidad de crecer espiritualmente, la estáis llevando a niveles inferiores de espiritualidad, porque estáis aceptando la tentación de Satanás en vuestra vida y Me estáis haciendo a un lado de ella.Tenéis que meditar esto, Mis pequeños. Vosotros Conmigo, debeMos ser Uno, pero al momento en que vosotros escogéis vuestra vida y le hacéis caso a Satanás, ya NO soMos Uno. Estáis desperdiciando tiempo, estáis desperdiciando una forma de perfección en vosotros, que es el estar Conmigo.

Ved a Mi Hijo, siendo Dios, os vino a servir, Se dio por vosotros, NO buscó Su vanagloria. Sus actos son los que Lo llevaron a que todo el mundo Lo conociera. Vivía en el silencio, en la oración Conmigo y lo que decía, era para crecimiento espiritual.

NO desperdició ni tiempo, ni palabras, ni pensamientos en las cosas del Mundo. Vino a lo que vino: a rescataros. A ayudaros a crecer en Vida Verdadera y no en la vida falsa, a donde os lleva Satanás.

Ahora, ¿podéis ver la diferencia, Mis pequeños? Cuando estáis Conmigo, cuando Me buscáis cuando os queréis llenar de todo lo que es espiritual y lo que Me alegra, os va a dar verdadera vida.

Las almas que Me buscan, las que desean servirMe, las que han aprendido a ver y buscar lo que es mejor para vosotros, son las almas perseguidas, las almas que tienen problemas con todos, porque el Mundo NO entiende a estas almas. NO entiende a las almas que están Conmigo, las ven “raras.”

A estas almas, les dicen “locas” y ciertamente lo son, están locas por Mi Amor, están locas porque aman al Verdadero Amor, que Soy Yo. Me buscan, se afanan en perfeccionarse y NO pierden el tiempo en el Mundo, sino que todo lo contrario.

Son las almas que ya encontraron la Perla Valiosa y la quieren compartir, ésa Perla Valiosa Soy Yo vuestro Dios, con Mis Enseñanzas, con Mi Vida y sobre todo, con los Sentimientos de Mi Corazón.Y así, mientras más os acercáis a Mí, cuando más os parezcáis a Mí, más perseguidos seréis.

Estad Conmigo Mis pequeños, con Mi Amor Misericordioso. Mucho pecado habéis cometido, pero Mi Misericordia os alcanza y os perdona. NO desfallezcáis, NO dudéis, NO creáis que os abandono.

Estoy siempre con vosotros, pero deseo que de vosotros nazca ese deseo de arrepentimiento y de esta forma, regresareMos a ser lo que debeMos ser: Familia. DebeMos unir Cielo con Tierra.Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda Satanás y que por vuestras propias fuerzas, NO podéis rechazar.

Os amo, Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero.

Orad, orad, daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor-Sabiduría de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

F100 EL CREDO 16 (3)


LA IGLESIA PURGANTE

La Liturgia, en este mes de Noviembre nos recuerda la unión de todo el Cuerpo Místico de Cristo.

El 02 de Noviembre es el día de todos los fieles difuntos (Iglesia Purgante). Significa, las almas del Purgatorio que se están purificando antes de ver la Cara de Dios. Nos exhorta la Iglesia a pedir por todos los fieles difuntos; es decir, NO solamente por los nuestros, sino también por los difuntos olvidados.

La práctica de rogar por las almas del Purgatorio, por la cual podemos mitigar las grandes penas que ellas están sufriendo… Y hacerlas llegar más rápidamente a la Eterna Gloria, es muy agradable a Dios y beneficiosa para nosotros, pues todas ellas son sus esposas bienaventuradas. Y estarán muy agradecidas de aquellos que las libraron de su prisión o al menos mitigaron sus tormentos.

Ciertamente cuando ellas entren en el Cielo, NO se olvidarán de quienes hayan rezado por ellas. Es una piadosa creencia que Dios permitirá que otros recen a su vez, por quienes hayan rezado por las benditas ánimas. Esta costumbre está basada en la Sagrada Escritura, en el Segundo Libro de los Macabeos y en las revelaciones a los místicos que las han recibido.

Judas Macabeo, después de haber sepultado a los soldados caídos de la guerra, “…y habiendo recogido en una colecta que mandó hacer, doce mil dracmas de plata, las envió a Jerusalén, a fin de que se ofreciese un sacrificio por los pecados de estos difuntos… y porque consideraba que a los que habían muerto después de una vida piadosa, les estaba reservada una grande misericordia. Es, pues, un pensamiento santo y saludable el rogar por los difuntos, a fin de que sean libres de sus pecados.” (2 Mac12, 43 – 46). Evidentemente, Judas NO consideraba graves (mortales) los pecados de los caídos. Ya que los protestantes, desde el tiempo de Martín Lutero, habían rechazado la doctrina de rezar por los difuntos y la doctrina del Purgatorio; entonces quitaron los Libros de los Macabeos de su Biblia.

Claro que la palabra Purgatorio NO se usaba antes, pero la gente ya tenía la costumbre de rezar por sus difuntos, como Judas Macabeo en el Antiguo Testamento.

También el Nuevo Testamento habla de ese estado de Purificación (1 Co 3, 13-15), o pagar la deuda: “…y te pongan en la cárcel…no saldrás de allí sin que hayas pagado…” (Mt 5, 25-26) y los primeros cristianos pedían oraciones. Y hasta Santa Mónica, la madre de San Agustín, pidió a su hijo que pidiera por ella en las misas.

Si creemos que el alma del difunto ya está en el Cielo, entonces NO hay necesidad de pedir por su Descanso Eterno, ya que estar en el Cielo es descansar el alma con Dios.

Y si creemos que el alma ya está condenada en el Infierno, ¿Quién cree en interceder por el condenado? Ya que estar en el Infierno es estar allí por toda la Eternidad.

Sin embargo, si Oramos por ellos, PODEMOS ponerlos en niveles más bajos de tormento….
Nosotros pedimos por los difuntos porque si están en el Purgatorio, con nuestras Oraciones podemos acelerar su salida. Ellos NO pueden ayudarse a sí mismos.

Nosotros, los miembros de la Iglesia Militante, podemos hacerlo a través de las Oraciones, Sacrificios u obras de caridad. La mayoría de nosotros, visitamos la tumba de nuestros difuntos, rezamos el Santo Rosario y nos quedamos varias horas allí…

Pero todavía hay personas que NO hacen el gran esfuerzo para asistir a la Santa Misa en el Día de Difuntos NI el Sacrificio de la Santa Misa ofrecido por su descanso eterno. Claro que el rezo del Santo Rosario es una práctica piadosa que ayuda al difunto…

Sin embargo, la Santa Misa es la Oración más Sublime que la Iglesia ofrece para las almas del Purgatorio. El mismo Jesucristo ES quien ofrece el Sacrificio, el mismo Jesucristo es la Víctima que se ofrece al Padre Celestial.

Ofrecer nuestras Comuniones para el descanso eterno de nuestros Difuntos es la mejor manera de ayudarlos.  

Nosotros, aún estamos luchando en esta vida contra los Tres Enemigos de nuestra salvación, a saber: el Demonio, el Mundo y la Carne. Por eso, somos miembros de la Iglesia Militante.

Somos luchadores contra el Mal. Nuestra perseverancia en la gracia de Dios nos puede salvar y alcanzar el Cielo. La Iglesia Triunfante nos está mirando desde el Cielo…

Rogando por nosotros para que logremos reunirnos con Ella. La Iglesia Purgante desea que pidamos por ellos…  Y a su vez, ellos piden por nosotros.

Aunque las almas en Purgatorio sufren. Ellas desean ser purificados antes de presentarse y ver la cara de su Creador. Pero si viéramos cómo sufren las almas en el Fuego del Purgatorio, ciertamente preferiríamos hacer la Expiación aquí en la Tierra, que sufrir un solo día en el Purgatorio.Para terminar, hay una historia en uno de los libros de San Alfonso de Ligorio:

Un Ángel se le apareció a un hombre que sufría de cáncer. El Ángel preguntó al enfermo si prefería sufrir un año más de cáncer antes de morir… O morir ¡YA! Pero estar en el Purgatorio durante tres días.

El hombre optó por sufrir por sólo tres días en el Purgatorio. El hombre sufre mucho… y SIENTE QUE YA HAN PASADO TRES SIGLOS… Y se queja a su Ángel diciendo: “Usted me ha dicho que estaré aquí sólo por Tres Días pero ya he durado tanto tiempo aquí”.

El Ángel le contestó: “No. Estás equivocado, mira que tu cuerpo está caliente todavía en tu lecho….”

EL TIEMPO DE DIOS…

Mis estimados, ayudemos a las almas a acelerar su salida del Purgatorio con nuestras súplicas. Hagamos Penitencia en este Mundo, NO solamente para evitar el Infierno, sino para NO pasar por el Purgatorio. 

Para entrar al Cielo, debéis estar perfectos, como cuando salísteis de él. Vuestro paso por la Tierra debería haberos hecho crecer… Al menos eso fue el propósito cuando os encarnásteis y prometísteis VIVIR PARA DIOS.

 Habla Dios Padre 
Hijitos Míos, Satanás ahora os está dando un mundo fácil. Un mundo en el que podéis encontrar lo que queráis de una forma fácil, pero NO os estáis dando cuenta que ésa facilidad en la cual habéis caído, os está apartando de los Mandamientos y Leyes que Yo os pedí tomarais primero, los cuales debéis cumplir para que se dé un desarrollo de Amor, de santidad y de vida espiritual perfectos.Él os lleva a una vida fácil y os hace ver Mis Mandamientos como cosa difícil.

Y vosotros, os he dicho, debéis luchar contra vosotros mismos, contra vuestras pasiones, contra lo pecaminoso de la carne, en donde todos vosotros estáis afectados. Cuando vosotros pedís Mi ayuda para cumplir con los Mandamientos que Yo os he dado, Yo os doy todas las capacidades para que podáis cumplir…

Y sobre todo, para que Me agradéis por cumplirlos, porque NO os dejáis llevar por la Frialdad y la Maldad del Mundo.

Yo os he dado libertad de acción, tenéis el libre albedrío. Podéis dejaros llevar por el Mal y negar Mi Bien o podréis escoger la Muerte, ésa muerte espiritual y negar la vida.  

Si vosotros escogéis la Muerte, aún a pesar del libre albedrío que respeto, os pondré siempre la ayuda en vuestro camino a lo largo de vuestra vida, a lo largo de vuestra misión en la Tierra.

Nunca estaréis desamparados. Aún a pesar de que viváis en el Error, siempre trataré de que regreséis al buen camino, a una vida productiva; NO a una vida de error, en donde podáis destruir almas por vuestro mal comportamiento…

Por vuestro mal ejemplo, por los errores que podáis difundir, porque vivís en el Error.

Siempre trataré de lograr que vosotros entendáis, también dentro de vuestro libre albedrío que estáis viviendo en el Error y que necesitáis enmendar el Camino. 

Dejar ése camino que os está destruyendo espiritualmente y que vayáis por un camino correcto para que deis mucho fruto.

Una gran mayoría de vosotros NO os dais cuenta, NI sabéis quizá que en vuestro Juicio, una de las cosas que más os lleva a pasar mucho tiempo en el Purgatorio purificándoos, fue el transmitir error a través de vuestro ejemplo.

Creéis que nada más se peca con la palabra, con el pensamiento, con las acciones de las cuales estáis conscientes de que estáis llevando a cabo.

Pero los errores en los cuales vivís, de los cuales a veces ya NI os dais cuenta el escándalo que estáis causando por ése ejemplo malo, a través de ése escándalo es como estáis afectando a muchas almas, empezando con vuestro hogar.

¿Cuántas almas NO habréis afectado a lo largo de vuestra vida por vuestro mal ejemplo, por algo que estabais haciendo y que otros ojos os vieron y por el mal ejemplo, que ellos tomaron, también ellos se perdieron?

Tened cuidado pues Mis pequeños, con lo que habláis. A veces decís muchas cosas por decirlas, quizá jugando ó bromeando, pero que pueden afectar a otras almas y llevarlas al error.

Tened cuidado con el ejemplo malo que podéis dar a vuestros hermanos, que quizá NO os estáis dando cuenta: pero ojos inocentes a vuestro alrededor os pudieron haber visto…

Y lo que hicisteis malo, queda grabado en su mente para toda la vida y les va a afectar en su conducta.  Por eso debéis estar muy pendientes Mis pequeños, de vuestro actuar interno y externo. Por eso las almas os repito nuevamente, pasan tanto tiempo en el Purgatorio.

Porque NO son conscientes a veces de su mal actuar, de su mal pensar, de sus palabras erróneas o pecaminosas, de ejemplos malos que dais. Explicaciones que conllevan una finalidad egoísta o mala. De tantos errores que cometéis, porque NO estáis Conmigo NI pedís Mi Sabiduría Santa.

PedidMe que os dé ésa Gracia antes de que os presentéis ante Mí. La Gracia de que podáis conocer ésos pecados cometidos en el pasado, de los cuales NO os disteis cuenta, pero que sí os van a afectar en vuestro Juicio y en vuestro Castigo Eterno.

Si vosotros pedís ésta Gracia, os podréis arrepentir de tantas cosas que hicisteis o dejasteis de hacer y que os pueden dar un dolor largo en el Purgatorio.

Tratad Mis pequeños, siempre de aminorar los Dolores del Purgatorio, porque son muy dolorosos.

Os lo digo porque os amo, porque Soy un Padre que quiere lo mejor para Sus hijos y la Purificación en el Purgatorio es MUY DOLOROSA, Mis pequeños.

Tratad de llegar ante Mí, con la menor carga posible de faltas que hayáis cometido a lo largo de vuestro tiempo. Acudid a todas las opciones que la misma Iglesia os concede para purificar vuestra alma, las indulgencias que os van a quitar tanto peso de encima en vuestra alma, las buenas obras.

Tanto bien que podéis hacer para vuestra alma, aprovechadlo. Estáis viviendo los Últimos Tiempos, NO sabéis por cuánto tiempo más estaréis sobre la Tierra.

Preparad vuestra alma a que se presente ante Mí lo más bella que podáis, para que Yo Me alegre ante vuestra presencia y os invite rápidamente a regresar a vuestro Hogar, en el Reino de los Cielos.

No echéis en saco roto todo esto que os digo Mis pequeños, porque os lo vuelvo a repetir, el Dolor del Purgatorio es muy fuerte y YO NO quiero que sufráis ahí.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda Satanás y que por vuestras propias fuerzas, NO podéis rechazar.

Os amo, Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero. Orad, orad, daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.  

http://diospadresemanifiesta.com/

F99 EL CREDO 16 (2)


LA IGLESIA TRIUNFANTE

En el primer día del mes de Noviembre, celebramos la fiesta de Todos los Santos (Iglesia Triunfante). Sí, Iglesia Triunfante, ya que sus miembros han triunfado y lograron su fin. Ellos escucharon la palabra de Cristo y la practicaron.

Ellos murieron en la gracia y amistad con Dios. Algunos pasaron directo al Cielo para ver a Dios Cara a cara…

Pero algunos pasaron primero a la purificación del alma en el Purgatorio. La Santa Iglesia desea que en la fiesta de todos los Santos, tengamos en mente la perseverancia final.

Que tengamos frente a nosotros las vidas ejemplares de estos triunfadores. Y pedir su Intercesión para que algún día nos reunamos con ellos en la alegría del Cielo, la Patria celestial.

Durante la celebración de esta Fiesta debemos renovar nuestro deseo de ser santos porque al Cielo, sólo los santos pueden entrar.

Un día la hermana de Sto. Tomás de Aquino preguntó a éste: “Tomás, ¿qué debo hacer para ser santa?” Sto. Tomás le respondió : “¡Hay que desearlo!” Su hermana le hizo dos veces más la misma pregunta y el santo le respondió con la misma respuesta: “Hay que desearlo”.

Si pensar en la Muerte nos ayuda a NO pecar contra Dios, el deseo de ser santo nos ayuda a practicar las virtudes y estar siempre en el Estado de Gracia.  

Habla Dios Padre
Hijitos Míos, al aconsejaros ser como niños, en cierta forma os estoy pidiendo vivir en la humildad, vivir en el reconocimiento de que sois pequeñitos y que necesitáis en todo momento de Mi ayuda, ayuda Divina, ayuda Sabia, ayuda Santa.Vivís en un mundo en el cual Satanás es el Príncipe de él, es quién ha echado a perder la Creación y vosotros estáis para restituir todo lo caído. Él tiene sabiduría de Arcángel, recordad que él fue uno de los Arcángeles, el más poderoso, el bello en un Principio…

Y cayó por soberbia, creó maldad en su corazón y todo lo bello que tenía quedó a un lado, se puso en Mi contra y perdió, perdió la Santidad.

Ése es el punto Mis pequeños, la Santidad. La Santidad es por la que todos vosotros debéis luchar, NO se nace con la santidad. Yo os creé en un Principio bellos, santos, pero se perdió todo ello por el pecado.

Cuando recibís el Bautismo se os da la Gracia para ir recuperando ésa santidad. Sí, con el Bautismo quedáis limpios, se os da la semillita de la santidad; pero vosotros con vuestro actuar, con vuestro pensar, debéis ir alcanzando la santidad para vosotros mismos y la debéis transmitir a vuestros hermanos. 

Tenéis ésa obligación Mis pequeños, de ser santos para poder recuperar el Reino de los Cielos para Mi Creación, Yo he puesto Mi confianza en vosotros. Sí, ciertamente os he dado una tarea grande, difícil y por eso al ser como niños y NO confiar en vuestras propias fuerzas, inmediatamente debéis acudir a Mí, eso es Sabiduría.

Al acudir a Mí, Yo os puedo proveer de todo lo necesario para que podáis adquirir nuevamente la santidad y podáis hacer santos nuevamente, a todos los que os rodean. Sin Mí, NO podéis adquirir la Santidad.

Sed pues, pequeñitos, humildes, sencillos y en todo momento, que os sepáis necesitados de Mi ayuda, de Mi guía, de Mi Sabiduría, de Mi Amor; para que podáis crecer y llegar  nuevamente a ésos niveles de Santidad en los cuales fuisteis creados en el Principio de los Tiempos.

Amad, amad fuertemente a todos aquellos que han caído en el pecado. Levantadlos, ya sea directa o indirectamente. Directamente con vuestra ayuda, indirectamente con vuestra Oración. Pero vuestra misión pequeños, os repito nuevamente, es la Santidad. Tenéis todo lo necesario y todo lo necesario lo adquiriréis con la humildad, con ser pequeñitos, en acudir a Mí en todo momento, para que Yo os alimente y ése alimento dé fruto y el fruto lo deis a vuestros hermanos.

Mi Hijo Jesucristo durante Su Vida Pública, os dio muestra de lo que la Iglesia, Mi Templo, el lugar santo en donde Yo habito, junto con El en la Sagrada Eucaristía, debe ser. Recordaréis cómo con celo santo, corrió a los vendedores del Templo diciéndoles: “Mi Casa es Casa de oración y vosotros la habéis convertido en cueva de ladrones”.

Hijitos Míos, todos los que os consideráis Mis verdaderos hijos, deberéis tener ése celo por Mi Casa, por Mi Templo, tanto como edificio material, así como Mi Templo en vuestro ser, en vuestro corazón.

Mi Casa, como edificio material, alberga Mi Presencia viva en el Tabernáculo. Todo el edificio, así se vuelve santo, porque es Santísimo lo que está albergando.  Vuestra presencia dentro de Mi Templo debe ser de perfecto recato, de perfecta devoción, de perfecta Fé, de perfecto respeto en vuestro vestir y en vuestros modales. ¡Estáis ante la Presencia Santa y Divina de vuestro Dios!

NO estáis entrando al mercado, NO estáis entrando a un lugar público en el que podáis platicar de vuestros acontecimientos cotidianos o de vuestras experiencias sin valor espiritual con vuestros vecinos ahí reunidos.

Estáis en un lugar santo, privado, en el que es vuestro Dios el que os escucha, porque es Mi Corazón abierto el que os está esperando para escuchar vuestros pensamientos amorosos, vuestros deseos de agradecimiento, vuestros deseos de reparación, vuestra compañía en Mi Sagrada Eucaristía, la Santa Misa.

Está Mi Presencia viva para tener un coloquio secreto entre vuestro corazón y el Mío. Es Mi divina Presencia entre vosotros, Mis pequeñitos, como en los tiempos antiguos cuando Mi Hijo os llevó Mi Vida y Mi Presencia a través de El Mismo. Aquí, en Mi Templo, Me volvéis a tener real y verdaderamente entre vosotros. Yo estoy realmente Presente en la Sagrada Eucaristía. Os escucho, os consuelo, comparto con vosotros alegrías y tristezas.

Yo os espero con verdadera ansia y deseos grandes de que os acerquéis con confianza de niños, sin preguntaros nada, simplemente aceptando Mi Presencia ahí, delante de vosotros.

Es ésa confianza de niño la que más Gracias arranca a Mi Corazón deseoso de dar. Es ésa confianza sincera y llena de Fé la que produce los milagros, es ésa confianza amorosa la que más repara a Mi corazón adolorido por causa de tantos pecados y faltas de Fé que existen actualmente en el Mundo.

El santo celo lo deben de vivir y hacer vivir enseñándolo a sus pequeños y a sus semejantes, pero NO sólo con palabras sino con vuestro ejemplo. Mi Casa es Casa de Oración, no de reunión social.

Vosotros todos, venís a verMe a Mí, a vivir momentos divinos Conmigo, NO debéis venir a Mi Casa a platicar con vuestro amigo o pariente, al que tenéis tiempo de no verle. Yo Soy el Primero y el Único Dios Verdadero y Mi Presencia es Sagrada.

Me ofendéis cuando entráis a Mi Templo y os ponéis a platicar de vanalidades o a criticar la vestimenta de vuestros semejantes u os ponéis a reír de tonterías.

Si vosotros pudiérais ver cómo los ángeles del cielo suben y bajan continuamente a postrarse en adoración ante los Tabernáculos de la Tierra, os daría vergüenza ver vuestra Frialdad y vuestra Tibieza al no saberos comportar dignamente ante Mi Presencia Divina en el Tabernáculo.

Mi Hijo os prometió quedarse con vosotros hasta el fin del Mundo y lo ha cumplido. ¿Por qué vosotros pagáis tan infamemente éste Prodigio de Amor? Cuántos quisieran tener lo que vosotros tenéis y NO lo tienen NI lo tuvieron.Hijitos Míos, Me merezco todo el respeto posible de parte de Mis sacerdotes y de todos Mis fieles hijitos. El ambiente que se debe sentir dentro de una Iglesia, dentro de un Templo, debe ser santo, lleno de vida espiritual, lleno de respeto a vuestro Dios y a vuestros hermanos.

SE DEBE SENTIR MI PRESENCIA, al darse el respeto debido dentro del Templo.

Mis Iglesias y Templos deben ser lugares santos en los que todos vosotros Mis pequeños, entren a llenarse de Gracias y Bendiciones que Yo vuestro Dios, derramaré sobre todos vosotros al venir a Mí y que con sincero deseo y Fé absoluta. Me pidáis lo que necesitéis.

Yo Soy Fuente de Vida, Yo Soy Fuente, de Amor y a Mi se acercan todos los que Humildemente se reconocen pequeños y necesitados de su Dios.Además de Mis Templos e Iglesias como construcciones materiales, existe Mi Templo Divino en vuestro ser. YO realmente habito en vosotros y si en Mi Templo material os pido respeto, presencia y modales dignos para estar frente a vuestro Dios, lo mismo en lo espiritual os pido, para Mi Templo en vuestro corazón.

El celo que pido para vuestro corazón deberá, también, ser un celo santo y éste se deberá dar, tanto en vuestra vida de relación para con vuestros semejantes, como para la vida interior que deberéis tener Conmigo.

MI Presencia viva se debe transparentar a través de vuestros actos todos, el respeto hacia vuestros semejantes, la ayuda mutua, las conversaciones, vuestra intercesión ante Mí. Todos deberéis ser Mi Hijo nuevamente, que camina en presencia vuestra.

La Vida de Mi Hijo que es la Mía, es la que debe de ahora en adelante, hacerse patente en vuestras vidas. Ya NO debe ser vuestro egoísmo, vuestra soberbia vuestra vanagloria, vuestra decadencia por el pecado, lo que salga a relucir de un alma que fue creada por Mi en total santidad y amor.

Ya es el tiempo en que deberéis crecer y daros cuenta de que vuestro Dios necesita de un crecimiento mayor en sus hijos, de una madurez espiritual más alta, para poderles dar responsabilidades mayores.

El tiempo que viene, es tiempo de vida en el amor hacia Mí y hacia vuestros hermanos. Debéis prepararos para entrar en una época santa, en una era del Amor Supremo de vuestro Dios donde el respeto, la donación total, libre y soberana de vuestra voluntad, se vuelque a la Voluntad Amorosa de vuestro Dios.

Es la humildad y vuestra sed por Mi Divinidad la que os deberá acercar a Mí. El alma que se acepta pequeña y sedienta, vendrá a apagar su sed a Mi Fuente Divina, a Mi Corazón abierto de Amor por todos vosotros.

iSois Míos! Os amo infinitamente y os necesito volcados plenamente a Mi Voluntad para así consentiros y daros los regalos más grandes que aún vuestras capacidades NO alcanzan a vislumbrar.

Os quiero consentir, hijitos Míos, llevadMe amorosamente en vuestro interior. TenedMe respeto santo en vuestros pensamientos, platicadMe íntimamente y copartidMe todo lo vuestro.

Todo lo sé, todo lo escucho, pero NO es lo mismo que Yo habite como ser solitario en vuestro corazón, al que Yo habite como vuestro amigo, como vuestro Padre, como vuestra compañía perfecta ya que cuando así lo hacéis, Mi gozo se vuelve grandísimo…

Y al compartidMe vuestra vida, Yo os comparto la Mía y juntos hacemos un Cielo divino aquí en la Tierra.

Buscad ése celo santo en Mi Templo, en Mis sacerdotes, en vuestros semejantes y en vuestro interior y así Yo Me podré manifestar perfecta y libremente en todos vosotros. Y así como Mi Presencia en el Tabernáculo santifica a todo el edificio, Mi Presencia en vosotros cuando Me dejáis vivir plenamente, también os santifica.También quiero hablaros, sobre Mi Iglesia. La gran mayoría de vosotros sabéis lo que las fuerzas del Demonio han tratado de hacer contra Ella a través de los siglos. Ha habido guerras en la que los pueblos apartados de la cristiandad, trataron de destruir los Lugares Santos y a todos aquellos que seguían Mis Enseñanzas y NO pudieron.

Ha habido Papas que vendían puestos dentro de Mi Iglesia, buscando así primero lo material, antes que lo divino y NI aún así Mi Iglesia fue destruida.

Y además, a pesar de la materialidad de éstos hijos Míos, guías de Mi Iglesia de ésos tiempos, cuando Mí Santo Espíritu tenía que dar algún Mensaje o guiar a Mi Iglesia en la Fé, para bien de toda la cristiandad, lo hacía a través de aquellos que eran guías o cabezas de Mi Iglesia, aunque aparentemente NO  fueran lo más idóneo para guiarla.

Han habido épocas de una casi total destrucción de la Fé y del derrumbamiento de Mi Iglesia y entonces he hecho que a través de pequeñas almas escogidas, den ejemplo de Mi Poder sobre las poderes del mal y de su influencia negativa sobre las almas. Así tendremos a una Juana de Arco, a un San Francisco de Asís, a una Santa Teresa y a muchas otras más almas “raras” en su tiempo, quienes haciéndose instrumentos sencillos y donadas a Mi Voluntad, han dado ejemplo de Mi Poder y cuidado espiritual sobre Mi iglesia.

Mi Hijo os lo prometió, “los poderes del infierno no prevalecerán sobre Ella”, así es y así será. Ha sufrido obscuridad por vuestra falta de espiritualidad y la volverá a sufrir. Ahora, de hecho la estáis viviendo y ésta ha sido causada par vuestro poco o nulo interés en preservar, cuidar, alimentar lo que es Mío.

Yo Soy vuestro Dios, Soy vuestro Padre y debéis cuidar lo que es Mío y si sois Mis verdaderos hijos, deberéis cuidar lo que a vosotros, también, os pertenece. Porque Mi Casa, Mi Reino, Mi Iglesia, os pertenecen también a cada uno de vosotros y si dejáis que el ladrón tome posesión de lo que es vuestro ¿A dónde iréis?

La Iglesia es de institución DIVINA y por ser así, las fuerzas del Mal con su influencia, NO pueden predominar sobre Ella. El Mal puede obscurecer vuestros sentidos espirituales para que NO vayáis a obtener el alimento de vida por parte de Mis ministros.Quienes aún a pesar de sus errores humanos, el Don DIVINO que he depositado en ellos, les confiere la Gracia de poder alimentaros con Mis Enseñanzas, con la Oración, con Mis Sacramentos.

Mi Iglesia es de institución Divina y ella os provee de vida. De Mi Vida aún a pesar de que os desarrolláis en un mundo que pertenece al Mal y que está al acecho para destruir todo lo que venga de Mí.

Por más que las fuerzas del Mal quieran atacar a Mi Iglesia, NO podrán destruirla, porque todo Mi Poder se encuentra en Ella y a ella debéis acudir para obtener lo que os haga falta durante vuestra estadía sobre la Tierra.

Ella es vuestra maestra, os guía a través de Mis Enseñanzas. Os da vida espiritual a través de los Sacramentos. Os da seguridad en Mí, para que vosotros mismos os convirtáis en otros Cristos y de ésta forma podáis seguir transmitiéndoMe, primero en vuestra familia, luego ante la sociedad y después ante el Mundo.Mi Iglesia es de Institución Divina y vive en cada uno de vosotros, por eso a la Iglesia NO la hace el edificio hermoso, cual tabernáculo majestuoso que alberga el Cuerpo de Mi Hijo.

Mi Iglesia es constituida por Mi Santo Espíritu, quién habita también en vosotros. El le dá Vida. El la Guía. El provee de Dones y Gracias para que prevalezca. El la guarda de las ataques del Maligno. El la llevará a su Triunfo a través de las almas puras.

La Iglesia es de origen espiritual, NO material. Por ello, la Iglesia la constituís todos vosotros, por llevar al “Instrumento Espiritual”, por excelencia, a Mi Santo Espíritu, dentro de vosotros.

Por ello, la Iglesia se desarrolla en la reunión de almas, unidas bajo una sola intención, la alabanza a su Dios y ello proviene del corazón de las personas y NO del edificio construido a tal efecto.También Mi Hijo os lo dijo: “Dónde dos ó más estén reunidos, ahí estaré Yo.” Con esto Mi Hijo os quiere asegurar la unidad entre lo Divino y lo humano. NO importa el lugar de la reunión, cuando dos o más se reúnan en Mi Nombre, ahí estaremos Presentes en Nuestra Santísima Trinidad.

¿Ahora os dais cuenta del poder tan grande que tiene la Oración? ¡Hacéis presente a vuestro Dios cuando os reunís con sagrada intención de amarNos, de buscarNos, de alabarNos! Ante las almas sencillas y dispuestas a estar ante Nuestra Divina Presencia, NO podemos negarNos.

Podrán destruir los templos. Podrán cerrar los edificios bellísimos construidos para albergar el Santo Cuerpo de Mi Hijo. Podrán impedir la reunión de almas baja el techo de las Iglesias o Catedrales…

Pero NUNCA podrán impedir que Mi Iglesia subsista, porque “donde dos o más estén reunidos para amar a su Dios y para alabar Mi Santo Nombre, ahí estareMos presentes”. Os digo esto, porque vendrá un tiempo NO lejano, en que se os quitarán vuestros templos, los edificios materiales.­Pero Mi Iglesia seguirá viva, cómo se dio con los primeros tiempos de la Cristiandad, con la reunión de almas, de vuestras almas con vuestro Dios.­

Así que no temáis hijitos Míos, a los ataques, cada vez mayores del Mal, porque Yo estaré con vosotros hasta el fin de los siglos. Yo seguiré suscitando almas religiosas, almas que mantengan la vitalidad de Mi Iglesia, almas que den vida al enseñaros Mis Verdades y Mis deseos de salvación.

Yo haré crecer a Mi Iglesia, en cada uno de vosotros, tanto como me lo permitáis. Vosotros sois Mi Iglesia, Sois y deberéis seguir siendo los depositarios de Mis Leyes de Amor y de Mis Verdades, para que sigan subsistiendo de edad en edad.

DádMe vuestra vida y Yo os colmaré de Mi Vida.Los acontecimientos que estáis viviendo NO son nuevos, ya estaban anunciados en la Sagrada Biblia. El momento culminante de Mi Misericordia se acerca a pasos acelerados, vuestras Oraciones para lograr el Advenimiento de Mi Reino han surtido efecto benéfico sobre ésta humanidad. Todo será renovado en Mi Amor.

 Os lo he remarcado en Mis Mensajes y en los Evangelios, en el Amor no hay temor. Antes de hacer uso de Mi Santa Justicia, agotaré los recursos de Mi Santa Misericordia. Los que son Míos, los que han tomado Mis Mensajes como cambio y medio de vida, NO deben temer a los Acontecimientos…

 Éstos se tienen que dar para protegeros contra la Furia destructora que Mi Enemigo quiere usar contra todo lo que es Mío, contra toda la Creación, contra todas las almas.

Voltead a un lado y a otro y veréis cómo NO ha respetado nada, os ha engañado. Y si véis más en lo profundo, veréis que nada de Mi Creación, de Mis Leyes y preceptos, nada ha sido respetado, NI aún Mi Santa Iglesia, de la cuál se va a apropiar por un tiempo.  Todo lo que os digo NO es nuevo. Mis Profetas se los preanunciaron y si os habéis acercado a estudiar con profundidad espiritual Mis Palabras y las Enseñanzas de Mi Hijo Jesucristo, ahí encontraréis todo lo que ahora os explico.

Vivan en la Oración continuada, de día y de noche y velen, como os lo dijo Mi Hijo en los Evangelios: “Velen porque NO sabéis cuando el ladrón llegará,” y os puedo asegurar que el ladrón ya está. Velad por lo más preciado que tenéis, que es vuestra alma y del estado de Gracia en el que la debéis mantener.

Vivid en la alegría de corazón sabiendo que Me estáis sirviendo, que Me estáis ayudando, que Me estáis amando y que por tales motivos, la Gloria os está esperando para daros a unos el 30%, a otros el 50% y a otros el 100%, de acuerdo a lo que recibisteis y cómo lo trabajasteis.

Ofrecedme ya desde ahora vuestra vida y vuestra muerte, que NO es otra cosa que el principio real de una nueva vida. Yo no Me separaré de vosotros en ningún momento, aunque todo se vuelva obscuro exteriormente.Voltead a vuestro interior y encontraréis Mi Luz, Mí Compañía, Mis Palabras de Aliento, Vuestro Sostén de Vida y Vuestra Compañía Protectora, en el momento del paso final de vuestras vidas, momento anhelado de Mi Corazón, momento en el cuál Me haréis feliz por poderos tener nuevamente a Mi lado.

Y ahora para toda la Eternidad, en donde, Yo Vuestro Dios, Me derramaré en gozo, alegría y regalos hacia vuestra alma, ahora triunfante.

Mi Iglesia también será renovada. El humo del Infierno la ha nublado, su santidad está opacada, muchos de Mis Ministros Me han traicionado. Orad por ellos, porque su culpa tendrá que ser purificada y el dolor que han de sufrir, será mayor que lo que normalmente es para un alma mortal.

La sangre de los mártires de estos últimos tiempos, logrará la purificación de Mi Iglesia y así se podrá nuevamente ofrecer el Sacrificio Santo y Sublime en toda su plenitud, en la Era del Amor por venir.  Os ha tocado vivir momentos de cambio muy importantes, os he escogido a todos vosotros para vivir éstos momentos. Entrad en oración profunda y dadme vuestra voluntad para que Yo, obrando en vosotros, Me acompañéis a renovar el Mundo entero…

Y así se complete por fin, Mi promesa del Padre Nuestro: “Venga a nosotros Tú Reino”. Podré nuevamente vivir con Mis creaturas y ellas reconocerán a Su creador y Me seguirán y se dejarán cuidar por el Supremo Pastor.

Por eso espero con ansia eterna el gozo de Mi Triunfo. Compartidlo Conmigo ya desde ahora. No os fijéis en los sucesos intermedios de purificación, aunque sí, orad y ofreced sacrificios y penitencias, por la salvación propia y la de vuestros hermanos.

Sino ved el Nuevo Mundo que os espera y el gozo que Me daréis. Seréis un nuevo Pueblo, Mi Pueblo escogido y Yo seré Vuestro Dios, el Único Dios, para todos los vivientes en ése tiempo.¡Saltad de alegría! ¡Tocad los tambores y cítaras, porque el Triunfo se acerca! Vivid postrados en agradecimiento a Vuestro Dios y Señor porque ha tenido, nuevamente, Misericordia para con Su Pueblo.

Llevad ésta alegría santa a vuestros hermanos y hacedlos entrar en Mi Corazón con la ayuda de vuestro ejemplo de vida para Conmigo. Llevadme continuamente en Vuestro Corazón para que Yo os instruya sobre el proceder que deberéis tener en cada uno de vuestros momentos futuros.

Dejaos llevar libremente por Mi Amor y Mi Voluntad. Yo os guiaré por senderos de Luz y no permitiré que tropecéis en las Tinieblas. Yo, Vuestro Dios, os estaré acompañando en todo momento y os daré fortaleza y sabiduría para sobrellevar estos últimos momentos de ésta etapa de la Historia que terminará.

Vivid con la alegría del niño que espera la promesa del regalo que pronto se le dará. Vivid en la sencillez y en la confianza y NO os preocupéis de lo material, eso pasará. El Nuevo Mundo traerá nuevas formas de vida, bellísimas, santificadas por Mi Corazón. Lo que es de ahora, lastre y basura será en lo futuro. Las nuevas riquezas del hombre, serán las verdaderas riquezas de Vuestro Dios, las que habéis olvidado, las que habéis hecho a un lado, las que NO habéis cultivado. Un Mundo de Santidad y de Amor os espera, como NO lo ha habido antes NI lo habrá jamás, hasta que entréis en el Reino de los Cielos.

Bellezas inimaginables os esperan, Cielos Nuevos, Tierras Nuevas, el Amor en Su Plenitud; vida de éxtasis tendréis, porque viviréis Conmigo en éste Nuevo Paraíso Terrenal.

Agradecedme ya desde ahora los contentos que os daré. Santa será vuestra alegría y vuestro gozo será colmado al vivir plenamente para Vuestro Dios y Señor.

¡Yo Soy Vuestro Dios y Señor, Creador de Todas las cosas visibles e invisibles y no hay otro dios fuera de Mí! ¡Yo Soy el Alfa y el Omega! ¡Yo Soy el AMOR!

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid las bendiciones de Mi Hija, la Siempre Virgen María y del Señor San José y de todo el Cielo.
“Benditos sean los que escuchan la Voz del Pastor y la siguen, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Yo os amo y os bendigo en Mi Santo Nombre, en la Presencia Divina y Real de Mi Hijo en la Sagrada Eucaristía y en el Amor que todo perdona y que todo lo une” de Mi Santo Espíritu.

Dejaos guiar por Mi Hija, la Siempre Virgen María, quién aceptó siempre con celo bendito Mi Presencia en Su Vida.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el del Amor donado de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor Inspirador de Mi Santo Espíritu

 Habla Nuestro Señor Jesucristo
Hijitos Míos, en la Iglesia como institución Divina, Yo dejé todo Mi Poder. Al mismo Pedro Yo le dije “todo lo que ates en la Tierra, atado quedará en el Cielo, lo que desates en la Tierra, desatado quedará en el Cielo”, con esto Yo le daba a entender Mis pequeños, que Yo confiaba en los ministros de la Iglesia.

Ciertamente la pasión humana, el error humano, aún permanece en los ministros; pero para todos vosotros laicos, el juicio hacia ellos, NO se debe dar. Es la oración y es el cuidado hacia ellos lo que debe predominar. Ellos tendrán que dar cuentas ante Mí vuestro Dios, por la Misión tan grande que Yo le he dado al Sacerdocio.

Mis pequeños, es en la Iglesia en donde Yo he dejado Mi Poder. Poder para perdonar los pecados, poder para levantar al pecador a través de las Bendiciones reales y grandiosas que recibís de ella a través de los ministros.

Sí Mis pequeños, Yo estoy Presente con ellos, en la Sagrada Eucaristía. Cuando ellos Me traen en la Transubstanciación, Yo Me hago Presente con sus palabras y por sus manos. Por el Poder que Yo les dejé a ellos, Yo les obedezco.Esto es una realidad Mis pequeños, Yo, vuestro Dios, Omnipotente y Eterno, Me hago pequeñito y obedezco a los ministros de Mi Iglesia para venir a la Tierra en cada Misa.

Yo Mismo, a través de ellos, os voy levantando a través de las Bendiciones que ellos os den, Yo Mismo, a través de Mi Santo Espíritu, les voy dando las palabras, les voy dando el conocimiento, para que vayan educando a los fieles, a todos vosotros.

Yo Mismo voy santificando a las almas, a través del conocimiento de las Escrituras y del buen ejemplo que deben dar Mis ministros.

Yo Soy el Alma de la Iglesia, la Santísima Trinidad Somos el Alma de la Iglesia. Es una realidad que todos vosotros debéis aceptar y agradecer.  Dios con vosotros en todo momento, NO estáis apartados del Cielo, el Cielo baja para todos vosotros y está con vosotros en la Iglesia, en el conocimiento que se da a través de Ella a través de Mis ministros, en el consejo de los buenos sacerdotes, en el amor que se transmite a través de todos ellos.

Sabiendo todo esto y teniendo conocimiento de todo esto, Satanás ataca constantemente a Mis ministros, a los fieles, a la institución, a su unión, a su unión que ellos mismos, -Mis ministros-, tienen con el Cielo.

Vosotros como fieles, debéis mantener ésta unión y debéis mantener la Vitalidad de la Iglesia actuando según Mis Mandamientos y según los Mandamientos de la Iglesia, de ésta forma mantenéis ésa vida del Cielo aquí en la Tierra.

Ayudad pues a vuestros ministros, que son tan fuertemente atacados por Satanás y sus secuaces. Orad mucho, para que NO se den los “Judas” de éste tiempo, que siempre habrá desgraciadamente.Vosotros pedid el espíritu de Discernimiento, para que os dejéis guiar por la santidad que Yo voy suscitando, entre los fieles, a través de Mis ministros.

NO dudéis de todo esto, Mis pequeños y NO critiquéis, porque vosotros NO sabéis juzgar correctamente. Simplemente, agradeced, orad, daos por vuestros sacerdotes, por vuestros hermanos y mantened la Vitalidad de la Iglesia con vuestros buenos actos y transmitiendo todo lo que Yo os di.
Gracias, Mis pequeños.

Yo os Bendigo y os pido que llevéis Mí Amor a todos los vuestros.

Yo os Bendigo como Padre, como Hermano, como Amor y vida y os dejo Mi Paz y Fé profundas en vuestro corazón

Yo os amo infinitamente y os bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

P258 BOLAS DE FUEGO


FEBRERO 06 2018 2: 30 P.M

Rebaño Mío, mi Paz sea con vosotros

Permaneced alerta y vigilantes, porque del Cielo se aproxima el castigo para esta Humanidad pecadora. Un cuerpo celeste de gran tamaño se dirige a la Tierra y al entrar en su órbita va a desintegrarse, haciendo que miles de bolas de fuego por Mi Voluntad, castiguen las naciones impías.

¡Incrédulos, el tiempo de mi Justicia Divina está llegando… vuestra incredulidad va a ser vuestra perdición! NO queréis prestarle atención a los llamados del Cielo, os burláis de mis mensajes y mensajeros.

Os digo: se acerca la hora en que veréis el cumplimiento de todo cuanto está escrito y por vuestra incredulidad, NO vais a tener tiempo de arrepentiros. Sois una raza de dura cerviz, si NO os arrepentís con sincero corazón y pedís perdón al Altísimo, de seguro os vais a perder.Todo ya fue decretado y NO hay marcha atrás, el Cielo os está enviando señales en cantidades para que os preparéis, pero vosotros hijos de la incredulidad, seguís vendados.

Os negáis a aceptar mi Justicia, porque según vosotros Dios es sólo Misericordia y NO castigará la Humanidad.

¡Necios, soy Misericordia, pero también soy Justicia!

Os recuerdo algunos relatos bíblicos donde mi Palabra habla de mi Justicia, escuchad: Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego desde el cielo. Y destruyó estas ciudades y toda la vega, todos los habitantes de las ciudades y toda la vegetación del suelo. (Génesis 19. 24, 25)

Castigué a mi Pueblo por haber quebrantado mis Preceptos y durante cuarenta años caminó por el desierto. (Números 13. 34, 35) NO permití a mi Siervo Moisés entrar en la tierra prometida por haber dudado de mi Misericordia, al tocar la roca donde brotó agua que calmó la sed de mi Pueblo. (Números 20. 12)

Acordaos de las plagas con las que castigué al Faraón de Egipto y su pueblo.

Estos y más relatos de mi Palabra son una prueba de que también soy Justicia, para que NO os equivoquéis pensando que sólo soy Misericordia y que no os vendrá el castigo.

LA MUERTE DE LOS PRIMOGÉNITOS

Acordaos: Misericordia y Justicia, esa es mi Esencia.

¡Despertad de una vez hijos de la incredulidad, no sigáis poniendo en duda mis Palabras! Porque mis Palabras son Palabras de Vida Eterna, que ningún mortal podrá debatir.

El tiempo se os está acabando Humanidad incrédula, ingrata y pecadora.

NO dejéis para el último momento vuestra conversión, porque en verdad os digo: las Puertas del Reino de los Cielos se os van a cerrar, si seguís en vuestra incredulidad; como las doncellas insensatas os vais a quedar por fuera del banquete.Volved a Mí, que soy Camino, Verdad y Vida, para que podáis mañana alcanzar el gozo de la salvación eterna. Mi Paz os dejo, mi Paz os doy.

Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html8 DE FEBRERO DEL 2018

Amado Pueblo Mío:
Como Rey y Señor del Universo, Bendigo a mi Pueblo.
Les Bendigo con Mi Amor y Mi constante Llamado a mantenerse en Mi Sacratísimo Corazón.
Cada creatura humana vive su verdad interior, personal, sus pensamientos, las esperanzas, los sueños, los deseos, la Fe, todo es como un mar interior que únicamente la creatura y Yo conocemos a profundidad.

Esa verdad interior se sumerge en la influencia de cuanto les rodea, esa verdad interior puede ascender o minimizarse dependiendo del medio, pero en lo profundo solo la creatura y Yo conocemos lo que los demás desconocen.
Pueblo Mío, NO necesitan de grandes discursos, sino de un gran testimonio. (cft. mt.5,16)
Esa intimidad que guardan en el interior no les ayuda en el crecimiento al contrario, les deforma al NO externar la verdad en el obrar y actuar.  ¡Pobre del que vive para sí mismo!, Es como un campo cultivado que da frutos y estos se maduran y se pudren porque nadie los prueba. Otros son como el campo que contiene árboles frondosos con frutos abundantes y al probarlos son amargos por dentro. (Cft. Mt. 3,8; 12,33)

Otros son despreciados por parecer pequeños y NO pertenecer a los campos renombrados, pero esos campos de frutos pequeños y árboles frondosos son los que al probarlos los eligen como el mejor sabor y la mejor calidad; porque Mis hijos NO se encuentran en las altas colinas de donde son divisados por todos, sino en la llanura en donde se confunden con sus hermanos para servir.

Pueblo Mío, existen tres clases de creaturas. Unas son las que viven solo para sí y no dan fruto de Vida Eterna, estas creaturas son como si fuesen únicas en el mundo, viven y aman su “yo”, viven con las manos vacías.

Otras creaturas parecen resplandecer, viven de la apariencia olvidando que la buena palabra NO sale de un corazón indiferente NI de un corazón que NO vive su verdad. Y las de mejor calidad no son las que se encuentran a la vista de todos, sino las que dan todo por Mí, aunque no sean refulgentes, pero viven, actúan y obran en Mi Voluntad.

 Mi Palabra es escuchada por todos, pero NO todos la obedecen NI la penetran NI la atesoran NI la llevan a la praxis. Sino para algunos es como el viento, pasa y se aleja.

La Humanidad vive de lo pasajero, de lo informal, de lo que NO le compromete
y ese NO Soy Yo, esa NO es la FE que yo necesito de los míos.

Confusión y oscuridad se mezclan para tomar a los que miran de lejos el vivir apegados al Evangelio, al cumplimiento de Mi Voluntad y a la salvación del alma. Confusión ante lo inesperado, ya que al mirar que aparentemente todo continúa, sienten seguridad y Mis Revelaciones y las de Mi Madre las desprecian y se burlan. Viven sí, cómo y cuánto, NO lo saben.

Yo sí lo sé y por ello les insisto en el cambio interior y en la conversión.

Les parece que hacen y viven en lo debido, pero no es así en la mayoría de las ocasiones.  Cooperen por un mundo mejor, no caminen a oscuras si tienen la luz de Mi Santo Espíritu. (Cfr. Is 9,2; I Jn 2,9).

NO tomen cuanto les dicen si esto se encuentra fuera de Mi Palabra… 

YO NO cambio hijos, Soy Amor, Soy Misericordia, pero el que Me conoce debe cambiar de vida si vive en el pecado, debe arrepentirse y convertirse.

No alejo al pecador, le perdono una y otra vez, pero no Me complazco en el pecado ni en las maquinaciones del mal.
Luego de grandes Acontecimientos y  de la Purificación de Mi Pueblo, yo llegaré en mi Segunda Venida (1) y la bóveda del cielo cambiará de color. 

Mi Luz eclipsará todo cuanto existe, los elementos quedarán estáticos, los animales se silenciarán, los hombres se postrarán y estupefactos verán la belleza de Mis Legiones que abriéndome paso entre las nubes, permitirán divisar Mi Luz.

Tendrán una tenue visión del Trono de Mi Padre y lograrán un reflejo de Mi Santo Espíritu.

Seguido aparecerán Mis Legiones en medio de los tonos del atardecer y parecerán incendiar el Cielo con Mi Amor. Las aguas se moverán NO con estruendo, sino con un leve murmullo para no aminorar Mi Llegada.

La tierra luego de estremecerse, hará germinar los más hermosos y puros colores de las plantas. Se abrirá la Escala santa desde la Casa de mi padre hacia la Tierra y los que han vivido, padecido, los perseguidos, aminorados, silenciados, los esclavizados y los mártires…

TODOS se levantarán y extasiados dirán: “¡SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO!”. Mi Madre, haciéndose presente, les mirará y todos la verán.

Yo habré separado el trigo de la cizaña. Y todo será renovado. Mi Pueblo vestirá vestiduras blancas como la nieve y el Amor Divino renacerá en los corazones de Mis hijos.

En este Instante el hombre ha cometido un gran mal: ser contrario al Amor Divino y permitir que sus sentidos físicos y espirituales se hayan contaminado con el Mal y que la mente gobierne los otros sentidos para que ansíen lo indebido.

El que desee mantenerse salvo, tiene que vivir en Mi Voluntad y ser cumplidor de Ella, la que ha sido externada en la Sagrada Escritura.

Ustedes, Pueblo Mío, NO se encuentran libres de Pecado y al buscar la santidad como a un lienzo blanco, cuando obran y actúan fuera de Mí, se les mira más el polvo del Pecado.

La creatura humana debe esperar Purificación de la mano del mismo hombre, la que hubieran evitado si hubiesen acatado los Pedidos de Mi Madre.

La Tierra mantiene esa peste del pecado sobre Ella y contamina a los Tibios. Los elementos Flagelan a la Humanidad. Grandes volcanes despiertan y Mis hijos padecen por esto.

La Tierra se estremece en Ecuador y Chile, y nuevamente en Japón e Italia.

Mi Pueblo debe orar antes de que anochezca.  Les mantengo en Mis Manos, les bendigo.

 Su Jesús

 (1) Profecías sobre el Regreso de Jesucristo, leer…

Comentario del Instrumento
Hermanos: Oremos:
Espíritu Santo, me proclamo creatura renovada en Ti.
Encierra en mi mente los pensamientos de Jesús,
para que Sus Pensamientos sean los míos.

Encierra en mis ojos los ojos de Jesús,
para que no sea yo ajeno a Sus Miradas.
Encierra en mis oídos los oídos de Jesús,
para que escuchen solo Su Voz
y siempre cumplan Su Voluntad.

Encierra en mi boca la boca de Jesús,
para que mi lengua le alabe,
Y bendiga por toda la eternidad, 
y sea instrumento de Jesús.

Encierra mis manos en las manos de Jesús,
para que forjen hijos nuevos.
Encierra mis pies en los pies de Jesús,
para que lo sigan solo a Él. Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/