D 4 SIGLOS DE SILENCIO 3


23. El habló así: «La cuarta bestia será un cuarto reino que habrá en la tierra, diferente de todos los reinos. Devorará toda la tierra, la aplastará y la pulverizará.
24. Y los diez cuernos: de este reino saldrán diez reyes, y otro saldrá después de ellos; será diferente de los primeros y derribará a tres reyes;
25. proferirá palabras contra el Altísimo y pondrá a prueba a los santos del Altísimo. Tratará de cambiar los tiempos y la ley, y los santos serán entregados en sus manos por un tiempo y tiempos y medio tiempo.
26. Pero el tribunal se sentará, y el dominio le será quitado, para ser destruido y aniquilado definitivamente. DANIEL 7

PROFECÍAS Y REVELACIONES

HECHOS MILAGROSOS EN LA VIDA DE MARIANA TORRES

Sor Mariana de Jesús murió 3 veces.

La primera sucedió en 1582 durante su primer mandato como superiora del convento.

Ella había sido puesta en la cárcel junto con las hermanas españolas, por otras hermanas insubordinadas.

Allí en 1582 murió y fue juzgada por Nuestro Señor;

donde le dio la opción de permanecer en el Cielo o volver a la Tierra como víctima expiatoria por los pecados del siglo XX.

La hermana María de Jesús eligió volver a la Tierra.

Y Nuestro Señor le concedió 5 años de los tormento del Infierno en la Tierra, para obtener la conversión de la líder de las monjas rebeldes y demás pecadores.

La segunda vez que murió fue el Viernes Santo de 1588;

a consecuencia de qué se le mostraron los horribles abusos y herejías en la Iglesia en el siglo XX.

Ella resucitó el Domingo de Pascua.

Finalmente murió el 16 de enero de 1635.

En 1906 se abrió su ataúd y su cuerpo estaba completo e incorrupto.

Su cuerpo se conserva en el nivel inferior del claustro del convento.

Luego de su muerte se han registrado varios milagros.

Uno de ellos sucedió 21 de Junio del 2014, cuando una foto de ella apareció con una lágrima en su mejilla;

durante una reunión de los devotos de la Virgen del Buen Suceso.

La causa de beatificación comenzó en agosto de 1986 y Monseñor Luis Cadena y Almeida, es el postulador de la causa.

EXPLICACIÓN DE POR QUÉ ESTA ADVOCACIÓN ES DESCONOCIDA

Esta advocación ha sido casi desconocida fuera de Ecuador, durante muchísimo tiempo.

Pero hay una explicación sobrenatural para que esto haya sucedido.

Nuestra Señora le advirtió a Mariana de Jesús, que el mensaje de las apariciones se conocerá,

sólo después de tres siglos de silencio.

Cuando casi todo parezca perdido y comience Su milagrosa intervención para restaurar a la Iglesia.

También se comprometió a dar ayuda aquellos que recurran a Ella, en estos tiempos difíciles;

a las almas fervorosas que están sufriendo confusión cuando la Luz de la Fe este casi extinta.

“Sobre todo a aquellos del final del siglo XX serán los favoritos de Su Corazón,

ya que en este período el Infierno se desatará y muchas almas se perderán”.

Por lo tanto es una protección especial para estos días.

Nuestra Señora también prometió grandes milagros bajo esta advocación.

Otra razón por la cual esta advocación fue poco conocida;

es debido a que, los sectores modernistas y progresistas que se filtraron en la Iglesia, han operado contra ella.

Nuestra Señora prometió ayuda a quienes difundan la devoción.

Especialmente en los tiempos en que Ella decida que sea conocida.

Y un caso de Su ayuda que ya sucedió lo cuenta la madre Mariana.

La madre Mariana le pidió ayuda a la mayor benefactora del convento, para hacer la estatua.

Una Marquesa. inmediatamente le dijo que sí, que obtendría todo su apoyo.

Y la madre Mariana le comento que: 

Dios Nuestro Señor y su Bendita Madre, recompensarán en abundancia tu generosidad y devoción, 

aumentando tu bienestar tanto espiritual como temporal”.

Y la Marquesa fue inmediatamente curada por completo de un brazo que se le había quebrado.

Especialmente en los tiempos en que Ella decida que sea conocida.

VINCULACIÓN DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN SUCESO Y FÁTIMA

Nuestra Señora avisó a Mariana qué esta vocación se conocería en la segunda mitad del siglo XX.

Y precisamente el tercer secreto de Fátima debía ser revelado en 1960, lo cual no fue cumplido por el papa Juan XXIII

 diciendo que este asunto no es para nuestros tiempos”,

en contradicción directa con estas dos apariciones.

Entonces surge la pregunta si las revelaciones de Nuestra Señora del Buen Suceso, no podrían ser parte del Secreto de Fátima.

Porque estas revelaciones hablan de la Apostasía del Clero y la culpabilidad de las jerarquías;

la extinción de la Luz de la Fe, la conspiración contra la Iglesia, el dominio de Satanás.

Otro paralelo entre las dos apariciones es que Nuestra Señora en Fátima le preguntó a los pastorcitos; 

Si querían ofrecer a Dios sus sufrimientos en reparación por los pecados por los que es ofendido y por la conversión de los pecadores.

Los pastorcitos le dijeron que sí.

Entonces la Virgen les dijo que iban a sufrir mucho, pero que la Gracia de Dios sería su consuelo.

En 1582 Mariana de Jesús rezaba ante el Santísimo Sacramento y

se le mostró la herejía, la blasfemia y la impureza del mundo en el siglo XX.

Y Nuestra Señora le preguntó si se sacrificaría por la gente ese tiempo.

Mariana le dijo que sí… 

Y cayó muerta.

Inmediatamente se presentó ante el Tribunal Divino y le dieron la opción de quedarse en el Cielo… 

O venir a sacrificarse en la Tierra en reparación.

La respuesta de la madre Mariana fue que Sí; 

Y ya lo relatamos anteriormente.

Otro paralelo está relacionado con el Infierno.

Los niños videntes de Fátima fueron llevados al Infierno.

Y en el caso de Mariana de Jesús fue condenada en la Tierra;

a pasar 5 años de los dolores del Infierno,

con las torturas de los sentidos, en reparación.

Ambos son un reclamo ante las teorías modernistas de la salvación universal,

sobre la inexistencia del Infierno o que está vacío, de gran predicamento hoy en el clero y los seminarios católicos.

Leer ¿Sabías que Decir que el Infierno Está Vacío es una Herejía?

Finalmente otro paralelo es la promesa de Nuestra Señora del Buen Suceso;

de que cuando todo parezca perdido Ella vendrá y restablecerá la Iglesia.

Esto es similar al mensaje de Nuestra Señora de Fátima cuando dice 

“Al final, Mi Inmaculado Corazón triunfará”.

PROFECÍAS CUMPLIDAS

El postulador de la causa de Mariana de Jesús menciona 5 profecías de la Virgen del Buen Suceso que se cumplieron.

  • La independencia de Ecuador en el siglo XVIII;
    La consagración de Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús por un “Verdadero presidente Católico” [Gabriel García Moreno] en el siglo XVIII;
    • La proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora,
    • Y el dogma de la infalibilidad Papal, ambos en el siglo XVIII,
    • Por un papa que sería prisionero en el Vaticano [papa Pío IX].

Un hecho sorprendente es que Nuestra Señora del Buen Suceso 

habla mucho de la Masonería como responsable de los sucesos que vendrán.

Sin embargo la Masonería europea aparece a fines del siglo XVII y principios del siglo XVIII.

De modo que todavía no era conocida con ese nombre en Europa.

Y menos en América; 

cuando la virgen hizo esas revelaciones a Mariana de Jesús.

CINCO PROFECÍAS PARA NUESTROS TIEMPOS

La más importante de las apariciones de Nuestra Señora del Buen Suceso,

tuvo lugar cerca del final de vida de la Madre Mariana.

La mañana del 2 de febrero de 1634, la Fiesta de la Purificación de la Santísima Virgen María.

La Madre Mariana se encontraba orando ante el Santísimo Sacramento, suplicándole poder estar unida a Él… 

Y ser devorada en ese amor que pertenece a la Virgen.

También le recordó proteger y preservar a sus hijas de su convento amado.

Cuando terminó la oración, vio la luz del santuario extinguida por sí misma;

dejando al altar completamente a oscuras.

Nuestra Señora se le apareció, para decirle que el Señor había oído sus clamores.

Y pondría fin a su exilio terrenal en menos de un año.

«Prepara tu alma para que cada vez mas purificada;

-puedas entrar en la plenitud a la alegría del Señor

¡Oh! ¡Si los mortales y en particular, las almas religiosas, pudieran saber lo que es el Cielo!

¡Y lo que es poseer a Dios! 

¡De qué manera diferente vivirían!

¡Ni ellos mismos escatimarían sacrificios con el fin de poseerlo!»

La Santísima Virgen María explicó a continuación los cinco sentidos de la Luz del Tabernáculo;

que se había extinguido ante los ojos de la madre de Mariana.

1 – SE PROPAGARÁN HEREJÍAS 

El significado primero es que al final del siglo XIX y en el siglo XX, varias herejías se propagarán en esta tierra;

Quién niega el Infierno, NIEGA que Jesús PAGÓ EL PRECIO DE NUESTRA REDENCIÓN…

entonces habrá una república libre. 

A medida que estas herejías se extiendan y dominen…

la preciosa Luz de la Fe se extinguirá en las almas, por la casi total corrupción de las costumbres (moral).
.
Durante este período, habrá grandes calamidades físicas y morales, tanto públicas como privadas.

El pequeño número de almas que se oculten, conservarán el tesoro de la Fe

y las virtudes sufrirán un martirio indeciblemente cruel y prolongado.

Muchas de ellas sucumbirán a la muerte por la violencia de sus sufrimientos…

Y los que se sacrifiquen por la Iglesia y el país se contarán como mártires.

Los hombres libres de la esclavitud de esas herejías, aquellos a quienes el amor misericordioso de Mi Hijo Santísimo destinará para la Restauración, 

tendrán una gran fuerza de voluntad, constancia, valor y mucha confianza en Dios.

Para probar esta Fe y la confianza de los justos, 

TODO PARECERÁ ESTAR PERDIDO Y PARALIZADO

Esto entonces, será el feliz comienzo de la Restauración completa.

Estas almas escogidas, que restablecerán la salud de la Iglesia, son descritas en detalle como los

Apóstoles de los Últimos Tiempos  

por San Luis María de Montfort en su Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María.

2 – LA VIDA CONSAGRADA SUFRIRÁ TRIBULACIONES 

El segundo significado, Nuestra Señora dijo,

«Es que mi convento, siendo muy reducido en tamaño, se sumergirá en un océano

insondable de amargura indescriptible.

Y parecerá estar ahogándose en las aguas de diversas tribulaciones.

Muchas vocaciones auténticas perecerán, continuó.

La injusticia entrará incluso en este convento, disfrazada bajo el nombre de la Caridad Falsa, causando estragos en las almas.

Y las almas fieles, llorando e implorando en secreto que estos terribles tiempos se acorten,

sufrirán un martirio lento y continuo».

3 – SE TERMINARÁ LA VIRGINIDAD DE LAS ALMAS 

La tercera razón de que se dé la extinción de la Lámpara;

se debe al espíritu de impureza que saturará la atmósfera de aquellos tiempos.

Al igual que un océano sucio, correrá a través de las calles, plazas y lugares públicos;

con una libertad asombrosa.

No habrá casi ningún alma virgen en el mundo…

La Virgen dijo:

La delicada flor de la virginidad se verá amenazada por la completa aniquilación.”   

Sin embargo, prometió que siempre habría algunas almas buenas en los claustros,

donde puedan echar raíces, crecer y vivir, como un escudo para desviar la Ira divina.

.Sin virginidad Ella dijo, sería necesario que el Fuego del Cielo cayera sobre estas tierras para purificarlos.

4 – LOS MASONES CORROMPERÁN A LOS NIÑOS

La cuarta razón para que la Lámpara se apague,

es que las sectas masónicas, después de haber infiltrado a todas las clases sociales…

Sutilmente introducirán su enseñanza en los ambientes domésticos con el fin de corromper a los niños.

Y el Diablo se gloriará en el comedor,

con la exquisita delicadeza de los corazones de los niños.

En estos tiempos desafortunados, Nuestra Señora predijo, el Mal asaltará la inocencia infantil.

De esta manera, las vocaciones al sacerdocio se perderán, lo que será una verdadera calamidad.

Una vez más Nuestra Señora prometió que durante este tiempo,

todavía habría comunidades religiosas que sostengan a la Iglesia… 

Y sagrados ministros del altar –almas ocultas y bellas, que trabajarán con valentía y celo desinteresado

por la salvación de las almas.

Contra ellos advirtió, los impíos desencadenarán una guerra cruel;

dejando caer sobre ellos vituperios, calumnias y vejaciones;

con el fin de impedir el cumplimiento de su ministerio.

Pero, al igual que columnas, se mantendrán firmes y lo enfrentarán todo, con el espíritu de humildad…

Y SACRIFICIO, con el que ellos están investidos, en virtud de los méritos infinitos de mi Santísimo Hijo; 

Quién les amará en las fibras más íntimas de su Corazón Santísimo y tierno.

Durante este tiempo, la Virgen predijo, que el clero secular estará muy lejos de su ideal,

porque los sacerdotes se volverán descuidados en sus deberes sagrados.

Perdiendo la Brújula Divina, apartarán del camino trazado por Dios para el ministerio sacerdotal… 

Y buscarán el bienestar y la riqueza; que se esforzarán por obtener indebidamente.

La Iglesia sufrirá en esta ocasión.

La Noche Oscura de la falta de un Prelado y Padre

 que vele por ellos con amor paternal;

Dulzura, Fortaleza, Discernimiento y Prudencia.

Muchos perderán su espíritu, poniendo sus almas en gran peligro.

Nuestra Señora continuó explicando la cuarta razón para la extinción de la luz del Tabernáculo:

«Por lo tanto, recen con insistencia sin cansarse y lloren con lágrimas amargas en el secreto de su corazón.

Imploren a nuestro Padre Celestial, por el amor del Corazón Eucarístico de Mi Hijo Santísimo y de su Preciosa Sangre,

derramada con tanta generosidad…

El podría tener piedad de sus ministros, poniendo fin a aquellos Tiempos Ominosos.

Y enviando a la Iglesia el Prelado que restaure el espíritu de sus sacerdotes.

Mi Hijo Santísimo y yo amaremos a este hijo predilecto, con un amor de predilección,

y le haremos el regalo de una capacidad poco común:

humildad de corazón, docilidad a la inspiración divina,

fortaleza para defender los derechos de la Iglesia, y un corazón compasivo.

Para que, como otro Cristo, él ayude a los grandes y pequeños, sin despreciar a las almas más desafortunadas

que pidan por la luz y consejo en sus dudas y dificultades.

En sus manos se colocarán la balanza del Santuario, para que todo sea pesado con la debida medida,

y Dios sea glorificado.»

Nuestra Señora continuó:

«La tibieza de todas las almas consagradas a Dios en el estado sacerdotal y religiosa,

retrasará la llegada de este Prelado y Padre.

Esto, entonces, será la causa de la maldición del diablo que tomará de posesión de esta tierra,

donde alcanzará sus victorias por medio de un extranjero y sin fe, tan numerosas que,

como una nube negra, se oscurecerán los cielos puros de la entonces República consagrada al Sagrado Corazón de mi Divino Hijo.

Con esta gente, todos los vicios van a entrar, lo que atraerá a su vez todo tipo de castigo, tales como plagas, hambrunas, luchas internas y conflictos con otras naciones.
.
Y la apostasía, la causa de la perdición de tantas almas tan queridas por Jesucristo y por mí.

Con el fin de disipar esta nube negra que impide a la Iglesia de disfrutar el día claro de la libertad, habrá una guerra formidable y espantosa,

}que verá el derramamiento de sangre de compatriotas y extranjeros, de sacerdotes, seglares y religiosos.

Esta noche será la más horrible, ya que, humanamente hablando, el mal parecerá triunfar.

Esta, pues, marcará la llegada de mi hora, cuando yo, de una manera maravillosa destronaré a los soberbios y maldeciré a satanás, pisoteándolo bajo mis pies y atándolo en el abismo infernal.

Así, la Iglesia y el país estarán finalmente libres de su cruel tiranía».

5 – Laxitud y Negligencia perseguirán a la Virtud

La quinta razón de que la lámpara se haya extinguido es debido a la laxitud y la negligencia de aquellos que poseen una gran riqueza.

Que estarán con indiferencia y verán a la Iglesia siendo oprimida, la virtud siendo perseguida, y el triunfo del diablo, sin emplear sus riquezas piadosamente para la destrucción de este mal y la restauración de la fe.

Y también es debido a la indiferencia de la gente al permitir que el nombre de Dios se extinga progresivamente y la adhesión al espíritu del mal, entregándose libremente a los vicios y las pasiones.

«¡Ay! ¡Mi hija predilecta! Si se te hubiera dado para vivir en esa época tenebrosa, morirías de pena al ver todo lo que les he revelado a vosotros, que tendrá lugar.

¡Pero Mi Hijo Santísimo y yo tenemos un amor tan grande por esta tierra, nuestra herencia, que deseamos, incluso ahora la aplicación de tus sacrificios y oraciones para acortar la duración de tal terrible catástrofe!.»

Abrumada por la magnitud de los males que veía y las incontables almas que serían condenados en estos tiempos, la Madre Mariana cayó inconsciente.

Allí, las hermanas la encontraron como si estuviera muerta, aplicándole golpes en su corazón.

Todos los esfuerzos del médico para devolverle la conciencia fueron inútiles.

De hecho, dijo, humanamente hablando, su vida debe haber terminado por el shock que había recibido.

Las hermanas la rodearon, suplicando al cielo para que les dejara su gran tesoro, la última de las madres fundadoras, «el pilar de la observancia, la columna de la casa».

Dos días más tarde, la Madre Mariana abrió los ojos, animó a sus hermanas a continuar siguiendo la Regla, y las consoló diciendo que ella se quedaría con ellos por un poco más de tiempo.

ÚLTIMA APARICIÓN DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN SUCESO

En los últimos diez meses de su vida, nunca la Madre Mariana recuperó el vigor de su salud y se vio obligada a menudo a guardar cama.

En la enfermedad, así como en salud, ella edificó la Comunidad con su ejemplo.

En medio de sus dolores intensos, siempre mantuvo una sonrisa en sus labios, una admirable serenidad y un espíritu imperturbable, propio de un alma cuya vida se había desarrollado a la sombra de la Cruz.

Tarde en la noche del 8 de diciembre de 1634, la Fiesta de la Inmaculada Concepción, Nuestra Señora se le apareció por última vez a la Madre Mariana.

Ella estuvo acompañada de nuevo por los Arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael. Después de muchas revelaciones de Nuestra Señora concluyó

«En el siglo XX, esta devoción (a Nuestra Señora del Buen Suceso) hará prodigios en lo espiritual, así como en la esfera temporal.
.
Porque es la Voluntad de Dios reservar esta advocación y el conocimiento de tu vida para ese siglo, cuando la corrupción de las costumbres será casi general y la preciosa luz de la fe casi se haya extinguido…»

La Madre Mariana de Jesús Torres murió de una muerte santa a las 3:00 pm el 16 de enero 1635, tal como lo había predicho.

Una y otra vez durante los últimos cuatrocientos años, las profecías de Nuestra Señora del Buen Suceso se han cumplido.

Los siglos XIX y XX demostraron que la exactitud de las profecías fue sorprendente.

Es evidente que el significado del mensaje de Nuestra Señora, y la devoción a Nuestra Señora del Buen Suceso, ahora es aún más importante en el siglo XXI.

Como vemos, el mundo está sumido en el error, la herejía y la sensualidad, por no hablar de los vicios de todo tipo.

El llamado de Nuestra Señora a la oración, la reparación y la penitencia se vuelve aún más urgente.

¿Cómo no podemos oír la súplica de Nuestra Señora y esforzarnos todos los días para consolar su corazón tierno e Inmaculado y el Sagrado Corazón de su Divino Hijo?

CRISIS EN LA IGLESIA EN SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX

Nuestra Señora del Buen Suceso le dijo a Sor Mariana de Jesús que en el siglo XX se cristalizaría una gran crisis en la iglesia. Su punto crucial sería la segunda mitad del siglo XX.

Y que recién a partir de ahí sería conocida la devoción a la Virgen del Buen Suceso como remedio para esa crisis.

En ese tiempo habrá una corrupción importante en las costumbres y satanás gobernará por medio de las sectas masónicas.

En la Iglesia Católica la luz de la fe será casi completamente extinguida y los sacramentos serán profanados y abusados.

Habrá muy pocas vocaciones y las almas religiosas serán muy pocas.

Reinará la impureza y el pueblo no se preocupará de los asuntos espirituales.

Predijo que los sacerdotes depravados de esa época escandalizarían tanto a los cristianos que levantarían la indignación general.

Podemos decir que esa predicción ya se ha cumplido con la crisis de los abusos sexuales en la Iglesia Católica.

Y que la crisis de las vocaciones y demás infortunios se desataron luego del Concilio Vaticano II.

En resumen son 5 las profecías de la Virgen del Buen Suceso para nuestro tiempo.

  • Una enorme apostasía en la Iglesia
    La corrupción del clero
    • Herejías
    • El abandonamiento de las reglas en conventos y monasterios
    • La culpabilidad de las autoridad eclesiásticas mayores por esta crisis

La visión más significativa la tuvo la Madre Mariana de Jesús el 2 de febrero de 1634, un año antes de su muerte.

La luz del santuario se extinguió cuando estaba orando ante el Santísimo Sacramento.

Y Nuestra Señora le explico qué esto representaba a la Iglesia Católica del siglo XX.

Que la luz se apague representa:

En primer lugar, la propagación de herejías en los siglos XIX y XX que extinguirán la luz de la fe.

En segundo lugar, la catástrofe espiritual en el convento y en toda la Iglesia.

En tercer lugar que la gran impureza saturará la atmósfera y casi no habrá almas vírgenes en el mundo.

En cuarto lugar las sectas masónicas infiltradas en todas las clases sociales introducirán enseñanzas para corromper a los niños y también al clero.

Y en quinto lugar algo llamativo, qué atribuye la falta de respuesta a la flojera y negligencia de los ricos,

qué siendo testigos de la Iglesia oprimida y perseguida y del triunfo del demonio, no emplearán sus riquezas para atacar el mal y restaurar la fe.

También Nuestra Señora le dijo a la madre Mariana que las almas que se mantengan fieles en estos tiempos necesitarán de una gran fuerza de voluntad, constancia, valor y confianza en Dios.

Pero en el momento en que parezca que todo está perdido, Nuestra Señora prometió que será el “feliz comienzo de la completa restauración”.

“Mi hora llegará cuando Yo, de una manera asombrosa, derrotare al orgullo de satanás, aplastándolo bajo Mi pie, encadenándolo en el abismo infernal, dejando a la Iglesia y a la Tierra libre de esta cruel tiranía”.

En el Monasterio de la Limpia Concepción de la ciudad de Quito se hallaba orando la abadesa Mariana de Jesús Torres.

Cuando repentinamente, Nuestra Señora hizo su aparición para anunciar terribles profecías y el triunfo final de la Santa Iglesia.

Desde 1594 Mariana de Jesús recibió muchos mensajes de la Santísima Virgen, entre ellos la fecha de su muerte física…

La primera aparición de la Virgen fue el 2 de Febrero de 1594, cuando Mariana de Jesús Torres, se encuentra en oración, sola en la capilla.

De pronto una dulce voz la llama por su nombre

Ella voltea y contempla un hermoso resplandor: una bellísima Señora con un precioso Niño apoyado en el brazo izquierdo, y un báculo en la mano derecha.

Mariana un tanto interrogante le pregunta por su identificación.

La respuesta no se hace esperar: «Soy María de El Buen Suceso, la Reina de cielos y tierra».
Y entre otras cosas le manifestó las pruebas que pasaría la comunidad.

La consuela y le dice que el báculo que llevaba en su mano derecha es,

«porque quiero yo gobernar éste mi Monasterio como Prelada y Madre.

Satanás quiere destruir la Obra de Dios.

Mas no lo conseguirá porque yo soy la Reina de las Victorias y la Madre del Buen Suceso, con cuya advocación quiero hacer en todos los siglos, prodigios… «

A esta se sucedieron muchas otras apariciones de la misma ‘Señora’ en las que recibía muchas luces para sí y los demás, y conocimiento de acontecimientos futuros tanto sobre su comunidad como sobre otras personas.

MENSAJES RECIBIDOS POR LA MADRE MARIANA DE JESÚS

Mariana era un alma fiel al Señor desde su más tierna edad.

No es de extrañar que fuera objeto de muchos regalos divinos, don de Profecía, visitas y comunicaciones de San José y apariciones de la Santísima Virgen.

En otra ocasión, mientras oraba en la capilla, a las 3 en punto de la madrugada, la Madre Mariana de Jesús Torres,

 vio la lámpara que ardía en el santuario cerca del Santísimo Sacramento parpadear y apagarse, dejando la iglesia en total oscuridad.

Sus sentidos se entumecieron, y vio una luz celestial que iluminaba toda la iglesia.

Era la Reina del Cielo quien, después de hacer a la mecha prenderse otra vez, dijo estas palabras a la Madre Mariana:

«Amada hija de mi corazón, Yo soy María del Buen Suceso, tu Madre y Protectora»

Y empezó a explicar los varios significados de que se hubiese apagado la lámpara.

LOS SIGLOS DE LAS HEREJÍAS

«En el siglo diecinueve, hacia su final, y a través de la mayor parte del siglo veinte, muchas herejías abundarán en esta tierra, que será entonces una república libre.

La luz de la Fe se extinguirá en las almas debido a la casi total corrupción de las costumbres.»

«Para entonces habrá grandes calamidades, físicas y morales, públicas y privadas.

Las pocas almas que preservarán en la Fe y las virtudes sufrirán cruel e indescriptible congoja, algo así como un prolongado martirio.

Muchos de ellos irán a la tumba debido a la violencia del sufrimiento y serán considerados mártires que se sacrificaron a sí mismos por la Iglesia y la Nación.»

«Para obtener la libertad de la esclavitud de esas herejías, aquellos a quienes el misericordioso amor de mi Santísimo Hijo haya destinado para tal restauración,

necesitarán gran fuerza de voluntad, constancia, valor y mucha confianza en Dios.

Para probar la Fe y Confianza del Justo, momentos vendrán en que todo parezca perdido y paralizado, pero ellos serán el feliz comienzo de la completa restauración».

«Recen con insistencia, pidiendo a nuestro Padre Celestial que ponga fin a tan malvados tiempos, por el amor del Corazón Eucarístico de mi Santísimo Hijo.

Y para enviar a esta Iglesia al prelado, mi muy amado hijo, a quien mi Santísimo Hijo y yo amamos con amor de predilección

quien existe para revivir el espíritu de los sacerdotes, por lo que lo dotaremos con habilidades, humildad de corazón, docilidad hacia las inspiraciones divinas,

fortaleza para defender los derechos de la Iglesia y un tierno y compasivo corazón.

Para que, como otro Cristo, pueda asistir al grande y al pequeño sin desdén por los más desgraciados que vengan, con dudas y amargura, a buscar la luz de su consejo.

Y así, con divina suavidad, Él podrá guiar a las almas consagradas al servicio divino en los claustros, sin hacer el yugo del Señor pesado para ellos, porque Él Mismo dijo: «Mi yugo es dulce y mi carga es liviana».

En sus manos será puesta la jerarquía del santuario para que todo pueda ser echo con peso y mesura, y así Dios será glorificado…

https://www.paypal.me/cronicadeunatraicion»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: