Publicaciones de la categoría: EL PODER DE LA ORACIÓN

UN LÁZARO MODERNO


Dios Resucita a un Sacerdote para darle una Misión

Nos encontramos con el testimonio del padre Joseph Maniyangat, que tuvo un accidente mientras iba a celebrar misa.

Murió clínicamente en el hospital.

Fue Llevado al Infierno, al Purgatorio y al Cielo.

Y volvió con un encargo.

Tendemos a pensar habitualmente que quienes han tenido experiencias cercanas a la muerte son laicos. Que no tienen un entrenamiento profundo en teología.

Y por eso muchas de las cosas que ven cuando son trasladados a otras dimensiones – Cielo, Purgatorio, Infierno – no tienen una interpretación por decirlo así, profesional.

Pero este no es el caso.

Ahora nos encontramos con el testimonio del padre Joseph Maniyangat, nacido en la India.

Que tuvo un accidente mientras iba a celebrar misa.

Murió en el hospital y su ángel de la guarda lo llevó al Infierno, al Purgatorio y al Cielo.

Donde el Señor le esperaba para pedirle una misión en la Tierra.

BREVEMENTE SU HISTORIA

Fr. Joseph Maniyangat es el pastor de la Iglesia Católica Santa Catalina de Siena en Orange Park, Florida, donde dirige un Ministerio de sanación espiritual, mental y física.

‍Nació el 16 de julio de 1949 en Kerala, India de sus padres, Joseph y Theresa Maniyangat.

Fue el mayor de siete hermanos: Joseph, Mary, Theresa, Lissama, Zachaaríah, Valsa y Tom.

‍A la edad de catorce años, entró en el Seminario Menor de Santa María en Thiruvalla para empezar a estudiar para el sacerdocio.

Cuatro años más tarde, fue al Seminario Mayor Pontificio San José en Alwaye, Kerala, para proseguir su formación sacerdotal.

Después de completar los siete años de filosofía y teología, fue ordenado sacerdote el 1 de enero de 1975 para servir como misionero en la diócesis de Thiruvalla.

Mientras enseñaba en el seminario menor de San Thomas en Bathery en 1978, se convirtió en carismático y comenzó a realizar retiros carismáticos y conferencias.

El Padre José trabajó en la Diócesis de Idaho entre 1987 y 1989.

En 1992, el padre José entró en la Diócesis de San Agustín donde fue asignado a distintos destinos.

En julio 2011 el padre José fue trasladado a la Iglesia Católica Santa Catalina de Siena en Orange Park, Florida.

El Padre José, es el Director Espiritual Diocesano de la Legión de María y tiene un ministerio eucarístico y carismático de sanación.

Lleva a cabo misiones de sanación en la parroquia, las principales ciudades de los Estados Unidos y países de ultramar.

EL ACCIDENTE

Cuenta el padre José.

El domingo 14 de abril de 1985, en la Fiesta de la Divina Misericordia, iba a celebrar misa en una iglesia de la misión en la parte norte de Kerala, y tuve un accidente fatal.

Yo estaba en una motocicleta cuando fue impactado de frente, por un jeep conducido por un hombre que estaba borracho, después de un festival hindú.

‍Me llevaron a un hospital a unos 35 kilómetros de distancia. En el camino, mi alma salió de mi cuerpo y experimenté la muerte.‍

Inmediatamente, encontré a mi Ángel de la Guarda. Vi mi cuerpo y las personas que me estaban llevando al hospital.

Les oí llorando y orando por mí. En este momento el ángel me dijo:

“Voy a llevarte al Cielo, el Señor quiere verte y hablar contigo”.

Dijo también que, en el camino, él quería mostrarme el Infierno y el Purgatorio.

EL INFIERNO

En primer lugar, el ángel me escoltó al infierno.

¡Era un espectáculo horrible!

‍Yo veía a Satanás y los demonios, en un fuego que nunca se apagará de alrededor de 2.000 grados Fahrenheit.

Gusanos arrastrándose, la gente gritando y peleando, otros torturados por los demonios.

‍El ángel me dijo que todos estos sufrimientos se debían a pecados mortales no arrepentidos.

‍Entonces, comprendí que había siete grados o niveles de sufrimiento de acuerdo con el número y tipo de los pecados mortales cometidos en sus vidas terrenales.

Las almas se veían muy feas, crueles y horribles.

‍Fue una experiencia terrible.

‍Vi a gente que conocía, pero no estoy autorizado a revelar sus identidades.

‍Los pecados que los condenaban eran principalmente el aborto, la homosexualidad, la eutanasia, el odio, el rencor y el sacrilegio.

‍El ángel me dijo que si se hubieran arrepentido, habrían evitado el Infierno, y hubieran ido al Purgatorio.

También entendí que algunas personas que se arrepienten de estos pecados, pueden ser purificados en la Tierra a través de sus sufrimientos.

De esta manera pueden evitar el Purgatorio e ir directamente al Cielo.

Me sorprendí cuando vi en el Infierno hasta los sacerdotes y obispos, algunos de los cuales nunca me esperaba ver. Muchos de ellos estaban allí por haber guiado con enseñanzas erróneas, y mal ejemplo.

EL PURGATORIO

Después de la visita al Infierno, mi ángel de la guarda me acompañó hasta el Purgatorio.

‍También en este caso, hay siete niveles de sufrimiento y fuego que nunca se apaga.

En el Purgatorio sufrimos el Getsemaní y el Calvario SIN PALIATIVOS, TAL COMO LO SUFRIÓ JESÚS, por nuestra NEGATIVA TERRENAL a cooperar en La Redención

Pero es mucho menos intenso que en el Infierno y no hay peleas ni conflictos.

‍El principal sufrimiento de estas almas es su separación de Dios.

Algunos de los que están en el Purgatorio cometieron pecados mortales, pero se reconciliaron con Dios antes de su muerte.

A pesar de que estas almas sufren, gozan de paz y el conocimiento de que algún día verán a Dios cara a cara.

Tuve la oportunidad de comunicarme con las almas del Purgatorio.

‍Me pidieron que orara por ellos y que le diga a la gente que oren por ellos también, para que puedan ir al Cielo rápidamente.

Cuando rezamos por estas almas, recibimos su agradecimiento por medio de sus oraciones, y una vez que entren en el Cielo, sus oraciones se vuelven aún más meritorias.

EL CIELO

Después, mi ángel me escoltó hasta el Cielo pasando a través de un gran túnel, deslumbrantemente blanco.

Nunca experimenté tanta paz y alegría en mi vida.

Inmediatamente después, el Cielo se abrió y percibí la música más deliciosa, que nunca había oído antes.

‍Los ángeles estaban cantando y alabando a Dios.

‍Vi a todos los santos, especialmente a la Santísima Madre y San José. También muchos santos, piadosos obispos y sacerdotes que brillaban como estrellas.

Y cuando aparecí ante el Señor, Jesús me dijo:

“Quiero que vuelvas al mundo. En tu segunda vida serás un instrumento de paz y sanación para mi pueblo.

Caminarás en tierra extranjera, y hablarás en una lengua extranjera. Todo es posible para ti con Mi gracia”.

Después de estas palabras, la Virgen me dijo:

“Haced lo que Él os diga. Yo te ayudaré en tu ministerio”.

Las palabras no pueden expresar la belleza del Cielo.

Allí nos encontramos con mucha paz y felicidad, que excede millones de veces nuestra imaginación.

‍Nuestro Señor es mucho más hermoso que cualquier imagen puede transmitir. Su cara es radiante y luminosa, más bella que mil soles en ascenso.

Las imágenes que vemos en el mundo son sólo una sombra de su magnificencia.

La Santísima Madre estaba junto a Jesús, Ella era muy hermosa y radiante. Ninguna de las imágenes que vemos en este mundo puede compararse con su belleza real.

‍El Cielo es nuestro verdadero hogar, todos hemos sido creados para alcanzar el Cielo y gozar de Dios para siempre.

Entonces, volví al mundo con mi ángel. Es difícil para mí describir lo hermoso que es mi ángel de la guarda.

Él es radiante y luminoso.

‍Él es mi compañero constante y me ayuda en todos mis ministerios, especialmente mi ministerio de sanación.

Experimento su presencia donde quiera que voy y estoy agradecido por su protección en mi vida diaria.

VUELTA A LA VIDA EN LA TIERRA

Mientras mi cuerpo estaba en el hospital, el médico completó todos los exámenes necesarios y fui declarado muerto. ‍La causa de la muerte fue hemorragia.

Mi familia fue notificada y ya que estaban muy lejos, el personal del hospital decidió llevar mi cuerpo muerto a la morgue.

‍Debido a que el hospital no tenía aire acondicionado, estaban preocupados de que el cuerpo se descompondría rápidamente.

A medida que fueron moviendo mi cuerpo muerto a la morgue, mi alma volvió al cuerpo.

Sentí un dolor insoportable a causa de tantas heridas y huesos rotos. ‍Empecé a gritar, y entonces la gente se asustó y salió corriendo gritando.

Uno de ellos se acercó al médico y le dijo:

“El cuerpo muerto está gritando”.

El médico vino a examinar el cuerpo y descubrió que estaba vivo. Así que le dijo: “El padre está vivo, es un milagro. Llévalo de vuelta al hospital”.

Ahora, de vuelta en el hospital, me hicieron una transfusión de sangre y me llevaron a una cirugía para reparar los huesos rotos.

Trabajaron en mi mandíbula, costillas, pelvis, muñecas y pierna derecha.

Después de dos meses, me dieron de alta del hospital, pero mi médico traumatólogo dijo que nunca volvería a caminar.

Entonces le dije:

“El Señor, que me devolvió la vida y me envió de vuelta al mundo, me curará”.

Una vez en casa, todos rezamos por un milagro.

‍Aún después de un mes, y cuando me sacaron el yeso, yo no era capaz de moverme.

‍Pero un día, mientras rezaba, sentí un dolor espantoso en la pelvis. Después de un rato el dolor desapareció por completo y oí una voz que decía:

“Estás curado. Levántate y anda”.

Sentí la paz y el poder sanador en mi cuerpo.

De inmediato me levanté y caminé.

‍Alabé y agradecí a Dios por el milagro.

Fui a mi médico con la noticia de mi curación y él se quedó asombrado.

Él dijo:

“Tu Dios es el Dios verdadero. Tengo que seguir a tu Dios”.

El médico era hindú, y me pidió que le enseñara sobre nuestra Iglesia. Después de estudiar la Fe, lo bauticé y se hizo Católico.

Tras el mensaje de mi ángel de la guarda, yo vine a los Estados Unidos el 10 de noviembre de 1986 como un sacerdote misionero…

Para contactar con el p. Jose Maniyangat visita www.frmaniyangathealingministry.com

Correo electrónico: frjosemaniynagat@hotmail.com

El Impresionante Milagro del Santo Rosario en Hiroshima

En agosto se cumplió otro aniversario de los bombardeos estadounidenses a Hiroshima y vale la pena recordar un impresionante milagro que sucedió allí.

El que a la vez es un mensaje para todos nosotros.

Ocho sacerdotes jesuitas que rezaban diariamente el rosario salieron ilesos de la explosión atómica.

A pesar que vivían a menos de un kilómetro de su epicentro.

Mientras todo se destruyó a su alrededor.

UN MENSAJE MARIANO ANTE LA DESTRUCCIÓN

Es bueno recordarlo no sólo por el milagro sino también porque puede decirse que a partir de ahí los cristianos tenemos la sensación de que los tiempos finales están sobre nosotros.

‍La segunda guerra mundial había marcado a toda una generación y la bomba atómica sobre Hiroshima planteó una posibilidad nunca antes imaginada.

La destrucción masiva que unos pocos podían hacer sobre grandes masas de personas.

A partir de allí se vivió la dramática sensación de que si bien los avances técnicos, sanitarios y sociales, eran un signo de progreso, había un poderoso signo destructor de la civilización.

‍Detectamos la posibilidad de destrucción masiva a la vuelta de la esquina, sobre lo que Jean Guittón diría:

“Después de Hiroshima, estamos en ese intervalo del que no podemos saber si durará algunos años o algunos siglos”.

Y esto avalado por Pablo VI, quien  ya le había constatado, confidencialmente, su sensación de que los signos descritos en el Evangelio sobre el fin de los fines parecían condensarse.

‍Pero que al mismo tiempo no se podía saber si esa condensación sería corta o larga en el tiempo.

Pero lo que más preocuparía a Mons. Montini no era tanto ese poder destructivo del hombre, sino la apostasía.

El abandono de la Fe, la incredulidad, la crisis de pensamiento y de conciencia, el abandono casi normal de las tradiciones religiosas, santas y sagradas.

Estaba en lo cierto.

Él y Guittón sintieron primero la destrucción material de la bomba atómica y alcanzaron a entrever otra gran destrucción.

La apostasía, que se ha desarrollado más plenamente en estos últimos años.

A lo que se ha agregado ahora otra destrucción más, que es la de la moralidad social donde la vida y la familia es el objetivo a destruir.

¿Cómo podemos leer el milagro de Hiroshima?

Hay un mensaje evidente en el milagro de los jesuitas en Hiroshima.

La Santísima Virgen nos ha querido recordar que podemos aplacar los efectos de las destrucciones masivas con el rezo del Santo Rosario.

Y este es un mensaje más útil que nunca en estos tiempos.

LA DESTRUCCIÓN DE HIROSHIMA

Hace 3 años murió Theodore “Dutch” Van Kirk  en Georgia a la edad de 93 años, era el último superviviente de la tripulación que voló el Enola Gay.

El B-29 tiró la bomba de uranio en Hiroshima el 6 de agosto de 1945.

Y tres días después lanzó una segunda bomba sobre Nagasaki, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial.

A las 2:45 horas del 6 de agosto de 1945, un bombardero B-29 despegó de la isla de Tinian para tirar la primera bomba atómica sobre Japón.

A las 8:15 am la bomba explotó a ocho cuadras de la Iglesia de los Jesuitas de Nuestra Señora de la Asunción de Hiroshima.

Medio millón de personas fueron aniquiladas en los alrededores.

Sin embargo, la iglesia y los ochos padres jesuitas estacionados allí sobrevivieron.

Los más conocidos han sido los Padres Lassalle, Kleinsorge, Cieslik y Schiffer.

LOS OCHO SALIERON ILESOS

Probablemente hayas oído acerca de Padre Hubert Schiffer y los otros siete misioneros jesuitas que sobrevivieron a la explosión atómica.

Los sacerdotes vivían a menos de un kilómetro del epicentro del ataque en Hiroshima.

‍Y por millas en todas las direcciones, todos los edificios fueron destruidos, completamente aplastados, y 140.000 personas murieron al instante.

A excepción de los ocho sacerdotes.

El Padre Schiffer y sus compañeros no sufrieron ninguna lesión o heridas.

Todos vivieron años más allá de ese día, sin experimentar la enfermedad por radiación, a pesar de estar expuestos a altos niveles de radiactividad.

Tampoco ninguno sufrió una pérdida de la audición por la explosión.

O cualquier otro defecto o enfermedades visibles a largo plazo.

El Padre Schiffer, de sólo 30 años cuando la bomba fue lanzada sobre Hiroshima, contó su historia 31 años después, en el Congreso Eucarístico de Filadelfia en 1976.

Tres de los sacerdotes jesuitas que sobrevivieron al impacto atómico: Hugo Lasalle (izquierda), Hubert Schiffer (centro) y Wilhelm Kleinsorge (derecha)

‍En ese momento, los ocho miembros de la comunidad jesuita que habían vivido los bombardeos estaban todavía vivos.

‍Ante los fieles reunidos, él recordó celebrar la misa en la mañana temprano, luego sentarse en la cocina de la rectoría para el desayuno.

Sus recuerdos eran vívidos: el acababa de corta rodajas en un pomelo cuando hubo un destello de luz brillante.

Al hablar ante el Congreso Eucarístico, dijo que al principio, él pensó que podría ser una explosión en el puerto cercano.

Luego el describió la experiencia:

“De repente, una terrible explosión llenó el aire con un estallido como de trueno.

Una fuerza invisible me levantó de la silla, me arrojó por el aire, me sacudió, me hizo girar dando vueltas y vueltas como una hoja en una ráfaga de viento de otoño”.

Más detalles ha reportado un sacerdote que una vez conoció al Padre Schiffer en el Aeropuerto Tri-City en Saginaw Michigan.

El Padre Schiffer visitó el estado para dar una charla ante el Ejército Azul, una organización de católicos piadosos que promueve las apariciones de Fátima.

Lo siguiente que recordaba el Padre Schiffer es que abrió los ojos y estaba tendido en el suelo.

‍Miró a su alrededor y no había nada en ninguna dirección.

La estación de ferrocarril y los edificios en todas las direcciones fueron arrasados hasta los cimientos.

El único daño físico sobre sí mismo era que podía sentir unos trozos de vidrio en la parte posterior de su cuello.

‍Por lo que supo, no había nada más físicamente mal consigo mismo.

‍Muchos miles fueron muertos o mutilados por la explosión.

‍Después de la conquista de los estadounidenses, sus médicos militares y científicos le explicaron que su cuerpo empezaría a deteriorarse a causa de la radiación.

‍Muchos de los japoneses tenían ampollas y llagas por la radiación.

‍Para sorpresa de los médicos, el cuerpo del P. Schiffer no contenía ninguna radiación o efectos nocivos de la bomba.

‍El Padre Schiffer y los otros jesuitas fueron examinados y entrevistados en varias ocasiones por científicos y otros.

Y no podían entender por qué se habían escapado de las lesiones.

El Padre Schiffer habría dicho que él mismo había sido entrevistado 200 veces.

El P. Schiffer lo atribuye a la devoción a la Santísima Virgen.

Y su diario Rosario de Fátima.

Él siente que recibió un escudo de protección de la Santísima Virgen, que lo protegió de toda la radiación y los malos efectos.

Esto coincide con la bomba de Nagasaki, donde San Maximiliano Kolbe había establecido un convento franciscano.

El que también resultó ileso debido a la protección especial de la Virgen María.

Porque los Hermanos también rezaban el Rosario todos los días y tampoco tuvieron efectos de la bomba.

Preguntado por qué creen que se salvaron, cuando tantos otros murieron, ya sea por la explosión o de la radiación posterior, el Padre Schiffer habló por él y sus compañeros:

“Creemos que sobrevivimos porque vivíamos el mensaje de Fátima.

Vivíamos y rezábamos el rosario diariamente en esa casa”.

El Padre Schiffer cree que la Virgen les había protegido de toda la radiación y la enfermedad debido a su devoción y porque estaban viviendo el mensaje de Fátima.

En esa casa”, dijo, “el Santo Rosario los recitábamos juntos todos días”.

Murió el 27 de marzo 1982, treinta y siete años después de aquel día memorable.

Vista de Hiroshima luego de la bomba

Vista de Hiroshima luego de la bomba

CONCLUSIÓN

No hay leyes físicas para explicar por qué los jesuitas no fueron tocados por el chorro de aire Hiroshima.

No hay otro dato real o prueba por la que una estructura como esa Iglesia no fuera totalmente destruida en esta distancia de separación con la explosión atómica.

‍Todos los que se encontraban en este rango del epicentro, recibieron la suficiente radiación para estar muertos en el plazo máximo de minutos, pero sucedió otra cosa.

‍No se conoce ninguna forma de diseñar una bomba atómica de uranio-235, que pudiera dejar una gran área intacta mientras destruye todo a su alrededor.

Desde un punto de vista científico, lo que pasó con los jesuitas en Hiroshima aún desafía toda lógica humana de las leyes de la física tal como se entienden hoy en día (o en cualquier momento en el futuro).

Debe concluirse que alguna otra fuerza (externa) estuvo presente.

Cuyo poder y capacidad de transformar la energía y la materia, y su relación con el ser humano, está más allá de la comprensión actual.

Desde el punto de vista de la teoría de cuerdas (relativa a los efectos atómicos a escala del mundo macroscópico)

sugiere que las cadenas físicas (es decir los cuerpos) de los jesuitas y las cuerdas de energía que representan la materia física de la casa, se transformaron en el momento de la explosión en un campo de energía de oposición.

Esto cancelólos efectos de la explosión, y luego se transformaron de nuevo, en una escala de tiempo totalmente imperceptible, en la materia física que antes tenían.

‍O un enorme campo de fuerza externa estaba presente, que precisamente canceló los efectos del arma sobre la geometría totalmente irregular de la casa residencial, incluyendo la protección de los ocupantes.

Es un argumento plausible para la existencia de un Creador que dejó su tarjeta de presentación en Hiroshima.

Y como vimos más arriba, hay un mensaje de la Santísima Virgen en todo esto.

EL ROSARIO ES LA RESPUESTA

Cuando Nuestra Señora se apareció a los videntes de Fátima en 1917 dijo

“Los pecados del mundo son muy grandes”.

Estábamos en medio de la Primera Guerra Mundial, y el pedido de la Mater fue el rezo del santo Rosario todos los días.

Y profetizó que si los hombres no se convertían una segunda guerra, más cruel, vendría.

Veinte años después, en las apariciones a cuatro niñas en Heede, Alemania, Nuestra Madre, sosteniendo al bebé en un brazo, y un globo con la Cruz en el otro, resumió el estado del mundo en 1937 cuando dijo:

“Recen el Rosario en reparación por los pecados del mundo”.

Eso fue justo antes del ascenso de Hitler y un período increíblemente oscuro. Durante el cual no sólo millones de judíos murieron.

En las guerras, Satanás siempre encubre la Persecución al Pueblo de Dios: los judíos y los cristianos. El P.Maximiliano Kolbe fue martirizado por los nazis.

Y cuyo final fue la bomba atómica en Japón.

Y también fue justo antes de la gran señal que predijo en Fátima, el signo que anunciaría una guerra mayor, un castigo más grande (para usar las palabras exactas de Fátima).

El mismo sucedió con la aurora boreal de 1938.

Como vemos, alrededor de los tiempos de guerra Nuestra Señora insistió en el rezo del Santo Rosario.

Mira el video a continuación.

P EL CAMPO DE BATALLA


7. Entonces se entabló una batalla en el cielo: = Miguel = y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron, 8. pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos. 9. Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él. Apoc. 12

Agosto 13 2020

Habla Dios Padre

Hijos Míos, Mis pequeños, en vuestro paso por la Tierra debéis tener presente que vuestra misión es algo muy serio para el Cielo.

La Tierra es un campo de batalla. El Cielo es vuestro hogar en donde vivís, del cual vivís Conmigo y gozáis, aún antes de bajar a servirMe.

La Tierra, lugar de la Creación del hombre, sufrió una fuerte caída al cometerse el Pecado Original en ella.

Toda la Tierra, Mí Creación, las almas al encarnarse, TODO LO CREADO, sufrió por tal pecado.

La misión de las almas es la de ayudarMe a conseguir para la Tierra, para Mí Creación, para el hombre, su nivel de perfección en el cuál fue creado.

Para daros a conocer la forma “ideal” de hacerlo, os mandé a Mí Único Hijo, Jesucristo para que os enseñara el camino para lograrlo.

Os dio Mis Leyes y Preceptos de Amor. Os dio Mis Enseñanzas y os dejó su Vida en la Sagrada Eucaristía.

Estamos en Guerra Espiritual y el campo del Enemigo es nuestra mente

Este campo de batalla –Tierra- está ahora bajo el dominio del Príncipe del Mundo, quien os atacará continuamente para que dejéis Mí Amor y Mis Enseñanzas;

además de tratar de haceros caer en la perdición eterna, para que no podáis regresar a Mí Reino, vuestro Hogar.

Las almas sufren caídas, quebrantos, éxitos, durante el tiempo de vida que os concedo.

Cuando se os termina el tiempo de vida que os concedo para servirMe, os mando llamar a cuentas y, como administrador de Mis Bienes, os hago un recuento de vuestra vida.

Y así es cómo en vuestro juicio personal se os dará Vida Eterna con el nivel de gozo que lograsteis, según vuestros méritos.

O se os dará dolor eterno, si en lugar de trabajar para Mí, en la salvación de vuestros hermanos, en su crecimiento y apoyo espiritual en la lucha; os volvisteis instrumentos del Mal y le servisteis para matarlos espiritualmente.

El Purgatorio es el “hospital” de las almas heridas en misión.

Prácticamente ninguna alma llega sana y limpia a Mí Presencia; al final de su vida, todas han sufrido “heridas” y llegan con cicatrices de odios, envidias, rencores, mentiras, caídas mortales de pecados graves…

QUE AUNQUE YA HAN SIDO PERDONADOS SUS PECADOS,

TIENEN QUE PURGAR POR SU MAL PROCEDER.

EL PURGATORIO “SANARÁ” TODAS ESAS HERIDAS QUE EL DEMONIO OS CAUSÓ,

PORQUE VOSOTROS LO PERMITISTEIS EN ALGUNA ETAPA DE VUESTRA VIDA.

Las almas van al Purgatorio a cerrar heridas, a hacer desaparecer cicatrices profundas, a limpiar y restaurar vuestras vestiduras,

para poder entrar a vuestra Casa Eterna como dignos hijos de Rey, quien os recibirá con los brazos abiertos a invitaros al gozo eterno.

 En las Escrituras, se os habla de que no podéis entrar a la fiesta; o sea, al Reino de los Cielos, si no estáis bien arreglados, si vuestras ropas no están limpias y puras.

Y por eso, he Creado el Purgatorio, para que vosotros seáis purificados en él.

PERO TAMBIÉN AHÍ CONOCERÉIS TODO EL DAÑO QUE ME HICÍSTEIS

Y EL QUE LE HICÍSTEIS A VUESTROS HERMANOS

Ciertamente tendréis la oportunidad, en el tiempo que Yo decida, para purificaros y para que os ganéis la entrada al Reino de los Cielos.

La estancia, para algunos, será muy dolorosa; otros, vivirán en la esperanza, en la alegría de saber que en cualquier momento, estarán Conmigo para siempre.

Mis pequeños, poco os acordáis del sufrimiento de las ánimas del Purgatorio, poco hacéis para aliviar sus penas.

En el Purgatorio estamos SOLOS y se sufre LA SENTENCIA EN LA CRUZ DE NUESTROS PROPIOS PECADOS, que merecemos… PROPORCIONADA POR LA JUSTICIA DIVINA

Habréis escuchado una o varias veces, del sufrimiento que tienen las almas allí, en ése lugar de purificación.

Para que entendáis un poco esto, os quiero decir que así como vuestra alma, cuando está en vuestro cuerpo vivo, no puede gozar todo el gozo que Yo le puedo dar, porque vuestro cuerpo no soportaría tanto gozo.

De igual manera, vuestra alma no podría vivir el sufrimiento de purificación que se sufre en el Purgatorio estando en vuestro cuerpo, porque moriríais inmediatamente.

Os estoy hablando a nivel espiritual.

Cuando vuestra alma sale de vuestro cuerpo, vuestras potencias cambian, se engrandecen, se vuelven también infinitas;

porque si vosotros salisteis de Mí, si Yo os creé a Imagen y Semejanza Mía, también vuestra alma es infinita y vuestras potencias también.

POR ESO NO ENTENDÉIS PERFECTAMENTE,

SÍGUEME HASTA EL CALVARIO

CUANDO OS HABLO DE AMOR,

PORQUE ESTOY HABLANDO DE UN AMOR A NIVEL ESPIRITUAL,

CON POTENCIAS QUE VUESTRA MENTE HUMANA

Y VUESTRAS CAPACIDADES HUMANAS,

NO PUEDEN NI SENTIR NI IMAGINAR,

PORQUE VUESTRO CUERPO LIMITA LAS POTENCIAS DEL ALMA.

Cuando vuestra alma está libre ya de vuestro cuerpo y está en el Purgatorio,

En la Tierra el Amor de Jesús DOSIFICA nuestro calvario, Y ÉL ES EL CIRENEO que nos ayuda a recorrer el Camino…

las penas, la purificación que tendréis ahí, es a nivel alma, con vuestras potencias ya libres y el Dolor es inmenso.

Os digo esto para que entendáis la gravedad y el dolor tan grande que se vive en el Purgatorio; donde ciertamente, hay una esperanza de salir de ahí.

Y también ésa esperanza VA CRECIENDO y al llegar a ciertos niveles, va minimizando el dolor del padecimiento de purificación que tenéis.

De igual manera, quiero que entendáis el Dolor que se vive en el Infierno.

También es infinito, ya que vuestra alma es infinita y son dolores que vosotros no imagináis que puedan existir, porque vuestras capacidades se ven minimizadas por vuestro cuerpo.

Y de igual manera, cuando alma llega al Cielo, a vuestro Hogar, Mi Reino, también tendréis un gozo que, en éstos momentos no os podéis imaginar.

Vuestra alma, fuera de vuestro cuerpo, tiene Gozos y Dolores indecibles, inimaginables para vuestras pobres potencias humanas.

La Pena de Daño en el Purgatorio, es LA AUSENCIA DE DIOS, el sufrimiento que Jesús experimentó y lo hizo sudar sangre en Getsemaní…

Amad y haced todo lo posible por vuestros hermanos que sufren indeciblemente en el Purgatorio y uníos también, a las alegrías tremendas, inimaginables, que vuestros hermanos están gozando en el Reino de los Cielos.

Y pedidles a unos, ayuda para no seguir cayendo en faltas y que hagan que vuestra alma tenga que ser purificada más tiempo en el Purgatorio…

Y a vuestros hermanos en el Reino de los Cielos, pedidles que os ayuden a lograr llegar a donde Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, os espero, para que viváis eternamente conmigo.

Antes de continuar con el Mensaje, es muy importante haceros esta aclaración…

Cuando Adán pecó, le entregó su persona y su herencia al Maligno y desde entonces Satanás se apoderó de TODO.

Cuando Jesús nos rescató con la Redención, la salvación debemos hacerla efectiva  primero con nuestra conversión y segundo con nuestra adherencia a la Voluntad Divina.

De esta forma la salvación es un ASUNTO PERSONAL E INTRANSFERIBLE y una BATALLA COTIDIANA.

En el INFIERNO, EL REINO DEL ODIO están peor, los demonios desquitan su ODIO, SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Y tampoco Satanás está dispuesto a reconocer su derrota, mientras pueda aumentar su Botín de almas.

El mundo entero yace en poder del Maligno y SATANÁS ES MUY LEGALISTA, nosotros con nuestros pecados le hemos entregado el control sin combate,

Y DIOS NO PUEDE INTERVENIR, si nosotros NO solicitamos la ayuda.

Bajo esta perspectiva lean el Mensaje y mediten la segunda parte del Ave María…

Y CADA UNA DE LAS PALABRAS contenidas en los Rosarios enseñados por el Cielo

Quiero que reflexionéis lo que significa vuestro paso por la Tierra…

Hijos Míos, Mis pequeños, imaginad que vais a una expedición en una selva que no conocéis; vais con varias personas, pero de repente os quedáis admirando algo que os llamó mucho la atención…

Y no os dais cuenta que esa expedición sigue caminando y os habéis apartado de ellos.

Tardáis un rato en daros cuenta que os habéis quedado apartados del grupo, escucháis los rugidos de las fieras a vuestro alrededor, empieza a caer el Sol y se empiezan a hacer tinieblas a vuestro alrededor. 

Los ojos del Señor están sobre los que hacen lo bueno; sus oídos están abiertos a sus gritos de auxilio… Salmo 34, 15-16

Empezáis a gritar desesperadamente para que os ayuden, para que vuelvan a vosotros.

Las fieras siguen rugiendo y estáis esperando que suceda algo feo en vosotros, tenéis un peligro inminente a vuestro alrededor…

Y SEGUÍS GRITANDO DESESPERADAMENTE POR AYUDA… 

Mis pequeños, ESTO ES LA INVOCACIÓN, esto es lo que se llama la invocación, que debéis tener continuamente hacia Mí, vuestro Dios.

Hace tiempo os explicaba cómo es vuestro alrededor espiritual, os dije que si os permitiera ver espiritualmente vuestro alrededor, a vuestra alma, cómo sois atacados continuamente por entidades satánicas, moriríais ipso facto. 

Es una realidad espiritual en la que vivís continuamente, estáis siendo atacados continuamente por esas entidades satánicas que quieren vuestra muerte, vuestra perdición eterna.

CUANDO YO OS HE DADO ESTA MISIÓN DE BAJAR A LA TIERRA A SERVIRME,

CONOZCO PERFECTAMENTE LA REALIDAD ESPIRITUAL A LA QUE VAIS A BAJAR,

CON LA QUE OS VAIS A CONFRONTAR

Y POR ESO OS PONGO VUESTROS ÁNGELES CUSTODIOS, ADEMÁS DE NUESTRA AYUDA,

Y A LO LARGO DE VUESTRA EXISTENCIA VAIS TENIENDO MÁS ATAQUES,

PORQUE OS ESTÁIS ACERCANDO AL FINAL DE VUESTRA EXISTENCIA

Y SATANÁS NO QUIERE, DE NINGUNA FORMA,

QUE VOSOTROS REGRESÉIS AL REINO DE LOS CIELOS.

Vosotros no podéis caminar solos en el mundo, necesitáis Nuestra protección,Necesitáis estar invocando continuamente el Santo Nombre de algún alma del Cielo, de algún ángel, de Mi misma ayuda como Dios, vuestro Padre. 

Al momento en que vosotros invocáis a alguien del Cielo, en ese momento se hace presente para vuestra ayuda, pero respetaMos vuestro libre albedrío; vuestra soberbia os aparta de esa ayuda cuando os creéis autosuficientes.

Ciertamente hay invocaciones buenas, santas, porque aquellos que están con Satanás también invocan su maldad para acrecentar el mal sobre alguien o sobre algunos.

O COMO EN ESTE MOMENTO SOBRE LA HUMANIDAD ENTERA,

CUANDO GRUPOS SATÁNICOS INVOCAN AL ENEMIGO

Y LE OFRECEN SANGRE, COMO LO HAN VENIDO HACIENDO

EN TODA LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD.

Quiero que os deis cuenta perfectamente de esto, Mis pequeños, si los malos están invocando a vuestro Enemigo, a Satanás,

¡Vosotros os debéis también preocupar por cuidar vuestra alma y la de los vuestros!

La invocación debe ser continua y por eso, Mi Hija, la Siempre Virgen María, os ha dado el Santo Rosario;

cada Ave María es una invocación para vuestra ayuda y de esta forma, va perdiendo Satanás fuerza, porque le estáis pidiendo a Mi Hija continuamente por vuestra ayuda física y espiritual.

Veis cómo hermanos vuestros se quejan de tanto mal en su vida, en sus relaciones, sobre todo en el amor.

Satanás lucha por quitaros el amor, Mi Amor en vuestro corazón, y del amor que debéis dar a vuestros hermanos.

Estáis viviendo una realidad espiritual, una lucha tremenda de poderes satánicos contra vosotros,

Y TENÉIS MI DEFENSA CONTRA ELLOS,

PERO NO LA PEDÍS

Y OS VA DESTROZANDO POCO A POCO SATANÁS

POR CULPA VUESTRA, POR VUESTRA SOBERBIA,

Porque Me habéis hecho a un lado de vuestra existencia y no imploráis Mi ayuda.

No escucho de vosotros esos gritos angustiosos pidiendo Mi ayuda, ¡Ayuda desesperada! NO estáis invocando Mi Santo Nombre para protegeros de tanto mal.

TENÉIS QUE ESTAR MUY CONSCIENTES DE ESTO, MIS PEQUEÑOS,

Y ESTO SE HA IDO ACRECENTANDO

PORQUE SON MOMENTOS YA LOS ÚLTIMOS DE SATANÁS,

PORQUE SERÁ VENCIDO PRECISAMENTE

POR LA INVOCACIÓN QUE LE ESTÁIS HACIENDO A MI HIJA,

LA SIEMPRE VIRGEN MARÍA, A TRAVÉS DEL SANTO ROSARIO

Y POR ESO, ÉL AUMENTARÁ TODAVÍA MÁS

SU FUERZA DE ATAQUE CONTRA VOSOTROS.

Sancte Michael Archangele, defende nos in proelio, contra nequitiam et insidias diaboli esto praesidium. Imperet illi Deus, supplices deprecamur: tuque, Princeps militiae caelestis, Satanam aliosque spiritus malignos, qui ad perditionem animarum pervagantur in mundo, divina virtute, in infernum detrude. Amen. San Miguel arcángel, defiéndenos en batalla, sé nuestro amparo contra las maldades y acechanzas del diablo, que Dios le reprenda, es nuestra humilde súplica; y tú, Príncipe de las huestes celestiales, por el poder de Dios, arroja al Infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos, que rondan por el mundo buscando la ruina de las almas. Amén.

Invocad más Su Santo Nombre, invocad la Ayuda Divina de Mi Santísima Trinidad, implorad la ayuda también de los Santos Ángeles que están prestos para la batalla.

Invocad la ayuda de todas las almas del Cielo, de las almas del Purgatorio, de la Oración de vuestros hermanos en la Tierra.

LA LUCHA ES MUY FUERTE,

CIERTAMENTE SATANÁS YA ESTÁ VENCIDO,

PERO TAMBIÉN VOSOTROS PODÉIS DISMINUIR SU ATAQUE

Y EL DOLOR QUE PUEDA CAUSAROS.

NO SOLAMENTE EL MUNDO,

SINO EL UNIVERSO ENTERO ESTÁ SUFRIENDO ESTOS DOLORES,

PORQUE CUANDO FUE APARTADO SATANÁS DEL CIELO, CAYÓ A LA TIERRA,

O SEA A TODOS LOS PLANETAS DEL UNIVERSO,

Y ÉSTOS ESTÁN SIENDO AFECTADOS TAMBIÉN POR SU MALDAD.

HABÉIS VENIDO A TRAER LUZ Y DESTRUIR LAS TINIEBLAS

QUE EXISTEN EN VUESTRO MUNDO Y EN EL UNIVERSO ENTERO.

 La luz se va a dar pronto, pero la lucha se va a intensificar.

No dejéis de implorar Mi Santo Nombre, quiero escuchar que pidáis ayuda, que vea que en vosotros hay humildad y necesidad Mía, de vuestro Dios, para ayudaros.

Y presto estaré para hacerlo.

AYUDAD A VUESTROS HERMANOS,

IMPLORAD POR SUS NECESIDADES ESPIRITUALES Y AUN TEMPORALES,

PERO OS REPITO, LA MALDAD DE SATANÁS SE VA A INCREMENTAR

Y NECESITÁIS ESTAR MUY PROTEGIDOS

CONTRA ESA MALDAD QUE SE VA A DESATAR

INVOCAD CONTINUAMENTE NUESTRA AYUDA,

INVOCADME, MIS PEQUEÑOS Y LA RECIBIRÉIS.

Hijitos Míos, cuando Mi Amor penetra fuertemente en un corazón, éste se vuelve fortísimo,

Satanás difícilmente podrá hacer caer a un corazón que ama, pero que ama profundamente.

LA FUERZA QUE OS DA EL AMOR ES INCREÍBLE, ES INMENSA,

PORQUE OS HE DICHO QUE EL AMOR ES LA FUERZA MÁS PODEROSA QUE EXISTE

EN EL UNIVERSO, EN TODO LO CREADO, VISIBLE E INVISIBLE,

Con el Santo Rosario Meditamos TODA LA VIDA de Jesús y el Amor del Padre, que lo envió para salvarnos…

PORQUE EN EL AMOR ESTOY YO PLENAMENTE PRESENTE.

Yo Soy el Amor y aquellos que han abierto su corazón a Mi plenitud, Satanás difícilmente los vencerá,

es como una coraza poderosísima que os protege contra toda la Maldad de Satanás.

Mis pequeños, se os dio el Don de la Vida para que vosotros, al vivir en este mundo temporal, pudierais traer el Amor, Mi Amor aquí a la Tierra, para transmitirlo a vuestros hermanos.

Os he dicho que estáis en un Campo de Batalla, y en un campo de batalla necesitáis una armadura,

Y EL AMOR ES ESA ARMADURA QUE OS PROTEGE

CONTRA TODA MALDAD DE SATANÁS.

El Santo Rosario es mi Honda para vencer…

El Amor os lleva también a una Humildad grande, profunda, y satanás no puede tampoco contra las almas humildes y sencillas donadas totalmente a Mi Voluntad, porque él es todo soberbia, él es todo Maldad. 

SOIS MIS CRISTOS EN ESTOS MOMENTOS DE LA HISTORIA

Y ESTÁIS TOMANDO ESTA TAREA, ESTA MISIÓN IMPORTANTÍSIMA

PARA SALVAR VUESTRO HOGAR TEMPORAL,

PERO AL DECIR “VUESTRO HOGAR TEMPORAL”,

LAS ALMAS QUE ESTÁN VIVIENDO TAMBIÉN ENTRE VOSOTROS,

PUEDEN QUEDAR AFECTADAS POR EL MAL

Cuando estamos crucificicados junto con Cristo, nuestra intercesión ES PODEROSÍSIMA Y DEVASTADORA CONTRA SATANÁS…

O PUEDEN SER ELEVADAS HACIA EL BIEN,

Y ESA ES LA TAREA QUE TENÉIS TODOS VOSOTROS.

Estáis viviendo en vuestro mundo, PERO UN MUNDO QUE FUE AFECTADO POR SATANÁS

QUE DE HECHO, AFECTÓ A TODA LA CREACIÓN,

O SEA, A TODOS LOS MUNDOS QUE EXISTEN.

Ciertamente, cuando vosotros llegáis a la Tierra, llegáis a un mundo adverso a la plenitud que traéis en vuestro corazón, que es Mi Amor.

Con esto os voy explicando la coraza tan fuerte y la protección tan grande que tienen todas las almas para pelear contra la fuerza también inmensa, de Satanás,

pero el hombre tiene el libre albedrío y en un Campo de Batalla así actúan los que pelean, o rechazan el Mal o acaban aliándose con el Mal.

Meditad esto, Mis pequeños, porque es una realidad, es una realidad que vivís todos los días, o estáis atacando a vuestro Enemigo continuamente.

U os estáis aliando con Satanás y de esta forma, destruyendo vuestra misión y la misión que yo os he encomendado para salvar a este mundo, a vuestro hogar temporal.

Estáis viendo la maldad a vuestro alrededor, cómo se va dando cada vez más fuerte y que de hecho, ya os había profetizado que para el Fin de los Tiempos las cloacas se abrirían

y conoceríais la maldad de Satanás, la degradación del hombre al haberse hecho amigo de Satanás.

¿Qué es lo que os ofrece Satanás? Os ofrece el mundo, su mundo, su maldad.

Os ofrece riquezas, riquezas materiales que tontamente os deslumbran y las aceptáis.

Riquezas del mundo, cuando todas las mayores riquezas están en el Reino de los Cielos.

Os ofrece fama, ¿Fama de qué?, de maldad, de impureza, de pecado.

Os he dicho que la Oración es poderosísima cuando os unís a la Comunión de los Santos, cuando vivís en estado de Gracia,

cuando estáis conMigo y cuando dejáis que Mi Amor en vuestro corazón haga su parte. 

Estáis en plena lucha, una lucha tremenda, pero si estáis conMigo ganaréis, venceréis a la Maldad de Satanás.

Haced cosas buenas, Mis pequeños, aunque sea una al día.

Todo lo que hagáis con amor irá destruyendo maldad, la maldad que hay a vuestro alrededor y que puede entrar a vuestro corazón y causaros un gran mal. 

” Se necesitan santos de jeans y zapatillas que se jueguen por su FE y lleven la Luz de Cristo A UNA SOCIEDAD SIN DIOS”

CUANDO OBRÁIS EN EL BIEN,

DIFÍCILMENTE DEJARÉIS QUE ALGO MALO ENTRE A VUESTRO CORAZÓN

Y DE ESTA FORMA, OS IRÉIS PERFECCIONANDO EN EL AMOR

HASTA LLEGAR A LO SUBLIME DEL AMOR, QUE ES LA SANTIDAD.

Sabéis que la Virtud se va logrando poco a poco, no llega de repente, poco a poco vais logrando virtud en vuestra vida.

Y la virtud os va a llevar a un grado máximo, que es la santidad a la que estáis llamados todos,

pero tenéis que empezar a poner todo vuestro empeño en que lo que hagáis, aunque sea pequeño, lo hagáis lo más perfectamente posible.

Comienza haciendo lo que es NECESARIO, después lo que es POSIBLE. y de repente ESTARÁS HACIENDO LO IMPOSIBLE

No os dejéis llevar hacia donde os lleva Satanás, hacia la impureza, hacia la injusticia, hacia la maldad, hacia el pecado en todas sus múltiples manifestaciones.

Sois Mis hijos y Mis hijos tienen que ser ejemplo Mío.

Yo Soy vuestro Dios, el Perfecto, el Santo, el Inmaculado y Mis hijos también deben ser así, por eso existe el Purgatorio.

Para que, después de vuestra misión en la Tierra, os acabéis de purificar, porque ningún alma entra al Reino de los Cielos si no está enteramente sana, limpia, pura, santa.

MIS PEQUEÑOS, ESTÁIS EN EL TIEMPO DE LA SEPARACIÓN DEL TRIGO Y LA CIZAÑA. 

SE HA VENIDO DANDO YA Y LO ESTÁIS VIENDO A VUESTRO ALREDEDOR:

LAS MUERTES AUMENTARÁN,

Esteaccidente‘ Satanás lo provocó y ABBA lo permitió, porque la furia demoníaca está desatada…

¿Y nuestra INTERCESIÓN a cuántos salvó? Recuerden que en la ETERNIDAD, todo es posible…

EL JUICIO SOBRE LOS HOMBRES HA CAÍDO YA SOBRE LA TIERRA,

ESTÁIS SINTIENDO YA UN TEMOR INTERNO QUE NO SABÉIS CÓMO EXPLICAR.

LA HUMANIDAD ENTERA ESTÁ SINTIENDO YA EL JUICIO SOBRE ELLA.

Ciertamente estáis ya sobre ese tiempo, el Tiempo en que se ha de separar el bien del mal, el bien será premiado, el mal será castigado.

Muchas oportunidades tuvisteis de escoger el camino correcto, pero no quisisteis tomarlo, y ahora tendréis que enfrentar vuestro juicio.

NO ESTÁIS EN EL JUICIO FINAL, estáis en el tiempo de la Purificación Universal, porque toda la Creación fue afectada por el Pecado Original de vuestros Primeros Padres. 

Ciertamente estáis viviendo tiempos apocalípticos, lo estáis sintiendo ya.

Los buenos, los que se mantendrán como trigo, están siendo marcados por Mis Ángeles y, ¿Qué es ese signo? ¿Qué es esa marca?

Es la marca de la Redención, es la marca de Mi Hijo, es el signo de la Salvación en la cual Él se dio por vosotros

Y LA HAN GANADO,

AQUELLOS QUE PREFIRIERON EL CAMINO ANGOSTO,

EL CAMINO PEDREGOSO, EL CAMINO DEL SUFRIMIENTO, EL CAMINO DE LA FE.

Muchos fueron llamados y pocos los escogidos.

Esos pocos escogidos son los que tomaron ese camino angosto, pedregoso, de sufrimiento, porque el Príncipe de este mundo los atacó en múltiples formas y no pudo destruir la Fe. 

Estas almas se han mantenido en Fe, en confianza plena en Mí, aceptando lo que Yo les enviaba, y todo esto aceptado con amor. 

Son almas que han vivido martirio cruento e incruento, son almas que han dejado estela entre los hombres, estela pequeña o estela grande, pero dejaron ejemplo patente entre los que les rodeaban. 

Son las almas que Me mantuvieron en vida entre los hombres, almas buenas, ciertamente con errores también por estar afectados por el Pecado Original, pero

ALMAS BUENAS QUE ACEPTABAN SUS ERRORES,

PEDÍAN PERDÓN Y REGRESABAN A MÍ,

PERO SIEMPRE BUSCÁNDOME EN TODO MOMENTO,

FUERA PARA OFRECERME LO BUENO QUE LOGRABAN

A Satanás: ‘Me hiciste caer; pero nomás espérate a que me levante… Y…”

O TAMBIÉN PARA PEDIR PERDÓN POR LOS ERRORES QUE COMETÍAN.

Las almas buenas que han sido tocadas por Mi mano amorosa y así han conseguido ese Sello que verán los Ángeles en el tiempo de la siega, serán tomadas para protegerlas.

Mientras tanto, las almas que no hayan sido marcadas, serán eliminadas, pero no todas caerán en el Abismo, algunas todavía tendrán esa oportunidad del Purgatorio para purificarse.

Me complazco en vosotras, almas buenas, almas que buscasteis el bien, almas que luchasteis contra las Fuerzas del Mal y vencisteis porque Yo estaba con vosotras.

Yo os asesoraba en el Bien, Yo os levantaba cuando caíais, Yo perdonaba vuestros pecados, os daba fuerzas para seguir adelante, os parecíais a Mí,

Y esto hizo que os ganarais esa marca indeleble que os está ganando el pasar a esas Nuevas Tierras que se os darán y que gozaréis inmensamente, Mis pequeños.

MI AMOR ES VUESTRO SIGNO

Y ES VUESTRO DESEO GRANDE EL SERVIRME.

SOIS ALMAS LLENAS DE AMOR,

AUNQUE LA TRIBULACIÓN OS HACE CAER, OS HACE SUFRIR,

OS MANTENÉIS SIEMPRE ENVUELTAS EN MI AMOR,

Y ESO ES LO QUE OS HA HECHO GRANDES A MIS OJOS:

ALMAS ACRISOLADAS EN EL AMOR.

Seguid adelante, Mis pequeños, falta poco ya para que podáis gozar vuestro regalo.

Y os pido sigáis orando por aquellas almas que todavía se pueden salvar.

Yo os Bendigo, Mis pequeños, os envío Mi Santo Espíritu, para que entendáis lo que os he dicho y para que tengáis la Fuerza de rechazar todo aquello que os manda Satanás y que, por vuestras propias fuerzas, no podéis rechazar.

Os amo, Mis pequeños, recibid Mis Bendiciones y transmitidlas a todos los vuestros, a todo el Mundo, al Universo entero.

ORAD, Orad, orad, daos por todos, como Mi Hijo se dio por todos vosotros.

ALMAS VÍCTIMAS Y CORREDENTORAS

Yo os bendigo ahora y por siempre, en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo, 
Salvador vuestro y en el del Espíritu de Amor y Vivificador.

Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la cabeza de la serpiente del mal. Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa.

Hijitos Míos, ¡Cuánto os amo!

Yo os amo y os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

ARMADURA DE PROTECCIÓN


Junio 30 de 2020 – 8: 10 A.M.

LLAMADO DE LOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA AL PUEBLO DE DIOS

Pueblo de Dios, la Paz y el Amor de Nuestros Dos Corazones, os acompañe siempre

Amados hijos, los días que estáis viviendo son ya días de Purificación; aceptadlos con amor y confianza en Dios; ofreciendo vuestros sufrimientos, luchas y fatigas, por vuestra liberación, conversión y salvación.

Unid vuestros padecimientos a la Cruz de Jesús, para que las Pruebas, os sean más llevaderas.

Pedidle a Nuestros Dos Corazones por vuestra conversión, la de vuestra familia, país, ciudad y el mundo entero; para que seáis liberados vosotros y la humanidad entera de la Maldad y el pecado existentes.

Acordaos Pueblo de Dios, que vuestras batallas son espirituales; por eso debéis de utilizar toda la Armadura Espiritual que Dios os ha enviado.

Para que podáis enfrentar a vuestro Enemigo el Diablo que no descansa, buscando la forma de haceros perder.

Acudid a la protección de Nuestros Dos Corazones cuando os sintáis atacados por las fuerzas del Mal en vuestra mente.

NO DUDÉIS en invocarnos porque el Poder de Nuestros Dos Corazones destruye todo dardo incendiario del Maligno y os fortalecen en el combate espiritual de cada día.

Consagraos a mañana y noche al Poder de Nuestros Dos Corazones; haced extensiva la consagración a vuestros hijos, familiares y al mundo entero,

Para que el poder del Mal sea derrotado de la faz de la Tierra.

Somos los Sagrados Corazones de Jesús y de María, que palpitan de Amor por todas las almas y en especial por aquellas que están más apartadas de Dios.

Refugiaos Pueblo de Dios en Nuestros Dos Corazones, para que el poder del Mal no pueda haceros daño.

Nuestros Dos Corazones son la victoria y salvación de los Hijos de Dios.

Amado Pueblo, llevad siempre con vosotros el Estandarte Mariano de Nuestros Dos Corazones colgado en vuestro cuello.

Porque es poderosa Armadura de Protección para el combate espiritual y para los días de Gran Tribulación que están llegando.

HACEDLO BENDECIR Y EXORCIZAR

Y CUANDO OS SINTÁIS ATACADOS POR EL MALIGNO, DECID ASÍ:

“CORAZONES DE JESÚS Y DE MARÍA,

VENID EN MI AUXILIO Y SED LA SALVACIÓN DEL ALMA MÍA,

LIBRADME DE TODO MAL Y ASECHANZA DEL MALIGNO”. AMÉN

Os regalamos esta Oración de Consagración a Nuestros Dos Corazones, para que la hagáis a mañana y noche; extensiva a vuestros hijos, familiares y al mundo entero.

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN

A LOS CORAZONES DE JESÚS Y DE MARÍA
(Hacerla a mañana y noche)

Oh, Corazones de Jesús y de María; me consagro, consagro mi familia y al mundo entero, a vuestros Amantísimos Corazones.

Atended a la súplica que os hago y aceptad nuestros corazones en los vuestros, para que seamos librados y protegidos nosotros y el mundo entero de toda maldad y de todo pecado.

Que la protección de vuestros Dos Corazones, sean refugio, fortaleza y amparo, en las luchas espirituales de cada día.

Que el poder de vuestros Dos Corazones, irradie al mundo para que sea protegido de la maldad y el pecado.

Nos consagramos voluntariamente y consagramos a la humanidad entera a vuestros Corazones;

seguros y confiados por vuestra Gran Misericordia, de obtener la victoria sobre las fuerzas del Mal en este mundo, y la Gloria Eterna en el Reino de Dios. Amén

Somos vuestro Refugio y Amparo, los Corazones de Jesús y de María

Amado Pueblo, dad a conocer los mensajes del Cielo, a toda la Humanidad.  

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

SAN RAFAEL ARCÁNGEL


MAYO 22 DE 2020 1:55 P.M.

Pueblo de Dios, la Paz del Altísimo esté con todos vosotros.

Amados Hermanos, soy Rafael Arcángel, llamado también “Medicina de Dios”.

Por la Misericordia y Gracia del Altísimo voy a estar acompañándoos en vuestro paso por el desierto de la purificación.

Soy uno de los tantos Arcángeles que permanecen en adoración y alabanza cerca del Trono de Dios.

La misión que me ha sido encomendada es la de asistiros, protegeros y sanaros con la Medicina de Dios, para que recibáis sanación de parte del Cielo.

Soy el jefe Médico del Cielo y dirijo a todos mis hermanos los Arcángeles y Ángeles, que como Yo, estamos encargados de sanar al Pueblo de Dios.

Los Médicos Celestiales, estamos prestos para socorreros, atenderos y traeros los remedios del Cielo, que sanarán todo tipo de enfermedad en este mundo.

En estos tiempos que estáis viviendo de tanta agitación de tanta oscuridad, donde las enfermedades, virus y pandemias os azotan, no dudéis en acudir a Mí.

Poned primero vuestra fe y confianza en el Dios Altísimo y pedidle que por mi humilde intercesión, os pueda asistir.

Mi Padre y Padre vuestro, es Infinitamente Misericordioso y me enviará junto con mis Hermanos Médicos del Cielo a socorreros, si se lo pedís.

HERMANOS, ESTOS SON TIEMPOS DE OSCURIDAD

Y LOS EMISARIOS DEL MAL OS ESTÁN ENFERMANDO

CON VIRUS Y PANDEMIAS, CREADOS POR ELLOS

El ataque contra el Pueblo de Dios ya comenzó:

Por eso no dudéis en llamarme, vais a necesitar de Mí, para que por la Misericordia de Dios os cure vuestras enfermedades.

Os regalo esta poderosa oración para que la hagáis con Fe y me invoquéis.

Pedidle al Padre Dios que por mi humilde Intercesión, os conceda la sanación del cuerpo o del alma que estáis necesitando.

No olvidéis que soy Medicina de Dios y estoy a vuestro servicio.

PODEROSA ORACIÓN PARA RECIBIR SANACIÓN DE SAN RAFAEL ARCÁNGEL

(MEDICINA PARA SANACIÓN DEL PUEBLO DE DIOS)

Bienaventurado Arcángel Rafael,” Medicina de Dios”, venid en mi auxilio en compañía de los Arcángeles y Ángeles Médicos del Cielo, porque me siento enfermo en el cuerpo y en el alma.

Acudo a Ti, poderoso Médico Celestial, para que si es la Voluntad de Dios y por tu Santa Intercesión, me concedas la sanación que necesita mi cuerpo y la protección que necesita mi alma.

¡Oh, Bendito Arcángel Rafael!, que guiaste y protegiste a Tobías y sanaste la ceguera de Tobit,

ven atenderme y a darme la Medicina del Cielo, para sanar mi ceguera espiritual y la enfermedad que aqueja a mi cuerpo.

Gloriosísimo Arcángel Rafael, ven a socorrerme y tráeme la Medicina del Cielo que sane mi enfermedad física y espiritual.

Que todo sea para La Gloria de Dios. Amén

Rezar Credo y Padrenuestro.

Que la Paz del Altísimo, permanezca en vosotros hombres de buena voluntad.

Vuestro Hermano y Servidor,

Rafael, Arcángel. Medicina de Dios

Dad hermanos a conocer mis mensajes a toda la humanidad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

DESCENDIÓ A LOS INFIERNOS


Jesús baja a los Infiernos y al Purgatorio

Visión de Ana Catalina Emmerich

Symbolum Apostolorum

Latín

Credo in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et   terrae, et in Iesum Christum, Filium Eius unicum, Dominum nostrum, qui   conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio   Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit   ad ínferos, tertia die   resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris   omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam   catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis   resurrectionem, vitam aeternam. Amen.

Español

Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo,   su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y   gracia del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen; padeció bajo el   poder de Poncio Pilato; fue crucificado,   muerto y sepultado; descendió a los infiernos; al   tercer día resucitó de entre los muertos; y subió a   los cielos; está sentado a la derecha del Padre, y desde allí ha de venir a juzgar   a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica, la Comunión de los Santos, el perdón de   los pecados,   la resurrección de la carne y la vida   eterna. Amén

Descendió a los infiernos: «Como Hombre, su Cuerpo murió.

Pero siendo el Primogénito Viviente de los vivientes: Dios Vivo, con su alma y su espíritu vivos; porque el Pecado jamás lo tocó…

Y Es la Sabiduría y la Gracia mismas… 

Y como ser espiritual que era, fue y predicó a los espíritus que estaban presos».

18. “Pues también Cristo, para llevarnos a Dios, murió una sola vez por los pecados, el Justo por los injustos, muerto en la carne, vivificado en el espíritu. 19. En el espíritu fue también a predicar a los espíritus encarcelados, 20. en otro tiempo incrédulos, cuando les esperaba la paciencia de Dios, en los días en que Noé construía el Arca, en la que unos pocos, es decir ocho personas, fueron salvados a través del agua;

21. a ésta corresponde ahora el bautismo que os salva y que no consiste en quitar la suciedad del cuerpo, sino en pedir a Dios una buena conciencia por medio de la Resurrección de Jesucristo, 22. que, habiendo ido al cielo, está a la diestra de Dios, y le están sometidos los Angeles, las Dominaciones y las Potestades. (1 Pedro 3, 18-22)    

Cuando Jesús dando un grito, expiró… Y yo vi su alma celestial como una forma luminosa penetrar en la tierra, al pie de la Cruz.

Muchos ángeles, entre los cuales estaba Gabriel, la acompañaban.

Vi su divinidad unida con su alma pero también con su cuerpo suspendido en la cruz. No puedo expresar cómo era esto, aunque lo vi claramente en mi espíritu.

El sitio adonde el alma de Jesús se había dirigido, estaba dividido en tres partes. Eran como tres mundos y sentí que tenían forma redonda, cada uno de ellos separado del otro por un hemisferio.

Delante del limbo había un lugar más claro y hermoso; en él vi entrar las almas libres del purgatorio antes de ser conducidas al cielo.

La parte del limbo donde estaban los que esperaban la redención, estaba rodeado de una esfera parda y nebulosa y dividido en muchos círculos.

Nuestro Señor, rodeado por un resplandeciente halo de luz; era llevado por los ángeles por en medio de dos círculos: en el de la izquierda estaban los patriarcas anteriores a Abraham.

En el de la derecha, las almas de los que habían vivido desde Abraham hasta san Juan Bautista.

Al pasar Jesús entre ellos no lo reconocieron; pero todo se llenó de gozo y esperanza… Y fue como si aquellos lugares estrechos se expandieran con sentimientos de dicha.

Jesús pasó entre ellos como un soplo de aire; como una brillante luz; como el refrescante rocío.

Con la rapidez de un viento impetuoso llegó hasta el lugar cubierto de niebla, donde estaban Adán y Eva…

Les habló y ellos lo adoraron con un gozo indecible y acompañaron a Nuestro Señor al círculo de la izquierda: el de los patriarcas anteriores a Abraham.

Este lugar era una especie de purgatorio. Entre ellos había malos espíritus que atormentaban e inquietaban el alma de algunos.

El lugar estaba cerrado pero los ángeles dijeron: «Abrid estas puertas.»

Cuando Jesús triunfante entró; los espíritus diabólicos se fueron de entre las almas llenas de sobresalto y temor.

Jesús, acompañado de los ángeles y de las almas libertadas, entró en el Seno de Abraham.

Este lugar me pareció más elevado que las partes anteriores y sólo puedo comparar lo que sentí, con el paso de una iglesia subterránea a una iglesia superior. Allí se hallaban todos los santos israelitas.

En aquel lugar no había malos espíritus.

Una alegría y una felicidad indecibles entraron entonces en estas almas, que alabaron y adoraron al Redentor.

Algunos de éstos fueron a quienes Jesús mandó volver sobre la tierra y retomar sus cuerpos mortales para dar testimonio de Él…

50. Pero Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, exhaló el espíritu. 51. En esto, el velo del Santuario se rasgó en dos, de arriba abajo; tembló la tierra y las rocas se hendieron.

52. Se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos difuntos resucitaron. 53. Y, saliendo de los sepulcros después de la resurrección de él, entraron en la Ciudad Santa y se aparecieron a muchos. (Mateo 27, 50-53)

Este momento coincidió con aquel en que tantos muertos se aparecieron en Jerusalén.

Después vi a Jesús con su séquito entrar en una esfera más profunda: una especie de Purgatorio también; donde se hallaban paganos piadosos que habían tenido un presentimiento de la verdad y la habían deseado.

Vi también a Jesús atravesar como libertador, muchos lugares donde había almas encerradas.

Hasta que finalmente, lo vi acercarse con expresión grave al centro del Abismo.

El Infierno se me apareció bajo la forma de un edificio inmenso, tenebroso; cerrado con enormes puertas negras con muchas cerraduras.

Un aullido de horror se elevaba sin cesar desde detrás de ellas.

¿Quién podría describir el tremendo estallido con que esas puertas se abrieron ante Jesús? ¿Quién podría transmitir la infinita tristeza de los rostros de los espíritus de aquel lugar?

La Jerusalén celestial se me aparece siempre como una ciudad donde las moradas de los bienaventurados tienen forma de palacios y de jardines llenos de flores y de frutos maravillosos.

El Infierno lo veo en cambio, como un lugar donde todo tiene por principio la Ira Eterna, la Discordia y la Desesperación.

Prisiones y cavernas, desiertos y lagos llenos de todo lo que puede provocar en las almas el extremo horror, la eterna e ilimitada desolación de los condenados.

Todas las raíces de la corrupción y del terror producen en el Infierno el Dolor y el Suplicio que les corresponde en las más horribles formas imaginables.

Cada condenado tiene siempre presente este pensamiento: que los tormentos a que está entregado son consecuencia de su crimen, pues todo lo que se ve y se siente en este lugar no es más que la esencia, la pavorosa forma interior del Pecado descubierto por Dios Todopoderoso.

Cuando los ángeles con una tremenda explosión, echaron las puertas abajo; se elevó del Infierno un mar de imprecaciones, de injurias, de aullidos y de lamentos.

Todos los allí condenados tuvieron que reconocer y adorar a Jesús y éste fue el mayor de sus suplicios.

En medio del Infierno había un Abismo de tinieblas al que Lucifer encadenado, fue arrojado.  Y negros vapores se extendieron sobre él.

Es de todos sabido que será liberado durante algún tiempo, cincuenta o sesenta años antes del año 2000 de Cristo.

Las fechas de otros acontecimientos fueron también fijadas, pero no las recuerdo; pero sí que algunos demonios serán liberados antes que Lucifer para tentar a los hombres y servir de instrumento de la Divina Venganza.

Vi multitudes innumerables de almas de redimidos elevarse desde el Purgatorio y el Limbo detrás del alma de Jesús, hasta un lugar de delicias debajo de la Jerusalén celestial.

Vi a Nuestro Señor en varios sitios a la vez, santificando y liberando toda la creación.

En todas partes los malos espíritus huían delante de Él y se precipitaban en el Abismo.

Vi también su alma en diferentes sitios de la Tierra. La vi aparecer en el interior del sepulcro de Adán debajo del Gólgota, en las tumbas de los profetas y con David.

A todos ellos revelaba los más profundos misterios y les mostraba cómo en Él se habían cumplido todas las profecías.

Esto es lo poco de que puedo recordar sobre el descendimiento de Jesús al Limbo y a los Infiernos y la libertad de las almas de los justos.

Pero además de este Acontecimiento, Nuestro Señor desplegó ante mí su eterna misericordia y los inmensos dones que derrama sobre aquellos que creen en Él.

El Descendimiento de Jesús a los Infiernos es la plantación de un Árbol de Gracia destinado a las almas que padecen…

La redención continua de estas almas, es el fruto producido por este Árbol en el jardín espiritual de la Iglesia en todo tiempo.

La Iglesia Triunfante debe cuidar este árbol y recoger los frutos para entregárselos a la Iglesia Militante que no puede recogerlos por sí misma…

Cuando en el día del Juicio Final llegue el dueño del árbol nos pedirá cuenta y no sólo de ese Árbol, sino de todos los frutos producidos en todo el Jardín.

 

¿CÓMO ES EL INFIERNO?

Es un lugar sobre el que los sacerdotes no predican más, porque dicen que la gente se asusta o se burla.  Si siguen creyendo en él, menudo favor hacen a los fieles al:

NO RECORDARLES QUE EXISTE…  

QUE NO ESTÁ VACÍO…  

Y QUE ES PARA SIEMPRE.

TESTIMONIO DE SANTA FAUSTINA KOWALSKA (Religiosa polaca canonizada en el año 2000)

Según un fragmento del relato de su diario:

“Hoy he estado en los Abismos del Infierno, conducida por un ángel. Es un lugar de grandes tormentos, ¡Qué espantosamente grande es su extensión!

Los tipos de tormentos que he visto:

El Primer tormento que constituye el Infierno, es la pérdida de Dios.

El Segundo, el continuo y eterno remordimiento de conciencia.

El Tercero, es que la condición y aquel destino no cambiarán  jamás.

El Cuarto tormento, es el Fuego que penetra al alma sin destruirla. Es un sufrimiento terrible,  ya que es un fuego completamente espiritual, encendido por la Ira Divina.

El Quinto tormento, es la oscuridad permanente. Un horrible y sofocante olor. Y a pesar de la oscuridad, los demonios y las almas de los condenados se ven unos a otros. Ven todos el mal de los demás y el suyo propio.

El Sexto tormento, es la compañía constante de Satanás.

 

El séptimo tormento, es una desesperación tremenda, el odio a Dios, las imprecaciones, las maldiciones y las blasfemias.

Estos son los tormentos que todos los condenados padecen juntos, pero esto no  es el extremo de los sufrimientos.

Hay torturas especiales destinadas para cada alma en  particular.

Éstos son los tormentos de los sentidos. Cada alma padece sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionados con la forma en que ha pecado.

Hay cavernas y horribles calabozos; abismos de tormento donde una forma de agonía difiere de otra.

Habría muerto a la vista de aquellas terribles torturas, si no me hubiera sostenido la omnipotencia de Dios.

El pecador debe saber que será torturado por toda la eternidad, en esos mismos sentidos que suele usar para pecar…

Estoy escribiendo esto por orden de Dios, para que ninguna alma pueda encontrar una excusa diciendo que no hay ningún infierno o que nadie ha estado allí y que por lo tanto nadie puede decir cómo es.

Yo, Sor Faustina por orden de Dios; he visitado los Abismos del Infierno para que pudiera hablar a las almas sobre él y para testificar sobre su existencia…

Cuando regresé, apenas podía recuperarme del miedo. ¡Cuán terriblemente sufren las almas allí!

Por consiguiente, oro aún más fervorosamente por la conversión de los pecadores. Y suplico continuamente por la misericordia de Dios sobre ellos.

Oh mi Jesús, preferiría estar en agonía hasta el fin del mundo, entre los mayores sufrimientos, antes que ofenderte con el menor de los pecados”.

Sí. El Infierno existe y NO está vacío. Quien lo sabe mejor que nadie, es Satanás.

Nuestra Madre Santísima dijo santa Faustina:

“Yo dí al mundo el Salvador  y tú debes hablar al mundo de su Gran Misericordia…  Y preparar al mundo para su Segunda Venida.

 Oh, qué terrible es ese día. Establecido está ya. Es el Día de la Justicia, el Día de la Ira Divina. Los ángeles tiemblan ante ese día.

Habla a las almas de esa gran misericordia, mientras aún sea el tiempo para conceder la misericordia. Si ahora tu callas, en aquel día tremendo responderás por un gran número de almas.”

Yo, Sor Faustina, por orden de Dios, estuve en los Abismos del Infierno, para hablar a las almas y dar testimonio de que el Infierno existe.

Los demonios me tenían un gran odio, pero por orden de Dios tuvieron que obedecerme.

Lo que he escrito es una débil sombra de las cosas que he visto.

He observado una cosa: la mayor parte de las almas que allí están, son las que no creían que el Infierno existe.

EL CÍRCULO DE LA PERFECCIÓN

Hijitos Míos, os voy a explicar algo que muchos de vosotros NO conocéis.

En el Cielo hay diferentes niveles de gozo, en el Purgatorio, hay diferentes niveles de purgación, en el Infierno, hay diferentes niveles de dolor, de castigo.

Y todo esto os lo digo, Mis pequeños, por aquellos que se creen no valer nada y creen que su vida aquí sobre la Tierra no sirvió para nada.

Estáis muy equivocados Mis pequeños, si os concedí el don de la vida, es porque así lo decidí Yo, en Mi Sabiduría Eterna y puse toda Mi confianza en vosotros para que Me ayudarais a que las almas se mejoraran en su nivel de crecimiento espiritual, de amor…

Para que su gozo fuera aumentando día a día y aún para que las almas del Infierno NO sufrieran tanto.

Sí, son cosas que NO conocéis o en las que NO reparáis.

Mucho se necesita de cada uno de vosotros, de vuestras oraciones, de vuestra donación, de vuestra intercesión.

Ciertamente las almas del Cielo están gozando ya de Mi Presencia y por sus méritos propios. Pero una manera Mis pequeños de agradecer lo que recibisteis de vuestros padres, de vuestros antepasados, de vuestros amigos, de vuestros hermanos, es el agradecimiento.

Por ello y vuestra intercesión de amor hacia ellos, las Misas que ofrecéis, los sacrificios, las oraciones, todo lo que hacéis, también llega a ellos a través de la Comunión de los Santos…

Y ellos van subiendo de gozo por vosotros, ellos se van acercando a Mí hasta la fusión total del alma Conmigo, con su Dios así su gozo será tremendo y gracias a vosotros, Mis pequeños.

Las almas del Purgatorio también necesitan de vuestras oraciones, de vuestra donación, de vuestros sacrificios, de vuestros ofrecimientos, de vuestros agradecimientos…

Y así, las almas que estaban en niveles bajos, sufriendo mucha purificación, les iréis ayudando a que pronto puedan salir del Purgatorio, a que pronto encuentren el verdadero significado del Amor y se puedan unir ya a Mí, eternamente.

Las almas en el Infierno, también tienen niveles de dolor.

En Mi Misericordia, Yo, pido que ésas almas NO sufran tanto, os lo pido a vosotros, os lo pido a las almas santas que se dan cuenta de ello.

Ciertamente han negado el Amor, ciertamente NO quieren saber de Mí, pero aún en Mi Misericordia, porque son hijos Míos, no deseo que sufran.

Y por eso permito que estén en un nivel de menos dolor cuando vosotros lo pedís, dándoos cuenta del dolor que tendrá un alma eternamente.

Cuando vosotros, Mis pequeños, ofrecéis vuestros actos diarios, vuestra cruz de cada día, el ofrecimiento de vuestras obras, TODO.

Todo lo que hacéis a diario por Mí y por vuestros hermanos, todo eso es tomado para que entre en la Comunión de los Santos y así todos vosotros os ayudéis a estar más cerca del Amor.

Estad siempre pendientes de todo esto Mis pequeños, para que vuestra vida tenga un mayor sentido, para que realmente os deis cuenta de que NO estáis en la Tierra solamente para sufrir, como muchos dicen.

Sino que cada uno de vosotros trae una misión específica y ésa misión es la salvación de las almas y su mejora en la purificación y en la santificación.

Así vosotros, en vuestras oraciones estáis ayudando a las almas del Cielo, a las del Purgatorio, a que las del Infierno NO sufran tanto,

vosotros pedís a ésos tres niveles y también pedís por vosotros mismos.

Las almas del Purgatorio ofrecen su purificación también por las del Cielo y por vuestra salvación, almas de la Tierra.

Y las almas del Cielo piden por todos vosotros, almas del Purgatorio y almas de la Tierra.

Mis pequeños, no despreciéis todas las bendiciones que se derraman sobre vosotros y éste conocimiento que os doy para que mejoréis vuestro estado espiritual…

Y ofrezcáis más concientemente vuestra vida, vuestra cruz, vuestras alegrías, sufrimientos, todo lo que tenéis, para la salvación de todas las almas.

Os necesito a cada uno de vosotros, no despreciéis todo lo que Yo he puesto en vosotros y sobre todo, Mi confianza, en cada uno de vosotros.

Hijitos Míos, el Don del Perdón es muy importante y lo debéis hacer muy importante en vuestra vida…

Y es tan importante, que si no fuera por él, vosotros mismos NO hubierais adquirido la redención de vuestros pecados y que Yo abriera nuevamente el Cielo para todas las almas.

Gracias a Mi Misericordia, os concedí el Perdón, el perdón del Pecado Original. El perdón es misericordioso y siempre debe estar a flor de piel en vosotros.

Ninguno de vosotros sois perfectos, ninguno de vosotros debéis dejar de dar éste don a vuestros hermanos, cuando yerran o cuando vosotros erráis.

Mis pequeños, gracias a este don, vosotros quedáis purificados y podéis ayudar a vuestros hermanos a rehacer su vida.

Sí, os lo digo así, porque cuando existe algún problema y entra la soberbia y vosotros NO queréis ni dar, ni recibir perdón,

vosotros mismos vais decayendo espiritualmente, vuestra alma se va marchitando, sufrís y hacéis que los demás sufran.

Debéis aprender a perdonar y a ser perdonados, se necesita mucha humildad para ello, Mis pequeños y agradecimiento de parte de vuestros hermanos y también de parte vuestra.

Yo os enseñé a perdonar, perdonándoos el Pecado Original.

Mi Hijo os enseñó a perdonar después de lo que hicieron con Él…

Él iba perdonando y por ése dolor, por esa donación que Él tuvo hasta la última gota de Su Sangre, Él os perdonó y os sigue perdonando.

Por eso os pido Mis pequeños, que si realmente Me amáis y seguís la doctrina de Mi Hijo, debéis aprender a perdonar y a ser perdonados…

Y así vosotros entraréis a niveles espirituales altos, vuestra alma estará siempre tranquila y dejaréis también tranquila el alma de vuestros hermanos.

EL INFIERNO ESPERA, A LOS QUE  NO SABEN PERDONAR...

Porque muchos de vosotros os quejáis de que os va mal, tanto en lo material como en lo espiritual, como que pareciera que Mi Divina Providencia no os alcanza y estáis muy equivocados, Mis pequeños.

Mi Misericordia, Mi Amor, Mi Perdón y Mi Providencia, siempre está sobre cada uno de vosotros.

La diferencia la da, en que muchos de vosotros NO seguís Mis Mandamientos y el Primer Mandamiento os dice que Me amaréis por sobre todas las cosas, sobre todas las cosas.

Mis pequeños, Yo Soy el Primero y el Último, el Alfa y el Omega, vivís y todo vive y todo es creado por Mí.

Por eso os he dado a conocer que Me pertenecéis en totalidad y cuando os apartáis de Mí, es cuando os va mal. 

 

Con vuestro libre albedrío vosotros podéis estar Conmigo o podéis estar en contra Mía, si vosotros os separáis, os separáis de todo lo que Yo os pueda dar.

Cuando os separáis con vuestro libre albedrío, es porque  NO queréis tenerMe, ni en vuestro corazón ni en vuestra vida.

Cuando a un amigo de repente os peleáis con él, os apartáis de él, lo negáis, lo rechazáis, ciertamente no tendréis ya lo bueno que él os podía dar. En cierta forma pasa así Conmigo…

Yo Soy vuestro amigo, Soy vuestro Padre y vosotros sois Mis hijos y esto es más doloroso, Mis pequeños.

Porque os estáis apartando de la Familia a la que pertenecéis, Me estáis arrancando el Corazón y Yo, aún a pesar de que Me negáis, os sigo cuidando, os sigo proveyendo.

Ciertamente NO igual que a los hijos verdaderos, a los que Me aman y a los que están Conmigo, pero Sí os sigo cuidando.

Pero por otro lado, como NO queréis tener Mi Gracia, Mi protección, Mis cuidados, Satanás entra en vuestra vida y os empieza a atosigar,

empieza a atacaros y os da a conocer lo que es “su mundo verdadero” que es maldad, destrucción, dolor, preocupación, lágrimas.

Cuando estáis fuera de Mí, conocéis el mundo satánico y conocéis su ambiente y es cuando vosotros mismos creéis que Yo Soy el causante de todo ello y NO es verdad, Mis pequeños.

Negasteis Mi Gracia, negasteis Mi protección, estáis negando Mis Leyes, NO queréis nada de Mí, NO queréis nada del Amor, entonces

¿Cómo queréis tener el Amor en vuestra vida, si vosotros mismos NO lo llamáis ni lo procuráis?.

Meditad esto, Mis pequeños, antes de que habléis mal en contra Mía.

Esto os lo vuelvo a repetir, porque sois muy dados a echar la culpa a otros cuando NO os dais cuenta del estado real de vuestra alma.

Meditad, Mis pequeños éstas palabras y regresad a Mí, que os espero con los brazos abiertos y sobre todo con Mi Perdón Misericordioso para vuestra alma.

Porque la soberbia en mayor o en menor grado os destruye.

Corrompe vuestra alma, la corroe, destruye vuestro cuerpo, os destruye  espiritualmente… Os destruye como seres humanos.

Mis pequeños, la soberbia os va a quitar la Sabiduría que pueda llegar a vosotros.

Mi Sabiduría la que Yo os doy para que vosotros norméis correctamente vuestra vida, la soberbia la destruye.

NO la deja trabajar, NO os deja vivir.

Cuando vosotros vivís en la soberbia, actuáis como si fuerais los reyes de la creación, creéis que os merecéis todo y que todos los demás deben estar a vuestros pies.

NO aceptáis en ningún momento vuestros yerros…

Creéis que todo lo que hacéis es perfecto y eso va causando malestar a vuestro alrededor, imprudencia, maldad.

Así como los que viven en el estado alcohólico, creen que todos los demás actúan incorrectamente y que ellos son los que están bien.

La soberbia es igual, creen que todos están mal y ellos están bien.

NO hay en ningún momento humildad para reconocer vuestros yerros, aún vuestra mente queda obscurecida por ésta maldad que os trae la soberbia.

En la soberbia NO actuáis correctamente, NO actuáis en libertad, NO actuáis como debierais actuar, como Mi Hijo os enseñó.

En la soberbia NO hay crecimiento espiritual, NO hay crecimiento de vida, DESTRUÍS y os destruís a vosotros mismos.

Se empiezan a separar de vosotros vuestros hermanos, porque ellos sí saben ver que estáis actuando en el error, cuando vosotros mismos NO veis ése error en vuestra vida.

Mis pequeños, debéis entrar en vuestro corazón y pedir ayuda.

Sí, es muy difícil para las almas llenas de soberbia, entrar en su corazón y aceptar que están errando.

Pero cuando vosotros aceptáis que la Luz del Espíritu Santo os puede ayudar y empezáis a tener ésas luces de humildad, de aceptación de vuestro error, es cuando podréis empezar a mejorar.

También os pido a vosotros Mis hijos que estáis Conmigo, que oréis por éstas almas.

Porque están cegadas a la realidad, a la Verdad; a la verdad de su vida, que destruye y NO ayudan en nada para la mejora del Reino.

Todos debéis buscar que Mi Reino ya se dé entre vosotros y Mi Reino debe estar lleno de Virtud.

No cabe en Mi Reino la soberbia. Ya que precisamente por soberbia se perdió el Paraíso.

 

Por eso la soberbia es el peor pecado y la peor falta que puede caber en el alma del hombre, porque es destructiva y os puede destruir en totalidad.

No dejéis que Satanás que es el Padre de la Soberbia, entre en vosotros, en vuestra vida.

Debéis tener mucho cuidado con lo que hacéis, en lo que pensáis…

Porque si NO os mantenéis en la Oración viviendo en las virtudes, fácilmente podéis ser presa de éste tremendo pecado en vuestra vida y para vuestro desarrollo espiritual.

Cuando la soberbia entra en vosotros, en ése momento empieza la decadencia del hombre, la decadencia de ésa alma, NO crece y NO deja crecer a las demás almas.

Tened mucho cuidado Mis pequeños, en NO caer en éste mal en éste grave pecado, pecado tan destructivo.

Acercaos siempre a Mí a través de Mi Santo Espíritu, para que os aconsejemos, para que viváis la realidad que es la del Amor y la humildad.

Teniendo la Humildad Mis pequeños, tendréis todas las demás virtudes; porque ellas pueden crecer en tierra fértil, humilde, sencilla, amorosa, necesitada.

El humilde sabe que necesita de Mí.

El soberbio Me niega porque se siente satisfecho, se aparta de Mí, de Mi fuente de Gracia.

Ayudad a vuestros hermanos en la Oración a darse cuenta de su error, pero vosotros deberéis ser muy humildes para reconocer que también vosotros necesitaréis de Mi ayuda para aconsejar a vuestros hermanos.

Vivid siempre así, sencillos, humildes y fácilmente alcanzaréis la perfección.

Hijitos Míos, la mayoría de vosotros tenéis tinacos en las azoteas de vuestras casas, estos tinacos mantienen en su interior varios cientos de litros de agua.

Son recipientes que albergan ésta agua que luego utilizaréis para vuestros servicios particulares o para otras cosas.

 

A través de las tuberías, de las mangueras, se transporta el agua para limpiar vuestra persona.

Limpiáis vuestro hogar, alimentáis a las plantas, a los animalitos, limpiáis vuestro coche, limpiáis vuestra ropa.

Éste líquido precioso os va sirviendo para purificar todo lo que tenéis y es a través de los diferentes conductos que tenéis, vais utilizando ésta agua para hacer uso necesarísimo de todo lo que necesitáis para vuestra vida diaria.

Mis pequeños, Yo Soy ése Tinaco de Gracia.

Yo, habitando en el Cielo os voy proporcionando a vosotros Mi Gracia.

Vosotros debéis ser ésos conductos, ésas mangueras que vayan transmitiendo Mi Gracia, Mis virtudes,

Mi Amor a vuestros hermanos y así Mi Presencia os debe ir purificando tanto a vosotros como a vuestros hermanos.

Vosotros sois ésos conductos que he escogido para que viváis sobre la Tierra,

para que vayáis haciendo las obras que Yo necesito que se hagan, para ir purificando Mi Reino que está sucio,

que está mal habitado, que está lleno de podredumbre, de basura.

 Vosotros debéis ir limpiando, como buenos conductos que debéis ser, todo lo que esté apartado de Mi Gracia, apartado de Mi Pureza, apartado de Mi Belleza.

Es vuestra obligación limpiar el Mundo, para eso estáis sobre la Tierra, Mis pequeños…

Para purificar todo… Como el agua purifica, limpia y arrasa todo lo que es sucio.

 Sí, vosotros debéis estar sobre la Tierra, para eliminar toda suciedad, pero empezando con vosotros mismos, para que Mi Gracia pueda fluir libremente a través vuestro…

Y vosotros seáis ésos conductos limpios, santos, que deberán limpiar todo aquello que está sucio a vuestro alrededor.

POR FAVOR, AYUDADME…

AYUDADME A SALVAR ALMAS QUE ESTÁN PRECIPITÁNDOSE

EN LOS ABISMOS DEL INFIERNO

Sed conductos pues, con los que Yo Me pueda enorgullecer Mis pequeños, para que podáis ir limpiando todo lo que está a vuestro alrededor y así ya todo limpio, prepare el Regreso de Mi Hijo.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espíritu de Amor y Vivificador.

Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la Cabeza de la Serpiente del Mal.

Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa.

Hijitos Míos,

¡Cuánto os amo!

Yo os amo y os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en del Amor de Mi Santo Espíritu.

La Tremenda SEÑAL, plasmada en una sencilla tilma de fibra de maguey, que tiene medio milenio de existencia y  QUE FULGURA EN LA BASÍLICA DEL TEPEYAC,..

http://diospadresemanifiesta.com/ 

EL TERROR DE LOS DEMONIOS


Febrero 26 de 2020 7:50 AM

Amados Hijos, la Paz de Dios esté con todos vosotros y mi humilde protección e intercesión, os asista siempre.

Soy vuestro Padre José y me encuentro también ya en medio de vosotros, he sido enviado para acompañaros y asistiros en las batallas espirituales que tenéis en este mundo.

Pedid mi humilde intercesión al Buen Dios y llamadme diciendo:

“Oh Glorioso Patriarca San José, Padre adoptivo de Jesús y Esposo Humilde y Casto de María; Poderoso intercesor de las almas y guardián Fiel de la Iglesia; acudimos a vos, amado Padre, para que te dignes ampáranos y socorrednos en la lucha espiritual contra los enemigos de nuestra alma.

Ven en nuestro auxilio y por tu humildad y pureza, líbranos de todo mal.

SAN JOSÉ TERROR DE LOS DEMONIOS, venid en mi auxilio (3 veces).

Mis Amados Hijos, pedidle a nuestro Buen Dios que por mi humilde intercesión, os conceda el Don de la Humildad y la Pureza, tan necesarios para vuestra lucha y crecimiento espiritual.

Acordaos mis niños que mi Amado Hijo Jesús, jamás desoye las súplicas y peticiones que le hago en favor de mis devotos.

El Don de la Humildad y la Pureza, son poderosas armaduras espirituales con las cuales venceréis a los demonios;

los espíritus del mal huyen ante un alma humilde y casta, la humildad y la pureza, unida al amor, ciegan a Satanás y sus demonios;

la humildad y la pureza, os acerca a Dios y os hace invisibles a las Fuerzas del Mal; acordaos, un corazón humilde y sencillo, jamás Dios lo rechaza. 

Hijos míos, estáis en Tiempos de Oscuridad, no descuidéis la Oración, el Ayuno y la Penitencia; permaneciendo a todo instante en la Gracia de Dios,

porque bien sabéis que vuestro Enemigo el diablo, no descansa buscando la forma de haceros perder.

Muchas almas se están perdiendo por la falta de Oración y cumplimiento de los Santos Preceptos.

Los placeres de la carne y los afanes y trabajos de este mundo, están apartando a muchas almas de Dios; la inmensa mayoría de la humanidad está vendada espiritualmente.

Y no saben que lo que está por llegarle es Tribulación como nunca antes se había visto en la Tierra.

Como a un HOMBRE VERDADERO, José y María EDUCARON e instruyeron a Jesús.

PUEBLO DE DIOS, VOSOTROS ESTAD BIEN PREPARADOS ESPIRITUALMENTE,

PARA QUE PODÁIS AFRONTAR LOS DÍAS DE ANGUSTIA,

DESESPERACIÓN, DESOLACIÓN, ESCASEZ, HAMBRE, PESTES, CAOS Y MUERTE,

QUE ESTÁN LLEGANDO

Hijos míos, la mayor Prueba por la que vais a tener que pasar en aquellos días, será la Sed de la Palabra de Dios;

El Dios que PROTEGIÓ a Daniel de los leones, ES EL MISMO que te protegerá a tí y a tu familia,

Cuando llegue el tiempo de la Gran Abominación, el Santo Espíritu de Dios se apartará de la humanidad; sólo estará con su Pueblo Fiel.

Mi Amada Esposa María, será el Sagrario donde encontraréis a Nuestro Amado Hijo Jesús.

La inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora se perderá en el Paso por el Desierto, porque el Espíritu de Dios no estará con ella.

Entonces, se rasgarán sus vestiduras y clamarán al Cielo diciendo: “Señor, Señor, ven a librarnos, venid en nuestro auxilio,” pero ya no habrá quien los escuche.

Pequeños, os regalo esta Oración de Protección para que la hagáis con Fe y seáis fortalecidos en la Tentación, y así podáis derrotar al Enemigo de vuestra alma.

ORACIÓN A SAN JOSÉ, PIDIENDO SU PROTECCIÓN

¡Oh Glorioso San José! por vuestra profunda humildad, por vuestra mansedumbre inalterable, por vuestra paciencia invencible, por vuestra pureza angelical y por la perfecta fidelidad que os hizo puntual imitador de las virtudes de Jesús y de María,

Os pido me consoléis en todas mis penas, me dirijáis en todas mis dudas, me defendáis en todas las tentaciones, me libréis de todos los peligros espirituales y materiales;

extended vuestro brazo contra todos mis enemigos visibles e invisibles, rompiendo y desbaratando todos los lazos y celadas que tiendan y armen contra mí. Amén

Que la Paz y el amor de Dios, permanezca en vosotros mis Amados Hijos; que mi humilde intercesión, os proteja de todo mal.

Vuestro humilde Servidor, José de Nazaret

Dad a conocer mis mensajes, a toda la humanidad, Pueblo de Dios

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

EL ARMA DE LA VICTORIA


DICIEMBRE 31 DE 2019 1:45 P.M.

LLAMADO DE FRAY PIO DE PIETRELCINA A LOS HIJOS DE DIOS

Paz y Bien, mis hermanos

Soy vuestro hermano Fray Pio de Pietrelcina, los saludo en el Nombre del Buen Dios; me encuentro en medio de ustedes por la Gracia y Misericordia del Señor; pedid mi humilde intercesión y acudiré en vuestra ayuda.

Pueblo de Dios, se están acercando los días de la Gran Tribulación y a muchas almas parece no importarles, porque no quieren escuchar los llamados del Cielo.

Muchas almas van a perderse por andar alejadas de Dios, el tiempo corre y si no recapacitan morirán eternamente.

Todos mis Hermanos en el Cielo, reunidos en torno a Nuestra Señora, intercedemos por toda la humanidad de este mundo y muy especialmente, por aquellas almas que caminan a diario con el pecado;

esperamos que despierten de su letargo, se conviertan para que mañana puedan alcanzar el gozo de la vida eterna.

Hijos, grandes tribulaciones se aproximan para que se preparen espiritualmente; no suelten el Santo Rosario, porque es la mayor protección que el Cielo les ha regalado.Oren en comunidad, porque ese era mi mayor deseo cuando estuve en este mundo; los grupos de Oración en torno al rezo del Santo Rosario,

lo mismo que la Oración, el Ayuno , la Penitencia, la confesión y la comunión diaria, fueron los pilares de mi evangelización que inculcaba a mis hijos, para que pudieran alcanzar los favores del Buen Dios.

Continuad con mi obra para que más lámparas alumbren las tinieblas de este mundo pecador.

Propaguen a todo instante hijos el rezo del Santo Rosario con sus Letanías y la Santísima Madre le dará paz a sus almas y los librará de las asechanzas del Maligno;

cuando llegue la hora de partir de este mundo, Ella, Nuestra Amada Madre, vendrá por sus almas y los llevará a la Gloria Eterna.

Sean Misioneros del Santo Rosario y Conságrense al Corazón Inmaculado de Nuestra Amada Madre, para que nada ni nadie los aparte del Amor de Dios.

El Rosario es la escalera para subir al cielo, es azote para los demonios que huyen en desbandada cuando con fe es rezado.

Nuestra Madre Celestial, jamás desoye las súplicas y peticiones que le hacen sus devotos cuando con fervor rezan el Rosario. 

Muchas almas de pecadores se han salvado cuando se ofrece el Rosario por ellas, Nuestra Madre reparte todas las Gracias del Santo Rosario y las aplica a las almas más necesitadas en la Eternidad y en este mundo.

Cada Ave María es un alivio para las almas del Purgatorio, miles de almas suben al Cielo con el rezo del Santo Rosario,

otro tanto son cambiadas de lugar y las almas más necesitadas que se encuentran en total purificación, son fortalecidas y reciben un descanso que mitiga sus dolores.

El Poder del Santo Rosario hace temblar el infierno cuando se reza con fe y en comunidad; rezad muchos Rosarios y ayudadle a Nuestra Madre del Cielo a salvar, rescatar y liberar muchas almas.

Que el Buen Dios los acompañe y el Amor y Protección de Nuestra Señora esté siempre con ustedes.

Paz y Bien

Fray Pío de Pieltrecina

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, Hijos del Buen Dios

 

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

ORACIÓN PARA AÑO NUEVO


Diciembre 30 de 2019

Habla la Santísima Virgen María

Dice J.V: Veo a la Santísima Virgen vestida con su vestido rosa y con manto azul y veo que es inmensa, está parada sobre el Mundo y está pisando a la serpiente.

Hijitos Míos, Satanás ha tomado el poder mundial, su influencia maligna cae sobre todos los pueblos de la Tierra; por eso veis toda la maldad que se está dando en todas las naciones, ninguna se salva de su influencia, de su Maldad.

Los errores se dan por todos lados, a todos niveles, aún dentro de la misma Iglesia; en las familias, en la sociedad, ya NO HAY suficiente Oración de los hombres para combatir esta Maldad.

Pero sabed Mis pequeños, que estos son Mis tiempos, es el tiempo que Nuestro Padre Dios, Me ha dado para aplastar la cabeza de esta Serpiente Infernal,

Aunque ciertamente, tendréis que sufrir por un tiempo para purgar las ofensas que Le habéis infringido al Corazón de Mi Hijo. Y por los dolores también, que les habéis infringido al Padre y a Mi Esposo, el Espíritu Santo.

Ciertamente, la Maldad de Satanás llegó a todos vosotros, sin embargo la gran mayoría de vosotros, no le pusisteis  una barrera para proteger vuestra alma contra su influencia,

Y preferisteis vivir en el mal y hacer a un lado el Bien que os vino a Enseñar Mi Hijo.

Por eso, deberéis purgar por un tiempo lo que vosotros causasteis, que no se hubiera dado si vosotros hubierais seguido lo que Mi Hijo os dio.

Ciertamente Satanás será vencido y después de eso, de ese dolor que tendréis, he de pisarle la cabeza y será encadenado, para que no haya ya, esa influencia mala sobre vosotros.

E inmediatamente Mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios, iluminará toda la Tierra.

Iluminará a aquellos que hayan sido escogidos para iniciar una nueva generación, ese será el Resto Fiel, los que sí entendisteis todo esto que se os explicó y además, pusisteis de vuestra parte para no dejaros influir por la Maldad de Satanás.

La purificación dejará a este Resto Fiel, limpio de toda Maldad, preparados para gozar de los regalos que Nuestro Padre Dios tiene preparados para este Resto Fiel.

Estos verdaderos hijos que sufrieron la Tribulación, que fueron purificados y que se mantuvieron fieles, será un gran regalo todo lo que vendrá para este Resto Fiel, pero más que nada,

El regalo más grande, va a ser la renovación que tendréis en cuerpo y alma, los que seréis escogidos; porque así os renovará mi Esposo, el Santo Espíritu de Dios.

Mantened en vuestra mente este regalo, manteneos alegres, porque muchos de vosotros sabéis ya, que seréis escogidos, porque ya estáis marcados, sabéis en vuestro interior, cómo vuestro Dios os ama.

Os pido Mis pequeños, que oréis intensamente por las almas,

POR LA SALVACIÓN DE TANTAS ALMAS QUE SERÁN ELIMINADAS DE LA TIERRA,

QUE NO SUPIERON SER FIELES A LAS ENSEÑANZAS

DE TODO UN DIOS QUE VINO A SALVAROS

Es muy doloroso ver cómo el hombre no reacciona, se os da tanto, se os mima tanto, y vosotros, con corazón duro y altanero, os ponéis en contra de vuestro Dios, que tanto os ama.

Hacéis a un lado tantas Enseñanzas y tanto Amor que se derrama sobre vosotros y vosotros no reaccionáis y solamente reaccionáis cuando el castigo ya está sobre vosotros, pero ya es demasiado tarde.

El Resto Fiel se ha ganado su puesto, porque ha tenido una vida entregada a Nuestro Dios y Señor.  

“Señor: Yo cubro con la Sangre Preciosísima a TODAS las almas que están siendo llamadas a tu Tribunal Divino, para que las alcance tu Misericordia y gocen en Tu Gloria de su futuro Eterno…”

Os pido, de cualquier manera, Mis pequeños, que insistáis en la oración, para salvar a tantas almas como podáis, que,

aunque no quedaran para los Nuevos Tiempos, puedan ser salvadas

Y así, deis una alegría grande a Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad y sobre todo,

para que Mi Hijo no se sienta decepcionado de haberse dado por todos y solo algunos hayan aprovechado todo el Bien que os dejó.

Os amo, Mis pequeños, insistid en la Oración sobre todo, en el rezo del Santo Rosario; os repito:

ESTE ES MI TIEMPO,

EL TIEMPO EN QUE LA MUJER

VENDRÁ A APLASTARLE LA CABEZA A LA SERPIENTE,

Estad Conmigo, ayudadMe con vuestra oración;

sobre todo, insistiéndoLe a Nuestro Dios y Señor,

que los tiempos se acorten, para que termine esta influencia satánica sobre todos vosotros.

Con tu Rosario Madrecita, convertido en la Red Divina de la salvación, te entrego con cada Ave María, LAS ALMAS DE…

Los ataques de Satanás son un magnífico motivo para decir:

Padre Santísimo TE ENTREGO TODO LO QUE SIENTO… (en unos cuantos minutos el DOLOR se vuelve soportable y casi desaparece)

Y…

Madrecita, uno mis lágrimas a las tuyas Y POR CADA UNA TE OFREZCO…” Y con la red divina oramos por paises enteros.

El noticiero es la mejor fuente de inspiración, para la Intercesión.

Y aún llorando, le decimos al Adversario: “Anda, vuelve a golpearme y veremos a quién le va peor…”  

Sírvanse con la cuchara grande y no oren solamente por una sola alma… 

Os pido que vuestra Oración no cese en ningún momento, estáis viendo Acontecimientos ya fuertes de la Purificación. El mismo sol os está afectando y está afectando a la Tierra.

Desde hace tiempo os pedí, Mis pequeños, que observarais al sol, porque en él se iban a dar muchos cambios que os irían afectando.

Yo, como Madre vuestra, estaré con vosotros en todo momento.

En Mis Apariciones, alrededor del Mundo, Nuestro Padre y Nuestro Dios, Me permitió irles anunciando de algunos Acontecimientos que padeceréis.

MUCHOS DE VOSOTROS LOS HABÉIS TOMADO EN CUENTA Y EN SERIO,

PERO MUCHOS MÁS, NO LES HAN HECHO CASO

Y NO SE ESTÁN PREPARANDO

La Gracia de Nuestro Dios, permite que éstos acontecimientos se vayan dando poco a poco, para que la humanidad vaya reaccionando y os vayáis dando cuenta que ya éstos se están saliendo de la “normalidad”, de la que luego habláis.

Los mismos científicos, asombrados están, porque ya no siguen parámetros humanos, ya no tienen con qué comparar lo pasado con lo presente y esto lo está permitiendo Nuestro Dios y Señor,

PARA QUE OS DEIS CUENTA DE QUE YA LO QUE SE ESTÁ DANDO Y SE DARÁ,

NO VIENE DE LOS CAMBIOS NORMALES DE LA TIERRA O DEL UNIVERSO ENTERO,

SINO QUE YA ES OBRA DIRECTA DE NUESTRO DIOS

Y DE LAS FUERZAS SATÁNICAS QUE OS QUIEREN DESTRUIR

Nuestro Dios, os estará protegiendo y Yo Misma, estaré con vosotros también, para guiaros y para que sepáis qué hacer en estos momentos de Purificación

Que como os dijo Nuestro Padre y Nuestro Dios, serán para vuestro Bien, aun a pesar de que os duela lo que vendrá.

Mis pequeños,

UNÍOS EN GRUPOS DE ORACIÓN,

PORQUE LA ORACIÓN CONJUNTA, SIEMPRE SERÁ MÁS PODEROSA QUE LA INDIVIDUAL

Apoyaos los unos a los otros, tanto en lo material como en lo espiritual y ved todo lo que sucederá, como algo positivo.

Porque se os ha dicho ya, que se os cambiará de casa, tendréis un Nuevo Hogar y será muy bello.

VUESTRO SUFRIMIENTO, EN ALGUNOS SERÁ GRANDE

Y EN OTROS, MENOS FUERTE;

DEPENDIENDO DE VUESTROS PECADOS Y DE VUESTRA ESPIRITUALIDAD

ESA ES LA JUSTICIA DIVINA,

ÉSE ES EL AMOR DE NUESTRO PADRE Y CREADOR

Empezaréis a vivir una nueva época y, así como el parto de una mujer que al principio duele, cuando nace el bebé, se terminan las lágrimas y empieza la alegría

y no solamente empieza la alegría por ver nacido el bebé, sino porque empiezan muchas expectativas, ¡Grandes expectativas!

Conoceréis grandes cosas que nuestro Dios os regalará y asombrados y alegres estaréis de tener todo ello;

es como el regalo nuevo que se le da al niño en su cumpleaños, recibe tantos regalos en un momento de fiesta, que no sabe cuál abrir primero, y así estaréis vosotros.

Tantos regalos tendréis de parte de vuestro Dios, que vuestra alegría será inmensa.

Agradeceréis de corazón a Nuestro Dios y os alegraréis, infinitamente, de haber sido obedientes y fieles a Su Amor y a Sus Leyes.

¡Cuánta tristeza Me causan vuestros hermanos!, que no tienen Fe a todo lo que se os dice y se os pide,

que por estar de parte de Satanás, tratan de hacer a un lado o de distorsionar Nuestras Palabras Santas, para engañar a vuestros hermanos, haciéndoles creer que son mentiras.

¡Pobres almas de vuestros hermanos!, que así como los escribas y fariseos, que asesinaron a Mi Hijo y que han creado mentira tras mentira, a través de todos éstos años, posteriores a la Muerte y Resurrección de Mi Hijo,

quieren seguir haciéndolo con la humanidad. Ellos son seguidores de Satanás, y Satanás es pura mentira.

ORAD POR LAS ALMAS DE VUESTROS HERMANOS QUE DUDAN,

PORQUE ELLAS TODAVÍA PUEDEN SER RESCATABLES;

AQUELLAS QUE YA SE HAN SOLTADO TOTALMENTE A LA MALDAD DE SATANÁS,

DIFÍCILMENTE REGRESARÁN A LA VERDAD.

Alegraos pues, vosotros, los que habéis creído, los que a pesar de todas las mentiras y maldades de Satanás, a vuestro alrededor, os habéis querido mantener en la Verdad porque estáis bien cimentados en ella.

Manteneos así, Mis pequeños, inamovibles en la tormenta, la Luz de la Verdad os guía y el Amor os unirá eternamente.

Amaos los unos a los otros, os pidió Mi Hijo y os lo repito Yo, vuestra Madre: amaos los unos a los otros.

Gracias, Mis pequeños

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os bendiga; que Mí Hijo, bendición de Mí Dios y Señor, a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os bendiga.

Y recibíd, también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al triunfo de la Verdad y del Amor.

Amadísimo Padre Celestial:

“Tú que eres infinitamente Bueno, infinitamente Poderoso, infinitamente Misericordioso, escucha la Oración que te presento a través del Inmaculado Corazón de María Santísima y por la Sangre Preciosísima de Jesús:

Señor hoy quiero pedirte perdón. Perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho. Perdón por vivir sin entusiasmo y por la Oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte. También por la apatía en buscarte y en amarte.

Y por la tibieza en servirte. Por mis pecados de omisión, por todos mis olvidos, descuidos y silencios nuevamente te pido perdón.

Señor, Dios, Dueño del tiempo y de la Eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro. Al terminar este año, quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI.

Gracias porque aunque no tengo mucho, Tú no dejaste que me faltara NADA y hasta recibí pequeños regalos para consentirme, aparte de los grandes dones que sostuvieron mi vida.

Gracias por tu Paciencia, cuando tardé en darme cuenta que fué Satanás el que estaba haciéndome tropezar y me enganché en sus tramposas insidias, con los seres que más amo en la vida, después de Tí.

Así como la torpeza en percatarme que tanto la soberbia como el respeto humano, son como aves fénix que no mueren y nos atrapan, cuando menos lo esperamos, para tratar de alejarnos de Tí.

Gracias por esas alertas con qué el Espíritu Santo, son como un semáforo que nos detienen y nos hacen reflexionar. Y vemos claramente las acciones del Enemigo a través de las personas y tu Amor en nuestro corazón, nos fortalece y nos ayuda a PERDONAR.

Gracias por la vida y el amor; por el mar y la vida que contiene, por las flores, el aire y el sol. Por todas las maravillas con qué dotaste el Universo y la Creación entera.

Por la belleza que aún podemos contemplar, a pesar de la terrible destrucción que nosotros hemos propiciado, con nuestra indiferencia, avaricia e irresponsabilidad.

Gracias por tu infinito Amor, que nos protege y nos defiende, cuando más lo necesitamos. Por la alegría y el dolor; por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

Y por las pruebas que nos doblegan y lloramos el ganar perdiendo; pero aceptando con amor tu Voluntad. ¡Por favor ABBA, ayúdanos a CRECER!

¡ENAMÓRAME DE TÍ! Ayúdame a vivir tu Evangelio, como Tú lo predicaste y a dar testimonio, como nuestra Madrecita Santísima.

Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar, las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.

Te presento y te entrego a las personas que a lo largo de estos meses amé; las amistades nuevas y los antiguos amores, los más cercanos a mí y los que estén más lejos; los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar; con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.

Mañana iniciamos un nuevo año, un instante fugáz en Tu Eternidad; pero doce meses angustiantes que sólo nuestra Fe y nuestra Esperanza en Tí, nos dan el aliento para recibir y para entregar.

Al detenernos una pausa en nuestra vida, ante el nuevo calendario aún sin estrenar, te presento todos estos días, que sólo TÚ sabes si llegaré a vivirlos.

Viviré cada día como si fuera el último y de antemano te digo cuando llegue a su final mi jornada terrena:

“EN TUS MANOS ABBA SANTÍSIMO, ENCOMIENDO MI ESPÍRITU…”

“!TÓMAME SEÑOR Y HAZ LO QUE QUIERAS Y TENGAS QUE HACER!

Te entrego en sacrificio mi libre albedrío y ANIQUILO mi voluntad, dentro de la Tuya. ¡Por favor ayúdame a hacértelo efectivo y dame las fuerzas para destruir mi ‘yo enemigo’!

Ayúdanos a cumplir nuestra Misión, para alegrar tu Sacratísimo Corazón y reparar el mar de amarguras con que te lo inundamos y destrozamos, con nuestra maldad y nuestra perversión.

Te entrego mi absoluta miseria y te suplico me prestes de tu Santidad, para que me des nueva Vida y sea tu Amor, Tu Bondad y todo lo que impulsa tu Corazón, palpitando en el mío.

TE AMO, DAME MÁS AMOR PARA AMARTE MÁS.

DAME ADORACIÓN, PARA ADORARTE ETERNAMENTE.

DAME SABIDURÍA Y DISCERNIMIENTO, PARA GUIAR MIS PASOS SIN OFENDERTE

DAME JESÚS, TU HEROÍSMO; PARA SER UN GUERRERO@ VENCEDOR@

TE ENTREGO MI COBARDÍA Y MI TIBIEZA,

DAME MADRECITA SANTA, TU INTREPIDÉZ SANTÍSIMA,

QUE MANTIENE A LA SERPIENTE, BAJO TUS PIÉS

DAME ESPÍRITU SANTO, LO QUE ME HACE FALTA PARA SER CORREDENTOR@

Y DARTE TODAS LAS ALMAS QUE DEBÍ DARTE ANTES, CUANDO NO CONOCÍA MI MISIÓN

ABBA, DAME LOS CARISMAS QUE NECESITO, JUNTO CON LA FE PARA USARLOS

Y CON TU ESPADA CORTA LAS CADENAS QUE ME ATAN, PARA RESCATAR A MIS HERMANOS Y DEVOLVÉRTELOS

Y PASAR EN LA ‘BATALLA DEL ARMAGEDÓN’, DE LA RETAGUARDIA AL FRENTE

SIN PENSAR, NI TEMER NINGÚN DAÑO SANGRIENTO O LA MISMA MUERTE,

PORQUE YA ESTOY CUBIERTO@ Y PROTEGIDO@ CON LA SANGRE PRECIOSÍSIMA DE MI REDENTOR.

EL SANTO ROSARIO


CÓMO ORAR EL SANTO ROSARIO CON PODER.

EL ROSARIO ES EL ARMA PERFECTA Y LETAL.

Porque cuando lo ORAS, CON PERFECTA ENTREGA Y DEVOCIÓN…  

CON EL SANTO ROSARIO, MAMITA MARÍA NOS TOMA DE LA MANO Y NOS CONDUCE HASTA JESÚS… 

Jesús CONOCE muy bien el Poder de Intercesión de María y por eso antes de ir al Getsemaní, FUE A PEDIRLE a su Madre Santísima que Orara por Él…

Pues Él sabía que estaba a punto de Iniciar su Pasión Dolorosísima…Y así fue.

Aún con el Cielo Cerrado, María le consiguió al Ángel del Getsemaní.

ROSARIUM Signum Crucis

Per signum Crucis de inimicis nostris libera nos, Deus noster. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

Desde que te arrodillas ante un Crucifijo, te persignas y haces la TRIPLE Invocación:

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(María llega inmediatamente y se arrodilla a orar junto contigo)

OFRENDA:

Yo me Uno con todos los ángeles y santos del Cielo, las pobres almas del Purgatorio y todos los justos de la Tierra; con todas las Misas y oraciones de Alabanza a Dios Uno y Trino que se hayan orado o que se vayan a orar.

Todas las lágrimas, gozos, sacrificios y sufrimientos de cada alma, que alguna vez haya vivido o que vaya a vivir, en la Tierra o en el Universo.

Lo uno todo al Corazón Adolorido de María Santísima a los pies de la Cruz y ofrezco con él a toda la Creación y el Sufrimiento de la Creación a Jesús, por la Conversión de los Pecadores.

Por el Círculo Dorado de la Perfección, la liberación de las almas del Purgatorio, la santificación de los sacerdotes y religiosos, los Deseos de los Dos Corazones de Jesús y de María, la paz en el Mundo y en el Universo…

Y mis intenciones…(mencionarlas aquí)

LAS TRES ORACIONES

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Oh Señor Jesucristo, yo confío… (Hacer la petición)

Mírame solamente Jesús, y luego haz lo que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Ti. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino.

¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí. Que jamás sea confundido. Amén.

ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

CREDO in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. AmenPATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (3 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

 Escuchas la Enunciación del Misterio y lees la Palabra de Dios…

Contemplas el Misterio:

Te imaginas la escena del Evangelio y te metes dentro de ella como si fueras un personaje más: – un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino; – un caminante que asiste al Bautismo de Jesús; – un invitado de las Bodas de Caná; – un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz, – uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,

Guardas unos segundos de silencio:

DIOS HABLA BAJITO.

Déjale que te hable en el silencio de tu corazón. A lo mejor te quiere decir algo y si NO lo dejas, ¿Cómo vas a escucharlo?  

Luego, en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena y rezas:

PRIMER MISTERIO

OFRECIMIENTO… 

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Ave María, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen. (10 veces)

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

JACULATORIA

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de Purificación. Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre. Amén.

INVOCACIÓN DE FÁTIMA

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.Y así sucesivamente  con los siguientes Misterios…

Culminación (Cuando regresamos a la Cruz y recorremos una vez más las primeras cuentas)

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen purísima antes del Parto; en tus manos encomendamos nuestra FE para que la ilumines… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, virgen purísima en el Parto; en tus manos encomendamos nuestra Caridad, para que la inflames… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen purísima después del Parto; en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la Culpa Original. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. ¡Ea! pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre, ¡Oh Clemente, oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María!¡Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias y Promesas de Nuestro señor Jesucristo. Amén

SALVE Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

¡Oh Soberano Santuario! Madre del Verbo Eterno, libra Virgen del Infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa, de los mortales Consuelo; ¡Ábrenos Virgen el Cielo, con una muerte dichosa y dános pureza de alma; ya que eres tan Poderosa.

Mi corazón en amarte, eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre mía de Guadalupe.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. AmenLAS LETANÍAS LAURETANAS 

 (En las letanías podemos encontrar alguna Advocación especial según nuestra necesidad particular, por ejemplo Consoladora de los Afligidos y pedirle que nos ayude con el Dolor o la pena que está abrumando nuestro corazón. Y así sucesivamente…)

Señor, ten piedad R. Ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. R. Ten piedad de nosotros.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,  R. Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu Santo,

Santísima Trinidad, un solo Dios, R. Ten piedad de nosotros.

Santa María,  R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre de Cristo,

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre siempre virgen, R. Ruega por nosotros

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,Madre del Creador, R. Ruega por nosotros

Madre del Salvador,

Madre de misericordia,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,  R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la Sabiduría,

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso de insigne devoción,

Rosa mística, R. Ruega por nosotros

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la Alianza,Puerta del Cielo,  R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los Ángeles,

Reina de los Patriarcas, R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas,

Reina de los Apóstoles,

Reina de los Mártires,

Reina de los Confesores,

Reina de las Vírgenes,

Reina de todos los Santos,Reina concebida sin pecado original,

Reina asunta a los Cielos,

Reina del Santísimo Rosario,

Reina de la familia,

Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.  Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN FINAL 

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo. Y por la gloriosa Intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor.  Amén.

 

E33 ¡¡¡INTERCESIÓN URGENTE!!!


Agosto 03 de 2019 

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, el cuerpo que os he dado es de suma importancia; gracias a él, vuestra alma (espiritual) puede moverse de un lugar a otro en éste mundo (físico).

Sí, Mis pequeños, vuestra alma que es la que tiene la vida y le da vida al cuerpo; a pesar de tener potencias grandísimas, necesita en éste mundo físico de un cuerpo frágil, enfermizo, miserable; para poder ir de un lado a otro.

Ciertamente Mi Gracia fue perfecta y vuestros Primeros Padres poseían un cuerpo sin ningún tipo de imperfección y sus carnes no iban a sufrir enfermedad ni deterioro; pero el Pecado Original afectó todo lo creado y todo se corrompió.

Muchos de vosotros cuidáis mucho de vuestro cuerpo y eso es bueno; porque si no está sano, vuestra alma no puede ir a misionar, llevando la Buena Nueva que os dejó Mi Hijo.

Vuestro cuerpo es simple vehículo del alma y digo simple, porque vuestras potencias espirituales e intelectuales, radican en el alma, no en el cuerpo.

Ciertamente el hombre necesita de la unión del alma y del cuerpo, para desarrollarse como ser humano; no se le puede dividir; pero os vuelvo a repetir, sus potencias más importantes, radican en el alma.Y ello os lo dejé patente en las Sagradas Escrituras, cuando se os dice que vuestra alma está hecha a imagen y semejanza Mía.

Ella es la que entra al cuerpo desde la concepción y ella saldrá del cuerpo y regresará a Mí, al terminar  su misión sobre la Tierra.

Os decía, que muchos de vosotros cuidáis mucho a vuestro cuerpo al exterior, a vuestro vehículo. Algunos lo hacen en exceso, a tal grado de que se os olvida de cuidar lo más valioso que tenéis y que es vuestra alma.

Vuestra belleza real, la que se ve desde el Cielo, no es la belleza del cuerpo, sino la del alma. El cuerpo es finito, el alma es infinita.

Cuando se realiza la concepción por la fecundación humana, en ése preciso momento entra el alma a ésas primeras celulitas que ya unidas empiezan a formar vuestro ser: cuerpo y alma.

Pero además entra al mismo tiempo Mi Espíritu Santo, Quien os irá cuidando aconsejando y guiando toda vuestra vida.  Y así en lo futuro, ya crecido el cuerpo y listo para misionar, llevará siempre como huéspedes a Mi Espíritu Santo y a vuestra alma.

Y el cuerpo solo responderá a las órdenes que le dicte vuestra alma, guiadas por Mi Santo Espíritu. Y el resultado será el fruto que Me presentaréis al final de vuestra existencia.

Imaginad que tenéis una casa muy bella, grande, elegante, bien pintada, muy bien arreglada por fuera y toda la gente que pasa la admira y quisiera tenerla en posesión.

Pero si vieran por dentro, ésta se encuentra despintada, sucia, mal cuidada y los huéspedes que la habitan se encuentran olvidados y mal alimentados, todo un desastre en el interior.

Este es el caso de una gran mayoría de vosotros, Mis pequeños.

Cuidáis muy bien vuestro exterior, lo cuidáis tanto, lo perfumáis con aromas finos y caros, lo vestís con lo mejor; pero a Mi  Santo Espíritu y a vuestra alma, escasamente les hacéis caso.  No alimentáis vuestra alma, la tenéis olvidada, está débil y cae fácilmente en los combates espirituales.

Y quien podría ayudaros con un buen consejo para vencer las tentaciones o ayudaros con un buen consejo para vuestro desarrollo espiritual, tampoco le hacéis caso.

Mi Santo Espíritu espera ser escuchado  y espera en vano que le escuchéis en vuestro interior, para que realmente llevéis a cabo una vida digna de hijos Míos en la Tierra.

El mundo os atrapa y cómo presumís vuestro exterior, Mis pequeños, que hasta concursos hacéis para ver quién es más bello o bella.

Desperdiciáis Mi tiempo que os he concedido a cada uno para misionar en la Tierra, para ayudarMe en la conversión y salvación de vuestros hermanos.

Despreciáis a Mi Santo Espíritu que habita en vuestro interior y preferís hacer vuestra voluntad en todos los actos de vuestra vida; en lugar de escucharle a Él y así hacer Mi Voluntad con lo que aseguraréis que vuestros actos todos, serán perfectos y santos.

¿Os dais ahora plena cuenta de la realidad de vuestra existencia sobre la Tierra?

Estáis desperdiciando el tiempo cuidando exageradamente lo que se va a destruir con la muerte y no le estáis dando alimento Divino a vuestra alma.

Para que cuando se separe de su vehículo al llegar a Mí, venga fuerte, saludable y orgullosa por todas las obras buenas que realizó, para ayudarMe con la co-redención de todos vosotros,

al alimentar a vuestros hermanos con el verdadero alimento de Vida, que os dejó Mi Hijo y que os ayudará a vivir eternamente.

Cuidad de vuestro cuerpo, porque es vehículo del alma y cuidadlo doblemente, porque es Templo de MI Santo Espíritu.La salud de vuestro cuerpo y su buen cuidado deberá de estar al servicio de vuestra alma y ésta deberá estar dócil y humildemente donada a la Voluntad de Mi Santo Espíritu, para que deis ejemplo santo y fruto abundante, entre los hombres.

Cuando el alma, huésped del cuerpo, se deja guiar por Mi Santo Espíritu, también huésped del cuerpo: vuestro cuerpo adquirirá una belleza sobrenatural,

porque la belleza interior que consiste en el AMAR, SERVIR Y ACTUAR en forma virtuosa, se revela hacia el exterior.

Y aunque el cuerpo no tenga rasgos bellos, Mi Amor puro y santo y Mi Vida en vosotros, va a hacer que obtengan tal belleza sobrenatural.

En cambio, cuando cuidáis en exceso vuestro exterior, a pesar de que tengáis rasgos bellos; si vuestro interior es sucio, sin amor verdadero y sin virtudes; vuestro trato va a ser corriente, grosero, vil y sucio.

Y esto producirá una fealdad real que vosotros apreciáis externamente, lo cual provoca que os alejéis de ésa persona.

Cuando estáis Conmigo, fácilmente apreciáis la belleza interior, o sea, de las almas, de lo que realmente vale en vosotros.  Pero cuando no estáis Conmigo, os dejáis atraer sólo por el exterior bello y bien cuidado, pero que os acarreará problemas porque no viven en el verdadero Amor ni en la virtud.

De polvo creé vuestro cuerpo y polvo se convertirá al finalizar vuestros días; en el suelo quedará y ahí habrá acabado su función.

En cambio el alma, hecha a Mi Imagen y Semejanza, vivirá eternamente.

Y de acuerdo a vuestros méritos logrados, durante vuestra misión terrestre, el estado de gozo eterno, variará;

pero en mayor o menor grado vuestra alma gozará eternamente, si os dejasteis guiar por la Vida de Mi Santo Espíritu que habita en vosotros.

Hijitos Míos, os lo he repetido varias veces, que estos son tiempos en que el trigo y la cizaña serán separados y cada quien tendrá su premio o su castigo.

Sé que los que estáis Conmigo, estáis ya cansados por todo lo que está sucediendo contra Mí.

Estáis aterrorizados, hasta podría decirlo así, al ver todos los cambios que se están dando a vuestro alrededor y que Me atacan a Mí como Dios, como el Amor Increado, como el Amor Divino.

Y digo aterrorizados, porque Me amáis y porque veis cómo el hombre puede atacar a su Dios.

 Tenéis que ver ante todo Mis pequeños, que es Satanás a través de vuestros hermanos, el que Me está atacando.

Lo visteis con Mi Hijo en Su Pasión.

Satanás tomando las almas de los verdugos, tomando las almas del pueblo, tomando las almas de todos aquellos que Le rodeaban y aun a aquellos que en un momento dado, recibieron alguna curación o Milagro de parte de Él.

 El hombre es muy ingrato, se deja llevar por las multitudes, se deja llevar fácilmente por lo que dicen los demás.

Son pocos los que se mantienen en sus creencias y las defienden hasta la muerte.  Y de ahí es de donde nacen precisamente, los santos, que son aquellos que defienden en lo que creen, que defienden en lo que os he enseñado, que defienden el ideal de regresar Conmigo al Reino de los Cielos.

 Los que estáis Conmigo sabéis valorar perfectamente, lo que es vivir en el Amor, lo que es transmitirlo, lo que es cambiar a un alma pecadora a un alma justa, a un alma que se puede salvar.

Ese es un gozo que solamente lo pueden gozar aquellos que están Conmigo, aquellos que buscan esparcir Mi Reino entre los hombres.

Pero SON TAN POCOS. Tan pocos los que realmente, quieren estar Conmigo.

Son tan pocos los que en estos tiempos saben entender los signos de los tiempos. Son tan pocos los que realmente quieren regresar al Reino de los Cielos.

 Satanás os ha desviado tanto, os ha hecho creer que estáis en la Tierra para gozar, que es un tiempo que se os ha dado para que gocéis al máximo en vuestra sensualidad, en vuestro gozo indebido, vuestro gozo carnal.

 Yo fui muy claro a través de Mi Hijo, que en el Mundo no se viene a gozar y Mi Hijo os dijo: “el que quiera seguirMe, que tome su cruz y Me siga.”  La Cruz no os está hablando de gozo, al menos del gozo que el hombre entiende, como os dije antes, para los que están Conmigo, sí es un gozo luchar contra el Mal y volver a la vida a aquellos que se han desviado.

A veces se sufre tanto, que hasta la vida se da por salvar a un alma y eso produce un gozo Divino, un gozo santo, que solamente los que están Conmigo saben entenderlo

y el dolor se convierte en alegría en ese gozo Divino que os digo y Divino, porque Yo estoy con esas almas que se saben dar por los demás, como Mi Hijo se dio por vosotros.

 Hay tanto, tanto mal a vuestro alrededor, que ya el mismo hombre no sabe discernir entre lo bueno y lo malo.

Y especialmente, cuando de la misma Iglesia salen tantas malas explicaciones, que producen dudas porque ya, prácticamente, no hay verdaderos ministros que transmitan las Verdades que tenéis en las Sagradas Escrituras.

Todo se ha vuelto un caos, un caos social, un caos religioso, un caos en vuestras creencias, ya no sabéis qué es bueno, qué es malo y, sobre todo, porque no sabéis discernir lo que Mi Santo Espíritu os avisa en vuestro interior.  Sabéis acallar fácilmente a Mi Santo Espíritu, para que vosotros caminéis en el libertinaje de la vida y así, vosotros no os sintáis mal en ningún momento.

 Pero ese engaño, que vosotros mismos os propiciáis, no dura mucho, porque Yo amo a las almas y os insisto continuamente, a que vayáis a recibir el Sacramento de la Penitencia y así vuestra alma, vuelve a estar Conmigo,

Pero son muy pocos los que creen todavía en Mis Sacramentos, en la oración, en Mi Presencia real en la Santa Eucaristía. Vivís una mentira continua a vuestro alrededor.

 Los gobernantes de la Tierra se han vuelto instrumento de Satanás, prometen y prometen, no cumplen y Satanás los manipula a su antojo y los lleva a la desesperación.

 Las familias se destruyen, no se respetan dentro del hogar y eso causa los problemas sociales que veis a vuestro alrededor.

Si en el interior de vuestro hogar hay luchas, hay faltas de respetos, hay grosería, hay mentira, hay maldad, hay error, hay golpes, hay asesinatos,

¿Qué podéis esperar fuera del hogar, que es a donde lleváis todos vuestros problemas? y

¿Qué hacéis vosotros para remediar todo esto que estáis viviendo?

No hacéis gran cosa, os quejáis, pero no ponéis de vuestra parte para ir remediando todos los males que día a día se multiplican.

Ya no tenéis el apoyo espiritual que Yo os pudiera dar para que resolvierais vuestros problemas en el Amor, pero no Me invocáis, porque no confiáis en Mi Amor ni en Mi Perdón,

Buscáis solamente una paz efímera, que os da la droga, el alcohol o relaciones extramaritales que os hacen olvidar por un momento, vuestro error en el hogar; pero que luego se multiplica, se potencializa con más errores que vosotros mismos os estáis causando.

 No vivís en la Verdad, no vivís en la Virtud, no vivís el Verdadero Amor que debéis vivir y que os daría una Paz verdadera dentro de vuestro hogar; pero especialmente, dentro de vuestro corazón.

Lo que no tengáis en vuestro corazón, no lo podréis dar a los demás. Si vuestro corazón está lleno de conflictos, de maldad, de error, de mentira, eso es lo que transmitiréis a vuestros hermanos.

Dad a los demás, lo que queráis recibir de ellos.   El hombre sigue siendo niño, al hombre, aún a pesar de su extensa edad, se le puede enseñar y puede cambiar y esto se logra con el ejemplo, Mis pequeños.

 Por eso os mandé a Mi Hijo, no para hablarles desde un púlpito y luego encerrarse en un cuarto, Le pedí que caminara entre los hombres, que mostrara lo que todo un Dios puede hacer, puede enseñar.

Los hombres, vieron a Mi Hijo, Me vieron a Mí en Él, actuando; en aquél tiempo Lo vieron Personalmente.

En estos tiempos, Me tenéis, también, a Mí, en las Sagradas Escrituras y podéis seguir, paso a paso, Mi Presencia entre los hombres a través de Mi Hijo…

Y podéis aprender y cambiar, primeramente vosotros y así poder ayudar a vuestros hermanos, viviendo como Mi Hijo.

 Queréis grandes cambios, pero exigís que sean los demás los que empiecen primero. Y ¿Cómo van a aprender, si vosotros no les enseñáis?

Hay tantos hermanos vuestros que no han tenido ningún tipo de enseñanza espiritual, no nacieron en un hogar en el cual se les hablara de Mí, ¿Cómo podéis exigirles, cuando no Me conocen?Por eso os he hablado de que algunos de vosotros sois hermanos mayores y otros hermanos menores.

 Los hermanos mayores son aquellos que Me conocen, que Me han escuchado, que Me han seguido, porque han tenido esa educación espiritual desde pequeños.

Y sois necesarios para estos tiempos, sois vida para muchos que están muertos en lo espiritual.

Os necesito, Mis pequeños, necesito de vuestras palabras, para dárselas a vuestros hermanos, necesito de vuestro ejemplo, para que mováis corazones,

Necesito de vuestra Oración, para que intercedáis por aquellos que no quieren escuchar, pero que vuestra Oración pueda mover su corazón para una conversión, al menos, necesaria, para su salvación.

 Graves Acontecimientos se avecinan y hay tantas almas que se pueden condenar. 

Necesito tanto de vosotros, esas almas necesitan de Mí, pero os he dicho que ya Mi Hijo no vendrá en estos tiempos a Evangelizar entre los hombres,Ahora sois vosotros los que estáis Conmigo, los que moveréis almas hacia la conversión.

 Vivid para Mí, como Mi Hijo lo hizo, vivid una vida más profunda en Mi Amor, muchas almas Me necesitan, os lo pidió al final de Su Vida sobre la Tierra, Mi Hijo en la Cruz:

“TENGO SED, DADME ALMAS”, os lo pidió y nuevamente os lo pido a vosotros, Mis pequeños.

 Os repito continuamente esto,

PORQUE NO OS DAIS CUENTA DE LA REALIDAD QUE SE OS AVECINA

NO meditáis lo suficiente ni Me lo pedís, para que Yo os dé una explicación profunda y os haga entender la realidad que estáis viviendo y que viviréis.

 A vosotros os he concedido el estar Conmigo, el ser bendecidos en múltiples formas, pero poneos en el lugar de vuestros hermanos, que no Me conocen o que no les intereso.

Al menos 46 personas que fueron de compras al supermercado Wallmart en el Paso Texas, no sabían que en cuestión de minutos estarían luchando por sobrevivir y 20 LLEGARON A LA PRESENCIA DE DIOS. Como ellos, ¿Cuántos estamos preparados para ese crucial momento y enfrentar nuestra despedida de este mundo?

Aquellos que no Me buscan, aquellos que viven en pecado grave,

¿Cómo van a reaccionar en los momentos drásticos y difíciles de la Purificación?,

Poneos en su lugar y tratad de entenderlos y así, comprenderéis el por qué ellos necesitarán de vuestra compañía espiritual, de vuestra intercesión en esos momentos difíciles.

No sabrán qué decir ni qué hacer, a quién invocar ni cómo ganar su salvación eterna.

 Entended eso, Mis pequeños, no saben y vosotros sí sabéis, os he dado el Conocimiento y os he pedido que lo compartáis, es una necesidad imperante el que vosotros os deis para la salvación de infinidad de almas.

 Os he dicho que ya son momentos graves, momentos muy difíciles que pasará la humanidad pero, sobre todo, momentos de vida o muerte eterna.

Y vosotros, con vuestra donación, con vuestro ejemplo, con vuestra INTERCESIÓN, podéis salvarMe tantas almas. 

¡BENDITO SEAS PADRE SANTO! Desde este patíbulo santísimo que comparto con nuestro Señor Jesucristo, TE ENTREGO LAS ALMAS DE LOS QUE ESTÁN SIENDO PRESENTADOS POR SATANÁS, PARA QUE SE PIERDAN, Te las entrego cubiertas con la Sangre Preciosísima de Jesús y te suplico ABBA que los alcance Tu Misericordia, para que se salven…

 Os lo vuelvo a implorar, ya no a pedir, a implorar, Mis pequeños: breve es el tiempo, antes de éstos Acontecimientos, en que muchas almas se pueden perder.

No desperdiciéis vuestro tiempo, que es Mi Tiempo a través de vosotros.

Vosotros, en estos momentos, estáis haciendo el trabajo de Mi Hijo, Se dio por vuestra conversión y por vuestra salvación, haced, pues, lo mismo por vuestros hermanos.

Gracias, Mis pequeños. Os amo y os bendigo, Yo vuestro Padre y vuestro Dios.

Confiad en Mí, hijitos Míos, Yo no Me separaré de vosotros en ningún momento.

Os daré fuerza física y espiritual para vencer en ésta Prueba; prueba que os hará alcanzar vida de Amor en ésta nueva era de Mi Santo Espíritu por venir.

Te doy gracias porque escuchaste mi Oración y en las manos de mi Madre Santísima, dejo mi propia salvación…. ¡¡¡GRACIAS ABBA!!!! ¡TE ADORO CON TODO MI SER! PATER NOSTER…

(¿Por qué María? ¡Porque Ella NO PERMITIRÁ que Satanás te atrape! !Y muy importante: Satanás le tiene un pavor mortal!)

Confiad, que Yo estoy a vuestro lado, para guiaros y en vuestro corazón para amaros y daros fuerza, fuerza que ha de vencer a las fuerzas del Mal.

Yo os amo y os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu por venir.

¡Llamadlo, hijitos Míos, llamadlo!

http://diospadresemanifiesta.com/