LA MÁS GRAVE HEREJÍA


Enero 22 de  2007

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, ciertamente Soy un Dios de Misericordia,

pero también Soy un Dios de Justicia.

Mi Misericordia es Infinita, os perdono hasta los pecados más graves que podáis cometer,

salvo aquél contra el Espíritu Santo;

pero de ahí en fuera Yo os perdono todos,

siempre y cuando vosotros lleguéis a Mí arrepentidos,

que sea un arrepentimiento SINCERO, de corazón,

que alguno de Mis ministros os dé la absolución y así estaréis nuevamente Conmigo.

Mi Justicia también tiene su momento y lo habéis visto en las Sagradas Escrituras,

primeramente, con vuestros Primeros Padres,

quienes gozaban grandemente del Paraíso, pero cometieron un error grave

y Mi Justicia Divina los condenó a salir de ahí.

También tenéis Mi Justicia en otros pasajes de la Escritura,

y quizá los más conocidos sean los de Sodoma y Gomorra,

y el Diluvio Universal,

en cambio volvéis a tener, nuevamente, Mi Misericordia sobre Nínive,

porque tuvieron un arrepentimiento profundo.

En estos tiempos, Mis pequeños,

se os está dando equivocadamente,

una instrucción EQUIVOCADA sobre Mi manera de actuar sobre vosotros,

desgraciadamente aun de Mi misma Iglesia salen estos errores,

CUANDO ALGUNOS SACERDOTES HABLAN

DE QUE NO EXISTE EL INFIERNO

O QUE NO EXISTE MI JUSTICIA SOBRE VOSOTROS

Y ESTO ES UNA FALSEDAD,

ES UNA HEREJÍA.,

En el INFIERNO, EL REINO DEL ODIO están peor, los demonios desquitan su ODIO SE SUFRE EL CALVARIO DE JESUS CON TODO EL RIGOR DE LA JUSTICIA DIVINA

Mi Justicia existe,

así como existe también Mi Misericordia.

LOS MISMOS MANDAMIENTOS

QUE SE OS DIERON

FUERON PARA QUE VOSOTROS

OS PORTARAIS CORRECTAMENTE

Y SI NO CUMPLÍS CON ELLOS,

ENTRA MI JUSTICIA

Mis pequeños, Mi Misericordia siempre estará antes que Mi Justicia,

y Mi Misericordia es Infinita;

pero también tenéis que cumplir con lo que se os pide

para que podáis seguir obteniendo Mi Misericordia sobre vosotros.

Muchos se quieren amparar en Mi Misericordia y hablan de que,

a pesar de que se porten mal, no puede haber Justicia,

En Jesucristo se cumplió perfectamenle la Misericordia y la Justicia de Dios… Cuando nos crucificamos y Dios nos convierte en corredentores, somos pararrayos de la Justicia Divina… ¡Y ejecutores de su Gloria Portentosa!

no puede haber, como ellos dicen, maldad saliendo de Mí,

y os tengo que decir que Mi Justicia no es maldad,

Es una corrección que Yo os hago para que podáis volver a Mí

y que Mi Misericordia siga cayendo sobre vosotros.

Ciertamente, Soy un Dios de Amor

y Yo quisiera que todos vosotros os portarais correctamente,

pero seguís cometiendo infinidad de errores

y seguís atormentando a Mi Corazón.

Hasta vosotros mismos, siendo padres de familia,

corregís a vuestros hijos cuando cometen algún error;

los castigáis porque, después de haberles dado la explicación de su error,

lo vuelven a cometer.

Vosotros los corregís porque, si no,

el hombre sigue haciendo que sus maldades se vayan a niveles más altos

porque no hay nada que los detenga.

Para eso son las correcciones, Mis pequeños.

Tenéis libertad de actuar para el Bien y para el mal,

ese es el libre albedrío que se os ha concedido,

pero si vosotros preferís actuar en el Mal, tiene que venir una corrección de parte Mía,

y esto lo hago porque os amo,

porque si seguís cometiendo maldades,

ganaréis la condenación eterna

y Mi Amor no puede permitir eso.

Os amo infinitamente y la corrección que os hago

es porque quiero que estéis Conmigo

en el Reino de los Cielos Eternamente.

Entended esto, Mis pequeños,

es Mi Amor el que hace que se derrame sobre vosotros Mi Misericordia

y también es Mi Amor el que os castiga cuando os lo merecéis,

Hijitos Míos, os voy a explicar algo que muchos de vosotros no conocéis.

EN EL CIELO

HAY DIFERENTES NIVELES DE GOZO,

EN EL PURGATORIO,

HAY DIFERENTES NIVELES DE PURGACIÓN,

EN EL INFIERNO,

HAY DIFERENTES NIVELES DE DOLOR, DE CASTIGO.

Y TODO ESTO OS LO DIGO, MIS PEQUEÑOS,

POR AQUELLOS QUE SE CREEN NO VALER NADA

Y CREEN QUE SU VIDA AQUÍ SOBRE LA TIERRA

NO SIRVIÓ PARA NADA..

Estáis muy equivocados Mis pequeños,

si os concedí el don de la vida, es porque así lo decidí Yo, en Mi Sabiduría Eterna

y puse toda Mi confianza en vosotros, para que Me ayudarais a que las almas

se mejoraran en su nivel de crecimiento espiritual, de amor,

para que su gozo fuera aumentando día a día

y aún para que las almas del Infierno no sufrieran tanto.

Sí, son cosas que no conocéis o en las que no reparáis.

Mucho se necesita de cada uno de vosotros, de vuestras oraciones,

de vuestra Donación, de vuestra intercesión.

Ciertamente las almas del Cielo están gozando ya de Mi Presencia

y por sus méritos propios,

pero una manera, Mis pequeños, de agradecer lo que recibisteis de vuestros padres,

de vuestros antepasados, de vuestros amigos, de vuestros hermanos,

es el agradecimiento.

Por ello y vuestra intercesión de amor hacia ellos,

las Misas que ofrecéis, los sacrificios, las oraciones,

TODO lo que hacéis, también llega a ellos a través de la Comunión de los Santos

y ellos van subiendo de gozo, por vosotros,

ellos se van acercando a Mí hasta la fusión total del alma Conmigo,

con su Dios así su gozo será tremendo

y gracias a vosotros, Mis pequeños.

Las almas del Purgatorio también necesitan de vuestras oraciones, de vuestra Donación,

de vuestros sacrificios, de vuestros ofrecimientos, de vuestros agradecimientos

y así, las almas que estaban en niveles bajos,

sufriendo mucha purificación,

les iréis ayudando a que pronto puedan salir del Purgatorio,

a que pronto encuentren el verdadero significado del Amor

y se puedan unir ya a Mí, Eternamente.

Las almas en el Infierno, también tienen niveles de dolor.

En Mi Misericordia, Yo, pido que ésas almas no sufran tanto,

os lo pido a vosotros, os lo pido a las almas santas que se dan cuenta de ello.

Ciertamente han negado el Amor,

ciertamente no quieren saber de Mí,

pero aún en Mi Misericordia, porque son hijos Míos

no deseo que sufran y por eso permito que estén en un nivel de menos dolor

cuando vosotros lo pedís, dándoos cuenta del dolor que tendrá un alma eternamente.

Cuando vosotros, Mis pequeños,

ofrecéis vuestros actos diarios, vuestra cruz de cada día,

el ofrecimiento de vuestras obras, TODO, todo,

todo lo que hacéis a diario por Mí y por vuestros hermanos,

todo eso es tomado para que entre en la Comunión de los Santos

y así todos vosotros os ayudéis a estar más cerca del Amor.

Estad siempre pendientes de todo esto, Mis pequeños,

para que vuestra vida tenga un mayor sentido,

para que realmente os deis cuenta de que no estáis en la Tierra

solamente para sufrir, como muchos dicen,

sino que cada uno de vosotros trae una misión específica

y ésa misión es la salvación de las almas

y su mejora en la purificación y en la santificación.

Así, vosotros, en vuestras oraciones

estáis ayudando a las almas del Cielo, a las del Purgatorio,

a que las del Infierno no sufran tanto,

vosotros pedís a ésos tres niveles y también pedís por vosotros mismos.

LAS ALMAS DEL PURGATORIO OFRECEN SU PURIFICACIÓN

TAMBIÉN POR LAS DEL CIELO

Y POR VUESTRA SALVACIÓN,

ALMAS DE LA TIERRA.

Y LAS ALMAS DEL CIELO PIDEN POR TODOS VOSOTROS,

ALMAS DEL PURGATORIO Y ALMAS DE LA TIERRA.

Mis pequeños, no despreciéis todas las bendiciones que se derraman sobre vosotros

y éste conocimiento que os doy para que mejoréis vuestro estado espiritual

y ofrezcáis más conscientemente vuestra vida, vuestra cruz,

vuestras alegrías, sufrimientos,

TODO LO QUE TENÉIS.

para la salvación de todas las almas.

Nuestro verdadero bautismo lleno de gloria y júbilo celestial, es cuando somos capaces de decir: «Crucifícame Señor, porque te adoro sobre todas las cosas…

Os necesito a cada uno de vosotros,

no despreciéis todo lo que Yo he puesto en vosotros y sobre todo,

Mi confianza, en cada uno de vosotros.

HIJITOS MÍOS,

EL DON DEL PERDÓN ES MUY IMPORTANTE

Y LO DEBÉIS HACER MUY IMPORTANTE EN VUESTRA VIDA

Y ES TAN IMPORTANTE,

QUE SI NO FUERA POR ÉL,

VOSOTROS MISMOS

NO HUBIERAIS ADQUIRIDO LA REDENCIÓN

DE VUESTROS PECADOS

Y QUE YO ABRIERA NUEVAMENTE EL CIELO

PARA TODAS LAS ALMAS.

Gracias a Mi Misericordia, os concedí el Perdón,

14. ¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor.
15. Y la oración de la fe salvará al enfermo, y el Señor hará que se levante, y si hubiera cometido pecados, le serán perdonados. Santiago 5

el perdón del Pecado Original

El Perdón es misericordioso y siempre debe estar a flor de piel en vosotros.

Ninguno de vosotros sois perfectos,

ninguno de vosotros debéis dejar de dar éste don a vuestros hermanos,

cuando yerran o cuando vosotros erráis.

Mis pequeños, gracias a este don, vosotros quedáis purificados

y podéis ayudar a vuestros hermanos a rehacer su vida.

Sí, os lo digo así, porque cuando existe algún problema y entra la soberbia

y vosotros no queréis ni dar, ni recibir perdón,

vosotros mismos vais decayendo espiritualmente,

vuestra alma se va marchitando,

sufrís y hacéis que los demás sufran.

Debéis aprender a perdonar y a ser perdonados,

se necesita mucha humildad para ello, Mis pequeños

y agradecimiento de parte de vuestros hermanos y también de parte vuestra.

Yo os enseñé a perdonar, perdonándoos el Pecado Original.

Mi Hijo os enseñó a perdonar después de lo que hicieron con Él,

Él iba perdonando

y por ése Dolor, por esa Donación que Él tuvo hasta la última gota de Su Sangre,

Él os perdonó y os sigue perdonando.

Por eso os pido, Mis pequeños,

 QUE SI REALMENTE ME AMÁIS

Y SEGUÍS LA DOCTRINA DE MI HIJO,

DEBÉIS APRENDER A PERDONAR

Y A SER PERDONADOS

Y ASÍ VOSOTROS ENTRARÉIS

A NIVELES ESPIRITUALES ALTOS,

VUESTRA ALMA ESTARÁ SIEMPRE TRANQUILA

Y DEJARÉIS TAMBIÉN TRANQUILA

EL ALMA DE VUESTROS HERMANOS

Hijitos Míos, muchos de vosotros os quejáis de que os va mal,

tanto en lo material como en lo espiritual,

como que pareciera que Mi Divina Providencia no os alcanza

y estáis muy equivocados, Mis pequeños,

Mi Misericordia, Mi Amor, Mi Perdón y Mi Providencia,

siempre está sobre cada uno de vosotros.

La diferencia la da, en que muchos de vosotros no seguís Mis Mandamientos

y el Primer Mandamiento os dice que Me amaréis por sobre todas las cosas, 

EL PRIMER MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS

sobre todas las cosas. Mis pequeños,

Yo Soy el Primero y el Último, el Alfa y el Omega,

vivís y todo vive y todo es creado por Mí.

Por eso os he dado a conocer que Me pertenecéis en totalidad

y cuando os apartáis de Mí, es cuando os va mal.

Con vuestro libre albedrío vosotros podéis estar Conmigo

o podéis estar en contra Mía,

si vosotros os separáis, os separáis de todo lo que Yo os pueda dar.

Cuando os separáis con vuestro libre albedrío,

es porque  no queréis tenerMe,

ni en vuestro corazón ni en vuestra vida.

Cuando a un amigo, de repente, os peleáis con él, os apartáis de él,

lo negáis, lo rechazáis, ciertamente no tendréis ya lo bueno que él os podía dar.

En cierta forma, pasa así Conmigo,

Yo Soy vuestro amigo, Soy vuestro Padre y vosotros sois Mis hijos

21. El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.”

y esto es más doloroso, Mis pequeños,

porque os estáis apartando de la Familia a la que pertenecéis,

Me estáis arrancando el Corazón y Yo,

aún a pesar de que Me negáis, os sigo cuidando, os sigo proveyendo,

ciertamente, no igual que a los hijos verdaderos,

a los que Me aman y a los que están Conmigo,

pero sí os sigo cuidando.

Pero, por otro lado, como no queréis tener Mi Gracia, Mi protección, Mis cuidados,

Satanás entra en vuestra vida y os empieza a atosigar,

empieza a atacaros y os da a conocer lo que es “su mundo verdadero”,

que es maldad, destrucción, dolor, preocupación, lágrimas.

Cuando estáis fuera de Mí, conocéis el mundo satánico

y conocéis su ambiente y es cuando vosotros mismos creéis

que Yo Soy el causante de todo ello y no es verdad, Mis pequeños.

Negasteis Mi Gracia, negasteis Mi protección, estáis negando Mis Leyes,

no queréis nada de Mí, no queréis nada del Amor, entonces

¿Cómo queréis tener el Amor en vuestra vida, si vosotros mismos no lo llamáis ni lo procuráis?.

Meditad esto, Mis pequeños, antes de que habléis mal en contra Mía.

Esto os lo vuelvo a repetir,

porque sois muy dados a echar la culpa a otros,

cuando no os dais cuenta del estado real de vuestra alma.

Meditad, Mis pequeños éstas palabras y regresad a Mí,

que os espero con los brazos abiertos y sobre todo

con Mi perdón Misericordioso para vuestra alma..

En las Escrituras, se os habla de que no podéis entrar a la fiesta,

o sea, al Reino de los Cielos, si no estáis bien arreglados,

si vuestras ropas no están limpias y puras.

Los sufrimientos en el Purgatorio expían nuestros propios pecados, YA NO tienen  MÉRITOS DE CORREDENCIÓN, porque éstos se terminan con la muerte…

Y POR ESO, HE CREADO EL PURGATORIO, 

PARA QUE VOSOTROS SEÁIS PURIFICADOS EN ÉL

PERO, CIERTAMENTE, AHÍ CONOCERÉIS

TODO EL DAÑO QUE ME HICISTEIS

Y EL QUE LE HICISTEIS A VUESTROS HERMANOS.

Ciertamente, tendréis la oportunidad, en el tiempo que Yo decida, para purificaros

y para que os ganéis la entrada al Reino de los Cielos.

La estancia, para algunos, será muy dolorosa,

otros, vivirán en la esperanza,

en la alegría de saber que, en cualquier momento, estarán Conmigo para siempre.

Mis pequeños, poco os acordáis del sufrimiento de las ánimas del Purgatorio,

poco hacéis para aliviar sus penas.

Si realmente os amarais, como decís que lo hacéis,

debierais tener, no solamente el alma de vuestros seres queridos,

En el Purgatorio tenemos que APRENDER a AMAR hasta alcanzar la SANTIDAD, completamente SOLOS, sin la ayuda Divina…

sino también de todos vuestros hermanos de todo el Mundo,

continuamente en vuestros pensamientos y, sobre todo,

en los momentos en que podéis lograr para ellos,

un alivio a sus dolores y penas.

Habréis escuchado, una o varias veces, del sufrimiento que tienen las almas allí,

en ése Lugar de Purificación.

Para que entendáis un poco esto, os quiero decir, que así como vuestra alma,

cuando está en vuestro cuerpo vivo,

no puede gozar todo el gozo que Yo le puedo dar,

porque vuestro cuerpo no soportaría tanto gozo.

De igual manera, vuestra alma

no podría vivir el sufrimiento de purificación que se sufre en el Purgatorio

estando en vuestro cuerpo,

El Amor aumenta con la Purificación. Cuando aumenta el Amor; disminuye el rigor de la Justicia Ofendida y aumenta el deseo para fundirnos con la Esencia Divina.

porque moriríais inmediatamente,

Os estoy hablando a nivel espiritual.

Cuando vuestra alma sale de vuestro cuerpo,

vuestras potencias cambian, se engrandecen,

se vuelven también infinitas porque, si vosotros salisteis de Mí,

si Yo os creé a Imagen y Semejanza Mía,

también vuestra alma es infinita y vuestras potencias también.

Por eso no entendéis, perfectamente, cuando os hablo de Amor,

porque estoy hablando de un Amor a nivel espiritual,

con potencias que vuestra mente humana y vuestras capacidades humanas,

no pueden ni sentir ni imaginar,

porque vuestro cuerpo limita las potencias del alma.

Esto os lo digo para bien, ya que es Mi Amor el que se debiera manifestar en vosotros;

pero cuando es de purificación, es lo mismo,

En el Tercer nivel del PURGATORIO, se sufre el Calvario de Jesús, con  TODO el rigor de la Justicia Divina, además de los tormentos aplicados por los espíritus inmundos, en el miembro del cuerpo con el que los creamos, al NO DARLE IMPORTANCIA al PECADO…

vuestra alma está libre ya de vuestro cuerpo y está en el Purgatorio,

las penas, la purificación que tendréis ahí, es a nivel alma,

o sea, con vuestras potencias ya libres y el dolor es inmenso.

Os digo esto para que entendáis la gravedad y el dolor tan grande que se vive en el Purgatorio

donde, ciertamente, hay una esperanza de salir de ahí

y que, también, ésa esperanza, ya a ciertos niveles,

va minimizando el Dolor del padecimiento de purificación que tenéis.

De igual manera, quiero que entendáis el Dolor que se vive en el Infierno.

También es infinito, como os dije, ya que vuestra alma es infinita

y son dolores que vosotros no imagináis que puedan existir,

porque vuestras capacidades se ven minimizadas por vuestro cuerpo

pero, también, si el alma llega al Cielo, a vuestro Hogar, Mi Reino,

también tendréis un gozo que, en éstos momentos no os podéis imaginar.

Ciertamente, he dado a conocer estos gozos y estos sufrimientos

a almas que escojo, pero ni aún ellas os pueden explicar.

Ciertamente, son gozos y dolores tremendos,

porque los viven a nivel espiritual y por eso no los entendéis.

Quedaos pues, con esta explicación,

de que vuestra alma, fuera de vuestro cuerpo, tiene gozos y dolores indecibles,

inimaginables para vuestras pobres potencias humanas.

Amad pues y haced todo lo posible por vuestros hermanos

que sufren indeciblemente en el Purgatorio

y uníos, también, a las alegrías tremendas, inimaginables,

que vuestros hermanos están gozando en el Reino de los Cielos

y pedidles, a unos, ayuda para no seguir cayendo en faltas

y que hagan que vuestra alma tenga que ser purificada más tiempo en el Purgatorio

y, a vuestros hermanos, en el Reino de los Cielos,

pedidles que os ayuden a lograr llegar a donde Yo, vuestro Padre y vuestro Dios,

os espero, para que viváis eternamente Conmigo.

porque quiero que retoméis el buen camino y no sigáis, libremente actuando en el mal.

Os amo, Mis pequeños, vivid en el Bien

y Mi Misericordia se derramará abundantemente sobre vosotros.

Inicio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: