P EN EL VALLE DE LÁGRIMAS


Febrero 23 de 2021

Habla la Santísima Trinidad.

Hijitos Míos, se os dio el don de la vida para que Me sirvierais, se os dio el don de la vida para que cumplierais una misión. 

Ciertamente, tenéis autonomía porque tenéis el libre albedrío, pero tenéis obligaciones también, Mis pequeños.

Obligaciones que debéis cumplir primeramente, con los Mandamientos que Yo os he dado para que vuestra alma se mantenga limpia, sana ysobre todo,

que sea fácil comunicarMe con vosotros y que vosotros os comuniquéis Conmigo. 

Si esa comunicación está limpia de parte vuestra, Me escucharéis perfectamente, escucharéis Mi Voz,

os guiaré por caminos seguros y estareMos siempre unidos, como un padre y un hijo y un hijo con un padre.

Vuestra misión Mis pequeños, os he dicho tantas veces, es la salvación de las almas, empezando por la vuestra.

Además, si vosotros no estáis limpios, si no hay pureza en vosotros, fallará la comunicación.

Es como un tubo que debe estar limpio por dentro para que pueda pasar un líquido fácilmente

sin que lo detengan las impurezas que tenga en sus paredes,

así debe de estar vuestra alma, sin impurezas, para que Nuestra comunicación sea fácil, efectiva, amorosa.

Y que podáis cumplir, debidamente, lo que Yo os pido.

El don de la vida no se os ha dado para que vinierais a pasar un rato agradable en este Valle de Lágrimas.

Y LO QUIERO REMARCAR ASÍ,

COMO LO TENÉIS EN ESA ORACIÓN PARA MI HIJA,

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María! D: Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. T: Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén

YA QUE ESTÁIS VIVIENDO REALMENTE

EN UN VALLE DE LÁGRIMAS.

 Ciertamente, cuando sois pequeños no os dais cuenta de esta frase: “el Valle de Lágrimas”,

pero os vais dando cuenta cuando vais creciendo.

Si ciertamente Me amarais y estuvierais Conmigo, evitaríais esas lágrimas que Me causáis por vuestros pecados,

por vuestras maldades, por vuestros olvidos, por vuestras distracciones.

Y también por los dolores que os causáis entre vosotros mismos.

Y entonces entraríais en esa realidad humana,

humana espiritual, en la que os daríais cuenta de que no estáis actuando en la Tierra solamente para que vuestro cuerpo goce.

Sino que estáis actuando realmente bajo Mi Divinidad, o sea, en una Espiritualidad Divina guiada por Mí,

PERO QUE TENÉIS TODA LA LIBERTAD

PARA ACEPTARLA O RECHAZARLA.

¿Sabes por qué Job recuperó todo lo que había perdido? Porque él perdió TODO, menos la FE, perdió todo, menos la CONFIANZA en Dios!

Satanás se ha encargado de que la estancia en la Tierra, para las almas, sea dolorosa,

pero por eso Mi Hijo bajó y tomó Naturaleza Humana,

 para que vosotros de Él tomarais ejemplo, para que esa realidad Humana, Divina, dolorosa, 

TAMBIÉN FUERA GOZOSA

Porque al uniros a Él salvaríais muchas almas, como Él lo ha hecho con Su Donación y ciertamente, al estar unidos a Él,

YA ESE VALLE DE LÁGRIMAS SE VUELVE UN VALLE DE ALEGRÍAS

CUANDO VOSOTROS ENTRÁIS EN ESA COMUNIDAD DIVINA

 Porque al momento en que vosotros os dais, como se dio Mi Hijo a Mí, Me alcanzáis muchas almas para su salvación

Y al hacerlo, Me causáis grandes alegrías, Le quitáis a Mi Hijo dolores,

LOS CARISMAS DEL ESPÍRITU SANTO

y los regalos que Yo os concedo os darán a vosotros grandes beneplácitos en vuestra existencia.

Grandes alegrías tenéis cuando Yo os agradezco por cumplir correctamente con vuestra misión

y eso es lo que debéis transmitir a vuestros hermanos:

NO DOLORES, NO TEMORES,

NINGÚN TIPO DE MALDAD,

PORQUE MI HIJO, QUE ES VUESTRO MAESTRO Y GUÍA,

NO OS MOSTRÓ ESO MIS PEQUEÑOS

 Toda Su Evangelización fue Amor, fue salvación de las almas, fue transmitir vida espiritual y fue curación, también de cuerpos.

Todo era alegría para el Cielo porque de Él salía ese Amor, esa Sabiduría que viene de Mí para el bien de vosotros.

Muchos Carismas, especialmente el DON DE HACER MILAGROS

Cuando vosotros tomáis el lugar de Mi Hijo, también Me debéis dar esa alegría que Mi Hijo Me dio y Me sigue dando a través de vosotros.

AtraedMe almas, Mis pequeños, os lo pidió Mi Hijo en la Cruz; atraedMe almas; porque os amo a todos, buenos y malos.

La Donación de Mi Hijo fue para la conversión de esas almas malas, apartadas de Mi Amor, apartadas de la pureza de la Gracia, de la vida espiritual correcta.

Esa es la vida que debéis tomar vosotros.

Llevad a vuestros hermanos vida, alegría y sobre todo un sentimiento de amor que incluye el darles a ellos lo que Mi Hijo os dio la posibilidad de salvación,

no importando vuestros pecados, siempre y cuando acudáis a los Sacramentos para recobrar la Vida perdida,

la Vida del alma, la pureza y la santidad; porque sin ellos vuestra entrada al Reino de los Cielos se vuelve difícil.

AMOR, amor debe ser vuestro distintivo, como es el de Mi Hijo.

Él es el Buen Pastor, es el Amor,

Él es Donación por vosotros, Su Sacrificio fue Amor, Donación para vuestra salvación.

Seguid pues, los pasos de Mi Hijo y ayudad a que vuestros hermanos y vosotros mismos podáis cambiar la situación a donde os ha llevado Satanás,

al hacer de vuestro mundo un Valle de lágrimas.

Que vuestras acciones y vuestro amor hacia Mí vuelvan a este mundo un mundo de alegría, de paz, de armonía, de amor entre todos vosotros.

Y que ese amor Me sea entregado a Mí, vuestro Creador.

Hijitos Míos, desde las Escrituras os anunciaba ya estos tiempos difíciles, 

Os he pedido que no dejéis para los últimos momentos de vuestra existencia, que no los sabéis, el estar en la mejor condición espiritual.

Estáis viendo ahora y es más, estáis viviendo momentos que no os imaginabais que podríais vivir. 

SE OS ESTÁ MANIPULANDO DE UNA FORMA TAL

Cuando ponemos en primer lugar a Dios, lo que menos importa es el resultado de la Pandemia, en relación a nosotros mismos…

PARA QUE NO PODÁIS ESTAR EN UN BUEN ESTADO ESPIRITUAL.

Tenéis que reaccionar, Mis pequeños, en poner más cuidado a vuestro estado espiritual,

porque ciertamente no conocéis ni el día ni la hora de cuando Yo he de venir,

NI TAMPOCO CONOCÉIS NI EL DÍA NI LA HORA

DE CUANDO VOSOTROS PARTIRÉIS

Pero ya estáis viendo cómo se están dando cosas muy diferentes a años pasados.

Ya no tenéis libertad, vivís en tensiones muy fuertes, hay problemas varios a vuestro alrededor con los que os está distrayendo Satanás

PARA QUE OS ENFOQUÉIS SOLAMENTE EN LO MATERIAL

Y Nosotros os seguiMos ayudando a que os enfoquéis en vuestra vida espiritual, que es la que va a trascender.

“¡Hágase tu Voluntad…!”

¿Cómo estáis, la gran mayoría de vosotros, a nivel espiritual?

Si en este momento Yo llegara a vuestra existencia para deciros que Me siguierais, que ahí terminaba ya vuestra misión,

¿Cómo estaríais para presentaros ante Mí, en Mi Santísima Trinidad?

¿CREÉIS QUE OS PODRÍAIS GANAR EL CIELO?

O, POR VUESTRO ESTADO ESPIRITUAL DEPLORABLE

¿ OS GANARÍAIS EL INFIERNO ETERNO?

Quiero que os enfoquéis en esto, porque Satanás se está enfocando en lo suyo;

os ha venido engañando fuertemente y os desvía de vuestra principal función terrena, que es la vida en la Gracia,

que es la salvación de las almas, que es el interceder por la salvación de vuestros hermanos,

y la más importante para vosotros es que estéis en excelente estado de salud espiritual

para que podáis regresar al Reino de los Cielos eternamente.

SATANÁS ES MUY ASTUTO,

SATANÁS OS VA DESVIANDO,

OS VA LLENANDO DE TEMORES,

OS VA LLEVANDO A QUE OS CONCENTRÉIS EN COSAS DEL MUNDO,

En cosas que no os van a ayudar en un crecimiento espiritual, pero vosotros insistís en darle más importancia a vuestra salud física que a vuestra salud espiritual.

Os pido que recapacitéis, Mis pequeños, que Me expongáis vuestra problemática,

Yo Soy vuestro Dios y Yo sí puedo ayudaros a salir adelante de vuestros problemas, sean cuales fueren,

porque Yo tengo todo el poder para anular los planes de Satanás,

pero os debéis unir Mis pequeños, en la gran fuerza que es la Oración, para que con ella podáis encaminar a vuestros hermanos

en los caminos correctos, caminos de Sabiduría, caminos de Verdad, caminos de Amor, en los que debéis estar.

Viviendo como estáis viviendo, con ese pánico interno, con ese pánico a vuestro alrededor que no os permite pensar a dónde queréis llegar,

que no os ayudáis a vosotros mismos ni ayudáis a vuestros hermanos a vuestro alrededor.

Y cometéis muchos errores en los que ciertamente, os puedo ayudar a salir de ellos.

¿Creéis realmente que esto os está ayudando a crecer espiritualmente?

Ya os he dicho: De cualquier prueba que Yo acepte en vuestra vida, que ciertamente una gran mayoría de ellas vienen de Satanás,

aun de esa maldad con la que os quiere él anular espiritualmente, Yo puedo tomar todo ello;

si lo permitís y Me invitáis a ayudaros, os puedo llevar a un cambio espiritual que sea para mejorar vuestra vida espiritual y aun humana y la de vuestros hermanos.

NO DEJÉIS QUE OS SIGA MANIPULANDO SATANÁS

Orad, orad, manteneos en los Sacramentos tanto como podáis, no dejéis el Santo Rosario,

manteneos en intercesión por vuestros hermanos, que una gran mayoría de ellos necesitan de vuestra ayuda.

para que a través de vosotros y de vuestros hermanos que están intercediendo por el bien de la Humanidad,

puedan recibir grandes bendiciones de parte Mía, para que haya un cambio profundo en las almas. 

¡Hay tanto que podéis hacer Mis pequeños, con vuestra oración, con vuestra intercesión, pero son tan pocos los que piden la ayuda y menos aún aquellos que la aceptan!

¡Salmodiad, cantad, agradeced, vuestro Dios pronto llegará!

¡Alegraos, Mis pequeños!, vosotros, los que habéis orado, los que habéis sufrido, los que habéis esperado nuevamente a vuestro Salvador. 

Vuestra Fe, vuestra confianza, vuestra Esperanza será recompensada, Mis pequeños.

Falta poco, un poquito más para que seáis purificados, para que podáis presentaros nuevamente a vuestro Dios.

Fuisteis enviados a la Tierra a servirNos en Nuestra Santísima Trinidad, fuisteis preparados para que dierais mucho fruto,

porque Mi Presencia en vosotros está, pero no todos quisisteis tomar conciencia de vuestra tarea tan importante en la Tierra

y muchos de vosotros, una gran mayoría, rechazasteis el compromiso hecho a Nosotros, Mis pequeños.

Pero vosotros, los pocos que habéis entendido vuestra misión, que habéis luchado contra todo aquello que os separaba de Nuestra Presencia en vuestra persona, en vuestra vida,

seréis recompensados porque habéis sufrido, habéis padecido, habéis sido torturados por satanás y por sus secuaces.

El tiempo es corto, muy corto ya, Mis pequeños.

Confiad, confiad en Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad, Mis pequeños.

Gran alegría tendréis en todo vuestro ser, porque seréis transformados para que gocéis plenamente lo que tanto habéis esperado.

No os imagináis, Mis pequeños, el regalo tan grande que se os dará, simplemente alegraos de que éste vendrá porque os lo habéis ganado, confiasteis y trabajasteis por él.

Una nueva vida viene para todos aquellos que están Conmigo, vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, una nueva vida de alegría, de amor fraterno, de Amor Divino, de Pureza y Santidad.

Grandes cosas se acercan y por eso os doy este mensaje, para que vuestro corazón se llene de alegría.

Ciertamente,

VIENDO LOS PADECIMIENTOS

QUE DESDE AHORA SE PRESENTAN GRAVES

Y QUE MÁS GRAVES SERÁN,

Vosotros estaréis cuidados por Nosotros, en Nuestra Santísima Trinidad,

porque os lo merecéis, porque ya habéis sufrido mucho por mantener Nuestra Presencia y Nuestro Nombre en vosotros y Lo habéis dado a vuestros hermanos.

Gracias os doy, Mis pequeños, porque vosotros sois los discípulos queridos de este tiempo.

GRACIAS, MIS PEQUEÑOS,

PORQUE VUESTRA PURIFICACIÓN SERÁ LEVE

Y VUESTRO GOZO INMENSO.

Ya desde ahora os bendigo y confiad en que seréis protegidos, gozaréis de estos Cielos Nuevos y Tierras Nuevas que están prometidas para vosotros, el Rebaño Fiel.

Os bendecimos en Nuestro Santo Nombre, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Que la Paz y el Amor estén siempre con vosotros y los vuestros y que la compañía y la veneración a Vuestra Madre Celestial os alcance la Vida Eterna.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: