Archivos de etiquetas: sufrimiento

178 EL HIJO PRÓDIGO


178 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Lázaro ve alejarse a los romanos y piensa en las palabras de Jesús…

Ha entregado la gran y gruesa bolsa, con monedas de oro y plata a Jesús y se retira.

Al día siguiente, es una mañana esplendorosa en Bethania y los pájaros llenan el aire con sus trinos, alegrando toda la campiña.

Jesús se asoma a la entrada de la puerta del patio y dice:

–  Juan de Endor ven aquí conmigo.

Debo hablarte.

El hombre deja al niño, a quién le estaba enseñando algo y acude pronto.

–     ¿Qué se te ofrece, Maestro?

–     Ven conmigo arriba.

A la terraza.

Suben y se sientan en donde no da el sol, porque hace mucho calor.

Jesús pasea su mirada sobre los campos cultivados en los que el trigo, día con día, se convierte en espigas doradas

y los árboles se hinchan con sus frutos.

Luego dice:

–    Escúchame Juan.

Creo que hoy viene Isaac y me traerá a los campesinos de Yocana antes de que regresen a sus campos.

He dicho a Lázaro que preste a Isaac un carro, para que puedan acelerar su regreso sin miedo a llegar con un retardo,  

lo que podría ocasionarles un castigo.

Ahora bien, de ti quiero otra cosa.

Tengo aquí una cantidad de dinero que me dio una persona para  los pobres del Señor.

Generalmente el encargado de guardar las monedas y de distribuir los óbolos es uno de los apóstoles: Judas de Keriot,

aunque alguna vez son los otros.

Judas no está aquí.

Por lo que se refiere a los otros apóstoles, no quiero que sepan lo que tengo intención de hacer.

Tampoco Judas debería saberlo esta vez.

Lo harás tú, en mi Nombre…

–     ¿Yo, Señor?..

¿Yo? ¡No soy digno de ello!…

–     Debes irte acostumbrando a trabajar en mi Nombre.

¿No has venido para esto?

–     Sí, pero pensaba que en lo que tenía que trabajar, era en reconstruir mi pobre alma.

–    Pues Yo te procuro el medio para hacerlo.

¿En qué has pecado? Contra la misericordia y el amor.

¿Con odio demoliste tu alma?…

Pues con amor y misericordia la reconstruirás. Te doy el material necesario.

Te voy a destinar de forma especial a las obras de misericordia y amor.

Tienes capacidad para el cuidado y la palabra, así que estás en condiciones de cuidar desdichas físicas y morales, tienes capacidad para hacerlo.

Empezarás con esta obra. Ten la bolsa.

Se la darás a Miqueas y a sus amigos.

Divídelo en partes iguales, siguiendo estas instrucciones:

Divide el total en diez partes; da cuatro a Miqueas, una para él, una para Saulo, una para Joel y una para Isaías.

Las otras seis partes, se las das a Miqueas para el anciano padre de Yabés y sus compañeros.

Así recibirán al menos un consuelo.

–     De acuerdo, pero ¿Qué razón les doy?

–     Dirás: “Esto es para que os acordéis de orar, por un alma que se está redimiendo”.

–     ¡A lo mejor piensan que soy yo!

No sería justo!»

–     ¿Por qué?

¿No quieres redimirte?

–     Lo que no sería justo es que creyeran que yo soy el donador.

–     No te preocupes.

Haz como te digo.

–     Obedezco…

Concédeme, al menos, aportar algo también yo. Total…

Ahora ya no tengo ninguna necesidad. Ya no compro más libros,  ya no tengo pollos que alimentar.  

Juan saxa de una bolsa que lleva en la cintura, muchas monedas y las añade a las monedas de Jesús.

agregando: 

–     A mí con muy poco me basta, así que… nada.

Ten, Maestro. Me quedo sólo con una mínima cantidad, para el gasto de las sandalias…

–     Que Dios te bendiga por tu misericordia…

Juan,  dentro de poco nos tendremos que despedir, porque tienes que ir con Isaac.

–     Lo lamento, Señor.

De todas formas obedezco.

–     Yo también siento separarme de ti.

Tengo mucha necesidad de discípulos itinerantes. Ya no doy abasto. Dentro de poco enviaré a los apóstoles, luego a los discípulos.

Tú lo harás muy bien. Te reservaré para misiones especiales.

Entretanto, te formarás con Isaac: es muy bueno.

el Espíritu de Dios lo ha instruido profundamente durante su larga enfermedad; es un hombre que ha perdonado todo siempre…

Por lo demás, dejarnos no significa no volvernos a ver. Nos encontraremos frecuentemente.

Y siempre que nos encontremos hablaré para ti; acuérdate de esto..

Juan se repliega sobre sí mismo, esconde su cara entre las manos y, rompiendo bruscamente a llorar,

dice quejumbroso:

–     ¡Oh! entonces dime ya ahora algo que me persuada de que estoy perdonado…

de que puedo servir a Dios… Si supieras cómo veo mi alma, ahora que se ha desvanecido el humo del odio… y cómo…

Y cómo pienso en Dios…

–     Lo sé.

No llores. Permanece en la humildad, pero sin descorazonarte. Si hay desaliento, hay todavía soberbia.

Ten sólo humildad, solamente humildad. ¡Venga, ánimo, no llores!…

Juan de Endor se va calmando poco a poco…

Cuando lo ve ya calmado,

Jesús dice:

–     Ven, vamos a la sombra de aquel grupo de manzanos.

Reunamos a los compañeros y a las mujeres. Voy a hablarles a todos.

A ti en particular te voy a decir cómo te ama Dios.

Bajan hacia el lugar indicado y a medida que se van acercando, los demás se van reuniendo en torno a ellos.

Llegan. Se sientan en círculo a la sombra de los manzanos.

Lázaro, que estaba hablando con Simón Zelote, también se une al grupo.

Son en total veinte personas.

Jesús dice: 

–     Escuchad.

Se trata de una hermosa parábola que os guiará con su luz en muchos casos.

Un hombre tenía dos hijos.

El mayor era serio, trabajador, inclinado al afecto, obediente y también no tenía carácter para ser un líder.

porque era un poco tardo y se dejaba guiar para no tener que esforzarse en decidir por sí..

El segundo era más inteligente que el mayor;  pero  también era rebelde, distraído, amante del lujo y el placer, gastador y ocioso.

La inteligencia es un gran don de Dios, pero debe ser usado con sabiduría;

si no, es como ciertas medicinas que, si se usan mal, en vez de curar matan.

Su padre – estaba en su derecho y cumplía su deber – le instaba para que viviera con más sensatez.

Mas no obtenía ningún resultado, aparte del de recibir contestaciones y de que el hijo se solidificara más en sus torcidas ideas.

Finalmente un día, tras una discusión más acalorada que las precedentes, el hijo menor dijo:

“Dame la parte de los bienes que me corresponde; así ya no tendré que oír ni tus reprensiones ni las quejas de mi hermano. A cada uno lo suyo y se acabó”.

“Piensa – respondió el padre – que dentro de poco te quedarás sin nada. ¿Qué harás entonces?

Ten en cuenta que no me voy a comportar con injusticia para favorecerte y que no voy a tomar ni un céntimo de la parte de tu hermano para dártelo a ti”.

–     No te pediré nada, puedes estar seguro; dame mi parte.

El padre encargó la valoración de las tierras y de los objetos preciosos

Y viendo que dinero y joyas sumaban lo que las tierras, dio al mayor los campos y las viñas, hatos de ganado y olivos.

Y al menor el dinero y las joyas.

El más joven lo vendió inmediatamente, transformando así todo en dinero.

Hecho esto, pasados pocos días, se marchó a un país lejano.

Allí vivió como un gran señor, despilfarrando todo lo que tenía en todo tipo de juergas, haciéndose pasar por el hijo de un rey; 

pues se avergonzaba de decir: “soy un aldeano”), con lo cual renegaba de su padre.

Festines, amigos y amigas, vestidos, vino, juego… vida disoluta..

Pronto vio mermar sus fondos y aproximársele la pobreza;

además, para agravar la pobreza, se abatió sobre la región una gran carestía, con lo cual se agotaron los pocos fondos que le quedaban.

Habría podido volver con su padre, pero como era soberbio, no quiso.

Se dirigió entonces a un hombre rico de la región, que había sido amigo suyo en los buenos tiempos, y le suplicó:

La razon por la que muchos no conocen la voluntad de Dios, es porque sólo quieren hacer la suya…

`Acuérdate de cuando gozaste de mi riqueza, acógeme como siervo tuyo”.

¡Daos cuenta de lo necio que es el hombre!:

Prefiere someterse al látigo de un patrón antes que decir a un padre: “¡Perdón, reconozco mi error!”

Aquel joven había aprendido muchas cosas inútiles con su despierta inteligencia, pero no había querido aprender lo que dice el Libro del Eclesiástico:

“^Qué infame es el que abandona a su padre! 

¡Cuánto maldice Dios a quien angustia el corazón de su madre!”.

Era inteligente, pero no sabio.

Aquel hombre a quien se había dirigido, como paga de lo mucho que había recibido del joven necio, lo puso a cuidar los cerdos.

Estaban en una región pagana y había muchos cerdos.

Le encargó de llevar las piaras a sus pastos.

El joven, todo sucio, andrajoso, maloliente, hambriento – la comida escaseaba para todos los siervos y especialmente para los ínfimos…

(él, porquerizo extranjero, escarnecido estaba entre los ínfimos) –

Veía que los cerdos se saciaban de bellotas y suspiraba: “¡Si al menos pudiera llenar mi estómago de estos frutos!!

¡Pero son demasiado amargos! Ni siquiera el hambre me los hace apetecer!”.

Y lloraba al pensar en los ricos festines de sátrapa, que poco tiempo antes celebraba entre risas, canciones, bailes…

Y también en la honrada y bien provista mesa de su casa, ahora lejana…

Y en cómo su padre dividía para todos imparcialmente, reservándose para sí, siempre la parte menor,

contento de ver en sus hijos un sano apetito…

Y pensaba también en la parte que aquel hombrr justo reservaba para los siervos.

Y suspiraba:

“Los peones que trabajan para mi padre, incluso los ínfimos, tienen pan en abundancia..,

Y yo aquí me estoy muriendo de hambre…”.  

Siguió un largo y trabajoso proceso de reflexión, un largo combate para estrangular a la soberbia…

Por fin llegó el día en que, renacido en humildad y sabiduría, se paró y dijo: “¡Iré donde mi padre!

Es una necedad este orgullo que me tiene apresado. ¿Orgullo por qué?

¿Por qué ha de seguir sufriendo mi cuerpo, y más aún mi corazón, pudiendo obtener perdón y consuelo?

Iré donde mi padre. Ya está decidido.

¿Que qué le voy a decir?

¡Pues lo que me ha nacido aquí dentro, en esta abyección, entre esta inmundicia, por las dentelladas del hambre!

Le diré: “Padre, he pecado contra el Cielo y contra ti, ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo;

trátame pues, como al último de tus peones… pero déjame estar bajo tu techo. Que yo te vea pasar…”

No podré decirle: “…porque te quiero”. No lo creería. Se lo dirá mi vida. Él lo comprenderá.

Y antes de morir me volverá a bendecir…

¡Sí, lo espero, porque mi padre me quiere!”.

Habiendo decidido esto, cuando regresó al atardecer al pueblo, se despidió del patrón y se puso en camino hacia su casa, mendigando…

Ya ve los campos paternos, ya la casa… y a su padre, dirigiendo el trabajo de los hombres…

¡Oh, está más viejo y más delgado por el dolor, pero sigue emanando bondad!…

¡Ah, el transgresor, al ver el deterioro que había causado, se detuvo atemorizado!

Pero el padre, volviendo la cabeza, lo vio…

¡Ah, fue corriendo a su encuentro, pues todavía estaba lejos; cuandose acercó a él, le echó los brazos al cuello, lo besó!

El padre fue el único que lo reconoció, que vio en ese mendigo abatido, a su hijo.

Y fue el único que tuvo hacia él un movimiento de amor.

El hijo, abarcado por esos brazos, con la cabeza apoyada en el hombro paterno, susurró sollozando:

“Padre, deja que me postre a tus pies”.

“¡No, hijo mío, a mis pies no.

Reclina tu cabeza en este pecho mío que tanto ha sufrido por tu ausencia y necesita revivir sintiendo tu calor!”.

El hijo, llorando más fuerte, dijo:

“¡Padre mío, he pecado contra el Cielo y contra ti, ya no soy digno de que me llames hijo;

permíteme vivir con tus siervos, bajo tu techo; que pueda verte y comer tu pan.

Que pueda servirte y aspirar tu respiro:

con cada uno de los bocados de tu pan, con cada movimiento de tu respiración,

mi corazón, harto corrompido ahora, se reformará y yo me haré honesto…!”

Pero el padre, sin dejar de abrazarlo, lo condujo a donde estaban los siervos, que se habían arremolinado a distancia a observar lo que sucedía,

y les dijo:

“Rápido, traed el vestido mejor, palanganas con agua perfumada; lavadlo, perfumadlo, vestidlo, ponedle calzado nuevo y un anillo en el dedo.

Luego, tomad un ternero cebado, matadlo y preparad un banquete.

Porque este hijo mío había muerto y ahora ha resucitado, lo había perdido y ha sido hallado.

Quiero que encuentre de nuevo su sencillo amor de cuando era niño; mi amor y la fiesta de la casa por su regreso se lo deben dar.

Debe comprender que sigue siendo para mí, el amado hijo último en nacer,

como era en su ya lejana infancia, cuando caminaba a mi lado alegrándome con su sonrisa y con sus balbuceos”.

Y así lo hicieron los siervos.

El hijo mayor estaba en el campo. No supo nada de lo sucedido hasta su regreso.

A1 anochecer, de vuelta al hogar, vio

que la casa estaba radiante de luces…

Y oyó que de ella provenían música y rumor de danzas.

Llamó a uno de la servidumbre, que corría atareado, y le dijo: “¿Qué sucede?”.

El siervo respondió: “^Ha vuelto tu hermano”.

Tu padre ha mandado matar el ternero cebado porque ha recuperad a su hijo sano, curado de su grave mal.

Y ha ordenado celebrar un banquete.

Sólo faltas tú para que empiece la fiesta”.

Mas el hijo primogénito montó en cólera, porque le parecía una injusticia el que se hiciera tanta fiesta por el menor, 

el cual, además de ser el menor, había sido malo.

Y no quiso entrar; no sólo eso, sino que quería alejarse de la casa.

Advirtieron al padre de lo que estaba sucediendo.

Se apresuró a salir, siguió al hijo y le dio alcance.  Trató de convencerlo y le rogó que no amargase su gozo.

Pero el primogénito respondió a su padre “¿Cómo quieres que no me altere?

Estás actuando injustamente con tu primogénito, lo estás despreciando.

Desde que he podido empezar a trabajar, hace ya muchos años, te he servido.

No he transgredido nunca ninguna disposición tuya, no he contrariado tan siquiera un deseo tuyo;

he estado siempre a tu lado y te he amado por dos, para que sanara la llaga que te había producido mi hermano…

Y no me has dado ni siquiera un cabritillo para que lo disfrutara con mis amigos.

21. El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.”

Sin embargo, a este que te ha ofendido, que te ha abandonado, que ha sido haragán y gastador.

Y que vuelve ahora traído por el hambre, ~ haces los honores y matas para él el mejor ternero.

¿Vale la pen, entonces, ser trabajador y abstenerse de los vicios? ¡No has actuado correctamente conmigo!”.

Entonces dijo el padre, estrechándolo contra su pecho:

“¡Oh, hijo mío, ¿Cómo puedes creer que no te quiero, por el hecho de que no haya extendido sobre tus obras un velo de fiesta?

Tus obras son de por sí santas. Por tus obras te alaba el mundo.

Sin embargo, este hermano tuyo necesita que su imagen, ante el mundo y ante sí mismo, sea restaurada.

¿Acaso crees que no te quiero por el hecho de que no te recompense visiblemente?

Durante todo el día, en cada movimiento de mi respiración, en cada pensamiento, te tengo presente en mi corazón. 

A cada instante que pasa yo te bendigo.

Tienes el premio continuo de estar siempre conmigo. Todo lo mío es tuyo…

Era justo hacer un banquete, celebrar una fiesta, por este hermano tuyo que había muerto y ha resucitado para el Bien.

Que se había extraviado y ha sido restituido a nuestro amor”.

Y el primogénito cedió.

Lo mismo amigos míos, sucede en la Casa del Padre.

Todo aquel que se vea como el hijo menor de la parábola, piense igualmente que si le imita en su retorno al Padre,

el Padre le dirá: “No te arrojes a mis pies.

Reclina tu cabeza sobre este corazón mío que ha sufrido por tu ausencia y que ahora goza con tu regreso”.

El que esté en la condición del hijo primogénito, sin culpa ante el Padre, que no se muestre celoso de la alegría paterna;

antes bien, se una a ella amando a su hermano redimido.

He dicho.

Quédate aquí, Juan de Endor; tú también, Lázaro.

Los demás que vayan a aparejar las mesas.

Dentro de poco vamos también nosotros.

Todos se retiran.

Una vez que se han quedado solos Jesús, Lázaro y Juan,

Jesús les dice:

–    Así sucederá con la querida alma que esperas, Lázaro.

Así sucede con tu alma, Juan

La bondad de Dios rebasa todo límite…

Los apóstoles, la Madre de Jesús y las otras mujeres se dirigen hacia la casa,

precedidos todos por Margziam, que va saltando presuroso hacia adelante.

173 PRINCIPIO DE LA CAÍDA


173 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

El miércoles por la mañana, la comitiva de los apóstoles y las mujeres, a cuyo frente van Jesús y María con el pequeño Margziam, se acerca a la Puerta de los Peces, en el Templo de Jerusalen. 

José de Arimatea, fiel a su palabra ha venido a su encuentro.

Jesús busca con sus ojos al soldado Alejandro, pero no lo ve.

Dice en voz alta:

–   Ni siquiera hoy está.

Me gustaría saber que ha sido de Él.

La gente es tan numerosa que no hay manera de dirigirse a los soldados.

Además de que sería una imprudencia, pues los judíos están muy enojados por la rabia que sienten por la captura del Bautista;

a manos de Herodes Antipas, de quién hacen cómplice a Pilatos y sus satélites.

Una andanada de insultos con epítetos muy pintorescos, aunque nada diplomáticos, estallan a cada instante;

como las chispas de una rueda de fuegos artificiales.

A los galileos también les toca.

José de Arimatea se adelanta cerca de Jesús y la multitud que lo conoce, guarda silencio por respeto a él.

Dejan atrás la Puerta de los peces y…

Les sale al encuentro Felipe, Tomás y Bartolomé.

Tomás grita:

–    ¡Eh, Maestro!

Varios preguntan:

–    ¿Judas no está con ustedes?

Tomás contesta:

–    Estamos aquí desde temprano por temor de que fueses a venir antes.

Pero él no se ha dejado ver. Ayer lo encontré. Parecía un levita y estaba con Sadoc el escriba.

¿No lo conoces José?

Es viejo, flaco y con una verruga bajo el ojo. Había también otros jóvenes. Le grité: ¿Cómo estas Judas? Y no me respondió…

 Fingió no conocerme y yo dije: ¿Qué le pasará?

Y cuando me acerqué a él, se separó de Sadoc y se fue rápido con  otros de su edad… Que ciertamente no eran levitas.

Y ahora, no ha venido.

¡Él sabía que quedamos de vernos aquí!

Felipe no dice nada.

Bartolomé aprieta los labios, para no decir lo que está pensando en su corazón.

Pedro dice:

–    Está bien. da lo mismo.

No me voy a poner a llorar porque no está aquí.

Jesús dice:

–    Vamos a esperar un poco.

Puede ser que se haya entretenido en el camino.

Las mujeres y los hombres en diversos grupos, se apoyan sobre el muro donde hay sombra.

Todos se han vestido muy solemnes.

El más lujoso es Pedro.

Hace gala de un turbante nuevo, blanco como la nieve, con galón recamado en color rojo y dorado.

El vestido que trae es de color granada muy oscuro.

Lo adorna con una faja nueva del mismo color del turbante, donde le cuelga la vaina de un puñal.

La empuñadura está grabada y la vaina adornada de latón, bruñido. A través de ella se ve brillar el acero.

Casi todos los demás están armados, menos Jesús; que luce su vestido blanco y su manto azul rey.

Margziam trae un vestido rojo claro, con un galón más oscuro al cuello, en los bordes y en las muñecas.

en la cintura y en los bordes del manto que el niño trae doblado sobre el brazo.

Lo toca con cariño.

vez en cuando levanta su carita, mitad sonrisa, mitad preocupación…

Pasa el tiempo y Judas no llega.

Pedro gruñe:

–    No se dignó…

Juan dice:

–    Tal vez nos espera en la Puerta Dorada.

Se van al templo, pero Judas no está.

José de Arimatea no aguanta más…

y dice:

–     Vámonos.

Margziam palidece.

Besa a María diciéndole:

–    Ruega… Ruega…

Ella contesta sonriendo con dulzura:

–     Sí, querido.

No tengas miedo. Estás muy bien preparado…

Margziam se arrima a pedro y le estrecha nerviosamente la mano.

Y como no se siente muy seguro, busca la mano de Jesús,

que le dice:

–   Yo no voy, Margziam.

Voy a rogar por ti. Nos veremos después.

Pedro exclama asombrado:

–   ¿No vienes?

¿Por qué, Maestro?

–   Porque es mejor así.   

Jesús está serio y triste.

Agrega:   

–   José que es justo, no puede menos que aprobar mi acción.

En realidad, José no dice nada.

Con su silencio y con un suspiro, confirma lo dicho por Jesús.

Pedro dice afligido:

–    Entonces… vámonos.

Margziam se pega a Juan.

José, a quien saludan a cada paso con inclinaciones profundas, los precede.

Los acompañan simón y Tomás.

Los demás se quedan con Jesús.

Entran a una sala donde un joven está escribiendo en un rincón.

Se levanta al ver a José y se inclina hasta el suelo.

José le dice:

–    Dios sea contigo, Zacarías.

Ve a llamar al punto a Azrael y a Jacob.

Inmediatamente se va y poco después regresa con dos rabinos de aspecto severo, que pierden su cejo de preocupación ante José. 

Detrás de él están otros ocho personajes de menor rango.

Se sientan y solo quedan de pie, José y los postulantes.

El de mayor edad pregunta:

–     ¿Qué quieres, José?

José de Arimatea responde:

–    Presentar a vuestro saber a este hijo de Abraham que ha cumplido el tiempo prescrito para entrar en la Ley y gobernarse por sí solo.

Lo miran con admiración,

y preguntan:

–    ¿Pariente tuyo? 

–     En Dios todos somos parientes.

El niño es huérfano y este hombre de cuya honradez yo soy fiador, lo ha tomado por suyo a fin de que su tálamo no quede sin descendencia.

–   ¿Quién es?

¡Qué responda por sí!

Pedro contesta:

–    Simón de Jonás.

De Betsaida de Galilea.  Casado sin hijos; pescador porque así quiere el mundo. Hijo de la Ley por voluntad del Altísimo.

–    Y tú Galileo asumes esa responsabilidad, ¿Por qué?

–    Está en la Ley que se tenga amor por el huérfano y por la viuda. La cumplo.

–    ¿Conoce éste realmente la Ley para merecer que…? Pero tú niño responde; ¿Quién eres?

El niño, con dignidad pero sin altivez; contesta:

–   Yabé Margziam de Juan, de la campiña de Emmaús.

Tengo doce años de edad.

Los rabinos dicen: 

–    Luego eres de Judá.

.    ¿Es lícito que cuide de él un galileo?-

–    Busquemos en las leyes.

A Pedro le empieza a hervir la sangre:

–    ¿Pero que soy yo?

¿Leproso o maldito?

José de Arimatea interviene:

–     Cállate Simón.

Yo hablo por él. Dije que soy fiador de este hombre. Lo conozco como si fuese de mi casa.

El Anciano José jamás propondría una cosa contraria a la Ley y ni siquiera a las leyes.

Examinad por favor al niño, justa y cuidadosamente.

El patio está lleno de niños que esperan el examen.

No os tardéis por amor a todos los demás.  

–     Pero, ¿Quién prueba que el niño tiene doce años y que fue rescatado del Templo?

–    Lo puedes comprobar en las Escrituras.

Es una investigación molesta, pero se puede hacer. Niño, me dijiste que fuiste el primogénito ¿No es así?

Margziam contesta:

–     Sí, señor.

Puedes verlo, porque fui consagrado al señor y rescatado con lo prescrito.

José agrega: 

–     Entonces busquemos otros datos… 

Los dos quisquillosos responden secamente:

–     No es necesario.

–     Ven aquí, muchacho.

Y comienza el examen de los doctores de la Ley…   

–    Dí el Decálogo.

–    El niño lo recita.

–   Dame ese rollo, Jacob.

Le entregan el rollo solicitado,

e indica:

–     Si sabes, lee.

–     ¿En dónde rabí?

Azrael responde:

–     En donde quieras.

En donde tus ojos se fijen.

Jacob le quita el pergamino y lo desenrrolla.

le señala: 

–     Aquí.

El niño lee.

–    ¡Basta! Basta…

¿Qué cosa es esto?

Pregunta Jacob señalando las extremidades de su manto.

–    Las franjas sagradas, señor.

Las llevamos para acordarnos del precepto del Altísimo Señor.

–    ¿Es lícito a un israelita comer de cualquier carne?

–    No, señor. tan sólo de las que han sido declaradas lícitas.

–    Dime los preceptos.

Y obediente, el niño comienza la letanía de: ‘No cometerás…’

–    ¡Basta! Basta.

Para ser galileo, sabe demasiado.   

Entonces se dirige a Pedro:   

–     Oye tú,

A ti te toca jurar que el niño ha llegado a su mayoría de edad.

Pedro, con el mayor garbo que todavía conserva, después de tantos desaires…

Empieza a proclamar su discurso que le pertenece,

como padre:

–    Como habéis observado mi hijo ha llegado a la edad prescrita.

Es capaz de guiarse por el conocimiento de la Ley, de los preceptos, de las costumbres y tradiciones; ceremonias, bendiciones y oraciones.

Por eso, como habéis comprobado; puede él, como yo también, pedir que se le conceda el derecho de haber llegado a la mayoría de edad.

En realidad, yo debería haberlo dicho antes. Pero las costumbres han sido violadas y no por nosotros los galileos.

Al niño le preguntaron antes que a su padre. Ahora os digo, una vez que lo habéis considerado capaz:

Desde este momento no soy yo responsable de sus acciones, ni ante Dios, ni ante los hombres.

Azrael indica:

–   Pasad a la sinagoga.

El reducido grupo pasa a la sinagoga, en medio de las caras rígidas de los rabinos a quienes Pedro les ha dicho la verdad.

Derecho, enfrente de los fascítoles y lámparas, le cortan el cabello a Marziam, hasta las orejas.

Pedro abre su taleguillo y saca un bonito cinturón de lana roja, recamada en amarillo oro.

Y con él ciñe la cintura del niño.

Margziam le entrega a Pedro el manto y mientras los sacerdotes le colocan en la frente y en el brazo, cintas de cuero.

Pedro hace lo propio, poniendo diligentemente en el manto de Margziam, las franjas sagradas.

¡Qué emocionado está Pedro cuando entonan los salmos y la Palabra del Señor!…

Y casi inmediatamente, todos los celebrantes, literalmente escapan…

Con esto se pone fin a la ceremonia.

Pedro dice:

–     ¡Menos mal!

¡No podía más! ¿Has visto, José? Ni siquiera han completado el rito. No importa.

Tú… tú, hijo mío, tienes a Otro que te consagra…

Vamos a tomar un corderito, para el sacrificio de Alabanza al Señor. Un corderito encantador como tú.

Y su vuelve hacia el anciano doctor de Israel,

diciendo:

–     Te agradezco mucho José.

Tú también Marziam. Da las gracias a este gran amigo.

Sin ti José, nos hubieran tratado muy mal del todo…

Vamos a adquirir un corderito para el sacrificio de alabanza al Señor; un corderito encantador, como tú.

José de Arimatea dice:

–     Simón, me siento contento de haber sido útil a un justo como tú.

Te ruego que vengas a mi casa de Bezetha, para el banquete. Y contigo todos, como es lógico.

Permíteme que sean mis invitados.

Pedro, lleno de humildad, pero radiante de alegría, inclinando la cabeza como saludo,

contesta con exquisita cortesía:

–     Vamos a decírselo al Maestro.

Para mí… ¡Es demasiado honor!

Cruzan en sentido inverso claustros y atrios hasta llegar al Patio de las Mujeres.

Allí todas felicitan a Margziam.

Luego los hombres pasan al Atrio de los Israelitas, donde está Jesús acompañado de los suyos.

Se reúnen todos en una armónica comunión de felicidad. 

 Y mientras Pedro va a sacrificar el cordero, se encaminan entre pórticos y patios hasta el muro exterior.

¡Qué feliz se le ve a Pedro con su hijo, que ahora es ya un israelita perfecto!

Tanto, que no advierte la arruga que se dibuja en la frente de Jesús, ni percibe el silencio más bien angustioso, de sus compañeros.

Sólo cuando están en la sala de la casa de José y cuando le hacen a Margziam la pregunta de rigor, acerca de lo que hará en el futuro… 

Y el niño declara con firmeza: 

–     Seré pescador como mi padre.

Pedro, entre lágrimas, se da cuenta y comprende…

Y dice: 

–     La verdad es que Judas nos ha puesto una gota de acíbar sobre esta felicidad y en esta fiesta…

Estás preocupado, Maestro… y los demás…

Tú… tú, hijo mío, tienes

Tú estás muy preocupado, Maestro.

Y los demás están tristes por eso. Perdóname si antes no lo había notado…

¡Ah!… ¡Ese, Judas!…

Ese mismo lamento está en el corazón de todos los demás.

Jesús, para quitar la preocupación, se esfuerza en sonreír…

Y dice:

–    No te molestes Simón.

No hace falta a la fiesta.

Oye, ¿Entonces Margziam respondió muy bien?

Lo sabía de antemano.

José regresa después de haber dado órdenes a sus criados,

Y dice:

–     Os agradezco a todos vosotros por haberme rejuvenecido con esta ceremonia.

Y por haberme dado el honor de tener en mi casa al Maestro, a su madre, a sus familiares y amigos.

Y a vosotros queridos condiscípulos, junto con todos mis invitados, venid al jardín…

Con la última frase, José manifiesta su verdadero sentir de pertenencia al grupo apostólico.

Todos van y celebran el acontecimiento.

168 LA HORA DEL INCIENSO


  1. 169 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Pedro entra en el recinto del Templo, en funciones de padre, con aspecto verdaderamente solemne; lleva de la mano a Yabés.

Camina con tanta gallardía, que hasta parece más alto.

Detrás en grupo, todos los demás.

Jesús va el último, ocupado en una animada conversación con Juan de Endor, al cual parece que le da vergüenza entrar en el Templo.

Pedro pregunta a su pupilo:

–     ¿Has venido aquí alguna vez?

–     Cuando nací, padre.

Pero no me acuerdo – lo cual hace reír de satisfacción a Pedro,

que repite la respuesta a los compañeros y éstos se echan a reír también.

Y dicen, con bondad y perspicacia:

–     Quizás es que dormías y por eso…

–    Estamos todos como tú.

–    No nos acordamos de cuando vinimos aquí recién nacidos».

Igualmente hace Jesús con su protegido.

Y recibe una respuesta análoga (poco más o menos).

Juan de Endor en efecto,

dice:

–     Éramos prosélitos.

Vine en brazos de mi madre, precisamente en una Pascua, porque nací a principios de Adar.

Mi madre era de Judea.

Se puso en viaje en cuanto pudo, para ofrecer dentro del tiempo establecido a su hijo varón al Señor…

Quizás demasiado prematuramente…

De hecho, enfermó y no volvió a recuperar la salud.

Yo tenía menos de dos años cuando me quedé sin madre; fue la primera desventura de mi vida.

Pero, siendo su primogénito – unigénito, por su enfermedad -, se sentía orgullosa de morir por haber obedecido a la Ley.

Mi padre me decía: “Ha muerto contenta por haberte ofrecido al Templo”…

¡Pobre madre mía! ¿Qué ofreciste?: un futuro asesino…

–     Juan, no digas eso.

Entonces eras Félix, ahora eres Juan. Ten siempre presente la gran gracia que Dios te ha donado, eso sí.

Pero que no te desaliente ya más lo que fuiste… -¿No volviste ninguna vez al Templo?

–     ¡Sí, sí, a los doce años!

Y, a partir de entonces, siempre. Mientras… mientras pude hacerlo… Después, aun pudiendo venir, ya no volví, porque…

Bueno, ya te he dicho cuál era mi único culto: el Odio.

Incluso por este motivo no me atrevo a entrar aquí.

Me siento extranjero en la Casa del Padre…

Lo he abandonado durante demasiado tiempo…

–     Tú vuelves al Templo de mi mano.

Y Soy el Hijo del Padre; si Yo te conduzco ante el altar es porque sé que todo está perdonado.

Juan de Endor siente una brusca convulsión de llanto,

y dice:

–     Gracias, Dios mío.

–     Sí, da gracias al Altísimo.

¿Ves cómo tu madre, una verdadera israelita, tenía espíritu profético?

Eres el varón consagrado al Señor y que no será rescatado.

Eres mío, eres de Dios, discípulo y por tanto, futuro sacerdote de tu Señor en la nueva era y religión,

que de Mí recibirán el nombre.

Yo te absuelvo de todo, Juan.

Camina sereno hacia el Santo.

En verdad te digo que entre los que viven en este recinto, hay muchos más culpables que tú, más indignos que tú, de acercarse al altar…

Pedro entretanto, se las ingenia para explicarle al niño las cosas más dignas de relieve en el Templo.

Y pide ayuda a los otros más cultos, especialmente a Bartolomé y a Simón,

porque siendo ancianos, se encuentra a gusto con ellos en su papel de padre.

En esto, estän ya ante el gazofilacio para hacer las ofrendas, cuando los llama José de Arimatea.

Después de los recíprocos saludos, 

José pregunta: 

–     ¿Estáis aquí?

¿Cuándo habéis llegado? 

–     Ayer por la tarde.

–     ¿Y el Maestro?

–     Está allí…

Con un discípulo nuevo. Ahora vendrá.

José mira al niño y le pregunta a Pedro:

–     ¿Un sobrinito tuyo?

–     No… sí.

Bueno, quiero decir que, nada en cuanto a la sangre mucho en cuanto a la fe, todo en cuanto al amor.

–     No te comprendo…

–     Un huerfanito…

Por tanto, nada en cuanto a la sangre.

Un discípulo… por tanto, mucho en cuanto a la fe.

Un hijo… por tanto, todo en cuanto al amor.

El Maestro lo ha recogido… y yo le doy mi cariño.

Debe alcanzar la mayoría de edad en estos días…

–     ¿Tan pequeño y ya doce años?

–     Es que…

Bueno, ya te lo contará el Maestro… José, tú eres bueno, uno de los pocos buenos que hay aquí dentro…

Dime, ¿Estarías dispuesto a ayudarme en esta cuestión? Ya sabes…

Lo presento come si fuera mi hijo, pero soy galileo y tengo una fea lepra…  

José se aterroriza separándose.

Y exclama preguuntando: 

–     ¡¿Lepra?! 

Pedro lo tranquiliza: 

–     ¡No tengas miedo!…

Mi lepra es la de ser de Jesús:

la más odiosa para los del Templo, salvo pocas excepciones.

–     ¡No, hombre, no!

]No digas eso!

–     Es la verdad y hay que decirla…

Por tanto, temo que se comporten cruelmente con el pequeño por causa mía y de Jesús.

Además, no sé qué conocimientos tendrá de la Ley, la Halasia, la Haggada y los Midrasiots.

Jesús dice que sabe mucho…

–    ¡Bueno, pues si lo dice Jesús, entonces no tengas miedo!

–     Aquéllos… con tal de amargarme…

–     ¿Quieres mucho a este niño, ¿eh!?

¿Lo llevas siempre contigo?

–     ¡No puedo!…

Yo estoy siempre en camino; él es pequeño y frágil…  

Yabé dice: 

–     Pero iría contigo con gusto…

Que, con las caricias de José, está más tranquilo.

Pedro rebosa de alegría…

Pero añade:

–     El Maestro dice que no se debe…

Y no lo haremos. De todas formas, nos veremos… José, ¿Me vas a ayudar?

–     ¡Claro, hombre!

Estaré contigo. Delante de mí no harán injusticias. ¿Cuándo?

José ve llegar a Jesús…

Y exclama: 

 –   ¡Oh, Maestro!

¡Dame tu bendición!

–     Paz a ti, José.

Me alegro de verte. Y además, saludable.

–     También yo, Maestro.

Los amigos se alegrarán de verte. ¿Estás en Getsemaní?

–     Estaba.

Después de la oración voy a Betania.

–     ¿A casa de Lázaro?

–     No, donde Simón.

Tengo también allí a mi Madre, a la madre de mis hermanos y a la de Juan y Santiago.

¿Irás a verme?

–     ¿Lo preguntas?

Será una gran alegría y un gran honor.

Te lo agradezco. Iré con muchos amigos…  

Simón Zelote aconseja: 

–     ¡Prudente José, con los amigos!… 

–     ¡No, hombre… ya los conocéis!

Es verdad que la prudencia dice: “Que no oiga el aire”.

Pero, cuando los veáis, comprenderéis que son amigos.

–     Entonces…

–     Maestro…

Simón de Jonás me estaba hablando de la ceremonia del niño.

Has llegado cuando estaba preguntando cuándo pensáis llevarla a cabo.

Quiero estar presente también yo.

–     El miércoles que precede a la Pascua.

Quiero que celebre su Pascua, ya como hijo de la Ley.

–     Muy bien.

Comprendido. Iré a recogeros a Betania.

Pero antes el lunes, iré con los amigos.

–     De acuerdo, no se hable más.

–     Maestro, te dejo.

La paz sea contigo. Es la hora del incienso.

–     Adiós, José.

La paz sea contigo.

Ven Yabé, que es la hora más solemne del día.

Hay otra análoga por la mañana, pero ésta es todavía más solemne.

El día empieza con la mañana:

justo es que el hombre bendiga al Señor para que el Señor lo bendiga durante todo el día en todas sus obras.

Pero al atardecer es aún más solemne: declina la luz, cesa el trabajo, llega la noche.

La luz que declina recuerda la caída en el mal.

Y verdaderamente las acciones de pecado se producen generalmente por la noche.

¿Por qué?

Porque el hombre ya no está ocupado en el trabajo y más fácilmente se ve envuelto por el Maligno,

que proyecta sus propuestas y pesadillas.

Bueno es por tanto, después de haberle agradecido a Dios su protección durante el día,

elevarle nuestra súplica para que se alejen de nosotros los fantasmas de la noche y las tentaciones.

La noche con su sueño, símbolo de la muerte…

Dichosos aquellos que, habiendo vivido con la bendición del Señor se duermen no en las tinieblas, sino en una fúlgida aurora.

El sacerdote ofrece el incienso por todos nosotros, ora por todo el pueblo, en comunión con Dios.

Y Dios le confía su bendición para que la imparta al pueblo de sus hijos.

¿Te das cuenta de lo grande que es el ministerio del sacerdote?

–     Yo quisiera… Me sentiría todavía más cerca de mi madre…

–     Si eres siempre un buen discípulo e hijo de Pedro, lo serás.

Mas ahora ven.

Mira, las trompetas anuncian que ha llegado la hora.

Vamos con veneración a alabar a Yeohveh.

https://www.paypal.me/cronicadeunatraicion

165 VIAJE A JERUSALÉN


165 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Jesús prosigue hacia Jerusalén.

Cada vez transita mayor número de peregrinos por los caminos, que están llenos de lodo por un chaparrón nocturno.

Como contrapartida, haciendo precipitar el polvo, el agua ha dejado terso el aire.

Los campos parecen un jardín bien cuidado por su jardinero.

La comitiva apostólica camina ligera, pues se sienten descansados por la parada que hicieron y porque el niño, con sus sandalias nuevas, ya no sufre al andar.

Éste, sintiendo cada vez más confianza, va charlando con unos y otros.

Le hace a Juan la confidencia de que su padre se llamaba también Juan y su madre María y de que por ello, lo quiere también a él mucho. Leer más →

162 DIOS DEL SINAÍ


162 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Cuando están a la vista los campos de Yocana, el crepúsculo tiñe de un color anaranjado el cielo.  

Jesús dice:

–    Apresuremos el paso amigos, antes de que se meta el sol.  

Cuando llegan a un determinado punto…

Jesús empieza dando instrucciones a sus apóstoles:

A Judas le dice:

–    Entrega a Miqueas la cantidad de dinero suficiente para que mañana pueda restituir lo que hoy ha pedido prestado a los campesinos de esta zona.

A Andrés y a Juan y los manda a dos puntos diversos, desde donde se puede ver el camino que viene de Yizreel.

A Pedro y a Simón les manda que salgan al encuentro de los campesinos de Doras, con la indicación de detenerlos en la zona divisoria de las dos propiedades.

A Santiago y a Tadeo:

–      Tomad las provisiones y venid.

Y se adelanta.

Entretanto, Jesús camina más despacio, mirando a su alrededor para ver si hay algún campesino de Yocana…

Mas sólo se ven los fértiles campos con las espigas ya bien formadas. 

Por fin, de entre la frondosidad de las parras, se destaca un rostro sudoroso,

al tiempo que exclama con un grito:

–     ¡Oh, Señor bendito!

Y el campesino sale corriendo del viñedo para postrarse ante Jesús.  

El Maestro lo mira y le dice:

–    La paz sea contigo, Isaías.

El hombre lo mira sorprendido:

–     ¡Oh! ¡Te acuerdas de mi nombre!   

–     Lo llevo escrito en el corazón.

Levántate. ¿Dónde están los otros compañeros?

–     Allá, en los manzanares.

Ahorita les voy a avisar. Eres nuestro Huésped, ¿Verdad?

No está el patrón y podemos hacer una fiesta. ¡Imagínate! Este año nos concedió el cordero y vamos a ir al Templo.

Sólo nos dio seis días… Pero corriendo llegaremos. ¡Y todo gracias a Ti!…

El rostro del hombre rebosa de alegría…

Pues es la primera vez que lo tratan como humano y como israelita.

Jesús contesta sonriente:

–    Que Yo sepa, no he hecho nada

–    ¡Eh! ¡La hiciste!

Doras… los campos de Doras… y ahora éstos al revés. ¡Tan hermosos este año!

Yocana el Saduceo, se enteró de tu venida. No es tonto. ¡Tiene mucho miedo!…

–    ¿De qué cosa?

–    Miedo de que le suceda lo mismo que a Doras.

El hombre dice esto en voz baja, pero remarcando las palabras, como quien estuviera confiando una cosa tremenda en secreto.

De morirse y de perder todo. ¿Has visto los campos de Doras?

–    Vengo de Naím.

–    Entonces no los has visto…

Dan lástima. ¡Están todos destruidos!

Totalmente devastadas!: 

Nada de heno. Nada de pienso. Nada de cereales. Nada de fruta. Todos los árboles frutales y los viñedos están secos. Muertos…

¡Todo muerto como en Sodoma y Gomorra!…

Ven. Te los mostraré…

–    No es necesario.

Voy con aquellos trabajadores…

–    ¡Ya no están!…

¿No lo sabías?… Doras el hijo de Doras; los ha regado o despedido.

A los que dispersó por otros lugares de la campiña, les ha prohibido que hablen de Ti… so pena de latigazos…

¡Oh! ¡No hablar de Ti!… ¡Será difícil!

También Yocana nos lo ha dicho…

–    ¿Qué les dijo?

–    Dijo: ‘Yo no soy tan necio como ese Doras.

Y no les prohíbo que habléis del Nazareno. Sería inútil, porque de todos modos lo haréis y no quiero perderos; ni acabaros como animales brutos a latigazos.

Yo de mi parte os digo: ‘Sed buenos como el Nazareno os enseña y decidle que os trato bien. Tampoco quiero ser yo maldecido.

Él comprende qué bien están estos campos, después de que los bendijiste y lo que ha pasado con esos, que maldijiste…

Llegan Pedro y Andrés:

–    ¡Oh, Maestro!

–     ¡No hay nadie!

Todos son caras nuevas.

–    Y todo está asolado.

En realidad sería mejor que ni hubiera trabajadores.

–    Está peor que el valle de Sidim en el Mar Salado…

Jesús contesta:

–    Lo sé.

Me lo ha dicho Isaías.

–    Pero ven a ver…

¡Qué espectáculo!…

Jesús quiere dar gusto a Pedro,

y dice a Isaías:

–     Entonces me quedaré con vosotros.

Dilo a tus compañeros. Pero no os molestéis. Yo tengo comida.

Nos basta con un poco de heno, para acostarnos a dormir y vuestro cariño.

Vengo pronto.

El espectáculo de los campos de Doras, es sencillamente devastador.

Campos y pastizales secos y sin nada.

Los viñedos, áridos.

El follaje acabado.  

Y la fruta de los árboles perforada con millares de animaluchos.

Cerca de la casa, el jardín que estaba lleno de árboles exuberantes, presenta el mismo aspecto desértico, de bosque aniquilado.  

Los trabajadores andan arrancando hierbas, pisoteando orugas, caracoles, lombrices.  

Sacuden las ramas y debajo de ellas, en recipientes llenos de agua caen las mariposas y los parásitos que cubren las hojas…

Y que están chupando las plantas hasta hacerlas morir.

Buscan un signo de vida en los sarmientos de las vides… 

 Los viñedos se desbaratan al tocarlos y caen como si se les hubiese cortado desde la raíz.

El contraste con los campos de Yocana es increíble.

Siendo así que la desolación de los campos maldecidos aparece aún más violenta,

si se compara con la fertilidad de estos otros.

Admirado, Zelote dice entre dientes:

–    El Dios del Sinái tiene la mano pesada.

Jesús hace como si quisiera decir:

Aquí Estoy’

Pero no dice nada y solamente pregunta:

–   ¿Cómo ha sucedido?

Un trabajador le responde:

–   Topos, langostas, gusanos.

Pero vete… El vigilante es fiel a Doras. No nos perjudiques…

Jesús suspira profundamente…

Y se vuelve para retirarse…

Otro de los campesinos, que está encorvado recalzando un manzano con la esperanza de salvarlo,

le dice:

–   Iremos mañana a donde estás.

Cuando el vigilante se vaya a Yezrael para orar… Iremos a la casa de Miqueas…

Jesús los bendice con un ademán y se va.

Cuando regresa al crucero…

Ya se han reunido todos los trabajadores de Yocana.

Muy felices rodean amorosos a su Mesías y lo llevan hasta sus casuchas.

Le preguntan:

–   ¿Viste lo que hay allá?

Jesús contesta:

–   Lo he visto.

Mañana vendrán los labradores de Doras.

–   ¡Claro!…

Mientras las hienas están en oración.

Cada sábado lo hacemos así.  Y hablamos de Ti, de lo que nos enseñó Jonás.

Por Jonás, por Isaac, que viene a menudo a vernos y por tus palabras de Tisri.

Hablamos como sabemos, porque lo que no se puede hacer es no hablar de Tí.  

Y más se habla cuanto más se sufre y cuanto más lo prohíben

–     Aquellos pobrecillos…

Beben la vida todos los sábados…

Pero, ¡Cuántos en esta llanura tienen necesidad de saber, al menos saber de Tí y no pueden venir hasta aquí!…

–     Me ocuparé también de ellos.

En cuanto a vosotros, benditos seáis por lo que hacéis.

El sol declina mientras Jesús entra en una ahumada cocina. Comienza el reposo sabático.

https://www.paypal.me/cronicadeunatraicion

D EL JINETE DE LA PESTE 2


PROFECÍAS Y REVELACIONES 

Marzo 09 de 2016 – 2:00 P.M.

LLAMADO ANGUSTIOSO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD

Mi Paz sea con vosotros. Pueblo mío, Heredad mía.

Estáis viviendo los últimos días de paz; aprovechadlos y tratad de vivir en comunión con Dios y vuestros hermanos.

Muy pronto llega la guerra y en vez de paz y alegría, lo que vendrá será llanto y dolor.

La mecha ya está encendida, sólo falta que los reyes de este mundo fijen la fecha y la hora;

la guerra es inminente y va a involucrar a todas las naciones pasiva o activamente.

Orad, ayunad y haced penitencia, pueblo mío;

porque muy pronto mi Creación se vestirá de luto y habrá llanto y dolor por doquier.

Pueblo mío, las armas de destrucción masiva de las grandes potencias de este mundo,

tienen la capacidad de destruir mi Creación en fracciones de minutos.

Por eso, os pido que oréis, ayunéis y hagáis penitencia,

pidiéndole a vuestro Padre que detenga la expansión y alargue de la guerra.

De vuestras oraciones y súplicas dependerá que los días de guerra se alarguen o se acorten.

No soy Yo, vuestro Padre, quien os enviará el Flagelo de la Guerra;

SON LOS REYES DE ESTE MUNDO

LOS QUE QUIEREN EXPANDIR SUS DOMINIOS

Y DISMINUIR GRAN PARTE DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

La guerra la aprovecharán para fumigar el cielo de muchas naciones con la MUERTE SILENCIOSA. 

Gases letales, virus de enfermedades y otros gases nocivos para la salud,

serán esparcidos en el aire de muchas naciones tercermundistas

Y su objetivo será disminuir la población de estas naciones.

Todo esto se llevará a cabo bajo la complacencia de sus gobernantes.

Hay millones de vacunas letales, listas para ser aplicadas en la población de estas naciones en vía de desarrollo.

Enfermarse en aquellos días es correr el riesgo de morir.

¡Pueblo mío, se acerca la Hora de la Desolación!

¡ENTONAD CÁNTICOS PLAÑIDEROS,

PORQUE EL JINETE DE LA HAMBRUNA, LA PESTE Y LA MUERTE,

MUY PRONTO ENLUTARÁ MI CREACIÓN!

La guerra despertará la furia de mi Creación y ésta dejará escuchar su grito lastimero.

Muchas naciones van a desaparecer de la faz de la tierra,

cuando despierten de las entrañas de mi Creación, los dragones de fuego.

La guerra estremecerá mi Creación y ésta gemirá con sus últimos dolores de parto;

de oriente a occidente, de norte a sur.

Sus dolores desplazarán los continentes

y todo estará listo para que dé a luz una Nueva Tierra.

¡Ay de vosotros mortales, porque el día grande y terrible del Señor se acerca!

¡Despertad y vestíos de sayal; echaos cenizas en la cabeza y haced penitencia;

para que esos días de dolor, desolación y muerte, pasen lo más pronto posible!.

Preparaos Pueblo mío, porque los días de guerra están llegando.

Permaneced firmes en la Fe; orad y confiad en vuestro Dios, para que podáis superar esta Prueba.

Si así lo hiciereis, os aseguro que estos días pasarán para vosotros como un sueño.

Vuestro Padre, Yhavé, Señor de las Naciones.

ABRIL 26 2020 11: 05 AM

Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor, esté con todos vosotros y mi Protección Maternal, os acompañe siempre.

Pequeñitos, no quiero asustaros mis niños,

PERO PREPARAOS PARA LA LLEGADA DE OTROS VIRUS;

LA HUMANIDAD SEGUIRÁ EN CONFINAMIENTO.

Las pandemias diezmarán gran parte de la población mundial, especialmente niños y ancianos.

Los nuevos virus que están listos a ser propagados por el mundo,

hacen parte de pandemias que ya habían sido erradicadas por la ciencia humana,

pero que están siendo modificadas genéticamente,

para que sean más fuertes y letales y puedan diezmar a millones de seres humanos.

Vuelven los virus de la gripa Aviar, Porcina, Viruela, Sarampión, meningitis;

un tipo de virus que atacará los bronquios y los pulmones

y el sistema inmunológico.

Hijitos, las Élites al servicio de mi Adversario son los causantes de estas pandemias que están azotando a la humanidad;

ESTOS VIRUS ESTÁN SIENDO CREADOS EN LABORATORIOS

Y ESPARCIDOS POR LOS AIRES.

No temáis Pueblo de Dios, acatad y poned en práctica las instrucciones, oraciones y remedios,

que el cielo os ha enviado a través de nuestros Profetas de estos Últimos Tiempos,

para que podáis superar estas pandemias.

El ataque biológico será más letal que la guerra que está por comenzar;

acordaos que todo tiene que cumplirse como está escrito.

Nuevamente os repito: NO TEMÁIS 

Yo, vuestra Madre, estoy cuidando de vosotros, Pueblo de Dios;

refugiaos en mi Corazón Inmaculado, y esta Madre que tanto os ama,

no permitirá que nada ni nadie os haga daño.

Con mucha anterioridad os habíamos anunciado de la llegada de estas tribulaciones,

pero la inmensa mayoría de esta Humanidad pecadora, hizo caso omiso a los llamados del Cielo.

HOY OS ANUNCIO DE LA LLEGADA DE NUEVAS PANDEMIAS

PARA QUE OS PREPARÉIS MATERIAL

Y ESPIRITUALMENTE

Estáis en tiempo de tribulaciones y malas noticias,

permaneced unidos a Nuestros Dos Corazones,

porque es tiempo para meditar y volver a Dios de Corazón.

Os llegó la hora Humanidad pecadora, ¡Despertad y arrepentíos de vuestros pecados de una vez!

Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.

EL JINETE DE LA PESTE,

VIRUS, HAMBRUNA, DESOLACIÓN Y MUERTE,

YA ESTÁN EN MEDIO DE VOSOTROS

Y ESTÁN DERRAMANDO SU COPA SOBRE LOS HABITANTES DE LA TIERRA

¿Qué estáis esperando Hijitos Rebeldes, para convertiros?

Mirad, todos los Signos y S, que el cielo os está dando para que recapacitéis y volváis a Dios.

¡NO SEÁIS INSENSATOS,

PORQUE VUESTRA VIDA ESTÁ EN PELIGRO   

DE PERDERSE ETERNAMENTE!

Pueblo de Dios, preparaos mis pequeñitos, ayudándoos y socorriéndoos mutuamente,

porque los días de confinamiento apenas están comenzando.

Orad y alabad la Gloria de Dios, para que podáis superar los días difíciles que están llegando.

Días de Justicia Divina, que llaman a la conversión y el arrepentimiento.

Sólo hijitos, si sois espirituales, podréis superar los días de prueba que os están llegando.

Solo estando unidos a Nuestros Dos Corazones y acatando las instrucciones, remedios y oraciones de protección,

que os ha enviado el Cielo, podréis salir victoriosos de todas las tribulaciones que os llegarán.

Que la Paz de Dios, y mi Amor y Protección, permanezca en vosotros, mis Amados Niños

Vuestra Madre, María Rosa Mística

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Ago 03_2020

Habla Nuestro Señor Jesucristo

Hijitos Míos, desde hace tiempo se os ha anunciado una gran persecución religiosa para estos tiempos. 

Ciertamente, la persecución ha sido continua pero esporádica en algunos pueblos,

en algunas ciudades en el mundo,

pero ahora viene una Persecución religiosa contra todos Mis seguidores.

Ya os había dicho que aquellos que Me siguieran tendrían que tomar también su cruz y seguirMe. 

Estos son tiempos en que debéis tomar vuestra cruz, Mis pequeños.

¿Acaso no veis la similitud?

Porque ya os he dicho que iríais a padecer lo mismo que Yo padecí. 

Esta similitud de que los judíos, los fariseos, los escribas, se ampararon y se protegieron con las leyes romanas para asesinarMe.

Manipularon las leyes, mintieron, levantaron falsos para que se Me asesinara,

cuando Yo NO era responsable de todo aquello que Me imputaban.

Ahora son tiempos también en que aquellos que son los testigos de Satanás, que han comprado a los gobiernos de la Tierra,

SE ESTÁN AMPARANDO EN LAS LEYES

PARA OBLIGAROS A QUE SE OS DÉ ALGÚN TIPO DE MEDICAMENTO

PARA ASESINAROS

Escrito está que, de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis,

LA PESTE VENDRÁ SOBRE LA TIERRA

Y SE LLEVARÁ CUANDO MENOS

UNA TERCERA PARTE DE LA HUMANIDAD.

Esta Peste, causada por el hombre, os afectará y eliminará a una gran cantidad de seres humanos,

cumpliéndose así lo que escrito está;

luego vendrá algo también fuerte, que serán los Desastres Naturales y guerras pequeñas en algunos lugares,QUE TAMBIÉN SE LLEVARÁ

OTRA TERCERA PARTE DE LA HUMANIDAD

Y con esto se seguirá cumpliendo lo que escrito está.

Y QUEDARÁ UN POCO MENOS

DEL 25% DE LA HUMANIDAD ENTERA

Se os ha dicho también que hasta la más mínima coma o punto que está escrito, se ha de cumplir.

Todo esto os lo digo, Mis pequeños, para que no dudéis lo que escrito está.

Y para que os preparéis para estos momentos que tenéis ya sobre vosotros.

No por el hecho de que los dudéis u os queráis esconder de ellos, no se darán.

Os vuelvo a repetir: Escrito está y se han de dar.

POR ESO OS PIDO QUE OS PREPARÉIS

PARA QUE LA MUERTE NO OS TOME

ESTANDO EN GRAVE PECADO 

Y por otro lado así como Yo, que fui injustamente sentenciado, pero ofrecí Mi Muerte por vuestra vida,

ahora también vosotros, Mis pequeños, ofreced vuestra muerte

para la resurrección de tantos hermanos vuestros que viven en pecado,

para que se arrepientan y se puedan salvar.

CIERTAMENTE, EL RESTO FIEL

ES UN GRUPO DE ALMAS ESCOGIDAS;

SON, COMO OS HE DICHO,

EL MEJOR TRIGO QUE EXISTE ACTUALMENTE

Y ES EL QUE SERÁ EL POSEEDOR DE LAS NUEVAS TIERRAS,

LOS NUEVOS CIELOS,

MI AMOR SOBRE ELLOS

Este es el premio para aquellas almas que nunca Me abandonaron, que protegieron la Fe y Mi Amor entre los hombres.

A los que debéis cuidar, Mis pequeños, e interceder por ellos, son aquellos, como os dije,

que no están preparados para bien morir, y son muchos, muchos hermanos vuestros que se pueden condenar.

Abogo por ellos ante vosotros, os pido vuestra intercesión, vuestro amor por ellos, pedidMe que los salve.

Mi Sangre Preciosa se dio por todos vosotros, tomadla y ofrecédMela por cada uno de ellos

para que se puedan salvar.

Habla Dios Padre

Hijitos Míos, nadie tiene el Conocimiento absoluto; solamente Yo, vuestro Dios.

Y aquel que se quiera gloriar de ello cae inmediatamente de Mi Gracia, porque de soberbia se llena.

Ciertamente, podéis tener mucho conocimiento en un área de vuestro trabajo, de vuestra vida,

pero fallaréis mucho en otros campos del saber. 

Debéis ser lo suficientemente humildes para reconocer esto, Mis pequeños.

Y sobre todo reconocer que Yo os he dado ese conocimiento y lo he permitido en vosotros, que de barro sois,

para que lo compartáis a vuestros hermanos y os cuidéis los unos a los otros.

A lo largo de vuestra existencia tendréis contacto con muchos hermanos vuestros,

pero vosotros despreciáis por apariencia a muchos de vuestros hermanos que os pueden enseñar grandes verdades,

porque Yo no he limitado Mi Conocimiento a nadie y he puesto en los humildes y sencillos

grandes Conocimientos y ciencia para que los mismos sabios y entendidos caigan.

La Humildad es la base de vuestra vida.

Si queréis crecer en Conocimiento, en Sabiduría, en servicio a Mí, vuestro Dios,

deberéis permanecer como siervos, nunca como maestros,

el único Maestro Soy Yo, vuestro Dios,

Yo Soy el Señor de los Señores, el único Dios Verdadero.

Todos os debéis cuidar con lo que Yo he permitido que tengáis de conocimiento, de sabiduría, de inteligencia y de amor.

Todos dependéis de todos, os repito, aun aquel que en su soberbia se sienta que no necesita de nadie y menos de Mí,

pronto cae y pronto su soberbia lo lleva a ser ridiculizado,

porque no hay nadie superior a Mí y,aquel que se pone antes que Yo, vuestro Dios, cae.

Necesitáis ser como niños y esto os lo he repetido tantas veces,

pero no acabáis de comprender este Conocimiento, esta Verdad de ser como niños.

Os creéis grandes, pero solamente sois grandes en años, pero no en Sabiduría y menos en Humildad. 

Sois pequeños y así deberéis permanecer siempre, hasta el momento en que os pida regresar a Mí,

y con esto os quiero decir que siempre deberéis estar atentos a lo que Yo os pida,

siempre deberéis estar conscientes en que no sois capaces de ser omnipotentes,

de tener todo el conocimiento de todo lo creado, de toda la ciencia, de todo lo que Yo Soy. 

Mientras más pequeños, más Me derramaré en vosotros, más Conocimiento, más Ciencia, más Sabiduría,

más Amor tendréis de parte Mía, porque la Humildad es como una caja fuerte, impenetrable. 

La razon por la que muchos no conocen la Voluntad de Dios, es porque sólo quieren hacer la suya…

La soberbia no puede entrar en donde existe la verdadera Humildad.

Y la verdadera Humildad, os repito, es como una caja fuerte que cuida Mis tesoros.

Sois Míos y Yo os doy todo lo que Yo quiero que tengáis.

Camináis por el mundo, conocéis cosas buenas y cosas malas y como decía el Apóstol Pablo:

“Tomad lo bueno, de la fuente que venga”

No importa que sea pobre, rico, que sea, según vosotros, una gente de pocas capacidades o que no sea muy letrado,

Todos, todos vuestros hermanos os pueden ayudar, os pueden dar lecciones de sabiduría y de amor.

No despreciéis a nadie, sed humildes, os repito.

Los presos en Medio Oriente cantan alabanzas, antes de ser ejecutados, igual que Pablo y Silas en prisión…

Y de todo aquello que os llegue, tomad lo bueno y desechad lo malo.

Debéis buscar vuestra perfección dentro de todo aquello que os  rodea,

deberéis tomar todo aquello que produzca Luz en vosotros y que vosotros podáis dar esa Luz a vuestros hermanos.

Luz de Sabiduría, Luz de Bondad, Luz de Amor, Luz de Conocimiento Divino.

Vosotros Me pertenecéis, sed pues como Yo, como Yo Soy, vuestro Dios.

Gracias, Mis pequeños. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

D EL JINETE DE LA PESTE 1


CUMPLIMIENTO

Descubren cómo ciertas bacterias cambian de forma para resistir a los antibióticos

Publicado
Al estar expuesto a dosis no letales del fármaco, un microorganismo que habita en aguas dulces
abandona su postura lineal y adopta una forma similar a la letra ‘C’
para protegerse y seguir multiplicándose.
Descubren cómo ciertas bacterias cambian de forma para resistir a los antibióticos

No todas las bacterias sucumben a la administración de antibióticos: algunas son capaces de adaptar su estructura celular y cambiar de forma para así resistir al impacto medicinal.

Es el caso, por ejemplo, del microbio Caulobacter crescentus, cuya descendencia, si sobrevive, vuelve a su forma original varias generaciones después.

Se trata de un microorganismo presente en muchos manantiales, ríos y lagos de todo el mundo. No es de los patógenos más peligrosos para el ser humano, pero sí una especie muy utilizada en distintos experimentos.

De otra parte, se cree que su adaptabilidad puede ser un rasgo compartido con otras especies, y por eso estuvo en el foco de un reciente estudio de las universidades estadounidenses Carnegie Mellon, de Pensilvania, y de Chicago, Illinois.

El equipo expuso varias muestras del Caulobacter crescentus al antibiótico cloranfenicol, en cantidades que consideraron no mortíferas.

Bajo el microscopio se observó que las bacterias seguían creciendo y dividiéndose, pero su forma física cambió de la recta inicial hacia una especie de letra ‘C’ durante la vida de 10 generaciones sucesivas,

que se volvieron más anchas y curvas. Aún más, su tasa de crecimiento aumentó en comparación con los niveles previos al contacto con el fármaco.

Los investigadores demostraron que esos “cambios en la forma celular funcionan como una estrategia de retroalimentación para hacer que las bacterias se adapten mejor y sobrevivan a los antibióticos”,

explicó el primer autor del estudio, Shiladitya Banerjee, cuyas palabras recoge un comunicado universitario difundido el 29 de enero.

“Estos cambios de forma permiten que las bacterias superen el estrés de los antibióticos y reanuden su rápido crecimiento”, dijo el biofísico.

El cuerpo curvo ayuda en tal sentido a las bacterias porque hace que sea menor el número de partículas de cloranfenicol que penetran su superficie a medida que crec

establecieron los investigadores.

Queda por verificar si también otros organismos unicelulares recurren al mismo procedimiento para protegerse.

Crece en América Latina la demanda por la vacuna rusa Sputnik V

Publicado:
Los creadores de la vacuna rusa Sputnik V contra el covid-19 afirmaron que el fármaco ya está registrado en 15 naciones.
Mientras, la demanda por este medicamento crece cada vez más en América Latina.
Para la próxima semana México espera recibir su primer cargamento, mientras Bolivia ya empezó la inoculación de su personal médico tras recibir el primer lote.
Argentina, a su vez, ya cuenta con la tercera entrega.

Arrestos y enfrentamientos en una protesta de negacionistas del covid-19 en Viena

Publicado:
Durante una protesta de los negacionistas del covid-19 este 31 de enero en Viena se registraron enfrentamientos con la Policía austriaca, que arrestó a varios manifestantes.
La concentración no fue autorizada debido a la situación sanitaria, desatando críticas entre los organizadores de extrema derecha.

Bill y Melinda Gates advierten que la “desigualdad inmunológica” podría impedir alcanzar el fin de la pandemia

Publicado:
La pareja de filántropos señala que hasta que todos los países no tengan acceso a las vacunas,
seguirán apareciendo nuevos focos de la enfermedad, que tendrán un impacto global.
Bill y Melinda Gates

El problema de la “desigualdad inmunológica” podría erigirse como uno de los principales obstáculos para que la humanidad supere la crisis sanitaria del coronavirus, afirmaron Bill y Melinda Gates en una carta publicada este miércoles en el blog del cofundador de Microsoft.

La misiva señala que mientras que las naciones ricas llevan varios meses comprando miles de dosis de vacunas para inmunizar a sus ciudadanos, los países de medianos y bajos ingresos,

de seguir el ritmo actual, solo lograrán vacunar a un 20 % de su población en este año. “En un mundo donde la salud global es local, esto debería preocuparnos a todos”, escribe la pareja.

Los filántropos subrayaron que desde el comienzo de la pandemia instaron “a las naciones ricas a recordar que [la aparición del] covid-19 en cualquier lugar es una amenaza para todo el planeta.

Hasta que todos no tengan acceso a las vacunas, seguirán apareciendo nuevos focos de la enfermedad.

Esos focos crecerán y se extenderán. Las escuelas y oficinas cerrarán nuevamente. El ciclo de la desigualdad continuará”.

Varios analistas y académicos subrayan que la pandemia ha revelado la creciente interdependencia de los países desarrollados y en desarrollo en el ámbito sanitario.

Por ejemplo, un nuevo estudio de la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas (NBER, por sus siglas en inglés) calcula que hasta el 49 % de los costos económicos globales de la pandemia en 2021

recaerán sobre las economías avanzadas, incluso si estas consiguen asegurar una vacunación completa dentro de sus fronteras.

Por su parte, Anita Ho, profesora asociada de investigación en bioética y servicios de salud de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) y la Universidad de California en San Francisco,

declaró en una entrevista este martes con la revista MIT Technology Review que “el reparto desigual de las vacunas perturbará sin ninguna duda la cadena de suministro para todos, incluidas,

quizás incluso especialmente, a las naciones más ricas, que se han convertido en dependientes de las fuentes de mano de obra barata”.

Portugal se desborda por la pandemia y pide ayuda a sus socios europeos

Publicado:
El país bate récord de contagios y muertes diarias por cada millón de habitantes.
Portugal se desborda por la pandemia y pide ayuda a sus socios europeos

La fotografía de decenas de ambulancias haciendo cola ante el Hospital más grande de Portugal, el Santa María, en Lisboa, este miércoles por la noche,

es todo un símbolo de la situación de colapso que vive el país luso, inmerso en una tercera ola de la pandemia de coronavirus mucho más virulenta de lo que fue la primera.

Portugal, con un total de 668.951 casos confirmados y 11.305 muertes, es el país del mundo que actualmente registra más nuevos casos y muertes diarias por millón de habitantes (el país apenas supera los 10 millones).

Las autoridades sanitarias calculan que hay 172.893 positivos activos, mientras avanza la campaña de vacunación, con más de 252.000 dosis administradas.

La capacidad asistencial del país está muy comprometida.

Con dos tercios de sus camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) dedicadas en exclusiva a pacientes covid y haciendo uso de hospitales de campaña,

las autoridades hace varios días que barajan la posibilidad de trasladar a los enfermos a otros países europeos.

En esta situación, la población está asistiendo al constante traslado de pacientes de unos centros hospitalarios que se saturan a otros.

Así, el martes por la noche 53 pacientes del Hospital Fernando Fonseca de Lisboa fueron trasladados después de que se produjera un fallo en el sistema de oxígeno, mientras que este jueves se ha confirmado el traslado de otros 102 enfermos desde esta instalación.

Mientras, el Gobierno toma medidas duras, como el cierre de la frontera con España, que se implementará a partir de este viernes y tendrá una vigencia inicial de dos semanas.

Una medida anunciada justo después del debate parlamentario en el que se ha aprobado una prórroga del estado de emergencia hasta el próximo 14 de febrero

para luchar contra esta crisis sanitaria, que permite prohibir o limitar las clases presenciales, restringir la circulación internacional y movilizar profesionales de la salud jubilados,

reservistas o graduados en el extranjero, entre otras cuestiones.

De hecho, los fatídicos datos de la semana pasada ya provocaron que el ejecutivo del socialista Antonio Costa tomara la decisión de cerrar todos los colegios y universidades del país

desde el 22 de enero y al menos durante 15 días.

Pero Costa ya ha declarado, en una intervención en el programa ‘Circulatura do Quadrado’, de TVI24, que no cree que en 15 días se pueda volver a la educación presencial,

por lo que se deberá retomar la enseñanza en línea.

Además, el país está confinado desde el pasado 15 de enero, a pesar de lo cual no consigue doblegar la tercera ola y sigue cosechando cifras récord.

Ayuda europea

Alemania ha enviado médicos militares a Portugal para evaluar cómo pueden ayudar.

De momento solo explorarán la situación para determinar qué tipo de apoyo es necesario y factible. Ya han visitado el Hospital Fernando Fonseca y tienen previsto visitas a otros centros de salud.

En estas circunstancias, el secretario de Salud, Antonio Lacerda Sales, afirmó que el Gobierno luso está buscando ayuda de sus socios europeos.

Entre otras opciones, se trabaja con la hipótesis de enviar pacientes a España.

El país vecino también se encuentra en plena tercera ola de la pandemia, aunque parece que por el momento la capacidad asistencial está resistiendo.

Problemas de oxígeno 

Los hospitales portugueses están teniendo problemas con el abastecimiento de oxígeno para los pacientes críticos.

No se trata de problemas con el suministro, sino de que los sistemas de estos centros sanitarios no están preparados para proporcionar el gas a tantos enfermos de manera simultánea y pierden la presión necesaria.

Esta sobrecarga en la red de oxígeno es precisamente la que ha estado detrás de la necesidad de traslado de pacientes desde el Hospital Fernando Fonseca, que se ha convertido en otra de las imágenes de esta crisis sanitaria.

Pero hay más unidades que experimentan esta situación catastrófica.

De ello dan cuenta los consejos de administración de siete hospitales: el Centro Hospitalar Barreiro-Montijo, el Hospital de Setúbal, el Hospital García de Orta, el Hospital Fernando Fonseca, el Hospital Vila Franca de Xira, el Hospital Cascais y el Hospital Beatriz Angelo, en Loures.

Todos ellos han firmado una carta dirigida al Ministro de Salud y la Administración Regional de Salud de Lisboa y el Valle del Tajo.

En la misiva, las administraciones de estos centros exponen la desesperación y el esfuerzo que están haciendo para dar respuesta a la sobrecarga en la respuesta a la pandemia,

critican la gestión de las camas y manifiestan la discrepancia en su distribución, especificando que hay unidades más grandes que todavía están por debajo de su tasa de esfuerzo.

Fue la situación vivida en el Fernando Fonseca, junto al documento enviado por estas siete administraciones hospitalarias,

la que provocó que la ministra Marta Temido se reuniera este miércoles por la mañana con los hospitales de Lisboa y acabara pidiendo que se abran todas las camas disponibles para pacientes covid.

En esta jornada son 6.600 las personas que se encuentran ingresadas en los diferentes hospitales del país, de las que 783 están en unidades de cuidados intensivos.

Falta de profesionales médicos

También preocupa la falta de profesionales médicos.

Este martes los médicos y enfermeras de la región centro lamentaron que el aumento de camas en enfermería y UCI no esté acompañado de más recursos humanos.

En declaraciones a la agencia Lusa, recogidas por medios nacionales, Carlos Cortes, presidente de la Sección Regional del Centro de la Orden de los Médicos (SRCOM),

se mostró “muy preocupado” por el aumento sistemático de camas en la región para pacientes con covid-19, sin contratar más profesionales.

En opinión de Costa, las soluciones al escenario actual pasan por organizar mejor los hospitales y servicios, crear una coordinación de camas a nivel nacional –y “no hospital a hospital”–

pedir ayuda externa, en línea a lo expuesto este lunes por la ministra de Salud, Marta Temido.

El presidente de la Sección Regional del Centro de la Orden de los Enfermeros, Ricardo Correia de Matos, ha recordado que entre los meses de julio y diciembre de 2020 el Gobierno portugués

“permitió emigrar a más de 1.200 enfermeras, negándose a aplicar medidas similares a los socios europeos”, en referencia a la mejora de las condiciones laborales de estos profesionales.

Según Correia, el país está en un escenario “catastrófico” y “vivirá situaciones dramáticas” porque no hay profesionales en el mercado que contratar, lo que se une a que cientos de enfermeras se encuentran en aislamiento profiláctico o cuarentena.

Es lamentable que Portugal sea un país que importa ventiladores y exporta profesionales de la salud y, pronto, probablemente también enfermos”, resumió.

Comienza la vacunación para los mayores de 80 años

La esperanza se centra en la campaña de vacunación.

Las personas mayores de 80 años comenzarán a vacunarse contra el covid-19 en Portugal a partir de la próxima semana

y se espera que la mitad de esta población ya hayan recibido las dos dosis del fármaco a finales de marzo.

Este es uno de los cambios que se ha realizado en el plan de vacunación, que responde al aumento de la incidencia de la enfermedad en este grupo de edad.

Hasta ahora solo se contemplaba que la población general se vacunara en caso de tener patologías previas que pudieran provocar comorbilidades.

Además, en esta primera fase también serán vacunados alrededor de 1.000 miembros de organismos soberanos y cargos esenciales.

Por el momento, ya son 57.000 los profesionales de salud con la pauta de vacuna completa, del total de 74.000 personas que han completado el proceso.

El grupo de trabajo responsable de la ejecución del plan nacional de vacunación contra el covid-19 espera que a finales de marzo 810.000 personas estén completamente vacunadas

y que 520.000 hayan comenzado la vacunación con la primera dosis, si se cumple el cronograma de entrega de las farmacéutica.

Un crematorio en México inunda de humo una colonia debido al alto número de defunciones por covid-19

Publicado:
Las autoridades de León, en el estado de Guanajuato, señalaron que revisarán el caso, mientras la entidad registra una saturación en los hospitales por el repunte de contagios.
VIDEO: Un crematorio en México inunda de humo una colonia debido al alto número de defunciones por covid-19

Desde hace ya varios meses, los vecinos de varias colonias de la ciudad de León (en el estado de Guanjuato)

sufren el humo provocado por la incineración de cadáveres en un crematorio, muchos de ellos fallecidos por covid-19.

El tema cobró notoriedad luego que una vecina de la colonia Albazul publicase un video en redes sociales,

en el que denuncia ante las autoridades locales el mal olor que se desprende de la humareda que tiene como origen el crematorio San Xavier.

Es insoportable vivir con este humo“, afirmó Regina Aranda.

La abogada denunció que el crematorio no ha hecho caso de las sanciones que le han impuesto las autoridades y sigue con un “descontrol total” en las emanaciones de humo, “rebasando los límites permitidos”.

Esto provocó la molestia de los vecinos de la zona, que, incluso, temen contagiarse del virus al inhalar el humo.

De acuerdo con algunos testimonios de la gente del lugar, la humareda se extiende hasta un kilómetro de distancia.

El Gobierno municipal de León respondió que “existe un procedimiento abierto” y revisará el tema para que el establecimiento acate las recomendaciones de las autoridades.

Guanajuato es uno de los estados más afectados actualmente por el repunte de contagios de covid-19, que ha provocado una saturación hospitalaria del 84 %, la más alta del país después de Ciudad de México.

Desde el inicio de la pandemia, el país latinoamericano ha registrado un total de 153.639 defunciones confirmadas por covid-19 y 1,8 millones de casos positivos.

Brasil supera los 9 millones de casos de covid-19 al registrar más de 61.000 nuevos contagios en la última jornada

Publicado:

El número de personas contagiadas por coronavirus aumentó a 9.058.687 en Brasil, luego que se confirmaran 61.811 nuevos diagnósticos positivos en las últimas 24 horas,

informó este jueves 28 de enero el Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) del gigante sudamericano.

Por su parte, la cifra de víctimas fatales por la pandemia se elevó a 221.547, al sumar otras 1.386 muertes en la última jornada.

Hasta este miércoles 27 de enero, Brasil acumulaba 8.996.876 infectados y 220.161 decesos por el covid-19.

Escasez en la pandemia: decenas de personas acampan en las calles de Perú a la espera de oxígeno medicinal 

Publicado:
La saturación de los hospitales, falta de insumos y el mercado negro complican el panorama del país andino para afrontar la emergencia sanitaria.
Escasez en la pandemia: decenas de personas acampan en las calles de Perú a la espera de oxígeno medicinal (VIDEO)

Perú afronta severos problemas para responder de forma adecuada a la pandemia del coronavirus y en las últimas horas decenas de personas se vieron obligadas a acampar en plena calle

para poder recargar sus respectivos tubos de oxígeno y ayudar en la asistencia de sus seres queridos contagiados con covid-19.

Una de las escenas más dramáticas se ve junto a la empresa Criogas, en la ciudad portuaria del Callao, donde desde hace algunas noches muchos ciudadanos deben dormir junto a sus tanques mientras esperan el suministro.

Allí, a minutos de la capital, cientos de cilindros verdes están acomodados en una fila, dispuesta por orden de llegada, y llevan inscriptos los nombres de los pacientes para poder identificarlos.

En medio de la escasez, las familias pueden cargar apenas la mitad de sus tubos —5 metros cúbicos— por 100 soles (27 dólares).

En promedio, este sitio realiza unas 120 recargas al día, pero a veces los tanques son tantos que los solicitantes pueden estar dos jornadas aguardando para conseguir un poco de oxígeno.

Frente a este difícil escenario, algunos peruanos consiguen que otros conocidos resguarden sus ubicaciones en la fila durante el día, para poder trabajar o asistir al enfermo, y luego regresar por la noche para seguir esperando.

Así, las carpas, frazadas y asientos improvisados reflejan cómo impacta la pandemia en esta jurisdicción del país andino. Además, muchos optan por acercarse a Callao incluso desde localidades más alejadas.

Mercado negro

Por otro lado, con ese contexto de alta demanda también hay lugar para el mercado negro de oxígeno en la nación sudamericana.

En efecto, por esta vía ilegal se pueden conseguir tubos cargados con 10 metros cúbicos a unos 1.500 soles (405 dólares).

Ante esta clase de situaciones, la Defensoría del Pueblo pidió a la Policía redoblar el reguardo a las oficinas que venden productos médicos esenciales.

También le solicitó a la Fiscalía Especial de Prevención del Delito “investigar e identificar a eventuales acaparadores de oxígeno medicinal”.

Con ese tono, incluso le remarcó a la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) que debe “difundir un listado actualizado de centros autorizados para su comercialización”.

Por último, enfatizó que solo se debe comprar oxígeno en caso de que los establecimientos médicos no puedan brindarlo.

Colapso y cuarentena

Durante varias semanas, Perú estuvo entre los países más impactados por la emergencia sanitaria, liderando incluso la cantidad de muertes por cada 100.000 habitantes.

Esta compleja situación estuvo acompañada por el colapso en la atención médica, donde muchos centros de salud se vieron saturados.

Actualmente, se repite el contexto de falta de disponibilidad, por eso muchos de los pacientes que requieren oxígeno permanecen en sus hogares.

Además del colapso, varios enfermos no acuden a hospitales por temor a someterse a nuevos contagios o encontrarse con falta de insumos.

Los datos oficiales del Ministerio de Salud muestran que la situación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) es alarmante: de las 1.916 camas con respiradores disponibles en todo el país, solo hay 97 libres.

Si se contabilizan exclusivamente las instituciones privadas, de sus 292 plazas tan solo quedan siete, con números actualizados hasta el 27 de enero.

Frente a esta situación general, el Gobierno de Francisco Sagasti determinó el confinamiento para diez regiones, incluyendo a Lima.

La medida restrictiva se aplicará desde el 31 de enero hasta el 14 de febrero.

Más de 260 médicos fallecidos

Entre tanto, los trabajadores sanitarios continúan realizando protestas exigiendo mejores condiciones laborales en el marco de la crisis sanitaria.

Este miércoles, el Colegio Médico de Perú se mostró acompañado por decenas de fotografías en blanco y negro en su perímetro,

para homenajear a los profesionales fallecidos durante la pandemia. La acción para recordar a los doctores que murieron se llevó a cabo durante una huelga nacional.

Al respecto, las organizaciones de trabajadores sanitarios contabilizan más de 260 decesos entre médicos, de los cuales diez se produjeron en enero.

Según el último reporte del Gobierno, Perú supera el millón de contagios confirmados y registra 40.272 fallecimientos por el nuevo coronavirus.

EE.UU. registra dos primeros casos de contagio con la potente cepa sudafricana en personas sin historial de viajes

Publicado:
Aunque se trata de dos personas del mismo estado, Carolina del Sur, no parece haber relación alguna entre ellas.
EE.UU. registra dos primeros casos de contagio con la potente cepa sudafricana en personas sin historial de viajes

Estados Unidos registró sus dos primeros casos de la más nueva mutación del coronavirus, procedente de Sudáfrica,

que es un 50 % más transmisible que la cepa original, informaron las autoridades sanitarias del estado de Carolina del Sur, citadas por Reuters.

El Departamento de Salud y Control Ambiental de esa entidad territorial precisó que no parece haber relación alguna entre ambos casos.

Además, ninguna de las dos personas tenía antecedentes de viaje que pudieran explicar la infección.

“Lo que es preocupante ahora, y a lo que realmente debemos prestar atención, son estas variantes. Lo más preocupante y que realmente podría ser problemático es la mutación que ahora predomina en Sudáfrica”,

advirtió Anthony Fauci, el principal especialista en enfermedades infecciosas de EE.UU., en una entrevista para la cadena MSNBC.

Hasta el momento, las vacunas fabricadas por Moderna y Pfizer Inc./BioNTech parecen proteger a los pacientes contra esa variante del coronavirus –detectada ya en más de 30 países–, a pesar de mostrar una respuesta más débil.

Identificada a fines del año pasado, la variante 501Y.V2, que aparentemente se une con mayor facilidad a las células humanas, ha sido el principal impulsor de una segunda ola de infecciones de covid-19 en Sudáfrica,

que a principios de este mes registró un nuevo máximo de casi 22.000 contagios diarios. Es una de varias mutaciones identificadas en los últimos meses, junto con las detectadas en el Reino Unido y Brasil.

México investiga la posible aparición en su territorio de una nueva cepa de covid-19

Publicado:
En el estado de Jalisco han sido detectados este fin de semana cuatro casos de una nueva mutación del coronavirus.
México investiga la posible aparición en su territorio de una nueva cepa de covid-19

El Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) de México está investigando la posible aparición en el país de una nueva cepa de covid-19,

después de que se hayan detectado mutaciones en cuatro casos de coronavirus de Jalisco,

según declaró en rueda de prensa Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, informa Milenio.

El especialista precisó que las autoridades aún deben definir qué características tiene esta mutación, si la cepa es más virulenta y si causa una enfermedad más grave, lo que “requiere de un estudio serio”.

“Se había sospechado que podía ser la variante de Sudáfrica”, explicó López Ridaura. Sin embargo, una vez descartada esta posibilidad,

ahora se está evaluando con el apoyo del InDRE para “su caracterización y para ver si es realmente una nueva cepa“, aclaró.

El médico también confirmó que en México se registran actualmente 104.963 casos activos estimados de coronavirus.

López Ridaura detalló que las autoridades sanitarias están en contacto con la Universidad de Guadalajara para determinar si la nueva mutación podría tener “un potencial en el curso de la epidemia”.

Según los datos publicados este domingo por la Secretaría de Salud de México, en el país se registraron 7.030 nuevos contagios por covid-19 y 462 decesos relacionados con la enfermedad en las últimas 24 horas.

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades sanitarias mexicanas han registrado un total de 1.864.260 casos confirmados de coronavirus,

mientras que el número acumulado de fallecimientos asciende a 158.536

Las filas para conseguir oxígeno: el símbolo del colapso sanitario en México

Publicado:
Lo que las cifras oficiales muestran es que el colapso no llegó a los centros médicos porque estaba ocurriendo en las viviendas de miles de mexicanos, fuera de los focos mediáticos.
Las filas para conseguir oxígeno: el símbolo del colapso sanitario en México

Rodrigo Gómez tiene 25 años y una gran responsabilidad: rellenar los tanques que carga para que su padre, Víctor, no se quede sin oxígeno y su salud no se deteriore.

El hombre, de 60 años, enfermó hace una semana de COVID-19 y desde los primeros días su saturación cayó a menos de 70.

Con menos de 90 es necesaria atención médica, así que necesita urgentemente oxígeno suplementario.

“Más de la mitad del día la dedico a buscar oxígeno. Se termina un tanque y ya tengo que estar rellenando el otro”, dice el joven.

Nos encontramos en el exterior de la sede de la empresa Infra en la colonia Escandón, en Ciudad de México. Gómez es uno de los últimos de una larga fila que se alarga por dos cuadras.

Por delante, cerca de un centenar de personas, todos cargados con tanques de oxígeno para recargar. Tras una semana de experiencia, calcula que tendrá que esperar dos horas hasta que logre rellenar los tanques.

Las filas para conseguir oxígeno se han convertido en uno de los símbolos del colapso sanitario en México, especialmente en la capital.

Al inicio de la pandemia, la gente aguardando para recibir un plato de comida mostró la precariedad en la que quedaron atrapados miles de mexicanos.

Ahora lo que buscan no es alimento, sino oxígeno para sus familiares enfermos de coronavirus.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador reconoce oficialmente casi dos millones de contagios y cerca de 160.000 muertos,

lo que le convierte en el tercer país del mundo en mayor número de víctimas, solo superado por Estados Unidos y Brasil.

El propio presidente está aislado, después de contraer también la enfermedad.

En realidad, la cifra es mucho mayor. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre enero y agosto murieron 108.000 personas,

lo que supone un 45% más de lo que las autoridades reconocían en ese momento. Este informe reveló que el 58% de las víctimas falleció en su casa.

En la Ciudad de México, los hospitales están casi colapsados, con una ocupación del 88%.

Y eso a pesar de que hay miles de personas que evitan a toda costa pisar un centro médico y se aferran al tratamiento en su domicilio.

El objetivo del gobierno de López Obrador siempre fue que no hubiese imágenes de caos hospitalario como las que sacudieron Guayaquil, en Ecuador, en abril de 2020.

Lo que las cifras oficiales muestran es que el colapso no llegó a los centros médicos porque estaba ocurriendo en las viviendas de miles de mexicanos, fuera de los focos mediáticos.

El incremento de demanda de oxígeno tras las fiestas navideñas hizo aflorar el fenómeno: miles de mexicanos temen acudir al hospital y optan por tratarse con médicos privados.

“No hemos querido ir al hospital. Se contagió también mi hermano y mi madre y los atendimos con una doctora particular que les trató muy bien”, explica Gómez.

Él es el único de sus familiares que no se ha contagiado y confía en las medidas de seguridad (distancia, cubrebocas) para esquivar al virus.

Reconoce que la última semana ha sido crítica. Sobre todo, cuando se agotaron los tanques de oxígeno y la saturación de su padre seguía bajando.

“Los tanques se gastan en cinco horas. Cuando acaba uno hay que buscar otro. Nosotros tenemos tres y me turno con mi hermano”, dice.

La escasez de oxígeno ha provocado que afloren los negocios oscuros.

Muchos han visto en el caos una oportunidad para hacer ganancia.

Hay intermediarios que dispararon los costos de los tanques y se multiplicaron las estafas: empresas fantasmas que ofrecen servicios inexistentes y que desaparecen después de cobrar un adelanto de personas desesperadas por salvar la vida a sus familiares.

El incremento de los precios lo explica Elvira Fuentes, que carga un gran tanque para surtir de oxígeno a su hermano y su sobrina.

“Este nos lo dieron por 17.000 pesos [unos 835 dólares]”, explica.

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el precio máximo que se encuentra en los comercios es de 10.000 pesos [491 dólares].

Pero en muchos establecimientos se agotaron los tanques y los concentradores. La lógica de mercado aplicada a la salud opera de forma cruel:

unos disponen de un bien escaso y otros tienen la urgencia de que su familiar no se quede sin oxígeno. Así que terminan pagando lo que sea.

La especulación y el incremento de la demanda son las causas de estas filas del oxígeno, según el doctor Malaquías López,

profesor de Salud Pública en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Es imprescindible que el gobierno intervenga”, asegura.

El ejecutivo de la Ciudad de México, dirigido por Claudia Sheinbaum, ha puesto a disposición varios puntos para rellenar el oxígeno de forma gratuita y una campaña en la que pide que se devuelvan los tanques que no están en uso.

Por el momento no ha conseguido evitar que las largas filas se repitan en el exterior de cualquier establecimiento en el que se reparte oxígeno.

México suma más de 7.000 contagios y 462 muertes por coronavirus durante las últimas 24 horas

Publicado:
De acuerdo a los datos publicados este domingo por la Secretaría de Salud de México, en el país se regitraron 7.030 nuevos contagios de covid-19 y 462 decesos relacionados con la enfermedad en las últimas 24 horas. 

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades sanitarias mexicanas han registrado un total de 1.864.260 casos confirmados de coronavirus,

mientras que el número  acumulado de fallecimientos asciende a 158.536.

l virus, su familia confirma que nunca aceptó la existencia de la pandemia ni quiso respetar el distanciamiento social.
Un hombre que negaba el covid-19 y se rehusaba a usar tapabocas fallece un día después de dar positivo

Un británico de 46 años que negaba el covid-19 falleció un día después de dar positivo a la enfermedad, según informaron medios locales.

Gary Matthews había sido sometido a una prueba de detección de coronavirus mientras se hallaba aislado en su casa de la ciudad de Shrewsbury (Shropshire, región de las Tierras Medias Occidentales), donde murió el pasado 13 de enero.

Matthews estuvo enfermo durante una semana y, aunque se desconoce cómo contrajo el virus, según su familia se rehusaba a usar tapabocas y a respetar el distanciamiento social, así como las demás medidas de seguridad para evitar contagios.

Decidido a ignorar las regulaciones contra el covid-19, continuaba reuniéndose con sus seres queridos durante la pandemia.

“Él y sus amigos tenían la mentalidad de que necesitaban salir y conocer gente para demostrar que no creían en el Gobierno”, aseguró su primo Tristan Copeland, según el diario The Guardian.

Copeland explicó en una entrevista que Matthews había desarrollado hacia los medios de comunicación una desconfianza que lo llevó a involucrarse cada vez más, en las redes sociales,

con grupos negacionistas del covid-19 que “lo llevaron por mal camino”. “No hubo manera de influir en él (…) Me decía que los medios de comunicación me habían lavado el cerebro”, comentó.

Un teórico de la conspiración, amigo de Gary, afirmó que este último sufría de asma e insistía en que, por tanto, al morir debía realizársele una autopsia para descubrir lo que sería la verdadera causa de su muerte.

Entre tanto, su familia asegura que no padecía de esa enfermedad y alega que, de ser así, habría podido usar su inhalador como excusa para no llevar mascarilla.

Sus allegados decidieron exponer el caso de Matthews con la esperanza de animar a otros a no dejarse llevar por las mentiras.

Cuatro miembros de una familia murieron por covid-19 tras contagiarse en la reunión de Navidad

Publicado:
Tracy Latham, esposa de uno de los fallecidos, culpó al Gobierno de Boris Johnson por relajar las medidas en el Reino Unido.
Cuatro miembros de una familia murieron por covid-19 tras contagiarse en la reunión de Navidad

Cuatro miembros de una misma familia fallecieron tras contraer el coronavirus durante los festejos de Navidad, en medio de una flexibilización de las medidas en el Reino Unido que les permitió reunirse el 25 de diciembre de 2020.

Tracy Latham, de 50 años, perdió a su pareja, Darren Fisher, de 48, después de que este se contagiara del covid-19 tras asistir a los festejos de Navidad a casa de sus padres en la ciudad de Derby, ubicada en el centro de Inglaterra.

En el transcurso de los siguientes días, los suegros de Tracy —Pat y David Fisher, de 79 y 82 años—, así como un tío de su pareja —Michael Wilson, de 70— resultaron contagiados del coronavirus.

Tracy contó a Daily Mail que Darren comenzó a tener resfriados y dificultad para respirar, pero el 29 de diciembre su condición empeoró y llamaron a una ambulancia.

“Le dije que se mejorara y esas fueron las últimas palabras. Estuvo conectado al ventilador durante nueve días“, dijo Tracy.

Fallecimientos

El 11 de enero, Darren falleció en el Hospital Royal Derby. Sus padres, Pat y David, perdieron la vida unos días antes, el 4 y 6 de enero.

El tío de Darren, Michael, también falleció algunos días después.

“Todos estamos sorprendidos y devastados”, dijo Tracy.

La británica culpó al Gobierno de Boris Johnson porque permitió que hasta tres hogares se reunieran durante Navidad.

En cambio, el primer ministro ordenó el confinamiento obligatorio en Londres, así como en el este y en el sudeste de Inglaterra, para esa fecha.

Ojalá Boris hubiera dicho que nadie podía visitarse en Navidad“, lamentó Tracy.

El estado de Nueva York habría subestimado en hasta un 50% las muertes por covid-19 en hogares de ancianos, denuncia la fiscal general

Publicado:
El alcalde Bill de Blasio ha pedido la “verdad completa” luego de difundirse este informe.
El estado de Nueva York habría subestimado en hasta un 50% las muertes por covid-19 en hogares de ancianos, denuncia la fiscal general

Este jueves, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, pidió la “verdad completa” después de que un informe de la fiscal general del estado,

Letitia James, concluyera que la administración del gobernador Andrew Cuomo subestimó las muertes en residencias de ancianos relacionadas con el covid-19 hasta en un 50 %.

La oficina de James descubrió que “un número mayor de residentes de hogares de ancianos murieron a causa del covid-19

de lo que refleja la publicación de datos de hogares de ancianos del Departamento de Salud del Estado de Nueva York y puede haber sido subestimado hasta en un 50 %”.

Tras investigar 62 de los aproximadamente 600 hogares de ancianos del estado, James encontró que las autoridades estatales reportaron solo 1.229 muertes en esas instalaciones,

mientras que los propios hogares reportaron 1.914 muertes por covid-19.

“Tenemos que obtener toda la verdad y tenemos que asegurarnos de que nunca vuelva a suceder, de que nada como esto vuelva a suceder, y tenemos que ser honestos sobre los números”, dijo de Blasio durante una conferencia de prensa.

Cuomo, quien publicó un libro sobre su manejo de la crisis sanitaria, fue objeto de críticas por su decisión, al inicio de la pandemia, de ordenar a los hogares de ancianos que aceptaran a pacientes con el covid-19.

James indicó que la decisión “puede haber puesto a los residentes en mayor riesgo de sufrir daños en algunas instalaciones” y provocar muertes innecesarias.

“Aunque no podemos recuperar a las personas que perdimos a causa de esta crisis, este informe busca ofrecer la transparencia que los ciudadanos merecen y estimular una mayor acción para proteger a nuestros residentes más vulnerables”, dijo James.

Detectan en Brasil a personas que se habrían contagiado simultáneamente con dos cepas diferentes de coronavirus

Publicado:
En un estudio subido al portal de prepublicaciones medRxiv, sus autores señalan que uno de los linajes involucrados en esas coinfecciones es el E484K, mutación hallada inicialmente en Sudáfrica.
Detectan en Brasil a personas que se habrían contagiado simultáneamente con dos cepas diferentes de coronavirus

En el estado brasileño de Río Grande del Sur se detectaron dos casos de personas contagiadas simultáneamente con dos cepas diferentes del SARS-CoV-2,

según un estudio publicado esta semana en la plataforma medRxiv.

Según los responsables del estudio, que todavía no ha sido revisado por pares, dichos pacientes, ambos de 30 años, se contagiaron a finales de noviembre pasado con la variante B.1.1.28 (E484K),

mutación hallada inicialmente en Sudáfrica, y los linajes B.1.1.248 o B.1.91 del virus.

A pesar de dicha “coinfección”, los síntomas de ambas personas fueron leves y moderados, y se recuperaron sin necesidad de hospitalización.

De momento se desconoce si el contagio simultáneo con diferentes variantes del coronavirus supone un aumento de la peligrosidad relacionada con el covid-19.

Cinco cepas

Sin embargo, “esto es preocupante, ya que se sabe que esta mutación [E484K] puede estar asociada con un escape de anticuerpos formados contra otras cepas del virus.

Es una evidencia más de que estas nuevas cepas pueden causar problemas incluso en personas que tienen inmunidad previa contra el SARS-CoV-2″,

dijo el virólogo Fernando Spilki de la Universidad Feevale (Brasil), uno de los autores de la investigación.

Además, en el marco de ese estudio en Río Grande del Sur también se identificaron un total de “cinco cepas diferentes”, una de ellas nueva y que ha sido denominada ‘VUI-NP13L

Un brote de covid-19 estalla en un buque de guerra de EE.UU. mermando a su tripulación

Publicado:
En declaraciones al portal Navy Times, los marinos a bordo del destructor USS Chafee lamentaron la falta de pruebas para toda la tripulación y la escasez de mascarillas.
Un brote de covid-19 estalla en un buque de guerra de EE.UU. mermando a su tripulación

Un brote de covid-19 entre los miembros de la tripulación del destructor USS Chafee de la Marina de EE.UU. está “diezmando” al personal de la embarcación, informa el portal Navy Times.

El buque de guerra, que llegó el pasado fin de semana a San Diego (California) procedente de Hawái, cuenta con una tripulación de alrededor de 350 personas.

Funcionarios de la Tercera Flota estadounidense destacaron que, pese al brote, el USS Chafee “sigue siendo capaz de cumplir su misión

y que “ninguno” de los marinos infectados han sido hospitalizados, aunque sí se encuentran aislados en instalaciones fuera de la embarcación.

Datos de un documento sobre el destructor obtenido por Navy Times indican que son 41 las personas evacuadas que dieron positivo por covid-19 o estuvieron en contacto cercano con los contagiados.

Denuncias de suboficiales del buque

Dos suboficiales a bordo del buque que accedieron a hablar bajo anonimato lamentaron que desde las instancias superiores no se les esté informando sobre la situación en el USS Chafee y criticaron la falta de pruebas de covid-19 para toda la tripulación.

Además, indicaron que a bordo del destructor existe escasez de mascarillas y que la tripulación se ve obligada a usar esos implementos más de una vez.

Por su parte, desde la Tercera Flota aseguraron que el buque “tiene un suministro adecuado de equipo de protección personal”..

Investigadores de la OMS visitan el hospital chino que trató a los primeros enfermos con covid-19

Publicado:
El equipo de expertos ha pasado 14 días en cuarentena obligatoria tras su llegada a la ciudad de Wuhan.
Investigadores de la OMS visitan el hospital chino que trató a los primeros enfermos con covid-19

Un grupo de expertos internacionales de la Organización Mundial de la Salud, que investigan la procedencia del nuevo coronavirus, ha comenzado su primer día de trabajo de campo,

después de una cuarentena obligatoria de 14 días de duración tras su llegada a Wuhan, considerada como la ciudad de origen del brote del SARS-CoV-2.

Los investigadores empezaron su jornada este viernes reuniéndose con expertos médicos chinos y visitando el hospital que trató a los primeros pacientes con covid-19.

Se espera que el equipo acuda al Instituto de Virología de Wuhan, laboratorio en el foco de los rumores sobre la fuga del coronavirus —desmentidos por China—,

aunque no se ha revelado la fecha de dicha visita, informa Reuters.

España: Varios políticos se saltan los protocolos de vacunación en medio de una escasez de dosis

Publicado:
Mientras el debate en la Unión Europea se centra en el suministro, en España el problema son los políticos u otros altos cargos que, por su posición,
se saltaron los protocolos y se inyectaron la vacuna. Algunos de ellos dimitieron, pero otros, pese al escándalo mediático, continúan en sus puestos.

Rusia ofrece a la Unión Europea 100 millones de dosis de la vacuna Sputnik V

Publicado:
Mientras la Unión Europea sufre una falta de suministro por parte de Pfizer y AstraZeneca, el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) ofrece al bloque 100 millones de dosisde la vacuna Sputnik V para el segundo trimestre de este año.
Según las autoridades, esto es posible ya que avanza la parte principal de la inoculación masiva en Rusia.

El covid cambió mi carrera

Publicado:
Los medios no dejan de analizar cómo ha afectado el covid al mundo del trabajo. Y lo cierto es que muchos han tenido que darle la vuelta a su vida laboral para salir adelante.
Un empresario del ocio que recupera sus carrera médica, un encargado de fábrica metido a técnico en desinfecciones y un monje budista que cuida de las tumbas
en nombre de quienes no pueden visitarlas por el confinamiento.
Puede parecer que nada tienen en común, pero no es así: por ahora los tres tienen trabajo de sobra.

Brasil registra casi 60.000 nuevos casos de coronavirus y 1.119 decesos en las últimas 24 horas

Publicado:

El Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) de Brasil informó este viernes 29 de enero que en las últimas 24 horas se confirmaron 59.826 nuevos diagnósticos positivos de coronavirus, elevando la cifra total de contagiados a 9.118.513.

Entretanto, el número de fallecidos por la pandemia aumentó a 222.666, al registrarse otros 1.119 decesos en la última jornada.

Hasta este jueves 28 de enero, el gigante sudamericano contabilizaba 9.058.687 infectados y 221.547 muertes por covid-19.

Brasil supera los 9 millones de casos de covid-19 al registrar más de 61.000 nuevos contagios en la última jornada

Publicado:

El número de personas contagiadas por coronavirus aumentó a 9.058.687 en Brasil, luego que se confirmaran 61.811 nuevos diagnósticos positivos en las últimas 24 horas, informó este jueves 28 de enero el Consejo Nacional de Secretarios de Salud (CONASS) del gigante sudamericano.

Por su parte, la cifra de víctimas fatales por la pandemia se elevó a 221.547, al sumar otras 1.386 muertes en la última jornada. Hasta este miércoles 27 de enero, Brasil acumulaba 8.996.876 infectados y 220.161 decesos por el covid-19.

155 UN CRIMEN PASIONAL


155 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Todos los apóstoles están alrededor de Jesús.

Sentados sobre la hierba, bajo el fresco de las copas de los árboles, cerca de un río.

Comen pan y queso.

Y beben agua del río, que es fresca y clara.

Han recorrido un largo camino y han hecho una pausa para recuperar fuerzas.

En cuanto pasa la hora más calurosa, el Incansable Caminante, se pone de pie,

y dice:

–    ¡Vámonos!

Avanzan hasta llegar a un crucero de cuatro caminos.

Y Jesús toma decidido el que va al noroeste.

Pedro pregunta:

–     ¿Regresamos a Cafarnaúm?

Jesús contesta:

–    No.

Pedro insiste, porque quiere saber:

–     ¿Entonces a Tiberíades?

–     Tampoco.

–     Este camino va hacia el Mar de Galilea…

Allá está Tiberiádes…

y Allí, Cafarnaúm…

Jesús lo mira con el rostro medio serio, para calmar la curiosidad de Pedro.

Diciendo:

–     Y también está Mágdala.

Pedro se escandaliza…

Definitivamente el lugar tiene mala fama:

–     ¡A Mágdala!… ¡Oh!…

Jesús confirma:

–     A Mágdala.

Sí. A ¡Mágdala! ¿Te sientes demasiado honesto para entrar?

Lupanar en Pompeya

¡Pedro!… ¡Pedro!…

Por amor mío, deberás entrar no en una ciudad de diversión; sino en verdaderos lupanares.

Cristo no ha venido a salvar a los que ya están salvados. Sino a salvar a los perdidos…

Y tú… tú serás ‘Piedra’ y no Simón… Y por esto, ‘Cefas’. ¿Tienes miedo de contaminarte? ¡NO!

¡Ni siquiera éste! –y señala al joven Juan- ¡Ni siquiera éste recibirá daño! Porque él no quiere…

Como tú no quieres. Cómo no quiere tu hermano y el hermano de Juan…

Cómo no quiere ninguno de vosotros por ahora. Mientras no se quiere, no viene el Mal.

Pero es necesario no querer; fuerte y constantemente.

Fuerza y constancia se obtienen del Padre, si se ora con rectitud de propósito.

No todos sabréis rogar siempre así…

¿Qué estás diciendo, Judas?…  No te fíes mucho de ti mismo…

Yo Soy el Mesías y ruego constantemente, para tener fuerzas contra Satanás.

¿Acaso puedes más tú que Yo?

El orgullo es una rendija por donde Satanás penetra.

Vigila y sé humilde, Judas…

Jesús se vuelve hacia su apóstol convertido,

y añade:

–    Mateo, tú que eres muy práctico del lugar, dime:

¿Es mejor entrar por este camino o hay otro?

Mateo contesta:

–   Según, Maestro…

Si quieres ir a la Mágdala de los pescadores y de los pobres, el camino es éste.

Por aquí se entra al barrio.

Pero como quiero darte una respuesta amplia:

Si quieres ir a donde están los ricos, hay que dejar este camino.

Tomar otro que está como a cien metros de aquí, porque las casas de los ricos están casi a esta altura.

Entonces hay que regresar…

Jesús confirma:

–    Regresaremos.

Porque es a la Mágdala de los ricos, a dónde quiero entrar.

Con el Carisma de la lectura de los corazones…

¿Qué dijiste, Judas?…

Judas responde:

–    ¡Nada, Maestro!

Es la segunda vez que me lo preguntas en poco tiempo. Yo no he dicho nada.

–    Con los labios, no.

Has hablado dentro de tu corazón.

Has platicado con tu huésped, en tu corazón. No es necesario tener a otra persona con quién hablar.

Nos decimos a nosotros mismos, muchas palabras.

Pero no hay que murmurar ni calumniar siquiera con nuestro propio ‘yo’.

Judas con posesión demoníaca perfecta y ¡Oh! cuánto sufrimiento para Jesús, qué cómo Dios, NADA ignora…

El grupo sigue caminando, ahora en silencio.

La calle está pavimentada con piedras rectangulares.

Las casas son ricas y bellas, rodeadas de huertos y hermosos jardines.

Es una ciudad de recreo.

Los ricos palestinenses están mezclados con los romanos y gente poderosa y opulenta de otros lugares.

Son hermosas mansiones, de funcionarios de la corte o ricos mercaderes…

Que envían a Roma las cosas más preciosas que produce Palestina.

Jesús se adentra, como quien sabe a dónde va.

Costea el lago, en cuya ribera están las casas más lujosas y magníficas…

Avanzan por una magnífica calzada, hasta llegar a una de las más regias y señoriales.

Entonces, gritos de llanto se oyen en una grandiosa villa.

Son de niños y de mujeres.

Una angustiada voz femenina rompe el aire:

–    ¡Hijo! ¡Hijo!

Jesús se vuelve y mira a sus discípulos.

Judas se adelanta.

Jesús ordena:

–    Tú, no.

Tú Mateo. Ve a preguntar.

Mateo va casi corriendo y regresa rápido.

Dice jadeante:

–    Una pelea, Maestro.

Un hombre está agonizando… Es un judío.

El que lo hirió, escapó. Era romano.

Han acudido a la casa, la madre y la esposa con los pequeños hijos, pues la vida se le escapa junto con la sangre…

Jesús dice:

–    Vamos.

Mateo previene a Jesús:

–     Maestro…

Esto ha sucedido en la casa de una mujer que no es la esposa.

–    Vayamos.

Entran por un gran portón, hasta el atrium.

Las columnas están cubiertas de plantas verdes que están en grandes macetas, formando conjuntos con

las estatuas y objetos enchapados.

Hay una fuente y un gran jardín, que hacen una hermosa combinación de sol e invernadero.

En una habitación contigua, hay mujeres que están llorando.

Jesús entra, pero no da su saludo.

Entre los hombres presentes hay un mercader que lo reconoce y al verlo,

exclama:

–   ¡El Rabí de Nazareth!

Y se inclina profundamente, saludándolo con respeto.

Jesús le contesta:

–    José, ¿Qué ha sucedido?

–    Maestro…

Una puñalada en el corazón. Se está muriendo…

Una mujer de cabello gris y despeinada, está arrodillada junto al moribundo.

Le sostiene la mano con ojos enloquecidos por el dolor.

Al oír a Jesús, se levanta y con su mano temblorosa, señalando hacia una esquina de la habitación:

Acusa gritando:

–    ¡Por esa!…

¡Por esa!… Esa me lo embrujó…

Tenía madre. Tenía esposa. Tenía hijos… ¡El Infierno debe estar en ti, Satanás!

Jesús vuelve la cabeza y mira en la dirección señalada. 

Y ve en el rincón, contra una pared de color rojo oscuro… 

A María de Mágdala, más provocativa que nunca…

Y hermosísima…

Trae una fina falda en artísticos pliegues, de una gasa pesada y muy delicada, como de seda color marfil. 

Que revela más que cubrir:

Unas piernas largas, blancas como de alabastro, que son como columnas exquisitamente torneadas.

Su breve cintura, está ceñida con un cinturón de filigrana de oro y piedras preciosas, rematado en una hebilla que parece una mariposa.

De la cintura para arriba, lleva una especie de redecilla hexagonal, tejida con perlas y sostenida a su largo cuello, por una fina cadena de oro.

Su delicado traje, realmente no deja nada a la imaginación…

Su cuerpo perfecto y magnífico, luce una belleza deslumbrante y seductora.

Aún más que si estuviera totalmente desnuda.

Su larga y abundante cabellera rubia, está sostenida por un regio y elaborado peinado, con broches de perlas y rubíes.

Jesús la mira con severidad, pero no dice nada.

La ignora totalmente como mujer.

María, humillada con la indiferencia…

Se yergue más altiva que nunca.

Ella, que un momento antes parecía aniquilada, levanta su rostro hermoso y desafiante.

Con sus bellísimos ojos negros, llenos de ardiente deseo y refulgentes de confianza en sí misma.

Mira con inmensa coquetería a Jesús…

Admirando descaradamente su perfecta belleza masculina… 

Maniféstándolo abiertamente con su mirada cargada de deseo…

Y le sonríe con sus labios voluptuosos.

En una silenciosa y apasionada invitación…

Entonces Jesús, hace todavía más severa su mirada…

A continuación baja los ojos.

Y dice a la madre:

–    Mujer, no maldigas.

Respóndeme, ¿Por qué tu hijo estaba en esta casa?  

La mujer responde entrecortada por los sollozos, por el dolor y la impotencia…

Y clama angustiada:

–    Ya te lo dije.

Porque ella lo había vuelto loco. Esa… 

Jesús es terminante: 

–    ¡Silencio!…

También él estaba cometiendo, un pecado de adulterio.

Los esclavos de la Lujuria, son adoradores de ASMODEO…

Y era un padre indigno de estos inocentes… 

Merece pues su castigo; en ésta y en la otra vida.

No hay misericordia para quien no se arrepiente…

 Tengo compasión de tu dolor, mujer. 

Entonces Jesús señalando a la esposa quebrantada por la traición, por el sufrimiento y el llanto de los niños que la acompañan…

Finaliza:

–     Y de estos inocentes.   

¿Está lejos tu casa?

–    A unos cien metros.  

Jesús se vuelve hacia los hombres presentes,

Y ordena:

–   Levantadlo y llevadlo hacia allá.

José el mercader contesta:

–   No es posible, Maestro.

Tiene los estertores finales, está muriendo ya.

–    Haz como dije.

Ponen una tabla debajo del cuerpo del moribundo y lentamente sale el cortejo.

Atraviesan la calle y llegan hasta un jardín lleno de árboles, floridos senderos y mucha sombra.

Las mujeres siguen llorando.

En cuanto entran, Jesús se vuelve hacia la madre,  

diciendo:

–    ¿Puedes perdonar?

Si tú perdonas, Dios perdona.

Es necesario limpiar el corazón para obtener gracias.

Éste pecó y volverá a pecar… Sería mejor para él morir.

Porque si vive, volverá a recaer en el pecado y deberá responder también de la ingratitud para con Dios que lo salva.

Pero tú y estos inocentes, -señala a la esposa y a los niños- caerían en la desesperación.

He venido a salvar y no a condenar.  

El hombre ya perdió el último aliento…

La madre sólo atina a mover la cabeza asintiendo y con un hilo de voz, ahogado por el dolor…

Contesta:

–     Sí……

Enseguida, Jesús se vuelve majestuoso. 

Se yergue aún más, con toda la Potencia del Hombre – Dios.

Y dice al herido:

–    Hombre, Yo te lo mando.

Levántate y queda sano.

Entonces el hombre vuelve a la vida…

Abre los ojos. Ve a su madre, a sus hijos, a su esposa.

Avergonzado, inclina la cabeza.

La anciana le dice:

–    ¡Hijo! ¡Hijo!

¡Estarías muerto si Él no te hubiese salvado! 

Vuelve en ti. No delires por una…

Jesús interrumpe:

–    ¡Cállate!

Ten misericordia, como se ha tenido para contigo…

 Tu casa ha sido santificada con el milagro, que siempre es prueba de la Presencia de Dios.

Por esto no pude hacerlo donde había pecado.

Procura conservar tu casa así. Aun cuando éste no lo hará…  

Ahora tened cuidado con él. Es justo que sufra un poco…

Sé buena, mujer.

Adiós niños.

Jesús pone su mano sobre las dos mujeres y los niños.

Luego sale, pasando delante de la Magdalena, que siguió hasta el borde del camino al cortejo.

Y ha estado recargada contra un árbol.

Jesús camina despacio, como si esperara a los discípulos.

Pero también parece esperar que ella le diga algo.

María no se mueve.

Los discípulos se reúnen con Jesús.

Y Pedro no puede contenerse de decir un epíteto apropiado a María:

–    ¡Perra lujuriosa!…

Ésta responde con orgullo y una carcajada llena de desprecio…

Que es un triunfo muy mezquino.

Jesús, que oyó las palabras de Pedro,

voltea severo y dice:

–   Pedro. Yo no insulto.

No debes insultar. Ruega por los pecadores. ¡No más!

María deja de reír.

Baja la cabeza y huye como una gacela, a su casa.

Dejando tras de sí, un enorme grupo de espectadores cada vez más asombrados…

Y una marejada de murmuraciones y comentarios…

Y todo termina.

https://www.paypal.me/cronicadeunatraicion

154 EL LOBO FERÓZ


154 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Pedro no vuelve hasta la mañana siguiente.

El regreso es más sereno que la partida, porque no ha encontrado sino buena acogida en Cafarnaúm.

Y en la ciudad ya no están ni Elí ni Joaquín.  

Pedro dice: 

–     Deben ser ellos los del complot. 

He preguntado a unos amigos que cuándo se habían marchado.

Y he comprendido que habían ido a visitar al Bautista como penitentes y no habían vuelto.

Y creo que no volverán tan pronto, ahora que he dicho que estaban presentes durante el arresto…

Ha producido revuelo este arresto del Bautista.

Y me las ingeniaré para que lo sepan hasta los mosquitos.

Es nuestra mejor arma.

He visto también al fariseo Simón…

Bueno… si es como se me ha presentado, su actitud me parece buena.

Me dijo, remarcando las palabras:

“Aconséjale al Maestro que no siga el curso del Jordán por el valle occidental.

Es más segura la otra parte”.

Y terminó:

“Yo no te he visto, no he hablado contigo. Recuérdalo.

Obra en consecuencia, por el bien mío, tuyo y de todos. Di al Maestro que soy amigo suyo”.

Y miraba hacia arriba, como si estuviera hablándole al viento. 

Siempre – incluso cuando hacen cosas buenas – son falsos y…

Y… bueno, digo “extraños” para que no me reprendas.

Eso sí… fui a dar un toquecito al centurión…

Así… diciendo: “¿Está bien tu siervo?”.

Y habiéndome sido confirmado, respondí:

–    “¡Menos mal! Pues estáte atento a tenerlo sano, porque están al acecho del Maestro.

Ya han tomado prisionero a Juan el Bautista…”.

El romano lo ha cazado al vuelo. ¡Es sagaz!

Me respondió:

–   Dondequiera que haya una enseña, estará protegido.

Y habrá quien recuerde a los israelitas que bajo el signo de Roma no se permiten complots, so pena de muerte o cárcel”.

Son paganos… pero lo habría besado.

¡Me gusta la gente que comprende y que hace! Así que podemos ir.  

Jesús dice: 

–     Vamos.

Pero no hacía falta todo esto.

–     ¡Hacía falta, hacía falta!

Jesús se despide de la hospitalaria familia que lo ha acogido

Así como también del neodiscípulo, al cual parece que le ha dado instrucciones.

De nuevo están solos el Maestro y sus apóstoles.

Van andando por la campiña fresca, por un camino que ha tomado Jesús.

No sin estupor de Pedro, que quería tomar otro distinto:

–     Nos alejamos del lago…

–     Llegaremos de todas formas a tiempo, para lo que debo hacer.

Los apóstoles ya no hablan más.

Se dirigen hacia un pequeño poblado, un puñado de casas perdido en la campiña.

Se oye un vivo cascabeleo de rebaños que van a pacer a los montes.

Habiéndose detenido Jesús para dejar pasar a un rebaño numeroso…

Los pastores se lo señalan unos a otros y se reúnen en grupo.

Se consultan unos a otros, pero no se atreven a más.

Es Jesús quien elimina irresoluciones e incertidumbres atravesando el rebaño.

Que se ha detenido a pacer en el abundante pasto. 

Va derecho a acariciar a un pastorcito.

Que está en el centro de la lanuda aglomeración de ovejas y balidos.

Le pregunta: 

–     ¿Son tuyas?

Bien sabe Jesús que no son del niño,

pero lo que quiere es que hable.

–     No, Señor; estoy con aquéllos.

Los rebaños son de muchos dueños.

Nos hemos unido por los bandidos.

–     ¿Cómo te llamas?

–     Zacarías, hijo de Isaac.

Pero mi padre se murió.

Yo sirvo porque somos pobres y mi madre tiene a otros tres más pequeños que yo.

–     ¿Hace mucho tiempo que murió?

–     Tres años, Señor…

Y desde entonces no he vuelto a reír porque mi madre llora continuamente…

Y yo ya no tengo a nadie que me acaricie…

Soy el primogénito, y la muerte de mi padre, siendo todavía un niño, me ha hecho hombre…

No debo llorar, sino ganar… Pero, ¡Qué difícil es!

Efectivamente, descienden ahora también las lágrimas por esa carita demasiado seria para su edad.

Entretanto, los pastores se han acercado.

Y también los apóstoles.

Un grupo de hombres en medio de un bullir de ovejas.

–     Tienes padre, Zacarías.

Tienes un Padre santo en el Cielo y te ama siempre, si eres bueno.

Y tu padre no te ha dejado de querer, porque está con Abraham, en su seno.

Debes creerlo y por esta fe, debes ser cada vez mejor.

Jesús habla con dulzura mientras acaricia al niño.

Uno de los pastores, intrépido,

pregunta:

–     Eres el Mesías, ¿No es verdad?

–     Sí, lo soy.

¿De qué me conoces?

–     Sé que estás por Palestina y que pronuncias palabras santas.

Por esto te reconozco.

–     ¿Vais lejos?

–     A las montañas altas…

Llega el calor… ¿No nos vas a hablar?

Allá en las cimas, donde estamos, hablan sólo los vientos.

Y algunas veces el lobo haciendo una carnicería, como en el caso del padre de Zacarías.

Hemos estado deseando verte todo el invierno, pero no te hemos encontrado nunca.

–     Venid conmigo a la sombra de esa arboleda.

Voy a hablaros.

Jesús va a la cabeza, llevando de la mano al pastorcillo.

Acaricia con la mano libre a las corderas, que balando, levantan el morro.

Los pastores reúnen el rebaño a la sombra del soto maderable.

Y mientras las ovejas se acueclan y rumian o pacen y se restriegan contra los troncos,

Jesús habla.

–     Habéis dicho: “Allá en las cimas, donde estamos, hablan sólo el viento.

Y algunas veces el lobo haciendo una carnicería.

Lo mismo que sucede allá en las cimas sucede en los corazones por obra de Dios, del hombre y de Satanás.

Por tanto, allá arriba podéis tener lo mismo que tendríais en cualquier parte.

¿Tenéis suficiente conocimiento de la Ley como para saber sus Diez Mandamientos?

¿Tú también, niño? ¿Sí?

Pues entonces ya sabéis suficiente.

Si practicáis fielmente cuanto Dios ha mandado, seréis santos.

No os quejéis de estar lejos del mundo, porque ello os preserva de mucha corrupción.

Dios no está lejos de vosotros, sino más cerca, en esa soledad donde habla su Voz en el viento que Él ha creado.

O en las hierbas y las aguas… más cerca que no entre los hombres.

Este rebaño os enseña una gran virtud, es más, muchas grandes virtudes:

Es manso y obediente.

Se conforma con poco y agradece lo que tiene.

Sabe amar a quien lo cuida y reconocer a quien lo quiere.

Haced vosotros lo mismo, diciendo:

“Dios es nuestro Padre; nosotros, sus ovejas. Su ojo vela por nosotros. Nos tutela.

Nos concede no lo que es fuente de vicio, sino lo que es necesario para la vida”.

Y mantened lejos de vuestro corazón al lobo, que representa a los hombres malos.

Que tal vez os instigan y seducen a malas acciones por orden de Satanás.

Y al mismo Satanás, que os tienta para que pequéis y así despedazaros.

Vigilad. Vosotros, pastores, conocéis las costumbres del lobo.

Tan astuto es él como sencillas e inocentes son las ovejas.

Primero observa desde lo alto las costumbres del rebaño…

Luego se acerca despacio, deslizándose entre los matorrales.

Para no llamar la atención, permanece inmóvil en posiciones pétreas:

¿No parece, acaso, un bloque de piedra que ha rodado hacia abajo para caer entre las matas?

Pero luego, una vez que se ha asegurado de que nadie vigila, salta y apresa con sus dientes.

Lo mismo hace Satanás:

Os vigila para conocer vuestros puntos flacos…

Merodea alrededor de vosotros, parece inocuo, ausente, atento a otras cosas.

Cuando en realidad os está vigilando.

Luego de repente, salta para arrastraros al pecado…

Y alguna vez lo consigue.

Pero tenéis cerca a un médico y a un ser compasivo:

Dios y vuestro ángel.

Si os habéis herido, si habéis enfermado, no os separéis de ellos… 

Antes bien, llorando, elevad a ellos vuestro grito de ayuda.

Dios perdona al arrepentido, vuestro ángel está dispuesto a suplicar por vosotros y con vosotros a Dios.

Amaos entre vosotros y amad a este niño.

Todos os debéis sentir un poco padres de este huérfano.

Que la presencia de un niño entre vosotros modere vuestras acciones,

con el freno santo del respeto hacia los niños.

Y que vuestra presencia a su lado supla lo que la muerte le ha arrebatado.

Hay que amar al prójimo.

Este niño es el prójimo que Dios os confía de manera especial.

Educadlo bueno y creyente, honesto y sin vicios.

Vale mucho más que una de estas ovejas.

Pues bien, si cuidáis de ellas porque son del patrono y os castigaría si las dejaseis morir.

¡Cuánto mayor habrá de ser vuestro cuidado…

Para con esta alma que Dios os confía por Él mismo y por el difunto padre!

Muy triste es su condición de huérfano, no la agravéis aprovechándoos de su tierna edad…

Y de su orfandad para avasallarlo.

Pensad que Dios ve las acciones y las lágrimas de todos los hombres… 

Y todo lo tiene en cuenta para premiar y castigar.

Y tú, niño, recuerda que nunca estás solo.

Dios te ve, y también el espíritu de tu padre.

Cuando algo te turbe y te proponga hacer el mal, di: “No, no quiero la eterna orfandad”.

Huérfano para siempre serías, en efecto, si condenaras tu corazón con el pecado.

Sed buenos.

Yo os bendigo para que todo el bien os acompañe.

Si siguiéramos el mismo camino, continuaría hablando todavía mucho.

Pero el sol ya va estando alto y tenéis que partir.

Y Yo también:

Vosotros, a resguardar de este fuego a las ovejas.

Yo, a apartar de otro fuego más tremendo a algunos corazones.

Orad para que vean en Mí al Pastor.

Adiós, Zacarías. Sé bueno.

Paz a vosotros.

Jesús besa al pastorcito y da su bendición.

Y mientras el rebaño se encamina lentamente, Él lo sigue con la mirada.

Para volver luego a su camino.  

Judas pregunta: 

–     Has hablado de apartar a los corazones de otro fuego…

¿A dónde vamos? 

–     Por el momento a aquel sitio con más sombra, donde está aquel riachuelo.

Comeremos allí.

Luego sabréis a dónde vamos.

152 ESPÍRITU DE LA PARÁBOLA


152 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

¡Pero, dichosos vosotros por vuestros ojos que ven, por vuestros oídos que oyen, por vuestra buena voluntad!

En verdad os digo que muchos profetas y justos desearon ver lo que vosotros veis y no lo vieron y oír lo que vosotros oís pero no lo oyeron.

Se consumieron en el deseo de comprender el misterio de las palabras, pero, apagada la luz de la profecía, las palabras permanecieron como carbones apagados, incluso para el santo que las había recibido.

Sólo Dios se devela a Sí Mismo.

Cuando su luz se retira, terminada su intención de iluminar el misterio, la incapacidad de comprender envuelve – como las vendas de una momia – la regia verdad de la palabra recibida.

Por esto te he dicho esta mañana: “Un día volverás a encontrar todo lo que te he dado”. Ahora no puedes retenerlo.

Pero tiempo llegará en que recibirás la luz, no sólo por un instante sino en un inseparable desposorio del Espíritu eterno con el tuyo, por lo que será infalible tu magisterio respecto a las cosas del Reino de Dios.

Y, como en ti, en tus sucesores, si viven de Dios como su único pan.

Si viven de Dios como su único pan: es una condición puesta a la infalibilidad pontificia.

Tal condición debió provocar una objeción por parte del Padre Migliorini, sacerdote que revisaba y escribía a máquina los escritos de María Valtorta, quien le especificó la nota aclaratoria de Jesús al respecto:

“Es cierto que la existencia de la infalibilidad papal en cosas de espíritu, en cualquier Vicario mío, prescindiendo de su forma de vida y posesión de virtud, es verdad definida.

Pero es también cierto que no podréis encontrar un dogma definido y proclamado por Papas privados – notoriamente o no – de mi Gracia.

El alma privada de la Gracia no puede tener como amigo al Espíritu Santo. […] Descansad, por tanto, en esta certeza:

que los dogmas son verdaderos, que la infalibilidad existe, porque Yo no concedo dogmas a quien no lo mereciera.

Y esto estaba incluido en la frase que ha suscitado la objeción”.

E1 mismo concepto está presente en las palabras de Jesús al apóstol Santiago de Alfeo: Dios dará la Luz según los grados que tengáis.

Dios no os dejará sin la Luz, a menos que la Gracia no quede apagada en vosotros por el pecado”

Escuchad ahora el espíritu de la parábola.

Tenemos cuatro tipos de campos: los fértiles, los espinosos, los pedregosos y los que están llenos de senderos.

Tenemos también cuatro tipos de espíritus.

Por una parte están los espíritus honestos, los espíritus de buena voluntad, preparados por esta misma buena voluntad y por la obra buena de un apóstol, de un “verdadero” apóstol.

Porque hay apóstoles que tienen el nombre pero no el espíritu de apóstoles:

Su efecto sobre las voluntades que se están formando es más mortífero que los propios pájaros, espinos y piedras:

Con sus intransigencias, prisas, reprensiones y amenazas,  trastocan todo de tal forma, que alejan para siempre de Dios.

Hay otros que al contrario, por regar continuamente benevolencia desfasada, ajan la semilla en un terreno demasiado blando.

Enervan, con su enervamiento, las almas que están bajo su custodia.

Mas refirámonos a los verdaderos apóstoles, es decir, a los espejos límpidos de Dios:

Son paternos, misericordiosos, pacientes y al mismo tiempo, fuertes como su Señor. 

Pues bien, los espíritus preparados por éstos y por la propia voluntad, se pueden comparar a los campos fértiles,

exentos de piedras y zarzas, limpios de malas hierbas y cizaña. 

En ellos prospera la palabra de Dios; cada palabra – una semilla – produce una macolla y luego espigas maduras.  

Y da en unos casos el cien, en otros el sesenta, en otros el treinta por ciento.

¿Entre los que me siguen hay de éstos? Sin duda.

Y serán santos.

Los hay de todas las castas, de todos los países,

incluso gentiles hay que darán también el cien por ciento por su buena voluntad; por ella únicamente.

O también, además de por ella, por la de un apóstol o discípulo que me los prepara. 

Los campos espinosos son aquellos en que la indolencia ha dejado penetrar espinosas marañas de intereses personales que ahogan la buena semilla. 

Es necesaria siempre una vigilancia sobre uno mismo; siempre, siempre…

Nunca decir: “¡Ya estoy formado, he recibido ya la semilla, puedo estar tranquilo porque daré semilla de vida eterna!”.   

Es necesaria siempre una vigilancia:

La lucha entre el Bien y el Mal es continua.

¿Alguna vez os habéis parado a observar una colonia de hormigas que se establece en una casa?

Ya se las ve junto al hogar.

La mujer ya no vuelve a dejar alimentos allí sino que los pone encima de la mesa.

Mas el olfato de las hormigas examina el aire y asaltan la mesa.  

La mujer pone los alimentos en el aparador, pero ellas pasan adentro a través de la cerradura.

Entonces la mujer cuelga del techo esos alimentos, pero las hormigas recorren un largo camino por paredes y viguetas, bajan por la cuerda y comen.

Entonces la mujer las quema, las envenena…

Y se queda tranquila creyendo que las ha destruido.

¡Ah, si no vigila, qué sorpresa!

Ya salen las otras nuevas que han nacido… y vuelta a empezar.

Esto durante el tiempo que dura la vida.

Es necesario vigilarse para extirpar las plantas malas desde el primer momento en que aparecen. 

Si no, harán un techo de zarzas y ahogarán el trigo.

Los cuidados mundanos, el engaño de las riquezas, crean la maraña…

Ahogan la planta de la semilla de Dios y no dejan que llegue a hacerse espiga.

¿Y las tierras pedregosas?… ¡Cuántas hay en Israel!…

Son las que pertenecen a los “hijos de las leyes” como muy acertadamente ha dicho mi hermano Judas.

Estas tierras no tienen la piedra única del Testimonio.

No la piedra de la Ley, sino el pedregal de las pequeñas, pobres, humanas leyes creadas por los hombres…

Muchas, tantas, que con su peso han reducido a lascas incluso la piedra de la Ley.

Se trata de un deterioro que impide completamente la radicación de las semillas.

La raíz no tiene ya alimento. No hay tierra, no hay sustancia. 

El agua, estancándose sobre el suelo de piedras, pudre.

el sol se pone al rojo en esas piedras y quema las plantas tiernas.

Son los espíritus de los que en lugar de la sencilla doctrina de Dios, ponen complicadas doctrinas humanas.

Reciben mi palabra hasta incluso con alegría; momentáneamente se sienten impresionados y seducidos por ella; pero luego…

Sería necesario tener el heroísmo de trabajar duro para limpiar el campo, el espíritu y la mente,

de todo el pedregal de los oradores vacíos.

Entonces la semilla echaría raíz y se haría una fuerte macolla.

Sin embargo, así no es.

NADA.

Es suficiente un temor a represalias humanas, es suficiente la reflexión:

“¿Y luego?, ¿Qué respuesta voy a recibir de los poderosos?”,…

Para que la pobre semilla, carente de alimento, languidezca.

Es suficiente con que todo el pedregal se remueva, con el sonido vano de los centenares de preceptos que han reemplazado al Precepto,

para que el hombre perezca con la semilla recibida…

Israel está lleno de ello.

Esto explica por qué el ir a Dios está en razón inversa del poder humano.

Por último, las tierras surcadas de caminos, polvorientas, desnudas. 

Las de los mundanos, las de los egoístas.

Su comodidad es su ley; su fin, gozar.

No trabajar, sino vivir en la indolencia, reír, comer…

En ellos reina el espíritu del mundo.

El polvo de la mundanidad recubre el terreno y éste se hace arenoso.

Los pájaros o sea, el producto de su molicie,

se lanzan hacia esos mil senderos que han sido abiertos para hacer más fácil la vida.

Luego el espíritu del mundo o sea, el Maligno…

Picotea y destruye todas las semillas caídas en este terreno abierto a toda sensualidad y ligereza.

¿Habéis comprendido?

¿Tenéis algo más que preguntar? ¿No?

Pues entonces podemos retirarnos a descansar para salir mañana para Cafarnaúm.

Tengo que visitar todavía un lugar antes de emprender el viaje hacia Jerusalén para la Pascua.  

Judas de Keriot pregunta:

–     ¿Vamos a pasar otra vez por Arimatea? 

–     No es seguro. Según que los…

Llaman enérgicamente a la puerta.  

Pedro se levanta para ir a abrir…

Y dice:

–     ¿Quién podrá ser a esta hora?…  

Son las…

Se presenta Juan.

Agitado, lleno de polvo, con claros signos de llanto en su rostro. 

Y todos gritan:

–     ¿Tú aquí?

–    ¿Pero qué ha pasado?

Jesús, que se ha puesto en pie,

se limita a decir:

–     ¿Dónde está mi Madre?

Juan, dando unos pasos y yendo a arrodillarse a los pies de su Maestro.

Tendiendo los brazos hacia delante como pidiendo ayuda,  dice:

–     Tu Madre está bien.

Pero llorando como yo, como muchos otros.   

Te ruega que no vayas donde Ella siguiendo el curso del Jordán por la parte nuestra.

Me ha hecho regresar por este motivo, porque…

Porque Juan, tu primo, ha sido apresado..

Y Juan llora…

Mientras entre los presentes se forma un gran alboroto.  

Jesús se pone muy pálido, pero no se agita.

Solamente dice:

–     Levántate y habla.

–     Iba hacia abajo con la Madre y las mujeres.

También estaban con nosotros Isaac y Timoneo. Tres mujeres y tres hombres. Cumplí tu orden de conducir a María donde Juan…

¡Ah, sabías que era el último adiós… que debía ser el último adiós!.

La tormenta de hace unos días nos obligó a detenernos unas horas.

Pocas pero suficientes para que Juan no pudiera ya ver a María…

Llegamos a la hora sexta.

Él había sido capturado poco antes del alba. 

Todos preguntan, todos quieren saber.

–     ¿Dónde?

–     ¿Cómo?

–     ¿Quién? 

–     ¿En su cueva?

–     Lo han traicionado…

¡El que lo ha hecho ha usado tu Nombre para traicionarlo! 

Todos gritan:

–     ¡Qué horror! 

–     ¿Quién habrá sido? 

Juan, estremeciéndose, manifestando levemente este horror que ni siquiera el aire debería oír.

Declara:

–     Un discípulo suyo…

El alboroto se hace máximo:

Quién maldice, quién llora, quién está estupefacto, como estatuario.

Juan se echa al cuello de Jesús,

y grita:

–     ¡Tengo miedo por Tí!.

¡Por Tí!, ¡Por Tí! Los traidores acompañan a los santos y por oro se venden.

Por oro y por miedo a los poderosos, por sed de premio, por… por obediencia a Satanás.

¡Por mil cosas!, ¡Por mil! ¡Oh! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús! ¡Qué dolor! ¡Mi primer maestro! ¡Mi Juan! ¡Tú me has si-do dado por él! 

Jesús está muy pálido, pero responde con calma:

–     ¡Tranquilo!

¡Tranquilo! No me sucederá nada por ahora.

–     ¿Y después?

¿Y después? Me miro… Miro a éstos… Tengo miedo de todos, incluso de mí mismo. Estará entre nosotros tu Traidor…  

Pedro grita:

–     ¿Pero estás loco?

¡Lo haríamos trizas! 

Y Judas de Keriot:

–     ¡Loco de verdad!

No seré yo jamás ése. Pero, si me sintiera debilitado hasta el punto de poderlo ser, me quitaría la vida: sería mejor que ser deicida.

Jesús se libera del abrazo de Juan y zarandea rudamente a Judas,

diciendo: 

–     ¡No blasfemes!

Nada te podrá debilitar, si tú no quieres.

Y si así sucediera, llora. Y no cometas otro delito además del deicidio.

Se hace débil quien por sí mismo, se vacía de Dios.

Luego vuelve donde Juan, que está llorando con la cabeza apoyada sobre la mesa,

y dice:

–     Habla con orden.

Yo también estoy sufriendo. Era mi propia sangre y además mi Precursor. 

Juan responde muy afligido:

–     Sólo he visto a los discípulos, a una parte de ellos…

Consternados y enfurecidos contra el traidor.

Los otros habían acompañado a Juan hacia la prisión para estar junto a él en la hora de la muerte.

Simón Zelote dice:

–     Pero todavía no ha muerto…

La otra vez pudo huir.

Pues estima mucho a Juan y queriendo consolar.

Juan responde:

–     No ha muerto todavía, pero morirá. 

Jesús confirma:

–     Sí. Morirá.

Él lo sabe y Yo también. Nada ni nadie lo salvará esta vez.

¿Cuándo? No lo sé. Sé que no saldrá vivo de las manos de Herodes.

–     Sí, de Herodes.

Escucha. Juan fue hacia esa hoz por donde pasamos también nosotros regresando a Galilea, entre el Ebal y el Garizim, porque el traidor le había dicho:

“El Mesías ha sido agredido por unos enemigos y está muriendo. Quiere verte para confiarte un secreto”.

Y Juan fue, con el traidor y con algún otro.

Acechaban en la hoz los soldados de Herodes.

Y lo prendieron.

Los otros huyeron y llevaron la noticia a los discípulos que se habían quedado cerca de Enón.

Acababan de llegar, cuando me presenté yo con la Madre.

Lo que es horrible es que era uno de nuestras ciudades…

Y que a la cabeza del complot preparado para apresarlo estaban los fariseos de Cafarnaúm.

Habían ido a verlo diciendo que Tú habías estado en su casa y que de allí partías para Judea…

No habría abandonado su refugio sino por Tí…

Un silencio sepulcral, sigue a la narración de Juan.

Jesús parece desangrado, con los ojos de un color azul oscurísimo y como empañados.

Tiene la cabeza agachada, la mano – recorrida por un ligero temblor – en el hombro de Juan.

Ninguno se atreve a hablar.

Jesús rompe el silencio:

–     Iremos a Judea por otro camino.

Pero mañana tengo que ir a Cafarnaúm.

Lo antes posible. Descansad.

Voy a subir por entre los olivos. Necesito estar solo. 

Y sale sin decir nada más.

Santiago de Alfeo, musita:

–     Sin duda va allí a llorar.   

Tadeo añade:

–    Sigámoslo, hermano. 

Zelote aconseja: 

–     No. Dejadlo llorar. 

Vayamos sólo a la escucha, caminando despacio, porque temo asechanzas por todas partes.   

Pedro dice:

–     Sí. Vamos.

Los pescadores siguiendo la orilla así, si alguien viene por el lago lo veremos.

Y vosotros por los olivos.

Estará sin du en su sitio de costumbre, junto al nogal.

Al alba prepararemos las barcas para salir temprano.

¡Esas serpientes!

¡Ya lo decía yo! Pero… ¡Di, muchacho!, ¿La Madre está verdaderamente a salvo?

–    ¡Sí, sí; se han quedado con Ella también los pastores discípulos de Juan!

¡Andrés… no volveremos a ver a nuestro Juan!

–     ¡Calla! ¡Calla!

Me parece el canto del cuco… Uno precede al otro y…y…  

Pedro grita enfurecido:

–     ¡Por el Arca santa!

¡Callad! ¡Si seguís hablando de desgracias respecto al Maestro, empiezo por vosotros a haceros probar el sabor de mi remo en los lomos!

Y volviéndose hacia los que van a estar entre los olivos,

ordena:

Vosotros coged garrotes, ramas gordas… allí hay, en la leñera.

Diseminaos armados. El primero que se acerque a Jesús para causarle daño es hombre muerto.  

Felipe exclama:

–     ¡Discípulos!

¡Discípulos! ¡Hay que ser cautos con los nuevos! 

Elías el nuevo discípulo se siente herido y pregunta:

–     ¿Dudas de mí?

Él me ha elegido y me ha llamado.

–     No lo digo por ti.

Lo digo por los que son escribas y fariseos y de sus adoradores.

De ahí vendrá la ruina, creedlo.

Salen y se diseminan en las barcas o entre los olivos de las colinas… Y todo termina.