Archivos de etiquetas: maldad

192 HERENCIA SACERDOTAL


192 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Jesús está en la hermosa casa de Judas junto con todos los suyos.

María de Simón, la madre de Judas ha venido de la casa de campo, para darle un hospedaje digno.

Y han llegado a un salón grande, que está junto a la terraza superior y donde sirven las comidas  señoriales. 

Todos han tomado lugar en la enorme mesa y Jesús detiene a la madre de Judas,

diciéndole: 

–    No, madre.

Tú también debes estar con nosotros.

Somos como una familia, no se trata de un banquete frío y de etiqueta, dado a los huéspedes.

Te he tomado un hijo y quiero que tú me tomes como hijo tuyo;

así como Yo te tomo como una madre, porque eres digna de ello. 

¿No es verdad amigos, que así nos sentiremos todos más contentos y más a nuestras anchas?

Los apóstoles y las dos Marías dicen que sí, con mucho gusto.

La madre de Judas, con una gran perla en las pupilas, debe sentarse entre su hijo y el Maestro. 

De esta forma tiene enfrente a las dos Marías y a Margziam al centro.

La criada trae viandas porque en esto, la madre de Judas ha sido inflexible.  

Jesús hace la ofrenda y bendición de los alimentos y luego los distribuye. comenzando por ella, cosa que conmueve cada vez más a la mujer…

Y enorgullece a Judas, aunque al mismo tiempo lo pone pensativo y hace que se avergüence.

La conversación versa sobre distintos temas. 

Jesús trata de que la madre de Judas tome parte en ellos y de que adquiera familiaridad en sus relaciones con las dos discípulas.

A esto ayuda mucho Marziam, el cual afirma que quiere mucho a la madre de Judas:

“Porque se llama María, como todas las mujeres que son buenas.” 

Pedro pregunta semiserio: 

–     ¡¿Y no vas a querer a la que nos espera a orillas del lago, malandrín?! . 

–     ¡Mucho, si es buena!

–     Puedes estar seguro de ello.

Todos lo dicen.

Yo también debo decirlo, porque si siempre ha sido dócil con su madre y conmigo, es verdaderamente señal de que es buena.

Pero no se llama María, hijo.

Tiene un nombre extravagante. Su padre le puso el nombre de lo que le había procurado la riqueza. Quiso llamarla Porfiria.

La púrpura es bella y valiosa, mi mujer no es guapa, pero sí valiosa, por su bondad.

Me enamoré de ella porque era serena, casta, silenciosa: ¡Tres virtudes que no son fáciles de encontrar, ¡Eh!

Desde cuando era niña me fijé en ella. Bajaba a Cafarnaúm con el pescado y la veía atareada con las redes, en la fuente, o trabajando silenciosa en el huerto de su casa.

No era la distraída mariposa que revolotea acá o allá, ni la galliníta incauta que mira de reojo a cada quiquíriquí de gallo.

No levantaba nunca la cabeza, aun cuando sentía voces de hombre.

Cuando yo, enamorado de su bondad y de sus espléndidas trenzas – las únicas bellezas que tenía -, y…

Compadecido de su esclavitud en la familia, le dirigí mis primeros saludos – tenía ella entonces dieciséis años -, a duras penas me respondió. 

Se cubrió todavía más con su velo y se retiró más a su casa.

¡Huy! ¡Lo que me costó saber si no le parecía un ogro y aviar el matrimonio!…

Pero no me arrepiento de ello porque, aunque hubiera dado la vuelta al mundo, no habría encontrado otra como ella.

¿Verdad, Maestro, que es buena?

Jesús responde:

–     Mucho.

Estoy seguro de que Margziam la querrá aunque no se llame María.

¿Verdad, Margziam?

El niño responde: 

–     Sí; se llama “mamá”

Y las mamás son buenas y se las quiere.

Luego Judas habla de lo que ha hecho durante el día.

Después que él fue a avisar a su madre de que venían y que con Andrés como compañero, ha empezado a hablar por el agro de Keriot. 

Y agrega: 

–    Mañana me gustaría que vinieseis todos.

No quiero brillar yo solo. Iremos si es posible un judío y un Galileo.

Yo con Juan, por ejemplo.

Y Simón con Tomás.

¡Si viniera el otro Simón!..

En vuestro caso – señala a los dos de Alfeo – podéis ir vosotros dos.

A todos, incluso a quien no le interesaba saberlo, les he dicho que sois los hermanos del Maestro.

También vosotros – señala a Felipe y a Bartolomé – podéis ir juntos.

He dicho que Natanael es un rabí que acompaña al Maestro; esto impresiona. Y…

Quedáis vosotros tres. De todas formas, en cuanto llegue el Zelote se podrá formar otra pareja.

¡Ah! Y después nos alternaremos porque quiero que os conozcan a todos…

Judas está rebosante de entusiasmo.  

Y agrega:   

–     He hablado del decálogo, Maestro.

Tratando de ilustrar especialmente aquellos puntos en que sé que en esta zona se cometen más faltas…

Y así…

Jesús advierte:

–      No tengas la mano pesada, Judas.

Te lo ruego. 

Ten siempre presente que alcanza más la dulzura, que la intransigencia.

Y que también tú eres hombre.

Por esto, examínate y reflexiona cuán fácil es que también caigas…

Y cómo te irritas cuando se te dice algo claro y se te reprende… 

La madre de Judas baja la cabeza, ruborizada de vergüenza.

Judas responde: 

–    No te preocupes, Maestro.

Me esfuerzo en imitarte en todo.

Mira, en el pueblo que se ve por aquella puerta – están comiendo con puertas abiertas y se ve un bonito horizonte desde esta habitación elevada.

Hay un enfermo deseoso de ser curado; pero no se le puede transportar.

¿Podrías venir conmigo?

–    Mañana, Judas.

Mañana por la mañana, sin falta.

Y si hay otros enfermos, decídmelo o traédmelos.

–     ¿De veras quieres hacer favores a mi patria, Maestro?

–     Sí.

Para que no se diga que he sido injusto con quién no me ha hecho ningún mal.

¡Hago bien, aún a los malos! ¿Por qué no a los buenos de Keriot?

Quiero dejar un recuerdo indeleble de Mí…

–     Pero, ¡Cómo!

¿No volveremos más aquí?…

–    Volveremos otra vez, pero…

Marziam grita jubiloso, interrumpiendo:

–    ¡Allá viene María con Simón!

Al verlos que están subiendo la escalera que conduce a la terraza, en que está la sala donde están comiendo.

Todos se ponen de pie y van al encuentro de los dos que llegan.

Hay alboroto de exclamaciones, saludos, sillas que se mueven.

Nada distrae a María de saludar primero a Jesús y luego a la madre de Judas.

Ésta se postra con gran veneración.

Pero María la levanta y la abraza como si fuera una querida amiga a la que hubiera vuelto a ver después de una ausencia.

Entran de nuevo en la sala y María de Simón ordena a la criada otras viandas para los recién llegados.

María le entrega a Jesús un pequeño rollo.

 Mientras dice: 

–     Mira  Hijo, éste es el saludo de Elisa.

Jesús lo abre, lo lee,

y dice:

–     Lo sabía…

Estaba seguro. Gracias, Mamá, por mí y por Elisa.

¡Eres verdaderamente la salud de los enfermos!

–     ¡Yo!…

Tú, Hijo, no yo.

–     Tú…

 Y eres mi mejor ayuda.

Luego se vuelve a los apóstoles y a las discípulas,

y dice

–     Elisa escribe:

“Vuelve, mi Paz. No sólo te quiero amar, quiero también servirte”.

Así hemos liberado de la angustia, de la melancolía, a una criatura. 

 Y hemos ganado a una discípula.

Sí, volveremos.

María dice: 

–     Quiere conocer también a las discípulas.

Se recupera lentamente, pero con continuidad. ¡Pobrecilla!

Todavía sufre momentos de espantoso desconcierto. ¿Verdad, Simón?

Un día quiso probar a salir conmigo… pero vio a un amigo de su Daniel… 

¡Cuánto nos costó calmar su llanto! ¡Menos mal que Simón vale mucho!

Me sugirió, dado que manifiesta el deseo de volver a convivir normalmente con la gente…

Y que el ambiente de Betsur está demasiado lleno de recuerdos para ella…

Me sugirió llamar a Juana.

Fue él a llamarla.

Había vuelto después de las fiestas, a sus espléndidos cultivos de rosales de Judea, a Béter.

Dice Simón que, atravesando esas colinas llenas de rosas, le parecía soñar.

Porque creía estar en el Paraíso.

Vino sin demora.

¡Juana puede comprender a una madre que llora a sus hijos y compadecerse de ella!

Elisa le ha tomado mucho afecto y yo me he venido.

Juana la quiere convencer de que salga de Betsur y vaya a su castillo.

Lo logrará porque es dulce como una paloma; pero también cuando quiere una cosa, sólida como un bloque de granito.

Jesús dice: 

–     Iremos a Betsur al regreso y luego nos separaremos.

Vosotras discípulas, os quedaréis con Elisa y Juana, durante un tiempo.

Nosotros iremos por Judea.

Nos veremos de nuevo en Jerusalén para Pentecostés…  

Mas tarde, después de terminada la comida, los apóstoles con Jesús salen a Keriot. 

Las mujeres con Margziam, van con María de Simón a la finca campestre.  

Y mientras las discípulas con el niño, están en el magnífico huerto de manzanos, se escuchan sus voces:

Margziam jugando y los golpes de la ropa de sus hombres contra los lavaderos, en el arroyo que corre entre los árboles. 

María santísima y María la madre de Judas, están juntas y solas en la espléndida terraza;

sombreada por altísimos nogales y un techo entramado y cubierto de flores y frondosas parras…

La madre de Judas, sentada al lado de María. bajo la sombra del emparrado..

le dice:

–     Estos días de paz los recordaré como un dulce sueño.

¡Demasiado cortos! ¡Demasiado! ¡Muy breves!…

Comprendo que no se debe ser egoísta y que es justo que vayáis a ver a esa pobre mujer y a otros muchos infelices.

¡Si pudiera… detener el tiempo o ir con  vosotros!… Pero, no puedo.

No tengo parientes más que mi hijo y debo cuidar nuestras propiedades…

María le contesta:

–    Comprendo…

Te duele separarte de tu Hijo.

Nosotras las madres quisiéramos estar siempre con nuestros hijos.

De todas formas, los damos por una buena razón.

Y no los perdemos.

Ni siquiera la muerte nos los arrebata, si están en gracia.

también nosotras, ante los ojos de Dios.

Además, los tenemos todavía en este mundo y podemos acercarnos a ellos;

a pesar de que la voluntad de Dios los arranque de nuestro pecho para entregarlos por el bien del mundo.

Y… el eco de sus obras nos hace como una caricia en el corazón; porque sus obras son el perfume de su alma.

María de Simón pregunta muy despacio: 

–     ¿Qué es tu Hijo para ti, Señora?

María contesta feliz:

–     Es mi alegría.

–    ¡Tú alegría!… 

Se oye una explosión de llanto y se dobla sobre sí misma, tocando con la frente sus rodillas, agobiada.

María se inclina hacia ella y con gran compasión.

le pregunta con dulzura: 

–    ¿Por qué lloras, pobre amiga mía?

¿Por qué? Dímelo…

Soy feliz en mi maternidad, pero sé comprender también a las madres que no lo son… -dice María con dulzura.

–    Sí. Que no lo son.

Y yo soy una de ellas.

Tu hijo es tu alegría… 

Y el mío es mi dolor.

Al menos lo ha sido. 

Desde que está con tu Hijo, me causa menos aflicción.

¡Oh! Entre todos los que ruegan por tu santo Hijo, para que le vaya bien y triunfe; no hay nadie después de ti, ¡Bienaventurada!

¡Qué ruegue tanto como esta infeliz que te está hablando!…

Dime la verdad.

¿Qué piensas de mi hijo?

Somos dos madres.

La una, frente a la otra.

Entre nosotras está Dios y hablamos de nuestros hijos.

A ti te debe ser muy fácil hablar de tu Hijo. Yo

Yo debo hacerme violencia a mí misma, para hablar de él. 

Pero también, ¡Cuánto bien o cuanto dolor, me puede venir al hablar de esto!

Y aunque me sea doloroso, me servirá de alivio el haber hablado

Aquella mujer de Betsur casi enloqueció por la muerte de sus hijos, ¿No es verdad?

Pero yo te juro que he pensado a veces… 

Y pienso al ver a mi Judas, que es hermoso, sano e inteligente;

pero que no es bueno, ni virtuoso, ni de corazón recto; tampoco sano de sentimientos, ni de pensamientos limpios;…

He pensado y pienso, que preferiría llorarlo muerto; a saber que Dios no lo quiere.

¡Tú dime!, ¿Qué piensas de mi hijo? Sé franca.

Hace más de un año que me quema el corazón esta pregunta. 

Pero, ¿A quién puedo dirigirme?

¿A los vecinos de Keriot?:

No sabían todavía de la presencia del Mesías entre nosotros y que Judas quería ir con Él.

Yo sí lo sabía, porque me lo había dicho en el viaje de regreso de la Pascua

Exaltado y violento, como siempre que se apodera de él, un capricho. 

Y como siempre, sin interés alguno por los consejos de su madre.

¿A sus amigos de Jerusalén?

Me detenía una santa prudencia y una piadosa esperanza.

No les podía decir a esos, a los que no puedo amar porque son todo; menos santos: 

¿Judas sigue con el Mesías?’

Y esperaba que su capricho se le pasase como otros tantos.

Como todos, aunque costase lágrimas y tristezas.

Como lo han sido más de una jovencilla que aquí y muchas en otras partes…

A las que ha enamorado y luego, no tomó por esposa a ninguna de ellas… 

¿Sabes que hay lugares a donde no puede ir; porque podría encontrar un castigo justo?

Aún el pertenecer al Templo fue un capricho

No tiene la devoción de un verdadero sacerdote creyente. 

Tampoco tiene la fe necesaria, para servir verdaderamente a Dios.

No se sabe lo que quiere, jamás.

Su padre, Dios lo perdone; lo echó a perder

Jamás tuvo valor mi voz  y mi opinión no ha contado nunca nada, para los dos hombres de mi casa.

Me ha tocado siempre llorar y reparar, nada más, con todo tipo de humillaciones…

Cuando murió Juana y aunque nadie lo diga; sé que murió de dolor cuando después de haber esperado toda su juventud,

 Judas dijo claro que no quería casarse. 

Mientras que por otra parte se sabía en Jerusalén, que había mandado a unos amigos suyos;

para pedir la mano de una mujer rica, hija de una familia propietaria de una red comercial hasta Chipre.

Yo tuve que llorar mucho por los reproches de la madre de la joven muerta;

como si yo hubiese sido cómplice de mi hijo

¡No! ¡No lo soy! 

Y tampoco valgo nada ante sus ojos.

El machismo equivocado y una ignorancia bestial, lo han convertido en un semental…

Y desprecia a las mujeres; pues está convencido, que por el solo hecho de serlo;

somos las causantes de todas las desgracias que agobian a nuestro pueblo.

Esa fue la verdadera herencia de Simón, el sacerdote de Keriot;

para nuestra ruina…

El año pasado cuando estuvo aquí el Maestro, comprendí que Él se había dado cuenta…

Y quise hablarle… pero es doloroso…

Mucho muy doloroso para una madre tener que decir:

“¡Atento a mi hijo! ¡No te confíes de él!

Es un avaro, duro de corazón, ambicioso, soberbio, lujurioso y vicioso; como todos los amigos con los que se junta…

Prepotente, mentiroso, cínico; malicioso,  muy egoísta, mimado;

caprichoso, celoso, envidioso, cruel; inconstante y voluble.” 

Judas es todo esto… y más.

La soberbia es como un portón enorme, abierto para que los espíritus satánicos, vivan en el interior del poseso, completamente a sus anchas…

Mi hijo es esto. Yo..

Yo… yo pido un milagro. 

Tu Hijo es el Mesías. Nuestro Dios Encarnado. 

Yo ruego porque tu Hijo que hace tantos milagros; haga uno en mi hijo Judas…

Pero tú…tú…

¡Oh! Tú, dime: 

¿Qué piensas de él?…

María, que ha estado siempre callada y con expresión de un dolor comprensivo ante estas quejas maternales;

este lamento materno, cuyo fundamento su recto corazón no puede desmentir, hablando con gran dulzura,

dice despacio:

–     ¡Pobre madre!…

¿Qué pienso?…

Sí, tu hijo no es esa alma cristalina que es Juan, ni el manso y dulce Andrés;

ni el fuerte Mateo, que ha querido cambiar y ha cambiado.

Es… inconstante, sí.

¡Es así! Pero rogaremos mucho por él…

Tú y yo. No llores.

Tal vez llevada por tu amor de madre;

quisieras poder enorgullecerte de tu hijo y lo ves más deforme de cómo es…

María de Simón replica convencida:

–    ¡No!… 

¡Oh, no, no!…  Estoy en lo cierto y tengo mucho miedo…

El aire se llena con los gemidos de la madre de Judas.

Y en la penumbra se distingue el blanco rostro de María más pálido que nunca;

ante esta confesión materna, que confirma todos sus temores…

Pero se domina…  

Y atrae a sí, a la infeliz madre y la acaricia.

Mientras ésta, con todos los diques del control completamente rotos… 

Cuenta confusa y angustiosamente; todas y cada una de las durezas, exigencias y violencias de Judas….

Y termina diciendo:

–     Me avergüenzo de él, cuando tu hijo me da muestras de amor.

No se las pido.

Estoy segura que además de su Bondad; las hace para decir con ellas a Judas:

“Acuérdate que de este modo, es como se trata a una madre.”

Ahora parece muy bueno… ¡Oh! ¡Si fuese verdad!

Ayúdame con tus oraciones, tú que eres santa, para que mi hijo no sea indigno de la gracia inmensa, que Dios le ha concedido.

Si no me quiere amar, ni sabe ser agradecido conmigo que lo dí a  luz y lo alimenté para criarlo; no me importa.

Pero quiero que realmente sepa amar a Jesús.

Que sepa servirle con fidelidad y reconocimiento.

Si esto no sucediese, entonces…

Entonces que Dios le quite la vida. 

Prefiero tenerlo en el sepulcro…

Finalmente lo tendría.

Porque desde que tuvo uso de razón, ha sido muy poco mío. 

Es mejor muerto, antes que un mal apóstol.

¿Puedo pedir a Dios así?

¿Tú que dices?…

María la mira con una infinita compasión…

Y le dice:

–     Ruega al señor que haga lo mejor.

No llores más.

He visto prostitutas y gentiles a los pies de mi Hijo.

Y con éstos, a publicanos y pecadores…

Todos se han convertido en corderos por su Gracia.

Espera, María. Ten confianza.

Las penas de las madres, salvan a los hijos.

¿No lo sabías?…

Y con esta compasiva pregunta cesa todo.

180 PARÁBOLA DEL BANQUETE


180 IMITAR A JESÚS ES EL EJEMPLO QUE SALVA

Y en efecto incansable – mientras el sol y el recuerdo del arrebol de la tarde desaparecen y se levanta el primer canto de grillos inseguro y solitario –

Jesús va adentrándose en un prado segado recientemente, en que la languideciente hierba crea una alfombra de penetrante y suave fragancia.

Le siguen los apóstoles, las Marías, Marta y Lázaro con los de su casa – entre los sirvientes veo a 1os dos que en el Monte de las Bienaventuranzas hallaron consuelo para sus días: el anciano y la mujer -,

Isaac con los discípulos, y… yo diría que toda Betania.

Jesús se detiene para bendecir al patriarca; éste le besa la mano llorando y acariciando al niño, que va al lado de Jesús;

al niño le dice:

–     ¡Dichoso tú, que lo puedes seguir siempre!

¡Escúchame, hijo: sé bueno; gran ventura la tuya, gran ventura; sobre tu cabeza pende una corona!… ¡Dichoso tú!

Una vez que han terminado todos de colocarse,

Jesús empieza e hablar.

–     Ahora que se han marchado estos pobres amigos necesitados con mucho consuelo en la esperanza,

o mejor, en la certeza, de que basta conocer poco para ser admitidos en el Reino de Dios,

en la certeza de que basta un mínimo de verdad sobre cuyo fundamento trabaje la buena voluntad,

me dirijo a vosotros, mucho menos infelices que ellos, porque os encontráis en condiciones materiales mucho mejores y, además, recibís más ayuda del Verbo

mi amor va a ellos sólo con el pensamiento; aquí, a vosotros, mi amor os llega también con mi palabra.

Por tanto, tanto en la tierra como en el Cielo, recibiréis un trato más riguroso, pues a quien más se le dio más se le ha de pedir.

Mínimo es el bien de que estos pobres amigos que están regresando a su galera pueden disponer;

por el contrario, su dolor es máximo ¿Qué se les puede dar sino promesas de bien?

Cualquier carga sería superflua, pues os digo en verdad que de por sí su vida es penitencia y santidad y nada más se les debe imponer.

En verdad os digo también que, como verdaderas vírgenes sensatas, ellos no dejarán que sus lámparas se apaguen antes de la hora de su llamada.

No, no la dejarán apagarse; esta luz es todo el bien que poseen y no pueden dejar que se apague.

En verdad os digo que, como Yo estoy en el Padre, así los pobres están en Dios.

Por esto, Yo, Verbo del Padre, he querido nacer y permanecer pobre.

Los ricos poseen muchas cosas; los pobres, sólo a Dios.

Los ricos tienen amigos, los pobres están solos.

Los ricos tienen muchas consolaciones, los pobres no.

Los ricos se divierten, los pobres sólo trabajan.

Todo es fácil para los ricos, por su dinero.

Los pobres tienen, además, la cruz del temor a las enfermedades y a las carestías, pues significarían para ellos hambre y muerte.

Mas los pobres poseen a Dios.

Dios, amigo suyo, Consolador suyo;

É1 los distrae de su penoso presente con esperanzas celestiales;

a El se le puede decir (y ellos saben decirlo, lo dicen precisamente por ser pobres y humildes y estar solos):

“Padre, socórrenos con tu misericordia”

Esto lo estoy diciendo aquí, en esta tierra, que es de Lázaro, amigo mío y de Dios a pesar de que sea muy rico.

Puede parecer extraño.

Lázaro es la excepción de los ricos.

Lázaro ha alcanzado esa virtud, dificilísima de encontrar en la tierra y aún más difícil de practicarse por enseñanza ajena,

que es la virtud de la libertad respecto a las riquezas.

Lázaro es un hombre justo,

No se ofende, no se puede ofender porque sabe que es el rico-pobre, por lo cual mi crítica celada no le toca.

Lázaro es justo y reconoce que en el mundo de los grandes sucede como Yo digo.

Por lo cual afirmo:

en verdad, en verdad os digo que es mucho más fácil que esté en Dios un pobre que un rico,

y os digo que en el Cielo del Padre mío y vuestro, muchos asientos serán ocupados por aquellos que en la tierra sufrieron,

cual polvo que se pisa, el desprecio, por ser los más pequeños.

Los pobres guardan en su corazón las perlas de las palabras de Dios; son su único tesoro.

Quien no tiene más que un bien lo custodia

el que tiene muchos se aburre, se distrae, es soberbio y sensual.

Así, este último no admira con ojos humildes y enamorados el tesoro ofrecido por Dios;

lo confunde con otros tesoros – las riquezas de la tierra -, valiosos sólo en apariencia, y piensa:

“¡Si escucho a éste, que es semejante a mí en cuanto a la carne, será por condescendencia!”.

Y hace insensible, con los sabores fuertes de la sensualidad, su capacidad de distinguir el sabor de lo sobrenatural:

sabores fuertes… cargados de especias para confundir su hedor y su sabor a cosa podrida…

Escuchad, y entenderéis mejor cómo los cuidados de este mundo, las riquezas, la crápula, impiden entrar en el Reino de los Cielos.

Un rey celebraba las nupcias de su hijo. ¡Imaginaos qué fiesta habría en palacio!

Era su único hijo, que, llegado a la plena edad, se casaba con su amada. El padre y rey quiso que todo fuera alegría en torno a la de su amado hijo, que por fin se casaba con su elegida.

lo preparó con tiempo, cuidando de todos los detalles, para que resultase espléndido y digno de las bodas del hijo del rey.

Envió a los siervos, también con suficiente tiempo, para decir a los amigos, a los aliados y a los grandes del reino,

que habían sido fijadas las nupcias para esa fecha, por la tarde,

y que estaban invitados; que vinieran para dar un digno marco a la figura del hijo del rey.

Pero… ni amigos, ni aliados, ni grandes del reino aceptaron la invitación.

Entonces el rey, dudando de que los primeros siervos hubieran referido las cosas correctamente, envió a otros siervos,

para que insistieran con estas palabras:

“¡Os rogamos que vengáis! Todo está preparado. La sala está aparejada, hemos traído de los más distintos lugares vinos preciados,

en las cocinas están amontonados bueyes y animales cebados en espera de ser guisados,

las esclavas ya están amasando la harina para hacer dulces, o machacando en los morteros las almendras para hacer

finísimas gollerías enriquecidas con los más exóticos aromas.

Las mejores bailarinas y los mejores músicos han sido ya contratados para la fiesta.

Venid, pues, para no hacer vano tanto aparato”.

Pero los amigos, los aliados y los grandes del reino o rechazaron la invitación, o dijeron: “Tenemos otros quehaceres”,

o fingieron aceptar la invitación pero luego fueron a sus cosas (quién al campo, quién a sus ocupaciones, quién a cosas menos nobles).

–     Porque el siervo del rey insistía:

“No le niegues al rey esto, pues te podría causar algún mal” –

Incluso hubo quien, molesto por tanta insistencia, mató al siervo para hacerlo callar.

Los siervos volvieron y refirieron al rey todo.

El rey se encendió de cólera y mandó a su ejército para castigar a los asesinos de sus siervos y a los que habían despreciado su invitación;

se reservó premiar a los que habían prometido que irían.

Pero llegada la tarde de la fiesta, a la hora establecida, no vino ninguno.

E1 rey, indignado, llamó a los siervos y dijo:

“No ha de suceder que mi hijo no tenga a nadie que le celebre en esta tarde de sus nupcias.

El banquete está preparado.

Los invitados no son dignos de él.

A pesar de todo, el banquete nupcial de mi hijo ha de celebrarse.

Id pues, a las plazas y a los caminos, colocaos en los cruces, parad a los que pasan,

congregad a los que veáisociosos; traedlos aquí; que la sala se llene de gente festiva”.

Y fueron los siervos, y recorrieron los caminos, se diseminaron por las plazas, por los cruces,

y reunieron a todos los que encontraron:

buenos o malos, ricos o pobres, y los condujeron a la morada real (previamente les habían procurado los medios

Los guiaron hasta la sala, y la sala se llenó, como el rey quería, de gente festiva.

Mas he aquí que, habiendo entrado el rey en la sala, para ver si ya podía empezar la fiesta,

vio a uno que, a pesar de las facilidades que le dieron los siervos de ir bien presentado, no llevaba vestido de bodas.

Le preguntó: “¿Cómo es que has entrado aquí sin el vestido de bodas?”.

Este no supo qué responder, porque, en efecto, no tenía nada que lo pudiera disculpar.

Entonces el rey llamó a los siervos y les dijo:

“Tomad a éste, atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera de mi casa, a las tinieblas y al lodo helador:

ahí llorará y le rechinarán los dientes, como ha merecido por su ingratitud y por la ofensa que me ha infligido, 

más que a mí a mi hijo, al entrar con vestido pobre y sucio en la sala del banquete,

donde no debe entrar nada que no sea digno de la sala y de mi hijo”.

Como podéis ver, los cuidados de este mundo, la avaricia, la sensualidad, la crueldad,

provocan la ira del rey y hacen que jamás estos hijos de las preocupaciones vuelvan a entrar en la casa del Rey.

Podéis también ver cómo entre los llamados, por amor al hijo, hay quien recibe castigo.

¡Cuántos, hoy día, en esta tierra a la que Dios ha enviado a su Verbo! Dios verdaderamente ha invitado, a través de sus siervos.

Y los seguirá invitando, cada vez más impelentemente a medida que se va acercando la hora de mi Desposorio -, a amigos, a aliados, a los grandes de su pueblo.

Mas no responderán a la invitación, porque son falsos aliados, falsos amigos, grandes sólo de nombre pues son mezquinos.”  

Jesús va elevando cada vez más la voz.

A la luz del fuego que ha sido encendido entre Él y los que le escuchan,

para iluminar esta noche en que todavía falta la Luna, que está en fase menguante –

Sus ojos lanzan destellos de luz como si fueran dos zafiros relucientes.

Sí, son mezquinos.

Ya se ve por qué no comprenden el deber y el honor que supone la adhesión a la invitación del Rey.

Soberbia, dureza, lujuria crean un baluarte en torno a su corazón. Siendo malos, me odian a mí, a mí, y por eso no quieren venir a mis bodas.

No quieren venir. Prefieren unirse a la sucia política, al dinero (más sucio todavía), a la sensualidad (sucísima).

Prefieren el cálculo astuto, la conjura, la ratera conjura, la celada, el delito.

Yo condeno todo esto en nombre de Dios. Se odia por tanto la voz que habla y la misma fiesta, objeto de la invitación.

En este pueblo han de ser identificados los que matan a los siervos de Dios (los profetas, siervos hasta este momento; mis

discípulos, siervos de hoy en adelante), aquí están; y también los que, pretendiendo burlarse de Dios, dicen: “Sí. Iremos”,

pensando para sus adentros: “^Ni soñarlo!”.

Todo esto es una realidad en Israel.

Y el Rey del Cielo, para que su Hijo goce de un digno aderezo de bodas, dispondrá que vayan a los cruces de camino

para congregar a todos aquellos que no son amigos o grandes o aliados sino simplemente pueblo que pasa.

La convocatoria ha comenzado ya, de mi propia mano, de mi mano de Hijo y siervo de Dios.

Indiscriminadamente vendrán…

De hecho ya han venido.

Yo los ayudo a asearse y engalanarse para la fiesta de bodas.

¡Ah, pero habrá, para desgracia propia, quien se aproveche indignamente de esta magnificencia de Dios,

que le ofrece perfumes y vestiduras regias para que pueda aparecer como en realidad no es, o sea, rico y noble.

Y se aproveche para seducir, para obtener una ganancia…!

¡Oh, individuo de alma torva, atrapado por el repugnante pulpo de todos los vicios…!

Éste sustraerá perfumes y vestidos para obtener una ilícita ganancia, para usarlos no en las bodas del Hijo sino en sus bodas con Satanás.

Sí, esto sucederá.

En efecto, muchos son los llamados, mas pocos los que por saber perseverar en la llamada, alcanzan la elección. 

Pero también sucederá que estas hienas, que prefieren la carroña al alimento fresco, serán arrojados como castigo, fuera de la sala del Banquete,

A las tinieblas y al fango de un lodazal eterno en que Satanás emite su horrible risa estridente por cada triunfo sobre un alma.

Y en que resuena eterno, el llanto desesperado de los mentecatos que siguieron al Delito en vez de seguir a la Bondad que los había llamado.  

Alzaos. Vamos a descansar.

Os bendigo a todos, habitantes de Betania.

Os bendigo y os doy mi paz.

Te bendigo a ti especialmente Lázaro, amigo mío.

Y a ti Marta. Bendigo a mis discípulos, a los primeros y a los nuevos.

Yo los envío por el mundo, a invitar para las bodas del Rey.

Arrodillaos, que voy a bendeciros a todos.

Pedro, di 1a Oración que os he enseñado, dila aquí, a mi lado.

En pie, porque así debe decirla quien ha sido destinado por Dios para ello.

Toda la asamblea se arrodilla sobre la hierba.

En pie sólo están Jesús, con su vestidura de lino, alto, bellísimo…

Y Pedro, vestido de marrón oscuro encendido de emoción, casi tembloroso…

Recitando la Oración con esa voz suya un poco ronca, lentamente por miedo a equivocarse:

«Padre nuestro…»

Cuando la sublime oración termina…

Margziam arrodillado justo delante de María, que le mantiene unidas sus manitas, mira con una sonrisa de ángel a Jesús,

y dice bajo:

–     ¡Mira Madre, qué hermoso es tu Hijo!

Y también mi padre, ¡Qué gallardo’ Parece estar en el Cielo…  

Piensa un ´pcco y agrega:

–     ¿Estará aquí mi madre viendo?

María susurra:

–     Sí, tesoro, está aquí…

Está aprendiendo la Oración…

Y María le da un beso.

–      ¿Y yo?

¿La voy a aprender?

–     Ella te la susurrará en el alma mientras duermes,.

Y yo te la repetiré de día. 

El niño echa hacia atrás su cabecita morena y la apoya en el pecho de María,…

Y se queda así mientras Jesús lleva a cabo la siempre solemne bendición mosaica.

Acabado el gesto, todos se ponen en pie y se marcha cada uno a su casa.

Sólo Lázaro sigue todavía a Jesús.

Luego entra con Él en la casa de Simón, para estar un rato más en su compañía.

D UN SUEÑO PROFÉTICO 1


CUMPLIMIENTO

PÉRDIDA DE LA FE

¿Cuáles son los Signos de la Pérdida de Fe en vastos Sectores de la Iglesia?

La idea de muchos católicos es que la Iglesia crecerá indefinidamente hasta la Segunda Venida de Jesucristo.

Sin embargo esto ya ha sido desmentido, porque la época de oro del cristianismo ya fue, fue en lo que se llama la cristiandad en el medioevo.

A partir de lo cual el mundo se ha ido descristianizando y la Iglesia perdiendo pie en occidente, aunque creciendo en otros continentes.

Además, tanto las escrituras como la doctrina de la Iglesia estampada en su Catecismo, dicen que antes de la Segunda Venida de nuestro Señor Jesucristo,

la Iglesia pasará por una gran crisis, una gran tribulación.

Lo que está evidenciado en la  frase de Jesús «Cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará fe sobre la tierra?» (Lc 18: 8).

Y hoy estamos de cara ante esa posibilidad, debido a lo que se escucha, ve, y lee.

A pocos lectores medianamente atentos, se les escapa el desconcierto en la fe que tienen, desde cardenales hasta humildes católicos en los bancos de las parroquias.

Y esto nos lleva a cuestionarnos sobre una apostasía muy importante dentro de la Iglesia.

Muchos católicos en los bancos están como anestesiados.

Otros han dejado de preocuparse, porque piensan que la solución no está en sus manos.

Lo cierto es el la Iglesia Católica Romana está sufriendo una doble pinza.

Por un lado, la sociedad secular persigue a la Iglesia…

argumentando su posición respecto al aborto, la supuesta homofobia y demás pecados que la mayoría de los sacerdotes denuncian.

Pero por otro lado se ha gestado una revolución interna de aceptación creciente de la moral laicista…

Que está desarmando y modificando la doctrina tradicional de la Iglesia.

Esto ya lo previó Nuestro Señor hace 2000 años.

LA PERSECUCIÓN DE LOS CRISTIANOS AL FINAL DE LOS TIEMPOS

Los ataques externos que suceden en el mundo se inscriben dentro lo que Nuestro Señor Jesucristo repetidamente enseñó, que los fieles cristianos serían odiados por todos.

Nuestro Señor Jesucristo repetidamente enseñó que los fieles cristianos serían odiados por todos.

Si el mundo os odia, sabed que a mí me ha odiado antes que a vosotros.

Su fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero, como no sois del mundo, porque yo al elegiros os he sacado del mundo, por eso os odia el mundo. (Juan 15: 18-19)

¿Y por qué es esto?

Siempre ha habido un conflicto entre el mundo y los fieles discípulos de Jesucristo.

Jesús nos enseñó a rechazar el pecado, y a amarnos unos a otros. El verdadero amor es incompatible con el pecado.

En la medida en que pecas, que has fracasado en el amor.

Pero el mundo ha abrazado el pecado.

Por lo tanto la sociedad secular pecaminosa siempre tendrá algo para oponerse al cristianismo verdadero y a los fieles.

¿Por qué? porque el amor y el pecado son incompatibles.

Entonces os entregarán a la tortura y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre. (Mateo 24: 9)

Esta oposición entre el mundo y los fieles se incrementa o incrementará durante la tribulación, que incluye un gran martirio de muchos cristianos.

Se ve  un fuerte aumento del odio por las enseñanzas de Jesús y de su Iglesia, y por todos los que creen y viven de acuerdo con esas enseñanzas.

Y al crecer cada vez más la iniquidad, la caridad de muchos se enfriará. Pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará. (Mateo 24: 12-13)

Caridad es una palabra usada para referirse al verdadero amor espiritual, es diametralmente opuesta a iniquidad.

El amor y el pecado se oponen el uno al otro porque el pecado es maldad.

Por lo tanto cuando abunda la iniquidad, la caridad se enfría en muchas personas.

Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará. (Marcos 13:13)

No vamos a tener éxito en convencer a todo el mundo para convertirse en fieles discípulos de Cristo.

No podemos ganar la guerra cultural entre la sociedad secular de pecado y la fe cristiana. Sin embargo la Iglesia y los fieles no desaparecerán del mundo.

Podemos y vamos a perseverar hasta el final de la tribulación cuando Cristo regrese.

Y los fieles cristianos serán salvados por su perseverancia en la fe, a pesar de la oposición del mundo.

Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo por causa del Hijo del hombre

17. Entonces despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús.

Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo.

Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas. (Lucas 6: 22-23)

Es una bendición ser odiado por la sociedad secular de pecado, si somos odiados por nuestra fidelidad a Cristo.

Con el tiempo, los cristianos serán separados de la sociedad.

Habrá muchas formas en las que los cristianos no podrán participar en la sociedad.

Por ejemplo, con el tiempo, quizás no haya hospitales cristianos, porque todos los hospitales se verán obligados por la ley y la cultura a cometer pecados graves:

Aborto, la anticoncepción abortiva, la eutanasia, los procedimientos de transición de género, la procreación artificial, y otros pecados graves.

Con el tiempo, los cristianos fieles no serán capaces de enseñar en las escuelas públicas y no habrá escuelas privadas cristianas.

Porque todas las escuelas eventualmente serán obligadas por la ley y la cultura a enseñar doctrinas erróneas:

Fomentando un comportamiento ajeno a su moral, como el caso de la homosexualidad y  la ideología de género.

Y lo mismo puede decirse de los otros tipos de participación en la sociedad.

Los cristianos ya son vituperados por la sociedad por sus creencias:

como el rechazo del aborto y la anticoncepción, el matrimonio entre homosexuales, el cambio de sexo, y muchos otros pecados graves.

Y este reproche sólo va a empeorar a medida que la sociedad rechace más la fe en Dios y se haga cada vez más pecaminosa.

También Nuestro Señor dudaba de si encontraría fe cuando volviera en su Segunda Venida:

Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra? (Lc 18:8).

Y eso es una acusación contra la propia Iglesia, que como vemos se irá deteriorando en su capacidad de mantener la fe a su interior.

EL PEOR ATAQUE CONTRA EL CRISTIANISMO VIENE DE ADENTRO DE LA IGLESIA

Los católicos estamos poniendo mucho énfasis en el ataque que estamos sufriendo de parte del mundo occidental laicista que está expulsando a las religiones del área pública.

Pero no tendría el efecto que vemos si el cristianismo estuviera compacto y tuviera la fe que tenían los primeros cristianos.

Aquí nos encontramos ante el dilema del huevo o la gallina, que es primero.

Porque esta actividad y actitud del mundo laicista occidental sólo sería posible en esta magnitud sí el cristianismo no está fuerte.

Sí cristianismo está fuerte y cree realmente en la doctrina, es capaz de salir a evangelizar de nuevo y crear los antídotos ante estos ataques; podría recomponer la cultura que se está perdiendo.

Si hablas con Dios estás rezando… Si Dios te habla, tienes esquizofrenia… 

Por la soberbia de NEGAR LO SOBRENATURAL Y DIVINO dentro de la Iglesia…

(los milagros se acabaron junto con los primeros apóstoles)

El cristianismo está desvaneciéndose dentro de los propios cristianos.

Hay una herejía monumental en nuestro tiempo.

Que supera a la herejía más grande que ha sucedido en el catolicismo, que fue el arrianismo, la cual negaba abiertamente la divinidad de Cristo.

Ahora existe lo que llamamos un arrianismo sigiloso, que no niega abiertamente ni proclama a toda voz desde los púlpitos la no divinidad de Cristo en las palabras.

Sino que la niega en sus acciones.

Durante por lo menos los últimos 50 años los arrianistas sigilosos dentro de la Iglesia Católica ya sean laicos, religiosos o sacerdotes,

han hecho todo lo posible a su alcance para eliminar las cosas que apuntan a la divinidad de Cristo y a la sobrenaturalidad de nuestra fe.

Ejemplo de esto ha sido el despojamiento en las iglesias del arte sagrado, la arquitectura sagrada, la música sagrada e incluso de los elementos sagrados del santo sacrificio de la misa.

Se ha perdido la maravilla.

Y eso es lo que lleva a muchos católicos a presentarse a recibir la Eucaristía vestidos de manera inconvenientes,

tomando la ostia como si estuvieran metiendo la mano en una bolsa de papas fritas y sin asombrarse del milagro.

El terrible SACRILEGIO de la comunión en la mano y dada por los ministros laicos…

Y esto se trasmite a todos a través del clima en el propio templo.

Pensemos en la transubstanciación, que aunque se diga que cristo está con su cuerpo y sangre en la hostia consagrada, en el fondo pocos creen en ello.

En el fondo, lo tratan de una explicación piadosa medieval, de algo simbólico.

Lo más sorprendente es que estos individuos asisten a misa y hasta la celebran.

Porque en realidad no tienen por qué participar en misa, ya que descreen de muchas de las cosas que hacen a la maravilla del regalo que nos hizo Jesucristo de vida eterna.

Estamos siguiendo lo que ha sucedido a muchos judíos.

Al que escribe este artículo le ha sucedido ir invitado a una sinagoga e informarse por los propios concurrentes que no creen en Dios,

que los salmos que cantan son sólo una expresión folklórica de su pueblo, al cual sí aman.

Los últimos hallazgos de las investigaciones sobre los católicos son sombríos porque la gente está dejando en masa la religión, en occidente.

Y esto es porque la iglesia se ha ido convirtiendo en una ONG que realiza obras de caridad y practica el buenismo, con reuniones sociales básicamente los domingos.

El énfasis no se pone en la evangelización sino en la justicia social la ecología, mejorar la vida de los pobres, etc.

En el fondo el problema es el modernismo.

Que es la idea de que lo sobrenatural no es creíble en esta época moderna y ha sido superado por los conocimientos científicos.

Habido una fantástica estrategia de desmitologización de las historia de la Biblia, eliminando los milagros y elementos sobrenaturales de los evangelios.

Lo que ha tenido una influencia muy grande los seminarios, que luego se ha transmitido a los púlpitos en todo el mundo.

El proceso se vendió como un pasaje desde un catolicismo infantil a un catolicismo maduro.

Las historias sobrenaturales tuvieron que ser eliminadas porque no encajaban con el mundo moderno.

Las doctrinas relativas con demonios, ángeles, cielo e infierno fueron extirpadas a través del silencio de los púlpitos.

Porque se consideraban primitivas y medievales y poco creíbles para gente moderna

Y lo peor que esto no partió de los laicistas presionando a la iglesia.

Sino que partió del propio seno de la iglesia, que vació este contenido sobrenatural.

Se llegó a la concepción de que la religión que profesamos es parte de una cultura y por lo tanto hecha por el hombre.

Así que puede ser cambiada su doctrina a los antojos y modas del momento.

Y que en realidad los milagros no ocurren.

De modo que católicos y protestantes por igual han estado creando de la religión cristiana una organización de buenas obras en la tierra.

En lugar de la alimentación de Jesús a los cinco mil que habla la Biblia, desde los púlpitos se ha hablado que el verdadero milagro es el hecho de que todo el mundo comparte la cena.

Y así muchos sacerdotes cuando hablan de la eucaristía se refieren a ella como la Cena del Señor.

Como si fuera un acontecimiento social y no un hecho sobrenatural en el que Cristo se da a nosotros con su sangre y su cuerpo.

Todo ha sido sigilosamente y secretamente reinterpretado por la eliminación de la explicación sobrenatural, dándole a las palabras otro significado que el que originalmente tenían.

Por ejemplo cuando algunos dicen “Aleluya Cristo ha resucitado” quieren decir que de alguna forma,

las maravillosas enseñanzas de Jesús continúan siendo practicadas por sus fieles seguidores.

Y lo mismo puede decirse del rol de María en nuestra historia de salvación, cuando a María se la considera una chica judía silenciosa, que tuvo una crisis de embarazo, y dio a luz a un gran maestro.

Entonces la conclusión lógica es que son innecesarios los sacramentos y una vida de arrepentimiento y de fe.

Porque incluso sostienen que todos se salvan y que si el infierno existe, Dios es tan misericordioso que lo tiene vacío.

Del mismo modo  se han reinterpretado en muchos casos la confesión, que es considerada para personas inseguras.

También el matrimonio, en el que el criterio actual es que se puede ser flexible porque la misericordia es todo.

Y además la sexualidad, porque Dios puede haber creado muchos sexos y no solo dos y todos aceptables.

Pero la gente no es tonta y a la larga se da cuenta. 

Su conclusión es que si la religión que practican se resume a la paz, la justicia y el trabajo social, entonces,

¿Qué sentido tiene levantarse temprano para ir a misa, escuchar himnos mal cantados y tristes, una homilía mal preparada y en bancos incómodos?

¿Por qué no quedarse a dormir o ir a disfrutar del buen día con amigos?

Esto nos lleva a la triste realidad.

De que el adoctrinamiento arrianista sigiloso dentro de la iglesia, que ha llevado al rechazo de lo sobrenatural,

ha sido tan grave, que sólo permanece un remanente en la iglesia que confía en el poder sobrenatural de Dios.

Basta conversar con la persona que tenemos al lado en el banco para darnos cuenta de todo lo que se ha perdido en el campo sobrenatural.

Todo esto nos hace débiles en lugar de guerreros poderosos y fuertes, listos para enfrentarse a los poderes del mundo dominado por el hijo de la mentira.

Precisamente hablando sobre la necesidad de una nueva evangelización, el Papa Benedicto XVI dijo:

“el verdadero problema de nuestro tiempo es la crisis de Dios, la ausencia de Dios disfrazada por una religiosidad vacía”.

Esto termina derrumbándose por completo, por eso la disminución del número de cristianos en occidente.

Y lo que es peor aún, la disminución de la presencia de la fe en los que aún quedan.

Este ataque espiritual ha generado una epidemia de pereza espiritual que amortigua la vida divina que Dios nos da.

2 Timoteo 3 – Biblia de Jerusalen
Carácter de los hombres en los postreros días
1. Ten presente que en los últimos días sobrevendrán momentos difíciles;
2. los hombres serán egoístas, avaros, fanfarrones, soberbios, difamadores, rebeldes a los padres, ingratos, irreligiosos,
3. desnaturalizados, implacables, calumniadores, disolutos, despiadados, enemigos del bien,
4. traidores, temerarios, infatuados, más amantes de los placeres que de Dios,
5. que tendrán la apariencia de piedad, pero desmentirán su eficacia. Guárdate también de ellos.
6. A éstos pertenecen esos que se introducen en las casas y conquistan a mujerzuelas cargadas de pecados y agitadas por toda clase de pasiones,
7. que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad.
8. Del mismo modo que Jannés y Jambrés se enfrentaron a Moisés, así también estos se oponen a la verdad; son hombres de mente corrompida, descalificados en la fe.
9. Pero no progresarán más, porque su insensatez quedará patente a todos, como sucedió con la de aquéllos.

Por eso el camino más seguro para recomponer el cristianismo en occidente es volver a la maravilla de la sobrenaturalidad.

Volver a oír y creer en las maravillosas historias de milagros contadas por la Biblia y sentir y comprender que todo es gracia.

LAS APOSTASÍAS COMIENZAN SIEMPRE DE LO ALTO

La apostasía, o sea la pérdida de la fe o su abandono, es la constante en la historia que narra la Biblia, y por tanto una constante en nuestra historia de salvación.

Dios creó los coros angélicos y a la cabeza estaba Lucifer.

Era el ángel con un intelecto más agudo, el más hermoso y el que tenía la misión de dirigir a los demás.

Pero este ángel que estaba en la cima de todo se rebeló contra Dios y apostató, o sea que perdió la fe en Dios.

Junto con él, un tercio de los ángeles cayeron en la desobediencia.

Y como sabemos San Miguel Arcángel los enfrentó, los venció y luego Dios los envió al infierno.

Luego tenemos que Dios creó al hombre dotándolo de todo lo necesario para su subsistencia y la inmortalidad.

Y también le dio a una mujer como ayudante porque dijo que no era bueno que el hombre estuviera solo.

Los situó en el Jardín del Edén, un lugar paradisíaco, pero les advirtió qué podían comer de cualquier árbol salvo del árbol del conocimiento del bien y del mal.

Pero la mujer fue seducida por el Maligno, comió del fruto del árbol, se lo dio de comer a su esposo y esto configuró la rebelión de los primeros humanos hacia Dios.

Y como consecuencia Dios los expulsó del Jardín del Edén y ya no pudieron comer más del árbol de la vida.

Y entró en el mundo la enfermedad, la muerte y la necesidad de trabajar con el sudor de su frente para alimentarse.

Esto obligó a que Dios trazara un plan para recobrar la santidad de la humanidad.

Entonces eligió un pueblo en el que iba a nacer su hijo como Redentor.

En el Antiguo Testamento puede verse como el pueblo judío una y otra vez apostata, pierde la fe en Dios y se rebela contra sus emisarios.

Incluso comienza a adorar un becerro de oro y muchas otras situaciones que marcan su infidelidad constante, lo que Dios permanentemente corrige con intervenciones.

Estas rebeliones eran empujadas por los diferentes líderes judíos del momento.

Hasta que se llega al momento culminante en que ese pueblo elegido no reconoce y rechaza al hijo de Dios, que había sido enviado en misión redentora.

Los propios líderes religiosos del pueblo judío son los que conspiran para crucificar a Jesús.

De modo que tenemos dos comprobaciones en la Biblia.

La primera es que la historia es un camino de pérdidas constantes de la fe en Dios y de intervenciones suyas para recuperarla.

Y en segundo lugar, estas rebeliones que manifiestan la pérdida de fe, parten de la cúpula, o sea de lo más alto de la organización.

Esto sin duda es un patrón, entonces ¿por qué deberíamos descartar que se produzca una pérdida de fe o apostasía masiva en la Iglesia y que se irradie desde la cúpula?

El talante de muchos católicos es descartar esta posibilidad porque hay un pasaje de la escritura en Mateo 16: 18 que dice,

«Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella».

Pero hay otro pasaje de Lucas 18: 8 que dice,

«… sin embargo, cuando el Hijo del hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?»

Si bien Jesucristo promete que la Iglesia no desaparecerá, no promete que la Iglesia tendrá una gran estructura y muchos fieles en un futuro, más bien por el contrario.

Y si nos atenemos a esta promesa y a la historia de la creación y de la salvación, es más probable que haya una pérdida de fe importante en la Iglesia Católica en algún momento,

que venga desde la cúpula, que lo contrario.

Es perfectamente razonable pensar entonces que la gran estructura actual de la Iglesia desaparezca o ella se transforme en una expresión de fe que no apunte a los mandamientos del Señor.

Mientras que subsistiría un pequeño remanente, dentro o fuera de la Iglesia apóstata, que conservaría la verdadera fe.

Pareciera que aún no hemos llegado a esta etapa pero quizás nos estemos acercando,

de acuerdo a declaraciones que estamos leyendo de obispos y cardenales, a homilías que estamos escuchando y a las interpretaciones de la fe que se hacen en los bancos de la Iglesia.

DESDE FÁTIMA SE COMENZÓ A HABLAR INSISTENTEMENTE DE LA APOSTASÍA QUE VENDRÍA DESDE LA CÚPULA

Las últimas décadas ha mostrado un progresivo desvanecimiento de la fe que nos legaron los apóstoles.

Lo cual se aceleró luego del Concilio Vaticano II.

La posibilidad de una apostasía importante proveniente de la cúpula vaticana comenzó a hablarse con más insistencia luego de las apariciones de Fátima.

Todavía hoy se sigue discutiendo el contenido del Tercer secreto de Fátima, en el que los fatimistas aducen que contiene la información de que la Iglesia pasará por una gran apostasía que vendrá desde la cúpula.

Pareciera que efectivamente el Vaticano reveló el contenido que había en la hoja del Tercer Secreto de Fátima en el año 2000.

Pero que había otra hoja que lo complementaba, aunque es discutible si se trata de parte del Tercer secreto o de un cuarto secreto, como se le llama en este momento.

El contenido de esta hoja adicional entregada por su Lucía también al Papa para ser abierta en 1960, hablaría precisamente sobre la apostasía desde la cúpula.

Hay diversos testimonios sobre el contenido del Tercer secreto no revelado o cuarto secreto, como quiera llamársele, que se pueden leer aquí y aquí.

Pero hay algunos aportes de los principales protagonistas que son realmente llamativos sobre el proceso de una apostasía dentro de la Iglesia.

Uno es el contenido del discurso del papa Pablo VI el 13 de octubre de 1977, en el sexagésimo aniversario de las apariciones de Fátima.

El dijo,

«La cola del demonio está actuando para la desintegración del mundo católico.

La oscuridad de Satanás ha entrado y se ha extendido por toda la Iglesia Católica hasta su cumbre.

La apostasía, la pérdida de la fe, se está extendiendo por todo el mundo y en los niveles más altos dentro de la Iglesia.«

Probablemente no sea coincidencia que Pablo VI haya elegido el aniversario de Fátima para revelar lo que contenía esa cuarta hoja lo secretos.

También hay una pista dada por Sor Lucía en una entrevista con el padre Fuentes en 1957.

Lucía le preguntó al padre Fuentes,

«Padre, ¿cuánto tiempo hay antes de que llegue 1960?»

Y luego agregó,

«Será muy triste para todos, ni una sola persona se alegrará si de antemano el mundo no reza y no hace penitencia.

«No puedo dar ningún otro detalle porque todavía es un secreto.»

Esta declaración eso Lucía se produjo en la misma ventana de tiempo en que se estaba planificando el Concilio Vaticano II, que comenzó en el año 1962.

Otra pista la tenemos en el segundo secreto de Fátima donde se lee,

«En Portugal, el dogma de la fe siempre será preservado…»

Frase que entroncaría con el tercer secreto y que supone que habría otros lugares, distintos a Portugal, donde el dogma de la fe no sería preservado.

Hay otro dato importante que fue publicado por el Carmelo de Coímbra en el 2013,

en un libro que habla sobre la biografía de la hermana Lucía (Um Caminho sollozo o Olhar de Maria: Biografía de Irmã Lúcia de Jesús y do Coração Imaculado, OCD).

En este pasaje se habla de la preocupación de Sor Lucía por la pérdida de fe en la Iglesia.

Por lo cual se le apareció Nuestra Señora el 31 de diciembre de 1979, quién le habría dicho según el libro,

«Dios ha escuchado tu oración y me ha enviado para decirte que es necesario intensificar tu oración y tu trabajo para la unión de la Iglesia, de los obispos con el Santo Padre y de los sacerdotes con los obispos,

para guiar al pueblo de Dios en los caminos de la verdad, la fe, la esperanza y el amor, unidos en Cristo su Salvador.»

La preocupación de Sor Lucía y la recomendación de Nuestra Señora permiten pensar que algo no andaba bien en la fe de la Iglesia.

Pero si bien la idea de una apostasía importante proveniente de la cúpula se cataliza en Fátima,

hay otras apariciones marianas y visiones de santos y místicos que hablan sobre una pérdida de fe masiva en la Iglesia Católica.

Nuestra Señora del Buen Suceso

OTRAS VISIONES SOBRE LA APOSTASÍA DENTRO DE LA IGLESIA

Hay varias apariciones marianas que se han referido a un fenómeno de apostasía masiva dentro de la Iglesia.

Unos son los mensajes de Nuestra Señora del Buen Suceso, dados a Sor Mariana de Jesús Torres en Ecuador, entre el siglo XVI y XVII, que dicen,

«Así les hago saber que desde finales del siglo XIX y poco después de la mitad del siglo XX… el espíritu católico decaerá rápidamente; la preciosa luz de la Fe se extinguirá gradualmente…»

Y agregó,

«Varias herejías se propagarán en esta tierra… El pequeño número de almas que, ocultas, preservarán el tesoro de la fe y las virtudes, sufrirán una martirio indescriptiblemente cruel y lento…»

En las apariciones de La Salette en el siglo XIX, aprobadas por la Iglesia, Nuestra Señora le dijo a los videntes,

«Lucifer, con una gran cantidad de demonios, será liberado del infierno. Gradualmente abolirán la fe, incluso entre las personas consagradas a Dios«.

Además especificó,

«La abominación se verá en lugares santos, en conventos, y entonces el demonio se hará rey de corazones».

Y sentenció algo difícil y que ésta relacionado con una apostasía que viene desde la cúpula,

«Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo».

Esto no necesariamente se debiera interpretar literalmente sino como un indicador de la apostasía que vendría desde arriba.

Estos dichos han sido cuestionados por varios cardenales, pero en 1851 el obispo expresó en un escrito,

«[La aparición] tiene en sí todas las características de la verdad, que los fieles están justificados al creer que está más allá de toda duda y con certeza«.

Lo que fue enviado a Roma y recibió la aprobación del Papa Pío IX.

Luego están las apariciones de Fátima, cuyas evaluaciones del supuesto cuarto secreto se pueden leer en detalle aquí y aquí.

San Pío X

Hay otras apariciones marianas que hablan del mismo tema pero no las mencionaremos aquí porque no tienen la categoría de estas otras que manejamos.

También hay una serie de Santos y místicos que han tenido visiones sobre esta apostasía y se puede leer en este otro artículo aquí.

Además de Pablo VI, también hay otros Papas que se han referido a este tema, pero en un lenguaje críptico ante esta eventualidad tan delicada.

El Papa León XIII dijo,

«Estos enemigos astutos [los demonios] han llenado y embriagado de hiel y amargura a la Iglesia, la esposa del Cordero Inmaculado, y han puesto manos impías en Sus posesiones más sagradas.

En el mismo lugar santo, donde se ha establecido la sede del más santo de los santos y la silla de la verdad para la luz del mundo,

han elevado el trono de su abominable impiedad, con el diseño inicuo de que cuando el pastor haya sido golpeado, las ovejas puedan dispersarse».

El Pecado, PECADO ES

El Papa San Pío X manifestó,

«Hay buenas razones para temer que esta gran perversidad sea como un anticipo, y tal vez el comienzo de esos males que están reservados para los últimos días«.

Y el Papa Pío XII declaró,

«Creemos que la hora presente es una fase terrible de los eventos contados por Cristo.

Parece que la oscuridad está por caer sobre el mundo. La humanidad está bajo una crisis suprema».

Fuente: Foros de la Virgen María

D REINO DE LAS TINIEBLAS 2


CUMPLIMIENTO

Impresionante Testimonio de un ex Gay, que sintió cuando el Demonio lo Vino a Buscar

Joseph Sciambra, de 47 años, es un ex actor porno gay, que ha descrito su propio viaje hacia el núcleo más oscuro del infierno gay.

De niño comenzó con la pornografía y el deseo de placer le llevaba a buscar sensaciones cada vez más morbosas.

“La pornografía es adictiva, y es progresiva”, explica con lucidez Joseph Sciambra.

“Esto puede ser comparado a la droga. Cuando comienzas a tomarla, empiezas con lo más suave como el alcohol o la marihuana. Entonces se pierde el sentido de lo que estás haciendo y entras a drogas más duras.

Es lo mismo con el porno”.

Un día se encontró en el hospital luego de una orgía y sintió al demonio que lo venía a buscar.

Y el rosario de su madre y el encuentro con Jesús, le hizo cambiar de vida.

Cuenta cosas impresionantes de lo que vivió dentro del mundo gay. Y sugiere la forma de tratar a los gays para sanar sus heridas.

Joseph Sciambra, de 47 años, es un ex actor porno gay, que ha descrito su propio viaje hacia el núcleo más oscuro del infierno gay, en el distrito Castro de San Francisco a principios de los años 90.

Lo documentó enTragado por Satanás“,que es el título de su libro, en el que relata sus experiencias.

‍Joseph, que abandonó la escena gay hace 14 años después de una dramática reconversión a la fe católica, dice que su búsqueda de amor y aceptación a través del sexo comenzó con la pornografía.

‍A la edad de ocho años, un día él ingenuamente hojeó una revista porno dejada por un hermano mayor. Esto lo despertó y lo enganchó a una búsqueda por revistas porno más gráficas.

Luego vino la masturbación y la necesidad de actuar con los demás, lo que veía en las revistas.

Joseph dice que lo que él ansiaba era experimentar un nirvana sexual profundo y satisfactorio. Y esto amplió el horizonte de sus aventuras sexuales.

Nuevas experiencias sexuales con nuevas parejas fue el único estímulo que parecía ofrecer la emoción, que buscaba desesperadamente.

Los burdeles y las prostitutas se convirtieron en parte de su rutina sexual. Cuando  Joseph se aburrió del porno femenino, se trasladó a la pornografía gay.

Entonces se dio cuenta de que debía estar con los hombres gays, para satisfacer sus crecientes deseos sexuales.

Hombres gay mayores iniciaron a Joseph de 19 años en el sexo gay en el ambiente gay de Castro. Entonces él comenzó a visitar las casas de baños y salas de juego de vídeo para adultos, de sexo gay anónimo.

En su búsqueda de amor y compañía Joseph se sumergió profundamente en el mundo gay y lo  que tan desesperadamente buscaba, constantemente se le escapaba.

Las llamadas “cabinas gloria” (un lugar para el sexo oral anónimo) ofrecieron la siguiente forma de excitación y  fue en uno de esos lugares que Joseph relata que se entregó sexualmente a Satanás,

Quien se presentó en forma de una boca abierta con una larga lengua,

y a  partir de ese momento Joseph comenzó a escuchar voces dentro de su cabeza y buscando nuevos estímulos, fue que Joseph se convirtió en un actor porno amateur y finalmente se encontró viajando

cada vez más hacia abajo, en la oscuridad del sadomasoquismo, allí infligió y recibió dolor y tortura sexualizada esto incluye prácticas horrendas demasiado gráficas para describir aquí.

La mayor parte de esto fue filmado para la industria del porno gay y el nirvana sexual de Joseph, podía ahora sólo obtenerse con la violencia, la dominación y la agresión.

Ahora, a sus más de 40 años, Joseph dice que lo único que experimentó en su interior fue odio.: Odio por otros hombres, odio por su vida y odio por el mundo.

A esas alturas ya había experimentado el sexo con más de mil hombres y abrazó todo lo que era sexualmente espantoso y horrible.

Una orgía diabólica muy violenta, mandó a Joseph al hospital. Allí tuvo una experiencia de la muerte y de su alma descendiendo a una boca abierta y salivante, que supo que era el Infierno.

Pero la madre católica de Joseph estuvo al lado de su cama, rezando fervientemente el Rosario.

El miedo se apoderó del corazón de Joseph. No quería entrar en la boca eterna que se había abierto para recibirlo a causa de escoger el pecado para su vida.

‍Dice que pidió la ayuda de Dios y la liberación. En ese momento, sintió que lo trajo de vuelta a su cuerpo.

Joseph redescubrió su fe católica que había abandonado en su infancia. Él experimentó el perdón de Dios por sus años de pecado sexual en el sacramento de la confesión.

‍Los demonios fueron echados de él en un exorcismo realizado por un sacerdote católico.

‍Él dice que encontró la fuerza para continuar su camino de fe con la recepción de la Eucaristía en la Misa, y encontró ayuda y el consuelo de María, la Madre de Dios.

‍Joseph admite que todavía lucha con la atracción hacia otros hombres y con la tentación de masturbarse.

Pero él dice que ha llegado a saber que el amor, la aceptación y la paz que tan ardientemente buscaba al tener sexo con otros hombres, Jesús se la da ahora en abundancia a través de una vida espiritual.

Para Joseph, la atracción entre personas del mismo sexo es una cruz que Dios ha pedido soportar a algunas personas por la redención del mundo.

Ahora lleva adelante una tienda religiosa católica en Napa, California; Joseph dice que existe un auténtico gozo en llevar la cruz.

‍Al unir sus sufrimientos a los de Jesús sufriente, Joseph cree que está ayudando a salvar a sus amigos gay de una suerte endiablada de la que apenas escapó.

‍Según Joseph, muchos hombres gay han llegado a él, diciéndole de su infelicidad y sus propias experiencias similares en el estilo de vida gay.

Joseph dice que habla en primer lugar de su amor por ellos. Luego habla de cómo su encuentro y aceptación del amor de Dios lo salvó de ser “tragado por satanás.”

Él les dice que el éxtasis sexual gay es momentáneo e ilusorio, pero el amor de Dios es duradero, satisfactorio y real.

Sciambra explica en su libro la carrera hacia sensaciones más fuertes que tienen los gay y la búsqueda permanente de liberarse de ese mundo que los persigue.

Y adelanta forma en que se pueden liberar y cómo se los puede ayudar.

UNA CARRERA HACIA SENSACIONES PORNOGRÁFICAS MÁS FUERTES

Sciambra describe como fue iniciado por la pornografía. Los niños son naturalmente curiosos sobre el sexo opuesto y el sexo en general.

‍Antes incluso de ver una revista pornográfica ya había sido introducido a la idea de la sexualidad femenina a través de los programas más populares de la época, como “Los ángeles de Charlie” y “Apartamento para tres”.

Cuando tuvo la oportunidad de ver mujeres desnudas en Playboy o Penthouse, por supuesto la tomó.

Después de todo, muchos de los padres de sus amigos coleccionaban Playboy, al igual que su hermano mayor, por lo que fue visto como una especie de rito de pasaje masculino.

Después de esa primera introducción a la pornografía, te enganchas.

‍Entonces comienza un deseo de más pornografía y las formas variantes del porno; es decir, diferentes modelos femeninos, material más explícito, la incapacidad para excitarse por formas suaves de porno.

‍Es un ciclo de adicción que a menudo se refleja en el abuso de drogas y alcohol.

Cuando sucede la exposición a la pornografía en la infancia, toda la estructura del deseo en la mente se vuelve dependiente de un flujo constante de estímulos visuales.

Más tarde, en la edad adulta, la idea de estar con una sola mujer, a menudo deja la sensación al adicto a la pornografía, de insuficiente.

Ahora, uno de los principales dispositivos de reclutamiento gay es el porno.  Se da una visión completamente falsa de las relaciones homosexuales y el sexo gay.

En el porno, todo el mundo es hermoso, feliz y saludable.

Sus temas, a menudo enfatizan la suprema masculinidad y las relaciones padre-hijo sexualizadas apuntan a las mismas heridas que se encuentran en el centro del sentido incorrecto de cada hombre gay sobre la masculinidad.

‍Sus deseos y anhelos más íntimos, son presos del porno.  Lo que se obtiene, es una solución rápida. Eso más tarde, te deja más dañado que antes.

LA BÚSQUEDA PERMANENTE DE LIBERACIÓN DE PARTE DE LOS GAY

Sciambra opina que el concepto de matrimonio gay, se ha fusionado con éxito con el de la igualdad homosexual.

Esto crea una dinámica en la que todos los gays se sienten obligados a apoyar el matrimonio gay,  incluso si no tienen ningún interés en el matrimonio por sí mismos.

Porque tiene que ver con la liberación homosexual.

Y el punto de la liberación homosexual es crear inevitablemente algún tipo de alivio dentro de la mente gay.

Porque cada persona gay, una vez que ha abrazado su homosexualidad, quiere el final de tanto sufrimiento, persecución y lucha.

El entrar en el estilo de vida gay, es un intento de tener paz e integridad.

PERO, ES UN ENGAÑO.

Y LA PAZ QUE ANHELAN NUNCA SUCEDE.

Debido a que la corriente principal de los medios de comunicación está colaborando con los de la Élite Gay, se ha producido una imagen muy sesgada y falsa del estilo de vida homosexual. ‍

En un momento, él ha comparado eso también, aunque las imágenes eran muy diferentes cuando era un niño.

En ese momento, The Village People y The Castro, en San Francisco se presentaban como una gran fiesta. En el momento en que entró en el estilo de vida, el estado de ánimo había cambiado con la aparición del SIDA.

‍Tuvo que ver como hermosos jóvenes de todas partes de los Estados Unidos, que llegaban a San Francisco buscando un puerto seguro de aceptación, sucumbían a la enfermedad.

Le rompió el corazón.

Pero en los años 90, las cosas empezaron a volver a lo de siempre:

La pornografía gay se convirtió en un producto de moda y una nueva generación de niños, fue atraída a la muerte por las promesas de placer sin riesgo.

Él dice que en su libro, la intención no es simplemente que la gente se disguste o se salga, sino revelar un lado muy importante de la forma de vida gay, que rara vez se investiga.

La última exploración seria fue probablemente la película tan denostada “Cruising”, dirigida por William Friedkin.

El considera que esa película hizo bien.

Porque si bien, los hombres gay pueden un día asentarse y entrar en la monogamia; la gran mayoría de antemano, tienen que viajar a través de un terreno de perversidad y promiscuidad.

Porque cada joven que acaba de entrar en el estilo de vida, se ajusta rápidamente a una tropa de hombres mayores entusiastas y listos para explotar nuevos reclutas.

Esto te prepara para una vida de amargura y decepción.

Algunos sobreviven y siguen adelante, muchos no lo hacen.  Sin embargo, todos ellos reaparecen dañados y desconfiados.

En especial quería llegar a los padres modernos que están tan dispuestos a ofrecer a sus hijos a este horror.

Para explicar lo que le espera a sus hijos…

Y

.también para dar un poco de dignidad a los que cayeron en esa vida debido a causas ajenas a ellos.

LA FORMA EN QUE LOS GAY SE PUEDEN LIBERAR

Sciambra dice que ha visto a muchos hombres y mujeres homosexuales infelices y alejados del cristianismo a causa de un exceso de celo cristiano, que les mostró condena, pero no amor.

‍Dice que ha descubierto, que cuando una persona gay está contemplando dejar el estilo de vida, a menudo sólo quiere un amigo desinteresado, es decir, alguien que no quiera o no le pida algo a ellos.

Esto puede ser una cuestión de simplemente escuchar, realmente no ofrecer mucho de catequesis o dogma, sino simplemente hacerles saber que te importan.

Una vez establecida la relación, tienes que decidir cuándo y cómo la verdad del plan de Jesucristo para cada uno de nosotros se va a entregar.

‍Siempre hay que recordar que ellos están profundamente heridos y las personas que sufren, necesitan simpatía, compasión y oraciones.

El consejo que le daría a alguien que está luchando con la pornografía es que la curación es posible, pero que se necesita tiempo, paciencia, y ser valiente de corazón.

Lo más importante, es que esto sólo es posible por la gracia de Dios y nuestra plena cooperación en Su amor por nosotros.

‍Para aquellos que luchan con la atracción hacia el mismo sexo, le gustaría animarlos a desarrollar su vida de oración, su relación con Dios.

Tienen que pasar mucho tiempo en oración, ir a misa todos los días, y hacer una confesión semanal.

Una gran parte de este esfuerzo es tener un muy buen confesor y director espiritual.

Porque ha visto hombres vagando de confesor en confesor, porque les da vergüenza, y así se han convertido en pecadores habituales.

Cuando uno encuentra un director espiritual cualificado, quédese con él.

‍Hay que empezar desde el lugar de la honestidad: con uno mismo, con los demás y con Dios.

En lugar de actuar sobre los deseos – que implica la actividad sexual con otra persona o ver pornografía -, los que quieren dejar tienen que excavar sus sentimientos y recuerdos.

Con el fin de descubrir por qué tienen estos deseos homosexuales.

Este es un proceso muy difícil y doloroso, pero debe llevarse a cabo.

A continuación, deben desnudarse completamente a sí mismos de su falso orgullo y ponerse de pie completamente sin vergüenza ante el Señor.

Porque, sin excepción, todos los hombres gay y las mujeres que he conocido, de mala gana a veces, podían rastrear su homosexualidad volviendo a algo de su experiencia de la niñez.

Y cuando alguien está preocupado por una persona que conocen, que pueda estar experimentando con la homosexualidad, primero tiene que tener en cuenta que Dios es amor.

‍No tener sorpresa, ni horror, ni ira.

Por lo tanto, la manera de acercarse a esa persona no es desde la preocupación o el cuestionamiento, sino con el resaseguramiento del amor.

Toda persona que se adentra en el estilo de vida gay es una persona que ha sido herida.

Como resultado, a menudo pueden ser recelosa, desconfiada, y demasiado sensible.

Con esto en mente, la mejor difusión es ser amable, paciente y comprensivo.

Esto no quiere decir capitular, por el contrario, debes tener una fuerza interior basada en la verdad de Cristo, pero también debe ser guiada y abierta a las obras del Espíritu Santo.

Debes evitar ser emocional, porque la verdad sólo puede ser transmitida y aceptada cuando se ofrece en la bondad y la comprensión.

Fuente: Foros de la Virgen María.

A EL IMPERIO DEL MALIGNO 1


CUMPLIMIENTO

EL OSCURO GOBIERNO MUNDIAL PARALELO,

QUE DESCUBRIÓ UN ENVIADO DEL PAPA EN LA ONU

El P. Schooyans nos revela la transformación de la ONU, defensora tradicional de los derechos humanos, en lo que es hoy, la principal promotora del Nuevo Orden Mundial.

No está claro si la iniciativa de investigar a la ONU partió de Juan Pablo II.

Que le pidió al Padre Michel Schooyans demógrafo belga, filósofo y teólogo sentarse en la ONU e investigar lo que sucedía allí.

O si partió la idea de este sacerdote y Juan Pablo II lo envió.

Pero el resultado es el mismo.

De esta investigación emergió un libro publicado en Europa.

Que se comenta – no lo hemos podido confirmar – que todo su tiraje fue comprado por alguien que no quería que se difundiera.

Fue luego publicado en el 2001 en inglés The Hidden Face of the United Nations.

Y actualmente lo vende Amazon que dice tener 11 ejemplares de él.

También fue publicado en español en México en el 2002 con el título “La cara oculta de las Naciones Unidas”, pero está agotado.

Se trata de un libro peligroso para el Nuevo Orden Mundial.

Porque los católicos podrían acceder a una información sobre la ONU que nunca han oído y nadie jamás les dijo, salvo algún sacerdote del tipo francotirador.

‍El P. Michel Schooyans sustituye en su libro lo que alguna vez fue una noble imagen de las Naciones Unidas con una aterradora realidad.

Un plan para formar un nuevo orden mundial basado en una visión, que él define como satánica, de los “nuevos derechos del hombre”.

Muchos de éstos, en áreas tales como la homosexualidad, la eutanasia, la pedofilia, el divorcio y la prostitución.

Unos han sospechado durante mucho tiempo la verdad sobre de las Naciones Unidas, con su fachada de dedicación a la paz, el progreso y la prosperidad.

Pero al inicio del milenio, este sacerdote católico, miembro de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales del Vaticano

y profesor en prestigiosas Universidades, ha puesto de manifiesto la transformación de esta organización.

La alguna vez prometedora para las naciones, devino en una máquina para la destrucción de las soberanías nacionales.

Y trabaja para su sustitución por un Nuevo Orden.

Una cultura mundial basada en una visión maligna de los “nuevos derechos del hombre”.

Quince años después lo que halló el P. Michel Schooyans parecería que se ha venido confirmando.

Y aún así está absolutamente oculto para la mayoría de los católicos; por eso queremos compartirlo.

‍Desde que Michel Schooyans escribió el libro, pasaron tres Papas y ninguno de ellos ha salido a hablar directa y claramente de esta vinculación, sino solo alusivamente.

Por lo que debe haber habido una decisión de no confrontar poderes en este momento o quizás porque se sabían sin suficiente poder de comunicación.

Es un tema para reflexionar y discernir.

Libros del Padre Schooyans se pueden bajar en ,pdf aquí.

Padre Michel Schooyans

‍MICHEL SCHOOYANS NO ES UN PENSADOR MARGINAL

En 1997 el entonces cardenal Joseph Ratzinger escribió el prólogo de un libro de Michel Schooyans titulado:

El Evangelio: Confrontando el Desorden del Mundoque es una especie de manifiesto Católico antiglobalización.

Y todos conocemos a Ratzinger y sabemos que no prologa a cualquier persona ni cualquier obra.

El Cardenal Ratzinger denunció en el prefacio al Nuevo Orden Mundial

En concreto utilizando la terminología “nuevo orden mundial” como más o menos la culminación del marxismo.

Él va a decir que el cristiano está “obligado a protestar” contra esto y que el Nuevo Orden Mundial no puede “reducir la libertad al silencio”.

En una parte del prólogo dice Ratzinger:

Bajo el nuevo título de Orden Mundial, estos esfuerzos adquieren una configuración que cada vez se relacionan con la ONU

y sus conferencias internacionales, especialmente las de El Cairo y Beijing

Que revelan una filosofía del hombre nuevo y del mundo nuevo, en su esfuerzo por trazar formas de llegar a ellos.

Esta filosofía recomienda no preocuparse por el cuidado de los que ya no son productivos ni da alguna esperanza de una vida de calidad.

Se recomienda reducir el número de participantes en la mesa de la humanidad, para que la llamada felicidad, ya adquirida por algunos, no sea tocada.

El carácter típico de esta nueva antropología, que está en la base del Nuevo Orden Mundial,

se revela sobre todo en la imagen de la mujer, en la ideología del “empoderamiento de las mujeres“, propuesta en Beijing.

El objetivo es la autorrealización de las mujeres para quienes los principales obstáculos son la familia y la maternidad.

Esto debe desaparecer antes de la “equidad y la igualdad de género”, antes de que se realice un ser humano indistinto y uniforme,

en cuya vida la sexualidad no tendría otro significado que la voluptuosidad.

DE DEFENSORA DE LOS DERECHOS TRADICIONALES

A CREADORA DE NUEVOS DERECHOS

El P. Schooyans nos revela la transformación del original reconocimiento de una ONU, defensora tradicional de los derechos humanos,

con la “Declaración Universal de los Derechos del Hombre” de 1948, hasta hoy que en palabras del autor, se ha llegado a una

reinterpretación perversa de los derechos del hombre que opera bajo la influencia del voluntarismo.

La oposición a los Estados soberanos.

El establecimiento de una inquisición laica al amparo de la tolerancia.

Y el uso de la ley para “legitimar” la violencia.

Los resultados de esta disminución del hombre, expulsado de ser el dueño de la Tierra, pone los derechos humanos sobre la base de la fuerza física.

De modo que “los derechos del animal fuerte son superiores a los del hombre débil”

COMO SE DIBUJA EL CONSENSO

PARA QUITAR EL PODER A LOS ESTADO NACIONALES

Recientes conferencias internacionales se han ocupado de aplicar una nueva norma política – en El Cairo en 1994, Beijing en 1995, y en Nueva York en 2000, entre otras.

Siendo marcadas por “recurrir a un consenso”, sobre la que el autor comenta:

Este consenso convoca constantemente, de modo engañoso, a anular la legislación nacional que continua basándose en la objetividad de los derechos del hombre, típica de la tradición clásica.

Por esto, la legislación nacional, está cada vez más y más arrinconada para parecer falsa en relación con estas “conclusiones”, planes secretos y otros planes de acción”.

El Padre Schooyans ilustra el resultado ominoso:

“El consenso se obtiene en las asambleas internacionales gracias a las organizaciones no gubernamentales que hacen un buen trabajo de cabildeo.

En esta partitura, el premio va para la Federación Internacional de Planificación de la Familia, defensora especialmente del aborto.

Luego de este consenso se presiona a las naciones para que puedan ‘ser fieles a sí mismas’ para firmar pactos o convenios sobre esos asuntos y programas de acciones consensuadas.

Una vez ratificados, estos instrumentos jurídicos tendrán fuerza de ley en las naciones participantes”

El Padre Schooyans cita algunos ejemplos de conflicto entre tales consensos promovidos por la ONU y las leyes nacionales.

Uno de ellos el reconocimiento de Gran Bretaña del derecho de los padres a decidir si sus hijos deben o no deben asistir a las clases de educación sexual,

y la trayectoria de la ONU hacia los derechos del niño.

LOS NUEVOS DERECHOS CREADOS POR LA ONU

El autor ve la marcha hacia una nueva ética creada por unos “nuevos derechos” en áreas tales como:

la homosexualidad, la eutanasia, la supresión de la supervisión de los hijos, la pedofilia, el divorcio, la prostitución

y cómo éstos se dirigen hacia la sacralización civil de la violencia”.

El final de este “viaje neo-nietzscheano”, advierte, será la reconversión de la violencia individual por la violencia institucional.

Por su propia naturaleza, esta misma “nueva ética” será intolerante.

Ya que debe ser así para poder procurar la uniformidad social y hacer individuos unidimensionales”.

LA DEIFICACIÓN DE LA TIERRA Y LA SUSTENTABILIDAD ECOLÓGICA

El Padre Schooyans culpa la falsa idea de derechos humanos que tiene la ONU a la determinación de éste organismo mundial a “deificar la Tierra y desacralizar al hombre”.

La Carta de la Tierra de 1992, según el autor, refleja un cientificismo evolutivo que acepta al hombre como un producto de la evolución

e ignora su capacidad de preguntarse e indagar sus significados.

Incluyendo los de su propia existencia: Vida, muerte y necesidad de libertad.

Contrariamente, la Carta subordina al hombre a una “ecología imperativa”, que excluye toda discusión del por qué las cosas existen.

Por tanto, cierra el debate a favor de una evolución puramente materialista.

Todo esto está en manos del Consejo de la Tierra y de la Cruz Verde, dos organizaciones no gubernamentales.

Su éxito, Fr. Schooyans señala, se dirige a dejar sin efecto la concepción realista de los derechos del hombre”.

LA BÚSQUEDA DEL ABSOLUTISMO

El siguiente paso hacia un absolutismo que terminará con todo el reconocimiento del individualismo es la propuesta de los burócratas de la ONU

de “Instrumentos jurídicos adecuados que eviten el control nacional”.

Uno de éstos “instrumentos jurídicos” previsto por el autor ya existe: la Corte Penal Internacional (CPI).

‍El Padre Schooyans advierte que bajo la presión de las feministas y / o homosexuales radicales,

la competencia de este tribunal podría extenderse a ‘delitos’ concernientes a los llamados “nuevos derechos del hombre ‘obtenido por medio de “consensos”.

Es fácil ver que la Iglesia Católica o sus obispos pudieran ser arrastrados ante este tribunal y condenados por negarse a “ordenar” a las mujeres

o por continuar enseñando la inmoralidad de lo que significan las prácticas homosexuales.

Ya es creciente la condena judicial para aquellos que hablen públicamente de la visión bíblica y católica sobre la homosexualidad, como desordenada.

El Padre Schooyans prevé ya, el sometimiento a los opositores del aborto, la homosexualidad y la eutanasia a un posible juicio ante jueces de este tribunal.

Señala además una resolución de 26 de noviembre de 2000 de la Comisión de la ONU de los Derechos del Hombre para crear el cargo de

Representante Especial del Secretario General de la ONU “quien es el encargado de la protección de los defensores de los derechos del hombre”.

En una Declaración sobre los Defensores de los Derechos del Hombre (difundida en marzo, 2000) dice que:

“los nuevos derechos del hombre deben ser promovidos activamente y rápidamente para formar parte de la legislación nacional”.

El autor dice que esto está dirigido en primer lugar a resguardar a los defensores más radicales

de los nuevos derechos del hombre de toda la oposición y ataque.

‍El autor señala que no hay duda que las acusaciones en estas materias corresponderán a la Corte Penal Internacional,

si no se resuelven de forma adecuada en las naciones.

La asociación NAMBLA (una asociación que promueve la pedofilia) ya ha hecho saber que espera aprovechar la protección conferida por la Declaración

sobre los Defensores de los Derechos del Hombre, para protegerse contra los que se oponen a la pedofilia”.

UNA FUERTE PRESIÓN PARA QUE SE ADOPTEN LOS NUEVOS DERECHOS

El Padre Schooyans acusa a los funcionarios de la ONU de presionar para que los “nuevos derechos del hombre” sean adoptados.

‍Incluye los que el autor ve como una reorganización de derecho sexual destacando, entre ellos:

“Las diferencias de roles entre hombres y mujeres en la sociedad no son naturales sino culturales”

“Todo el mundo es libre de elegir su sexo o cambiarlo; las uniones homosexuales tienen el “derecho” a la adopción.

Y las “familias monoparentales, uniones del mismo sexo, como modelos familiares”;

“Legalizar y dar fácil acceso a la anticoncepción en todas sus formas y al aborto”;

“La educación sexual obligatoria sexual para adolescentes…

La libertad sexual para los adolescentes sin el control de los padres...”

LA CREACIÓN DE UNA NUEVA RELIGIÓN DE CONSENSO

El Padre Schooyans identifica el deseo de la ONU de “hacer el paso por la puerta reservada para la conciencia.”

Esto fue revelado, dice el autor, en la reunión de los 1000 líderes mundiales religiosos por la paz,

que son parte de la cumbre del Pacto Mundial de Nueva York en julio de 2000.

El propósito específico de “Unirse a la Iniciativa Religiosa” es la creación de una religión mundial,

para obtener una nueva ética planetaria”.

Todos los proselitismos (esfuerzos de conversión) de cada religión de forma individual estarían prohibidos.

Los “Círculos de la cooperación” podrían difundir que adoptemos una nueva religión panteísta.

‍La reunión de estos líderes religiosos terminó, en palabras del P. Schooyans

“con un elogio de la tolerancia, el agnosticismo, y el relativismo radical mal entendido.”

Comprensiblemente, el Cardenal Francis Arinze, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, no pudo firmar esa iniciativa.

LA CONSTRUCCIÓN DE UNA ÉLITE SOBERANA MUNDIAL

El Padre Schooyans vio toda la febril actividad del Milenio del año 2000, que incluyó la cumbre de jefes de Estado y de los líderes de las religiones en Nueva York,

como parte de los esfuerzos del secretario general para erigir una

“ONU como un auténtico criadero para una ‘elite’ soberana mundial, y para transformarla

en un lugar de concentración de poder sin precedentes en la historia”.

Esto sostiene autor:

“dejaría a los gobiernos y parlamentos en un papel residual…

‘Compartir la responsabilidad’ es una nueva expresión de trampa explosiva que indica que la ONU ya no se conforma con jugar un papel secundario.

Tiene la intención de ponerse al centro del poder mundial y equiparse, poco a poco,

con todos los aparatos de control que necesite para ejercer lo que cree, es su misión en el Nuevo Milenio”.

Hans Kelsen

LA BASE TEÓRICA DE ESTE MOVIMIENTO ES DE HANS KELSEN

El Padre Schooyans identifica al filósofo-teórico Hans Kelsen (1881-1973) detrás de esta obra arquitectónica de un nuevo absolutismo mundial.

“No es una exageración decir que los conceptos de consenso de los nuevos derechos del hombre, de internacionalismo y de la mayoría de los otros temas que hemos encontrado,

encuentren su fuente en esta teoría de un total derecho racionalista y positivista de la ONU.

Se sabe que Kelsen, probablemente no tenía conocimiento de la perversa utilización que se hizo de su pensamiento en el ambiente de la ONU.

No es menos cierto que el capital de trabajo de Kelsen [Teoría Pura], cuya influencia sigue siendo ejercida sobre los juristas de todo el mundo,

es una guía que no se puede pasar por alto si se quiere entender las tendencias actuales de la ONU.

Eso es tanto más evidente cuando uno se da cuenta que el profesor vienés de Berkeley influyó en la redacción de la Carta”.

Kelsen pone la “norma suprema” más allá de los cuestionamientos, exigiendo obediencia por el deber u obediencia ciega.

‍Kelsen escribe:

Los Estados No conservarán la autoridad (para crear normas) excepto en la medida en que el derecho internacional reserve tal materia.

Por ello se terminará eliminando la libertad de regular leyes nacionales.

Si alguien admite que el derecho internacional sea un orden jurídico supranacional,

los mandatos de los países ya no tendrán autoridad ilimitada”

Y el Padre Schooyans dice:

“Esto explica el papel que se le transferirá a la Corte Penal Internacional.

Dado que ya no habrá forma de identificar los principios generales del derecho.

Le corresponderá al tribunal demostrar el significado de los textos jurídicos y las decisiones consensuadas,

y decir cuál es la interpretación válida.

Las discrepancias en la interpretación serán de ahí en adelante intolerables,

porque arruinarán el orden jurídico y en consecuencia al Estado supranacional…

Las convenciones y pactos ya no aparecerán aquí como acuerdos aprobados de forma libre por los Estados soberanos e individuales.

Sino como un vínculo jurídico que emanará de la voluntad de la organización internacional,

lo que requerirá, a través de las ratificaciones, la obediencia de los Estados”.

El Padre Schooyans comenta que:

“Con tal asombrosa teoría de la ley , estaremos en la presencia de la concentración piramidal de un poder absoluto y sin precedentes en la historia”.

Declara además:

“Se observa, entonces, que el orden jurídico mundial será construido no para el servicio de un tipo imperial hegemónica clásico, sino para controlar la vida.

La norma suprema aquí será el dominio sobre la vida con el fin de llegar, por lo tanto, a dominar a los hombres y a todas las cosas”.

Es fácil ver que para obtener este dominio sobre la vida, es necesaria la destrucción de los verdaderos derechos humanos.

Como el Padre Schooyans explica:

“En los ambientes de la ONU, la destrucción de las Naciones aparece entonces, como un objetivo a ser buscado,

si se quiere definitivamente sofocar la concepción antropocéntrica de los derechos del hombre.

Al poner fin al organismo intermediario que es el Estado Nacional, un Estado mundial centralizado lo reemplazaría.

Manera en que entonces se vendría la llegada de los tecnócratas y otros aspirantes a un gobierno mundial totalitario”.

LA CONSAGRACIÓN DEL DERECHO A LA VIOLENCIA Y A LA MUERTE

El Padre Schooyans ve al aborto, la eutanasia y la esterilización como un esfuerzo para abrirnos a un totalitarismo en todo el mundo.

El autor ve todas estas prácticas como expresión que tiende a convertir la violencia en un derecho, hacia “el don de la muerte”,

como expresión de la voluntad soberana:

“De hecho, en el caso del aborto, en el que un inocente es absolutamente declarado culpable,

es el mal que resulta de una anticoncepción fallida “El obstáculo para un carrera o para la comodidad”.

Un obstáculo inadmisible para nuestra propia libertad; un freno para el enriquecimiento y desarrollo.

La violencia absoluta recae sobre un total inocente.

El inocente debe ser linchado.

En consecuencia, el inocente debe ser designado como víctima, como un chivo expiatorio, e incluso como una víctima inocente.

Y debe ser tratado como tal, con una violencia que lo silenciará y lo hará desaparecer.

Se puede hablar de forma análoga sobre los pobres del Tercer Mundo, a quienes se le quieren esterilizar.

Los deficientes mentales o los enfermos terminales a los que se le quieren practicar la eutanasia;

a los mendigos, los niños de la calle a los que se le quiere disparar como a conejos.

En nombre de los “nuevos derechos del hombre”,

categorías enteras de seres humanos pueden ser condenados a muerte sin que los asesinos cometan homicidio.

Estos seres se ven privados de todos sus derechos y toda protección jurídica esta apartada de ellos”.

No es de extrañar, entonces, que el P. Schooyans informe que,

“La presencia cristiana perturba a la presente ONU, ya que en el dominio de la antropología, la ONU ha rechazado toda referencia a la verdad…

Está claro para todos que la Iglesia no puede admitir que toda referencia a la verdad sea expulsada”.

LA SOSTENIBILIDAD ECOLÓGICA

Muchos de estos horrores visitan la humanidad con la excusa de un “desarrollo sostenible”.

Es decir, restringen la expansión humana en la afirmación que es perjudicial para el planeta.

Como si el hombre estuviera sujeto a la Tierra, en lugar de la Tierra al hombre.

Aquí no hay muchas preguntas para pedirle a los hombres de hoy que se sacrifiquen para conseguir una utopía de un futuro radiante por nacer.

En el nombre de las generaciones futuras, se deben tomar medidas draconianas sin demora,

para restringir el mal causado por las intervenciones humanas en el planeta.

Para recuperar esta “ética del futuro” los ecologistas impregnaron fuertemente ideas de la Nueva Era, exaltando el culto de Gaia.

Ellos concluyeron que los derechos de la Madre Tierra son más importantes que los derechos de estos seres efímeros llamados hombres”.

Las convocatorias sobre el “desarrollo sostenible” que vienen desde las Conferencias de la ONU en Estocolmo en 1972 deben ser vistas bajo esta luz.

‍La Carta de la Tierra exige al hombre

reconocer, no sólo los derechos de la tierra en general, sino también los derechos de los seres vivos, especialmente de los animales.

En breve, el hombre debe aceptar ser sujeto al imperativo ecológico“.

Fuente Foros de la Virgen María:

MI PROJIMO 1


Después de mi conversión, mi alma estaba sedienta de Dios y lo buscaba en donde quiera que mi corazón lo presentía.

Cuando recién comenzaba a trabajar en el Ministerio de Sanación y Liberación, una vez Jesús me dijo:

“Pronto aprenderás que Conmigo, LAS BATALLAS SE GANAN. PERDIENDO…

Cuando estuve viviendo una temporada, en la casa solariega que tenía una de mis hermanas en una ranchería cercana al aeropuerto de Guadalajara en México, Jesús estuvo muy activo…

Con el grupo de Oración de la Renovación Carismática y la dirección del sacerdote del pueblo, el Señor realizó su ministerio, tal como lo hacia cuando caminaba por los senderos del antiguo Israel.

Y llegó un momento en que vinieron muchas personas buscando alivio y sanación a múltiples dolencias.

Fue allí que se perfeccionó  nuestro conocimiento sobre la influencia que nuestros pecados le proporcionan a Satanás. 

Las cadenas para esclavizarnos, someternos y destruirnos, de diferentes maneras.

En las evangelizaciones, Jesús medicaba las almas y las instruía.

Luego mandábamos a los conversos a que se reconciliaran con los Sacramentos y así aumentaba el Rebaño que el Sr. Cura pastoreaba en la parroquia.

Y nosotros siempre aprendíamos algo nuevo.

Las Oraciones de Liberación, las realizábamos siguiendo las instrucciones que nos daba Jesús, con los diferentes Carismas en acción,

que el Espíritu Santo nos proporcionaba al grupo Juvenil de Oración y que constaba de alrededor de 3 adultos y siete jóvenes.

Jesús dirigía a través mío, lo que había qué hacer contando con la asistencia y la ayuda del Cielo entero.

PORQUE CADA EXORCISMO ERA UNA GUERRA

Satanás utilizaba todas las estratagemas para NO soltar a sus presas,  pero el Espíritu Santo nos ayudaba  a bloquear sus argucias y siempre lo vencíamos.

Una de sus tretas favoritas era fingir que ya se habían ido y se escondían. Pero con los Carismas podíamos verlos y además conocíamos sus nombres.

Al nombrarlos adquiríamos un poder especial sobre ellos y les dábamos órdenes específicas, que NO podían ignorar.

Una cosa que me costaba mucho trabajo entender, era porqué cada vez aumentaba la dificultad para vencerlo y nuestros combates eran cada vez más arduos y difíciles.

En los últimos enfrentamientos, NO vacilaba en recurrir a la agresión física, tratando de amedrentarnos.

NO nos obedecía y hacía que las liberaciones fuesen largas y sumamente laboriosas.

Yo me había acostumbrado a que Dios debía ser Obedecido de inmediato  y a que nuestros oponentes NO debían costarnos tanto trabajo…  

Pero las últimas experiencias parecían contradecir todo esto…

Yo acababa de sanar de una tremenda quemadura  y ya estaba otra vez teniendo un combate feroz, donde mi Oponente parecía haberse fortalecido hasta un grado inimaginable.

Un día estábamos orando por un hombre que pesaba más de 200 kg. Él estaba recostado en la cama, mientras los demás orábamos por él.

Los Demonios nos ofrecían una resistencia brutal y hacían gala de su rebeldía profiriendo blasfemias atroces.

Por más que los amenazaba, ellos se burlaban y mostraban su soberanía sobre aquella alma, encarándose directamente con Dios y retándolo con bestial crueldad,

enumerando los diversos pecados que les permitían poseerlo.

Se burlaban de Dios diciéndole los diversos motivos por los él se negaba a amarlo y obedecer sus Mandamientos… 

Y a continuación describían sus pecados y el motivo por el que tenían la razón para atormentarlo…

Al mismo tiempo que le recriminaban a Dios, el que Él no tuviera una sola razón para intervenir e impedirles lo que ellos habían determinado hacerle, al sujeto de su posesión.

Esto para mí fue demasiado… Y con impotencia creciente, pensaba en la forma de callarlos.

Lo único que había en la habitación además del Crucifijo, era un cuadro de la Virgen de Guadalupe donde se miraban las rosas cayendo de la tilma de Juan Diego.De forma impulsiva les grité:

 –   ¡¡¡Ya basta!!!

Cómo NO quieren callarse, en este momento les pongo en la boca una rosa del Tepeyac y convierto sus blasfemias en Bendiciones. 

En el Nombre de Jesús lo digo + y en el Nombre de Jesús lo hago+ Amén

Después de esto hubo un silencio total y seguimos con la Liberación.

Pero Satanás NO había terminado.

Aun no comprendo cómo pasó.

Pero de repente uno de los jóvenes que estaban orando, estaba debajo de la cama y empezó a ser aplastado por el enorme peso de nuestro rehén, que intentábamos liberar.

Le pedí ayuda a Mamá María y a nuestros ángeles de la guarda y de pronto…

Con una sola mano, porque con la otra sosteníamos los rosarios, el Agua Bendita y yo además la Biblia… 

Levantamos la cama y alguien lo arrastró, sacándolo de la mortal trampa.

Entonces Satanás atrapó a otro de los jóvenes que orábamos… 

31. «¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder cribaros como trigo;
32. pero yo he rogado por ti, para que tu Fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos.» Lucas 22

Y sacándolo a la terraza de la recámara que estaba en el primer piso, literalmente lo mandó volando a través del huerto hasta el abrevadero de los caballos.

La mitad del grupo salió corriendo hasta la piscina, donde los caballerangos ejercitaban a los corceles y que era donde Lucifer intentaba ahogarlo.

Yo también salí corriendo…

Y en el salón de juegos, que estaba donde empezaba la escalinata para  bajar a la sala principal, me topé con mi sobrinita de cinco años que estaba desternillándose de risa.

Ante mi mirada interrogante, me dijo:

–       ¡Ay tía! ¡Esto es más divertido que las caricaturas en la televisión!

¡Todos los diablos no pueden hablar y se ven muy simpáticos con una enorme rosa en la boca!…

Por un segundo me paralicé por la sorpresa…

Pero recordé la emergencia…

Y continué mi carrera hasta las caballerizas, donde Satanás continuaba en sus intentos por ahogar a Octavio.

Cuando llegué a la piscina, me eché un clavado, levanté la cabeza de Octavio fuera del agua.

Y  abrazándolo, le grité muy enojada a Lucifer:

–        ¡ALTO! ¿Quién te crees que eres para atacarnos así?

Lárgate de aquí. Te aseguro que esta vez vas a lamentar el combatir con nosotros…

¡Porque todavía NO me conoces y Me conocerás!… 

¡Constatarás que de princesa, sólo tengo los genes! Porque te juro que te voy a hacer llorar…

Sacamos a nuestro valiente hermanito del agua…

Y en el pasto que rodeaba la piscina…

Oré por Octavio mientras lo reanimaba…

Y Jesús lo volvió a la consciencia totalmente intacto.

Empapados pero felices, regresamos a continuar la Liberación.

Aunque sentía de forma maravillosa, la Portentosa Presencia de mi Señor Único y Trino, mi resolución no cambió un ápice y al contrario…

Cuando entramos nuevamente a la casa, YO NO estaba dispuesta a soportarles más majaderías…

Y me sentía tan furiosa, que decidí mandar por la borda, todos los buenos modales con que Jesús nos dirigía…

Mala decisión, porque no le pedí permiso... ¡Y SIMPLEMENTE LO HICE!

Entonces surgió la charra que siempre ha habitado en mí. Y aquí emergió uno de mis mayores defectos:

Cuando estoy enojada, NO reflexiono, ACTÚO.

Este altanero Arcángel le faltaba al respeto a Dios, Blasfemaba lo que quería y escarnecía con enorme crueldad al Señor.  

¡Esto me dolía tanto…!

Era UN VALENTÓN COBARDE, al que nadie le había puesto un alto y por eso su Soberbia estaba tan inflada.

Mi sobrinita sin querer, me había dado un dato crucial:

Todo lo que yo decía, se hacía¨ Entonces si mi palabra era tan importante

Estuve deliberando en la forma de doblegar tan grande soberbia… 

Pensé en los miedos que tenían supremacía en la sociedad a la que había pertenecido desde que nací…

Y que sometían la mayoría de sus comportamientos sociales…

Lo más importante eran las apariencias y el PRESTIGIO ante los demás.

Por eso prevalecían los modales elegantes y todo mundo quería pertenecer a una élite en ascenso…

–     ¡Vaya, vaya…! (una idea PERVERSA empezó a germinar en mi cabeza)

Por eso en las visiones que teníamos sobre el Infierno, Satanás siempre andaba elegantísimo y desplegando prepotencia y poder. 

Entonces me fijé en un calendario que estaba junto al cuarto de lavado y tenía una bella imagen del Carnaval.

En un par de días  empezaría la Cuaresma…

Lucifer está tan pagado de Sí mismo, que TODO lo que se relaciona con él, debe ser impresionante…

Recordé sus desafíos, sus burlas, sus despliegues de poder y sus manifestaciones llenas de deslumbrante magnificencia…

Y también CÓMO SE SIENTE INTOCABLE COMO UN  DIOS. 

Estaba tan enojada con él, que decidí que era el momento de darle una Lección…

Y que NO la olvidara jamás…

CONCLUÍ…

Bueno, veamos que hace, al proporcionarle una sopa de su mismo chocolate…

Y actué con la misma resolución que lo hacía, cuando de sacudirme un poco el extremo rigor de mi madre se trataba:

En casos de necesidad, es mejor pedir perdón que pedir permiso…” Y esto era una emergencia.

Y cómo los jugadores en la mesa de pókar cuando apuestan todo…

Ya me la estaba jugando por Jesús en el hombre por el que orábamos…

Habíamos recibido varios ataques que hubieran podido tener un desenlace fatal al menos con tres de los integrantes del equipo de Liberación.

Sólo me faltaba una cosa…

Uno de los miedos más grandes que los exorcistas tienen, es que los espíritus del poseso puedan penetrar en ellos…

Y así convertirse en una víctima más, torturada en venganza, por la Maldad de Satanás.

Pero ese Miedo ES precisamente la TRAMPA Y EL PELIGRO. 

Cuando tienes a Dios de tu lado, NO HAY  porqué tener miedo.

Y cuando confías en Él, ES CUANDO VES LOS MAYORES MILAGROS…

Yo le había entregado mi vida entera a Jesús y después de 15 años de choques frontales con el Enemigo en los que más o menos había aprendido a conocerlo,

Una idea se había metido en mi mente y estaba cristalizándose más fuerte, durante los últimos combates.

¿La Muerte? ¿Qué es la muerte para el que espera en Dios?

Sólo es el tránsito para el encuentro definitivo con el Amado.

Y decidí jugarme el todo, por el TODO.

“YO SOY HIJA DEL LEÓN DE LA TRIBU DE JUDÁ, Y ESTOY TOMANDO POSESIÓN DE MI HEREDAD…

Si moría, moriría sirviendo al Dios que adoro sobre todas las cosas. Viéndolo de esta manera, tenía boleto express para reunirme con ÉL…

Todos estos pensamientos, fueron veloces mientras retornaba con nuestro ‘pacientito’… 

Y mi corazón galopó de alegría…

Cuando íbamos a entrar a la habitación nuevamente, me detuve por un momento, evalué la situación…

Y resolví acabar de una vez por todas con aquella batalla.

Llevábamos muchas horas luchando, había atentado contra nuestras vidas dos veces.

Satanás seguía sintiéndose Intocable y yo YA NO estaba dispuesta a prolongar aquello.

Así que agarré a toro por los cuernos  

Y APOSTÉ MI TODO… 

DECIDÍ SER LA GUERRERA SUICIDA DEL EJÉRCITO DE JESÚS…  

Yo le gané a Satanás este privilegio…

Gracias Padre por cada marca y cada cicatríz que llevo en mi cuerpo y en mi alma, garantizando que la Lucha no ha sido fácil, pero Tú haz sido mi Fortaleza…

Ya NO iba a dar órdenes y esperar a que fuesen obedecidas…

Cuando entramos en la habitación donde yacía el que estaba siendo liberado, me dirigí directamente hacia él…

Y poniendo mis manos sobre su cabeza DECLARÉ: 

–     “Amadísimo Padre Celestial, Tú que Eres Infinitamente Bueno, Infinitamente Poderoso, Infinitamente Misericordioso, escucha la Oración que te presento a través del Inmaculado Corazón de María Santísima y por la Sangre Preciosísima de Jesús.

Te entrego mi cuerpo, mi alma, mi vida y mi espíritu, por mi hermanito, (dije el nombre de nuestro enfermito)

Por favor PÁSAME A MÍ, TODO LO QUE HAY EN ÉL…

Y dale a él todo lo que me has dado a mí:

Tu Perdón, tu salvación, tu sanación, tu Paz, tu Amor. Y todas las Gracias que tu Espíritu Santo decida.

Soy Tuya mi Señor y deseo serlo siempre por toda la Eternidad.

Te consagro a… al Corazón Inmaculado de María santísima, para que sea una ovejita del Rebaño de Jesús. Amén

Y los diablos que acaban de entrar en mí, no saldrán hasta que yo lo ordene

y deberán hacer junto conmigo TODO lo que yo haga.

Me arrodillé ante la Virgen y recé el Angelus. 

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A Ti, celestial Princesa, Virgen Sagrada María, yo te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía, caer en la tentación…

También la honré con “Bendita sea tu Pureza…”

Cuando terminé, besé los piés de la Guadalupana y les dije a mis nuevos huéspedes:

–         ¡BIENVENIDOS!

¡ALABAREMOS AL DIOS ALTÍSIMO!

¡Y LO HARÁN CADA VEZ QUE YO LO HAGA!

¡ Y CON LA ALABANZA CON QUE YO LO HAGA!

Así que si quieren librarse de esto, NO tienen otra alternativa que correr a postrarse a los Pies de Cristo Rey y hacer lo que Él les mande.  

Por lo pronto, vamos a cantar…

Salve Reina de los Cielos y Señora de los ángeles, Salve Raíz, Salve Puerta, que dió paso a nuestra Luz. Alégrate Virgen Gloriosa, entre todas la más bella…

Y el Salve Regina sonaba triunfal en todas las gargantas, incluída la del hombre que había sido sanado y liberado…

Verificamos que la Liberación había sido completa y que nuestro rehén estaba totalmente intacto…

Y pudimos proclamar la victoria total en el Nombre de Jesucristo.

Todos nos consagramos nuevamente a los Sagrados Corazones y…

Después de esto le dije a Lucifer:

  –        Lo siento amigo, acabas de perder.

Mi tiempo es demasiado valioso, para desperdiciarlo con tus argucias.

Ya NO quiero escuchar tus soberbios desplantes. Y conmigo NO funcionan tus trucos.

Este rehén YA NO ES tuyo.

Por si no te diste cuenta, pasé sus espíritus inmundos y tus compinches a mi interior, tanto si estaban dispuestos a hacerlo, como si no.

Yo NO dejo alternativas. Acabo de liberarlo de sus pecados y de las cadenas con que lo controlabas.

¡ESTÁ LIBRE!

Creo que te metiste con el alma equivocada, porque todavía tengo una gran sorpresa para ti y para TODO tu séquito infernal:

–         Esto es una guerra, NO un juego.

Y porque parece que ustedes olvidan con

Quién

se enfrentan, es necesario darles un pequeño recordatorio. 

Por esto, en el Nombre de Jesús yo los visto a todos ustedes, con los mismos ropajes que ataviarán los participantes en el Carnaval de Río de Janeiro. 

Los que han promovido el descaro y la indecencia en la mujer, vestirán los más diminutos biquinis y NO me importa si son masculinos.

Los que alardean de su elegancia varonil, llevarán los trajes carnavalescos de la Marcha del Orgullo Gay… 

Y al que se atreva a protestar, LE GARANTIZO MÁS CREATIVIDAD con su atuendo personal. 

Y esto se aplica a todas las Jerarquías.

¿¿¿Entendieron???…

O ¿Se los explico con manzanas, palitos y bolitas?

¡Y NO se los podrán quitar, HASTA QUE YO LO DECIDA! Amén 

Ahora sí. ya tienen mi permiso para irse,

Y  más les vale que lo hagan rápido, porque me tienen bastante fastidiada.

Y están en peligro de que decida agregarles otro pequeño inconveniente para ustedes…

Había sido una jornada de más de doce horas, plagada de fenómenos extraordinarios y que me dejaron a mí, totalmente exhausta.

Y todavía faltaban las Consecuencias de mi impulsivo arrebato…

Cuando terminamos, el grupo se disolvió…

Y yo me dormí como un bebé, después de haber sido bañado…

Mi parábola de los talentos

Fresas con Crema

96 EL SECRETO DEL REDENTOR


96 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Jesús sube de nuevo a la terraza para hablar a la gente que de Betania y los alrededores, ha venido a escucharle.

–      Paz a vosotros.

Aun cuando Yo callara, los vientos de Dios llevarían hasta vosotros las palabras de mi amor y del odio de otros.

Sé que estáis turbados porque no desconocéis el porqué de que Yo esté entre vosotros. Pues no sea sino agitación de alegría…

Y bendecid al Señor conmigo, que aprovecha el mal para proporcionar un motivo de alegría a sus hijos, conduciendo de nuevo a su Cordero, aguijoneado por el Mal, a donde los otros corderos, para ponerlo al seguro contra los lobos.

Ved qué bueno es el Señor. Al lugar en que me encontraba llegaron como aguas a un mar, un río y un arroyuelo. Un río de amorosa dulzura, un arroyuelo de abrasadora amargura.

El primero era vuestro amor, desde Lázaro y Marta al último del lugar; el arroyuelo era el injusto rencor de quien, no pudiendo ir al Bien que le llama, acusa al Bien de ser Pecado.

Y el río decía: “Vuelve, vuelve con nosotros. Que nuestras olas te circunden, te aíslen, te defiendan, te den todo aquello que el mundo te niega”.

El arroyuelo malvado lanzaba amenazas y quería matar con su veneno. Mas, ¿Qué es un arroyuelo comparado con un río? ¿Qué, comparado con un mar? NADA.

Como a nada ha quedado reducido el veneno del arroyuelo, porque el río de vuestro amor lo ha sobrepujado en tal modo, que al mar de mi amor no ha llegado sino la dulzura de vuestro amor.

Podríamos decir más aún: ha producido un bien. Me ha traído de nuevo con vosotros. Bendigamos por ello al Señor Altísimo.

La voz de Jesús se expande poderosa, por el aire ttanquilo y silencioso.

Jesús, lleno de hermosura bajo el sol, desde lo alto de la terraza, gesticula y sonríe sereno.

Abajo, la gente lo escucha encantada: son como un jardín de rostros alzados sonriendo a la armonía de su Voz.

Lázaro está cerca de Jesús, como también Simón y Juan. Los demás están diseminados entre la multitud.

Sube también Marta y se sienta en el suelo a los pies de Jesús, mirando hacia su casa, que se ve más allá de los árboles frutales.

La voz de Jesús se expande:

“El mundo es de los malos. El Paraíso es de los buenos. Ésta es la verdad y la promesa; apóyese sobre ella nuestro firme vigor.

El mundo pasa. El Paraíso no pasa. Si, siendo bueno, uno se lo gana, eternamente lo gozará. ¿Por qué pues, debe turbarnos lo que hacen los malos?

¿Os acordáis de las quejas de Job?: son las eternas quejas de los buenos que se sienten oprimidos; porque la carne gime, más no debería hacerlo,

sino que, cuanto más pisoteada fuera, más se deberían levantar las alas del alma regocijándose con el júbilo del Señor.

¿Qué pensáis: que se sienten felices los que parecen estarlo debido a que en ocasiones lícitamente; en otras las más, ilícitamente tienen llenos los graneros, colmados los tinos, rebosantes de aceite sus odres?

No. Sienten el sabor de la sangre y de las lágrimas de los demás en todo lo que toman como alimento. Y el lecho les parece como erizado de espinas por lo desgarrador de sus remordimientos cuando en él yacen.

Depredan a los pobres, desvalijan a los huérfanos, le roban al prójimo para atesorar, tiranizan a quien es menos que ellos en poder y en perversidad.

No importa. Dejadlos. Su reino es de este mundo.

Después de su muerte, ¿Qué quedará? NADA. 

A menos que se quiera llamar tesoro al cúmulo de culpas que se llevan consigo y con el que ante Dios se presentan.

Dejadlos. Son los hijos de las Tinieblas, los que se rebelan contra la Luz; no pueden seguir los luminosos senderos de ésta.

Cuando Dios hace brillar la estrella de la mañana, ellos la llaman sombra de muerte y como tal, la consideran contaminada y prefieren caminar a la luz del destello sucio de su oro y de su odio,

que resplandece solamente porque las cosas infernales tienen brillo de fósforo, el brillo de los eternos lagos de perdición…

Lázaro exclama espantado:

–      ¡Mi hermana, Jesús… Oh!

Lázaro descubre a María, que se desliza tras un seto de la arboleda del huerto de Lázaro, para llegar lo más cerca posible. Va agachada, pero su cabeza rubia brilla como oro contra el boj oscuro.

Marta hace ademán de levantarse, pero Jesús le pone una mano sobre la cabeza y aprieta, de forma que debe quedarse donde está.

Jesús aumenta la potencia  de su Voz.

–     ¿Qué decir de estos infelices?

Dios les ha dado tiempo de hacer penitencia y ellos no hacen otra cosa sino abusar de él para pecar.

Pero no los pierde de vista Dios, aunque parezca que lo haga.

Llega el momento en que o bien porque, cual rayo capaz de penetrar incluso en la roca, el amor de Dios hiende y desgarra su duro corazón…

O bien, porque la suma de los delitos hace llegar el nivel de su cieno hasta introducirse en su boca y en su nariz.

Y experimentan, sí, ¡Al fin experimentan la repugnancia de ese sabor y de esa fetidez que a los demás da asco y que colma su corazón!

Llega el momento en que ello les produce náusea y surge un movimiento de aspiración al bien.

El alma entonces grita:

¿De quién recibiré el don de volver a ser como un tiempo fui, cuando vivía en amistad con Dios, cuando su luz resplandecía en mi corazón y bajo su rayo yo caminaba.

Cuando al ver mí justicia, guardaba silencio admirado el mundo, y quien me veía me llamaba bienaventurado?

El mundo bebía mi sonrisa, mis palabras eran acogidas como palabras de ángel, saltaba de orgullo el corazón en el pecho de mis familiares. Y ahora, ¿Qué soy?

Motivo de burla para los jóvenes, de horror para los ancianos, yo soy el tema de sus chácharas, el esputo de su desprecio me surca el rostro”.

Sí, así habla en ciertas horas el alma de los pecadores, de los verdaderos Job, porque no hay miseria mayor que ésta, la de quien ha perdido para siempre la amistad de Dios y su Reino.

Deben infundir piedad, sólo piedad.

Son pobres almas que han perdido, por ociosidad o por ligereza, al eterno Esposo. “Por la noche, en mi lecho, busqué el amor de mi alma y no lo encontré.”

Así es. En las Tinieblas no se puede distinguir al esposo. Y el alma, aguijoneada por el amor, irreflexiva por hallarse envuelta en la noche espiritual, busca y quiere encontrar un refrigerio para su tormento.

Cree encontrarlo con cualquier amor. NO. Uno sólo es el amor del alma: Dios. Van buscando amor estas almas a las que el amor de Dios aguijonea.

Bastaría con que admitieran la luz en ellas para que el amor fuera su consorte. Van como enfermas, buscando a tientas amor…

Y encuentran todos los amores, todas las cosas sucias que el hombre ha bautizado así, mas no encuentran el amor, porque el amor es Dios y no el oro, el sentido, el poder.

¡Pobres, pobres almas! Si, menos ociosas, se hubieran puesto en pie al oír la invitación del Esposo eterno, al oír a Dios que dice: “Sígueme”, a Dios que dice: “Ábreme”

No habrían llegado tarde a abrir la puerta, con el ímpetu de su amor despertado, cuando desilusionado, el Esposo ya estaba lejos y había desaparecido…

Y no habrían profanado ese ímpetu santo de una necesidad de amor en un lodo tan inútil y con tantos diminutos tríbulos diseminados en él, que hasta al animal inmundo le da asco.

Tríbulos que no eran flores, sino sólo pinchos, pinchos que laceran, no coronan.

Y no habrían conocido los vituperios de todos aquellos que, cual guardias de ronda, como Dios, pero por motivos opuestos, no pierden de vista al pecador y lo acechan para burlarse de él y criticarlo.

¡Pobres almas maltratadas, expoliadas, heridas por todos! Sólo Dios permanece al margen de esta lapidación de cruel escarnio.

Es más, vierte sus lágrimas para cura de las heridas y para cubrir con diamantino vestido a su criatura. Siempre su criatura… Sólo Dios… y los hijos de Dios con el Padre.

Bendigamos al Señor. Él ha querido que por los pecadores, Yo debiera volver aquí para deciros:

“Perdonad. Siempre perdonad. Haced de todo mal un bien. Haced de toda ofensa una gracia”. No os digo sólo “haced”; os digo: repetid mi gesto.

Yo amo y bendigo a los enemigos, porque por ellos he podido volver a vosotros, amigos míos.

La paz sea con todos vosotros.

La gente agita velos y ramajes en dirección a Jesús y luego lentamente, se va alejando.

Lázaro dice:

–     ¿Habrán visto a esa desvergonzada?

Jesús ressponde:

–     No, Lázaro.

Estaba detrás del seto bien escondida. Nosotros podíamos verla porque estábamos aquí arriba. Los demás, no.

–     Nos había prometido que…

–     ¿Y por qué no debía venir?

¿No es ella, acaso también una hija de Abraham? Quiero de vosotros, hermanos y de vosotros discípulos, el juramento de no hacerle observaciones de ningún tipo.

Dejadla. ¿Que se burla de Mí? Dejadla. ¿Qué llora? Dejadla. ¿Que quiere quedarse? Dejadla. ¿Que quiere alejarse? Dejadla.

Es el secreto del Redentor y de los redentores: tener paciencia, bondad, constancia y oración. Nada más.

Todo gesto sobra ante ciertas enfermedades…

Adiós, amigos. Yo me quedo orando. Vosotros marchad a las respectivas tareas. Y que Dios os acompañe.

Y todo termina.

D GUERREROS DEL MAL 1


 PROFECÍAS Y REVELACIONES

SAN MIGUEL ARCÁNGEL

3 DE JULIO DEL 2016

Oren por Europa, será presa del terrorismo.

Oren por Medio Oriente, arderá.

No olviden que el Mal se presenta como antecesor del que es su esencia: el Anticristo.

No rían los que no creen, gocen los que creen y se preparan, levantándose sobre su propio dolor y las pruebas.

 LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

25 DE MARZO 2010

¡Mantente alerta, América del Sur. Tu oración debe ser incansable!

¡Mantente alerta Europa. Tu oración debe ser incansable!

¡México se estremecerá!

3 DE OCTUBRE DEL 2010

Amados: perseveren en la Fe.

SE AVECINA UNA LUCHA RACIAL

EN LA QUE MIS HIJOS SUFRIRÁN EN ESTADOS UNIDOS Y OTROS PAÍSES DE EUROPA.

23 DE DICIEMBRE DEL 2010

En este instante el Comunismo alza la mano y tomará por sorpresa al pueblo humilde.

En este instante se levanta el dolor para el mundo.

Los pequeños guerreros del Mal aterrorizan a la humanidad,

que miran cuanto acontece como un espectáculo con indiferencia, hasta que no lo vivan en carne propia.

SE RASGÓ EL VELO. (Mt 27,51).

EL HOMBRE TRASGREDIÓ A DIOS EN ESTE INSTANTE.

La oscuridad asoma su rostro y los hombres habrán de llorar y lamentar. La guerra ya no espera más.

Oren por Europa. Llorará. Los inocentes son mutilados.

Oren por Estados Unidos. El luto le envolverá.

Oren por Medio Oriente.  OREN. OREN.

27 DE DICIEMBRE DEL 2010

Hijos, no desprecien Mis llamados. Yo les conduzco a Mi Hijo.

La violencia se impone en el hombre, sacudido por la desesperación.

Oren por Chile, la muerte pasará; oren por Mis hijos.

OREN POR LA RIVIERA FRANCESA, LAMENTARÁ EN GRAN MEDIDA.

Coronavirus Casos confirmados 47 656 015 En tratamiento 14 712 328 Recuperados 31 722 539 Fallecidos 1 217 540 Actualizado: Wed, 04 Nov 2020 16:25:02 GMT

OREN POR EUROPA: SUFRIRÁ, PADECERÁ, LAMENTARÁ.

Oren por Argentina, oren.

13 DE MAYO DEL 2011

Oren por Europa padecerá inesperadamente.

5 DE JUNIO DEL 2011

Oren hijos, oren por Europa: el dolor, el llanto y la inquietud asoman.

13 DE JULIO DEL 2011

LA FALTA DE ORACIÓN ES EL PEOR MAL QUE PADECE LA HUMANIDAD,

ÉSTE ENVUELVE AL MUNDO DESPROTEGIDO.

El mal se vuelve contra la humanidad, contra una humanidad desprotegida a causa de que su libre albedrío ha excluido a Dios de la vida.

Oren hijos, el agua de los mares se agitará con fuerza.

Oren hijos por Europa.  

Amados Míos, la desestabilidad derrumbará a un mundo que ha asumido al dios economía como su salvador. Las comunidades chocarán entre sí y se desencadenará una guerra económica.

El hombre verá que no es controlador de todo. El mundo se tambalea. Todo cambia, Mis pequeños hijos sufren, no encuentran lugar para ellos.

5 DE NOVIEMBRE DEL 2011

Oren hijos, por España, padecerá.

NO SE ALEJEN DEL CUERPO Y SANGRE DE MI DIVINO HIJO.

Hijos, el que ha acumulado tesoros, los perderá, el Mal se posesionará de todo.

Europa no será más la grande, ni la gran potencia del norte exhibirá sus luces.

Será silencio el que hable, y el potente callará. Lo esperado llega.

20 DE NOVIEMBRE DEL 2011

Hijitos amados de Mi Corazón: el engaño ha llegado a Europa, la unión de los países será traición.

La lucha por el petróleo, será grande. La corona del poder la tendrá aquella Nación que posea más yacimientos.

16 DE SEPTIEMBRE DEL 2012

Oren por Europa, sufrirá.

28 DE AGOSTO DEL 2013

Oren por Europa, se encontrará en desesperación, sufrirá como un condenado a muerte.

20 DE JULIO DEL 2014

Oren por Medio Oriente, la violencia se generaliza, los inocentes sufren aún más y ésta violencia se traslada hacia otros países de Europa

30 DE JULIO DEL 2014

La Gran Peste ya ha abarcado a Europa y se expandirá, siendo otro flagelo consecuencia del desamor y de la ira del hombre.

14 DE ENERO DEL 2015

El Apocalipsis no es pasado, es presente que está viviendo el Pueblo de Mi Hijo lacerado,

cuando instante a instante se da muerte a miles y miles de criaturas humanas.

¿No es esto apocalíptico?, ¿LA IRA EN EL HOMBRE NO ES APOCALÍPTICA?

¿El cambio climático, no es apocalíptico? ¿Las eyecciones solares, no son apocalípticas?

La ciencia tiene respuesta para todo ello y Mis hijos Predilectos deben usar la razón fusionada al Espíritu, para guiar con Sabiduría al Pueblo de Mi Hijo, para que no peque más.

ITALIA SERÁ DURAMENTE AZOTADA. EUROPA GEMIRÁ CON DOLOR.

26 DE JULIO DEL 2015

Amados hijos, oren, la persecución y atentados en Europa nacen en Europa misma

17.09.2015

Amados hijos, en este instante deben orar por Europa.

La Naturaleza desatará sus elementos sobre esta tierra, de país en país, debido al terrorismo, a la falta de Fe y a la rebelión en contra de Dios.

17 DE SEPTIEMBRE DEL 2015

Hijos de Mi Corazón Inmaculado, cuanto miran no todo es la realidad,

a la Humanidad se le oculta la verdad de lo que se acerca y lo que vivirá el hombre, para no causar alarma.

Amados hijos, en este instante deben orar por Europa.

La Naturaleza desatará sus elementos sobre esta tierra, de país en país, debido al terrorismo, a la falta de Fe y a la rebelión en contra de Dios.

El hambre llegará a este continente de improviso: a Europa; donde sobreabundaban los frutos, estos no darán más cosecha.

Así como el corazón del hombre se endurece, el alimento se negará al hombre.

Los pobres hijos de España padecerán la rebeldía en contra de Dios.

La violencia crece por toda la Tierra, encendiéndose en Europa La violencia crece por toda la Tierra, encendiéndose en Europa con crudeza.

Italia sabrá del dolor de aquellos que desprecian todo lo que les recuerda a Dios. Por sus calles correrá sangre.

Mis Canarias (islas españolas) serán cruelmente azotadas, se levantarán hermanos contra hermanos

17 DE SEPTIEMBRE DEL 2015

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, los que viven del dinero entrarán en desazón, este caerá como un papel al viento, sin mayor esperanza.

Algunos países impondrán su propia moneda, pero no tendrán éxito porque decidirán una sola moneda para Europa y luego se extenderá por el resto del mundo.

21 DE SEPTIEMBRE DEL 2015

Preparan la guerra pero esta no será solo en Europa, sino otros países del mundo se unirán por compromiso con quienes les han provisto de armamento silenciosamente,

lo que en medio del desaliento de la guerra, causará sorpresa.

Hijos, han vivido instantes dolorosos en algunos países, pero en este instante será la Humanidad en general la que padecerá a causa de este mal provocado POR QUIENES HAN PACTADO CON SATANÁS

COMO PARTE DE LA PREPARACIÓN DE LA PRESENTACIÓN DEL ANTICRISTO,

al que en este instante, familias poderosas del mundo le preparan su presentación.

Manos misteriosas de quienes no aman como Mi Hijo ama, continuarán derramando la sangre de los inocentes por la tierra, propagándose como una plaga. EUROPA PADECERÁ.

17 DE OCTUBRE DEL 2015

LOS QUE SE LLAMAN A SÍ MISMOS DUEÑOS DEL MUNDO:

– GRUPOS DE FAMILIAS PODEROSAS – Y LA MASONERÍA,

ENTREGAN A LA HUMANIDAD A LA ESPERADA GUERRA PARA ADELANTAR LA APARICIÓN MUNDIAL DEL ANTICRISTO.

Las alianzas de las Naciones serán traicionadas y el Oso tomará poder, liderando la invasión de Europa

ante las señales en el Sol y la Luna que Mi Hijo ha permitido para que Su Pueblo despierte,

pero al no despertar Su Pueblo, la tierra se agrieta en uno y otro lugar, estremeciéndose esta en uno y otro país.

27.01.2016

Cuando Cristo o nuestra Madre me revelan acontecimientos o me dan estos Mensajes, me muestran un panorama desalentador para la humanidad,

y me lo muestran con dolor en Sus Corazones, pero es lo que el hombre ha atraído hacia sí mismo.

Me han mencionado que grupos musulmanes del Estado Islámico, usarán el poder del Terrorismo para llevar a Europa a un total caos, que solo Dios podrá detener…

Aparte de esto, Europa será atacada con armas químicas que causarán gran pérdida de vidas humanas,

por lo que Cristo constantemente solicita que llamemos a nuestros hermanos a encontrar el CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA (Jn 14,6),

O sea la PALABRA DIVINA, el camino que no es fácil, pero que ES SALVACIÓN.

El mantener la paz en la Tierra lleva a la PAZ ETERNA.

13 DE MAYO DEL 2016

NO DEBEN PERMITIR QUE LES IMPLANTEN EN EL CUERPO HUMANO EL MICROCHIP,

USTEDES TENGAN FE, que ni Mi Hijo ni Yo consentiremos que el Pueblo fiel marche bajo los delirios de los secuaces del Anticristo

que camina libremente por Europa, osando entrar hasta en la Casa de Mi Hijo.

1 DE SETIEMBRE DEL 2016

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, oren por Europa, padecerá el flagelo angustioso del Terrorismo

23 DE DICIEMBRE DEL 2016

HIJOS MÍOS, ACÉRQUENSE A LOS QUE NO TIENEN Y COMPARTAN EL PAN DE CADA DÍA,

DEN ALIMENTO A LOS NECESITADOS, PERO COMPÁRTANLO CON EL AMOR DE UN VERDADERO HIJO DE DIOS.

Oren hijos Míos, oren por Europa. Llora, no sonríe, se duele ante el desprecio de sus hermanos que se abalanzan con rencor unos y otros.

Oren hijos Míos, oren por la Iglesia de Mi Hijo, se estremece. Roma se angustia y teme.

21 DE JUNIO DEL 2017

Manténganse expectantes, Rusia tomará una decisión que afectará a toda Europa directamente e indirectamente al mundo entero.

Ustedes únanse en el Nombre de Mi Hijo, sean fraternos, no busquen el bien individual sino el bien común.

El invadir los templos y destruirlos va a ser un suceso de cada instante para amedrentar a Mis hijos y que renuncien a la Fe.

30 DE JULIO DEL 2017

Europa es conmocionada por atentados y continuará siendo conmocionada ya que es el anhelo de otros credos que mantienen como objetivo dominar ese continente.

13 DE SETIEMBRE DEL 2017

El hombre que no conocía de aflicción, la tendrá frente a él, ya que ningún lugar se librará de ser purificado.

No se burlen ni se alegren por el mal de los hermanos, la purificación cabalga de un lugar a otro, en un instante y en otro instante los hombres padecen.

NO ESPEREN LA TRIBULACIÓN, VIVEN DENTRO DE ELLA, a la que luego le seguirá el culmen de la Gran Tribulación.

rebeldía y ofensas del hombre a Dios, la adoración del demonio y el repudio a Dios Trino y Uno es lo que mantiene a esta generación siendo la que padecerá la Gran Tribulación y el azote del Anticristo.

“Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora ni la habrá.” ( Mt. 24,21)

Es así como ustedes viven de desastre en desastre, la Creación le dice al hombre que no ofenda más a Mi Hijo, pero el hombre todo lo soluciona con darle explicaciones científicas.

Solo y solo quienes van viviendo la Tribulación saben que lo que padecen no es algo que puedan llamarle normal.

El hombre dice haber vivido instantes de angustia y no habrá vivido angustia igual que en la Purificación.

Es el instante de la gran prueba del Pueblo de Mi Hijo, en donde los desastres naturales

y la ciencia mal empleada por el hombre se volverán en su contra y contaminarán cuanto le ha sido dado al hombre por el Padre Eterno.

La angustia que en el presente viven Mis hijos que han padecido por la Naturaleza, la llegarán a vivir todos los hombres,

LOS CUATRO ELEMENTOS HAN SIDO LIBERADOS

PARA QUE EJECUTEN SU ACCIÓN SOBRE LA HUMANIDAD A QUIEN DESCONOCEN,

YA QUE LA HUMANIDAD NO VIVE, NO ACTÚA, NO ACATA LA VOLUNTAD DIVINA.

Serán testigos de graves y terribles fenómenos de toda índole. La Tierra ruge desde el centro de ella a causa de la fricción en sus profundidades.

La tierra alerta al hombre para que no le contamine más. Esta generación conocerá la potestad de la Naturaleza ante el hombre que le hiere.

Ustedes serán testigos de invasiones a grandes naciones, invasores crueles, sin piedad.

Europa será presa de invasiones y será esclava de esclavos del mal.

Roma será invadida y Mis hijos fieles auxiliarán a la Iglesia de Mi Hijo, la que deberá trasladarse a otra nación.

8 DE DICIEMBRE DEL 2017

Oren hijos Míos, oren por Europa, grandes ciudades serán presa del terror y la tierra se estremece.

14 DE ENERO DEL 2018

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, la Naturaleza azota la tierra con fuerza. La tierra se estremece fuertemente como si deseara desalojar al mal.

Estados Unidos continúa su padecer y Europa continúa azotada por el terrorismo.

Italia y España padecen por el hombre y por la Naturaleza.

El mar se agita, la barca se agita, la oración es necesaria.

27 DE JUNIO DEL 2018

Oren hijos Míos, oren por Europa, es dominada desde dentro de ella misma.

Oren hijos Míos, Italia se estremece.

29 DE OCTUBRE DEL 2018

Como Madre, les invito a que no olviden en sus oraciones a Italia que padecerá.

Ofrezcan un ayuno, aquellos cuya salud se los permita, por Rusia.

SEAN FRATERNOS Y OREN POR EUROPA,

LA INVASIÓN SERÁ UNA REALIDAD Y SUS CALLES SE TEÑIRÁN DE SANGRE.

28 DE JUNIO DEL 2019

La oscuridad del alma del hombre llega a todo lo creado y desata grandes eventos que llevan a la humanidad a vivir en Gran Tribulación.

Grandes naciones se agrupan para crear alianzas contra otras naciones para invadirlas, y así dominar entre otras a la gran nación del norte.”

Nuestro Señor Jesucristo me permite mirar esa gran invasión en América y a la vez en Europa;

miro a Estados Unidos despojado de sus riquezas y a otras naciones saqueadas y subyugadas al servicio del Mal.

De pronto Me dice: “Amada hija Mía, mira con atención…

y de pronto el globo terráqueo se encuentra ante mí y acerca a gran velocidad y se detiene. Y miro la geografía de toda América,

me señala a América del Norte que se levanta dejando al descubierto las diferentes capas de la tierra y nuestro Amado Señor me dice: “presta atención”.

Y miro de pronto cómo desde el núcleo de la Tierra se inicia un movimiento que se va haciendo más fuerte hasta llegar a la superficie.

Me dice Nuestro Señor Jesucristo: “hija, amada Mía, mira cómo sucede este Gran Terremoto, se acelera al subir y el movimiento es mayor.”

83 LOS PODEROSOS DE ISRAEL


83 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

La mañana está muy fría.

Jesús está de pié, sobre un montón de mesas que se han colocado como tribuna en el último galerón y habla con voz potente, cerca de la puerta para que oigan los que están adentro;

los que están el cobertizo y hasta los que están en la era, al descubierto bajo una copiosa lluvia.

Todos parecen frailes bajo sus mantos oscuros y hechos de lana, en la que el agua no penetra.

En el galerón están los más débiles. Bajo el cobertizo las mujeres y en el patio, bajo el agua; los más fuertes.

Pedro va y viene descalzo, con el vestido corto.

Con un pedazo de tela que se ha puesto sobre la cabeza y no pierde el buen humor, aunque tenga que chapotear en el agua, dándose una bañada que no buscaba.

Le ayudan Juan, Andrés y Santiago; llevando con mucho cuidado al otro galerón a los enfermos.

Jesús espera con paciencia a que todos se acomoden y solo deplora que los cuatro discípulos estén completamente bañados.

A las observaciones de Jesús, Pedro responde:

–   ¡Nada, nada! Somos leña dura.

No te preocupes. Estamos recibiendo otro bautismo y el que nos bautiza es Dios Mismo.

Cuando finalmente todos están en su lugar, los cuatro se cambian los vestidos por otros, secos.

Pero cuando el Maestro empieza a hablar, Pedro ve que se asoma en el rincón del cobertizo, el manto gris de la mujer velada.

Y sin preocuparse de que va a tener que atravesar de lado a lado la era, bajo la lluvia que se ha vuelto más tupida y que al meterse en los hoyos, el agua le da hasta las rodillas, va hacia donde está ella.

La toma del brazo sin quitarle el manto y la lleva hasta la pared del galerón, donde ya no se moje. Luego se queda cerca de ella como un centinela; sin moverse y sin pestañear.

Jesús ha visto todo. Para ocultar la sonrisa que ha brillado en su rostro, baja la cabeza…

Y luego continúa hablando:

–   … no digáis, quienes habéis sido constantes en venir a Mí; que no hablo con orden y que paso por alto alguno de los Diez Mandamientos.

Oís. Yo veo. Escucháis. Yo aplico a los dolores y a las llagas lo que veo en vosotros.

Soy el Médico. Y un médico va primero a los enfermos más graves y después atiende a los menos enfermos. También Yo, hoy os digo: no cometáis impurezas…

Y Jesús predica extensamente sobre la lujuria, la fornicación, el matrimonio, el adulterio, el aborto, la impureza, la pureza y el placer.

Y agrega:

–           … el cuerpo humano es un magnífico templo que contiene un altar.

Sobre el altar debe estar Dios. Pero Dios no está en donde hay corrupción. Por esto el cuerpo del impuro tiene el altar consagrado; pero sin Dios.

El arrepentimiento renueva. El arrepentimiento purifica. El arrepentimiento sublima.

La misericordia de Dios es infinitamente más grande que la miseria humana.

Honraos a vosotros mismos haciendo que vuestra alma; con una vida honesta, sea digna de honra.

Justifícate ante Dios, no volviendo a pecar más contra tu alma.

Eres el vicio; conviértete en honestidad, en sacrificio, en mártir; por tu arrepentimiento.

Supiste martirizar muy bien tu corazón, para que la carne gozara. Aprende ahora a martirizar la carne; para dar a tu corazón paz eterna.

Podéis iros todos. Cada uno con su peso y su reflexión.

Y meditad. Dios espera a todos y no rechaza a nadie de los que se arrepienten. Os dé el Señor su Luz para conocer vuestra alma. Idos…

Muchos se dirigen hacia el poblado.

Otros entran en el galerón.

Jesús se dirige hacia los enfermos y los cura.

Un grupo de hombres discuten en un rincón.

Gesticulan. Se acaloran. Algunos acusan a Jesús y otros lo defienden.

Otros más, exhortan a unos y a otros, a un juicio más maduro.

Unos pocos de los más encarnizados, se acercan a Pedro; que junto con Simón, transportan las muletas que ya no necesitan los tres curados.

Y lo asaltan avasalladoramente dentro de la vasta habitación, que ha quedado transformada en hospedería de los peregrinos.

Orgullosos y altaneros, les dicen:

–      Hombre de Galilea, escucha.

Pedro se vuelve y los mira como a unos bichos raros.

No habla, pero su cara es todo un poema.

Simón les lanza una mirada. Reconoce a algunos y mejor se va. Dejándolos a todos.

Mientras el otro continúa:

–     Yo soy Samuel el escriba.

Este es Sadoc, otro escriba. Este es el judío Eleazar, muy célebre y muy poderoso. Este es el ilustre anciano, Calascebona.

Y éste es Nahum. ¿Entiendes?… ¡Nahum! –ha recalcado de manera notoria éste último nombre.

Pedro ha hecho una inclinación al oír cada nombre. Pero al oír el último; la hace a medias.

Y dice con la máxima indiferencia:

–      No sé. Jamás lo había oído. Y… no entiendo nada.

Samuel dice con notorio desprecio:

–     ¡Vulgar pescador!

¡Ten en cuenta que es el hombre de confianza de Annás!

Pedro replica:

–     No conozco a Annás.

Conozco a muchas mujeres de nombre Anna. Hay un montón de ellas, También en Cafarnaúm.

No sé de qué Annas hablas y quién pueda ser éste, el hombre de confianza…

El estirado Fariseo abandona su incógnito y se revuelve como una serpiente furiosa.

Y chilla:

–     ¡¿Éste?!… A mí…

¿A MI?!… ¿A mí, me está llamando ‘Este ’?

Pedro contesta:

–     ¿Y cómo quieres que te llame?

¿Burro o pájaro? Cuando iba a la escuela, el maestro me enseñó a decir ‘este’, refiriéndose a un hombre.

Y si los ojos no me engañan, tú eres un hombre. ¿O estoy equivocado?…

El hombre se retuerce, como si estas palabras lo hubieran torturado.

Y el escriba Samuel explica:

–    Pero Annás es el suegro de Caifás…

Pedro exclama:

–    ¡Aaaa!… ¡Entendido!… ¿Y bien?

–     ¡Y bien!… ¡Ten entendido que estamos disgustados!

–     ¿De qué cosa?… ¿Del tiempo?

También yo. Es la tercera vez que me cambio de vestidos y ya no tengo ningún otro seco.

–     No te hagas el estúpido.

–     ¿Estúpido?

Es verdad. Si no estáis descontentos por el tiempo, ¿De quién entonces? ¿De  los romanos?

Los fariseos exclaman al mismo tiempo:

–      ¡De tu Maestro!

–      ¡Del falso profeta!

Pedro advierte:

–     ¡Eje!… ¡Caro Samuel!

Mira que me despierto y soy como el lago. De la bonanza a la tempestad, no necesito más que un instante. Ten cuidado como hablas…

Llegan los hijos de Zebedeo y de Alfeo. Y con ellos, Judas de Keriot y Simón.

Cierran filas alrededor de Pedro, que cada vez levanta más la voz, respondiendo a los agresores.

Éstos exclaman:

–     ¡No te atreverás a tocar con tus manos plebeyas a los grandes de Sión!

Pedro los encara amenazante:

–     ¡Ohhhh! ¡Qué delicados fanfarrones!…

¡Y vosotros no toquéis al Maestro, porque de otro modo los lanzaré al pozo para purificaros de verdad! ¡Por dentro y por fuera!…

Simón interviene con calma:

–     Me permito hacer observar a los doctos del Templo, que esta casa es propiedad privada.

Judas de Keriot, refuerza:

–     Y que el Maestro, de lo que yo soy testigo…

Ha tenido siempre el máximo respeto para las casas de los demás. Y primero que todo, para la casa del Señor.

Exijo que se tenga igual respeto para la suya.

Calascebona exclama:

–     ¿Tú?… ¡Cállate, Gusano mentiroso!

Judas dice con desprecio:

–      ¡Mentiroso en parte!

Me habéis provocado asco y he venido a donde no hay corrupción.

Ha sido voluntad de Dios que a pesar de que estuve con vosotros, ¡No me corrompí hasta los tuétanos!…

Santiago de Alfeo, pregunta secamente:

–      Resumiendo, ¿Qué queréis?…

Sadoc pregunta con desprecio:

–     ¿Y tú quién eres?

El apóstol contesta:

–     Soy Santiago de Alfeo.

Y Alfeo de Jacob. Y Jacob de Matán. Y Matán de Eleazar… y si quieres te digo toda la ascendencia hasta el Rey David, que es de dónde vengo.

Y también soy primo del Mesías. Por lo que te ruego que hables conmigo de estirpe real y de sangre judía.

Si a tu altanería le repugna hablar con un hombre israelita, que conoce mejor a Dios que Gamaliel y que Caifás.

Santiago exige:

–      ¡Ea! ¡Habla!…

Calascebona dice:

–     A tu Maestro y pariente lo siguen las prostitutas.

La velada es una de ellas. La vi cuando vendía oro. Y la reconocí. Es la amante que huyó de Sciammai. Es deshonra para Él.

Judas de Keriot se burla:

–    ¿Para quién?

¿Para Sciammai, el rabino? Entonces debe ser una vieja roña. Podéis estar tranquilos. No le amenaza ningún peligro de esta parte…

–     ¡Cállate loco!

Para Sciammai de Elqui; el predilecto de Herodes.

Judas desata su ironía:

–     ¡Bah! ¡Bah! Señal de que para ella ya no es más el predilecto.

Es ella la que debe ir al lecho y no tú. Entonces… ¿¡Qué te importa!?

Tadeo agrega preguntando:

–     Hombre, ¿No piensas que te deshonras haciendo de espía?

Y ¿No piensas que se deshonra a quién se rebaja a pecar; no al que trata de levantar al pecador?

¿Qué deshonra le viene a mi Maestro y hermano, si Él con su palabra hace que llegue su Voz hasta las orejas profanadas con la baba de los lujuriosos de Sión?

Samuel se burla lleno de veneno:

–     ¿La Voz? ¡Ah! ¡Ah!

Tu Maestro y primo, tiene treinta años. ¡Y no es más hipócrita igual que los demás! Y tú y vosotros dormís juntos por la noche…

La venenosa calumnia queda vibrando en el aire…

Pedro grita:

–     ¡Desvergonzado reptil!

Santiago y Juan lo amenazan:

–     ¡Lárgate de aquí o te destrozo!

Simón dice con desprecio y asco:

–      ¡Vergüenza! ¡Cómo eres juzgas!

Tu hipocresía es tanta que se revuelve dentro de ti. Brota y babea como un caracol sobre la flor limpia. Sal y hazte hombre, porque ahora no eres más que una baba repugnante.

Te reconozco Samuel. Eres siempre el mismo corazón. Dios te perdone; ¡Pero vete de mi presencia!…

Mientras Judas y Santiago de Alfeo, contienen al enfurecido Pedro.

Tadeo, con sus ojos azules centelleantes y sus ademanes majestuosos,

dice con voz imperiosa:

–     Se deshonra a sí mismo, quién deshonra al inocente.

Los ojos y la lengua, Dios los hizo para hacer cosas santas. El maldiciente los profana y envilece, al usarlas para hacer cosas malvadas.

No ensuciaré mis manos con tus canas. Pero recuerda que los delincuentes odian al hombre íntegro.

Nosotros vivimos en la Luz y nuestro jefe es Santo; pues no conoce mujer, ni pecado. Lo seguimos y lo defendemos de sus enemigos.

Aprende! ¡Oh, viejo!… De un joven que se hace maduro, porque la Sabiduría es su Maestra; a no ser ligero en el hablar.

Vete y di a quién te envió; que no en la casa profanada que está en el Monte Moria, sino en esta humilde mansión; reposa Dios en su Gloria. ¡Adiós!…

Los cinco se quedan callados y se van.

Los discípulos se consultan:

¿Decirlo o no decirlo a Jesús; que está todavía atendiendo a los curados?…

Finalmente deciden decirlo… ¡Es mejor así!… Se acercan. Lo llaman y se lo dicen.

Jesús oye con toda calma y responde:

–    Os agradezco la defensa.

¿Pero qué se puede hacer?  Cada quién da lo que tiene…

Varios le dicen:

–     Debemos reconocer que tienen un poco de razón.

–     Ella siempre está allí afuera, como un perro.

–     Te perjudica…

Jesús contesta:

–      Déjenla.

Ella no será la piedra que me pegue en la cabeza.  Y si ella se salva… ¡Oh! ¡Qué me critiquen por esta alegría! ¡Qué importa!…

Con esta dulce respuesta, da por concluido el asunto.

81 ¡NO FORNICARÁS!


81 IMITAR A JESUS ES EL EJEMPLO QUE SALVA 

Me dice Jesús:

 “Ten paciencia, alma mía, por este doble esfuerzo. Es tiempo de sufrimiento. ¿Sabes lo cansado que estaba los últimos días? Ya ves. Al andar me apoyo en Juan, en Pedro, en Simón y también en Judas…

Sí. ¡Yo, que emanaba milagro con sólo rozar con mis vestiduras, no pude cambiar aquel corazón! Déjame que me apoye en tí, pequeño Juan. (Llamaba así Jesús, como seudónimo a María Valtorta)

¡Y AHORA NOS ESTÁ LLAMANDO ASÍ, A NOSOTROS, los que estamos leyendo estas enseñanzas!

Para volver a decir las palabras ya dichas en los últimos días a esos obstinados obtusos sobre quienes el anuncio de mi tormento resbalaba y no penetraba.

Y deja también que el Maestro hable de sus horas de predicación en la triste llanura del Agua Especiosa.

Y te bendeciré dos veces: por tu esfuerzo y por tu piedad. Llevo la cuenta de tus esfuerzos, recojo tus lágrimas.

Los esfuerzos por amor a los hermanos, recibirán la recompensa de aquellos que se consumen, por dar a conocer a Dios a los hombres.

Tus lágrimas por mi sufrimiento de la última semana recibirán como premio el beso de Dios, Uno y Trino.

Escribe y recibe mi Bendición.

EL SEXTO MANDAMIENTO

Jesús está en pie, encima de un cúmulo de tablas, levantadas a manera de tribuna, en el pesebre del establo.

Y desde allí habla con voz poderosa, para que lo oigan tanto los que están dentro de la estancia, como los que se encuentran bajo el cobertizo e incluso en la era, encharcada por la lluvia.

Cubiertos con sus mantos oscuros y de lana en bruto, sobre la cual resbala el agua, todos parecen frailes.

En la estancia están los más débiles; bajo el cobertizo, las mujeres; en el patio bajo la lluvia los fuertes, la mayoría hombres.

Pedro va y viene, descalzo y sólo con la prenda corta, cubierto con un lienzo que se ha puesto sobre la cabeza; pero no pierde el buen humor,

a pesar de que tenga que ir chapoteando en el agua y se esté duchando sin desearlo.

Con él están Juan, Andrés y Santiago.

Están trayendo de la otra estancia con precaución, a unos enfermos. Guiando a unos ciegos y haciendo de apoyo a algunos tullidos.

Jesús aguarda con paciencia a que todos hayan terminado de acomodarse.

Y sólo le duele el que los cuatro discípulos estén empapados, como esponjas dentro de un cubo.

Ante su preocupación, Pedro dice:

–     ¡Nada, nada! Somos madera empecinada.

No te preocupes. Nos bautizamos otra vez y el bautizador es Dios mismo.  

Cuando por fin todos están en sus respectivos lugares y Pedro estima que puede ir a ponerse ropa seca.

Así lo hace, como también los otros tres.

Pero, vuelto donde el Maestro, ve sobresalir por la esquina del cobertizo el manto gris de la mujer velada.

Y se dirige hacia ella sin pensar que para hacerlo tiene que volver a cruzar el patio en diagonal bajo el chaparrón…

Y que otra vez se va a mojar.

Sin pensar en los charcos que salpican hasta la rodilla al chocar tan fuerte en ellos el chubasco de agua.

La agarra de uno de los codos, sin retirar el manto y la arrastra hasta la pared de la estancia, resguardada del agua.

Y  luego se planta a su lado, duro e inmóvil como un centinela.

Jesús ha visto la escena y ha sonreído inclinando la cabeza, para celar la luminosidad de su sonrisa.

Ahora empieza a hablar:

     “No digáis, vosotros, los que habéis venido con regularidad, que no hablo con orden y que salto alguno de los Diez Mandamientos.

Vosotros oís, Yo veo; vosotros escucháis, Yo aplico mi palabra a los dolores y a las llagas que veo en vosotros. Yo soy el Médico.

Un médico va primero a los más enfermos, a los que están más cerca de la muerte. Luego se vuelve a los menos graves. Yo también hago así.

Hoy digo: “No forniquéis”.

No dirijáis a vuestro alrededor la mirada tratando de leer en el rostro de uno la palabra: “lujurioso”.

Tened recíproca caridad. ¿Os gustaría que alguien la leyera en vosotros?

No. Pues entonces no queráis leerla en el ojo turbado de quien está a vuestro lado; en su frente que se avergüenza y se inclina hacia el suelo.

Además… ¡Oh!, decidme especialmente vosotros, hombres.

¿Quién de entre vosotros no ha hincado nunca los dientes en el pan de ceniza y estiércol de la satisfacción sexual?

¿Acaso es lujuria sólo la que os lleva a estar durante una hora entre brazos meretricios?

¿No es acaso lujuria también, la profanación del connubio con la esposa al eludir las consecuencias de éste, que queda reducido por tanto, a una recíproca satisfacción del sentido, a un vicio legalizado?

Matrimonio quiere decir procreación… Y el acto quiere decir y debe ser fecundación.

Sin ello es inmoralidad.

No se debe del tálamo hacer un lupanar.

Y en lupanar se transforma si se ensucia de libídine y no se consagra con maternidades.

La Tierra no rechaza la semilla, la acoge y de ella forma una planta. La semilla no huye de la gleba una vez depositada.

Por el contrario, en seguida echa raíz y se agarra para crecer y dar una espiga: la criatura vegetal nacida del connubio entre gleba y semilla.

El hombre es la semilla, la mujer es la tierra, la espiga es el hijo.

Negarse a producir la espiga y desaprovechar la fuerza, para vicio, es culpa.

Es meretricio cometido en el lecho nupcial, pero en nada distinto del otro.

Es más, agravado por la desobediencia al Mandamiento que dice: “Sed una sola carne y multiplicaos en los hijos”.

Por tanto ved, mujeres voluntariamente estériles, esposas legales y honestas no a los ojos de Dios, sino del mundo…

Cómo a pesar de ello, vosotras podéis ser prostitutas y fornicar igual.

Aunque seáis sólo de vuestro marido, porque no vais hacia la maternidad; sino al placer, demasiado y demasiado frecuentemente.

¿Y no os paráis a pensar que el placer es un tóxico que, aspirado por una boca, cualquiera que fuere: contagia, produce quemazón, cual fuego que creyendo consumirse?

¿Traspasa devorador, cada vez más insaciable, los límites del hogar, dejando acre sabor de ceniza bajo la lengua y desagrado?

¿Y náusea y desprecio de sí y del compañero de placer?

Porque cuando la conciencia se despierta – y lo hace entre dos momentos febriles – no puede dejar de nacer este desprecio de sí…

rebajados como quedan uno y otro, a un nivel incluso inferior al de los animales.

Nota del traductor, (un sacerdote) con respecto a este tema:

la Iglesia admite la paternidad responsable, o sea, que cuando ya se es generoso en hijos, se pueden adoptar determinadas medidas para no concebir.

Pero que no sean medios artificiales como anticonceptivos, preservativos, etc.

Sino recursos naturales, como el de la regulación natura basada en los días infértiles de la mujer, etc.

Asimismo, el placer sexual únicamente como simple demostración de amor y desahogo pasional, dentro del matrimonio, es lícito.

Siempre y cuando se tengan en cuenta estas dos medidas antes mencionadas: ser generosos en hijos y no usar medios anticonceptivos artificiales.

Jesús continúa:

“NO FORNICARÁS”, está escrito.

Es fornicación gran parte de las acciones carnales del hombre, ni siquiera toco la cuestión de esas uniones inconcebibles, que son como una pesadilla…

Y que el Levítico condena con estas palabras:

TRIPLE SACRILEGIO: Como consagrado, como heredero del Padre y como hombre…

“Hombre, no te acercarás al hombre como si fuera una mujer”

Y también: “No te unirás a bestia alguna para no contaminarte con ella.

Y así hará la mujer.

Y no se unirá a ninguna bestia, porque es infamia” -.

Bien… he hecho alusión al deber de los esposos respecto al matrimonio; el cual deja de ser santo cuando por malicia, viene a ser infecundo.

Y ahora voy a hablar de la fornicación en sentido propio entre hombre y mujer:

Por recíproco vicio o por obtener dinero o regalos.

El cuerpo humano es un magnífico templo que encierra en sí un altar.

EL SEXTO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS

En ese altar debería estar Dios. Pero Dios no está donde hay corrupción.

Por tanto, el cuerpo del impuro tiene su altar desconsagrado y sin Dios.

Como quien se revuelca, ebrio, en el lodo y en el vómito de la propia ebriedad…

El hombre, en la bestialidad de la fornicación, se rebaja a sí mismo, viniendo a ser menos que un gusano o que el animal más inmundo.

Decidme – si entre vosotros hay alguno que se haya depravado a sí mismo hasta el punto de comerciar con su cuerpo, como se hace con cereales o animales…

¿Qué beneficio os ha reportado?

Poneos, poneos vuestro corazón en la mano… observadlo.

Preguntadle, escuchadlo, ved sus heridas, sus estremecimientos de dolor.

Y luego decidme, respondedme:

¿Tan dulce era ese fruto, que compensara este dolor de un corazón nacido puro…

FORZADO POR VOSOTROS A VIVIR EN UN CUERPO IMPURO?

¿A latir, para dar vida y calor a la lujuria, a irse consumiendo en el vicio?

Decidme:

¿Sois tan depravadas que no lloráis secretamente sintiendo una voz de niño que llama: “mamá” y pensando en vuestra madre…  

¡Oh mujeres de placer que habéis huido de casa u os han echado de ella;

para que el fruto podrido no destruyera con el exudado de su putridez, a los demás hermanos! 

¿Pensando en vuestra madre, muerta quizás por el dolor de tener que decirse a sí misma:

“He dado a luz a una persona que ha sido motivo de oprobio”?

¿Pero es que no sentís que se os parte el corazón cuando veis a un anciano cuyas canas le dan un porte solemne…?

¿Al pensar que sobre las de vuestro padre habéis derramado el deshonor, como barro tomado a manos llenas…?

¿Y junto con el deshonor ha tenido que recibir,  el menosprecio de su tierra natal?

¿Porque todos los que luchan por su perfección espiritual, conocen su desgracia, PERO NO LO COMPADECEN;

Cuando un niño no es amado, como lo que es: UN DON DIVINO para ser custodiado y que deberemos regresar al Creador, convertido en OTRO CORREDENTOR…

pues Juzgan que no supo educar a quién ha llenado de oprobio a TODA la familia?

¿Pero es que no sentís que se os retuercen las entrañas de doliente añoranza al ver la felicidad de una esposa?

¿O la inocencia de una virgen, teniendo que decir: “Yo he renunciado a todo esto… y nunca más volveré a poseerlo”?

¿Pero es que no sentís como si la vergüenza os arrancara la piel de la cara, al ver la mirada, voraz o llena de desprecio, de los hombres?

¿Pero es que no sentís vuestra miseria cuando tenéis sed de un beso de niño y ya no os atrevéis a decir: “Dámelo”…?

¡¿Porque habéis matado vidas en su comienzo?!

Vidas que habéis rechazado como peso fastidioso e inútil carga, vidas arrancadas del mismo árbol que las había concebido, arrojadas para estiércol.

Vidas que ahora os gritan: “¡Asesinas!”

¿Pero es que no teméis sobre todo, al Juez que os ha creado y que os espera para preguntaros y deciros:

“¿Qué has hecho de ti misma?

¿Para eso acaso, te di la vida? Pululante nido de gusanos, ¿Cómo te atreves a estar en mi Presencia?

Tuviste todo lo que para ti era dios: EL PLACER. 

¡Ve al lugar de maldición sin término”!

¿Quién llora? ¿Ninguno? ¿Decís: “ninguno”?

Pues mi alma va hacia otra alma que llora. ¿Para qué va hacia ella? ¿Para lanzarle el anatema por ser meretriz?

¡NO! Porque siento piedad por su alma.

Todo en Mí es repulsa hacia su sucio cuerpo, sudado por el esfuerzo lascivo.

¡Pero su alma…! ¡Oh! ¡Padre! ¡Padre!

¡También por esta alma Yo me he encarnado y he dejado el Cielo para ser su Redentor y el de muchas almas hermanas suyas!

¿Por qué debo no recoger a esta oveja que va descarriada y llevarla al redil?

Limpiarla, unirla al rebaño, sacarla a pastar,

Y darle un amor que sea perfecto como sólo el mío lo puede ser…

Tan distinto de los que tuvieron hasta ahora para ella nombre de amor y no eran sino odio.

Tan piadoso, completo, delicado, que ella ya no llore por el tiempo pasado o lo haga sólo para decir:

“Demasiados días he perdido lejos de ti, eterna Belleza.

¿Quién me restituirá el tiempo perdido?

¿Cómo gustar en lo poco que me queda cuanto habría gustado si hubiera sido siempre pura?

A pesar de ello, no llores, alma pisoteada por toda la libídine del mundo.

Escucha: eres un trapo asquerosamente sucio, pero puedes volver a ser una flor.

Eres un estercolero, pero puedes ser un jardín; eres un animal inmundo, pero puedes volver a ser un ángel.

Un día lo fuiste; danzabas en los prados floridos, rosa entre las rosas, fresca como ellas…

Y despedías fragancia de virginidad;

cantabas, serena, tus canciones de niña y luego corrías a donde tu madre, a donde tu padre,

y les decías: “Vosotros sois mis amores”.

Y el invisible guardián que tienen todas las criaturas al lado sonreía ante tu alma blanca-azul…

¿Y luego? ¿Por qué?

¡¿Por qué te has arrancado esas alas de pequeño inocente?!

¿Por qué has pisoteado un corazón de padre y de madre, para correr hacia otros corazones inciertos?

¿Por qué has consignado tu voz pura a embusteras frases de pasión?

¿Por qué has quebrado el tallo de la rosa y te has profanado a ti misma?

Arrepiéntete, hija de Dios.

El arrepentimiento renueva. El arrepentimiento purifica. El arrepentimiento sublima.

¿El hombre no te puede perdonar? ¿Ni siquiera tu padre podría ya hacerlo?

Bueno, pues Dios puede, porque la bondad de Dios no es comparable a la bondad humana.

21. El hijo le dijo: “Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo.”

Y su Misericordia es infinitamente más grande que la humana miseria.

Hónrate a ti misma haciendo, con una vida honesta, digna de honor a tu alma. Justifícate ante Dios no volviendo a pecar contra tu alma.

Hazte un nombre nuevo ante Dios. Eso es lo que tiene valor.

¿Eres vicio? Sé honestidad, sé sacrificio, sé la mártir de tu arrepentimiento.

Bien supiste martirizar tu corazón, para hacer gozar a la carne.

Sabe ahora martirizar la carne, para darle a tu corazón una eterna paz.

Ve. Marchad todos, cada uno con su peso y con su pensamiento, y meditad.

 Dios espera a todos y no rechaza a ninguno que se arrepienta.

¿Que el Señor os dé su luz para conocer vuestra alma! ¡Adiós!

Muchos se marchan en dirección al pueblo.

Otros entran en la habitación.