Archivos de etiquetas: placer

N204 VIVIR EL AMOR


Octubre 24 de 2017

Tenéis ahí los pueblos de Sodoma y Gomorra, el máximo ejemplo de Traición hacia Mí

No os imagináis Mis pequeños, con cuánto Amor os he llevado, os he tomado, os he permitido vivir. Soy el Amor Increado, Soy el Todo Amor.

Vosotros en la Tierra, tenéis en vuestra madre el ejemplo del Amor. En la mayoría de los casos, amáis a vuestra madre porque ella os llevó en su seno, os alimentó, os cuidó.

Os enseñó tantas cosas bellas desde pequeñitos. Tenéis bellos y gratos recuerdos de vuestra madre.

Pues Yo vuestro Dios, supero por mucho, el Amor que le tenéis a vuestra madre.  NO lo constatáis, porque NO Me habéis buscado, porque NO habéis sabido apreciar todas las cosas que tenéis a vuestro alrededor y que NO se dieron por casualidad.

Yo las creé pensando en cada uno de vosotros, las creé para vuestro bien, las creé con toda la Delicadeza de Mi Amor para el hombre. Soy el Todo Amor.

A lo largo de vuestra existencia, habéis tenido muchos gratos recuerdos de personas que os han amado y de personas a las que vosotros habéis amado.

El Amor viene de Mí, el Amor os hace crecer, el Amor os da esperanzas, el Amor os da un modo diferente de ver la vida y de soportar muchas cosas feas que se dan a vuestro alrededor. Cuando realmente vivís el Amor, escaláis alturas terrenas, os sentís diferente, hasta parece que pudierais volar.

Todo lo veis en diferente forma, en otra perspectiva, porque se abren vuestras potencias del alma.

Yo os he dicho muchas veces, que las potencias de vuestra alma son infinitas, porque cuando vuestra alma se une a Mí vuestro Dios y Creador, tenéis capacidades infinitas que NO conocéis…

Y que todavía NO habéis desarrollado porque el Pecado Original las anuló, las limitó, NO las ha dejado crecer.A vosotros os creé para amar y ser amados.

Todo lo que Yo creé, fue hecho con Amor. Con una intención específica que al ver todo lo creado para vosotros, Me lo agradecierais, lo gozarais y lo cuidarais.

Toda la Creación era vuestra pertenencia, Yo se las di a vuestros Primeros Padres y toda la Creación tenía también esa orden; de que os cuidara, que os alimentara, que os hiciera gozar…

Y juntos, vosotros con la Naturaleza, Me cantarais alabanzas y alegrías a Mí, vuestro Dios y Creador.¡Cuántas bellezas se han perdido! Porque Satanás afectó esa vida bellísima, esa vida que os llevó hacia la muerte por el Pecado Original.

Satanás, en su Envidia extrema, hizo caer a vuestros Primeros Padres y todo se anuló.

Lo que era bueno se hizo malo. Ella que os debía proteger, se volvió contra vosotros y vosotros contra ella.

Ya NO vivís en amistad con la Naturaleza, ahora os tenéis que cuidar contra ella. Todo era bueno. Los mismos insectos, animales, mamíferos, aves, aguas, volcanes, TODO era bueno.

NO debían hacerle daño al hombre y el hombre cuidaría de todas las bellezas que le rodeaban y que le cuidaban.

Ciertamente, fueron vuestros Primeros Padres los que cayeron en el Error y en el Engaño de Satanás.

Pero vosotros como descendientes de ellos, seguís afectando a lo que Yo creé para vuestro bien. Satanás os sigue Engañando y os ha creado una enemistad muy fuerte con la Naturaleza que os rodea.

Os he dicho que todo vive, aún el Reino Mineral, el cual creéis que porque no se mueve, no vive…

Y estáis en un error. TODO vive y vive en Mí. Y todo se está volviendo contra vosotros.

El mismo Satanás sabiendo esto, en su Maldad.Y por ser el Príncipe de este Mundo, con el poder que tiene todavía, está aprovechando este Dolor de la Naturaleza contra vosotros…

Para acrecentarlo y volverlo contra vosotros, ya que NO supisteis cuidar, lo que Yo os di.

Ciertamente, NO sólo hay enemistad entre los hombres, sino entre los hombres con los animales, los hombres con el Reino Vegetal…

Cuando éste debiera daros alimentos, cuidados; ahora se han vuelto ponzoñosos los frutos de muchas plantas y su veneno os puede llegar a matar.Y así NO estaba pensado en un Principio.

Yo no creo la maldad, Yo creo el Bien, Yo creo la Perfección. TODO lo hago por Amor y en el Amor, no debe haber error.

Pero fue el Pecado de vuestros Primeros Padres, lo que hizo que todo se volviera contra el hombre y el hombre, contra lo creado.

Ciertamente, os debéis arrepentir ante Mí vuestro Dios, por todos los errores cometidos por el hombre desde un Principio…

Adam and Eve

Pidiendo perdón desde el Primer Error, causado por vuestros Primeros Padres, Adán y Eva.

Pedid por ellos, Amadles. Cometieron un error, pero vosotros sois sus descendientes…

Y ese error ha causado mucho Dolor a lo largo de los siglos y seguís padeciendo ese error y los dolores que se causan por ello.

NO podéis señalarlos como si vosotros fuerais inocentes.

CINISMO IGNORANTE Y MORTAL

 Satanás os ha hecho caer muchas veces a lo largo de vuestra existencia, en el mismo pecado, con el que vuestros Primeros Padres cayeron…

Y éste es el de la Traición, el de la desobediencia, el darMe la espalda.

¿Cuántas veces no habéis vosotros pecado? Y al pecar, Me estáis traicionando.

Estáis traicionando Mi Amor, estáis traicionando las expectativas que Yo tenía para con cada uno de vosotros.Yo veía al género humano cómo caía y caía tantas veces y eso fue haciendo que fueran disminuyendo en su espiritualidad, en su convivencia Conmigo a tal grado,

De que llegaron a caer en una putrefacción espiritual.

 Tenéis ahí los pueblos de Sodoma y Gomorra, el máximo ejemplo de Traición hacia Mí…

Llenándose del pecado a donde Satanás los llevaba. Cometiendo los más horripilantes pecados, para hacerMe llorar de Dolor, al ver la degradación del hombre.  Entended Mis pequeños, que Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios y así como a vosotros os duele ver a un hijo que cae en los vicios, que cae en maldades tan horripilantes…

También, vosotros lloráis ese dolor que os causan vuestros hijos.

Ciertamente estos dos pueblos Sodoma y Gomorra, pueblos depravados, pueblos satanizados, pueblos traicioneros, los amaba Yo.

Eran Mis hijos, fue Mi Creación. Pero Satanás los llevó a que se trataran peor que animales.Satanás ya vivía en ellos, YA NO eran seres humanos, eran Demonios.

Y por eso, mandé su destrucción.

Ya NO Me amaban y Yo lloraba por ese Dolor tan grande que Satanás Me causaba,

al ver a Mis hijos en una depravación tal, principalmente porque se llenaron de la Maldad de Satanás.Sois Mis hijos todos vosotros, estaMos a muchos años después de la destrucción de Sodoma y Gomorra…

Pero bien sabe Satanás lo que Me duele ver a Mis hijos, a Mi Creación que sois todos vosotros, otra vez llevados por Satanás a volverMe la espalda, a degradarse, a volverse nuevamente Demonios.

Va destruyendo Mi Creación, os va llevando a tantas aberraciones y ya no sois lo que Yo creé en vosotros… 

Yo creé hombre y mujer…

Y Satanás os ha llevado a creer en aberraciones satánicas, 

porque eso mismo pasaba en Sodoma y Gomorra, YA NO eran hombre y mujer. 

Lo que está sucediendo ahora, no es nuevo.

Satanás ya lo había causado en ésos tiempos y en todos los tiempos en menor grado.Antes fueron pueblos enteros que se satanizaron.

Posteriormente solamente eran en algunos lugares, en algunos pueblos, en unos grupos humanos.

Ahora os está llevando otra vez, al satanismo, en donde os va quitando todo lo que sois: ya NO sois hijos de Dios, os volvéis hijos de Satanás.

Ya NO seguís Mis Mandamientos, seguís los de él, que son muy contrarios a lo que Yo os di.NO os lleva a vuestra santidad de vida. Os lleva a una muerte segura, a una vida satánica, a una vida de error.

Un alma así, NO puede entrar al Reino de los Cielos, NO sois lo que Yo creé.

El mismo Satanás ha manipulado a vuestros gobernantes, a todos los pueblos de la Tierra, para que se confabulen en llevar este error satánico al máximo…

Todo ha sido afectado, la Obscuridad y la Maldad os rodean.A ratos, hasta dudáis de vosotros mismos.

Especialmente, cuando veis que el Error se va aumentando y vosotros os sentís apartados y por estar en el Bien, se os ataca.

NO Mis pequeños, estáis bien los que Me amáis, estáis actuando correctamente cuando seguís Mis Mandamientos y respetáis Mi Creación.

Respetáis vuestro cuerpo, cuando hacéis crecer vuestra alma, cuando seguís la Sabiduría que Mi Hijo os dio.Estáis bien, estáis actuando correctamente cuando os dejáis guiar por Mi Hija la Siempre Virgen María.

Cuando dejáis que los Santos Ángeles os cuiden y permitís que os vayan cuidando de toda la Maldad de Satanás, que siempre habrá en vuestro camino.

Ciertamente NO puedo permitir que esto siga así, por el bien de aquellos que Me aman, de los que quieren estar Conmigo, de aquellos que buscan vivir en Mi Amor y en la Perfección en la que fuisteis creados.

Todo aquello que se salga de lo que es Mi Perfección, NO viene de Mí y será quemado, será arrojado al fuego.

Pero ciertamente hay almas débiles y esto porque NO Me han buscado, NO han puesto su confianza en Mí vuestro Dios.Y debéis ayudarlas con vuestra Oración a que NO caigan en los errores de Satanás.

Estas almas débiles, lloran, se asustan, NO saben qué hacer y debéis ayudarlas.

Ciertamente NO las conocéis, pero están ahora ya en vuestro corazón y os pido por ellas.

Pedid: “salvadlas, no dejéis que Satanás las destroce, las engañe, las lleve por caminos erróneos, en donde ya no tengan salvación”.Mucha Maldad estáis viendo a vuestro alrededor, pero los que están Conmigo, NO son de este Mundo, NO se ensucian, lo ven todo de lejos.

Oran por los que están mal, pero NO se corrompen con aquellos que ya se han satanizado.

Si a vosotros os duele ver esto que está sucediendo a vuestro alrededor muy cercano a vosotros, en vuestro mundo.

Imaginad cómo Me duele a Mí vuestro Dios, que os creé a cada uno con todo Mi Corazón, con todo Mi Amor, con todo el deseo de que crecieran en Mí, en Mi Amor, en Mis Virtudes

Y ahora son todo lo contrario, porque se dejaron vencer por Satanás.Manteneos pues firmes, en lo que sois: hijos de Dios, llenos de Mi Amor, llenos de vida santa.

Sois pocos, pero Yo estoy con vosotros y vuestra Oración es poderosísima cuando intercedéis por ellos, con un corazón lleno de Mi Amor.

Cuando pedís así Mis pequeños, con un deseo grande de salvar a vuestros hermanos, porque así lo sentís y así lo vivís, los Milagros se logran.

 ¡Estos son tiempos de grandes Milagros!, NO veáis estos tiempos solamente como de destrucción, de maldad, de lucha, sino de grandes Milagros,En donde vuestras donaciones, vuestra oración, vuestra vida íntima Conmigo, ayudarán a infinidad de almas en su salvación eterna.

¡Cuánto error ha diseminado Satanás! Y ese error, les costará la vida eterna a infinidad de almas.

Todas las almas han tenido su oportunidad de venir a Mí, de escoger entre el Bien y el Mal.

NO Me escondí para nadie, Me di para todos, Mi Hijo se dio por todos, pero la salvación es individual, es simple, ¿Me amáis o no Me amáis?

¿Estáis Conmigo o Me estáis traicionando?NO hay medianías, NO hay dudas, sois Conmigo o estáis en Mi Contra.

Sois almas sencillas, almas de niño, almas que NO pueden vivir sin Mi Amor y sin Mis Cuidados

O sois almas soberbias, almas que os creéis superiores a Mí y que, por haber escogido un camino diferente, donde os creéis dueños de vuestra vida, de vuestra existencia, de vuestros actos.

Os hacen creer que sois superiores a Mí y NO LO SOIS. NO os engañéis Mis pequeños.Satanás os ha llenado de esa soberbia, para que NO vengáis a Mí y vengáis como lo que realmente sois, una nada.

Sí, Mis pequeños, NO sois nada si NO estáis Conmigo, los que se han dado cuenta que son nada, encontraron el camino de la humildad, de la sencillez que Mi Hijo os enseñó

y ahora, son grandes ante Mis Ojos, porque, en estos tiempos, de los más difíciles de la historia, escogieron vivir Conmigo.

Hubo tentaciones de diversas índoles, Satanás os puso muchas tentaciones, os facilitó el camino para el pecado, pero NO caísteis en sus mentiras, porque estabais refugiados en Mi Corazón.Me pertenecéis y eso es lo que os hace grandes ante Mis Ojos y hacéis crecer Mi Corazón, porque vuestras pequeñas almitas, se dejaron abrasar por el Fuego de Mi Amor.

Me pertenecéis y os voy a cuidar, como vosotros cuidasteis Mi Nombre y Mi Amor entre los hombres.

No os acobardasteis, a pesar de que erais atacados por aquellos que se habían satanizado, por aquellos que en soberbia, se creyeron mejores que vosotros.

Sois Míos, estáis con el Creador, NO estáis con el perdedor, NO estáis con aquél que Me traicionó y que habita en las Tinieblas.Vosotros sois Luz ante los hombres, sois Luz ante las Naciones; sois ahora Luz, lo mismo que seréis cuando lleguéis a Mí, en el Reino de los Cielos.

Brillaréis por vuestras Virtudes, brillareis por vuestro amor hacia Mí, os reconocerán las otras almas, porque en estos tiempos difíciles, NO os dejasteis vencer por el Mal.

Os amo, Mis pequeños, estáis en Mi Corazón, NO dudéis, Yo Soy vuestro Dios y Venceremos.Yo os Bendigo ahora y por siempre, en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espíritu de Amor y Vivificador.

Mí Santa Hija, la Siempre Virgen Maria, os cuidará y os guiará para aplastar la cabeza de la serpiente del mal. Dejaos llevar por Sus Palabras de Amor y Salvación. Su ternura es excelsa.

Hijitos Míos, ¡Cuánto os amo!

Yo os amo y os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en del Amor de Mi Santo Espíritu.http://diospadresemanifiesta.com/

F76 EL MUNDO DEL AMOR


Octubre 18 de 2017

Hijitos Míos, con esta Purificación, que ya tenéis encima, lo que voy a premiar, es la fidelidad a Mi Amor.

Sí, Mis pequeños, os he dicho tantas veces que estáis en terrenos de Satanás. El Príncipe de este Mundo es Satanás y vinisteis a la Tierra a cambiar a este Mundo de Maldad, en un Mundo de Amor.

Pero Satanás os convence, Satanás os tienta, Satanás os separa de Mí, que Soy el Amor Infinito, El Amor Increado.

Os he enseñado a amarMe, os he enseñado a amar todo lo que he creado, os he enseñado a que os améis los unos a los otros, os he enseñado que tenéis un futuro de Amor Conmigo, vuestro Dios.  Mi Santísima Trinidad os ha llevado hacia ese Mundo de Amor. Yo como Padre, en el Antiguo Testamento, Mi Hijo en el Nuevo Testamento, Mi Santo Espíritu guiándoos para entrar a este Nuevo Mundo que se os dará: el Mundo del Amor.

Pero vosotros, una gran mayoría de vosotros, NO habéis respondido a este Llamado, al Llamado del Amor, al Llamado de la Vida Divina.

Sí Mis pequeños, Mi Vida Divina es el Amor, Yo Soy el Amor.

Fuisteis creados por Mí en el Amor, para que os criarais y lo pudierais tener por siempre, eternamente. Y Satanás si os dais cuenta os bajó de ese pedestal altísimo, en el que están las almas que se han llenado de Amor; en vez de manteneros ahí como el Hijo Pródigo, que ya vivía en ese Mundo Divino.

Él vivía en el Palacio o sea en el Cielo, quiso bajar. Bajó a la Tierra y se ensució. Así estáis vosotros, Mis pequeños.

Las almas se deben mantener en Mí, fuisteis creados en una posición altísima, el Mundo os ensucia, pero Yo os devuelvo junto con Mi Hijo, con lo que Él hizo por vosotros, el Estado de Gracia.

Y os vuelvo a hacer Mis hijos, para que regreséis de nuevo a donde pertenecéis, que es el Reino de los Cielos.¿Por qué os bajasteis de ahí Mis pequeños, de ese nivel tan alto en que os había puesto?

Os atrae el Mundo, os atrae el pecado y con ello Me dais la espalda, Me estáis traicionando y NO estáis buscando los bienes del Cielo.

Esto os lo digo Mis pequeños, para que os deis cuenta de la fuerza satánica sobre vosotros.

Os creéis a veces muy fuertes, muy poderosos sobre las fuerzas de Satanás y hasta hacéis chistes sobre ello y sois muy tontos, Mis pequeños.No os dais cuenta y os lo he explicado antes, que continuamente os defiendo contra las fuerzas satánicas.

Satanás Me tiene que pedir permiso para poder tentaros y él os pone infinidad de posibilidades de caída espiritual.

Pero Yo NO permito que lo haga con todo su poder…

NO sobreviviríais, Mis pequeños.Es una mínima parte de él, lo que le dejo actuar sobre vosotros.

NO soportaríais todo el peso de su maldad en un ataque frontal contra vosotros.

Os burláis de él, como si fuera cualquier cosa y os sentís poderosos.

Y NI siquiera estáis junto a Mí, ni siquiera vivís en Estado de Gracia, ni siquiera vivís para Mi Amor y aun así os creéis más poderosos que él…  

Ya os he dicho que en estos tiempos, viviréis la Fuerza Total de Satanás y aquellos que NO se unan a Mí, a Mi Amor.

Que NO se protejan con Mi Gracia, que NO vivan bajo Mis Mandamientos…

NO SOBREVIVIRÁN A SU ATAQUE.

 La Lucha será tremenda, Mis Potencias son inmensas; pero debéis estar Conmigo, para que Mis Potencias, Mi Amor, os protejan.Tenéis una Prueba muy fuerte que habréis que pasar y especialmente vosotros, los que NO estáis Conmigo.

Ciertamente y os habéis dado cuenta los que estáis Conmigo, que habéis pasado múltiples momentos difíciles en vuestra vida, en donde os he ido acrisolando.

Las almas que entrarán al Reino de los Cielos, son almas que realmente Me aman. Son almas que pasaron la prueba en las múltiples ocasiones en las que os puso Satanás en esas situaciones difíciles en las que pudisteis haberMe traicionado.

HaberMe dado la espalda o haber seguido al Enemigo, pero os mantuvisteis Conmigo.

Aceptasteis las pruebas, ofrecisteis vuestros dolores, lograsteis vencer las tentaciones de Satanás, ya que él se aprovecha de ésos momentos de prueba y os trata de hacer la vida más fácil para que le sigáis.

 Pero vosotros pudisteis con Mi Gracia, defender vuestra alma, defender vuestro amor hacia Mí, defender la vida espiritual que Yo os di.

 Y que aunque ciertamente hayáis caído en pecado muchas veces, os seguís manteniendo Conmigo, confiados en Mí, en que Yo Soy vuestro Dios y que sin Mí, NO sois nada.

Mis pequeños, las Pruebas se vienen muy difíciles, pero esto es para los que NO están Conmigo.Os he dicho a vosotros los que ya habéis pasados muchas pruebas, que ya habéis sido acrisolados:

Sufriréis un poquito más, para que quedéis limpios, para que podáis entrar a ésos Cielos Nuevos, Tierras Nuevas, Vida Nueva, que Yo os daré.

Serán momentos de éxtasis, momentos angelicales, momentos de un Amor Infinito.Conoceréis lo que es el Verdadero Amor, Puro y Santo:

Conoceréis la Vida de Cielo, aún viviéndola en la Tierra.  Se os darán tantos regalos, porque seréis esas almas en las que pude confiar y NO Me fallasteis.

Gracias os doy desde ahora Mis pequeños, porque os mantuvisteis firmes en los regalos espirituales que os di.

Y especialmente por el amor hacia Mí, Mis pequeños.

¿Cuándo entenderá esta pobre humanidad, que el Amor lo es todo? Si vivís en el Amor, si tenéis Mi Amor, Me tenéis por completo; porque todo, TODO, todo vive en el Amor.

Los que ya bajasteis y cumplisteis una misión en la Tierra, os habéis dado cuenta múltiples veces, cómo Mi Amor os ha defendido, cómo os ha sacado de problemas.

Cómo os ha hecho crecer en lo espiritual, cómo os habéis unido como hermanos, cómo os habéis mantenido Conmigo.

Es el Amor Mis pequeños, ES EL AMOR DIVINO EL QUE ACTÚA en cada uno de vosotros. Pero NO lo habéis todavía, apreciado NI vivido como es… Y ese es uno de los principales Regalos que le tengo reservado a aquellas almas que Me han sido fieles.

Lo conoceréis y lo viviréis. Mi Amor, os hará inmensamente felices, Mis pequeños.

Estad pues muy alegres, muy contentos, de que estáis Conmigo. NO penséis en los momentos difíciles que tendréis que pasar, para llegar a ese final tan bello, tan grande, tan lleno de Dios.

Os daré un deseo grande de vivir en Mí. Las almas que han sido tocadas por Mi Amor, YA NO PUEDEN VIVIR SIN ÉL…

Es más, desean ya estar Conmigo, morir para Mí.

Los cristianos verdaderos estamos de acuerdo con este ateo… SOMOS PÁJAROS ENJAULADOS EN ESTE MUNDO… Y DESEAMOS VOLAR ESPIRITUALMENTE HACIA LA ETERNIDAD… 

Dejar este Mundo, dejar este cuerpo que aprisiona vuestra alma. Quieren que su alma vuele hacia Mí y Me goce.

Falta poco Mis pequeños, falta poco, manteneos firmes. PedidMe que ya se dé esta última Prueba y que la podáis pasar, como habéis pasado las anteriores.

¡Es tanto Mi Amor por vosotros! Que, así, como vosotros Me deseáis, que ya deseáis que Yo esté con vosotros, el deseo es mutuo.

Yo, con vosotros y vosotros Conmigo, eso es lo que hace el Amor Mis pequeños, una unión filial.

PedidMe que en ningún momento os apartéis de Mí. PedidMe que sepáis apreciar todavía más, la vida espiritual que os he prometido.

PedidMe que Mi Amor crezca inmensamente en vosotros… Y así tendréis una gran defensa contra Satanás y sus Huestes.

NO TEMÁIS, aun a pesar de que estéis enfrente de Satanás, NO temáis.Él Me verá y sabe que NO puede hacerle nada a un alma a la cual estoy protegiendo Yo.Os Bendigo, Mis pequeños, os llevo en el corazón, manteneos firmes en esa vida espiritual que habéis escogido.

Y sobre todo, con esos deseos grandes que tenéis de algún día verMe Cara a cara y de gozar Conmigo eternamente.

Yo os Bendigo Mis pequeños, os llevo en Mi Corazón. Amaos los unos a los otros, os lo pidió Mi Hijo.Bendecid estos momentos en vuestra vida y agradecedMelos, son momentos de Gloria.

Os amo, os amo, Mis pequeños, y dejadMe ser vuestro Dios en vuestra vida, en total libertad.

Gracias y os bendigo en Mi Santo Nombre y en Mi Santísima Trinidad.  

http://diospadresemanifiesta.com/

¡AY! ¡AY! ¡AY!


03 DE NOVIEMBRE 2017

Amado Pueblo Mío:

Mi Bendición constante sobre ustedes les facilita el camino, les lleva a percibir ese Amor mío que les llama y les reconforta, les ampara y les previene.

Tienen que vivir de la Verdad de Nuestra Palabra, tienen que vivir apegados a la Sagrada Escritura y ser cumplidores de cuanto Mi Padre ha dado como Norma de vida para Sus hijos y para que se mantengan seguros de que NO transitan caminos equivocados.

No es el cuerpo el que les salva, ES el vivir siendo cumplidores de nuestra Voluntad.

Nuestra Voluntad es Amor, constante Amor que NO se detiene, sino se mantiene produciendo continuas Obras de Amor Divino a favor de los hombres. El Amor NO se detiene, siempre produce mayores beneficios para quienes ama.

Es como la Verdad, produce constantemente más verdades en cuanto más actos y obras en Nuestra Voluntad ejecuta la creatura.

Pero para que sean repetidores de Nuestro Amor y de Nuestra Verdad, tienen que conocer a profundidad la Sagrada Escritura para que NO les confundan y extravíen el sendero.

Para llegar a Nuestra Casa existe un solo y único camino, NO encontrarán atajos ni preferencias…

Y ese único camino se llama Obediencia y cumplir los Mandatos Divinos, Cumplir el Mandamiento del Amor y ser en todo instante verdad.Algunos dicen ser Nuestros hijos viviendo una vida para nada espiritual, sino una vida de una falsa religiosidad que NO les lleva a penetrar en Nuestra Palabra, en Nuestro Misterio de Amor.

Acuden a la Celebración Eucarística los días domingos, se confiesan cada semana y repiten las mismas faltas sin propósito de enmienda.

Viven una cómoda vida religiosa, que NO les afecta en nada dentro de sus comodidades y satisfacciones humanas, las que les mantienen dentro de su satisfactorio círculo social.

Estos hijos Nuestros NO saben de sacrificio, de entrega, NO aspiran a un mayor acercamiento con Nuestra Trinidad Sacrosanta, NO se afanan por ascender y desapegarse de lo mundano ni de sus gustos ni de sus placeres.Amado Pueblo:

Este Instante es el culmen del cumplimiento de las Revelaciones que mi Madre ha dado a ustedes en varias partes del Mundo.

No tienen que esperar un mañana para cambiar, tienen que hacerlo de “ipso facto”.

Ustedes piensan y se aferran a la idea de que son un cuerpo. NO desean llegar a encontrarMe para que vivan la libertad y la bienaventuranza.

Permanecen absortos en lo económico, en los alimentos, en los placeres humanos; por ello NO son conscientes de que el cuerpo, aunque es Templo de Mi Espíritu Santo, es finito.  Deben penetrar en mi Luz para que sean conscientes y sean capaces de mantenerse fuera de la distracción de lo mundano.

Amado Pueblo Mío:

Si NO se arrepienten verdaderamente de sus actos pecaminosos, de sus ofensas a Nuestra Casa, de los dolores causados a Mi Madre Santísima y de los instantes en los que han herido a sus hermanos causándoles gran dolor…
Si NO se arrepienten de la mezquindad en la que han vivido…
Si NO se arrepienten de incumplir los Mandamientos y de incumplir los Sacramentos, de NO ser hijos de las Bienaventuranzas NI ser amantes de las Obras de Misericordia NI de penetrar en la Sagrada Escritura…   Verdaderamente vagarán de un lugar a otro, pero NO podrán comprender Mi Palabra NI ascender espiritualmente.

Cada uno de los que viven sin mirar y sin divisar la Vida Eterna serán los que continuarán con la conciencia enfocada en lo mundano, en lo material y en el “ego” propio.

Cada uno grita en el desierto de su propia ignorancia si NO conoce y se adentra en Mi Palabra.

Quien NO Me conoce a profundidad sin falsas interpretaciones, vaga, se agita, se limita, Me mal interpreta y se entrega a lo que NO es Mi Voluntad porque le engañan fácilmente.Amado Pueblo Mío, retorna al silencio interior, arrepiéntanse de verdad, arrancando con fuerza lo que NO les permite entregarse a Mi Voluntad.

Deben mantenerse fuera de las distracciones que el Enemigo y la voluntad humana les llevan a apetecer para que NO caminen con conciencia.

Tengan presente que a ustedes les hablo de estas cosas, a ustedes que continúan luchando contra el ego humano y contra el Enemigo del alma y luchando en contra de cuanto les llega de fuera y NO es Mío.

Les hablo de estas cosas las que sus hermanos, los que NO han deseado conocerMe NO comprenden y por ello le dan falsas interpretaciones a lo que NO logran comprender.En Mi Pueblo existen diferentes creaturas, miro a unos hijos Míos que se acercan a Mí por curiosidad, estos NO comprenden Mi Palabra NI Mi Verdad, sino viven a su conveniencia; pero están prestos a la crítica, a la ofensa y al juicio.

Otros que se acercan tienen sus sentidos limitados, “tienen ojos pero no ven, oídos pero no escuchan” (Sal 115,6), boca pero no pueden hablar de Mí.

Estos rápidamente se alejan envueltos en críticas porque NO quieren compromiso, por lo que NO logran penetrar en la realidad de esta explicitación de Mi Palabra.

Otros, ignorantes de la Sagrada Escritura, NO logran que sus sentidos se acerquen a Mi Verdad porque viven apegados a la carne y a lo mundano, a su ego humano.

 NO se permiten a sí mismos conocerMe y ascender, son criaturas duras de corazón y causan gran división.

Ustedes Pueblo Mío, tienen que mirar más allá de donde sus ojos miran, sentir más allá de lo que los sentimientos humanos sienten…

NO viven en una habitación cerrada por paredes gruesas viviendo una realidad y mirando la limitación de esas paredes.

Ustedes viven en la Tierra, para que aspiren a Mi Casa, para que salgan de la ignorancia porque NO han obedecido en adentrarse en la Sagrada Escritura. Por ello continúan como mendigos de amor alimentándose de migajas.

Pueblo Mío:

El materialista actúa en un acto reflejo hacia todo lo que le satisface ese materialismo…

El egoísta piensa solo en él y NO en los demás…

El insensible puede mirar lo más doloroso y NO reacciona porque no posee un corazón de carne.USTEDES TIENEN QUE SENSIBILIZARSE SI DESEAN SER MÁS ESPIRITUALES.

Cada uno de ustedes tiene que ser un ángel en la Tierra para que compartan la santidad con sus hermanos, ya que algunos de los que aún teniendo ojos NO Me miran,

Son así porque son como los que pretenden mirar el sol con los ojos del cuerpo cerrados.

Los que NO se adentran en Mi Voluntad NO Me pueden mirar porque NO actúan NI obran a Mi Manera…Y por ello critican constantemente, debido a que NO pueden entender lo que NO les es afín a ellos.

Amado Pueblo Mío, las Pruebas en el orden de la Naturaleza continúan…

Y las necedades humanas continúan llevando a padecer gran cantidad de inocentes a causa de mentes  endemoniadas.

Ustedes deben ser conscientes de que SI se alejan de Mí, si me desconocen y se alían a las Hordas de Satanás…  Éste les llevará a actuar y obrar dentro de pecados inimaginables por el hombre.

En este Instante existe cantidad de creaturas poseídas por Satanás, declarando la Tierra en poder del Mal, infiltrándose en Mi Cuerpo Místico para esparcir el Mal…

Para desviar los Mandatos Divinos y extender a complacencia del hombre mundano Nuestra Palabra Divina, cometiendo de esta manera grandes aberraciones y herejías.

“NO PUEDEN SERVIR A DOS SEÑORES”(Mt. 6,24), HIJOS, COMPRENDAN ESTA VERDAD:

“NO PUEDEN SERVIR A DOS SEÑORES”(Mt. 6,24).

NO miran que existen quienes desean mantenerles en la necedad, en la ceguera espiritual, en la ignorancia espiritual y se adentraron en Mi Cuerpo Místico desde arriba…

Y ahora se encuentran desviando a Mi Pueblo, al que amo para entregarlo a la perdición, al libertinaje.  Y así ENTREGARLE  MIS HIJOS AL MAL,

COMO UN GRAN BOTÍN GESTADO DENTRO DE MI MISMO CUERPO MÍSTICO.

ES EL INSTANTE DE LOS ¡AY! (Apoc. 8,13)…

Hijos, el hombre NO se detendrá y continuará utilizando el armamento que ha creado para destruir gran parte de la Humanidad. Esta es la gran locura del hombre en contra del hombre.Es la locura de la Humanidad que vive sin Mí. Es la locura de esta generación que acepta cuanto les mencionan sin reflexionar, ya que actúan como robots de sus máquinas que les absorben en todo aspecto.

NO Llegaré sin que antes acontezcan las Purificaciones a las que la Humanidad debe enfrentarse por tanta desobediencia y que el hombre ha generado para sí mismo.

Mi Iglesia se encuentra en Caos.

La División que el Mal ha introducido en Ella NO la lograrán reparar hasta que se cumplan las Revelaciones de Mi Madre, Las que han anunciado Gran Dolor a mis hijos si NO obedecían.

Por ello les invito a Orar y Reparar por Mi Iglesia,

NO esa Iglesia que imaginan y señalan fuera de ustedes, sino por ustedes mismos que se adhieren a lo que NO es Mi Voluntad.

Oren hijos Míos, oren por Corea del Norte, será flagelada y flagelo a la vez.Oren hijos Míos, oren por Estados Unidos, la Aberración dentro de esa tierra demanda purificación.

La Costa Oeste Padece y la Tierra en esta Nación será estremecida fuertemente.

Oren hijos Míos, oren, Volcanes Dormidos Despiertan causando el padecer a la Humanidad, los hombres llorarán ante el impedimento para regresar con los suyos.

Oren hijos Míos, oren por Dinamarca, será flagelada.La Tierra se estremece de Norte a Sur, de Este a Oeste.

Fenómenos Naturales NO encontrarán explicación científica NI afirmarán la causa sobrenatural que los produce.

Amado Pueblo Mío:

COMO MI PUEBLO LES PROTEJO,

SON USTEDES QUIENES DESPRECIAN MI PROTECCIÓN.  El amarles NO es permitir que evadan la responsabilidad por los errores cometidos como Humanidad.

Perdono y amo, amo y perdono; siendo el hombre el que debe acercarse a Mí y acceder a cumplir los requisitos indispensables para alcanzar el ser merecedores de la Vida Eterna.

NO DEPRECIEN A MI MADRE, NO LE CAUSEN DOLOR…

Mi Amor palpita por ustedes. Yo les protejo con Mi Sangre Preciosa, les Bendigo.  

Su Jesús

Comentario del Instrumento
Hermanos:
ES EL INSTANTE DE DEFINIRNOS,

 “NO PODEMOS SERVIR A DOS SEÑORES” (MT 6,24) .
Es el Instante de arrepentirnos de los dolores causados a la Madre Santísima y de los instantes en los que hemos herido a nuestros hermanos y reparar ante Dios y ante el hermano…

Es el instante de arrepentirnos de la mezquindad en la que hemos vivido incumpliendo, El Mandamiento del Amor a Dios y al prójimo.Esto porque el hombre no ha sabido amarse a sí mismo para amar a los demás…

Es el instante de arrepentirnos por NO ser hijos de los Sacramentos, de las Bienaventuranzas NI ser amantes de las Obras de Misericordia…

Es el instante de hacer conciencia de la necesidad de penetrar en el conocimiento de la Sagrada Escritura y llevar a la práctica cuanto Ella nos dicta…

Es el instante de expandir nuestra mente… y saber decir. “Sí, sí, o No, no”(Mt 5, 37)…

ES EL INSTANTE…. Amén.

https://www.revelacionesmarianas.com/

EJÉRCITO VICTORIOSO V


HORAS NOCTURNAS DE REPARACIÓN

Pasos:

I. Coronilla del Amor

II. Meditación de la Hora Nocturna. (Una por día)

III. Oración final (ver al final la última oración)

IV. TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD (Complemento poderosísimo de Protección)

 CORONILLA DEL AMOR

En las cuentas del rosario. En las cuentas grandes:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; sed nuestro amor y salvación.

En las cuentas pequeñas (10 veces):

Jesús, María y José os amo. Salvad almas. Salvad a los consagrados.

Al final del rosario, repetir tres veces:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; haced que os ame cada vez más.

II MEDITACIÓN DE LAS HORAS NOCTURNAS

DÍA DÉCIMO SEGUNDO

12. Reparad por las almas que se dejan seducir por las siete hijas de Satanás: los Pecados Capitales.

Hijo mío: premiaré vuestro sacrificio. Pagaré vuestro desvelo de amor. Os llevaré a una de las moradas de Mi Reino. Os ceñiré una corona de rosas por haber sido fiel a las horas nocturnas de reparación. Reparación que habrá de extenderse al mundo entero. Reparación que antepondrá el Triunfo de los Sagrados Corazones. Reparación que destruirá los planes maléficos de Satanás.

Reparación que os borrará pecados del libro de vuestras vidas.

Así es pues amado mío que no escatiméis en vuestro tiempo para prodigarme alivio a mi Corazón sufriente, porque muchos de mis hijos han caído en las redes oscuras de los pecados capitales. Pecados que deforman el alma, pecados que manchan el corazón, pecados que son gangrena para el espíritu, pecados que llevan a la muerte eterna.

Alma reparadora que estáis en vela, que estáis con vuestro corazón abierto, que estáis dispuesto en consolar mi Sagrado Corazón: venid en el silencio de esta noche y reparad por todas aquellas almas que se dejan seducir por las siete hijas de Satanás.

Almas que llevan su corazón impregnado del lastre del Mundo. Almas altamente insatisfechas que no han encontrado el verdadero camino; almas que desdicen de mi amor y de mi misericordia para con toda la humanidad; almas de corazón putrefacto que requieren limpiarse en los Ríos de la Gracia; almas que van directo al suplicio eterno si no vuelven sus ojos y su corazón a Mí.

Vuestra luz en esta noche lúgubre, habrá de iluminar el sendero de las almas ausentes de Mi redil. Vuestro sacrificio os servirá en reparación a vuestros propios pecados y los pecados del mundo entero. Vuestro interés en la salvación de las almas os hará como un ángel en la tierra.

Ángel que templa el arpa y la cítara; ángel que no se aparta de Mí ni un instante porque no sabría sobrevivir si no está a mi lado; ángel que atraerá a otros ángeles a salmodiar con la hora nocturna de reparación. Reparación tan necesaria en este tiempo; tiempo en el que a lo bueno le llaman malo y a lo malo le llaman bueno.

Tiempo de degradación moral; tiempo en el que los valores cristianos han sido tergiversados. Tiempo en el que muchas almas se condenan por no haber acudido a las fuentes de misericordia, por no haber iniciado en vida un proceso de conversión perfecta y transformante.

Alma Reparadora:

Corazón sufriente de mi Jesús: gracias os doy por haberme limpiado y purificado en los Ríos de agua viva. Gracias por haber puesto vuestros ojos de compasión en mi miseria. Gracias por haber suscitado dentro de mí un deseo de cambio, un querer volver a vuestra Casa porque extrañaba vuestro amor y cariño. Extrañaba vuestros mimos, vuestra delicadeza; os extrañaba, Encanto de mi pobre corazón.

Jesús: Vos que sois la Víctima Divina, ofrenda de amor al Padre Eterno: atraed con vuestros rayos de luz a cada una de las almas que se han dejado vencer ante la lucha; almas que han caído en pozos putrefactos; almas de conciencia manchada porque de una u otra forma han sucumbido ante los halagos de la siete hijas de Satanás.

Hijas que tienen la mirada puesta en el mayor número de almas; hijas que envenenan el corazón de los hombres con la ponzoña letal de: la envidia, la pereza, la soberbia, la lujuria, la ira, la gula y la avaricia; ponzoña que lleva a la muerte segunda.

Ponzoña que lleva a la degradación, al relajo; ponzoña que destruye todo aquello que le sale a su paso; ponzoña que obnubila y aletarga el pensamiento y la conciencia de la humanidad.

Amantísimo Jesús mío: dadles otra oportunidad a estas pobres almas; herid sus corazones con un flechazo de amor; salpicad sus conciencias con tan sólo una gotita de vuestra Sangre Preciosa y ellas despertarán de su sueño letargo.

Estas hijas pródigas regresarán hacia Vos, ellas os pedirán perdón, ellas llorarán sus culpas, ellas limpiarán y perfumarán sus corazones en los Ríos de la Gracia, ellas buscarán vuestro amor, vuestro amparo.

Amantísimo Jesús mío: reparo en esta noche por las almas que habrán de morir y aún, no han reconocido sus culpas; aún, caminan tras las seducciones de una de las hijas de Satanás; compadeceos de ellas…

Vuestro Corazón sobreabunda en misericordia, no permitáis que estas almas perezcan; llevadlas, así sea al nivel más bajo del Purgatorio, ellas os lo sabrán agradecer.

Jesús, mi delirio de amor: os agradezco por haberos fijado en mí; os agradezco porque el Médico Divino ha dado término a mis enfermedades; os agradezco porque sois el Arquitecto del Cielo   que ha descendido a la tierra para trazar nuevos planes en mi vida, proyectos diferentes jamás pensados.

Recibid, Corazón agonizante de Jesús, esta hora nocturna de reparación como mi ofrenda; ofrenda que os dé consuelo, alivio a vuestro padecimiento.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

DÍA DÉCIMO TERCERO

13. Reparad por todas almas que violan la justicia, la honestidad.

 Hijo querido: si los hombres alcanzasen a medir el gran amor que les tengo, no propiciarían a mi Divino Corazón tantos sufrimientos, tantos latigazos a Mi Cuerpo Santísimo.

No os canséis, alma reparadora, de ofrecer vuestros sacrificios, vuestras oraciones pidiendo por la conversión de los pecadores.

Muchas almas perecen porque no hay quien ore por ellas; los sacrificios que un alma hace, en vida, a favor de sus hermanos tienen gran recompensa en el Cielo. Vosotras almas reparadoras que atendéis generosamente a mi llamamiento de amor: dais consuelo y alivio a mi sufrimiento.

Porque la justicia humana flaquea, mientras que la Justicia Divina es una balanza perfecta en su peso porque muchas almas dicen no creer en la existencia del infierno. Infierno que está superpoblado de almas que en vida fueron escépticas a este estado perpetuo de castigo.

Dad consuelo y alivio a mi sufrimiento, porque muchos de mis hijos pierden su vida en las guerras y en los conflictos armados, hijos inocentes, hijos rectos en su proceder, hijos que no hacían mal a ninguno porque la injusticia social prima sobre los deberes del ciudadano, porque muchos mueren de hambre a la intemperie.

Estas son algunas de las causas para mi Dolor; dolor que es menguado por los sacrificios, por las penitencias de las almas víctimas expiatorias; dolor que es menguado, también, por las almas fieles a la hora nocturna de reparación. Hora que es suave refrigerio, hermosa melodía, salmodia preciosa de oración, hora en que los mismos Ángeles quedan estupefactos ante vuestra perseverancia y celo en vuestro desvelo de amor.

Reparad, pues, para que los hombres actúen con justicia, con honestidad. Reparad, pues, para que los hombres sean más solidarios, más desprendidos de los bienes terrenales. Reparad, pues, para que los hombres piensen y hagan algo a favor de los más necesitados.

Reparad, pues, para que los hombres crean en la existencia del Cielo, del Purgatorio y del Infierno. Reparad, pues, para que los hombres sean más pacíficos y menos violentos; para que cese la guerra y la pérdida de vidas humanas.

Hijo amado: rogad al Padre Eterno para que la tierra vuelva a su orden primero, porque tanto pecado ha rebozado el cáliz de mi Sagrado Corazón. Rogad para que la humanidad entera haga caso a las advertencias del Final de los Tiempos.

Alma Reparadora:

Mi Jesús amado; no soy digno de vuestra predilección; no soy merecedor de vuestro gran amor; amor que suscita en mi corazón un deseo de seguir vuestras huellas, un deseo de donación total a vuestro Divino Querer.

Mi Jesús amado: vuestro dolor dirige mis pasos al monte Gólgota, abre mi corazón para recoger vuestra Preciosa Sangre desperdiciada; despierta mis sentidos para reparar en esta hora nocturna porque son muchas las almas que abusan de vuestras gracias.

Ponen en alto riesgo su salvación porque el pecado se adentró en sus corazones e hizo nido de víboras; el pecado les puso mordaza en su boca para no alabaros; el pecado las ensoberbeció, el pecado las alejó de vuestra compañía, les puso una barrera que las separa del Cielo, son autómatas que no miden las consecuencias de sus ruines acciones; acciones que las llevarán a las profundidades del Averno, a recibir el justo pago. 

Mi Jesús amado: vuestro dolor dirige mis pasos al monte Gólgota para reparar por todas aquellas almas que toman la justicia en sus manos abusando de su autoridad. Mi Jesús amado: vuestro dolor dirige mis pasos al monte Gólgota para reparar por todas aquellas almas que no creen en la existencia del infierno; despertadlas de su adormilamiento, ¡Oh, bondadoso Jesús mío!

Mi Jesús amado: vuestro dolor dirige mis pasos al monte Gólgota para reparar por todas aquellas almas que se toman el derecho de acabar con la vida de personas inocentes, almas que tienen corazón duro, corazón de pedernal para recibir vuestros flechazos de Amor Divino.

Mi Jesús amado: vuestro dolor dirige mis pasos al monte Gólgota para reparar por todas aquellas almas que acumulan riquezas materiales y no las comparten con los necesitados.

Mi Jesús amado: vuestro dolor dirige mis pasos al monte Gólgota para reparar por todas aquellas almas que rechazan vuestras manifestaciones de amor, encadenadlas a vuestro Sacratísimo

Corazón y concededles verdadera contrición de sus culpas y pecados.

Mi Jesús amado: vuestro dolor dirige mis pasos al monte Gólgota para reparar por todas aquellas almas que infringen los derechos humanos; dadles a conocer, que si no se arrepienten de sus pecados, acérrimos sufrimientos les espera después que hayan sido juzgados.

DÍA DÉCIMO CUARTO

14. Reparad por las almas con espíritu de falsa piedad.

 Hijo carísimo: no os acostéis, aún, os falta cumplir con nuestro encuentro. Encuentro en el que nuestros corazones se fusionan sin cesar. Encuentro en el que sobran las palabras porque las miradas bastan. Encuentro en el que el tiempo no cuenta.

Encuentro en el que os ejercitáis en la piedad a través de las horas nocturnas de reparación. Horas nocturnas que amainan mi dolor. Horas nocturnas que adelantan el Reinado de mi Sagrado Corazón. Horas nocturnas que anteceden a la Nueva Jerusalén. Horas nocturnas que disminuyen la justa cólera del Padre Eterno.

Horas nocturnas que os hace radiantes porque los rayos de luz que brotan de Mis Sagradas Llagas transverberan (traspasarán) vuestro corazón. Horas nocturnas que os hace dóciles a la acción del Espíritu Santo. Espíritu que revolotea sobre el alma reparadora.

Horas nocturnas que os une a la oración y a la alabanza de la Iglesia Triunfante. Horas nocturnas que son necesarias en estos Últimos Tiempos; porque las criaturas, aún no viven la Palabra de Dios; aún, no han iniciado su proceso de conversión.

Reparad, hijo carísimo, por las almas con espíritu de falsa piedad; espíritu que les hace creer que son santas, salvas; espíritu que camufla sus pecados, sus debilidades; espíritu que las presenta como almas buenas, fervorosas; espíritu que las lleva a la hipocresía, a una doble vida; espíritu que les enmascara sus debilidades; espíritu que es rechazado en mi Presencia.

Reparad, hijo Carísimo, para que estas almas vivan el Evangelio, lleven una vida coherente con la Palabra. Reparad, hijo Carísimo, para que estas almas purifiquen sus corazones, corazones que habrán de quedar tan diáfanos como la luz del día.

Reparad, hijo Carísimo, para que estas almas se quiten sus máscaras, se muestren tal como son e inicien un proceso de cambio en sus vidas. Reparad, hijo Carísimo, para que estas almas tengan un encuentro personal conmigo, para que dobleguen su voluntad a mi Santo Querer y sean honestas consigo mismas.

Reparad, hijo Carísimo, para que estas almas con espíritu de falsa piedad sean liberadas, transformadas, restauradas, para que vivan la esencia de la religión, para que profundicen en la doctrina sana, para que beban de las fuentes fidedignas de las Sagradas Escrituras y sean rayitos de Luz, de la Luz potente de Dios.

Alma Reparadora:

Señor Jesús: sé que vuestro Divino Corazón sufre; es lacerado; cercado de espinas que os hacen derramar gotas de Sangre Preciosa. Sé que no recibís amor de todas las criaturas; que sois relegado; que pasáis a un segundo plano para muchos de sus hijos. Sé que os merecéis toda la adoración y la gloria porque sois Dios: Uno y Trino.

Sé que estáis llamando a la humanidad a una vida de santidad porque a todos, queréis salvar. Sé que estáis formando un apostolado de reparación; apostolado que destruya a Satanás con la oración y los sacrificios; apostolado que hace sean como antorchas de luz que iluminen el sendero de las almas que son ciegas de espíritu.  

Apostolado que propague las horas nocturnas de reparación, para que vuestro Sagrado Corazón sufra menos, para que muchas almas se conviertan y vuelvan en busca de vuestros besos y abrazos.

Señor Jesús: reparo en esta noche por las almas que están poseídas por un espíritu de falsa piedad. Quitad las costras de oscuridad de sus ojos, desvaneced las sombras que opacan vuestra luz, hacedlas reaccionar, bajar su mirada al corazón y descubrir sus yerros.

Señor Jesús: reparo en esta noche por las almas que están poseídas por un espíritu de falsa piedad, bañadlas en los Ríos de la Gracia para que sus corazones queden tan blancos como un copo de nieve. Señor Jesús: reparo en esta noche por las almas que están poseídas por un espíritu de falsa piedad; concededles la gracia de reconocerse pecadoras, de comprender que aún son débiles, que todavía les falta mucho crecimiento espiritual. 

Señor Jesús: reparo en esta noche por las almas que están poseídas por un espíritu de falsa piedad, salpicad con vuestra Sangre Preciosa sus corazones y moved sus conciencias a una renovación interior. Señor Jesús: reparo en esta noche por las almas que están poseídas por un espíritu de falsa piedad; quemad en ellas sus defectos y llevadlas a profundizar en su vida cristiana.

Señor Jesús: levanto mi corazón al Cielo para que os apiadéis de estas almas; haced que San Miguel Arcángel corte las cadenas que las aprisionan, que no las deja ser libres; haced que ellas mismas vean sus errores, su falsa religiosidad y os sumerjan en la Llaga de vuestro Sagrado Costado para que obtengan la claridad, la transparencia necesaria para ser vuestros discípulos.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

Extractado del libro: En los umbrales de la Nueva Jerusalén, cap. II (Mensajes dados a Agustín del Divino Corazón, mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María).

TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios. R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo. R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorosìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

Himno

Ya se aparta el sol ardiente Tu, luz perenne. Unidad Danos un amor ferviente, Santísima Trinidad. En la aurora te alabamos Y en la tarde ¡oh sumo bien! Confiados esperamos Que allá en el cielo también. Al Padre, al Hijo, y al Santo Espíritu, con fervor Demos en piadoso canto Gloria, alabanza y honor. Amén.

Se dice tres veces:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Pleni sunt coeli et terra gloria tua.   Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya.Aleluya.

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar:

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Decir en las 9 nueve perlas siguientes:

Abba Santísimo, Sanctus, Sanctus, Sanctus,Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis.Benedictus qui venit in nomine Domini.Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Y al terminar las 9 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén” Aleluya. Aleluya.

Hacer lo mismo en el segundo y tercer misterio, hasta completar 27 veces

Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo paráclito, santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. V. Adoremos al Dios de las alturas. R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Gozos a la Santísima Trinidad

Dios Uno y Trino, a quien tanto Arcángeles. Querubines, Angeles y Serafines Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad, Una esencia soberana, De donde en raudales mana La Divina Caridad, De tu inmensa majestad Ante el trono sacrosanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa Deidad De una esencia y tres personas, Pues que piadosa perdonas, Nuestra miseria y maldad, Oye con benignidad Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines,  Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías Escribió con tanto celo, Lo cantan siempre en el cielo Angélicas jerarquías; Tan piadosas melodías Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso Voz del coro Celestial Contra el poder infernal Es auxilio poderoso, Y en este mar proceloso, Puerto en que cesa el quebranto. Angeles y serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la muerte repentina, Del rayo exterminador, De la peste y del temblor, Libra esta Oración Divina; Ella la mente ilumina Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta Precursor de la bonanza Es áncora de esperanza En la desecha tormenta, Es la brújula que orienta Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano De la divina justicia, Con que de infernal malicia Triunfa el devoto cristiano, Y hace que el dragón tirano Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida Que ensangrienta nuestro suelo, El Trisagio, Don del Cielo, Nos preserva con su egida; Y en dulce paz bendecida Suba hasta Dios nuestro canto. Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor, Santo Dios, fuerte, inmortal, Que en el coro celestial Cantaré con gran fervor El himno que tanto honor Causa, cuando en su canto, Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto Arcángeles, Querubines, Angeles y Serafines, Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo. R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Te rogamos Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado. Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad y misericordia. Ten piedad de nosotros.

QUE SE ATREVAN A SEGUIR ORANDO A PESAR DE LOS EMBATES DEL INFIERNO…

Tres Padres Nuestros, Avemarías y Glorias por el remedio de todas nuestras necesidades.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Dei Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confiamos infinitamente.

Acto de Desagravio

Divino Salvador de las almas; cubiertos de confusión nuestros rostros, nos posternamos en vuestra presencia soberana y dirigiendo nuestra vista al solitario Tabernáculo, donde gemís cautivo de nuestro amor, se pàrten nuestros corazones de pena al ver el olvido en que os tienen los redimidos, al ver esterilizada vuestra sangre, e infructuosos los sacrificios y escarnecido vuestro amor.

Pero ya que con infinita condescendencia permitís que unamos esta noche nuestros gemidos a los vuestros, nuestras lágrimas a las que brotaron por nuestra causa de vuestros Sacratísimos ojos, a las lágrimas de sangre que vertieron vuestros Divinos ojos, os rogamos dulce Jesús, por los que no ruegan, os bendecimos por los que os maldicen y os adoramos por los que, despiadados os ultrajan, y con toda la energía de nuestras almas, deseamos bendeciros y alabaros en todos los instantes de nuestra vida y en todos los Sagrarios de la tierra y con los valiosos afectos de vuestro amante Corazón.

Suba, Señor, hasta Vos, el doloroso grito de expiación y arrepentimiento que el pesar arranca de nuestros contritos corazones.

V. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres, hermanos y amigos, por los del mundo entero. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las infidelidades y sacrilegios, por los odios y rencores. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las blasfemias, por la profanación de los días santos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las impurezas y escándalos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los hurtos e injusticias, por las debilidades e irrespetos humanos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por la desobediencia a la Santa Iglesia Católica, la que instituyó Jesucristo, por la violación del ayuno. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los crímenes de los esposos, por las negligencias de los padres, por las faltas de los hijos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los atentados cometidos contra el Papa. R. Perdón Señor, perdón. V. Por las persecuciones levantadas contra los Obispos, Sacerdotes, religiosos y Sagradas Vírgenes. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los insultos hechos a vuestras imágenes, la profanación de los templos, el abuso de los sacramentos y los ultrajes al augusto Tabernáculo. R. Perdón Señor, perdón. V. Por los crímenes de la prensa impía y blasfema, por las horrendas maquinaciones de tenebrosas sectas. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los justos que vacilan, por los pecadores que resisten a la gracia y por todos los que sufren. R. Piedad, Señor piedad.

V. Perdón, Señor, y piedad por el más necesitado de vuestra gracia; que la luz de vuestros Divinos Ojos no se aparte jamás de nosotros; encadenad a la puerta del Tabernáculo nuestros inconstantes corazones; hacedles allí sentir los incendios del amor Divino, y a vista de las propias ingratitudes y rebeldías, que se deshagan de pena, que lloren lágrimas de sangre, que vivan muriendo de amor. R. Amén.

GLORIA A TI SEÑOR JESÚS. GRACIAS POR SALVARNOS.

JESUS, MARIA, Y JOSE OS AMO SALVAD VIDAS, NACIONES Y ALMAS. AMÉN.

No me mueve, mi Dios para quererte El Cielo que me tienes prometido, Ni me mueve el Infierno tan temido; Para dejar por eso de Ofenderte. Tú me mueves Señor muéveme el verte, Clavado en una cruz y escarnecido,

Muéveme el ver Tu cuerpo tan herido. Muéveme Tus afrentas y Tu muerte, Muéveme en fin Tu amor, en tal manera; Que aunque NO hubiera Cielo yo te amara Y aunque NO hubiera Infierno Te temiera. NO me tienes que dar porque te quiera, Pues aunque lo que espero NO esperara; Lo mismo que te quiero Te quisiera.

 

EJÉRCITO VICTORIOSO III


HORAS NOCTURNAS DE REPARACIÓN

Pasos:

I. Coronilla del Amor

II. Meditación de la Hora Nocturna. (Una por día)

III. Oración final (ver al final la última oración)

IV. TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD (Complemento poderosísimo de Protección)

 CORONILLA DEL AMOR

En las cuentas del rosario. En las cuentas grandes:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; sed nuestro amor y salvación.

En las cuentas pequeñas (10 veces):

Jesús, María y José os amo. Salvad almas. Salvad a los consagrados.

Al final del rosario, repetir tres veces:

Sagrados Corazones de Jesús, María y José; haced que os ame cada vez más.

II MEDITACIÓN DE LAS HORAS NOCTURNAS

SEXTO DÍA

6. Reparad por las almas que malgastan su tiempo en la Internet, en la televisión y se olvidan de Dios.

 Hijo consentido: sois generoso en ofrecerme parte de vuestro descanso nocturno con esta hora de reparación, hora en que muchas almas malgastan su tiempo en la Internet y en la televisión viendo programas: perniciosos, que no edifican para nada su proyecto de vida, que excitan su imaginación y la llevan al pecado.

Que deforman su manera de pensar, que se roban los espacios para compartir en familia, que acaban con la identidad de algunos de mis hijos; que son el camino al superficialismo, al comodismo, que desvirtúan lo que es el pecado. Pecado que es mostrado como algo muy normal, algo que encaja con estos tiempos modernos.

Reparad, hijo amado: porque la Internet y la televisión se han convertido en las cajas negras de las casas, muchas veces suelen ser pasaporte de entrada al Infierno. Porque la Oración y el rezo del Santo Rosario en familia ha pasado a un segundo plano.

El erotismo, la violencia, la prostitución, el narcotráfico y los malos ejemplos son el pan cotidiano; porque las telenovelas no han de faltar en hogares que se dicen católicos, hogares en los que poco se dialoga, poco se comparte la mesa, poco se ora en comunidad, hogares que se han olvidado de ser Iglesia doméstica.

Iglesia en la que el primer puesto ha de ser Dios y NO la televisión y la Internet. Iglesia que lea y medite las Sagradas Escrituras. Iglesia que viva en un permanente amor ágape. Iglesia que se esfuerce en permanecer adherida al gran Misterio de la Cruz. Iglesia que se deje arropar bajo los pliegues del Manto de la Santísima Virgen María. Iglesia que sea protegida por San José.

Reparad, en esta hora nocturna, porque muchos de Mis hijos se acuestan sin pensar en Mí, sin encomendarse a mi protección, sin unir sus corazones al Mío a través de la Oración. Reparad, en esta hora nocturna, para que los hombres se aparten de las puertas abiertas del Infierno y se sumerjan en uno de los Aposentos de mi Divino Corazón y sientan el fuego ardiente de la llama de mi Amor Divino.

Reparad, en esta hora nocturna, para que los rayos de mi Luz Divina penetren en el corazón de mis hijos; hijos que sentirán aversión por todo lo que sea de dudosa moral; hijos que sentirán la necesidad de buscar espacios de oración y encuentros a solas conmigo.

Alma Reparadora:

Dulcísimo Jesús: regocijo hay en mi corazón al saber que utilizáis mi nada, porque soy siervo inútil ante vuestra presencia. Soy débil y como tal, necesito vuestra fuerza divina para no declinar en el camino que he emprendido; camino embellecido con las más finas rosas de exportación; camino angosto y escarpado pero camino seguro que me lleva a un encuentro eterno con mi adorable Jesús. Nombre que llevo grabado en mis pensamientos y en mi corazón.

Nombre que me hace suspirar de amor. Nombre que excita mi espíritu en deseos de donarme. Nombre que resuena en la profundidad de mi alma y por eso estoy con mis ojos bien abiertos en esta hora nocturna de reparación.

Reparación que mitigará vuestro dolor. Reparación que adelantará el triunfo del Inmaculado Corazón y el Reinado de vuestro Sagrado Corazón. Reparación que abrirá las puertas de la Nueva Jerusalén.

Dulcísimo Jesús: reparo en esta noche por las almas que pasan largas horas en la televisión y la Internet; almas que se dejan arrebatar vuestros regalos y dádivas celestiales que soléis conceder en la oración; almas que deberán llenar los vacíos de su corazón, sumergiéndolos en las sendas de la contemplación; almas que deben pensar en su salvación, tomando conciencia de que la televisión y la Internet muchas veces llevan a la bancarrota espiritual, a la muerte espiritual.

almas que necesitan pensar en la verdadera vida, vida que exige santidad, renuncias; vida que debe ir de acuerdo con vuestras enseñanzas, Amantísimo Jesús mío; vida coherente con vuestro Evangelio. Dulcísimo Jesús mío: ¡Cómo son los hombres de ingratos y fatuos en sus pensamientos! ¡Cómo son de estultos (necios) en sus obras!, ya que la televisión y la Internet los tienen sumidos, atrapados en las redes oscuras que los llevará a la perdición.

Dulcísimo Jesús mío: os pido tener misericordia de esta humanidad renuente a vuestro amor, humanidad interesada en los asuntos del mundo pero despreocupadas de las cosas del Cielo.

Humanidad abstraída en la ciencia, en la teología pero dispersa a la Sabiduría Divina. Dulcísimo Jesús mío: llamad a cada uno de vuestros hijos a la oración; oración que los fortalecerá para que caminen como peregrinos en busca del Absoluto, en busca del Cielo.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

SÉPTIMO DÍA

7. Reparad por las almas que profanan los templos: saqueándolos, robándose los vasos sagrados y las custodias.

Hijo amantísimo de mi Sagrado Corazón: despertad de vuestro sueño, levantaos de inmediato y venid a nuestro encuentro de amor porque tengo algunas cosas tristes para contaros. Tengo tanto dolor que os necesito como pararrayos en esta noche.

Mi cuerpo, de nuevo, se halla lacerado, maltratado; he recibido golpizas; golpizas por la crueldad con que soy tratado porque: ¡Cómo es posible que hombres sin corazón, hombres dirigidos directamente por Satanás: entren a los templos para saquearlos, para robarse los vasos sagrados y las custodias!

Custodias que contienen al Dios Verdadero, Presente en la Sagrada Hostia. Custodias en la que resido, vestido de sencillez y de simpleza; Custodias que son protegidas por miríadas y miríadas de Ángeles.

Ángeles que me rinden homenaje de adoración. Ángeles que entonan las más bellas canciones porque el Rey del más alto linaje habita en una pequeña porción del Cielo en la tierra. Ángeles que se anonadan y extasían de amor. Ángeles que suspiran al Cielo porque el Hombre-Dios se ha quedado hasta la consumación de los siglos en todos los Sagrarios del mundo.

Hijo carísimo: estas almas de indolente corazón profanan mi Divinidad, me rebajan a la nada. El Dios vivo y Misericordioso es pisoteado, mancillado. El Dios vivo y Misericordioso, es masacrado porque me despojan de mi Trono. Trono que es vendido, comercializado. Trono que es fundido porque el precioso metal de que está hecho, despierta la codicia en algunos de mis hijos con corazón mezquino.

Pobres de estas almas que se atreven a profanar mi Cuerpo Santísimo y los Vasos Sagrados de mi templo; tienen una deuda muy grande qué saldar; sufrimientos espantosos les espera si no se arrepienten de sus faltas; condenación eterna si no confiesan sus pecados y hacen reparación constantes por sus desvaríos y yerros.

Así es, pues, alma reparadora que estáis llamada, en esta noche, a tomar en vuestras manos un lienzo blanco, delicado para que sanéis las heridas de Mi Cuerpo, heridas que supuran Sangre Preciosa, heridas profundas porque he sido profanado, martirizado y por el peor de los verdugos. Besad y adorad mis Santas llagas y reparad para que estas almas lloren amargamente su pecado y regresen a Mí. Yo las perdonaré, les absolveré de toda culpa.

Alma Reparadora:

Mi amado Jesús: mi corazón naufraga en el dolor por vuestra palabras. Palabras que son espadas puntiagudas que cercenan mi alma. Palabras que me llevan a una profunda reparación en esta noche; noche sombría, lúgubre; noche en la que sois profanado, azotado; noche en el que vuestro templo es saqueado, robado. Templo que es pórtico del Cielo, siempre abierto. Templo que es embellecido por vuestra sublime presencia en la Sagrada Hostia.

Mi amado Jesús: tomad mi reparación en esta hora nocturna como bálsamo sanador a vuestras múltiples heridas; dejadme adorar vuestras Santas Llagas y vuestra Sangre Preciosa; dejadme embriagar de amor, pero también de dolor porque ante tanto amor que prodigáis a las criaturas, sólo recibís desprecios e ingratitudes.

Mi amado Jesús: robadme el sueño de esta noche y haced que mi pobre corazón se consuma en deseos de llevarse vuestro dolor, de reparar por estas almas que profanan vuestro Cuerpo adorable y los Vasos Sagrados de los templos.

Heme aquí Corazón agonizante de mi Jesús, ansioso de elevar rogativas al Cielo porque algunas almas no han entendido la grandeza de vuestro Misterio de Amor Divino. Misterio que es subvalorado por algunos hombres renuentes a vuestra manifestación real en la Sagrada Hostia.

Heme aquí Corazón agonizante de mi Jesús, recogiendo vuestra Sangre Preciosa y algunos pedacitos de vuestra carne desgarrada, para adorarla y rendirle la exaltación que algunas almas no os ofrecen, porque están cegadas por Satanás, están sumidas en la mayor de las desolaciones porque el no teneros, es carecer de todo.

Heme aquí Corazón agonizante de mi Jesús, con la lámpara encendida en esta noche, ya que me habéis llamado para daros consuelo, para daros una voz de alivio a vuestro sufrimiento. Os prometo unirme a vuestro dolor, llorar por los pecados de estos hombres que van directo al Infierno, Vos que sois el amor incomparable, la ternura infinita.

Vos que sois un lirio blanco y perfumado: sois deshojado, arrancado bruscamente de vuestro Celestial Jardín. Jardín regado por ríos de agua viva. Jardín cultivado por los Santos Ángeles del Cielo. Estoy aquí como centinela nocturno que custodia el gran tesoro del Cielo que tiene por Nombre Jesús.

OCTAVO DÍA

8. Reparad por aquellas mujeres que son foco de tentación, de tropiezo y de caída para mis sacerdotes.

 Hijo amado: venid a nuestro encuentro de amor. Os espero para calentaros en la llama de mi Amor Divino. Os espero para que seáis Mi centinela en esta noche. Os espero para que levantéis vuestras manos al Cielo y pidáis misericordia para los pecadores.

Os espero para que os apoyéis en Mí porque soy vuestro báculo, vuestro soporte, vuestro estandarte. Vos que formáis parte de este apostolado de reparación, Vos que no conciliáis el sueño sin antes haber cumplido con este compromiso de amor: os pido que reparéis en esta noche por todas aquellas mujeres que son foco de tentación, de tropiezo y de caída para mis sacerdotes, para Mis ungidos, para estos hombres valerosos que tienen una gran misión en la tierra.

Hombres que deben ser otros Cristos en el mundo. Hombres que deben brillar por su santidad, por su ejemplo de vida. Hombres que deben tener un corazón diáfano, libre de toda atadura, de toda mancha. Hombres que han de rechazar de plano los asuntos del mundo porque su vocación apunta a las cosas del cielo, a encaminar a mi grey a la Patria Celestial.

Reparad porque algunas mujeres son instrumentos de Satanás; algunas mujeres están poseídas por un espíritu de desenfreno sexual. Algunas mujeres fijan su mirada en alguno de mis sacerdotes y no descansan hasta no haber logrado sus propósitos mezquinos, ruines.

Reparad para que estas mujeres vuelvan sus ojos y su corazón a Mí. Mujeres que traen consigo, perdición. Mujeres que son más malditas que Judas porque se han metido con lo más amado, con lo más apetecido de mi Divino Corazón.

Reparad para que estas pobres hijas, que se han desviado de mi camino, purifiquen sus corazones en los Ríos de la Gracia. Porque el hedor que llevan dentro es mortecino, nauseabundo. ¡Cómo agoniza mi Sagrado Corazón cuando uno de Mis hijos predilectos cae en la seducción, en las apetencias de la carne; mejor sería que no hubiesen nacido!

Reparad, también, por ellos porque padecen soledad e incomprensión. ¡Cómo agoniza mi Sagrado Corazón!, cuando veo que estas almas caminan a una velocidad vertiginosa a la perdición, rogad para que reconozcan sus miserias y sus faltas. Rogad para que vuelvan hacia Mí como hijos pródigos. Yo les perdonaré porque mi Corazón sobreabunda en misericordia.

Alma Reparadora:

Sufriente Jesús mío: ¡Cómo me conduele mi corazón al saber de vuestros padecimientos! Padecimientos que os llevan a una pasión mística porque son muchos los hombres que os maltratan con su vida de pecado; pecado que deforman sus almas, pecado que los separa de Vos cortando todo nexo con el Cielo.

Sufriente Jesús mío: no sé cómo expresaros el gran amor que os tengo; no hay palabras para deciros lo que siento, basta con miraros, con recrearme ante vuestra singular belleza y mi corazón rebosa, palpita con ímpetu, con vehemencia.  

Sufriente Jesús mío: como sois el aliciente para vivir: heme aquí en esta noche cumpliendo con vuestro mandato de amor; reparar por estas pobres mujeres que no alcanzan a sopesar la dignidad del sacerdocio. No miden las consecuencias de sus actos; actos repudiados por vuestro Sacratísimo Corazón. Actos deplorables para el Cielo, actos que son causa de condena y muerte segura.

Sufriente Jesús mío: recibid el sacrificio de esta noche; descansad en mi corazón; entregadme parte de vuestro dolor , porque no soporto veros triste, acongojado por el trágico final de estas almas. Almas que deben acudir de inmediato a Vos y pediros perdón; almas que deben llorar y expiar sus culpas.

Almas que deben vivir en continua mortificación y penitencia porque han usurpado algo que NO les pertenecía. Han tocado propiedad ajena; se han involucrado con lo más amado, lo más querido en esta tierra.

Sufriente Jesús mío: llamad a una conversión perfecta a estas almas que laceran vuestro Divino Corazón; dadles una última oportunidad; demostradles que sois fuente inagotable de Misericordia; llenadles los vacíos de su corazón y suplidlos con vuestro puro amor.

Sufriente Jesús mío: compadeceos de ellas y de los sacerdotes que han caído en el fuego ardiente de la perdición; desatadlos de las oxidadas cadenas que los esclavizan; corred el velo de oscuridad que cubren sus ojos y permitidles ver la luz; luz radiante, inmarcesible; luz fulgurante que brotan de vuestras Santas Llagas.

Sufriente Jesús mío: tomad esta hora nocturna de reparación y apresuraos en vuestra Segunda Venida, porque el mundo se ha corrompido. El Mundo camina sin Dios y sin Ley.

III ORACIÓN FINAL

Jesús mío, Amantísimo y Dulcísimo Salvador: permitidme que os ofrezca y que ofrezca por Vos al Padre Eterno, la Preciosísima Sangre y Agua salida de la herida abierta en Vuestro Divino Corazón en el árbol de la Cruz. Dignaos aplicar eficazmente esta Sangre y esta Agua a todas las almas, en particular a los pobres pecadores y a la mía. Purificad, regenerad, salvad a todos los hombres con el auxilio de vuestros méritos. Concedednos finalmente, oh Jesús, entrar en vuestro Amantísimo Corazón y habitar en él para siempre. Amén.

Extractado del libro: En los umbrales de la Nueva Jerusalén, cap. II (Mensajes dados a Agustín del Divino Corazón, mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María).

TRISAGIO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios. R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo. R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorosìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

Himno

Ya se aparta el sol ardiente Tu, luz perenne. Unidad Danos un amor ferviente, Santísima Trinidad. En la aurora te alabamos Y en la tarde ¡oh sumo bien! Confiados esperamos Que allá en el cielo también. Al Padre, al Hijo, y al Santo Espíritu, con fervor Demos en piadoso canto Gloria, alabanza y honor. Amén.

Se dice tres veces:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Pleni sunt coeli et terra gloria tua.   Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya.Aleluya.

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar:

 PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Decir en las 9 nueve perlas siguientes:

Abba Santísimo, Sanctus, Sanctus, Sanctus,Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis.Benedictus qui venit in nomine Domini.Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

GLORIA Patri, etFilio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Y al terminar las 9 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén” Aleluya. Aleluya.

Hacer lo mismo en el segundo y tercer misterio, hasta completar 27 veces

Sanctus, Sanctus, Dominus Deus, Sabaoth. Rex caelestis, Pleni sunt coeli et terra gloria tua.Hosanna in excelsis. Benedictus qui venit in nomine Domini. Hosanna in excelsis. Aleluya. Aleluya.”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo paráclito, santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. V. Adoremos al Dios de las alturas. R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

Gozos a la Santísima Trinidad

Dios Uno y Trino, a quien tanto Arcángeles. Querubines, Angeles y Serafines Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad, Una esencia soberana, De donde en raudales mana La Divina Caridad, De tu inmensa majestad Ante el trono sacrosanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa Deidad De una esencia y tres personas, Pues que piadosa perdonas, Nuestra miseria y maldad, Oye con benignidad Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines,  Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías Escribió con tanto celo, Lo cantan siempre en el cielo Angélicas jerarquías; Tan piadosas melodías Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso Voz del coro Celestial Contra el poder infernal Es auxilio poderoso, Y en este mar proceloso, Puerto en que cesa el quebranto. Angeles y serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la muerte repentina Del rayo exterminador, De la peste y del temblor, Libra esta oración divina; Ella la mente ilumina Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta Precursor de la bonanza Es áncora de esperanza En la desecha tormenta, Es la brújula que orienta Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano De la divina justicia, Con que de infernal malicia Triunfa el devoto cristiano, Y hace que el Dragón tirano Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida Que ensangrienta nuestro suelo, El Trisagio, don del Cielo, Nos preserva con su egida. Y en dulce paz bendecida Suba hasta Dios nuestro canto. Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor, Santo Dios, fuerte, inmortal, Que en el coro celestial Cantaré con gran fervor El himno que tanto honor Causa, cuando en su canto, Angeles y Serafines, Arcángeles y querubines Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto Arcángeles, Querubines, Angeles y Serafines, Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo. R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Te rogamos Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado. Sagrado Corazón de Jesús, fuente de bondad y misericordia. Ten piedad de nosotros.

Tres Padres Nuestros, Avemarías y Glorias por el remedio de todas nuestras necesidades.

PATER NOSTER, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.

AVE MARIA, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei et Dei Mater Nostra, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.

GLORIA Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen

Sagrado Corazón de Jesús, en vos confiamos infinitamente.

Acto de Desagravio

Divino Salvador de las almas; cubiertos de confusión nuestros rostros, nos posternamos en vuestra presencia soberana y dirigiendo nuestra vista al solitario Tabernáculo, donde gemís cautivo de nuestro amor, se pàrten nuestros corazones de pena al ver el olvido en que os tienen los redimidos, al ver esterilizada vuestra sangre, e infructuosos los sacrificios y escarnecido vuestro amor.

Pero ya que con infinita condescendencia permitís que unamos esta noche nuestros gemidos a los vuestros, nuestras lágrimas a las que brotaron por nuestra causa de vuestros Sacratísimos ojos, a las lágrimas de sangre que vertieron vuestros Divinos ojos, os rogamos dulce Jesús, por los que no ruegan, os bendecimos por los que os maldicen y os adoramos por los que, despiadados os ultrajan.

Y con toda la energía de nuestras almas, deseamos bendeciros y alabaros en todos los instantes de nuestra vida y en todos los Sagrarios de la tierra y con los valiosos afectos de vuestro amante Corazón.

Suba, Señor, hasta Vos, el doloroso grito de expiación y arrepentimiento que el pesar arranca de nuestros contritos corazones.

V. Por nuestros pecados, por los de nuestros padres, hermanos y amigos, por los del mundo entero. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las infidelidades y sacrilegios, por los odios y rencores. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las blasfemias, por la profanación de los días santos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por las impurezas y escándalos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los hurtos e injusticias, por las debilidades e irrespetos humanos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por la desobediencia a la Santa Iglesia Católica, la que instituyó Jesucristo, por la violación del ayuno. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los crímenes de los esposos, por las negligencias de los padres, por las faltas de los hijos. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los atentados cometidos contra el Papa. R. Perdón Señor, perdón. V. Por las persecuciones levantadas contra los Obispos, Sacerdotes, religiosos y Sagradas Vírgenes. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los insultos hechos a vuestras imágenes, la profanación de los templos, el abuso de los sacramentos y los ultrajes al augusto Tabernáculo. R. Perdón Señor, perdón. V. Por los crímenes de la prensa impía y blasfema, por las horrendas maquinaciones de tenebrosas sectas. R. Perdón Señor, perdón.

V. Por los justos que vacilan, por los pecadores que resisten a la gracia y por todos los que sufren. R. Piedad, Señor piedad.

V. Perdón, Señor, y piedad por el más necesitado de vuestra gracia; que la luz de vuestros Divinos Ojos no se aparte jamás de nosotros; encadenad a la puerta del Tabernáculo nuestros inconstantes corazones; hacedles allí sentir los incendios del amor Divino, y a vista de las propias ingratitudes y rebeldías, que se deshagan de pena, que lloren lágrimas de sangre, que vivan muriendo de amor. R. Amén.

GLORIA A TI SEÑOR JESÚS. GRACIAS POR SALVARNOS.

JESUS, MARIA, Y JOSE OS AMO SALVAD VIDAS, NACIONES Y ALMAS. AMÉN.

No me mueve, mi Dios para quererte El Cielo que me tienes prometido, Ni me mueve el Infierno tan temido; Para dejar por eso de Ofenderte. Tú me mueves Señor muéveme el verte, Clavado en una cruz y escarnecido,

Muéveme el ver Tu cuerpo tan herido. Muéveme Tus afrentas y Tu muerte, Muéveme en fin Tu amor, en tal manera; Que aunque NO hubiera Cielo yo te amara Y aunque NO hubiera Infierno Te temiera. NO me tienes que dar porque te quiera, Pues aunque lo que espero NO esperara; Lo mismo que te quiero Te quisiera.

P233 TIEMPO DE LA COSECHA


MAYO 15 DE 2017 – 2: 10 P.M.

Mi Paz sea con vosotras, ovejas de mi Grey

Solo queda la llegada de mi Aviso para que mi Misericordia de paso a mi Justicia. La Noche está llegando, la tensa calma está por derrumbarse; NO TEMÁIS, que NO se turbe vuestro corazón NI se inquiete vuestro espíritu. YO estaré con vosotros hasta la Consumación de los Tiempos.

Rebaño Mío, las naciones se preparan para la Guerra, la paz por un tiempo se marchará; en cualquier momento la guerra se desatará y el Mundo en poder de las Tinieblas quedará. Será la soberbia y el egoísmo del hombre quien despertará el Tiempo de mi Justicia.

Con la Guerra comenzará el Tiempo de Tribulación y mi Pueblo caminará por el desierto de la Purificación. Una tercera parte de la humanidad, por el conflicto bélico desaparecerá. El hambre, la peste y la muerte silenciosa se encargarán de diezmar otra parte de la población mundial.

¡Qué tristeza siento en mi Corazón al ver que la soberbia, el egoísmo y el ansia de poder, primarán sobre el diálogo y la razón!

Rebaño Mío, a partir del momento en que comience la Guerra, haced cadenas de Oración, para que el poder de la Oración NO permita que este conflicto bélico se alargue. Porque de prolongarse peligra la existencia de la Tierra y el Universo.

Os digo esto, porque las armas de destrucción masiva con que cuentan las grandes potencias, tienen la capacidad de destruir la Tierra. Si el Cielo no interviene, el hombre destruirá la Creación de Dios.

Rebaño Mío, el armamento bélico existente puede retroceder la humanidad a la Edad de Piedra. Os hago un llamado urgente Ovejas de mi Grey, para que intensifiquéis la Oración.

¡NO más pasividad, NO más Tibieza espiritual! ¡Todo está por desatarse y vosotros Rebaño Mío, seguís dormidos! Si supierais la Magnitud del Desastre que se aproxima, entonces despertaríais de vuestro letargo espiritual y desde ¡YA! estaríais orando, ayunando y haciendo penitencia.

La Guerra es voluntad humana, es el hombre con su egoísmo y soberbia, quien la desatará. No depende de Dios, acordaos que respeto vuestro libre albedrío; sois vosotros hijos del barro los que causáis tanta Desgracia y Dolor a la Creación.

Sois vosotros reyes de este Mundo, los que vais a desencadenar el Demonio de la Guerra que vestirá de Luto el Mundo entero.

Rebaño Mío estad preparados, porque desatándose el conflicto bélico, comenzarán también los días de vuestra Purificación. Días de Batalla Espiritual donde debéis de estar unidos a Mí, como el sarmiento a la vid.

En verdad os digo, aquel que se aparte de Mí, perecerá.

Orad sin descanso para que hagáis de vuestro ser una Fortaleza espiritual, porque están cerca los días de vuestra purificación.

Dejaos moldear por Mí, quiero hacer de vosotros nuevas criaturas, seres espirituales; llenos de la Gracia de Dios para que podáis mañana habitar mi Nueva Creación.

Mi Paz os dejo, mi Paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Abril 27 de 2017

Hijitos Míos, Mi Amor se os da en demasía y quiero remarcar esto Mis pequeños, que lo doy en demasía. Porque vosotros NO sabéis apreciar lo que viene de Mí y que todos vosotros buenos y malos, recibís.

Sí, Mis pequeños. Vosotros recibís muchísimo de parte del Cielo, pero NO sabéis dar al menos, un poco de ello. Os acostumbráis a toda esta demasía de Mi Providencia Divina y desgraciadamente, os dais cuenta de esta demasía de Mi Amor, cuando lo perdéis.

Cuando de alguna forma por vuestra negligencia, por vuestra Maldad, por vuestro desamor, NO queréis apreciar lo que tanto os he dado y al perderlo, es cuando os dais cuenta de lo que teníais.

Yo NO quiero que lleguéis a ese momento, pero muchos estáis en esa situación. Seguís recibiendo a pesar de que Me estáis dando la espalda… ¿Acaso NO os dais cuenta Mis pequeños, que al NO estar Conmigo, estáis perdiendo vuestro futuro eterno?

Mucho os he explicado de que estáis aquí en la Tierra, llevando una misión de Amor, Me estáis ayudando a darles a vuestros hermanos todo lo necesario para su salvación. Generaciones van, generaciones vienen y no os dais cuenta de esta realidad.

Tantos y tantos hermanos vuestros que llegan a la Tierra, que se les concede el Don de la vida para servirMe. Pero el servirMe, es para darles vida a otros de vuestros hermanos.

Se os da el Don de la vida y NO lo utilizáis como debierais. Desperdiciáis mucho tiempo, desperdiciáis vuestra vida para ayudar a vuestros hermanos en su salvación, en su crecimiento espiritual.

Todo esto en el momento de vuestra muerte, lo conoceréis perfectamente, pero ya no podréis hacer nada. Muchos Me podréis preguntar, ¿Por qué NO Me lo dejasteis ver antes? Y Yo os respondo: en la Tierra vivís de Fe. Y precisamente esa Fe, es la que os alcanza el Premio Divino, que es el Reino de los Cielos.

O si no tenéis esa Fe porque NO la buscáis, aunque la tenéis todos; pero NO la hacéis crecer, por esa falta de Fe y de Amor hacia Mí, perderéis el Gozo eterno y os condenaréis.

La Fe es un regalo que Yo os doy y que hace que vosotros Me busquéis, si realmente Me amáis. Hasta podría deciros que Me escondo, como cuando juegan los padres con los pequeñitos y si realmente, Me amáis, Me buscaréis. Y quizá hasta lloraréis, porque NO Me encontráis y así, os voy probando a lo largo de vuestra existencia.

LOS MILAGROS SIEMPRE COMIENZAN CON UN PROBLEMA…

Me escondo un poco y veo cómo reaccionáis. ¿Cómo lo sentís esto, Mis pequeños? Cuando vienen las Pruebas fuertes en vuestra vida, pruebas económicas, pruebas de salud, pruebas de problemas familiares, revoluciones, desastres y muchas otras cosas más en las que os voy probando en Fe, para ver si realmente, Me amáis a Mí…

O buscáis por otros medios resolver vuestros problemas, que ciertamente no lo obtendréis. NO obtendréis la resolución de vuestros problemas, porque Soy el Único que os puede retornar lo que perdisteis, sin pediros nada a cambio.

Ciertamente, Satanás siempre se va a entrometer y os va a hacer creer que él os puede devolver lo que habéis perdido, ya sea vuestra economía, vuestra salud y tantas otras cosas con que os puede engañar… Y si vosotros NO Me amáis y NO tenéis Fe, os iréis por el camino equivocado.

Mis pequeños, el Cielo se gana Luchando, el Cielo se gana amando y esto lo da la Fe.

Cuántas veces habéis tenido estas pruebas que he permitido en vuestra vida y algunas veces habéis salido victoriosos y en otras, vuestra mala decisión os llevó por caminos equivocados y sufristeis más.

La Fe es la que os va a abrir las Puertas al Reino de los Cielos, ciertamente al llegar aquí a Mi Reino, ya no necesitaréis la Fe, porque Me veréis tal cual Soy. Pero antes debido al Pecado Original, vosotros tenéis que pasar por esta prueba.

Hay un velo ante vosotros, que NO os permite ver la realidad de vuestra existencia. Pero aquellos que tienen Fe salen adelante, triunfan porque saben que Yo estoy atrás de ese velo, que os voy cuidando y que os voy llevando por el buen camino.

Que aunque sea un camino doloroso y aparentemente difícil, tarde o temprano reconocéis que ese era el mejor camino y no aquél que a veces os pone Satanás, en donde todo es llano, todo es fácil, todo es regalado; pero os lleva al pecado y a apartaros de Mí, buscando solamente los placeres del Mundo y evitando a toda costa, las pruebas que os van a hacer más fuertes en lo espiritual.

Mis pequeños, al final del camino siempre estoy Yo esperándoos. Voy viendo a lo largo de vuestra existencia, vuestros logros, vuestras caídas, vuestros errores; pero también voy viendo cuando os levantáis y seguís adelante. La Fe os hace verMe al final del camino.

Los que NO tienen Fe, los que NO Me buscan, los que NO tienen confianza en  Mí, nunca logran verMe al final del camino. Su corazón NO Me pertenece, su corazón NO tiene esperanza de alcanzarMe al final del camino. Se desvían en tantas cosas del Mundo, NO buscan vivir en la Virtud, en el Amor y NO solamente para ellos mismos, sino principalmente, para los demás.

¡Cuánta maldad se produce por esta causa! Porque si todos vosotros Me vierais al final del camino, cuidaríais más vuestros actos, vuestros pensamientos, vuestro amor. El Amor que Yo he puesto en vuestro corazón NO es limitado. El Amor nunca os limitará, NI será dado en pequeñas cantidades, Mi Amor es Infinito.

Además, os he dicho que todo fue creado en el Amor, que vivís para el Amor y moriréis por Amor. Pero NO veáis esto como un desastre, una catástrofe para vuestra vida; porque aquellos que viven en el Amor, morirán en el Amor y el paso de esta vida hacia vuestra Vida futura en el Reino de los Cielos, va a ser un paso fácil, sencillo, agradable.

Todo esto os lo digo Mis pequeños, para que crezcáis en Fe, para que vuestra Fe se fortalezca, para que apreciéis la Fe, como una Virtud grande, inmensa, que Yo os he dado para que siempre actuéis sabiendo que Yo estoy con vosotros y que os espera un final feliz y bello, con un futuro muy promisorio para todos vosotros.

Cuando vivís en Fe, vuestro corazón sabe que tendréis una nueva Vida, cuando dejéis esta vida. Vuestro corazón sabe que Yo estoy con vosotros y que os amo inmensamente. Vuestro corazón Me intuye, aunque vosotros NO Me hayáis visto. Pero al intuirMe Me amáis, Me respetáis, Me buscáis.

En el Amor, todo es sencillo. El Amor puede cambiar todo, hasta lo que vosotros veis como algo imposible, difícil de cambiar, el Amor lo puede cambiar. Aquí es donde vosotros os podéis dar cuenta, de que es vuestro error y NO el Mío, de que las almas se condenen…

Porque como os dije, el Amor lo puede cambiar todo. Una persona que se haya dado al Mal, que haya vivido en el error, que haya vivido en pecados gravísimos… es más, que hasta Me haya atacado. Si hay un alma que ore por este hermano vuestro que ha vivido en el Mal, Mi Gracia puede caer sobre él y lo puede cambiar y lo puede salvar.

Así es Mi Amor, todo lo puede cambiar, todo lo puede transmutar, le puede dar una nueva vida. Por eso en las Sagradas Escrituras, Mi Hijo les decía en aquél tiempo, que el hombre podía nuevamente renacer en el espíritu.

Porque cuando vosotros os arrepentís de vuestros pecados, cuando dejáis atrás vuestra mala vida, vuestras malas acciones, vuestros errores y os arrepentís de corazón, Yo olvido esa mala vida y renacéis ante Mí.

Vuestra alma en ese momento ante Mi Presencia, se torna clara y bella, deja atrás la Obscuridad con que el pecado la había obscurecido.

Vosotros caéis en un error muy grave, continuamente. Juzgáis a vuestros hermanos por su vida pasada, por sus errores de la juventud o de la adolescencia o aún mayores y quizá, ese hermano vuestro ya se arrepintió de corazón, de sus pecados y de su vida pasada…

Y para Mí, ese hermano vuestro ya es diferente, ya encontró el camino, ya puede entrar al Reino de los Cielos, ya es un alma que cambió, que transmutó, que ya Me pertenece y que la voy a cuidar, para que NO vuelva a caer.

Pero vosotros insistís en ver a esa alma como mala y os apartáis de estos hermanos vuestros, como si estuvieran cubiertos de lepra. Los seguís tratando mal, NO queréis saber de ellos por sus faltas pasadas, cuando para Mí, ellos ya no son lo que eran.

Cuando vosotros juzgáis así, vosotros sois los que estáis pecando gravemente, porque NO le estáis dando a esa alma nueva, una oportunidad de empezar una nueva vida y por juzgarla, NO la apoyaréis. Tened cuidado con esto, Mis pequeños; porque esto os puede acarrear quizá, hasta la condenación eterna; porque estáis causándole un mal a un hermano vuestro que ya vive en el bien.

Así pues Mis pequeños, la Oración, la Oración profunda, os va a llevar a conocer toda esta Verdad que sale de Mí; estas Verdades que os llevan a la perfección, estas Verdades que os llevan a ser verdaderos hijos Míos.

Por eso, os he pedido tanto que Me pidáis Sabiduría Santa. Pero ciertamente Me la pediréis cuando haya Fe suficiente en vosotros, porque ¿Cómo Me la vais a pedir a Mí vuestro Dios, Virtudes, Bendiciones, Ayuda, que todos vosotros necesitáis, cuando NO hay Fe suficiente en vosotros?

Desperdiciáis tanto de Mi Gracia, desperdiciáis tanto de Mi Amor, por la falta de Fe y por un deseo grande de ser santos, como Yo vuestro Padre y vuestro Dios, lo Soy.

Mi Hijo os enseñó que debierais buscar la perfección, la perfección en vuestros actos, la perfección en vuestra vida, para ser santos y de esta forma, poder pasar fácilmente al Reino de los Cielos.

Pero Satanás, ciertamente se mete en vuestra vida, conoce vuestros planes por la forma en que vosotros actuáis, por lo que decís, por lo que buscáis. Al entrometerse en vuestra vida, os desvía del camino del Bien y hace que os confundáis, para que NO alcancéis el Premio que os he preparado eternamente.

Os hace ver la Maldad como algo bueno que debéis buscar. Os hace buscar la Maldad, como fin de vida y vosotros NO fuisteis creados para vivir en el mal y menos para transmitirlo y eso es lo que está pasando actualmente, en vuestro Mundo.

NO estáis viviendo en la Virtud, NO estáis viviendo en el Verdadero Amor, NO estáis buscando el bien de vuestros hermanos y tampoco, vuestro propio bien en lo espiritual.

Os habéis acostumbrado a la forma en que se vive, en la forma de vida llena de defectos, de corrupción, de maldad, de injusticias, de mentira, de muerte. Una forma de vida que os conviene, porque así podréis ganar los bienes que NO conseguiríais actuando en la Verdad, en lo correcto, en el Amor.

Todo esto tiene que ser ya purificado, Mis pequeños. Los que están Conmigo, los que viven en Fe y buscan la Verdad, imploran Mi Regreso, imploran que Mi Hijo se presente ya, en Su Segunda Venida, prometida.

Os he dicho que vosotros mismos debéis gritar al Cielo e implorar que Nuestra Presencia, en Mi Santísima Trinidad, ya se dé entre vosotros y purifique todo lo Creado.

Satanás ha destruido toda la Creación, la ha obscurecido. Lo que estáis viviendo está muy lejos de ser la Verdad y lo bello que Yo creé para vosotros, pero debéis pedirlo. Os he dicho que Yo NO impongo y quisiera hacerlo, porque os veo sufrir tanto; pero la conveniencia en la maldad y vuestra falta de Fe, os impiden llamarMe.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, quiero vuestro bien. Soy como el Padre, como cualquiera de vosotros que desea el mejor bien para sus hijos, que al verlos sufrir dan todo, con tal de que los hijos NO sufran. Pero Yo tengo Mis Manos atadas, NO os puedo ayudar, si vosotros NO Me lo pedís.

Si Yo actuara como Dios amoroso que Soy, una gran mayoría de vosotros, NO apreciarían Mi Obra, Mi Bien, que llegara a vosotros; porque una gran mayoría NO Me ama, NO cree en Mí, NO Me busca, NO respeta Mis Leyes, Mis Mandamientos y NO buscan Mi Amor.

Entonces, ese bien que cayera sobre todos vosotros, sería una imposición que quizá, a muchos de los que están viviendo en el Mal NO les gustaría tener, porque ya están tan resueltos de vivir en el Mal, que NO les gustaría cambiar.

Se os hace difícil creer esto, pero es una realidad, Mis pequeños. Por eso Mi Hijo os pedía tanto que os amarais los unos a los otros, para que se fuera difundiendo Mi Amor por toda la Tierra y por el Universo entero… Pero NO creéis, NO Me amáis, NO tenéis Fe.

Existo, Soy vuestro Dios y así como os he dado la vida, os pediré cuentas sobre ella, sobre vuestras acciones. Y si ahora queréis negar todo esto, todas estas Verdades; llegará un momento cuando os presentéis ante Mí, que como dicen las Escrituras, pediréis a los montes que os cubran, porque vergüenza os dará estar ante Mi Presencia…

Y NO Me querréis ver a los Ojos, porque os daréis cuenta de Mi Juicio sobre vuestras acciones. Yo Soy vuestro Dios y ya está el Tiempo de la Cosecha. Preparaos pues Mis pequeños, el tiempo empieza, Mi Juicio se dará.

Yo NO os estoy castigando, es vuestra necedad y soberbia que el mismo Maligno suscita en vosotros, quien os castiga.

Escoged, Mi Paraíso o vuestro mundo actual. En vosotros está la decisión. De Mí sólo puede salir Bien, Paz, Verdad y Amor.

Os Bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Corazón.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

P232 ¿QUIÉN SOY YO?


17 DE MAYO DEL 2017

Amado Pueblo Mío, les Bendigo con Mi Amor.

PUEBLO MÍO: ¿DÓNDE ESTÁS?

Les hablo y NO Me escuchan… Les llamo y NO responden… Les pido y NO escuchan ni toman con la debida seriedad Mis Palabras…

En este Instante es necesario que Mis hijos crezcan y penetren en Mi Amor para que al ser amor, al Mal NO le sea fácil llevarles a ser como títeres y causar el mal.

Pueblo Mío, NO han comprendido la URGENCIA de un crecimiento interior, para que se encuentren Conmigo y se FUSIONEN A MÍ. 

Continúan siendo detenidos cada instante por ese ‘yo’ humano que NO dejan de alardear NI de alabar constantemente. Todo lo saben, todo lo pueden, todo lo dejan de lado para continuar siendo ustedes, siendo el ¡YO!

Sus gustos o preferencias puede que NO compaginen con Mis Enseñanzas, con el proceder de un verdadero hijo Mío, pero Yo NO Me detengo…

Y ustedes NO deben detenerse en el caminar hacia Mí, NO deben estancarse y pensar que ya todo lo tienen, para llegar a Mí. El crecimiento espiritual del hombre NO termina hasta que parte a Mi Casa.

Algunos de los míos son engreídos, egoístas, soberbios, acusadores…  NO perdonan. SON imponentes con sus puntos de vista, NO aceptan el pensamiento NI la comprensión de otros hermanos hacia mis asuntos. Son señaladores constantes de los errores de los hermanos sin saber que ese defecto que señalan es el que más poseen.

Esto Pueblo Mío, es tan común en ustedes que Me da tanta pena que continúen caminando con los mismos harapos que han cargado desde siempre.

Las contiendas NO solo son las que se miran entre Mis hijos públicamente, sino las que cada uno lleva por dentro y externan con crudeza en un instante; cuando arremeten en contra de sus hermanos sin detenerse NI un segundo, a pensar en el daño que se causan a sí mismos.

He delegado Misiones a algunos de Mis Instrumentos. Y esta Misión que he dado a través de la explicitación de Mi Palabra, NO es para tomarla a la ligera, sino ES para que Mi Pueblo crezca; ya que NO puedo llevarles solo a Orar o llamarles solo a recibirMe, sin que exista un verdadero cambio interior para que la FE nazca de adentro y se afiance y sea verdadera.

Necesitan praxis de mi Amor hacia sus hermanos. Quien se mantenga como Látigo, como torturador de su hermano, ese NO es verdadero, finge ser de los Míos…

La Paz es señal de quienes caminan hacia Mí… El Respeto por el prójimo es señal de quien camina hacia Mí… La desconfianza es señal de quien NO ES verdaderamente mi hijo, sino se encuentra en la Tibieza y debe decidir en este instante, debido a que esas ataduras NO les permiten crecer, son un continuo detente…

Amado Pueblo Mío, NO vengo a explicitar Mi Palabra para que la lean y NO la practiquen, siendo los mismos incrédulos necios, ignorantes y arrogantes que Me hacen Padecer.

Cada pedido Mío es una orden para ustedes. Una orden para que crezcan y sean más espirituales y menos de lo pecaminoso. El crecimiento espiritual les aleja del Pecado y de lo indebido. Necesito que se PREPAREN para que caminen en Mi mismo Camino. NO pueden tomar atajos a su antojo, tienen que caminar en Mi Voluntad.

EL CRECIMIENTO ESPIRITUAL AUMENTA LA FE EN LA CRIATURA

Y MIS HIJOS TIENEN QUE CRECER PARA QUE SUPEREN CUANTO LES ATA.

La mayoría se ata voluntariamente a lo terreno, a su estilo de vida, a sus gustos y a sus placeres. NO confía en Mí, NO cree en Mí, NO se abandona en Mi Voluntad. Y algunos Me han Desafiado por los apegos tan terribles que poseen

Apegos que dominan la mente y creen que sin ellos NO podrán vivir.

Pueblo Mío, esta generación se rebela contra Mí cada instante. Por ello, NO les será fácil vivir como tendrán que vivir con los EVENTOS que se aproximan:
¿Cómo va a vivir de un instante al otro, el que vive en la opulencia?
¿Cómo va a vivir de un instante al otro, el que vive centrado en su economía?
¿Cómo va a vivir, el que se ha acostumbrado a complacer su “ego” y sus caprichos?
¿Cómo va a vivir, el que está acostumbrado a mandar?
¿Cómo va a vivir, el que Me ha desobedecido?

Pueblo Mío, NO poseerán las comodidades de este Instante… ¡NADA!

La seguridad estará en la FE en Mí Auxilio y en el auxilio de MI Madre junto a sus hermanos de camino.

NO lograrán poseer los caprichos de este Instante. Llegarán a ser iguales: el que tiene con el que NO posee nada.

Y en ese Instante, la seguridad será en Mí y quien NO se ha dispuesto a la Obediencia, NO soportará ese estado.

Pueblo Mío, el instante deja de ser instante, se acorta y continúan como si nada cambiara. Grandes enfermedades se propagan con rapidez…

Y cuando lleguen a ser dadas a conocer por los medios de salud al NO lograr ocultarlas más, será cuanto Mi Madre les ha revelado para algunas enfermedades, lo que las detendrá. Pero en medio de todo es necesaria la Fe de la criatura.

Hijos, ¡Cuántos de ustedes no logran una mayor espiritualidad debido a que se mantienen negándose al cambio interior! El hombre puede haber caminado su vida con un determinado carácter, con una forma de ser peculiar, con exigencias y gustos muy personales…

Pero este Instante es de cambio, de transformación, de sanación y de Mi Auxilio de forma especial.

Hijos, ustedes son criaturas de libre albedrío, son conscientes de sus actos, pueden razonar sobre sus actos u obras, tienen mente y conciencia, utilicen estos Dones para crecer no para involucionar.

El yo humano es parte de la conciencia, por ello es tan importante que se conozcan para que se decidan a cambiar para el bien propio y de su entorno.

Esta generación siente que es autosuficiente con la tecnología actual y se sume en el uso de los artefactos modernos sin desear creer que estos les consumen el instante, les impiden el ser fraternos y disponerse al cambio y les inducen a la violencia y a la dependencia.

¡Cuántos Me olvidan sin razonar que aún con todos los modernismos son iguales a otras generaciones que se perdieron igual que esta generación, por NO aspirar a conocerMe!

Solos NO pueden nada, necesitan que Yo me mantenga en ustedes, que more en el interior de cada uno de mis hijos.

En este Instante Me separan de ustedes, de ahí la profunda grieta que forman con la que obstaculizan ese diálogo ininterrumpido que debe existir entre nosotros.

USTEDES TIENEN EN LA VIDA UN OBJETIVO HUMANO…  Y

YO LES LLAMO A LO DIVINO QUE NO POSEE FIN

Pueblo Mío, Yo les facilito nuestro encuentro. Pero ustedes se resisten en este Instante tan importante, tan trascendental de la existencia humana. NO deben continuar siendo los mismos, NO deben cometer los mismos errores del pasado, NO deben cargar más harapos de malas costumbres aprendidas en la familia o consentidas por ustedes mismos.

Ningún hombre posee autoridad para mancillar al hermano, NI para mantenerle en un suplicio constante.

Hijos, la criatura humana debe alcanzar MI Actuar y obrar, para que su ‘yo’ humano NO se abalance sobre los hermanos.

Pueblo Mío, el Padecer de Mi Iglesia NO es algo lejano. Será duramente Purificada y dentro de Mi Iglesia se encuentran ustedes: Cuerpo Místico. Por ello deben ser mejores cada Instante.

NO se den por vencidos, continúen FUSIONÁNDOSE en Mi Voluntad. NO son abandonados por Mí, Cada Uno es único e irrepetible ante Mí.

Amado Pueblo Mío, el Sol descarga sus emanaciones nocivas y ustedes van a padecer. La carrera armamentista de las naciones, encontrará su razón de ser ante la Humanidad.

El Lobo con piel de oveja, desea apoderarse de la Humanidad sin que la Humanidad le señale, por ello en este Instante aparenta buscar la paz mundial.

NO se confundan, hijos Míos. Manténganse alerta en todo aspecto. Cuando la Economía aparente gran solidez, NO confíen en esto. YO miro más allá y NO continuarán viviendo como hasta ahora…

EL QUE POSEE DINERO, SERÁ COMO EL MENDIGO…

Y EL MENDIGO, LE ENSEÑARÁ A VIVIR SIN POSESIONES.

 Todos necesitarán de los hermanos para protegerse como cristianos, ante la Persecución Voraz que se desatará con gran fuerza contra Mi Pueblo.

NO ESPEREN LAS SEÑALES ANUNCIADAS POR MI MADRE PARA CAMBIAR,

SINO EL CAMBIO DEBE SER EN ESTE INSTANTE.

Reconcíliense Conmigo y den gracias por haber sido llamados para vivir en Mi Amor, del que se desprende todo cuanto el hombre necesita.

Oren hijos, oren por Francia, padece el terrorismo en sus entrañas.
Oren hijos, oren por Estados Unidos, esta nación lleva a padecer a Mis Hijos.
Oren hijos, oren por Ecuador, este Pueblo Mío mirará al gran volcán despertar.
Oren hijos, oren por Medio Oriente, la Humanidad llegará a lo inesperado.
Amado Pueblo Mío, oren por Mi Iglesia, sean prudentes y decídanse a transformarse en verdaderos hijos Míos,

Ante el Egoísmo humano y la Soberbia, manifiesten la FE en Mí, con un Verdadero Cambio Interior.

He llamado a todos a prepararse porque el instante NO es instante. Pero Mi Pueblo espera y cuando despierte, le será doblemente difícil llegar a Mí. Pero el Amor de Mi Madre NO se detendrá, continuará intercediendo por CADA UNO  ustedes y les traerá a Mi Camino, en el que jamás encontrarán la Puerta cerrada.

LES BENDIGO, AMADOS MÍOS. NO OLVIDEN QUE ESTE INSTANTE ES DE PREPARACIÓN.

Su Jesús.

http://www.revelacionesmarianas.com/

 

Abril 25 de 2017

Hijitos Míos Yo, vuestro Hermano Jesús El Salvador, os dije que aquellos que quisieran venir en pos de Mí, que tomaran su cruz… Pero realmente, ¿A qué Me refiero, Mis pequeños?

¿Quién Soy Yo?

Y os pregunto, como les pregunté a los apóstoles, ¿Quién dice la gente que Soy Yo? Ciertamente vosotros lo sabéis. Pero vosotros, ¿Quién decís que Soy Yo?…

Y Yo os lo puedo resumir en una frase: Soy el Amor.

Vine a la Tierra a Reparar el Amor quebrantado por Adán y Eva. Cuando os he dicho que vengáis en pos de Mí, debéis venir en el Amor. Ciertamente hay mucho que Yo os he dado, pero en sí Nuestra Trinidad es eso: simplemente, Amor.

Pero qué difícil se os hace a vosotros vivir en el Amor… Y especialmente ahora, que vivís en un mundo en donde se vive el Odio, la Maldad, la Concupiscencia, todo tipo de Pecado. Ciertamente, todo esto afecta al hombre, afecta a su constitución espiritual, afecta a su vida de relación Conmigo y con vuestros hermanos.

Si NO tenéis Amor, NO tenéis nada. Así dicen las Escrituras y es una realidad.  Si vosotros mismos NO aceptáis Mi Amor, NO Me estáis aceptando a Mí y NO estáis aceptando a todo lo que Yo he creado. Ya se os ha dicho que todo fue creado por Amor, todo vive en el Amor y todos vosotros y toda la Creación, necesitáis primeramente de Mi Amor…

Y necesitáis del Amor, NO solamente de los seres humanos. Necesitáis primeramente el Amor del Cielo, necesitáis el Amor de todo lo que os rodea, de los animalitos que os rodean, que producen Amor… Todo lo que está creado, tiene Amor y eso, lo veréis cuando lleguéis a presenciar todo el Cambio que se dará.

Cómo todo os estaba hablando de Amor. Vivíais rodeados de Amor en la Creación. Pero Satanás se ha encargado de ir poniendo un velo en todo lo que es bello, para que vosotros NO os deis cuenta cómo se ha derramado Nuestro Amor, de Nuestra Santísima Trinidad, para consentiros.

Vosotros por otro lado, NO ponéis mucho de vuestra parte para ir reproduciendo el Amor que Nosotros heMos puesto en vuestro corazón. Muchos vivís en una forma muy egoísta: os gusta que os den, pero vosotros NO dais.

A otros, os gusta robar el Amor y NO os interesa cómo dejéis a la otra persona sin ese Amor, por eso hay tanto mal causado por Satanás, en donde se ataca principalmente a Mi Amor.

El Amor es la Vida, la Vida del alma, la Vida de lo creado. Nadie puede vivir sin Nuestro Amor y Nosotros estaMos, continuamente, viendo por cada uno de vosotros, por vuestras necesidades… Y las vaMos llenando por vuestro bien, para que crezcáis en cuerpo y alma y protegidos con Nuestro Amor.

Hasta científicamente Mis pequeños, vuestros estudiosos han demostrado que los bebés, NO crecen en igual forma si NO están llevados en el Amor.

Aquellos niños o bebés a los cuales NO se les acaricia, NO se les carga, NO se les dicen palabras de Amor, NO se les da Amor en cualquiera de las facetas en que el hombre puede dar a su prójimo, NO CRECEN en forma normal, NI física NI espiritualmente.

Entonces, ¿Qué esperáis vosotros obtener de Mí, si NO QUERÉIS TOMAR  de lo que es Nuestro Amor?

Si NO estáis Conmigo, NO creceréis y tampoco daréis lo que debéis dar, Mis pequeños. Un alma sin Amor, es un alma estéril. Porque primeramente, vosotros fuisteis hechos o se os dio el Don de la vida, para producir Amor… TODOS los demás dones y Virtudes que tenéis, son para adornar el Amor.

Todo lo que deis a vuestros hermanos sea lo que sea, tiene que ir acompañado del Amor. Porque si NO, entra la soberbia y el egoísmo. Entonces ya el Amor deja de ser bello, ya está contaminado y estáis utilizando Mi Amor, para vuestros deseos egoístas.

Por eso así está el Mundo ahora, porque Satanás os ha llevado por sendas equivocadas. Por sendas en las cuales vosotros os vais aprovechando primeramente de Mí, vuestro Dios y también de vuestros hermanos. Y vosotros mismos lo vais comprobando cómo YA NO se vive vida de Amor entre los hombres.

Muy pocos de vuestros hermanos viven realmente un amor desinteresado, un amor fraterno, pero un Amor fraterno con un corazón inmenso para servir a cada uno de vosotros.

Quiero que meditéis esto, Mis pequeños. Porque Mi Amor NO está dando los frutos que debe de dar. Si se os ha dado el Don de la vida, se os ha dado éste por Mi Amor y para que vosotros produzcáis Amor. Ese es el Sello del cual hablan las Sagradas Escrituras, que tendréis los escogidos, el Amor.

El Sello en la Frente, con el cual se os reconocerá ante todos, por ser almas que aman; porque ¿De qué os sirve todo lo demás?

La inteligencia, el dinero, todas vuestras capacidades particulares que hayáis vosotros incrementado, ya sea con el estudio, con la experiencia, con vuestro trabajo podréis ser los mejores profesionistas; pero si NO HAY Amor en vuestras obras, de nada sirve. Vuestro Amor NO trasciende, vuestras obras son vanas ante Mis Ojos.

Todo lo tenéis que ver a través del Amor. Todo lo que deis, debe de ir ya sellado con Mi Amor que habite en vosotros. Ciertamente, cuando vosotros dais Amor, ese Amor se regresa multiplicado a vosotros… Y mientras más deis, más iréis recibiendo.

Todos vosotros necesitáis de Amor, todos vosotros de alguna forma, vivís para dar Amor y recibirlo. Cuando vosotros os limitáis y NO dais de Mi Amor, N0 estáis cumpliendo con vuestra parte en la Creación.

El alma tiene que llenarse de Mi Amor, el alma es la que trasciende, el alma es la que recibirá el Bien, si actuasteis bien. O el Mal, si os fuisteis con Satanás.

El tiempo que pasáis aquí en la Tierra, lo podéis aprovechar para el Bien o lo podéis aprovechar para el Mal. Todos tenéis el libre albedrío. Y es una tristeza que haya muchos hermanos vuestros que prefieren vivir en el Mal, vivir atacándoMe, vivir para ir destruyendo la Vida en vuestros hermanos. O sea, viven para dar muerte.

Ciertamente estas almas si NO se arrepienten a tiempo, van a vivir eternamente en la condenación, en el sufrimiento. Me apena tanto deciros esto Mis pequeños, pero oportunidades se os dan muchas y podría decir que hasta en demasía, a lo largo de vuestra existencia,

Pero ¿Qué hacéis vosotros? Prácticamente, NADA.  Dais lo mínimo u os burláis de las buenas obras que llevan a cabo vuestros hermanos, porque algunos de vosotros creéis que ya descubristeis el secreto escondido que hay en Mis Palabras, en los Evangelios.

Cuando todo lo que Yo os di fue simple, sencillo, porque todas Mis Enseñanzas iban dirigidas para que os amarais los unos a los otros.

Cada uno de vosotros ama a su manera, cree respetar a otros hermanos y respetarMe a Mí, vuestro Dios. Me dan tanta pena tantas almas que se condenan. Y muchas de ellas porque NO encontraron el “por qué” de su vida aquí en la Tierra, pasan por la vida y NO dejan prácticamente, NADA.

Se os hace a veces intrascendente, el NO haber cumplido con vuestra misión. Pero qué desgracia sufre eternamente un alma que NO cumple correctamente. ¡Cuánto Dolor Nos causáis en Nuestra Santísima Trinidad!

Poco meditáis de los Dolores que Me causáis al NO vivir en el Amor. Cuando NO vivís en el Amor, la misma Creación se vuelve contra vosotros. Vuestros hermanos también, sienten que NO hay Amor dentro de vosotros y así empiezan los pleitos. Cuando NO buscáis el Amor, TAMPOCO DAIS PERDÓN.

¡Es tanto, tanto en lo que vosotros erráis en Mi Amor! Y debéis luchar porque NO se vaya, primeramente de vuestro corazón. Al momento en que el Amor sale de vuestro corazón, porque sale la Oración, el Rezo, el Arrepentimiento, mucho mal causáis, estáis vacíos de vuestro corazón.

Tenéis que ser más conscientes Mis pequeños, de la vida que estáis llevando. NO podéis pasar por la vida como muertos-vivos, se os ha dado mucho y ¿Qué habéis hecho vosotros?

Ciertamente mientras más dais, como consecuencia inmediata, Satanás os ataca más. Sabéis que estáis en el Mundo, que Satanás es el Príncipe de este Mundo. Y a pesar de ello, hay almas muy buenas, almas grandes, almas renovadas por Mi Donación.

Debéis estar conscientes de tanto Amor que habéis recibido desde vuestra concepción. El Amor que recibís empieza en el Reino de los Cielos; vuestro nacimiento empieza en el Reino de los Cielos, cuando sois escogidos para tener vida.

Sois llevados al vientre materno y si sois como debéis ser: hijos aceptados en la familia, ese Amor que empezáis a sentir en vuestro hogar, os va dando un apoyo para vivir en este Mundo.

Meditad, Mis pequeños. Meditad todo el Amor que habéis recibido y preguntaos con el corazón en la mano, arrodillados ante Nuestra Trinidad, ¿Qué habéis hecho? ¿Cómo habéis multiplicado Nuestro Amor entre los hombres? Necesitáis cambiar, Mis pequeños.

Todo lo que estáis viendo a vuestro alrededor, toda la Maldad que estáis viviendo es porque YA NO tenéis Amor en vuestro corazón. NO Me amáis porque NO sabéis Amaros. NO compartís con vuestros hermanos el Amor, Mi Amor que traéis en vuestro corazón.

Y os repito: mientras más deis de Mi Amor a vuestros hermanos, más ataques tendréis por parte de Satanás. Y lejos de que vosotros os sintáis mal por eso, Alegraos. Como cuando azotaban a Mis apóstoles y discípulos, porque estaban llevando Mi Palabra, Mi Ejemplo y Mi Amor.

Satanás NO permitirá y NO ha venido permitiendo que Mi Amor que habita en vuestro corazón, se expanda. Fuisteis hechos para producir Amor, fuisteis hechos para vivir un Amor, fuisteis hechos para transmitir Mi Amor a vuestros hermanos.

Tenéis que tomar en serio vuestra misión en la Tierra Mis pequeños. Como Yo la tomé, obedeciendo a Nuestro Padre. Vine a daros Mi Amor, a daros el Amor de la Santísima Trinidad. Respeté los Deseos de Mi Padre. Es vuestro Tiempo.

Os toca llenaros de Mi Amor, transmitirlo, motivar a vuestros hermanos a que regresen a Mí. Pero hacedlo con delicadeza, es la mejor forma de educar.

Os AmaMos Mis pequeños, porque fuisteis creados por Nosotros, que Somos el Amor. Pero vosotros debéis buscar Mi Amor que os rodea. Estáis ciegos al Amor, NO lo queréis ver a vuestro alrededor. Y como NO os lo dan palpablemente, vosotros NO respondéis con Mi Amor que tenéis en vuestro corazón.

Vivís en una forma muy egoísta: queréis todo, queréis que se os consienta sin dar prácticamente, NADA. Y esto NO puede ser así, Mis pequeños.

Compartidlo. Y os he dicho que entre más deis, más recibiréis. ¡Hay tanto qué hacer, Mis pequeños! ¡Hay tanto qué dar! ¡Hay tanto que Transfigurar! Y esto se logra con el Amor.

 Os he dicho que Mi Santo Espíritu os va a Transfigurar, pero ¿Qué os imagináis con eso, Mis pequeños? Realmente con vuestra transfiguración, lo más importante de ella es que seréis nuevamente hijos Míos en el Amor, por el Amor.

Nadie puede entrar al Reino de los Cielos, si NO ha aprendido a amar y ¿Qué os dice esto? Pues lo que os he venido platicando y explicando, que debéis vivir el Amor y transmitirlo a vuestros hermanos. Debéis vivir haciendo el Bien, para que podáis recibir primeramente, Mi Amor y luego el de vuestros hermanos,

Y por haber transmitido y vivido Mi Amor, podréis morir en una gran paz que os va a llevar hacia la plenitud; hacia el Reino de los Cielos, por haber cumplido Mi Voluntad.

Sed pues otros Cristos, os lo he pedido mucho, pero el Cristo primeramente, en su Faceta de Amor. ¿De qué hubieran servido Mis Milagros, Mi Donación, Mis Enseñanzas, SI NO hubieran estado selladas con Mi Amor?

Recordad, TODO es vano si NO se da con Amor, si NO se vive con Amor y si NO se muere en el Amor.

Os vuelvo a pedir lo que le pedí a Mis apóstoles en Mi Ascensión: amaos los unos a los otros, como Yo os he amado.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

http://diospadresemanifiesta.com/

P230 ¿MISIÓN TRAICIONADA?


Mayo 16 de 2017

Mis pequeños, así como dice San Pedro, Satanás está como león rugiente, al acecho de vuestra debilidad. Ciertamente, siendo Satanás el Príncipe de este Mundo le molesta grandemente, que haya almas que oren, que haya almas que Me amen, que haya almas que lo rechacen a él y a sus obras.

Él, continuamente está al acecho de vuestra debilidad. Vosotros, muchos de vosotros NO os preparáis NI os protegéis contra su ataque. Vais por el Mundo, tomando lo que os da el Mundo.

Ciertamente, que Satanás NO se va a presentar como algo feo y malévolo, sino que os va a poner la Tentación, haciendo ver el Pecado como algo agradable, que debéis tomar…

Y por eso se representa como la manzana que tomó Eva, porque se ve agradable a la vista, al tacto. Pero ya que entráis al pecado os produce amargura, porque os dais cuenta que Me dañasteis.

Si vosotros NO os protegéis contra sus ataques a través de la Oración, de la vida en la Gracia, a través de la vida de sacrificio para estar pendientes en lo que Yo os doy. Porque así en el sacrificio, en la Oración, en la Penitencia, os estáis uniendo a Mí.

Y es como podeMos vivir una vida en dos: vosotros Conmigo, haciendo una sola vida. De esta forma, las cosas del Mundo, los ataques de Satanás, NO van a hacer mella en vuestra alma; porque NO estáis distraídos con las cosas del Mundo y las Tentaciones que os ponga Satanás.

Si estaMos haciendo esa vida en dos, vosotros estaréis atentos a lo que Yo quiero que vosotros hagáis. Estaréis a Mi servicio, como debieran estar todas las almas. Como debierais estar cada uno de vosotros, sirviendoMe con gran alegría a Mí vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad.

Cuando el alma está atenta a Mis necesidades, a Mis preocupaciones, por hacer que vuestros hermanos crezcan… Y aún también vosotros mismos, que crezcáis en vida de Gracia, en vida de Amor, en vida Sacramental.

Si estáis atentos a ello, Satanás NO formará parte de vuestra vida y ni caso le haréis, porque estáis Conmigo. Estáis creciendo en muchos sentidos, a través de la Sabiduría que se derrama sobre vosotros, a través de Mi Santo Espíritu.

Una gran mayoría de vuestros hermanos NO están atentos para mantener su alma en estado de Gracia, sirviéndoMe y creciendo espiritualmente; al contrario, viven para el Mundo.

 Se han dejado tomar por Satanás, los ha envuelto como una Serpiente que se enrolla alrededor de la persona.

Así estáis viviendo con Satanás, unidos a él y causando mucho Mal a Mí y a vuestros hermanos. Porque cuando un alma está así unida a Satanás, prácticamente NO saldrá nada bueno de vosotros NI en pensamientos, palabras ni obras.

Cread conciencia Mis pequeños, entre vuestros hermanos. Ayudadles a encontrarMe, ayudadles a vivir más atentos a Mis preocupaciones, que ciertamente Mi mayor preocupación sois vosotros mismos; porque os amo inmensamente y estoy protegiendo continuamente vuestra alma, contra los ataques de Satanás.

Mucho todavía, tenéis que aprender. Yo os puedo dar todo el Conocimiento y lo hago con gusto, porque sois Mis hijos. Pero si vosotros NO queréis vivir apoyados en Nosotros, en Mi Santísima Trinidad, ¿De dónde queréis vosotros aprender lo bueno y sobre todo, crecer en Virtud y en Amor? Esto, Satanás NO os lo va a enseñar.

Manteneos pues unidos, os lo he pedido muchas veces y repito, os lo pido nuevamente por vuestro bien. Estáis viendo cómo Satanás ha tomado mucha Fuerza y lo estáis viviendo a vuestro alrededor, ¿Qué más esperáis de él?

¿A poco creéis que por servirle, que por estar con él, os está consintiendo? Lo único que ganaréis si seguís sirviéndoos de él para vuestros planes terrenos, ganaréis la Condenación Eterna.

Si le estáis haciendo caso a Mi Enemigo, vosotros también sois Mis enemigos y NO podréis entrar al Reino de los Cielos. Meditad bien esto Mis pequeños, Soy Justo.

Si Me dais lo que merezco, Yo también os daré lo que os habréis ganado por servirMe.

 Os he dicho varias veces, que en la unión de vosotros que sois tan pequeñitos, radica vuestra Fuerza. Esto también lo sabe Satanás y por eso, se ha encargado de iros separando… Y de esta forma, difícilmente os uniréis para adquirir esa Fuerza de Oración.

Satanás conoce que vosotros podéis hacer un Bloque de Oración y le podéis quitar mucha fuerza. Vosotros, difícilmente lo hacéis y más en estos tiempos, en los que Satanás se ha introducido fuertemente en la Iglesia, en las familias, en la sociedad…

Y la gran mayoría de vosotros YA NO busca la vida de Oración y menos, de los Sacramentos.

Estos son momentos Mis pequeños, en que debéis voltear al Cielo, porque prácticamente de la Tierra NO tendréis mucho apoyo, pero sí del Cielo. Por eso, os he pedido que os unáis a Mi Santísima Trinidad, que os unáis a Mi Hija, la Siempre Virgen María, porque vosotros sois Su Calcañar.

Y que además os unáis también a todas las almas, tanto del Cielo como del Purgatorio, que son millones y millones de almas las que os van a estar apoyando en vuestra misión y en vuestra Oración.

Desperdiciáis muchas Bendiciones, Mis pequeños, porque estáis en el Mundo y vivís para el Mundo; cuando os he pedido, que aunque viváis en el Mundo NO seáis del Mundo.

Vosotros mismos os estáis desprotegiendo, porque queréis hacer todo en lo individual. Imaginad a un soldado salir solo al campo de batalla y por NO seguir las instrucciones del General, fácilmente lo podrán matar.

Quizá, pueda sobrevivir algunos momentos al estar luchando solo, pero lo más factible, es que sea eliminado. Así estáis vosotros; estáis desprotegidos, porque NO estáis pidiendo los unos por los otros.

Cada uno de vosotros vivís para vosotros mismos, poco os acordáis de vuestros hermanos y estáis corriendo un gran peligro. Tenéis todo a vuestro favor, pero NO utilizáis esa protección Divina y Celestial que Yo os puedo dar.

Orad, cada vez más y uníos a la Comunión de los Santos, es de ahí de donde más fácilmente obtendréis ayuda. Pero una verdadera ayuda, porque cuando estáis viviendo en el Mundo, aquellos que están con vosotros supuestamente, os están apoyando…

Pero ¿Qué tanto van a soportar cuando se inicie la Prueba y vean a tantas almas ser eliminadas, sabiendo que ellas mismas NO están preparadas, porque NO viven vida Sacramental, vida en la Gracia, vida en el Amor?

Meditad esto, Mis pequeños, porque es muy importante para vuestra supervivencia espiritual y humana aquí en la Tierra.

Hijitos Míos, cuando os doy un Mensaje, es un Aviso NO una amenaza. Cuando vosotros educáis a vuestros hijos, NO os la pasáis amenazándolos,

Ciertamente, los debéis guiar y los debéis ayudar, para que no tengan algún accidente y sobre todo, los debéis llevar prácticamente de la mano, para irles enseñando lo bueno y lo malo del Mundo… Y eso es lo que hago Yo, Mis pequeños.

Cuando estáis en edad de entender Mi Amor, de entender cuánto os amo, de entender que os quiero perfectos como Mi Padre Es Perfecto. Cuando llegáis a entender que sin Mí, NO podéis hacer nada en el Mundo.

Y sobre todo, sobrevivir espiritualmente. Es cuando deberéis entender que tengo que ponerMe rígido, porque os estoy protegiendo contra una Maldad inmensamente superior a vosotros…

Y que además os quiere destruir, que es la Maldad de Satanás.

Yo os estoy protegiendo en todo momento, pero vosotros os escapáis de entre Mis Dedos. NO entendéis que estáis en un grave peligro, porque Satanás está acechando constantemente vuestra vida y vosotros, muy despreocupados de lo que sucede, porque NO os preparáis, porque NO queréis estar Conmigo, hacéis lo que os viene en gana.

Entended esa frase Mis pequeños, que vosotros hacéis lo que os viene en gana… Y así, casi en forma grosera os lo digo, porque NO queréis Mi Protección, NO queréis Mi Ayuda. Siendo que Yo os estoy cuidando en todo momento, porque las intenciones de Satanás son destructivas.

Él quiere vuestra muerte, muerte de cuerpo; pero sobre todo, muerte de alma. Os quiere destruir y vosotros vais por el Mundo, muy despreocupados de esta tremenda realidad. Él es vuestro Enemigo. Él actúa totalmente en contra de Mis Leyes, de Mi Amor.

Satanás quiere la Destrucción de todas las almas, para que NO gocéis eternamente de los Bienes que él tenía, hasta aquél momento en que Me Traicionó, que se opuso a Mis Mandatos.

La gran mayoría de vosotros parecéis adolescentes despreocupados y que creéis que podéis dominar el Mundo, que tenéis la fuerza para hacerlo, que sois muy audaces e inteligentes…

Y hasta que NO caéis y tenéis un accidente fuerte, es cuando os dais cuenta que NO era verdad lo que vosotros pensabais de vuestras capacidades.

Esto es sabiduría y muy pocos la buscan. Y si NO estáis viviendo en vida de Oración, si NO estáis respetando y siguiendo Mis Mandamientos NO podréis llegar a obtener la Sabiduría…

Porque si lo más elemental NO lo estáis respetando y poco os interesa vivir para Mí. ServirMe, sirviendo a vuestros hermanos, la Sabiduría NO llegará a vosotros.

La Sabiduría es un Don Divino que Yo concedo a las almas que Me buscan, a las almas que hacen todo lo posible por crecer en Mi Conocimiento. Crecer en una vida de Donación, en una vida de amor hacia Mí y hacia vuestros hermanos.

La Sabiduría se merece, porque buscáis estar Conmigo, que Soy el Poseedor de Ella… Y Yo la concedo a aquellos que quieren mantenerse en Mí, que Me aman, que Me buscan y que verdaderamente, sienten que NO pueden vivir sin Mí.

BuscadMe Mis pequeños de todo corazón, para que seáis merecedores de Mi Sabiduría. Las almas sabias entran fácilmente al Reino de los Cielos, están protegidas por Mí, están protegidas por buscarMe y estar llenas de Mi Amor, del Conocimiento de Mi Vida y de Mis Deseos de salvación para cada uno de vosotros.

Las almas sabias, buscan agradarMe en todo momento y lo hacen. Principalmente viviendo en la Donación y en la Oración para la salvación de las almas de sus hermanos.

Hijitos Míos, os he dicho que vivís para Mí cuando os he concedido el Don de la vida. También habéis adquirido el compromiso de servirMe. NO Me voy a poner en la posición de deciros que vosotros sois Mis esclavos, Mis sirvientes y que Me debéis obedecer a como dé lugar.

NO Mis pequeños. Os he dado el libre albedrío para que vosotros podáis actuar libremente. Porque si Yo os presionara, si Yo coartara vuestra libertad, ¿En dónde estaría el mérito de que vosotros os ganarais el Cielo o el Infierno, si NO Me obedecierais y quisierais vivir en el Mal?

Vosotros debéis estar conscientes de que hay un Bien y hay un Mal… Y que vivir de un lado o de otro, va a tener también sus consecuencias. Si vivís para Mí ObedeciéndoMe, pero sobre todo ayudándoMe en las salvación de las almas, en la difusión de Mi Amor por todo el Mundo y por todo el Universo…

Entonces, os mereceréis el Cielo. Porque el Cielo es Amor y si trabajáis para difundirlo porque primero aceptasteis vivirlo, entonces vuestro futuro estará ahí en el Cielo, en vuestro Hogar del Amor.

Pero si vosotros en vuestro libre albedrío, Me queréis Traicionar, darMe la espalda, dañarMe con vuestra forma de actuar, con vuestra vida de pecado y sobre todo, haciendo a un lado Mi Amor. Entonces vuestro lugar eterno, NO estará en donde se vive el Amor…

Porque NI queréis tenerlo NI queréis transmitirlo NI queréis protegerlo, sino todo lo contrario. Lo queréis Destruir, como Satanás quiere hacerlo. Entonces, pertenecéis a Satanás y viviréis eternamente con él.

Con esto Mis pequeños, os estoy dando a entender que en el libre albedrío, NO estáis presionados a hacer lo que Yo quiero. Vosotros en total libertad, vais a actuar según como vosotros libremente, queráis actuar.

Ciertamente, Yo estaré tratando de haceros entender si escogisteis el camino del Mal, que estáis viviendo en un error. Y os pondré a lo largo de vuestra existencia muchas oportunidades para que os arrepintáis y os deis cuenta, de que lo que escogisteis es un error fatal, que os puede llevar a Sufrir por toda la Eternidad.

Aquellas almas que han escogido el camino del Bien, las protejo, las consiento, Me derramo en Bendiciones y en regalos espirituales. Porque saben apreciarlos, porque los gozan, los aman y los agradecen con todo su corazón.

Soy un Dios Justo y doy a cada quien, lo que el alma ha querido vivir, lo que ha escogido en su libre albedrío. Vivid pues para Mi Amor Mis pequeños, fuisteis creados por Mi Amor. Ciertamente, a nadie le gusta sufrir.

PedidMe Sabiduría, aún si estáis viviendo en el Mal, para que Ella os lleve a entender que estáis viviendo en el Error y podáis enmendar vuestra vida.  Pero si aún a pesar de ésos momentos en que Yo os quiero ayudar y despreciáis la Sabiduría que os concedo, aunque sea por algunos momentos, vosotros mismos estáis escogiendo vuestro futuro eterno.

 Me dolerá mucho que os queráis apartar de Mí, ya que de Mí sólo obtenéis Amor. Pero si estáis escogiendo el camino del Mal y conscientemente sabéis que vivís en el Error, Respetaré vuestra decisión y Me dolerá mucho que os mantengáis en el Error.

Os Bendigo, Mis pequeños y los que estáis viviendo en el error, espero regreséis a Mí.

Reflexionad y aceptad que Mí Santo Espíritu de Amor os guíe hacia la Verdad y a la Luz Verdadera de Mí Camino al Reino Celestial.

Os amo y bendigo en Mí Santo Nombre en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid todo el Amor de Mí Hija la Siempre Virgen María.

Venid ante Mí, ataviados con alma pura y con aromas de sencillez y os atraeré hacia Mí, para escuchar de vuestros labios vuestras peticiones de amor, juntito a Mí Corazón.

Os amo muchísimo hijitos Míos, que Yo NO deseo separarMe de vosotros. Que ése deseo se desenvuelva en vuestras almas para conMigo, desea vuestro Dios y Señor.

Os bendigo con santas y especiales bendiciones en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el Amor del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

N178 PROMESA DIVINA


dios padreActo seguido a vuestra humilde y sincera entrega a Mí Corazón Paternal, vendrá la Glorificación y Santificación de todos los Pueblos de la Tierra, en donde se llevará a cabo Mí Promesa: la Unidad en el Amor.

La Unidad en Mí Pensamiento, la Unidad en el Amor Divino de vuestro Padre y Creador. Será la excelsitud de Mí Corazón hacia vosotros, Mis pequeños hijitos.

El Pueblo que quede después de la Purificación, será nuevamente Mí Pueblo y Yo seré vuestro Pastor. Conocerán Mí Gloria. Conocerán Mí Camino. Me conocerán y podrán darse cuenta de la ingratitud antigua, tanto de vuestros ancestros, como de la vuestra.

El velo de sus ojos y de su mente caerá… Y verán las cosas tal cuál son, como Yo las creé. Como quise que fueran desde el Principio…

Cómo Yo había dispuesto todo a favor del Género Humano para su servicio y cómo fue aniquilado todo por el Pecado.

Se darán cuenta de Mí Amor para con cada uno de vosotros. Cómo los guié, cómo los consentí, cómo los amé, a pesar de vuestras miserias y necedades, a pesar de vuestras mentiras y de vuestras traiciones.

Se les caerán las escamas de los ojos y verán Mí Gloria. La Gloria preexistente a vosotros mismos y que se os ha estado guardando como Premio final a vuestro esfuerzo espiritual por transmitir Mí Santo Nombre y Mí Santo Amor a todos los vuestros.

Conocerán el verdadero Amor de Vuestro Dios. Todos se reconocerán nuevamente en Mí Amor. Todos los pueblos serán uno y todos Me buscarán a Mí vuestro Dios y Creador.

santsima-trinidad-1-638

Vuestras alegrías, vuestras alabanzas, vuestros agradecimientos serán escuchados por Mí con gran alegría y beneplácito de Mí Corazón; puesto que ahora ya no habrá mentira ni desconfianza hacia Mí, vuestro Dios.

Y así, todas vuestras plegarias y agradecimientos saldrán de un corazón sincero y amoroso hacia Mí, vuestro Dios y Salvador. La Santificación de los Pueblos se ha de dar y ha de venir, cuando vuestro corazón se santifique en Mí Amor.

Dichosos aquellos que alcancen el Triunfo de Mí Corazón Misericordioso al mantenerse fieles a la Fé, a Mí Amor, al Triunfo Final de Mí Corazón.

Vivíd desde ahora esa entrega de vuestro corazón al Mío. Vivíd con la esperanza firme de que vuestro Padre os está esperando y está preparando el Triunfo Final, para que lo gocéis por toda la Eternidad junto con Él.

Vivíd sumergidos en el Amor y en la entrega a la Voluntad de vuestro Dios, para ser llevados en alas del Amor, a vivir la plenitud de vuestro corazón en el Mío. Alegría inmensa habrá en aquél día. Llantos de amor agradecerán a Mí Corazón tantas bondades derramadas sobre vosotros, Mis Hijos.

Cantos de alabanza se unirán a los de Mis Ángeles, para alabar a Mí Santo Nombre por tanto bien que habéis recibido y recibiréis por los siglos de los siglos; por haber sido fieles a Mis Palabras y a Mí Amor. Vuestra Fé y vuestra esperanza por fin se verán coronadas por haber perseverado en Mí.

Vivíd ya desde ahora tanta hermosura que os tengo reservada para aquellos que confiando en Mí, perseveren hasta el final. NO deberán temer a los Acontecimientos, porque vuestro Dios, Padre y Señor de todo lo creado, visible e invisible; estará con vosotros en todo momento.

Benditos séais vosotros los que perseveréis hasta el final… Porque de vosotros será el Reino de los Cielos. Os lo promete vuestro Padre, vuestro Dios, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Yo Soy el Alfa y la Omega y todo está bajo Mis Pies y vosotros estáis en Mí Corazón.

Porque la resurrección de las almas se va a dar. Las almas deben resucitar en Mi Amor. Las almas viven en la Tierra con un cuerpo… Vienen a misionar, vienen a darse por Mí, por vuestro Dios para la salvación de otras almas…

 Y como premio por misionar, os ganáis la santidad de vuestra alma, por haber sido almas misioneras; almas dadivosas, como os enseñó Mi Hijo Jesucristo.

Vosotros tenéis un alma, un alma bella. Pero esta alma tiene que trabajar para Mí, vuestro Dios… Y al darse por los demás Mis pequeños, os vais alcanzando capacidades infinitas de amor.

 Porque el darse por vuestros hermanos es movido por el Amor y Yo Soy todo Amor, Mis pequeños. Nadie se puede dar a los demás si NO es que el Amor le mueve; por la ayuda hacia el crecimiento de sus hermanos, ya sea en lo humano o en lo espiritual.

Vosotros os dais a los demás, cuando realmente es el alma la que os mueve. Cuando es vuestro corazón lleno de Mí, el que actúa y os dais, porque amáis.

En cambio, si os dais por interés, NO es el Amor el que os está moviendo y vuestro acto NO os va a ayudar a vuestra santificación. Pero si estáis movidos por Mi Amor, habitando en vuestro corazón; estad seguros Mis pequeños, que estáis viviendo para vuestra resurrección.

Mi Hijo Jesucristo vivió y murió por vosotros. Y también Resucitó, para enseñaros a vosotros que vuestra alma, es eterna. Que NO morís. Cuando vuestro cuerpo se queda inerte, vuestra alma vive, ya que vuestra alma tiene que vivir siempre, Mis pequeños.

Vuestra alma baja viva. Y en cuanto llega al vientre materno, está muerta por el Pecado Original. Pero al recibir el Sacramento del Bautismo, empieza a tener vida…. Vida de actuación en la Tierra. El alma va creciendo y debe crecer en Mí, debe vivir en Mí…  Y debe hacer que otras almas vivan en Mí y para Mí.

El cuerpo va envejeciendo y el alma debe seguir creciendo. Creciendo en virtud, creciendo en amor. Y cuando cae en el pecado, debe levantarse si realmente Me ama y Me busca a Mí, vuestro Dios. Luego moriréis como murió Mi Hijo, ante lo humano. Pero Resucitó… Y vosotros también resucitáis por Mi Amor y por vuestros méritos.

Si veis Mis pequeños, vais a la par con Mi Hijo y ésa debe ser vuestra vida. La de otro Cristo sobre la Tierra… Y con esto ya estáis en los momentos en que quizá vuestro cuerpo morirá; pero vuestra alma resucitará en Mí, eternamente.

Os pido Mis pequeños, que gocéis ése momento. Que NO os entristezcáis con ver un cuerpo inerte, porque vosotros habláis de muerte y habláis como si todo se hubiera perdido.

 NO, Mis pequeños. Todavía estáis muy en el Mundo cuando pensáis así. Cuando os quedáis ante el cuerpo inerte de algún familiar vuestro, de algún amigo, de algún ser querido…

Debéis trascender a eso, NO os debéis quedar nada más en el cuerpo inerte. Debéis alegraros de que ya ésa alma haya regresado a Mí; que cumplió su misión, que dejó amor sobre la Tierra y que regresa al Reino de los Cielos: al Reino del Amor. Por el Amor que dejó sobre la Tierra…

Y por eso os debéis de alegrar, de que ya ésa alma haya regresado a Mí; porque va a tener su Premio Eterno. Nuevamente os repito: NO os quedéis solamente ante el cuerpo inerte… Gozad porque ya regresó a Mí y eso os debe llenar de alegría.

Estad alegres cuando un cuerpo inerte esté ante vosotros… Y sobre todo si sabéis que el que tuvo ése cuerpo, que ahora se quedó ahí; fue un alma que Me amó y amó a sus hermanos sobre la Tierra…

Entonces que ésa alma ya está Conmigo con toda seguridad, gozando el Reino de los Cielos.

Pues se os ha hablado de una Purificación que tendréis a nivel mundial y a la eliminación de cuando menos, las DOS TERCERAS PARTES; por el Mal que habéis aceptado en vuestro corazón y que estáis realizando en vuestra vida diaria.

Ciertamente ahora se habla y así está escrito, que será una Purificación de una gran cantidad de almas sobre la Tierra, pero una buena parte se ha de librar de ésta Purificación.

Y esto, a diferencia de la Destrucción que tuvieron Sodoma y Gomorra, se debe a la Evangelización de Mi Hijo. A la Intercesión de Mi Hija, La Siempre Virgen María y a la Oración de muchos de vosotros; que habéis entendido que estáis en la Tierra para servirMe…

Por los que están siendo llamados por la Primera Muerte, ante el Tribunal de Dios… Incluídos TODOS LOS HOMBRES DE TODA LA HUMANIDAD… Los cubrimos con una Gota de la Sangre Preciosísima de Jesucristo, PARA QUE SUS PECADOS SEAN PERDONADOS Y ALCANCEN SU MISERICORDIA… Y SU SALVACIÓN. AMÉN

(Amadísimos hermanitos:

Esta Oración, SÍ ES apoyada por vuestros Rosarios y nuestros hermanitos del CÍRCULO DE LA PERFECCIÓN: CIELO, PURGATORIO…  Y USTEDES...

 Indudablemente contiene un Gran Problema para Satanás.

Pero Dios Tiene el Poder y la Sabiduría para resolverlo COMO su Sacratísima Voluntad lo Decida… 

Y como nosotros NO somos jueces, ESE TAMPOCO ES NUESTRO PROBLEMA, ¿No creen?…)

¡SE ACABÓ EL VINO!… MARÍA LO RESUELVE…

Para Orar, para Interceder por vuestros hermanos, para pedir Mi Misericordia, para pedir Perdón.

Vosotros podéis ver que para Sodoma y Gomorra, solamente hubo un hombre que intercedió por su salvación y éste fue Abraham, que pidió varias veces para que Yo perdonara a sus habitantes. Pero NO había almas justas, NO había almas buenas, más que la de Lot y de su familia.

Mis pequeños, ¿NO se os hace esto triste? ¿Que entre tantos habitantes, solamente tres o cuatro fueran almas buenas, almas justas que estaban alcanzando Mi Misericordia; para que NO pudieran ellos sufrir la Destrucción tan fuerte y ejemplar que tuvieron?

A Mí Me duele hacer esto, Mis pequeños. Pero cuando la Maldad ya es tan grande y que puede afectar a otros pueblos, a otras almas. Que pueda destruir Mi Obra de Amor… TENGO que entrar Yo con Mi Justicia a proteger a las almas buenas…

A las almas que Luchan por mantenerse en Mí, a las almas que han dejado que Mi Amor habite en su corazón y que Defienden Mi Amor contra todo Mal.

Es por eso que algunas almas se han de salvar, pero otras serán destruidas igual que las de Sodoma y Gomorra. Almas malas, almas que NO quisieron avanzar hacia el Amor. Almas que NO quisieron cambiar su vida de Maldad y de Pecado, por Virtud y Mi Presencia en ellas.

Gracias a almas buenas, a almas que Oran y muchas de ellas escondidas al Mundo que NO sabéis de ellas y que se están dando a Tiempo Completo en Oración por vuestra salvación, Yo Estoy permitiendo que se salven muchas.

Pero debéis Orar por aquellas que serán eliminadas. PARA QUE ESTA ELIMINACIÓN NO QUIERA DECIR CONDENACIÓN ETERNA.

Para que tengan Mi Gracia en el Último momento, aunque sea para que se salven por Mi Misericordia Infinita… Por los Méritos de Mi Hijo que se dieron para TODAS las almas y para TODOS los Tiempos; para que Sus Méritos Divinos, que Su Sangre Preciosa NO se Desperdicie.

Orad, para que haya almas que sean ejemplo vivo de la Vida de Mi Hijo, en estos momentos sobre la Tierra y que su vida haga que muchas almas al verlas, comprendan su Error y se conviertan, regresen a Mí.

Que vean que la vida del alma NO es solamente vida de Mundo. Sino que es vida espiritual, lo cual es algo más grande; es algo que va a trascender para toda la Eternidad.

Que vuestro ejemplo Mis pequeños, sea un ejemplo que transforme almas que están dormidas en el Pecado, que están envueltas del Mal. Sed vosotros ejemplo aún ante la Adversidad, aún ante el Pecado, que tan gravemente se está dando alrededor del Mundo.

Sed ejemplo de vida espiritual, mostrando a vuestros hermanos que Yo sigo Vivo, que Soy eterno, que Mi Hijo Resucitó y que está en aquellas almas que Me buscan, que buscan mantener lo que viene de Mí y que es para todos.

BuscadMe, Mis pequeños. LlevadMe a las almas, que Yo os protegeré, Yo os alentaré, Yo os daré palabras sabias, palabras llenas de Amor, palabras de gran Sabiduría Divina, que penetren hasta en los corazones más dañados por Satanás.

Son Tiempos de Gracia, en donde Mi Justicia ya debiera haber terminado con todo este cambio que en breve tendréis. Pero gracias a que muchas almas se han volcado hacia Mí nuevamente; que han orado, Me han buscado y han pedido perdón por sus faltas por estas almas, el Tiempo de Mi Justicia se ha retrasado, para ayudar a la conversión de muchos de vuestros hermanos.

Aunque NO lo veáis Mis pequeños; vuestras oraciones, vuestros deseos grandes hacia la salvación de las almas, están haciendo su trabajo. Y realmente, se están moviendo muchas almas hacia la conversión y hacia su salvación.

Perseverad Mis pequeños en ésta tarea tan grande, tan bella que os he encomendado: la de ser corredentores en estos tiempos del cambio y veréis el regalo que os daré, porque Yo regalo abundantemente a las almas, grandes riquezas espirituales.  Y a veces aún materiales, para aquellos que están Conmigo, aquellos que Me buscan; pero sobre todo, que buscan por el bien de sus hermanos.

Porque de ésta forma estáis cumpliendo con lo que os pidió Mi Hijo: que os amarais los unos a los otros. Y NO os podéis amar realmente los unos a los otros, si NO estáis buscando el Bien para vuestros hermanos.

Si vosotros estáis cuidando por la salvación de vuestros hermanos, que es el mayor Bien que les podéis hacer; es cuando realmente estáis siguiendo lo que Mi Hijo os pidió, que os amarais los unos a los otros.

Por lo tanto ORAD por aquellos de vuestros hermanos que se envalentonan en el Pecado. Que se sienten fuertes con el apoyo de Satanás. Se sienten fuertes porque creen que estar en el Pecado, les da ésa libertad de actuar contra Mí y de esta forma, hasta Me retan…

 Creyendo o haciendo creer a los demás, que NO hay futuro en su existencia, que Mi Gracia Perdona todo, que Mi Misericordia se va a derramar sobre todas las almas, aún las más pecadoras…

 Y que pueden seguir pecando sin ningún problema, porque Mi Misericordia les va a perdonar todo, porque Mi Bondad es Infinita.

 Y de esta forma NO hay arrepentimiento en su corazón y siguen pecando gravemente… Creyendo que Mi Justicia NO tiene derecho a derramarse sobre los hombres.

 Y están en un Error, Mis pequeños. Orad por ellos, para que se den cuenta del Error en el que están viviendo. Porque tengo derecho a Mi Justicia, tengo derecho a pedir lo Mío. Se os ha dado el Libre Albedrío.

Por un lado tenéis Mi Benevolencia, Mi Misericordia y Mi Amor Infinitos SI escogéis el lado del Bien. SI estáis Conmigo tenéis todo lo bello que sale de Mí. Sois Mis hijos predilectos, porque estáis buscando lo Mío y Me estáis dando contento con vuestros actos, con vuestros pensamientos, con vuestras palabras, con vuestra vida.

En cambio, aquellos que han escogido el camino del Mal también, en su libre albedrío; ellos NO están haciendo lo que Yo os he pedido, NO están cumpliendo con los Mandamientos que os he pedido cumpláis todos los hombres de todos los tiempos.

En cierta forma es burla el decir que pueden estar viviendo su vida, haciendo lo que ellos quieran, en su libertinaje pecaminoso. NO hacen caso a Mis Leyes, NO ponen un freno a su vida de Pecado y sienten que Mi Misericordia los tiene que alcanzar después de toda una vida de Maldad; de pecado y de burla hacia Mis Leyes, hacia Mi Amor, hacia todo lo que Yo os he dado.

Y ciertamente, que Mi Misericordia NO los va a alcanzar, porque si un alma vive en el pecado, si vive en la maldad, NO van a tener tiempo de arrepentirse, por NO creer en Mí, en Mi Bondad Infinita. NO tendrán el suficiente tiempo para recapacitar y pedir perdón de toda una vida de maldad.

 

Hay almas que sí, ciertamente las alcanza Mi Misericordia. Pero éstas almas las más de las veces, son las que han vivido en el error. Pero un error impuesto. Un error que NO buscaron, un error con el que tuvieron que vivir; porque los que convivían con ellos, los llevaban hacia ése error.

Y quizá hasta ni fueron libres de vivir en ése error y buscaban el Bien de alguna forma, sin conocerMe plenamente. Y hay almas así, que viven con un corazón arrepentido; pero tienen que vivir en el error, porque los que las rodean las obligan y éstas almas realmente sí tendrán su perdón y Mi Misericordia sí las alcanzará.

Son almas que están sufriendo por el pecado que cometen y en cambio las otras, siguen viviendo con gusto en el pecado y en la maldad. Gozan en ésa maldad que cometen y NO hay ningún tipo de arrepentimiento en su corazón.

Estas almas difícilmente alcanzarán el arrepentimiento, ni aún en el último momento de su vida y de esta forma, NO podrán alcanzar su salvación eterna.

Os pido Mis pequeños, que entendáis esto. Que entendáis bien cómo Mi Misericordia y Mi Justicia trabajan, para que NO seáis injustos en juzgarMe a Mí vuestro Dios, que NO debierais, porque NO tenéis las capacidades para juzgarMe.

Actuad con Sabiduría y actuad en el Bien y así aseguraréis vuestra vida eterna. Si vivís en la maldad, si vivís en el error y NO buscáis el Bien en vuestra vida ni en la de vuestros hermanos os repito, difícilmente encontraréis la Vida eterna.

Hijitos Míos, os pido que la tristeza NO envuelva vuestro corazón. Por lo único que vuestro corazón se debe entristecer, es por el saber que NO se está viviendo en el Amor, que muchas almas se pierden, que muchas almas Me odian, que muchas almas prefieren vivir en el pecado y NO quieren venir hacia Mí.

Pero de ahí en fuera Mis pequeños, debéis vivir siempre en la alegría, porque ésa alegría es la que va a hacer que vuestra vida sea más llevadera sobre la Tierra. Y la alegría, quiere decir esperanza en un futuro, esperanza de que algún día llegaréis a Mí y que os daré un premio eterno por haber cumplido bien vuestra misión sobre la Tierra.

Ésa es la alegría que debéis vivir y que debéis mostrar a vuestros hermanos, para que ellos se den cuenta de que aún a pesar de que hay maldad, tristeza, destrucción en el mundo; la alegría les puede permitir también a ellos, seguir adelante.

Y vosotros debéis explicarles esto que os explico a vosotros, que debéis tener siempre esperanza en que habrá un Bien, que esto que estáis padeciendo ahora es una Purificación, que servirá para ver un nuevo amanecer.

Que esto que está sucediendo, es para un Bien para todas las almas. Es para que vuestras almas endurecidas por el egoísmo, por el pecado, por la Maldad que Satanás ha puesto en todos los corazones, porque vosotros le abristeis vuestro corazón a Satanás e hizo de vuestro corazón, un corazón de piedra.

Ahora, con todos estos Desastres que se están dando alrededor del Mundo, vuestro corazón se tiene que enternecer, tiene que regresar al Amor, tiene que vivir ése deseo de poder ayudar, aunque NO lo podáis hacer (física y materialmente), pero ya vuestro deseo ya está causando un cambio en vuestro corazón.

Si vuestro corazón está duro como piedra, NO se puede enternecer, NO puede sentir lo que vuestros hermanos están sufriendo y que vosotros NO quisierais padecer; ya ése deseo de ayuda en la Oración de pedirMe a Mí, vuestro Padre y vuestro Dios, que Yo ayude de alguna forma a vuestros hermanos, es lo que está haciendo el Cambio realmente, sobre la Tierra,

Y si vosotros podéis compartir de lo que tenéis, eso va mejorando el amor en vuestros corazones, estáis actuando el amor que vive en vuestro corazón y así es cómo el Mundo va a ir cambiando. De tener un corazón de piedra, lo estaréis cambiando en un corazón vivo, vibrante.

Un corazón de carne, un corazón que realmente está amando, porque está pidiéndoMe por sus hermanos.

Así es como éste mundo va a ir cambiando y preparándose para la Venida de Mi Hijo, ya habréis dejado toda ésa maldad, toda ésa pasividad de vuestra vida, nada más pensando para lo vuestro, para vuestro bienestar.

Al ver todo esto que está sucediendo, es cuando vuestro corazón pedirá para que vuestros hermanos también tengan de lo que han perdido.

Por eso NO juzguéis mal lo que está sucediendo, todo tiene una finalidad, Mis pequeños. Y es para que os unáis los unos a los otros, para que os ayudéis, como verdaderos hermanos, para que deis de lo mucho o de lo poco que tengáis a vuestros hermanos que están sufriendo o que están desesperados por NO tener hasta de lo más elemental.

He ahí, así será cuando vosotros volveréis a ser como verdaderos hermanos y se cumplirá lo que os pidió Mi Hijo, que os amarais los unos a los otros.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Confiad en Mí, hijitos Míos, Yo no Me separaré de vosotros en ningún momento. Os daré fuerza física y espiritual para vencer en ésta prueba.

Prueba que os hará alcanzar vida de Amor en ésta nueva era de Mi Santo Espíritu por venir. Confiad, que Yo estoy a vuestro lado, para guiaros y en vuestro corazón para amaros y daros fuerza, fuerza que ha de vencer a las fuerzas del mal.

Yo os Amo y os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

LA PROMESA DEL PADRE


MARZO 16 2017 8: 15 A.M.

Ovejas de Mi Rebaño, Paz a vosotras

Se acerca la Purificación de mis Doce Naciones Elegidas*. Rebaño mío que habitáis en ellas, Orad para que vuestras Naciones soporten la Prueba y puedan mañana ser Luz para las otras naciones.

Está llegando la Hora en que pasaré por el Horno de la Purificación a mis naciones elegidas. Brillarán como crisoles y darán testimonio de Mí, al Mundo entero.

Mis amadas naciones, serán misioneras que irradiarán rayos de FE, esperanza, amor, caridad, misericordia y ante todo, ejemplo que llevará a la Conversión a otras naciones.

Mis Doce Naciones, vosotras representáis mis Doce Tribus de Israel, en las cuales Mi Nombre será glorificado.

Daréis testimonio de Mí y seréis faros que iluminaréis la oscuridad espiritual en que yace la inmensa mayoría de las naciones.

Preparaos mis amadas, porque vuestro amado viene a visitaros. Vengo a limpiaros de toda mancha de Pecado y a colocaros nuevas vestiduras para que podáis ser dignas de Mi.

Amadas mías, mi Espíritu derramaré sobre vosotras y vuestros hijos serán mi heredad. Vuestra tierra bendeciré y seréis bendición para los que os bendigan y maldición para los que os maldigan.

De vuestra tierra brotarán manantiales de Agua Viva, que calmarán la sed espiritual de muchos.

Sois amadas mías, mis predilectas y os llevo grabadas en las palmas de mis manos. Mucho antes de que existierais, ya os había elegido como Luz de las Naciones.

Mi amada Colombia, mi amada México, vosotras sabéis cuánto os amo y cuánto sufro por el comportamiento de vuestros hijos.

Columbia and Mexico

Por vuestra tierra camina la Maldad y el Pecado; es por eso que vengo a limpiaros de toda cizaña y de toda mancha, para que podáis lucir mis nuevas vestiduras.

A vosotras purificaré doblemente, porque os necesito transparentes para que podáis llevar a cabo mis designios.

Donde abunda el pecado, también florece la gracia y a vosotras os tengo reservadas, para que en mi Nombre llevéis a cabo grandes misiones.

¡Oh mis Naciones Elegidas!

¡Vuestra tierra Moveré de Oriente a Occidente y de Norte a Sur!

Todo en vosotras será movido…

Todo lo Removeré para volverlo a organizar.

Vuestras entrañas Abriré…

Y toda la Maldad y el Pecado que os tenía manchadas y sucias…

DESAPARECERÁ 

Los árboles Podaré y los malos con sus frutos Arrancaré. Lo mismo haré con la cizaña, para que nunca más vuelva a crecer.

No temáis mis amadas, sólo vengo a podar y arrancar de vosotras la mala hierba y la cizaña que ha crecido y está echando raíces.

Por amor a vosotras y vuestros hijos fieles, NO seréis destruidas. Sólo limpiaré en vuestras provincias aquellos lugares donde la Maldad y el Pecado se han acrecentado.

No Tocaré las viviendas de mi Pueblo Fiel, ES UNA PROMESA. 

Vengo en busca de mis Doncellas, estad preparadas amadas mías con vuestras lámparas encendidas, porque vendré como Ladrón en la noche.

Mirad que os aviso con anticipación para que nada os coja por sorpresa.

El Banquete está listo y la mesa servida… Y espera por el Novio y sus doncellas. NO TEMÁIS mis amadas naciones, no os acongojéis.

Por el contrario, saltad de gozo y alegría, porque vosotras sois mis elegidas.

Las que elegí entre muchas naciones, para llevar a cabo mi Plan de Salvación para estos Últimos Tiempos.

Se acerca pues mis amadas naciones el tiempo de vuestra Purificación.

Haced mis hijos fieles los que habitáis en ellas, Oración, Ayuno y Penitencia; para que su Purificación y Sacrificio sean Ofrenda de Amor y el Santo Nombre de Dios sea glorificado.

Y por su Gracia mañana, puedan llevar a cabo su Santa Voluntad.

*Naciones elegidas según la misión asignada: Colombia, México, Argentina, Costa Rica, Portugal, España, Francia, Italia, Polonia, Yugoslavia, Irlanda, Nigeria.

Estas son las Doce Tribus de Israel, de estos Últimos Tiempos.

Vuestro Amado, Jesús el Buen Pastor

Dad a conocer mis mensajes, Rebaño Mío

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Marzo 02 de 2017

Yo Soy la Promesa del Padre, Él cumplió Su Promesa, hecha a Adán y Eva

Hijitos Míos, bajé desde el Cielo a estar entre vosotros. Ciertamente en la antigüedad Mi Padre, Dios, se comunicaba con el hombre a través de los profetas de ese tiempo. Y Me permitió y Me pidió Mi Padre EncarnarMe, para que la Palabra se hiciera Hombre. Y así Yo estuviera entre los hombres y todo lo dicho en la antigüedad, se hiciera patente en Mí.

Padecí desde Mi Encarnación, porque Yo como Dios, Me tuve que hacer Pequeñito. No quiere decir que sufriera en el Vientre de la Siempre Virgen María, Mi Madre. Sino el hecho es que dejé toda Mi Omnipotencia… Y en Humildad, Me hice pequeñito…

Y estuve en el Vientre de Mi Madre el tiempo de gestación en el cual, esperaba salir para empezar con Mi Misión de Salvación.

El intercambio amoroso, en el Vientre de Mi Madre, fue hermoso. Ella Mi Madre María, María Santísima, fue una Hechura especial de Nuestra Santísima Trinidad, para que ese Vientre Virginal y Santísimo, Me cuidara, Me arrullara, Me llevara con gran delicadeza. Mi Madre gozaba ese intercambio amoroso, eran pláticas Divinas.

En el momento de Mi Nacimiento, empieza prácticamente Mi Sufrimiento, Mi Donación. Por un lado, amor de algunos hombres; por otro lado, el odio y la maldad de otros.

No es nada más Mi Pasión y Muerte lo doloroso de toda Mi Vida: como os digo, es desde el momento de Mi Nacimiento que Satanás empieza a atacar a través de almas malas, personajes malvados, guiados por Satanás.

Mi Donación, es de treinta y tres años, no de unos cuantos días, que son los momentos de Mi Pasión y Muerte.

Quiero que entendáis esto perfectamente, Mis pequeños. Bajar del Cielo, donde todo es bello, donde todo es Amor, donde todo es Luz, donde todo es Vida, porque Mi Presencia es todo eso y mucho más.

Y bajar para habitar entre los hombres y vivir prácticamente todo lo contrario, porque como sabéis, estos son terrenos de Satanás.

Yo vine a traer esa Luz, esas bellezas, que se viven en el Reino de los Cielos. Os las vine a mostrar, os las vine a enseñar, os di Evangelización Divina. Conocisteis un Nuevo Mundo, una nueva Esperanza.

CONOCISTEIS EL VERDADERO AMOR

Y todo lo tenéis plasmado en las Sagradas Escrituras. El hombre conoció a su Dios y la gran mayoría, Lo rechazó.

Ya desde antiguo Me quejaba de la testarudez de los judíos, el pueblo escogido. Y seguís siendo así: testarudos, necios, tenéis todo al alcance de vuestra mano y lo desperdiciáis.

Podéis tener vida santa y preferís la Maldad, el Error. Os vine a mostrar el Nuevo Mundo que tendréis cuando terminéis vuestra misión aquí en la Tierra y cerráis vuestros ojos, tapáis vuestros oídos y NO QUERÉIS SABER NADA de lo que Yo os enseño, de lo que os prometo.

El hombre vivía en Tinieblas, os traje la Luz, algunos la aceptaron y otros una gran mayoría, ha preferido regresar a la Obscuridad en la que se vivía.

En el Antiguo Testamento, cuando Mi Padre Dios, manda el Diluvio, Sus Palabras son fuertes y dolorosas cuando dice que se arrepiente de haber creado al hombre, de haber creado todo lo que había en ese tiempo. Porque por el Pecado Original, el hombre cayó y aunque se le ayudaba a crecer nuevamente, el Pecado lo seguía jalando hacia la Maldad.

Viene el Diluvio, se destruye prácticamente todo y se inicia un nuevo amanecer para la humanidad. Hace un Pacto con el hombre y os deja el arcoíris, para recordaros que NO volverá Mi Padre a destruir con un Diluvio la humanidad.

¿Qué podéis decir ahora vosotros Mis pequeños, si la Maldad actual es peor que la de ese tiempo?

Ciertamente Mi Padre hizo ese Pacto, pero realmente os merecéis otro Diluvio. Veis Maldad por todos lados, corrupción, mentira, odio, NO os tratáis como verdaderos hermanos. Que para eso vine, para llevaros a la Luz, para enseñaros cómo se vive en el Cielo, os repito.

Os dejé tantas Verdades, os enseñé Vida Divina, a la que estáis todos vosotros llamados a gozar, después de esta vida de dolor que estáis padeciendo y… ¿Cuántos de vosotros realmente os dejáis mover hacia el bien, después de escuchar estas Palabras de aliento, de vida y de Amor?

Os dejé todo. Os dejé Vida en Palabras y hasta Mi Propia Sangre, hasta la última Gota de la Vida que corre en Mi Sangre.

Y NI AÚN ASÍ SE MUEVE VUESTRO CORAZÓN AL ARREPENTIMIENTO

Y A LA CONVERSIÓN  

Sabéis que llegará vuestra muerte en algún momento, pero debido a la Obscuridad a donde os ha llevado Satanás, muchos, muchos de vosotros YA NO CREÉIS en la realidad de la muerte y de la resurrección del alma, en donde tendrá un castigo o un premio. ¿Acaso, NO os importa vuestro destino eterno?

Tenéis las Sagradas Escrituras, tenéis Mis Enseñanzas, Mis Enseñanzas que os dan Vida. Tenéis, en el Antiguo Testamento, las Enseñanzas de Mi Padre que os iban preparando para Mi Llegada, Palabras llenas de Amor, Palabras llenas de Esperanza, por Mi Llegada.

Yo Soy la Promesa del Padre, Él cumplió Su Promesa hecha a Adán y Eva, cuando vuestros Primeros Padres fueron sacados del Paraíso.

Nuestras Palabras, Nuestras Promesas, se cumplen tarde o temprano. Se os ha dicho en, las Sagradas Escrituras, que hasta la última coma o punto se cumplirán. Nada dejará de cumplirse, porque es Nuestra Promesa y así como os estoy prometiendo una Vida después de esta vida, pero una Vida bellísima.

También, os estoy avisando de una muerte dolorosísima, espiritual, por vuestra condenación eterna, si NO cumplís con lo que os pediMos.

Se os han dado Mandamientos, para que cumplierais, para que tuvierais acceso a esa Vida futura y eterna, con las bellezas que se Me vieron hacer y con las Promesas y Palabras que escucharon, desde aquél tiempo y que ahora leéis en las Sagradas Escrituras.

Todo es bello, todo es santo, todo es Luz, todo es Amor, cuando estáis Conmigo y lo que vendrá, si permanecéis en Mí. Pero ciertamente todos aquellos que quieren seguir viviendo en la Obscuridad, son realmente los que se condenan.

Son los que quieren seguir viviendo en la Obscuridad, a pesar de saber que existe la Luz. La Luz que Yo traje a la Tierra para que la conocierais.

El hombre es necio, testarudo, pero muy tonto, ¡Muy Tonto!, porque NO os gusta sufrir. Buscáis siempre el pasarla bien, buscáis el placer, buscáis todo tipo de gozo y os vengo enseñando y anunciando que estáis a momentos críticos, en donde vuestra Purificación se acerca, QUE YA ESTÁ SOBRE VOSOTROS

Y aun así, NO queréis entender que la condenación eterna es todo lo contrario de lo que siempre habéis querido tener, que es gozo, diversión. NO habéis buscado lo que es la vida espiritual, NI os interesa buscarla y vivirla. Sentís que con lo mínimo que dais, obtendréis vuestra salvación eterna y NO es así, Mis pequeños.

También en las Sagradas Escrituras se os anuncia esto, que NO todo aquél que diga “Señor, Señor, se salvará” y Yo os diré, “no os conozco” y realmente NO os conozco.

Yo conozco, como dice las Escrituras, a Mis ovejas. Pero conozco a Mis ovejas porque ellas Me buscan, quieren estar a Mi alrededor, conocen al Pastor.

Vosotros, os queréis pasar de listos, os imagináis que Mi Misericordia Infinita va a caer sobre vosotros y os salvará simplemente por decir “Señor, Señor, aquí estoy, sálvaMe”.

¡No!, Mis pequeños. Mi Misericordia es para aquellas almas que Me han buscado, que han tratado de vivirMe, que se han tratado de alimentar toda su vida de Mi Bien… Pero también han caído en el error y por eso claman “Señor, Señor, perdóname”

Y son las ovejas que conozco, que ciertamente Me buscaban, pero también erraban y Mi Misericordia se acordará de los momentos buenos, bellos, en que os donasteis, en que disteis todo vuestro ser por servirMe. Para ellos será Mi Misericordia, NO para los que vivieron en el Mal, olvidándose de Mí, olvidándose de vuestros hermanos y aprovechándose de ellos.

Vivisteis en la maldad, os llenasteis de ella, se acercaban a vosotros los necesitados y NO les hacíais caso, NO les ayudabais, NO había amor en vuestro corazón y vosotros queréis que Yo os salve con un “Señor, Señor, apiádate de mí”…

 Cuando sabéis que las almas que entrarán al Reino de los Cielos al final de su existencia, serán aquellas almas que cultivaron el amor.

Vosotros NO lo cultivasteis, NO habéis vivido Mi Amor, NO lo conocéis, lo rechazasteis en todo momento con tal de llenar vuestros bolsillos con los bienes que NO eran vuestros. NO hubo justicia en vuestros actos, NO hubo misericordia de parte vuestra, ante el hermano necesitado…

Y ¿Así queréis que con un “Señor, Señor”, os salve? NO, Mis pequeños, estáis en un error. El Amor hay que vivirlo, el Amor hay que transmitirlo, el Amor hay que agradecerlo y vosotros, NO sois de ese tipo de almas que merezcan su salvación eterna.

Preparaos pues Mis pequeños, momentos difíciles se acercan ya. Son pocas las almas que han entendido la Lección. Son pocas las almas que se han llenado de Mi Amor, que Me buscan, para vivir más ésas Palabras que os dejé.

Para vivir más, esos momentos de vida espiritual que di a vuestros hermanos en aquél tiempo, para vivir más Mis momentos difíciles de rechazo y de ataque, de aquellos que se decían los buenos de aquél tiempo: los sacerdotes y escribas del Sanedrín.

¡Cuánta mentira hay a vuestro alrededor! ¡Cuánta maldad!

Mi Gracia y Mi Misericordia, caerán sobre las almas buenas, las almas que han luchado para que la Obscuridad, para que la Mentira y la Maldad de Satanás NO les hiciera caer y se envolvieran en los pecados a donde os lleva Satanás.

Pero el peor pecado, la peor maldad que Satanás puede lograr en un alma, es apartarla de Mí, vuestro Dios.

Cuando vosotros YA NO Me buscáis, ya NO tenéis de dónde sosteneros, camináis sin rumbo.

De esa forma, Satanás os puede vencer fácilmente porque os lleva a un callejón sin salida, al hacer que vosotros NO llevéis un rumbo fijo, una meta deseable y hermosa.

Sino que os lleva a momentos de desesperación, a momentos de maldad, venganza y pecados graves, que van destruyendo vuestra voluntad y vuestra vida, física y espiritual.

Cuando satanás os ha apartado de Mí, vuestro Dios y vosotros no tratáis de buscarMe, prácticamente estáis destruidos, estáis condenados; porque ya NO queréis ver la Luz, NO queréis buscarla.

Os llamo, pero ya NO reconocéis Mi Voz, ya NO sois del Rebaño, ya NO conocéis la Voz del Pastor.

Venid pues benditos de Mi Padre, venid a Mí vosotros, las ovejas de Mi redil. Venid, los que triunfasteis, los que a pesar de los Engaños de Satanás, de sus ataques, de toda la Maldad con que os atacó a lo largo de vuestra existencia, NO caísteis en sus mentiras, NO os doblegasteis a sus tentaciones.

Venid, el Reino de los Cielos es para vosotros, porque sois triunfadores. Porque luchasteis como un gladiador contra el Enemigo y NO os venció.

El Reino es para vosotros, las Puertas se abrirán de par en par para permitir vuestra entrada. Seréis ejemplo para muchas almas, porque estos son Tiempos de Gran Tribulación, de mucho engaño y vosotros os mantuvisteis en Fe, a pesar de la Obscuridad que os rodeaba.

El Reino de los Cielos se gana con el Dolor, se gana con el Amor, se gana con la lucha diaria venciéndose a uno mismo, venciendo todo aquello que ha entrado en el corazón del hombre y que lo puede hacer sucumbir.

Al Reino de los Cielos, entran todos aquellos que han vencido a Satanás, porque Yo lo Vencí primero. También vencí a la Muerte. La Muerte NO Me pudo retener y los que estáis Conmigo, también venceréis a la Muerte y resucitaréis al Reino de los Cielos.

Venid pues Benditos de Mi Padre, porque la Fe y el amor a Mí, vuestro Dios, os dará el Triunfo eterno, os dará la Vida que Yo os vine a traer, primeramente a la Tierra. Vosotros creísteis en Mí, vivís en Mí, compartís Mis momentos bellos y os doléis con Mis momentos de Pasión, de Muerte y gozáis con Mi Resurrección.

AcompañadMe en esta Cuaresma Mis pequeños, pero con un gozo grande. AcompañadMe, porque vuestras Oraciones, vuestros dolores, vuestras alegrías, se unirán a las Mías. Y así, salvareMos a infinidad de almas.

Esta Cuaresma Nos unireMos, los que estáis Conmigo, los que Me amáis y los que os queréis volver otros Cristos porque si creéis en Mí, vuestro Salvador. Todo lo Mío es vuestro, Soy vuestro Maestro y vosotros, Mis seguidores, Mis discípulos.

Y así unidos, podreMos salvar millones de almas. Almas que necesitan ver la Luz, almas que necesitan que toda esa Maldad que los está cubriendo, que los está destrozando espiritualmente, se pueda disipar. Que alcancen a ver la Luz y eso los lleve a su conversión, para que alcancen su salvación eterna.

Preparaos pues Mis pequeños, con gran humildad y amor, a uniros a Mí vuestro Dios, vuestro Salvador, vuestro Maestro, vuestro Guía, la Sabiduría hecha Hombre.

Yo, vuestro Dios, os Guiaré y os daré lo que necesitéis, para que seáis esos Cristos, para salvar a vuestros hermanos que lo necesitan.

No desperdiciéis este Tiempo de Salvación de Almas.

Uníos a Mí. PedidLe a Mi Santo Espíritu, para que os dé esa Gracia de unión Conmigo vuestro Dios, vuestro Salvador.

No desperdiciéis ningún minuto de este vuestro tiempo, como Yo NO lo desperdicié para vuestra salvación. Yo Me di por vosotros. Vosotros, daos por vuestros hermanos, pero también daos por Mí. 

Reparad y quitadMe sufrimientos, dolores. DadMe la alegría que quiero que Me deis y que os la pedí en la Cruz, dándoMe almas…

 Y esa alegría, os dará a vosotros, vuestra salvación. DadMe almas Mis pequeños, Me daréis alegría a Mí y se la daréis a todas esas almas que tanto la necesitan.

Mi Amor quede con vosotros, Mi Sangre Preciosa os purifique y os santifique, la Paz quede con vosotros.

Vosotros tenéis una cruz de cada día, que no os podéis apartar de ella ni la podéis negar, porque la cruz viene por el Pecado que se cometió por vuestros Primeros Padres. Vosotros debéis padecer vuestra cruz y qué mejor cuando os unís a Mí vuestro Dios.

Ahora os causa penurias, tenéis dolores, tenéis sufrimientos, pero vendrá el tiempo en que os daréis cuenta de lo que vosotros hicisteis al haber ofrecido vuestra vida junto con la Mía en la Tierra. Cuando lleguéis al Reino de los Cielos gozaréis inmensamente el haberos ofrecido a Mí y haber unido toda vuestra vida, toda vuestra cruz a la Mía.

Gozad pues, desde ahora, Mis pequeños, ésos grandes momentos que tendréis Conmigo cuando lleguéis al Reino de los Cielos y gozad Mi Cruz y agradeced la vuestra, porque muchas almas, muchas almas se van a poder salvar a través de vuestros ofrecimientos y de vuestro amor.

Yo os Bendigo en Nombre de Nuestro Padre Dios, en Mi Nombre y en Nombre del Amor del Espíritu Santo. Acudid a Nuestra Madre Santísima, Mi Madre; para que os lleve de la mano y os aliente a seguir adelante a pesar de que las cosas se vuelvan adversas en vuestra vida terrena.

Viviendo vida espiritual, ésta logra fortaleceros para vencer cualquier obstáculo.

http://diospadresemanifiesta.com/